Que leer

ROMÁNTICA Y JUVENIL

La literatura romántica tiene un enorme caldo de cultivo en la novela juvenil, un género siempre permeable a la mezcla con otras corrientes literarias. Sin embargo, nos preguntamos si se repiten los mismos patrones, pero rebajando la edad. María Guitart, editora de Planeta, con kilt. Normalmente son historias más cotidianas, que transcurren en escenarios más reales, como el instituto o la universidad. Piensa en la saga de Anna Todd o en las novelas de Federico Moccia», ilustra. «Y tiene que haber drama: chica y chico se conocen y son almas gemelas, pero se pelean por culpa del entorno, por un personaje secundario que malmete y que provoca una montaña rusa de emociones». Y en cuanto a las protagonistas, ¿se nota el cambio generacional con sus hermanas mayores de la romántica? «Sí, ya no son pasivas, han evolucionado, no están esperando a que las cosas pasen. Son más cañeras. Esto los autores lo tienen muy en cuenta: se están dirigiendo a un público lector que se está formando, por lo que en ocasiones no es raro que tengan un punto didáctico. Ah, y es importantísimo que la lectora se pueda identificar con la protagonista».

Citiți o mostră, înregistrați-vă pentru a citi în continuare.

Interese conexe

Mai multe de la Que leer

Que leer3 min citite
Mesa De Recepción
Hace unos meses descubrí, en un canal de pago, una serie policíaca que transcurre en Islandia. Se titula Atrapados. Fue por azar. De esta serie no leí nada en ningún diario, ni de ningún especialista en series, que tan de moda se han puesto. La serie
Que leer2 min citite
Declaración DE INTENCIONES
Llegó noviembre y ya estamos en plena campaña editorial y navideña. La otra, mejor ni mentarla. Las editoriales están lanzando la infantería pesada de sus novedades y grandes grupos como Planeta publican este mes los rutilantes premios Planeta que, e
Que leer4 min citite
Stieg Larsson: Revivir Con La Firma De Otro
En el 2015, once años después de la primera novela de lo que fue la trilogía Millennium, de Stieg Larsson, aparecía la obra que convertía esa serie, compuesta por los largos títulos Los hombres que no amaban a las mujeres,. La chica que soñaba con un