Sunteți pe pagina 1din 6

ESTABILIZACIÓN DE SUELOS

Consiste en mejorar las propiedades de un suelo, ya sea agregando un producto químico o aplicar un tratamiento físico, también se define como la corrección de una deficiencia para darle una mayor resistencia al terreno, o bien disminuir su plasticidad.

Existen 4 formas de estabilizar un suelo, estas son:

1-. Estabilización Físico-Mecánica

Este tipo de estabilización se logra por medios mecánicos, como la compactación.

Este se utiliza para mejorar el suelo produciendo cambios físicos en el mismo. Hay varios métodos como lo son:

ESTABILIZACIONES FÍSICAS:

  • Mezcla de Suelos: Este tipo de estabilización es de amplio uso pero por si sola no

logra producir efectos deseados, necesitándose siempre de por lo menos la compactación o un algún método mecánico como complemento. (Compactación Estabilización Físico Mecánico) Por ejemplo en los suelos de grano grueso como las gravas-arenas tienen una alta fricción interna lo que hacen soportar grandes esfuerzos, pero esta cualidad no hace que se estable para se firme de una carretera ya que al no tener cohesión sus partículas se mueven libremente y con el paso de los vehículos se pueden separar e incluso salirse del camino. Las arcillas por lo contrario, tienen una gran cohesión y muy poca fricción lo que provoca que pierdan estabilidad cuando hay mucha humedad. La mezcla adecuada de estos dos tipos de suelo puede dar como resultado un material estable en el que se puede aprovechar la gran fricción interna de uno y la cohesión del otro para que las partículas se mantengan unidas.

  • Geotextiles

  • Vibroflotación

  • Consolidación Previa

2-. Estabilización Granulométrica

Este tipo de estabilización se lograr por medio de una mezcla de diferentes suelos y materiales determinados.

3-. Estabilización Físico-Química

Por medio de materiales cementantes como: Cemento, Cal y Asfalto.

4-. Estabilización Electro-Química

Por medio de intercambio iónico.

ESTABILIZACIÓN DE SUELOS MEDIANTE MÉTODO FÍSICO-MECÁNICO

Las Estabilizaciones físicas se realizarán con el adecuado equipo mecánico que debe ser definido por el profesional responsable.

ESTABILIZACION POR COMPACTACIÓN

El proceso de estabilización por compactación, se debe emplear en todas aquellas obras donde la materia prima es el suelo (base del corte de laderas, terraplenes, canales de agua, suelos de cimentación, rellenos artificiales, diques, terraplenes para vías, etc.)

Es aquella con la que se lograr mejorar considerablemente un suelo sin que se produzcan reacciones químicas de importancia, este tipo de estabilización se realiza a la sub-base, base y en las carpetas asfálticas.

El proceso debe producir lo siguiente

  • - Aumentar la resistencia al corte, para mejorar la estabilidad del suelo.

  • - Disminuir la comprensibilidad para disminuir los asentamientos.

  • - Disminuir la relación de vacíos para reducir la permeabilidad y así mismo el potencial de expansión, contracción o exposición por congelamiento.

En todo momento se tendrá en cuenta la prueba de Proctor Estándar o Modificado con energía de compactación, de laboratorio, dado por la fórmula siguiente:

Dónde:

E = Energía de Compactación N = Número de golpes por capa n = Número de capas de suelo P = Peso del pisón h = Altura de caída libre del pisón V = Volumen del suelo compactado

Ensayo

Proctor Estándar

Proctor Modificado

Norma

NTP-339.142

NTP-339.141

Energía de Compactación

12,300 Lb.ft/ft3

56,250Lb.ft/ft3

Peso del Martillo

5.50Lb

10Lb

Altura de Caída del Martillo

12Pulgadas

18Pulgadas

Número de golpes por capa

Depende del molde

Depende del molde

Número de capas

3

5

Volumen del molde (cm3)

Depende del método de prueba

Depende del método de prueba

El Profesional Responsable (PR) deberá especificar una densidad mínima de compactación, expresada en porcentaje de la densidad máxima del ensayo Proctor Estándar o Modificado, de acuerdo a los requerimientos del proyecto. El control de la densidad en el campo deberá realizarse empleando un equipo de cono de arena, un densímetro nuclear u otro método normado para dicho fin.

Los suelos también podrán ser estabilizados por otros métodos de acuerdo a la recomendación del Profesional Responsable y que cuenten con el sustento técnico que lo respalde.

ESTABILIZACIÓN DE SUELOS MEDIANTE MÉTODOS MECÁNICOS

La estabilización mecánica es una técnica de mejora basada en la mezcla de diversos materiales con propiedades complementarias, de forma que se obtenga un material de mayor calidad y que cumpla con las exigencias deseadas.

Las propiedades que generalmente se pretenden mejorar con este tipo de estabilización son la plasticidad y/o la granulometría; la primera afecta a la susceptibilidad del material al agua y su capacidad drenante; la segunda incide sobre su resistencia, trabajabilidad y compacidad final.

La misión del ingeniero se centrará por tanto en determinar las proporciones a mezclar de los dos (o tres) materiales disponibles, valiéndose para ello de tanteos previos, y empleando diagramas triangulares en caso de tratarse de tres materiales diferentes. Actualmente existen herramientas de análisis informático que solventan fácilmente el cálculo, limitándose únicamente el ingeniero a establecer los parámetros de calidad requeridos.

La ejecución de una estabilización mecánica puede llevarse a cabo en el propio lugar de empleo (in situ) o en una central de tratamiento de áridos; requiere una serie de operaciones que, aunque omitibles o variables en su orden, suelen ser las siguientes:

  • - Escarificación y pulverización reducción a polvo- del suelo, si el procedimiento se realiza in situ,

o pulverización únicamente si se realiza en central. En el caso de las gravas, este paso es

innecesario.

  • - Mezcla íntima y homogénea de los materiales, tanto en obra, empleando una grada de discos, como en central, empleando tolvas dosificadoras.

  • - Extensión y nivelación de la mezcla.

  • - Humectación y compactación de la misma hasta alcanzar la densidad mínima prescrita en la obra, generalmente el 95 ó 100% del Proctor modificado.

DISEÑO DE UNA ESTABILIZACIÓN MECÁNICA

Debido a un contratiempo en el suministro de materiales, la dirección de la obra se ha visto obligada a improvisar un diseño válido para seguir construyendo la capa sub-base de un firme de baja intensidad de tráfico.

Para ello dispone de los materiales A, B y C, cuyas características se detallan a continuación.

- Extensión y nivelación de la mezcla. - Humectación y compactación de la misma hasta alcanzar

Se pide estabilizar mecánicamente el suelo A con cualquier combinación de los otros dos suelos para conseguir unas características aceptables para la capa que va a integrar.

La resolución del problema se centra en tres aspectos:

  • - Conseguir una granulometría que encaje dentro de uno de los usos granulométricos normalizados.

  • - Obtener bajo contenido de finos, aceptable por normativa.

  • - Lograr una plasticidad adecuada.

A la vista de las pésimas cualidades plásticas del material B, nos decantaremos por el uso exclusivo del Material C, para efectuar la estabilización mecánica.

Para averiguar las proporciones de cada material, debe ir haciéndose tanteos sucesivos, de forma que todos los tamaños de grano se hallen dentro de las tolerancias establecidas por el huso.

Los datos se partida de la estabilización son los siguientes:

Empezaremos delimitando la proporción mínima C ( ɣ) respecto de A (α) para cumplir las condiciones

Empezaremos delimitando la proporción mínima C (ɣ) respecto de A (α) para cumplir las condiciones de plasticidad y limpieza.

Para la condición de plasticidad, empezaremos únicamente el porcentaje de material que pasa por el tamiz 0.40, que modificará al límite líquido (LL) y al índice de plasticidad (IP) de cada material:

Empezaremos delimitando la proporción mínima C ( ɣ) respecto de A (α) para cumplir las condiciones
Empezaremos delimitando la proporción mínima C ( ɣ) respecto de A (α) para cumplir las condiciones