Sunteți pe pagina 1din 278

Prof. Dr. ROBERTO M. PATERNO rpaterno@unimoron.edu.ar

GLOSARIO DE NEUROPSICOLOGÍA

6-hidroxidopamina (6-HODA). Sustancia química que se capta de forma selectiva por los axones y terminales de las neuronas noradrenérgicas o dopaminérgicas que actúa como veneno, dañando o matando las neuronas. A1. Corteza auditiva primaria. Abducción. Movimiento hacia fuera de la línea media. Abiogénesis. Generación espontánea; teoría que sostiene que es posible el origen de la vida orgánica a partir de la materia inerte. Abiosis. Afección inviable o situación incompatible con la vida. Abiotrofía. Depleción prematura de la vida o deterioro de ciertas células o tejidos, especialmente aquellos afectados por enfermedades genéticas degenerativas. Ablación. Destrucción intencional o extirpación de alguna parte del encéfalo o de la médula espinal. Amputación, extirpación de cualquier parte del cuerpo

o eliminación de un tejido en crecimiento o una sustancia nociva.

Ablepsia. Ceguera. Abortivo. 1. Dícese de aquello que produce el aborto. 2. Agente capaz de provocar el aborto. Aborto. Interrupción espontánea o inducida del embarazo antes de que el feto haya alcanzado un grado suficiente de desarrollo como para poder sobrevivir fuera del útero. Aborto, Amenaza de. Situación propia del embarazo de menos de 27 semanas en que se produce hemorragia y contracciones uterinas que sugieren un posible aborto. Abraquia. Ausencia de brazos. Abreacción. Liberación emocional condicionada por la revitalización mental, o el paso a un nivel consciente mediante un proceso de catarsis, de una experiencia dolorosa reprimida. Absceso encefálico. Colección localizada de pus en el encéfalo; está formada

por tejidos desintegrados como resultado de la infección. Abstinencia. Rechazo voluntario de la ingestión de cualquier sustancia o de la realización de cualquier acto por el que la persona muestre apetencia. Síntomas desagradables, ya sean físicos, mentales o emocionales, que se presentan al suspender el uso de un medicamento o sustancia. Abstinencia, Síndrome de. Alteraciones fisiológicas desagradables que a veces ponen en peligro la vida y que se producen cuando se suspende la administración de una droga que se ha consumido de forma prolongada y con regularidad. Pueden aparecer tras el consumo de narcóticos, tranquilizantes, estimulantes, barbitúricos, alcohol u otras sustancias que produzcan adicción física o psicológica. Abstracción. Capacidad para relacionar ideas o comprender conceptos a un nivel más elevado que el de su significado concreto o literal. Abulia. Pérdida de capacidad o reducción de ésta para actuar voluntariamente

o tomar decisiones. Alteración patológica de la voluntad que se caracteriza por una ausencia total o parcial de la misma sin causa orgánica aparente.

Discapacidad para tomar decisiones. Dificultades para expresarse por falta de decisión. Bloqueo a nivel de emisor. Abuso de drogas. Consumo de drogas con cambios psicológicos y conductuales aparte de sus posibles efectos terapéuticos. Abuso de fármacos. Empleo de un fármaco con un objetivo no terapéutico sin prescripción facultativa. Este hábito puede producir lesiones orgánicas, adicción y trastornos de conducta. Abuso sexual en la niñez y adolescencia. Si bien existen múltiples definiciones que ponen de relieve diversos aspectos del abuso sexual, los distintos autores coinciden en destacar los siguientes puntos: la asimetría de edad entre víctima y quien agrede, acciones de tipo sexual hacia un

niño, niña o adolescente, incapacidad de discernimiento o ausencia de consentimiento por parte del niño o niña, invasión a la privacidad de un niño

o niña que se produce desde una posición de poder. El abuso sexual se

define como toda participación de un niño, niña o adolescente en actividades sexuales que no está en condiciones de comprender, que son inapropiadas para su edad y para su desarrollo psicosexual, forzadas, con violencia o seducción o que transgrede los tabúes sociales. Algunos autores, describen dos conceptos claves en la definición de abuso sexual infantil: la coerción (con fuerza física, presión o engaño) y la asimetría de edad, destacando las agresiones sexuales cometidad por adolescentes (el 20% de las violaciones son cometidas por menores de edad y casi el 50% de quienes abusan sexualmente lo hacen antes de cumplir 16 años de edad). Abusos de sustancias. Una forma de hacer mal uso de sustancias como el

alcohol o drogas, que ocasiona problemas personales, médicos o legales. Acalculia. Incapacidad para realizar operaciones matemáticas. Pérdida por

lesión cerebral de la función del cálculo. Es diferente de la alexia de cifras y de la agrafía de cifras. Las funciones que se pierden son las habilidades para hacer cálculos mentales, no para la expresión gráfica de los mismos. Discapacidad para procesar cantidades, series, operaciones y resolución de problemas. Está relacionada con las lesiones en la zona visual occipital del cerebro. Se refiere a diversos trastornos que afectan la capacidad del paciente de llevar a cabo cálculos. El problema puede ser secundario a una pérdida de comprensión de símbolos escritos (es decir, alexia para numerales), o a dificultades en el uso de la información espacial neceasaria para alinear correctamente las columnas en problemas aritméticos escritos. La acalculia también puede ser causada por una incapacidad para recordar

o utilizar datos aritméticos o por una pérdida primaria de conocimiento

aritmético conceptual. La acalculia puede ocurrir con una lesión del hemisferio cerebral izquierdo que produzca afasia, pero es más probable que esté asociada con lesiones de la región temporal o parietal posterior. Acatisia. Trastorno de inquietud motora, que oscila desde un segmento de intranquilidad interna hasta la imposibilidad de permanecer sentado o quieto. Trastorno neurótico que se caracteriza por impaciencia, agitación e imposibilidad de permanecer sentado durante algún tiempo. Accidente cerebrovascular. (Véase ictus). Principal causa de mortalidad en Occidente, un accidente cerebrovascular es la interrupción repentina de riego sanguíneo al cerebro. Puede producirse por un coágulo formado en un vaso sanguíneo, una ruptura de las paredes de un vaso sanguíneo, una

obstrucción del riego debida a un coágulo u otra causa o por presión en un vaso sanguíneo (como en el caso de un tumor). Si se les priva de oxígeno, que circula a través de la sangre, las células nerviosas del área afectada no pueden funcionar y mueren. Por consiguiente, la parte del cuerpo contolada por dichas células tampoco puede funcionar. Los accidentes cerebrovasculares pueden producir pérdida de conciencia y de la función cerebral y, como consecuencia, la muerte. Accidentes cerebrovasculares. Son los más frecuentes dentro de la patología cerebral. Se deben a trastornos de la circulación sanguínea cerebral. Los dos tipos principales de accidente cerebrovascular son el isquémico y el hemorrágico. El isquémico es debido a insuficiente riego sanguíneo en determinadas partes del cerebro, lo que provoca la muerte del tejido: el infarto cerebral. El proceso patológico es idéntico al que se produce en la cardiopatía isquémica: el estrechamiento del interior de las arterias por aterosclerosis. La isquemia cerebral puede deberse a obstrucción por trombosis –cuando el estrechamiento y obstrucción final se originan en las propias arterias cerebrales- o por embolia –cuando la obstrucción se debe a un coágulo sanguíneo originado en vasos extracerebrales-. Por su parte, los accidentes hemorrágicos son rupturas de vasos sanguíneos cerebrales debido a hipertensión, existencia de aneurismas –dilataciones locales de los vasos sanguíneos- o traumatismos craneoencefálicos. Acción (psicología genética). Primer forma de interacción del ser humano con el medio que lo rodea. Es propia del período sensorio-motor. La acción es a primera respuesta inteligente que realiza el hombre, superando los primeros reflejos condicionados. El pensamiento es el resultado de una acción interiorizada, por lo que la acción es la base de toda respuesta inteligente. Acción de lugar. Acción por la que un animal debe encontrar un lugar que no puede ver, utilizando la relación entre dos o más pistas de su entorno. Acción refleja. Función o movimiento involuntario de un órgano o de una parte del cuerpo en respuesta a un estímulo concreto. La función o acción se produce inmediatamente, sin que medien la voluntad o la consciencia. Acedia. Estado de apatía acompañada de melancolía, con predominio de la indiferencia y la lentitud de los procesos mentales.

desarrollo

Acefalia.

inadecuado de la cabeza. Acéfalo. Feto que carece de cabeza o está mal desarrollada. Acefalo. Prefijo que significa “carente de cabeza”. Acefalobraquia. Anomalía congénita en la cual un feto carece de brazos y de cabeza. Acéntrico. 1. Que no tiene centro. 2. (Genética). Fragmento de cromosoma que no tiene centrómero. Acetilcolina (ACH). Amina que sirve como neurotransmisor en múltiples sinapsis en el SNP y el SNC, incluida la unión neuromuscular. Es un neurotransmisor que se encuentra tanto en el cerebro, donde sirve para regular la memoria, como en el SNP , donde controla las acciones de los músculos esqueléticos y lisos. Neurotransmisor que se libera en las terminales de las fibras colinérgicas –fibras neurales que liberan cetilcolina en las sinapsis- cuando son excitadas por un estímulo nervioso, generando

Defecto

congénito

caracterizado

por

la

ausencia

o

un potencial de acción en la membrana postsináptica. Neurotransmisor implicado en la plasticidad sináptica. Ácido desoxirribonucleico, ADN. Es el soporte material de la herencia. Está compuesto por cadenas de desoxirribonucleótidos (la pentosa es la 2- deoxy-D-ribosa) y las bases nitrogenadas de adenina, guanina, citosina y tiamina unidas covalentemente. Los nucleótidos están unidos por puentes de fosfato entre el grupo I-hidroxilo de uno de los nucleóticos y el grupo 3-hidroxilo del siguiente. Dos cadenas complementarias de ADN se entrelazan en doble hélice. Los genes están formados por segmentos de ADN. Ácido gammaaminobutítico (GABA). Aminoácido sintetizado a partir del glutamato. El GABA es el principal neurotransmisor inhibidor del SNC. Aminoácido transmisor del cerebro cuya función primordial es inhibir la activación de las neuronas. Ácido nucleico. Es un polímero o gran molécula formada por la contracción de monómeros o moléculas más simples llamadas nucleótidos. Hay dos clases de ácidos nucleicos naturales: el ADN y el ARN, que se diferencian por su estructura química. Mientras el ADN está formado por una doble cadena, el ARN es de cadena simple. Ácido retinoico. Derivado de vitamina A que actúa como inductor durante las primeras etapas del desarrollo encefálico. Ácido ribonucleico, ARN. Ácido nucleico compuesto por cadenas de

ribonucleótidos (la ribosa es la D-ribosa) y las bases nitrogenadas (adenina, guanina, citosina y uracilo) de igual unión a las del ADN. Hay tres tipos principales de ARN: el ARN mensajero (ARNm), el ARN ribosómico (ARNr)

y el ARN de transferencia (ARNt).

Aciesis. 1. Ausencia de embarazo. 2. Esterilidad en la mujer. Acinesia. Ausencia o deterioro de movimientos. Hipoactividad psíquica y motora o parálisis muscular. Aclimatar. Proceso de ajuste fisiológico a distintos climas, especialmente a cambios de altitud y temperatura. Acomodación. Proceso o esfuerzo continuo de un organismo o un individuo para adaptarse o ajustarse a su entorno a fin de mantener un estado de homeostasis, tanto fisiológica como psicológicamente. Acomodación (psicología genética). Adecuación de las estructuras mentales

a las nuevas experiencias. Contínua transformación del sujeto a partir de las

exigencias del medio en el que se desenvuelve. El proceso de comodación implica una modificación de los esquemas adquiridos de inteligencia preexistentes, a los fines de acomodarse a las nuevas situaciones producidas por la incorporación al organismo de elementos provenientes del medio. En el niño implica una superación de los reflejos hereditarios, por ejemplo, cuando es capaz de identificar y diferenciar al pezón del resto del seno materno. Se complementa con la asimilación y ambas configuran la adaptación. Acoria. Trastorno caracterizado por una sensación constante de hambre, incluso cuando el apetito es pequeño. Acro. Prefijo que significa “relativo a la extremidad, a lo distal, a lo extremo de una parte”. Acrocefalia (oxicefalia).

Acrocéntrico. Relativo a un cromosoma cuyo centrómero está localizado

cerca de uno de sus extremos, de forma que los brazos de las cromátidas son extraordinariamente desiguales. Acromatopsia. Incapacidad para distinguir distintas matices a pesar de la presencia de células pigmentadas normales en la retina. También llamada ceguera cortical para los colores. Incapacidad para reconocer colores (sin defectos de la retina). Acrofobia. Temor patológico a los lugares elevados que provoca una extraordinaria ansiedad. Acting out. Acción impulsiva. Actitudes e intereses lectores. Dimensiones afectivas del rendimiento lector que constituyen un factor determinante de la mantención del hábito de leer

a lo largo del tiempo. Su observación permite apreciar cómo los niños se

“apropian” de la lectura y de la escritura; es decir, cómo ellos valoran su propia habilidad para construir el significado y producir textos. Activación. Apertura de los canales iónicos dependientes del tiempo en respuesta a un estímulo, por lo general la despolarización de la membrana. Conjunto de respuestas corporales (que incluyen un mayor flujo sanguíneo

a los músculos, incremento en la respiración y disminución de la digestión y

la función inmunológica) que prepara al cuerpo para enfrentar una amenaza; se conoce también como respuesta de lucha o huida. Activación psicomotora. Incremento en la conducta cognitiva o motora a menudo observada en respuesta a una sustancia estimulante. Actividad física. Cualquier movimiento físico voluntario producido por los músculos esqueléticos que tiene como resultado el gasto de energía. Actividad unitaria. Potencial eléctrico de una sola célula. Actividades de la vida diaria (AVDs). Tareas que se realizan en la vida cotidiana. Incluen comer, vestirse, levantarse, acostarse, sentarse, bañarse o ducharse, usar el baño, etcétera. Actividades funcionales de la vida diaria (AIVDs). Actividades relacionadas con la vida independiente e incluyen preparar comidas, administrar el dinero, ir de compras, realizar las tareas domésticas, hacer llamadas por teléfono, utilizar el transporte público, etcétera. Actos de habla. Modalidades que adopta el lenguaje para cumplir diversas funciones, tales como solicitar, prometer, ordenar, reclamar, dar excusas, etcétera. Acueducto cerebral. Porción del sistema ventricular que conecta el tercer y el cuarto ventrículos. Conducto estrecho situado entre el tercero y el cuarto ventrículos por el que discurre el líquido cefalorraquídeo. Acúfenos. Percepción de ruidos, sin estímulo real. Acusia. Sufijo que significa “trastorno específico de la audición”. Acusma. Impresión alucinatoria de sonidos extraños. Acústico. 1. Sufijo que significa “relativo a los órganos de la audición”. 2. Sufijo que significa “relativo al sonido” o “relativo a las ondas sonoras amplificadas”. Acústico, Nervio. Componente del par craneal que es esencial para la audición y el equilibrio, y que comprende dos grupos independientes de fibras agrupadas respectivamente en los nervios coclear y vestibular. Comunican con tres áreas distintas del cerebro. Denominado también par craneal, octavo (VIII).

Acústico, Traumatismo. Pérdida gradual de la audición debida a la exposición

a ruidos intensos durante largos períodos de tiempo. También se denomina

así la perdida súbita, parcial o completa, de la audición debida a una explosión, un traumatismo encefálico grave u otro accidente. La sordera puede ser temporal. ACV. Abreviatura de accidente cerebrovascular. Adactilia. Malformación congénita consistente en la ausencia de uno o más

dedos de las manos o los pies.

caracterizado por

episodios recidivantes y de comienzo brusco de pérdida de consciencia, debido a un bloqueo cardiaco incompleto. Estos episodios pueden acompañarse de convulsiones. También se llama Stokes-Adams síndrome de (crisis de). Adaptación. Fenómeno de ajuste de los receptores sensitivos a diferentes niveles de estimulación; es crítica para permitir la operación de los sistemas sensitivos en un amplio rango dinámico. 1. Proceso gracias al cual el individuo es capaz de soportar situaciones de estrés, resolver problemas y tomar decisiones. Tiene dos componentes, cognitivo y no cognitivo. El componente cognitivo lo constituyen todos aquellos pensamientos y aprendizajes necesarios para identificar la procedencia del estrés que aparecen en forma automática en orden a aliviar el malestar. Los mecanismos no cognitivos, aunque pueden ser útiles, muchas veces no evitan el estrés bien porque la respuesta no sea apropiada o produzcan un efecto perjudicial, bien porque, al reemplazar a los mecanismos cognitivos, impiden que el individuo conozca la causa del problema y busque una solución adecuada al mismo. 2. Modificación o respuesta a un estímulo o a una noxa de cualquier tipo tal como la inflamación de la mucosa nasal en la rinitis infecciosa o un aumento del llanto en el niño atemorizado. La adaptación puede ser normal, autoprotectora y un signo de desarrollo, como es el caso del aprendizaje a caminar de un niño; sin embargo también puede tener efectos indeseables, como sucede en la policitemia que se produce de forma natural en las altitudes elevadas y que a la vez que aumenta la capacidad transportadora de oxígeno de los hematíes condiciona también una tendencia mayor a la trombosis, congestión venosa

o edema. El grado y naturaleza de la adaptación de un paciente deben ser

Adams-Stokes,

Síndrome

de

(Crisis

de).

Trastorno

valoradas regularmente por la enfermera, siendo una medida de la eficacia de su asistencia la evolución de la enfermedad y la capacidad del paciente para tolerar el estrés. Adaptación, Capacidad de. Capacidad de un individuo de adaptarse al estrés, físico o psíquico, de la vida diaria, mediante mecanismos conscientes e inconscientes. Cuando los problemas no son resueltos adecuadamente aparecen trastornos del comportamiento. Adaptación, Reacción de. Trastorno temporal de gravedad variable que se produce como una forma de reacción aguda para superar el estrés en personas de cualquier edad sin ninguna enfermedad mental previa aparente. Los síntomas de la reacción de adaptación incluyen ansiedad, depresión, melancolía, cambios bruscos de humor, crisis de llanto, deseo de llamar la atención del entorno, enuresis, pérdida de apetito, dolores difusos y espasmos musculares. El síndrome de adaptación también puede deberse a situaciones tales como separación de un niño de su madre,

nacimiento de un nuevo hermano, pérdida o cambio de trabajo, muerte de un ser querido o jubilación forzosa. Los síntomas suelen remitir y eventualmente llegan a desaparecer al ir disminuyendo el estrés. Adaptación general, Síndrome de. Respuesta defensiva del cuerpo o de la psique frente a la agresión o el estrés prolongado, descrita por Hans Selye. Consiste en un estadio inicial de shock o reacción de alarma, seguido por una fase de resistencia progresiva o adaptación que utiliza los diversos mecanismos defensivos del cuerpo o de la mente, y culmina en un estado de ajuste y cicatrización o de extenuación y desintegración. Denominado también adaptación, síndrome de.; estrés postraumático. Adaptación (psicología genética). Acto de equilibrio entre el organosmo y el medio, entre el sujeto y los objetos, producto de la interacción de dos mecanismos: la asimilación y la acomodación, lo que da como resultado la transformación progresiva de la estructura mental. A través de la adaptación aumenta su capacidad de respuesta frente al ambiente que lo rodea. Adaptación negativa. Habituación. Adaptaciones. Técnicas y materiales que permiten a un niño con un problema de aprendizaje o de cualquier otro tipo realizar las tareas escolares con más facilidad y mejores resultados. Ejemplos de adaptaciones son instrumentos de revisión ortográfica, grabadoras o tiempo adicional para terminar un examen. Adecuación técnica. Condición esencial de los instrumentos de evaluación. Los criterios incluyen la validez de contenido y de constructo, la fiabilidad, la estabilidad de las medidas, la generalización de puntuaciones, la validez predictiva y la idoneidad para el individuo/grupo evaluado. Aden-, Adeno. Prefijo que significa “relativo a una glándula”. Adenosina. Neurotransmisor que contribuye a promover el sueño. Adenililciclasa. Enzima unida a la membrana que puede ser activada por proteínas G para catalizar la síntesis de AMP cíclico a partir de ATP. Adicción. Dependencia física o psicológica frente a una sustancia (p. ej., alcohol, drogas) con tendencia a incrementar el consumo. Dependencia compulsiva e incontrolable de una sustancia, un hábito o una práctica hasta tal punto que su cesación produce reacciones emocionales, mentales o fisiopatológicas graves. Adicción patológica. Hábito fuerte que se mantiene a pesar de conocer las consecuencias dañinas. Adicciones conductuales. Conductas, como el juego compulsivo, comer de forma compulsiva y la adicción al sexo, que producen reforzamiento o “viajes” a los cuales el individuo puede desarrollar adicciones patológicas. Adicta, Hijo de madre. Dícese del recién nacido que muestra síntomas de síndrome de abstinencia dentro de las primeras 24 horas siguientes al nacimiento. En la mayor parte de los casos se debe a la dependencia materna, antes del parto, de heroína, metadona, diacepam, fenobarbital y alcohol. Adimamia. Falta de energía física y emocional por debilidad psicodinámica. ADN (ácido desoxirribonucleico). Molécula de doble hebra formada a partir de cuatro ácidos nucleicos que contiene las instrucciones genéticas para la célula. El material genético que se encuentra dentro de todas las células vivas que contienen las instrucciones para formar un organismo; tiene la forma de una escalera de caracol o de una “doble hélice”. Ácido

desoxirribonucleico, una clase de ácido nucleico. Es una estructura química compleja o macromolécula que contiene las instrucciones genéticas que gobiernan la vida de todos los organismos. La forma química del ADN es la de un polímero compuesto por unidades más simples llamadas nucleótidos, consistentes en un azúcar (la desoxirribosa) y un fosfato; vinculadas a la primera, hay cuatro tipos de moléculas llamadas bases, el orden de cuya secuencia constituye propiamente el código genético de cada ser viviente. El ADN gobierna la producción de proteínas por el organismo. Ácido nucleico que se encuentra en los cromosomas y las mitocondrias. Contiene la información genética codificada por la síntesis de una determinada cadena de nucleótidos. Tiene una estructura tridimensional, helicoidal (doble hélice), con una secuencia específica de nucleótidos, secuencia que constituye la base informativa para la realización de la herencia genética. El ADN es un polímero (moléculas enlazadas, encadenadas), que se basa en cuatro unidades (nucleótidos) diferentes: timina, citosina, adanina y guanina. Las combinaciones de estas cuatro bases conforman el código genético. Adolescencia. Periodo que transcurre entre los 14 y 18 años de edad, clave en el desarrollo del cerebro emocional y en el que se suceden los grandes cambios biológicos, hormonales y psicológicos conocidos como pubertad. Es éste un periodo en el que se continúa la remodelación de la corteza cerebral (áreas de asociación). Adquirido. Se aplica a una característica, condición o enfermedad que se origina tras el nacimiento y no responde a factores hereditarios u ontogénicos, sino a una reacción frente a las influencias ambientales ajenas

al organismo.

Adrenalina. Véase Epinefrina. Neurotransmisor catecolaminérgico sintetizado

a partir de la noradrenalina. También recibe el nombre de epinefrina. Hormona segregada por la médula de las glándulas suprarenales y que

tiene un efecto vasoconstrictor sobre vasos pequeños, pero dilatador en los vasos del músculo esquelético y del hígado. Aumenta la frecuencia cardíaca

y la fuerza de contracción del corazón, entre muchos otros efectos. Sus

efectos imitan la estimulación del sistema nervioso simpático y se produce en condiciones de estrés, por lo que es llamada la hormona de emergencia, preparando al organismo para la “lucha o huida”. Adrenérgico. Se refiere a la transmisión sináptica mediada por la liberación de adrenalina o noradrenalina. Califica las vías neurales que usan la adrenalina y la noradrenalina. Suelen pertenecer al sistema simpático. Aducción. Movimiento hacia la línea media. Movimiento de una extremidad en

dirección al cuerpo. Denominada también adducción. Adulto. Forma madura de un animal, habitualmente definida por la capacidad para reproducirse. 1. Individuo totalmente maduro y desarrollado, que ha alcanzado la capacidad intelectual y la estabilidad emocional y psíquica característica de la madurez. 2. Persona que ha alcanzado la mayoría de edad. Afagia. Incapacidad para comer o masticar. Trastorno caracterizado por la incapacidad de deglutir debido a causas orgánicas o psicológicas. Afasia. Pérdida parcial o completa de las aptitudes del lenguaje después de una lesión cerebral. Trastorno de la comprensión o producción del lenguaje, a menudo fruto de un accidente cerebrovascular. Afección en que el daño

cerebral ocasiona problemas en la producción y la comprensión del lenguaje. Trastorno neurológico que se caracteriza por defecto o ausencia de la función del lenguaje como consecuencia de una lesión en determinadas áreas de la corteza cerebral. La deficiencia puede ser sensorial o receptiva, en cuyo caso el lenguaje no se comprende, o expresiva o motora en cuyo caso las palabras no pueden formarse o expresarse. La afasia sensorial puede ser completa o parcial, y afectar las funciones específicas del lenguaje como en el caso de la dislexia o alexia. La afasia expresiva puede ser completa, como en la disfasia, en la cual se afecta la dicción, o como en la agrafía en que se afecta la escritura, o puede ser parcial con disminución de cualquiera de esas funciones o de ambas. Casi siempre el trastorno es una mezcla de afasia completa expresiva y receptiva. Puede aparecer tras un traumatismo encefálico grave, un accidente cardiovascular o una hipoxia prolongada. A veces es transitoria, como sucede en los casos de edema cerebral tras un accidente cerebrovascular o un traumatismo encefálico en los que, una vez desaparecidos, se normaliza el lenguaje. Pérdida de la facultad de la expresión hablada secundaria a un daño cortical. Se muestra como una incapacidad de hablar (afasia motora o de Broca) o de entender el lenguaje verbal oído (afasia sensorial o de Wernicke). Es una alteración distinta de la disartria (alteración mecánica de la articulación de la palabra) y la disfonía (alteración mecánica de la vocalización de las palabras). Pérdida por lesión cerebral de los aprendizajes lingüísticos para codificar y decodificar el lenguaje. Es el trastorno de lenguaje adquirido que compromete con distinto grado de severidad todos los canales de la comunicación: comprensión, expresión, lectura y escritura. Es consecuencia de un daño cerebral que se puede asociar a un compromiso de los procesos cognitivos. Se pierden habilidades adquiridas previamente y, en el caso de los niños, se compromete el desarrollo posterior del lenguaje. Alteración del lenguaje debida a lesiones cerebrales producidas después de la adquisición del lenguaje. Afasia adquirida con epilepsia (síndrome de Landau-Kleffner). Clínica. Existiendo un desarrollo previo normal en la adquisición del lenguaje, el niño pierde la capacidad de comprensión y expresión del mismo, pero conserva la inteligencia general. Esta pérdida es brusca (en el curso de días o semanas), pero en el 25% de los casos es gradual durante un período de varios meses. Aparece generalmente entre los 3 y 7 años de edad. Se acompaña de anomalìas paroxísticas en el EEG (generalmente en los lóbulos temporales, de un modo bilateral, pero con frecuencia con un trastorno disrrítmico más generalizado) y en la mayoría de los casos con ataques epilépticos, los que pueden preceder a suceder a la aparición de la pérdida de lenguaje con un intervalo de varios meses a 2 años. Característicamente el deterioro del lenguaje es profundo y la primera manifestación es la dificultad para la comprensión de los sonidos. Algunos enmudecen totalmente, otros limitan su expresión a una jerga particular y otros muestran una alteración más leve en la expresión y fluidez verbal, a menudo acompañados por disartria. En las etapas iniciales del trastorno las alteraciones pueden fluctuar. En los meses posteriores se agregan, con bastante frecuencia, trastornos emocionales y del comportamiento, los que tienden a mejorar a medida que el niño adquiere algún tipo de

comunicación. Etiología. Es desconocida. Las características clínicas sugieren la presencia de un proceso inflamatorio encefálico. Participan factores genéticos (existen casos de recurrencia intrafamiliar) y/o adquiridos (mecanismo viral o autoinmune). Curso y pronóstico. A menor edad de inicio, peor pronóstico. Dos tercios de los niños quedan con déficit variable y un tercio consigue una recuperación total. Los estudios de seguimiento hasta la edad adulta permiten concluir que menos del 25% logra la recuperación total, el 25% recupera funciones con secuelas moderadas y el 50% queda con secuelas verbales severas. Afasia amnésica. Síndrome afásico caracterizado por la incapacidad para nombrar objetos y por la producción al hablar de sílabas, palabras o frases de manera involuntaria. Afasia anómica. Incapacidad para nombrar objetos. Alteraciones en la denominación lingüística de los objetos percibidos o, inversamente, en la identificación del referente semántico de las palabras. Afasia atáxica. Afasia motora. Afasia cruzada. Afasia como resultado de una lesión en el hemisferio derecho. Afasia de Broca. Alteración del lenguaje, conocida también como afasia motora o no fluente, en la cual el individuo tiene dificultades para hablar o repetir las palabras, pero puede comprender el lenguaje. Alteraciones del lenguaje que afectan a la producción y expresión lingüística con errores articulatorios y gramaticales. Afasia de comprensión. Discapacidad para comprender mensajes orales. Imposibilidad de ser receptor oral. Afasia de conducción. Tipo de afasia asociada con una lesión del fascículo arqueado que se caracteriza por presentar una buena comprensión y habla, pero con dificultades para repetir las palabras. Trastorno disociativo del lenguaje que se caracteriza porque el enfermo tiene dificultad para expresarse, pero no para entender el lenguaje oral o escrito, ni tampoco presenta disartria. El paciente, que es consciente de su trastorno, sustituye las palabras correctas por otras similares en sonido o significado y es incapaz de escribir al dictado, deletrear y leer en voz alta. La causa más frecuente es la embolia en una rama de la arteria cerebral media. Alteraciones en el recuerdo fonológico del lenguaje con errores de repetición de series de sílabas y palabras. Defecto en la asociación de palabras por lesión del fascículo arcuato, que une las áreas de Broca y Wernicke. Se conserva la capacidad de comprender el lenguaje escrito. Discapacidad para repetir palabras. Afasia de Wernicke. Alteración del lenguaje, en la cual el habla es fluente, pero sin significado, y la comprensión es pobre. Alteraciones en el reconocimiento fonológico del lenguaje con errores de discriminación entre unos sonidos y otros. Afasia del habla. Sinónimo de apraxia del habla y afasia de expresión. Afasia emotiva. Pérdida por lesión cerebral de la memoria emocional. Discapacidad para asociar emociones al lenguaje. Imposibilidad de sentir emociones como emisor o receptor de comunicaciones lingüísticas. Afasia expresiva. Trastorno del lenguaje en el que existe un déficit grave para producir el lenguaje. Afasia motora. Afasia de expresión. Discapacidad para expresarse oralmente. Imposibilidad de ser emisor oral.

Afasia fluente. Trastorno del lenguaje en el cual una persona articula palabras de una forma similar al lenguaje, pero lo que dice realmente tiene poco sentido; por lo general es el resultado del daño de la corteza posterior izquierda. Véase también Afasia de Wernicke. Afasia general. Discapacidad para procesar datos verbales en el pensamiento. Imposibilidad de pensar con palabras. Imposibilidad de configurar mensajes verbales propios o de integrar el significado total de los mensajes lingüísticos de otros. Afasia global. Afasia que se produce tras la lesión completa de la región presilviana (lo que incluye las áreas de Wernicke, Broca y el fascículo arcuato). Es una afasia motora, sensorial y de conducción. Afasia infantil por lesión hemisférica izquierda. Existen múltiples cuadros más propios de la edad adulta en que por lesión en áreas relacionadas con alguna función de recepción, programación o expresión del lenguaje se dan diversos tipos de cuadros cada uno con su sintomatología particular mejor definida en el caso de los adultos. En el niño existe menor variedad sindromática y generalmente son de tipo “no fluyentes”, independientemente del sector comprometido. En los niños estos cuadros tienen una menor constancia e intensidad y un mejor pronóstico que en los mayores dada la relativa corresponsabilidad equipotencial de los dos hemisferios, pudiendo compensar la función el hemisferio sano. Así mismo, con mayor frecuencia que en los adultos se puede producir una afasia por lesión del hemisferio derecho. Afasia motora. Trastorno en el que la persona afectada es incapaz de realizar los movimientos correctos de la boca y de la lengua para formar las palabras, en contraposición con la afasia sensorial, en la que el habla es fluida pero sin contenido; una forma de afasia no fluente. Incapacidad para pronunciar palabras recordadas, producida por una lesión en la circunvolución frontal inferior (área motora del habla de Broca) del hemisferio cerebral izquierdo en los individuos diestros. La mayoría de las veces es consecuencia de ictus. El paciente sabe lo que quiere decir pero no puede articular las palabras. A veces usa interjecciones, lo que sugiere que las expresiones con carga emocional pudieran estar controladas por el hemisferio derecho. Denominada también afasia expresiva; afasia frontocortical; afasia verbal. Alteración del habla producida por lesión del área de Broca. Se caracteriza por la dificultad para hablar sin que haya pérdida de la comprensión de lo hablado. Afasia motriz. Sinónimo de apraxia. Afasia no fluente. Deterioro del habla tras una lesión cerebral, particularmente en la parte frontal del hemisferio dominante para el lenguaje; se caracteriza por la dificultad en la articulación de las palabras. Afasia pura. Afasia en ausencia de otros trastornos del lenguaje tales como alexia o agrafia. Afasia semántica. Dificultad en la comprensión del significado de las relaciones entre las palabras dentro de una oración. Afasia sensorial. Véase Afasia de Wernicke. Descrita por Wernicke. Es la incapacidad para la comprensión del lenguaje oído por lesión del área cerebral del mismo nombre. Dispacacidad para reconocer y determinar semánticamente estímulos físicos presentes percibidos. (Afasia auditiva.

Discapacidad para reconocer y nombrar sonidos. Afasia visual. Discapacidad para reconocer y nombrar imágenes).

Afasia

comprender palabras, y nombrar objetos, pero no puede hablar de forma espontánea, o puede repetir palabras, pero no puede comprenderlas. Afasia transcortical motora. Dificultad en el habla espontánea y el diálogo. Afasia verbal. Afasia motora. Afasiología lingüística. Es un vástago medianamente reciente y natural de la neurolingüística. Trata de la psicología de los trastornos del lenguaje; busca describir qué aspectos del código lingüístico y de su procesamiento quedaron afectados tras una lesión cerebral y pretende dar cuenta de los tipos de trastornos por medio de la estructura y del procesamiento del lenguaje. La afasiología lingüística se interesa por cómo resulta perturbado el lenguaje y por lo que los tipos de perturbación revelan acerca del lenguaje normal y de su procesamiento: se han realizado numerosos trabajos en éste área sin preocuparse por la correlación entre síntomas y lesiones neurales. La afasiología lingüística constituye, por una parte, un dominio en sí misma y, por otra, una fuente de datos sobre la que se constituyen las teorías neurolingüísticas. Afebril. Que no tiene fiebre. Afectividad. Término que designa el sentimiento de placer o malestar provocado por un estímulo. También se refiere al complejo emocional asociado a un estado mental. Sentimiento experimentado con relación a una emoción. Afectivo mayor, Trastorno. Trastorno perteneciente a un grupo de psicosis caracterizadas por respuestas emocionales inadecuadas, alteraciones prolongadas y persistentes del humor, distorsiones del pensamiento y otros síntomas asociados con estados de depresión o manía, tal como sucede en la enfermedad bipolar, la depresión y la melancolía involutiva. El trastorno suele ser episódico pero a veces tiene carácter crónico o cíclico como en el caso de la enfermedad bipolar. Afecto. Sentimiento consciente y subjetivo sobre un estímulo independiente de dónde o qué es. Estado emocional que se presenta de forma temporal o continuada. Aferente. Dirigido hacia un centro, tal como se aplica a las arterias, venas, vasos linfáticos y nervios. Que lleva o conduce hacia el interior, centrípeto. Aferencia primaria, Fibra. Fibra nerviosa, procedente del huso muscular, que transmite al sistema nervioso central los impulsos generados en las fibras intrafusales durante la contracción muscular. Aferentes viscerales, Fibras. Fibras nerviosas del sistema nervioso visceral que reciben estímulos y transportan impulsos hacia el sistema nervioso central y comparten los ganglios sensoriales de los nervios cerebroespinales con las fibras sensoriales somáticas. La distribución periférica de las fibras aferentes viscerales constituye la principal diferencia entre ellas y las aferencias somáticas. Las aferencias sensoriales producen sensaciones distintas de las somáticas. Por su parte las viscerales eferentes conectan con las aferentes tanto somáticas como viscerales; aún no se conoce con certeza el número y extensión de las aferencias viscerales. Sus prolongaciones periféricas llegan a los ganglios por distintas vías. La mayoría de las aferencias viscerales acompañan a los vasos

y

transcortical.

Afasia

en

la

que

una

persona

puede

repetir

sanguíneos durante una parte de su trayecto y diversas fibras aferentes

discurren junto con los nervios cerebroespinales. Algunas de las partes del organismo que poseen aferencias viscerales son la cara, el cuero cabelludo,

la nariz, la boca, el colon descendente, los pulmones, el abdomen y el recto.

Afia. Sufijo que significa “relacionado con el sentido del tacto”. Afinidad genética. Relación por descendencia directa. Aflicción. Patrón prácticamente universal de respuesta física y emocional frente a una contrariedad, una sorpresa o una pérdida determinadas. Sus componentes físicos son similares a los temores, rabia y dolor. La estimulación de la porción simpática del sistema nervioso autónomo produce un aumento de las frecuencias cardiaca y respiratoria, con dilatación pupilar, sudoración, piloerección, incremento del flujo sanguíneo a los músculos y aumento también de las reservas de energía. La digestión se hace más lenta. Los componentes emocionales atraviesan una serie de estados que van desde la alarma hasta la incredulidad y negación, la angustia y la culpabilidad para evolucionar hasta la adaptación a la pérdida. La forma de reacción de una persona frente a la aflicción depende en gran medida del medio cultural en que se desenvuelve. Aflicción, Reacción de. Conjunto de síntomas somáticos y psicológicos

asociados con una pérdida o tristeza intensa, especialmente la muerte de un ser querido. Los síntomas somáticos son sensación de tirantez en la garganta y tórax, disnea, molestias abdominales, falta de fuerza muscular y cansancio y letargia extremos. Las reacciones psicológicas comprenden

una gran angustia y malestar que se acompañan de sensaciones de culpabilidad, dolor, hostilidad, inquietud, falta de concentración y dificultad para iniciar y mantener actividades organizadas. Estos síntomas pueden aparecer inmediatamente después de una crisis o posponerse, exagerarse o faltar aparentemente, dependiendo del grado de implicación en la relación

y el estado físico y mental del paciente. Aunque tanto las reacciones

somáticas como las psicológicas pueden evolucionar hacia una situación patológica, las respuestas y mecanismos adaptativos normales del comportamiento suelen conducir a una adecuada resolución de la crisis. Casi todas estas reacciones desaparecen en el curso de 4 a 6 semanas aunque este período es muy variable y puede durar mucho más tiempo, especialmente en los casos en que se ha perdido a un ser querido de forma brusca e inesperada. Afonía. Trastorno caracterizado por la incapacidad de producir sonidos vocales normales debido a un esfuerzo excesivo de las cuerdas vocales, a una enfermedad orgánica o a causas psíquicas. Son tipos de afonía la afonía de los clérigos, la afonía espástica, la afonía paralítica y la afonía paranoica. Afonía de los clérigos. Trastorno caracterizado por pérdida de la voz como consecuencia de un esfuerzo excesivo de las cuerdas vocales. Afonía espástica. Trastorno en el cual la persona es incapaz de hablar por presentar una contracción espasmódica de los músculos abductores de la faringe. Afonía paralítica. Trastorno caracterizado por pérdida de la voz por parálisis o afección de los nervios laríngeos. Afonía paranoica. Incapacidad de hablar sin causa orgánica que la determine, típica de algunas formas de enfermedad mental.

AGA. (por sus siglas en inglés) quiere decir que el crecimiento intrauterino del feto es normal para su etapa de gestación o sea el tiempo que lleva de gestación. Agamético. Que es asexual; sin órganos sexuales ni gametos reconocibles. Agameto. 1. Organismo unicelular que se reproduce asexualmente por fisión múltiple, como por ejemplo las bacterias y gran número de protozoos. 2. Cualquier célula reproductora asexual, como una espora o un merozoito, que forma un nuevo organismo sin fundirse con otra célula. Agámico. Que se reproduce asexualmente sin la unión de gametos; asexual. Agamogénesis. Reproducción asexual que tiene lugar por gemación o simple fisión celular. Partenogénesis. Agenda visoespacial. Componente del modelo de Baddeley de la memoria de trabajo que contiene imágenes visuales y espaciales para su manipulación. Agenesia. Ausencia de…, falta de desarrollo. 1. Ausencia congénita de un órgano o una parte de éste producida habitualmente por la falta de tejido primordial y de desarrollo en el embrión. 2. Impotencia o esterilidad. Agenesia cortical. Falta de desarrollo en la vía embrionaria de las células corticales del cerebro, especialmente las piramidales, lo que da lugar a parálisis cerebral infantil y retraso mental grave. Agenesia del cuerpo calloso. Trastornos en el cual el cuerpo calloso no se desarrolla. Ageniocefalia. Forma de otocefalia en la cual el cerebro, la bóveda craneal y los órganos de los sentidos se encuentran intactos pero el maxilar inferior está malformado. Agenitalismo. Síndrome debido a la falta de secreción de hormonas sexuales producido por la ausencia o mal funcionamiento de los ovarios o los testículos. Agenosomia. Malformación congénita caracterizada por la ausencia o formación defectuosa de los genitales y profusión de los intestinos a través de la pared abdominal incompletamente desarrollada. Agitación. Estado de excitación psicomotora caracterizado por una actividad incansable y gratuita. Suelen presentarse manifestaciones en forma de llanto, risa o deambulación que sirven para liberar la tensión nerviosa producida por la ansiedad, el miedo u otras tensiones mentales. Agitofasia. Excesiva rapidez del lenguaje, con omisión o distorsión involuntaria de palabras, sonidos o sílabas. Suele asociarse a la agitografía. Denominada también agitolalia. Agitografía. Escritura muy rápida, con omisión inconsciente de palabras o letras. Suele asociarse a agitofasia. Agitolalia. Agitofasia. Aglosia. Falta de lengua. Discapacidad total para hablar. Imposibilidad de ser emisor oral. Agnacia. Falta de mandíbula. Dificultades para articular el habla. Posibilidad de disglosias. Emisiones orales defectuosas. Agnosia. Incapacidad para reconocer objetos aun cuando las habilidades sensoriales simples al parecer son normales. Con mucha frecuencia está provocada por lesión de las áreas parietales posteriores del cerebro. Trastorno de la capacidad para procesar un tipo particular de información semántica, como la dificultad para reconocer objetos (una forma de agnosia visual) o para comprender el significado de las palabras habladas (una

forma de agnosia auditiva). Falta de reconocimiento de objetos familiares, aunque el mecanismo sensorial esté intacto. Pérdida parcial o total de la facultad de reconocer objetos o personas familiares mediante estímulos sensoriales, producida por lesión cerebral orgánica. Puede afectar a cualquiera de los sentidos y se clasifica como agnosia auditiva, visual, olfativa, gustativa o táctil. Incapacidad o pérdida de la facultad de reconocer cosas o personas. Puede ser total o parcial y puede afectar a cada uno de los sentidos. Existen, por tanto, agnosias visuales, táctiles, etc., dependiendo de la localización del daño o lesión cerebral. Las agnosias pueden ser muy específicas y referir no sólo a los sentidos sino a la ideación o simbolismo (agnosia ideacional), la emoción o a la posición o localización de los objetos. Pérdida por lesión cerebral de la capacidad de tomar conciencia de estímulos presentes. Discapacidad para reconocer. Imposibilidad de distinguir formas de estímulos externos, por causa orgánica (Agnosia auditiva. Discapacidad para percibir sonidos familiares. Imposibilidad de procesar sonidos. Imposibilidad de ser receptor oral. Agnosia visual. Discapacidad para percibir objetos familiares e imágenes. Imposibilidad de memorizar y evocar estímulos visuales presentes. Según los casos, posibilidad de lectura automátiva y comprensión por ruta fonológica). Agnosia. Sufijo que indica pérdida de la facultad de percibir y reconocer. Se refiere a una serie de trastornos que no puden ser explicados por pérdida sensorial primaria y que involucran la pérdida re reconocimiento de información aprendida previamente. La agnosia puede ocurrir en cualquier modalidad sensorial (p.ej., visual o auditiva), y puede involucrar tipos específicos de material (p. ej., prosopagnosia para rostros). La agnosia rara vez ocurre de manera aislada con respecto de otras limitaciones en la cognición, pero esto puede ser así con presencia de lesiones altamente específicas. La agnosia es provocada por lo general por una lesión en el área sensorial primaria de la modalidad afectada, y es más probable que ocurra con lesiones bilaterales, más que con unilaterales. Alteración cerebral caracterizada por la pérdida de la capacidad para reconocer, identificar o comprender el significado de un estímulo en ausencia de alteraciones de los receptores sensoriales. Agnosia aperceptiva. Categoría amplia de agnosia visual en la que las funciones sensoriales elementales parecen estar relativamente intactas, pero un déficit perceptivo impide el reconocimiento de los objetos. Agnosia asociativa. Forma de agnosia en la que existe un déficit en la identificación de los objetos en el contexto de una capacidad preservada para copiar o aparear los estímulos presentados en la modalidad afectada. Agnosia auditiva. Deterioro de la capacidad para identificar los estímulos acústicos no verbales. Incapacidad para identificar los sonidos verbales y no verbales. Tipo de afasia consistente en la incapacidad para reconocer o entender el lenguaje hablado, sin que haya pérdida del sentido de la audición. Se puede deber a una lesión de las áreas corticales auditivas (giro temporal superior) del hemisferio izquierdo (dominante). Agnosia de la imagen corporal. Autotopagnosia. Agnosia de los dedos. Incapacidad para distinguir los dedos de la mano. Agnosia de puntos de referencia. Incapacidad de orientarse basándose en los puntos de referencia circundantes. Forma de agnosia en que los

pacientes pierden la capacidad de identificar y usar los puntos de referencia para la navegación espacial. Agnosia espacial. Incapacidad para orientarse en lugares familiares o para percibir los estímulos de una parte del campo visual. Agnosia para los colores. Incapacidad para asociar determinados colores

con objetos u objetos con colores. Incapacidad para reconocer el color en cuanto atributo específico de los objetos. Agnosia corporal. Incapacidad para percibir el propio cuerpo y sus características espaciales. Agnosia táctil. Incapacidad para reconocer de objetos mediante el tacto, con una o ambas manos, sin que exista defecto en la sensibilidad táctil. Se relaciona con la lesión del lóbulo parietal posterior o del giro poscentral del hemisferio dominante. Agnosia topográfica. Pérdida de conocimientos sobre la organización del espacio; así como la falta de reconocimiento del propio vecindario. Agnosia visual. Imposibilidad para cambiar impresiones visuales en patrones completos y, por lo tanto, incapacidad para reconocer objetos; imposibilidad de percibir objetos y dibujarlos o trazar una copia de ellos. Incapacidad para reconocer objetos visuales o para adscribir significado al objeto percibido. Incapacidad de reconocer visualmente un objeto a pesar de tener el ojo y las vías visuales intactas. Se asocia con lesiones de la corteza extraestriada e inferotemporal. La agnosia visual puede ser muy específica, por ejemplo,

la prosopagnosia.

Agnosopsia. Capacidad para tomar decisiones mejores que las debidas sólo

al azar acerca de la naturaleza de los estímulos visuales que no son

percibidos conscientemente por los pacientes con defectos en el campo visual. Agonista. Músculo que, al contraerse para mover cierta región del cuerpo, provoca la oposición de otro músculo (su antagonista). Se denomina así, también, a un fármaco que aumenta la eficacia de la neurotransmisión. Un neurotransmisor, una droga u otra molécula que estimula los receptores para producir una reacción deseada. 1. Músculo cuya contracción se opone

a la de otro músculo (antagonista). 2. Sustancia que tiene una afinidad

celular específica y produce una respuesta predecible. Agorafobia. Modalidad de ansiedad que se caracteriza por miedo a los lugares públicos, concurridos o abiertos, como son campos, túneles, puentes, calles congestionadas o almacenes concurridas, en los que es difícil escapar o no se contaría con ayuda en caso de incapacidad súbita. La obsesión se observa con mayor frecuencia en la mujer que en el hombre. Agotamiento por calor. Trastorno caracterizado por debilidad, vértigo, náuseas, calambres musculares y pérdida de conciencia producido por la

depleción de líquidos y electrólitos en situaciones de exposición a altas temperaturas o en sujetos que no logran aclimatarse al calor. La temperatura corporal es casi normal; la presión arterial puede caer pero por

lo general se normaliza cuando el sujeto adopta la posición de decúbito; la

piel aparece fría, húmeda y pálida. El sujeto suele recuperarse con reposo y

aporte de agua y electrólitos. Agrafia. Disminución o pérdida de la capacidad para escribir. Alteración neurológica por lesión del centro del lenguaje de la corteza cerebral que se caracteriza por la pérdida de la capacidad de escribir. Pérdida por lesión

cerebral de las praxias de la escritura. Discapacidad para generar palabras escritas con significado. Imposibilidad de expresarse a través de textos escritos. Discapacidad para ser emisor gráfico. En la agrafía de cifras se pierde la capacidad para ejecutar los patrones de movimientos que corresponden a las cifras, estando intacta la función de cálculo mental. La agrafia es un trastorno de escritura adquirido. En raras ocasiones puede darse de manera relativamente aislada, pero normalmente se le contempla como parte de los trastornos generales de lenguaje. Los pacientes pueden perder los mecanismos de la escritura, la capacidad de deletrear, o pueden no ser capaces de escribir debido a pérdida de la comprensión del símbolo escrito (es decir, alexia). Lo más probable es que una agrafía ocurra con una lesión en el hemisferio cerebral izquierdo, particularmente en las áreas del lóbulo frontal, parietal y temporal que rodean a la fisura de Silvio. Agrafia del desarrollo. Deficiencia en la capacidad de un niño para aprender a formar letras y escribir. Otras formas de aprendizaje son normales y el niño no suele presentar problemas musculoesqueléticos ni neurológicos. Agramalogia. Lenguaje incoherente por lesión cerebral. Ensalada de ideas. Discapacidad para construir frases y expresar el pensamiento lingüísticamente. Imposibilidad de expresarse oralmente o por escrito. Sinónimo de alogia. Agregado. Compuesto formado por la suma o reunión de varios cuerpos. Agresión. Acción o actitud potente y autoafirmativa que se expresa de forma física, verbal o simbólica. Puede tener su origen en los impulsos innatos o aparecer como mecanismo de defensa, y se manifiesta por actos constructivos o destructivos contra uno mismo o contra los demás. Cualquier acto físico o amenaza de acción por un individuo que reduce la libertad o posibilidad de supervivencia (social o física) de otro. La estimulación eléctrica o las lesiones físicas o químicas de muchas partes del cerebro (hipotálamo, amígdala, sustancia gris periacueductal, entre otras) pueden provocar agresividad o convertir a un animal dócil en agresivo. Agresión afectiva. Forma de agresión amenazadora o defensiva acompañada de vocalizaciones y un nivel elevado de actividad en el SNA. Agresión constructiva. Acto o declaración en respuesta a una amenaza para protegerse de la misma. Agresión destructiva. Acto de hostilidad innecesario para la autoprotección o autoconservación que se dirige hacia un objeto u otra persona. Agresión predatoria. Conducta de ataque, frecuentemente con el objetivo de obtener alimentos acompañada de un escaso número de vocalizaciones y baja actividad del SNA. Agresiva antisocial, Reacción. Trastorno de la conducta caracterizado por hostilidad, agresión física y verbal, actitud vengativa y destructiva, manifestada en actos como mentir, insultar, acciones de vandalismo y violencia física dirigida hacia los demás. Agripnia. Insomnio. Agripnótico. 1. Insomne. 2. Fármaco u otra sustancia que impide el sueño. Aguda, Enfermedad. Enfermedad caracterizada por una duración relativamente breve de los síntomas que por lo general son graves. Las enfermedades agudas evolucionan hasta la recuperación del paciente a un

estado de salud y actividad comparable al que presentaba antes de la enfermedad o entran en una fase crónica o conducen a muerte del paciente. Agudeza sensorial. Capacidad para responder a las sensaciones con una intensidad normal. Agudo. 1. (Referente a una enfermedad o a un síntoma). Dícese de lo que comienza bruscamente con una intensidad marcada para desaparecer después en un período relativamente corto de tiempo. 2. Brusco o grave. Ahogamiento. Asfixia por inmersión en un líquido. Aislamiento genético. Proceso por el cual un grupo de plantas, animales o individuos son separados genéticamente por barreras geográficas, raciales, sociales, culturales o de otro tipo, lo que les impide mezclarse con otros individuos no pertenecientes al grupo. Dependiendo del tamaño de la agrupación y de la cuantía de procreación interna, los organismos aislados genéticamente muestran por lo general una mayor incidencia de defectos hereditarios, raros en otras circunstancias. “Ajá”, Reacción de. Inspiración o advertencia repentina que se experimenta durante el pensamiento creativo. Algunos psicólogos asocian los grandes descubrimientos científicos e inspiraciones artísticas a esta reacción, que no está relacionada necesariamente con la inteligencia. El término ha reemplazado a experiencia de ajá, utilizado anteriormente por los psicólogos, en especial los de la escuela de la Gestalt, para denominar aquellas experiencias durante las cuales el individuo exclama “¡ajá!” en un momento de revelación. Ala cerebelar. Ala del lobulillo central del cerebelo. Alarma, Reacción de. Primera fase del síndrome general de adaptación en la que se ponen en marcha diversos mecanismos orgánicos y psíquicos destinados a contrarrestar una situación de estrés físico o emocional. Albinismo. Trastorno congénito caracterizado por una deficiencia total o parcial de pigmento melánico. Los individuos con déficit total presentan una piel blanca que no se broncea, tienen asimismo el pelo blanco y los ojos de color rosa y en ellos se observa nistagmo, astigmatismo y fotofobia. Los albinos son más propensos a las quemaduras solares, la dermatitis actínica y el cáncer de piel. Alcaloide del opio. Cualquiera de los diferentes alcaloides aislados del exudado lechoso de las cortezas de las cápsulas verdes de Papaver somniferum, especie de adormidera natural del Oriente Próximo. Tres de los alcaloides, codeína, papaverina y morfina, se utilizan en clínica para aliviar el dolor, pero su uso entraña el riesgo de dependencia física o psíquica. La morfina es el estándar frente al cual se miden los efectos analgésicos de los nuevos medicamentos. Los alcaloides del opio y sus derivados semisintéticos, como la heroína, actúan sobre el sistema nervioso central produciendo analgesia, cambio en el estado de ánimo, somnolencia y torpor mental. Los efectos en una persona que sufre dolor suelen ser placenteros, la euforia y el sueño libre de dolor no son infrecuentes, pero, en ocasiones, se producen náuseas y vómitos. A dosis normales, los efectos analgésicos se consiguen sin pérdida de conciencia. La morfina y sus sustitutivos parecen aliviar el malestar de la sensación original y la reacción de la persona a la sensación; así, el dolor real disminuye y lo que permanece de él es más soportable para el enfermo. Los alcaloides del opio tienen otros diversos efectos sobre diferentes sistemas del organismo: suprimen la tos;

el modelo de actividad eléctrica cerebral se asemeja al del sueño; contraen las pupilas; deprimen la respiración en frecuencia, volumen/minuto y volumen corriente; disminuye la actividad secretora y motilidad del tracto gastrointestinal; y reducen las secreciones biliares y pancreáticas. El uso de la morfina como antidiarreico precedió a su utilización como analgésico en cientos de años. Alcohol. Cualquier compuesto orgánico que contiene un grupo hidroxilo. Alcohólica, Intoxicación. Intoxicación debida a la ingestión de cualquier tipo de alcohol; entre estos, los que con más frecuentes causan intoxicación son el etílico, el isopropílico y el metílico. El alcohol etílico forma parte del whisky, brandy, ginebra y otras muchas bebidas; en general es mortal sólo si se ingieren grandes cantidades en un corto espacio de tiempo. El alcohol isopropílico es más tóxico; la ingestión de 226,80 g puede provocar insuficiencia cardiaca o respiratoria. El alcohol metílico (alcohol de madera) es extremadamente venenoso: con 28-60 g se producen náuseas, vómitos, dolores abdominales e incluso ceguera y muerte. Alcohólico, Trance. Estado de automatismo que aparece a consecuencia de una intoxicación alcohólica. Alcoholismo. Dependencia extrema del alcohol asociada con la aparición progresiva de trastornos en el comportamiento. Es una enfermedad crónica de comienzo lento e insidioso que puede aparecer a cualquier edad. La embriaguez habitual destruye paulatinamente la vida social, familiar y laboral del enfermo, así como su propia salud. Las consecuencias médicas más frecuentes son la depresión del sistema nervioso central y la cirrosis hepática. La gravedad de las mismas aumenta si al alcoholismo se asocia la malnutrición. Los alcohólicos padecen también gastritis alcohólica, neuropatía periférica, alucinaciones auditivas y problemas cardiacos. La supresión brusca del alcohol en un adicto provoca debilidad, sudoración e hiperreflexia. La forma más grave de síndrome de abstinencia alcohólica se llama “delirium tremens”. La prescripción de medicamentos a estos enfermos debe hacerse teniendo en cuenta que algunos potencian la acción depresora que ejerce el alcohol sobre el sistema nervioso central. Alcoholismo agudo. Estado de intoxicación resultante del consumo excesivo de bebidas alcohólicas. El síndrome es temporal y se caracteriza por depresión de los centros nerviosos superiores con disminución del control motor, estupor, pérdida de la coordinación y con frecuencia náuseas, deshidratación, cefalea y otros síntomas psíquicos. Alcoholismo crónico. Estado patológico consecutivo a la ingestión habitual de alcohol en cantidades excesivas. El síndrome implica complejos factores culturales, psicológicos, sociales y fisiológicos, y habitualmente degrada el estado físico del enfermo y su capacidad para desenvolverse con normalidad en sociedad. Los síntomas de la enfermedad son anorexia, diarrea, pérdida de peso, alteraciones neurológicas y psiquiátricas (sobre todo depresión) y degeneración grasa del hígado, que puede terminar en cirrosis. El tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad y de sus complicaciones; a veces incluso es neceasario hospitalizar al paciente. Se debe llevar a cabo terapia de nutrición y empleo de tranquilizantes en el proceso de destoxicación. El alcoholismo con frecuencia pasa inadvertido en enfermos hospitalizados a causa de accidentes o por esofagitis, gastritis, neuropatías periféricas, anemia o depresión, todos los cuales son efectos

secundarios del abuso del alcohol. Si no se diagnostica y se trata la enfermedad, el enfermo no se recuperará. Alelo. La variante de un gen que ocurre de manera natural. 1. Una de las dos o

(lugar)

correspondientes en cromosomas homólogos. 2. Una de las dos o más características contrapuestas transmitidas por genes alternativos. Denominado también alelomorfo. Alelomorfo. Alelo. Alerta. Estado de activación del organismo frente a posibles exigencias, necesidades o amenazas del entorno, a fin de generar una respuesta adecuada. Componente de la atención cuya función es incrementar y

mantener el estado de activación en preparación ante la inminente aparición

más formas alternativas de

un

gen,

que

ocupan

“loci”

de un estímulo.

Alestesia. Fase de recuperación de la negligencia contralateral en la que el

paciente comienza a responder a los estímulos del lado desatendido como

si dichos estímulos estuvieran en el lado no lesionado.

Alexia. Incapacidad para la lectura. Trastorno neurológico que consiste en la

incapacidad de comprender el lenguaje escrito. Pérdida por lesión cerebral de los aprendizajes lingüísticos para decodificar signos gráficos. Discapacidad para leer. Imposibilidad de ser lector en una cadena de comunicación gráfica. En la alexia de cifras, el sujeto pierde la capacidad

de reconocer el significado simbólico de las cifras, estando intacta su capacidad para realizar operaciones de cálculo mental y expresarlas por escrito. La zona cerebral afectada parece ser en el lóbulo temporo-occipital, relacionada con las funciones de gnosias digitales. Área 39 de Brodmann, llamada área de Déjerine. Es un trastorno de lectura adquirido que puede ocurrir de manera aislada, pero que se observa más comunmente acompañada de síntomas de afasia. Existen varios subtipos distintos de alexia, incluyendo la alexia pura, en la que los pacientes pueden leer letras individuales, pero no palabras, y la alexia profunda, en la que los pacientes cometen numerosos errores sintácticos y semánticos. La alexia pura es muy probablemente el resultado de una lesión en el área occipital-temporal del hemisferio izquierdo, mientras que la alexia profunda es muy probablemente consecuencia de una lesión que afecte al área de Broca del hemisferio izquierdo. El término dislexia se una típicamente para designar a los trastornos de desarrollo referentes a la lectura.

de

concentración y de estimulación sensorial, que se caracteriza por un ritmo alfa en la actividad eléctrica cerebral registrado por un electroencefalógrafo

y se asocia a una sensación de tranquilidad y a la ausencia de tención y ansiedad. Como método para conseguir este estado se emplean el

entrenamiento mediante refuerzo biológico y las técnicas de meditación. Alfa, Onda. Una de los cuatro tipos de ondas cerebrales que se caracteriza por presentar un voltaje o amplitud relativamente grande y una frecuencia de 8

Alfa,

Estado.

Estado

de

alerta

relajado

y

tranquilo,

desprovisto

a 13 Hz. Las ondas alfa son las ondas de relajación del cerebro y

constituyen la mayor parte de las imágenes observadas en los EEG que registran la actividad de los lóbulos parietales y occipitales y la zona posterior de los lóbulos temporales cuando el individuo se encuentra despierto pero sin prestar atención a nada concreto, relajado y con los ojos

cerrados. La apertura y el cierre de los ojos modifican el patrón de las ondas alfa y beta. Se denomina también alfa, ritmo. Alfa, Ritmo. Alfa, Onda. Alfa adrenérgico, Agente bloqueante. Antiadrenérgico. Alfa receptor. Cualquiera de los componentes adrenérgicos postulados para los tejidos receptores que responden a la norepinefrina y a los diversos agentes bloqueantes. Su activación produce como respuestas fisiológicas el aumento de la resistencia vascular periférica, la dilatación de las pupilas y la contracción de los músculos piloerectores. Denominado también receptor alfaadrenérgico. Algia. Sufijo que significa “dolor y estado doloroso”. Algia. Dolor persistente, sordo y por lo general de intensidad moderada que puede ser localizado, asentado por ejemplo en el estómago, la cabeza o algún hueso, o generalizado como mialgias que acompañan a las infecciones víricas o la fiebre persistente. Álgido. Sufijo que significa “relativo al dolor”. Algofobia. Trastorno caracterizado por un miedo anormalmente intenso a sufrir dolor o a presenciar el dolor de otros. Algolagnia. Perversión sexual que incluye sadismo y masoquismo. Algolagnia pasiva. Masoquismo. Algoritmo. Secuencia de comandos (o nexos) que consecutivamente garantizan arribar a la solución final. La secuencia de nexos determínan el programa a realizar en la activación de funciones de un sistema. La secuencia de algoritmos en una cadena, corresponde al programa de intervención en su rehabilitación. Descripción paso a paso de cómo resolver un problema. Alimentación forzada. Es la alimentación mediante el uso de un tuvo o catéter que se introduce en el estómago con el propósito de administrar una fórmula. Alimentos, Intoxicación por. Cualquiera de los múltiples procesos tóxicos debidos a la ingestión de alimentos con sustancias tóxicas o con bacterias que contienen toxinas. Alo, al. Prefijo que significa “diferente de lo normal, invertido o referido a otro”. Alodiploide, alodiploico. 1. Relativo a un individuo, organismo, cepa o célula que tiene dos conjuntos de cromosomas genéticamente distintos, procedente de especies ancestrales diferentes, como ocurre en la hibridación. 2. Individuo, organismo, cepa o célula con esa caracteística. Aloestesia. Sensación de tacto experimentada en un punto alejado del lugar en el que realmente se produce el estímulo. Alófono. Realización concreta de un fonema determinado del habla o; lo que es lo mismo, los distintos sonidos o variantes de un mismo fonema. Ejemplo: la realización del sonido /n/ en palabras tales como enfado o entero. El alófono no tiene significado ni cambia el significado de la palabra al ser conmutado entre ellos. Se representa entre corchetes [ ]. Alogia. Pérdida por lesión cerebral de la lógica. Discapacidad para producir pensamientos coherentes y razonar con lógica. Imposibilidad de construir mensajes con significado comprensible para comunicarlos oralmente o por escrito. Alopecia. Ausencia parcial o completa de pelo. Denominada también calvicie.

Alopoliploide. 1. Relativo a un individuo, organismo, cepa o célula que posee más de dos conjuntos de cromosomas genéticamente distintos, procedentes de dos o más especies ancestrales diferentes, como ocurre en la hibridación. Ese individuo, organismo, cepa o célula se conoce como alotriploide, alotetraploide, alopenteploide, alohexaploide, etc., dependiendo del número de múltiplos de conjuntos haploides de cromosomas que contenga. 2. Individuo, organismo, cepa o célula que posee tales características. Alopolipoidía. Estado o condición caracterizado por poseer más de dos conjuntos de cromosomas genéticamente distintos, procedentes de dos o más especies ancestrales. Alquimia. Conjunto de especulaciones y experiencias, generalmente de carácter esotérico, relativas a las transmutaciones de la materia, que influyó en el origen de la ciencia de la química; tuvo como fines principales la búsqueda de la piedra filosofal y de la panacea universal. Alteraciones del esquema corporal/lateralidad. Un esquema corporal mal estructurado representará un déficit en la relación sujeto-mundo, lo que podría manifestarse con problemas en distintos planos (en el plano de la percepción, en el plano de la motricidad y/o en el plano de la relación con los demás). En el plano de la percepción: este plano alude a cómo el individuo percibe el accionar de su cuerpo en relación con los referentes espaciales y temporales. Se puede presentar dificultades para la ubicación del cuerpo en el espacio; dificultades para moverse según indicaciones como arriba-abajo, al lado, atrás de, delante de, entre otras; dificultad para seguir ritmos y secuencias de movimientos. Todas éstas se denominan dificultades de estructuración temporoespacial. En el plano de la motricidad:

En este plano se pueden presentar torpeza e incordinación motriz, en las que los individuos muestran un mal ajuste postural por dificultad en la toma de conciencia acerca de cómo está dispuesto su cuerpo y cómo mover los segmentos a la velocidad y anticipación necesarias para realizar un acto motor. En el plano de la relación con los demás. Este plano corresponde a lo que podría relacionarse más con el concepto de imagen corporal y a cómo la percepción que se tiene del cuerpo influye en cómo se enfrenta a las otras personas. Viendo el cuerpo como un agente de interacción con los otros, pueden surgir entonces sentimientos de inseguridad, incomodidad personal, proximidad o lejanía con otros o dificultades relacionales. En los trastornos de lateralidad se puede encontrar que junto a los diestros y zurdos verdaderos, hay ambidextros o aún no lateralizados que se lateralizan hacia los seis o siete años. Una lateralización tardía o insuficiente acompañada de alteraciones del esquema corporal puede interferir en actividades como la escritura o en la motricidad general. Los trastornos de la estructuración espacial generan lateralización deficiente, dificultad de aprendizaje de lectura, ortografía, cálculo o incapacidad de construir modelos que impliquen relaciones espaciales. Existe en el plano afectivo intolerancia al ambiente, que se traduce generalmente en reacciones infantiles y regresivas. Altruismo. Desinterés, abnegación. Alucinación. Percepción para la que no existe un estímulo externo apropiado. Es característica de algunos tipos de trastornos psicóticos. Percepción sensorial que no se debe a un estímulo externo. Puede producirse en

cualquiera de los sentidos y tener el carácter auditivo, gustativo, olfativo, táctil o visual. Alucinación de amputación. Sensación de la presencia de una extremidad amputada.

oniroide al comienzo del sueño.

Alucinación producida en el período que transcurre entre la fase de vigilia y

Alucinación

hipnagógica.

Suceso

la de sueño.

Alucinógeno/a. Sustancia que produce excitación del SNC caracterizada por alucinaciones, alteraciones del humor, ansiedad, distorsión sensorial, delirio, descorporalización, y aumento del pulso, temperatura, presión arterial y dilatación pupilar. Algunos provocan dependencia física y a veces estados psicóticos depresivos o suicidas. Destacan la lisergina, la mescalina, el peyote, la fenciclidina y la psilocibina. Que produce

alucinaciones; se aplica a las drogas naturales o sintéticas que tienen ese efecto. Alucinosis. Estado mental patológico en el cual la percepción es fundamental

o exclusivamente de naturaleza alucinatoria. Un tipo de alucinosis es la

alucinosis alcohólica. Alucinosis aguda. Alucinosis alcohólica. Alucinosis alcohólica. Una de las formas de psicosis alcohólica, caracterizada principalmente por las alucinaciones auditivas, el miedo y el delirio de persecución. Aparece en el alcoholismo agudo al poco tiempo de interrumpir o reducir la ingesta de alcohol. Denominada también alucinosis aguda. Alumbramiento. Último período del parto que consiste en la expulsión del útero, después de la salida del feto, de diversos elementos entre los que se incluyen la placenta (el amnios y el corion), algo de líquido amniótico, sangre y coágulos sanguíneos. Alve. Prefijo que significa “a través, canal, cavidad”. Alzheimer, Enfermedad. Demencia presenil caracterizada por confusión, inquietud, agnosia, alteraciones del lenguaje, incapacidad para realizar movimientos intencionados y alucinaciones. El paciente puede caer en hipomanía, rechazar los alimentos y perder el control de la función esfinteriana sin que existan alteraciones locales. La enfermedad suele empezar al declinar la edad media de la vida con afectación discreta de la memoria y de la conducta y aparece con igual frecuencia en hombres que en mujeres. Los hallazgos patológicos típicos son placas miliares en la corteza y la degeneración fibrilar en las células piramidales ganglionares. El tratamiento es tan solo paliativo. Amalgama emocional. Esfuerzo no consciente para negar o contrarrestar la ansiedad. Amatividad. Instituto del amor sexual, localizado por los seguidores de la frenología en la zona posterior del cuello. Amaurosis histérica. Ceguera generalmente monocular, o más raramente binocular, que se produce después de un choque emocional y que puede persistir durante horas, días o meses. Ambi. Prefijo que significa “a uno y otro lado”. Ambiente. Conjunto de factores físicos, psicológicos, sociales, etc., que influyen o afectan la vida y supervivencia de una persona.

Ambiente enriquecido. Un ambiente que proporciona estimulación sensorial y oportunidades de explorar y aprender; para una rata, esto puede significar ser alojada en una jaula grande con muchos juguetes para entretenerse y otras ratas con las cuales socializar. Ambioma. Conjunto de elementos no genéticos, cambiantes, que rodean al individuo y que junto con el genoma conforman el desarrollo y construcción del ser humano o pueden determinar la aparición de una enfermedad. Ambivalencia. 1. Estado en el que una persona experimenta sentimientos, actitudes, emociones, impulsos o deseos contradictorios como amor y odio, ternura y crueldad, placer y dolor. 2. Incertidumbre y fluctuación debidas a la incapacidad de realizar una elección entre opciones diferentes. Ambivertido. Persona que posee alguna de las características tanto de la extraversión como de la introversión. Ambliopía. Disminución de la visión sin daño evidente en el ojo propiamente dicho. Reducción de la visión en un ojo que aparece estructuralmente normal al ser examinado con un oftalmoscopio. Entre los tipos de ambliopía se encuentran la ambliopía de supresión y la ambliopía tóxica. Debilitamiento de la agudeza visual, por fallo orgánico en los fotorreceptores. Dificultades para ser receptor visual. Dificultades para ser lector. Ambliopía de supresión. Pérdida parcial de la visión, por lo general de un ojo, debido a la supresión cortical de la visión central a fin de evitar la diplopía. Se produce por lo general en personas estrábicas, en el ojo que se desvía y no fija. Ambliopía tóxica. Pérdida parcial de visión debida a neuritis bulbar retroóptica producida por envenenamiento con quinina, plomo, alcohol de madera, arsénico y otros tóxicos. Ameba. Protozoo rizópodo que vive en entornos acuosos y húmedos o como parásito. Se desplaza y alimenta gracias a pseudópodos y presenta un cuerpo ceñido por una membrana de gran flexibilidad. Amebiasis. Infección producida por amebas, especialmente, Entamoeba histolytica, factor etiológico de la disentería amebiana. Amelia. 1. Defecto congénito que consiste en la ausencia de uno o más miembros. Así tetramelia designa la ausencia de las cuatro extremidades. 2. Rasgo psicológico de apatía o indiferencia asociadas a ciertas formas de psicosis. Amencia. 1. Retraso mental. 2. Estado de la mente caracterizado por apatía y desorientación, cercanas al estupor, como acontece en la amencia alcohólica de Steam. Denominada también locura confusional. Amenorea. Ausencia de menstruación. Amígdala. Núcleo en forma de almendra del lóbulo temporal anterior que se considera relacionado con la emoción y determinados tipos de aprendizaje y memoria. Una estructura del prosencéfalo que constituye una parte importante del sistema límbico. Los investigadores piensan hoy en día que nosotros percibimos las señales sexuales de forma rápida e inconsciente, muy semejante a lo que ocurre con los estímulos del miedo al fuego o a las serpientes. El responsable de ello es un atajo en el cerebro que está abierto a determinados datos sensoriales. Ese camino de señales parte de los distintos órganos sensoriales y, pasando por el tálamo -la “puerta de la percepción-, llega hasta la amígdala, estructura cerebral que pertenece al

sistema límbico, el cual desencadena las reacciones emocionales

automáticas. El camino reseñado nos pone con el “ánimo adecuado” y despierta una capacidad de actuación que regulamos conscientemente sólo

a duras penas. De todas formas, el control consciente de los estímulos

sexuales parece que es más acentuado en las mujeres que en los hombres. Así, en ellas la sensación de placer guarda una vinculación menos estrecha con patrones fisiológicos (como la circulación vaginal). Conjunto de núcleos cerebrales que se localizan en la punta anterior de cada hipocampo y que son importantes para el aprendizaje y la memoria emocional. Estructura cerebral en forma de almendra formada por un conjunto de núcleos de características histológicas diferentes. Está situada en el seno del lóbulo temporal. Forma parte, junto con el hipotálamo, séptum, hipocampo y otras estructuras del sistema límbico, de los circuitos que participan en la elaboración de la emoción y motivación y en el control del sistema nervioso autónomo o vegetativo. Núcleo en forma de almendra (de ahí su nombre) que forma parte del sistema límbico y que se encuentra en la profundidad del lóbulo temporal del cerebro. Masa de sustancia gris de forma almendrada situada en la parte anterior del lóbulo temporal del cerebro. Además de intervenir en el control del comportamiento impulsivo, sus

funciones guardan relación con la conducta autónoma, emocional y sexual en general. Amimia. Pérdida por lesión cerebral de los aprendizajes para codificar o decodificar signos gestuales (mímica). Discapacidad para comunicarse con la lengua de signos después de haber sabido utilizarla. Incapacidad para emitir y recibir mensajes con la lengua de signos. Amina biógena. Sustancia perteneciente a un grupo numeroso de compuestos biológicamente activos que se encuentran en la naturaleza y que actúan en su mayor parte como neurotransmisores. El más importante, la noradrenalina, interviene en funciones fisiológicas tales como emociones, memoria, sueño y vigilia después de un período de sueño. Otros compuestos pertenecientes a este grupo son histamina, serotonina y

dopamina, todas ellas catecolaminas. Estas sustancias son activas en la regulación de la presión arterial, eliminación de residuos, mantenimiento de

la temperatura corporal y muchas otras funciones del organismo regidas a

nivel central. Aminas. Clase de compuestos que incluye los neurotransmisores. Una amina tiene un componente que se forma a partir del amoníaco donde uno o más átomos de hidrógeno fueron reemplazados y por lo tanto posee un grupo NH unido. Aminas biógenas. Grupo de neurotransmisores que incluyen la adrenalina, la dopamina y la serotonina. Aminoácido esencial. Aminoácido necesario para la producción de determinadas proteínas imprescindibles para el desarrollo orgánico que el organismo, al no poder sintetizarlo en su interior, obtiene a través de la nutrición (algunos aminoácidos esenciales son la fenilalanina, la histidina, la leucina, la lisina, la metionina, la treonina y el triptófano). Aminoácidos. Clase de compuestos biológicamente activos que contienen un grupo químico NH2.

Amitosis. División celular directa con simple fisión del núcleo y del citoplasma. No comprende las etapas complejas de separación de la cromatina del cromosoma que ocurren en la mitosis. Amnesia. Pérdida grave de la memoria o la capacidad de aprender. Pérdida de la memoria que a menudo se debe a enfermedad o lesión cerebral. Pérdida de la memoria por lesión cerebral o traumatismo emocional intenso. Algunas clases de amnesia son la amnesia anterógrada y la amnesia retrograda. Pérdida (total o parcial) de la capacidad de recordar. Se asocia a daño o lesión del lóbulo temporal e hipocampo. Pérdida de la memoria debida a una lesión cerebral o a un trauma emocional grave. Entre su tipología destacan la amnesia anterógrada, la postraumática y la retrógrada. Pérdida total o parcial de la capacidad de evocación de datos grabados en la memoria y/o pérdida de la capacidad de grabar datos nuevos. Discapacidad para recordar y/o discapacidad para memorizar. Imposibilidad de incluir en los mensajes datos de la memoria y/o imposibilidad de memorizar datos percibidos (Amnesia anterógrada. Imposibilidad de grabar datos actuales y de recordarlos inmediatamente después de haberlos percibidos. Amnesia retrograda. Pérdida de los datos anteriores grabados en la memoria. Las grabaciones más arcaicas son las últimas que se pierden). Amnesia anterógrada. Incapacidad para formar nuevos recuerdos. La incapacidad para formar nuevas memorias episódicas y semánticas, aunque las memorias antiguas pueden conservarse casi intactas. Incapacidad para recordar hechos antiguos conservando la capacidad de recordar hechos recientes. Incapacidad para adquirir y recordar nueva información a partir del momento de la lesión. Tipo de amnesia caracterizada por la incapacidad para fijar hechos que tienen lugar después de la enfermedad o del trauma que ha producido la amnesia (memorias nuevas). Incapacidad para fijar nuevos datos o sucesos ocurridos tras la aparición de una lesión cerebral. Amnesia de la fuente. Recordar un hecho o evento pero hacer una mala atribución de la fuente o contexto en que se adquirió esta información. Amnesia dependiente del tiempo. Amnesia que dura poco tiempo. Amnesia específica. Incapacidad para memorizar determinada información dependiendo de su modalidad y naturaleza. Amnesia funcional. Amnesia que parece ser el resultado de causas psicológicas (como un trauma psicológico) más que de causas fisiológicas (como un daño cerebral). Amnesia global. Pérdida completa de la memoria. Amnesia global transitoria (AGT). Episodio de amnesia anterógrada y retrógrada que dura un período de minutos a días. Alteración temporal de la memoria, por lo regular incluye amnesia anterógrada y amnesia retrógrada. Amnesia inespecífica. Cuando la incapacidad para memorizar afecta a cualquier tipo de información. Amnesia infantil. Incapacidad para recordar hechos ocurridos en los primeros años de la vida. Olvido normal en la adultez de eventos de la infancia y la niñez temprana. Amnesia para los colores. Incapacidad para reconocer los colores de los objetos comunes. Amnesia para los rostros. Incapacidad para recordar rostros.

Amnesia postraumática. Periodo de tiempo alrededor del momento de la aparición de una lesión en el que el paciente se encuentra desorientado y no tiene capacidad para establecer nuevos aprendizajes. Amnesia retrógrada. Pérdida de la memoria para los acontecimientos previos a una enfermedad o traumatismo cerebral. La pérdida de las memorias episódicas que datan de antes de una lesión o alteración cerebral; la pérdida de memoria por lo regular ocurre de manera gradual en el tiempo, por lo que las memorias más recientes son devastadas mientras que las muy antiguas pueden salir ilesas. Pérdida de memoria en relación con los acontecimientos ocurridos antes de un momento determinado en la vida de una persona. Incapacidad para recordar una información aprendida con anterioridad a la lesión. Incapacidad de recordar sucesos recientes. Incapacidad para evocar o reconocer información o sucesos ocurridos antes de la aparición de una lesión. Amnesia topográfica. Imposibilidad de recordar la ubicación de las cosas o lugares; dificultad para recordar el camino que se debe seguir en un entorno conocido. Amniótico, Líquido. Líquido producido por las membranas fetales y el feto. Rodea al feto durante el embarazo y su volumen a término es de aproximadamente 1.000 ml. Amorfo. Gen inactivo; alelo mutante sin efecto o efecto mínimo sobre la

expresión de un determinado rasgo. Amórfico. Se aplica a un gen inactivo o casi inactivo, sin efecto valorable. Amplitud de atención. Perìodo de tiempo durante el cual un individuo puede concentrarse en una tarea sin distraerse o perder atención. Amputación. Extirpación quirúrgica de una parte del cuerpo o de un miembro

o parte de él.

Amputaciones congénitas. Patología causada por la exposición a fármacos

tetratógenos o infección de la madre durente el embarazo provocando el

nacimiento de un bebé sin uno o varios de sus miembros o estos aparecen de forma parcial. Amusia. Incapacidad para producir sonidos musicales (trastorno motor) o para comprenderlos (trastorno sensitivo). Término con el que se denomina a aquellos trastornos que impiden a una persona reconocer o reproducir tonos

o ritmos musicales, que en algunos casos también puede además asociarse

a alteraciones en la escritura o la dicción. La amusia puede ser congénita o

adquirida debido a una lesión. An, ana. 1. Prefijo que significa “hacia arriba o hacia atrás, exceso o de nuevo”. 2. Prefijo que significa “no”. Anaclisis. 1. Estado normal en la infancia, pero patológico en la edad adulta, en que una persona depende emocionalmente de otra. 2. Estado en que una persona elige consciente o no consciente el objeto de su amor por el parecido con la madre, el padre u otra persona que fue una fuente importante de cobijo y protección en su infancia. Anacusia. Privación total innata de la sensibilidad auditiva, por causa orgánica. Discapacidad para oír desde la concepción. Imposibilidad de ser receptor oral. Anadipsia. Sed intenza. Suele presentarse en la fase maníaca de la psicosis maniacodepresiva y es resultado de la deshidratación producida por la

sudoración excesiva, las continuas micciones y la incesante actividad física producida por la intensa excitación característica de la fase maníaca. Anafase. Tercera de las cuatro fases de división nuclear en la mitosis y en cada una de las etapas de la meiosis. En la mitosis y en la segunda división meiótica se dividen los centrómeros y se separan las dos cromátides, dispuestas a lo largo del plano ecuatorial del huso, moviéndose hacia los polos opuestos de la célula y formando cromosomas hijos. En la primera división meiótica los pares de cromosomas homólogos se separan unos de otros y se mueven intactos hacia los polos opuestos del huso. Anagénesis. Proceso de evolución biológica que consiste en renovación

dentro de un linaje o clado. Anal, Reflejo. Reflejo neurológico superficial obtenido estimulando la piel o mucosa de la región que rodea al ano, lo que se traduce normalmente en la contracción del esfínter externo del año. Está abolido en enfermedades de

la vía piramidal por encima del nivel superior de la columna lumbar.

Analgesia. Ausencia de sensaciones normales de dolor. Carencia de dolor sin

pérdida de conciencia. Falta o supresión de toda sensación dolorosa, sin

pérdida de los restantes modos de sensibilidad. Supresión de la sensibilidad

al dolor sin pérdida simultánea de conciencia.

Analgésico/a. Medicamento que mitiga el dolor. Perteneciente o relativo a la analgesia. Analgésico narcótico. Sustancia que tiene propiedades sedantes y analgésicas. Análisis citoarquitectónico. Análisis de los mapas citoarquitectónicos. Análisis de los factores. Procedimiento estadístico diseñado para determinar

si la variabilidad en las puntuaciones puede relacionarse con uno o más

factores que influyen confiablemente en el rendimiento. Análisis funcional. Análisis de la organización encefálica basado en el estudio

de la lesión encefálica, estimulando áreas del encéfalo por medios químicos

o eléctricos, o registrando la actividad de las células con relación a la

conducta. Análogo. Sustancia, tejido u órgano de apariencia o función similares a las de

otros, pero de diferente origen o desarrollo, como el ojo de la mosca y el del hombre. Anamnesis. Reunión de datos relativos a un paciente médico o psiquiátrico, que comprenden antecedentes familiares y personales, experiencias y, en particular, recuerdos, que se usan para analizar su situación. Anartria. Incoordinación en la musculatura de la boca que da como resultado la ausencia del habla. Pérdida por lesión cerebral de las funciones de coordinación de los movimientos del habla. Discapacidad total para hablar y ser emisor oral. Anastomosis. Conexión entre vasos sanguíneos paralelos, que establece una comunicación entre sus respectivos flujos sanguíneos. Ansiógeno. Que genera ansiedad. Andro, Andr. Prefijo que significa “relativo al hombre o al varón”. Andrógenos. Hormonas esteroides sexuales, incluida la testosterona, que se encuentran en niveles más altos en machos que en hembras. Son responsables de la maduración sexual masculina. Las principales hormonas sexuales presentes en los hombres adultos. Fármaco que estimula las características masculinas. Las hormonas naturales, como la testosteriona y

sus ésteres y análogos, se utilizan principalmente como tratamiento de sustitución durante el climaterio masculino. Los andrógenos pueden administrarse por vía oral o parental. Andrógino. 1. Dícese de la persona que tiene algunas características de uno y otro sexo. El papel social, la conducta, la personalidad y el aspecto son un reflejo de la individualidad y no están determinados por el sexo. 2. Hermafrodítico. Anencefalia. Un defecto en el desarrollo del cerebro que se caracteriza por la ausencia de los hemisferios cerebrales y de las cavidades superyacentes del cráneo. Aneuploide, Aneuploídico. 1. Relativo a un individuo, germen, cepa o célula cuyo número de cromosomas no es múltiplo exacto del número haploide básico, característico de la especie. Las variaciones se producen en los cromosomas individuales más que en una serie completa, de modo que en la célula somática se encuentran un número superior o inferior al número diploide normal. 2. Nombre con el que se designa al individuo, germen, cepa o célula que posee esta característica. Aneuploidia. Cualquier variación del número de cromosomas que afecta más bien a los cromosomas aislados, antes que a toda la serie. Puede haber un número inferior de cromosomas, como ocurre en el síndrome de Turner o mayor, como sucede en el síndrome de Down. Estos individuos tienen diversos rasgos fisiológicos y morfológicos anormales. Aneurisma. Dilatación vascular como resultado de un defecto localizado de la elasticidad vascular. Consiste en una bolsa formada por la dilatación de las paredes de una arteria o vena que se llena de sangre circulante. Aneurisma cerebral. Dilatación anómala y localizada de una arteria cerebral casi siempre debida a la debilidad congénita de la capa media muscular de la pared del vaso. Puede deberse también a infecciones, como la endocarditis bacteriana subaguda o la sífilis, neoplasias, arteriosclerosis y traumatismos. Se localizan más frecuentemente en las arterias cerebral media, carótida interna, basilar y cerebral anterior, en especial en las zonas de bifurcación. Pueden hacer su aparición a cualquier edad, desde la lactancia hasta la senectud, y pueden ser dilataciones fusiformes de la totalidad del contorno de una arteria o protrusiones saculares de un lado de la pared. Su tamaño es muy variable y va desde el de una cabeza de alfiler hasta el de una naranja pero por lo general suelen ser de tamaño de un guisante. Aneurisma intracraneal. Aneurisma de una arteria cerebral. Su ruptura ocasiona la muerte en el 50% de casos; con mucha probabilidad de recidivar en caso de supervivencia. Los síntomas son: cefalea repentina intensa, rigidez de cuello, náuseas, vómitos y, en ocasiones, pérdida de conciencia. Algunos requieren tratamiento quirúrgico. Entre los diversos tipos se encuentran el aneurisma cerebral, el aneurisma micótico, y el aneurisma sacular. Aneurisma micótico. Dilatación local en la pared de un vaso sanguíneo causada por crecimiento de un hongo y que habitualmente se produce como complicación de la endocarditis bacteriana. Denominado también aneurisma bacteriano. Aneurisma ventricular. Dilatación localizada o protrusión sacular en la pared del ventrículo izquierdo que suele producirse después del infarto de

miocardio. Como respuesta a las alteraciones inflamatorias del infarto se forma un tejido cicatrizal que debilita el miocardio haciendo que sus paredes protuyan cuando el ventrículo se contrae. Un signo típico de la lesión es la aparición de una arritmia ventricular recurrente que no responde al tratamiento con antiarrítmicos. Anexos del feto. El cordón umbilical, amnios, placenta y decidua. Anfetamina. Poderoso estimulante sintético del SNC. Su abuso puede caer en dependencia. Estimulante del SNC utilizado en el tratamiento de la narcolepsia o como parte del programa de control de los niños con trastornos de la atención y de forma complementaria a la dieta para tratar la obesidad exógena. Aumenta las presiones sistólica y diastólica y actúa como broncodilatador débil y estimulante respiratorio. Anfetaminas. Drogas de la familia de los estimulantes cuya estructura química es similar a la de las sustancias naturales del cerebro (los neurotransmisores, como la adrenalina) y que se usan para tratar diversos padecimientos, como la narcolepsia, la depresión o el déficit de atención. Anfi. Prefijo que significa “a ambos lados”. Anfigonadismo. Hermafroditismo verdadero, que presenta tejido testicular y ovárico. Anfigonia. Reproducción sexual. Denominada también anfigénesis. Anfimixis. Unión de las células germinales en la reproducción de manera que se transmiten las características hereditarias paternas y maternas; cruzamiento. Angiografía. Imagen radiológica de los vasos sanguíneos llenos con una sustancia de contraste. Angioma. Conjunto de vasos sanguíneos anómalos. La malformación puede ser venosa, arteriovenosa o capilar, y da como resultado un flujo sanguíneo anormal. Angioma arteriovenoso cerebral. Tumor congénito constituido por un ovillo de arterias y venas enrolladas y habitualmente dilatadas con islotes de tejido nervioso cerebral esclerosado y, en ocasiones, células cartilaginosas. Esta lesión, que puede distinguirse por la auscultación de un soplo intracraneal, generalmente se origina en el sistema vascular de la piamadre y puede crecer proyectándose profundamente en el cerebro y dar lugar a crisis convulsivas y hemiparesia progresiva. Angiomatosis cerebrorretiniano. Enfermedad hereditaria caracterizada por la formación de nódulos vasculares congénitos similares a tumores en la retina y el cerebelo. En algunos casos hay lesiones similares en la médula espinal y quistes en el páncreas, riñones y otras vísceras junto con crisis convulsivas y retraso mental. Angiomatosis encefalotrigeminal. Trastorno congénito caracterizado por la aparición de una mancha difusa de color rojo vinoso en la cara, nevus flammeus del área trigeminal, que se acompaña de angiomas en las leptomeninges y la coroides, glucoma tardío y, con frecuencia, depósitos calcificados en el tejido cerebral o meningeo, retraso mental, epilepsia y hemiplejía contralateral. Denominada también Dimitri, enfermedad de; Stuge-Weber, síndrome de. Angustia. La angustia es experimentada desde el nacimiento como una emoción básica, de carácter desagradable, e implica la captación de un pelibro inminente que amenaza aspectos esenciales de la existencia

(psíquica y física) del individuo. La andustia es inherente a la vida humana, puede tener una expresión normal, ligada a las nuevas experiencias y períodos críticos del desarrollo, permitienda la adaptación y uso de estrategias de afrontamiento a partir de procesos de adquisición y dominio de habilidades y maduración cognitiva. También la angustia puede constituir un estado patológico, influido por vulnerabilidad genética, causas biológicas, experiencias de vida, contextos sociales y familiares. Clasicamente se ha distinguido la ansiedad como la actitud de espera de un acontecimiento desagradable, la que se observa en niños con un desarrollo cognitivo suficiente, y la angustia como un estado que conlleva una serie de manifestaciones somáticas (neurovegetativas y vicerales) frente a una situación estimada como pelibrosa. El miedo es un temor más circunscripto, que no amenaza aspectos básicos de la existencia y tiene como causa un peligro concreto y preciso, frente al cual el individuo puede tomar medidas defensivas. En el niño existiría un gradiente continuo, angustia-ansiedad- miedo, a partir de un estado que sería puramente fisiológico (reacción de estrés) hasta una mentalización progresiva de la conducta, en la perspectiva del desarrollo. Angustia normal en el niño. La constatación de la angustia en el período de la lactancia depende mayormente de la capacidad de observación y empatía del adulto. Cada madre conoce el registro de los gritos de su hijo, que pueden expresar rabia, una llamada, placer y a veces pánico, estos últimos se acompañan de grandes descargas motrices que reflejan el malestar del lactante. La pérdida del soporte físico genera gran angustia en el lactante, así como los sonidos fuertes. La adquisición de la constancia objetal, alrededor del año de edad, hace que el lactante experimente angustia frente al rostro extraño y a la separación de su madre. En la infancia temprana aparecen los miedos a los animales, a la oscuridad y los monstruos; en la etapa escolar las preocupaciones son sobre el desempeño; y al inicio de la adolescencia, se presenta la ansiedad social e interpersonal. La angustia normal estaría desencadenada por una causa objetiva externa identificable, como la separación, violencia intrafamiliar o problemas escolares serios. La angustia patològica, en cambio, generalmente no tiene una causa externa claramente identificada y la sensación de peligro indefinido y desconocido es aquí máxima, alterando el comportamiento de acuerdo con el contexto sociocultural y la etapa del desarrollo del niño. Angustia patológica en el niño. El niño ansioso vive permanentemente con un vago sentimiento de aprensión, como si algo terrible fuera a suceder. Así, puede observarse inquieto por su salud física, irritable o con episodios agudos de angustia, cuyo desencadenante puede ser cualquier hecho externo o interno. Cuando más pequeño es el niño, más rico es el contexto somático (vómitos, dolores abdominales, dolores de las extremidades, etc.). Con el paso de la edad el niño exterioriza su angustia a la conducta, así, a los once años a doce años, puede presentar crisis de rabia, trastorno de conducta, fugas, demandas excesivas, etcétera. A medida que evolucionan los recursos cognitivos del niño, la capacidad para anticipar eventos se establece como una operación mental estable, permitiendo tener conductas preparatorias, pero a la vez experimentar incomodidad ante la posibilidad de eventos futuros desagradables. El objeto de la angustia patológica también

sigue un patrón etario. De esta manera, la fobia a los animales tiene su

inicio en la infancia, la ansiedad frente al desempeño en la infancia tardía y

la ansiedad social en la adolescencia; la situación es distinta en la ansiedad

de separación, que se da más como trastorno en la infancia tardía. Muchas veces se plantea el dilema para distinguir la angustia normal de la patológica, dado que muchas angustias o ansiedades son comunes y pueden jugar un rol adaptativo en el ser humano. Se puede decir que un niño con una angustia normal tiene la capacidad de recuperarse de ella y de permanecer libre de ansiedad cuando no está presente la situación. La angustia, en general, es patológica cuando existe incapacidad para recuperarse rápidamente cuando el estímulo desaparece, afectando el funcionamiento de áreas de su desarrollo, manifestando preocupación relacionada con situaciones parecidas y poca flexibilidad de la respuesta afectiva. En resumen, hay sufrimiento, disfunción de áreas de su desarrollo y poca flexibilidad frente a los problemas. Anhedonía. La incapacidad para experimentar placer sexual constituye hoy -sobre todo en mujeres, aunque se está incrementando progresivamente entre los varones- el motivo más frecuente de la terapia de pareja. Helen Kaplan (1929-1995), influyente terapeuta sexual, partió en el decenio de los

setenta de una secuencia muy rígida compuesta de deseo, excitación, orgasmo y relajación. Un punto de vista que hoy se considera superado. En el caso de las mujeres, las sensaciones de placer no las determinan primariamente causas sexuales. Antes bien, proceden de necesidades

psicológicas de estar próxima a la pareja o sentirse ella misma atractiva. A partir de ahí, con la actividad sexual se produce el placer, suponiendo que

el contexto de la relación lo posibilite. De esta forma, la relación con su

pareja -por ejemplo, expectativas demasiado elevadas puestas en ella o el

desencanto en relación con la falta de interés del otro para con ella- desempeña para las mujeres en general un papel importante y a menudo

determina la sensación de anhedonía. En los varones, por el contrario, junto

a factores de índole psicológica (fracasos profesionales) cumplen una

función principal en la anhedonía las influencias somáticas, como el déficit de testosterona o una sobreproducción de prolactina. Incapacidad para experimentar placer o satisfacción por los actos que normalmente son agradables. Anidación. Proceso mediante el cual el embrión se fija al endometrio uterino. Anideo. Feto rudimentario y anómalo constituido por una simple masa redondeada con escasos rasgos corporales. Un tipo de anideo es el anideo embrionario. Denominado también feto anideo. Anideo, Anidio. Que no tiene forma; deforme; designa una masa indiferenciada, como un anideo. Ánima. 1. Se aplica al alma o a la vida. 2. Elemento activo de un medicamento. Animus. 1. El alma activa o racional; el principio de animación de la vida. 2. El elemento masculino de la personalidad femenina. 3. Antagonista profundo que generalmente está controlado pero que puede surgir violentamente ante el estrés. Anión. Ión con caga negativa. Anodino. Dícese del medicamento que alivia o disminuye el dolor. Anodoncia. Defecto congénito por el que faltan algunos o todos los dientes.

Anomalía. 1. Desviación de lo que se considera normal. 2. Malformación congénita, como la falta de un miembro o la presencia de un dedo supernumerario. Anómalo. Prefijo que significa “irregular o extraño”. Anomia. Dificultad o incapacidad para encontrar palabras. Forma de afasia caracterizada por la incapacidad de nombrar objetos, producida por una lesión del lóbulo temporal del cerebro. Pérdida por lesión cerebral del archivo léxico. Discapacidad para nombrar objetos y rostros. Incapacidad o dificultad para la recuperación de la forma fonológica de las palabras. Anomía. Estado de apatía, alienación, ansiedad, desorientación personal y tensión a consecuencia de la pérdida de las normas sociales y de los objetivos antes valorados. Anomia para los colores. Incapacidad para nombrar los colores, asociada, generalmente, a otros síntomas afásicos. También llamada afasia para los colores. Anopía. Pérdida de la visión. Ceguera resultante de un defecto o de la falta de uno o ambos ojos. Anoopsia. Estrabismo en el que uno o ambos ojos están desviados hacia arriba. Anorexia. Falta o pérdida del apetito, lo que ocasiona abstinencia de comer. La afección puede ser consecuencia de un alimento mal preparado o de una comida o un ambiente poco atractivos, una compañía desagradable u otras causas psicológicas diversas. Falta anormal de ganas de comer. Anorexia nerviosa. Trastorno psicológico caracterizado por la negativa prolongada a comer, que es causa de emaciación, amenorrea, trastornos emocionales relacionados a la imagen del cuerpo y temor patológico a engordad. Anoréxico, Anoréctico. 1. Relativo a la anorexia a la falta de apetito. 2. Que produce pérdida del apetito, como un fármaco anorexígeno. 3. Dícese de la persona que carece de apetito. Anorquia, Anarquismo. Ausencia congénita de uno o ambos testículos. Anosfrasia, Anosfresia. Anosmia. Anosmia. Ausencia del sentido del olfato. Anosodiaforia. Indiferencia frente a la enfermedad. Anosognosia. Pérdida de la capacidad para reconocer o aceptar una enfermedad o un defecto físico; generalmente, se asocia a lesiones del lóbulo parietal derecho. Un síndrome en el que una persona con un miembro paralizado declara que éste sigue funcionando (Anosognosia significa negación de la enfermedad). La explicación posiblemente implique un detallado análisis de los diferentes papeles de los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho. Pérdida por lesión cerebral de la capacidad para reconocer una parte del propio cuerpo. Discapacidad para controlarla. Imposibilidad de moverla voluntariamente. Se refiere a un trastorno de consciencia de los déficits sensoriales, motrices o cognitivos que ocurren como consecuencia de enfermedad neurológica. Frecuentemente, la anosognosia acompaña a descuido hemiespacial, pero puede ocurrir con otros trastornos neurológicos, como demencia y amnesia. Es difícil tratar a pacientes con anosognosia por medio de terapia física u ocupacional. La anosognosia es predictiva de un resultado a largo plazo pobre. Anoxia. Falta de oxígeno.

Anoxia cerebral. Deficiente aportación de oxígeno a las células del tejido cerebral, debida a una insuficiencia circulatoria. Cuando la anoxia se prolonga más de seis minutos, el daño cerebral es irreversible. Ansiolítico. Fármaco que reduce la ansiedad; las benzodiacepinas y los hipnóticos sedantes pertenecen a este grupo. Término para denominar a las benzodiacepinas. Sustancia que elimina la ansiedad. ANT. Sigla en inglés para nominar a la prueba Attentional Network Test (Test de Redes Atencionales). Antagonista. Músculo que contrarresta la acción de otro músculo, su agonista. Se denomina así, también, a un fármaco que bloquea o reduce el efecto de un neurotransmisor. Una droga u otra molécula que bloquea receptores. Los antagonistas inhiben los efectos de los agonistas. Anterior. Dirección que significa hacia la nariz o rostral. Anterógrado. Que se mueve hacia adelante o que sobresale de la parte frontal. Anticonvulsivos. Medicamentos usados para tratar la epilepsia o trastornos convulsivos; también se utilizan en la medicina psiquiátrica como estabilizadores del humor. Se les llama, indistintamente, antiepilépticos. Anticuerpo monoclonal. Anticuerpo que es clonado o derivado de una única célula. Antidepresivo de segunda generación. Antidepresivo que se cree que es más selectivo que el de primera generación en su acción sobre los transportadores de la recaptación de serotonina. Antidepresivo tricíclico. Antidepresivo que bloquea los transportadores de la recaptación de serotonina. Medicamento que tiene efectos positivos contra la depresión y otros padecimientos como el déficit de atención. Son los antidepresivos antiguos. Antidepresivos atípicos. Medicamentos que tienen efectos contra la depresión y no suelen ser útiles para el déficit de atención. Son los antidepresivos más recientes. Antihistamínicos. Medicamentos que bloquean los efectos de la histamina (un neurotransmisor). Se utilizan, principalmente, para tratar las alergias; en medicina se usan para neutralizar la alergia a los medicamentos. También son muy útiles por sus propiedades sedantes. Antipsicóticos. Medicamentos que se usan para tratar trastornos en la percepción de la realidad (psicosis). Sinónimo de neurolépticos. Aparato de Golgi. Complejo de membranas paralelas en el citoplasma que envuelven el producto de una célula secretora o una proteína fabricada por una célula nerviosa. Aparato vocal. Conjunto de las cavidades laríngea, faríngea, oral y nasal que participan en la producción del sonido. Apareamiento cruzado. Capacidad para corresponder ciertas características sensoriales de los objetos con diferentes modalidades sensoriales, por ejemplo, la capacidad para reconocer visualmente un objeto que fue previamente percibido por el tacto. Apatía. Trastorno de la afectividad que se caracteriza por la impasibilidad de ánimo, estado de indiferencia frente a las personas, el medio o los acontecimientos, que trae consigo una alteración en la capacidad de expresión afectiva por parte del individuo frente a toda una serie de estímulos externos e internos. Incapacidad para ser receptor o emisor en

cualquier cadena de comunicación. Bloqueo de la comunicación simbólica y emocional a todos los niveles, desde el pensamiento y la voluntad. APGAR. Escala que valora el estado del recién necido y la necesidad o no de

reanimación basándose en el color especialmente de labios y uñas, la frecuencia cardíaca, la respiración, el tono muscular, etcétera. Se evalúa al minuto de haber nacido, a los cinco y a los diez minutos y se puntúa de 0 a 10, número que refleja un estado óptimo del bebé. Aplasia. Invertebrado marino (caracol de mar) muy estudiado por los neurocientíficos debido a la simplicidad y estabilidad de su sistema nervioso. Aplificación. 1. (Genética molecular). Proceso donde aumenta la cantidad de

plásmido

ADN

en

proporción

a

la

cantidad

de

ADN

bacteriano

por

tratamiento

con

determinadas

sustancias

como

el

cloramfenicol.

2.

(Genética). Replicación en masa de todo un código genético. Apnea central del sueño. Trastorno del sueño en el que la respiración se detiene cuando la persona experimenta sueño profundo; puede estar asociada a la relajación muscular durante el sueño con actividad onírica. Apnea del sueño. Trastorno en el cual la respiración se detiene cuando la persona experimenta sueño profundo. Apnea obstructiva del sueño. Constricción del aparato respiratorio que da como resultado la pérdida de la respiración durante el sueño; se asocia invariablemente con antecedentes de ronquidos sonoros. Apnea paroxística. La pérdida transitoria de la función de respirar y, como consecuencia, el cambio de color de labios y uñas que pasan a ser moradas o azuladas. Apoplejía. Suspensión brusca y más o menos completa de todas las funciones cerebrales con pérdida súbita del conocimiento y la motilidad voluntaria, conservando la circulación y la respiración. Discapacidad total momentánea de la capacidad para comunicarse. Apoptosis. Las células que no han establecido conexiones o cuando las conexiones no son funcionales entran en lo que se llama muerte celular programada o apoptosis. Muerte celular programada genéticamente. Muerte celular natural distinta de la muerte celular por daño o enfermedad. En neurociencia este concepto es aplicado a la muerte neuronal programada genéticamente, en contraste con la necrosis celular consecuente con causas patológicas o accidentes. Se trata del proceso por el cual ocurre una condensación de la cromatina y degradación del ADN que procede a la destrucción de la membrana plasmática. Apoyos. Recursos y estrategias que pretenden promover el desarrollo, la educación, los intereses, y el bienestar de una persona y que mejoran el funcionamiento individual. Los servicios son un tipo de apoyo que proporcionan los profesionales y las agencias. Apoyos conductuales positivos. Una estrategia de intervención que incluye:

(a) una evaluación funcional que define la conducta problemática, determina lo que la mantiene y describe el contexto ambiental asociado con índices altos o bajos de la conducta; y (b) el énfasis en dos modalidades principales de intervención: la alteración del entorno antes de que se dé el comportamiento problemático y la enseñanza de conductas apropiadas como estrategia para eliminar la necesidad de exhibir las conductas problemáticas.

Apoyos de salud comunitarias globales. Apoyos individualizados proporcionados en la comunidad propia que son sensibles a las necesidades de salud física y mental de las personas con discapacidad intelectual; están alineadas con la concepción ecológica, multidimensional actual de discapacidad, y son coherentes con la definición de salud como un estado integral de bienestar físico, mental y social. Apraxia. Incapacidad para realizar movimientos voluntarios en ausencia de parálisis o de otros trastornos motores o sensitivos; especialmente, la incapacidad para realizar un uso correcto de los objetos. Padecimiento que implica el daño de los hemisferios cerebrales y las dificultades consecuentes para la coordinación de movimientos hábiles intencionados. Trastorno de la habilidad para realizar movimientos voluntarios de mado coordinado. Pérdida por lesión cerebral de todas las praxias (patrones motrices aprendidos). Discapacidad para planificar movimientos voluntarios. Incapacidad de ejecutar y repetir acciones aprendidas (Apraxia del habla. Discapacidad para hablar por pérdida de los patrones de movimientos del habla. Sinónimo a afasia motriz. Apraxia de la escritura. Sinónimo a agrafía. Discapacidad para escribir por pérdida de los patrones de movimientos de la escritura). Condición caracterizada por la incapacidad o la dificultad para llevar a cabo movimientos intencionales a pesar de tener la capacidad física (tono muscular y coordinación) intacta. Apraxia bucolinguofacial. Dificultad para mover voluntariamente los músculos implicados en el habla -laringe, faringe, lengua, labios y mejillas- provocando movimientos sin finalidad lingüística, como soplar o hinchar las mejillas. Apraxia cinética. Forma de apraxia en la que una persona es incapaz de realizar movimientos voluntarios de las extremidades en respuesta a órdenes verbales. Supuestamente es el resultado de una desconexión entre el programa motor y el lenguaje. Apraxia construccional o constructiva. Incapacidad para copiar un dibujo geométrico. Dificultad para reconstruir o reproducir objetos o dibujos percibidos visualmente. Apraxia ideatoria o ideacional. Término vago utilizado para describir un trastorno de la conducta gestual en el que se pierde la concepción total de cómo se ejecuta un movimiento. Aparece cuando a una persona se le pide que manipule objetos. Alteración en la secuenciación de gestos elementales, como llamar por teléfono o vestirse. Apraxia ideocinética. Incapacidad para realizar secuencias de movimientos familiares y bien aprendidos cuando se realiza o prepara alguna tarea. El déficit no es atribuible a una incapacidad para realizar movimientos o para realizar los actos individuales requeridos para esa tarea. Apraxia ideomotora. Incapacidad para utilizar y comprender la comunicación no verbal tales como gestos y pantomimas. Dificultad para realizar determinados gestos elementales, como el saludo militar, la despedida con la mano o cortar con unas tijeras. Apraxia motora. Incapacidad, en ausencia de parálisis, para ejecutar los movimientos voluntarios necesarios para realizar una acción orientada hacia un objeto. Aprendizaje. Adquisición de nueva información o conocimientos. Proceso por el cual se producen cambios en la conducta como resultado de experiencias

de interacción con el mundo. Proceso que realiza un organismo con la experiencia y con el que se modifica su conducta. Está íntimamente asociado a los procesos de memoria. Conlleva cambios plásticos en el cerebro que hoy se creen relacionados con la actividad sináptica. Aprendizaje asociativo. Aprendizaje de asociaciones entre acontecimientos;

habitualmente se distinguen dos tipos: condicionamiento clásico y condicionamiento instrumental. Aprender a asociar un estímulo con otro o a asociar un estímulo con una nueva respuesta. Aprendizaje de categorías. Proceso por el cual los seres humanos aprendemos a clasificar estímulos en categorías.

Aprendizaje

comprender y producir cualquier idioma después de la lengua materna. Aprendizaje espacial. Aprendizaje de la información espacial, por ejemplo, la ubicación de un objeto. Aprendizaje hebbiano. Principio que propone que el aprendizaje implica el fortalecimiento de las conexiones de unidades que se activan al mismo tiempo; a menudo se expresa como “neuronas que disparan juntas se conectan entre sí”. Aprendizaje implícito. Aprendizaje que ocurre sin que el aprendiz tenga

conciencia de las mejoras en el desempeño o, en el caso de personas con amnesia, sin que tenga conciencia de que se dio la práctica. Aprendizaje instrumental. Proceso de aprendizaje (con refuerzo positivo o negativo) por el que el animal debe realizar una respuesta que requiere la manipulación de un instrumento o palanca. Por ejemplo, apretar una palanca para recibir alimento o evitar la llegada de un shock elétrico. Aprendizaje latente. Aprendizaje que no es detectado (es latente) hasta que se demuestre de manera explícita en una etapa posterior. Aprendizaje no asociativo. Cambio de la respuesta conductual que se produce con el tiempo como respuesta a un tipo individual de estímulo; se divide en dos tipos: habituación y sensibilización. Aprendizaje en que sólo participa un estímulo relativamente aislado a la vez. Aprendizaje perceptual. Aprendizaje en que la experiencia con un conjunto de estímulos hace más fácil distinguirlos. Aprendizaje por observación. Proceso en que el aprendiz supervisa activamente los eventos y luego elige las acciones posteriores a partir de esas observaciones. Aprendizaje por simple exposición. Aprendizaje a través de la simple exposición a los estímulos, sin inducción explícita alguna y sin alguna respuesta externa. Aprendizaje por dominio (“mastery learning”). Concepto introducido al comienzo de los años 60 que, aplicado al aprendizaje de la lectura, se traduce en un modelo de destrezas. La meta de este modelo consiste en asegurar un determinado rendimiento entre los estudiantes, logrado a través de una secuencia instruccional que incluye una serie claramente identificada de subdestrezas, ordenada desde lo más simple hasta lo más complejo. Aprendizaje social. Aprender de los otros; suele usarse como sinónimo de aprendizaje por observación. Aprendizaje vocal. Adquisición de la habilidad de producir sonidos usando las memorias de los mismos.

de

de

un

segundo

idioma.

Adquisición

de

la

capacidad

Apropiación. Constituye una dimensión afectiva del lenguaje escrito y se

relaciona con valoración de los estudiantes de su propia habilidad para leer

y escribir, lo cual se demuestra en sus actitudes y hábitos cotidianos; por ejemplo, en la lectura diaria y voluntaria. Aprosodia. Trastorno en el que existe pérdida de la producción o de la

comprensión de los diferentes tonos de la voz. Aptitud. La capacidad o aptitud es algo dado, con lo que se nace (p. ej.: la capacidad de emitir sonidos), mientras que una habilidad o destreza se aprende o desarrolla (p. ej.: aprender a emitir sonidos hablados o cantados en un idioma u otro). Aracnoides. Lámina delgada de delicado tejido conectivo colágeno que sigue los contornos del encéfalo. Una de las tres membranas que forman las meninges. Se halla situada entre la piamadre y la duramadre en el encéfalo

y

la médula. Está separada de la piamadre por el espacio subaracnoideo.

Árbol. Grafo conexo sin circuitos o ciclos. Árbol expandido de un grafo. Subgrafo con el mayor número posible de varistas que es en sí mismo un árbol. Arco. Par ordenado de vértices, representado por una arista con flecha. Arco reflejo. Unidad neurológica simple de una neurona sensitiva que transmite un impulso a la médula espinal, donde conecta con una neurona motora que transmite el impulso reflejo de vuelta a un músculo o glándula determinados. Una parte importante del arco reflejo son las interneuronas, situadas entre las neuronas sensitivas y las motoras. Arcos adyacentes. Dos arcos que tienen un vértice común. Área cerebral. Región del cerebro determinada por sus características anatómicas (lugar), histológicas, funcionales u otras. Área cortical. Superficie delimitada de la corteza cerebral tipificada por sus características histológicas y (no siempre) por su función. Se distinguen las áreas corticales sensoriales, motoras y de asociación. Brodmann, sobre una base anatómica e histológica (citoarquitectura), distinguió la corteza humana en 11 áreas principales y 52 áreas menores. Área 6 lateral. Es la correspondiente a la corteza promotora. Área 6 medial. La correspondiente a la corteza motora suplementaria. Área 8. La correspondiente al campo visual frontal. Área 8 a. La correspondiente al campo visual suplementario. Área 17. Corteza visual primaria. Área de asociación. Cualquier partede la corteza cerebral que interviene en la integración de la información sensorial. Área de Broca. Región del lóbulo frontal que se asociada con afasia de Broca (motora) cuando se lesiona. La zona del cerebro localizada en el lóbulo frontal del hemisferio izquierdo que interviene en la producción del habla. Región del lóbulo frontal izquierdo en que las lesiones dan lugar a déficit en el lenguaje, en especial en la producción del habla. Área de orden superior. Área del encéfalo que tiene un origen evolutivo más reciente y recibe estímulos desde áreas más antiguas (más bajas). Área de proyección primaria. Área del encéfalo que recibe en primer término una conexión desde otro sistema. Área de proyección secundaria. Área de la corteza que recibe o envía proyecciones a un área de proyección primaria.

Áreas homotópicas. Puntos correspondientes en los dos hemisferios cerebrales que se relacionan con la línea media del cuerpo. Área motora suplementaria (AMS). Parte medial del área cortical 6 que interviene en el control de los movimientos voluntarios. Área MT. Área de la neocorteza, en la unión de los lóbulos parietal y temporal, que recibe aferencias de la corteza estriada y al parecer está especializada en la detección del movimiento del estímulo; también denominada V5. Área premotora (APM). Parte lateral del área cortical 6 que participa en el control del movimiento voluntario. Área de Wernicke. Área de la superficie superior del lóbulo temporal entre la corteza auditiva y la circunvolución angular que se asocia con afasia de Wernicke cuando se lesiona. Región cerebral responsable de la comprensión del lenguaje y de la producción del habla con sentido. Región cortical en el lóbulo temporal izquierdo que cuando es dañado produce déficit de lenguaje, en especial en relación con la comprensión del lenguaje. Área piramidal. Área 4 de Brodmann. Área postrema. Núcleo en el tronco del encéfalo, sensible a las toxinas de la sangre y centro del vómito. Área secundaria. Región cortical que recibe vías aferentes desde las áreas primarias y se cree que participa en otras funciones sensitivas y perceptivas o motoras más complejas. Área terciaria. Área de la corteza que recibe las proyecciones desde un área de proyección secundaria o envía proyecciones a ella. Véase también Corteza de asociación. Área ventral tegmental (AVT). Parte del tallo cerebral que proyecta dopamina en el núcleo accumbens y que puede desempeñar un papel importante en el aprendizaje sobre el reforzamiento. Área tegmental ventral. Área de neuronas dopaminérgicas del tegmento mesencefálico que se proyectan sobre zonas del sistema límbico y de la corteza cerebral. El área tegmental ventral y la sustancia negra son la principal fuente de dopamina en el encéfalo, que suministran a través de las vías mesolímbicas y mesocortical. Áreas de Brodmann. Conjunto de 52 áreas de la corteza cerebral identificadas y numeradas por el anatomista alemán Korbinian Brodmann (1868-1918). Estas áreas están asociadas a funciones neurológicas específicas y se diferencian entre sí por tener componentes celulares distintos. Arista. Enlace entre dos vértices de un grafo. Aristas adyacentes. Dos aristas que tienen un vértice común. ARN. Ácido ribonucleico, una clase de ácido nucleico, como el ADN, del que es muy similar pero difiere en ciertos detalles importantes de su composición química: sus nucleótidos contienen el azúcar ribosa en lugar de desoxirribosa, y la base uracilo reemplaza a la timina. ARN mensajero (ARMm). Tipo de ácido ribonucleico o sintetizado a partir del ADN (ácido desoxirribonucleico); se adhiere a los ribosomas para especificar las secuencias de aminoácidos que forman las proteínas. Es un ácido ribonucleico que contiene información genética derivada del ADN y empleada para la producción de proteínas para el organismo. Se llama mensajero porque media la información desde los genes hacia las proteínas.

Arquicórtex. Parte de la corteza cerebral que se desarrolla en asociación con la corteza olfatoria y que es filogenéticamente más antigua que el neopallium, allocórtex o corteza olfatoria. Corresponde a la circunvolución dentada y a la circunvolución del hipocampo en los mamíferos maduros. Arquetipo. Modelo original y primario en un arte u otra cosa; utilizado por C. G. Jung para determinadas disposiciones de la psique humana para producir imágenes comunes a toda la humanidad. Arteria cerebral anterior. Se origina en la arteria carótida e irriga las regiones frontal orbitaria y frontal dorsolateral, la corteza singular anterior, el cuerpo calloso y el estriado. Arteria cerebral media. Se extiende a lo largo de la fisura de Silvio y envía sangre a la porción ventral del lóbulo frontal, a la mayor parte del lóbulo parietal y al lóbulo temporal. Arteria cerebral posterior. Arteria cerebral que suministra sangre a la parte posterior de los hemisferios cerebrales, que incluyen el lóbulo occipital y la formación del hipocampo. Arteria interna. Ramificación de la arteria carótida que es la mayor fuente de irrigación sanguínea del encéfalo. Arteria vertebral. Arteria principal que irriga sangre al cerebro posterior y a la médula espinal.

la pérdida de la

elasticidad y el engrosamiento y endurecimiento de las arterias. Finalmente conduce a la demencia. Articulación. Emisión de sonidos del habla que resullta de la modificación de la salida de aire a través de los movimientos de los labios, la mandíbula y la lengua. Articulema. Esquema motor que se precisa para realizar cada uno de los fonemas del habla.

caracterizado por

contracturas congénitas no progresivas de muchas articulaciones. Asesor/diagnosticador educativo. Individuo familiarizado con el currículum escolar, y las exigencias de los diversos niveles escolares, que puede o no tener conocimientos sobre discapacidades del aprendizaje. Esta persona puede llevar a cabo evaluaciones educativas. Asimbolia. Incapacidad para emplear un signo convencional que signifique otro objeto o hecho. Asimbolia para el dolor. Ausencia de reacciones normales al dolor. Las personas que padecen esta condición no sienten dolor cuando, por ejemplo, se les pincha un dedo con una aguja. En ocasiones, los pacientes dicen que pueden sentir dolor, pero que no les duele. Saben que han sido pinchados, pero no experimentan la adecuada reacción emocional. El síndrome es a menudo el resultado de lesiones en una parte del cerebro que se conoce como corteza insular. La sensación del pinchazo es recibida por una parte del cerebro, pero la información no pasa a otra área, la que normalmente clasifica la experiencia como amenazadora y desencadena – mediante la sensación de dolos – la reacción de esquivarla. Asimetría. Desigualdad entre ambos hemicuerpos. Asimilación (psicología genética). Uno de los mecanismos de adaptación, que se complementa con otro llamado acomodación. Es aquel por el que un individuo incorpora las experiencias del medio a su organización intelectual.

Artrogriposis

Arteriosclerosis

cerebral.

Trastorno

caracterizado

por

Múltiple

Congénita

(A.M.C.).

Síndrome

Transformación del medio por acción del sujeto. Por ejemplo, esquema de succión. Asma. Es una condición en la cual hay dificultades para el proceso de respiración y que generalmente viene acompañada de un ronquido silbante (un pitillo bronquial). Asociacionismo. Principio que plantea que la memoria depende de la formación de conexiones (“asociaciones”) entre pares de eventos, sensaciones e ideas, de forma tal que el recuerdo o la experimentación de un miembro del par provoca el recuerdo o anticipación del otro. Asomatognosia (o somatognosia). Desconocimiento o falta de conciencia del propio cuerpo y del estado físico; puede referirse a uno o ambos lados del cuerpo; generalmente es el resultado de una lesión en el lóbulo parietal derecho. Incapacidad para percibir de qué manera se relacionan algunas partes del cuerpo con otras. Discapacidad para coordinar actos mixtos. Imposibilidad de coordinación perceptivo-motriz. Imposibilidad de escritura de copia y al dictado. Aspiración del meconio. Causa problemas respiratorios y pulmonares en recién nacidos. Ocurre como resultado de la penetración del meconio dentro del líquido amniótico. (El meconio es el término médico con que se denominan las primeras heces fecales del infante). Esto ocurre a menudo como consecuencia de angustia fetal durante el periodo del alumbramiento. Asta anterior. Fibras que abandonan la parte anterior de la médula espinal, llevan información desde la médula a los músculos, formando un manojo. Asta de Ammon. Parte del hipocampo. Asta posterior. Fibras que convergen a medida que ingresan en la parte posterior de la médula espinal formando un haz y tren información desde los receptores sensitivos del cuerpo. ATP (adenosintrifosfato). Nucleótido formado por adenosina y tres grupos fosfato que interviene en las transformaciones metabólicas de la célula y, como neurotransmisor, en la conducción de señales entre neuronas. Ataque (también conocido como convulsiones). Estos ataques se caracterizan por una actividad motora involuntaria o cambios en el estado de conciencia o en la conducta. Ataxias. Se trata de cuadros clínicos caracterizados por incoordinación de los movimientos voluntarios de brazos, piernas y del tronco, junto con alteraciones en la articulación de las palabras que comprometen la postura y la marcha. Existen más de veinte tipos de ataxias que se dividen en dos grupos: las hereditarias y las adquiridas, como consecuencia de otros problemas, como el alcoholismo, las deficiencias vitamínicas, y los tumores. Existen tratamientos sintomáticos y preventivos. Las deformidades esqueléticas se pueden tratar quirúrgicamente y pueden ser abordadas tras una cuidadosa evaluación. También se dan tratamientos específicos para alteraciones en otros órganos del cuerpo. Astas occipitales. La mayor parte de las proyecciones de los ventrículos laterales que sobresalen hacia el lóbulo occipital. Astereognosia. Imposibilidad de reconocer objetos familiares a través del tacto, sin que exista un defecto en las sensaciones táctiles elementales. Incapacidad para reconocer objetos mediante el tacto sin ayuda de la visión. Discapacidad para lectura Braille. Imposibilidad de ser lector Braille.

Astrosito. Tipo de células glioles. Célula de origen ectodérmico cuyo nombre alude a la forma estrellada que le dan sus numerosas prolongaciones. Hoy se cree que estas células participan activamente en la homeostasis del SNC, manteniendo la composición extracelular adecuada para el normal funcionamiento de la neurona. Se cree igualmente que participan en los mecanismos de plasticidad neuronal. Entre algunas de sus funciones están la de eliminar iones en exceso del medio (K+), sustancias tóxicas (amoniaco) y neurotransmisores (ácido glutámico y GABA). También participan en la producción de mediadores inmunológicos, factores de crecimiento nervioso, precursores metabólicos para la síntesis de neurotransmisores (glutamina, precursor de glutamato y GABA). Astrocitoma. Tumor encefálico de crecimiento lento que resulta del crecimiento de los astrositos. Ataque de sueño. Pérdida repentina de la conciencia. Ataxia. Fallo en la coordinación muscular; cualquiera de las irregularidades de la acción muscular. Una forma de perlesía cerebral en la cual el individuo lleva a cabo movimientos faltos de coordinación. Ataxia de Friedreich. Enfermedad neurodegenerativa de origen genético recesiva que causa en quienes la padecen un deterioro progresivo del cerebelo y ganglios espinales dorsales. Ataxia óptica. Déficit en el control visual de alcance y en otros movimientos, y en los movimientos oculares. Atáxico. Que carece de equilibrio y coordinación en las acciones musculares. Atención. Proceso hipotético que permite ya sea una conciencia selectiva de un aspecto del medio sensorial o respuestas selectivas a una clase de estímulo. Proceso neuropsicológico que dispone para seleccionar entre varios estímulos aquel al que responder. Control voluntario y dirección de la conciencia hacia un estímulo determinado, interno o externo. Atetoide. Movimientos distales involuntarios y continuos. Atetosis. Trastorno motor caracterizado por movimientos involuntarios o movimientos sinuosos y lentos, especialmente, de las manos. Atonía. Ausencia de tono muscular. Falta de fuerza o tono, de un órgano, por causa orgánica. Dificultades para hablar o escribir correctamente. Dificultades para producir mensajes orales audibles y/o textos legibles. Atrofia neural. Atrofia de neuronas. Audiometría. Medición cuantitativa y cualitativa de la capacidad auditiva de un sujeto. Determinación de su campo auditivo y los umbrales de sensibilidad auditiva en ambos oídos. Audiomudez. Mutismo con audición. Incapacidad para emitir mensajes orales, por causa psíquica. Inexpresión oral electiva, voluntaria, según las circunstancias. Autismo. Trastorno neurológico, por lo general identificado en los primeros tres años de vida, que interfiere de forma significativa en el desarrollo debido a los daños en las zonas de procesamiento sensorial, desarrollo del lenguaje e interacción social. Trastorno del desarrollo, permanente y profundo, que afecta a las dimensiones de comunicación, imaginación, planificación y reciprocidad emocional. Autoconsciencia. Estado en el ser humano que le permite el reconocimiento del yo y su pensamiento. Los mecanismos cerebrales que permiten la autoconsciencia son desconocidos.

Autoestimulación cerebral. Fenómeno descubierto por Olds y Milner en 1954

y que consiste en que un animal aprieta una palanca (o desarrolla cualquier otra conducta operacional) para estimular ciertas áreas de su propio cerebro a través de electrodos crónicamente implantados. Ausencia. Pérdida momentanea de la conciencia. Imposibilidad pasajera de intercambio de comunicación con el medio. Pérdida de la información entrante durante el episodio. Atresia. Es una condición congénita en la cual hay ausencia o cierre de conductos o aperturas normales del cuerpo como por ejemplo atresia del esófago y hay también atresia intestinal. Atrofia espinal muscular. Una enfermedad degenerativa de los nervios que controlan los músculos. Ocasiona debilidad general y disminución de la actividad muscular con diferentes niveles de severidad. Audición. Sentido del oído. Audición dicótica. Procedimiento en el que se presentan diferentes estímulos auditivos a cada oído a través de auriculares estereofónicos.

Aumento

emparejamiento del EC y EI produce un aumento en las vesículas que liberan glutamato de las neuronas sensoriales a las motoras. Aura. Sensación subjetiva, experiencia perceptiva o fenómeno motor que precede y marca el comienzo de una crisis epiléptica o una migraña. Autismo o Autístico. Trastorno en el que la persona es dominada por pensamientos o conductas autorreferentes que no pueden cambiar por estimulación externa. En los niños, el trastorno se denomina a menudo autismo infantil, y está caracterizado por un fallo en la capacidad para establecer relaciones normales con otras personas y por falta de reacción a la estimulación externa. Estos niños, generalmente, presentan graves trastornos en la comunicación y exhiben conductas repetitivas, por ejemplo, balanceos. Una condición severa y crónica que padecen algunos niños que les afecta para poder comunicarse con los demás y también afecta sus patrones de conducta. Los síntomas de esta condición incluyen el retraimiento del contacto con otros, falta de respuestas sociales, problemas de lenguaje, movimientos repetitivos del cuerpo y problemas de conducta tales como resistencia al cambio. Autocontrol. Disposición del organismo a renunciar a un reforzador inmediato

el

dependiente

de

la

actividad.

Entrenamiento

en

que

pequeño a favor de un reforzamiento mayor en el futuro. Automatismo. Realización de actos no reflejos sin voluntad consciente. También llamado conducta automática. Autopagnosia. Incapacidad para localizar y nombrar las partes del propio cuerpo. Por ejemplo, agnosia de los dedos. Autosómico dominante. Un alelo genético que será expresado (causará efectos) si se hereda al menos de uno de los padres (independientemente de qué alelo aporte el otro progenitor). Autorreceptor. Receptor en la membrana de una neurona que responde al transmisor liberado por esa neurona. Aversión condicionada al sabor. Preparación de condicionamiento en que un sujeto aprende a evitar un sabor que se emparejó con un resultado aversivo, por lo general náusea. Axón. Prolongación neuronal fina que transmite los potenciales de acción desde el cuerpo celular hacia otras neuronas (o a los músculos o

glándulas). Prolongación fibrosa de una neurona, mediante la cual la célula envía información a las células diana. Extensión de salida de una neurona, se especializa en transmitir información a otras neuronas o a músculos. Prolongación citoplasmática de forma cilíndrica de una célula nerviosa, que conduce los impulsos procedentes del soma celular de la neurona hacia la sinapsis.Los axones pueden estar o no recubiertos de mielina. Ayahuasca. La ayahuasca amazónica es una de las plantas enteógenas más utilizadas en Sudamérica; es una liana con el nombre de Banisteriopsis caapi, de la familia de las malpighiáceas; contiene como principios activos beta-carbolinas, pero también dimetiltriptamina.

Bacteria. Cualquier organismo procariota. Balismo. Trastorno del movimiento causado por una lesión del subtálamo, que se caracteriza por un exceso de movimientos violentos y movimientos balísticos no controlados. Bandas ventriculares. Falsas cuerdas vocales. Barbarolalia. Habla con acento extranjero. Barbitúrico. Fármaco depresor que aumenta la eficacia de la inhibición. Los barbitúricos se unen al receptor GABA y aumentan la duración de la abertura de los canales en presencia del GABA. Barilalia. Habla desordenada. Baritofonía. Voz de tonalidad baja, grave, gruesa. Barrera hematoencefálica. Barrera funcional producida por la neuroglía y por las células de las paredes de los capilares en el cerebro, que impide el paso de muchas sustancias al encéfalo. Característica anatómica y fisiológica del cerebro formada por las paredes de los capilares que, al irrigar el sistema nervioso central, están rodeadas por las membranas de las células gliales. La barrera funciona como un mecanismo selectivo que impide el paso al líquido cefalorraquídeo y al tejido cerebral de la mayor parte de los compuestos de moléculas grandes de la sangre. Basal. Indica el estado de una función orgánica cuando se halla en reposo. Bases. También llamadas bases nucleotícas o monómeros del ADN y del ARN. Son de cuatro tipos en el ADN: adenina, guanina, timina y citosina, identificadas respectivamente por las letras A, G, T y C. La secuencia total de bases del ADN de cualquier especie constituye su genoma. En el ARN la T es sustituida por U (uracilo). Bastones. Células receptoras de la retina sensibles a la luz que contienen rodopsina; junto con los conos forman la capa de células receptoras de la retina. Bastón. Neurona sensorial localizada en la periferia de la retina. Es sensible a la luz de baja intensidad y está especializada en la visión nocturna. BDNF. Siglas del inglés con que se abrevia Brain Derived Neurotrophic Factor (factor de crecimiento nervioso derivado del cerebro). Benzodiacepina. Fármaco depresor que aumenta la eficacia de la inhibición. Las benzodiacepinas se unen al receptor GABA y aumenta la frecuencia de las aberturas de los canales en presencia del GABA. Benzodiacepinas:

Cualquiera de los tranquilizantes menores que tienen una estructura molecular en común y similar actividad farmacológica, como efectos ansiolíticos, relajantes musculares e hipnosedantes. Betacismo. Trastornos generales en la articulación del fonema “b”.

Beta-endorfina. Péptido endógeno que tiene una acción similar a la del opio. Bidimensional. Una organización celular limitada a un plano, que se puede describir por medio de dos ejes ortogonales. Bilateral. Que se aplica a ambos lados del cuerpo. Que afecta a ambos lados del cerebro. Binding. Capacidad de retomar en el punto adecuado una actividad dada cuando ésta ha sido interrumpida por una segunda tarea. Biota. El conjunto de seres vivos que habitan una región o un ecosistema. Biofeedback. Proceso de feedback conciente, mediante el cual se pretende actuar sobre actividades orgánicas consideradas automáticas, para tomando conciencia del funcionamiento defectuoso de los órganos, corregir sus desviaciones, y, paso a paso, grabar patrones de ejecución correctos. Finalmente, por repetición, establecer los nuevos patrones en los circuitos normales de feedback. Bitácoras de lectura. Registro donde los estudiantes anotan el título, el autor, un breve comentario y la fecha en la que leyeron voluntariamente un libro. Blasto. Neurona o célula de la neuroglía inmadura. Bloqueantes selectivos de la captación de serotonina. Algunos antidepresivos de segunda generación especialmente selectivos en el bloqueo de la captación de serotonina. Bloqueo. Paradigma de entrenamiento conductual en que una asociación aprendida previamente entre una señal (EC1) y el EI impide el aprendizaje acerca de una segunda señal (EC2) que se combina luego en un compuesto con EC1 durante el entrenamiento (EC1 + EC2) EI. Imposibilidad de empezar a ejecutar una acción. Por ejemplo a articular, leer, escribir, cantar, etcétera. Bradiartria. Articulación lenta y laboriosa por lesión en el sistema nervioso. Dificultades para coordinar la ejecución de los movimientos del habla. Dificultades para ser emisor oral. Bradicardia. El ritmo del corazón en un recién nacido es generalmente de 120 a 160 palpitaciones por minuto. Los infantes prematuros tienen de 120 a 180 palpitaciones por minuto. Cualquier ritmo menor de 100 palpitaciones por minuto se denomina bradicardia y constituye una amenaza para la vida del infante si no se trata debidamente. Bradilalia. Articulación lenta, sin fallos de coordinación. Bradilogía. Lentitud de pensamiento. Bomba. Proteína en la membrana celular que transporta activamente una sustancia a través de la membrana. También llamada transportador. Bomba de sodio-potasio. Mecanismo similar al de una bomba, que extrae sodio de la célula e introduce potasio. Bosque. Conjunto de grafos que son árboles. Botón gustativo. Agrupación de células que incluye las células receptoras del gusto en las papilas de la lengua. Botón sináptico. Llamado también botón terminal, pie terminal o sinapsis. Botón terminal. Parte terminal de un axón. Transmite información a otras neuronas. Bradiartria. Articulación lenta y laboriosa por lesión en el sistema nervioso. Dificultades para coordinar la ejecución de los movimientos del habla. Dificultades para ser emisor oral. Bradilalia. Articulación lenta, sin fallos de coordinación.

Brodmann, áreas de. Mapa de áreas de la corteza cerebral, descriptas por

Brodmann en 1909. Sobre la base del patrón citoarquitectual, la corteza queda dividida en 11 regiones principales y 52 áreas menores, cada una con su nombre. Dichas áreas fueron numeradas por Brodmann según el orden en el que sucesivamente las fue estudiando. Estas áreas no se corresponden con funciones específicas, y, además, áreas diferentes comparten igual función. Las 52 áreas menores son las siguientes: 1. Área intermedia poscentral. Corteza somatosensorial. 2. Área caudal poscentral. Corteza somatosensorial. 3. Área rostral poscentral. Corteza somatosensorial. 4. Área gigantopiramidal. Corteza motora. 5. Área preparietal. 6. Área frontal agranular. Corteza promotora. 7. Área parietal superior. 8. Área frontal intermedia. 9. Área frontal granular. 10. Área frontopolar. 11. Área prefrontal. Corteza límbica. 12. Área frontal microcelular. 13. Ínsula posterior. 14. Ínsula anterior. 15. Ínsula ventral. 16. Ínsula olfatoria. 17. Área estriada. Corteza visual primaria. 18. Área occipital. Corteza visual secundaria. 19. Área preoccipital. 20. Área temporal inferior. Corteza visual inferotemporal. 21. Área temporal media. Corteza visual inferotemporal. 22. Área temporal superior. Corteza auditiva. 23. Área cingular ventral posterior. Corteza límbica. 24. Área cingular ventral anterior. Corteza límbica. 25. Área subgenual. 26. Área ectosplenialis. 27. Área presubicularis. 28. Área entorinal. Corteza límbica. 29. Área retrolímbica granular. 30. Área retrolímbica agranular. 31. Área singular dorsal posterior.

32. Área singular dorsal anterior. 33. Área pregnual, tenia tecti. 34. Área

entorrinal dorsal. 35. Área peririnal. 36. Área ectorinal. 37. Área occipitotemporal. 38. Área temporopolar. Corteza límbica. 39. Área angular.

40. Área supramarginal. 41. Área auditoria. Corteza auditiva. 42. Área

paraauditiva. Corteza auditiva. 43. Área subcentral. 44. Área opercular. 45.

Área tringular. 46. Área frontal media. 47. Área orbital. 48. Área possubicular. 49. Área parasubicular. 50. Área gestatoria. 51. Área piriforme. 52. Área parainsular. Brote de crecimiento. Crecimiento repentino en el desarrollo que dura un tiempo finito. Brotes axonales. Fenómeno posterior a una lesión parcial en la que las neuronas restantes o partes de una neurona desarrollan terminaciones para conectarlas a las áreas previamente inervadas. Bucle. Arco o arista que comienza y acaba en el mismo vértice. Bucle fonológico. Memoria auditiva mantenida por el repaso interno

(subvocal) del habla. Buen estado físico. Capacidad de realizar las tareas diarias sin exceso de fatiga y con energía suficiente para poder afrontar imprevistos.

ética

Buenas

profesional, los estándares profesionales y el juicio clínico aplicados a las personas con discapacidad intelectual. Bulbo olfatorio. Estructura cerebral en forma de bulbo que deriva del telencéfalo y recibe aferencias de las neuronas receptoras olfatorias.

al

Bulbo

cerebelo. Bullying. El término bullying fue utilizado por primera vez por Dan Olweus (1970) para referirse a una forma de violencia caracterizada por presentarse entre pares y que debe cumplir tres importantes criterios: a) ser una

prácticas.

Conocimiento

basado

en

la

investigación,

la

raquídeo.

Parte

del

metencéfalo caudal

a la protuberancia

y

conducta con intención de producir daño a otro de manera intencionada, b) llevarse a cabo en forma sistemàtica y repetida en el tiempo y c) en el contexto de una relación interpersonal que presenta desequilibrio o abuso de poder. Búsqueda de conjunciones. Concepto de la teoría atencional por la cual se supone la existencia de un mecanismo por el que el sistema sensorial busca combinaciones particulares de información sensorial. Búsqueda de rasgos. Estrategia cognitiva por medio de la cual los estímulos sensoriales pueden ser rastreados para un rasgo específico como el color. Búsqueda visual. Tarea consistente en encontrar visualmente un elemento concreto en una escena o imagen que contiene diversos elementos. Butirofenona. Tipo de fármaco que bloquea los receptores de la dopamina.

CA1. Región del cuerno de Ammon en el hipocampo que recibe aferencias de las neuronas de CA3. CA3. Región del cuerno de Ammon del hipocampo que recibe aferencias de las neuronas de la circunvolución dentada. Cadena de comunicación. Conjunto de sistemas interrelacionados consecutivamente, unidos por sus funciones. La función de cada sistema es su output y, al mismo tiempo, es el input del sistema siguiente. Las funciones serían los nexos. La función del último sería la función de la cadena, y del sistema. Conjunto de funciones enlazadas algorítmicamente. Cadena polipeptídica. Péptido que contiene más de dos aminoácidos unidos por enlaces peptídicos. Cafeína. Estimulante del SNC. El café y el té contienen cafeína. Caja de Skinner. Cámara de condicionamiento en que el reforzamiento o castigo se aplican de manera automática cada vez que el animal emite una respuesta (como presionar una palanca); también se conoce como cámara operante. CAL. Conducta de autolesionarse. Calcificación. Acumulación de calcio en varias regiones del encéfalo tras una lesión encefálica. Calificación. Aspecto de la evaluación que se otorga sobre la base de una recolección de determinados datos. Constituye un juicio de valor que se traduce en notas destinadas a comunicar el rendimiento de los estudiantes en determinados ámbitos educativos a ellos mismos, a su familia y a las instancias administrativas. Cambio en la modalidad de la prueba de estudio. Procedimiento por el cual cuando a un sujeto se le presenta la información en una modalidad (lectura) y luego es examinado en otra modalidad (auditiva), muestra una puntuación más pobre que cuando se le instruye y examina en la misma modalidad. Cambios plásticos en el cerebro. Reorganización de áreas del cerebro que reciben información sensorial y también de las áreas motoras de la corteza cerebral, es decir, aquellas que programan los actos de conducta. Camino. Sucesión de arcos o aristas adyacentes. Camino crítico. Camino más largo de un dígrafo con requerimientos de orden. Campo de lugar. Ubicación espacial que provoca una actividad máxima en una célula de lugar.

Campo receptivo. Área en la cual un estímulo puede activar un receptor sensitivo. El ámbito (o “campo”) de los estímulos físicos que activan a una sola neurona. Canal. Paso angosto que atraviesa la membrana neuronal y que permite el paso de diferentes iones, que luego influyen sobre el potencial de membrana. Los diferentes iones o los cambios en el voltaje de la membrana abren distintos canales. Cáñamo. Planta anual de la familia de las cannabáceas con propiedades alucinógenas. Capa de células aferentes. Capa de tejido que recibe vías aferentes, como la capa 4 de la corteza cerebral. Capa de células eferentes. Capa de células que envían conexiones eferentes hacia otras partes del sistema nervioso. La componen las capas 5 y 6 de la corteza cerebral. Capa magnocelular del NGL. Capa del NGL que recibe aferencias sinápticas de las células ganglionares retinianas de tipo M. Capa parvocelular. Capa del NGL que recibe aferencias sinápticas de las células ganglionares retinianas de tipo P. Capacidad. Potencialidad inherente de realizar alguna actividad mental, física o emocional. Capas de células de asociación. Capas 2 y 3 de la corteza cerebral. Cápsula. Colección de axones que conecta el cerebro con el tronco cerebral. Cápsula interna. Gran conjunto de axones que conecta el telencéfalo con el diencéfalo. Cara. Región limitada por aristas de un grafo. Cariotipo. Es la constitución cromosómica de un individuo. Cartografía cerebral. Técnica que permite registrar y medir los campos eléctricos del cerebro en forma de potenciales. Se realiza a través de electrodos de registro situados en el cráneo y mediante técnicas de computación que determinan los tiempos de actividad neuronal de distintas áreas del cerebro y su secuencia al pasar tal actividad de un área a otra en relación con la actividad mental concreta que se le impone o que realiza el individuo. Permite trazar una perspectiva funcional en cuanto a la relación temporal que existe entre las diferentes áreas del cerebro que participan en la elaboración de un determinado proceso mental. Carraspeo. Tos causada por sequedad de la mucosa faríngea. Castigo. En el condicionamiento instrumental, el proceso de proporcionar a una conducta consecuencias que disminuyen la probabilidad de que esa conducta ocurra de nuevo en el futuro. En fisiología psicológica (conducta) se refiere a todo procedimiento por el cual una respuesta es seguida de un hecho aversivo (refuerzo negativo). En 1954 J. M. Rodríguez Delgado y N. Millar demostraron por primera vez que un animal es capaz de apretar una palanca para evitar el estímulo eléctrico de ciertas áreas del cerebro relacionadas con la codificación de los mecanismos cerebrales del castigo. Castigo negativo. Tipo de condicionamiento instrumental en que la respuesta ocasiona que un reforzador sea retirado o “sustraído” del ambiente; con el tiempo, la respuesta se hace menos frecuente. Castigo positivo. Tipo de condicionamiento instrumental en que la respuesta debe retenerse o de lo contrario se “suma” un estímulo aversivo al ambiente; con el tiempo, la respuesta se hace menos frecuente.

CAT. Test profectivo gráfico para niños, confeccionado a partir de unas láminas que se le muestran al niño como estímulo para su fantasía. Permite conocer su estado emocional. Catafasia. Repetición constante de la misma expresión. Cataplejía. Trastorno en el que una persona sufre un colapso a causa de la pérdida completa del tono y la actividad muscular; frecuentemente se desencadena por un estímulo emocional, como júbilo, furia, miedo, entre otros, y a menudo asociada a la narcolepsia. Catecolaminas. Los neurotransmisores dopamina, noradrenalina y adrenalina. Los neurotrasmisores dopamina, epinefrina y norepinefrina (noradrenalina) que están activos tanto en el cerebro como en el sistema nervioso simpático perisférico. Estas tres moléculas tienen semejanzas estructurales precisas y forman parte de una clase más amplia de neurotransmisores conocidos como monoaminas. Caudal. Dirección que significa hacia la cola o posterior. Ceceo. Acción y efecto de articular el fonema “z” por “s”. Se denomina también parasigmatismo. Cefalea agrupada. Trastorno migrañoso caracterizado por ataques de dolor intenso unilateral sobre el ojo y la frente, con congestión nasal y lagrimeo. Los síntomas duran alrededor de una hora y aparecen en grupos. Cefalea en racimo. Dolor unilateral en la cabeza o en la cara que no suele durar más de dos horas pero que recurre de forma reiterada durante un período de semanas e, incluso, meses antes de su desaparición. Cefalea tensional. Causada por la contracción prolongada de los músculos sobre el cráneo. Ceguera. Es una situación de pérdida total de la sensibilidad visual, binocular, por causa orgánica, localizada generalmente a nivel del globo ocular y sistema nervioso, vía sensitiva visual. Ceguera cortical. Pérdida de la visión causada por una lesión de la corteza visual, y en la que a menudo el órgano ocular no ha sufrido ningún daño. Ceguera monocular. Ceguera en un ojo causada por la destrucción de la retina o del nervio óptico. Célula de lugar. Neurona que dispara al máximo cuando el organismo entra a una ubicación particular dentro de un ambiente. Célula eucariota. Célula que se cacteriza por tener un núcleo separado del citoplasma gracias a un envoltorio nuclear, y por disponer de un citoplasma con orgánulos. Célula glial radial. Célula glial del cerebro embrionario que extiende una prolongación desde la zona ventricular hasta la superficie del cerebro, a lo largo de la cual emigran las neuronas inmaduras y la glía. Célula oligodendroglial. Célula glial que suministra la mielina en el SNC. Célula piramidal. Neurona que presenta un cuerpo celular en forma de pirámide y un árbol dendrítico alongado que se localiza en la corteza cerebral. Células piramidales. Clase importante de neuronas con forma piramidal situadas en el neocórtex. Sus largas prolongaciones permiten unir las células nerviosas con otras neuronas situadas en áreas cerebrales remotas. Célula de Purkinje. Célula de la corteza cerebelosa que proyecta un axón a los núcleos cerebelosos profundos. Neurona grande, con forma de gota y densas ramificaciones en la corteza cerebelar.

Célula receptora. Células sensoriales especializadas, que reciben y envían señales sensoriales al sistema nervioso. Célula receptora del gusto. Célula epitelial modificada que transduce los estímulos del gusto. Célula de Schwann. Célula glial que suministra la mielina en el SNP. Células gliales (o glía). Células no neuronales que se encuentran tanto en el sistema nervioso central (SNC) como en el sistema nervioso periférico (SNP). En el sistema nervioso central de los vertebrados se encuentran en un número 10 a 50 veces superior a las neuronas. Son células generalmente pequeñas, localizadas entre los cuerpos neuronales y entre los axones, y no generan señales eléctricas activas como las neuronas. En general, se subdividen en dos grupos: la macroglía (astrositos, oligodendrocitos y células ependimarias) y la microglía. En el sistema nervioso periférico, la glía la constituyen las células de Schwann. Células de tejido conectivo que desempeñan una función metabólica y sirven de sostén estructural y de defensa al tejido nervioso. El término procede del griego, que significa ligazón, unión, y se aplica también al tejido nervioso contituido por estas células que no participan en la transmisión del impulso nervioso. Hay diferentes tipos de células gliales, como los astrocitos, los oligodendrocitos y las células de la microglía. También se denominan neuroglias. Células cerebrales de apoyo a las neuronas. Células madre. Células indiferenciadas (en especial en el tejido fetal) que tienen la capacidad para desarrollarse en tipos particulares de células (por ejemplo, en neuronas o glías). Centro de placer. Nombre con que originalmente se designa a cualquier sitio de autorrefuerzo del cerebro con independencia de que la estimulación eléctrica evoque placer. Centro de recursos para el aprendizaje. Lugar donde un estudiante de educación especial acude regularmente durante períodos de tiempo establecidos para recibir apoyo educativo. Centro del apetito. Centro nervioso situado en la parte lateral del hipotálamo, cuya estimulación provoca la sensación de hambre. Cerebelo. Estructura derivada del rombencéfalo, unida al tronco cerebral a la altura de la protuberancia; constituye un importante centro de control del movimiento. Región del cerebro que se localiza debajo de la corteza en la parte posterior de la cabeza. Es responsable de la regulación y coordinación del movimiento muscular voluntario complejo, incluyendo el condicionamiento clásico de las respuestas reflejas motoras. Porción del cerebro situada en la parte posterior que ayuda a la coordinación del movimiento. Órgano situado en la parte posterior del cerebro con profusas conexiones con éste y que participa en la elaboración fina de los movimientos. Cerebro anterior. Parte del encéfalo que abarca el diencéfalo y el telencéfalo. Cerebro. Parte más extensa del prosencéfalo; también denominada telencéfalo. En la actualidad es un término no claramente definido y consensuado. En general se refiere a toda aquella parte del SNC que está contenida en la caja craneana, excluidos el tronco del encéfalo (mesencéfalo, puente y bulbo) y el cerebelo. Parte principal del encéfalo que ocupa la región superior del cráneo y que consta de dos mitades o

hemisferios unidos por una masa de sustancia blanca conocida como cuerpo calloso. Cerebro anterior. Hemisferios cerebrales, ganglios basales, tálamo, amígdala, hipocampo y septum. La sección más grande del cerebro, que incluye la corteza cerebral y los ganglios basales. Se le adjudican funciones intelectuales superiores. Cerebro medio. Segmento corto entre el cerebro anterior y el cerebro posterior; se compone del techo y el tegmento. Cerebro-mente, problema. Problema antiguo de la filosofía que se refiere a la naturaleza del cerebro y la mente. Las neurociencias han entrado recientemente en esta polémica. Véanse dualismo y monismo. Cerebro posterior. Región del encéfalo que se compone principalmente del cerebelo, el bulbo raquídeo, la protuberancia y el cuarto ventrículo. Cetacismo. Trastornos generales en la articulación del fonema “z”. Cianosis. Es una condición en la que la piel se torna azulada o grisácea debido a una deficiencia de oxígeno en la sangre. Está presente en muchos casos en que hay problemas respiratorios o problemas del corazón. El color azulado o morado que aparece especialmente en los labios y uñas cuando, por la razón que sea, no llega suficiente sangre oxigenada a los tejidos. Ciclo. La reacción de las mujeres ante la representación explícita del cuerpo masculino varía de acuerdo con el momento del ciclo menstrual en el que se encuentren. Durante la fase de ovulación, las imágenes de hombres desnudos despiertan una mayor sensación placentera que en el resto de los estadios. También los gestos y la mímica de las mujeres son más seductoras durante la ovulación. Ciencia(s) cognitiva(s). Surgida en Estados Unidos a fines de los cincuenta, designa un conjunto de investigaciones interdisciplinarias llevadas a cabo por filósofos, psicólogos, lingüistas, neurólogos, informáticos, etcétera. El objetivo principal es la naturaleza del pensamiento y el conocimiento. La ciencia cognitiva reserva un lugar importante al lenguaje de la computación y a la metáfora informática. Algunos consideran que la psicología cognitiva forma parte de esta ciencia, pero algunos eminentes representantes de aquélla –como Neisser- critican vivamente los abusos del modelo informático y los programas de inteligencia artificial. Cifosis. Enfermedad que se caracteriza por la curvatura de la columna vertebral anómala perdiendo algunas partes movilidad. Cilios. Pequeñas prolongaciones presentes en la superficie externa de muchas células. Su movimiento sincronizado permite el desplazamiento de la célula, o facilita que se generen corrientes de fluido en la superficie celular. Cinestesia. Percepción de movimiento o posición de los miembros y del cuerpo. Término usado por lo general para referirse a la percepción de cambios en los ángulos de las articulaciones. Percepción de la posición de las articulaciones y del movimiento del cuerpo en el espacio, sin participación de la vista. Un ejemplo sería escribir nuestro nombre en el aire con los ojos cerrados. Cinetograma. Imagen que se reproduce con un cinematógrafo, es decir, un aparato óptico en el cual, haciendo pasar rápidamente muchas imágenes fotográficas que representan momentos consecutivos de una acción determinada, se consigue reproducir escenas en movimiento.

Circuito. Sistema electrónico por el que fluye una corriente eléctrica. En

neurofisiología se utilizan diferentes tipos de circuitos eléctricos para estímulo y registro de la actividad neuronal. Circuito. Camino que comienza

y acaba en el mismo vértice.

Circuito de Euler (euleriano). Circuito que pasa por cada arista de un grafo

exactamente una vez. Circuito de Papez. Circuito de estructuras anatómicas que interconectan el

hipocampo y la corteza que Papez propuso como sistema de las emociones. Circuito hamiltoniano. Circuito que empieza y acaba en un mismo vértice recorriendo a través de aristas del grafo todos los otros vértices una sola vez. Circuito subcortical. Vía anatómica en la que la información se dirige desde una estructura subcortical como la amígdala hacia la corteza y luego vuelve

a su estructura original.

Circuitos neuronales. Interconexión de neuronas locales en áreas concretas del cerebro o en sistemas distribuidos en diferentes áreas del cerebro que codifican para funciones específicas. Por ejemplo, la corteza prefrontal, en particular la corteza órbito frontal, contiene circuitos neuronales en donde se

realizan asociaciones del tipo estímulo-respuesta y desconexión de las previamente realizadas, unidas a connotaciones emocionales. Ello provee a esta área del cerebro de la capacidad plástica de adaptarse a los cambios permanentes que se suceden en el mundo emocional del individuo. Circuitos sinápticos. Sinapsis que forman parte de circuitos locales en una parte bien definida del cerebro o de un ganglio. En invertebrados se pueden estudiar circuitos sinápticos en determinados ganglios articulando vías de entrada y salida a dichos circuitos. Círculo literario. Estrategia que estimula a los alumnos a leer y comentar un mismo libro. Simultáneamente, constituye un procedimiento para evaluar el proceso de comprensión a través de una experiencia grupal, durante la cual los estudiantes revelan su apropiación del libro, su construcción personal del significado, su relación frente al texto y su lectura crítica. Círculos de ideas. Actividad en la cual los alumnos intercambian ideas en relación con un determinado concepto. Los componentes básicos del concepto son los datos reales o hechos, las relaciones entre ellos y las explicaciones. En la medida que desarrollan el concepto los estudiantes construyen un entendimiento abstracto a partir de información específica, detalles y datos concretos y se promueve la convergencia de los participantes para lograr un entendimiento conceptual. Circunvolución. Protuberancia que se extiende entre los sucos del cerebro. Circunvolución angular. Circunvolución en el lóbulo parietal que corresponde aproximadamente al área 39 de Brodmann, importante en las funciones del lenguaje. Circunvolución de Heschl. Circunvolución en el lóbulo temporal humano que equivale aproximadamente al área 1 auditiva. También conocida como surco temporal transverso. Circunvolución del cíngulo. Límite del lóbulo frontal por su parte media. Circunvolución dentada. Región de la formación del hipocampo. Circunvolución precentral. Circunvolución ubicada por delante del surco central.

Cisura. Hendidura o surco poco profundo que separa las circunvoluciones de

los hemisferios cerebrales. Citoarquitectura. Disposición de los cuerpos celulares de las neuronas en las partes del cerebro.

Citoesqueleto.

queratina, y filamentos intermedios, que se extiende por el citoplasma de las células eucariotas. Sostén mecánico de la célula, cumple la función de canalización e intercomunicación entre sus diversas partes. Citomegalovirus. Es un virus que causa infecciones respiratorias. En el caso de una mujer embarazada puede ocasionar anormalidades en el feto. Citoplasma. Todo el material contenido dentro de los límites de la membrana celular, con exclusión del núcleo. Parte de protoplasma que se encuentra entre el núcleo celular y la membrana plasmática. Su función es albergar los órganos celulares y contribuir a su movimiento. Citoquinas. Conjunto de proteínas que regulan interacciones de las células del sistema inmune. Su función inmunorreguladora es clave en la respuesta inmune, en la inflamación y en la hematopoyesis de distintos tipos celulares. Cladogénesis. Proceso de evolución biológica que consiste en el nacimiento de un nuevo linaje o clado. Cladograma. Árbol filogenético que se ramifica repetidas veces; muestra una clasificación de los organismos basada en la secuencia temporal en la que esas ramas surgieron evolutivamente. Claustro (claustrum o antemuro). Lámina muy delgada de sustancia gris

formada por células fusiformes que se halla situada en el exterior de la cápsula externa del cerebro –la capa de sustancia blanca situada por fuera del núcleo lenticular del cuerpo estriado-, de tal manera que lo separa de la cápsula interna –la lámina de sustancia blanca, entre el núcleo lenticular y el núcleo caudado y el tálamo- de la ínsula. Clasificación. El proceso de dividir en subgrupos aquello que ha sido incluido en un término a través de su definición. La división en subgrupos se hace de acuerdo con principios y usos definidos. Todos los sistemas de clasificación tienen como objetivo fundamental la provisión de un esquema organizado para la categorización de varios tipos de observaciones y una forma de (re)organizar la información. Un sistema de clasificación: (a) tiene que servir a un propósito; (b) ha de estar basado en información relevante; y (c) se usa para entender mejor a una persona. Clínico en discapacidad intelectual. Un profesional que (a) tiene una formación pertinente; (b) participa en actividades clínicas (diagnóstico, clasificación, desarrollo de apoyos individualizados); y (c) usa prácticas profesionalmente aceptadas. Clones. Agregado de células procedentes, por sucesivas divisiones, de una célula madre inicial que puede dar lugar a una serie de individuos homogéneos en lo que respecta a su estructura genética.

Clonus.

relajación

(contracción rítmica de un músculo espástico). COC. Conductas obsevivo-compulsivas. Cocaína. Alcaloide obtenido de las hojas de varias especies de Erytroxilon (plantas de coca) o producido sintéticamente; se utiliza como anestésico local. Alcaloide de la coca del Perú, que se una en medicina como anestésico de membranas mucosas y en inyección hipodérmica como

microtúbulos, microfibrillas, como la

Red

formada

por

Espasmo

muscular

que

presenta

rigidez

seguida

de

anestésico local de la región en que se inyecte; también se usa como droga y estupefaciente. Cociente de encefalización. Relación entre el tamaño real y el tamaño esperado del encéfalo para un mamífero típico de un determinado tamaño corporal. Cociente intelectual (CI). Definido originalmente como el cociente entre la edad mental y la edad cronológica multiplicada por 100. En las pruebas de inteligencia contemporáneas, al rendimiento promedio para una edad dada se le asigna un valor de 100 y el cociente intelectual de una persona se

expresa con relación a 100. Es el producto de dividir la edad cronológica por

la edad mental que se obtiene en los tests de inteligencia.

Cóclea. Estructura ósea en forma de espiral del oído interno que contiene las

células ciliadas que transducen el sonido. También llamada caracol. Órgano del oído interno en forma de caracol y lleno de fluido. Traduce las vibraciones sonoras en impulsos nerviosos, produce las sensaciones acústicas. Codeína. Alcaloide obtenido del opio o preparado a partir de la morfina por mutilación. Utilizado como analgésico narcótico y como agente antitusivo. Codificación. En neurobiología, y en general, hace referencia al mensaje en forma de patrones de descarga y frecuencias de potenciales de acción con el que se transfiere información de unas áreas a otras del SNC. En neurofisiología sensorial es la transformación por los receptores de un tipo de energía determinado (luz, sonido, mecánico) en frecuencia y patrón de descarga de las fibras nerviosas (mensaje codificado). Procesamiento mental de información, cuya función consiste en asociar contenidos del pensamiento con signos lingüísticos. Su disfunción es la afasia. Conjunto de procesos que realizamos con la finalidad de almacenar una información. Código. Serie de símbolos o reglas usados con significado específico y que conforman un sistema de comunicación. Código genético. Posee las claves para el desciframiento y las normas necesarias para la transmisión de las características inscriptas en el ADN. La secuencia de las cuatro unidades en el ADN determina la ordenación específica de los 20 aminoácidos en la estructura de las proteínas. Las proteínas son polímeros naturales cuyas bases son estos 20 aminoácidos diferentes, que mantienen la constancia de la forma o especificidad de la célula, aun cuando permanecen en un continuo flujo de transformaciones (proteínas estructurales) y también regulan las reacciones químicas de cada función vital (proteínas enzimáticas). De este modo, son la base química de las estructuras y funciones del propoplasma. Las características propias de cada especie se transmiten a través de las generaciones, según el orden de los aminoácidos en las proteínas. Las características del código genético son: I) es universal: es común a todos los seres vivientes. Es el sistema biosintetizador de propeínas que “lee” e interpreta, de una misma manera, las combinaciones de estas bases de nucleótidos del ADN; ya sea en una

bacteria, una planta, un animal o en el mismo ser humano. II) es flexible: su ductibilidad garantiza la estabilidad. Su elevado grado de flexibilidad le permite mantener la biosíntesis de proteínas ante los cambios mutacionales

y minimiza la posibilidad de cambio de un aminoácido ante cualquier variación de una base.

Coeficiente cortical. Medida del tamaño relativo de la corteza; análogo al coeficiente de encefalización pero aplicado solamente a la corteza. Cofolalia. Pérdida del timbre normal de la voz por sordera postlocutiva. Cofosis. Pérdida total de la sensibilidad auditiva, adquirida. Cognición. Término general aplicado a los procesos de pensamiento. El proceso o procesos por los cuales un organismo obtiene conocimiento, o se vuelve conciente, de acontecimientos u objetos de su entorno y utiliza dicho conocimiento en vistas a la comprensión y a la resolución de problemas. Conocimiento, acción y efecto de conocer. Proceso mental caracterizado por la intervención del aprendizaje, la memoria, el entendimiento y la facultad de juicio. Designa tanto a una operación mental (la actividad perceptiva, la recuperación de un recuerdo, el comportamiento de resolución de problemas, etcétera) como el contenido cognitivo que resulta de dicha operación (los elementos percibidos, recuerdos, soluciones de problemas, etcétera). Por lo común, no somos conscientes de los procesos por los cuales percibimos, interpretamos, construimos nuestros pensamientos, y no tomamos mucha distanmcia respecto de las cogniciones que producimos. La mayoría de nuestras acciones, para ser eficaces y rápidas, suponen la suspensión de grandes fragmentos de cogniciones que dieron lugar a su aprendizaje. No obstante, en ciertas circunstancias (en particular, en casos de trastornos mentales), resulta muy útil observar y analizar procesos cognitivos con el fin de manejarlos mejor. Proceso de conocer; de reconocer, interpretar, juzgar y razonar. Algunos expertos consideran que la percepción es una parte de la cognición, pero otros no. Cognitivo. Relativo al proceso mental de la cognición, en contraposición a lo emocional o lo volitivo. Proceso de conocer en el sentido más amplio, que incluye la percepción, la memoria y la capacidad de juicio. Cognoscitivo. Perteneciente o relativo al conocimiento y sus procesos. Lo que es capaz de conocer, v. g. potencia o capacidad cognoscitiva. En general, que se relaciona con el pensar o saber. Relativo o perteneciente a la cognición. Cognoscitivo, proceso. Proceso mediante el cual se tiene conocimiento de un acontecimiento del mundo interno (personal) o externo (sensorial). Colateral del axón. Rama de un axón. Colecistocinina. Hormona liberada por la pared del estómago en las primeras fases de la digestión que actúa como potente inhibidor del estímulo del hambre. Se encuentra también en el cerebro. Colículos superiores. La estructura principal del mesencéfalo, conocida también como téctum o techo óptico. Los colículos superiores (colinas superiores) forman parte del sistema tectal junto con los tubérculos cuadrigéminos. El téctum es una estructura con un número variable de láminas. Las capas superficiales están relacionadas con la sensibilidad, y reciben impulsos nerviosos de los ojos, así como de otros sistemas sensoriales. Las capas profundas están relacionadas con la función motora. El sistema tectal o los colículos superiores se encargan de dirigir las respuestas conductuales hacia puntos específicos en el espacio centrado en el cuerpo (proto sí mismo). Cada capa tectal contiene un mapa topográfico del mundo exterior acotado en coordenadas retinotópicas, de manera que la activación de las neuronas en un determinado punto del

mapa evoca una respuesta dirigida hacia el punto correspondiente en el espacio. Si los estímulos visuales procedentes de la retina o si la “orden” enviada por la corteza cerebral superan cierto umbral, se genera un incremento tal de la actividad en el mapa tectal que llega a inducir el movimiento sacádico de los ojos que permite la exploración de las escenas visuales. Colinérgico. Que actúa mediante la acetilcolina o como este neurotransmisor. Se aplica a los receptores y terminaciones nerviosas del sistema parasimpático y a las sustancias que los estimulan. Coloreado de un grafo. Asignación de colores a vértices, aristas o caras de un grafo cumpliendo determinadas condiciones. Colostomía. Es una apertura artificial que se hace por intervención quirúrgica en el intestino a través del abdomen y que se llama estoma. Esta cirugía se hace para contrarrestar alguna obstrucción intestinal o debido a que se haya extirpado la parte baja de los intestinos. Una colostomía temporaria se practica para permitir o facilitar la sanación del intestino. Columna. Unidad hipotética de organización cortical; se cree que representa una conectividad intracortical organizada verticalmente que, se supone, es una unidad funcional simple. A veces se utiliza como sinónimo de módulo. Columna posterior. Células de la médula posterior, que en los humanos en posición erecta forma una columna desde la parte inferior hasta la superior de la médula espinal, en contraposición con la columna anterior. Coma. Estado de inconsciencia debido a lesión o a enfermedad encefálica. Comisura. Cualquier conjunto de axones que conectan un lado del cerebro con el otro. Haz de fibras que conectan los puntos correspondientes en los dos lados del SNC. Comisura anterior. Tracto de fibras que conectan los lóbulos temporales. Comisurotomía. Desconexión quirúrgica de los dos hemisferios a través de un corte en el cuerpo calloso. Comité para el estudio del niño. Grupo de expertos educativos de un centro escolar diseñado para controlar las evaluaciones de los estudiantes que se sospecha que tienen dificultades. Estos comités suelen tener al menos cuatro miembros: el director del centro escolar o una persona escogida por él, un o varios profesores del niño, especialistas, y el individuo que se evalúa. A menudo los padres también forman parte de este comité. Comórbido. Se refiere a un padecimiento que ocurre al mismo tiempo que otro, como ocurre cuando hay déficit de atención (TDA) y negativismo desafiante (TOD). Compensación conductual. Mecanismo de recuperación de una lesión cerebral, en la que una conducta se ha modificado para compensar las funciones perdidas. Ni la conducta recuperada ni el área que interviene en la recuperación son las mismas que las que se han perdido. Competencias. Capacidad de actuar eficazmente dentro de una situación determinada, apoyándose en los conocimientos adquiridos y en otros recursos cognitivos. Este término no es sinónimo de destrezas aisladas; ella integra un conjunto de habilidades, conocimientos, gestos, posturas, palabras, que se inscribe dentro de un contexto que le da sentido en la acción. Componente ejecutivo de la atención. Componente que se pone en marcha en situaciones que implican planificación o toma de decisiones no

automáticas, detección de errores, respuestas nuevas o no consolidadas o ante situaciones categorizadas como difíciles o potencialmente peligrosas. Componente fonológico del lenguaje. Este componente del lenguaje implica

la manera de expresar significados a través de un conjunto de sonidos

verbales y de varios elementos “para-verbales”, como las alteraciones en el

énfasis, las pausas o la entonación (subidas o bajadas de la voz). Componente grafemático del lenguaje. Este componente del lenguaje

implica la manera de expresar significados a través de un conjunto de signos gráficos, incluyendo además las letras, los signos de puntuación, de interrogación y de exclamación. Componente pragmático del lenguaje. Este componente se refiere a las opciones de lenguaje que las personas seleccionan en sus interacciones sociales y a los efectos de estas opciones sobre las otras personas. Componente semántico del lenguaje. Este componente del lenguaje se relaciona con el significado e incluye el conocimiento de las categorías conceptuales del lenguaje y de las palabras y expresiones (léxico) que expresan esos conceptos. Componente sintáctico del lenguaje. Este componente del lenguaje incluye

el dominio de las relaciones entre las palabras dentro de las oraciones y de

cómo expresar estas relaciones. Compresión cerebral. Contracción de los tejidos encefálicos debido a una lesión que ha provocado una hemorragia y a la aparición de un hematoma. Comportamiento disruptivo. La denominación de “comportamiento disruptivo” constituye una expresión amplia y poco precisa que incluye fenómenos conductuales como la impulsividad y la agresión, que pueden ser entendidos como síntomas de diferentes enfermedades que conforman un “espectro impulsivo-agresivo”. Compulsiones. Conforman actos o conductas repetitivos que se ejecutan en

respuesta a las obsesiones para aliviar o evitar la preocupación, la ansiedad

o ambas. Son conductas repetitivas (por ejemplo, lavarse las manos,

colocar objetos, comprar algo) que se llevan a cabo para evitar o disminuir

la ansiedad o la angustia.

Comunicación. La comunicación implica un proceso intencional en que se lleva a cabo intercambio de información por medio de símbolos que pueden ser lingüísticos o no lingüísticos, abarcando mucho más que el lenguaje, es decir, toda conducta es comunicación. Acción a través de la cual dos o más interlocutores (emisor-receptor) transmiten y perciben un mensaje a través de la utilización de un código (conjunto de signos multimodales propios de una comunidad lingüística que permiten la comunicación de ideas, sentimientos, etcétera). Comunicación bimodal. Habla simultánea en oral y gestual, utilizando el lenguaje oral como patrón y traduciendo paralelamente el mensaje oral a gestual. En este modelo de comunicación el mensaje gestual no se construye con la gramática propia de su lengua, sino con una producción literal paralela al lenguaje oral. Por lo tanto sólo se emite correctamente el mensaje desde el punto de vista gramatical, en la lengua oral. Comunicación neuronal. Proceso de comunicación y transmisión de información entre neuronas utilizando un código determinado.

Comunicación total. Es un tipo de comunicación multimodal, que utiliza todos los recursos posibles combinados, para optimizar la educación del sordo:

lenguaje oral, lengua de signos, dactilología, lectura labial, etcétera. Conceptos sobre el lenguaje escrito. Conocimiento o familiarización de los niños con el uso de materiales impresos y de sus términos específicos tales como título, párrafo, punto y coma, etcétera. Conciencia. El estado de ser consciente; respuesta de la mente a las impresiones de los sentidos. Conciencia autonoética. Conciencia de uno mismo o autoconociento. Conciencia corporal. Conocimiento inconsciente de las partes del cuerpo y del modo en que se mueven e interactúan entre sí. Conciencia fonológica. Se refiere a la habilidad metalingüística que permite a los niños tomar conciencia de que las palabras pueden rimar, comenzar o finalizar con un mismo sonido y que están compuestas de fonemas (sonidos del habla), que pueden ser manipulados para crear nuevas palabras; habilidades que en su conjunto tienen una alta correlación con el aprendizaje de la lectura. Condicionamiento apetitivo. Condicionamiento en que el EI es un evento positivo (como la entrega de comida). Condicionamiento aversivo. Condicionamiento en que el EI es un evento aversivo (como una descarga eléctrica o un soplo de aire al ojo). Condicionamiento clásico (o pavloviano). Procedimiento de aprendizaje utilizado para asociar un estímulo que evoca una respuesta mensurable con otro estímulo que normalmente no evoca esta respuesta. Aprendizaje en el que un estímulo que produce de forma natural una respuesta específica (estímulo incondicionado) se asocia repetidamente con un estímulo neutral (estímulo condicionado). A causa de ello, el estímulo condicionada puede suscitar una respuesta semejante a la del estímulo incondicionado. Tipo de aprendizaje en que el organismo aprende a presentar una respuesta condicionada (RC) ante un estímulo previamente neutral (el EC) que de manera repetida se ha presentado junto con un estímulo incondicionado (EI); se conoce también como condicionamiento pavloviano. Condicionamiento de demora. Procedimiento de condicionamiento en que no existe espacio temporal entre el fin del EC y el inicio de EI y en que ambos estímulos terminan al mismo tiempo. Condicionamiento de huella. Procedimiento de condicionamiento en que existe un espacio temporal entre el final del EC y el inicio del EI. Condicionamiento instrumental. Procedimiento de aprendizaje utilizado para asociar una respuesta, como un acto motor, con un estímulo significativo, como comer. Proceso por el cual los organismos aprenden a emitir respuestas para obtener o evitar consecuencias importantes; compáralo con el condicionamiento clásico. Condicionamiento palpebral. Procedimiento de condicionamiento clásico en que el EI es un soplo de aire al ojo y las respuestas condicionadas e incondicionadas son parpadeos. Condicionamiento por observación. Proceso en que un individuo aprende una respuesta emocional después de observar respuestas similares en otros. Condiciones que amenazan la vida. Una condición médica que a juicio del facultativo que lo trata, constituye una amenaza para la vida del infante.

Puede ser una condición no amenazante pero que aumenta significativamente el riesgo de ocasionar condiciones amenazantes para la vida del infante. Condodistrofia. De origen genético, afectan al crecimiento en longitud de los huesos, dando lugar a diversos tipos de enanismo. Conducción saltatoria. Propagación de un impulso nervioso en un axón mielínico caracterizado por saltos de un nodo de Ranvier a otro. Conducido por volumen. Potencial eléctrico registrado en el tejido, alejado cierta distancia de su origen. Conducta. Cualquier suceso observable del organismo. Toda conducta es un puro acto motor, desde la expresión verbal en el ser humano hasta cualquier expresión física en el animal. Conducta adaptativa. El conjunto de habilidades conceptuales, sociales y prácticas aprendidas por las personas para funcionar en sus vidas cotidianas. Conducta de los niños. La conducta de los niños debe ser comprendida como la expresión o manifestación de sus procesas de desarrollo progresivo, que incluyen la maduración neurobiológica, la autorreguulación emocional, la adquisición de funciones adaptativas al medio ambiente y una mayor autonomía. Conducta de utilización. Déficit neuropsicológico que implica la realización de acciones involuntarias o no determinadas de forma intencional por el individuo ante la precencia de estímulos que elicitan o desencadenan dichas acciones. Conducta inadaptada. Comportamientos desafiantes, difíciles o peligrosos. La conducta inadaptada no es una característica o área de la conducta adaptativa. También es denominada como problemas de conducta o conducta difícil. Conductancia eléctrica de la piel. Propiedad conductora de la electricidad de la piel que aumenta con la sudoración; suele utilizarse como baremo de la excitación del sistema nervioso simpático en emociones. Conductas automáticas. Unidades estereotipadas de conducta unidas en una secuencia fija, por ejemplo, aseo y masticación. También se llaman conductas reflejas, cosumatorias o de respuesta. Véase también automatismo. Conductas comunes a una clase. Conductas y capacidades conductuales a todos los miembros de una clase filogenético. Conductismo. Escuela de pensamiento que afirma que la psicología debería restringirse al estudio de las conductas observables (como presiones de palanca, salivación y otras acciones mensurables) y no tratar de inferir procesos mentales inobservables. Conductismo radical. Forma extrema del conductismo, defendida por B. F. Skinner, que sostenía que la conciencia y el libre albedrío son ilusiones y que incluso las llamadas funciones cognitivas superiores (por ejemplo, el lenguaje humano) son sólo conjuntos complejos de asociaciones estímulo-respuesta. Conducto auditivo. Conducto que se extiende desde el pabellón auricular hasta la membrana timpánica. Conductos semicirculares. Estructuras en el oído medio que se abren una a cada lado y actúan como parte de la unidad receptora para el equilibrio.

Conexiones sinápticas. En la sinapsis existen dos tipos básicos de conexiones: 1) eléctricas (por propagación o movimiento de iones) y 2) químicas (a través de un intermediario químico llamado neurotransmisor). Conexionismo. Conjunto de enfoques en los ámbitos de la inteligencia artificial, psicología cognitiva, ciencia cognitiva, neurociencia y filosofía de la mente, que presenta los fenómenos de la mente y del comportamiento como procesos que emergen de redes formadas por unidades sencillas interconectadas. Si bien hay muchas formas de conexionismo, las formas más comunes son los modelos de redes neuronales. Confabulación. Síntoma por el cual los pacientes, de forma verborreica, producen historias creíbles sobre hechos del pasado, antes de admitir la pérdida de memoria. Conformidad social. La tendencia a adoptar la conducta del grupo. Confusión. Variable extraña que covaría con la variable o variables examinadas y que puede contribuir a los resultados observados. Congénito. Condición que está presente al nacer (limitación congénita se usa con preferencia o en vez de usar el término de defecto de nacimiento). Característica adquirida durante el desarrollo embrionario y previa al nacimiento (prenatal). Congruencia del estado de ánimo con la memoria. Principio que plantea que es más fácil recuperar memorias que coinciden con nuestro estado de ánimo actual. Conmoción cerebral. Trastorno caracterizado por parálisis generalizada de las funciones encefálicas que surge inmediatamente después de un golpe en la cabeza. Cono axonal (o axónico). Engrosamiento del axón donde éste se une con el soma. Lugar de origen del impulso nervioso. Cono de crecimiento. Estructura característica de la mayor parte de los axones en crecimiento. Es el lugar donde se añade nuevo material al axón. Conos. Células cónicas muy especializadas ubicadas en la retina que son extremadamente sensibles a la luz de ciertas longitudes de onda; constituyen la base de la visión en colores. Cono. Principal célula fotorreceptora de la visión, localizada en la retina. Es sensible al color y se utiliza básicamente para la visión diurna. Consciencia. Estado de un animal o persona que le permite el desarrollo de una conducta de interacción con el mundo externo. Consciente. Estado de un animal o persona que le permite el desarrollo de una conducta de interacción coherente con el mundo externo. En el ser humano, además, hay autoconsciencia. Consentimiento informado. Procedimiento formal cuyo objetivo es aplicar el principio de autonomía del participante, es decir, la obligación de respetarlo como individuo y respetar su voluntad. Un consentimiento informado debe reunir al menos tres requisitos: (1) Voluntariedad: el participante debe decidir libremente si participa en una investigación o un tratamiento, sin que exista ninguna maniobra de persuasión, manipulación o coerción por parte de los investigadores a cargo. El carácter voluntario del consentimiento es vulnerado cuando es solicitado por personas en posición de autoridad o cuando no se ofrece al participante un tiempo suficiente para reflexionar, consultar o decidir. (2) Información: las opciones deben ser comprensibles y deben explicitar el objetivo del estudio, su procedimiento, los beneficios y

riesgos potenciales y que siempre existe la opción del participante de rechazarlo o abandonarlo una vez iniciado, en cualquier momento, sin que ello le genere ningún tipo de perjuicio. (3) Comprensión: se refiere a la capacidad de comprender que tiene el participante que recibe la información. En el caso de que los participantes sean menores de edad, como en los estudios en el área de educación y cualquier abordaje del desarrollo infantil, los responsables adultos son quienes deben participar del proceso de consentimiento. Consolidación. Proceso de almacenar nueva información en la memoria a largo plazo. Consolidación de recuerdos. Proceso a través del cual la memoria a corto plazo se convierte en memoria a largo plazo. Los cambios físicos y psicológicos que tienen lugar cuando el cerebro organiza y reestructura la información con el fin de que forme parte permanente de la memoria. Consolidad. Véase consolidación de recuerdos. Consonante. Sonido articulatorio producido en un movimiento de apertura y de cierre, en el que se presenta un obstáculo al soplo fonatorio con los órganos activos y pasivos de la articulación a diferencia de las vocales, en que no se presenta obstáculo ninguno. Cada tipo de obstáculo corresponde a un punto de articulación que dará lugar a la aparición de los alófonos de cada fonema. Constancia de objeto. Experiencia perceptiva en la que un objeto es identificado como el mismo sin tener en cuenta el ángulo visual. Contagio. Tendencia innata a presentar una respuesta emocional ante estímulos visuales o acústicos que indican una respuesta emocional de otros miembros de la especie, por lo general, de maneras que replican la respuesta observada. Contexto. Las circunstancias y ambiente en que ocurre un evento. Son los estímulos que se mantienen más o menos constantes en todos los ensayos en lugar de ser manipulados por el experimentador. Contingencia. Largas cadenas de acontecimientos, cada uno de ellos dependiendo del anterior, pero sin ninguna ventaja inherente.

Contigüidad.

espacio

(contigüidad espacial). Contractura. Contracción involuntaria de uno o varios músculos. Contralateral. Lado opuesto a la línea media. Implica una acción similar en el miembro y hemicuerpo contrario. Control ejecutivo. La manipulación de la memoria de trabajo a través de la actualización de la información almacenada para facilitar las metas, la planeación, el cambio de tarea, la selección del estímulo y la inhibición de la respuesta. Control inhibitorio. Permite retrasar las tendencias a generar respuestas impulsivas, originadas en otras estructuras cerebrales, siendo esta función reguladora primordial para la conducta y la atención (corteza fronto-medial). Constructivismo. Teoría que plantea, básicamente, que los alumnos cuando aprenden, elaboran una representación interna del conocimiento a medida que lo incorporan a sus conocimientos previos. Esta representación está constantemente abierta al cambio en cuanto se construye a partir de la experiencia.

Cercanía

en

tiempo

(contigüidad

temporal)

o

Constructo. Un resumen o idea general basada en fenómenos observados y formada a través de la ordenación de partes o elementos. Contexto. Las condiciones interrelacionadas en las que las personas viven sus vidas cotidianas. El contexto incluye factores ambientales que conforman los entornos físicos, sociales y actitudinales en que las personas viven y conducen sus vidas y factores personales que incluyen características de una persona tales como sexo, la edad, el tipo racial, y la motivación. El contexto representa una perspectiva ecológica que implica al menos tres niveles diferentes: (a) el entorno social inmediato, incluyendo a la persona, familia y/o defensores (microsistema); (b) el vecindario, la comunidad o las organizaciones proveedoras de educación o servicios o servicios o apoyos de habilitación (mesosistema); y (c) los patrones generales de la cultura, la sociedad, problaciones más amplias, el país y o las influencias sociopolíticas (macrosistema o megasistema). Contínuo de discapacidad intelectual. La discapacidad intelectual, así como la habilidad intelectual, se da a lo largo de un continuo, y debe describirse y entenderse de esa manera. La Asociación Americana de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo (AAIDD) incluye en un término a todas las personas que cumplen los criterios de discapacidad intelectual: DI. El desarrollo de diagnósticos o etiquetas distintas para personas con puntuaciones de CI altas o para aquellos con puntuaciones de CI inferiores no está justificado. Por definición, todas las personas con discapacidad intelectual tienen un deterioro significativo del funcionamiento intelectual y la conducta adaptativa; ya sea con un CI más alto o un CI más bajo, todas las personas con discapacidad intelectual se encuentran dentro de esta definición. Contusión cerebral. Lesión vascular que da como resultado hematomas, edema y sangrado de los capilares.

cual una neurona recibe terminales

Convergencia.

sinápticas de muchas otras neuronas que convergen en ella. Este concepto tiene múltiples acepciones (visión, zoología, evolución, etc.). Convulsiones acinéticas. Convulsiones que producen una parálisis temporal de los músculos, caracterizadas por un repentino colapso sin pródromo. Son más frecuentes en los niños. Coordinación. Actividad armónica de los grupos musculares. Coordinación ojo-mano. Capacidad de los ojos y las manos de trabajar juntos para realizar una tarea. Dibujar, tirar una pelota o escribir son ejemplos de actividades que requieren de este tipo de coordinación. Copia a partir de u n punto cercano. Escribir copiando un material situado cerca del alumno. Copiar información de un libro de texto o de fichas es un ejemplo de este tipo de copia. Copia a partir de un punto lejano. Capacidad para escribir información que se copia a cierta distancia, como tomar notas del material que se presenta en el pizarrón de clase. Coprolalia. Emisión de palabras obscenas, especialmente, palabras relacionadas con las heces. Corea. Movimientos proximales rápidos e involuntarios. Corea de Huntington (Enfermedad de Huntington). Enfermedad hereditaria caracterizada por corea (movimientos en sacudidas, incesantes e

Hecho

mediante

el

involuntarios) y demencia progresiva, que termina con la muerte del paciente. Corea de Syndenham. Trastorno agudo infantil, caracterizado por movimientos involuntarios que se agravan en forma paulatina, que afecta casi todos los movimientos, incluso el habla. También conocido como baile de San Vito. Corpúsculo de Golgi. Membrana de las neuronas que cubre las proteínas generadas allí. Córnea. Superficie externa transparente del ojo. Córnea delgada. Membrana curva y transparente sobre la superficie delantera del ojo. Pone en marcha el proceso de focalización de la visión. Corriente dorsal. Vía de procesamiento visual que se origina en la corteza visual. Controla la guía visual de los movimientos. Corriente ventral. Vía de procesamiento visual vinculada con la percepción de los objetos. Córtex prefrontal. Región anterior del lóbulo frontal cerebral que se ubica por delante del área precentral. Constituye una región extensa con gran número de vías aferentes y eferentes. Corteza. Cualquier conexión de neuronas que forma una fina capa habitualmente en la superficie del cerebro. Capa externa del encéfalo, sinónimo de neocorteza. Corteza adrenal. Un órgano endocrino que secreta corticosteroides para funciones metabólicas: adosterona para la retención de sodio en los riñones, andrógenos para el desarrollo sexual masculino y estrógenos para

el desarrollo sexual femenino.

Corteza auditiva primaria. Área 41 de Brodmann, localizada en la superficie

superior del lóbulo temporal; también denominada A1. Corteza asociativa. Las áreas de la corteza cerebral que participan en asociar información dentro y entre modalidades sensoriales. Corteza cerebelosa. Capa de sustancia gris que se extiende justo por debajo de la superficie de la piamadre del cerebelo. Sustancia gris del cerebelo que cubre la sustancia blanca en el núcleo medular y está organizada en dos láminas, una externa molecular y una interna granular. Corteza cerebral. Región de sustancia gris que se extiende justo por debajo de la superficie del cerebro. La capa más externa de los hemisferios cerebrales del cerebro. Es responsable de todas las formas de experiencia consciente, incluyendo la percepción, la emoción, el pensamiento y la planificación. Tejido cerebral que cubre la parte superior y los lados del cerebro en la mayoría de los vertebrados; participa en el almacenamiento y procesamientos de las entradas sensoriales y las salidas motoras. Capa neuronal de la superficie externa cerebral del hombre y organismos superiores. En el ser humano su superficie total es de unos 2.200 cm2 y su espesor oscila entre 1,3 y 4,5 mm, con un volumen de 600 cm3. El tejido cerebral del hombre contiene unas 3 x 109 neuronas. Típicamente se diferencian seis capas, que existen en más del 90% del total de la corteza. Estas capas, de superficie a profundidad, son las siguientes: capa molecular

o plexiforme, piramidal externa, granular eterna, piramidal interna, granular interna y fusiforme. Filogenéticamente, esta estructura de seis capas aparece en los mamíferos y se denomina neocorteza o isocorteza. Más antigua filogenéticamente es la allocorteza, que posee una estructura de

tres capas y a la que pertenecen el archipaallium, el paleopallium y el rinencéfalo. La lámina de sustancia gris que cubre como un manto los hemisferios cerebrales y sobre todo sus circunvoluciones, de manera que más de dos tercios de la corteza se haya recubriendo las fisuras. En la corteza cerebral se integran las funciones mentales superiores, la percepción, el comportamiento, las funciones viscerales y la movilidad general. Corteza cingular. Franja de corteza límbica ubicada inmediatamente por encima del cuerpo calloso a lo largo de las paredes mediales de los hemisferios cerebrales. Corteza cingulada. Giro o área situada en la superficie interna de cada hemisferio cerebral entre el surco cingulado y el surco del cuerpo calloso. Se extiende desde la región subcallosa y sigue por delante de la rodilla y splenium del cuerpo calloso para continuar con el giro parahipocámpico en el lóbulo temporal. Forma parte del sistema límbico. Participa en los circuitos que codifican funciones relacionadas con la emoción y la motivación. Corteza cingulada anterior. Partec de la corteza cerebral relacionada con la circunvolución del cíngulo en la cara interna del hemisferio cerebral que pasa por encima del cuerpo calloso y sigue exactamente su contorno. Desde un punto de vista anatómico se divide en dos partes: la dorsal, que desarrolla funciones cognitivas, y la ventral, relacionada con las emociones. Estudios recientes han demostrado que la corteza cingulada anterior funciona como un sistema de alerta anticipada que advierte al sujeto de las consecuencias de su comportamiento antes de que se concrete. Los trastornos de esta región suelen asociarse con enfermedades como la esquizofrenia. Corteza de asociación. Toda zona de la corteza que no es corteza motora o sensitiva especializada (el término subsiste desde las primeras creencias que suponían que las aferencias desde los diferentes sentidos se encuentran y asocian). Áreas de la corteza cerebral no directamente relacionadas en el procesamiento de información primaria sensorial y motora. Son áreas polisensoriales y multifuncionales. Corteza entorrinal. Región cortical del lóbulo temporal medial que ocupa la orilla medial del surco rinal; proporciona aferencias al hipocampo. Corteza estriada. Corteza visual primaria, área de Brodmann 17; también llamada V1. Corteza frontal. Área de la corteza cerebral dentro de los lóbulos frontales que puede participar en la determinación de qué memorias se almacenan. Comprende toda la corteza del lóbulo frontal, lo que incluye todo el polo anterior de los hemisferios cerebrales desde la cisura de Rolando. Corteza frontoorbitaria. Ubicada en las adyacencia de la cavidad que contiene el ojo, pero definida anatómicamente, recibe proyecciones del núcleo dorsomedial del tálamo. Corteza gustativa primaria. Área de la neocorteza que recibe información gustativa del núcleo posteromedial ventral del tálamo que corresponde principalmente al área 43 de Brodmann. Corteza intraparietal lateral (área IPL). Área cortical sepultada en el surco intraparietal que participa en la visión y en la conducta orientada visualmente.

Corteza motora. Región de la corteza que, cuando se la estimula

eléctricamente, produce movimientos musculares. Región de la corteza cerebral donde se activan los movimientos que van a producirse en la periferia.

Área neocortical correspondiente al área 4 de

Brodmann; forma el origen más grande del tracto corticoespinal. Corteza motora suplementaria. Pequeña región de la corteza ubicada fuera de la corteza motora primaria que produce movimientos al ser estimulada. Región de la corteza cerebral situada por delante de la corteza motora y donde se elaboran las estrategias motoras. Corteza multimodal. Recibe estímulos sensitivos de más de una modalidad sensorial, por ejemplo, visión y audición. Corteza olfatoria. Región de la corteza cerebral conectada con el bulbo olfatorio y separada de la neocorteza por la cisura renal. Corteza parahipocámpica. Región cortical situada en el lóbulo temporal medial que se extiende lateralmente a la corteza perirrineal. Corteza paralímbica. Área de la corteza formada por tres capas adyacentes a la clásicamente definida corteza límbica con la que tiene una conexión directa, por ejemplo, la corteza cingular. Corteza parietal posterior. Región posterior del lóbulo parietal, principalmente las áreas 5 y 7 de Brodmann, que participan en la integración visual y somatosensorial y en la atención. Corteza perirrinal. Región cortical del lóbulo temporal medial que ocupa la orilla lateral del surco rinal. Corteza piriforme. Corteza antigua; interviene en las funciones olfatorias. Corteza polimodal. Corteza que recibe estímulos sensitivos de más de una modalidad sensorial, por ejemplo de la visión y de la audición. Corteza prefrontal (CPF). Área cortical situada en el extremo rostral del lóbulo frontal que recibe aferencias del núcleo dorsomedial del tálamo. La parte más delantera (anterior) de los lóbulos frontales de la corteza, es esencial para la memoria de trabajo y el control ejecutivo. Corteza de asociación situada en la parte más rostral del lóbulo frontal. Su definición y límites neurofisiológicos vienen dados por las proyecciones del núcleo dorsomedial del tálamo. Se subdivide en diversas áreas: corteza prefrontal orbitaria y dorsal (en el primate) o medial dorsal y orbitaria (en la rata). Entre las muchas funciones en las que participa se encuentran el control del mundo emocional a través del sistema límbico, memoria operativa o funcional (working memory), programación de actos a realizar en un inmediato futuro y función inhibitoria de influencias tanto externas como internas. Corteza prefrontal dorsolateral. Los lados izquierdo y derecho de la parte más alta de la corteza prefrontal (CPF). A manudo se una la abreviatura CPFDL. Corteza promotora. Corteza cerebral ubicada en la adyacencia de la corteza motora; incluye varias áreas funcionales, especialmente, el área motora suplementaria y el área de Broca. Corteza sensitiva primaria. Áreas neocorticales que reciben las proyecciones de las regiones talámicas principales para cada modalidad sensitiva; corresponde al área 17 (visión), 41 (audición) y 3-1-2 (somatosensitivas) de Brodmann.

Corteza motora primaria.

Corteza sensorial. Las áreas de la corteza cerebral que participan en el procesamiento de la información sensorial como vistas o sonidos. Corteza somatosensorial primaria. Áreas de Brodmann 3ª, 3b, 1 y 2, localizadas en la circunvolución poscentral; denominada también S1. Corticalización. Véase encefalización. Proyección de datos desde las partes del cuerpo a la corteza cerebral. Representación mental de las partes del cuerpo y sus praxias, en la corteza cerebral, zona ideomotriz (franja prerrolándica). Cortisol. Hormona esteroides liberada por la corteza suprarrenal que moviliza los depósitos de energía, inhibe el sistema inmunitario y actúa directamente sobre algunas neuronas del SNC. Hormona producida por la corteza suprarrenal. En los seres humanos, es secretada en grandes cantidades antes del alba, preparando el cuerpo para las actividades del día siguiente. El glucocorticoide principal en los seres humanos. La hormona del estrés, secretada por las glándulas suprarrenales. Cráneo. Marco óseo de la cabeza, compuesto por huesos craneales y faciales. Craneoscopía. Técnica que mide el cráneo para determinar la localización de las protuberancias y depresiones para un análisis frenológico. Crecimiento. Fenómeno cuantitativo físicamente medible que se rraduce en la modificación progresiva del valor de diversas mediciones corporales, que conducen a producir individuos de forma diferente. Las velocidades de crecimiento son más influenciables por el medioambiente. Crecimiento retardado intrauterino. Cuando el feto no crece al ritmo establecido como adecuado durante el periodo del embarazo. Criptomnesia. Subclase de amnesia de la fuente en que una persona piensa equivocadamente que los pensamientos actuales son novedosos u originales. Crisis acinéticas. Crisis que, por lo general, se observan sólo en niños. En ellas, el niño se desploma repentinamente. Suelen ser muy breves. Crisis comiciales sintomáticas. Crisis convulsivas que presentan síntomas específicos que pueden ayudar a la localización del origen de la crisis. Crisis de ausencia. Pérdida temporaria de la conciencia en algunas formas de epilepsia. Crisis de gran mal. Crisis epiléptica que se caracteriza por pérdida de la conciencia y convulsiones generalizadas y estereotipadas. Crisis de pequeño mal. Crisis convulsiva caracterizada por la pérdida de la conciencia durante la cual no existe actividad motora, con excepción del parpadeo de los ojos o el giro de la cabeza y de los ojos; de breve duración (normalmente 10 segundos). Crisis epilépticas. Son manifestaciones clínicas caracterizadas por convulsiones –contracciones intensas e involuntarias de los músculos- y pérdida de conciencia debidas a descargas anormales y excesivas de conjuntos de neuronas cerebrales. Se las define también como sucesos paroxísticos de origen cerebral. El término “epilepsia” se suele aplicar sólo cuando las crisis epilépticas se presentan de forma recurrente. La causa de las crisis puede ser cualquier cosa que perturbe al cerebro. En el caso de la epilepsia primaria –idiopática- no se observan ningún tipo de anomalía anatómica en el cerebro. Se explica por la presencia de focos irritativos en determinadas zonas cerebrales. Las epilepsias secundarias –sintomáticas- implican patología cerebral específica, pudiendo estar

asociadas a diferentes procesos patológicos. El interés neuropsicológico de la epilepsia radica en los efectos psicológicos inmediatos y a largo plazo tanto de las propias crisis epilépticas como de los tratamientos farmacológicos y quirúrgicos frecuentemente aplicados. Crisis focal jacksoniana. Crisis convulsiva que tiene síntomas motores o sensitivos tales como una contracción del rostro o la mano. Crisis focal. Crisis que comienza localmente y luego se propaga, por ejemplo, desde un dedo hacia todo el cuerpo. Crisis generalizada. Crisis que se propaga desde un punto de inicio para abarcar amplias regiones del encéfalo; por lo general, tiene como resultado movimientos motores groseros. Crisis idiopática. Trastorno comicial que parece surgir de forma espontánea y en ausencia de otras enfermedades del SNC. Crisis parcial compleja. Crisis focal que se origina más frecuentemente en el lóbulo temporal, caracterizada por sentimientos subjetivos, automatismos y síntomas motores. También llamada crisis del lóbulo temporal. Cristalino. Estructura transparente que se extiende entre el humor acuoso y el humor vítreo, y que permite que el ojo ajuste su foco a las diferentes distancias de visión. Cromatólisis. Pérdida de proteínas en una célula dañada que da como resultado cierta dificultad para absorber las tinciones; literalmente, falta de capacidad para colorearse. Cromosoma. Estructura del núcleo celular que contiene una sola hebra de ADN. Cadena de ADN, combinadas con proteínas en el núcleo de cada célula, que contiene el código genético que determina la estructura y función de cada organismo individual. Paquete de material del ADN; las células humanas contienen 23 pares de cromosomas, en que un miembro de cada par es heredado de la madre y el otro del padre. Base anatómica de los genes y soporte de la información genética. Estructura en forma de bastón que se encuentra en el núcleo de cada cálula. Está compuesto por ácidos nucleicos a lo largo de los cuales están dispuestos los genes. Cada cromosoma lleva siempre los mismos genes, en la misma secuencia lineal y en la misma posición. El número de cromosomas en cada núcleo celular es constante para cada especie; el hombre tiene 23 pares de cromosomas (46 cromosomas en total). Los gametos (espermatozoide y óvulo) son las únicas células humanas que tienen 23 cromosomas. Al unirse en el huevo o cigoto constituyen los 23 pares de cromosomas antes nombrados; cada par contiene un elemento paterno y otro materno. Cuadrantopsia. Visión defectuosa o ceguera en un cuadrante del campo visual. Cuadriplejía. Parálisis de las piernas y brazos debido a lesiones en la médula espinal. Cuanto. Unidad de medida en la teoría cuántica. Cuarto ventrículo. Espacio lleno de líquido cefalorraquídeo en el interior del rombencéfalo. Cuerdas vocales. Pliegues de membrana mucosa en la laringe, a la que se unen los músculos vocales. Cuerno de Ammón. Capa de neuronas del hipocampo que manda axones al fórnix.

Cuerno dorsal. Zona de la médula espinal en la que múltiples fibras nerviosas procedentes de los receptores periféricos del dolor se encuentran con otras fibras nerviosas ascendentes. Cuerpo calloso. Gran comisura cerebral que consta de axones que conectan la corteza de ambos hemisferios cerebrales. Sistema de fibras que conectan las áreas homotrópicas de los dos hemisferios. Un paciente con “cerebro dividido” es aquel en el que se ha seccionado el cuerpo calloso. Amplia banda de fibras nerviosas que vinculan los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho. Hay de unos 200 millones de fibras que unen ambos hemisferios cerebrales. Cuerpo celular. Región central de la neurona que contiene el núcleo; también llamada soma o pericarion. La parte central de la neurona que contiene al núcleo e integra señales de todas las dendritas; también se conoce como soma. Cuerpos granulovacuolares. Estructuras anormales en el encéfalo, caracterizadas por gránulos (pequeñas masas de tejido con aspecto de cuentas) y vacuolas (pequeñas cavidades en el protoplasma de las células). Cuidado paliativo. Es el cuidado que se provee para mantener el paciente cómodo pero no para curarlo. Ejemplos son la atención amigable, con ternura, medidas para el control del dolor, nutrición adecuada, hidratación y medicamentos. Estos deben proveerse a todo infante a pesar de las limitaciones que padezca, de la calidad de vida que se anticipa, de su estado de conciencia, sus pocas probabilidades de vida o la efectividad posible de otro tratamiento médico. Cultura social frente a cultura subjetiva. Los elementos de la cultura social son visibles (vestidos o rituales), mientras que los subjetivos tienen carácter sólo mental. Curare. Agente obtenido de una planta de Sudamérica que bloquea los receptores de acetilcolina. Curativa. Que elimina el problema de base de una enfermedad cualquiera, como hacen los antibióticos con las infecciones. Curso. Lo que ocurre en una condición o enfermedad a través del tiempo. Curva de aprendizaje. Gráfica que muestra el desempeño del aprendizaje (la variable dependiente por lo regular graficada a lo largo del eje vertical) como una función del tiempo de entrenamiento (la variable independiente, por lo regular graficada a lo largo del eje horizontal). Su trayectoria describe el nivel de éxito obtenido en el aprendizaje durante una ventana de tiempo. En su representación gráfica el eje horizontal indica el tiempo transcurrido, y el vertical el número de hitos logrados en cada ventana de tiempo. En 1885 el psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus (1850-1909) patentó este término en su estudio Sobre el olvido. Currículo integrado. El contenido académico y funcional se combina para satisfacer las necesidades individuales del alumno en múltiples contextos. Curva de retención. Gráfica que muestra al olvido o al reaprendizaje como una función del tiempo transcurrido desde el aprendizaje inicial.

Checheo. Articulación del fonema “ch” por el fonema “s”. Se le denomina también parasigmatismo. Chuitismo. Trastorno general en la articulación del fonema “ch”.

Dactilología. Arte y método de comunicarse por medio de signos gestuales, realizados con los dedos y las manos, que representan simbólicamente los fonemas y grafemas de una lengua. Daño cerebral adquirido. Lesión que se produce en las estructuras cerebrales de forma súbita en personas que, habiendo nacido sin ningún tipo de daño en el cerebro, sufren en un momento posterior de su vida lesiones en el mismo como consecuencia de un accidente o una enfermedad. Datos. Hechos y cifras a partir de los cuales pueden inferirse conclusiones. Decaimiento de las habilidades. Pérdida de una habilidad debido al desuso. Decusación. Cruzamiento de las vías de un lado del encéfalo al otro. Decusación parcial. Cruce parcial de una vía axónica de un lado al otro del SNC. Defecto ventricular septal. Un defecto o pequeña apertura localizada entre las paredes del ventrículo derecho y el izquierdo (las cámaras bajas de bombeo del corazón). Los síntomas y el tratamiento dependen de la severidad del defecto. Defectos del tubo neural. Un defecto congénito en la formación de las estructuras que se consideran parte del tubo neural (cerebro y cordón espinal). Estos defectos incluyen la anencefalia y la espina bífida. Defensas evitativas. Consisten en protegerse de algo que asusta evitando el contacto con ese algo. Un ejemplo sería la evitación de lo que se teme en los problemas de miedo o fobia. Deficiencia auditiva. Disminución de la sensibilidad auditiva aproximadamente entre 20 dB y 90 dB. El sujeto podría empezar a oír sonidos a partir de 30 dB, o a partir de 100 dB, respectivamente. Al nivel de deficiencia auditiva más profunda se le llama también sordera. Con pérdidas inferiores a 20 dB se le suele denominar hipoacusia y con pérdidas superiores a 90 dB, en el oído mejor, se le denomina cofosis (privación total adquirida) y anacusia (privación total innata). En las deficiencias auditivas aunque sean profundas, como en las sorderas, siempre hay restos auditivos. La cofosis y la anacusia son consideradas como una privación total, no una deficiencia. Deficiencia visual. Es un estado de disminución de la agudeza visual por causa orgánica, que limita las posibilidades de captación de la información visual de distinta forma (por defectos en la acomodación, en la refracción, en la sensibilidad de los fotorreceptores, etcétera), todas ellas localizadas a nivel del globo ocular. Deficiencias osteo-articulares. Son las malformaciones congénitas (ausencia congénita de miembro o segmento, luxación congénita de cadera, etcétera), distrofias óseas, de tipo microbiano, reumatismos de la infancia (articular agudo o crónico), lesiones por desviación (cifosis, lordosis, escoliosis). Déficit cognitivo. Problema perceptivo, de memoria o conceptual que interfiere en el aprendizaje. Definición constitutiva de discapacidad intelectual. Definir un constructo (p. ej., discapacidad intelectual) en relación con otros constructos (tal como un modelo de funcionamiento humano y apoyos individualizados etiológico, multidimensional). Definición operativa. Definición de un constructo sobre la base de cómo es observado y medido. Respecto a la discapacidad intelectual, se utilizan tres criterios para definirla: limitaciones significativas en el funcionamiento

intelectual, limitaciones significativas en la conducta adaptativa y edad de aparición antes de los 18 años. Definir. Explicar la manera precisa el término y establecer el significado y límites del mismo.

sensorial. Tendencia a reaccionar de forma exagerada a

experiencias sensoriales que otros considerarían inofensivas. Defensividad táctil. Tipo de defensividad sensorial que provoca reacciones emocionales excesivas, hiperactividad u otros problemas de conducta en respuesta a determinados tipos de experiencias téctiles. Deformidad. Alteración de la forma de un órgano. Degeneración. Muerte de neuronas o de prolongaciones neuronales en respuesta a una lesión en las neuronas en proceso de degeneración o, en algunos casos, en otras neuronas. Degeneración anterógrada. Degeneración de todas las porciones de una célula nerviosa distales a una lesión sufrida por ella, tomando como

Defensividad

referencia el cuerpo celular. Por ejemplo, si se secciona un axón, la degeneración anterógrada ocurre en el sector que se extiende entre el corte

y las terminaciones sinápticas. También llamada degeneración walleriana.

Degeneración macular. Trastorno en el que la región central del campo visual

no se ha perdido, aunque se pierden los campos temporales o nasales. Degeneración retrógada. Degeneración de una célula nerviosa entre el lugar en que se produjo la lesión y el cuerpo celular o cualquiera de sus prolongaciones restantes. Degeneración terminal. Degeneración de las terminales de las neuronas; pueden detectarse por tinción selectiva de los tejidos. Degeneración transneuronal. Degeneración de una célula que hace sinapsis con una célula dañada; por ejemplo, un corte de las cintillas ópticas da como resultado una degeneración de las células del cuerpo geniculado lateral. Degeneración walleriana. Véase degeneración anterógrada. Deltacismo. Trastorno general en la articulación del fonema “d”.

Demencia. Perdida orgánica de la función intelectual. Se refiere a un conjunto de trastornos que se caracterizan por un deterioro progresivo en las funciones cognitivas. Los pacientes con demencia normalmente padecen de una pérdida de múltiples funciones, que pueden incluir lenguaje, percepción

y funciones ejecutivas, pero debe tener también un trastorno de memoria

para recibir el diagnóstico. La enfermedad más común que produce demencia es la enfermedad de Alzheimer. Otras enfermedades, como la demencia cardio-vascular y la enfermedad de Pick, pueden presentarse inicialmente con dificultades en funciones ejecutivas o lenguaje y progresar después hasta un trastorno de memoria. Las enfermedades que producen demencia tienen mayor predominancia en adultos mayores, y están siendo cada vez más comunes en la séptima década de la vida y después. Dendrita. Neurita especializada para recibir aferencias sinápticas de otras neuronas. Extensión ramificada del soma o cuerpo celular de la neurona. Junto al cuerpo celular, recibe información de otras neuronas. Extensión de una neurona que se especializa en recibir señales de otras neuronas. Terminal de la neurona que conecta con otras para transmitir información en el sistema nervioso. Prolongación arborecente de escasa extensión, puede ser única o múltiple, del cuerpo celular de una neurona. A través de la

dendrita las neuronas reciben los estímulos procedente del medio o de las neuronas vecinas, con las que establece una sinapsis. Dependencia. Estado en el cual se necesita una droga para evitar el inicio del síndrome de abstinencia. Dependencia a las drogas. Deseo de una droga manifestado por su consumo frecuente. Dependencia física. Se caracteriza por la manifestación del síndrome de abstinencia cuando se suspende el consumo de una droga. Depresión. Zona hueca o deprimida: desplazamiento hacia abajo o hacia adentro. Condición psiquiátrica que implica una pérdida general de iniciativa y actividad, así como sentimientos inexorables de tristeza y apatía. Estado anímico en el que existe una baja energía psíquica. Depresión a largo plazo (DLP). Disminución de larga duración de la efectividad de la transmisión sináptica que sigue a determinados tipos de estimulación de condicionamiento. Proceso en que la transmisión sináptica se vuelve menos eficaz como resultado de la actividad reciente; existe la creencia general de que junto con la potenciación de largo plazo representa una forma de plasticidad sináptica que podría ser el mecanismo neuronal para el aprendizaje. Disminución duradera de la eficacia de la comunicación entre dos neuronas (es decir, peor conectividad) provocada al ser activadas simultáneamente. Depresión clínica. Trastorno afectivo caracterizado por una alteración grave y prolongada del estado de ánimo; puede incluir ansiedad, alteraciones del sueño y otros trastornos fisiológicos. Trastorno grave del estado de ánimo caracterizado por períodos de depresión que, normalmente, requieren algún tipo de tratamiento para su remisión. Depresión postictal. Estado en que la afectividad se encuentra reducida después de una crisis convulsiva. Depresión subclínica. Cuando alguien está deprimido pero en forma poco visible que hace que exteriormente no se note y por tanto esa persona no reciba ayuda. Depresión sináptica. Reducción en la transmisión sináptica; un posible mecanismo neuronal que subyace a la habituación. Deprivación sensorial. Privación del funcionamiento de alguno de los sentidos, por ejemplo de la vista o del oído. Dermatoma. Área de la piel inervada con fibras nerviosas aferentes de una única raíz dorsal de la médula espinal. Desaferentización. Proceso por el que se eliminan los impulsos aferentes hacia una estructura o región del sistema nervioso. Desafinar. Desviar la voz del punto de su entonación correcta. Desamparo aprendido. Fenómeno en que la exposición previa a un estímulo aversivo inevitable reducirá o dañará el aprendizaje posterior a escapar o evitar ese estímulo aversivo. Desarrollo. Cambios secuenciales en el funcionamiento del individuo y del ser vivo en general. Desarrollo psicomotor. El desarrollo psicomotor puede considerse como la evolución de las capacidades para realizar una serie de movimientos corporales y acciones, así como la representación mental de los mismos. La motricidad domina el comienzo del desarrollo del niño, hasta el punto que los movimientos son las manifestaciones psicológicas que se pueden

encontrar en el bebé. Posteriormente, el movimiento seguirá desempeñando un papel fundamental en el desarrollo del niño. La actividad motriz es una integración de tres niveles: uno inferior (medula espinal), uno intermedio (tallo, encéfalo y cerebelo) y uno superior (cerebro). Los dos primeros niveles permiten que se mantenga la postura y el tono muscular, que al comienzo de la vida posibilitan la actividad motriz. El tercer nivel es el encargado de las acciones y representaciones mentales que se relacionan con la actividad motriz. A medida que el desarrollo del niño avanza, los primeros dos niveles se automatizan para permitir al tercer nivel realizar los procesos cognitivos superiores (aprendizaje). Cuando en los primeros niveles no se logra una adecuada postura y tono muscular, se requiere la intervención del nivel superior (cerebro), que entra en acción para mantener la postura, disminuyendo las posibilidades de aprendizaje: cuando el cerebro está dedicado forzosamente a mantener la postura, es evidente que disminuye o fallan las actividades motrices coordinadas intencionales y las acciones mentales. Por lo tanto, para poder dedicarse a las habilidades humanas que le corresponden, el cerebro “transfiere” muchas de sus responsabilidades motrices iniciales a niveles automáticos. El desarrollo psicomotor no es una secuencia de hitos regular, estática y absolutamente ordenada, es diferente para cada niño, y cada estadio se sucede en etapas de maduración, en que se producen grandes saltos madurativos. Desautomatización. Concepto introducido por Deikman, pero desarrollado por Gill y Brennan, que significa la pérdida temporal de la capacidad de automatizar pensamientos y percepciones. Descarga corolaria. Transmisión de un área del encéfalo a otra, que informa a la última de las acciones realizadas; se utiliza específicamente para designar la señal que se envía desde el sistema motor al sensitivo para indicar que está produciendo un determinado movimiento. Descarga electroconvulsiva. Pulso breve de electricidad que pasa por el cerebro y que puede producir un deterioro grave en las memorias recién formadas; en ocasiones se usa la terapia electroconvulsiva para aliviar la depresión severa.

los organismos individuales o familiares

Descendiente común. Se refiere a

que descienden del mismo antecesor. Descerebración. Desconexión de los hemisferios cerebrales del tronco del encéfalo que da como resultado una privación de vías aferentes sensoriales y la capacidad para afectar la conducta. Descerebración alta. Lesión del tronco encefálico en el cual la estructura funcional intacta más alta es el mesencéfalo. Descerebración baja. Lesión del cerebro por la cual el rombencéfalo y la médula espinal quedan conectadas entre sí pero desconectadas del resto del cerebro. Descerebrado. Eliminación de la función cerebral por transección del tronco del encéfalo inmediatamente por encima de los colículos superiores; de los animales así preparados se dice que están descerebrados. Descerebrado alto. Preparado en el cual un animal conserva el mesencéfalo, el cerebro posterior y la médula espinal. Véase también descerebrar y descerebración.

Descerebrado bajo. Preparado en el que tanto el cerebro posterior como la médula espinal de un animal permanecen intactos. Véase también descerebrado y descerebración. Descodificación. Alude a los mecanismos neuronales de ciertas áreas del cerebro capaces de descifrar el código de mensajes enviados por el receptor ante un determinado estímulo. Desconexión. Proceso en el que la atención fluctúa de un estímulo a otro. Desconexión. Separación por lesión o cirugía de las fibras que conectan dos áreas del encéfalo, de modo que las dos áreas ya no pueden comunicarse. El trastorno que resulta de este hecho. Descorticación. Eliminación de la corteza cerebral. Descuido hemiespacial. Se trata de un trastorno adquirido en el que, a pesar de la función sensorial normal, los pacientes fallan al reconocer o responder a información que se presenta en uno de los lados del espacio. El descuido se considera un trastorno de atención, más que de sensación, y afecta al lado del espacio del lado del cuerpo del paciente opuesto al de la lesión causativa. Lo más probable es que el descuido ocurra y sea más severo con una lesión del hemisferio cerebral derecho, más que del izquierdo. El descuido puede ser ocasionado por lesiones a diversas estructuras cerebrales, incluyendo los lóbulos frontal y temporal, pero es más severa y resistente con lesiones en el área de los lóbulos parietales. Con frecuencia, éste tiene la marca de la anosognosia debido a sus síntomas. Desensibilización sistemática. Tratamiento para las fobias, similar a la extinción, en que el paciente es expuesto a aproximaciones sucesivas del estímulo que provoca el temor hasta que la respuesta de miedo deja de ser producida por el estímulo. Deshabituación. Renovación de una respuesta previamente habituada, lo cual ocurre cuando se presenta un estímulo novedoso al organismo; compárala con la habituación. Desincronización. Cambio en la actividad electroencefalográfica desde un patrón lento de gran amplitud hasta un patrón rápido de baja amplitud. Desinhibición. Eliminación de la inhibición de un sistema. Desinhibir. Dejar de impedir u obstaculizar una acción cualquiera. Permitir. También se aplica al hecho de que una persona no tenga juicio, o capacidad de análisis, sobre sus acciones. Desmutizar. Enseñar el habla a un sordomudo. Desorden. Una serie de síntomas y hallazgos objetivos que se agrupan y están relacionados con un solo problema. Se usa indistintamente en lugar de la palabra trastorno. Desorden generalizado del desarrollo. Es un término para describir una condición similar al autismo. Incluye reacciones sociales inadecuadas, reacciones de angustia profunda, gran sensibilidad para estímulos sensoriales y resistencia al cambio. Desorientación. Perdida de las conexiones adecuadas o estado de confusión mental con relación al tiempo, espacio o identidad. Desorientación anterógrada. Deterioro de la orientación espacial que persiste tras una lesión cerebral. Desorientación de dirección. Incapacidad de dirigirse hacia donde se desea llegar aun cuando se conserve la capacidad de reconocer puntos de

referencia, la propia ubicación en relación con éstos y la capacidad de describir el lugar de destino. Desorientación de la marcha. Incapacidad para moverse o guiar los propios movimientos en la dirección apropiada hacia las señales percibidas. Desorientación egocéntrica. Dificultad para determinar la propia ubicación en el espacio. Desorientación topográfica. Confusión relativa a la propia ubicación en el espacio; probablemente debida a agnosia o amnesia topográfica. Pérdida de la capacidad para conocer la propia ubicación o de guiar los movimientos con relación a un edificio o una señal que antes fue familiar. Despolarización. Transferencia de iones positivas hacia el interior, que elimina la diferencia de potencial entre el interior y el exterior de la neurona. Disminución del potencial de la membrana celular. Desuso aprendido. Condición en que un individuo deja de usar gradualmente un miembro que fue afectado por una apoplejía u otra forma de daño cerebral y en lugar de ello se basa en el otro miembro no afectado. Desviación típica. Índice de la cantidad de variabilidad de la puntuación media en un conjunto de datos. La desviación típica refleja la dispersión de puntuaciones en una distribución. Desvío. Un tubo que se usa para desviar el flujo de un líquido de un sitio a otro. Es un tratamiento común en caso de hidrocefalia. Diagnóstico. El proceso de indagación que permite descubrir qué está mal con la persona. Diagnóstico de discapacidad intelectual: la identificación de la discapacidad intelectual está basada en tres criterios: limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y la conducta adaptativa tal y como se manifiesta en habilidades adaptativas conceptuales, sociales y prácticas, y edad de aparición antes de los 18 años. Diagnóstico retrospectivo. Un diagnóstico de discapacidad intelectual hecho tarde (p. ej., después de los 18 años) en la vida de una persona y que no había recibido un diagnóstico oficial de discapacidad intelectual durante el periodo de desarrollo. Para tal diagnóstico, el clínico debe usar otras fuentes de información: datos posibles de obtener y el historial de la persona para determinar las manifestaciones de discapacidad intelectual antes de los 18 años. Diarios de aprendizaje. Diario personal, destinado a registrar las experiencias de los alumnos relacionadas con sus aprendizajes; a escribir sus pensamientos sobre ellos; a anotar las estrategias que implican para procesar el significado de los textos; sus ideas creativas o sus reflexiones. Diasquisis. Tipo especial de choque que sigue a una lesión encefálica, en el que las áreas conectadas a la lesión muestran una detención transitoria de la función. Dibujo en el espejo. Tarea experimental que requiere que los individuos hagan dibujos mirando en el espejo una imagen de su mano y de la figura que debe dibujarse, con la mano y la figura ocultas; se usa para probar el aprendizaje de habilidades preceptúales motoras. Diencefálico. Perteneciente al diencéfalo. Un animal diencefálico es aquél en el que el diencéfalo es la región de funcionamiento superior. Diencéfalo. Región del tronco cerebral que deriva del prosencéfalo. Las estructuras diencefálicas incluyen el tálamo y el hipocampo. Grupo de estructuras cerebrales, que incluyen los cuerpos mamilares y el núcleo

mediodorsal del tálamo, que pueden ayudar a regular la comunicación entre el hipocampo y la corteza. Región medial del prosencéfalo. Lo constituyen la habénula, el epitálamo, el tálamo, el subtálamo y el hipotálamo. Región del encéfalo situada entre el telencéfalo y el mesencéfalo, formada por el hipotálamo, el tálamo, el metatálamo y el epitálamo, así como por la mayor parte del tecer ventrículo. Dietilamida del ácido lisérgico (LSD). Droga que produce alucinaciones visuales, presumiblemente por influencia del sistema serotoninérgico. Diferenciación. Proceso mediante el cual las estructuras llegan a ser más elaboradas y especializadas. Diferencias ligadas al sexo. Diferencias en la conducta entre varones y mujeres que están relacionadas con la experiencia, los genes o las hormonas, o alguna combinación de estos factores. Dificultades de aprendizaje. Se define generalmente por el bajo rendimiento en una materia específica escolar, que se sitúa en forma significativamente por debajo del promedio. Por ejemplo, la discapacidad para la lectura a veces se define como el nivel de lectura correspondiente a dos años por debajo del promedio de la clase. Difusión. Proceso que consiste en volverse difuso o muy disperso. Dígrafo. Grafo con aristas orientadas mediante flechas, es decir, con arcos. Dimensiones del lenguaje o la comunicación. Estas dimensiones se refieren a la expresión oral, la construcción del significado y producción de textos, el conocimiento sobre el lenguaje, la motivación y la apropiación del lenguaje escrito, la colaboración o construcción social del significado y la relación con otras áreas del currículum. Se identifican como base para el establecimiento de criterios para la selección de los procedimientos de evaluación. Dioptría. Unidad de determinación del poder de refracción del ojo. La recíproca de la distancia focal. Diplopía. Percepción de dos imágenes de un único objeto, visión doble. Dimetiltriptamina. Principio activo, alucinógeno, que se encuentra en determinados sapos y algunas mimosas. Diptongo creciente. Cuando la vocal que forma el núcleo silábico está en segunda posición. Se da el tránsito de una menor a una mayor abertuta bucal. Diptongo decreciente. Cuando la vocal que forma el núcleo silábico está en primera posición. Se da el tránsito de una mayor a una menor abertura bucal. Directividad (de un test de inteligencia). Cuando un test acepta como positiva una sola respuesta, en lugar de que el resultado puede variar. En este sentido el test “dirige”, en la medida en que solamente acepta una forma de resolverlo. Disartria. Dificultad en la producción del habla debida a fallo en la coordinación del aparato fonador. Trastorno que afecta a la coordinación de movimientos voluntarios para hablar o escribir, por lesiones en el neuroeje. Hay función, pero con alteraciones. Trastorno de la articulación por patología en el Sistema Nervioso Central o Periférico. Discalculia. Dificultad en la realización de operaciones aritméticas. Trastornos en el aprendizaje del cálculo sin causas conocidas, ni neurológicas, ni psicológicas, ni pedagógicas. Dificultades para adquirir la función del cálculo afectando a todos sus niveles: adquisición de la noción de número,

ordenación-seriación, operaciones, y resolución de problemas. Es una alteración típica de niños que están en proceso de aprendizaje escolar, generalmente por no tener maduras suficientemente las funciones intelectuales de la reversibilidad del pensamiento. Es diferente de la acalculia que sería un trastorno típico de la edad adulta que consiste en la pérdida por lesión cerebral de la función ya adquirida del cálculo, independientemente de las funciones de expresión gráfica o lectura de cifras, cuyo trastorno sería la agrafía y la alexia de cifras, respectivamente. Problema para comprender o utilizar símbolos o funciones matemáticas necesarias para la aritmética. Un niño con discalculia puede ser capaz de leer y escribir, pero tendrá problemas para realizar cálculos matemáticos. Trastorno del desarrollo que implica dificultades en el aprendizaje de las destrezas matemáticas. Es un trastorno de aprendizaje que afecta la capacidad para el cálculo. Se estima que puede afectar a entre el 3% y el 6% de la población infantil. Un aspecto importante de este trastorno es que no se manifiesta de forma única, sino que las dificultades que se presentan varían entre personas, afectándolas de modo diferente durante su desarrollo. Discapacidad. La manifestación de limitaciones en el funcionamiento individual en un contexto social que representa una desventaja sustancial para la persona. Discapacidad de aprendizaje. Problema que afecta a la comprensión o el uso del lenguaje, que se manifiesta a través de la presencia de limitaciones en habilidades de escucha, pensamiento, habla, lectura, escritura o aritmética, de acuerdo con la legislación federal de Estados Unidos. Incluye problemas perceptivos, daños cerebrales, disfunciones cerebrales mínimas y afasia del desarrollo. Discapacidad del desarrollo. Una discapacidad severa, crónica de un individuo de 5 o más años que: (a) es atribuirle a una deficiencia mental o física o a una combinación de deficiencias mentales y físicas; (b) se manifiesta antes de que la persona alcance los 22 años; (c) es probable que siga indefinidamente; (d) da lugar a limitaciones funcionales sustanciales en tres o más de las actividades vitales principales siguientes: autocuidado, lenguaje receptivo y expresivo, aprendizaje, movilidad, autodirección, capacidad para la vida independiente y autosuficiente económica; y (e) refleja la necesidad de la persona de una combinación y secuencia de servicios especiales, interdisciplinarios o genéricos, apoyos individualizados

u otras formas de ayuda para toda la vida o de duración prolongada y

coordinados y planificados individualmente. Discapacidad específica para el aprendizaje. Término oficial que se utiliza

en la legislación federal para hacer referencia a los problemas que afectan sólo a un área determinada de aprendizaje, en lugar de a varias. Discapacidad específica del lenguaje. Problema grave en algún aspecto de

la comprensión auditiva, el habla, la lectura, la escritura o la ortografía en

niños cuyas habilidades en otras áreas son adecuadas. Discapacidad intelectual. Una discapacidad que se caracteriza por limitaciones significativas tanto en el funcionamiento intelectual como en la conducta adaptativa tal y como se ha manifestado en habilidades adaptativas conceptuales, sociales y prácticas. Esta discapacidad se origina antes de los 18 años. Las cinco premisas siguientes son fundamentales

para la aplicación de esta definición: (1) las limitaciones en el funcionamiento presente se deben considerar en el contexto de ambientes comunitarios típicos de los iguales en edad y cultura; (2) una evaluación válida habrá de tener en cuenta la diversidad cultural y lingüística, así como las diferencias en la comunicación y en los factores sensoriales, motores y conductuales; (3) en una persona, las limitaciones frecuentemente coexisten con capacidades; (4) un propósito importante de la descripción de limitaciones es el desarrollo de un perfil de necesidades de apoyos; y (5) con los apoyos personalizados oportunos mantenidos a lo largo de un periodo, el funcionamiento vital de la persona con discapacidad intelectual generalmente mejorará. Discapacidad para la lectura. Se refiere a la imposibilidad de leer, cualquiera que sea su causa. Discinesia. Cualquier trastorno del movimiento. Discinesia tardía. Movimientos lentos y anormales de las extremidades o alguna parte del cuerpo. Discriminación. Reconocer que dos estímulos son diferentes y saber a cuál preferir. Capacidad para discernir ligeras diferencias entre los estímulos, ya sean visuales, auditivos, táctiles, etcétera. Discriminación auditiva. Capacidad para detectar diferencias en los sonidos. Puede incluir la capacidad para detectar diferencias entre el sonido que hace un tren y el que hace un coche, o entre los sonidos de las letras, como entre la p y la b. Discriminación auditiva entre fondo y figura. Capacidad para prestar atención a un sonido en medio del ruido de fondo (como escuchar la voz del profesor en medio del ruido de la clase). Discriminación entre fondo y figura. Capacidad para identificar información importante distinguiéndola del entorno que la rodea, como separar una palabra de otras en una página repleta de texto. Discriminación de dos puntos. Capacidad para discriminar dos puntos individuales sobre la piel. El umbral de dos puntos es la mínima distancia en que los dos puntos deben colocarse para ser percibidos como dos puntos diferentes y no como uno. Discriminación visual. Capacidad para detectar semejanzas o diferencias en materiales que se presentan visualmente, como la que se requiere para diferenciar o de c, m de n, o un círculo de un óvalo. Discriminación visual entre fondo y figura. Capacidad para centrarse en lo que está en un primer plano del material que se presenta visualmente, distinguiéndolo del material del fondo. Los niños que tienen problemas con la discriminación visual entre fondo y figura pueden tener dificultades para seguir el punto al leer y encontrar confusa una hoja repleta de palabras o ilustraciones. Discurso. El nivel más elevado de procesamiento del lenguaje. En el discurso, las oraciones se enlazan para formar una narración significativa. Es la organización de las oraciones en torno a un tema central (existen discursos:

descriptivos, narrativos, argumentativos, expositivos). Diseidética. Alteración que consiste en una dificultad para reconocer las palabras por su configuración visual.

Diseño ciego. Diseño experimental en que los participantes no conocen la hipótesis sometida a prueba ni se forman parte del grupo experimental o del grupo control. Véase también diseño doble ciego. Diseño doble ciego. Diseño experimental en que ni los participantes ni los experimentadores conocen la hipótesis o quién forma parte del grupo experimental o del grupo control. Diseño universal para el aprendizaje. El diseño de materiales y actividades educativas que permiten a personas con amplias diferencias en sus habilidades el logro de metas de aprendizaje. Disfasia. Trastorno del habla debido a una disfunción o lesión en el SNC. No hay unanimidad en la definición. Hay varias opciones: a) afasia parcial (en adultos) o afasia infantil. b) trastornos en el aprendizaje del lenguaje sin causas conocidas, ni neurológicas, ni psicológicas, ni pedagógicas. Esta definición coincidiría con el concepto de retraso de lenguaje, el cual se clasificaría según Gallardo y Gallego (1993), en: retraso simple de lenguaje (leve), disfasias (moderado) y mutismo (grave). En la disfasia estaría afectado el lenguaje expresivo, como en los otros casos, y además el lenguaje comprensivo y las operaciones mentales abstractas, permaneciendo la disfunción más allá de los seis años. c) Trastornos en la adquisición de las pautas normales de desarrollo del lenguaje, por retrasos en la maduración del sistema nervioso a nivel de la mielinización (Ajuriaguerra, J., de 1976). La causa sería por tanto neurológica difusa, y los efectos desaparecerían al llegar a un nivel adecuado de eficacia motriz, al conseguirse la mielinización normal, pero tardía. Disfemia. Trastorno en la coordinación del habla, sin causa orgánica. El principal es la espasmofemia o tartamudez (grave) o el tartajeo (leve). Entre sus múltiples clasificaciones están los siguientes tipos (Perelló, 1995):

disfemia abierta, disfemia tónica; disfemia cerrada, disfemia clónica y disfemia clonotónica, mezcla de las dos, con síntomas de repetición de

sílabas o palabras, o paros espasmódicos que interrumpen la fluidez verbal. Disfonético. Se refiere a la incapacidad para descodificar las palabras o para reconocerlas utilizando principios fonéticos o sonoros.

o

Disfonía.

funcionales del sistema de fonación o del sistema de resonancia. Pérdida del timbre normal de la voz. Disforia. Trastornos del estado de anímo, con episodios no adaptativos, de mal humor, malos modales, agresividad, tristeza, irritación. Frecuente en epilepsia. Disfrasia. Dificultad e incoherencia en la expresión oral de las ideas, con normalidad de los órganos fonadores. Sinónimo de disglosia.

deficiencia

Disfunción.

funcional de un órgano. Disfunción cerebral mínima (DCM). “Los niños con inteligencia promedio o cercana al promedio, que presentan trastornos del aprendizaje o de la conducta que están asociados a desviaciones en la función del SNC. Estas desviaciones se pueden manifestar por distintas combinaciones de impedimentos en la percepción, conceptualización, lenguaje, memoria y control de la atención, de los impulsos o de la función motora. Síntomas similares pueden complicar los problemas de niños con parálisis cerebral, epilepsia, retardo mental, ceguera o sordera” (Clements, 1966).

Trastornos

de

la

voz,

debidos

a

alteraciones

anatómicas

Que

no

funciona

adecuadamente.

Alteración

o

Disfunción ejecutiva. Es el retardo y/o alteración en el desarrollo de las funciones ejecutivas. Pueden reconocerse dos síndromes de disfunción ejecutiva, el de disfunción dorsolateral y el de disfunción órbito medial, que tienen signos y síntomas cognitivos y afectivos respectivamente. Disfunción neuromuscular. Funcionamiento pobre e inadecuado de los nervios y de los músculos. Disglosia. Trastornos en la articulación de los fonemas debido a alteraciones anatómicas, innatas o adquiridas, en los órganos de articulación. Este término se ha generalizado a disfunciones por causas orgánicas en cualquier órgano de articulación (paladar, labios, arcadas dentarias, etcétera), pero originariamente se refería a las alteraciones anatómicas de la lengua. Sinónimo de dislalia orgánica. Tipos: disglosias dental, labial, lingual, mandibular y palatina, según los órganos afectados. Véase dislalia orgánica. Disgrafia. Trastornos en el aprendizaje de la escritura sin causas conocidas, ni neurológicas, ni psicológicas, ni pedagógicas. Son alteraciones motrices de la escritura que darían como resultado una escritura total o parcialmente ilegible, y/o excesivamente lenta. Problemas para escribir de un modo legible a una velocidad adecuada para la edad del niño. Algunas definiciones de disgrafía incluyen también la dificultad para comprender escritos. Se refiere a los errores que afectan a la escritura en cuanto a la realización y trazado de letras que pueden afectar su lectura o significado. De Ajuriaguerra define la disgrafía como la escritura defectuosa sin la presencia de un déficit neurológico importante u otra causa que lo justifique. En los niños con disgrafía se puede observar que escriben despacio y de manera ilegible, situación que retrasa su desempeño escolar. El diagnóstico se realiza en niños mayores de siete años de edad y con una adacuada escolaridad. El niño puede presentar una mala caligrafía, márgenes irregulares en los cuadernos, líneas torcidas, líneas pegadas unas con otras, trazo inseguro, borrones e ilegibilidad total o parcial. Estos rasgos pueden observarse en la etapa inicial de la escritura (escritura precaligráfica) y pueden ser totalmente independientes de los errores en la lectura y ortografía. Estos rasgos en la escritura se pueden esperar durante la adquisición de la lectoescritura o cuando el niño empieza a personalizar su letra y a veces se hace ilegible. Para alcanzar el momento de la personalización de la letra, el niño tiene que haber interiorizado los grafemas y las grafías. La disgrafía se puede producir por las siguientes causas: a) desorden en la organización motriz del niño: motricidad inestable y/o perturbación del equilibrio cinético y tónico; y, b) desórdenes de la organización del gesto y del espacio: trastorno en la representación y utilización del cuerpo y trastorno de la representación del espacio. Diskinesia. Trastorno del movimiento en el que no hay control de las diversas posturas que se realizan. Dislalia (o trastorno de la articulación). Trastornos de articulación producidos por un uso incorrecto de los puntos o modos de articulación, sin lesión orgánica. Trastornos en la articulación de los fonemas de una lengua. Se las ha clasificado en: dislalias orgánicas, producidas por defectos anatómicos en los órganos de articulación. Sinónimo a disglosias; dislalias sensoriales, producidas por deficiencia auditiva; dislalias evolutivas, producidas por errores normales en el proceso de maduración y falta de

entrenamiento infantil; y dislalias funcionales, producidas por la utilización de patrones defectuosos, grabados posiblemente en épocas de dislalias evolutivas, sin causas orgánicas. Según Perelló (op. cit.) se podría clasificar también como: dislalias aisladas (afectando a un solo fonema), de palabras (fonemas mal pronunciados solo en determinadas palabras), dialectal (fonemas pronunciados con acentos de otra región), generalizada (que afecta a todos los fonemas que tiene el mismo punto de articulación), insconstante (unas veces sí, y otras veces no), múltiple (afectando a varios fonemas), por añadidura (añadiendo fonemas entre sílabas de una palabra), por omisión (cuando no se articula algún fonema de alguna palabra), regresiva (que vuelve a pautas de articulación ya superadas, por regresión), silábica (fonema articulado incorrectamente de determinadas sílabas, y en otras correctamente), etcétera. Dislalia afín. Trastorno de la articulación en dislalias múltiples que comparten rasgos afines. Dislalia audiógena. Véase dislalia orgánica. Dislalia evolutiva o dislalia de desarrollo. Articulación incompleta pero

adecuada a edad y desarrollo. No precisa de intervención específica o tratamiento. Dislalia funcional. Trastorno de la articulación, trastorno fonético que, debido

a un uso ineficaz del mecanismo articulatorio, cursa con edad inadecuada

y/o presenta rasgos de estabilidad. El trastorno afecta de forma constante a

la articulación de uno o varios fonemas o alófonos.

Dislalia generalizada. Trastorno de la articulación que afecta a todo el grupo

de fonemas que comparten un mismo punto o modo de articulación. Dialalia orgánica. Cuando el trastorno en la articulación del habla es debido a una alteración en órganos articulatorios o de audición (órganos periféricos)

y pueden ser: dislalia audiógena: trastorno de la articulación secundario a

déficit auditivo; disglosia: trastorno de la articulación de los fonemas producida por alteración en los órganos del habla. Se distinguen labial, dental, lingual, mandibular y palatal. Dislexia. Dificultad para la lectura. Trastornos en el aprendizaje de la lectura sin causa conocidas. Los trastornos afectan a la función de decodificación lingüística. Se manifiesta por la presencia variable de confusiones y omisiones. El sujeto no ha llegado a establecer nunca la función de la lectura comprensiva, fluida. La percepción visual es correcta. No hay lesión. Pero la función de asociación lingüística está afectada a nivel de almacenamiento y recuperación de la correspondencia de los grafismos con los sonidos que los componen y su significado simbólico. Es decir, está afectada directamente la función fonológica, que nunca llega a ejecutarse de forma automática. Podría propducirse por la utilización de patrones de actuación defectuosos, como grabación de programas de lectura desordenados, saltándose pasos, activando funciones de forma arbitraria, etcétera, por no haber realizado los aprendizajes iniciales de control de órganos por biofeedback correctamente, siguiendo los algoritmos. Esta postura coincide con la interpretación de la dislexia según el modelo fonológico que la explica como un fallo en el procesamiento del lenguaje en el cerebro por mal aprendizaje de patrones sonoros asociados a estímulos visuales, constatado por los estudios recientes de neurociencia. Según S. E. Shaywitz (2000) –representando las últimas investigaciones desde el campo

de la neurociencia-, los disléxicos, no hacen una decodificación automática de palabras como los lectores normales, sino que necesitan hacerla con plena conciencia, paso a paso, sin mecanizar, o a recurrir a la ayuda del contexto para identificar las palabras, todo lo cual los obliga a ir más lentos. Su disfunción desaparecería realizando ejercicios de análisis fonológico, más lentamente, al ritmo espontáneo del sujeto y desde ahí hacerles acelerar hasta llegar a un ritmo normal. Los resultados de estas investigaciones son esclarecedoras, están avaladas por los sistemas de investigación con RMF, pero aún siguen vigentes al menos 16 teorías más sobre dislexia, algunas de las cuales también están obteniendo resultados positivos en investigación con nuevas tecnologías. En el momento actual (2003), proponemos trabajar la dislexia, siguiendo el modelo fonológico, tanto en prevención como en rehabilitación, diseñando la intervención desde el marco conceptual de la cibernética. Pero se está a la espera de nuevas publicaciones. También llamada trastorno de la lectura, implica lentitud o incorrección en el reconocimiento de palabras. La mayoría de los niños con dislexia también tienen dificultades con la fonética y la ortogradía. Éste es el tipo más común de dificultad en el aprendizaje y suele generar problemas en áreas estrechamente relacionadas, como la comprensión lectora o la expresión escrita. Trastorno del desarrollo que implica dificultades en el aprendizaje de la lectura. Dislexia adquirida. Incapacidad para leer ocasionada por una lesión cerebral en una persona que antes podía hacerlo. Es diferente de la dislexia del desarrollo, que es la limitación en el aprendizaje de la lectura. Es el caso en el que una persona, que ya había aprendido a leer correctamente, deja de poseer esta habilidad debido a una causa orgánica evidente (una lesión vascular, un traumatismo craneoencefálico, etcétera). Dislexia atencional. Trastorno en el que existe mayor dificultad para nombrar una letra cuando está acompañada por otra. Dislexia de superficie (o superficial). Incapacidad para leer las palabras por su representación pictográfica o grafema, aunque la capacidad para leer utilizando procedimientos fonológicos está conservada. La vía alterada es la ruta directa, léxica o visual. Puede aparecer por lesiones traumáticas, vasculares o tumorales de la región posterior y la sustancia blanca subyacente, de la circunvolución supramarginal y la angular. La característica común de este tipo de dislexia es una lesión de la parte posterior de las circunvoluciones temporales superior y media. Fue descrita por primera vez, por Marshall y Newcombe, en 1973. A los pacientes con dislexia superficial les ocurre justo lo contrario de lo que les sucede a los que sufren dislexia fonológica, ya que leen sin dificultad las palabras regulares, sean familiares o desconocidas, e incluso las seudopalabras, pero tienen graves dificultades para leer las palabras irregulares que no se ajustan a las reglas grafema-fonema. La mayor parte de los errores que cometen son regularizaciones, es decir, las pronuncian como si se ajustasen a esas reglas. Así, leen “ollibood” cuando ven la palabra “Hollywood”, o “peujeot” cuando ven “Peugeot”. Este trastorno, que puede pasar desapercibido en español, al no tener palabras irregulares (sólo las pocas tomadas de otros idiomas), resulta bastante grave en inglés, al contar con gran número de palabras que no se ajustan a las reglas grafema- fonema. En español tienen dificultades con los homófonos; por ejemplo,

“vaca”-“baca”, ya que no pueden distinguir por su pronunciación qué forma ortográfica se corresponde con el animal y cuál con el artefacto que se pone encima del coche. Dentro de la dislexia superficial, hay tres variedades:

dislexia superficial de input, dislexia superficial central y dislexia superficial de output. En la dislexia superficial de input, los pacientes no sólo pronuncian mal las palabras irregulares, sino que además no pueden acceder a su significado, ya que la pronunciación no se corresponde con ningún significado (“ollibood” no significa nada). En la dislexia de superficie central, los pacientes distinguen las palabras por su forma pero no consiguen acceder al significado, porque tienen dañado el sistema conceptual. En la dislexia superficial de output reconocen visualmente las palabras, acceden correctamente a su significado, pero cuando las tienen que leer en voz alta las pronuncian mal, porque regularizan su pronunciación. Estos últimos pacientes no tienen problema con los homófonos, ya que los reconocen bien; y donde podrían fallar, en la pronunciación, no hay posibilidad, ya que se pronuncian igual. La característica que mejor define a estos pacientes son los errores de regularización, y la variable más determinante de su lectura es la regularidad, ya que leen bien las palabras regulares. La interpretación de este trastorno, de acuerdo con el modelo dual, es que se ha producido una lesión en alguno de los componentes de la vía léxica. En el caso de la dislexia superficial de input, la lesión habrá dañado el léxico ortográfico; en el caso de la dislexia superficial central, al sistema semántico; y en el caso de la dislexia superficial de output, al léxico fonológico. Muy similar es la interpretación del modelo de triángulo, ya que la dislexia superficial se produce por lesión en la vía que conecta la ortografía con la fonología a través de la semántica, y se puede dañar la conexión ortografía-semántica o la conexión semántica-fonología. La zona cerebral dañada en el caso de las dislexias superficiales, sin duda, es el circuito ventral; y, dependiendo de qué componente de este circuito resulte dañado, se producirán los distintos tipos de dislexia superficial: de input, si es en las zonas más posteriores del lóbulo temporal izquierdo; central, si es en las zonas media e inferior del temporal izquierdo; o de output, si la lesión se produce en la circunvolución frontal izquierda o en la conexión temporal-frontal. Dislexia disfonética. Los disléxicos disfonéticos manifiestan una dificultad primaria en la integración de letras y sonidos y en el desarrollo de la habilidad fonética, por lo que leen globalmente. Dislexia diseidética. Los disléxicos diseidéticos presentan una deficiencia en la capacidad de percibir palabras completas, por lo que sólo leen palabras fonéticamente, es decir, como si las leyeran por primera vez. Dislexia evolutiva (o de desarrollo). Incapacidad para desarrollar habilidades normales para la lectura aun cuando las oportunidades y la formación hayan sido adecuadas. Es la dislexia académica propiamente dicha, es decir, aquel caso en el que un niño, a pesar de los enormes apoyos educativos recibidos, no aprende a leer. Dislexia fonológica. La vía de la lectura alterada es la ruta indirecta, fonológica o subléxica. La circunvolución angular del hemisferio izquierdo es donde se produce la conversión grafema-fonema, por lo que es fácil considerar que lesiones en esta zona, o en áreas adyacentes, producirían una dislexia fonológica. Fue descrita por primera vez por Beauvois y

Durouesné en 1979. Los pacientes con dislexia fonológica leen correctamente las palabras familiares, pero tienen dificultades para leer las palabras poco familiares y, especilmente, las seudopalabras. La mayor parte de los errores que cometen son errores visuales en las palabras (leer “mancha” donde dice “marcha”) y lexicalizaciones en las seudopalabras, es decir, convertilas en palabras de parecido ortográfico (leer “molino” donde dice “mogino”). Estos pacientes se reconocen por su dificultad para leer las palabras desconocidas, y la variable más determinante en su ejecución es la frecuencia: pueden leer las palabras de alta frecuencia, pero fallan en las de baja frecuencia. Dentro de los modelos cognitivos de lectura, este trastorno se interpreta en el modelo dual como una alteración en la vía subléxica que impide la aplicación de las reglas grafema-fonema y, por lo tanto, dificulta la lectura de las palabras de baja frecuencia y las seudopalabras. Los pacientes tratan entonces de leer a través de la vía léxica, lo que los lleva a cometer errores visuales y lexicalizaciones. Desde el modelo de triángulo, se interpreta como una alteración en la conexión de la ortografía a la fonología, por lo que los pacientes tratan de leer a través del significado. En cuanto al circuito cerebral que pudo ser dañado por la lesión, claramente ha tenido que producirse en la vía dorsal, en la conexión entre las zonas temporal y frontal del hemisferio izquierdo o en alguna de las áreas componentes, como puden ser la circunvolución temporal superior, la circunvolución angular, etcétera. Dislexia por inatención visual. Errores en la lectura, limitados a una mitad de una palabra. Dislexia profunda (o mixta). Deterioro de la lectura caracterizado por una peculiar constelación de errores que sugieren que la lectura se realiza por el hemisferio no dominante. El funcionamiento de ambas rutas está alterado. Suelen aparecer lesiones amplias en el hemisferio izquierdo, lo que tendrá como consecuencia una lectura a través del hemisferio derecho. La dislexia profunda es la más grave de todas las dislexias adquiridas. Los pacientes con dislexia profunda son incapaces de leer seudopalabras y palabras desconocidas, y tienen dificultades para leer ciertas clases de palabras, como las abstractas, las palabras funcionales o los verbos. Producen errores visuales, derivativos y lexicalizaciones, pero los errores más característicos son los semánticos, esto es, sustituyen la palabra que tienen que leer por otra con la que no tiene ninguna relación ortográfica ni fonológica, pero sí de significado (por ejemplo, leer “sol” por “luna”, o “mar” por “océaño”). De hecho, aunque son muchos los síntomas que presentan los pacientes con dislexia profunda, los dos más característicos son la incapacidad para leer seudopalabras y la comisión de errores semánticos. Hay tres variedades de dislexia profunda: de input, central y de output, con características similares a las descritas en el caso de las dislexias superficiales. El trastorno de dislexia profunda se interpreta, desde el modelo dual, como una alteración en las dos vías, total en la subléxica (de ahí la incapacidad para leer seudopalabras) y parcial en la léxica (de ahí sus dificultades con otros tipos de palabras). En función de cuáles sean los procesos dañados en la vía léxico-semántica (léxico ortográfico, sistema semántico o léxico fonológico), se producirán los distintos tipos de dislexia profunda: de input, central o de output, respectivamente. Desde el modelo de triángulo se interpreta como una alteración que afecta a ambas vías: la

que conecta directamente la ortografía y la fonología y la que lo hace a través de la semántica. En cuanto a la zona cerebral lesionada, parece claro que los pacientes con dislexia profunda han sufrido una lesión masiva del hemisferio izquierdo que les ha dañado los dos sistemas, tanto el dorsal como el ventral. Aunque la taxonomía de los trastornos disléxicos fue propuesta en un principio para el sistema inglés, los estudios realizados en los últimos años han mostrado que los mismos tipos de pacientes descritos en inglés también han sido encontrados en los idiomas transparentes, incluido el castellano. La diferencia está en la gravedad y frecuencia de esos trastornos en función del idioma; así, la dislexia superficial, que muestra serias dificultades en inglés, pasa prácticamente desapercibida en castellano, al no existir palabras irregulares. También la frecuencia de los trastornos es diferente, pues en inglés se encuentran muchos casos de dislexia profunda, al intentar leer por la vía léxico-semántica y cometer errores semánticos, mientras que en español son muy pocos los casos descritos, y siempre se trata de personas que tenían un alto nivel cultural y, por lo tanto, hacían un gran uso de la vía léxico-semántica. Disléxicos aléxicos. Dificultad tanto en la lectura a través de un análisis fonético como en la capacidad de leer palabras de forma global. Dislogia. Alteraciones en las funciones de la lógica. Afectación parcial de la capacidad para razonar de forma coherente. Trastornos parciales en la formación del pensamiento y en la construcción de los mensajes. Dismétrico. Carente del cálculo de las distancias y medidas. Dismimia. Trastornos en el aprendizaje de la lengua gestual, sin causas conocidas, ni neurológicas, ni psiciológicas, ni pedagógicas. Alteraciones en la codificación del pensamiento a lengua de signos gestuales. Trastornos parciales a nivel de emisor gestual. Disnomia. Dificultad para reconocer nombres o recuperar palabras adecuadas necesarias para el lenguaje oral o escrito. Disociación simple. Efecto que se produce cuando, como resultado de una lesión cerebral, una función cognitiva se encuentra preservada y otra dañada. La existencia de una disociación simple apoya la suposición de que dos funciones implican mecanismos distintos, si bien, pueden no ser totalmente independientes la una de la otra. Disociación doble. Método experimental denominado así por Hans-Leukas Teuber, cuyo fin es demostrar la lateralización de la función. Disolución. De acuerdo con una teoría no probada, trastorno en el que una enfermedad o un daño en los niveles superiores del encéfalo no ocacionaría la pérdida de la función, sino más bien un repertorio de conductas más simples, observadas en animales que no han evolucionado hacia esas estructuras encefálicas particulares. Disortografía. Trastornos del aprendizaje de las correspondencias entre fonemas y grafemas, así como de las reglas gramaticales relativas a la expresión gráfica de la lengua. En general, perturbación en la expresión de las ideas a través de la escritura, por fallas en la correspondencia entre la lengua oral y la escrita, sin causas que lo justifiquen. Displasia broncopulmonar (BPD). Es una enfermedad pulmonar que padecen los infantes que han sido expuestos a altas concentraciones de oxígeno y al uso de aparatos respiratorios de alta presión. Niveles altos de concentración de oxígeno alimentados artificialmente tienen efectos tóxicos

en el tejido pulmonar. Este efecto tóxico puede causar daño a la tráquea, los bronquios, los bronquiolos y los alveolos. Dispraxia (o torpeza motriz). Limitación en la capacidad de planificar y llevar

a cabo de forma coordinada actividades motrices desconocidas. También

se denomina mala planificación motora. Problema para realizar actividades motoras finas como utilizar un lápiz, abotonar un abrigo o cerrar una cremallera. Una persona con dispraxia tiene dificultades para secuenciar y

ejecutar los movimientos para realizar este tipo de tareas. Ésta corresponde

a una alteración del aprendizaje de movimientos elaborados sin que exista

un déficit motor o sensorial que lo explique. La dispraxia es una alteración de la organización de las praxias durante su desarrollo y de las funciones cognitivas superiores en su aspecto instrumental. Por lo tanto, al igual que las dislexias y disgrafías, la dispraxia también forma parte de las dificultades de aprendizaje. La dispraxia es la inhabilidad que puede surgir para controlar adecuadamente cada parte del cuerpo, sin que esto signifique una parálisis ni un trastorno primario del aparato locomotor. Los niños con dispraxia pueden presentar déficit en la secuenciación motora. Hay quienes muestran dificultades en el equilibrio, la coordinación y la ejecución gestual y existen niños con defectos serios en todos los aspectos mencionados. En adultos no se habla de dispraxia, sino de apraxia, porque se supone que las praxias ya han sido adquiridas, a diferencia del niño, quien las está adquiriendo, “Apraxia” significa la pérdida de movimientos adquiridos y automatizados. Las características del niño dispráxico son las siguientes: a) presenta dificultad o incapacidad para poder organizar adecuadamente cada movimiento, pues no tiene bien integrado su esquema corporal ni el conocimiento del espacio donde va a desarrollar su acción; b) presenta retrasos significativos en los aprendizajes motores elaborados (andar en bicicleta, aprender a patinar, trepar a un árbol y realizar deportes); c) el aprendizaje de habilidades motrices en estos niños requiere de un tiempo y entrenamiento mayor que el que necesitan los niños normales; d) su rendimiento académico en general es normal. Al contrario de otros trastornos del aprendizaje, no es frecuente que sea una causa de consulta médica o psicológica; e) la torpeza motriz tiende a mejorar con el transcurso del tiempo, aunque nunca llega a una ejecución óptima; f) es común considerar que los niños con dispraxia presentan en pruebas estándar de inteligencia un cociente de inteligencia verbal superior al cociente de inteligencia de ejecución; g) el niño con dispraxia puede tener algunas dificultades en pruebas de lenguaje receptivo y lectura, aunque en general los defectos en la actividad motora son independientes del rendimiento académico; h) niños con dificultades en la coordinación motriz suelen tener también alteraciones muy significativas en la caligrafía, lo cual con el tiempo quizás se convierta en un problema académico importante. En el primer año de vida no se puede hablar de dispraxias propiamente tales, pues no están integradas las praxias, sin embargo, puede aparecer la dispraxia orobucolingual, que al afectar la deglución, dificulta la alimentación del lactante. En el período preescolar (dos a cinco años) aparecen los síntomas de las dispraxias. En el período escolar aparecen dificultades que se van a expresar principalmente a nivel social. Aparecen las manifestaciones de la dispraxia constructiva al armar figuras a partir de partes (puzles) y al realizar tareas de seriación (ordenar elementos, a pesar de tener claro el concepto

de lo que es seriar), además se presentandificultades para representar gráficamente lo imaginado. Desde el punto de vista emocional, hay niños que pueden presentar importantes trastornos y dificultades para establecer contacto con otros y aislamiento. Al igual que las apraxias, las dispraxias se clasifican en los siguientes tipos: a) ideomotora; b) ideatoria; c) orofacial o verbal; d) postural; f) construccional y, g) del vestir. Dispraxia construccional. Dificultad para ensamblar, dibujar, articular o unir partes para formar una estructura unitaria simple. Dispraxia del vestir. Dificultad para ajustar o adecuar la correcta colocación de una prenda de vestir. Se presenta dificultad para aplicar una adecuada aprehensión manual respecto al tipo de prenda a usar. Se valora la alteración o no de habilidades perceptivas, como la orientación de la prenda en relación con el propio cuerpo o en el espacio, y que forman parte de una misma actividad. Además existe dificultad en el gesto de abotonar/desabotonar y abrochar/desabrochar los botones o broches de una camisa, respectivamente. Dispraxia ideatoria. Se caracteriza por una alteración en el plan ideacional de la acción. Se produce una pérdida del concepto del gesto, así como de las secuencias de movimientos y el orden de los pasos que se precisan para la actividad, por lo que la persona no sabe qué tiene que hacer. Ha sido interpretada como una “agnosia del uso”, aunque algunos autores consideran que “amnesia del uso” podría ser una definición más adecuada. Los principales errores que pueden evidenciarse en la observación clínica son: realización de una acción reconocible pero inapropiada para el objeto presentado y errores en la secuencia (orden erróneo de los pasos, omisiones, elementos mezclados o interpuestos). Dispraxia ideomotora. Se caracteriza por un déficit en el programa motor que se precisa para la realización del gesto (la persona sabe qué tiene que hacer, pero no sabe cómo hacerlo). Los principales errores que pueden evidenciarse mediante observación clínica son: dificultad en la ejecución a nivel temporal (Ej.: velocidad y/o ritmo inadecuados para ejecutar una tarea que puedan dar lugar a movimientos fragmentados, sin continuidad) y a nivel espacial (Ej.: orientación y desplazamiento de las manos y los dedos incorrectos respecto al objeto a utilizar); utilización de una parte del cuerpo como si fuera un objeto, previo a una correcta asociación objeto-función- acción (Ej.: utilizar el dedo índice en la boca como cepillo de dientes) y realce gestual (Ej.: movimiento exagerado o desproporcionado en relación con el gesto que se demanda). Dispraxia orofacial o verbal. Se caracteriza porque los niños presentan un habla muy poco inteligible, errores o emisión distorsionada de un gran número de sonidos del habla. Se suele apreciar esfuerzo, tanteos o titubeos en la producción de algunos o incluso todos los fonemas y dificultad para producir voluntariamente fonemas aislados o secuencias de fonemas que han sido producidos correctamente en otras ocasiones. Además hay fallos en la ejecución, en aislar y secuenciar movimientos orales (no de habla) de nivel automático. No se observan problemas estructurales ni neurológicos en los mecanismos orales que justifiquen la ausencia de inteligibilidad. Dispraxia postural. Dificultad para realizar movimientos amplios coordinados en una tarea compleja entrenada o no habitual, lo que se expresa en la

ejecución de movimientos lentos, torpes y sin un orden adecuado para llevar a cabo una acción motora. Disprosodia. Trastornos en la entonación correcta del habla. Afecta al nivel pragmático del mensaje. El emisor puede no saber hacer llegar al receptor las intenciones de su mensaje (preguntas, admiraciones, etcétera). Dificultad para entonar correctamente palabras. Disquinesia. Trastorno del movimiento caracterizado por el incremento de la

actividad motora. Distal. Alejados o distantes de algún punto. Se dice de la parte de un miembro o de un órgano más separada de la línea media. Perteneciente a las partes del cuerpo separadas de la línea media o del tronco. Distonía. Anormalidad del tono muscular. Generalmente, tono muscular excesivo. Anomalía o trastorno en el tono o tensión de un músculo, un tejido

o un órgano, fluctuación involuntaria del tono muscular. Es un trastorno

causado por anomalías en los ganglios basales del cerebro, que produce contracciones involuntarias de los músculos. Se manifiesta con torsiones y movimientos repetitivos que pueden ser dolorosos. Los síntomas pueden incluir temblores, problemas en la voz o hasta arrastrar un pie. Estas manifestaciones suelen comenzar en la infancia. Algunas personas heredan

la

enfermedad, otras la tienen como consecuencia de otra enfermedad. Por

el

momento, no hay una cura definitiva contra la distonía. Los médicos usan

medicinas, cirugía, terapia física y otros tratamientos para reducir o eliminar los espasmos musculares y el dolor. La respuesta a los fármacos puede variar entre los diversos pacientes. Distrofia de Landouzy. Atrofia muscular caracterizada principalmente por

debilidad muscular que primero afecta a los músculos faciales pasando a los hombros y brazos superiores. Distrofia muscular de Duchenne. Es la más común dentro de las distrofias musculares siendo de origen genético donde se produce degeneración muscular. Distrofias musculares. Un grupo de enfermedades debidas a diferentes causas y con diferentes niveles de severidad. Todas son progresivas y conducen a la degeneración y desperdicio de tejido muscular. Distrofia muscular. Es una enfermedad considerada como incapacitante, caracterizada por una degeneración creciente del músculo esquelético. Su curso clínico es progresivo, de forma que con el paso del tiempo aumenta la debilidad y disminuyen la funcionalidad y la masa muscular, hasta que el

paciente necesita una silla de ruedas para desplazarse. No se producen remisiones. Hay varias formas clínicas, que se diferencian unas de otras por

el patrón de remisión hereditaria, por la edad de inicio de la enfermedad y

por la distribución de los grupos musculares afectados. En todas las formas de la enfermedad se detectan anormalidades microscópicas en el examen histológico del músculo estriado. Doble disociación. Técnica experimental en la que dos áreas de la neocorteza están funcionalmente disociados por dos pruebas conductuales; cada una de las pruebas verifica la lesión en una zona y no en la otra. Dolor. La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor lo define como una “experiencia sensorial y emocional displacentera, asociada a un daño tisular real o potencial de causa interior o exterior”. En contraste con el término “dolor”, el concepto nocicepción es puramente fisiológico.

Dolor referido. Dolor que se siente en una parte del cuerpo diferente de la que

se encuentra situada la causa.

Doctrina neuronal. Concepto de la neurona que se la principal unidad funcional del cerebro y que las neuronas se comunican con otras por contacto, no por continuidad. Dominancia. Un rasgo o característica es dominante cuando se expresa en el

individuo, que teniendo dos genes diferentes en un determinado locus de un par de cromosomas homólogos, el alelo del gen que produciría dicho rasgo,

no lo hace. Los alelos son formas alternativas de un gen que se hallan en el

mismo lugar de un par de cromosomas. Dopa. Precursor químico de la dopamina y de otras catecolaminas. Dopamina (DA). Neurotransmisor catecolaminérgico sintetizado a partir de la dopa. Un neurotransmisor catecolamínico que posee múltiples funciones según donde actúe. Las neuronas de la sustancia negra, que contienen dopamina en el tallo cerebral, se proyectan al núcleo caudado y son progresivamente destruidas en las personas aquejadas de Parkinson. Se cree que la dopamina regula las respuestas emocionales y juega un papel en la esquizofrenia y en los casos de abuso de cocaína. Hormona muy extendida en el cerebro que fomenta sobre todo la motivación para actuar.

A través del sistema mesolímbico, la dopamina hace que las áreas

correspondientes de la corteza cerebral inicien una actuación y la valoren.

El sistema dopamínico no sólo estimula la búsqueda de comida y de pareja

sexual, sino que desempeña también un papel importante en las adicciones a las drogas y al juego. La dopamina es el antagonista de la prolactina. Las complejas correlaciones entre ambas sustancias en distintos centros cerebrales están todavía muy lejos de haberse investigado completamente. Neuromodulador que modifica las comunicaciones de neurona a neurona. Neurotransmisor presente en el sistema nervioso central, y precursor inmediato de la noradrenalina. Neurotransmisor con diferentes funciones en distintas regiones del cerebro. En la vía mesolímbica (parte importante del sistema de recompensa), está relacionada con el deseo anticipatorio, la “querencia”. Dorsal. Dirección que significa hacia la parte posterior. Dorsiflexión. Flexión hacia el dorso. Dramatofrasia. Lenguaje grandilocuente y teatral. Droga. Sustancia química que altera el funcionamiento bioquímico del cuerpo y/o el cerebro. Droga psicodélica. Toda droga que induce conductas caracterizadas por alucinaciones visuales, percepción intensificada y, algunas veces, conductas similares a las observadas en las psicosis. DSM-IV. Clasificación general de los trastornos mentales en relación tanto con

guía diagnóstica para la práctica clínica como con los criterios para investigación, así como guía de uso en salud mental en atención primaria. DTI. Sigla en inglés que se refiere a tractografía, un procedimiento que se utiliza para poner de manifiesto las conexiones neuronales, basado en técnicas especiales de imagen por resonancia magnética. En el cerebro existe una complicada red formada por conexiones de corta distancia entre las diferentes áreas corticales y subcorticales. El análisis de la resonancia magnética se focaliza en la simetría de la difusión del agua en el cerebro. Los haces de tractos de fibras hacen que el agua se difunda

asimétricamente en un tensor, siendo el eje mayor paralelo a la dirección de las fibras. A esta asimetría se la conoce como anisotropía, por lo que existe una relación directa entre el número de fibras y el grado de anisotropía. Dualismo. Teoría que establece que existen dos tipos distintos de células madre en la formación de las células sanguíneas: uno para las células linfáticas y el otro para las células mieloides. Principio que afirma que la mente y el cuerpo existen como entidades separadas. Todo lo que existe se basa en dos principios independientes. Teoría filosófica que refiere a la relación cerebro-mente, según la cual los sucesos mentales son independientes de los eventos cerebrales. Se puede distinguir entre dualismo sustancial (cerebro=materia, mente=espíritu), dualismo fenoménico (cerebro=único sustrato, mente=fenómeno emergente y autónomo que puede actuar sobre la actividad del propio cerebro) y dualismo funcionalista (psicología cognitiva y los sistemas de cómputo simbólico). Creencia religiosa que considera el universo formado y mantenido por la acción de dos principios igualmente necesarios y eternos; doctrina filosófica que explica el origen y la naturaleza del universo por la acción de dos esencias o principios diversos y contrarios; visión del mundo caracterizada por dividirlo todo en términos antitéticos o contrarios. Duramadre. La más externa de las tres meninges que recubren la superficie del SNC. La membrana más externa, gruesa y fibrosa de las meninges que rodean el encéfalo y la médula espinal.

Early Adolescence Temperament Questionnaire. Cuestionario para evaluar temperamento en la adolescencia temprana. Ecoacusia. Percepción subjetiva de ecos acústicos después de la percepción de sonidos normales. Ecocinesia. Repetición del último gesto de una serie recién recibida. Ecolalia. Trastorno en el que una persona repite palabras o ruidos que escucha. Repetición automática de palabras o frases inmediatamente después de escucharlas. Repetición de palabras o frases. Repetición a mode de eco de las últimas palabras o frases que producen otras personas. Ecolocalización. Facultad que tienen algunos seres de localizar objetos sin verlos, y de orientarse en la oscuridad mediante la emisión de vibraciones y sonidos de alta frecuencia. Economía conductual. Estudio de la manera en que los organismos “invierten” su tiempo y esfuerzo entre conductas posibles. Ecopraxia. Repetición de gestos, por imitación automática, patológica. Edad de aparición. El periodo en el que se origina inicialmente la discapacidad intelectual. La edad de aparición es anterior a los 18 años. Edad gestacional (EG). Tiempo transcurrido desde la concepción. Edad mental. Edad para la cual la puntuación que se obtiene en un test de capacidad mental es normal o està dentro de la media. Es más adecuado utilizar este término en los primeros años de vida, cuando la evolución de la capacidad mental es más rápida. Edema. Acumulación anormal de líquido en los espacios intercelulares del organismo. Edema de papila. Hinchazón del disco óptico debido al incremento de la presión del líquido cefalorraquídeo; se utiliza como indicador diagnóstico de tumores u otras tumefacciones en el encéfalo.

Educaciòn especial. Instrucción diseñada específicamente para niños con dificultades. Efecto cumpleaños. Efecto de la fecha de nacimiento en los rendimientos posteriores en deportes o en la escuela (algunos alumnos son mayores y otros menores al promedio, lo que ocasiona diferencias debidas a la edad). Efecto de interferencia. Efecto que ocurre cuando el aprendizaje de una información afecta a la memorización de otra. Puede ser de dos tipos:

interferencia proactiva (cuando algo ya aprendido interfiere en el aprendizaje de algo posterior y distorsiona el recuerdo) y retroactiva (cuando la nueva información aprendida dificulta el recuerdo de algo que se aprendió previamente). Efecto de evaluación (testing effect, en inglés). Efecto según el cual el aprendizaje aumenta cuando al estudiante se le pide que recobre la información aprendida, en lugar de simplemente estudiarla de nuevo. Efecto de la lesión en serie. Efecto por el que las lesiones adquiridas de forma lenta o en varias etapas tienden a presentar síntomas menos graves que aquellas equivalentes en tamaño, pero que no se adquieren de una sola vez. Efecto de la longitud de la palabra. Tendencia de una persona a recordar menos palabras de una lista a medida que se incrementa la longitud de las palabras. Efecto de la profundidad del procesamiento. Mejora en el recuerdo posterior de un objeto sobre el que una persona ha pensado en su significado o forma. Se cree que existe una estructura profunda en el encéfalo que mejora el recuerdo del objeto. Efecto Flynn. El aumento de las puntuaciones de CI con el tiempo. El efecto Flynn plantea desafíos potenciales en la interpretación de las puntuaciones de CI, con la recomendación de que en los casos en que se utilice un test con baremos de edad como parte de un diagnóstico de discapacidad intelectual, se garantice la corrección para la antigüedad de las normas. Efecto masa. Fenómeno por el cual un elemento propio o ajeno al cerebro aumenta su tamaño o volumen dentro de la cavidad craneal, desplazando o presiona