Sunteți pe pagina 1din 13

Lenguaje y Comunicación

UNIDAD 3. Leo, comprendo y aprendo

6°Básico

Texto de lectura 1: “¿Quién es Pedro Urdemales?” Autor: Floridor Pérez

Textos de lectura 2: Cuentos de Pedro Urdemales: “¿Los chanchos empantanados?”, “Ganar mucho y perderlo todo”, “El sombrero de los tres cachitos” Autor: Ramón Laval

Páginas Texto escolar: 40 – 48.

Antes de la lectura

El profesor trabaja el tema, flujo de la historia y activación de conocimientos previos, a partir de preguntas, ordenadores gráficos, presentación de imágenes, videos u otros. También se realiza la presentación del texto, título, autor, ilustrador, etc.

1. Activación de conocimientos previos

Los estudiantes trabajarán en cuatro lecturas de Pedro Urdemales. Para introducir estas lecturas, el docente presenta imágenes en power point, de personas y personajes populares de nuestro país (ver Personajes de Chile en Guía de Apoyo).

populares de nuestro país (ver Personajes de Chile en Guía de Apoyo). 1 FUNDACIÓN CHILE –

El docente guía un diálogo activo con los estudiantes, en torno a las imágenes presentadas. Se realizan preguntas orientadoras, tales como:

o

¿Quiénes representan a un personaje?

o

¿Quiénes son personas realizando un oficio?

o

¿Cuál es la diferencia entre ambos?

o

¿Qué características tienen estas personas y personajes?

o

¿Te parecen divertidos?

o

¿Alguien ha visto en las calles de alguna ciudad de Chile, a una de estas personas o personajes?

o

¿Qué características o cualidades son propias de los personajes populares de nuestro país?

Organizados en grupos de trabajo de cuatro integrantes, los alumnos comentan y responden:

o

¿Qué significará el apellido Urdemales? Registran sus respuestas para compartirlas con el curso.

o

Cada grupo de trabajo, elige uno de los tres títulos presentados y lo analizan, relacionándolo con las imágenes de la lectura. Realizan anticipaciones respecto al contenido del cuento. Registran sus predicciones para compartirlas con el curso y comprobarlas luego de la lectura.

o

Cada grupo elige a un representante y expone al curso sus respuestas.

El docente divide la pizarra en tres columnas para registrar las predicciones en torno a cada lectura:

Grupos:

Grupos:

Grupos:

 

Urdemales:

Urdemales:

Urdemales:

 

¿Los chanchos

Ganar mucho y perderlo todo.

El

sombrero

de

los

tres

empantanados?

cachitos.

 

Durante la lectura

El profesor realiza la lectura modelada, cuidando los aspectos involucrados en una buena calidad de lectura oral expresiva. Ejercita con los estudiantes la lectura de palabras clave. Los estudiantes practican la lectura oral expresiva en distintas modalidades.

1. Estrategias para desarrollar la lectura oral expresiva

Indicadores:

Leen adecuadamente frases y párrafos con su correspondiente entonación irónica, humorística, enunciativa, interrogativa, dubitativa, según corresponda.

Pronuncian adecuadamente las palabras de los textos que leen. (Especialmente las palabras clave)

Lectura oral expresiva modelada

El docente lee el texto de la página 40, en donde se presenta a Pedro Urdemales. En la lectura modelada se enfatizará la intencionalidad del autor en cada oración.

El docente realiza detenciones durante la lectura, para comentar con los estudiantes algunas frases divertidas o con sentido figurado, como por ejemplo:

- “merecido escarmiento a los avaros”

- “viene del campo, pero no de las chacras”

Lectura de palabras clave

El profesor selecciona palabras del texto que son de lectura difícil.

Presenta a los estudiantes las palabras para ser leídas de un golpe de vista, lo que favorece la fluidez lectora.

Este ejercicio se repite varias veces durante las dos semanas, para que los alumnos incorporen las palabras en su memoria visual ortográfica y las puedan leer con facilidad en este y otros textos

Leen las palabras y comentan sus significados. Si alguna palabra les genera dudas o no conocen su significado, consultan el diccionario.

Listado de palabras clave:

- diabluras

- urdió

- escarmiento

- avaros

- desventuras

- empantanados

- barrial

-

fingiéndose

- chicharrones

- cabisbajo

Lectura oral expresiva de los alumnos y alumnas

El docente guía a los estudiantes, en la construcción de una pauta que les ayude a orientar y a autoevaluar su lectura oral.

Ejemplo de pauta para los estudiantes:

Pauta para el alumno

¿He enfatizado las palabras clave?

¿Expreso la intencionalidad de las oraciones?

¿La entonación que doy a la lectura es variada?

¿El volumen de mi voz se adapta a las situaciones que leo?

¿Interpreto bien las pausas?

Antes de practicar la lectura, los estudiantes organizados en grupo, revisan los indicadores de la lectura expresiva presentes en la pauta, clarificando especialmente el indicador que se trabajará en esta oportunidad: La entonación de las oraciones con ironía, humor, pillería, según corresponda.

Lectura personal: realizan una primera lectura personal y silenciosa para tomar contacto con el texto. Luego realizan en forma silenciosa y personal, lecturas sucesivas para comprender, captar las ideas, sentimientos y pensamientos que expone el texto; para reconocer el ritmo que requiere, la entonación; para ejercitar la intencionalidad humorística e irónica del texto.

Lectura colectiva: Los estudiantes organizados en grupos, realizan la lectura por turnos, alternándose de acuerdo al cambio de párrafo. Se escuchan, se evalúan y corrigen, respetuosamente. Se dan sugerencias para realizar una mejor lectura.

Después de la lectura

El profesor realiza distintas actividades con el objetivo de desarrollar la comprensión auditivo-lectora de sus alumnos. Formula preguntas y enseña estrategias para que los estudiantes desarrollen su comprensión textual, inferencial y de juicio crítico, en forma oral y escrita. Se trabajan también distintos aspectos del conocimiento del lenguaje al servicio de la comprensión del texto.

1. Estrategias para el desarrollo de la comprensión lectora

Indicadores:

Infieren las motivaciones de personajes de un texto y opinan sobre ello.

Proponen un sentido global de los textos leídos, apoyándose en información explícita e implícita.

Opinan sobre las actitudes y acciones de los personajes de los textos leídos, fundamentándolas con sus conocimientos e información extraída del texto.

Opinan sobre contenidos del texto leído, estableciendo relaciones entre diferentes partes del texto.

1.1 Conversando sobre el contenido del texto

El profesor formula preguntas a sus alumnos y alumnas.

Responden las actividades de comprensión en forma grupal, según la lectura elegida que están trabajando.

Lectura Nº1: “Los chanchos empantanados”

Antes de analizar y responder las preguntas de comprensión, los estudiantes revisan sus predicciones respecto de la lectura que les correspondió trabajar. Leen sus registros y comprueban sus aciertos y desaciertos.

Leer y encontrar

Preguntas explícitas o literales basadas en información relevante el texto.

o

¿Por qué lugar Pedro Urdemales, no debía pasar los chanchos?

o

¿Qué condición le puso Urdemales al Señor que quería comprar los chanchos?

Texto escolar:

Página 42: responden las preguntas cerradas

Leer, buscar pistas y pensar

Preguntas implícitas basadas en el texto o en la experiencia y/o conocimientos del alumno. Texto escolar:

Responden las preguntas de desarrollo 1 y 2, página 42.

Leer, opinar y fundamentar

Preguntas de juicio crítico. Los alumnos opinan respecto a lo leído y justifican sus respuestas. Texto escolar:

Responden las preguntas de desarrollo 3 y 4 página 42.

Lectura Nº2: “Ganar mucho y perderlo todo”

Antes de analizar y responder las preguntas de comprensión, los estudiantes revisan sus predicciones respecto de la lectura que les correspondió trabajar. Leen sus registros y comprueban sus aciertos y desaciertos.

Texto escolar:

Responden las preguntas cerradas, página 45.

Leer y encontrar Preguntas explícitas o literales basadas en información relevante el texto.

o

¿Qué se le ocurre a Pedro, cuando pasa frente a la casa de la anciana que barría el corredor?

o

¿Según Pedro, cómo eran sus porotos?

o

Al final del cuento, ¿por qué se lamentaba Pedro?

Leer, buscar pistas y pensar

Preguntas implícitas basadas en el texto o en la experiencia y/o conocimientos del alumno.

o Reconstruyen la secuencia del cuento, completando el siguiente esquema en sus cuadernos:

1. 2. 3. 4. 5. 6 FUNDACIÓN CHILE – MEJOR ESCUELA
1.
2.
3.
4.
5.
6
FUNDACIÓN CHILE – MEJOR ESCUELA

Texto escolar:

Responden las preguntas de desarrollo, página 45.

Leer, opinar y fundamentar

Preguntas de juicio crítico. Los alumnos opinan respecto a lo leído y justifican sus respuestas.

o

¿Qué piensan respecto a los engaños que realiza Pedro Urdemales?

o

¿Cómo lo calificarías? ¿Ingenioso o tramposo? Fundamenta tu respuesta.

Lectura Nº3: “El sombrero de tres cachos”.

Antes de analizar y responder las preguntas de comprensión, los estudiantes revisan sus predicciones respecto de la lectura que les correspondió trabajar. Leen sus registros y comprueban sus aciertos y desaciertos.

Leer y encontrar

Preguntas explícitas o literales basadas en información relevante el texto.

o

¿Qué hacía Pedro Urdemales para pagar las cuentas?

o

¿Qué le llamó la atención a los amigos de Urdemales?

Leer, buscar pistas y pensar Preguntas implícitas basadas en el texto o en la experiencia y/o conocimientos del alumno.

Texto escolar:

Responden a las preguntas cerradas y de desarrollo de la página 47 del libro del alumno.

Leer, opinar y fundamentar

Preguntas de juicio crítico. Los alumnos opinan respecto a lo leído y justifican sus respuestas:

o

Según tú opinión, ¿las acciones de Urdemales, son perjudiciales para otros? ¿Por qué?

o

¿Por qué crees tú que el hombre rico, quiso comprar el sombrero?

o

¿Qué lección crees tú, habrá sacado el hombre rico?

Texto escolar:

Para

establecer

relaciones

entre

los

tres

textos,

responden los ítems 1 y 2 de la página 48.

los

estudiantes

analizan

y

Para finalizar un período de clases, se puede disfrutar del video “La ollita de virtud”. Un cuento que relata una nueva pillería de Urdemales.

http://www.youtube.com/watch?v=BrD8xa0hAEg

7
7

FUNDACIÓN CHILE – MEJOR ESCUELA

1.2

Estrategias para el desarrollo del manejo de la lengua en función de la comprensión y la expresión

La lectura amplía el vocabulario

Indicadores:

Reconocen significado de palabras desconocidas a partir del contexto.

Buscan en diccionario y aclaran significados de palabras que no entienden.

Palabras de vocabulario del texto que convendría trabajar:

- Barrial Condición Ensartar

- Corredor Virtud Protestaba Antojó

Chacra

- Indeciso Hacendado Honor Lamentaba

a. Formación de concepto

El objetivo es que los estudiantes lleguen a la generalización del concepto a partir de la experiencia.

Barrial:

El docente pregunta a los estudiantes: Cuándo llueve y la tierra se moja, ¿qué se forma?, ¿quién ha jugado con agua con tierra?, ¿cómo se llama esa mezcla?, ¿cómo se llamará un lugar que está lleno de barro?

b. Palabras cuyo significado se deduce por contexto Condición:

“Pedro le dijo que tenía orden de vender los que le comprasen, pero con

condición: que le dejasen las colas.”

una

o

¿Qué debía hacer el comprador, para que le vendiesen los chanchos?

o

¿Qué hubiera sucedido si el comprador no hubiese querido dejar las colas?

o

Entonces, para comprar los chanchos debía necesariamente cumplir con lo solicitado.

o

Se puede decir entonces, que las colas de los cerdos son un requisito para comprarlos.

c. Sinónimos Texto escolar:

El docente propone la actividad complementaria de la página 58, de la Guía Didáctica del Docente.

Los estudiantes, proponen y registran palabras que sirvan para reemplazar las palabras destacadas, manteniendo el sentido de la oración:

o

Y mientras la señora protestaba, Pedro ya iba arreando el chancho por el camino.

o

Entonces Pedro tomó las colas y las ensartó en el barro.

o

Llegó en la tarde Pedro Urdemales con sus amigos y comieron y bebieron hasta quedar tiesos.

o

El caballero se sentía indeciso.

o

Les llamó la atención este modo tan singular de pagar las cuentas.

o

Y mientras Urdemales chapoteaba hacia la orilla, la niña, sin pizca de enojo, le decía algo.

o

Pedro les dijo que el sombrero era de virtud y que se lo había traído de un país muy lejano.

o

Se lamentaba Pedro, caminando cabizbajo por el camino.

En grupo comparan sus respuestas: eligen las palabras que mejor reemplazan a las palabras destacadas, releyendo y analizando las oraciones. Utilizando el diccionario para confirmar.

d. Ampliación temática

Los estudiantes escuchan la lectura que realiza el profesor o profesora, de un texto informativo sobre el origen de Pedro Urdemales.

Artículo principal: Pedro de Urdemalas

El origen de este personaje está en las leyendas medievales españolas. La referencia más antigua documentada la encontramos a fines del siglo XII en un documento aragonés, en el cual se menciona un paraje llamado “campus de Pedro de Urdemalas”. La primera mención literaria se localiza en el Libro del paso honroso de Suero de Quiñones, escrito hacia 1440. Poco después encontramos referencias al personaje en autores teatrales, donde se convierte en prototipo de rufián en pasos y entremeses. Así, Pedro de Urdemalas figura en obras de Juan del Encina, Lucas Fernández, Lope de Rueda y Juan de Timoneda. Más tarde, en la literatura escrita en el siglo XVI, aparece en La Lozana Andaluza (Venecia, 1528). Posteriormente, figura principalmente en una de las Ocho Comedias de Miguel de Cervantes, la "Comedia famosa de Pedro de Urdemalas" (Madrid, 1615). Otro testimonio literario lo encontramos en la obra de Alonso Jerónimo de Salas Barbadillo, que publicó "El sutil cordobés Pedro de Urdemalas" (Madrid, 1620). Un punto interesante es que Pedro de Urdemalas parece haber desaparecido de la conciencia popular ibérica moderna como personaje folclórico, mientras ha perdurado como Pedro Urdemales en América Latina y en especial en Chile.

Su aparición en América

Pedro de Urdemalas posiblemente llego a América en el bagaje cultural de aquellos que confiaban más en el poder del ingenio que en la fuerza de las armas. Los primeros registros oficiales de Pedro Urdemales en América y su cambio de nombre aparecen en Chile en la "Historia de Pedro Urdemales" (Yungay 1885), de acuerdo al cual nació -en la noche del 23 de junio de 1801- en "una choza situada en la ribera izquierda del caudaloso Maule". Presumiblemente esa publicación reflejó no solo la existencia de una tradición oral sino también un interés más general en sus aventuras (y no necesariamente solo literario.- ver Zaldívar) Según la historia, murió bastante joven y de vergüenza porque una anciana lo engañó. Pero una versión alternativa sugiere que a pesar de ello, todavía anda por este mundo haciendo de las suyas: no lo dejaron entrar ni al cielo ni al infierno, todos temían sus pillerías. Pedro Urdemales dejó sus rastros en las leyendas populares no solo de Chile, sino también Argentina, Guatemala, Puerto Rico, Honduras, Nicaragua, México e incluso Tejas y el Nuevo México de EEUU (Barros) Acompañando a esta extensión territorial se ven algunas variaciones en el personaje. En Brasil es conocido como Pedro Malasartes. Es Pedro Rimales en Venezuela y en Argentina simplemente Urdimal.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_Urdemales

Los estudiantes comentan el texto y completan un organizador gráfico, registrando los nombres que ha recibido Urdemales a través del tiempo. Se puede completar el organizador con el lugar y el año.

PedroPedroPedroPedro UrdemalesUrdemalesUrdemalesUrdemales
PedroPedroPedroPedro
UrdemalesUrdemalesUrdemalesUrdemales

Aspectos ortográficos que mejoran la compresión y expresión

Indicadores:

Reconocen la diferencia entre hiatos y diptongos.

Actividades:

El profesor o profesora les pide a los estudiantes que completen el cuadro con las palabras del texto que tengan las siguientes combinaciones vocálicas :

ia

ía

au

ua

ui

io

diablo

tenía

 

cuando

cuidara

negocio

urdió

barrial

día

   

cuidado

   
 

había

   

cuidándolos

   
 

pondría

         
 

pasaría

         

Una señora tenía un hijo muy diablo que se llamaba Pedro Urdemales. Un día salió a buscar trabajo, hasta que un caballero le dijo que necesitaba un hombre que cuidara unos chanchos y le encargó que no los pasara por un barrial que había por ahí cerca. “Pedro dijo que pondría mucho cuidado y que no los pasaría por ahí. Pero llevaba tres días cuidándolos cuando urdió echarlos allá para hacer negocio.”

Posteriormente, separan las palabras seleccionadas en sílabas y observan si la secuencias vocálicas (dos vocales juntas) quedan en una sílaba o en dos.

El docente explica a los estudiantes que cuando las dos vocales quedan en una misma sílaba, se habla de diptongo. Cuando las vocales quedan en sílabas separadas, se habla de hiato.

Conocimientos gramaticales al servicio de la comprensión y expresión

Indicadores:

Distinguen adjetivos y frases adjetivas, que describen al personaje principal de la lectura.

Actividades:

Los estudiantes leen los siguientes párrafos extraídos de las lecturas trabajadas y seleccionan subrayando, distintas formas de calificar al protagonista de las lecturas.

“Pero la opinión más importante, es la que cada uno se forme después de conocer las aventuras y desventuras de este roto sufrido y divertido, de este huasito que, según dicen que dice, viene del campo, pero no de las chacras”

Una señora tenía un hijo muy diablo que se llamaba Pedro Urdemales…”

Los estudiantes responden a la pregunta:

o

¿Qué se dice de Urdemales en los párrafos anteriores?

o

¿Qué otras palabras o frases de las lecturas, dicen una cualidad de Urdemales?

Registran en sus cuadernos y luego revisan de manera colectiva, con ayuda del profesor.

El docente explica a los estudiantes, que se puede calificar al sustantivo con una palabra llamada adjetivo (sufrido, divertido) o con una frase que cumple la función de un adjetivo llamada frase adjetiva (muy diablo).

Ejemplo de escala de apreciaciones

Pronuncia correctamente las eses finales y las que aparecen en sílabas indirectas.

Siempre Casi

siempre

A

veces

Casi nunca

Nunca

Pronuncia correctamente las palabras difíciles o poco conocidas.

Todas

Casi todas

Pocas

Muy pocas

Casi

veces

siempre

se

equivoca

Es capaz de corregir sus errores de pronunciación.

Con facilidad

Le cuesta

Le

cuesta

Reitera

No es capaz

mucho

errores

Maneja en forma adecuada el ritmo de su respiración mientras lee.

Siempre

Casi siempre

A

veces

Casi nunca

Nunca

Es capaz de leer fluidamente sin vacilaciones ni interrupciones.

Siempre

A veces

Pocas

Casi nunca

Nunca

veces

Pronuncia adecuadamente la letra “d” en las sílabas finales.

Si

Casi siempre

A

veces

Casi nunca

Nunca

Se da cuenta de las características de su modo de pronunciar.

Siempre

Casi siempre

Pocas

Casi nunca

Nunca

veces

Su manejo de la modulación puede considerarse.

Exagerado

Adecuado

Pobre

Le cuesta

No sabe

Da la entonación adecuada

Siempre

Casi siempre

A

veces

Pocas veces

Nunca

a

las oraciones que

 

pronuncia (monótono).

Su manejo de las pausas puede considerarse.

Muy bueno

Bueno

Aceptable

Muy

Malo

atolondrado

El volumen de su voz se

Muy adecuado

Adecuado

Estridente

Algo bajo

Demasiado

adapta a la situación en

(audible y

baja

la

que lee.

grata)