Sunteți pe pagina 1din 2

SOLEMNIDAD DE JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO

(TRIGSIMO CUARTO DOMINGO TIEMPO ORDINARIO)

Ciclo A
MONICIONES
INTRODUCCIN
Monicin
Hoy finalizamos el ano litrgico. Celebramos la fiesta de Jesucristo nuestro
Rey y Seor. Jesucristo es la sntesis de nuestra fe, es la manifestacin plena
del Reino de Dios hecho servicio a los hombres. Por eso, hoy seremos
juzgados por la Palabra de Dios, pues debemos confrontar nuestra vida con
el testimonio de Cristo. Seremos juzgados segn la medida de nuestro amor
servicial al prjimo.
PRIMERA LECTURA: Profeta Ezequiel 34, 11-12.15-17
Monicin
La antigedad familiarizada con la cultura pastoril, acu la imagen del
pastor para referirse a los guias de los pueblos. Frente a los pastores que
explotan el rebao, abusan de l o lo dejan perecer, Dios es el buen pastor:
rene a las ovejas dispersas y las conduce a la fuente de la vida.
Escuchemos.
SALMO RESPONSORIAL
(SAL 22)
El Seor es mi pastor, nada me falta.
SEGUNDA LECTURA: Primera carta de san Pablo a los Corintios 15,20-26a.28
Monicin
Jesucristo es el nuevo Adn por quien nos viene la vida y la resurreccin. La
historia de la salvacin es la historia de la liberacin progresiva de la
humanidad de todo lo que la humilla y rebaja La plenitud de la salvacin
slo se obtendr al final. Escuchemos.

TERCERA LECTURA: Evangelio segn san Mateo 25,31-46


Monicin
Todos seremos juzgados ante Jesucristo segn el grade de amor a los
necesitados. El Hijo del Hombre se manifestar en su gloria e invitar a entrar en el
Reino junto con l a todos aquellos que hicieron la caridad regla de su vida y el
amor a los pequeos y desheredados el ejercicio de su existencia. Antes de
proclamar el evangelio cantemos
ANTES DEL EVANGELIO
Bendito el que viene en nombre del Seor. Bendito el Reino que viene
de nuestro padre David.
ORACIN UNIVERSAL
Monitor:
Por el Papa, los obispos sacerdotes y diconos, para que cuiden el rebao a
ellos encomendado y busquen a los descarriados, Roguemos al Seor
Por nuestra comunidad y parroquia, para que Jesucristo sea modelo y
ejemplo de nuestra conducta. Roguemos al Seor
Por los pobres y necesitados, para que sepamos descubrir a Cristo en el
rostro de la persona maltratada y necesitada. Roguemos al Seor
Por los alejados, para que reconozcan a Jesucristo como Rey. Roguemos al
Seor
Por nosotros, para que Jess reine en nuestras vidas santificando nuestras
acciones y palabras. Roguemos al Seor