Sunteți pe pagina 1din 19
to00s 5 can esta representacién queremos ayudar 2a lucha, a la organi La orgia sonoma retescat la memoria rica en herofsmos y salpicada de ‘errores; queremos contribuir a que el fascismo no vuelva. Sentada en un viejisimo sill6n ante un espejo, la vies ‘se acicala, A los lados del sition, dos montones de ro-~ ‘pa que fue fina y elegante anos atrds. El woo, su bi- Jo, la contempla. Personajes: vies ubo [MENDIGO UNO [MENDIGO DOS viel. MENDIGO TRES ‘Yo qué sé d6nde la escondiste. Siempre la escondes en los sitios ENANA ‘més raros y me acusas a mf de habértela robado. Siempre la mis- ‘ma cosa. Dios nuestro seflor que esti alld y nos ve, sabe que no te robo la plata. Quién sabe d6nde la metiste, avaro. Te come la avaricia. Pausa. Vuelve a acicalarse. Su bijo, el «woo, grumte fu- rioso buscando por todas partes. Se dirige al public )acusa a su madre de robarle lo que é gana lustran- ‘do zapatos. ‘Ademis, si utilizo algunos de esos centavos no me los robo. Ten- {g0 derecho a ello porque lo he engendrado y parido y sostenido el todo al todo. Soy su madre. El wuvo se vowelve donde ella y le reclama de nuevo la plata. Lo que pasa es que estis celoso. Estis celoso. Celos. .. Celos, te ‘comen los celos. {Cunto hace? Ay, deja eso de la plata. Oyeme. iQué va a ofr, es sordo como una tapia! Dios me castig6 con esta ‘carga. {Cuinto hace? ;Treinta. . . cuarenta afios? {Cuarenta y cin- co? Cuarenta y siete tal vez... TG estabas igualito, naciste asi El myoo le bace senas de que le robs treinta y cinco besos. {reinta y cinco? No es cierto. Te saqué veinte infelices pesos pa- ‘ala orgia de los treinta. Veinte miscrables pesos. Mudo de mier- da. Ahora va a decir que es él el que me sostiene. Lo acaricia, lo aplaca y lo convence. la generosidad de ellos, if, sf, de és0s que odias, de és0s que dan celos, me morirfa ingrima en esta mazmorra. alli, Vamos en el tren, Pausa, Vuelve a acicalarse. El wvoo grufe con us F rabia impotente, le bace seas de que la matarta, EL wvpo sonrie. Le gusta el tren, lo imita. ‘que le torcerfa el pescuezo. Ja ventanilla se ve la Parapa. Toda la Pampa. El principe here hhace su primer viaje a Sudamérica. Viene en mi recimara \derézate. El principe heredero parecta haberse tragado un pa- Pausa. Sigue acicaléndose, peinando pomposamente| Junta los talones. El principe heredero parecia que llevara sus grises cabellos. alverja entre las nalgas. Serfas capaz. Serias capaz. {(Cefoto hace! ¢Cincuenta 208 tl vez? (Glncucnea ye? No teil Le quita ta mano que et wo torpemente trata de be- bé treinta y cinco, tomé veinte para la orgia de los treinta, Hoy. ‘Sar. Bi uupo se agarra desesperadamente a la mano aera fs ae aaa 1 lucba por besarla Rota “Quita, Quita imbécil. Ahora vienes con zalamerfas. Avaro, Si on ats aac eng Et wc00 se endurece. Agarra una olla que esté en una mesa, al fondo, Pausa Lacomida, Deja alla comida dela ori la compré con mi plata Nastia a {on m plata. Mia. Ay, Dios mio: ios mio, zpor ve me ast este {astgo? Con l ago mis culpas, sefior. Mea culpa Mea culpa, Mea £1 v0 sonrfe betifico, Tene veneracion por el pa fy puta culpa. dre. Contempla el retrato. Su rabla se evapora. El muvo deja la olla y se le acerca. Se arrodila junto Era el hombre més hablador del mundo. Cémo se le movia el bi eae ee ee gis oad CGE Ne aE ane pace dos tiernos, coloca la cabeza en la falda de ella. Em- Puja como si quisiera volver al vientre. Ella lo acari- EL muvo grufe, Sethe Hasta de él tienes celos.... ;Cunto hace? Pongamos cuarenta |p) Quisieras volver a entrar ali. No? Te gustaria arrodetarte otra vez iaeae agut dentro, Hace un verdadero streep-tease mientras babla, Se ener cambia vestidos viejtsimos a punto de deshacerse. " Y cuando estabas allf pataleabas por salir. Asi son los hombres. El principe heredero me bes6 la mano en el tren, en Argentina, "J S€PaSan neve meses luchando por salir y toda su via luchando ‘Aver, aver, ayidame. Hazlo por tu padre. Eladoraba statistoria. | POF entrar. Fite 109 Rie. Rie basta tas tégrimas. rica. ¥ el titimo. ;Cémo quieres que venga a esta horrible Sud- rica de hoy? fbamos en el mismo tren... Yo tenfa un vag6n, Bueno, bueno, tranquilizate. No me abraces tan fuerte cue se fo para mi... por Ia ventanilla se vefa la Pampa... el tren,