Sunteți pe pagina 1din 8
el combote ened yo mundo, send mundo, La educacién suele pensarse desde el punto de vista de Ja relacin entre cienciay técnica o, « veces, desde el punto de vista de la relacén entre tcorla y préctia. Si par clenca/téenica remite a une perspectiva postl- ‘el par tearla/préctica remite més eetiva politica y erica. De hecho, s6lo ea hima "perspective ene sentido Ie. palabra steflexiéne y expresiones como areflexin rfc ilexlon sobre Ta priticao en in préctesy reflexion emancipadore, etc. Si en la primera altemnativa, las Personas que trabajan en educecién son construldas ‘como sujetostécnicos que aplican con mayor 0 menor efeaca las diversas tecnologtas pedagbgleas dlsenad por los clentificos, los tecnélogos y los experios, en la fegunde altenativa, esas mlsmas persones aparecen ‘como sujetos erties que, armados de distntas estate fas reflerivas, se comprometen con mayor o menor fxitoen précicas eduaivas concebides la mayoria de las veces desde una perspectiva polities, Todo esto es uflcentemente conocido, puesto que en las ditimas Aécadas el campo pedagégico ha estado escindldo en- 1185 {re los asf Hlamados tecnélogos y os ast llamados crt 0s, entre los partiarios dela educacién como ciencla aplicada y los partidarios de le educacién como praxis politica, y no voy a abundar en la discusién. ‘Lo que voy a proponer aqul es la exploracion de ‘otra posibilided digamos que més existencial (sin ter existencalista) y mds estéica (sin ser estelcsta), « ‘saber, ponsar Ia educacién desde la experienci ‘Yeso desde el convencimiento de que las pala- ‘bras producen sentido, cean realidad y,« veces, fun- ‘lonen como potentes mecanismos de subjetivacin. Yo creo en el poder de las palabras, en la ferza de Tas palabras, en que nosotros hacemos cosas con palabras 4, también, en que las palabras hacen cosas con noso- ‘tos. Las palabras determinan nuestro pensamiento por ‘que no pensamos con pensamientos sino con palabras, ‘o penaamos deade nuestra genalldad,o desde nuestra Inteligencia, sino desde nuestras palabras. Y pensar no cen aélo erazonars ocealeular osangumentar, como nos hhan dicho una y otra ver, sino que es sobre todo dar sen- {ido fo que somos y lo que nos pasa. Yes, el sentido (el sinsentido, es algo que lene que ver con las pala- bras. Y, por tani también iene que ver con ls palabras cl modo como nos colocemas ante nosotros mismos. fante los otros, y ante el mundo en el que vivimos. Vel ‘modo como actiamos en relecion a todo eso. Todo elimundo sabe que Arsteles defini6 al hombre como ‘260n logon denon. Pera la traduccion de esa expresién no es tanto «animal dota de razSne 0 anima racio- nals como «vivientedotado de palabras St hay una tra- dducelén que realmente tralciona en el peor sentido de la palabra, esn es justomente la traduccion de logos por rio. Yl transformacion de zdon,viviene, en ania Et hombre es un viviente de palabra, Y eso no significa ‘que el hombre tenga la palabre, o el Ienguaje, como tuna cosa, 0 como una fecitad, o como una herramien: 'a, sino que el hombre es palabra, que el hombre es en 1166 tanto que palabra, que todo To humane iene que ver con. Ta palabra, se da en Ia palabra, ests teido de palabres. {que el modo de vivir propio de ese viviente que es el Fhombreseda en la palabra y como palabra. Por eso acti- idades como atendet @ Ins palabras, riicar las pala- palabras, cuidar Ios palabras, inventar gar con Int palabras, tmponer palabras, srmar palabras, etc. no son act- who son merss palebrareras. ‘Gand hacemos cosas con las palabras, de To que 36 trata es de cimo damos sentido afo que somos ya To que fos pasa, de-como ponemos juntas las palabras y 19s Cosas, de'eOmo nombramot fo que vemos 0 o que sent ‘nos, de cbmo vemos 0 sentimos lo que nombramos. ‘Nombrar To que hacemos, en educacién 0 en wer otro liga, como teenie apicada, como pr is relexiva 0 come experiencia no es s6lo una cues {ign terminologies, "16 palabras con las que nombr mos fo que somos, lo ue hacemos, lo que pensamos, 10 ‘que perelbimos o fo que sentimos son més que simple labras, Y por es0 las luchas por la palabra por el significado y por el control de las palab Ie imposicion de clerias palabras y por el mniento 0 la desactivacign de ras, son. luchas en los ‘que se juega algo mds que simplemente palabras, algo iis que s6lo palabras. La destrucel6n de ta experlencia CComenzae con la palabra sexperiencias. Podriamos de- fir para empezar, qu la experiencia es lo que nos pa- san En portugues re diria que la experiencia es «aqui To que nos acontece-, en frances la experiencia seria teeique nous arrives, en italiano quello ee nos succe= devo squello che nos accades,en inglés «that what happenta tous. 1187 La experencla 6s to que nos pase, o 10 que nos conte ole qu oe lege No Toque paseo Toque sco tcce 010 qu llega, sino lo qu nos poo, o nos acontece, {nos leg. Cae da psan muchas cosas per, a is ‘no tlempo, cel nada os pata Seri que odo lo que pasa cold organtzado para que ada noe pae,Ya Water Benjamin, en un texto ctlebre, celles Te pobresa de experienclas' que carateriza a nuestro mundo, Nance han pasado tanias cota, pero la experiencia es cada vex mds ara, . En primer lugar por exceso de informacién, La Informactin noes experience. Es mds, la nformadion to deja lugar para Ia experiencia, ea can lo conrpio deta experienca, cas ne anllexpertenca, Por exo ef nts contempordnee en le lormacion, en ear informados, yoda la retica destined como sutestnformanies ¢informados, no hace tre asa que cancelar nvestas postilidades de expert: tin El sujeto dela Informacion sabe muchas cos be pasa el tempo buscando Informacion, To qoe mq Te Dreocupa es no tener bastante informacion, cada ver abe mis, cada ves esté mejor iformado, pero en tsa cal por I Informacion y pore saber (pero por rn en el vendo de =aaduri sino ene sentido de sett informados) To que consi pase Lo primero que me gustaria deer sore la expe. Flencia es que hay qu sepeeria dela informacion lo Primero que me gustaria decir del saber deenperiencla 5 que hay que separario del saber cosas al'modo de tener informacion, de estar informadoe eat Inlsma le que nos da esa posbldad, Desputs de Ura une clase, ona conferenia despues de haber leidoun ito, 6 un Informe, después de haber hecho tn viaje, de haber vista tna exeuca, uno puede ue tne mi ‘0 cual cos, per, al mismo tempo, puede deci también que nol ha pes 168 {0 nada, ue no Ie a legado nada, que con todo lo que hi eprendido, nada le ha sucedido ole ha acontecido. ‘dems, seguramente habrén otdo ustedes eso ‘de que vivimos nla ssociedad dela informaciéns.Y se habrén dado cuenta de que eso extrafa expresién de ‘sociedad de Ia informacins funciona a veces como Sinénimo de ssocledad del conocimiento-o, incluso, de ‘sociedad del aprendizaje. No deja de ser curiosa In imercambinbilidad de los términos «lnformaciéns, sconocimientos y =aprendizaje, Como sl el conocl. Inlento se diera bajo e! modo de la informacion, y como ‘aprender no fuera otra cosa que adqulrt y procesar Informacion. V no dela de ser interesante también que las vejas metoras organicitas de fo socal, que tanto Juego dleron a los tolalitarismos del siglo pasado, estén endo susttuldas por metiforas cognitivas, segura- ‘mente gual de tolalltaras, aunque revestdas ahora de un Took iberal y democrdtico, Independientemente de que ‘sea urgente problematizar ese dacirso que se est Ins- lando apenas sin rica, eada dla més profundamen- ,¥ que piensa Ta sociedad como un mecanismo de procesamiento de informacion, o que yo qulslera dea Spuntado agul es que una sociedad constituide bajo el tgno de la informacion es una sociedad donde le expe- ‘enela es imposible. in segundo lugar, la experiencia es cada vez més rara por exceso de opinién. El sujeto moderno es un tjetoInformado que ademds opina. Es algulen que ‘ene una opiniGn presuntamente personal y presunta- ‘mente propia y a’ veces presuntamente erica sobre {odo To que pase, sobre todo aquello de lo que tene in- formacién. Para nosotros, fa opinién, como ta informa- cin, se ha convertido en un imperative. Nosotros, en muestra arrogancia, nos pasamos Ia vida opinando sobre cualquler cosa sobre la que nos sentimosInfor- ‘mados. ¥ si alguien no tiene opinién, ol no ene una ‘oslién propis sobre lo que pase, a tiene un Julelo 1 1696 preparado sobre cualquier cosa que se le presente, se Siete en flso, como a le fllara algo esencial.Y pi sa que tiene que hacerse una opinién. Después de la Informacién, viene la opinién. Pero la obseslon por i epinién también cancela nuestras posibtidades de experiencia, umbién hace que nada nos pare. enjainin decfa que el periodismo es el gran dis- positivo moderne para la destruccién generolizada ile In experiencta. Bl periodismo destruye la experiencia, de eso no hay dude, y el priodismo no es otra cosa que In alionza perverse de informacion y opinién. Bl perio- dismo es Ia fabriecién de informacion y la fabricaci6n de opinion. Y cuando ln Informactén ¥ Ia opinibn se sacralizan, cuando ocupen lode el espacio del aconte= cer, entonces el sujeto personal no ea ya otra cosp que {el soporte informado de Ia opinion Indl to colectivo, ese que tenia que hacer la historia segin los viejos marxistas, no es otra cosa que el soporte informado de la opiaion publics. Bs decir, un sjeto fabricado y manipulado por los aparatos de informa. lén y de opinién, un sujeto Incapaz de experiencia. Y 10, el que el periodismo destruye la experiencia, es ‘algo mas profundo y mas general que lo que te etiv ria del efecto de los medios de comunicacién de niasas ‘Sobre la conformacién de nuestra concienclas. El par Informacion-opinién es muy general y ‘ermea también, por ejemplo, nuestra Idea del apres dizale, Incuso de'lo que los pedagogos y os psleope- ‘dagogos llaman saprendizajesignficalivos, Desde bien ‘Pequefios hasta la Universidad, alo largo de toda nies {ta travesla por los aparatos educalvos, estamos some- Uidos a un dispositivo que Tuneiona de la siguiente manera: primero hay que informaree y, despues, hay ‘que opinar, hay que dar una opinion obviamente pro- ila, critica y personal sobre fo que sea, Exo, ln opinién, ‘slgnifcativas del ast amado ‘aprendizajesignfieativs, La informacién serfa como 470. tn cbjatvoy a oplnin seta como to subjtv, seria ‘Simo nuesiafeaclon subjeiva ane lo shee. ‘Sn, como tl renclon mje, es une renclon ‘e"sengs hw hecho sot ent rete pe nox Irma de canis cn nino apierse reduce ena ayorta de ocnanes, ita Tvor oem ontra: Cont ul nos hemos con Sendo .9y en suetun competent. pare responder Como Dist anda ls preguntas de ls pofeares hes cata yeu nse pret acomprobeclones de trace y's in enews "de pinion. Digame Ceo que sabe dame con qe invormacon event {anda contain os olin: es eo dapstivs Fevodaice de saber 7 el apenas; el dppost {erg hace imponbie in expenencia ‘Emtec og In experenl e cada vee mls rara por lade tempo Too lo que pen pass deme Sahldepi, coda verte depen Yeon lo rte Sea un antinul igeseaannen que ex suttaldo ftmedotmene yor strextmalyo por er exctaclon Itunmente fae» snort nomecmtento ae ox neni Tome del shoo de coq, del etino, de it senacn puns n ama ea venlanaah en pntaty desconendn a vlosad en goes tos dan lo aconteimlenton Ia obsesion pore nove. Ab, por lo nuevo que sarc el mundo moder, pide su coneion signer, Impde tambien Te Inemora ete que eae acnecient ex imedi tamente susie por oro ncotecnleni ve gu Imente nov exla porn momento, peo sin dejo n= ilsijelomodeno no nea nfrmada Fopnn, sino ae es bien un consumo vren€ Tnstclble de ntelay, de novedades un canon pe: tenes clrsamente insaiseco. Qslere enor perms Aenenentettiadeyseha hecho ye near de sen Gio. egncn que le cralerag ambien consi tue nada ep’ A ouesdeetimao, dela ivencla sane ppuntual, todo le atravies, todo le excita, todo le aga, {odo le choca, pero nada le pass. Por eso la velocidad y Jo que acarren, In falta de silencio y de memoria, es también enemiga mortal de la experiencia En ean logion de destrucelin generalizada de la ‘experiencia, estoy eada vez mds convencido de que los ‘aparatos educativos lambién funclonan cada ver més fen el sentido de hacer imposible que alguna cosa nos pase. No sélo, como he dicho antes, por el funciona: ‘mlento perverso y generalizado del par informacién- ‘pinisa, sino tambien por Ie velocidad. Cada vez esta- ‘mos més tlempo en la escuela (y la Universidad y los cursos de formacién del profesorado formen parte de in ect pro cade et enos menos tem, fe sujeto de Ia formacién permanente y acclerada, de onstante actualizacién, del reccloe sin fin, es un ‘Sujeto que usa el Uempo como un valor 0 como una ‘mercanefa, un sujeto que no puede perder empo, aie ene slempre que aprovechar el Uempo, no sea que se ‘quede rezagado de alguna cosa, no sea que n0 pu‘ ‘seguir el paso veloz de lo que pas, no sea que se que tras, pero que por eso mismo, por esa obsesion pe fegulr el curso acelerade del lempo, ya no ene tiem po. Yen Ia excueln el curriculum se organiza en paqué- tes cada vex mds numerosos y més corto. Con lo cue), también en educacion estamos slempre acelerados nada nos pasa. En cuarto lugar, la experiencia es cada vez més rara por exceso de trabajo. Este. punto me perece Importante porque a veces se confunde experiencia con trabajo. Bxiste un cliché segin el cual en tos bros Yen los centros de ensefanza se aprende Ia teori, el Saber que viene de los libros y de les palsbras, y’en ‘lizabajo se adquere la experiencia, el saber que viene fel hacer, o de la prictica como se dice ahora. Cuando te redacta el curriculum, se dstngue entre formacton scadémica y experiencia laboral.Y he oldo hablar de wae ‘una clera tendencle aparentemente progreslsta en el ‘campo educativo que, después de eritear el modo ‘como nuestra sociedad privilegia los aprendizajes aca- ‘émicos, prelende implantar y homologar formas de ‘creditacign dela experiencia y del saber de experten- la adquirid en el trabajo. Por eso estoy especialmen- te interesado en distingulr entre experiencia y taba} 4, ademés, @h erltlcar cualquier acreditacién de ‘experiencia, cualquier conversin de la experiencia en trédito, en mercancia, en valor de cambio. Mi tesis no ‘es slo que la experiencia no tiene nada que ver con el twabafo sino, mds aun, que el trabajo, esa modalided de Felacién con las personas, con las palabras y con las foaas que lamamos trabajo, es también enemiga mor tal de la experiencia, El sujeto modero, ademés de ser un sueto Infor. ‘mado que opina, ademés de estar permanenterente gh tudo y en movimiento, es un ser que taba, es deci, que pretende conformar el mundo, tanto el mundo snaturale {ome el mundo social y shuranos, tanto la snaturalera fexlerna- como la naturaieza interna, segin #4 saber, ‘ur poder y au voluntad, El trabajo es toda Ia actividad (qe se deriva de esa pretensin. El sujeto moderno esth tinimado por una portentosa mezcla de optimismo, de progresismo y de agresividad: eree que puede hacer {odo To que se proponga (y que si no puede, algin dia To podrd) y para ello no dude en destrulr todo lo que perelbe como un obstécule su omnipotenci. El auje- omoderno se relaciona con el acontecimiento deade el punto de vista dela acci6n. Todo es un pretext para st {alvidad, Siempre se pregunta qué es To que pu cet. Sempre esté deseando hacer algo, product a 0, modifiar algo, arreglar algo. Independlentemente fe que ese deseo este motivado por la buena voluntad © por la mala voluntad, el suelo moderno est atrave= ido por un afin de cambiar las cosas Yen eso colnet fen Tos Ingenieros, Tos politicos, los fabricantes, 105 A736 ‘médicos, los arqutectos, los sindicalistas, los periodis- tas, los clentifcos los pedagogos y todos aquellos que se plantean au existencla en terminos de hacer cosas. Nosotros no slo somos sujetosullrainformados, rebo santes de opiniones, y-sobreestimulados, sino que ‘somos también sujetos henchidos de voluniad e hipe- ractivos. Y por es0, porque siempre estamos queriendo Jo que no es, porque estamos siempre acivas, porque estamos slempre movillzados, no podemos pararnos Y,al no poder pararnos, nada nos pase. ua experiencia, la posibilidad de que algq nos pase, © nos acontezca, o nor Hegue,requiere un esto de interrupetén, un gesto que cast imposible eos tempos que corren: requlere prarse a pensar, pafarse ‘2 mirar, pararse a escuchar, penser mds despncio, ‘mirar més despacio y escuchar mas despacio, pararse 4 sentir, sentir més despacto, demorarse en ios deta- es, suspender Ia opinién, suspender el julclo, suspen der la voluntad, suspender el automatism de Id ac- clén, cultivar Ia atencién yladelicadeza, abrir los bjos 1108 ofdos,charlar sobre lo que nos pasa, aprender la Tenttud, escuchar alos demds, cultivar el arte del en- ‘cuentr, callar mucho, tener paciencia, darse tiempo y espacio, EL auto de apertencia ‘aqu Ia experiencia y le destruccién de la expe- "vamos ahora con el suelo de la experiencia, ‘con ese sujeto que no es el sujeto de Ia informacion, © 4e Ia opinién, 0 del trabajo, que no es el sujto del saber, o del juzgar,o del hacer, © del poder, o del q rer. Si escuchamos en espafc, en esa lengua en la que ‘experiencia es To. que nos paso, el sufeto de expe fenca seria algo asf como un tersiorlo de paso, de pa ie, algo asf como una supericle de sensibilided et la wath que lo que pas afecta de agin modo, produce algunos ecto insrbe algunas mares de algunas hells, {Igames efectos. St exeachamos en frances, donde fe ‘Aperiencn ex sce que nou aviv, sue de expe Sci sn punto leg, come un Toga gue fe Hegan cos, como um lgarque ree fo qe eee fone recbiiole agn. portage en alan Sen ingly, donde In experiencia suena como salle Jueros acoteces, «nos mores 0 shappen os ‘Mfeto de experiencia ex ds ben eopaci donde e- ‘emul aconecments, fos mice. curiqie cao, sea como tertarto depo, o- mo nga de loge o como expacio el acantce, el {Rfeo den experiencia se define no ano por au atv {nt come por su pesivide, por recep, por su