Sunteți pe pagina 1din 13
Introduccién: la mano visible El titulo de este libro indica su tema, pero no su método ni su objetivo. ‘TTiene como finalidad examinar los distintos procesos de produccion y de distribucién que se han sucedido en los Estados Unidos y la manera en que fueron gestionados. Por ello, la obra se centra en la empresa que en cada caso los implanté, Dado que la gran empresa administrada por diree- tivos asalariados sustituyé a la pequefia empresa emprendedora tradicional como instrumente fundamental para dirigir la produceién y la distribucion, cel libro trata especificamente de la aparicion de la empresa moderna y de sus directivos. Fs la historia de una institucién y de una clase profesional. La tesis planteada aqui es que la empresa moderna reemplaz6 a los mecanismos del mercado en la covrdinacién de las actividades de la econo- mia y en la asignacién de sus recursos, En muchos sectores industriales, la mano visible de la gestién empresarial sustituy6 a la que Adam Smith habia denominado la mano invisible de las fuerzas de mercado. El mercado con- tinud siendo el generador de la demanda de bienes y servicios, pero La empresa asumié las funciones de coordinar el fluja de mercancias a través de los procesos de produccién y distribucién existentes y también Jas de asignar el capital y la mano de obra para la produccién y distribucién furu- ras. A medida que la empresa moderna aprehendié las funciones realizadas hasta cntonces por el mercado, se convieris en la institucién mas paderosa dc la cconomia nortcamericana y sus directivos en cl grupo mas influyente de decisores econémicos. Por consigniente, la aparicin de la empresa moderna en los Estados Unidos trajo consigo el capitalisma gerencial. Definicién de la empresa moderna La empresa moderna puede definirse facilmente. Como se muestra en el Grilico 1, la empresa moderna posee dos earacteristicas especificas: consta de muchas unidades operarivas disti de ejecutivos asalariados. Todas las unidades de esta empresa moderna cuentan can oficinas administrativas propias, dirigidas por un ejecutivo asalariado a tiempo sy esta dirigida por una jerarquia completo. Cada una lleva su contabilidad, que es posible auditar por sepa- rado. Y, teéricamente, cada una de ellas puede funcionar como una empresa independiente. En contraposician, la hasta entonces tradicional empresa norteameri- cana tenfa una sola unidad operativa. En ella, una persona o un grupo reducido de propictarios dirigian un taller, una fabrica, un banco o una compaiiia de transportes desde una sola oficina. Normalmente, este tipo de empresas sélo se ocupaba de una unica funcion econdmica, comer- ciaba en una sola Iinea de productos y operaba en un area geogratica. Can anterioridad a la aparicion de la empresa moderna, los mecanismos del mercado y de los precios coordinaban y controlaban las actividades de cada una de estas pequefias companias, dirigidas personalmente por sus propictario: Pero la empresa moderna, al incorporar muchas unidades bajo su con- trol centralizado, comenzé a operar en diferentes emplazamicntos, mane- jando a menudo diversos tipos de actividades econdmicas y ocupandose de distintas lineas de bienes y servicios. Asi, las actividades de estas uni. dades y las cransacciones entre ellas se interiorizaron, y fueron Los diree- tivos asalariados quienes las controlaron y las coordinaron en lugar de los mecanismos del mercado, La empresa moderna emplea una jerarquia de mandos medios y de altos directives asalariados para controlar y coordinar cl trabajo de las unidades que tiene a su cargo. Estos ejecutivos constituyen una clase de hombres de negocios completamente nueva. Algunas empresas tradicio- nales con una sola unidad de negocio empleaban directivos cuyas activi- dades eran similares a las que desempefian en la empresa moderna los mandos de nivel mas bajo. Los propietarios de plantaciones, de fabricas, de talleres y de bancos contrataban empleados para que administraran en su nombre o para que les ayudaran en la administracion de su unidad. A medida que aumentaba el trabajo en las unidades operativas, estos direc- tives se servian de otros subordinados -como capataces, encargados y ayudantes— para supervisar la mano de obra directa, No obstante, en 1840 todavia no existian mandos medios en los Estados Unidos, es decir, no habia direetivos que supervisaran cl trabajo de otros mandos y que, a su vez, dependieran de alros directivos, tados ellos igualmenre asalariados. En aquel tiempo, casi todos los altos directivos eran propietarios, al ser Socios oO accionistas principales de la empresa que dirigian. Grafica 1 La estructura jerdrquica basica de la empresa madera (cada recuadro representa un departamento}, iL mm am mm mm mn 4 mm mm mn de nivel superior nivel inferior supervisors, de nivel medio ‘etcéters Capataces, Gestion Gestion Asi pues, podemas II unidades dirigida por un conjunto de mandos medios y de altos direc- tivos. Estas empresas no existian en los Estados Unidos en 1840, Sin embargo, antes de la Primera Guerra Mundial se habian convertido en la institucién dominante en muchos sectores de la economia norteame- ricana. A mediados del siglo xx, estas empresas empleaban a cientos ¢ mar “moderna” a la empresa con miltiples incluso miles de altos directivos y de mandos medios que supervisaban el trabajo de decenas y, a menudo, cientos de unidades operarivas, que ocupaban a decenas y, a menudo, cientos de miles de trabajadores. Decenas a cientos de miles de accionistas eran propietarios de estas em- presas que realizaban negocios anuales por valor de miles de millones de délares. Incluso empresas relativamente pequefias que actuaban en los mereados regionales o locales contaban con mandos medios y altos directivos. Pocas veces en la historia del mundo una institucion ha lle- gado a ser tan importance y ha erecido canto en un lapso tan breve de tiempo. La descripcion y el andlisis de la aparicion de una institucion econd- mica y de una clase profesional de una importancia histérica tan grande constituye un desafio fascinante para un historiador de la economia. Al ser tan facil de definir y al haber surgido tan recientemente, no es dificil para el estudioso responder a las preguntas especificas plamteadas por los historiadares sobre cuando, donde y como, Puede registrar con precisién en qué fechas, en qué areas y de qué manera la nueva institucién apare- cié por vez primera y cémo, después, continud creciendo. Al hacerlo se puede documentar el nacimiento de la nueva subespecie de hombre eco- némico —cl ctivo asalariado- y consignar la cvolucién de las practi- cas ¥ de los procedimientos que se han hecho comunes en la gestién de la produccién y de la distribucion estadounidense. Una vez contestadas las preguntas de caracter historica cuanda, donde y como-, se pucden empe- zara exponer los morivos de por qué surgié esta institucién, y por qué se volvid tan poderosa, El reta era particularmente atractiva porque atin estaba pendiente. A pesar de su importancia, la historia de esta institucién no habia sido con- tada. Sorprendentemente, los analistas han dedicado muy poca atencién a su desarrollo histérica, Antes de la década de 1930, los economistas sélo habian admitido a reganadientes su existencia, y desde entonces trataron a la gran empresa con profunda desconfianza. Una buena parte de la teoria econdmica se basa todavia en el supuesto de que los procesos de produc- cién y de distribucién estan dirigidos, o al menos deberian estarlo, por pe- quefias empresas tradicionales reguladas por la mano invisible del merca- do. Seguin esta forma de pensar, la competencia perfecta inicamente puede existir entre empresas con una sola unidad de negocio, siendo, ademas, la manera mas cficiente de coordinar las actividades y de asignar los recursos econémicas. La empresa toderna, con multiples unidades integradas, al ser coordinada administrativamente da lugar a una competencia imperfec- tay auna presunta mala asignacién de recursos. Dado que durante mucho tiempo numerosos economistas la han considerado una nefasta aberracidn, pocas se han molestado en atender a sus origencs. Para éstos, el deseo de poder monopolista ha sido la explicacion causal suficiente. Hasta hace poco, los historiadores tampoco habian prestado dema- jada atencion a la aparicion de la empresa moderna y de la clase direc- tiva que la gestionaba. Preferian estudiar a los individuos, no a las insti- tuciones, De hecho, en las historias generales sobre los Estados Unidos figuran pocos hombres de negocios, a excepeién de aquellos que funda- ron empresas modernas. Los historiadores se han sentido atraidos por los empresarios, si bien pocas veces han examinado detalladamenre la nueva institucién que estos hombres habian creado, cémo se dirigia, qué fun- ciones realizaba y cémo continuaba compitiendo y creciendo aun después de que sus fundadores hubieran desaparecido. En su lugar, han discutide acerea de si estos padres fundadores eran magnates ladrones o cstadistas industriales, es decir, si eran buenas o malas personas. La mayoria de los historiadores, tan desconfiados como los cconomistas, han coincidide en afitmar que eran malos, Pero los historiadores, sin embargo, han hecho pocos juicios de valor sobre la nueva clase directiva, cuyas acciones tuvie- ron una influencia tan considerable en el desarrollo continuado de la eco- nomia norteamericana. Pero en estos ultimos afios, distintos economistas ¢ historiadares se han interesado cada vez mas por las instituciones econdmicas modernas. Economistas como Edward $. Mason, A. D. H. Kaplan, John Kenneth Galbraith, Oliver E, Williamson, William J. Baumol, Robin L. Marris, Edith T, Penrose, Robert T. Averitt y R. Joseph Monsen han estudiado las actividades de la empresa moderna, siguiendo los trabajos pioneros de Adalph A, Berle Jr, y de Gardiner C, Means, No obstante, atin no han tratado de analizar su desarrollo histérico, ni su trabajo ha tenido toda- wia repercusiones en la teoria econdmica, La empresa sigue siendo, esen- cialmente, una unidad de produccién; y la teoria de la empresa, una teoria de la produccion, Los economistas con una inclinacién hacia la historia sélo han comen- zado a estudiar recientemente el cambio institucional y sus efectos en La organizacién industrial, Donglass C. North ha sido el pionero en este campo. En su trabajo con Lance E. Davis esboz6 una teoria del cambio institucional muy valiosa, y la aplicd al crecimiento econdmico en los Esta- dos Unidos.' En su estudio con Robert Paul Thomas demostrd cémo los cambios producidos en la organizacién industrial influyeron en el desarro- llo del neste americana. Los trabajos de North y sus colegas se sirvieron de un amplio panorama de la historia para contrastar, reforzar y perfec- cionar sus teorias. Con todo, atin no han abordado un andlisis detallado del desarrollo historico de ninguna institucién econédmica concreta. Los histortadores de la experiencia norteamertcana también han iniciado: el estudio de las instituciones, Robert H. Wiebe, Morton Keller, Samuel Hays y Lee Benson han realizado un examen minucioso de la naturaleza cambian- te de las organizaciones politicas, sociales y econdmicas. Son los pioneros del “nueva institucionalismo”, como lo han denominado los analistas de los wl- timos trabajos solsre la historia de los Estados Unidos.* Sin embargo, pocos historiadores han tratado de contar la historia de una sola insticucidn de: sus comienzos hasta su total desarrollo, Ninguno ha escrito sobre el ascenso de la empresa modema ¥ el tipo de capitalismo gerencial que la acompaiié. .4 presente obra intenta llenar este vacio centrandose en un periodo. de tiempo conereto y cn un conjunto especifico de empresas. Se ocupa de los aios comprendidos entre la década de 1840 y la de 1920, cuando la economia rural y agraria de los Estados Unidos se transformé en una eco- nomia urbana e industrial, Estas décadas contemplaron cambios revolu- cionarios en los procesos de produccién y distribucion en los Estados Uni- dos, Dentro de este periodo, examina los modos en que las empresas que realizaron tales cambios |incluidas las de transporte, comunicaciones y finanzas) fueron pestionadas, No he tratado de deseribir las actividades efectuadas por los trabajadores de dichas enypresas, ni su organizacién o aspiracioncs. Tampoco he intentado valorar cl impacta de la empresa moderna en el orden politico y social existente. Unicamente me he ocu- pado de los acontecimientos politicos, demograficos y sociales generales cuando afectaban directamente ala manera en que la empresa Ilevaba a cabo los process de produccién y distribucién. le Algunas proposiciones generales Este estudio es una historia ordenada cronolégicamente y lena de deta- lles sobre personas y acontecimientos, sobre procesos, politicas y proce- "Lance F. Davis y Douglass C. North: Institutional Change and American Economic Growth (Cambridge, Inglaterca, 1971}; y Douglass € North y Robert Paul Thomas: The Rise of the ‘Western World (Cambridge, Inglaterra, 1973). * John Higham, Leonard Kreiger y Felix Gilbert: History (Englewood Cliffs, Nueva Jersey, 1965), pags. 231-232, dimientos especificos, y sobre transformaciones en las tecnologias y en los mercados. Intenta cumplir con la responsabilidad fundamental del histo- riador de documentar los hechos con precision. Esta documentacién pro- porciona, a su vez, las bases para las generalizaciones presentadas. Los datos no se han seleccionado para contrastar y validar hipétesis o teorias generales, sino que espero que puedan ser de utilidad a estudiosos de otras materias, con intereses distintos de los relativos a las gencralizaciones aqui expuestas. ‘Antes de entraren las. complejidades de la experiencia histériea, parece necesario esbozar una lista de proposiciones generales con el fin de con- cretar las cuestiones primordiales abordadas en este estudio, Estas prapo- siciones nos ofrecen de entrada algunas indicaciones sobre la naturaleza de la empresa moderna, y muestran por qué la mano visible de la gestidn sustituyé a la mano invisible del mercado. Las expongo como guia del andlisis que sigue sobre la compleja historia de los cambios institucionales interrelacionados. La primera proposicién es que la empresa moderna, con sus miltiples unidades operativas, reemplaz6 a la pequefia empresa tradicional cuando la coordinacién administrativa permitié mayor productividad, smas bajas y beneficios mas clevados que la coordinacion por medio de los mecanismos del mercado. Esta proposicién se deriva directamente de la definicién de empresa moderna, que nacid y crecié al establecer o adquirir unidades de negocio que, teoricamente, eran capaces de funcionar como empresas indepen- dientes. En otras palabras, nacié y crecié al interiorizar las actividades que habian sido, o podian ser, gestionadas por varias unidades de nego- cio, asi como al interiorizar las transacciones que habian sido o podian ser efectuadas entre ellas. Esta interiorizacion ofrecié muchas ventajas a la empresa ampliada?> Al convertir en rutinarias las transacciones entre las distintas unidades se redujeron los costes de las mismas, y al vincular la administracion de las unidades de produccién con las de compra y distribucidn se disminuyeron los costes de informacion sobre mercados y fuentes de suministro. Y lo que es mis significativo, la interiorizacién de muchas unidades permitid la The Nature of che Firm”,en Economica 4, 1937, pigs, 386-405, ofrece un pri- mer andlisis de las eazomes para imeriorizar las unidades operacivas. Su trabapo desareolla otro de Oliver Williamson: Corporate Control aud Husiness Behaviour (Englewood Cliffs, Nueva Jersey, 1970), Para la conrdinazidin y la asignacidn deatro de la empresa son utiles las articulos de Kenneth J. Arrow: “Control in Large Organizations", en Managenzent Science, 10, abril 1964, pags, 397- 408; H. Leibesiein: “Allocasive Efficiency Versus Efficiency”, en American Feanomic Review, 56, junio 1966, pags. 392-415) A, A, Alechian y H, Demsetz: “Production, Information, Costs and Economic Organization”, en Anserican Econonie Review, 62, diciembee 1972, pags. 777-795. coordinacién administrativa del flujo de mercancias entre ellas, Una pro- gramacién mas efectiva de los flujos dio lugar a una utilizacion mas racional de los servicios y del personal empleado en los pracesos de pro- duccian y de distribucién, incrementando asi la productividad y redu- ciendo los costes. Ademas, la coordinacién administrativa facilité un movimiento de dinero efective mas seguro y un cobro mas rapido de los servicios prestados. El ahorro resultante por esta coordinacion fue mucho mas importante que el derivado de la reduccién de costes de informacion y de transacci6n. La segunda proposicion es, simplemente, que las ventajas de inte- riorizar las actividades de muchas unidades de negocio en una sola empresa no pudieron hacerse efectivas hasta que se cred una jerarquia directiva, Estas ventajas sdlo pudieron conseguirse cuando se reunio a un grupo directive para que desempenara las funciones realizadas anteriormente por los mecanismos de precios y del mercado. Mientras que las activida- des de las empresas tradicionales, con una sola unidad, se controlaban y coordinaban por los mecanismos del mercado, las unidades de produc- cién y de distribucién de una empresa moderna ¢stan controladas y coar- dinadas por mandos medios. Los altos directivos, aparte de evaluar y coor- dinar el trabajo de estos mandos medios, ocuparon el lugar del mercado en la asignacion de recursos para la produceién y La distribucién fucuras. Con el fin de realizar estas funciones, los directives tuvieron que inven- tar nuevas practicas y procedimicntos gue con ¢l tiempo se convirticron en métodos operatives estandares en la direccién de la produecién y de la distribucién norteamericanas, La existencia de una jerarquia administrativa és una caracterfstica que define a la empresa moderna. Una empresa con multiples unidades pero sin directivos seria poco mas que una asociacion de entidades autGnomas. Cuando se constituian tales asociaciones, para controlar la competencia entre ellas, © para garantizar a las empresas las fuentes de materias pri- mas y los mercados de sus bienes y servicios acabados, los propietarios y los directivas de las entidades auténomas acordaban politicas comuncs de compras, precios, produccién y comercializacidn. Cuando no existian directivos, las politicas eran determinadas y aplicadas por medins legis- lativos ¥ judiciales, mas que por los habituales de gestion. Estas asacia- ciones consiguieron con frecuencia pequefias reducciones en los castes de informacion y de transaccién, pero no lograron reducir costes internos mediante el incremento de la productividad, No fueron capaces de pro- porcionar la coordinacin administrativa, funcin primordial de la empresa moderna, La tercera proposicién es que la empresa moderna surgié por vez pri- mera cuando el volumen de las actividades econémicas alcanzé un nivel suficiente para que la coordinacién administrativa fuera mds eficiente y mas rentable que la coordinacién par el mercado. Este aumento en el volumen de actividad se produjo tanto por nue- vas teenolagias como por los mercados en expansién. Las nuevas tecno- logias posibilitaron una produccién y cireulacién de mereancias sin pre- cedentes, La ampliacién de mercados fue fundamental para absorber esta produccin. Por consiguiente, la empresa maderna aparecié por ver pri- mera, crecid y continud prosperando en aquellos sectores ¢ industrias caracterizados por una tecnologia nueva y avanzada y por mercados expansivos, Por el contrario, en aquellos scctores ¢ industrias donde la tecnologia no provocé un marcado aumento de la produceién y donde los mercados siguicron siendo pequefias y especializados, la coordinacién administrativa casi nunca fue mas rentable que la coordinacidn por el mercado. En esas areas, la empresa moderna surgid mas tarde y se extendid mas lentamente. La cuarta proposicién es que una vez que se constiruyé una jerarquia directiva y sc hubo implantado con éxito su funcién de coordinacion admi- nistrativa, la misma jerarquia se convirtié en una fuente de estabilidad, de poder y de desarrollo continuado. En palabras de Werner Sombart,* la empresa moderna tomé “vida pro- pia”, La vida de las empresas tradicionales era, por lo general, efimera, Casi siempre eran sociedades calectivas que se reconstituian o disalvian a la muerte o jubilacién de un socio. Si un hijo continuaba el negocio del padre, buscaba nuevos socios. Frecuentemente la sociedad se liquidaba cuando un socio decidia que queria trabajar con otro empresario, Por otro. lado, las jerarquias que dirigian las nuevas empresas de miltiples unida- des tenian una permanencia que iba mas alla de la de cualquier individuo o grupo de individuos que teabajaran en ellas. Porque cuando un direc- tivo fallecia o se jubilaba, era ascendido o dejaba un departamento, otro estaba preparado y formado para ocupar su puesto, Los hombres iban y venian. En cambio, la institucién y sus departamentos perduraban. La quinta proposicién es que las carreras de los directives asalatiados que dirigian estas empresas se volvieran cada vez mas técnicas y profesionales. 4 Werner Sombar "yen Encyclopedia of Social Sciences (Nueva York, 1930), vol, I, pig. 200, Aunque se ha escrito poco sobre la nacuraleza de la coordinaci6n y de Ia asignacién de recursos y actividades dentro de la empresa, existe una vasta literatura sobre la aaruraleza buro- critica de la empresa modgena y sobre Ins objerives y morivactones de sus directivns, Sin embargo, casi ninguno de los libros que componen esta literatura estndia el desarrollo: hissérieo de las jerar- quias directivas, ni e! papel ni las funcianes de los directives en un dererminado pesiosin de tiempo. En estas nuevas burocracias empresariales, como en otras jerarquias administrativas que requerian de conocimientos especializados, la sele cidn y el ascenso se basaron cada vez mas en la formacion, la experien- cia y el rendimiento antes que en las relaciones familiares 0 en el dinero. Con la aparicién de la empresa moderna, el hombre de negocios pudo pensar por vez primera en una profesién para toda la vida, que llevaba consigo el ascenso en una escala jerarquica. En estas empresas, la forma- ciéa de mandos se hizo cada vez mas prolongada y formalizada, A menudo ocurria que los directivos que realizaban actividades similares en empre- sas diferentes habian recibido la misma formacién y habian asistido al mismo tipo de universidades. Leian las mismas revistas y pertenecian a las mismas asociaciones. Abordaban su trabajo mas como un abogado, un médico © un ministre, que como lo hacian los propictarios y direeti- vos de las pequefias empresas tradicionales. La sexta proposicién es que a medida que la empresa con multiples unidades aumentaha de tamario y se diversificaba, y que sus directivos se profesionalizaban, su gestion se separ de su propiedad. El surgimiento de la empresa moderna dio lugar a una nueva defini- cidn de la relacidn entre propiedad y gestion, y, consecuentemente, a un nuevo tipo de capiralismo en la economia norteamericana. Antes de este hecho, los propictarios dirigian y los directivos acruaban. Aun cuando las soviedades colectivas empezaron a transfarmarse en sociedades andnimas, su capital permanecié en manos de unos pocos individuos o familias. Estas sociedades continuaron siendo empresas con una sola unidad de negocio, que rara vez contrataban a mas de dos o tres directivos. La empresa capi- talista tradicional puede ser calificada de empresa individual. Por el contrario, la empresa moderna necesité desde sus comienzos mas ejecutives que los que padian proporcionar una familia 0 sus so- cios. En algunas de ellas, el fundador y sus asociados mas cercanos (y sus familias} continuaron teniendo la mayoria de las acciones, mantenien- do una estrecha relacion personal con sus directives y conservando un papel fundamental en las decisiones de alto nivel, especialmente en las re- lacionadas con la politica financicra, la asignacién de recursos y la selec- cién de los altos mandos. Este tipo de empresa moderna puede ser deno- minada como emprendedora (entrepreneurial) o familiar, y una economia o los sectores de una economia dominados por empresas de este tipo puc- den considerarse como un sistema de capitalismo emprendedor o familiar. Cuando la creacion y el desarrollo de una empresa requerian grandes sumas de capital externo, la relacién entre propiedad y gestion era dis- tinta. Generalmente, las instituciones financieras que suministraban los fondos situaban a sus representantes con dedicacién parcial en el Con- sejo de Administracién. En este tipo de empresas, los directivos asalaria- dos tenian que compartir las decisiones de alto nivel, en especial las que suponian la olvencién y el gasto de grandes sumas de capital, con los representantes de bancos y otras instituciones financieras. Una economia, © un sector de la misma, controlado por estas empresas se denomina gene- ralmente sistema de capitalismo financiero. En muchas empresas modernas, ni los banqueros ni las familias fan- dacionales poseian el control. La propiedad se encontraba muy dispersa, Los accionistas no contaban con la influencia, el conocimiento, la expe- riencia o la voluntad de tomar parte en la alta direcciém, Los ejecutivas asalariados decidian la politica a largo plazo y gestionaban las operacio- nes a corto plaza, Dominaban tanto la alta direccién, como la de nivel medio y bajo. Este tipo de empresa controlada por sus directivos se puede identificar apropiadamente como gerencial (aramagerial), y la economia dominada por ella como sistema de capitalismo gerencial, A medida que las empresas emprendedoras o financieras aumentaron de tamafio se transtormaron en gerenciales. A menos que los propictarios o los representantes de las compaiifas financieras se convirtieran en directivos profesionales a ticmpo completo dentro de la empresa, éstos no disponian de la informacion, el tiempo ni la experiencia necesarios para desempenar un papel dominante en las decistones de mas alto nivel. de los Consejos de Administracién tenian derecho de veto. Podian votar en contra y sustituir a los altos directivos por otros ejecutivos profesiona- les, pero pocas veces se encontraban en situacion de proponer auténticas soluciones alternativas. Con el tiempo, los propietarios y los representan- tes financicros con dedicacion parcial en los Consejos de Administracion llegaron a considerar a la empresa del mismo modo que los accionistas ordinarios. $e convirtié en una fuente de ingresos y dejé de ser un nego- io que habia que dirigir. Por fuerza mayor, dejaran las opera curso y los planes para el fururo en manos de ejecutivos profesionales muchas industrias y sectores de la economia norteamericana, el capita- lismo gerencial sustituyé con rapidez al capitalismo familiar o financier: La séptima proposicidn es que al tomar las decisiones administrativas, los directivos profesionales optaban por politicas que favorecieran la esta- bilidad y el desarrollo a largo plazo de sus empresas, frente a las que maxi- mizaban las beneficias inmediatos. Para los directivos asalariados, la permanencia de sus empresas era fun- damental para sus carreras profesionales. $u objetivo primordial era con- seguir que las instalaciones tuvieran un use continuado y, en consecuencia, registraran un flujo ininterrumpido de materiales. Estaban mucho mas dis- puestos que los propietarias (los accionistas) a reducir ¢ incluso a renunciar a los dividendos actuales para mantener la viabilidad a largo plazo de sus organizaciones. Trataban de proteger sus fuentes de suministro y sus mer- cados. Incorporaron nuevos productos y servicios para el aprovechamiento Gptimo de las instalaciones y del personal existentes. Esta expansidn eva, asu vez, ala adicién de mas trabajadores y mas equipas. 5i los beneficios eran altos, preferian reinvertirlos en la empresa antes que repartir dividen- dos. Asi, el deseo de los directivos de mantener la empresa en active se con- virtié en una fuerza indispensable para su posterior crecimiento. La octava y ultima proposicién es que a medida que crecian y contro- laban sectores fundamentales de la economia, las grandes empresas alte- raron la estructura basica de estos mismos sectores y de la economia en su conjunte, Debemos subrayar que las nuevas empresas burocraticas no sustituye- ronal mercado como la fuerza principal en la produccién de bienes y ser- vicios, Las decisiones corrientes, como las relarivas a los flujos, y las de largo plazo, como la asignacién de recursos, se basaban en estimaciones de la demanda de mercado a corto y a largo plazo. Lo que las nucvas empresas hicieron fue reemplazar al mercado en la coordinacién y en la integracidn del flujo de bienes y servicios, desde la obtencién de materias primas, pasando por los diversas procesos de produccién, hasta la venta al consumidor final. Alli donde lo consiguieron, la produccién y la distri- bucién se concentraron en manos de unas pocas grandes empresas. Al principio, esto solo sucedié en algunos sectores o industrias en los que la mnovacion recnoldgica y el crecimiento del mercado propiciaron una alta velocidad ¥ un gran volumen de produccién. Conforme la tecnologia se hacia mas compleja y los mercados se expandian, la coordinacién admi- nistrativa sustituia a la coordinacién por el mercado en una porcién cada ver mayor de la economia. A mediados del siglo xx, los directivos asala- riados de un numero relativamente pequenio de grandes empresas -con fabricacién en serie, distribucién masiva y transporte a gean escala—coor- dinaban ya los flujos de mercaneias a través de los procesos de produc- cidn y distribucién, y asignaban los recursos que habia que utilizar en la produccién y distribucian futuras en importantes scctores de la economia de los Estados Unidos. Para entonces ya se habia llevado a cabo la re lucién de la gestién en la empresa norteamericana.’ Estas proposiciones basicas se dividen en dos grupos. Las tres prime- ras contribuyen a explicar la aparicién inicial de la empresa moderna: por § James Burnham, quien en Managerial Revolesion (Nueva York, 1941) fue el primero-en des- ‘cribir y analizar este fendmeno, ofrece envel capitulo 7 nna definicién de la clase directiva en la empresa norteamencana, si biea no hace ningiin intento de describir |a historia de esta clase ode la mstituciin que la llevé al poder qué, cuando, donde y de qué manera surgié. Las cinco restantes tratan de su desarrollo continuado: dénde, como y por qué una empresa, una vez establecida, continuaba creciendo y conservando su posiciGn hegemanica. Esta institucion hizo su aparicién cuando las jerarquias directivas pudic- ron controlar y coordinar las actividades de un nimero de unidades de negocio de modo mas eficiente que los mecanismos del mercado. Siguid creciends para que estas jerarquias, constituidas por directivos cada vez mais profesionales, pudieran permanecer en active. No obstante, sélo sur- gid y se expandié en aquellas industrias y sectores cuya tecnologia y cuyos mereados permiticron que Ja coordinacién admimistrativa fuera mas ren- table que la coordinactén por el mercado. Al encontrarse estas areas en el centro de la economia norteamericana, y al reemplazar los directivos profesionales a las familias, a los financieros y a sus representantes como responsables de la toma de decisiones en dichas areas, el capitalismo nor- feamericano moderno se transformé en capitalismo gerencial, Las realidades histéricas son, por supuesto, mucho mas complejas de lo que sugicren estas proposiciones generales, La empresa moderna y la nueva clase directiva que la gestionaba nacieron, crecieron y prosperaron de diver- sas formas en los distintos sectores ¢ industrias que legaron a controlar Las diferentes necesidades y oportunidades hicieron que la esencia especifica de la labor directiva difiriera de un sector a otre y de una industria a otra. Lo mismo ocurrié con las relaciones entre los directivas y los propietarias. ¥ una vez que la jerarquia directiva se establecid por completo, la secuencia de su desarrollo varia de una industria a otra y de un sector a otro. No obstante, estas diferencias pueden considerarse variaciones sobre un mismo tema. La mano visible de la direceién sustituyé a la mano invi- sible de las fuerzas de mercado donde y cuando la nueva tecnologia y los mercados en expansion permitieron la circulacin, sin precedentes histé- ricos, de un elevado volumen de mercancias a una gran velocidad, mediante los procesos de produccida y de distribucién. La empresa moderna fue, por lo tanto, la respuesta institucional al rapido ritmo de innovacién tec- naldgica y a la creciente demanda de consumo en los Estados Unidos durante la segunda mitad del siglo xix.