Sunteți pe pagina 1din 2

ANALISIS DE PAZ EN GUATEMALA

Vivir dentro de una cultura de paz es tarea de todos y todas. Esta tarea
la comenzamos a llevar a cabo a partir del 29 de diciembre de 1996,
cuando se reunieron en el Palacio Nacional de las Culturas la Comisin
de Paz COPAZ, encabezada por el licenciado lvaro Arz Irigoyen,
Presidente de la Repblica, quien prioriz durante sus mandato las
negociaciones por el proceso de paz duradera; la Comandancia de la
Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca URNG; as como
miembros de Derechos Humanos y de las Naciones Unidas para decretar
mediante la firma del Acuerdo de paz firme y duradera, entre las
partes involucradas, el fin al conflicto armado interno, que ya duraba
treinta y seis aos y que haba dejado un saldo de ms de 250 000
guatemaltecos entre muertos y desaparecidos.
El Acuerdo firmado consta de doce documentos, los cuales fueron el
resultado de un largo proceso de negociacin que comenz a gestarse
formalmente en 1990, cuando se firma el Acuerdo de Oslo. En l, las
partes acordaron iniciar un proceso serio que debera culminar con el
logro de la paz negativa, o sea la ausencia de guerra, y el
perfeccionamiento de la democracia funcional y participativa en
Guatemala.
En su conjunto, todos ellos, tal y como lo define el Acuerdo suscrito en
esa fecha, conforman un solo cuerpo, una agenda integral orientada a
superar las causas de enfrentamiento armado y sentar las bases de un
nuevo desarrollo que propicie el principio de una nueva era sociopoltica
y econmica para el pas y las y los guatemaltecos. Asimismo se destac
que en ellos se expresaban consensos de carcter nacional que deban
remitir a los multitnico (maya, xinca, garfuna y ladino); plurilinge (22
idiomas del tronco maya, xinca, garfuna y espaol); y multicultural que
caracteriza al pas, as como a su ratificacin por parte de la Asamblea
de la Sociedad Civil.
Para que su cumplimiento fuera efectivo se crearon nuevos espacios
para la construccin una paz positiva. Es decir, se sentaron las bases
para comenzar a implementar las condiciones que pudieran permitir a la
sociedad gozar de un clima democrtico, que adems implicara que el
Estado respetara los Derechos Humanos de sus habitantes y generara

condiciones para que los mismos gozaran de libertad, salud, educacin,


seguridad, desarrollo, justicia y paz.