Sunteți pe pagina 1din 11

El Derecho es el conjunto de normas jurídicas generales positivas que surgen de la sociedad como un producto cultural generada dentro de leyes y que tienen la finalidad de regular la convivencia entre los miembros de esa sociedad—las personasy de estos con el Estado.

La Costumbre es una forma inicial del Derecho consuetudinario que consiste en la repetición constante de un acto que con el paso del tiempo se vuelve obligatoria y por necesidad, consentimiento colectivo y apoyo del poder político llega a convertirse en ley.-

Derecho Consetudinario

Ministerio de justicia ..
Ministerio de justicia
..

¿Que es el derecho consetudinario ?

El termino derecho consuetudinario no es aceptado universalmente, hay quienes hablan de costumbre jurídica o legal o de sistema jurídico alternativo. El Derecho Consuetudinario es el derecho no escrito que nace de la repetición, a lo largo del tiempo, de actos de naturaleza jurídica, otorgando un consentimiento tácito que les confiere fuerza de ley. La costumbre jurídica debe responder a la necesidad de cubrir una necesidad jurídica e ir en armonía con la moral y las buenas costumbres para ser considerada como fuente de derecho y estar amparada por el derecho consuetudinario.

Derecho consuetudinario

Derecho consuetudinario, también llamado usos o costumbres, es una fuente del Derecho. Son normas jurídicas que no están escritas pero se cumplen porque en el tiempo se han hecho costumbre cumplirlas; es decir, se ha hecho uso de esa costumbre que se desprende de hechos que se han producido repetidamente, en el tiempo, en un territorio concreto. Tiene fuerza y se recurre a él cuando no existe ley (o norma jurídica escrita) aplicable a un hecho. Conceptualmente es un término opuesto al de Derecho escrito.

También es considerado un sistema jurídico, como lo son el Derecho continental y el common law. Incluso en algunos países coexiste con ellos.

Un ejemplo de esto es la Constitución no escrita de Inglaterra cuyas fuentes de derecho las podemos encontrar en los grandes textos históricos como la Carta Magna (1215), la Petición de Derechos (1628), el hábeas corpus (1679), la Carta de Derechos (1689) y el Acta de Establecimiento (1701).

Características del derecho consuetudinario :

Tiene 2 características :

  • - Esta integrado por un conjunto de reglas sociales derivadas de un uso o menos largo

  • - Tales reglas se transformaron en derecho positivio cuando los individuos que las practican les reconocen obligatoriedad , si se tratase de una ley

Según la teoría romano – canoníca la costumbre tiene dos elementos :

  • - Subjetivo: consiste en la idea de que el uso en cuestión es jurídicamente obligatorio y debe por tanto, aplicarse .

  • - Objetivo: ya en la práctica , suficientemente prolongado , la repetición de ciertas maneras de comportamiento suele dar origen a la idea de que lo que siempre se ha hecho , debe hacerse siempre .

Existen tres diversas formas del derecho consuetudinario :

  • - Delegante : se da cuando por medio de una normal jurídica escrita se autoriza a dteerminada instancia para crear derecho escrito . la costumbre se haya entonces supra ordinada a la ley .

  • - Delegado : son aquellos casos em que la ley remite a la costumbre para la solución de determinados controversias . la costumbre se haya subordinada al derecho escrito .

  • - Deroatoria : es aquella en que la costumbre se desenvuelve a veces en sentido opuesto a la de los textos legales .

La costumbre en nuestro país desempeña un papel secundario . solo es jurídicamente obligatoria cuando la ley le otorga el carácter . no es , por ende , fuente inmediata , sino mediata ( que esta próximo a una cosa , pero separado de ella por una tecera cosa ) o supletoria ( que sirve para sustituir una cosa wue falta o para complementarla o aumentarla en algún aspecto ) del orden positivo

¿QUE PRESCRIBE LA CONSTITUCION PERUANA?

La Constitución Política del Perú de 1993, en su artículo 149, reconoce el derecho consuetudinario de las Comunidades Campesinas y Nativas en la ejecución de funciones jurisdiccionales.

Artículo 149:

"Las autoridades de las Comunidades Campesinas y Nativas, con el apoyo de las Rondas Campesinas, pueden ejercer las funciones jurisdicionales dentro de su ámbito territorial de conformidad con el derecho consuetudinario, siempre que no violen los derechos fundamentales de la persona. La Ley establece las formas de coordinación de dicha jurisdicción especial con los Juzgados de Paz y con las demás instancias del Poder Judicial ".

El ámbito de aplicación del derecho consuetudinario es interno, es decir, se aplica dentro de los territorios de los pueblos indígenas, rigiendo el derecho nacional entre éstos y el Estado.

Es importante el estudio y conocimiento del derecho consuetudinario de los pueblos porque:

* El derecho consuetudinario es considerado como una parte integral de la estructura social y la cultura de un pueblo, por lo que su estudio es un elemento fundamental para mejor conocimiento de las culturas. * En la naturaleza del derecho consuetudinario condiciona las relaciones entre dichos pueblos y el Estado, influyendo así en la posición de ellos en el conjunto de la sociedad nacional. consuetudinario condiciona las relaciones entre dichos pueblos y el Estado, influyendo así en la posición de ellos en el conjunto de la sociedad nacional

Requisitos

El origen del Derecho Consuetudinario se entierran en los mismos orígenes de lo que entendemos por sociedad. Sin embargo, la doctrina actual ha logrado identificar dos elementos imprescindibles para que una conducta califique como costumbre y tenga efectos jurídicos:

Uso repetitivo y generalizado. Sólo puede considerarse costumbre un comportamiento realizado por todos los miembros de una comunidad. Se debe tener en cuenta que cuando hablamos de comunidad, lo hacemos en el sentido más estricto posible, aceptando la posibilidad de la existencia de comunidades pequeñas. Así mismo esta conducta debe ser una que se repite a través del tiempo, es decir, que sea parte integrante del común actuar de una comunidad. Difícilmente se puede considerar costumbre una conducta que no tiene antigüedad; una comunidad puede ponerse de acuerdo en repetir una conducta del día de hoy en adelante pero eso no la convierte en costumbre, la convierte en ley.

Conciencia de obligatoriedad. Todos los miembros de una comunidad, deben considerar que la conducta común a todos ellos tiene una autoridad, de tal manera que no puede obviarse dicha conducta sin que todos consideren que se ha violado un principio que regulaba la vida de la comunidad. En ese sentido, es claro que existen conductas cuyo uso es generalizado y muy repetitivo pero que no constituyen costumbre en tanto no tienen emparejado el concepto de obligatoriedad. Eso diferencia al derecho de la moral y la religión.

4.- DERECHO CONSUETUDINARIO Y DERECHO CONSTITUCIONAL El antecedente más importante para dar jurisdicción y aplicar el derecho Consuetudinario en el Perú antes del actual art. 149 de la Constitución de 1993, es un Decreto ley de la época del General Velasco Alvarado (1979) que rompe el “monopolio jurisdiccional del Estado en materia administración de justicia que reconoce para las “Comunidades Nativas de la Amazonía Peruana la facultad jurisdiccional a los órganos del gobierno Comunal para conocer, transitar y resolver con validez de cosa juzgada los conflictos de naturaleza civil y faltas en lo penal de mínima cuantía, a la vez que dispuso que los Tribunales Civiles y Penales o Privativos (19) tengan en cuenta las costumbres, tradiciones ,creencias y valores socio-culturales de las Comunidades de la Selva.- El porqué se otorgó funciones en la Selva y no en las Comunidades de la Sierra, según Gálvez Revollar antropóloga jurídica se debió a las presiones de los sacerdotes y vicarios así como del Vaticano como Estado Pontificio. (20). El régimen Constitucional vigente, relacionado con el tema que tratamos no ha sido objeto de un debate y análisis, pues hay muchos problemas políticos y económicos a superar. Sin embargo los hechos producidos en el 2009, podrían llevar un estudio más serio y adecuado, porque estamos refiriéndonos al caso de Bagua, que consideramos no ha sido enfocado estructuralmente en el campo jurídico, sino más bien político, sociológico y de investigación periodística. En relación a las Rondas Campesinas sólo están legalmente consideradas como “Cooperadora de las autoridades que se aplican después en el actual art. 149 de la Constitución de 1993. En Bolivia se planteó la aplicación de la justicia Comunitaria como Municipal señalándose el Derecho indígena como Derecho particular y Universalísimo como Derecho occidental. 8 En el caso del Perú, limitándonos a lo previsto en la Constitución Política de nuestro país (1993) se estima que tiene una población del tercio si estadísticamente se ha censado acerca de 9.3 millones de un total de 28.4 millones (1/) los dispositivos Constitucionales pertinentes son: Art. 2.- Inc. 19 “Reconoce y protege, la pluralidad étnica y cultural de la Nación. Art. 88 – El Estado respeta la identidad cultural de la Comunidades y nativas, en virtud del cual se reconocen los derechos intelectuales de los pueblos indígenas. Art. 89- Son autónomos en su organización en el trabajo comunal y en el uso así como libre disposición de sus tierras dentro del marco que la ley establece. La propiedad de sus tierras son imprescriptibles, salvo en el caso de abandono. Art.149.- Se reconoce expresamente al Derecho consuetudinario y se le conceda “Jurisdicción especial”. Consideramos a nivel constitucional lo dispuesto en el art. 139 Inc. 8° que establece: Al extender la aplicación del Derecho Consuetudinario, en caso de vacío normativo a todo el país, pues va más allá de las “Comunidades Campesinas y nativas” obligaría necesariamente al conocer también este Derecho Consuetudinario a todos los jueces a conocer también este Derecho y además a los abogados de todo el país en tales supuestos. El papel de abogados y jueces, no puede ceñirse o compararse con los conocimientos que tengan los antropólogos sociólogos de este ensayo lo cual abunda en la propuesta de este ensayo en sus conclusiones y recomendaciones. De otro lado al crearse una cuarta jurisdicción el Perú como

es la que establece el artículo 149 antes citado necesita mayores y especiales estudios que permita considerar en tanto no se integren los 9 millones que estarían sujetos al derecho Consuetudinario a tener este un Derecho sustantivo (Consuetudinario) y un Derecho Procesal Consuetudinario) como necesidad instrumental y adjetiva para aplicar el derecho Consuetudinario dentro de tal jurisdicción que no ha tenido a la fecha un desarrollo constitucional a la fecha.- Lo contrario servirá para que el Perú alargue el proceso de integración interna, ya que también parece imposible un Derecho de Integración dentro de la Comunidad Andina que tiene una existencia sumamente débil. 9 El ingrediente en el artículo 149 de la Constitución vigente que las Autoridades delas Comunidades Campesinas y nativas, tengan con el apoyo de las “Rondas Campesinas Jurisdicción” agrava el problema y prolonga la duda sobre el Derecho Consuetudinario, ya que al no haber un desarrollo de la disposición Constitucional y tener vigencia las {Rondas más en el norte del país que en el resto del Perú, hace que falta una solución y entendimiento del llamado Derecho Consuetudinario. Peruano, Rondas Campesinas que sin embargo eliminar en gran medida al terrorismo de los años 80.

La más antigua de las fuentes, la primera en el orden histórico, es sin duda la costumbre, o derecho no escrito, practicado por el consentimiento de un pueblo o de un grupo social en ausencia de leyes escritas. Se forma insensiblemente por el uso, la repetición inveterada de los mismos actos, que poco a poco van adquiriendo cierto carácter de obligatoriedad al convertirse en exigencias colectivas. Cuando una costumbre llega a imponerse en unasociedad y a ser considerada como una necesidad jurídica, se transforma en derecho consuetudinario.

El origen de la costumbre es análogo al de los usos y convencionalismos sociales; pero al agregársele una sanciónjurídica, mas efectiva que las sanciones sociales, aquella se convierte en una norma del derecho cuyo cumplimientopuede ser exigido por los demás.

Se distingue, por lo tanto, de aquellos usos en virtud de que acuerda a otras personas el derecho de reclamarcoactivamente el respeto de la norma establecida.

La costumbre (consuetudo, mores maiorum) es esencialmente no escrita, aparece sin ser expresamente sancionada ni promulgada por ninguna autoridad, y solo se convierte en derecho cuando ese uso ha sido practicado durante un tiempo mas o menos largo.

Cierto es que las costumbres pueden llegar a redactarse por escrito y aun ser

recopiladas y ordenadas, pero estaposibilidad no altera su naturaleza de derecho originariamente no escrito.

El derecho consuetudinario puede definirse como el conjunto de normas jurídicas que se practican constantemente en una sociedad sin haber sido sancionadas en forma expresa, y que se consideran jurídicamente obligatorias.

De este concepto se desprenden los elementos que integran la naturaleza íntima de éstas normas:

1) la costumbre interpretativa (secundum legem) es la que se forma de acuerdo con la ley, y consiste en la observancia de sus preceptos o en su interpretación si la ley se presta a confusiones.

En realidad no se trata, en este caso, de un derecho consuetudinario, puesto que el legislado lo ha precedido:

es el mismo derecho escrito que se ha incorporado a los hábitos sociales.

2) la costumbre supletoria (praeter legem) surge en ausencia de la ley completando los vacíos del derecho escrito. Se trata ya de la creación de nuevas normas jurídicas que no se oponen a las existentes, pues la legislación no ha regulado todavía la materia sobre la cual versa costumbre. Constituye el tipo ideal de formación jurídica consuetudinaria, pues esta complementa el derecho escrito sin contradecirlo.

3) la costumbre contraria a la ley (contra legem) es la que aparece en oposición a normas legales expresas que imponen una conducta diferente.

Surge esta costumbre después de sancionada la ley, y en contra de ella: en estos casos el derecho escrito no llega a introducirse en los usos sociales, y por lo tanto no alcanza efectiva vigencia o la pierde con posterioridad.

La caducidad de las leyes a causa de una costumbre contraria puede producirse:

a) por desuetudo, o se la práctica que prescinde de la ley y actúa como si ésta no existiera, y

b) por la costumbre abrogatoria, que crea un uso o impone una conducta diferente de la prescripta legislativamente.

Caracteres de la costumbre: suelen citarse los siguientes:

1) surge espontáneamente; 2) es de formación lenta; 3) no tiene autor conocido; 4) suele ser incierta o imprecisa y 5) es particularista, pues las costumbres abarcan siempre una esfera cuyos límites no son sólo geográficos, sino también de carácter social, ya que son observadas generalmente por una clase o grupo social determinado. Lascostumbres

generales son sumamente raras, Pus han sido reemplazadas por las leyes, y subsisten sobre todo en elderecho de la navegación.

2.3.- Diferencias entre Derecho Positivo y Derecho consuetudinario

Autores como Norberto Bobbio afirman que lo que debe interesarle exclusivamente al jurista es el derecho real frente al derecho ideal, el derecho como hecho en contraposición al derecho como valor, el derecho que es por sobre el derecho que debe ser.

En este sentido consideramos que sin el aporte valiosísimo que nos brinda la reflexión filosófica, "el Derecho Positivo queda reducido a coerción o sanción como lo señala Hans Kelsen, y además el mundo jurídico queda privado de sentido, y su creación, interpretación y aplicación resultan fruto de una decisión sin argumentos oponibles".

"Si lo dice la ley, deberás cumplirlo", ese mensaje es el que nos transmiten Kelsen y tantos otros exponentes del positivismo jurídico. Aunque para ser honestos intelectualmente, hay que hacer una salvedad: no todos los teóricos del positivismo jurídico comparten el positivismo ideológico, dado que hay una diferencia radical entre describir y verificar un hecho, a calificarlo como positivo.

Vale señalar que el Derecho consuetudinario es un conjunto de normas morales de observancia general que de forma uniforme y permanente regulan los interese públicos y privados de una colectividad con la particularidad de ser conservadas y transmitidas por herencia social.

Al contario del Derecho positivo que es el conjunto de normas jurídicas escritas en un ámbito territorial, que abarca toda la creación jurídica del legislador, tanto del pasado como la vigente, recogida en forma de ley.

Ejemplo de esto son la nueva Constitución de 1999, las leyes orgánicas, los códigos, entre otras normas escritas que se fundamentan en el derecho consuetudinario.

El Derecho consuetudinario y la protección por propiedad intelectual de los conocimientos tradicionales

La relación entre el Derecho consuetudinario y la protección por propiedad intelectual de los conocimientos tradicionales es compleja. Los pueblos indígenas y las comunidades locales han impulsado, en tanto que sociedades de características particulares, diversas normas de gobierno que pueden, entre otras cosas, regular las corrientes de conocimiento e innovación de modo que se reflejen los valores relacionados con el conocimiento de esos pueblos indígenas o comunidades locales. Aunque sean diferentes de los sistemas de propiedad intelectual, estas normas se consideran igual de eficaces para proteger a los innovadores locales. Los titulares de los conocimientos tradicionales han tenido con frecuencia dificultades para adherirse, cuando así lo han querido, al sistema oficial de P.I., que se basa en estructuras y procedimientos codificados y administrados por el sector público y que requieren un gran volumen de documentos. Muchos pueblos indígenas y comunidades locales han carecido de recursos, documentación escrita y estructuras de gobierno representativas reconocidas externamente que facilitaran el control sobre sus conocimientos tradicionales, lo que les ha impedido proteger efectivamente sus conocimientos contra la apropiación indebida o tratar de obtener protección por P.I. Además, el Derecho y la práctica consuetudinarios pueden establecer, por ejemplo, que los conocimientos tradicionales se mantengan en secreto, si bien la divulgación es una de las bases fundamentales del Derecho de patentes. La patente sobre una invención no será válida si la invención no se divulga íntegramente. Por otra parte, una patente que se base en conocimientos tradicionales, aunque haya sido concedida, solo ofrecerá una protección de duración limitada, la cual puede resultar inadecuada para unos conocimientos que se transmiten de generación en generación. No obstante, el Derecho consuetudinario puede aplicarse juntamente con sistemas oficiales de P.I. para cubrir algunas de las lagunas que existen en la protección de los conocimientos tradicionales. Por ejemplo, las leyes consuetudinarias relativas a herencias podrían determinar la titularidad de la P.I. o definir la identidad jurídica de una comunidad como titular del derecho; las leyes consuetudinarias que imponen la obligación de mantener la confidencialidad pueden ampliarse efectivamente para impedir la divulgación más allá del círculo tradicional, y las que rigen la utilización de un símbolo sagrado pueden servir como antecedente concreto para denegar a un tercero la posibilidad de registrar el símbolo como marca. En lo que respecta al procedimiento, el Derecho consuetudinario puede regir la forma de efectuar consultas, resolver controversias, compatibilizar reclamaciones concurrentes y decidir qué sanciones o recursos deben aplicarse. En principio, estos aspectos relativos al procedimiento podrían aplicarse a la materia que no entra en el campo de aplicación tradicional del Derecho consuetudinario, por ejemplo, determinar la participación equitativa en los beneficios derivados de la explotación comercial de los CC.TT. o las ECT, o decidir la distribución de daños

y perjuicios en el caso de producirse una infracción de los derechos de P.I. El hecho de que en otras esferas ajenas a la P.I. se hayan recabado muchas más experiencias de reconocimiento del Derecho consuetudinario puede arrojar luz sobre posibilidades del Derecho de P.I. todavía sin explorar: por ejemplo, el Derecho de los recursos naturales y el medio ambiente, el Derecho de la propiedad y las herencias o sucesiones, la aplicación del Derecho consuetudinario a la solución de controversias y al Derecho penal, la ley de contratos, los fideicomisos y el patrimonio, el Derecho de familia y el Derecho civil general.

6. La ley y la costumbre. De lo dicho se desprende que,

desde que apareció el Derecho escrito con las primeras civilizaciones, vino operándose una lucha constante entre la ley (v.) y la costumbre, pues aparte de esa función supletoria según y fuera de ley, eran frecuentes los casos de colisiones normativas. De ahí que siempre viniera a estar latente el problema de la mayor excelencia jurídica de ambas fuentes de Derecho, que según los pueblos y las épocas se atribuía indistintamente a uno u otro Derecho. Resulta necesario insistir que no es materia -a mi juicio- que deba resolverse a priori, con abstracción de pueblos y de tiempos; y lo que a unos países, por su especial idiosincrasia pueda convenir, no suceda así con otros; y lo mismo respecto a los avatares de cada siglo. Y buena prueba de ello es la diversidad histórica y actual de los criterios legislativos. Esto no es óbice para que se puedan sentar unas diferencias entre ley y costumbre, con independencia de su adecuación más pertinente en cada caso.

En cuanto a su procedencia, la costumbre deviene del propio pueblo, y la ley del poder estatal. De ahí que, mientras la costumbre goza de una naturaleza espontánea, la ley sea reflexiva y consciente. En orden a la forma de manifestarse, la costumbre lo hace tácitamente; sin embargo, la ley lo verifica de forma expresa, oficial y solemne. Respecto a sus cualidades, puede atribuirse a la ley una mayor seguridad y estabilidad; y a la costumbre, una mayor adaptabilidad al medio social en el que nace.

7. Obligación de la costumbre. Lo cierto es que, cuando

la costumbre alcanza el rango de una normativa jurídica, de una verdadera fuente de Derecho, sin ser dictada por los órganos de poder, se produce un fenómeno aplicativo sobre cuya razón de ser proliferaron las teorías más dispares. Hay quienes quisieron explicarla en el sentido de que la costumbre no tiene fuerza per se, sino derivada del reconocimiento del Estado, bien proveyendo sobre caso concreto o bien dictando normas generales exigiendo determinados requisitos para que las costumbres tengan el carácter de tales. Otros, con razonamiento más sencillo, estiman que el fundamento de la costumbre es el uso general y repetido. La célebre escuela histórica lo hacía derivar de la convicción jurídica general, es decir, la común conciencia o espíritu del pueblo. Autores más recientes fundan el D. c. en la voluntad por parte de la colectividad de que una cosa se cumpla y valga como norma

jurídica. En fin, resultaría desorbitado insistir más sobre este tema que, al fin y a la postre, no trasciende de los límites puramente especulativos de la ciencia jurídica.

  • 8. Formación de la costumbre. La costumbre puede formarse

en el seno del pueblo, en primer lugar. Pero también puede ser resultado de las decisiones administrativas o judiciales, como antes quedó escrito. Es una forma de expresión que, si bien nace del pueblo, se manifiesta en estos casos a través de unos órganos representativos de la colectividad.

Y hay quien piensa también que crea costumbre la actividad de los jurisconsultos o la doctrina de los autores. En tiempos de los Césares, se concedía gran importancia a las respuestas de los jurisconsultos, declarando el emperador Adriano en su famosa Constitución «que tienen fuerza de ley las opiniones de los juristas a condición de que los que las emitieran pertenecieran a la clase de aquellos quibus per missum est jura condere». Es natural que las doctrinas vertidas en público por Masurio Sabino, Japiniano, Ulpiano, Paulo, Modestino, Marcelo, Gayo, Marciano y otros muchos eminentes jurisconsultos del pueblo legislador por excelencia, de tal manera se habían de infiltrar en la conciencia popular que las aplicase en los casos prácticos que se presentaran. Hoy día, aun sin este carácter tan formal como el romano, no cabe ninguna duda de que, si las decisiones administrativas y la jurisprudencia de los tribunales han llegado a formar costumbres, también han influido decisivamente a veces las opiniones de ilustres autores que, no ya por el prestigio de su nombre, sino por la excelencia de su doctrina llegaron a establecer verdaderas normas consuetudinarias que luego -incluso- recogió el mismo legislador en el Derecho escrito, cuando ya estaban vigentes como regulación jurídica; no pudiendo olvidarse en esta ocasión las prácticas notariales que en algunos pueblos y en ciertas épocas tuvieron gran trascendencia en la vida social.

  • 9. Clases de costumbre. Desde el Derecho romano viene la

distinción de las tres clases de costumbres: según ley, que interpretan y fijan el sentido de la ley; fuera de ley, que suplen a la norma escrita llenando sus vacíos u omisiones; y contra ley, cuando gozan de fuerza suficiente para derogar la ley escrita.

CONCLUSIONES Primera.- En las Facultades de Derecho del Perú,

no se incluye ni como obligatorio ni como opcional, un curso sobre Derecho Consuetudinario. Segunda.- Sin embargo la Constitución reconoce la vigencia del Derecho Consuetudinario porque afecta casi al tercio de la población Tercera.- En el Perú incluso se reconoce su aplicación para las autoridades de las Comunidades Campesinas, Nativas y Rondas Campesinas que tengan los

poderes de la jurisdicción, como se reconoce por excepción a la Arbitral y Militar. Cuarta.- El Derecho Consuetudinario exige que sea estudiado y consultado a los juristas del País. Quinta.- En un Instituto de Investigación Jurídica debe potenciarse estos estudios, considerando que son los investigadores quienes inicien su estudio y publicaciones. Sexta.- Los problemas del país en el presente año se han puesto de manifiesto con los acontecimientos de Bagua en junio del 2009. Séptima.- El link que abre nuestra Revista Online debe despertar el entusiasmo en sus investigaciones para profesores y alumnos iniciándose así un primer estudio “jurídico” esperando sigan otros en nuestra Comunidad jurídica que ha trabajado, alejada de este Derecho reconocida a nivel Constitucional.