Sunteți pe pagina 1din 250
Indice General Pag. cle rer TTT ° ar ace are manga 2 How to use {hi ed guide 6 ‘De low habitat ecoligicos sas comunes em iSona central de Chile 0 Mapa de In zona a Sobre Tos nombres comunes delay plantas 25 Sobrecasficacion n De cdo foografiar plantas res 29 [5 propisito de coger fide vere 30 Descimohacer un herbario. a ” 29 " “8 10 290 246 0 252 253 Prélogo Es motivo de mucha satisfacci6n para mi entregar esta obra a la circulacién, que ¢s la primera que edita la Fundacién Claudio Gay que est formando la Empresa El Mercurio S.A.P. En efecto, desde hace muchos afios he ambicionado crear un instrumento que promueva la vestigacién y divulgacién de la enorme riqueza espiritual y material contenida en la naturaleza de nuestro territo- rio, como un elemento del cual no se puede prescindir pa- ra que el desarrollo social, cultural y econémico del pais sea més racional y auténtico. Este sel propésito de la Fundacién Claudio Gay, nombre que constituye tun homenaje al incansable viajero y botdnieo francés —cuyo mérito a mi juicio no ha sido suficientemente destacado— que en el siglo pasado reco- y observé con profundidad e interés cientifico el terri- torio chileno, escudrifando el contenido ecolégico extra- ordinariamente rico de la naturaleza y lo dio a conocer a twavés de obras como Historia Fisica y Politica de Chile (1843-51) y sus memorias sobre el elima chileno y otras. La riqueza contenida en la flora y fauna chilenas, en todo aquello que no constituye un objeto de explota- ci6n econémica inmediata, sin que por ello tenga menor valor real dentro de los recursos naturales del pais, hasta aqui ha sido objeto de una investigacin limitada ¥ poco trascendente, principalmente por cientificos extranjeros, enamorados de la naturaleza y visionarios de la influencia de la ecologia en el destino de los pueblos. La Fundacién Claudio Gay desea erear interés y amor por la naturaleza, alentar el estudio e investigacién de su contenido y divulgar, en la medida de sus pesibili ddades, su realidad compleja y fascinante. No se protege lo que no se quiere, Por eso debe mo- tivarse el carifio por la naturaleza, Pero hay que ir més le- jos. Para evitar la intervencién poco meditada del hombre en el suril equilibrio de la naturaleza, es indispensable es- ‘imular un conocimiento pleno det medio natural en las ‘nuevas generaciones y, en general, en quienes de una u ‘otra manera influyen en el destino det pais, que deben preservarlo de la devastacién 0 del uso irresponsable y aprovecharlo en la politica de desarrollo para que resulte concordante con el alma nacional. Esta obra servira de guia practica a quienes se teresen por conocer la rica flora silvestre que se aprecia en la regién central —comprendida entre Los’Vilos y el rio Maule—en cualquier época del aio La autora, Adriana Hoffmann, ha voleado en un lenguaje facil, que resultaré accesible aun a quienes no tienen conocimientos especiales de botdnica, mucho de lo que se ha estudiado, investigado y divulgado de la flora chilena en la regién central. Los dibujantes contribuyen, en forma muy importante con sus hermosas ilustraciones a Ja mejor comprensién del contenido de la obra. El libro que tengo la satisfaccién de entregar a la circulaci6n constituye una compilacién muy completa y extraordinariamente interesante de gran parte de lo que hasta aqui se eonoce sobre la materia En ella se incluyen cerca de 550 ilustraciones que ayudan a identificar las plantas que el lego encuentra a su paso y a conocer los nombres comunes y cientificos de las ‘species leftosas y herbéceas, su descripcién morfolégica, su tiempo de floracién, origen y usos. Igualmente, se ofre- cen otras materias de indiscutible utilidad. A saber: glo- sario ilustrado de términos ténicos ¥ normas de morfolo- ia vegetal; habitat ecolégico donde se hallan las especies; instrucciones para hacer herbarios y captar fotografias de flores y plantas, asi como una breve resefia historica de la botanica en Chile, donde se hace resaltar la participacién relevante en este campo de Gay, Bertero, Philippi, Johow. Reiche y Muiioz Pizarro, Confiamos en que este esfuerzo editorial caiga en buen terreno de inquietudes. El patrimonio vegetal chi- leno es en muchos aspectos ‘nico, de belleza incompara. ble y de posibilidades insospechadas; pero est muy ex puesto a glestrucciones que serian irreversibles. Es tiempo de salvarlo y de aprovecharlo con un conocimiento ade- cuado sobre su enorme riqueza y variedad ‘Agustin Edwards F,