Sunteți pe pagina 1din 436
Historia clínica La historia médica es la historia de la enfe rmedad de la vida

Historia clínica

La historia médica es la historia de la enfermedad de la vida pasada del paciente. Es el punto de partida para el diagnóstico y un médico hábil generalmente llega a un diagnóstico por lo menos tentativo al obtener la historia clínica. Se debe seguir un plan ordenado para no pasar por alto datos pertinentes. La historia tiene cuatro partes principales:

1. Datos de introducción:

a) Fecha del examen.

b) Información sobre el paciente. (Datos generales).

c) Fuente y veracidad de la historia. (Algún familiar o expediente médico previo o ambos)

d) Resumen de los contactos previos del paciente con servicios médicos, incluyendo hospitalizaciones y cuidados ambulatorios.

2. Molestia principal.

3. Enfermedad actual.

4. Información de antecedentes.

a) Historia anterior.

b) Historia familiar.

c) Historia social o personal.

El procedimiento de la entrevista es generalmente el mismo orden de los puntos principales, sin embargo el paciente puede tener una molestia que le impida o le moleste el tener que contestar las preguntas de la historia, así que se debe ser cortés y atender primero la dolencia actual del paciente y después llenar el cuestionario, pero se pueden ir obteniendo datos para el mismo durante nuestra entrevista con el paciente. Se debe escribir cronológicamente la enfermedad actual, es decir en el orden que ha ocurrido, no como lo narra el paciente. Se pueden ir tomando notas al llevar a cabo la entrevista y después llenar completamente la historia aunque algunas ocasiones se recomienda anotar todo en el interrogatorio.

Al preguntar al paciente acerca de la dolencia actual podrá darnos la molestia que tiene no dándonos algunos síntomas previos importantes, por lo que se le pedirá que se explique mejor amablemente con la pregunta R¿podría hablarme más de ello?U el paciente por si sólo describirá más completamente la sintomatología. He aquí las preguntas básicas para un interrogatorio más sencillo y completo:

Inicio del síntoma. ¿Cuándo? Cuando se presento la molestia por primera vez, su frecuencia. ¿Qué? Exactamente que es lo que siente, apareció súbitamente o presento algunos síntomas previos, su estado general desde la molestia. ¿Dónde? Que parte del cuerpo, alguna extensión de la molestia. ¿Por qué? Que cree el paciente que es, donde estaba y que actividad estaba realizando cuando pasó.

Evolución. ¿Cómo? Variaciones, mejoró o empeoró, evoluciono rápida o lentamente. ¿Cuándo? Desde que apareció, ¿cuánto cambio el síntoma? ¿Por qué? Que lo hizo empeorar, que se ha aplicado para mejorar, que lo ha empeorado. ¿Qué más? Otros síntomas.

Estado actual. ¿Qué? ¿Cómo es el síntoma ahora?, como se siente, otros. ¿Dónde? Se ha extendido el síntoma, se ha reducido el área. ¿Por qué? Ha hecho o tomado algo el paciente para su estado actual.

Después se proseguirá con el interrogatorio obteniendo los antecedentes del paciente, para esto se debe haber obtenido ya una buena comunicación con el paciente, si no, deberá superarse cualquier barrera que este ponga a fin de terminar la entrevista, las pregunta deben ser cortas y ayudar al paciente a que sus respuestas también lo sean. Se obtendrá información sobre los siguientes parámetros. Salud general y registro del peso corporal Enfermedad de la niñez Enfermedades de la edad adulta Lesiones Operaciones Inmunizaciones Medicamentos anteriores y actuales Resumen de hospitalización previas

En niños y lactantes Informes sobre el nacimiento Registro obstétrico de la madre

La historia familiar consta de dos partes 1. Estado actual de los familiares y 2. Enfermedades con Rtendencias familiaresU, como son asma, hipertensión, cardiopatía, enfermedad renal, artritis, tuberculosis, diabetes, cáncer, migraña, epilepsia, o locura.

Después se realizará la revisión de sistemas, en este interrogatorio las preguntas se formulan por orden sistema por sistema. Las respuestas serán síntomas o afecciones. Para cada una deberán determinar, por lo menos, cuando se presentaron y si dejo efectos duraderos. Se debe revisar desde la cabeza hasta los pies. La historia personal es menos específicamente médica que las otras partes de la historia, pero ayuda a comprender al paciente con su problema, se necesita tener completamente la confianza del paciente para realizar esta parte del interrogatorio, por lo

mismo es más fácil realizar esta parte del cuestionario al final de la historia, para obtener una historia mas completa se recomienda realizar el cuestionario de manera organizada comenzando del nacimiento, cronológicamente hasta la actualidad. Por último se deberá realizar una revisión de la historia clínica cada que se vea al paciente intentando obtener nuevos datos sin realizar el cuestionario completo, se intentarán cubrir los siguientes objetivos

a) Obtener información de la evolución del paciente.

b) Descubrir algún problema nuevo.

c) Mantener la relación con el paciente.

Si se ha dejado de ver a un paciente por un periodo largo se realizará una historia interina que es una historia inicial modificada.

MÉTODO CLÍNICO.

Es una forma de pensamiento aplicada al paciente con el propósito de establecer un diagnóstico, para que el paciente pueda recuperar su salud, se llegará a esto por medio de los signos o síntomas; el síntoma es subjetivo ya que el paciente describe lo que siente, en cambi el signo es objetivo ya que el médico lo reconoce. El método clínico es muy importante ya que establecerá el juicio acerca de las condiciones de salud en que se encuentra el individuo. Los métodos, procedimiento o técnicas que se utilizan son básicamente la palpación, percusión y auscultación.

PROCEDIMIENTO O MÉTODOS DE LA EXLORACION CLÍNICA.

1. Interrogatorio o anamnesis: Serie de preguntas lógicas y ordenadas con el fin de investigar hechos, circunstancias y datos referentes al presente, y pasado de la salud o de

la enfermedad tanto del paciente como de sus parientes, puede ser un interrogatorio directo o indirecto, debe ser adecuado, ordenado, prudente, amable y completo, se debe usar un lenguaje claro, se deja hablar primero al paciente (tribuna libre), y se desarrolla el interrogatorio según el orden y las partes establecidas.

2. Examen físico: conjunto de procedimientos de exploración clínica que se aplican al paciente una vez interrogado.

a) Inspección. Se hace por medio de la vista, y son la inspección general, por medio de la vista y sin preparación previa; inspección local, atención a la zona con molestia; inspección directa, realizada entre el ojo región observada; inspección armada, se utilizan aparatos; inspección estática, se lleva a cabo cuando el individuo esta en reposo; inspección dinámica, cuando el paciente realiza alguna actividad

b) Palpación. Se lleva a cabo después de la inspección y que consiste en explorar por medio del tacto las partes exteriores del organismo y las cavidades accesibles para apreciar las cualidades físicas de los tejidos, así como su sensibilidad, como el dolor, los movimientos reflejos y los movimientos anormales. La palpación se divide en:

palpación directa, se efectúa con la mano directamente sobre el paciente; palpación indirecta, cuando es una zona poco accesible al médico y realiza la auscultación con aparatos; palpación superficial, se hace sobre la periferia del cuerpo; palpación profunda, a los elementos profundos como los viscerales, óseos, etc; palpación de cavidades o tacto, se introduce el dedo índice o medio o ambos para apreciar el estado de un órgano

c) Percusión. Se practica golpeando levemente una región determinada para obtener sonidos, investigar el dolor o producir movimientos. La percusión se divide en:

indirecta o mediata, interpone cualquier elemento entre la superficie y el elemento percutor; directa o inmediata, sin interponer elementos en la superficie y el elemento percutor, este puede ser la mano o un martillo especial.

d) Auscultación: es el método que consiste en estudiar los ruidos normales o anormales que se producen principalmente del sistema circulatorio y del respiratorio, auscultación directa o inmediata, se realiza directamente con el oído pegado a la región a explorar; auscultación indirecta se realiza a través del estetoscopio.

Signos vitales.

Los signos vitales universales son, la tensión arterial, pulso, respiración y temperatura. Las cifras normales de la tensión arterial son, entre 110 y 120 mm de mercurio (Hg) de máxima o sistólica y de 60 a 80 mínima o diastólica. Es la cantidad de sangre bombeada por el corazón en un minuto y la resistencia ejercida por los vasos arteriales ante el flujo sanguíneo, la sístole es la fuerza con la cual la sangre es expulsada de las arterias y corresponde l punto máximo audible por el estetoscopio. La fase diastólica, corresponde al reposo cardiaco y es el ruido más tenue o apagado. La tensión puede medirse en las arterias braquial, femoral, popitlea, tibia y pedía.

La frecuencia del pulso es la traducción de la frecuencia cardiaca, la cifra normal es de 60 a 86 pulsaciones por minuto. Es el resultado de la expansión y contracción de las paredes de los vasos arteriales producido por el paso del flujo sanguíneo originado por la

sístole y la diástole. Se registra sobre una arteria superficial como la radial, carótida, humeral, femoral y pedía.

En la frecuencia respiratoria es entre 16 a 22 por minuto. Es el acto de respirar que se compone de dos partes, inspiración fase en que entra el aire a los pulmones expandiéndose asi los músculos respiradores y el diafragma; espiración, es la salida del aire de los pulmones, se desecha el CO 2 .

La temperatura corporal las cifras normales son entre 36° C y 37.3° C. Es el resultadod el equilibrio entre el calor interno y el ambiente producto del metabolismo de los alimentos y la actividad física, el centro termorregulador se localizan en el hipotálamo.

Objetivos.

- Se aprenderá el método correcto de llevar a cabo una entrevista para llenar la historia clínica.

- Se manejarán los instrumentos necesarios para tomar signos vitales.

- Se adiestrará en la exploración bucal.

- Se conocerá el método clínico así como la historia clínica.

Material.

Baunómetro

Termómetro

Estetoscopio

Lámpara para los ojos.

Reloj

1x4

Guantes

Cubrebocas

Método

Tensión arterial:

- se coloca al paciente en una posición cómoda

- se le descubre el brazo

- se localiza la arteria aproximadamente dos cm. debajo de la articulación

- se coloca el estetoscopio en la arteria

- se infla el brazalete

- se deja escapar el aire escuchando las pulsaciones

Temperatura.

- se revisa que el termómetro tenga la temperatura baja

- se le pide al paciente que abra la boca si es temperatura oral o que se descubra el hombro si es axilar

- se coloca el termómetro

- se esperan tres minutos

- se retira el termómetro

Frecuencia respiratoria:

- se mantiene al paciente en posición cómoda y relaja

- se le comienzan a cantar las respiraciones sin que el se dé cuenta, se le distrae.

Pulso:

- se toma la muñeca del paciente (en este caso)

- se localiza el pulso

- se cuentan por minuto Exploración bucal:

- se le pide al paciente tomar asiento en la unidad

- se coloca uno su barreras de protección (guantes, cubrebocas, lentes)

- se le infirma al paciente que se la va a hacer

- se observa en el paciente las características físicas

- se anotan observaciones

- se comienza la exploración en la cavidad bucal

- se le da una pastilla reveladora

- se cuenta el índice se placa dental

- se pasa el explorador buscando caries

- se cuentan las piezas ausentes y obturadas

- se le informo al paciente el resultado

Análisis de resultados.

Se observa en la paciente signos vitales normales lo que indica una salud estable por el momento, se observa baja cantidad de placa dentobacteriana lo cual dice que tiene un aseo correcto en sus piezas dentales, presenta una inflamación en las amígdalas poco frecuente, con un poco de molestia por ello, paciente con cuidado en su higiene personal.

Se observa al comparar con otros resultados que los signos vitales pueden variar de persona a persona aún cuando aparentan características físicas similares.

Conclusiones.

La historia clínica es de gran ayuda para un médico ya sea en el aspecto general, odontológico o psicológico ya que nos presenta un perfil muy detallado del paciente para tener una orientación al tratar de obtener un diagnóstico, así como para llevar un record de sus avances o reincidencias a la enfermedad y adquirir un aspecto social del paciente para poder saber sus posibilidades así como su grado de conocimiento para saber como tratar a cada persona.

El método clínico es una gran ayuda para tener un perfil mas amplio de la salud actual del paciente y sabiendo descartar enfermedades o inclinándonos a otras dependiendo del cuadro clínico que presenta.

Los signos vitales son importantes tanto para el método clínico como para la historia clínica, saber tomarlos y sus variaciones normales y anormales es de suma importancia para los futuros cirujanos dentistas ya que un paciente (por ejemplo) al cual le eleva su pulso o frecuencia respiratoria al sentarse a la unidad odontológica puede presentar un estado de shokc o un desvanecimiento en la silla por el simple miedo al tratamiento aun sin hacerle nada.

Anatomia General

DESARROLLO EMBRIOLÓGICO DEL CRÁNEO

Fecundación: unión de la célula sexual femenina y masculina. Formando el huevo o zigoto de dotación cromosómica 2n.

Segmentación: fenómeno por el cual el huevo se divide por mitosis que genera 2 células hijas que a su vez genera 4 células hijas.

La segmentación comienza al 2º día de la fecundación y dura 3 o 4 días. Se forma una masa esférica llamada mórula, cada célula de la mórula se llama blastómeras. Entre ellas las que forman la superficie de la mórula se llama masa celular externa y las que quedan en el interior se llaman masa celular interna.

Hacia el 3º y 4º día comienza a entrar líquido en la mórula formándose una cavidad llena de líquido: blastocele.

Las células de la masa celular interna quedan desplazadas a un polo de la célula. Las células que forman la superficie en ese momento se llaman trofoblastos. Las células del trofoblasto dan lugar a la placenta. Las células interiores desplazadas se llaman embrioblastos. Las células del embrioblasto dan lugar al embrión. Estas células se diferencian en 2 tipos celulares:

Células cilíndricas: constituyen el extodermo

Células cúbicas: reciben el nombre de endodermo.

En el ectodermo se forma la cavidad amniótica. Del endodermo surge una capa de células aplanadas que recubre la capa de células trofoblásticas y constituye el saco vitelino primitivo o cavidad exocelóvica. Cuando el huevo tiene esta estructura recibe el nombre de blástula. El embrión está en fase de disco bilaminar/ embrión bilaminar.

La blástula es completa aproximadamente al 7º día después de la fecundación. Todos los cambios tienen lugar en la trompa de Falopio por que la implantación del huevo en el útero se produce el 8º día en fase de blástula.

Sobre el 11º o 12º día aparece una nueva capa de células situada entre el trofoblasto y la cavidad amniótica, y entre el trofoblasto y el saco vitelino primitivo. A esta nueva capa de células se llama mesodermo extra embrionario. En esta capa también entra liquido formándose espacios entre ellas que acaban fusionándose formando la cavidad cariónica.

Del endodermo surge una nueva capa de células que acaba formando el saco vitelino definitivo.

Todos estos cambios ocurren entre los 8 y 15 días. En la 3ª semana se producen cambios en el embrioblasto formándose una nueva capa en el embrión, pasando de una capa bilaminar a una trilaminar. La nueva capa es el mesodermo.

1.-Mesodermo:

Surge por una invaginación de las células del ectodermo llamada fosita primitiva. Estas células se diferencian y proliferan formándose un conjunto de células que se colocan entre el ectodermo y el endodermo constituyendo el mesodermo. Las células de la fosita primitiva proliferan formando una estructura tubular maciza:

Notocorda

La notocorda se convierte en una estructura tubular hueca que dará lugar a la columna vertebral. Las células del ectodermo situadas sobre la notocorda proliferan constituyendo la placa neural que acaban invaginándose formando un surco: el surco neural que se convierte en una estructura tubular denominada tubo neural de donde derivan el sistema nervioso central y periférico.

Las células del mesodermo se van a diferenciar hacia 4 estructuras:

Mesodermo paraxial: se divide en grupos cuboides de células mesodérmicas llamadas somitas. Los somitas se agrupan en dos partes:

-Esclerotomo: En la porción ventromedial, da lugar a vértebras y costillas. -Dermiotomo: En situación dorsolateral, da lugar al componente adiposo y conjuntivo de la piel. En esta fase el huevo se llama gástrula.

Entre la 4ª y la 9ª semana es una fase de diferenciación donde se modificará la forma del cuerpo y se van construyendo los órganos y tejidos que derivan de las capas germinativas.

2.-Ectodermo: Surge el Sistema nervioso central, anejos cutáneos, sistema nervioso periférico, epitelio sensorial de ojos, nariz, oído, esmalte dentario, glándulas sudoríparas hipófisis, mama, epidermis de la piel

3.-Endodermo: Surge el epitelio respiratorio, epitelio del tubo digestivo, hígado, páncreas, amígdalas, tiroides, timo, paratiroides, epitelio de revestimiento de la cavidad timpánica y de la trompa de Eustaquio.

En este período el embrión sufre una curvatura en sentido dorsoventral y cráneo- caudal quedando convertido el endodermo en una estructura tubular en el tubo digestivo primitivo. En la 9ª semana comienza el período fetal: fase de crecimiento y maduración de los órganos y tejidos.

DESARROLLO DEL CRÁNEO

Neurocráneo:

Da lugar a los huesos que forman la cubierta del encéfalo:

Calota Base del cráneo

Viscerocráneo:

Da lugar a los huesos de la cara.

Los dos, tanto el neurocráneo como el viscerocráneo derivan del mesodermo paraxial. Las células del mesodermo paraxial forman somitas, con el tiempo las células de los somitas se hacen polimorfas y forman un tejido primitivo conjuntivo y el mesénquima embrionario, estas células se diferenciaran en:

Osteoblastos Fibroblastos Condoblastos

La osificación puede ocurrir de dos formas:

Mecanismos de osificación membranosa: El tejido óseo se forma a partir del mesénquima directamente. Inicialmente aparecen los centros de osificación primitiva de la que surgen espículas óseas que transforman el tejido mesenquimal en tejido óseo

Mecanismos de osificación endocondral: A partir del mesénquima se forman estructuras cartilaginosas que se osifican formándose los huesos.

Desarrollo del Neurocráneo:

Los huesos planos que forman la bóveda, craneal, la porción escamosa del frontal, del occipital, del temporal y los dos parietales se forman por mecanismos de osificación membranosa. Los huesos de la base del cráneo, (Huesos cortos), se forman por mecanismos de osificación endocondral, así inicialmente la base del cráneo estará formada por cartílagos que posteriormente se osificará.

Los cartílagos que encontramos son:

Línea media:

o

o

o

Esclerotomas occipitales

Cartílago paracordal

media: o o o Esclerotomas occipitales Cartílago paracordal Constituyen la porción basilar del occipital y la

Constituyen la porción basilar del occipital y la lamina

cuadrilátera del esfenoides.

Cartílago hipofisiario: de lugar al cuerpo del esfenoides

o Trabéculas craneales: da lugar a parte de las alas menores del esfenoides y al etmoides Lateralmente:

o

Cápsula temporal: da lugar al peñasco y porción mastoidea del temporal

o

Ala temporal: da lugar al ala mayor del esfenoides

o

Ala orbitaria: da lugar al ala menos del esfenoides.

Por la fusión de esta unión de las estructuras quedarán unos espacios entre ellas constituyéndose los agujeros de la base del cráneo.

Desarrollo del viscerocráneo:

Los huesos de la cara se forman a partir del cartílago de uno de los primeros arcos braquiales. Los arcos braquiales empiezan a formar a partir de la 4ª semana de desarrollo. Son engrosamientos de mesénquima recubierto por el ectodermo. Quedan separados por hendiduras y se sitúan en la porción cefálica del embrión. Hay 5 arcos braquiales y 4 hendiduras. Dentro de cada arco braquial hay células derivadas de la cresta neural. Cada arco braquial tiene un elemento osteomuscular propio y su estructura nerviosa propia.

ARCOS BRANQUIALES 1º Arco Branquial:

-Hay 2 cartílagos divididos en 2 porciones:

Porción dorsal o proceso maxilar: En el proceso maxilar del primer arco se produce una degeneración del cartílago y por un mecanismo de osificación membranosa se forman los siguientes huesos:

Maxilar Malar Parte del temporal Porción ventral: cartílago de Meckel: En el proceso maxilar del primer arco se produce una degeneración del cartílago y por un mecanismo de osificación membranosa se forman los siguientes huesos:

Maxilar Malar Parte del temporal

El cartílago de Meckel degenera excepto

en la parte dorsal. Degenera

por un mecanismo de osificación endocondral y se forman:

Yunke Martillo (oído medio)

-Estructuras musculares:

Todos los músculos mastoideos:

Masetero Temporal Terigoideo interno

Vientre anterior del trigástrico Miloideo

Periestafilino externo

Músculo del martillo

-Inervación del 1º arco branquial:

Nervio trigémino

2º Arco Branquial:

-Tiene un elemento cartilaginoso llamado Arco de Reichet, del que se derivan:

Estribo

Apófisis estiloides del temporal Ligamento estiloideo Asta menor Mitad superior del cuerpo del esfenoides.

Apófisis estiloides del temporal Ligamento estiloideo Asta menor Mitad superior del cuerpo del esfenoides.
Apófisis estiloides del temporal Ligamento estiloideo Asta menor Mitad superior del cuerpo del esfenoides.
Apófisis estiloides del temporal Ligamento estiloideo Asta menor Mitad superior del cuerpo del esfenoides.

-Estructuras musculares:

Vientre posterior del pigástrico

Músculo del estribo

Músculo estiloideo

Músculos de la expresión facial

-Inervación:

Nervio del VII par craneal

3º Arco branquial:

-Elementos cartilaginosos Porción inferior del cuerpo del Hioides Asta mayor del cuerpo del hioides

-Estructuras musculares:

Músculo estilofaringeo Constrictor superior de la faringe

-Inervación:

Nervio del IX Par craneal (glosofaríngeo) 4º Arco branquial:

-En los cartílagos de los últimos arcos branquiales se forman los cartílagos de la laringe.

-Estructuras musculares:

Músculo cricotiroideo de la laringe Músculo constrictor medio e inferior de la laringe Periestafilino interno

-Innervación:

Nervio del X par craneal.

HENDIDURAS BRANQUIALES Son los arcos que separan los arcos branquiales. Hay cuatro pares de hendiduras:

La primera es la más importante y después tenemos la segunda, tercera y cuarta que se fusionan y quedan encerradas por el crecimiento exagerado del segundo arco. La primera hendidura profundiza y acaba fusionándose con el receso tubo timpánico de la primera bolsa faríngea y como consecuencia de la fusión se forma la membrana timpánica. La primera hendidura da lugar al conducto auditivo externo. La segunda, tercera y cuarta acaban desapareciendo con el crecimiento y desarrollo de la cabeza. A veces quedan restos de ellas y estos restos generan los quistes branquiales.

BOLSAS FARÍNGEAS

Hay cinco bolsas y surgen como evaginaciones del intestino primitivo en su porción

cefálica. La primera bolsa crece y se aleja, convirtiéndose en una estructura con forma de embudo cuya parte distal es más ancha y la proximal es más estrecha. A esta estructura se le llama receso tubo timpánico que se fusiona con la porción distal de la primera hendidura faríngea ayudando a formar la membrana timpánica. La porción distal formarán la cavidad timpánica y la proximal formará la trompa de Eustaquio.

De la segunda bolsa se origina la amígdala palatina. Como restos de la segunda bolsa y rodeando a la mitad la palatina queda la fosa amigdalina.

De la tercera bolsa se origina el timo y las glándulas paratiroides inferiores. Estas estructuras se van a desplazar en dirección caudal y medial situándose el timo en la porción superior y anterior del tórax y las glándulas paratiroides inferiores detrás de la glándula tiroides.

De la cuarta bolsa se derivan las paratiroides superiores.

De la quinta bolsa se derivan el cuerpo ultimobraquial que da lugar a las células C o parafoliculares del tiroides encargadas de secretar calcitonina.

DESAROLLO DE LA LENGUA La lengua aparece hacia la cuarta semana e intervienen en su desarrollo diversos arcos branquiales. Tenemos dos protuberancias linguales laterales que crecen por delante del tubérculo impar. Ambas estructuras, las dos protuberancias y el tubérculo, derivan del primer arco bronquial. Por detrás de estas estructuras aparece la eminencia o cúpula hipobranquial que se forma a partir del segundo y tercer arco. Por detrás surge la prominencia de la epiglotis que deriva del cuarto arco y queda delimitada por detrás por el orificio de entrada a la laringe.

Las protuberancias linguales laterales crecen por detrás del tubérculo impar y se fusionan con él constituyendo el cuerpo de la lengua. La eminencia hipobranquial dará lugar a la raíz de la lengua. El límite entre el cuerpo y la base de la lengua bien determinado por un surco en forma de V que es el surco terminal o V lingual.

La prominencia epiglótica da lugar a la epiglotis.

Al ser la lengua un órgano de origen embriológico diverso tiene una inervación diversa. La zona sensitiva que de inervada a cargo de los pares canales según la procedencia del arco así tenemos que intervienen ramas del trigémino, del nervio facial, etc. Al ser también un órgano muscular con musculatura intrínseca que no deriva de di ningún arco sino de los somitas occipitales, mesodermo, su inervación motora es por parte del hipogloso mayor. Par XIII.

DESAROLLO

INTERMAXILAR.

DE

LOS

PROCESOS

FACIALES

Y

DEL

SEGMENTO

A las cuatro semanas y media la porción cefálica del embrión está centrada por la boca primitiva o estomodeo, que queda delimitada por cinco protuberancias:

La prominencia frontal. Los dos procesos maxilares del tercera arco.

La prominencia frontal. Los dos procesos maxilares del tercera arco.

Los dos procesos mandibular es del primer arco.

Hacia la quinta semana surgen unos engrosamientos a ambos lados de la línea media, en la protuberancia central, llamados placodas olfatorias. Estás, con el tiempo se convierten en dos rebordes sobre elevados llamados procesos internasales externos e internos respectivamente. Estos rebordes limita a unos espacios que son las fositas olfatorias.

Con el crecimiento de los procesos maxilares hacia la línea media, los procesos nasales van siendo empujados hacia la línea media hasta que los procesos nasales internos se fusionan. También se fusionan los procesos maxilares. De esta manera se constituye el labio superior y el segmento intermaxilar. Los procesos nasales externos dan lugar a las alas nasales. El segmento intermaxilar se forma como resultado de la fusión no sólo superficie sino en profundidad de los procesos nasales internos y de los procesos maxilares. Constante 3 estructuras de delante hacia atrás:

Por detrás, un segmento maxilar superior que lleva a los cuatro dientes incisivos. Por detrás una estructura que sería el paladar primitivo.

El labio superior con el surco subnasal.

Todo se completa hacia la sexta semana.

FORMACIÓN DEL PALADAR SECUNDARIO O DEFINITIVO

Comienza a formarse hacia las seis semanas y media y surge a través de la formación de unas crestas que se denominan crestas palatinas que a su vez surgen de los procesos maxilares y crecen en dirección a la lengua y hacia la línea media. Hacia las siete semanas y media las crestas palatinas quedan en forma horizontal y se sitúan por encima de la lengua. Acaban fusionándose entre sí en la línea media, y por delante con el paladar primitivo constituyendo el paladar secundario o definitivo. Al fusionarse las que éstas palatinas con el paladar primario tiene un orificio que será el futuro agujero incisivo.

FORMACIÓN DE LAS FOSAS NASALES Hacia la sexta semana las fositas olfatorias profundizan en el mesodermo y quedan separadas de la cavidad oral por la membrana buconasal.

Estas se desintegran, con lo cual queda de una comunicación entre la cavidad oral y la cavidad nasal a través de lo que se denomina coana primitiva. Con la formación del paladar secundario se prolonga la profundidad de las fosas nasales ampliándose. Entonces dejan de estar comunicadas con la cavidad oral y se comunican con la faringe. El orificio de comunicación se denomina coana definitiva.

A partir de las fosas nasales hay evaginaciones hacia el interior del cráneo formando

las futuros senos paranasales.

La cabeza ósea se constituye por 22 huesos y descansa sobre el extremo superior de la columna.

Se encuentra formada por dos grupos de huesos: los craneales y los faciales.

Los huesos del cráneo se unen entre sí para formar articulaciones inmóviles que se denominan suturas. En la bóveda craneal se encuentran:

Sutura sagital: entre los huesos parietales. Se sitúa en la línea media de la calota. Sutura coronal: entre el hueso frontal y los dos huesos parietales. Sutura lamboidea: entre el hueso occipital y los dos huesos parietales. Lateralmente se encuentran las suturas escamosas: una a cada lado entre el parietal y los temporales.

En el recién nacido la suturas no están formadas sino que hay unos espacios recubiertos por tejido conjuntivo que terminan osificandose mediante un proceso de osificación membranosa. Estos espacios se denominan fontanelas, y en el niño recién nacido son:

Fontanela mayor o bregma: es la zona de confluencia de los dos parietales

y el hueso frontal.

Fontanela menor o lambda: es la confluencia de los dos huesos parietales

y el occipital.

Lateralmente tenemos dos a cada lado:

Fontanela esfenoidal o anterolateral: formada por el frontal, parietal, esfenoides y temporal. Fontanela mastoidea o posterolateral: rodeada por el parietal, occipital y porción mastoidea del hueso temporal.

El tiempo aproximado de osificación es variable. La última es la fontanela mayor que

lo hace aproximadamente hacia los dos años.

HUESO FRONTAL Es un hueso impar, que se sitúa en la parte anterolateral del cráneo. Se divide en tres partes:

Concha o escama de el frontal. Es una lámina cuadrilátera que se extiende de adelante hacia atrás:

-Presenta un borde anterior, que corresponde a los rebordes orbitarios que lateralmente acaban en las apófisis orbitarias externas o cigomáticas. En la parte media del reborde orbitario hay un orificio; el agujero supraorbitario por donde pasa el nervio supraorbitario.

-En el borde posterior, comprende a la articulación con los parietales formando la sutura coronaria. La cara externa o anterior presenta hacia la línea media la sutura metópica y ambos lados las tuberosidades o eminencias frontales. En la misma cara y cerca del borde anterior hay una hendidura que se llama glabela. A ambos lados las eminencias o arcos superciliares. En esta misma cara, lateralmente está la línea temporal. En la cara interna o posterior nos encontramos que es una cara cerebral ya que se relaciona con los hemisferios. En la línea media hay un surco que se denomina surco sagital por el que discurre el seno longitudinal superior. Este se continúa con una cresta que se denomina cresta frontal donde se inserta la hoz del cerebro.

Porción nasal Es una porción impar, que se sitúa en la línea media, por delante y debajo de la escama. Se encuentra separando las porciones orbitarias entre sí.

-Presenta un borde anterior que forman la escotadura nasal donde articulan los huesos de la nariz y la apófisis ascendente del maxilar superior. A los lados, la porción nasal, es decir sus caras laterales, forman la pared interna de la

órbita.

-El borde posterior contribuye a delimitar la escotadura etmoidal y a través de este bordes se articula con el hueso etmoides. De su cara inferior surge un apéndice que es la espina nasal del frontal que se va a articular por delante con la apófisis ascendente del maxilar y con los huesos nasales y por detrás con la lámina vertical del etmoides y con parte de las masas laterales del etmoides.

Porciones orbitarias Se sitúan paralelamente y entre ambas delimitan la escotadura etmoidal. -En ellas hay un borde anterior corresponde al borde orbitario.

-Un borde posterior a través del cual se articula con las a las menores del esfenoides.

-Un borde interno que corresponde a los límites de la escotadura etmoidal.

-Una cara superior que es una cara cerebral donde se apoyan los lóbulos frontales cerebrales.

-Una cara inferior que va a contribuir a formar el techo de la órbita. En esta cara inferior, en su parte anterior, hay dos fosas; una situada en el ángulo externo que se denomina fosa lacrimal donde se apoya la glándula lacrimal, y otra en el ángulo interno que se denomina la fosa troclear donde se inserta el músculo oblicuo mayor del ojo.

En esta cara, cercano a la línea media y paralelamente al borde interno, aparece una cresta que dividía el hueso en celdillas que contribuyen a formar las celdillas del etmoides. En esta misma zona hay dos canales transversales que al articularse con las masas laterales del etmoides forman los conductos orbitarios internos anterior y posterior.

ETMOIDES Es un hueso impar que se sitúa en la base del cráneo. Se divide en tres partes:

Lámina cribosa Es una lámina horizontal que recibe este nombre ya que está atravesada por múltiples orificios para el paso de nervios olfatorios. Ocupa el espacio de la escotadura etmoidal.

-Por su borde anterior y lateral se articula con la porción nasal y las dos porciones orbitarias del frontal respectivamente.

-Por su borde posterior se articula con las salas menores del esfenoides.

-De su cara superior surge en la línea media la apófisis Crista Galli que se articula por delante a la cresta frontal, y entre ambas delimitan el agujero ciego.

-La cara inferior de la lámina cribosa contribuye a formar el techo de las fosas nasales. En la línea media de la cara inferior surge la lámina vertical del etmoides.

Lámina vertical Es cuadrilátera y surge de la parte inferior de la lámina cribosa formando parte del tabique de las fosas nasales. -El borde posterior de la lámina cuadrilátera se articula con el cuerpo del esfenoides.

-El borde inferior se articula con el borde del vómer.

-El borde anterior se articula con el cartílago del tabique nasal.

Masas laterales Surgen de la parte lateral el inferior de la lámina cribosa del etmoides, a ambos lados. Son dos estructuras como paralelogramos, por lo tanto se encuentran formadas por caras, en cuyo interior hay numerosas cavidades que son los senos o celdillas etmoidales.

-Cara anterior: se articula con la porción nasal del frontal y la apófisis ascendente del maxilar superior.

-Cara superior: se articula con las porciones orbitarias del frontal contribuyendo a formar los conductos orbitarios internos anterior y posterior.

-Cara posterior: se articula con el cuerpo del esfenoides y la apófisis orbitarios del palatino.

-Cara lateral o externa: aquí se encuentra una zona plana, que se denomina lámina papiracea que ayudan a formar la pared interna de la órbita. -Cara interna o medial: donde surgen dos eminencias o apéndices que son los cornetes nasales superior y medio. En esta cara, entre ambos cornetes está el orificio que se denomina meato nasal superior.

-En la cara inferior surge la apófisis ungiforme que se articula con la apófisis etmoidal del cornete nasal inferior.

PARIETAL

Es un hueso par, cuadrilátero, que se sitúa a ambos lados de la línea media y a ambos lados del cráneo. -Distinguimos un borde anterior que se articula con el frontal y ayuda a formar la sutura coronaria. -Un borde posterior que articula con el occipital formando la sutura lambdoidea. -Un borde superior que se articula con el parietal formando la sutura sagital. -Un borde inferior que se articula con la porción escamosa y mastoidea del temporal.

Presenta una cara externa y una cara interna. -En la cara externa encontramos la eminencia parietal y por debajo dos líneas paralelas curvas en sentido antero posterior; la línea temporal superior y la línea temporal inferior. En la primera se inserta la aponeurosis temporal y en la segunda se inserta el músculo temporal.

-En la cara interna es cerebral ya que está en relación con los hemisferios cerebrales. Cerca de su borde superior se encuentra el surco sagital que se extiende en sentido antero superior por donde pasa el seno longitudinal superior. Cercano a su borde inferior y posterior hay un canal transverso para el paso de el seno lateral. En general toda la cara presenta surcos donde se apoyan vasos.

OCCIPITAL

Es un hueso impar que se sitúa en la parte posterior del cráneo. Distinguimos dos caras. Una externa y otro interna.

-En la cara externa encontramos un orificio que se denomina agujero magno. Por delante de este orificio, está la porción basilar de occipital lugar donde se encuentra el tubérculo faringeo que es donde ancla la faringe. A los lados del agujero magno hay dos eminencias que son los cóndilos del occipital a través de los cuales el occipital articula con el Atlas, que es la primera vértebra cervical. Los cóndilos del occipital están atravesados por dos agujeros; el agujero condíleo anterior o conducto del hipogloso por donde pasa el nervio hipogloso o XII par. El agujero condíleo posterior es inconstante, es decir puede o no aparecer.

Por detrás de la agujero magno tenemos la concha o escama el occipital en la cual:

Hacia la línea media tenemos la protuberancia occipital externa que se continúa hacia arriba con la cresta occipital externa. Perpendicular hay dos líneas curvas paralelas que son las líneas curvas occipitales superior de inferior, de llamadas líneas nucales superior o inferior.

-En la cara interna más adelante de el orificio, en la porción basilar, está el surco basilar para el paso de la arteria basilar. En la cara interna de la concha hacia la línea media se encuentra la protuberancia occipital interna. Desde aquí y hacia arriba encontramos el surcos sagital. A los lados de la protuberancia occipital interna hay cuatro fosas:

2 fosas superiores que son las fosas cerebrales.

2 fosas inferiores que son las cerebelosas.

Aquí se pone en relación con los hemisferios cerebelosos y los lóbulos occipitales de hemisferios cerebrales.

-Bordes del hueso:

Borde anterior: en el que se continúa con el esfenoides sin que haya sutura entre ellos. Borde superior: se articula con los dos parietales formando la sutura lamboidea. Borde inferior: se articula con el temporal. La parte más posterior con la porción mastoidea y la más anterior con el peñasco o porción petrosa.

ESFENOIDES Es un hueso impar, medio. Se sitúa a modo de cuña entre el frontal y el etmoides por delante y el occipital y temporal por detrás. Se divide en:

Cuerpo tiene una forma cúbica y se distinguen seis caras:

-Una superior que presenta por delante; de la parte más anterior surgen las alas menores. Por detrás hay un canal transversal que se denomina canal óptico. Este se continua con dos orificios excavados en la base de las alas menores que son los agujeros ópticos. Por detrás tenemos el tubérculo hipofisiario y las apófisis clinoides medias. Por detrás una excavación que se denomina silla turca donde se apoya la glándula hipófisis. Por detrás la lámina cuadrilátera y las apófisis clinoides posteriores.

-En la cara anterior, hacia la línea media se encuentra en la cresta esfenoidal anterior a través de la cual se articula con la lámina perpendicular del etmoides. El resto de la cara anterior sirve para articularse con las masas laterales del etmoides.

-La cara posterior se continúa directamente con la porción basilar de la occipital.

-En las caras laterales, de ellas surgen las alas mayores.

-En la cara inferior, hacia la línea media presenta la cresta esfenoidal inferior que termina en un gancho que se denomina pico o rostrum. Esta cresta se articula con el Vómer y con la apófisis esfenoidal del palatino.

Alas menores: tienen forma triangular y surgen de la parte más anterior y lateral del cuerpo. -Distinguimos una cara superior que es endocraneal que contribuye a formar la fosa craneal anterior.

-Su cara inferior a formar la parte más posterior del techo de la órbita.

-Su borde anterior se articula con las porciones orbitarias del frontal y con la lámina cribosa del etmoides.

-Su borde posterior es libre y termina en las apófisis clinoides anteriores.

-La base está unida al cuerpo del esfenoides y presenta un agujero que es el conducto óptico.

-El vértice forma con las salas mayores un orificio triangular que es la hendidura esfenoidal o cisura orbitaria superior.

Alas mayores: surgen de la pared lateral del cuerpo del esfenoides. En ellas distinguimos tres caras y 3 bordes:

-Cara posterior o endocraneal: contribuye a formar las fosas craneal y media.

-Cara anterior: que contribuye a formar la pared externa de la órbita.

-Cara externa: que se divide por una cresta transversal que es la que es la cresta esfeno- temporal, y que forma parte de la fosa temporal y la fosa cigomática.

-Borde anterior: se articula con el hueso malar.

-Borde externo: se articula con la porción escamosa del temporal.

-Borde interno: a través del cual se une con el cuerpo del esfenoides y dónde vamos a encontrar cuatro orificios que de delante atrás son:

Hendidura esfenoidal o cisura orbitaria superior que es por donde pasa

el III,

IV y V pares craneales. El nervio oftálmico y la vena oftálmica.

Agujero redondo mayor o agujero redondo: por el pasa el nervio maxilar superior. Agujero oval: pasa el nervio maxilar inferior.

Agujero redondo menor o agujero espinoso: pasa la arteria meningea media.

Apófisis pterigoides: son dos columnas óseas que surgen de la cara inferior, en sus partes laterales, del cuerpo del esfenoides. Tiene forma de pirámide cuadrangular: con una base, un vértice, y cuatro caras. -La base: corresponde a la unión con la cara inferior del cuerpo del esfenoides. Está atravesada por el conducto vidiano por donde pasa el nervio vidiano.

-Vértice: está dividido en dos alas: externa e interna entre las cuales queda la escotadura pterigoidea, que es triangular y donde encaja la apófisis piramidal del palatino. En el la interna, de su vértice surge un gancho que se denomina gancho pterigoideo por donde se desliza el tendón del músculo periestafilino externo o tensor del velo del paladar.

-Cara interna: contribuye a formar la pared externa de las fosas nasales.

-Cara externa: contribuye a formar la pared de las fosas cigomáticas y en ella se inserta el músculo pterigoideo externo.

-Cara anterior: presenta un surco, de arriba abajo que es el surco pterigopalatino. A través de esta cara se articula con la porción vertical del palatino formando el conducto pterigo- palatino.

-Cara posterior: presenta dos fosas. La pterigoidea, donde se inserta el músculo pterigoideo interno o medial y la fosita escafoidea, donde se inserta el músculo tensor de el velo del paladar.

TEMPORAL Es un hueso par, se sitúa en la región lateral- inferior del cráneo entre el occipital, parietal y esfenoides. Se distinguen tres partes:

Porción escamosa: es una estructura aplanada donde distinguimos dos caras; una externa y otra interna y como borde una circunferencia:

-La cara externa forma parte de la fosa temporal. En ella encontramos el surco temporal por donde se apoya la arteria temporal media o arteria temporal profunda posterior. De la zona inferior de la cara surgen hacia adelante la apófisis cigomática, con forma de pirámide cuadrangular que posee una base y un vértice. El vértice articula con el malar, la cara interna de la apófisis cigomática sirve para inserción del músculo temporal, en el borde superior de la apófisis se inserta la aponeurosis del músculo temporal, en el borde inferior se inserta el músculo masetero y la cara externa está cubierta por el músculo masetero.

-La base presenta dos ramas, una transversal donde encontramos un saliente que se denomina cóndilo temporal o tubérculo articular y la otra rama es horizontal donde encontramos el tubérculo cigomático. Entre ambas ramas queda un ángulo que corresponde a la cavidad glenoidea.

-La cara interna es una cara cerebral y forma parte de la fosa craneal media.

-La circunferencia, es un borde articular por donde se une al ala mayor del esfenoides. Por arriba y por detrás se une con el parietal y por detrás y por debajo se continua con la porción mastoidea y petrosa del temporal.

Porción mastoidea: es una porción aplanada y cuadrilátera con una cara exterior, una cara interna y una circunferencia;

-Cara externa: en ella encontramos rugosidades para inserciones musculares. En esta cara externa acaba por delante en una apófisis que se denomina apófisis mastoides. En el borde inferior de esta apófisis encontramos la ranura digástrica donde se inserta el vientre posterior del músculo digástrico.

-La cara interna es también una cara cerebral y forma parte de la fosa craneal posterior.

-La circunferencia, en su parte postero-superior se articula con el parietal y con el occipital. Y en su parte antero-inferior se continúa con la porción escamosa y petrosa.

La porción mastoidea se encuentra atravesada por el orificio mastoideo.

Porción petrosa o peñasco del temporal: es una parte con forma de pirámide cuadrangular. En ella encontramos una base, un vértice y cuatro bordes:

-La base, corresponde al orificio de entrada del conducto auditivo externo.

-El vértice queda encajado en el ángulo entre el cuerpo y el ala mayor del esfenoides. Entre esta estructura se delimita el agujero rasgado anterior. En el vértice también está el orificio interno del conducto carotideo.

-Caras:

 

Cara anterosuperior; ésta mira al interior del cráneo y en ella encontramos de dentro afuera; la fosita del ganglio del trigémino, el hiato de Falopio por donde pasa el nervio petroso superficial mayor. La eminencia arcuata y por delante del techo de la cavidad timpánica.

Cara posterosuperior; presenta el orificio del conducto auditivo interno, el orificio del conducto del acueducto del vestíbulo y la fosa subarcuata.

Cara anteroinferior; en sus dos tercios externos forma parte del techo del conducto auditivo externo. En su tercio interno se confunde con el resto del hueso.

Cara posteroinferior; de fuera adentro, el agujero estilo mastoideo, la apófisis estiloides, la fosa yugular donde se apoya el goyo de la vena yugular. Después el orificio externo del conducto mastoideo.

-Bordes:

Borde superior o cresta piramidal, donde encontramos el canal petroso superior, por donde pasa el seno petroso superior.

Borde inferior o cresta pétrea dónde está la apófisis vaginal.

Borde posterior, que se articula con el occipital. En esta articulación está el agujero yugular o agujero rasgado posterior por donde pasa el IX, X y XI par craneal y la vena yugular interna.

Borde anterior, que se va a unir con las alas mayores del esfenoides y contribuye a formar el agujero rasgado anterior.

CONFIGURACIÓN INTERIOR Y EXTERIOR DEL CRÁNEO.

1.-EXTERIOR

El cráneo lo dividimos en dos partes: la división entre la bóveda y la base de su un plano transversal imaginario que se sitúa a través de la protuberancia frontal y occipital.

Bóveda o calota; se encuentra constituida por delante por el hueso frontal, parte media por los parietales y la parte posterior por la concha del occipital. En la parte interna de la bóveda se encuentra en la línea media la cresta frontal que se une con el surco sagital. Después en la cara interna tenemos los detalles propios de cada hueso.

Base del cráneo; en su cara endocraneal se dividen en la fosa craneal anterior, media y posterior;

-Límites entre las fosas:

Fosa anterior; su límite anterior es el plano de separación con la bóveda y el posterior es el borde posterior de las alas menores del esfenoides. Fosa media; su un límite anterior es el borde posterior de las alas medias del esfenoides y el posterior es el borde superior del peñasco del temporal. Fosa posterior; por delante su límite es el borde superior del peñasco del temporal y por detrás, por el plano de separación con la bóveda.

Estructuras:

-Fosa craneal anterior: hacia la línea media se encuentra la cresta frontal que se articula con la apófisis crista Galli dejando entre ambas estructuras el agujero ciego. También se ve la lámina cribosa del etmoides y los orificios de salida de los canales orbitarios interno anterior y posterior o conductos etmoidales.

-Fosa craneal media: en la línea media se encuentra la silla turca con las apófisis clinoides medias por delante y las posteriores por detrás. Lateralmente a la silla, el surco del seno cavernoso. Más lateralmente, las fosas esfeno-temporales que correspondía a la cara endocraneal de las alas menores esfenoides, a la cara endocraneal de la escama del temporal y a la cara antero superior del peñasco.

En las fosas esfeno-temporales encontramos gran parte de los agujeros del cráneo que desde delante a atrás son: la hendidura esfenoidal por donde pasa el III, IV y VI pares craneales, el nervio oftálmico y la vena oftálmica. Detrás el agujero redondo por donde pasa el nervio maxilar superior. Por detrás el agujero oval por donde pasa el nervio maxilar superior y la arteria meningea

menor.

Por detrás el agujero espinoso o redondo menor por donde pasa la arteria meningea media. También el agujero rasgado o rasgado anterior por donde pasa el nervio vidiano. Aquí también se encuentra la fosita del ganglio de Gaser o ganglio del trigémino. Después tenemos los orificios y surcos de los nervios petrosos y más hacia fuera la eminencia arqueada.

-Fosa craneal posterior: hacia la línea media se encuentra la porción basilar del occipital con el surco basilar. Por detrás, el agujero magno. Por detrás de esto, la cresta occipital interna y la protuberancia occipital interna. Lateralmente, en la cara postero-superior del peñasco, el orificio del conducto auditivo interno, la fosa subarcuata y el orificio del acueducto del vestíbulo. A los lados del agujero magno se encuentra el conducto del hipogloso o agujero condíleo anterior. Lateralmente y por detrás, las fosas cerebelosas y las fosas cerebrales. En esta zona también está el agujero yugular o rasgado posterior por donde pasa el IX, X y XI pares craneales y la vena yugular interna.

2.-EXOCRANEO: la vamos a dividir en; bóveda, región temporal y base.

Bóveda: sus límites son por delante la protuberancia frontal, por atrás la protuberancia occipital externa y lateralmente los límites temporales unidos por sus suturas. Encontramos la sutura coronaria, sagital y la sutura lamboidea.

Región temporal: corresponde a la parte lateral de la cabeza. Se encuentra limitada superiormente por las líneas temporales. En el inferior por el arco cigomático y la cresta esfeno-temporal. En esta zona encontramos los siguientes los huesos: las alas mayores del esfenoides, la porción escamosa de hueso frontal, el parietal y la escama y parte mastoidea del temporal.

Base del cráneo: La dividimos en dos compartimentos; anterior y posterior, situándose el límite entre ambas en las apófisis pterigoides.

-Compartimento anterior; queda recubierto por el macizo óseo de la cara y por lo tanto no se ve a simple vista. Las estructuras que encontramos de detrás a delante son; En la línea media; la porción frontal del frontal con la espina nasal. Por delante la lámina vertical del etmoides. Por detrás, la cara inferior del cuerpo del esfenoides con la cresta esfenoidal inferior. Lateralmente; las masas laterales del etmoides, cara inferior del cuerpo del esfenoides y las apófisis pterigoides.

Más lateralmente; la cara inferior de las zonas orbitarias del frontal y la cara inferior de las alas menores del esfenoides y también a la cara anterior o exocraneal de las alas mayores del esfenoides. También nos vamos a encontrar dos agujeros; el agujero oval y el agujero espinoso o redondo menor.

-Compartimento posterior ; éste sí se puede observar a simple vista. Comprende a todo lo posterior a las apófisis pterigoides. Hacia la línea media la porción basilar de la occipital con el tubérculo faringeo. Por detrás de la agujero magno. Por detrás la cresta occipital externa y la protuberancia occipital externa. A los lados; los cóndilos del occipital con los agujero condíleos anterior y posterior. Lateralmente; vemos todas las estructuras que hay en la cara anteroinferior y posteroinferior del peñasco. También encontramos el orificio externo del conducto carotídeo, la fosa yugular, la apofisis esteroides y el agujero estilomastoideo. Por detrás, las líneas nucales del occipital u occipitales externas. Más lateral; la cavidad glenoidea del temporal y las apófisis mastoides con la ranura digátrica. También aquí encontramos dos agujeros; el rasgado anterior y el rasgado posterior o

yugular.

MAXILAR SUPERIOR

Es un hueso par que se sitúa en la parte anterior de la cara. Tiene forma de cuadrilátero. En el distinguimos: dos caras, externa e interna y cuatro bordes; el superior, inferior, anterior y posterior. También se distinguen cuatro ángulos siendo el más importante el anterosuperior.

Caras del maxilar superior:

-Cara interna; aquí encontramos que entre la unión de los tres cuartos superiores con el cuarto inferior surge una apófisis transversal que se denomina apófisis palatina. La apófisis palatina tiene forma cuadrilátera y se une a la línea media con la contra lateral para formar parte del paladar óseo. En esta apófisis encontramos que cerca de su borde interior está excavado el conducto palatino anterior o conducto incisivo que se abre en el agujero del mismo nombre. Por encima de la apófisis encontramos de delante atrás las siguientes estructuras: las rugosidades para la articulación con el hueso palatino. Detrás, el orificio de entrada al seno maxilar. Detrás el canal lacrimal que forma parte del conducto lacrimo-nasal que se completa con el hueso ungis. Por delante del canal lacrimal tenemos la cara interna de la apófisis ascendente del maxilar superior.

-Cara externa; de delante atrás encontramos: a las eminencias alveolares que corresponderían a los relieves óseos que indican la inserción de las raíces dentarias. La eminencia que más destaca es la eminencia canina. Por detrás de las eminencias está la fosa camina donde se inserta el músculo camino. Por detrás, una apófisis de forma piramidal que se

denomina apófisis piramidal o cigomática y que permite la articulación del maxilar superior con el malar. En esta apófisis encontramos varias caras; Cara superior: que forma parte del suelo de la órbita y que presenta un canales cavado en sentido anteroposterior que se denomina canal suborbitario. Cara anterior: aquí se encuentra el agujero suborbitario. Cara posterior: corresponde a la tuberosidades del maxilar. En esta cara esta agujereada por múltiples orificios que son los orificios alveolares posteriores. Esta tuberosidades sirve para articular el maxilar superior con la porción vertical del hueso palatino. Además de esta cara forman parte de la fosa cigomática o inflatemporal.

En la apófisis también hay una serie de bordes:

Borde anterior: que forma parte del reborde orbitario. A través de este se articula con el malar. Borde inferior: que es un borde libre. Borde posterior: que forma parte de la cisura orbitaria inferior.

La apófisis también tiene un vértice a través del cual se articula con el malar.

Bordes del maxilar superior:

-Borde superior: es un borde articular. De delante atrás se articula con: el hueso ungis, la lámina papiracea del etmoides y la apófisis orbitarias del palatino.

-Borde inferior o borde alveolar: presenta todos los orificios alveolares. Aquí es donde se insertan los dientes .

-Borde anterior: aquí se encuentra la espina nasal anterior. Por encima la escotadura nasal. El resto corresponde al borde anterior de la apófisis ascendente.

-Borde posterior: se articula con; porción vertical del palatino.

Ángulo anterosuperior; corresponde al la apófisis ascendente del maxilar superior. Está apófisis tiene una cara externa. Una cara interna que forma el techo de las fosas nasales. Un borde superior que se articula con la porción nasal del frontal. Un borde anterior que se articula con los huesos de la nariz. Un borde posterior que se articula con el hueso lacrimal. En la cara interna de la apófisis se presentan dos superficies articulares que son las crestas turbinales a través de las cuales se articulan con las masas laterales del etmoides y con el cornete nasal inferior.

HUESOS PROPIOS DE LA NARIZ O NASALES -Es un hueso par, plano que tiene una cara anterior donde se inserta el músculo piramidal.

-Una cara posterior que contribuye a formar el techo de las fosas nasales.

-Un borde superior: donde se articula con la porción nasal del frontal.

-Un borde inferior: que sirve para articularse con el cartílago lateral.

-Un borde medial: a través del que se articula con el hueso contralateral.

-Un borde lateral: que se articula con la apófisis ascendente del maxilar superior.

HUESO MALAR O CIGOMÁTICO Tiene forma cuadrilátera. Distinguimos:

Caras:

-Una cara externa que sirve para la inserción muscular. -Una cara interna o posterior que forma parte de la fosa temporal y la fosa cigomática.

Ángulos:

-Después tenemos una ángulo superior a través del cual se articula con las apófisis cigomáticas del frontal. -Un ángulo posterior que articula con la apófisis cigomática del temporal.

El ángulo anterior y el inferior se articulan con la apófisis piramidal o cigomática del maxilar.

Bordes:

-Borde anterosuperior: forma parte del reborde orbitario. De aquí surge una apófisis denominada apófisis orbitaria que forma parte de la pared externa de la órbita. -Borde posterosuperior: que forma parte de los límites de las fosas temporales. -Borde anteroinferior: que se articula con la apófisis cigomática o piramidal. -Borde posteroinferior: que forma parte del arco cigomático.

Atravesado por un conducto con dos orificios de apertura: uno en la cara externa y otro en la apófisis orbitaria.

UNGIS O LACRIMAL Es un hueso par y de forma cuadrilátera en el cual distinguimos:

-Una cara externa que presenta la cresta lacrimal que es vertical. Por delante, el surco lacrimal.

-Una cara interna que forma la pared externa de las fosas nasales.

-Un borde superior que se articula con la apófisis orbitaria interna del frontal.

-Un borde inferior que se articula con la apófisis orbitarias del cornete nasal inferior completando el canal lacrimonasal.

-Un borde posterior que articula con la lámina papiracea del etmoides.

-Un borde anterior que articula con la apófisis ascendente del maxilar superior.

HUESO PALATINO Es un hueso par, es el hueso más posterior del macizo óseo de la cara. Se sitúa detrás del maxilar superior y delante de las apófisis pterigoides del esfenoides. Se divide en dos partes: la lámina horizontal y la lámina vertical ambas perpendiculares entre sí.

Lámina horizontal:

-En su cara superior forma parte del suelo de las fosas nasales. -En su cara inferior forma parte del paladar óseo.

-En su borde anterior se une con el borde posterior de las apófisis palatinas del maxilar superior. -En su borde posterior forma el límite más posterior del paladar óseo y del suelo de las fosas nasales. -En su borde medial se une con el hueso contralateral. -En el borde lateral se une con la lámina vertical.

Lámina vertical:

-En la cara interna contribuye a formar la pared externa de las fosas nasales y se presenta una superficie articular con el cornete nasal inferior. -En su cara externa distinguimos dos partes:

Una parte anterior que se articula con la tuberosidad del maxilar y con la parte de la cara interna del maxilar. Una parte posterior que se articula con las apófisis pterigoides del esfenoides.

Como consecuencia de estas dos articulaciones queda un espacio triangular que es la fosa pterigopalatina en la que el hueso palatino forma la pared medial de las mismas. Como consecuencia de estas articulaciones se completa el canal palatino mayor.

Bordes:

-Tiene un borde superior: del que surgen dos apófisis; la apófisis orbitaria que es anterior y la apófisis esfenoidal que es posterior. La primera va a tener tres caras articulares a través de las cuales se une al maxilar superior, al cuerpo del esfenoides y el etmoides. La segunda queda encajada en la base de la apófisis pterigoides. Entre ambas apófisis quedar la escotadura esfenopalatina que forma parte, con el cuerpo del esfenoides, del orificio esfenopalatino que comunica la fosa pterigopalatina y el interior de las fosas nasales.

-Borde anterior, que es un borde articular con la cara interna del maxilar superior.

-Un borde posterior que articula con las apófisis pterigoides.

-Un borde inferior que es el borde de unión con la lámina horizontal.

En la unión de la lámina horizontal y la vertical, por su superficie externa surge la apófisis piramidal que queda encajada en la escotadura pterigoidea.

CORNETE NASAL INFERIOR Es un hueso par y en el distinguimos: dos bordes y dos extremidades .

-Un borde superior; del cual surgen tres apófisis: la apófisis lacrimal, la apófisis maxilar y la apófisis etmoidal. La primera se articula con el hueso ungis completando el canal lacrimonasal. La segunda se articula con la cara interna del maxilar superior. La tercera se articula con la apófisis unciforme que surgía de la cara inferior de las masas laterales del etmoides.

-Por su cara interna el cornete mira hacia el interior de las fosas nasales.

-En el borde inferior de su borde libre.

-La extremidad anterior se articula con la apofisis ascendente del maxilar superior. -La extremidad posterior se articula con la cara interna del hueso palatino.

VÓMER Es un hueso impar. Contribuye a formar el tabique de las fosas nasales. Es un hueso plano. En el distinguimos:

-Un borde anterior que articula con la lámina vertical del etmoides y con el cartílago nasal.

-Un borde superior que articula con la cresta esfenoidal superior del cuerpo del esfenoides. Aquí se encuentra un canal por donde quiera encajada la cresta esfenoidal inferior. Pero no encaja totalmente sino que queda un espacio que se denomina espacio esfenovomeriano.

-Un borde posterior que constituye el límite más posterior del tabique de las fosas nasales.

-Un borde inferior que queda encajado en la sutura entre las apófisis palatinas del maxilar superior y las láminas horizontales del palatino.

MANDÍBULA Es un hueso impar, en el distinguimos una parte media que se denomina cuerpo y dos ramas laterales:

Cuerpo:

-Tiene una cara externa: hacia la línea media se sitúa la eminencia mentoniana. Lateralmente a ella se encuentra un resalte oblicuo que es la línea oblicua externa. Por encima, el agujero mentoniano.

-Tiene una cara interna: hacia la línea media encontramos cuatro salientes óseos paralelos que son las apófisis geni, de 2 superiores y dos inferiores donde se insertan los músculos:

geniogloso en la superiores y geniioideo en las inferiores. Lateralmente encontramos la línea

miloioidea donde se inserta el músculo miloioideo. Esta línea separa la depresión superior que

se

denomina fosa sublingual donde apoya la glándula sublingual, de la depresión inferior que

se

denomina fosa submaxilar donde apoya la glándula submaxilar.

Ramas de la mandíbula: tienen; -Una cara externa donde inserta el músculo masetero.

-Una cara interna que presenta el orificio de entrada al conducto dentario inferior. Sobre este orificio se ve la espina de spix o língula. Por delante del orificio está el surco miloioideo donde se apoyan los vasos y nervios miloioideos.

La rama que una serie de bordes:

A un borde superior con dos apófisis; una posterior que es el cóndilo de la mandíbula y

otra anterior que es la apófisis coronoides.

En el ángulo de unión del cuerpo con las ramas y se observa el ángulo mandibular. Aquí hay también dos bordes; el borde anterior que es libre y el posterior que se relaciona con la parótida.

REGIONES COMUNES AL CRÁNEO Y A LA CARA.

ÓRBITA Las órbitas son dos cavidades excavadas a ambos lados de la línea media. Tienen forma de pirámide cuadrangular. En ellas distinguimos una base que es anterior, un vértice que es posterior, una pared superior o techo, otra pared inferior o suelo y una pared interna o medial y una pared externa o lateral.

-La base: está formada por el reborde orbitario del frontal, el borde antero superior del malar y el resto corresponde al hueso maxilar superior que contribuye con el borde posterior de las apófisis ascendentes del hueso.

-El vértice: corresponde a la hendidura esfenoidal por donde pasa el III, IV y VI para craneal, el nervio oftálmico y la vena oftálmica.

-El techo la forman: la cara inferior de las porciones orbitarias del frontal y la cara inferior de las alas menores esfenoides. En su parte más posterior y medial se estaba el agujero óptico.

-La pared inferior o suelo la forman: la cara superior de la apófisis piramidal del maxilar superior. La apófisis orbitaria del malar y la apófisis orbitaria del palatino.

-La pared interna la forman: la apófisis ascendente del maxilar superior. El hueso lacrimal. La lámina papirácea y el cuerpo del esfenoides.

-La pared externa la forman las apófisis orbitarias exteriores del frontal. La apófisis orbitaria del malar y las alas mayores del esfenoides.

LAS FOSAS NASALES Son como dos corredores que se sitúan a ambos lados de la línea media y por debajo de las órbitas. Encontramos dos partes: una interna y otra externa.

-Pared medial; es el tabique de las fosas nasales. Lo forman: la lámina vertical del etmoides, el vómer y el cartílago del tabique

-El techo lo forman: La cara posterior de los huesos de la nariz, la cara inferior de la porción nasal del frontal con la espina, la cara inferior de la lámina cribosa del etmoides y la cara inferior del cuerpo de esfenoides.

-Suelo o pared inferior: está formada por la cara superior de las apófisis palatinas del maxilar superior y la cara superior de las láminas horizontales de los huesos palatinos.

-Pared externa: se encuentra formada por el hueso maxilar superior en su cara interna, la cara interna del hueso lacrimal, la cara interna de las masas laterales del etmoides, la cara interna de la lámina vertical del palatino, el cornete nasal inferior y la cara medial de las apófisis pterigoides.

Vamos a encontrar tres orificios:

Agujero esfenopalatino; que se sitúa por encima del cornete nasal superior y que comunica las fosas nasales con la fosa pterigopalatina. El meato nasal superior; que se sitúa por debajo del cornete nasal superior donde drenan las celdillas etmoidales posteriores. El meato nasal medio; que se sitúa por debajo del cornete nasal medio y donde drenan el seno maxilar, el frontal y las celdillas etmoidales anteriores. Meato nasal inferior; que se sitúa por debajo del cornete nasal inferior y donde drena el conducto lacrimonasal.

FOSA PTERIGOPALATINA

Es un espacio de forma triangular con una base superior y un vértice inferior, que se sitúa en la región lateral de la cara y que tiene importancia porque es un lugar por donde pasan vasos y nervios. Distinguimos una pared anterior, una posterior, una medial y una lateral.

-Pared anterior; corresponde a la tuberosidad del maxilar agujereada por los orificios dentarios posteriores.

-Parte posterior; corresponde a la agujero que forman las alas de las apófisis pterigoides, así como también la raíz de las apófisis pterigoides. En la raíz está el orificio vidiano donde se abre el conducto vidiano y justo aquí hay una fosa donde se apoya el ganglio pterigopalatino.

-Parte medial; corresponde a la parte de la cara externa de la lámina vertical del palatino así como también a su borde superior con la escotadura ptertigopalatino.

-Parte externa o lateral; abierta para comunicarse con la fosa infratemporal o cigomática y que queda limitada inferiormente por las apófisis pterigoides y la tuberosidad maxilar en su superficie de contacto.

-Techo; corresponde al esfenoides, al ala mayor y se encuentra excavado por el agujero redondo mayor.

La fosa pterigopalatina se va a comunicar con otras fosas a través de los siguientes orificios:

Agujero redondo mayor con la fosa craneal media. Agujero esfenopalatino con las fosas nasales.

Agujero redondo mayor con la fosa craneal media. Agujero esfenopalatino con las fosas nasales.

Cisura orbitaria inferior con el interior de la órbita.

FOSA INFRATEMPORAL Se encuentra mal delimitada. Se comunica directamente con la fosa temporal de forma que la separación entre ellas comprende a la cresta esfenotemporal del ala mayor del esfenoides y el arco cigomático. Todo lo que queda por debajo de este límite es la fosa infratemporal y todo lo que queda por encima es la fosa temporal.

-Pared medial: se encuentra formada por la cara externa de la apofisis pterigoides y la tuberosidad del maxilar. Entre ellas se encuentra la cisura pterigopalatina que es la entrada a la fosa pterigopalatina.

-Pared lateral o externa: corresponde a la cara interna del arco cigomático y la rama de la mandíbula.

-Pared anterior: sería la cara posterior de la apófisis piramidal del maxilar superior.

-Techo: sería el ala mayor del esfenoides donde se abre el agujero oval y el espinoso y también parte de la concha del hueso temporal.

FOSA TEMPORAL Está también mal delimitada. Y es importante porque sirve para inserción muscular. Sus límites son:

-Límite superior: las líneas temporales.

-Límite inferior: es el arco cigomático y la cresta esfenotemporal.

-Pared medial: se encuentra formada por la escama del temporal, el hueso parietal, la cara externa del ala mayor del esfenoides y la cara temporal del hueso frontal.

-Pared anterior: corresponde a la cara posterior del malar.

La articulación temporomandibular es la única articulación móvil presente en la cabeza ósea. Morfológicamente es una articulación de tipo condíleo, pero debido a la presencia de un disco articular entre la superficie se convierte en una enartrosis. La diferencia está en que sus movimientos quedan delimitados por la necesidad de realizar movimientos sincronizados entre las dos articulaciones.

Superficies articulares Tenemos dos superficies; una en la parte temporal y otra en la zona mandibular.

-En el temporal; la superficie articular se encuentra formada por la cavidad glenoidea del temporal y la cara posterior del tubérculo articular o cóndilo del temporal.

La cavidad glenoidea es un espacio cóncavo en sentido antero posterior y medio lateral. Tiene el mismo eje que el cóndilo mandibular. Su fondo está formado por una pared ósea muy fina con lo que en traumatismos leves se puede romper con facilidad.

El resto de la superficie articular del temporal corresponde al resto del cóndilo en su parte posterior que es una superficie convexa en sentido antero posterior.

En conjunto, la superficie central del del temporal tiene forma de S itálica. Su forma varía con los años de modo que en el recién nacido es sólo cóncava y a medida que se avanza en la edad hay un aplanamiento de superficies articulares.

Todo esta superficie está recubierta por un fibrocartílago.

-La superficie mandibular; se encuentra formada por el cóndilo mandibular. Este tiene una superficie posterior que es convexa y una anterior ligeramente cóncava para adaptarse a las superficies articulares del temporal. El eje mayor del cóndilo es transversal paralelo al de la cavidad glenoidea. El cóndilo termina en dos extremos apuntados de forma que el medial es más apuntado que el lateral y se dobla un poco hacia la cara posterior. El cóndilo también está recubierto por fibrocartílago.

-Entre las dos superficies articulares queda interpuesto un disco también de fibrocartílago que se llaman disco o menisco articular. Está constituido por tejido cartilaginoso y fibroso de manera que el tejido fibroso es más abundante hacia el centro y el tejido de cartílago es más abundante hacia la periferia. El disco es más fino por la zona central y se engruesa en la periferia, sobre todo la posterior. El disco está sujeto por sus extremos anterior posterior a una cápsula para dar una amplia libertad de movimientos. El disco articularse desplazó junto con el cóndilo durante los movimientos de deslizamiento.

El disco divide a la cavidad articular en dos compartimentos: suprameniscal e inframeniscal. Ambos revestidos por membrana sinovial y ocupados por líquido sinovial. El suprameniscal se prolonga un poco por debajo del cóndilo del temporal debido a que en los movimientos de deslizamiento el cóndilo mandibular se sitúa un poco por debajo y delante del cóndilo temporal. El inframeniscal se prolonga hacia la cara posterior ya que en los movimientos de rotación del cóndilo mandibular el disco se desplaza hacia la superficie posterior.

Ligamentos de la articulación temporomandibular En primer lugar tenemos la cápsula articular que es el más importante. Después tenemos ligamentos de refuerzo siendo el más importante el ligamento lateral externo o ligamento temporomandibular. También tenemos ligamentos accesorios que son el pterigomandibular, esfenomandibular y estilomandibular.

A la cápsula y el ligamento temporomandibular también se les llama ligamentos intrínsecos y a los otros tres ligamentos extrínsecos.

-La cápsula es un ligamento que rodea y vuelve a toda la articulación. Su inserción superior se produce en todo el borde de la cavidad glenoidea y también en el borde del cóndilo del temporal mientras que su inserción inferior se produce en todo el cuello del cóndilo mandibular. En la parte más posterior, las fibras también se prolongan e insertan en el borde posterior de la mandíbula. Hay una zona de la cápsula que es más débil, en la cual casi no hay cápsula, que es la zona ventral y medial y corresponde justo al lugar donde el tendón del músculo pterigoideo externo se inserta en el disco articular.

-Como dijimos, el ligamento de refuerzo de la cápsula es el ligamento témporomandibular el cual presenta su inserción superior en el borde inferior del arco cigomático. Desde ahí sus fibras se dirigen hacia abajo y hacia atrás para insertarse en el cuello de la mandíbula y el borde posterior mandibular. La función de este ligamento es evitar los desplazamientos excesivos de la articulación hacia los lados.

-El ligamento esfenomandibular tiene su inserción craneal en la espina del esfenoides y en el hueso temporal vecino. De ahí, sus fibras se dirigen hacia abajo y hacia delante para acabar en la espina de Spix. En su inserción craneal tiene forma fascicular mientras que en la inserción caudal se abre como un abanico.

-El ligamento estilomandibular tiene su inserción superior u origen en la apofisis esteroides y su inserción inferior en el borde posterior de la rama mandibular casi a nivel del ángulo mandibular.

-El ligamento pterigomandibular tiene poco interés. Su origen se encuentra en la apofisis pterigoides y su inserción caudal en el extremo posterior del borde superior del maxilar inferior.

Movimientos de la articulación temporomandibular La articulación puede realizar tres tipos de movimientos; hacia delante y atrás, arriba

y abajo, y laterales. Siempre limitados por el hecho de mover a la vez las dos articulaciones. Para realizar estos movimientos son necesarios dos movimientos básicos; el movimiento de deslizamiento y el movimiento de rotación.

-Movimiento de deslizamiento; tienen lugar en la cavidad sinovial superior o compartimento suprameniscal. Consiste, en que el menisco y el cóndilo mandibular se desplacen a lo largo de la cavidad glenoidea y desciendan a lo largo de la superficie posterior del tubérculo articular llegando a situarse por debajo y delante del tubérculo.

-Movimiento de rotación; ocurre en la cavidad sinovial inferior y consiste en que el cóndilo mandibular rota sobre su propio eje.

Como consecuencia del movimiento de deslizamiento conseguimos que la mandibular se desplace hacia delante lo que se denomina protusión mandibular. La retracción mandibular es el movimiento contrario. Con el movimiento de rotación se consigue el descenso de la mandíbula y también el ascenso.

La apertura de la boca exige 2 movimientos casi simultáneos; Protusión mandibular más descenso mandibular. Para cerrarla será al contrario. Para los movimientos laterales se produce un movimiento de deslizamiento en una de las articulaciones temporomandibulares y un movimiento de rotación en la otra articulación temporomandibular. El primero ocurre en aquella ATM en la que el cóndilo está estable y corresponde al lado de trabajo. Al producirse un desplazamiento en una de las ATM, la contra lateral, que es la estable, sufre una rotación de su cóndilo con lo cual la mandibular desciende un poco. El movimiento de deslizamiento siempre se produce siguiendo la dirección del movimiento.

La cavidad oral es el primer tramo del tubo digestivo y en ella se dan los fenómenos de masticación, se mezclan los alimentos con la saliva y son deglutidos pasando la faringe. La cavidad oral también participa en la formación. Se divide en tres partes;

Vestíbulo de la cavidad oral. Se encuentra limitada por los labios y las mejillas. Presentó una forma de hendiduras

conforma de herradura que se abre al exterior por la hendidura bucal. En la parte posterior,

el vestíbulo presenta una continuidad entre la parte inferior y superior.

El vestíbulo está revestido por una mucosa que se refleja sobre la superficie de la encía formando los surcos vestibulares superior a inferior. En esta surcos, hacia su línea media hay dos repliegues de mucosa que son los frenillos labiales superior el inferior.

-Los labios son dos repliegues mucosomembranosos que se fusionan lateralmente formando un ángulo. La unión de ambos labios forman la comisura labial que coincide con el ángulo de la boca. Cuando la boca esta cerrada la unión de ambos labios coincide con el borde incisal de los incisivos superiores. Los labios están revestidos externamente por piel e internamente por mucosa quedando entre ellos una zona de color rojo que es el bermellón de los labios

y corresponde a una zona de transición en la que el epitelio de revestimiento es igual al de la piel pero habiendo perdido la capa córnea. La mayor parte del espesor de los labios lo forman el músculo por orbicular de los labios. En la lámina de la mucosa hay abundantes glándulas salivares que se denominan glándulas labiales.

-Las mejillas son el límite lateral del vestíbulo. Se extienden desde de la comisura bucal hasta el conducto auditivo externo y desde el arco cigomático hasta el borde inferior de la mandíbula. Prácticamente todo el espesor de las mejillas está constituido por el músculo buccinador que superficialmente está cubierto en parte por el masetero y los cigomáticos. Al músculo buccinador lo atraviesan el nervio bucal y el conducto excretor de la glándula parótida o conducto de Stenon que viene a abrirse al nivel del primer o segundo molar superior. Internamente la mejilla se cubre por mucosa y bajo la cual hay una lámina propia, glándulas. De estas, las de mayor tamaño se sitúan cerca de la desembocadura del conducto de Stenon y se llaman glándulas molares.

Región gingivo-dentaria. Corresponde a la parte de la cavidad oral con los bordes alveolares del maxilar superior y mandíbula y con sus respectivos orificios alveolares donde encajan las piezas dentarias. Estas estructuras óseas están cubiertas por mucosa que forman la encía. Esta mucosa, acaba uniéndose al cuello de cada pieza de modo que queda entre ambos el surco gingival. La encía se una el diente en la parte más profunda gracias a ligamento periodontal y en la parte más superficial se produce lo que se llama la unión epitelial entre el epitelio y el esmalte. Esta unión es más frágil y se puede alterar con facilidad produciendo infecciones, etc.

Cavidad oral propiamente dicha Va a tener como límite anterior a la región gingivodentaria. Como límite posterior el istmo de las fauces y los pilares amigdalinos. El primero, es el orificio de comunicación entre la cavidad oral con la faringe; el techo corresponde al paladar óseo y hablando. El suelo a la lengua y a la mucosa que recubre la cara inferior de la lengua y que se refleja hacia la encía.

-Techo; corresponde al paladar óseo y al blando. 1.)El óseo, está constituido por las apófisis palatinas del maxilar superior y las láminas horizontales del palatino. Presenta un orificio anterior, en la línea media, justo detrás de los incisivos que se denomina agujero incisivo por donde pasa el nervio nasopalatino y ramas de la arteria palatina mayor. En este paladar óseo también encontramos lateralmente y posteriormente los agujeros palatinos mayores por donde pasan nervios y vasos palatinos mayor y menores. El paladar óseo está recubierto por mucosa y submucosa excepto en la línea media donde la mucosas se adhiere directamente al hueso formando una hendidura en la línea media que se denomina el rafe medio. Lateralmente al rafe y perpendicular a él la mucosa

forma pliegues. En la submucosa hay también abundantes glándulas que son glándulas palatinas que van a producir moco.

2.)El paladar blando es un repliegue músculomembranoso que se inserta en el borde posterior del paladar óseo y se dirige hacia atrás acabando en un borde posterior libre de cuya línea media cuelga la úvula. El paladar blando es la única parte móvil del paladar y cuando la boca está cerrada se amolda al dorso de la lengua separando la cavidad oral de la faringea. Cuando se produce la deglución, el velo del paladar asciende y se dispone en horizontal y se adosada a la pared posterior de la faringe. De esta forma se para las fosas nasales de la faringe.

-El borde posterior de la cavidad oral lo constituye el istmo de las fauces y los pilares amigdalinos. Estos últimos son dos a cada lado; el pilar anterior y el posterior. Entre ambos queda un espacio que se denomina la fosa amigdalina que está ocupada por la glándula palatina. El istmo es el espacio situado entre ambos pilares amigdalinos posteriores. (Para algunos autores entre los anteriores.) al pilar amigdalino anterior también se le llama arco palatogloso y al posterior arco palatofaríngeo ocupado por el músculo del mismo nombre.

La amígdala palatina es un órgano linfoide y tiene más o menos 25-15-10 mm. Superficialmente presenta numerosas hendiduras que se denominan puntos amigdalinos que son invaginaciones del epitelio de revestimiento hacia el tejido linfoide. Al ser un órgano linfoide sufre un aumento de tamaño hasta los seis, siete años a partir de aquí involuciona. Por encima de la amígdala frecuentemente se observa una fosa dentro de la fosa amigdalina que se denomina fosita supraamigdalina que representa el esbozo de la segunda bolsa faringea. A veces, la pared de esta fosa presenta numerosos folículos linfoides de modo que aparecen como una gran cripta amigdalina.

-El suelo; es la mucosa que lo recubre. En la línea media hay un repliegue que es el frenillo lingual. A los lados de éste, se ven otros dos repliegues alargados que corresponden a las glándulas sublingual en cuya superficie hay numerosos orificios de sus conductos secretores. Entre el frenillo y este repliegue existe la papila sublingual o carúncula sublingual donde se produce la desembocadura del conducto escretor o conducto de Wharton de la glándula submandibular.

-La lengua; es un órgano muscular membranoso formado por una raíz, donde se produce la entrada de los músculos extrínsecos de la lengua y un cuerpo donde se encuentran todos los músculos y intrínsecos. En la lengua, la superficie que es el dorso queda recubierta por mucosa. El cuerpo y la raíz se separan por un surco en forma de V que se denomina V lingual. En la mucosa del dorso hay elementos gustativo los que se denominan papilas gustativas que son de varios tipos según el tamaño, distribución y cantidad; Papilas filiformes; son las más pequeñas y las más numerosas. Se sitúa en el dorso del cuerpo de la lengua paralelas a la V, respetando la punta de los bordes de la lengua.

Papilas fungiformes; con un tamaño mayor que las anteriores y una cantidad menor se sitúan en los bordes laterales y en la punta. Papilas circunbaladas o caliciformes; son las de mayor tamaño y su número es alrededor de 7-12. Se sitúan a lo largo de la V lingual.

El dorso de la lengua por detrás de la V tiene una porción casi vertical y mira hacia la faringe. Está recubierto por una mucosa que presenta un color blanquecino y un aspecto rugoso debido a que en la submucosa hay diversos folículos linfoides que constituyen la amígdala lingual. Está porción más posterior está separada de la epiglotis por un surco transversal. De este surco, surgen en la línea media y lateralmente unos repliegues mocosos llamados repliegues glosoepiglóticos medio bilaterales que unen la raíz con la epiglotis. Entre el repliegue glosoepiglótico medio de cada lado queda delimitado un espacio que recibe el nombre de fosa o vallécula epiglótica. En la submucosa de la lengua, tanto en el cuerpo como en la raíz, hay también glándulas salivales que se llaman glándulas linguales.

La cara inferior de la lengua se encuentra cubierta por una mucosa fina que ese refleja hacia el suelo y forma en la línea media el frenillo lingual. A los lados del frenillo encontramos pliegues mucosos que reciben el nombre del pliegue mucoso fimbreado y lateralmente se observan también otros más llamativos que comprenden el repliegue de los músculos genioglosos. Lateralmente a ellos, se ven unos canales que los separan de los bordes laterales de la lengua. En la línea media tanto del dorso como de la cara inferior se observa un surco longitudinal que se denomina surco medio, de forma que ambos se continúan entre sí en el vértice de la lengua. Piezas dentarias:

Una pieza dentaria está constituida por distintos tipos de tejidos mineralizados. La mayor proporción del diente está constituida por un tejido mineralizado que es la dentina. La dentina está recubierta por otros tejidos mineralizados. La parte del diente que sobresale a través de la encía se llama corona, y está recubierta por un tejido mineralizado llamado esmalte. La parte del diente que queda dentro del hueso se llama raíz. La dentina de la raíz esta recubierta por el cemento.

Cuello del diente: unión entre corona y raíz coincidente con la línea media entre el esmalte y cemento, a esta línea se le llama línea amelocementaria o línea cervical.

El interior del diente está ocupado por una cavidad que es la cavidad pulpar, esta se puede dividir en dos partes:

Cámara pulpar: es la parte más ancha que coincide con la corona Conducto o canal radicular: es la parte más estrecha en forma de conducto, corresponde a la raíz. La cavidad pulpar está rellena de un tejido conjuntivo muy vascularizado e inervado llamado pulpa dentaria.

Los vasos y nervios de la pulpa dentaria entran al interior de la cavidad pulpar a través de un orificio situado en el vértice de la raíz llamado ápex o orifico apical. La cavidad pulpar está revestida por una hilera de células llamadas odontoblastos, son las células que fabrican la dentina.

-Esmalte:

Es un tejido mineralizado y prácticamente inerte fabricado por los ameloblastos, estos desaparecen cuando el diente sale al exterior, al desaparecer el esmalte se convierte en un tejido que no se puede regenerar. El esmalte esta constituido por:

95% por cristales de hidroxiapatita 4% por fibras de colágeno 1% por agua Se organiza formando prismas o aristas, cada prisma es su unidad estructural. Es muy sensible a la desmineralización que suele estar provocada por los ácidos que liberan bacterias de la cavidad oral provocando las caries dentales.

-Dentina Es un tejido mineralizado. La producen los odontoblastos que revisten la cavidad pulpar. No desaparece al erupcionar el diente por lo que se puede reparar o regenera. La dentina se constituye en unidades estructurales que son los túbulos dentinales.

Esta formada por:

70% por cristales de hidroxiapatita 18% de materia orgánica 12% de agua

-Cemento:

Es un tejido mineralizado. Esta formado por:

65% por hidroxiapatita 23% de materia orgánica 12% de agua El cemento constituye uno de los tejidos de sostén del diente.

Sistema de fijación del diente:

El diente está sujeto al hueso alveolar por el periodoncio de sujeción, este está formado por el cemento y el ligamento periodontal. El ligamento periodontal está constituido por fibras de colágeno gruesas que se disponen en distinta dirección espacial que quedan incluidas dentro de la matriz del cemento y dentro del hueso alveolar. Las fibras del ligamento periodontal además de servir de fijación del diente también le dan cierta movilidad en el alveolo dental, lo cual evita traumatismo.

El diente queda unido a la encía a través de la unión epitelial que sería la unión de la mucosa de la encía con el esmalte dental a la altura del cuello, de esta forma la encía con su unión epitelial se forma el periodoncio de protección.

-Conceptos:

Corona clínica: es la parte del diente que sobresale por fuera del borde de la encía (lo que podemos ver). Fuera del borde gingival. Corona anatómica: parte del diente recubierta por esmalte. Parte del diente que está por fuera de la línea cervical (aunque está dentro de la encía)

A

veces la corona clínica y la anatómica coinciden

Raíz clínica: está dentro del borde gingival Raíz anatómica: Está recubierta por cemento. Va desde la raíz hasta el ápice.

Fases de desarrollo del diente:

Existen dos denticiones:

Dentición caduca o temporal: Está constituida por 20 piezas dentarias, en cada hemiarcada hay:

o

2 incisivos

o

1 canino

o

2 premolares

Dentición permanente: Esta constituida por 32 piezas dentarias, en cada hemiarcada hay:

o

2 incisivos

o

1 canino

o

1 premolar

o

3 molares.

Cuando se desarrollan los dientes temporales al mismo tiempo se desarrollan los dientes permanentes o definitivos, y las piezas temporales van siendo sustituidas por las permanentes Cada pieza permanece ocupando el espacio de las temporales, excepto los 3 molares permanentes que surgen por detrás de los molares caducos.

En la formación de los tejidos dentarios participan 2 tejidos germinativos o embrionarios que son:

o

Ectodermo: da origen al esmalte

o

Mesodermo: da origen al resto de tejidos dentarios como dentina, cemento, pulpa, ligamento periodontal

La formación del diente consiste en el crecimiento del ectodermo hacia la profundidad

del mesodermo, así el ectodermo forma una estructura en forma de campana, el interior de

la campana la va ocupando el mesodermo que constituye la papila dental.Una vez formada

esta estructura se formarían los fenómenos de inducción y diferenciación Hasta la sexta semana de desarrollo se puede observar en un embrión líneas de engrosamiento ectodérmico tanto en los procesos mandibulares como en los maxilares. De esas líneas surgen la lámina dentaria. De aquí, a través de una proliferación de células del ectodermo, se forman yemas que van profundizando hacia el mesénquima.

Cada yema da lugar a una pieza dentaria temporal por lo que habrá 10 superiores y 10 inferiores.

Estas yemas proliferan y profundizan hacia el mesodermo, hasta adoptar la forma de campana invertida. La forma de la campana se completa la a las ocho semanas y a partir de aquí se le llama órgano del esmalte. El hueco de la campana lo ocupa el tejido mesenquimal que forma y constituye la papila dentaria.

En las semanas siguientes la forma varía poco pero aumenta de volumen. Esto se acompaña de un crecimiento del hueso alveolar de forma que el esbozo dentinario queda incluido en un espacio llamado saco alveolar. Durante este tiempo, el esbozo queda ligado al ectodermo superficial pero hacia el quinto mes se separa del mismo. Previamente, de la lámina dental surge otra yema dental que se sitúa lingualmente al órgano del esmalte y va a ser el esbozo del diente permanente.

El órgano del esmalte. Es una estructura en la que vamos a distinguir diferentes capas celulares.

-En la primera, encontramos unas células que se sitúan en el conducto con la papila y que son altas y cilíndricas y se denominan ameloblastos que se encargarán de formar el esmalte.

-Por fuera, la segunda capa, son dos o tres capas de células cúbicas que forman el estrato intermedio.

-La siguiente capa es una masa de células de morfología estrellada, prolongaciones del citoplasma que van conectando entre sí y formando una estructura como una red por lo que se denomina retículo estrellado.

-La última capa, es el epitelio externo del esmalte que se forma por células cúbicas o aplanadas.

Una vez formados los ameloblastos, estos inducen sobre la papila la diferenciación hacia una capa de células cilíndricas que se llaman odontoblastos que irán revistiendo la superficie de la papila dental y empiezan a fabricar dentina. Una vez depositada la primera capa de dentina, los ameloblastos producen esmalte de forma que el crecimiento de la dentina se desarrolla a expensas del espacio de la papila dental, mientras el crecimiento del esmalte se desarrolla a expensas del órgano del esmalte. Finalmente, los ameloblastos desaparecen y el órgano del esmalte queda sustituido por esmalte.

Las primeras capas de la dentina y esmalte depositadas, se producen en la zona más cercana al vértice de la papila. Con el tiempo, se van diferenciando más odontoblastos y ameloblastos en dirección hacia el futuro cuello del diente de manera que se completa la formación de la corona.

Formación de la raíz.

En lo que se convertirá en la zona cervical del diente, (la capa de ameloblastos está

en continuidad con el epitelio externo del esmalte. A partir de estas células que se sitúan en esta zona,), se va a formar un tubo hueco de células epiteliales, que van creciendo y profundizando en el espesor del saco dental.

A este tubo delimitado por las células epiteliales se le llama vaina radicular de

Hartwig. Para que ésta pueda profundizar, que es necesario que comience la erupción de la corona del saco dental. Las células de la vaina radicular, en su vertiente interna, inducen sobre el mesénquima del surco dental la diferenciación hacia una capa de odontoblastos que comienzan a producir dentina. Cuando se depositan las primeras capas de dentina, la vaina comienza a desintegrarse pudiendo quedar restos epiteliales que se denominan restos de Malassez. Entonces, la dentina induce sobre el mesénquima del saco dental, situado por fuera de la vaina radicular, la diferenciación hacia unas células que se llaman cementoblastos que forman el cemento de la raíz. Al mismo tiempo, parte de las células del mesénquima del saco

dental se diferencian hacia células que formarán el ligamento periodontal.

La raíz se completa una vez que el diente a erupcionado totalmente.

Durante la formación de la pieza temporal también se forma la definitiva y cuando su corona está completa, necesite salir para formar la raíz, de forma que se produce la resorción de la raíz de la pieza temporal gracias a la acción de los odontoclastos. Cuando la raíz de está destruida, la corona temporal cae y erupciona la corona del diente definitivo que comenzará a formar su raíz.

ODONTOGÉNESIS

Es el proceso por el que se forman la dentina. Consta de tres fases:

Formación de la matriz:

La dentina se encuentra producida por los odontoblastos que son células cilíndricas caracterizadas porque el núcleo tiene una localización basal, por encima hay abundante retículo endoplásmico rugoso y aparato de Golgi. Inicialmente, el odontoblasto está unido por su polo apical a una membrana basal que lo separa del ameloblasto. Estos odontoblastos, jóvenes, producen las primeras capas de la matriz de la dentina, que van separando al odontoblasto de la membrana basal Está matriz es laxa, pobre en colágeno y recibe el nombre de predentina. A medida que se depositan capas de predentina, los odontoblastos forman por el polo apical la prolongación odontoblástica que quedara permanentemente incluida en el espesor de la dentina en el interior de los túbulos dentinales. Además, a través de esta prolongación, el odontoblasto está anclado en la membrana. En la prolongación hay agentes secretorios que son los que producen matriz de dentina.

Maduración de la matriz:

La maduración de la dentina consiste en el enriquecimiento de colágeno.

Mineralización de la matriz:

Cuando la dentina es rica en colágeno, la dentina más madura que es la que se sitúa más cerca del límite con los ameloblastos, se enriquece de calcio y fósforo para calcificarse. Esto también lo producen los odontoblastos. El límite entre la dentina calcificada y la no calcificada se llama frente de calcificación. Cuando se termina la maduración de la dentina se finaliza la calcificación.

AMELOGÉNESIS Es el proceso por el que se forma el esmalte y lo llevan a cabo los ameloblastos. La formación del esmalte consiste en la formación de una matriz y su mineralización de forma que ambos procesos casi ocurre en simultáneamente. Para que los ameloblastos comiencen a producir esmalte es necesario que se deposite una capa de dentina.

El ameloblasto pasa por diferentes fases:

1.-Preameloblasto: es en la que los ameloblastos comienzan a diferenciarse. Son células cilíndricas bajas, con un núcleo central y escaso retículo endoplásmico y aparato de Golgi. Emiten unas proyecciones citoplasmáticas que inducen sobre la papila dental la diferenciación de los odontoblastos.

2.-Ameloblasto joven: en la que éste aumento de tamaño transformándose en una célula cilíndrica más alta, en la que el núcleo se sitúa en el polo apical y aumenta también el retículo endoplásmico, el aparato de Golgi y las mitocondrias. Cuando el ameloblasto está en esta fase los odontoblastos depositan la primera capa de dentina.

3.-Ameloblasto maduro o secretor: aquí, el ameloblasto tiene en su citoplasma glándulas secretoras que contienen el material que formarán la matriz del esmalte. Se vierte al exterior por exocitosis depositándose las primeras capas del esmalte. A medida que se deposita el esmalte, el ameloblasto forma de este su polo apical una prolongación de citoplasma que se denomina prolongación de Tomes. Aquí se albergan las gránulos secretores. Además, sirve de molde para que el esmalte forme estructuras prismáticas.

4.-Fase de maduración: el ameloblasto disminuye el tamaño y pierde la prolongación de Tomes, pero de su superficie apical surgen vellosidades que absorben el contenido de agua y matriz orgánica de forma que así aumenta el componente inorgánico. Aquí se pierden hasta un 25% de ameloblastos. También los ameloblastos producen ATPasa calcio dependientes y fosfatasa alcalina con lo que se favorece la calcificación.

5.-Fase de regresión: los ameloblastos se confunden con las células del estrato intermedio puesto que a medida que se forma esmalte y disminuye el componente celular del órgano del esmalte. Cubriendo el esmalte, lo único que queda es el epitelio reducido del esmalte, cuya función es protectora.

6.-Fase desmolítica: las células del epitelio reducido del esmalte liberan enzimas que destruyen el tejido conjuntivo de la mucosa de la encía de forma que se produce la erupción del diente hasta que el epitelio reducido del esmalte se fusionan con el de la mucosa. Cuando se ha completado la erupción, el epitelio degenera y sólo queda la cutícula.

CEMENTOGENESIS El cemento, es el tejido mineralizada que cubre a la dentina de la raíz. Se forma cuando se ha terminado de formal la primera capa de dentina de la raíz y a degenerado la vaina radicular. Entonces, la dentina induce sobre el margen del saco dental la formación de cementoblastos.

Los cementoblastos depositan cemento que se denomina cemento primario, que es acelular y que se va a depositar sobre el tercio cervical de la raíz. La formación de cemento se completa cuando el diente a erupcionado totalmente.

Entonces, el cemento que se deposita sobre el resto de la raíz se forma más lentamente y es celular, es decir tiene células en su matriz. Al formarse más lentamente los cementoblastos quedan incluidos en la matriz del cemento y se convierten en cementocitos. (Por lo tanto el cemento es la excepción de los tejidos mineralizadas que tiene células en su matriz.)

LIGAMENTO PERIODONTAL También se forma a partir del saco dental. Comienza a formarse el mismo tiempo que se deposita el cemento. Es un tejido conjuntivo, laxo, con las fibras de colágeno desordenadas, por lo que se llama membrana periodontal. Cuando el diente entra en oclusión, el decir toda la corona a erupcionado, las fibras de colágeno se organizan y depositan en diferente orientación espacial en lo que se llama ligamento periodontal., el ligamento se forma al mismo tiempo que el cemento por lo que quedan algunas fibras incluidas en el cemento, al igual que en el hueso.

FASES DEL DESARROLLO DENTAL Y ERUPCIÓN DENTARIA Podemos encontrar tres fases de desarrollo dental; 1.-Fase preruptiva; que incluirá todos los procesos vistos hasta ahora para la formación de la corona. 2.-Fase eruptiva; la corona sale al exterior y comienza la formación de la raíz. 3.-Fase funcional; cambios que sufre la pieza para conseguir la oclusión.

La erupción no se conoce muy bien cómo se produce pero hay diversas hipótesis y la que más convence es que sea debido a cambios vasculares y de presión en tejidos periodontales.

A medida que dientes empujan al exterior, las células del epitelio redondo del esmalte liberan enzimas que van destruyendo el tejido conjuntivo de la encía. También se destruye porque el diente al ser empujado al exterior comprime al tejido produciendo fenómenos isquémicos y necrosis. Finalmente, el epitelio reducido se fusionan con el oral de forma que el diente sale a través de una vía revestida por el epitelio. Al final el epitelio, que recubre la superficie de la corona, degenera, quedando una cutícula mientras que el epitelio de la encía permanece unido al diente a nivel de la línea cervical. Así, es como se forma el surco gingival.

Ocupando la misma cripta ósea que las piezas deciduas se encuentran sus sucesores permanentes. Estos, se sitúan ligeramente inferior a las piezas temporales y permanecen unidas al epitelio oral mediante el conducto gubernacular. Éste, sirve de guía a la pieza definitiva en el momento de su erupción. La erupción de la pieza definitiva exige la destrucción de la raíz que se da gracias a la destrucción por parte de los odontoclastos. Esta resarción casi siempre empieza por la cara lingual.

CRONOLOGÍA DE LA ERUPCIÓN DENTARIA Los temporales surgen en la cavidad oral a las seis semanas aproximadamente y se completan hacia los dos o tres años. Hacia el sexto mes, el primero en erupciona es el incisivo central inferior, seguido de el lateral inferior. 7-9 meses el incisivo central y lateral superior. 12 meses, el primer molar mandibular. 14 meses, primer molar maxilar. 16 meses, canino mandibular. 18 meses, canino maxilar. 20 meses, segundo molar mandibular. 24 meses, segundo molar maxilar.

La dentición permanente comienza:

Con la erupción de los primeros molares hacia los seis años por esto se denominan los molares de los seis años. Primero erupciona el mandibular, seguido del maxilar. 6-7 años, incisivo central mandibular. 7-8 años, incisivo central maxilar y lateral mandibular. 8-9 años, incisivo lateral maxilar. 9-10 años canino mandibular. 10-11 años, primer premolar maxilar. 10-11 años, segundo premolar maxilar y primer premolar mandibular. 11-12 años, segundo premolar mandibular y Camino maxilar.

12-13 años, segundo molar maxilar, que se denomina molar de los doce años. Las muelas del juicio surgen hacia los diecisiete años en las personas que les emergen aunque pueden aparecer a edades muy superiores.

SISTEMAS DE IDENTIFICACIÓN DE LOS DIENTES Universal o americano: se nombran numeralmente del 1-32, empezando de derecha a izquierda y de arriba a abajo. Las piezas temporales se nombran con las letras A-T

Palmer: se utilizan cuadrantes, y cada cuadrante es una hemiarcada tal como la del explorador frente al paciente. Las piezas definitivas se enumeran del 1-8 empezando por la pieza más central del cuadrante. Las piezas temporales se nombran con las letras a-e y el símbolo del cuadrante correspondiente.

FDI: se utilizan dos dígitos. El primero hace referencia a la hemiarcada o cuadrante y el segundo a la pieza dentaria que se nombra desde incisivos a molares. En las piezas temporales se utilizan los cuadrantes 5-8 y parar los dientes los números 1-5. En las piezas permanentes se utilizan para los cuadrantes 1-4 y para los dientes los números 1-8.

NOMECLATURA En una pieza se puede describir:

Corona; -Cara externa, que se llaman cara vestibulares o labiales en los dientes anteriores y bucal en los posteriores.

-Cara interna, mira hacia la lengua o hacia el paladar de manera que se puede llamar lingual en la mandíbula y palatina en la maxilar.

-Superficie en que se opone frente a frente se denominan interproximales de forma que tenemos una cara más cercana a la línea media de la boca que es la cara medial, y una cara más alejada que es la cara distal. La cara medial de un diente normal estará pegando con la cara distal del diente anterior siendo la única excepción los incisivos cuyas caras mediales se unen.

-Superficie masticatoria: son las superficies que ocluyen. En los dientes anteriores se llaman borde incisal y es el borde cortante. En los posteriores a las caras oclusales o superficies maticatorias.

Raíz;

La cara vestibular, lingual, mesial y distal es igual que la corona. La raíz acaba en un vértice que es del ápex o vértice.

Al describir los accidentes morfológicos es útil dividiera la corona y raíz en tercios;

División en tercios mediante líneas horizontales:

 

Corona:

o

Tercio cervical.

o

Tercio medio.

o

Tercio incisal u oclusal.

Raíz:

o

Tercio cervical de la raíz.

o

Tercio medio.

o

Tercio apical.

Líneas verticales que discurren en sentido vestíbulo-lingual:

 

Corona y raíz:

o

Tercio mesial.

o

Tercio medio.

o

Tercio distal.

Líneas verticales que discurren en sentido mesio-distal:

Corona y raíz:

o

Tercio vestibular.

o

Tercio medio.

o

Tercio lingual.

También tenemos una serie de ángulos: formados por la confluencia de dos caras contiguas y que se designan en función de las caras que formen dicho ángulo: por ejemplo mesoincisal-oclusal. Distoincisal-oclusal.

ACCIDENTES MORFOLÓGICOS

Corona:

-Protuberancias:

Cúspides; es una zona sobre elevada con forma de pico punta que se observa en las superficies oclusales de los dientes posteriores y en el borde incisal de los caninos. Los vértices que confluyen en el vértice, se llaman rebordes o crestas cuspídeas y son líneas que sobresalen del esmalte.

Cíngulo; es una abultamiento que se encuentra en el tercio cervical de la superficie lingual de los dientes anteriores.

Reborde vestibular; la zona sobre elevada, longitudinal, que se extiende en sentido cérvico- oclusal y que está presente en caninos y premolares siendo más llamativo en los primeros premolares que en el segundo.

Reborde cervical; zona sobre elevada, longitudinal, que se extiende en sentido mesio-distal en el tercio cervical de la superficie vestibular de los dientes temporales y molares permanentes.

Reborde oblicuo; sólo se observa en los primeros molares maxilares permanentes. En la superficie oclusal. Va desde la cúspide medio-lingual hasta la disto-vestibular. Se forma por la fusión de crestas triangulares de ambas cúspides.

Reborde transverso; se observan los molares y unen en sentido vestíbulo-lingual a las cúspides entre sí y también se observa la superficie oclusal.

Reborde marginal; tiene una orientación vertical en dientes anteriores y se sitúa limitando la superficie lingual. En los posteriores son horizontales y limitan a la superficie oclusal. (En cada pieza hay dos rebordes).

-Depresiones, fosas y surcos;

Surcos de desarrollo: son disposiciones lineales, profundas y que están separando los lóbulos de desarrollo de una pieza dentaria o están separando partes importantes de una pieza.

Surcos suplementarios; se disponen de forma aleatoria en la superficie dental y suelen ser de tamaño más pequeño.

Fosas: son unas depresiones más o menos profundas que se observan en la superficie lingual de dientes anteriores, por encima del cíngulo y en la superficie oclusal de dientes posteriores.

En el fondo de surcos y fosas pueda haber fisuras y fóvea que no son más que profundización es de los mismos hacia la pulpa dentaria. En estas fóveas y fisuras se pueden originar caries.

Raíz:

Los dientes pueden tener un número variable de raíces:

Uniradicular; son los dientes anteriores y los premolares mandibulares. También el segundo premolar maxilar. Dos raíces; molares mandibulares y primer premolar maxilar. Tres raíces; molares maxilares.

En los dientes multiradiculares hay que distinguir el tronco radicular que esta parte no dividida de la parte dividida que se denomina región furcada. La furcación es el punto de división de la raíz

INCISIVOS En la boca tenemos 4 incisivos por arcada; dos centrales y dos laterales en cada una.

Los incisivos tienen diferentes funciones; así sirven para cortar la comida, función estética y de soporte del labio y también para ayudar a la pronunciación. Se dividen en corona y raíz. En la corona hay cuatro caras y un borde que a continuación veremos.

Rasgos de clase.

-Cara vestibular;

Coronas, cuya longitud cérvico-oclusal es mayor que la mesio-distal, (es decir son más largos que anchos por lo que tienen forma rectangular.) se estrechan hacia el cuello. El ángulo mesio-incisal suele ser más recto y el disto-incisal más redondeado excepto en el incisivo central inferior en el que los algunos son rectos. El contorno mesial de la corona es más recto que el distal que es más convexo excepto en los incisivos centrales inferiores en los que ambos son rectos. Las zonas de contacto mesial y distal se sitúan en el tercio incisal pero la zona de contacto mesial es más incisal que la distal, excepto en el incisivo central inferior donde las superficies de contacto están al mismo nivel. La línea cervical es convexa, sin curva hacia la ápex.

En la raíz, el cuello cervical tiene un diámetro mesio-distal es menor que el vestíbulo-lingual, excepto en el incisivo central superior en el que ambos diámetro son iguales. El ápex está ligeramente encorvado hacia distal excepto en el incisivo central superior que puede no estarlo. La raíz se estrecha hacia el ápex. Ésta, tiene más longitud que la corona aunque en el incisivo distal superior es pequeña.

-Cara lingual; en el tercio cervical hay un abultamiento que es el cíngulo y sobre este se sitúa la fosa lingual. La corona por lingual es más estrecha que por vestibular, (es decir converge hacia lingual). La cara lingual está limitada por los rebordes marginales mesial y distal que van a converger en el cíngulo.

-Caras proximales (mesial y distal); la corona tiene forma de cuña con el contorno vestibular convexo y lingual convexo también en su tercio cervical, por la prominencia del cíngulo, y cóncavo hasta el borde incisal. (es más llamativo por mesial que por distal.) La línea cervical es convexa hacia la corona, viéndola desde aquí. El borde incisal en los maxilares se sitúa vestibular aleje de la raíz. En los mandibulares se sitúa lingual ha dicho eje. La cresta de la curvatura, (que es el mayor abultamiento que se observa en la cara vestibular), tanto por vestibular como por lingual se localiza en el tercio cervical. En la cara proximal de la raíz hay una depresión longitudinal que en incisivos superiores se sitúa en la cara mesial mientras que en los inferiores se presenta tanto mesial como en distal.

-Borde incisal; en todos los incisivos, el diámetro mesio-distal máximo de la corona coincide con la longitud del borde incisal. El contorno vestibular es ligeramente convexo.

La corona se estrecha hacia lingual. Se puede ver la fosa lingual y la prominencia del cíngulo.

Rasgos de las arcadas. En general, los dientes mandibulares son más pequeños, más asimétricos y más lisos que los maxilares. En los incisivos mandibulares, los cíngulos y el reborde marginal se encuentran menos desarrollados que los maxilares. En los mandibulares las fosas linguales son casi inaparentes. La raíces son más planas en los mandibulares, mientras que en los maxilares son más cónicas. El borde incisal maxilar es vestibular al eje de la raíz, mientras que mandibulares es longitudinal aleje de la raíz. Las coronas maxilares son más anchas que las mandibulares. Los son más convexos en maxilares y más rectos en mandibulares. La superficie de contacto entre dientes adjuntos son más incisales en los maxilares que en los mandibulares.

Incisivo central superior.

-Cara vestibular;

Es el diente que tiene la corona más larga. Es el diente que tiene la corona más ancha. El borde incisal está ligeramente inclinado hacia distal porque el contorno distal de la corona es más convexo que el contorno mesial. El ángulo mesio-incisal es correcto y el disto-incisal es más redondeado. La raíz es más larga que la corona.

El ángulo mesio-incisal es correcto y el disto-incisal es más redondeado. La raíz es más larga
El ángulo mesio-incisal es correcto y el disto-incisal es más redondeado. La raíz es más larga
El ángulo mesio-incisal es correcto y el disto-incisal es más redondeado. La raíz es más larga
El ángulo mesio-incisal es correcto y el disto-incisal es más redondeado. La raíz es más larga

En el tercio cervical de la raíz está el arco en el que el ángulo vestíbulo- lingual es igual al mesial-distal.

-Cara lingual;

Presenta un cíngulo descentrado hacia distal. El reborde marginal mesial es más largo que el distal. La raíz tiene una depresión en el tercio medio.

-Cara proximal;

El borde incisal está en línea con el eje de la raíz o desviado hacia vestibular.

-Borde incisal;

Desde la visión incisal tiene forma triangular en la que la base contribuye el contorno vestibular y los lados y el vértice al contorno lingual. El diámetro mesio-distal es mayor que vestíbulo-lingual También se ve el cíngulo descentrado hacia distal con el reborde marginal más largo que el distal.

A veces el diente presenta una ligera torsión hacia lingual de su ángulo disto-incisal.

Incisivo lateral superior.

-Cara vestibular:

Su longitud mesio-distal es menor que la el incisivo central, por lo tanto es más estrecha. Las raíces son más largas con respecto a la corona. El contorno mesial de la corona es más o menos recto y el distal es bastante convexo. El ángulo mesio-incisal es recto y el disto-incisal redondeado. El borde incisal está muy inclinado hacia distal.

En la raíz, a nivel del tercio cervical, el diámetro mesio-distal es inferior al vestíbulo-lingual.

-Cara lingual;

La fosa lingual es más pequeña que en el central pero más profunda. El cíngulo está centrado. El reborde marginal mesial es más largo que el distal.

-Cara proximal: es idéntica a la cara del incisivo central. Corona en cuña, de presión en la raíz, etc La diferencia está en el tercio cervical donde el diámetro vestíbulo-lingual es mayor que el mesio-distal.

-Borde incisal;

La longitud medio-distal es mayor que la vestíbulo-lingual. El contorno de la corona es más bien triangular aunque no tan definido como en el incisivo central. El contorno vestibular es más plano que lingual.

bien triangular aunque no tan definido como en el incisivo central. El contorno vestibular es más
bien triangular aunque no tan definido como en el incisivo central. El contorno vestibular es más

El cíngulo está centrado y el borde incisal es correcto (sin torsión).

Diferencias entre los incisivos central superior y lateral.

A pesar de que ambos tienen coronas más largas y anchas, los incisivos centrales son más cuadrados y los laterales más rectangulares. Los ángulos, en el incisivo lateral soma redondeados mientras que en el central el mesio-incisal es recto y el disto-incisal es redondeado. El borde incisal en ambos, se inclina hacia distal (es más llamativo en los incisivos laterales.) El cíngulo en el incisivo central está desviado hacia distal mientras que en lateral está centrado. La raíces en los incisivos laterales son más largas que en los centrales. Los rebordes marginales mesiales son más largos que los distales. (Pero esto es más llamativo en el incisivo lateral que en el central.) La corona tiene un diámetro mesio-distal mayor que vestíbulo-lingual siendo más llamativo en el incisivo central.

En el tercio cervical de la raíz, el diámetro mesio-distal es mayor que el vestíbulo-lingual que son idénticos en el incisivo central y en el lateral es vestíbulo-lingual mayor que mesio-distal.

Incisivo central inferior. Es el diente más simétrico de todos. -En su cara vestibular; presenta una superficie lisa. Los contornos mesial y distal son rectos.

Los ángulos mesio-incisal y disto-incisal son rectos. La superficie de contacto por mesial y por distal se sitúa al mismo nivel, ambas cerca del borde incisal. Las raíces son más largas que la corona. El diámetro vestíbulo-lingual es mayor que el mesio-distal. El ápex se inclina hacia distal. El diámetro mesio-distal de la corona es menor que la del incisivo central superior.

-Cara lingual; tiene una superficie lisa con el ángulo poco desarrollado y centrado. Los rebordes marginales y la fosa lingual casi no se distinguen.

-Cara proximal;

Presenta el borde incisal, al igual que el línea con el eje de la raíz. La línea cervical es muy convexa a la corona sobre todo por mesial. La cresta de la cubierta tanto por mesial como por distal se sitúa en el tercio cervical. El contorno lingual de la corona es convexo en el tercio cervical y sólo ligeramente cóncavo en el resto. En la raíz hay depresiones de desarrollo longitudinalmente tanto por mesial como por distal. Tienen formas muy planas: el diámetro vestíbulo-lingual es mucho mucho mayor que el mesio-distal (sobre todo en el tercio cervical de la raíz.)

-El borde incisal;

El diámetro vestíbulo-lingual de la corona es mayor que el medio-distal. (esto es al contrario que en los maxilares.) Tienen un contorno más bien oval. El cíngulo está centrado y se ve como un diente simétrico.

Incisivo lateral inferior. Es algo más grande que el incisivo central y es menos simétrico.

-Cara vestibular: tiene una superficie más bien lisa que se parece bastante al incisivo central aunque menos simétrico.

El contorno mesial es recto y el distal es más convexo. La corona, en su tercio cervical está ligeramente inclinada hacia distal. La superficie del conducto mesial es más incisal que la distal pero ambas se sitúan en el tercio incisal. El ángulo mesio-incisal es recto y el disto-incisal es más redondeado. Las raíces también son más largas que las coronas, son planas y con un diámetro vestíbulo-lingual mucho mayor que mesio-distal y su ápex no se inclina hacia distal.

-Cara lingual: también tiene una ángulo, pero desviado hacia distal con la fosa lingual y los rebordes marginales poco llamativos.

-Cara proximal: es casi idéntica a la cara central, con un borde incisal ligeramente en línea con el eje de la raíz. La corona tiene una forma de cuña, con la cresta de la curvatura vestíbulo-lingual situada en el tercio craneal y con depresiones ligeram