Sunteți pe pagina 1din 8

1) Busca información sobre el escritor de la obra literaria Charlie y la fábrica de

chocolate. A continuación marca como verdadera o falsa cada una de las siguientes
premisas, indicando dónde están los diferentes errores.

- Roald Dahl nació en Gales, 1916, y se trasladó a París donde vivió hasta 1960.
- Escribió una biografía titulada "Boy".
- Sus obras están dirigidas tanto a los jóvenes como al público adulto.
- Charlie y la fábrica de chocolate ha sido la única obra de Roald Dahl adaptada al
cine.
- Desde muy joven, Roald Dahl quiso ser escritor publicando más de cincuenta
cuentos infantiles.
2) Tim Burton ha sido el encargado de la última adaptación cinematográfica de
Charlie y la fábrica de chocolate. Infórmate sobre la trayectoria profesional de este
peculiar director y comenta brevemente su filmografía. ¿Por qué se le atribuye a Tim
Burton una inclinación hacia lo gótico, lo fantástico y lo romántico? Argumenta tu
respuesta.
3) Imagina que encuentras un billete dorado que te permite visitar la fábrica de
chocolate. Describe cómo te gustaría que fuera el mundo de Wonka y narra tus
aventuras en el imperio del chocolatero. A continuación, crea un dibujo que ilustre
tu texto y coméntalo con los/as compañeros/as.
4) El chocolate es un alimento basado en el cacao y sus diversas variedades son la
base de múltiples recetas culinarias. Busca una receta donde el chocolate sea el
protagonista y preséntala en clase. Podéis organizar un concurso donde se premien
las recetas por su originalidad, sencillez, valor energético, etc.
5) Varias obras de literatura infantil y juvenil han sido adaptadas al cine. Averigua el
título de tres largometrajes basados en una obra literaria y escribe la síntesis
argumental de cada uno de ellos. ¿Por qué crees que la industria del cine escoge
cuentos y novelas para sus producciones? Argumenta tu respuesta y compártela con
los/as compañeros/as.

Además de Charlie y la fábrica de chocolate, ¿qué otra obra publicó Roald Dahl?
a) La vieja del bosque
b) James y el melocotón gigante
c) El filósofo y el pescador

¿Qué otra película de Tim Burton está protagonizada por Johnny Depp?
a) Bitelchus
b) Big Fish
c) Eduardo Manostijeras

¿Cómo se llama el dueño de la fábrica de chocolate?


a) Willy Wonka
b) Peter Wonka
c) Louis Wonka

¿Cuál de estos alimentos no es un ingrediente del chocolate?


a) Vino
b) Azúcar
c) Cacao

El chocolate es originario de ...


a) Asia
b) África
c) América
Une con flechas cada nombre con la fotografía y descripción correspondiente.

Niño glotón.
Mike Teve

Niña mimada
Violet por sus padres.
Beauregarde

El
Augustus protagonista.
Gloop

Una niña que


Veruca Salt masca chicle
todo el día.

Charlie Bucket
Un niño que no
hace más que
mirar la tele.

- El Sr. Wonka es un señor muy simpático y generoso ¿Estás de acuerdo? ¿Es


realmente así o sólo lo es en apariencia?

- ¿Crees que el comunicado que envía a la prensa tiene alguna intención que sólo él
conoce? ¿Has descubierto tú cuál era esa intención? ¿Qué opinas de ello?

- ¿Te parece correcta la forma en que el Sr. Wonka transportó a los Ooampa-
Looampas hasta su fábrica?

- ¿Crees que Roald Dahl está haciendo una crítica al comercio de esclavos negros
realizado por Inglaterra durante el siglo XIX? Investiga sobre el llamado “triángulo
del comercio” y podrás encontrar la solución a esta cuestión.

- De los cinco niños premiados, cuatro son problemáticos. ¿Lo son por alguna razón
especial? ¿Qué papel ha jugado la familia en cada uno de ellos?

- ¿Qué opinas de los padres de Charlie? ¿Y de su abuelo Joe?

NOS VAMOS A LA COMPRA

• Investiga de dónde procede el chocolate y quién lo trajo a España.


• Entra en un supermercado y observa las diferentes marcas de chocolate.
Anota en la tabla que te ofrecemos los datos siguientes:

Marca

Porcentaje de cacao

Con leche, sin leche


(chocolote negro), con frutos,
sin frutos

Ingredientes además del


chocolate: conservantes,
colorantes, emulgentes…

Información nutricional:
calorías por 100 g., hidratos
de carbono, proteínas,
grasas, minerales y
vitaminas.

EMPEZAMOS POR EL AUTOR

• Investiga más sobre la vida del autor y haz una biografía que no te ocupe más
de dos páginas.

• Haz una relación de sus obras.

• Investiga cuáles se han llevado al cine y haz una lista de las mismas.

• Haz una encuesta entre tus compañeros y amigos sobre los libros que han
leído de Dahl y las películas que han visto. ¿Qué libros y películas has visto tú?
¿Cuáles son tus preferidas?

Primera parte. Comprensión de la lectura Primera parte. Comprensión de


la lectura

Capítulos 1-4
1) ¿Quiénes componen la familia de Charlie?

2) Describe brevemente la casa donde vive Charlie.

3) ¿Cuál es el misterio que rodea a los trabajadores de la fábrica de chocolate?

Capítulos 4-8
4) Di el nombre y describe brevemente a los niños afortunados que encontraron los
cuatro primeros billetes dorados. Señala también cómo lograron encontrar los
billetes.

5) Di tu opinión personal sobre estos niños ¿Te parecen simpáticos? ¿Crees que son
felices? ¿Crees que sus padres los han educado bien? Justifica tu respuesta.

Capítulos 9-12
6) Resume cómo encontró Charlie el último billete dorado (cuantos intentos
anteriores había hecho, quién le había dado el dinero, por qué compró Charlie los
bombones, etc.).

Capítulos 13-28
7) Di el nombre de las principales estancias de la fábrica de chocolate y descríbelas
brevemente, diciendo cómo son, qué se fabrica en cada una de ellas y cómo se
hace.

8) En estos capítulos se desvela el misterio de los trabajadores de la fábrica de


chocolate ¿quiénes eran?

9) La desaparición de los niños es justo castigo por su mal comportamiento. Señala


cómo desaparece cada uno de los niños visitantes de la fábrica y por qué.

Capítulos 29-30
10) ¿Qué le regala el señor Wonka a Charlie? ¿Qué cambio supone para Charlie y su
familia este regalo?

Segunda parte. El autor y su obra.

11) Lee la información sobre el autor que te proporciona tu libro y señala dónde
nació Roald Dahl, dónde vivió a lo largo de su vida y qué otros libros para niños
escribió además de Charlie y la fábrica de chocolate. Puedes completar la
información acudiendo a Internet. Y conseguirás “puntos extra” si descubres cuáles
de las obras de este autor se han llevado al cine y apuntas en una ficha técnica el
año de la película, el director y los actores protagonistas.

Tercera parte. Tu opinión personal

12) La lectura. ¿Cómo conseguiste el libro? ¿Dónde lo leíste? ¿Cuánto tardaste en


leerlo? ¿Te enganchó la lectura o te costó mucho terminarlo?

13) En general. Escribe un breve párrafo donde cuentes si te ha gustado este libro y
por qué. Piensa en si te parece un libro apropiado para tu edad, si la historia te
engancha, si los personajes te parecen atractivos, si la manera de contar la historia
es divertida…

14) Los personajes. Escoge el personaje que más te haya llamado la atención y
justifica tu elección.

15) Los momentos. Escoge el momento que más te haya gustado o emocionado del
libro y justifica tu elección.

16) Los temas. En Charlie y la fábrica de chocolate se tocan muchos temas que
tienen que ver contigo y con el mundo. Di dónde y cómo aparecen reflejados en el
libro los siguientes temas, como en el ejemplo:
• La pobreza: Respuesta. Aparece reflejada en la familia de Charlie. En el libro se ve
cómo se puede ser pobre y honrado y generoso. Los que tienen pocas cosas en el
libro no son los más egoístas.
• La suerte.
• La educación de los niños.
• La esclavitud.
• La importancia de la familia.

17) La enseñanza. Un buen lector se dará cuenta de que, además de ser un libro
divertido, Charlie y la fábrica de chocolate pretende también enseñar algunas cosas.
¿Qué crees que te ha enseñado o pretendido enseñar este libro?
OBJETIVOS:
Que los alumnos logren:
• Alfabetizarse en medios de comunicación.
• Acercarse a la literatura.
• Distinguir que a través del cine y la literatura se puede analizar la misma historia
desde diferentes soportes
Para este proyecto seleccionamos como punto de partida, el texto “Charlie y la
fábrica de chocolate" es una novela publicada en español por la editorial Alfaguara.
Su autor; Dahl es un excelente escritor de Literatura juvenil. Su obra ha sido
traducida a muchos idiomas e incluso algunos de sus libros han sido llevados al cine,
siendo este el caso de “Charlie y la fábrica de chocolates”.
Por su ingenio, por su ternura, por su imaginación y por su clarividencia merece ser
leída y disfrutada a fondo esta historia tan original y, a la vez, por su fondo, tan
clásica. Una hermosa y entretenida manera de formar a los niños en valores como la
familia y la esperanza, la generosidad y la inocencia. Tan apto para niños a partir de
los diez años como para adolescentes imaginativos, y tan apropiado para padres
como para abuelos. Un cuento que apuesta por las familias como deben ser y, sobre
todo, por los niños como deben ser. Eso sí, todo con mucha imaginación y sutileza.
Una historia dulce, rica, dura… y buena, muy buena: como el chocolate.
COMPARACIÓN ENTRE EL FILM Y EL LIBRO
La relación entre cine y literatura es compleja y tiene larga data, a veces es amena
y satisfactoria, y, otras veces, la mayoría, es una lucha sin cuartel, de tironeo y
rencillas eternas. La conclusión típica, salvo las contadas excepciones, es que el
cine bastardea la literatura, frase trillada: “el libro es siempre mejor que la película”.
Lo que ocurre habitualmente es un masacramiento por parte de la película con
respecto al libro
Ahora bien, ¿qué ocurre con Charlie y la fábrica de chocolate? Pues algo muy digno
de tener en cuenta. La adaptación de Tim Burton es extremadamente fiel (salvo los
detalles que iremos marcando) cuasi calcada en la mayoría de sus partes a la obra
literaria.
Charlie, la película, es puramente cinematográfica, cien por cien audiovisual.
El director norteamericano pasa de ser un cineasta profesional, para ser un
imaginador profesional.
La lectura de Charlie, el libro, despierta nuestras papilas gustativas, y dispara
nuestra imaginación: ¿cómo será la fantástica fabrica Wonka?, ¿cómo?, ¿qué son
ríos de chocolate?, ¿cómo que el pasto se puede comer?, ¿qué gusto tendrá?, ¿cómo
que un Oompa Loompa canta canciones increíblemente improvisadas?, y así
interminables preguntas que despiertan sensaciones y buscan respuestas, allí,
donde sólo el lector tiene acceso.
Charlie, el libro, es un desborde de imaginación que difícilmente quepa en un lector
común, nos cuesta imaginar todo lo que Roald Dahl nos dice, tanta maravilla. La
curiosidad nos invade. Y ahí es cuando entra la profesión de Tim Burton, excelso
licenciado en imaginación visual. Logra traducir la riqueza de Roald Dahl, en
imágenes tan fantásticas, su mente tiene un ensanchamiento tal, que él sí puede
captar la magnífica fábrica Wonka con lujo de detalles, y ofrecérsela al espectador.
Si volvemos al libro luego de ver la película, se produce el sumun de la felicidad.
Tim Burton nos da una mano a los lectores actuales, una ayudita para que el libro
sea captado en su totalidad tal cual Roald Dahl lo imaginó y lo quiso.
Ahora bien, realizando un análisis más profundo e intentando dejar de lado el aroma
a chocolate, hay detalles que la película aporta o quita de la versión original que es
necesario destacar.
La obra del autor galés nos introduce en su mundo particular a través de la
presentación de los personajes, como si fuera el reparto de una obra de teatro, o por
qué no, de una película. En el film, en cambio, es la ostentosa y maravillosa fábrica
lo que llega a nuestros ojos, con una voz en off que relata casi de manera textual, lo
que está escrito en el libro, pero evitando la presentación cuasi cinematográfica que
hace el libro, es decir, Tim Burton evita lo visual que sí presenta Roald Dahl en el
libro. Sería caer en un lugar común decir que el libro es muy visual, lo que le restaría
importancia literaria. Tim Burton, quizás consciente de esta falacia decide hacer
justicia, ir para el lado opuesto: obviar las partes visuales del libro.
Por supuesto, y es un análisis que evitaremos, hay elementos inherentes al lenguaje
cinematográfico que apuran la acción. En los siete primeros minutos ya sabemos
todo lo necesario sobre el protagonista de la novela, de su familia y de su contexto
social y espacial. Del mismo modo que en el magnífico libro. Tim Burton da cátedra
sobre presentación e introducción visual a una historia.
Una diferencia aparece al comienzo de la película: el abuelo de Charlie no trabajó en
la fábrica Wonka; sin embargo, así lo relata en el film. Quizás este elemento sirva
para que los relatos sobre las proezas de Willy Wonka cobren veracidad. La fidelidad
con respecto a la obra literaria es asombrosa, pero Tim Burton actualiza
permanentemente esta historia, matizándola con elementos de crítica social. Hay
una imagen que no puede despegarse de mi recuerdo: la inauguración de la fábrica.
Y ante este asombroso hecho, los abuelos besándose. ¡Cuánta gente se alegraría
hoy ante la apertura de una fuente de trabajo, sobre todo en nuestro país, y de esta
manera, con tal gesto amoroso!
En la página 24 del libro ya está presentado el núcleo del relato: el misterio de los
obreros y la noticia de los billetes dorados. Aquí comienza la búsqueda frenética del
pasaporte hacia la fábrica más famosa del mundo: la fábrica de Willy Wonka, el
chocolatero. Claro está, tanto en el libro como en la película, en esta carrera tienen
más posibilidades aquellos que poseen más recursos. El fenómeno del mercado y el
niño como consumidor es actualizado por Tim Burton, quien le agrega nacionalidad
a los niños que obtienen los billetes dorados; el chocolate Wonka llega a las más
recónditas partes del planeta. El director, también, aporta elementos de la
modernidad caracterizando a los niños desde el hoy: Mike Teve, por ejemplo, juega
a los jueguitos electrónicos y está empapado de violencia. Sin embargo, el mensaje
en ambos (director y escritor) es el mismo.
Algunas diferencias temporales también están presentes en el film: el padre de
Charlie ya no se queda sin trabajo porque la fábrica ha cerrado sino que es la
consecuencia de las ventas y el impacto de la modernidad lo que ocasiona su
desempleo. Así mismo, vemos algunas actitudes distintas en Charlie, quien quiere
vender su boleto para ayudar a su familia, aunque de ningún modo esto interfiere
en la empatía y el afecto inmediato que le produce este niño tanto al lector como al
espectador. Digámoslo, se redobla la apuesta sobre la industrialización excesiva, los
recursos humanos; la crítica económica presente fuertemente en el libro, en el film
se aggiorna y se intensifica, tal vez dirigiendo mejor los cañones contra el
capitalismo feroz de mercado. Brillante el chiste visual que Tim Burton propone
sobre las compuertas frías y grises como toda fabrica que encubren un mundo de
colores y que se cierran frente al paso de los concursantes.
En la obra de Roald Dahl, el personaje Willy Wonka es unidimensional; en cambio,
en la película no sólo adquiere más protagonismo sino que le sirve al director para
introducir los cambios más importantes con respecto a la obra literaria: la infancia
de éste, la relación conflictiva con su padre (eje transversal; incluso la mirada crítica
hacia los padres es más dura en el libro que en el film) y la dimensión psicológica
compleja de este personaje no han sido siquiera contempladas por el autor pero
perfectamente éste podría haberlo hecho: el padre de Willy Wonka es doblemente la
encarnación del mal: Es dentista y encima su papel está interpretado por
Christopher Lee. El colmo del terror.
Los diálogos en el libro están tan bien construidos que casi no es necesaria una
adaptación. Siempre lo que primero se modifica en el traspaso fílmico es la
supresión de los diálogos por unos nuevos inventados por algún guionista estrella de
Hollywood. Dejar los diálogos casi sin modificar es un gesto de inteligencia puro.
Aquí sólo se acentúan los caracteres de los niños como así también la competencia
feroz entre algunos de ellos. Las letras de las canciones interpretadas por los
Oompa-Loompa son textuales y aparecen en los títulos del film como escritas por el
autor galés. En el film la vestimenta de estos pequeños trabajadores está realizada
en base a cuero vinílico que le aporta un carácter casi fetichista. Los números
musicales están trabajados por Tim Burton, con la inestimable colaboración de su
habitual y genial ladero Danni Elfman, como verdaderas coreografías propias de un
musical de Broadway lo que acentúa lo antes dicho, el puro placer visual propio de
un musical en cine se justifica sólo en eso, en el puro placer visual y no en su
sentido practico, no es real que la gente se ponga a cantar y bailar así nomás, sin
embargo, los Oompa Loompa sí lo hacen en el libro y en la película.
Por razones más que justificadas, en la película sólo entran acompañando a cada
niño, un adulto y no dos como en libro. Tanta gente no cabría en el cuadro
cinematográfico. El retrato arrojado es un guiño al lector del texto escrito.
Y si de guiños hablamos, Tim Burton no sólo hace referencia al libro sino también a
fragmentos concretos de la historia del cine y de películas representativas. Esto lo
hace con una intención cómica, por una parte, por ejemplo, en el momento en que
Mike Teve entra a la bañera y se copian fielmente los planos de Psicosis y la célebre
escena del baño, y, de reescritura, por otra parte, con respecto a 2001: Odisea del
espacio de Kubrick . Aquí el monolito misterioso de la versión original se transforma
en una deliciosa barra de chocolate a la que solo Charlie se atreve a acceder,
quitándole toda la implicancia intelectual y filosófica que representaba en el film de
Kubrick. Esto, lejos de ser una aversión, es un planteamiento de banderas sobre lo
que Tim Burton entiende que tiene que ser el cine realizado a partir de textos
literarios, un disfrute permanente y no una pose intelectual ridícula. No es
casualidad la referencia a Hitchcock, uno de los más visuales y menos intelectuales
de los directores existentes en el séptimo arte.
Ya sobre el final encontramos acentuadas las diferencias entre el lenguaje visual y el
escrito. Por una parte, en el film se le plantea a Charlie una elección que no aparece
en el libro: Willy Wonka le otorga su fábrica sólo si él es capaz abandonar a su
familia. Obviamente, Charlie ni por todo el oro o dulce del mundo renunciaría al
espacio reparador y contenedor por excelencia. En el texto escrito, en cambio, el
mejor chocolatero del mundo le entrega a Charlie su fábrica y lleva a toda su familia
a vivir allí, terminando de este modo con mucho más que el hambre que éstos
sienten.
Como a modo de cierre reparador sobre una línea traumática en torno a Willy
Wonka que el guión cinematográfico ha echado a rodar, al final, se agrega la
reconciliación –mediada por Charlie- entre Willy y su padre, el dentista.
A su vez, en el film, se elige concluir con la misma voz en off del comienzo; sin
embargo, esa voz proviene de un pequeño Oompa Loompa, y la cámara en
retroceso nos devela los mecanismos de representación cinematográficos: una
máquina de hacer nieve por encima del paupérrimo pero feliz hogar de Charlie. Tim
Burton desnuda el relato cinematográfico como tal, con el fin de acercarnos al relato
textual. Nos dice: “esto que acabamos de ver es un libro, un buen libro,
representado visualmente”.
MATERIALES
Texto : "Charlie y la fábrica de chocolate" de Roal Dahal
FILME: "Charlie y la fábrica de chocolate" de Tim Burton
FICHA TÉCNICA DEL FILME
Titulo original: Charlie and the Chocolate Factory
Dirección: Tim Burton
Producción: Brad Grey y Richard D. Zanuck.
Año de producción: 2005
Duración: 113 min.
Guión: John August; basado en el libro de Roald Dahl
Fotografía: Philippe Rousseot
Música: Danny Elfman
Intérpretes: Jhonny Depp Freddie Highmore, David Kelly, Helena Bonham Carter,
Noah Taylor, Missi Pyle, James Fox, Deep Roy.
ACTIVIDADES GENERALES
Lectura de la novela Charlie y la fábrica de chocolates.
Comentarios sobre lo leído.
Indagación de conocimientos previos: ¿Conocen el filme?, ¿Conocen algunos de los
actores?, etc.
Proyección del filme:
-Observación total del filme y análisis con comentarios orales espontáneos de
valores y comportamientos humanos.
-Observación parcial del filme: se analizarán algunas escenas importantes para ser
“comparadas” con las que ellos imaginaron mientras leían la novela.
Reflexión grupal del argumento a través de la conversación resaltando valores y
comportamientos sociales e individuales.
Jugar con las coreografias de los oompa loompas.
Debate en el aula sobre las diferentes sensaciones que se pueden percibir a partir
de los distintos soportes.
Buscar la intertextualidad entre el filme y el texto literario.
EVALUACIÓN
Se evaluará la participación, compromiso e interés que manifiesten cada uno de los
alumnos en las actividades orales y escritas.