Sunteți pe pagina 1din 3

EPISODIO de KUNG-FU (KWAI CHAN CAIN – SALTAMONTES) David Carradine

LA LEY DEL TALION. Ojo por Ojo.

• Hambre hay en todas partes. No es mejor dejarla morir, que forzarla a vivir?
• Toda vida es sagrada. Toda unión entre un hombre y una mujer es siempre recompensada.
Fuera de eso, no hay vida, pero de esa unión, la vida puede continuar.
• Entonces debe defenderse siempre la vida?
• La espina defiende a la rosa. Y lastima sólo a aquellos que hurtan la flor que brota de la planta.

• Señor estoy en deuda con usted.


• No más de lo que la hoja debe a la raíz. Con agua y sol, ambas crecen juntas.

• La vida que lleva dentro, es un don del cielo.


• Sólo que no deseo ese don.
• El niño puede ser afeado por la infelicidad de su origen.
• Todo es sucio. Sólo quiero ver la muerte en la cara de ese sargento.
• Daría eso belleza a la criatura?
• Nada se la dará.
• Nada?
• Sabe algo respecto a la guerra?
• Se todo sobre la guerra. La palabra que usan para cubrir la desnudez del crimen.
• Los yanquis quemaron nuestra propiedad. No quedó nada para que volviéramos. Escogimos
un pedazo de tierra. Un día mí padre y mi hermano fueron al pueblo, llegaron esos soldados y
me dejaron esto en el vientre.
• Está lastimada? siente dolor?
• Pronto me sentiré mejor.
• La venganza aliviará su dolor?
• Sí. Sé que será algo muy dulce.

Otra escena.

• El sufrimiento lo trae uno mismo?


• No, saltamontes.
• Lo trae otro?
• No.
• Entonces, uno mismo y otro?
• Acaso tu ojo se metió en tu puño?
• Entonces, buscaré el modo de pagar?
• Cuál es la deuda?
• Mi sufrimiento.
• La venganza es un buque con agujero. No lleva nada dentro, sólo la promesa de un vacío
eterno.
• Tengo que pagar las injurias siempre con bondades?
• Hay que pagarlas con justicia y perdón, pero la bondad, siempre con bondades.
• En el duelo murieron el hermano y el otro. Ella quiere ir por los otros dos. Quiero ver muertos
a esos dos. Si yo no tengo derecho a la venganza quién lo tiene?
• Ponte en contacto con lo que sientes. Así traerás al mundo una nueva vida. (los dolores del
parto).
• Siente la arena. Las grandes aguas se estrellaron contra las rocas y de esas poderosas fuerzas
nació la suave y sedosa arena.
• Tengo miedo, no sé que voy a hacer.
• Ve las cosas bellas que te rodean. Y oye los sonidos llenos de paz.
• Oigo mis propios latidos y los dolores.
• La mariposa vuela bajo la luz del sol. El incienso de la salvia. La risa del viento. Piense en eso.
• Lo siento ahora.
• Confíe.
• No sé qué va a pasar. Nunca vi un nacimiento.
• (Saca una planta). Ves? La cáscara que protege a la semilla se ha abierto. Y desde dentro, este
retoño ha brotado. Sencillamente, y con más belleza tu semilla la alcanzará, según la
naturaleza. Buscando aire y sol para su propia vida.
• Pero tengo miedo de lo que pasará.

Otra escena.

• El miedo es el enemigo. La confianza es la coraza.


• Saltamontes: Sin saber siquiera lo que pasará, no es ser sabio tener miedo?
• Maestro PO: El que se conquista así mismo es el guerrero más valioso. Haz lo que tengas que
hacer, con el corazón tranquilo.
• Maestro, cómo puedo saber lo que es posible para mí?
• Mira bien el color del cielo. Y escucha el batir de las alas del ave. Busca en el aire el perfume
del hielo en un caluroso día. Si has encontrado esas cosas, entonces lo sabrás.

• No alimentarás a tu hijo?
• No tengo leche.
• No mirarás a tu hijo?
• No tengo un hijo, tengo un niño.

Otra escena.

• Saltamontes, que te preocupa?


• Estoy avergonzado.
• Sentir vergüenza sin causa es un desperdicio. Estar avergonzado por una causa, también lo es.
Pues deberías vivir corrigiendo el mal del que te avergüenzas.
• Maestro, desperté anoche sin ver nada, sin oír nada y tenía miedo.
• A qué?
• A la muerte.
• Aquel que sabe cómo vivir, no debe temer a la muerte. Camina sin miedo al rinoceronte, ni al
tigre. No será herido en batalla.
• Cómo puede ser eso?
• En él, el rinoceronte no hallará dónde hendir su cuerno. El tigre, dónde clavar su zarpa. Y las
armas, no podrán herirle.
• Porqué es de esa forma?
• Porqué es de esa forma?
• El hombre que sabe cómo vivir, no tiene sitio en su alma para la muerte.

• El niño, mi hijo ha muerto.


• Le entrega el cuerpo en los brazos.
• De un día de nacido.
• No sabemos, al despertar, si lo que vimos en sueños no existe. No sabemos, antes de morir, si
la muerte no es el mayor de los gozos.
• Era mío. Mi propio hijo. Amé a mi hermano, a mi madre, pero mi hijo era parte de mí. Quiero
amarlo, Quiero abrazarlo. Quiero amarlo. Qué puedo hacer? Qué puedo hacer? (lo quiere
cuando ya murió? Siempre es que somos....)
• Sufrir.
• Se lo quita y lo entierra.
• Venganza es lo que quieres, papá?
• Tú eres la única esperanza. Le entrega una espada para venderla y conseguir dinero.
• Kwai: Debo marchar pronto.
• Mujer: Qué debo hacer?
• Qué sientes?
• Odio. Llena el vacío que mi hijo me dejó.
• El odio es como beber agua salada. La sed se hace mayor.
• Es que no entiendes lo que siento?
• He visto al gusano de seda. Teje una hebra pensando que se protege a sí mismo. Pero es su
tumba. El odio es un capullo que has tejido. No podrá protegerte jamás del sufrimiento.
• Pero son mis sentimientos. Qué debo hacer con ellos?
• Tal vez queda espacio para sepultar tu odio, en esa pequeña tumba que acabamos de
abandonar.
• Necesito tiempo para pensar a solas. Y considerar esto comparando con tus doctrinas.
• El poder ser uno mismo es nuestra fuerza interior.
• Qué clase de hombre eres tú?
• Un hombre igual que los demás.
• No. Eres diferente.
• Has conocido a pocos hombres.
• Padre: Eres un hombre, has algo. Han ultrajado a mi niña.
• Romperé el collar, cuyas cuentas son venganza. Ya vi bastantes muertes. Terminaré con esto.
Quiebra la espada.
• Si yo no tengo derecho a la venganza quién lo tiene?
• Nadie.