Sunteți pe pagina 1din 8

METODOS DE OXIGENOTERAPIA.

Propósito: Administrar oxígeno a través de la vía aérea en cantidad


suficiente para mantener las necesidades metabólicas del organismo.

RRHH: 1 Operador.
RRMM: - Fuente de oxígeno.
- Sistema de oxígeno.
- Frasco lavador con agua destilada según dispositivo a utilizar.
- Material de fijación.

Procedimiento:
 Lávese las manos.
 Seleccione el sistema de administración de oxígeno adecuado para el
niño teniendo en cuenta edad y patología.
 Lleve el material a la unidad del niño.
 Explique el procedimiento al niño y/o familiar.
 Coloque al niño en posición semisentado.
 Observe estado de higiene de narinas y cavidad bucal.
 Coloque al niño el dispositivo de oxígeno elegido, fijándolo por
encima de las orejas y hacia delante por debajo del mentón. Si es
necesario fije el dispositivo a las mejillas del niño colocando apósito
de duoderm en la piel para evitar lesiones por presión.
 Observe la tolerancia del niño al sistema de oxigeno seleccionado.
 Lávese las manos.
 Registre en historia clínica: dispositivo seleccionado, tolerancia hora y
firma.

EL OXIGENO ES UN GAS MEDICINAL Y POR LO TANTO DEBE


SER ADMINISTRADO CON INDICACION Y DOSIS PRECISAS.

Consideraciones generales:

La principal función del pulmón es efectuar el intercambio gaseoso, para


obtener una adecuada concentración de oxígeno en la sangre y eliminar el
anhídrido carbónico producido por el organismo. En ésta función participan
los siguientes procesos:
Ventilación: volumen total de aire que se moviliza en una respiración, como
su distribución en los alvéolos.
Difusión: mecanismo por el cual el oxígeno y el anhídrido carbónico pasan a
través de las membranas alvéolo-capilares.
Flujo sanguíneo: a nivel del capilar-pulmonar, el cual debe ser adecuado en
volumen y además distribuido uniformemente a todos los alvéolos que son
ventilados.
La eficacia del intercambio gaseoso que se realiza a nivel pulmonar depende
de la relación entre la V (ventilación) y Q (perfusión). La causa principal de
hipoxemia e hipercapnea es el desequilibrio entre V/Q.
Los dispositivos de administración de oxígeno se clasifican en: de bajo flujo y
de alto flujo.
Dentro de los dispositivos de bajo flujo tenemos:
Cánula nasal: Consta de 2 cánulas que se introducen en ambas fosas
nasales, se fija por detrás de las orejas ajustándolas por debajo del mentón y
están unidas a una tubuladura que se conecta por su extremo distal a la
fuente de oxígeno.
En pediatría se usa con flujos de hasta 3 l/min. y se alcanzan
concentraciones entre 24% y 32%.
Ventajas: Fácil de usar.
No interfiere en la alimentación ni en la administración de
medicación.
Es útil en terapia a largo plazo tanto intra coma extrahospitalario.
Desventajas: Fi O2 es variable.
Puede producir lesiones de apoyo en lactantes y recién
nacidos.
En pediatría no se usa a más de 3 litros. Por encima de 2 litros
se debe usar frasco lavador para evitar sequedad e irritación de
la mucosa nasal.
Máscara facial simple: Dispositivo de plástico suave, transparente que
presenta respiradores laterales por los que salen el anhídrido carbónico
exalado.. Se coloca sobre la nariz y la boca y se ajusta a la cara del niño
mediante un elástico que se coloca alrededor de la cabeza.
El flujo de oxígeno es de 5 a 8 l/min. y se alcanzan concentraciones de O2
entre 40% y 60%.
Ventajas: Permite administrar concentraciones mayores de O2 que la cánula
nasal.
No produce sequedad de las mucosas ya que debe usarse
siempre con frasco lavador.
Desventajas: FiO2 es variable.
No puede ser usada a flujos menores a 5 l/min ya que se
produce reinhalación de anhídrido carbónico.
No es práctica en terapia a largo plazo ya que interfieren en la
alimentación, comunicación y administración de medicación.
En niños puede aumentar el nivel de ansiedad.
Máscara con reservorio: Similar a la facial simple, con la diferencia que se
adiciona una bolsa de reserva de oxígeno, cuyo propósito es conservar el
oxígeno y permitir su re-espiración de de la bolsa de reserva. Existen
dispositivos con válvula espiratoria y sin válvula espiratoria.
El flujo de oxígeno utilizado es entre 8 y 15 l/min y se alcanzan
concentraciones de oxígeno de hasta 90%.
Ventajas: La bolsa permite concentraciones altas de oxígeno ya que la
misma permanece llene de un flujo de oxígeno continuo.
Eficaz en tratamientos a corto plazo.
Desventajas: Puede provocar lesiones faciales ya que debe permanecer
firmemente apretada contra la cara del niño.
No permite combinar con otros tratamientos como inhaladores
o nebulizaciones ya que eso provoca cambios bruscos de
concentraciones de oxígeno lo que favorece la formación de
atelectasias.
No está indicada en tratamientos a largo plazo ya que puede
provocar toxicidad por oxígeno.

Máscara de Venturi: Funciona por el sistema de Bernoulli sobre la entrada


de aire: por cada litro de oxígeno que pasa por un orificio dado, entrará una
porción de aire ambiental, variando el tamaño del orificio y el flujo de
oxígeno, se obtiene una FiO2 determinada.
La máscara va acompañada de un conector jet específico, que puede ser
único y disponer de un dial que permite seleccionar la FiO2 a administrar.
Ventajas: Está indicada en niños con insuficiencia respiratoria aguda grave y

con hipoxemia e hipercapnea.


Permite administrar una concentración exacta. La FiO2 se
mantiene constante independientemente del patrón respiratorio del
niño.
Desventajas: Puede producir irritación local.
Interfiere en la alimentación, hidratación y comunicación del
niño.
Debe mantenerse firmemente apretada contra la cara.

CUIDADOS GENERALES DE ENFERMERIA.

• Mantener al niño en posición semisentado.


• Se debe valorar al niño tan frecuentemente como sea necesario.
• Monitorizar saturación de oxígeno según necesidad. (Mínimo una vez
por turno).
• Corroborar en cada turno el flujo de oxígeno administrado.
• Vigilar el nivel de agua del frasco lavador en cada turno y realizar
higiene del mismo y cambio del agua en el turno de la mañana.
• Mantener la vía aérea permeable.
• Las conexiones deben controlarse evitando la formación de bucles,
acodamientos y desconexiones accidentales.
• Realizar higiene y secado de los dispositivos de oxígeno cada vez
que sea necesario.
• Vigilar la aparición de signos y síntomas asociados a complicaciones.
• Prevenir lesiones dérmicas en los puntos de presión relacionados al
sistema de administración de oxígeno utilizado.
• Cuando estamos usando máscara con reservorio debemos vigilar que
la bolsa de reserva permanezca insuflada durante la espiración y
parcialmente desinsuflada durante la inspiración.
INHALOTERAPIA.

Propósito: Administrar mediante inhalación una solución de partículas


suspendidas en el aire para depositarse en el árbol traqueobronquial.

RRHH: 1 Operador.
RRMM: Bandeja conteniendo:
• Tarjeta con indicación.
• Inhalador .
• Inhalocámara según edad del niño.

Procedimiento:
• Lávese las manos.
• Prepare la bandeja
• Explique el procedimiento al niño y/o familiar.
• Coloque al niño en posición semisentado.
• Destape el inhalador, póngalo en posición vertical (en forma de L) y
agítelo de arriba hacia abajo manteniéndolo en posición vertical.
• Acople el inhalador a la inhalocámara.
• Coloque la máscara de la inhalocámara sobre la cara del paciente
abarcando nariz y boca.
• Presione el inhalador para dejar pasar una dosis del medicamento a
la inhalocámara.
• Pídale al niño que respire normalmente (5 a 10 veces), o cuente hasta
10 manteniendo la inhalocámara puesta.
• Retire la inhalocámara.
• Repita el procedimiento según la dosis indicada esperando unos
segundos entre cada administración.
• Valore la tolerancia del niño.
• Lave la inhalocámara con agua y jabón séquela y guárdela.
• Lávese las manos.
• Registre en historia clínica, hora, dosis y firma.
AEROSOLTERAPIA.

Propósito: Facilitar la dispersión de una solución medicamentosa en


partículas muy pequeñas por la acción de una corriente continua de aire
comprimido u oxígeno adquiriendo una velocidad considerable que la
impulsa a distancia en forma de niebla.

RRHH: 1 Operador.
RRMM: Bandeja conteniendo:
• Tarjeta con indicación.
• Nebulizador con máscara o boquilla de acuerdo a la edad del niño.
• Jeringa con 3cc de Suero fisiológico.
• Medicación.
• Fuente de oxígeno o aire comprimido.

Procedimiento:
• Lávese las manos.
• Prepare la bandeja.
• Explique el procedimiento al niño y/o familiar.
• Coloque al niño en posición semisentado.
• Cargue el nebulizador con el suero fisiológico y la medicación
indicada.
• Conecte el nebulizador a la tubuladura y ésta a la fuente de oxígeno.
• Coloque la mascarilla del nebulizador cubriendo la nariz y la boca,
(verifique que la mascarilla sea la adecuada: fenestrada), si se
dispone del nebulizador con boquilla, pida al paciente que ajuste los
labios a la boquilla y respire por la boca mientras dura la nebulización.
• Abra la fuente de oxígeno a 6 l/min.
• La nebulización termina a los 6 minutos que comenzó.
• Lave el nebulizador y guárdelo en bolsa plástica en la unidad del niño.
• Lávese las manos.
• Registre en historia clínica: hora, medicación, tolerancia y firma.

USO DEL SATUROMETRO.


Propósito: Controlar de manera no invasiva la saturación de oxígeno en
sangre arterial del usuario.

Consta de un sensor que emite dos tipos de luz: - una roja


- una infrarroja.
El sensor computa la saturación basándose en la cantidad de luz roja e
infrarroja captada por él.

VALORES NORMALES: ENTRE 95% - 100%

LUGARES DONDE SE COLOCA EL SENSOR:

• Dedos de manos y pies.


• Lóbulo de la oreja.
• Palma de la mano.
• Planta del pie.
• Muñeca (palpando el pulso radial, en RN, lactantes hasta 4 Kg).

ACCIONES DE ENFERMERIA:

• Elija el sensor adecuado al tamaño del usuario.


• De ser necesario limpie con alcohol al 70% la zona donde se colocará
el sensor.
• Controle que los sensores queden alineados.
• Cuando la saturación es permanente se debe cambiar cada 3 horas la
colocación del sensor para evitar lesiones de piel.

LA SATURACION DE OXIGENO SE DEBE CONTROLAR A TODO


USUARIO QUE INGRESE CON PATOLOGIA RESPIRATORIA Y SE
REALIZARÁ CADA VEZ QUE SEA NECESARIO.(MINIMO UNA VEZ POR
TURNO).

FACTORES QUE PUEDEN AFECTAR LA LECTURA:

• Movimiento.
• Luz externa.
• Anemia.
• Frialdad periférica o vasoconstricción.
ASPIRACIÓN DE SECRECIONES NASOFARÍNGEAS.

Definición: Es la extracción de secreciones de la vía aérea superior


mediante aspiración por presión negativa.

Propósito: Liberar la vía aérea de secreciones para facilitar el intercambio


gaseoso.

RRHH: 2 Operadores.

RRMM: Bandeja conteniendo:


- Sonda de aspiración estéril de calibre adecuado a la edad del
usuario.
- Gasas.
- Guantes limpios.
- Agua destilada para el lavado de la sonda.
- Aspiración central o portátil con sus correspondientes conexiones.
- Fuente de oxígeno.

Procedimiento:
• Lavado de manos.
• Explicar el procedimiento al niño y/o familia.
• Determinar cuando fue la última ingesta (debe mediar entre 20 a 30
minutos de la última ingesta).
• Llevar la bandeja conteniendo el material necesario a la unidad del
usuario y colocarla en un lugar seguro.
• Colocar al usuario en posición semisentado.
• El operador se coloca los guantes.
• El asistente abre el extremo de la sonda y lo conecta al aspirador.
• El operador toma la sonda y mide la distancia del lóbulo de la oreja
hasta la punta de la nariz. ( es la medida que se debe introducir de la
sonda)
• El ayudante abre la aspiración.
• El operador introduce la sonda por la narina del usuario (hasta la
medida antes obtenida) con movimientos circulares dándole una
dirección hacia atrás y abajo.
• Retire la sonda con movimientos circulares y aspirando.
• Limpie la sonda con la gasa.
• El tiempo de aspiración no debe ser mayor a 15 segundos.
• Realizar igual maniobra en cada narina.
• Repita la operación de ser necesario.
• Aspirar cavidad bucal por último evitando reflejo nauseoso.
• Aspirar agua destilada para liberar de secreciones la tubuladura.
• Terminada la maniobra descarte todo el material.
• Lave el frasco de aspiración.
• Retírese los guantes y lávese las manos
• Registre en historia clínica: hora, tolerancia del procedimiento,
características y cantidad de las secreciones, firma con letra legible.