Sunteți pe pagina 1din 38

UTN – FRRO

DEPARTAMENTO DE INGENIERIA ELECTRICA

AÑO 2004

Trabajo final de
Electromedicina

Tema:

“CONTADORES
HEMATOLOGICOS”

Profesores: Ing. Juan José Salerno

Ing. Edgardo Marino

Alumnos: Germán Serafini

Martín Fernández
INTRODUCCION

El objetivo principal de este trabajo será el estudio del principio de


funcionamiento con el que operan los Contadores Hematológicos más
comunes de hoy en día.

Previo a ello, será necesario dar a conocer algunos conceptos


generales sobre Hematología; en particular, de los distintos
componentes sanguíneos que un contador puede ser capaz de medir.

Para completar el tema, se realiza una introducción a la


interpretación de analíticas, lo cual es de vital importancia para el
operador poder discriminar el correcto funcionamiento del equipo que
se encuentra operando.

Son anexados, al final del trabajo, las características de algunos


Contadores Hematológicos de diferentes fabricantes.
CONCEPTOS BÁSICOS DE HEMATOLOGÍA

La sangre que circula por nuestras venas, corazón, arterias y


capilares contiene nutrientes, electrolitos, hormonas, vitaminas,
anticuerpos, calor y oxígeno. Además, a través de ella se eliminan
desperdicios y dióxido de carbono. Nuestra sangre está compuesta
por un 22% de elementos sólidos y un 78% de agua. La cantidad
total de sangre o volemia es un 8% del peso corporal. Los
componentes de la sangre incluyen:

• Plasma, es la parte líquida de la sangre en la que están


suspendidas las células sanguíneas
• Glóbulos rojos (eritrocitos)
• Glóbulos blancos (leucocitos) incluyendo:
• Linfocitos
• Monocitos
• Granulocitos, y éstos últimos a su vez incluyen:

- Eosinófilos

- Basófilos

- Neutrófilos

• Plaquetas (trombocitos)

Veamos qué es cada uno de estos elementos sanguíneos.

Glóbulos rojos o eritrocitos

Son células de forma de disco y bicóncava con un diámetro promedio


de 7,5 µm y un espesor que llega a 2 µm en sus bordes y que no
alcanza 1 µm en el centro. Constituyen el 99% del total de células en
la sangre.

Fig 1 - Imagen de Glóbulos Rojos

Su membrana tiene ciertas propiedades de permeabilidad (utilizadas


precisamente por el contador para la ruptura del glóbulo). La función
principal del glóbulo rojo es la de transportar oxígeno hacia los
tejidos
y traer de vuelta el dióxido de carbono hacia los pulmones. La
capacidad para el transporte de oxígeno es debida al alto contenido
de hemoglobina, que es una molécula formada por 4 grupos Hemo
(protoporfirina que contiene Fe++ en su núcleo) y cuatro moléculas
de globina. Cada molécula de hemoglobina puede unir cuatro
moléculas de oxígeno, lo que confiere una alta capacidad de
transporte de oxígeno a la hemoglobina. Luego veremos la
importancia que se le da a esta capacidad de transporte de oxígeno
en una analítica y cómo seremos capaces de medir la cantidad de
hemoglobina por glóbulo rojo.

A los glóbulos rojos también se les denomina hematíes.

Glóbulos blancos o leucocitos

El papel de la sangre no se reduce al transporte de materiales dentro


del cuerpo. Los glóbulos blancos son una fuerza vital de defensa
contra organismos extraños. También funcionan como nuestro “aseo
urbano” ya que limpian y eliminan células muertas y desechos. Los
leucocitos son células de forma redondeada mientras circulan en la
sangre y adoptan formas muy variadas cuando salen de los vasos
sanguíneos. Su diámetro oscila entre 11 y 18 µm. Muchas infecciones
estimulan a la médula ósea a liberar a la corriente sanguínea grandes
cantidades de leucocitos que normalmente están en reserva, lo que
se evidencia como un aumento en el número de células blancas en la
sangre periférica. Este incremento es fácilmente detectado con una
simple hematología y contribuye notablemente en una primera
aproximación diagnóstica.

Segmentados neutrófilos

Los leucocitos polimorfonucleres neutrófilos son las células blancas


predominantes (65 - 75 %) en la sangre periférica del adulto normal.
Su tamaño es homogéneo, entre 12 a 15 µm y se caracterizan por
presentar un núcleo con cromatina compacta segmentado en 2 a 5
lóbulos conectados por delgados puentes. Su citoplasma contiene
muchos gránulos finos color púrpura, que contienen abundantes
enzimas destructoras, así como una sustancia antibacteriana llamada
lisoenzima, necesarias para la lucha contra los gérmenes extraños. La
principal función de los neutrófilos es la de detener o retardar la
acción de agentes infecciosos o materiales extraños. Su propiedad
más importante es la fagocitosis, es decir, son capaces de ingerir
bacterias y pequeñas partículas.
Fig. 2 - Imagen de un Neutrófilo en medio de glóbulos rojos

Eosinófilos

Los eosinófilos son los granulocitos maduros fácilmente identificables


por la presencia de grandes gránulos color naranja en su citoplasma.
El eosinófilo maduro es redondeado, con un diámetro entre 12 y 17
µm y un núcleo generalmente bilobulado. Su porcentaje respecto del
total de leucocitos suele estar entre el 1 y el 4%. Un aumento en su
número frecuentemente acompaña a reacciones contra parásitos.

Fi. 3 - Imagen de un Eosinófilo

Basófilos

Son el grupo menos numeroso dentro de la serie blanca,


representando aproximadamente el 0,5% del total. Se distinguen del
resto por sus gránulos oscuros, que con frecuencia oscurecen los
detalles del núcleo. Contienen grandes cantidades de heparina e
histamina y su función es la de participar en reacciones de
hipersensibilidad inmediata, tales como reacciones alérgicas
secundarias a picaduras de insectos.
Fig. 4 - Imagen de un Basófilo

Linfocitos

Los Linfocitos, sin lugar a duda, son una de las células más complejas
ya que se diferencian en dos, Linfocitos T, que se diferencian en el
timo (aproximadamente el 70 – 80% de los linfocitos en sangre
periférica) y los linfocitos B, que se diferencian en la médula ósea.
Los linfocitos T tienen una vida media de varios años y
sorprendentemente conservan memoria inmunológica. Aparte de todo
esto, que es mucho para una célula tan pequeña, existen diferencias
estructurales y funcionales que aún están en fase de estudio. Como
verá todo esto es mucho para lo que se pretende, que es
simplemente una iniciación a la hematología. Así que para nosotros
los linfocitos serán unas células con un tamaño entre 11 y 18 µm y
con un citoplasma periférico alrededor de su núcleo.

Fig. 5 – Imagen de un linfocito

Monocitos

Los monocitos son los grandes fagocitos mononucleares de la sangre


periférica. Son un sistema de células fagocíticas producidas en la
médula ósea, que viajan como tales por la sangre, para luego
emigrar a diferentes tejidos como hígado, bazo, pulmones, ganglios
linfáticos, hueso, cavidades serosas, etc., para convertirse en esos
tejidos en macrófagos libres o fijos, cuyas funciones se corresponden
con lo que se conoce como sistema mononuclear-fagocitario. Los
monocitos varían considerablemente en tamaño, entre 10 a 30 µm de
diámetro, con una relación núcleo/citoplasma de aproximadamente
2:1 y su núcleo frecuentemente muestra forma de herradura o de
riñón. Su citoplasma es abundante y de color gris azulado, contiene
muchos y finos gránulos púrpura, pudiendo estar acompañados de
vacuolas blanquecinas.

Fig. 6 - Imagen de Monocito

Plaquetas

Las plaquetas son fragmentos de citoplasma de megacariocitos, que


circulan como pequeños discos en la sangre periférica. Su citoplasma,
que es muy granular, se tiñe de azul claro a púrpura. No tiene núcleo
y su concentración normal en la sangre periférica está entre 150.000
y 450.000 unidades por microlitro. Su tamaño relativo es muy
pequeño y oscila entre los 0,8 y 1,7 μm.

Fig.7 – Imagen de plaquetas entre glóbulos rojos


¿Qué es lo que nos muestra un contador hematológico?

Un contador hematológico básicamente nos dará un recuento de las


células mencionadas y además unos parámetros que dependen de la
cuenta.

Tabla 1 - Serie Blanca

Para la serie blanca, cuyos valores normales se representan en


porcentaje y en valores por litro de sangre, vemos que aparecen las
cinco poblaciones de blancos y además un valor nuevo, llamado WBC
(White Blood Count), que es la suma de las cinco poblaciones.

Tabla 2 - Serie Roja


Para la serie roja tenemos un montón de parámetros, a pesar de que
habíamos dicho que son las células más sencillas. Vamos a ver qué es
cada uno de estos parámetros y cómo se obtienen:

RBC (Red Blood Count) es el número total de glóbulos rojos.

HGB, hemoglobina. El valor de la hemoglobina nos da una idea de la


cantidad o mejor dicho de la capacidad de esa sangre para
transportar oxígeno.

HCT El Hematocrito es la fracción de la sangre total correspondiente


a los glóbulos rojos (hematíes). En otras palabras, es la relación entre
el volumen ocupado por los glóbulos rojos y el correspondiente a la
sangre total. Depende principalmente de la concentración de
hemoglobina.

MCV Volumen corpuscular medio. Es el valor medio del volumen de


cada hematíe. Se calcula a partir del hematocrito y el número de
hematíes.

MCH expresa el valor medio del contenido de hemoglobina que existe


en cada hematíe.

MCHC corresponde a la concentración de hemoglobina en un decilitro


de hematíes y se calcula a partir de la concentración de hemoglobina
por litro en sangre y el valor hematocrito.

RDW Ancho de distribución de los glóbulos rojos. Se considera como


normal un valor en torno a 12. Mientras mayor sea este factor mayor
disparidad habrá en los tamaños de los hematíes. El contador
representa una curva de hematíes que debe ser como la de la figura
siguiente.
PLT indica la cantidad total de plaquetas.

MPV es una media del volumen plaquetar. Suele estar entre 7 y 8. Es


interesante ver cómo la medida de las plaquetas frente al volumen
debe presentar un aspecto como el de la figura.
CONTADORES HEMATOLÓGICOS

No existe un método único para contar células, lo cual implica que


hay en el mercado varios modelos de contadores hematológicos y
cada uno de ellos realiza su función de una manera determinada;
aunque, como es lógico, los parámetros que miden y los resultados
de sus mediciones sí son los mismos. Nosotros nos centraremos en
este artículo en un contador hematológico concreto y determinado.
Para este caso hemos escogido los contadores Coulter por su sencillez
y uso extendido; no queremos decir con ello que sea el mejor o el
único modelo existente; simplemente es el escogido por nosotros
para este propósito.

¿Qué debe hacer un contador Hematológico?

Un contador hematológico debe contar, como mínimo, la serie blanca


(glóbulos blancos) y la serie roja (glóbulos rojos). Es decir, el total de
rojos y el total de blancos, sin hacer completa distinción entre las
poblaciones de células que componen cada una de las series. A esto
se le llama CBC (Complete Blood Count).

Aparte de esta cuenta, un contador hematológico también debe


proporcionarnos la cuenta de toda la serie blanca; es decir,
diferenciación entre los componentes de la población blanca. Esto es
lo que se llama Modo Diff (White Blood Differential, Diferencial).

A parte de estos dos parámetros anteriores, un contador


hematológico también podría medir una diferenciación mayor entre
células; es decir, que sea capaz de distinguir células maduras de
inmaduras, aunque esto es algo que veremos más adelante.

A continuación en este apartado, se describen los diferentes


principios de funcionamiento de ambos métodos, el CBC y el Diff,
describiendo además algunas características particulares de cada
uno.

Principio de funcionamiento del CBC

Así pues, tenemos que contar células, todas ellas en la misma


disolución y -para complicar más la cosa- de tamaños muy similares.
Vamos a ver cómo lo haremos. Una opción consiste en separar un
determinado tipo de células y contarlo. Esta idea podría ser buena:
probemos, pues, a contar la serie roja por un lado y la serie blanca
por otro. Pero incluso en el caso más favorable, que sería el de poder
separar todas las células, persistiría el problema de fondo ¿Cómo las
vamos a contar? La respuesta es: mediante un método sencillo,
midiendo una corriente eléctrica. Veamos la figura siguiente:

Fig.1 - Modelo esquemático de contador de células

El principio de medida consiste en rellenar un recipiente o cazoleta


con un líquido conductor. Dentro de él introducimos un segundo
recipiente (no conductor) del mismo líquido. Ambos se comunican
mediante un pequeño orificio, de tamaño comparable al de una
célula. Si aplicamos una corriente constante y aspiramos líquido de
uno de los recipientes o cazoletas, veremos que se producen
variaciones en la diferencia de potencial (DDP) entre ambos
recipientes cuando el orificio que comunica ambas cazoletas es
atravesado por una célula. Cuando la resistencia aumenta debido al
paso de una célula por el orificio también se produce un aumento del
voltaje. Mediante la medida de la amplitud del pulso nos hacemos
una idea del tamaño de la célula.

Así pues, el efecto que se produce es el de unos picos de tensión


cuya amplitud nos indica el tamaño de la célula. Observando la figura
siguiente lo comprenderemos mejor.
Fig. 2 - Representación de las variaciones en la DDP producidas por el
paso de células a través del orificio

En este ejemplo (lectura de células de la serie roja), vemos que


cuando pasa un glóbulo rojo por el orificio, se produce un pico de
mayor amplitud que el que se produce cuando pasa una plaqueta, lo
cual es bastante razonable si tenemos en cuenta la diferencia de
tamaño de ambas células (en la figura anterior RBC significa Red
Blood Cell y PLT, Plaquetas)

Para la serie blanca tenemos algo muy parecido, por no decir lo


mismo. La única diferencia es que de los blancos se distingue entre
tres tipos de células (monocitos, linfocitos y granulocitos, sin
posibilidad de hacer distinción en estos últimos según su variedad).
Fig 3 - Cuenta de la serie blanca

Vemos en la gráfica de la Fig.3 anterior, que según el tamaño del


pulso podemos distinguir entre tres poblaciones: linfocitos, monocitos
y granulocitos, aunque sin capacidad de diferenciar a estos útimos en
eosinófilos, basófilos y neutrófilos. Esto es debido a su similar
tamaño.

Vamos a fijarnos ahora en el tamaño de las células. En la Fig 3


anterior vemos que desde 35 fl hasta 360 fl hay población de blancos
y en la gráfica de la Fig. 2 podíamos ver que desde 36 fl a 360 fl
puede haber población de rojos. Esto nos indica que forzosamente
habrá que separar los dos tipos de células y la manera más sencilla
de hacerlo será eliminando a las de un tipo. Lo que se hace es medir
en dos cámaras distintas. En una de ellas contamos todo, es decir
blancos y rojos, pero el orificio que comunica ambas cámaras es muy
estrecho, de manera que casi exclusivamente pasarán rojos y
plaquetas (los glóbulos blancos son de mayor tamaño que los rojos),
y si pasa algún blanco lo podremos rechazar ya que provocará un
pulso mucho mayor. Esto último no debe preocuparnos, ya que el
número de blancos que pase será despreciable frente al de rojos.

En la otra cámara lo que se hace es introducir una sustancia por la


que los rojos tienen cierta afinidad, con lo que tienden a dejarla pasar
a través de su membrana. Esto produce que se “rompan” (o lisen) los
glóbulos rojos y liberen hemoglobina. En cuanto tengamos esta
solución la haremos pasar por la apertura que separa ambos
recipientes y detectaremos los pulsos que origina, pulsos sólo debidos
a la serie blanca.

Al observar el proceso descrito, nos daremos cuenta de que la


solución que hay en la cámara que utilizamos para medir los
elementos de la serie blanca tiene que ser de color rojo, ya que se
han “roto” todos los glóbulos rojos y éstos han liberado la
hemoglobina. Viendo el color de esta solución nos podemos hacer la
idea de cuánta hemoglobina tiene la sangre, pues a más rojo mayor
cantidad de hemoglobina. Ya puestos, podemos utilizar un fotoemisor
y un fotorreceptor para medir la cantidad de hemoglobina contenida
en la sangre.

Características del Método CBC de un Contador

El instrumento emplea un sistema de medición no óptico que provee


un rango de medición que excede las 6.000 células individuales por
segundo con un intervalo de conteo de 15 segundos. Una suspensión
de células sanguíneas es pasada a través de un pequeño orificio
simultáneamente con una corriente eléctrica. Las células sanguíneas
individuales pasando a través del orificio producen un cambio de
impedancia (resistencia) en el orificio el cual está determinado por el
tamaño de la célula. El sistema cuenta las células individuales y
provee distribución de tamaños. El número de células contadas por
muestra es aproximadamente 100 veces mayor que los recuentos
microscópicos, reduciendo el error estadístico aproximadamente 10
veces”(1).
• El número de pulsos eléctricos indica la cantidad de partículas
que pasan a través de la apertura y el tamaño de los pulsos es
proporcional al volumen de las partículas (2,3,4,5)
• Los contadores modernos aún siguen usando este método, el
cual es el método de referencia para recuentos de células
• Los contadores realizan este recuento por triplicado para
eritrocitos, leucocitos y plaquetas
• Este sistema es actualmente el método de referencia para el
recuento de células y es usado por todos los fabricantes de
contadores celulares.

Algunas limitaciones del Método

Las limitaciones de este método están relacionadas con los tipos de


partículas a medir. Como condición básica las partículas en estudio
deben ser menos conductoras de electricidad que el medio en que
están disueltas, el tamaño de las partículas a medir debe estar entre
el 2 y el 60 % del diámetro de la apertura.

¿Como se diferencian los Eritrocitos, Leucocitos y Plaquetas?

Los sistemas COULTER poseen 2 baños, uno de eritrocitos y otro de


leucocitos, en el baño de eritrocitos se encuentra una apertura de 50
µm y en el de los leucocitos otra de 100 µm.
En cada apertura se realizan 3 recuentos de 4 segundos y se obtiene
el promedio (en el caso de STKS y GEN-S, estos poseen 3 aperturas
de eritrocitos y 3 de leucocitos por lo que la lectura sólo dura 4
segundos y se obtiene el promedio de las 3 aperturas)
En el baño de los eritrocitos el sistema identifica los eritrocitos como
aquellas partículas que poseen un volumen igual o mayor que 36
fL(femtolitro), en este mismo baño se realiza el recuento de
plaquetas las cuales tienen un volumen entre 2 y 20 fL, en los
contadores COULTER si existe un recuento pequeño de plaquetas, el
tiempo de recuento se extiende por 4 segundos más, a fin de tener
un mayor valor estadístico.
En el baño de leucocitos posterior a la dilución con diluyente
isotónico, se aplica agente lisante, el cual destruye la membrana
citoplasmática de eritrocitos y leucocitos, permaneciendo los núcleos
intactos. Es así que las partículas que midan 35 fL o más son
contadas como leucocitos. Hay que hacer notar que los núcleos de
eritroblastos si existiesen también son contados, por lo que si el
instrumento señala sospecha de su presencia se deben buscar en el
frotis y de tener un número considerable, se debe corregir el recuento
de leucocitos.
Posterior al recuento de leucocitos y utilizando la reacción química del
lisante con la hemoglobina libre en la mezcla, se mide un complejo
químico estable a 525 nm, el cual dependiendo del instrumento,
puede ser realizado en el mismo baño o en una cubeta de flujo
especialmente diseñada.

Consecuentemente los parámetros medidos son: Eritrocitos (RBC),


Leucocitos (WBC), Plaquetas (PLT) y Hemoglobina (Hgb).

Los parámetros derivados de las mediciones de volumen: Volumen


corpuscular medio (VCM), Ancho de distribución eritrocitaria (ADE) y
Volumen plaquetario medio (VPM).

Los parámetros calculados son: Hematocrito (Hct), Hemoglobina


corpuscular media (HCM) y concentración corpuscular media (CHCM).

¿Como se obtienen los histogramas de leucocitos, eritrocitos y


plaquetas?

Como se mencionaba anteriormente el analizador mantiene una


estadística de los volúmenes celulares, y luego realiza una
distribución de cantidad relativa versus volumen de estas tres
poblaciones, la separación de volúmenes se hace con una resolución
de 256 canales para cada parámetro.
Diferenciación entre componentes de la población blanca
(Diff)

Hasta aquí hemos medido el CBC, es decir, el total de rojos y el total


de blancos, sin hacer distinción entre las poblaciones de células que
componen cada una de las series.

Pero ahora nos quedaría poder distinguir entre los tres diferentes
tipos de granulocitos: Neutrófilos, Eosinófilos y Basófilos. Este
procedimiento es algo más complicado, por lo que requiere otra
tecnología propia, no tan elemental como la del CBC (técnicamente
llamada tecnología VCS).
Fig 4 - Sistema que permite aislar los diferentes tipos de células
sanguíneas.

Principio de funcionamiento del Diff

Con este sistema lo que se consigue es hacer pasar un pequeño flujo


a través de un conducto estrecho de manera que podamos aislar las
células. Ahora sólo queda poder distinguir el tipo de célula. Para ello
nos basaremos en la medida del volumen celular mediante la
impedancia que presenta al paso de la corriente continua, la
conductividad al aplicar radiofrecuencia y la dispersión al hacer incidir
sobre la célula una luz láser. Esto es un proceso bastante delicado,
así que vamos a ahondar un poco en ello.
Impedancia al paso de la corriente continua

Como hemos visto, la medida de la CBC (Complete Blood Count), se


basa en mantener una corriente constante, de tal manera que cuando
la resistencia aumenta debido al paso de una célula por los orificios,
también se produce un aumento del voltaje. Midiendo la amplitud del
pulso podemos determinar el tamaño de la célula.

Conductividad

Mediante este proceso se determina el volumen y composición


interna de la célula, sometiendo ésta a una alta frecuencia (RF). El
motivo de emplear esta técnica no es otro que el de distinguir células
del mismo tamaño pero de distinta composición interna. Veamos
como se comporta la célula al aplicarle RF.

Fig 5 - Símil eléctrico para representar una célula

Los capacitores C1 y C2 de la Fig 5 anterior, representan la


membrana de la célula, R1 el núcleo de la misma y R2 el diluyente.
Podemos deducir que la conductividad es una función inversa de la
densidad de la célula.

Opacidad

La opacidad es una relación matemática entre los datos obtenidos


para radiofrecuencia e impedancia y nos da una idea del tamaño de la
célula y la composición de su núcleo. Células cuyo núcleo ocupe
prácticamente la totalidad del tamaño de la célula (como los
linfocitos) tienen valores bajos de opacidad, mientras que células con
núcleo pequeño en relación con su tamaño (como los neutrófilos)
tienen valores altos de opacidad.
Dispersión de luz láser

La medida de la dispersión de luz cuando el láser incide sobre una


célula es un proceso bastante complejo. Esta medida se realiza
mediante la diferencia entre la luz recibida en ausencia de célula y la
luz recibida cuando una célula está presente en el canal.

Fig 6 - Dispersión de la luz de un laser en una célula

Vemos, en la figura anterior, que la amplitud del pulso varía en


función del tamaño de la célula.

Como resumen diremos que la medida de impedancia (DC) nos da


una idea de tamaño total de la célula, RF/Opacidad nos da una
idea de la densidad celular y la dispersión láser una idea del
tamaño de su núcleo. Combinando estos valores para cada célula
estamos en condiciones de decir a qué población pertenece y así
poder encuadrarla dentro de un histograma.
Vemos también que se emplean dos tecnologías distintas, una de
ellas es la medida de la impedancia en corriente continua y la
segunda es algo más complicada ya que al mismo tiempo tratamos
con impedancia en corriente continua, radiofrecuencia y dispersión de
luz láser. Como ya hemos comentado a lo largo de este apartado, la
primera se llama CBC (Complete Blood Count) y la segunda se
conoce como Diff (diferencial). Esto es muy importante ya que nos
permitirá saber de qué módulo del contador hematológico provienen
cada uno de los datos que se representan en una analítica.

Características del Método Diff

La muestra (sangre) es mezclada con el rectivo Erythrolyse


(contenido en el reactivo Scatter Pack), lo cual produce una rápida
lisis de los eritrocitos y reduce los restos celulares sin alterar los
leucocitos. Posterior a esta reacción se agrega el reactivo StabiLyse,
el cual actúa como preservante de los leucocitos a fin de que resistan
en su estado casi nativo las mediciones subsecuentes (Volumen,
Conductividad y Scatter)

Flow Cell

• La muestra una vez tratada es dirigida a una


celda de flujo (Flow cell) en la cual por el
diseño hidrodinámico, los leucocitos se alinean
y pasan formados uno a uno y en donde se
realizan las siguientes mediciones

Volumen

• Mediante impedancia de baja frecuencia se


determina el volumen de la célula

Conductividad

• La conductividad de alta frecuencia de


Radiofrecuencia (RF) determina la
conductividad interna de la célula
Scatter

• La dispersión (scatter) de luz láser indica la


estructura y forma de la célula

De esta manera son realizadas las 3 determinaciones de manera


simultánea
Las lecturas de estas 3 señales análogas es
enviadas al analizador para su amplificación y
proceso, luego el sistema genera 3 gráficos

• DF1: Volumen vs. Scatter


• DF2: Volumen vs. Conductividad

• DF3: Volumen vs. Conductividad extrayendo


las señales de Neutrófilos y Eosinófilos

DF1: Volumen vs. Scatter

DF2
DF2

El sistema caracteriza cada célula que pasa hasta completar un conteo de 8.132
células o partículas que sobrepasen un cierto volumen o bien hasta que
transcurran 20 segundos, cualquiera de las 2 situaciones que ocurra primero.
HEMATOLOGÍA: INTERPRETACIÓN DE ANALÍTICAS

Un buen técnico debe saber interpretar los valores en una analítica y


poder diagnosticar si el equipo que ha generado esos valores funciona
correctamente o no. En esta última parte pretendemos hacer una
introducción a la interpretación de las analíticas, resaltando aquello
en lo que nos debemos fijar al leerla.

Fig 1 - Ejemplo de analítica

Partiremos de una analítica teórica cuyo resultado representamos en


la Fig 1 anterior. Como podemos ver, este resultado tiene una parte
gráfica y otra numérica. Para su análisis e interpretación
comenzaremos por las tres gráficas que aparecen en la parte
superior. El significado de cada una de ellas es el siguiente:

• En la parte superior izquierda vemos el histograma, en el que


se representan las cinco poblaciones de blancos y su
distribución.
• La segunda gráfica (superior derecha de la Fig 1) se
corresponde con la de número de hematíes en función de su
tamaño.
• La tercera y última gráfica (inferior derecha de la Fig 1)
representa el número de plaquetas en función de su tamaño.

Veamos algunas cosas sobre cada una de ellas:


En el histograma (representación de las poblaciones de la serie
blanca y su distribución), se observa que las dos zonas de mayor
densidad celular corresponden a Neutrófilos y Linfocitos. Para poder
decir lo anterior hay que saber que para analizar el histograma se
sigue siempre la norma que se representa en la siguiente figura.

Fig 2 - Esquema de presentación gráfica del histograma de una


analítica

Es muy importante saber que en una analítica normal estas cinco


poblaciones han de estar bien diferenciadas, aparte de centradas.

Como ya hemos indicado, en la Fig 1 la gráfica que tenemos en la


parte superior derecha de la analítica se corresponde con la de
número de hematíes en función de su tamaño. En el ejemplo, la
gráfica nos indica que no hay gran disparidad en los tamaños.
Siempre debe tener una forma como la representada. Lo único que
varía es su pico máximo, que puede tener un desplazamiento a
derecha o izquierda.

Por último, como ya hemos indicado, la última gráfica representa el


número de plaquetas en función de su tamaño y siempre ha de tener
una distribución parecida a la de la que aparece en la Fig 1.
Para los valores numéricos (parte inferior del resultado mostrado en
la Fig 1) hay que tener presente las siguientes tablas, ya conocidas,
para la serie blanca y para la serie roja, en la que se representan los
valores normales de ambas series:

Tabla 1 - Serie Blanca

Tabla 2 - Serie Roja

El problema

El ejemplo que analizamos en la Fig 1 se corresponde con un caso


ideal en el que todos los resultados están dentro de los valores
normales, pero no siempre es así y algunas veces se producen
anomalías que debemos detectar. Cuando existe alguna de estas
anomalías puede ser originada por dos causas:
- Avería del contador hematológico

- Determinada patología

Lógicamente el hematólogo sabe interpretar correctamente el


resultado de la analítica y sólo nos avisarán a los ingenieros del
Servicio de Electromedicina cuando piensen que hay una anomalía en
el resultado producida por un mal funcionamiento del contador
hematológico.

Si esto sucede, los pasos que deben darse para tratar de localizar la
posible avería son:

1- Pasar varias veces la misma muestra y observar si repite


resultados. Pero cuidado, que el que repita resultados no quiere decir
que la medida sea correcta. Esto simplemente indicaría que el error
es constante. Cuando esto sucede normalmente nos encontramos
ante una falta de calibración del equipo.

2- En base al resultado de la analítica y atendiendo a la filosofía de


funcionamiento del contador, tratar de localizar en qué sección puede
estar la anomalía. Por ejemplo, analicemos la analítica de la Fig 3.

Fig 3 - Analítica anómala en la que no aparece ningún valor para el


contaje total de blancos
En ella vemos que todo parece normal a excepción de que no aparece
ningún valor para el contaje total de blancos. Seguro, pues, que el
problema está en la parte del módulo CBC, que es el que encarga de
contar los blancos.

Algo que suele cumplirse la mayoría de las veces es que la ausencia


de datos indica una anomalía del contador. Es muy importante que
conozcamos la filosofía de funcionamiento de los contadores para
poder atacar el problema de una manera rápida.

3 - Es muy importante tener presente de dónde provienen los datos


que se representan en la analítica para en caso de presentarse un
problema poder localizarlo. Así:

El histograma y la cuenta de las cinco poblaciones de blancos (NE, LY,


MO, EO, BA) provienen de la medida en modo Diff; el valor total de
blancos, WBC, de la cámara de blancos del modo CBC; el resto de
los datos, es decir, los rojos, concentraciones y plaquetas provienen
de la cámara de rojos del modo CBC.

4- Existen algunas “reglas” para validar los resultados a simple golpe


de vista. La primera será que las gráficas sean normales y los valores
numéricos estén dentro de los márgenes normales. La segunda será
observar que se cumpla una “regla” que dice que HGB x 3 debe ser
aproximadamente igual a HCT. Otra de las reglas que deben
cumplirse es que la concentración corpuscular media de hemoglobina
(MCHC) nunca debe estar por encima de 35 g/dL.

Por último diremos que como regla general debemos tener en cuenta
que la ausencia de datos normalmente será provocada por una
anomalía en el contador, mientras que alteraciones en la
representación suelen ser debidas a algunos tipos de patología.
Vamos a verlo con un ejemplo.
Fig 4 - Ejemplo de analítica con patología

En la Fig 4 anterior, lo primero que observamos es un histograma


muy distorsionado, mientras que las curvas de hematíes y plaquetas
parecen normales. Vamos a ver a qué se puede deber esto:

Observando la serie blanca vemos que el recuento total puede ser


correcto pero lo que no parece correcto es que tengamos una
población de linfocitos mayor que la de neutrófilos. Es más, vemos
los valores de las demás poblaciones bastante desajustados. Si
pasamos de nuevo la misma sangre y se obtienen los mismos
resultados podemos concluir que existe una cierta degradación
celular, por lo que parece podría tratarse de una alteración en los
tamaños celulares.
Analizadores
(*)

Coulter Act•8 • Diseño compacto, 8 y 16 parámetros


Coulter • 12 µL de muestra (20 µL de sangre para
Act•diff predilución)
• Pantalla táctil, con iconos
60 • Muy fácil de usar y de mantener
muestras/hor • Ideal para muestras pediátricas y
a
laboratorios de urgencia

• Detección automática de fallas

• Almacenamiento de hasta 250 resultados


Coulter Onyx • 16 parámetros
• Autocargador de 25 muestras
70
muestras/hor simultáneas con códigos de barra
a
• Totalmente Bioseguro
• Informe definible por el usuario
• Totalmente en español

• Control de calidad completo


Coulter MAX'M • 22 parámetros
90 • Capacidad de reticulocitos
muestras/hor • Tecnología VCS para el diferencial de
a leucocitos
• Autocargador de 25 muestras

simultáneas con códigos de barra

• Totalmente Bioseguro

• Control de calidad completo


Coulter STKS • 22 parámetros
120 • Capacidad de reticulocitos
muestras/hor • Tecnología VCS para el diferencial de
a leucocitos
• Autocargador de 144 muestras

simultáneas con códigos de barra

• Totalmente Bioseguro

• Control de calidad completo


CONTADOR HEMATOLOGICO AUTOMATIZADO
MARCA SEAC - MODELO H-20 ( GENIUS)

Características:

• Parámetros: 22 y tres histogramas : Rojos, Blancos, Htc,


Hgb, VCM, CHM, CHCM, Plaquetas, Volumen Medio Plaquetario
(VMP), Plaquetocrito, RDW (Coeficiente de variación de rojos),
PDW (Coeficiente de variación de plaquetas), Histogramas de
Rojos , Blancos y Plaquetas.* Recuento diferencial de
linfocitos, neutrófilos,eosinofilos,basófilos y monocitos
en % y absoluto.
• Procesamiento automático de la muestra, con lavado de la
zonda toma muestra.
• No requiere vasos de dilución.
• Velocidad: 80 muestras - hora.
• Ciclo de lavado automático entre muestras y durante el proceso
de encendido52 - apagado.
• Visualización permanente de los niveles de reactivos,Diluyente,
Lisante y Detergente.
• Gráficos de control de calidad en pantalla.
• Indicación en pantalla de resultados.
• Impresora incorporada.
• Test automático de control de funcionamiento.
• Interfase RS-232
• HEMASAMPLER que automatiza la toma de muestras .
• Software que permite trabajar sobre cada histograma en
particular, control de calidad, capacidad para 30.000 muestras
completas con sus gràficos, selecciòn
• para 3 o 5 familias en la serie blanca etc.
ANALIZADOR HEMATOLOGICO
SEAC H 12

18 parámetros y 3 histogramas

Parámetros:

• Eritrocitos, Leucocitos, Hto.,HGB,VCM, HCM, CHCM, Plaquetas,


VMP(Volúmen medio plaquetario), Plaquetocrito, RDW
(coeficiente de variación de hematies), PDW(coeficiente de
variación de plaquetas), Histogramas de Eritrocitos, Plaquetas y
leucocitos, Neutrófilos %, Linfocitos % y células Medias %,
Valores absolutos de Neutrófilos, linfocitos y células medias.
Características:

• 18 parámetros simultáneos y 3 histogramas.


• Incluye Histogramas de distribución de rojos, blancos y
plaquetas.
• 3 elementos de la fórmula, neutrófilos, linfocitos y células
medias.
• Dilución automática de la muestra: no requiere copas de
dilución.
• Limpieza interna Y EXTERNA de la aguja tomadora de
muestra, disminuyendo el riesgo biológico.
• 2 capilares de lectura
• Velocidad: 60 muestras/hora
• Impresora incorporada.
• Tiempo de impresión: menor de 5 segundos.
• Visualización permanente del nivel de reactivos
(diluyente,solución de lavado y hemolizante)
• Volumen de muestra: 20 ul.
• Limpieza automática entre muestras
• Autochequeo del sistema con indicación de errores en pantalla.
• Control de calidad que provee las curvas de Levey y
Jennings y algoritmo de Bull.
• Interfase RS232 bidireccional con programa de conexión
a computadora PC incluido sin cargo.
• Programa de conexión on line a computadora PC que
permite ingreso de pacientes, salida de resultados,
modificación de la fórmula leucocitaria, visualización de
histogramas con efecto zoom para analizar detalles de
los mismos.
• Capacidad de archivo mínimo de 10.000 pacientes
incluyendo histogramas.
• Stand By automático
ANALIZADOR HEMATOLOGICO H8

13 parámetros y 3 histogramas

Parámetros:

• Rojos, Blancos, Hgb,Hto.,VCM, HCM, CHCM, Plaquetas, VMP


(Volumen
• medio plaquetario), Plaquetocrito, RDW (coeficiente de
variación de
• hematies), PDW(coeficiente de variación de
plaquetas),Histogramas
• de rojos, plaquetas y blancos,% Linfocitos y células Medias.
Características:

• 13 parámetros simultáneos y 3 histogramas.


• Incluye Histogramas de distribución de rojos, blancos y
plaquetas.
• 2 elementos de la fórmula, linfocitos y células medias.
• Dilución automática de la muestra: no requiere copas de
dilución.
• Limpieza interna de la zonda tomadora de muestra,
disminuyendo el
• riesgo biológico.
• Velocidad: 60 muestras/hora
• Impresora térmica incorporada.
• Tiempo de impresión: menor de 5 segundos.
• Visualización permanente del nivel de reactivos (diluyente,
solución de lavado y hemolizante)
• Volumen de muestra: 20 ul.
• Limpieza automática entre muestras
• Autochequeo del sistema con indicación de errores en pantalla.
• Control de calidad que provee las curvas de Levey y Jennings y
• algoritmo de Bull.
• Interfase RS232 bidireccional con programa de conexión a
• computadora PC incluido sin cargo.
• Programa de conexión a computadora PC para manejo de
información, impresión directa de resultados y control de
calidad incluido.
• Capacidad de archivo de 15.000 pacientes incluyendo
histogramas.
CONTADOR HEMATOLOGICO
MARCA SEAC-MODELO H-5

• Parámetros: Rojos, Blancos, Hto, Hgb,VCM.

Características:

• Dilución semiautomática de la muestra .


• Un capilar de lectura
• Tiempo de conteo 13 '
• Corrección de temperatura automática
• Impresora térmica incorporada.
• Tiempo de impresión: menor de 5 segundos.
• Volumen de muestra: 20 ul.
• Apertura de lectura : 120 micrones.
• Autochequeo del sistema con indicación de errores en pantalla.
• Interfase RS232 bidireccional.
• DILUTOR HEMA 1 INCLUIDO
• Tiempo por dilución : 20"