Sunteți pe pagina 1din 1

Focaccia con panceta y romero

Es bueno que el horno esté fuerte para que la deje bien crocante por fuera.

Fermento
Azúcar 2 cdas.
Levadura Fresca 50 g.
Agua Tibia 1/2 taza
Masa
Harina 2 kg.
Pimienta A gusto
Sal A gusto
Panceta Ahumada en lonjas finas 200 g.
Aceite De oliva 6 cdas.
Aceite De oliva para untar 12 cdas.
Romero Fresco 2 puñaditos
Queso Gruyere 250 g.
Tomates Secos 250 g.
Agua Tibia 1 y 1/2 taza

Preparar el fermento disolviendo la levadura y el azúcar en el agua tibia. Colocar en un bol la harina y el
romero picadito. Hacer un hoyo en el centro y poner allí el fermento, el aceite de oliva, sal, pimienta y el agua
tibia. Unir hasta formar una masa blanda que se desprenda de las paredes del bol. Amasar 10 minutos. Cubrir
la masa con film y dejarla leudar hasta que duplique su volumen. Formar dos focaccias grandes. Untarlas
generosamente con aceite. Estirarlas sobre placas, en forma pareja o rústica. Marcarlas con la punta de los
dedos. Dejar leudar 1 hora más. Dorar la panceta en una sartén de teflón, hasta que quede un poco cocida pero
no seca. Colocarla sobre las focaccias en forma irregular. Llevar al horno precalentado, de moderado a fuerte.
Cocinar durante 40 minutos. Retirar del horno y cubrir en seguida con el gruyère en escamas y los tomates
secos. ¡Listas para comer!