Sunteți pe pagina 1din 7
Materia: Administración Fecha: 06 Mayo de 2012 Alumno: Miranda Figueroa Jorge Armando EMPRESAS QUE PERDURAN

Materia: Administración

Fecha: 06 Mayo de 2012

Alumno: Miranda Figueroa Jorge Armando

EMPRESAS QUE PERDURAN Principios Exitosos de compañías que perduran

James C. Collins, Jerry I. Porras

Grupo Editorial Norma

Resumen

Este libro presenta un análisis de las características que comparten algunas de las compañías más exitosas desde hace varias décadas. Definen dos tipos de compañías: Las compañías visionarias y las compañías de comparación.

Las primeras son aquellas que han encontrado la manera de permanecer como líderes en el mercado más allá de las generaciones que las vieron nacer y que han sido los ejemplos a seguir para muchas otras compañías. Algunas de ellas son: 3M, American Express, Boeing, Citicorp, Ford, General Electric, HP, IBM, J&J, Marriot, Sony, entre otras.

En su capítulo dos titulado: Construir Relojes, no dar la horanos muestran uno de los resultados más importantes de su trabajo de investigación, y consiste en construir características organizacionales que permitan hacer que la empresa funcione aún sin el liderazgo de uno o varios dirigentes y además que perduren por mucho tiempo.

Las compañías visionarias No necesitan grandes líderes visionarios y carismáticos. No se necesita un líder carismático ni visionario, al contrario puede ser perjudicial para la compañía a largo plazo. Los fundadores de 3M, P&G, Sony, Boenig, HP, y Merck no eran tipos carismáticos.

Uno de los consejos que se dan en este libro para crear una organización visionaria es la de rodearse de un equipo de trabajo que comparta de manera sincera y profunda la ideología de la empresa porque esto garantiza que aun sin la presencia del fundador, quien se quede en su lugar seguirá el mismo camino que su antecesor seguiría.

Se debe fomentar la participación de los empleados en el funcionamiento de la empresa, se deben implementar sistemas de retroalimentación desde los puestos más bajos hasta los directivos para nutrirse de ideas y propuestas para hacer una mejor empresa. Así como sistemas de Recompensas para los empleados que de alguna manera su participación contribuye a alcanzar las metas de la empresa. Esta es una filosofía que le ha permitido a 3M crecer tanto y de manera tan sólida pues fomentan en los empleados las nuevas ideas de productos, permitiéndoles participar con su creatividad en las diferentes áreas de negocios de la empresa.

También se habla de la habilidad que se debe desarrollar para poder hacer que dos cosas aparentemente opuestas coexistan en beneficio de la empresa, a tal fenómeno el libro llama tiranía de la disyuntiva

En el tercer capítulo denominado

los esfuerzos de la compañía en la ideología central más que en un objetivo puramente económico.

Más que utilidadesse hace énfasis en la importancia de centrar

Las compañías de mayor éxito No existen principalmente y ante todo para maximizar sus utilidades. Maximizar la riqueza de los accionistas o maximizar las utilidades no ha sido la fuerza impulsora dominante ni el objetivo primario de las compañías visionarias. Ganar dinero es un objetivo pero no el principal.

Cualquier compañía debe tener una ideología central y esta debe guiar o inspirar a la gente que está dentro de la compañía.

Cualquier organización para poder sobrevivir y triunfar debe tener un sólido conjunto de creencias sobre las cuales pueda basar sus políticas y sus acciones. Siempre hay que anteponer las creencias a las políticas, las prácticas y las metas. Es necesario modificar las metas si se ve que violan las creencias fundamentales.

La rentabilidad es una condición necesaria para la existencia y un medio de alcanzar fines más importantes pero no es un fin en si mismo, para las compañías visionarias las utilidades son como el oxigeno, el alimento, el agua y la sangre; no son el objeto de vida, pero sin ellos no hay vida.

En su capítulo 4 Preservar el núcleo estimular el progresoEs muy importante entender que la ideología central es un cosa diferente a la cultura, estrategias, tácticas, operaciones, políticas u otras prácticas no básicas. Con el tiempo, las normas culturales tienen que cambiar, la estrategia tiene que cambiar, las líneas de producto tienen que cambiar, las metas tienen que cambiar, lo único que no debe cambiar es la ideología central.

La aportación más importante de este capítulo es que las empresas deben innovar, deben renovarse y entender que todos los productos y servicios tienen un ciclo de vida y que si nos aferramos a un producto o servicio que dejaba un buen margen de utilidad y no nos preparamos para innovar entonces seguramente pereceremos como compañía.

El punto más importante de este libro es:

Crear mecanismos tangibles concentrados en preservar las ideas centrales y estimular el progreso.

Las compañías visionarias fomentan valores básicos en todos los empleados de la organización. No hay un conjunto “correcto” de valores básicos para ser una compañía visionaria. No es tan crucial el contenido de la ideología sino cuan profundamente la compañía cree en ella.

Durante los seis capítulos siguientes el libro se enfoca en describir los métodos con los cuales se logra este objetivo:

Método 1.

Metas Grandes y Audáces

Para estimular el progreso se deben plantear metas grandes y audaces que impliquen un

verdadero reto que estimule el compromiso de todos los empleados. (Estimula progreso).

el

Estas metas deben:

Ser claras y sugestivas que no necesiten explicaciones. Deben entusiasmar a toda la compañía.

Deben estar fuera de la zona de comodidad. El personal de la organización debe tener razones para creer que la puede realizar, debe exigir un esfuerzo heroico.

Debe ser audaz y emocionante en sí misma que continúe estimulando el progreso aunque los líderes de la organización desaparezcan antes de su terminación.

Debe haber varias metas sucesivas para que cuando se alcance una la gente continúe con las otras.

Las metas deben estar de acuerdo con la ideología central de la compañía.

Método 2:

Culturas como cultos

Las compañías visionarias No necesariamente son un excelente lugar para trabajar para todo el mundo. Sólo quienes concuerdan con la ideología de la empresa visionaria pueden sentirse cómodos trabajando en ese lugar. Las compañías visionarias tienen tanta claridad acerca de lo que representan y lo que tratan de alcanzar que no tienen sitio para los que no puedan concordar con sus exigentes normas. (Preserva el núcleo)

El punto es construir una organización que fervientemente proteja su ideología central en formas específicas tales como:

Programas constantes de orientación y entrenamiento que tienen contenido ideológico como práctico y que enseñan cosas como Valores, Normas, Historia, y Tradición.

Centros de entrenamiento

Fomento de las relaciones sociales entre colegas y jefes inmediatos

Políticas rigurosas de asenso, contratar jóvenes, promoverlos desde dentro de la propia compañía, formar la mentalidad del empleado desde temprana edad.

Contacto con una mitología omnipresente de hechos heroicosy ejemplares corporativos (por ejemplo cartas sobre hechos heroicos en servicio de los clientes, estatuas de mármol)

Lenguaje único y terminología especial, como miembros del elenco, motorolanos, que refuerzan un marco de referencia y el sentido de pertenecer a un grupo especial de élite.

Canciones corporativas, vítores, afirmaciones o juramentos, que refuerzan el compromiso psicológico.

Rígidos métodos de selección, bien sea durante el proceso de contratación o bien en los primeros años.

Criterios de incentivos y ascensos explícitamente vinculados con el ajuste a la ideología corporativa.

Premios concursos y reconocimiento público que remuneran a los que muestran un gran esfuerzo consecuente con la ideología. Penas tangibles y visibles para los que violan las fronteras ideológicas.

Tolerancia para las equivocaciones de buena fe que no quebranten la ideología de la compañía (no pecados); penas severas o despido por quebrantar la ideología (pecados).

Mecanismos de aceptación (financieros, inversión de tiempo).

Celebraciones que refuerzan el éxito, el pertenecer y el ser especiales.

Trazado de plantas y oficinas que refuerzan las normas e ideales.

Constante énfasis verbal y escrito en los valores corporativos, la herencia y el sentimiento de ser parte de algo especial.

Método 3:

Ensayar muchas cosas y quedarse con lo que funciona

Las compañías de gran éxito No necesariamente logran sus mayores aciertos en virtud de una planificación estratégica brillante y compleja. Las compañías visionarias logran algunos de sus mejores aciertos mediante experimentación, ensayos y errores, oportunismo y puro accidente. Una característica común en todas las compañías estudiadas es que ponen en práctica lo siguiente: ensayar un montón de cosas y conservar lo que funciona. (Estimula el progreso)

La filosofía de este capítulo se puede resumir en 5 lecciones básicas:

Ensayarlo y pronto: Si una cosa falla probar otra, Corregir, ensayar. Hacer, ajustar, Moverse, Actuar. Pase lo que pase, nunca quedarse quietos. La acción vigorosa, especialmente en respuesta a oportunidades inesperadas o problemas específicos del cliente, crea variación.

Aceptar que se van a cometer errores: Como no es posible saber de antemano cuáles variaciones van a resultar favorables, hay que aceptar los errores y los fracasos como parte integrante del proceso evolutivo.

Dar pasos pequeños: Si uno quiere producir un viraje estratégico en la compañía podría empezar por volverse un revolucionario incrementalistay utilizar el poder de pequeños éxitos viables para influir en la estrategia global.

Darle a la gente el espacio que necesita: Cuando se les da a los empleados suficiente espacio para actuar, nunca se sabe qué van a hacery eso es bueno.

Mecanismos, construir relojes que anden: Se necesita instaurar mecanismos que sigan estimulando y reforzando la conducta evolutiva.

Lo único constante es el cambio. Una compañía visionaria preserva casi religiosamente su ideología básica y es muy raro que la cambie. Pero a la vez que mantiene su ideología rígidamente fija también muestra un poderoso impulso hacia el progreso que le permite cambiar y adaptarse sin comprometer sus ideales fundamentales.

Método 4:

Administración formada en casa

Las compañías No deben contratar por fuera presidentes a fin de estimular el cambio fundamental. Las compañías visionarias nunca contratan directivos de fuera, siempre se elige a un empleado de la propia compañía para ocupar los altos puestos administrativos de la compañía pues son quienes han pasado un tiempo significativo sumergidos en la ideología central de la compañía. (Estimula el núcleo)

Método 5:

Suficientemente buenonunca es bueno

Se debe desarrollar un proceso continuo de automejora implacable, con el propósito de hacer las cosas cada vez mejor, sin cesar, hacia el futuro. (Estimula el progreso)

Se deben implementar mecanismos de inconformidadpara eliminar la autosatisfacción y produzcan el cambio y la mejora desde adentro y que además sean consecuentes con la ideología central.

Se debe invertir en acciones que garanticen la salud de la empresa en un futuro y que además produzca beneficios en el presente. Se debe innovar para ser más competitivo.

Se deben prever épocas de depresión y diseñar estrategias para enfrentarlas.

El confort no es el objetivo, la vida en una compañía no debe ser fácil.

Se debe implementar una filosofía de hacerlo mañana mejor que hoy. La dedicación a mejorar y a crear continuamente para el futuro lo llevan a uno muy lejos.

Para crear una compañía visionaria se requieren enormes dosis de trabajo con ahínco, dedicación a mejorar y a construir continuamente para el futuro. No hay atajos, no hay mágicos bebedizos. No hay evasivas. Para crear una compañía visionaria uno tiene que estar preparado para la larga y dura lucha.

En el capítulo 10 se hace hincapié en lo importante que es definir la Visión de la empresa. Formular una declaración puede ser un paso útil en la creación de una compañía visionaria, pero es sólo uno de los miles de pasos que constituyen el proceso interminable de manifestar las características fundamentales que se encuentran en todas las compañías visionarias.

Se debe ser consistente entre lo que se dice en la ideología central, así como en la misión y visión de la empresa con lo que se lleva a cabo en la realidad. Cosas pequeñas son las que producen una gran impresión, las que transmiten señales poderosas.

Vinculación con la Realidad

Este libro ha sido sumamente enriquecedor pues presenta de manera condensada las características que comparten muchas empresas líderes en sus respectivos mercados y que en todos los casos han probado a lo largo de su historia la eficiencia de sus métodos para lograr su éxito.

Es decir, muestra métodos ya probados que permiten hacer de una simple compañía una compañía visionaria. Dichos métodos concuerdan con las teorías de Administración estudiadas en clase. Por ejemplo una parte fundamental del libro es establecer la ideología central, en ella se deben basar todas las decisiones de la empresa. Eso mismo ocurre con el establecimiento de la Misión de la Empresa que corresponde a uno de los procesos de la Administración (la Planeación), La misión nos dice cuál es la razón por la que la empresa existe y a quién se dirigen sus productos es decir cuál es su mercado y en ella se deben basar todas las decisiones de la empresa.

Otra aportación importante de este libro es la recomendación de generar sistemas organizacionales que permitan que las empresas caminen por si mismas para que no dependan de una sola persona. Esto me parece una labor que requiere de mucho esfuerzo pero que vale la pena llevarlo a cabo por los beneficios que representa para las compañías.

Considero que es importante comprender que las compañías no deben basar su existencia en un fin meramente lucrativo, sin embargo la mayoría de las empresas no actúa de acuerdo a sus preceptos, representados por su Misión, Visión y Valores.

La manera o lo métodos que presenta el libro son un recordatorio más de lo que la Administración

nos enseña. Por ejemplo, Las Grandes Metas llamadas MEGAS presentan las características de objetivos tales como sencillez, precisión, claridad, alcanzable, etc.

Lo que menciona como Culturas y cultos no son más que una manera de expresar de forma efectiva

el manejo de personal para motivar y hacer que los empleados se sientan parte de algo especial.

Opinión personal

Particularmente hubo varias ideas que impactan de manera fuerte en mi persona por mi actual actividad profesional, pues me identifico plenamente con varias de las anécdotas presentadas. Por ejemplo menciona que en sus primeros 11 años de labor el segundo presidente de 3M no recibió sueldo debido a los bajos ingresos de la compañía. O cómo Sony comenzó haciendo cojines aislantes para sistemas de calefacción y sopa de pasta de frijoles para poder sobrevivir, o que Procter & Gamble comenzó haciendo velas y jabones y que era una de las 18 compañías que hacía eso. Y así como estás se presentan varias anécdotas de empresarios exitosos y empresas visionarias que han podido superar los obstáculos a lo largo de su historia. Y para quienes estamos emprendiendo esto nos alienta mucho.

A

implementar todos esos consejos en mi negocio.

medida

que

iba

avanzando

en

la

lectura

del

libro

se

me

iban

ocurriendo

ideas

de

cómo

Me parece un libro muy recomendable para quienes tienen la idea de emprender un negocio o quienes ya tienen alguno en marcha.