Sunteți pe pagina 1din 8

Redalyc

Sistema de Información Científica

Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal

de América Latina, el Caribe, España y Portugal Medellín Moreno, Juana; Gutiérrez Sánchez, Gustavo;
Medellín Moreno, Juana; Gutiérrez Sánchez, Gustavo; Vázquez Galindo, Laura; Fernández Salazar, María Cristina
Medellín Moreno, Juana; Gutiérrez Sánchez, Gustavo; Vázquez Galindo, Laura;
Fernández Salazar, María Cristina
MMPI-2: ESCALA DE LA FUERZA DEL YO EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS
Enseñanza e Investigación en Psicología, vol. 16, núm. 1, enero-junio, 2011, pp. 85-90
Universidad Veracruzana
Xalapa, México
Enseñanza e Investigación en Psicología ISSN (Versión

Enseñanza e Investigación en Psicología ISSN (Versión impresa): 0185-1594 rbulle@uv.mx Universidad Veracruzana México

0185-1594 rbulle@uv.mx Universidad Veracruzana México ¿Cómo citar? Número completo Más información

ENSEÑANZA E INVESTIGACIÓN EN PSICOLOGÍA

VOL. 16, NUM. 1: 85-90

ENERO-JUNIO, 2011

MMPI-2: ESCALA DE LA FUERZA DEL YO EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS

MMPI-2: Ego Strength Scale in university students

Juana Medellín Moreno, Gustavo Gutiérrez Sánchez, Laura Vázquez Galindo y María Cristina Fernández Salazar Universidad Autónoma de Tamaulipas 1

RESUMEN

El presente trabajo tuvo como objetivo describir la fuerza del yo, considerado como un rasgo predictivo del desempeño académico de los estudiantes universitarios. En este estudio descriptivo-transversal, la muestra fue no probabilística y estuvo formada por 162 alumnos de ambos sexos de las carreras de Psicología, Enfer- mería y Seguridad, Salud y Medio Ambiente, a los cuales se les aplicó la Escala de la Fuerza del Yo, que corresponde a una de las escalas complementarias del Inventario Multifásico de la Personalidad de Minnesota-2. Los resultados obteni- dos dan cuenta de las puntuaciones obtenidas. Los alumnos universitarios que obtuvieron puntuaciones altas y medias tienen posibilidades de concluir la ca- rrera profesional a pesar de las dificultades.

Indicadores: MMPI-2; Fuerza del yo; Estudiantes universitarios.

ABSTRACT

The aim of this work is to describe the ego strength, considered as a predictive characteristic of the academic performance of the university students. The re- search was descriptive-cross-sectional. The sample was non-probabilistic and was integrated by 162 students of both sexes of the careers of Psychology, Nur- sing, and Security, Health and Environment, to whom the Ego Strength Scale, corresponding to the Minnesota Multiphasic Personality Inventory-2, was ap- plied. The results describe the scores obtained. The university students who obtained high and average scores have high possibilities of concluding their career, despite of the difficulties.

Keywords: MMPI-2; Ego Strength Scale; University students.

1 Unidad Académica de Trabajo Social y Ciencias para el Desarrollo Humano, Av. Del Estu- diante s/n, Col. Alianza, 87410 Ciudad Victoria, Tamps., México, tels. (868)812-27-15, co- rreos electrónicos: jumedellin@uat.edu.mx, ggutierrez@uat.edu.mx, lvazquez@uat.edu.mx, mcfdeg@hotmail.com. Artículo recibido el 18 de agosto de 2008 y aceptado el 13 de mayo de 2009.

MMPI-2: ESCALA DE LA FUERZA DEL YO EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS

86

INTRODUCCIÓN

La educación superior es la que se imparte después del bachillerato, y puede ser universitaria, tecnológica o normal, en la que se ofrece licen- ciatura, especialidad, maestría y doctorado (Portilla, 2002). Hasta el mo- mento, ha resultado complejo describir las características individua- les o los rasgos de la personalidad que benefician a los estudiantes a lo largo de su desarrollo académico y que posiblemente influyan en el pro- ceso de enseñanza-aprendizaje. Hasta el momento, no existe una prue- ba psicométrica que tenga valor predictivo y determine esas caracterís- ticas indispensables en los estudiantes que posiblemente favorezcan la culminación de una carrera profesional. Por ello, el siguiente trabajo describe la fuerza del yo (Fyo), considerada como un rasgo predictivo, que se evaluó a través de una escala contenida en el Inventario Multifá- sico de la Personalidad de Minnesota-2 (MMPI-2), que, en este caso, mi- dió ese rasgo de la personalidad en los universitarios de las carreras de Psicología, Enfermería, y Seguridad, Salud y Medio Ambiente.

Dicha escala sugiere que los sujetos con puntuaciones altas po- seen un estilo de afrontamiento caracterizado por asumir gran respon- sabilidad personal para solucionar los problemas, siendo más efectivos al resolverlos; también muestran estar mejor adaptados psicológicamente y expresar habilidades para afrontar situaciones estresantes, por lo que tienden a ser más estables y responsables en sus actividades; además, son persistentes, inteligentes e independientes. Por el contrario, quie- nes obtienen puntuaciones bajas en dicha escala tienden a manifestar inhibición, malestares físicos y sentimientos de incapacidad para mane- jar la presión de su ambiente; pueden tener también un pobre concepto de sí mismos y dificultades considerables para adaptarse a las situacio- nes problemáticas (Hathaway y McKinley, 1995), sobre todo en el ám- bito académico.

La escala Fyo ha sido utilizada en diversos estudios, como los de Espina (2003) y Espina, Joaristi, Ortego y Ochoa, (2003), con el fin de conocer la integración personal y cohesión de la estructura de la per- sonalidad de las participantes, específicamente mujeres con diversos trastornos alimentarios, a quienes aplicaron el Inventario Multifásico de la Personalidad de Minnesota con una metodología de intervención que permitió encontrar que quienes aumentaban la Fyo dejaban de manifestar ciertas sintomatología del trastorno. Por otro lado, también en el contexto clínico, Torres y Lara (2002) aplicaron a pacientes una

ENSEÑANZA E INVESTIGACIÓN EN PSICOLOGÍA

VOL. 16, NUM. 1: 85-90

ENERO-JUNIO, 2011

batería de pruebas psicológicas, entre ellas la Fyo, después de realizar una intervención breve, consistente en un tratamiento psicoterapéutico, encontrando asimismo que los puntajes en dicha escala fueron mejores después de la intervención. En lo que se refiere al contexto educativo, Nava, Lara, Barraza y Zambrano (2008) utilizaron la Fyo para evaluar rasgos de personalidad de estudiantes de nuevo ingreso al nivel supe- rior; los resultados obtenidos les permitieron generar perfiles psicoló- gicos con fines tutoriales.

En consecuencia, el presente estudio tuvo como finalidad describir la Fyo como rasgo predictivo de los estudiantes universitarios de acuerdo a cada carrera.

MÉTODO

87

Sujetos

Participaron 162 alumnos de ambos sexos que cursaban el segundo año de las carreras de Psicología, Enfermería, y Seguridad, Salud y Medio Ambiente El muestreo fue no probabilístico intencionado. Se utilizó como criterio de exclusión las puntuaciones altas obtenidas en la Escala L de Validez.

Instrumento

El MMPI-2 es una prueba de amplio espectro diseñada para evaluar un número importante de tipos de personalidad y de trastornos emociona- les, la cual proporciona puntuaciones y perfiles objetivos derivados de normas nacionales representativas. Particularmente, se utilizaron dos escalas en forma colectiva: en primer lugar, la escala Fyo, conformada por 52 reactivos, con respuestas de tipo dicotómica de falso o verdadero; los criterios considerados se expresan en un valor numérico en una esca- la de puntuaciones T, a saber: arriba de T 60, alto; de T 40 a T 60, medio, y debajo de T 40, bajo. En el presente estudio se considera la Fyo como un rasgo de la personalidad de los universitarios. En segundo lugar, en la Escala L de Validez de Mentiras, la cual consta de 15 reacti- vos en la misma modalidad de respuesta, se toma como punto de corte T 70 en población mexicana para considerarse como resultado inválido (Lucio, 2003).

MMPI-2: ESCALA DE LA FUERZA DEL YO EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS

88

RESULTADOS

La media de edad de los participantes fue de 20.74 años. Respecto al sexo, 76.54% de la muestra fue del sexo femenino. La carrera Psicolo- gía constituyó el 26.55%, Enfermería el 48.15% y Seguridad, Salud y Medio Ambiente el 25.3%. Acerca de los resultados de la Escala L de Mentiras, utilizada como criterio de exclusión, 19 sujetos obtuvieron puntuaciones altas, lo que significa que 11.73% fueron excluidos, por lo que 88.27% del total de la muestra fueron considerados válidos.

En la variable de estudio Fyo, considerando sólo los resultados

válidos del total de la muestra, se obtuvo 3.5% de puntuaciones altas, 47.55% de puntuaciones medias y 48.95% de puntuaciones bajas. Los estudiantes con el porcentaje mayor en las puntuaciones T altas alcan- zaron 5.13%, y de 53.84% en las puntuaciones T bajas, que correspon- dió a los estudiantes de la carrera de Seguridad, Salud y Medio Ambien- te. Los estudiantes de la carrera de Psicología obtuvieron el porcentaje más alto en las puntuaciones T medias, con 59.46% y fueron el grupo que obtuvo las puntuaciones menores en las otras dos categorías: altas y bajas. En los estudiantes de la carrera de Enfermería su puntuación

T

mayor fue en la categoría baja, con 52.24%, seguida de la puntuación

T

media, con 44.78% (Gráfica 1).

Gráfica 1. Resultados obtenidos en la escala Fyo de acuerdo a la carrera.

T media, con 44.78% (Gráfica 1). Gráfica 1. Resultados obtenidos en la escala Fyo de acuerdo

ENSEÑANZA E INVESTIGACIÓN EN PSICOLOGÍA

VOL. 16, NUM. 1: 85-90

ENERO-JUNIO, 2011

DISCUSIÓN

Los resultados mostraron puntuaciones que denotan que aproximada- mente la mitad de la muestra de estudiantes probablemente carezca de problemas emocionales graves, y cuenta con los recursos psicológicos que podrían utilizar para solucionar problemas circunstanciales. Se puede concluir también que dichos sujetos están bien adaptados a las demandas de su contexto escolar (Lucio, 2003). Cabe destacar que casi la mitad de la muestra válida correspondió a puntuaciones bajas T en Fyo, lo que teóricamente indica que los estudiantes pueden carecer de los recursos psicológicos suficientes para enfrentar situaciones acadé- micas estresantes, lo que debe interpretarse como una señal de alerta que requeriría una mayor atención para hacerles un mejor diagnóstico personal, lo que permitiría hacer más robustos los resultados y confir- mar las necesidades de apoyo psicológico y psicopedagógico (Nava y cols., 2008). Es importante mencionar que los resultados obtenidos no son indicadores de patologías, sino datos que podrían servir para futuras investigaciones acerca del rasgo Fyo, de tal forma que se podría inda- gar, por un lado, la relación con el rendimiento académico y, por otro lado, el nivel de deserción escolar en el nivel superior, por lo que sería importante tener un control del desarrollo académico de los estudian- tes durante sus estudios profesionales con el fin de conocer si la escala pudiera ser adecuada como una medida de valor predictivo respecto al desarrollo y término de los estudios de nivel superior, pues cabe desta- car que el MMPI-2 es una prueba psicológica que cuenta con datos de poblaciones mexicanas, además de tener confiabilidad y validez (Hatha- way y McKinley, 1995; Lucio, 2003).

Por lo anterior, una conclusión del presente trabajo es que es pro- bable que los alumnos que participaron en el estudio y obtuvieron pun- tuaciones alta y media en la Fyo logren concluir la carrera profesional a pesar de las dificultades circunstanciales académicas que se les pre- senten, ya que cuentan con los recursos o estrategias más adecuadas para enfrentar los problemas y es posible que posean el estilo de afron- tamiento caracterizado por tomar gran responsabilidad personal para solucionar sus problemas, más efectivos al resolverlos, posiblemente más adaptados psicológicamente, con mayores habilidades para enfren- tar situaciones estresantes y muy probablemente persistentes, inteligen- tes e independientes. Por último, de acuerdo con la bibliografía, hasta el momento no existe un consenso en cuanto al uso de la Escala Com-

89

MMPI-2: ESCALA DE LA FUERZA DEL YO EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS

plementaria de la Fyo para fines académicos, pero se requiere realizar más estudios para conocer ampliamente las ventajas y desventajas que ofrece esta escala al aplicarla en el área educativa.

90

REFERENCIAS

Espina, A. (2003). Trastornos alimentarios y perfiles del MMPI en una muestra espa- ñola. European Journal Psychiatric, 17(4), 187-198.

Espina, A., Joaristi, L., Ortego, M.A. y Ochoa de A., I. (2003). Trastornos alimenta- rios, intervenciones familiares y cambios en los perfiles del MMPI. Un estudio exploratorio. Estudios de Psicología, 24(3), 359-375.

Hathaway, S.R. y McKinley, J.C. (1995). Inventario Multifásico de la Personalidad Minnesota-2 MMPI-2. Manual para aplicación y calificación. México: El Manual Moderno.

Lucio, S., (2003). Uso e interpretación del MMPI-2 en español. México: El Manual Mo- derno.

Nava, G., Lara, B., Barraza, J. y Zambrano, R. (2008). Evaluación de la personalidad con fines tutoriales en alumnos de nuevo ingreso de tres carreras del Centro Universitario de Ciencias de la Salud. Revista de Educación y Desarrollo, 8,

33-42.

Portilla, A., (2002). La formación docente del profesorado universitario: perfil y líneas de formación. Tesis doctoral no publicada. Barcelona: Universidad Autónoma de Barcelona.

Torres T., J. y Lara M., M.C. (2002). Apego al tratamiento psicoterapéutico y resul- tados de una intervención breve en paciente de consulta externa psiquiátri- ca. Salud Mental, 25(6), 27-34.

ENSEÑANZA E INVESTIGACIÓN EN PSICOLOGÍA

VOL. 16, NUM. 1: 85-90

ENERO-JUNIO, 2011

91