Sunteți pe pagina 1din 1

Amenaza estratégica

25.01.2009

Actúan según el memorando firmado entre Livni y Rice

EEUU intercepta armas procedentes de


Teherán en operativo secreto
La interceptación de un buque iraní con armas por la Marina de los
EEUU en el Mar Rojo, se llevó a cabo como una operación encubierta
debido a la falta de un marco jurídico claro para este tipo de
operaciones, informó un experto norteamericano.
Medios de comunicación internacionales informaron que un buque
mercante de propiedad iraní, que enarbolaba pabellón chipriota, fue
abordado por personal de la Marina norteamericana y descubrió
proyectiles de artillería a bordo.
El buque fue inicialmente sospechoso de estar en ruta a entregar su
carga a los contrabandistas en el Sinaí, para la transferencia de
municiones a Hamás en Gaza, pero se convirtió en incertidumbre la
identidad del destinatario, ya que "no se conoce el uso de artillería de
este tipo por Hamás", citó un oficial de Defensa.
Se le permitió navegar hacia el Canal de Suez, donde las autoridades
egipcias pidieron realizar otra búsqueda en la embarcación, según el
informe.
El presidente de la sede en Washington del Comité de Política sobre
Irán, profesor Raymond Tanter (en la foto), explicó que "no es
sorprendente que la Marina estadounidense se resiste a reconocer la
operación, que puede haber sido encubierta", y los desafíos que plantea el derecho marítimo en lo que
respecta a la interceptación de buques que enarbolen el pabellón de un país soberano.
Los buques de contrabando de armas iraníes no están sujetos a la Iniciativa de Seguridad contra la
Proliferación, lanzada por los EEUU en 2003 para "detener el tráfico de armas de destrucción en masa,
sus sistemas vectores y materiales conexos hacia y desde los Estados", dijo.
"De hecho, existe la necesidad de medidas internacionales como la Iniciativa para interceptar cohetes de
Irán a Hamás, pero es poco probable que tal régimen multilateral se establecerá en el corto plazo", dijo.
"Sin esa legitimidad internacional, los Estados Unidos tienen que actuar públicamente, por sí solos, para
interceptar los envíos sospechosos iraníes a Hamás", agregó.
Por el momento, las interceptaciones y registros se están llevando a cabo sobre la base del memorando
de entendimiento firmado entre la ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, y la entonces secretaria
de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, el 16 de enero, "con el fin de frenar el contrabando de armas
hacia Gaza como parte de los esfuerzos para afianzar el alto el fuego ", concluyó Tanter.
Emily Landau, directora del Programa de Control de Armamentos y Seguridad Regional, en el Instituto de
Estudios de Seguridad Nacional de la Universidad de Tel Aviv, expresó que Teherán hará todo lo posible
para reponer las existencias de armas de Hamás en los próximos meses.
"Creo que el resultado de la guerra y el evidente mal desempeño de Hamás también tendrá implicaciones
sobre la influencia regional de Teherán. Irán esperaba una victoria del grupo terrorista porque esto le
hubiera dado a Irán más margen cuando trate las negociaciones nucleares con los EEUU", agregó.