Sunteți pe pagina 1din 83

Universidad de

Pamplona

Centro de Educación a Distancia

Programas de Educación a Distancia

Educación a Distancia Programas de Educación a Distancia A uditoria Ambiental Félix Santos Varón Guzmán Formando

Auditoria Ambiental

Félix Santos Varón Guzmán

Formando Colombianos de Bien

Álvaro González Joves

Rector

María Eugenia Velasco Espitia

Decana Facultad de Estudios a Distancia

Luis Armando Portilla Granados

Director Centro de Educación a Distancia

Tabla de Contenido

Presentación

Introducción

Horizontes

UNIDAD 1: Introducción a la Auditoria Ambiental Descripción Temática Horizontes Núcleos Temáticos y Problemáticos Proceso de Información

1.1 CONCEPTO

1.2 CONTEXTO HISTÓRICO

1.3 OBJETIVOS DE LA AUDITORIA AMBIENTAL

1.4 TIPOS DE AUDITORÍA AMBIENTAL

1.4.1 Auditoría Ambiental Externa

1.4.2 Auditoría Ambiental Interna

1.4.3 Auditoría Preliminar o de Diagnóstico

1.4.4 Auditoría de Verificación

1.4.5 Auditoría de un Sistema de Gestión Ambiental

1.4.6 Auditoría de Riesgos Ambientales

1.4.7 Auditoría de Residuos

1.4.8 Auditoría de Procesos

1.4.9 Auditoría Energética

1.5 QUIENES REALIZAN LAS AUDITORIAS AMBIENTALES

1.6 MÉTODOS Y PROCEDIMIENTOS DE AUDITORIA AMBIENTAL

1.6.1 Definición de los objetivos

1.6.2 Selección del Equipo de Auditores y Distribución de las Tareas

1.6.3 Selección del Protocolo de la Auditoría

1.6.4 Comunicación con el Responsable de la Instalación a ser Auditada

1.6.5 Apertura y Reconocimiento

1.6.6 Recolección de Evidencias

1.6.7 Registro de las Evidencias

1.6.8 Evaluación de las Evidencias

1.6.9 Reunión de Cierre

1.6.10 Elaboración del Informe

1.7

INFORME DE AUDITORIA SEGUN LA NORMA ISO 14.011

1.8 BENEFICIOS DE UNA AUDITORÍA AMBIENTAL

1.8.1 La Dirección de Asesoría

1.8.2 Instrumentos Económicos para la Gestión Ambiental

1.8.3 Cargos por Contaminación Hídrica y Tasas por Utilización de Recursos

1.9 EL CAEMA

1.9.1 Mecanismo de Desarrollo Limpio

1.9.2 Minimización de Residuos

1.10 ASESORÍA EN ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD ISO 9000 Y

SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTAL; Y AUDITORÍA AMBIENTAL ISO

14000

1.11 LICENCIAS AMBIENTALES

1.11.1 Licencia Ambiental - Aspectos Ambientales Proyecto Cantarrana y Obras Anexas

1.11.2 La CAR Otorga Licencia Ambiental a la EAAB

Proceso de Comprensión y Análisis Solución de Problemas Síntesis Creativa y Argumentativa Autoevaluación Repaso Significativo Bibliografía Sugerida

UNIDAD 2: La Contabilidad y el Problema Medioambiental Descripción Temática Horizontes Núcleos Temáticos y Problemáticos Proceso de Información

2.1 LAS NORMAS AMBIENTALES

2.2 LA CONTABILIDAD Y EL PROBLEMA MEDIOAMBIENTAL

2.2.1 Ecología y Contabilidad

2.2.2 La Realidad Nacional

2.2.3 La Tendencia Mundial

2.2.4 La Contabilidad y el Medio Ambiente

2.2.5 Contabilidad Medioambiental

2.2.6 Otras Realidades

2.2.7 Contabilidad Financiera Tradicional y Contabilidad Ambiental

2.3 LA

CONTABILIDAD

AMBIENTAL

EN

NACIONALES

2.3.1 Gastos Ambientales

2.3.2 Bienes no Comercializados

2.3.3 Servicios no Comercializados

EL

SISTEMA

DE

CUENTAS

2.3.4 Consumo de Capital Natural

2.4 CAMBIOS AL SISTEMA DE CUENTAS NACIONALES

2.4.1 Cuentas Físicas Frente a las Cuentas Monetarias

2.4.2 Cuentas Integradas versus Cuentas Satélite

2.4.3 Beneficio Neto Frente al Método de Costo del Usuario para

Calcular el Agotamiento

2.4.4 Inclusión de los "Costos de Mantenimiento"

2.4.5 Valoración de los Servicios Ambientales no Comercializados

Proceso de Comprensión y Análisis Solución de Problemas Síntesis Creativa y Argumentativa Autoevaluación Repaso Significativo Bibliografía Sugerida

UNIDAD 3: Legislación Ambiental Descripción Temática Horizontes

Núcleos Temáticos y Problemáticos Proceso de Información

3.1 ALGUNOS ASPECTOS JURÍDICOS EN CUANTO A LA LEGISLACION AMBIENTAL

3.1.1 Inadmisibilidad del Silencio Administrativo Positivo

3.2 ATRIBUCIONES PARA DETERMINAR LOS CASOS EN LOS CUALES ES NECESARIO EL DIAGNÓSTICO AMBIENTAL DE ALTERNATIVAS

3.3 PLAN DE MANEJO AMBIENTAL

3.4 EVALUACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE IMPACTO AMBIENTAL

3.5 SUSTRACCIÓN DE ÁREAS DEL SISTEMA DE PARQUES NACIONALES NATURALES

3.6 COMPOSICIÓN DEL CONSEJO TÉCNICO ASESOR DE POLÍTICA AMBIENTAL

3.7 ATRIBUCIONES AMBIENTALES DE LOS MUNICIPIOS

Proceso de Comprensión y Análisis Solución de Problemas Síntesis Creativa y Argumentativa

Autoevaluación Repaso Significativo Bibliografía Sugerida

UNIDAD 4: Sistema de Gestión Ambiental en la Industria Descripción Temática Horizontes Núcleos Temáticos y Problemáticos Proceso de Información

4.1 PARTICULARIDADES DEL SISTEMA DE GESTIÓN AMBIENTAL EN LA INDUSTRIA

4.2 PRINCIPIOS GENERALES DEL SISTEMA DE GESTIÓN AMBIENTAL

4.2.1 Principios

4.2.2 Beneficios

4.3 FORMULACIÓN DEL SISTEMA DE GESTIÓN AMBIENTAL

4.3.1 Requisitos Generales

4.3.2 Planificación

4.3.3 Requisitos Legales

4.3.4 Objetivos y Metas

4.3.5 Implementación y Operación

4.3.6 Capacitación

4.3.7 Comunicación

4.4 DOCUMENTACIÓN DEL SISTEMA DE GESTIÓN AMBIENTAL

4.5 VERIFICACIÓN Y ACCIONES CORRECTIVAS

4.6 REGISTROS

4.6.1 Los Registros Ambientales

4.7 AUDITORÍAS DEL SISTEMA DE GESTIÓN AMBIENTAL

4.8 REVISIÓN POR LA DIRECCIÓN

Proceso de Comprensión y Análisis Solución de Problemas Síntesis Creativa y Argumentativa Autoevaluación Repaso Significativo Bibliografía Sugerida

BIBLIOGRAFIA GENERAL

Auditoria Ambiental

1

Presentación

La educación superior se ha convertido hoy día en prioridad para el Gobierno Nacional y para las universidades públicas, brindando oportunidades de superación

y desarrollo personal y social, sin que la población tenga que abandonar su región

para merecer de este servicio educativo; prueba de ello es el espíritu de las políticas educativas que se refleja en el proyecto de Decreto Estándares de Calidad en Programas Académicos de Educación Superior a Distancia de la Presidencia de la República, el cual define: “Que la Educación Superior a Distancia es aquella que se caracteriza por diseñar ambientes de aprendizaje en los cuales se hace uso de mediaciones pedagógicas que permiten crear una ruptura espacio temporal en las relaciones inmediatas entre la institución de Educación Superior y el estudiante, el profesor y el estudiante, y los estudiantes entre sí”.

La Educación Superior a Distancia ofrece esta cobertura y oportunidad educativa ya que su modelo está pensado para satisfacer las necesidades de toda nuestra población, en especial de los sectores menos favorecidos y para quienes las oportunidades se ven disminuidas por su situación económica y social, con actividades flexibles acordes a las posibilidades de los estudiantes.

La Universidad de Pamplona gestora de la educación y promotora de llevar servicios con calidad a las diferentes regiones, y el Centro de Educación a Distancia de la Universidad de Pamplona, presentan los siguientes materiales de apoyo con los contenidos esperados para cada programa y les saluda como parte integral de nuestra comunidad universitaria e invita a su participación activa para trabajar en equipo en pro del aseguramiento de la calidad de la educación superior y el fortalecimiento permanente de nuestra Universidad, para contribuir colectivamente

a la construcción del país que queremos; apuntando siempre hacia el cumplimiento de nuestra visión y misión como reza en el nuevo Estatuto Orgánico:

Misión: Formar profesionales integrales que sean agentes generadores de cambios, promotores de la paz, la dignidad humana y el desarrollo nacional.

Visión: La Universidad de Pamplona al finalizar la primera década del siglo XXI deberá ser el primer centro de Educación Superior del Oriente Colombiano.

Luis Armando Portilla Granados – Director CEDUP

Auditoria Ambiental

2

Introducción

En los últimos años el Sector Industrial ha venido soportando una creciente presión desde diversos sectores por su parte de responsabilidad en la degradación Medioambiental, lo que ha dado lugar a que los fenómenos administrativos se enmarquen cada vez más en las políticas de globalización de la economía a nivel mundial, tendientes a la protección del medio ambiente. El establecimiento y mejora de los sistemas de gestión ambiental en las empresas es cada vez más urgente, máximo aún, si se considera que las presiones medioambientales de la Industria a nivel mundial siguen actualmente una línea ascendente que a futuro pondrá en desventaja competitiva a las empresas que no adopten sistemas y tecnologías limpias en sus procesos de producción. La mejora de los procesos productivos a través de la Gestión Ambiental es de vital importancia para el direccionamiento del sector público e industrial hacia un desarrollo económico sostenible.

Las auditorias ambientales han sido presentadas como una herramienta de amplia aplicación, y promovida por muchos agentes y utilizada tanto como por entidades gubernamentales como por privadas. Con este trabajo se pretenden explicar algunos conceptos y esquemas de lo que son actualmente las auditorias ambientales, su definición, objetivos, desarrollo y alcances. Aunque en la actualidad no podemos afirmar que a las auditorias ambientales se les da tanta importancia como por ejemplo a las contables, y que nos encontramos aún distantes de tal escenario, existen muchos que argumentan que nos dirigimos a esa dirección.

Considerando la necesidad de que los establecimientos industriales se adecuen a las normas vigentes y den respuesta a las exigencias de la comunidad, se hace necesario que los mismos desarrollen una metodología de trabajo que apunte a la mejora continua de su comportamiento ambiental.

En la actualidad, nos enfrentamos a una época en la que la evolución de la sociedad ha implicado una serie de cambios y problemas en la salud pública, que van desde el predominio de enfermedades infecciosas, parasitarias y degenerativas, hasta los problemas de salud asociados a la exposición de agentes ambientales nocivos, producto del desarrollo industrial, comercial tecnológico y urbanístico. Existe una importante relación entre el ambiente y la competitividad de la cual gozamos.

Auditoria Ambiental

3

Horizontes

Capacitar a un grupo de profesionales y/o tecnólogos, en la comprensión, manejo, implementación y Auditoría de las normas; que les facilite el camino para ser líderes o asesores en organizaciones que quieran obtener y certificar un sistema de gestión de la calidad y su sistema de gestión ambiental respectivamente.

Mantener las condiciones y cualidades del medio ambiente en un estado que favorezca el desenvolvimiento de la vida y la riqueza de la biodiversidad.

Propiciar la formación de un pensamiento lógico matemático que articule además, los aspectos de ciencias sociales involucrados en el pensamiento ambiental.

Posibilitar la formación de ingenieros ambientalistas que a su vez, sean conscientes de las diversas corrientes de pensamiento que existen alrededor del tema ambiental (ecologistas radicales, ecologistas, tecnócratas productivistas, entre otros).

Brindar al estudiante un panorama general sobre las principales áreas de estudio de la ingeniería ambiental y su importancia dentro del proceso de formación integral.

Auditoria Ambiental

4

UNIDAD 1: Introducción a la Auditoria Ambiental

Descripción Temática

La auditoría ambiental hoy por hoy es una de las herramientas de gestión ambiental más utilizada por las organizaciones como elemento evaluador de su gestión y manejo adecuado del entorno, lo que permite elaborar y diseñar programas para el mantenimiento del medio ambiente y así preservar la capa de ozono oxigenando más el cosmos. Así mismo, se pretenden dar las bases claras para una gestión en el control del entorno ambiental y ecológico, lo mismo que la relación hombre-medio ambiente.

La necesidad de que los establecimientos industriales se adecuen a las normas vigentes y den respuesta a las exigencias de la comunidad es tal, que se hace necesario que los mismos desarrollen una metodología de trabajo que apunte a la mejora continua del comportamiento ambiental.

Horizontes

Estudiar conceptos elementales sobre medio ambiente.

Identificar

la

estructura

general

del

pensum

que

compone

la

auditoria

Ambiental.

Comprender los principales elementos económicos para el manejo de una política ambiental, así como su registro contable.

Guiar a las organizaciones, los auditores y sus clientes, en los principios generales comunes para la ejecución de auditorias ambientales.

Aplicar los criterios que determinen el resultado del proceso de auditoria ambiental.

Desarrollar las competencias necesarias para llevar a cabo los procesos de auditoria ambiental, de acuerdo al papel en que se encuentre el auditor ó auditado.

Auditoria Ambiental

5

Núcleos Temáticos y Problemáticos

Concepto

Contexto Histórico

Objetivos de la Auditoria Ambiental

Tipos de Auditoría Ambiental

Quienes Realizan las Auditorias Ambientales

Métodos y Procedimientos de Auditoria Ambiental

Informe de Auditoria según la Norma ISO 14.011

Beneficios de una Auditoría Ambiental

El Caema.

Asesoría en Aseguramiento de la Calidad ISO 9000 y Sistemas de Gestión Ambiental; y Auditoría Ambiental ISO 14000.

Licencias Ambientales

Proceso de Información

1.1

CONCEPTO

La auditoria ambiental es una herramienta de gestión que consiste en una evaluación sistemática, documentada, periódica y objetiva de la efectividad de la organización, la gerencia y los equipos ambientales, para proteger el medio ambiente mediante un mejor control de las prácticas ambientales y la evaluación del cumplimiento de las políticas ambientales de la empresa, incluyendo los requerimientos legales.

La auditoría ambiental como instrumento de control gubernamental posterior, se define como el examen periódico, metodológico y objetivo de evidencias que, en forma independiente, permite establecer e informar sobre el grado de correspondencia entre criterios establecidos y/o la eficacia de los Sistemas de Gestión Ambiental; y/o el desempeño ambiental; y/o los cambios en el estado ambiental; así como recomendar acciones orientadas a mejorar los tres aspectos señalados, incluyendo recomendaciones orientadas a eliminar o, en su defecto, minimizar causas que originan impactos ambientales adversos.

El objeto de la auditoría es uno o más ecosistemas y/o recursos naturales, los privilegios ambientales otorgados por el Estado y todos o parte de los sistemas de

Auditoria Ambiental

6

gestión ambiental que se someten a examen de auditoría. El sujeto de la auditoría es todo ente o conjunto de entes que intervienen directa o indirectamente en el proceso auditor. La auditoría ambiental, considera:

La auditoría de la eficacia de los sistemas de gestión ambiental.

La auditoría de desempeño ambiental.

La auditoría de los resultados de gestión ambiental.

1.2

CONTEXTO HISTÓRICO

La idea de auditoria ambiental surge alrededor de los años setenta, periodo en el cual se gestaron y desarrollaron varios proyectos de planificación y gestión ambiental. Su concepción y modalidades de aplicación fueron bastante modificadas, haciendo de la auditoria una herramienta de constante evolución.

Los años ochenta vieron el primer desarrollo metodológico de la auditoria ambiental y el inicio de muchas experiencias prácticas. En 1988 la Cámara de Comercio Internacional, una organización volcada a la ampliación del comercio mundial publica su Position Paper on Environmental Audit, que recomienda la adopción voluntaria de la auditoria ambiental.

En los años noventa se ven algunas iniciativas internacionales con el objetivo de estimular y difundir el uso de la auditoria ambiental. En 1992 fue publicada en Gran Bretaña la norma BS 7750 sobre sistemas de gestión ambiental, que incorporó la auditoria ambiental como componente esencial de ese sistema. En el año siguiente la Actual Unión Europea publicó su Directiva 1836, del 29 de junio de 1993, sobre la participación voluntaria de las compañías del sector industrial en un “Esquema comunitario de eco-gestión y auditoria”, mejor conocido internacionalmente por su sigla en ingles EMAS - “Eco-Management and Audit Scheme”.

Finalmente en 1996, fueron publicadas las primeras normas de la serie ISO 14.000 sobre los sistemas de gestión ambiental que, a semejanza de la norma británica, adoptan la auditoria ambiental como elemento indispensable del sistema. Desde esta perspectiva, la auditoria es una herramienta usada principalmente para verificar si la política ambiental de la organización viene siendo cumplida e implementada satisfactoriamente.

Auditoria Ambiental

7

1.3 OBJETIVOS DE LA AUDITORIA AMBIENTAL

En general el objetivo principal de una auditoria ambiental es asegurar que el sistema propuesto es adecuado y suficiente para proteger al ambiente. De forma más detallada sus objetivos son:

Verificar conformidad con los requisitos ambientales.

Evaluar la eficacia de sistemas de gestión ambiental ya implantados.

Evaluar riesgos de materiales y prácticas sujetas o no a reglamentaciones.

Por tanto, una auditoria busca verificar si las actividades de una organización están conforme a requisitos preestablecidos como: la legislación, las condiciones específicas de funcionamiento establecidas en una licencia o criterios internos de la organización. Tiene como objetivo también prevenir riesgos y sus consecuencias independientemente de la existencia de requisitos legales al respecto.

1.4

TIPOS DE AUDITORIA AMBIENTAL

1.4.1

Auditoría Ambiental Externa

La realiza un equipo de auditores que no pertenecen a la empresa. Este tipo de auditoria permite una mayor objetividad de los resultados.

1.4.2 Auditoría Ambiental Interna

El equipo auditor forma parte de la empresa auditada.

sistema de control ambiental interno a menor costo, pero no con la misma

objetividad.

Permite establecer un

1.4.3 Auditoría Preliminar o de Diagnóstico

Identificación preliminar de los principales aspectos e impactos ambientales y las correspondientes medidas de mejoramiento. Es el primer paso para establecer un plan de mejoramiento ambiental y un sistema de gestión ambiental.

1.4.4 Auditoría de Verificación

Verifica si la empresa cumple con la legislación ambiental vigente y acuerdos formales que limiten la magnitud de las descargas al ambiente. Es el tipo más frecuente de auditoria ambiental.

Auditoria Ambiental

8

1.4.5 Auditoría de un Sistema de Gestión Ambiental

Evalúa el sistema de gestión ambiental existente en una empresa. Incluye la verificación del cumplimiento de los procedimientos de gestión ambiental, su relevancia y efectividad.

1.4.6 Auditoría de Riesgos Ambientales

Identifica los riesgos potenciales en los procesos y procedimientos de la empresa; los accidentes causan grandes impactos ambientales, pérdidas económicas y daños a las instalaciones y a las personas, por lo que su prevención es muy rentable para toda la empresa.

1.4.7 Auditoría de Residuos

Identifica y cuantifica las diferentes líneas residuales, evalúa las prácticas y procedimientos para su manejo y control, y estima los costos asociados a éstos.

Busca opciones para reducir la generación de residuos en su fuente misma, prevenir su generación y llevar a cabo una mejor gestión de éstos.

1.4.8 Auditoría de Procesos

Verifica los niveles de eficiencia con que operan los procesos de interés. Implica cuantificar los flujos de materia y energía, así como la eficiencia y estabilidad operacional. Cubre aspectos comunes a una auditoria ambiental clásica.

1.4.9 Auditoría Energética

Evalúa la eficiencia de utilización de los recursos energéticos de la empresa, los compara con la eficiencia teórica e identifica potenciales mejoras en dichos sistemas. Implica controlar los procedimientos empleados para identificar y cuantificar el uso de los recursos energéticos.

Las auditorias de diagnóstico preliminar y de residuos son las de mayor relevancia para la realidad actual de la pequeña y mediana empresa de nuestro país, ya que muchas de estas empresas carecen de información respecto del comportamiento ambiental de sus actividades. En aquellas con más trayectoria ambiental, la auditoria se orienta a la identificación de opciones para la minimización de residuos, reducción de riesgos e identificación de opciones de mejoramiento continuo.

Auditoria Ambiental

9

1.5 QUIENES REALIZAN LAS AUDITORIAS AMBIENTALES

Diferentes países han buscado reglamentar la actuación de los auditores ambientales, exigiendo ciertos criterios para su calificación. La propia norma ISO 14.012 trata, específicamente, esta cuestión.

Se ha establecido un sistema internacional de acreditación de auditores, siendo el

más conocido el británico EARA- Environmental Auditors Register Association, que tiene reputación mundial. Tal sistema es, principalmente, utilizado para fines de certificación en los términos de norma la ISO 14.001, que requieren corregir las

inconformidades (cuales acciones serán tomadas y dentro de que plazo).

Es importante la clasificación de las inconformidades en grados de importancia, ya

que las auditorias acostumbran apuntar todos los problemas, sean éstos de grande

o de pequeña importancia; evidentemente, las inconformidades de gran

importancia deben ser corregidas rápidamente. Como hay diferentes tipos de auditorias, con objetivos diversos, es natural que la forma de conducirlas y los procedimientos de auditoria también sean variables. Por ejemplo, en un ciclo de auditorias que busca la certificación de una auditoria externa.

No hay ninguna obligación en utilizar auditores acreditados para otro tipo de auditoria, en particular las auditorias internas utilizadas por algunas empresas de gran importancia, aunque esto no quiera decir que requieran de profesionales con conocimiento técnico apropiado, en éste caso, las calificaciones más importantes incluyen una mayor apreciación en el área ambiental que en el conocimiento de procedimientos y sistemas de gestión, que es el punto de interés de la calificación para un auditor en los términos de la norma ISO 14.012.

1.6. MÉTODOS Y PROCEDIMIENTOS DE AUDITORIA AMBIENTAL

Una auditoria ambiental se realiza normalmente en tres pasos que comprenden actividades de pre-auditoria, la auditoria y actividades pos-auditoria. Las actividades previas son la planificación de la auditoría y engloba las siguientes etapas:

1.6.1 Definición de los Objetivos

El cliente entra en contacto con el auditor y le recomienda la auditoría, el auditor debe buscar entender claramente las razones que llevan al cliente a encomendarle una auditoría. Enseguida, se deben establecer los objetivos de la auditoría, desarrollar un plan de auditoría según los objetivos fijados, obtener información

Auditoria Ambiental

10

inicial sobre la instalación (organigramas, flujogramas de proceso, memorias descriptivas, planos y lay-outs, folletos, condiciones específicas de las licencias ambientales) y sus prácticas de gestión ambiental, obtener información sobre las reglamentaciones aplicables (leyes, licencias y autorizaciones exigibles, normas técnicas).

1.6.2 Selección del Equipo de Auditores y Distribución de las Tareas

El auditor-líder seleccionará los integrantes de su equipo. Normalmente, además de las personas entrenadas y con experiencia en auditoría ambiental, es necesario contar, por lo menos, con una persona que conozca bien el tipo de actividad desarrollada en el área; por ejemplo, en caso de tratarse de un proceso industrial, podrá ser necesaria la participación de alguien que conozca bien este proceso.

Escogido el equipo, éste debe promover por lo menos, una reunión preparatoria para la distribución de tareas y para asegurarse que todos tengan el conocimiento necesario de los objetivos de la auditoría. Los materiales informativos son distribuidos y si fuese necesario, discutidos. Los auditores deben ir al terreno con un buen conocimiento de la organización y de la instalación que será auditada, así como de la legislación y de la reglamentación aplicable.

En caso de que no estén familiarizados previamente con la ley, deben hacerlo antes de iniciar la auditoría propiamente dicha.

1.6.3 Selección del Protocolo de la Auditoría

Los protocolos son un conjunto de instrucciones con la función de guiar al equipo de auditores. Son los objetivos de la auditoría los que van a determinar el tipo de protocolo a ser empleado.

1.6.4 Comunicación

Auditada

con

el

Responsable

de

la

Instalación

a

ser

El gerente, o responsable de la instalación que será objeto de auditoría, debe ser, previamente avisado sobre la fecha y objetivos de la auditoría. Una auditoría no es una fiscalización gubernamental ni una inspección.

La auditoría en sí, puede comenzar después de concluida toda la planificación, e involucrar las siguientes actividades básicas:

Auditoria Ambiental

11

1.6.5 Apertura y Reconocimiento

La primera actividad es una reunión de apertura con el responsable de la instalación que será auditada. Los objetivos de la auditoría serán revisados para confirmar el reconocimiento común. Se puede proceder a una visita general de las instalaciones que serán auditadas, buscando familiarizar a los auditores con el lugar y actividades allí realizadas. En general, los auditores dirigen la vista a los puntos de mayor interés ambiental.

1.6.6 Recolección de Evidencias

Los auditores van al terreno buscando recolectar evidencias de aspectos a ser auditados. Por ejemplo, si uno de los ítems es “entrenamiento de los trabajadores”, el auditor podrá escoger al azar algunos trabajadores y conversar con ellos, haciendo algunas preguntas que busquen poner en evidencia si están informados y entrenados para desempeñar las funciones ambientales propias de su actividad. Para los demás ítems a ser auditados deben utilizarse procedimientos semejantes. De manera general, un auditor puede valerse de los siguientes métodos para recolectar evidencias: observación visual, entrevistas o preguntas dirigidas, análisis documental.

1.6.7 Registro de las Evidencias

El auditor debe tomar nota y registrar sistemáticamente todas sus observaciones; debe también, guardar copia de documentos importantes para sus conclusiones.

El cuaderno de notas de un auditor es muy valioso, y es importante que estas notas sean tomadas de forma ordenada y legible. En algunos casos al finalizar la auditoría y en el informe final, este cuaderno debe ser entregado.

1.6.8 Evaluación de las Evidencias

Las evidencias recogidas deben ser evaluadas a la luz de criterios previamente definidos, con el objetivo de identificar eventuales inconformidades; estos criterios normalmente habrán sido establecidos desde el comienzo, en función de los objetivos de la auditoría.

1.6.9 Reunión de Cierre

Un informe preliminar es presentado al responsable por la instalación auditada al final de la auditoría, esto puede eliminar algún error del auditor y busca confirmar su comprensión de las actividades realizadas en el lugar y de los procedimientos.

Auditoria Ambiental

12

1.6.10 Elaboración del Informe

Terminada la etapa de trabajo de campo, el equipo pasa a trabajar en la elaboración del informe. Usualmente, se prepara una minuta, que es distribuida para comentarios; solo entonces se emite el informe final. Hay diferentes estilos para la elaboración de este informe, puede centrarse solo en las inconformidades, clasificándose en dos o tres grados de importancia. El informe final puede también hacer recomendaciones en cuanto a medidas que deben ser adoptadas para corregir las inconformidades.

1.7 INFORME DE AUDITORIA SEGUN LA NORMA ISO 14.011

El informe de auditoría contiene las constataciones de la auditoría y un resumen citando las evidencias encontradas. Por acuerdo entre el responsable de la auditoria y el cliente, el informe podrá contener, también, las siguientes informaciones:

Identificación del organismo auditado y del solicitante.

El campo, los objetivos y el plan de auditoria.

Los criterios acordados, incluyendo la lista de documentos de referencia utilizados durante el período de la auditoría.

La duración de la auditoría y la(s) fecha(s) en que fue realizada.

Identificación de los representantes del auditado que participaron en la auditoria.

Identificación de los miembros del equipo de auditoria.

Una declaración referente a la naturaleza confidencial del contenido.

Lista de divulgación del informe.

Resumen del proceso de auditoría, incluyendo los obstáculos encontrados.

Las conclusiones de la auditoría, como por ejemplo:

La conformidad del SGA con relación a los criterios de auditoria del SGA.

La calidad de la aplicación y seguimiento del sistema.

La aptitud del proceso de revisión de la dirección interna para garantizar de manera continua, la adecuación y eficacia del SGA.

Auditoria Ambiental

13

1.8 BENEFICIOS DE UNA AUDITORÍA AMBIENTAL

Las auditorías son un instrumento fundamental para que las empresas afronten con competitividad su gestión ambiental. De esta forma, la auditoría aporta a la empresa una serie de beneficios que varían de situación en situación, pero que la convierten en rentable, y además:

Ayuda a la conservación del medio ambiente y al cumplimiento de leyes, normas y estándares.

Facilita

marcha por las empresas de sistemas internos de

la

puesta en

protección ambiental.

Da transparencia a la gestión ambiental de la empresa.

Facilita la comunicación externa e interna a todos los niveles.

Amplía el conocimiento sobre el estado de salud medioambiental de prácticas e instalaciones.

Proporciona ventajas frente a la competencia, tales como el prestigio y una buena imagen.

Incentiva la innovación tecnológica.

Mejora el rendimiento y la utilización de los recursos.

Proporciona a la empresa una base de datos disponible para otras funciones.

1.8.1 La Dirección de Asesoría

Está encargada de encausar los recursos humanos, técnicos, económicos y financieros del CAEMA hacia la gestión, coordinación y administración de los proyectos. Estos proyectos están encausados hacia:

La formulación, diseño y evaluación de políticas.

La asesoría en la implementación y levantamiento de procesos.

El aseguramiento y auditoría de la calidad.

Los sistemas de gestión y auditoría ambiental entre otros.

Los servicios de asesoría del centro andino para la economía en el medio ambiente

Evaluaciones de impacto ambiental de proyectos de inversión y empresas productivas.

Auditoria Ambiental

14

1.8.2 Instrumentos Económicos para la Gestión Ambiental

La asesoría en instrumentos económicos se enmarca fundamentalmente en la asistencia a las entidades del Gobierno, entidades multilaterales, empresas del sector privado y ONGS en programas, proyectos y actividades de diseño, acompañamiento, estudios y evaluaciones de instrumentos económicos tales como Cargos por Contaminación, Tasas por Utilización de Recursos, Políticas Económicas, Mecanismo de Desarrollo Limpio - MDL y Mercados Verdes.

1.8.3 Cargos Recursos

por

Contaminación

drica

y

Tasas

por

Utilización

de

El Centro Andino para la Economía en el Medio Ambiente agrupa los profesionales más experimentados en el tema, quienes trabajaron en el diseño, implementación y operación del sistema colombiano de cargos por contaminación hídrica y cuya experiencia permite dar respuestas concretas en aspectos técnicos tales como:

Optimización de los programas de Tasas Retributivas por Contaminación Hídrica y Fondos Regionales de Inversión Ambiental.

Levantamiento de Líneas Base de Contaminación.

Revisión y levantamiento de Procesos de Administración, control y vigilancia del recurso.

Diseño y actualización de Metas de Descontaminación.

Acompañamiento a autoridades competentes en procesos de concertación (manejo y negociación).

Estructuración y administración de Programas de Monitoreo.

Diseño de sistemas y programas de facturación.

Diseño y administración de fondos para el manejo de los recaudos y otros recursos económicos.

Evaluación del desempeño de programas.

Al igual que en el caso de los Cargos por Contaminación, el CAEMA está en capacidad de participar en diferentes tipos de programas y proyectos relacionados con la formulación, diseño y evaluación de políticas; y en la asesoría en la implementación de los distintos sistemas.

Auditoria Ambiental

15

1.9

EL CAEMA

1.9.1

Mecanismo de Desarrollo Limpio

Incluye el CAEMA, el cual es un Centro de asesoría particularmente fuerte en el

tema del Mecanismo de Desarrollo Limpio otros:

La asesoría comprende entre

(MDL).

Formulación de proyectos del Mecanismo de Desarrollo Limpio y la comercialización de Certificados de Reducción de Emisiones al mayor precio posible en el mercado internacional.

La identificación de oportunidades que el mecanismo representa para sectores y/o empresas.

El diseño de proyectos, particularmente en los ámbitos de reducción y captura de emisiones.

La identificación de opciones costo efectivas de reducción de emisiones.

El cálculo de línea base y adicionalidad.

La estimación del potencial de generación de Certificados de Reducción de Emisiones (CRE), y su valor potencia.

La preparación de flujos financieros, con y sin los CRE, para demostrar adicionalidad financiera.

1.9.2 Minimización de Residuos

El equipo del CAEMA cuenta con una vasta experiencia en el diagnóstico y desarrollo de programas de Minimización de Residuos.

En la medida en que se vienen implementando diferentes instrumentos de gestión ambiental, resulta cada vez más importante encontrar técnicas para minimización de residuos que permitan un mejoramiento en la calidad ambiental a un mínimo costo.

El Centro realiza además auditoría de programas de minimización de residuos, con base en la metodología adoptada y aplicada por Naciones Unidas (ONUDI).

Auditoria Ambiental

16

1.10 ASESORÍA EN ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD ISO 9000 Y SISTEMAS DE GESTIÓN AMBIENTAL; Y AUDITORÍA AMBIENTAL ISO 14000

Uno de los grandes retos para las autoridades ambientales en América Latina, es el de poder ajustar sus metodologías de administración, control, vigilancia y monitoreo de los recursos naturales, a procedimientos más ágiles y expeditos.

Dichas metodologías deben estar fundamentadas en técnicas modernas de levantamiento de procesos con criterios de calidad en el servicio.

Es importante tener en cuenta que la calidad en el servicio y la responsabilidad con el medio ambiente, no están asociados simplemente a problemas de contaminación sino también a métodos y procesos productivos.

El Centro Andino para la Economía en el Medio Ambiente cuenta con personal capacitado y calificado para apoyar procesos de diseño, administración y auditoría de este tipo de programas, así como la implementación, administración y auditoría de Sistemas de Gestión Ambiental (SGA) a la luz de las normas ISO 14000.

1.11 LICENCIAS AMBIENTALES

Nuestra labor es propender por el equilibrio entre el desarrollo y el medio ambiente, vinculando al hombre en las salvaguardas ambientales. Nuestras políticas se basan en fomentar en las comunidades el desarrollo sostenible, entendiéndolo como aquel que garantice un adecuado uso y manejo de los Recursos Naturales y del Medio Ambiente, utilizando medios formales y no formales de educación.

Esta dependencia estudia el ordenamiento de Licencias Ambientales, conceptúa sobre los estudios de Impacto Ambiental que presentan interesados en proyectos que puedan efectuar de alguna forma en medio ambiente.

Además busca ejercer control y estricta vigilancia en el sector minero, agrícola, industrial y doméstico, determinando niveles de contaminación visual, auditiva y emisiones atmosféricas.

La Subdirección Administrativa y Financiera colabora con la Dirección General en la formulación de políticas, normas y procedimientos para la administración de los recursos humanos, físicos, económicos y financieros de la entidad. Dirige y controla los procesos administrativos y financieros de la Corporación en todos los

Auditoria Ambiental

17

niveles. Coordina la realización de estudios sobre estructura, planta de personal, y mantiene actualizado el manual de funciones. Coordina y controla la adecuada prestación de los servicios generales para el correcto funcionamiento de la institución. Dirige y controla los procesos administrativos y financieros de la Corporación en todos los niveles.

Además dirige y coordina las actividades de administración de personal, seguridad industrial y relaciones laborales del personal, de acuerdo con las políticas de la Entidad y las normas legales vigentes.

Nuestra labor es administrar, ordenar y establecer normas y directrices, siguiendo las políticas del Estado para el mantenimiento y recuperación de las unidades hidrográficas y de sus recursos naturales renovables. Son objeto de protección especial las cuencas, zonas de paramos, nacimientos de agua, la zona de recarga de acuíferos que surten a los acueductos municipales y veredales.

1.11.1 Licencia Ambiental - Aspectos Ambientales Proyecto Cantarrana y Obras Anexas

“Empresa de todos con agua para siempre”.

Antecedentes

En el año 1999 la Empresa solicitó la Licencia Ambiental para el proyecto Decreto No. 1753.

expide el Auto No.

La CAR

DRL 1196 de 1999.

Términos de referencia

(E.I.A).

Se precisa: proyecto “Saneamiento y Control de Crecientes en la Cuenca del Río Tunjuelo” no hace parte del Proyecto “Programa Santa Fe I” Exp. 13195 CAR.

“Empresa de todos con agua para siempre”. Audiencia Pública 29 agosto de 2003, atender lo siguiente: Decreto 1729 de 2002, Ordenación de la Cuenca del Río Tunjuelo, previo a la construcción de proyecto.

Falta de profundidad en los estudios geológicos y sísmicos del Proyecto.

Considerar la utilización de las canteras existentes como amortiguadores de crecientes.

Auditoria Ambiental

18

Consideraciones

Que desde el punto de vista físico y biótico, se determina como área de influencia directa del proyecto:

Las zonas de obras para la construcción de la presa y vertedero en el embalse Cantarrana.

Las obras en los embalses 1,2, y 3.

Las fuentes de materiales para la construcción de los mismos y las zonas destinadas para la disposición final de los excedentes de excavación.

Que en cuanto al Plan de Gestión Social, se destaca que su objetivo es la formulación y diseño de acciones estratégicas dirigidas a proteger y compensar a la población afectada directamente con el proyecto.

Contempla

Comunicación e Información.

Generación de Empleo.

Capacitación y Educación Ambiental.

Participación comunitaria en actividades de conservación del medio ambiente, deporte, cultura y coordinación institucional.

Otras Consideraciones

En los aspectos ambientales, se destaca:

Manejo de lodos provenientes del dragado.

Disposición final de sobrantes de excavación.

Remoción de cobertura vegetal o en suelo en 79.1 Has.

Planes de monitoreo y seguimiento (calidad del agua, aire, suelo orgánico).

Equipo de Auditoria Ambiental.

1.11.2 La CAR Otorga Licencia Ambiental a la EAAB

Resolución 1129 30 sep. Embalse Cantarrana”

2003.

Proyecto

“Control de Crecientes Tunjuelo –

Auditoria Ambiental

19

Obras que Ampara

Presa Cantarrana y obras anexas.

Realce de los diques existentes.

Dragado del cauce del río, para incrementar la capacidad hidráulica del mismo.

Obras de protección de orillas.

Se otorga Licencia por la vida útil de proyecto y cobija las fases de construcción, operación, mantenimiento, desmantelamiento y abandono.

Permiso de Aprovechamiento Forestal de 1.484 individuos.

Manejo de Lodos, complementado con cámara o filtros.

Lodos previamente deshidratados.

Tres sitios de información confiable para la comunidad.

Considerar por parte de la firma constructora los pronunciamientos elaborados por los Geólogos de la Sociedad Colombiana de Geología.

Medidas de Compensación

Por la construcción del Proyecto:

Diseñar y construir un sistema de disipación de energía.

Alternativa para evitar taponamiento y protección a la entrada del sifón.

Elaboración y presentación por fases, de un Plan de Manejo Ambiental de la Cuenca del Río Tunjuelo.

Elaborar un estudio de alternativas y presentación del diseño definitivo para la solución de la problemática del río Tunjuelo.

Plantación de por lo menos 6.000 individuos forestales.

Aceptar como sitio de disposición final de materiales y lodos, la escombrera Cantarrana.

Solicitud de Ajustes al Alcance de la Licencia Ambiental

La EAAB mediante oficio de fecha 20 de enero de 2004, solicitó Revocatoria Directa, sobre los siguientes artículos de la Resolución 1129 del 30 de septiembre de 2003:

Auditoria Ambiental

20

Artículo 4 literal b) - Informes Ingetec

Artículo 5 numeral 4 – Estudio de Alternativas.

Artículo 17 – Auditoria Ambiental.

Aclaración del parágrafo del artículo 1 de la Resolución 1129 del 30 de septiembre de 2003.

En la misma fecha la EAAB, presentó otro oficio radicado CAR No 00585-1, solicitud ampliación términos.

de la misma

Artículo 3 Parágrafo 1 y artículo resolución.

5

literal

A

numerales

1

y

2

La CAR mediante Resolución 1239 de noviembre 18 de 2004, decide sobre la solicitud de los ajustes solicitados por la EAAB.

Proceso de Comprensión y Análisis

¿Dar la definición de la auditoría ambiental como instrumento de control gubernamental posterior?

¿Que tipo de auditoria identifica preliminarmente los principales aspectos e impactos ambientales y las medidas de mejoramiento?

Describir las siglas EARA.

¿Cuáles son los pasos fundamentales que comprende una auditoria?

¿Qué significa protocolo en cuanto a la selección de la auditoria?

¿Dentro de su contexto habitacional, como implantaría ud. una auditoria ambiental?

Evaluar por medio del plan de desarrollo de su municipio, si dentro de él se encuentran contemplados los planes de desarrollo y mejoramiento en temas ambientales?

¿Según sus conocimientos, que criterios podrían determinar el resultado del proceso de auditoria ambiental?

¿Cuáles beneficios puede traer la auditoria ambiental a nuestro país como tal?

De acuerdo a los beneficios mencionados con anterioridad: como pueden contribuir las empresas al mejoramiento del ambiente.

¿En que se enmarcan los instrumentos económicos para la gestión ambiental?

Auditoria Ambiental

21

¿Qué es el MDL y por qué el CAEMA está centralizado e interesado en el mismo?

Solución de Problemas

De acuerdo a la siguiente documentación que encontrará en su corporación autónoma regional, ejemplo Norte de Santander (Corponor), como son:

Manual de mantenimiento de cuencas.

Estructura de la corporación.

Manual de funciones de la corporación.

Identificar cada uno de los componentes que integran tanto una auditoría interna como externa en los procesos de mantenimiento del medio ambiente.

Síntesis Creativa y Argumentativa

Por medio del desarrollo de este trabajo nos damos cuenta de la importancia que tiene para entidades privadas y públicas la realización de auditorias ambientales como instrumento valioso para verificar y ayudar a mejorar el desempeño ambiental.

Considerando la necesidad de que los establecimientos industriales se adecuen a las normas vigentes y den respuesta a las exigencias de la comunidad, se hace necesario que los mismos desarrollen una metodología de trabajo que apunte a la mejora continua de su comportamiento ambiental.

Esta norma tiene por finalidad guiar a las organizaciones, los auditores y sus clientes, en los principios generales comunes para la ejecución de auditorias ambientales.

Nos damos cuenta también lo triste que resulta saber que para empresas tan importantes en nuestro país una auditoría es sinónimo de obligación, ley y multas; y que su realización se debe a estos tres sinónimos.

De acuerdo con lo visto anteriormente, realizar un mapa conceptual donde incluya la historia de la auditoria ambiental.

Auditoria Ambiental

22

Gran parte de los problemas que tenemos hoy día, se originan en una evidente inconsciencia de muchísimos de nuestros conciudadanos sobre la relación entre sus actuaciones y el deterioro de su propio espacio vital. Esto se manifiesta por igual en quienes llenan de basura nuestros parques y en las empresas que no realizan manejo ambiental de sus actividades (producción limpia). Los resultados son impactos ambientales negativos sobre el agua, el suelo y el paisaje. Se busca la generación de una cultura regional en materia de armonización sociedad - naturaleza, orientada a hacernos conscientes de la responsabilidad de cada quien y a generar nuevas actitudes individuales hacia los demás y hacia la naturaleza con la que interactuamos. En el esfuerzo en educación está la espina dorsal del futuro desarrollo de nuestro departamento:

entender y asumir que la manera de mejorar la calidad de vida se logra mediante el desarrollo comprometido y la responsabilidad ambiental.

Según esto, cual cree usted que es el objetivo de la Educación Ambiental en el marco del Plan.

Autoevaluación

Investigar sobre la norma ISO 14000 y con base en ello, elaborar un ensayo donde se identifiquen los elementos esenciales y principios generales que contiene la norma respecto a la metodología de la preservación del ambiente.

Repaso Significativo

Con base en lo visto anteriormente, entrar a la página del ministerio del medio ambiente e identificar la ley, y con base en ella elaborar un ensayo de los dos primeros capítulos de ésta.

Bibliografía Sugerida

ANGEL MAYA, Augusto. Desarrollo sostenible o cambio cultural. ¿Es sostenible o cambio cultural?. ¿Es sostenible la Ciudad Moderna? En: III Encuentro Internacional Hábitat Colombia. A la búsqueda de ciudades sostenibles. Pereira,

1994.

ANGEL SANINT, Enrique. Gestión Ambiental en Proyectos de desarrollo. Fondo FEN Colombia. Santa Fe de Bogotá. 1997.

Auditoria Ambiental

23

CARRIZOSA UMAÑA, Julio. Lo económico desde una visión ambiental compleja.

Código Nacional de los Recursos Naturales Renovables

1753/94).

(Dec.

2811/74; Dec.

HARRISON, Lee. Manual de auditoría Medioambiental. Higiene y Seguridad. Mc Graw-Hill. Santa fe de Bogotá. 1998.

HERRERA K Ingrid, Morales V. Francisco. Factores Ambientales y Estilos de Desarrollo. Editorial Trillas. México, 1996.

Informe. II Curso Internacional de Aspectos Geológicos de Protección Ambiental.

Manual de auditorias Ambientales para Proyectos de Infraestructura.

MOTTA VARGAS, Ricardo. Código de Recursos Naturales y Normas de Protección Ambiental. Ecoe Editores. Santa fe de Bogotá. 1998.

NORMAS ISO 14001 y 14002.

Direcciones Electrónicas

lamolina.edu.pe/calidad_ambiental/cursoaudito.htm

Auditoria Ambiental

24

UNIDAD 2: La Contabilidad y el Problema Medioambiental

Descripción Temática

En los últimos años se ha venido presentando una sensibilidad especial respecto del tema del cuidado del entorno natural y el medio ambiente; todo esto debido a los problemas surgidos por los desechos producidos por las industrias en su proceso productivo, en especial durante todo este siglo, lo que ha provocado grandes pérdidas naturales y graves riesgos a la población.

Desafortunadamente en Colombia no existen estadísticas claras ni precisas que permitan evaluar el impacto nocivo de los desechos, teniendo sólo como referencia aquellos que aleatoriamente muestran las organizaciones no gubernamentales que preocupadas por el deterioro del medio ambiente se han dedicado a investigar sobre estos temas. En esta unidad se presentan algunos modelos o métodos de contabilización del costo que ocasiona el mal uso de nuestros residuos.

Horizontes

Conocer las normas estipuladas en la auditoria ambiental.

Reconocer la tendencia ambiental y realidad que se vive en la estructura nacional.

Estructurar los problemas que se presentan a nivel del medio ambiente en el que nos desenvolvemos.

Diseñar planes de contingencia en cuanto a la reestructuración del medio.

Núcleos Temáticos y Problemáticos

Las Normas Ambientales.

La Contabilidad y el Problema Medioambiental.

Auditoria Ambiental

25

La Contabilidad Ambiental en el Sistema de Cuentas Nacionales

Cambios al Sistema de Cuentas Nacionales

Proceso de Información

2.1 LAS NORMAS AMBIENTALES

La efectiva existencia de problemas medioambientales, en especial los producidos por los desechos dejados durante el proceso productivo, simbolizado por esas grandes chimeneas humeantes que hasta hace poco era un símbolo de progreso, actividad plena, gran capacidad productiva y que muchas industrias mostraban con orgullo; ahora debido a la contaminación y a la creciente preocupación por el entorno natural, han llevado incluso a que esas empresas modifiquen sus criterios respecto de lo que ellos pensaban que era la imagen de una gran e importante industria, cambiando radicalmente su imagen por la de no contaminantes y conscientes del medio ambiente.

Esta es una nueva problemática que se ha tenido que afrontar y ha sido necesaria la existencia de reglas o normas que deban cumplirse para uniformar las situaciones. En nuestro país han existido esas normas desde hace mucho tiempo, pero quizás no fueron consideradas hasta hace unos pocos años cuando comienzan a producir muchos problemas a la comunidad y por sobre todo cuando en el mundo se empieza a tomar conciencia del asunto. Quizás los detonantes que llevaron al cambio del criterio económico y productivo a uno más ecológico fueron los desastres de Chernobyll y el descubrimiento del daño a la capa de ozono que era producido incluso por productos de uso doméstico. En nuestro país hay que recordar lo que originó la dictación de algunos reglamentos relacionados con el medio ambiente, como lo es la contaminación atmosférica de Santiago, que ha llevado a muchas empresas a modificar sus criterios e incluso su forma de producción, debido a que están expuestos a multas y sanciones.

A continuación se enumeran algunas de las normas que existen en la actualidad y

a las que deben atenerse quienes desempeñen o intenten llevar a cabo algún tipo

de actividad donde el cuidado del medio ambiente y la naturaleza estén

relacionados:

La Constitución Política de 1980, en su artículo 19º.

Algunas normas existentes antes de 1994. En nuestro país, se presenta una legislación repartida en diferentes ámbitos como salud, agricultura, aguas,

Auditoria Ambiental

26

entre otras; así, se calcula que existen más de 700 disposiciones legales, algunas incluso, datan de hace más de 70 años lo que las hace a la mayoría ineficientes, obsoletas e inaplicables.

Normas que se dictaron debido a la contaminación atmosférica de Santiago, donde algunas establecen hasta la suspensión de actividades a algunas empresas en días de saturación por elevados índices de contaminación.

Una de las últimas leyes promulgadas y quizás la más importante es la Ley 19.300 de Bases del Medio Ambiente o "Ley Marco Ambiental", publicada en el Diario Oficial el 9 de Marzo de 1994, la que establece procedimientos para obtener la autorización necesaria para la implementación de casi cualquier proyecto que se pretenda realizar, además de las sanciones para quienes infrinjan esta Ley obviando los pasos estipulados en ella, o bien, que provoquen un daño en el medio ambiente.

Normas ISO 14.000; son los normas que se relacionan con la calidad desde un punto de vista ambiental, es decir, intentar aunar criterios, tanto de producción, gestión u otros. Son de aceptación y aplicación general, en especial en el marco del comercio exterior.

2.2 LA CONTABILIDAD Y EL PROBLEMA MEDIOAMBIENTAL

La problemática medioambiental es la consecuencia de una crisis ecológica que no se ha podido detener, ni controlar. La degradación ambiental, ahora más que nunca, ha puesto en peligro el futuro de la especie humana. Incluso algunos científicos han llegado a hacer pronósticos apocalípticos si no se hace nada para revertir esta situación. Esto ha llevado al hombre a reaccionar fuertemente en vista de poder enfrentar el que ahora es su mayor desafío "la sobrevivencia".

La preservación y conservación de la biosfera, la ampliación de la percepción de la idea de calidad de vida con todas sus implicancias y el nuevo concepto de desarrollo sustentable, son la cara visible de la actual posición que se ha constituido como respuesta a la problemática medioambiental.

Lo que se puede esperar de esto y de la consecuente revisión de conceptos e ideas, es el surgimiento de un nuevo modelo para los sistemas de información, ya que éstos deberán permitir reflejar adecuadamente la situación o contexto informativo para el análisis y evaluación desde la nueva perspectiva concebida, en función de los ahora diferentes requerimientos de información relevantes para el usuario.

Auditoria Ambiental

27

Una buena demostración de esta nueva perspectiva, se da en la franca decadencia del pensamiento que tiene la sociedad referente a que el lucro genera empleo, renta, prosperidad y bienestar, pues el lucro, como la ecología lo está probando, no genera necesariamente calidad de vida.

2.2.1 Ecología y Contabilidad

Para muchos al principio, les ha costado creer el grado de relación que puede llegar a existir entre la ecología y la contabilidad, ya que las entienden como disciplinas tan lejanas y disímiles entre sí.

La unión de la ecología con la contabilidad se ha visto plasmada en virtud de la problemática medioambiental presentada en las empresas. Así somos testigos de la fuerte influencia que está ejerciendo la ecología en la economía de las empresas. Ahora es aquí donde entra a relacionarse la contabilidad debido a que su objetivo es medir aquellos hechos económicos que afecten a la entidad para brindar información relevante, fidedigna, confiable, oportuna, comprensible, objetiva e íntegra.

Otra visión mucho más amplia de esta relación la da un experto, quien afirma que la contabilidad pasó a ser imprescindible al momento de querer enfrentar el problema ambiental, pues dice que: para hacer frente a los problemas de conservación del medio ambiente, las empresas cuentan con muchos procedimientos y técnicas de administración, varios de los cuales están directamente relacionados con las funciones de la contabilidad (en lo que respecta especialmente a la divulgación de técnicas contables de las medidas de protección ambiental y de los daños potenciales ocurridos). En este sentido la incorporación de la contabilidad a las materias ambientales viene a llenar una necesidad referida a la forma de cuantificar, registrar e informar los daños causados al medio ambiente y las acciones preventivas o correctivas necesarias para evitarlos (medidas de protección ambiental).

La búsqueda de soluciones al problema medioambiental exige a las empresas el perfecto conocimiento del mismo, conocerlo implica explicar el impacto de hoy sobre el futuro, y explicar es un concepto que considera conocer, identificar, denominar, mensurar, divulgar, reportar y comunicar. Es entonces aquí donde empezamos a relacionar la ecología con la contabilidad, ya que la ciencia del proceso contable como ya se dijo capta, registra, reporta e informa.

Auditoria Ambiental

28

2.2.2 La Realidad Nacional

Sin duda, en este momento un sistema de estas características en nuestra realidad es una utopía contable puesto que no se cuenta actualmente con ningún mecanismo que nos permita medir cuantitativamente las variables que juegan en este sistema. Lo único cierto es que se están desarrollando distintas metodologías y procedimientos que están considerando estos aspectos, además del surgimiento de novedosas tendencias que tratan de entregar un sistema más aceptable de valorar la empresa.

De esta manera conoceremos primeramente cómo se esta operando en Chile en lo que respecta a los tratamientos contables aplicados a los hechos económicos derivados de la problemática medioambiental.

En el país las empresas deberían estar considerando los efectos económicos derivados de la Ley 19.300, de este modo podemos exponer el punto de vista de un experto nacional que está contenido en una investigación sobre el efecto de dicha ley en la gestión contable:

“En lo relacionado con los gastos por ocurrencia de daño ambiental puede decirse que en su mayoría no son realmente necesarios para la generación de ingresos, se deberían considerar como pérdidas dado el carácter extraordinario que tienen, en esta clasificación debieran encontrarse las pérdidas por reparaciones ambientales y las pérdidas indemnizatorias por daño ambiental. Ahora con respecto a las multas, reajustes e intereses creo que cumplen con los requisitos como para clasificarse en el rubro de gastos financieros”.

La mayor dificultad que presenta la aplicación contable de esta ley, se refiere al tratamiento que pudiera dársele a los gastos de evaluación de impacto ambiental para los nuevos proyectos de inversión, puesto que si bien es cierto son gastos, tampoco es menos cierto que pueden relacionarse directamente con el proyecto, por lo que pudieran activarse aumentando el costo de este último. Otra posibilidad es asimilarlo como gastos de puesta en marcha del proyecto, activándolo y llevando a resultados una cuota anual. La mayor falencia de este método es determinar cuál es el periodo adecuado de amortización cuando no se conoce la duración del negocio. En resumen pueden existir dos maneras de contabilizar estas erogaciones:

Como gastos del periodo, lo que obviamente, dependiendo del monto con que estemos hablando puede influir significativamente en la determinación de un resultado erróneo para el ejercicio.

Auditoria Ambiental

29

Como Activo Amortizable, lo que mejoraría en cierto modo la situación anterior, la que sin ser perfecta, establece una base de correlación ingreso-gasto. El mayor problema que dificulta que la información sea 100% certera es la imposibilidad en ciertos casos para determinar la obtención de ingresos futuros, el monto y los periodos en que estos incurrirán.

Según lo expuesto, si bien no es lo ideal, es reflejarlo como un activo amortizable, estimando una vida del proyecto, el que servirá como periodo de amortización.

Ahora el tratamiento que pudiera dársele al ahorro de gasto por evaluación de impacto ambiental, dependerá principalmente del criterio del contador. Mientras algunos pudieran simplemente no reflejarlo, por no ser un desembolso o un ingreso efectivo, además de apoyarse en los principios de criterio prudencial y realizado, otros, y entre los que me incluyo, reflejarían una ganancia no realizada producto de la buena capacidad de la administración para buscar el apoyo del Estado en la realización de sus evaluaciones de impacto ambiental o sus declaraciones de impacto ambiental”.

Además de éste punto de vista sobre la forma de registro de las partidas originadas en la Ley Marco Ambiental, que es profundamente teórico, es de gran importancia exponer otros puntos de vista que son reales y que forman parte de entrevistas realizadas con ocasión del desarrollo de este trabajo. De este modo, podemos observar algunas visiones y opiniones de profesionales respecto del tema (las próximas dos opiniones son hechas por profesionales que se desempeñan en empresas transnacionales que cuentan con políticas ambientales, a pesar de que sus dictámenes están hechos desde un punto de vista de la realidad nacional):

“Los tenemos como ítem de gasto cuantificado y tenemos presupuestos anuales en lo que gastamos y es algo permanente, es algo nuevo para nosotros empezamos con esto aproximadamente hace dos años y ahora forma parte del día a día gastar en nuestro medio ambiente”.

“La empresa en que trabajo actualmente sí ha captado recursos para eso, se ha implementado un sistema de identificar claramente cuáles son los gastos relacionados con el medio ambiente, contablemente se asocian al producto a través de un centro de costo que se llama control de calidad”.

Nuevamente es necesario recalcar que las opiniones anteriores son de profesionales que se desempeñan en empresas que tienen políticas ambientales definidas, dado su carácter de filiales nacionales de grandes firmas extranjeras.

Auditoria Ambiental

30

A pesar de esto, existe la realidad más palpable y es la que se encuentra

diariamente y que es la de no considerar los aspectos medioambientales en la contabilidad, sino que de plano no encuentran mayor relación entre el medio ambiente y la contabilidad. De esta forma ni siquiera los efectos económicos- financieros derivados de la aplicación de la normativa ambiental, que si son mensurables para la contabilidad de las empresas nacionales, tienen un tratamiento especial o alguna distinción específica en cuentas especiales que se le puedan asociar. Normalmente terminan como un costo de explotación adicional o generan gastos que comúnmente se identifican con cualquier otra cuenta. En otras palabras, para muchos profesionales del área "No tiene nada que ver la contabilidad y el medio ambiente".

Si bien los Estados Financieros no contemplan una línea en particular para los

aspectos ambientales (efectos económicos-financieros derivados) y tampoco lo estiman en las notas, en las Memorias de la mayoría de las empresas está apareciendo una mención a este tema. Existe recientemente la preocupación de considerar la parte medioambiental, por lo menos, para mejorar la imagen de la empresa, y eso ya es un avance, porque se está entendiendo la importancia que

tiene el tema para la opinión pública, lo que conllevará más tarde sin lugar a dudas

a manejar una contabilidad preparada para enfrentar las nuevas exigencias que se le harán en cuanto a lo que debería registrar y comunicar.

2.2.3 La Tendencia Mundial

En la búsqueda de información, se descubrió que en países desarrollados la

contabilidad ya se ha relacionado formalmente con los aspectos medioambientales,

de esta manera podemos nombrar a países como Alemania, Escocia, España, o en

nuestro continente a Argentina y en especial Estados Unidos, donde éstos tópicos son tomados en cuenta e incluso existen constantes estudios e investigaciones que se realizan y donde participan activamente distintas organizaciones, entre otras, entes fiscales y empresas de renombre. Así nos hemos familiarizado con términos de uso común como: "Contabilidad Medioambiental", "Contabilidad de Gestión Medioambiental", "Contabilidad Ecológica" o también el de "Contabilidad Verde".

Así, se da a conocer algunos de los más importantes aspectos que considero de interés y por sobre todo de tener en cuenta, pues tarde o temprano tendremos que tenerlos presentes en nuestra realidad.

Lo siguiente corresponde a un resumen del material encontrado y que corresponde

a aplicaciones, estudios e investigaciones que se realizan en el extranjero.

Auditoria Ambiental

31

2.2.4 La Contabilidad y el Medio Ambiente

En adelante conoceremos lo que corresponde a la realidad norteamericana y está conformado por distintos materiales que han sido traducidos y refundidos para la comprensión del lector.

En tan sólo unos pocos años en Norteamérica, la contabilidad para el medio ambiente ha pasado de ser uno de los más marginales e irrelevantes tópicos, a tener un rol crecientemente central en las deliberaciones del mundo de la profesión contable. Investigaciones realizadas en los Estados Unidos indican que los contadores todavía no están involucrados como lo podrían estar.

La legislación que se aplica en el país del norte ha ampliado la responsabilidad por la contaminación y por el cuidado ambiental a las empresas. Últimamente algunas de éstas han reconocido esta responsabilidad medioambiental en los informes financieros, eligiendo minimizar la severidad de la legislación. En 1990, un estudio encontró que sólo el 11% de las empresas estudiadas tenían considerada a la Contabilidad Medioambiental en sus políticas de gestión.

Está muy claro que la profesión contable ha sido lenta en responder a este desafío medioambiental, pero se ve que está obligada a tomar un rol primordial en esta materia.

Se deben considerar los tipos de Contabilidad Medioambiental, el siguiente cuadro corresponde a una clasificación que aparece en un documento de la "Enviroment al Protection Agency" de Estados Unidos:

TIPOS DE CONTABILIDAD MEDIOAMBIENTAL

 

DIRIGIDO A

 

ENFOQUE

USUARIO:

Contabilidad Nacional

Macroeconómico, Economía Nacional

 

Externo

Contabilidad Financiera

La Empresa

 

Externo

Contabilidad Gerencial o de Costos

La

Empresa,

Departamentos,

Línea

de

Interno

Producción, etc.

 

Contabilidad Nacional

Es una medida macroeconómica. El término Contabilidad Medioambiental está referido a la Economía Nacional. Por ejemplo: el término Contabilidad Medioambiental puede ser usado en unidades físicas o monetarias de acuerdo al consumo de Recursos Naturales de la nación sean renovables o no renovables. En este contexto la Contabilidad Medioambiental ha sido denominada “Contabilidad de Recursos Naturales”.

Auditoria Ambiental

32

Contabilidad Financiera

Se relaciona con la preparación de los estados financieros que están basados de acuerdo a los Financial Accounting Standards Board (FASB) y a los Generally Accepted Accounting Principles (GAAP). La Contabilidad Medioambiental en este contexto está referida a la estimación e información de las responsabilidades ambientales y los costos desde un punto de vista financiero.

Contabilidad Gerencial

Es el proceso de identificación, recolección y análisis de información, principalmente para propósitos internos. Está dirigido a la administración de los costos, en especial para tener en cuenta las decisiones administrativas en el ámbito de la producción y otros.

Así podemos determinar que existen tres posibles contextos donde se aplica el término de Contabilidad Medioambiental, uno aplicado a la Contabilidad Nacional, abarcando aspectos macroeconómicos y los otros dos relacionados más con la realidad microeconómica, con la unidad empresarial, que es la que nos interesa.

A continuación se muestran algunos razonamientos del por que de la importancia

de la contabilidad medioambiental:

El reconocimiento y revelación de los efectos medioambientales negativos en la práctica contable convencional.

La identificación separada de los costos e ingresos afines al medio ambiente dentro de los sistemas contables convencionales.

La toma de acciones para crear iniciativas en orden de considerar los efectos medioambientales existentes en la práctica contable convencional.

El desarrollo de nuevas formas de medir, informar y valorar; para cumplir con propósitos internos y externos.

El desarrollo de nuevos sistemas contables financieros y no financieros, sistemas de información y de control para aprovechar beneficios medioambientales de las decisiones administrativas.

Así, podemos apreciar que en países como Estados Unidos existen políticas al respecto e incluso investigaciones y aplicación de tópicos ambientales no sólo en las cuentas nacionales, sino que también a niveles de contabilidad financiera y de costos. Con respecto a esto, es saludable para interiorizarse más acerca de estos temas y conocerlos de un modo más profundo, consultar textos que se encuentran

a libre disposición en la red Internet.

Auditoria Ambiental

33

2.2.6 Otras Realidades

Además de Estados Unidos, como ya lo hemos dicho, existen otros países donde esta preocupación ya se ha abordado, otro ejemplo son las investigaciones llevadas a cabo en la Argentina, Universidad de Buenos Aires, donde se destaca una en especial, que apunta hacia la aplicación de criterios ambientales en los registros contables de las empresas transandinas, utilizando el término de “Contabilidad Ecológica” y relacionándolo con la determinación de resultados, ésta dice textualmente en su descripción:

“En el marco del proyecto que actualmente nos ocupa, se investiga sobre la Contabilidad Ambiental, disciplina poco desarrollada en el mundo y sin desarrollo

en la Argentina, y su implementación en las empresas para cooperar e influir en la

obtención de los resultados contables y financieros de las mismas”.

A partir de los avances obtenidos hasta el momento en esta investigación

“conceptuales, doctrinarios y normativos” se está elaborando un Borrador de Propuestas Ambientales al cual se deberá incorporar, como próxima etapa de la investigación, los resultados de la investigación empírica que se está efectuando.

Se ha diseñado una Encuesta Ambiental sobre prácticas contables destinada a empresas argentinas. En una primera etapa se está enviando a una muestra piloto de 20 empresas para luego, en la segunda etapa, enviarla a una muestra más amplia que consta de 200 empresas.

Finalmente es importante considerar que en España, el tema ya es por todos conocido y de aplicación casi general. Está muy avanzado en especial el tema de la Contabilidad de Gestión Medioambiental, que está orientado hacia el campo de

la Contabilidad de Costos. De este modo, podemos destacar que la AECA,

Asociación Española de Contabilidad y Administración, encargada de elaborar las Normas y Principios Contables, tiene considerada a la fecha la elaboración de uno de sus principios de Contabilidad de Gestión que está orientado justamente a la “Contabilidad de Gestión Medioambiental”.

Complementario a lo anterior, según Crespo, Ayuso y Ripoll: “las organizaciones mayoritariamente utilizan recursos naturales en los procesos y productos, en muchas ocasiones, generan grandes cantidades y variados tipos de residuos,

contribuyendo la contaminación del aire, el agua y el suelo. Por ahora, “sólo en algunos casos contados los costos a largo plazo de estos recursos y de la contaminación se han incluido en los costos de explotación de una instalación o en

La empresa, deberá destinar parte de

el precio del producto o servicio final {

las inversiones a la mejora y protección del medio ambiente, soportando una serie

}”.

Auditoria Ambiental

34

de costos, los cuales, serán fáciles de identificar y registrar contablemente de forma separada del resto de costos empresariales, sin embargo, otras veces estarán interrelacionados con el resto y complicarán el análisis costo-beneficio medioambiental.

De esta manera podemos decir que el tema de la contabilidad y el medio ambiente, de acuerdo a lo que hemos visto y aprendido durante la elaboración de este seminario, tiene un futuro importante y relevante, para el cual, como profesionales, debemos estar preparados e informados de toda materia que se relacione, sobretodo por el ejemplo y la realidad que viven países más desarrollados que el nuestro y que hemos descubierto en este informe y que nos obligan a estar atentos tanto con el medio ambiente, como con los aspectos de gestión contable que sean análogos a la materia.

2.2.7 Contabilidad Financiera Tradicional y Contabilidad Ambiental

He creído importante incluir dentro de este trabajo, una visión que quizás nos aclare más algún tópico del tema, pues es hecha por un académico chileno y que viene a confirmar lo que muchos al escuchar el concepto negaron de inmediato la posibilidad de aceptar, y que demuestra que es un área que nace, pero que ya existe.

La contabilidad financiera tradicional mide resultados financieros a partir del consumo humano de recursos de capital. La contabilidad ambiental orientada a las medidas de protección al medio ambiente, pretende medir todos los recursos de capital natural comprometidos en el proceso productivo.

En el caso de la gestión de la empresa, es conveniente que en el inicio de la aplicación de criterios de contabilidad ambiental se sigan los siguientes pasos:

La empresa debe establecer políticas en cuanto a la protección del medio ambiente.

Confeccionar planes y diseñar estructuras para tales políticas en acciones.

Establecer criterios de cuantificación y medición, cuando corresponda.

Crear una acción gerencial, con gestión y supervisión de los resultados alcanzados.

Mantener permanentemente informados a los propietarios, al gobierno y la comunidad, de los logros alcanzados.

“Los desafíos que la contabilidad ambiental tiene por adelante son: mejorar el nivel de comunicación, mejorar las normas de registro y gerenciamiento contable,

Auditoria Ambiental

35

mejorar la contribución contable a las prácticas de administración del asunto ambiental en la empresa, y por último; descontaminar los balances que hoy omiten activos consumidos, y que precisan ser mensurados y registrados.

2.3

LA

NACIONALES

CONTABILIDAD

AMBIENTAL

EN

EL

SISTEMA

DE

CUENTAS

La contabilidad ambiental se refiere a la modificación del Sistema de Cuentas Nacionales para incorporar en éste el uso o agotamiento de los recursos naturales.

El Sistema de Cuentas Nacionales es el conjunto de cuentas que los gobiernos de cada país recopilan en forma periódica para registrar la actividad de sus economías.

Los datos del Sistema de Cuentas Nacionales se usan para calcular los principales indicadores económicos incluyendo el producto interno bruto (PIB), el producto nacional bruto (PNB), las tasas de ahorro, y las figuras para la balanza comercial.

Los datos que componen estos indicadores agregados se usan también para una amplia gama de análisis de política igualmente valiosos pero menos conocidos y para propósitos de monitoreo de la economía.

Estas cuentas económicas son calculadas para todos los países utilizando un formato estándar, que ha sido desarrollado, apoyado y diseminado por la División de Estadística de las Naciones Unidas (UNSTAT).

El hecho de que todos lo países lleven a cabo estos cálculos, en más o menos la misma forma, añade un gran valor a los datos, para la toma de decisiones a nivel nacional e internacional, debido a que posibilita comparaciones y permite poner a cada país en el contexto de las tendencias mundiales. De igual manera el cálculo periódico de dichas cuentas permite entender cómo el mundo está evolucionando, y en dónde se sitúa cada país dentro de éste patrón de cambio. Esto proporciona una base valiosa para la definición de políticas públicas destinadas a orientar a los países y al mundo entero hacia patrones deseados de crecimiento y desarrollo.

Se ha desarrollado una corriente que demanda la reformulación del Sistema de Cuentas Nacionales debido a que las cuentas, como están definidas actualmente, no incluyen el valor económico completo de los recursos ambientales ni la función que éstos juegan en la actividad productiva. Algunos de los elementos que faltan en las Cuentas Nacionales son:

Auditoria Ambiental

36

2.3.1 Gastos Ambientales

Los gastos para proteger el ambiente del maltrato o para mitigar esos daños, no pueden ser identificados actualmente en los datos de las cuentas nacionales.

Dichos gastos incluyen el costo incurrido para prevenir el daño ambiental, tales como el equipamiento de las fábricas para controlar la contaminación, o los convertidores catalíticos instalados en los autos.

También incluyen los costos de remediar tales daños, los gastos médicos, el reemplazo de propiedad destruida en los deslaves causados por la deforestación, o la necesaria filtración del agua potable debido a que ésta se encuentra altamente sedimentada. Estos gastos están incluidos en las cuentas de ingresos, junto con todo el consumo intermedio o final, sin embargo, no pueden ser separadas para distinguir los costos incurridos para prevenir o mitigar la degradación ambiental.

2.3.2 Bienes no Comercializados

El ambiente proporciona muchos bienes que no se venden pero que tiene valor; como por ejemplo, la leña y los materiales para construcción recolectados en los bosques, la carne y el pescado capturados para el autoconsumo, y las plantas medicinales.

Algunos países incluyen estos bienes en sus cuentas de ingresos nacionales, calculando el consumo total, y luego usan los precios del mercado de productos comparables como una aproximación para calcular el valor de los bienes no comerciales. Sin embargo, tales cálculos son incompletos, y no siempre pueden ser separados de los productos que son vendidos.

2.3.3 Servicios no Comercializados

De igual manera, el ambiente proporciona servicios que no se venden, tales como la protección proporcionada por los bosques a las cuencas hidrográficas, o la retención de la filtración de agua proporcionada por la vegetación subacuática.

Estos rubros no se encuentran incluidos en el Sistema de Cuentas Nacionales; sería muy difícil calcular su valor económico, aunque esto se hace a veces calculando el costo de obtener servicios equivalentes en el mercado.

Auditoria Ambiental

37

2.3.4 Consumo de Capital Natural

De acuerdo con los principios convencionales de la contabilidad comercial, el SCN trata al uso gradual del capital físico “maquinaria” y otro tipo de equipo, como depreciación y no como ingreso. Sin embargo, el agotamiento del capital natural “de bosques, en particular” se asienta como ingreso. Así, las cuentas de un país que cosecha árboles, muy rápidamente mostrarán un ingreso bastante alto por unos cuantos años, pero no mostrará la destrucción del bien productivo, el bosque.

La mayoría de los expertos en contabilidad ambiental, están de acuerdo en que el agotamiento del capital natural debe ser contabilizado en la misma forma que otros bienes productivos.

2.4 CAMBIOS AL SISTEMA DE CUENTAS NACIONALES

El Sistema de Cuentas Nacionales es un sistema complejo, el cual sigue un número de reglas contables ampliamente aceptadas. Estas reglas aseguran una uniformidad lógica a través de los diferentes elementos de las cuentas, garantizando que un tipo dado de asiento contable tenga el mismo significado en todos los contextos y en todos los países. Esta estandarización es esencial para que las cuentas sean una fuente confiable de datos comparables entre las economías de diferentes países.

Al mismo tiempo, esta estandarización hace difícil el cambiar al Sistema de Cuentas Nacionales para introducir productos tan diferentes como son los bienes y servicios que proporciona el medio ambiente. La dificultad principal surge debido a que la mayor parte de los bienes y servicios ambientales no son comercializados en los mercados convencionales. Es difícil por tanto, definir los productos individuales y asignarles un valor monetario.

Debido a que esta tarea es tan complicada, han habido discusiones considerables a lo largo de los últimos veinte años sobre estrategias para modificar el SCN.

Aunque las preguntas no han sido completamente contestadas, se ha avanzado considerablemente y se espera avanzar aún más en los próximos cinco años; algunos de los debates más importantes se han centrado en los siguientes asuntos:

Auditoria Ambiental

38

2.4.1 Cuentas Físicas Frente a las Cuentas Monetarias

Las cuentas físicas solo incluyen información sobre las características naturales del ambiente y su uso; el tamaño de los bosques o las reservas minerales, la calidad del agua o del aire; la profundidad de la capa de tierra fértil, etc. En contraste, las cuentas monetarias asignan un valor económico a estas características o a su uso, para poder entender la función que éstas tienen en la economía. Debido a la dificultad de calcular el valor monetario de ciertos aspectos del medio ambiente, algunos individuos (y países) abogan por el desarrollo de las cuentas físicas únicamente.

2.4.2 Cuentas Integradas Versus Cuentas Satélite

Las cuentas integradas cambian el cálculo del PIB, PNB, y de otros indicadores nacionales claves. Las cuentas satélite (de las cuales forman parte las cuentas físicas), están vinculadas al Sistema de Cuentas Nacionales, pero no cambian ni el cálculo de indicadores claves ni el marco central de las cuentas.

La ventaja de las cuentas satélite es que permiten a los contadores violar algunas reglas del Sistema de Cuentas Nacionales de manera útil para los datos ambientales, sin poner en peligro la uniformidad de la información en las cuentas convencionales. Sin embargo, debido a que no cambian el PIB o el PNB, no corrigen las distorsiones inherentes a esos indicadores.

2.4.3 Beneficio Neto Frente al Método de Costo del Usuario para Calcular el Agotamiento

Estos son dos métodos diferentes para calcular el agotamiento del capital natural;

el método de beneficio neto es mucho más simple que el método de costo del

usuario, y por lo tanto ha sido usado más ampliamente. Los economistas lo

consideran técnicamente incorrecto; sin embargo, aquellos que lo usan sienten que

a pesar de su inexactitud les ofrece una aproximación aceptable del valor del agotamiento.

2.4.4 Inclusión de los "Costos de Mantenimiento"

Los "costos de mantenimiento", son los gastos que un país tendría que hacer para que su uso del ambiente fuera sustentable. Algunos expertos en contabilidad ambiental creen que éstos deberían ser deducidos de las cuentas para llegar a un nivel correcto de actividad económica "verde".

Auditoria Ambiental

39

Otros argumentan que el calcular dichos costos es sumamente subjetivo y que el restarlos de indicadores tales como el PIB es engañoso.

2.4.5 Valoración de los Servicios Ambientales no Comercializados

La mayoría de los enfoques de la contabilidad ambiental no incluyen este rubro, porque la valoración requerida es subjetiva y difícil de realizar. Sin embargo, asignar valores a los servicios ambientales es de gran interés para los ambientalistas en muchos países, por lo que su inclusión merece seria consideración.

Estos no son simplemente asuntos estadísticos arcanos. Las soluciones que se encuentren determinarán, cómo las cuentas ambientales serán usadas para apoyar el desarrollo de políticas.

Además, si la comunidad internacional pudiera llegar a un consenso “sin importar qué métodos se escojan”, su acuerdo sobre un conjunto de principios de contabilidad estándar alentará a muchos gobiernos, que ahora están en duda, para entrar en éste nuevo campo.

Proceso de Comprensión y Análisis

¿A que hace referencia la tendencia mundial?

¿Que es la Contabilidad Medioambiental?

¿En

qué

difiere

la

contabilidad

financiera

ambiental?

tradicional

de

la

contabilidad

¿En que se ha visto reflejada la unión de la ecología con la contabilidad?

¿Cómo evaluaría los principios contables generalmente aceptados en Colombia, adaptados al tema ambiental?

Nombrar algunos de los problemas medioambientales que se presentan.

Elaborar un paralelo entre la contabilidad financiera y contabilidad ambiental.

Solución de Problemas

En un cuadro sinóptico, cuantificar el deterioro del medio ambiente teniendo como referencia la disminución de selvas y del agua potable en el periodo comprendido entre el año 1995 al 2005.

Auditoria Ambiental

40

Síntesis Creativa y Argumentativa

En nuestra actividad como profesionales y durante nuestra preparación como tales, encontramos muchas áreas de estudio y análisis, en especial sobre aspectos contables, base de la formación de un Contador Auditor. De esta manera hemos descubierto que la contabilidad es una técnica de por si evolutiva, conociendo y analizando una serie de áreas o ramas que la complementan, es decir, formas específicas de tratamiento que se les dan a ciertas operaciones y que requieren uniformidad dadas las características particulares que tienen, por ejemplo: Contabilidad Forestal, Contabilidad Agrícola, etc.

En los últimos años se ha venido presentando una sensibilidad especial respecto del tema del cuidado del entorno natural, el medio ambiente; todo esto debido a los problemas surgidos por los desechos producidos por las industrias en su proceso productivo, en especial durante todo este siglo, lo que ha provocado grandes pérdidas naturales y graves riesgos a la población. Por esta razón a nivel mundial se han creado normas ambientales que intentan resguardar el medioambiente, tratando de disminuir al máximo la contaminación ambiental.

Por esta razón, tanto a niveles macroeconómicos, como microeconómicos, ha nacido un concepto interesante de analizar desde el punto de vista de nuestra profesión, este es el de contabilidad ambiental. Si bien, desde el punto de vista macroeconómico es un concepto ampliamente analizado, a nivel microeconómico no ha sido lo suficientemente tratado, sólo encontrándose en países desarrollados y en algunos países latinoamericanos donde se ha comenzado a tener en cuenta este concepto, como un tema y un área importante de considerar y estudiar.

Por último, en este módulo se han considerado las materias de mayor relevancia y relación con el tema central, dando una breve pincelada sobre las normas existentes relativas al medio ambiente y que tienen de una u otra manera incidencia en la gestión de la empresa; finalmente y de modo especial, se trata el tema de la Contabilidad Ambiental, siendo ésta el área central de la investigación.

Realizar un mapa de conceptos con la información dada.

Auditoria Ambiental

41

Autoevaluación

Elaborar un comparativo de los avances técnicos y tecnológicos de auditoria ambiental de los países latinos teniendo como referencia el nuestro.

Repaso Significativo

Con base en los conceptos dados en esta unidad elaborar un ensayo donde se identifique claramente la diferencia entre la norma ISO 14000 y la 16001.

Identificar claramente los principios contables y las normas de auditoria generalmente aceptadas en la auditoría ambiental.

Aplicar los principios contables y las normas de auditoria generalmente aceptadas a un proceso de auditoria ambiental.

Bibliografía Sugerida

AARONS,

http://www.fau.edu/people/students/paar5428.htm. 1995.

Paul,

Según

"Enviromental

Accouting",

AECA Asociación Española de Contabilidad y Administración. "Investigación sobre contabilidad y administración de empresas", http://www.aeca.es. 1995.

CRESPO, Cristina; AYUSO, Amparo y RIPOLL, Vicente, "La racionalización de los costos medioambientales: experiencias prácticas", Departamento de Contabilidad. Facultad de CC.EE. y Empresariales, Universidad de Valencia, España. Artículo publicado en la revista "Contabilidad, Auditoría e Impuesto", Ed. Jurídica ConoSur Ltda.; Santiago de Chile; Nº 47, febrero de 1996.

CRISÓSTOMO y CONTRERAS. “Efectos de la Ley 19.300 sobre Bases del Medio Ambiente en la gestión contable”. Trabajo final de la asignatura Metodología de la Investigación. Universidad de Concepción, 1996.

E.P.A. Literatura disponible, entre otros: «An Introduction to Enviromental Accounting as a Business Management Tool: Key Concepts and Terms»; "Green Accounting at AT&T"; "Enviromental Accounting Update #3,#4" Textos desarrollados por E.P.A., Enviromental Protection Agency de Estados Unidos 1995,

Auditoria Ambiental

42

publicados

http://es.inel.gov/partners/acctg/acctg.htm. 1995.

y

disponibles

en

la

siguiente

dirección

de

Internet:

GARCÍA FRONTI, Inés. "La contabilidad ecológica para la determinación de resultados", Universidad de Buenos Aires. 1996.

ROMANQUE, Daniel. "El Contador y su Rol en la Empresa Ambientalmente Responsable". Revista Ambiente y Desarrollo, vol. XII nº1, marzo de 1996.

Auditoria Ambiental

43

UNIDAD 3: Legislación Ambiental

Descripción Temática

La identificación de los impactos del ambiente laboral de sus actividades, productos y servicios, se realiza con base en técnicas modernas de reconocimiento de riesgos, tales como la elaboración de planes y priorización de riesgos dentro del marco de legislación ambiental.

Horizontes

Determinar los diferentes aspectos existentes de la legislación, dentro del marco ambiental.

Conocer los planes de manejo ambiental que se argumentan en la auditoria ambiental.

Establecer los procesos de evaluación para los aspectos e impactos de salud, y requerimientos legales.

Núcleos Temáticos y Problemáticos

Algunos Aspectos Jurídicos en Cuanto a la Legislación Ambiental.

Atribuciones para Determinar los Casos en los Cuales es Necesario el Diagnóstico Ambiental de Alternativas.

Plan de Manejo Ambiental.

Evaluación de los Estudios de Impacto Ambiental.

Sustracción de Áreas del Sistema de Parques Nacionales Naturales.

Composición del Consejo Técnico Asesor de Política Ambiental.

Atribuciones Ambientales de los Municipios.

Auditoria Ambiental

44

Proceso de Información

3.1 ALGUNOS ASPECTOS JURÍDICOS EN CUANTO A LA LEGISLACIÓN AMBIENTAL

Sin ánimo de pretender agotar la materia, los siguientes son algunos aspectos jurídicos de la legislación ambiental que han sido objeto de discusión ante diversas instancias jurisdiccionales.

3.1.1 Inadmisibilidad del Silencio Administrativo Positivo

La Ley 105 de 1993, por la cual se dictan disposiciones básicas sobre el transporte, dispuso en el artículo cuarto, que la autoridad ambiental tenía 60 días para evaluar el estudio de impacto ambiental relativo a la construcción de obras públicas, y que de no pronunciarse en dicho término, aplicaba el silencio administrativo positivo.

En términos generales, puede decirse que el silencio administrativo positivo es una ficción legal en virtud de la cual, si ha transcurrido un plazo sin que la Administración haya resuelto de manera expresa una petición o un recurso, aquélla o éste es considerado negado o aprobado.

Esta institución tiene un carácter de salvaguardia de los derechos de los administrados, pues no resulta equitativo que éstos deban padecer las consecuencias de la negligencia de los funcionarios de la administración.

Ahora, contra la norma arriba citada de la Ley 105 de 1993, fue interpuesta una acción de inexequibilidad, por cuanto, en opinión del actor, ella impedía el ejercicio del derecho constitucional de la participación ciudadana y/o comunitaria en la protección del ambiente, y favorecía el interés particular en detrimento del general.

La Corte Constitucional rechazó los argumentos del impugnante por considerar que:

La institución del silencio administrativo positivo, por sí sola, no excluye en manera alguna la participación ciudadana y/o comunitaria, en la medida en que de todas maneras a la Administración le es concedido un plazo para pronunciarse; plazo dentro del cual es posible dicha participación.

La construcción de obras públicas no ampara un derecho individual sino general, toda vez que dichas obras, como su mismo nombre lo indica, tienen una repercusión pública.

Auditoria Ambiental

45

No obstante lo anterior, la Corte Constitucional declaró inexequible la frase del artículo 4 de la Ley 105 de 1993 que establecía el silencio administrativo positivo, ya que, según este Tribunal, la negligencia de la Administración en emitir un pronunciamiento, aspecto que por si vulnera los principios de economía, celeridad y eficacia que rigen la función administrativa (artículo 210 de la Constitución), degenera en la omisión del deber del Estado de proteger el ambiente.

Para mayor claridad, a continuación se transcribe un aparte de la sentencia de la Corte:

“A juicio de la Corte, no se compadece con el deber de protección ambiental que,

por el deficiente funcionamiento de la administración, el mismo Estado, por vía de la ley, pueda obviar o prescindir del cumplimiento de expresos mandatos constitucionales y de compromisos internacionales. La aplicación del silencio administrativo positivo a la hipótesis establecida en la norma, le resta todo sentido

a las observaciones e indicaciones de la autoridad ambiental previas a la

elaboración del estudio de impacto ambiental, ya que de no producirse un pronunciamiento oficial dentro de los sesenta días calendario fijados en la ley, se

entiende otorgada la respectiva licencia ambiental, sin necesidad de una evaluación de los factores de riesgo ambiental derivados del proyecto, o de los planes diseñados para contrarrestarlos”. (Sentencia C-382 de 1995. Magistrado Ponente: Dr. Eduardo Cifuentes Muñoz).

Finalmente, es del caso señalar que la institución del silencio administrativo positivo tradicionalmente ha estado referida a situaciones donde está de por medio una decisión que incide únicamente en el peticionario o recurrente, y el ambiente sano es un derecho colectivo; de tal suerte, que las decisiones inherentes a dicho derecho rebasan de por sí el ámbito jurídico de una persona individualmente considerada.

3.2 ATRIBUCIONES PARA DETERMINAR LOS CASOS EN LOS CUALES ES NECESARIO EL DIAGNÓSTICO AMBIENTAL DE ALTERNATIVAS

El Diagnóstico Ambiental de Alternativas es un documento que tiene por objetivo

suministrar la información que permita evaluar y comparar las diferentes opciones bajo las cuales es posible desarrollar un proyecto, obra o actividad, con el fin de optimizar y racionalizar el uso de los recursos ambientales y evitar o minimizar los riesgos, efectos e impactos negativos que puedan provocarse (artículo 18 del Decreto 1753 de 1994).

Auditoria Ambiental

46

El artículo 56 de la Ley 99 de 1993 (por la cual fue creado el Ministerio del Medio Ambiente), dispone que en el trámite relativo a una licencia ambiental, el interesado debe solicitar a la autoridad respectiva un pronunciamiento sobre si es,

o no necesario, presentar un Diagnóstico Ambiental de Alternativas.

A dicho artículo 56 de la Ley 99 de 1993, el Decreto de Reducción de Trámites

(Decreto Ley 2150 de 1995, artículo 133), que fue expedido con base en las facultades extraordinarias conferidas por el Estatuto Anticorrupción (Ley 190 de

1995), adicionó el siguiente parágrafo: “el Gobierno nacional reglamentará los casos en los cuales la autoridad ambiental podrá prescindir de la exigencia del diagnóstico ambiental de alternativas”.

El Defensor del Pueblo interpuso una acción de inexequibilidad contra la norma anterior, por estimar que ella constituía una extralimitación en el ejercicio de las facultades extraordinarias conferidas por el mencionado Estatuto Anticorrupción; así mismo, el Defensor manifestó que: “excluir por vía general, proyectos que requieren de licencia ambiental, de la solicitud de pronunciamiento sobre la necesidad o no de un diagnóstico ambiental de alternativas, representa asumir riesgos en materia de deterioro ambiental inaceptables desde el punto de vista constitucional”.

La Corte Constitucional declaró inexequible la disposición impugnada, por considerar que ésta pretendía perpetuar las facultades extraordinarias y adicionalmente, degradar el rango normativo de las reglas, al remitir a un Decreto Reglamentario la calificación de las actividades que requieren o no, de Diagnóstico Ambiental de Alternativas. (Sentencia C-433 de 1996. Magistrado Ponente: Dr. Eduardo Cifuentes Muñoz).

En aras de una mejor comprensión de la tesis de la Corte, conviene hacer las siguientes precisiones:

La Constitución permite, bajo determinadas condiciones, que el Congreso (Rama Legislativa del Poder Público) confiera facultades extraordinarias al Presidente de la República para expedir normas con fuerza de Ley (artículo 150, numeral décimo).

Entre esas condiciones está, el que las facultades extraordinarias no pueden exceder el término de seis meses.

Ahora, fuera de la facultad de expedir normas con fuerza de ley, que como se acaba de ver, es de carácter excepcional y transitorio, el Presidente de la

Auditoria Ambiental

47

República tiene la potestad constitucional de emitir los reglamentos necesarios y/o convenientes para el cabal cumplimiento de las normas con fuerza de Ley.

A diferencia de la facultad, de expedir normas con fuerza de Ley, la potestad reglamentaria es permanente, esto es, puede ser ejercida en cualquier tiempo y tantas veces como sea necesario y/o conveniente.

Por ello, cuando la Corte Constitucional dijo que el artículo 133 del Decreto Ley 2150 de 1995 pretendía perpetuar las facultades extraordinarias, quiso hacer énfasis en el hecho de que el Presidente de la República debió, por una sola vez y dentro de los seis meses que le fueron conferidos para ejercer las facultades extraordinarias, determinar las actividades y/o proyectos que no requieren diagnóstico ambiental de alternativas; ya que al conferir dicha posibilidad al reglamento significaba que tales actividades y/o proyectos podían ser señalados en cualquier tiempo y tantas veces como fuera necesario y/o conveniente.

La sentencia de inexequibilidad del artículo 133 del Decreto Ley 2150 de 1995, sin embargo, contó con los salvamentos de voto de los Magistrados Fabio Morón Díaz y Vladimiro Naranjo Mesa.

En opinión de estos dos Magistrados, la decisión mayoritaria de la Corte, parte del supuesto, del todo erróneo, de que la Licencia Ambiental, el Diagnóstico Ambiental de Alternativas y el Plan de Manejo Ambiental, son requisitos constitucionales inalterables exigidos por el artículo 79 de la Carta; de tal suerte, que no es posible ejercer actividad alguna sobre el ambiente o sobre los recursos naturales renovables so pena de violar la mencionada disposición constitucional.

Agregan los dos Magistrados que si bien el artículo 133 del Decreto Ley 2150 de 1995 era inexequible, ello obedecía, no a los motivos aducidos por la mayoría de la Corte, sino por la circunstancia de que tal disposición invadía o desconocía la potestad reglamentaria que la Constitución confiere al Presidente de la República.

En otras palabras, los doctores Morón Díaz y Naranjo Mesa expresan que la determinación de los proyectos y/o actividades que requieren Diagnóstico Ambiental de Alternativas es un asunto que compete al reglamento, y no a una norma con fuerza de Ley.

Esta tesis de los Magistrados de la Corte Constitucional que salvaron el voto también es posible observarla en una sentencia de septiembre 5 de 1996 de la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado (Expediente 3545. Consejero Ponente: Dr. Libardo Rodríguez Rodríguez).

Auditoria Ambiental

48

En esta última sentencia mencionada, la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado, resolvió la demanda de nulidad que había sido interpuesta contra los numerales quinto y decimocuarto del artículo séptimo del Decreto Reglamentario 1753 de 1994; normas que incluyeron la construcción de aeropuertos internacionales y la fabricación de municiones y explosivos como actividades y/o proyectos que requieren Licencia Ambiental expedida por el Ministerio del Medio Ambiente.

Quien interpuso la acción de nulidad manifestó que las actividades y/o proyectos que requieren Licencia Ambiental expedida por el Ministerio del Medio Ambiente, fueron señalados de forma taxativa por el artículo 52 de la Ley 99 de 1993 y, por ende, el reglamento no puede incluir actividades y/o proyectos diferentes a los señalados en dicha Ley.

Los anteriores argumentos no fueron compartidos por la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado, pues para ella una interpretación armónica de la Ley 99 de 1993 y, en particular, del artículo 49 de la misma, permite concluir que la facultad de establecer las actividades y/o proyectos que requieren Licencia Ambiental está en cabeza tanto de la Ley como del reglamento. En consecuencia, denegó las suplicas de la demanda.

En este punto de las atribuciones para determinar los casos en los cuales es necesario el diagnóstico ambiental de alternativas, la Vicepresidencia Jurídica de la ANDI es partidaria de la tesis de los Magistrados de la Corte Constitucional Fabio Morón Díaz y Vladimiro Naranjo Mesa y de la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado, en el sentido de que bien puede un Decreto Reglamentario definir cuáles actividades y/o proyectos requieren Licencia Ambiental, Diagnóstico Ambiental de Alternativas o Plan de Manejo Ambiental.

Para la Vicepresidencia Jurídica, además de las razones jurídicas esbozadas por los Magistrados y el Tribunal Contencioso mencionado, que repite, comparte plenamente, también debe tenerse en cuenta el criterio de razonabilidad. Se explica, con excepción de la abstracción pura, que toda actividad humana tiene incidencia en el ambiente; de tal manera, que resultaría absurdo pretender que toda actividad y/o proyecto deba contar o con una Licencia Ambiental, o con un Diagnóstico Ambiental de Alternativas, o con un Plan de Manejo Ambiental.

Es de advertir que la razonabilidad no es una consideración exclusiva del campo de la lógica, por cuanto ella también tiene una consagración legal expresa. En efecto, el artículo 36 del Código Contencioso Administrativo dice:

Auditoria Ambiental

49

En la medida en que el contenido de una

decisión, de carácter general o particular, sea discrecional, debe ser adecuada a los fines de la norma que la autoriza y proporcional a los hechos que le sirven de

causa”.

“Art.

36.

Decisiones discrecionales.

3.3 PLAN DE MANEJO AMBIENTAL

El Plan de Manejo Ambiental es el documento que, de manera detallada, establece las acciones que se requieren para prevenir, mitigar, controlar, compensar y corregir los posibles efectos o impactos ambientales negativos causados en desarrollo de un proyecto, obra o actividad (artículo primero del Decreto 1753 de

1994).

Este Plan, a diferencia de la Licencia Ambiental, es un instrumento administrativo que rige para las actividades y/o proyectos que no causan un deterioro grave a los

recursos naturales renovables o al ambiente, ni modificaciones notarias al paisaje.

El ya mencionado en este documento, Decreto Ley de Reducción de Trámites (2150 de 1995), expedido con base en las facultades extraordinarias conferidas al Presidente de la República por el Estatuto Anticorrupción (Ley 190 de 1995), dispuso en el artículo 134:

Plan de Manejo Ambiental: el Gobierno Nacional determinará los casos en los cuales bastará la presentación de un plan de manejo ambiental para iniciar actividades. En este caso fijará los requisitos y contenidos de dichos planes de manejo ambiental”.

Con respecto de las atribuciones para determinar cuáles actividades requieren, o no, Plan de Manejo Ambiental, existe una discrepancia igual a la arriba mencionada con respecto de las atribuciones para establecer los casos en los cuales es necesario el diagnóstico ambiental de alternativas, esto es, si se trata de una materia reservada exclusivamente a normas con fuerza de Ley, o si también hay lugar a disposiciones de carácter reglamentario.

El Defensor del Pueblo, en la misma demanda interpuesta contra el artículo 133 del Decreto Ley 2150 de 1995 (norma referida al Diagnóstico Ambiental de Alternativas) y por idénticos argumentos (extralimitación en el ejercicio de las facultades extraordinarias) también impugnó el transcrito artículo 134.

La Corte Constitucional a su vez, en la arriba indicada sentencia C-433 de 1996, declaró igualmente la inexequibilidad de ese artículo 134 del Decreto Ley 2150 de

Auditoria Ambiental

50

1995. Los argumentos de la Corte fueron los mismos que adujo para declarar la

inexequibilidad del artículo 133 de ese Estatuto Legal; argumentos que, según fue visto, no fueron compartidos por los Magistrados Fabio Morón Díaz y Vladimiro

Naranjo Mesa.

Con base en lo dispuesto por el artículo 134 del Decreto Ley 2150 de 1995, el Gobierno expidió el Decreto Reglamentario 1421 de agosto 13 de 1996, por el cual fijaba las actividades y/o proyectos que podían ser ejecutados con la mera presentación de un Plan de Manejo Ambiental. Este último Decreto perdió fuerza ejecutoria al desaparecer el sustento jurídico que le servía de causa.

De la declaratoria de inexequibilidad del artículo 134 del Decreto Ley 2150 de 1995 y de la consecuencial pérdida de fuerza ejecutoria del Decreto Reglamentario 1421 de 1996, surgió la inquietud de si el Gobierno podía, o no, pero esta vez mediante un Decreto Reglamentario de Ley 99 de 1993 (que creó el Ministerio del Medio Ambiente), señalar nuevamente las actividades y/o proyectos que requieren únicamente de un Plan de Manejo Ambiental.

Unos sostenían que el Gobierno no podía volver a expedir un Decreto Reglamentario, independientemente de la norma formulada, para determinar las actividades y/o proyectos que sólo requieren de un Plan de Manejo Ambiental, puesto que esa era una competencia reservada a las normas con fuerza de Ley.

Otros, entre ellos la Vicepresidencia Jurídica de la ANDI, afirmaban que sí era posible expedir un decreto reglamentario para fijar las actividades y/o proyectos que sólo requieren de un Plan de Manejo Ambiental. Esta afirmación tenía como sustento lo dispuesto por la Ley 99 de 1993, en la medida en que ésta dispone que tanto la Ley como los Reglamentos pueden consagrar las actividades y/o proyectos que requieren Licencia Ambiental por causar un deterioro grave al ambiente y/o los recursos naturales, o por introducir modificaciones considerables o notorias al paisaje. Ahora, sí hay competencia para señalar por vía reglamentaria lo que es grave en materia ambiental, por lógica, también la hay para fijar lo que no es grave.

Finalmente, el Gobierno acogió esta última tesis y en marzo de 1997, expidió el Decreto Reglamentario 883, por el cual nuevamente reguló lo atinente a Planes de Manejo Ambiental y a las actividades y/o proyectos que lo requieren. Los considerandos de este Decreto 883 de 1997, hacen referencia exclusiva a diversas normas de la Ley 99 de 1993.

Contra este Decreto 883 de 1997, ya fueron interpuestas tres demandas de nulidad, así:

Auditoria Ambiental

51

Expediente 4500. Demandante: Sergio González. Consejero Ponente:

Ernesto Rafael Ariza Muñoz.

Expediente 4599. Demandantes: Francisco José Cruz Prada y Enrique Santander Mejía. Consejero Ponente: Manuel S. Urueta Ayola.

Expediente 4647. Demandante: Defensor del Pueblo. Consejero Ponente:

Manuel S. Urueta Ayola.

En opinión de los actores, el Decreto Reglamentario 883 debe ser declarado nulo, por cuanto:

La competencia para expedir regulaciones en el caso de los estudios de impacto ambiental, corresponde exclusivamente al Ministerio del Medio Ambiente, y no al Gobierno mediante el ejercicio de la potestad reglamentaria.

Vulnera el derecho, consagrado en el artículo 69 de la Ley 99 de 1993, que tiene toda persona para intervenir en las actuaciones administraciones relativas al ambiente, en la medida en que en el trámite para la iniciación de obras que requieren sólo Plan de Manejo Ambiental no hay prevista instancia alguna de participación.

Por el mismo motivo anterior, también resulta vulnerado el derecho de las comunidades negras e indígenas a participar en las decisiones relativas a la explotación de recursos naturales en sus territorios (artículo 76 de la Ley 99 de

1993).

El Plan de Manejo Ambiental, sustituye o elimina la Licencia Ambiental para actividades y/o proyectos de naturaleza similar a los indicados en el artículo 52 de la Ley 99 de 1993.

El artículo 49 de la Ley 99 de 1993, sólo permite al Gobierno reglamentar las actividades y/o proyectos que causan grave deterioro al ambiente, y el Decreto 883 de 1997, reglamenta las actividades y/o proyectos que no causan dicho ambiente.

Si una norma con fuerza de Ley o con carácter reglamentario, NO ha dispuesto que una actividad y/o proyecto causa grave deterioro al ambiente, dicha actividad y/o proyecto debe adelantarse libremente, es decir, sin que se de lugar a cumplir requisito alguno, como lo es el Plan de Manejo Ambiental.

Auditoria Ambiental

52

En al menos dos de las demandas arriba indicadas, los actores solicitaron la suspensión provisional del Decreto 883 de 1997. Dichas solicitudes fueron negadas, por cuanto no existía el requisito de la violación manifiesta de una norma superior, exigido para la procedencia de la suspensión provisional.

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado ha resuelto hasta el momento la primera demanda, esto es, la presentada por el ciudadano y abogado Sergio González Rey.

En efecto, dicha Sección mediante sentencia de febrero 26 de 1998, declaró la nulidad del Decreto 883 de 1997 (Expediente No. 4500, Consejero Ponente:

Ernesto Rafael Ariza Muñoz). De acuerdo con el Consejo de Estado:

El Decreto impugnado invadía efectivamente la órbita de competencia del Ministerio del Medio Ambiente, ya que las funciones que corresponde ejercer a los Ministerios de manera exclusiva, no las puede ejercer el Gobierno mediante el ejercicio de la potestad reglamentaria.

El contenido del Decreto hace referencia a materias que sólo pueden ser reguladas por el Congreso, toda vez que de la mencionada Ley 99 de 1993 no es posible inferir que el Ministerio pueda reglamentar actividades que no requieren licencia ambiental.

La Vicepresidencia Jurídica de la ANDI discrepa de las posiciones tanto del demandante como del Consejo de Estado, por cuanto:

El

artículo 49 de la Ley 99 de 1993, consagra expresamente que es a la Ley o a

los reglamentos, a los que corresponde determinar las obras y/o actividades que requieren licencia ambiental por producir un deterioro grave a los recursos naturales renovables o al ambiente. Ahora, si el reglamento es instrumento idóneo para señalar las actividades que comportan grave riesgo ambiental; por lógica hay que concluir que también es instrumento apto para determinar las actividades que no comportan ese grave riesgo ambiental.

Tanto el demandante como la providencia del Consejo de Estado, parecen dar

a

entender que por Ley, todo proyecto y/o actividad requieren licencia

ambiental; de tal suerte, que sólo la propia Ley puede disponer las actividades

que no la requieren. Este razonamiento desconoce el espíritu y la letra del Título VII de la Ley 99 de 1993, toda vez que de él puede concluirse sin duda alguna que la licencia ambiental es la excepción, y no la regla.

Auditoria Ambiental

53

En consecuencia, la sentencia del Consejo de Estado debe interpretarse en el sentido de que las actividades relacionadas en el Decreto 883 de 1997 no requieren, salvo que exista norma expresa en contrario, de requisito o permiso ambiental alguno.

No puede decirse que la participación ciudadana en materia ambiental sólo es efectiva mediante el trámite de la licencia ambiental; ya que esa participación, en virtud del artículo 69 de la Ley 99 de 1993 cabe en todo trámite ambiental.

Finalmente, es de señalar que la Vicepresidencia Jurídica de la ANDI estima que la participación ciudadana en materia ambiental debe estar circunscrita a las decisiones administrativas que recaen sobre actividades y/o proyectos que causan perjuicio grave al ambiente. Ello en virtud del principio de razonabilidad arriba expuesto, por cuanto si toda actividad humana, excluidas las del razonamiento puro, inciden en el ambiente, el extender esa participación ciudadana a toda actividad y/o proyecto con incidencia ambiental haría imposible el ejercicio económico y la vida misma.

3.4 EVALUACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE IMPACTO AMBIENTAL

La Ley 99 de 1993, artículo quinto, numeral decimoséptimo, permite al Ministerio del Medio Ambiente contratar con terceros la evaluación de los Estudios de Impacto Ambiental.

Contra esta disposición, que permite la posibilidad de contratar con terceros la evaluación de los Estudios de Impacto Ambiental, el Defensor del Pueblo interpuso la acción de inexequibilidad, por cuanto, en su opinión:

“Se altera el principio general de responsabilidad de los servidores públicos (art. 6 C.P.), cuando la norma acusada asigna a particulares las funciones que corresponde cumplir a la autoridad ambiental, modificando de esta manera el régimen de responsabilidad de los servidores públicos”.

“Cuando se permite que sean particulares contratados por la autoridad ambiental quienes evalúen los estudios de impacto ambiental, se pone en riesgo la diversidad étnica y cultural de la Nación (arts. 7, 8 C. P)”.

“Las licencias ambientales constituyen expresión de lo que podemos denominar “la soberanía ambiental del pueblo colombiano”. La función de control ambiental forma parte de la soberanía nacional”.

Auditoria Ambiental

54

La Corte Constitucional no acogió las pretensiones del actor y, en consecuencia, declaró la exequibilidad de la norma impugnada. Según la Corte, la contratación como instrumento de apoyo a la actividad administrativa tiene aval constitucional en el inciso final del artículo 150. Así mismo, la evaluación del contratista no tiene carácter vinculante para la autoridad ambiental; de tal suerte, que mal puede hablarse de una violación de la soberanía nacional. (Sentencia C-649 de diciembre 3 de 1997. Magistrado Ponente: Dr. Antonio Barrera Carbonell).

Además de las razones expuestas por la Corte Constitucional y que comparte la Vicepresidencia Jurídica de la ANDI, agrega que la tesis extrema expuesta por el Defensor del Pueblo en su demanda, desconoce los avances hechos por el Derecho Constitucional y Administrativo, los cuales admiten que los particulares, bajo ciertas condiciones, pueden desempeñar funciones públicas.

3.5 SUSTRACCIÓN DE ÁREAS DEL SISTEMA DE PARQUES NACIONALES NATURALES

También la Ley 99 de 1993, pero esta vez en el artículo quinto, numeral decimoctavo, facultó al Ministerio del Medio Ambiente para sustraer áreas que formen parte del Sistema de Parques Nacionales Naturales y de las Reservas Forestales Nacionales.

El Defensor del Pueblo, en la misma demanda que interpuso contra la norma que permitía contratar con terceros la evaluación de los Estudios de Impacto Ambiental, impugnó igualmente esta atribución del Ministerio del Medio Ambiente de sustraer áreas que formen parte del Sistema de Parques Nacionales Naturales y de las Reservas Forestales Nacionales, por considerar que ésta es una competencia exclusiva del Legislador.

La Corte Constitucional declaró inexequible la norma y sentó la posición de que ni

el legislador, ni la administración pueden sustraer áreas que formen parte del sistema de parques nacionales naturales.

Para comprender mejor el razonamiento de la Corte, se transcriben a continuación los siguientes apartes:

“La protección que el art. 63 de la Constitución establece al determinar que los bienes allí mencionados son inalienables, inembargables e imprescriptibles, debe interpretarse, con respecto a los parques naturales, en el sentido de que dichas limitaciones las estableció el Constituyente con el propósito de que las áreas alindadas o delimitadas como parques, dada su especial importancia ecológica

Auditoria Ambiental

55

(art. 79), se mantengan incólumes e intangibles, y por lo tanto, no puedan ser alteradas por el legislador, y menos aún por la administración, habilitada por éste”.

“En tal virtud, entiende la Corte que la voluntad del Constituyente fue que las áreas integradas al sistema de parques nacionales se mantuvieran afectadas a las finalidades que le son propias; por consiguiente, la calidad de inalienables de los parques naturales, reconocida en el art. 63 debe entenderse, en armonía con los arts. 79 y 80, en el sentido indicado antes, esto es, que las áreas o zonas que las integran no pueden ser objeto de sustracción o cambio de destinación. En tales condiciones, se repite, ni el legislador ni la administración facultada por éste, pueden sustraer, por cualquier medio las áreas pertenecientes al referido sistema”, (Sentencia C-649 de diciembre 3 de 1997. Magistrado Ponente: Dr. Antonio Barrera Carbonell).

Sin embargo, aclara la Corte que la intangibilidad así predicada sólo lo es con

respecto de los Parques Nacionales Naturales. Corte son:

En este punto las palabras de la

“Con respecto a otros bienes a los cuales el legislador le pueda atribuir, según el art. 63, las mencionadas restricciones, hay que entender que si él tiene la voluntad para crearlas, igualmente tiene la potestad para eliminarlas, según lo demanden los intereses públicos o sociales. De este modo, las zonas de reservas forestales, que no formen parte del sistema de parques naturales, sí pueden ser objeto de sustracción por el Ministerio del Medio Ambiente.

En razón de lo anterior, la Corte estima que es inconstitucional la expresión “y sustraer” incluida en el numeral 18 del art. 5 de la Ley 99 de 1993, referida a las áreas integrantes de parques nacionales, más no cuando se trate de zonas de reserva forestal”.

3.6

COMPOSICIÓN

AMBIENTAL

DEL

CONSEJO

CNICO

ASESOR

DE

POLÍTICA

El Defensor del Pueblo también demandó la composición del Consejo Técnico Asesor de Política Ambiental (artículo undécimo, parágrafo primero, de la Ley 99 de 1993), por considerar que allí había sido vulnerado el derecho de todos a participar en las decisiones de carácter ambiental, al impedir el acceso a más de trescientas organizaciones ecologistas y que están agrupadas en corporaciones como ECOFONDO.