Sunteți pe pagina 1din 6

ASIGNATURA DE ANATOMÍA PATOLÓGICA GENERAL Y BUCAL, URJC - GRUPO VIII: CURSO ACADÉMICO 2009-2010

1

Carcinoma Epidermoide de la lengua: Presentación de un caso y revisión de la literatura

Borja Alfaya Salgueiro, Ángel González Rivera, Rosario Mulero Fernández, M. Isabel Valencia Conejo

Abstract—Mediante la utilización de un caso clínico decido por el Hospital Perpetuo Socorro de Badajoz, se ha hecho un seguimiento del mismo, interiorizando en el campo tanto anatomopatológico como quirúrgico del carcinoma epidermoide de lengua. Se detecta en un varón de 22 años un tumor en el borde izquierdo de la lengua al que, después de efectuarle una biopsia, se afirma la presencia de células epidermoides cancerígenas. A partir de ello, se ha realizado un estudio a nivel anatómico, histológico y epidemiológico comparando datos de este caso con otros cedidos de la misma fuente de información, para analizar con qué frecuencia y cómo se desarrolla este tipo de patología. Para su tratamiento se le realiza cirugía, eliminado quimioterapia junto con la radioterapia para no provocar daño en las glándulas salivares, tanto en su estructura como en su secreción evitando así la xerostomía, e impidiendo así la corrosión del esmalte. Por todo ello, se le ejecutó una hemiglosectomía izquierda y disección cervical funcional. La reconstrucción se llevo a cabo con un colgajo anterolateral de muslo derecho. Después de todo ello, el paciente realizó sesiones fisioterapéuticas para recuperar la movilidad lingual, y con ello mejorar su calidad de vida.

Index Terms—Carcinoma epidermoide; Cavidad Oral; Lengua

INTRODUCCIÓN

S E presenta un caso clínico de un paciente que ingresa por una lesión en borde lateral izquierdo de lengua. Se trata

de un varón de 22 años de edad fumador de dos paquetes de cigarrillos diarios y bebedor moderado. La realización de una biopsia y un análisis anátomo- patológico confirma que el enfermo padece un carcinoma epidermoide (Véase figura 1). En los últimos años el carcinoma epidermoide ha ido en aumento, siendo así relevante la realización de una revisión sobre dicho tema.

MATERIAL Y MÉTODOS

La búsqueda de información la hemos basado en estudios efectuados con anterioridad publicados en la base de datos Medline. A partir de la elección de unas palabras clave y unos límites hemos reducido el número de artículos a nueve. Palabras clave: Squamous cell carcinoma, tongue. Límites: texto completo, desde 01/06/2009 hasta la actual- idad. La unidad de oncología del Hospital Perpetuo Socorro de Badajoz nos cedió ocho casos de carcinoma epidermoide surgidos desde el año 2004 hasta la actualidad. Fueron anal- izadas sus historias clínicas, en las que se tuvo en cuenta: sexo, edad, síntomas, antecedentes, anatomía patológica, tratamiento y evolución.

Foros de Patología de la Universidad Rey Juan Carlos

Foros de Patología de la Universidad Rey Juan Carlos Figure 1. De los ocho casos, nos

Figure 1.

De los ocho casos, nos centramos en el que hemos consid- erado más curioso por la cirugía realizada.

RESULTADOS

El carcinoma epidermoide, también llamado carcinoma de

células planas, se define como una neoplasia maligna derivada del epitelio plano. Se inicia como una displasia epitelial pro- ducida por una alteración del epitelio, evolucionando hasta que las células displásicas rompen la membrana basal e invaden el

tejido conjuntivo, pudiendo llegar incluso a producir metástasis locales y a distancia. Este tipo de cáncer es con diferencia la neoplasia más frecuente en la cavidad oral. Encontramos el carcinoma epidermoide en varias regiones de la cavidad oral, aunque donde lo encontramos con más frecuencia es en el labio inferior, bordes de la lengua y el suelo de la boca. La lengua es un órgano móvil situado en el interior de la boca, impar, medio y simétrico, que desempeña importantes funciones como la masticación, la deglución, el lenguaje y el sentido del gusto. La musculatura tiene un origen hipobran- quial como la epiglotis y es posterior a la formación de la envoltura lingual. La amígdala palatina tiene el mismo origen tímico que el resto de los elementos del anillo de Waldeyer. La lengua es un músculo potente, tan potente que llega a ser el músculo más poderoso de todo el cuerpo en relación tamaño y fuerza. La lengua es un órgano muscular tapizado por mucosa. Este órgano surge del ectodermo primitivo de la boca que se empieza a desarrollar desde la 4ł hasta la 9ł semana de gestación, empezando su formación al mismo tiempo que lo hace el paladar.

A la 4 semana en la cara endodérmica del primer arco

braquial aparecen dos protuberancias o mamelones linguales laterales junto con una prominencia medial nacido del borde

ASIGNATURA DE ANATOMÍA PATOLÓGICA GENERAL Y BUCAL, URJC - GRUPO VIII: CURSO ACADÉMICO 2009-2010

2

inferior de este arco. Las protuberancias linguales laterales se fusionan entre sí y a su vez con la prominencia medial, formando los 2/3 anteriores del cuerpo de la lengua, o lengua móvil. Esta fusión en algunos casos deja como vestigio en la mucosa lingual una marca romboide a nivel medial. Por tanto la lengua por delante de la V lingual tiene una función masticatoria y proviene de un tubérculo mesobranquial medio, impar, mirando a los primero arcos y de dos tubérculos laterales situados en la extremidad ventral a cada lado de la mandíbula. Por tanto, la lengua móvil tiene un origen ectodérmico y endodérmico. Los 2/3 anteriores de la lengua están separados del tercio posterior por la V lingual, o surco terminal. La porción posterior, o fija, tiene su origen en tejido formado de la fusión medial de el 2ž, 3ž y parte del 4ž arco faríngeo y es endoblástica. El esbozo de la glándula tiroides se desarrolla en la parte caudal del tubérculo impar mediante una invaginación endodérmica que va emigrando hacia abajo por delante de la cavidad intestinal. El punto de origen, donde se produce esta invaginación en la base de la lengua, es el denominado foramen caecum. Todo esto da como resultado una histología característica dando así un órgano constituido por: mucosa, submucosa y tejido muscular estriado. La mucosa de la lengua presenta una cara dorsal y otra ventral siendo diferentes dependiendo de su ubicación. En la cara ventral se presenta un epitelio de revestimiento plano estratificado no queratinizado siendo así delgado y liso. La lámina propia es delgada y esta formada por un tejido laxo con papilas cortas y numerosas, es una lámina elástica la cual permite los cambios de conformación en la lengua a medida que realiza movimientos. Presenta numerosos acúmulos de células adiposas (adipocitos, caracterizados por sus núcleos aplastados contra el interior de la membrana debido a que en su interior almacenan gotas lipídicas), glándulas salivares, vasos arteriales, venosos y linfáticos. Importante la citación de la inexistencia de submucosa debido a la unión del corion al perimiso de los haces musculares. Por otro lado en la cara dorsal esta mucosa esta dividida en dos partes por una línea en forma de V: la que tapiza los dos tercios anteriores o cuerpo bucal de la lengua, y la que cubre el tercio posterior llamada también raíz o cuerpo faríngeo de la lengua. El cuerpo bucal de la lengua está constituido por un epitelio plano estratificado el cual está parcialmente queratinizado, su lámina propia está formada por un tejido conectivo laxo con células adiposas. Existe una separación clara entre la mucosa y la submucosa formada por un tejido conectivo denso y firme sobre todo en la punta de la lengua del cual surge la fascia lingual. En esta porción de la lengua se puede observar un aspecto aterciopelado debido a la existencia de pequeñas proyecciones llamadas papilas linguales. Hay distintos tipos y cada una de ellas esta formada por células especializadas para la función específica que desempeñan, estas son:

Papilas filiformes: constituyen el tipo mas numeroso de papilas linguales, tienen una forma cónica y son proyecciones epiteliales algunas cornificadas y otras no

(importante dato a citar en relación con los canceres debido la constante regeneración que sufren de sus células

siendo así fácil una mutación en ellas). Presenta un eje de escaso de lámina propia y carecen de papilas secundarias

y botones gustativos. Se distribuyen en hilera paralelas

en cierta médica a la V lingual. Por escasez de corion están expuestas a cambios nutricionales dependiendo así de la alimentación su queratinización o no.

Papilas fungiformes: tienen forma de hongo de ahí su nombre siendo más delgado en la base y mas dilatados en el extremo proximal. Son menos numerosos que las filiformes y se hallan en mayor medida en la parte anterior de la lengua y en los bordes laterales de esta. Presenta un núcleo central de lámina propia con fibras colágenas que constituyen la papila primaria; es de esta de donde surgen papilas secundarias que penetran en el epitelio de revestimiento. La superficie epitelial no sigue los contornos de las papilas secundarias y por lo tanto los

capilares llegan muy cerca de la superpie dando así el color rojizo característico.

Presentan corpúsculos gustativos intraepiteliales localiza- dos casi siempre en la superficie proximal. Estas por su gran cantidad de corion y su localización son las que mas sufren procesos inflamatorios.

Papilas caliciformes o circunvaladas: son las de mayor tamaño en la lengua y se suelen encontrar de 7 a 12 distribuidas a lo largo de la V lingual. A diferencia de las filiformes y de las fungiformes no sobresalen en la superficie lingual. Cada papila esta rodeada por un profundo surco llamado circunvalado en cuyo fondo se abren conductos de pequeñas glándulas salivares serosas

o también llamadas glándulas de von Ebner, las cuales

fabrican un líquido acuoso que se vacía en el surco y disuelve los alimentos permitiendo así la recepción del sentido del gusto. Tiene un núcleo de lámina propia que poseen en el borde superior papilas secundarias. En los bordes laterales y en el epitelio del surco existen numerosos corpúsculos gustativos.

Papilas foliadas: se encuentran en número de 3 a 8, a cada lado de la lengua en la región lateral posterior. Son pliegues perpendiculares al borde de la lengua, tienen lámina propia y contienen corpúsculos gustativos. Se encuentran separadas unas de otras por el surco inter- pupilar. Presenta una papila primaria y por lo general tres secundarias. Son muy abundantes en el recién nacido pero escasean en el adulto no siendo así importante su citación histológica en consecuencia con los carcinomas.

En la raíz o zona bucofaríngea de la lengua la mucosa que recubre esta porción no tiene papilas verdaderas, las prominencias que se observan a este nivel se deben a los cúmulos de nódulos linfáticos que se hallan en la lámina propia por debajo del epitelio. Una disposición de un epitelio plano estratificado, de procedencia endodérmica, en contacto y en relación con los nódulos linfáticos recibe el nombre de tejido amigdalino lingual.

Los nódulos linfáticos de la lengua en concreto de la amíg-

ASIGNATURA DE ANATOMÍA PATOLÓGICA GENERAL Y BUCAL, URJC - GRUPO VIII: CURSO ACADÉMICO 2009-2010

3

dala lingual poseen centros germinativos y vasos linfáticos solo en la periferia. Junto a los linfocitos existen células plasmáticas. El epitelio plano estratificado no queratinizado recubre el tejido linfático y se invagina hacia el interior del

órgano a diferentes niveles para formar cavidades en el interior de éste llamada criptas. Estas criptas se ven invadidas por células del epitelio descamadas y linfocitos que son limpiadas por la secreción de glándulas mucosas cuyos conductos de abren desde el nivel del fondo de las criptas. La submucosa esta constituida por un tejido conectivo de tipo denso donde se encuentran las glándulas salivares menores. Dependiendo de su ubicación su nombre varia, siendo si en la punta de la lengua las glándulas de Bladin

y Nuhn y en los laterales de la lengua las glándulas de Weber. La capa muscular esta constituida por haces entrelazados de fibras musculares esqueléticas adosados a la submucosa permitiendo así la motilidad característica lingual.

El carcinoma epidermoide se produce cuando un numero un número suficiente de de alteraciones genéticas alteran de forma irreversible la regulación normal de la división normal

y la apoptosis, esto da como resultado un crecimiento rápido y

descontrolado de un nuevo tejido, el cual necesitara un aporte sanguíneo extra. Aun no está clara la base molecular de los factores que desencadenan la división mitótica descontrolada de células del epitelio, aunque si existen teorías que apuntan a diversos factores y a la combinación de los mismos. Uno de ellos seria la aceleración progresiva de los ciclos mitóticos de las

células basales del epitelio oral, no debemos olvidar que estas células de por si presentan una alta actividad mitótica. La estimulación de los ciclos está regulada por los llamados factores de crecimiento que actúan en las llamadas células dianas activando los factores de transcripción genética de cada célula. En determinadas ocasiones estos genes diana pueden activar mediante ciclinas un ciclo celular descontrolado, en cuyo caso serán llamados oncogenes. Se ha demostrado que

células epiteliales malignas invadan el tejido conjuntivo suby- acente, y que más tarde puedan invadir capilares o vasos lin- fáticos produciéndose un transporte de células carcinogénicas

a través de la sangre por todo el organismo, en un proceso

denominado metástasis que puede hacer que se produzcan tumores en mas partes del cuerpo. La localización intraoral de este tipo de carcinoma es muy diversa pudiendo afectar al suelo de la boca, el labio inferior, los rebordes laterales de la lengua, las áreas adyacentes a los pilares amigdalinos, el espacio del trígono retromolar, y en menor frecuencia la encía y el reborde alveolar. Centrándonos en el caso que nos compete hablaremos del carcinoma epitelial lingual.

Lengua

Los bordes laterales de la lengua representan el 50% de todas las lesiones intraorales y el 25% de los carcinomas de células epiteliales planas, siendo raro encontrar lesiones en otras localizaciones de la lengua como la unión con el suelo de la boca y el dorso. Las lesiones tempranas aparecen en los tercios medio y posterior como áreas de leucoplasia que pronto de ulceran y desarrollan bordes elevados. También es frecuente encontrar zonas nodulares o de eritema. La ulceración de las lesiones suele provocar un endurecimiento del tejido adyacente afectando a la movilidad lingual y al habla. El aspecto de las lesiones en estadios tempranos hace imposible un diagnostico clínico, por lo que es preciso biop- siar para determinar si se trata de una lesión maligna. Las metástasis se presentan relativamente temprano y afectan en las primeras fases a los ganglios linfáticos submandibulares y cervicales profundos. Para el tratamiento de estas lesiones se recurre a la hemiglo- sectomía seguida de radioterapia. La tasa de supervivencia a 5 años de pacientes con lesiones avanzadas se encuentra en torno a un 30%.

paso de un determinado gen a oncogén está determinado por

una serie de factores ambientales o cofactores anteriormente mencionados.

el

Se desconoce la causa exacta del cáncer de lengua, sin embargo, puede estar relacionado con los estilos de vida, tales como una mala higiene buco-dental, el consumo de tabaco y

El ciclo de replicación en las células se encuentra regulado

el

consumo excesivo de alcohol, cuya unión aumenta 15 veces

por las PST (proteínas supresoras de tumores) las cuales

el

riesgo de sufrir esta patología.

son capaces de detectar la actividad oncogénica y actuar haciendo entrar a la célula que posee dicha actividad en

Conjuntamente la irritación mecánica crónica producida por una prótesis o dientes en mal estado que rozan constantemente

apoptosis (muerte celular programada). Los cofactores son los

la

lengua pueden originar úlceras precancerosas.

que producirán mutación en estos genes invalidando su labor, y dando paso a una mitosis incontrolada que producirá el tumor. También se ha relacionado algunos tipos de carcinomas orales con el virus del papiloma humano (VPH), concretamente el tipo 16. Este virus también desestabilizaría la función de las PTS mediante sus mecanismos de replicación. La clínica que identifica al carcinoma epidermoide en sus etapas mas tempranas suelen ser las leucoplasias (mancha o placa de color blanco) y las eritroplasias (lesiones eritematosas papulares o maculares) en lengua y mucosas. En estados mas tardíos primero se observa una lesión en forma de ulcera indolora o una excrecencia verrucosa. El diagnostico de estas lesiones será realizado mediante biopsia de la zona en cuestión. No es infrecuente que las

Existen otros factores como las infecciones por virus, hon- gos y lesiones de origen autoinmune. Cada vez hay más evidencia de que las infecciones virales pueden tener un papel en el origen de un cáncer de lengua. El virus más frecuentemente encontrado en estos tumores es el virus del papiloma humano (HPV-16). Existen además, factores de riesgo que aumentan la proba- bilidad de desarrollar cáncer de lengua. En cuanto al sexo, el masculino; una edad superior a los 40 años, una mala higiene bucal y dental, irritación de las membranas mucosas de la boca debido a tabaquismo o al consumo de alcohol, antecedentes de úlceras en la boca y familiares (debido a predisposición genética) pueden ser factores desencadenantes de esta enfermedad.

ASIGNATURA DE ANATOMÍA PATOLÓGICA GENERAL Y BUCAL, URJC - GRUPO VIII: CURSO ACADÉMICO 2009-2010

4

La infección de papiloma virus humano (HPV) puede aumentar el riesgo de contraer cáncer oral ya que suele causar verrugas y se ha relacionado con otros tipos de cáncer. Algunos estudios sugieren que las frutas y vegetales con- tienen antioxidantes que pueden "atrapar" las moléculas dañi- nas, pudiendo reducir el riesgo de contraer cáncer oral. Por ello, se especula que en las personas que tienen un consumo reducido este tipo de alimentos aumenta el riesgo de contraer cáncer oral. En relación a los síntomas y signos, a medida que el cáncer crece, éste comienza a ejercer presión en los órganos cercanos, vasos sanguíneos y los nervios, que ocasiona algunos de los signos y síntomas del cáncer. Un cáncer también puede causar síntomas generales, tales como fiebre, cansancio extremo o pérdida de peso. Esto puede deberse a que las células cancerosas utilizan mucho suministro de energía del cuerpo o a que secretan sustancias que afectan el modo en que el organismo produce la energía. Además, el cáncer puede ocasionar que el sistema inmunitario reaccione causando estos síntomas. Cualquier úlcera o herida de la lengua, que no duele, pero que no cura en 15 días, en un paciente varón, fumador y bebedor, con una higiene dental deficiente o alguna pieza en mal estado o prótesis que roza, debe ser motivo de consulta con el médico y subsiguiente valoración por el especialista. Pueden aparecer otros síntomas como: dolor local, dolor de oído, dolor en la mandíbula y bulto en el cuello.

Diagnóstico

El médico general debe ver la lesión y palparla. Cualquier lesión de lengua dura a la palpación y que no cura en 15 días debe ser remitida al especialista. Asimismo si produce algunos de los síntomas mencionados, es susceptible de ser sometido a biopsia. La biopsia consiste en la toma de un trozo del tejido lesionado con anestesia local con el fin de analizarlo al microscopio y determinar si hay un cáncer de lengua y, si se confirma, de que tipo de cáncer se trata.

lengua y, si se confirma, de que tipo de cáncer se trata. Figure 2. Hemigrosectomía Se

Figure 2.

Hemigrosectomía

Se incluyen otros métodos de diagnóstico tales como Tomo- grafía Computarizada (CT), procedimientos no invasivos que toman imágenes de cortes transversales del cerebro o de otros órganos internos. Los rayos X más comunes algunas veces no

detectan las anormalidades vistas en las CT; Ultrasonografía, técnica de diagnóstico de imágenes que usa ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos o Imágenes por Resonancia Magnética, procedimiento no invasivo que produce vistas bidimensionales de un órgano

o estructura interna.

Tratamiento Una vez que se detecta cáncer de lengua se realizan pruebas de estadificación para comprobar si el cáncer se expandió. El tratamiento depende del estadio en que se encuentre el cáncer, así como el tamaño y la ubicación del tumor. Radioterapia: es el uso de radiación para destruir células cancerosas y reducir tumores. Este método se usa cuando el cáncer se localiza detrás de la lengua. Los tumores pequeños (de menos de 4 cm) pueden ser tratados bien con cirugía o bien con radioterapia, con el mismo resultado. Los tumores grandes (más de 4 cm) deben ser tratados con cirugía y radioterapia postoperatoria. Quimioterapia: es el uso de fármacos químicos para la destrucción de las células cancerosas. Algunas veces la quimioterapia se utiliza con radiación para eliminar los tu- mores cancerosos, en especial si no se planifica una cirugía. Cirugía: se trata de una cirugía para extirpar el tumor canceroso y el tejido circundante, y posiblemente los ganglios linfáticos cercanos. Con frecuencia, éste es el tratamiento más utilizado cuando el tumor está en el lado visible de la lengua, cuando es muy pequeño (menos de 2 cm) y cuando tiene una ubicación lateral y no afecta la base de la lengua. En el caso del paciente al que se hace referencia, sería el tratamiento más propicio. Algunos especialistas utilizan la radioterapia y la quimioterapia antes de la cirugía con el fin de disminuir el tamaño del tumor y realizar una intervención menos agresiva. La conducta quirúrgica varía según la extensión del tumor. Se realiza glosectomía parcial o hemiglosectomía con vaci- amiento ganglionar profiláctico o terapéutico en estadíos tem- pranos (Véase figura 2). La extensión moderada de un cáncer oral plantea muchos problemas para el tratamiento quirúrgico curativo y una reconstrucción funcional. Resecciones radi- cales, la glosectomía total, y laringectomía con vaciamiento

linfoganglionar de cuello (cirugías radicales) con radioterapia postoperatoria, son opciones en estadios avanzados. La reconstrucción de lengua puede realizarse con un colgajo miocutáneo del músculo pectoral mayor, lo cual constituye un procedimiento simple que provee tejido amplio, con excelente irrigación. Una cirugía menor para la reconstrucción de lengua tras una glosectomía parcial puede consistir en un colgajo miocutáneo utilizando el músculo esternohioideo. En el caso de nuestro paciente, debido a la gravedad de la lesión y al estado avanzado de esta, se realizó hemiglosectomía izquierda

y disección cervical funcional. La reconstrucción se llevo a cabo con un colgajo anterolateral de muslo derecho (Véase figura 3). Después de ello, el paciente tuvo que someterse a largas sesiones de fisioterapia para recuperar la movilidad de la lengua, y con ello la capacidad de hablar, de ingesta, Se usan diversas técnicas de cirugía para extirpar tipos específicos de tumores orales, incluyendo los siguientes:

ASIGNATURA DE ANATOMÍA PATOLÓGICA GENERAL Y BUCAL, URJC - GRUPO VIII: CURSO ACADÉMICO 2009-2010

5

Resección primaria de tumor - extirpación de todo el tumor y del área de tejido que le rodea.

Maxilectomía - extirpación del tumor, incluso parte de

o todo el maxilar duro (parte superior de la boca), si el hueso está afectado.

Cirugía micrográfica de Mohs - extirpación del tumor en "láminas" para reducir el tejido normal extirpado (puede considerarse cuando el cáncer involucra el labio).

Laringotomía - extirpación de un tumor grande de la lengua u orofaringe, que puede incluir la extirpación de

la laringe (caja de la voz).

Disección del cuello - si el cáncer se ha extendido a los nódulos linfáticos en el cuello, también se puede requerir la extirpación de dichos nódulos.

se puede requerir la extirpación de dichos nódulos. Figure 3. Aspecto de la lengua reconstruida mediante

Figure 3.

Aspecto de la lengua reconstruida mediante colgajo.

El tratamiento quirúrgico que se dispensa a estos pacientes es muy agresivo y mutilante, por lo que debe fundamentarse en un buen apoyo psicológico al enfermo, con una explicación clara al paciente de la intervención que va a sufrir. Actualmente las investigaciones intentan desentrañar el mecanismo genético que origina el cáncer de lengua. Se sabe que la alteración del oncogén supresor que codifica para la proteína p53 está muy relacionada con la aparición de muchos de los carcinomas epidermoide de cabeza y cuello. Además están involucrados otros genes como el erb-b1 y el c-myc. Después del tratamiento, el médico puede recomendar ter- apia para facilitar el movimiento de la lengua, la masticación y la deglución, además de terapias para la mejora del habla, si el uso de la lengua fue afectado. Se hace necesario, por otra parte, el control minucioso de la boca, la garganta, el esófago y los pulmones para observar si el cáncer vuelve a manifestarse o si se propaga. El dato de peor pronóstico previo al tratamiento es la presencia de metástasis en el cuello. La causa más frecuente de muerte en los pacientes con cáncer de lengua es la reaparición del tumor en la lengua o la aparición de metástasis en el cuello. La metástasis es la propagación de un foco canceroso a un órgano distinto de aquel en que se inició. Ocurre generalmente por vía sanguínea o linfática. Las células del cáncer circulan a través de la sangre, y después crecen en un nuevo foco en tejidos normales de otra parte del cuerpo. Cuando las células cancerosas se diseminan y forman un tumor nuevo, éste se llama un secundario, o tumor metastásico. Las células del

cáncer que forman el tumor secundario son como las del tumor original. Este proceso se produce a través de una serie compleja de pasos, la cascada metastásica, en que las células cancerosas abandonan el lugar original del tumor y emigran a otras partes del cuerpo.

DISCUSIÓN

Entre los tumores malignos de la cavidad bucal, el cáncer de lengua es el que presenta las mayores tasas de mortalidad, siendo más frecuente en hombres que en mujeres. Desde 1950 las tasas de mortalidad por este tumor han aumentado, pasando de 1,00 a 2,23 por 100.000 en hombres y de 0,21 a 0,36 en mujeres (véase tabla 1). Su tendencia temporal presenta un patrón muy parecido al del cáncer del resto de la boca y al de faringe, relacionados todos ellos con el consumo de tabaco, de alcohol y con la mala alimentación, y contrasta con la del cáncer de labio, que desciende.

y contrasta con la del cáncer de labio, que desciende. Table I DATOS REFERENTES A LA

Table I

DATOS REFERENTES A LA MORTALIDAD POR CÁNCERES ORALES EN ESPAÑA OBTENIDOS DEL INE

En hombres, las tasas específicas muestran, en general un aumento en la mortalidad, que es exponencial hasta los 60 años y luego se atenúa, produciendo la superposición de las líneas de las tasas específicas en los grupos más ancianos. Este fenómeno se refleja también en el gráfico del efecto edad. En mujeres, las tasas específicas por edad presentan una tendencia ascendente menos pronunciada que la de los hombres, que tiende a aumentar en los últimos años y en las cohortes más jóvenes. El análisis del efecto cohorte refleja, tanto en hombres como en mujeres, un aumento en el riesgo de morir por este tumor en las cohortes nacidas a partir de 1920. El efecto periodo también muestra, globalmente, un cierto incremento del riesgo en ambos sexos durante casi todo el ámbito temporal del estudio, si bien la pendiente es más marcada en hombres, y en ellos el riesgo cambia de tendencia en los últimos quinquenios. El ascenso en la mortalidad descrito en los hombres y, posiblemente, en las mujeres, puede estar reflejando la ten- dencia de la incidencia, por tratarse de cánceres de mal pronóstico, con una supervivencia relativa estandarizada por edad a los cinco años del 35% en hombres y del 67% en

ASIGNATURA DE ANATOMÍA PATOLÓGICA GENERAL Y BUCAL, URJC - GRUPO VIII: CURSO ACADÉMICO 2009-2010

6

mujeres. En Europa, la incidencia y la mortalidad por cáncer de lengua también están aumentando en hombres, aunque existen diferencias geográficas difíciles de explicar. Para mejorar la evolución de las tasas de mortalidad por este tumor sería muy importante incidir tanto en la prevención pri- maria, disminuyendo el consumo de tabaco y de alcohol, como en la prevención secundaria, visitando al médico regularmente para someterse a revisiones y pruebas de detección del cáncer.

Conclusión

Al observar los datos epidemiológicos se plasma un au-

mento de prevalencia de cáncer lingual en los últimos años, habiendo factores de riesgo modificables (hábito de fumar,

alcohol, higiene

). La detección precoz de este tipo de cáncer puede ser útil para la no utilización de técnicas invasivas y evitar las fases metastásica que pueden provocar la muerte del paciente. En este caso, se utilizó la cirugía (técnica invasiva) con la reconstrucción lingual, lográndose de este modo la curación del paciente.

), y no modificables (hereditarios,

AGRADECIMIENTOS

Queremos dar las gracias, en primer lugar, a el Doctor Ernesto Moro profesor de Anatomía Patológica de la Univer- sidad Rey Juan Carlos de Madrid por habernos tutelado en la realización de esta investigación. En segundo y último lugar, y no por ello menos importante, nos gustaría también agradecerles al Doctor Manuel Valencia Terrón y a la Doctora Laura Villanueva Alcojol, sanitarios del Hospital Perpetuo Socorro de Badajoz, pertenecientes a la unidad de oncología, por habernos cedido información y los distintos casos utilizados en el estudio.

REFERENCES

[1] Ross,H. Michael, I. Kate Gordon, P. Wojciech. Histologia, Texto y Atlas Color con Biologia Celular y Molecular.4ł Edicion. Madrid, España; Editorial Panamericana; 2004: 439-443. [2] A Steven, J. Lowe. Histologia Humana. 3ł Edicion. Madrid. España; Editorial Elservier; 2005: 191-194. [3] F. Geneser. Histología sobre Bases Bioquimoleculares. 3ł edicion. Madrid. España; Editorial Panamericana; 2000: 469-472. [4] M.E. Gómez Ferraris, A. Campos Muñoz. Histologia y Embriología Bucodental. 2ł edicion. Barcelona. España; Editorial Panamericana; 1999: 108-116. [5] J.P Sapp, L.R Eversole, G.P Wysochi. Patología Oral y Maxilofacial Contemporanea. 2ł edicion. Madrid. España; Editorial Elservier; 2005 [6] R.A. Cawson, E.W. Odell. Fundamentos de Medicina y Patologia Oral.

8ł edicion. Barcelona. España; Editorial Elservier; 2008: 227 288.

[7] A. Bascones, F. Llanes. Medicina Bucal, Tomo I. 2ł edicion. Madrid.

España; Editorial Avances Medico-Dentales; 1991: 295-302.

[8] A. Bernejo. Medicina Bucal Volumen I, Enfermedades Mucocutaneas

y de las Glandulas Salivares. 3ł edicion. Madrid. España; Editorial Sintesis; 2000: 260-264.

[9] Badasch

M. Cáncer

de Lengua. Cáncernet

. Septiembre 2009 (25

octubre):

http://healthlibrary.epnet.com/GetContent.aspx?token=0d429707-b7e1-4147-9947-

abca6797a602&chunkiid=103448

[10] Instituto Nacional de Estadística: http://www.ine.es [11] Sanz N. Cáncer de lengua. Julio 2009 (4 noviembre):

http://www.monografias.com/trabajos29/cancer-lengua/cancer-lengua.shtml