Sunteți pe pagina 1din 566

ENCICLOPEDIA de

ECONOMÍA, FINANZAS y NEGOCIOS

ENCICLOPEDIA de ECONOMÍA , FINANZAS y NEGOCIOS mecanismo de tipos de cambio 13 mutualidad elaborada por:

mecanismo de tipos de cambio

13

mutualidad

elaborada por:

ENCICLOPEDIA de ECONOMÍA , FINANZAS y NEGOCIOS mecanismo de tipos de cambio 13 mutualidad elaborada por:
ENCICLOPEDIA de ECONOMÍA , FINANZAS y NEGOCIOS mecanismo de tipos de cambio 13 mutualidad elaborada por:

ENCICLOPEDIA

DE ECONOMÍA, FINANZAS Y NEGOCIOS

Coordinador general RICARDO J. PALOMO ZURDO

Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad Universidad CEU San Pablo

www.ciss.es
www.ciss.es

www.ciss.es

ENCICLOPEDIA DE ECONOMÍA, FINANZAS Y NEGOCIOS

Obra realizada por el grupo Wolters Kluwer España

C/ Collado Mediano, 9 28230 – Las Rozas (Madrid) España www.wolterskluwer.es

Directora General Wolters Kluwer España: Rosalina Díaz Valcárcel. Director de Publicaciones Wolters Kluwer España: Fernando Selfa Bas. Director General de CISS: Bernardo Sainz-Pardo Zaragozá. Directora de Contenidos: Cristina Retana Gil. Coordinación Editorial: Fernando Oteo Vadillo y Cristina Vegas Becares. Equipo editorial: Adoración Fuentes Hernández; Rosa M.ª González Yuste; Fran- cisco Laurel Cuadrado; José López Ceacero; Estefanía Medina García; Leticia Morán Alonso; María del Rosario Nájera Herranz; Laura Rascón Hernández; Matilde Rodríguez Bujaldón; Francisco José Santamaría Ramos; María Soble- chero Baeza; Marcos Suárez Palacio; Ainhoa Ynfiesta González. Preimpresión: Departamento de Producción Gráfica de Wolters Kluwer España. Diseño de cubierta e interiores: ZAC diseño gráfico.

© 1.ª Edición: 2010 WOLTERS KLUWER ESPAÑA, S.A.

Todos los derechos reservados. A los efectos del art. 32 del Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba la Ley de Propiedad Intelectual, Wolters Kluwer España, S.A., se opone expresamente a cualquier utilización con fines comerciales del contenido de esta publicación sin su expresa autorización, lo cual incluye especialmente cualquier repro- ducción, modificación, registro, copia, explotación, distribución, comunicación, transmisión, envío, reutilización, publicación, tratamiento o cualquier otra utilización total o parcial en cualquier modo, medio o formato de esta publicación. Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra sólo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra. Wolters Kluwer España, S.A. no aceptará responsabilidades por las posibles consecuencias ocasionadas a las personas naturales o jurídicas que actúen o dejen de actuar como resultado del uso de los contenidos de esta obra.

ISBN Edición Gráfica:

Obra Completa: 978-84-9954-062-7

Volumen 13:

978-84-9954-075-7

ISBN Edición Digital:

Obra Completa: 978-84-9954-085-6

Volumen 13:

978-84-9954-098-6

Depósito Legal:

M-6262-2010

Impreso en España. Printed in Spain.

ÍNDICE DE AUTORES

Coordinador general de la obra

Ricardo J. PALOMO ZURDO

Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad Universidad CEU San Pablo

Coordinadores

Juan Carlos GARCÍA VILLALOBOS

Profesor Agregrado de Comercialización e Investigación de Mercados Universidad CEU San Pablo

Javier ITURRIOZ DEL CAMPO

Profesor de Economía Financiera y Contabilidad Universidad CEU San Pablo

Ignacio LÓPEZ DOMÍNGUEZ

Director del Centro de Investigación Financiera Universidad Antonio de Nebrija

Enrique LÓPEZ LÓPEZ

Magistrado

José Luis MATEU GORDON

Profesor de Análisis de Valores Universidad CEU San Pablo

Alejandro OLAYA DÁVILA

Profesor de Economía y Empresa Universidad Pontificia Bolivariana

Marcelo PASCUAL FAURA

Profesor de Recursos Humanos Universidad CEU San Pablo

Virginia REY PAREDES

Asesora Fiscal

Joan Ramón SANCHIS PALACIO

Profesor Titular de Dirección de Empresas Universitat de Valencia

Jorge UGONZÁLEZ

Profesor de Teoría Económica Universidad de Castilla-La Mancha

Mayra VIEIRA CANO

Profesora de Economía Financiera Universidad Pontificia Bolivariana

Autores

Jesús de Lourdes

ADAME SANABRIA

Magistrado

Ana AIZPURU SEGURA

Letrada de las Cortes Generales

Laura ALABAU MARTÍ

Magistrada

Pilar ALGUACIL MARÍ

Catedrática de Derecho Financiero y Tributario

Manuel ÁLVAREZ ALCOLEA

Profesor Titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social

María del Socorro

APARICIO SÁNCHEZ

Economista

Gonzalo

DE ARANDA Y ANTÓN

Magistrado

Francisco Javier

DEL ARCO JUAN

Profesor de Finanzas

Patricia ARGEREY VILAR

Profesora de Estructura Económica

Enrique

ARNALDO ALCUBILLA

Letrado de las Cortes Generales Abogado

Alberto

ARRIBAS HERNÁNDEZ

Magistrado

María Jesús

ARROYO FERNÁNDEZ

Profesora Agregada de Economía Aplicada

Sagrario ARROYO GARCÍA

Magistrado

Joaquín ARTÉS CASELLES

Profesor de Economía Aplicada

María Teresa

DE LA ASUNCIÓN RODRÍGUEZ

Magistrado

Ana AVENDAÑO MUÑOZ

Magistrada

Miguel Ángel

BARBERÁN LAHUERTA

Profesor de Economía Aplicada

Guillermo BARRAL VARELA

Abogado y Profesor de Organización (Gestión Empresarial)

Begoña BARRUSO CASTILLO

Profesora de Economía Aplicada

Paloma BEL DURÁN

Profesora Titular de Economía Financiera y Contabilidad

Juan José

BENAYAS DEL ÁLAMO

Asesor Fiscal y Profesor de Economía Aplicada

Sonia

BENITO HERNÁNDEZ

Profesora de Economía de la Empresa

Francisco BLASCO GASCÓ

Catedrático de Derecho Civil

Begoña BLASCO TORREJÓN

Profesora Agregada de Teoría Económica

Nohemí BOAL VELASCO

Profesora de Economía Financiera y Contabilidad

Olga BOCIGAS SOLAR

Profesora Adjunta

de Marketing

María Pilar BONET SÁNCHEZ

Profesora de Derecho Financiero y Tributario

Cristóbal BORRERO MORO

Profesor de Derecho Financiero y Tributario

Francisco Manuel

BRUÑÉN BARBERÁ

Magistrado

Carlos BULLEJOS CALVO

Secretario de Ayuntamiento

Carmen BURGOS PRAT

Directiva de Calidad, Comunicación y Recursos Humanos

Carmen CALDERÓN PATIER

Profesora Agregada de Economía Aplicada

José Manuel

CALLE DE LA FUENTE

Magistrado

Vanessa CAMPOS CLIMENT

Economista. Consultora de Empresas

Joaquín CAMPS TORRES

Profesor Titular

de Dirección

de Empresas

Francisco Javier

CANABAL CONEJOS

Magistrado

Mario

CANTALAPIEDRA ARENAS

Economista

Santiago CANTARERO SANZ

Profesor Asociado de Dirección de Empresas

José Miguel

CARBONERO GALLARDO

Técnico de Administración General

José Antonio

CARRASCO GALLEGO

Profesor de Economía Aplicada

Isabel CARRERO BOSCH

Profesora Colaboradora Asistente de Marketing

Leonardo

CARUANA DE LAS CAGIGAS

Profesor de Historia Económica

Carlos Miguel

CASAS JIMÉNEZ

Consultor experto en Estrategia, Organización e Innovación

Ramón CASTILLO BADAL

Magistrado

María Luz CHARCO GÓMEZ

Magistrada

Francisco Benjamín

COBO QUESADA

Consultor-formador en Marketing y Estrategia

Carlos COMAS RODRÍGUEZ

Profesor de Estadística

Miguel CÓRDOBA BUENO

Profesor Agregado de Economía Financiera

Purificación

CREMADES GARCÍA

Profesora de Derecho Civil

Joaquín DELGADO MARTÍN

Magistrado

Manuel

DELGADO-IRIBARREN

GARCÍA-CAMPERO

Letrado de las Cortes Generales

Iván DIAGO SÁNCHEZ

Consultor - Auditor de Calidad y Medio Ambiente

José Manuel DÍAZ PULIDO

Profesor de Economía Aplicada

Francisco

FARIÑAS FERNÁNDEZ

Director General Adjunto de TOSHIBA TEC España

Irene FERNÁNDEZ ANDRÉS

Consultora de Recursos Humanos

Josefina

FERNÁNDEZ GUADAÑO

Profesora de Economía Financiera y Contabilidad

Pedro

FERNÁNDEZ SÁNCHEZ

Profesor de Historia Económica

Gema

FERNÁNDEZ-AVILÉS CALDERÓN

Profesora de Estadística

Manuel

FERNÁNDEZ-LOMANA GARCÍA

Magistrado

Rafael FUENTES DEVESA

Magistrado

María Consuelo

FUSTER ASENCIO

Profesora de Derecho Financiero y Tributario

David GAGO SALDAÑA

Consultor

económico-empresarial

María del Carmen

GARCÍA CENTENO

Profesora de Econometría

Eduardo GARCÍA GÓMEZ

Profesor Asociado

de Publicidad

María Jesús

GARCÍA GONZÁLEZ

Consultora de Recursos Humanos

Blanca GARCÍA HENCHE

Profesora Adjunta de Comercialización e Investigación de Mercados

Elena GARCÍA ROJO

Profesora Colaboradora

de Organización

de Empresas

Juan Carlos

GARCÍA VILLALOBOS

Profesor Agregrado de Comercialización e Investigación de Mercados

Enrique

GARCÍA-CHAMÓN CERVERA

Magistrado

Carlos

GARCÍA-GUTIÉRREZ FERNÁNDEZ

Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad

Luana GAVA

Profesora Titular de Finanzas

José Luis GIL IBÁÑEZ

Magistrado

Antonio GÓMEZ ARELLANO

Profesor de Derecho Financiero y Tributario Abogado

Caridad

GÓMEZ MARTÍN-ARAGÓN

Economista

María Inmaculada

GONZÁLEZ CERVERA

Magistrado

Irene GONZÁLEZ GARCÍA

Licenciada en Derecho

Álvaro GONZÁLEZ LORENTE

Profesor de Economía Aplicada

Juan GORELLI HERNÁNDEZ

Profesor Titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social

Francisco Javier

GRAN RICO

Profesor de Finanzas

Milagros

GUTIÉRREZ FERNÁNDEZ

Profesora de Organización de Empresas

Raul HERNÁNDEZ PARDO

Letrado del Banco de España

Carolina HERNÁNDEZ RUBIO

Profesora de Economía Aplicada

Elisabeth HERNÁNDEZ SANZ

Economista

María

HERNÁNDEZ-GIL MANCHA

Secretaria Judicial

Constancio Javier

HERNANDO FREILE

Consultor - Auditor de Gestión Integral de Empresas

Justo HERRERA GÓMEZ

Profesor Titular de Dirección de Empresas

Dolores

HERRERO AGÜERO

Consultora de Recursos Humanos

Rafael

HURTADO COLL

Director de Inversiones. Área de Gestión de Activos. Grupo Banco Popular

Inmaculada

HURTADO OCAÑA

Profesora de Estructura Económica

Urko IRAZÁBAL PUELLES

Consultor de Recursos Humanos

Cristina ISABEL DOPACIO

Profesora Adjunta

de Organización

de Empresas

Javier

ITURRIOZ DEL CAMPO

Profesor de Economía Financiera

y Contabilidad

Victoria

LABAJO GONZÁLEZ

Profesora Adjunta

de Marketing

María Isabel

LÁZARO AGUILERA

Economista

Gustavo

LEJARRIAGA PÉREZ DE LAS VACAS

Profesor Titular

de Economía Financiera

y Contabilidad

Ignacio

LÓPEZ DOMÍNGUEZ

Director del Centro de Investigación Financiera

Raúl LÓPEZ DOMÍNGUEZ

Licenciado en Dirección y Administración de Empresas

Enrique LÓPEZ LÓPEZ

Magistrado

José Carlos

LÓPEZ MARTÍNEZ

Magistrado

Raquel LOZANO PRIETO

Consultora de Recursos Humanos

Carmelo LOZANO SERRANO

Catedrático de Derecho Financiero y Tributario

Ester

MACHANCOSES GARCÍA

Profesora de Derecho Financiero y Tributario

Vicente MAGRO SERVET

Magistrado

Jerónimo

MAÍLLO GONZÁLEZ-ORÚS

Profesor de Derecho de la Unión Europea

José María MARÍN CORREA

Magistrado Emérito del Tribunal Supremo

José Manuel

MARTÍN CARMONA

Presidente de Tribunal Militar Territorial

Sonia MARTÍN LÓPEZ

Profesora Ayudante Doctor de Economía Financiera

y Contabilidad

Raquel MARTÍN MATEOS

Profesora de Economía Financiera y Contabilidad

César MARTÍNEZ DÍAZ

Magistrado

Ricardo MARTÍNEZ IDIRÍN

Business Intelligence

Manager, Aldeasa

Luis MARTÍNEZ LAGUNA

Profesor de Economía Financiera y Contabilidad

Miryam MARTÍNEZ MARTÍNEZ

Profesora Adjunta

de Comercialización

e

Investigación

de Mercados

Gema MARTÍNEZ MORA

Magistrada Suplente

Cristina Isabel

MASA LORENZO

Profesora Colaboradora

de Organización

de Empresas

Ruth MATEOS DE CABO

Profesora Adjunta

de Comercialización

e Investigación de Mercados

José Luis MATEU GORDON

Profesor de Análisis de Valores

Jorge MATEU MAHÍQUES

Catedrático de Estadística e Investigación Operativa

María del Pilar

MELARA SAN ROMÁN

Profesora Adjunta

de Marketing

Amparo

MELIÁN NAVARRO

Catedrática de Escuela Universitaria de Economía Agraria

Amparo

MERINO DE DIEGO

Profesora Colaboradora de Gestión Empresarial

María Leticia

MESEGUER SANTAMARÍA

Profesora de Economía Aplicada

Arancha MIELGO ÁLVAREZ

Profesora Colaboradora

de Comercialización

e Investigación de Mercados

Santiago MILÁNS

DEL BOSCH Y JORDÁN DE URRÍES

Abogado

Ana Cristina

MINGORANCE ARNÁIZ

Profesora de Economía Aplicada

Román MÍNGUEZ SALIDO

Profesor de Estadística

José MONDÉJAR JIMÉNEZ

Profesor de Economía Aplicada

José María

MONTERO LORENZO

Catedrático de Estadística

Concepción Esther

MORALES VALLEZ

Magistrado

Jesús MORANT VIDAL

Abogado

Ignacio

MORENO GONZÁLEZ-ALLER

Magistrado

José

MORILLO-VELARDE SERRANO

Director de Archivos y Bibliotecas

David NIETO CALVO

Abogado

Jacobo NÚÑEZ MARTÍNEZ

Profesor de Economía de la Empresa

Alejandro OLAYA DÁVILA

Profesor de Economía y Empresa

Wenceslao Francisco

OLEA GODOY

Magistrado

Francisco Manuel

OLIVER EGEA

Magistrado

Nuria ORELLANA CANO

Magistrado

Eduardo ORTEGA MARTÍN

Magistrado

Félix ORTEGA MOHEDANO

Profesor de Dirección de Empresas y Liderazgo

Ricardo J. PALOMO ZURDO

Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad

Marcelo PASCUAL FAURA

Profesor de Recursos Humanos

Jesús PAÚL GUTIÉRREZ

Profesor Agregado de Economía Aplicada

Azucena PENELAS LEGUÍA

Profesora Titular de Comercialización e Investigación de Mercados

Manuel PERALES CANDELA

Abogado

Eduardo

PERDIGUERO BAUTISTA

Magistrado

Marta PERIS-ORTIZ

Profesora Contratada Doctora de Organización de Empresas

Santiago QUINTERO RAMÍREZ

Profesor de Gestión Tecnológica

Miguel RÁBANO PABLOS

Ingeniero Informático

María REQUENA LAVIÑA

Profesora

Doctora Colaboradora

de Marketing

Virginia REY PAREDES

Asesora Fiscal

Alejandro

RODRÍGUEZ MARTÍN

Profesor de Economía Financiera y Contabilidad

María Sagrario

ROMERO CUADRADO

Profesora Ayudante

de Organización

de Empresas

Eva ROPERO MORIONES

Profesora Titular

de Finanzas

José Manuel ROSA DURÁN

Analista de Mercado de Aldeasa y Profesor de Marketing

Enrique

RÚA ALONSO DE CORRALES

Profesor de Economía Financiera y Contabilidad

Nuria RUEDA LÓPEZ

Profesora de Economía Aplicada

María Mercedes

RUIZ DE PALACIOS VILLAVERDE

Profesora de Economía Financiera y Contabilidad

Paloma SAA TEJA

Profesora Colaboradora

de Comercialización

e Investigación

de Mercados

Manuela SACO VÁZQUEZ

Profesora Adjunta

de Comercialización

e Investigación

de Mercados

Joan Ramón

SANCHIS PALACIO

Profesor Titular

de Dirección

de Empresas

Juan Manuel

SAN CRISTÓBAL VILLANUEVA

Magistrado

José Ramón

SÁNCHEZ GALÁN

Profesor de Finanzas

Francisco SOGORB MIRA

Profesor de Economía Financiera

Luis Antonio

SOLER PASCUAL

Magistrado

Alicia SORROZA BLANCO

Profesora de Política Exterior y Seguridad en Europa

Juan Carlos

SUÁREZ-QUIÑONES

FERNÁNDEZ

Magistrado

Natalia TARAZONA HURTADO

Economista

Juan Fernando

TAVERA MESÍAS

Profesor de Empresa

Vicente

TENA RODRÍGUEZ

Profesor de Economía Financiera y Contabilidad

Manuel TERUEL SIERRA

Profesor Adjunto

de Comercialización

e Investigación

de Mercados

Eduardo

DE URBANO CASTRILLO

Magistrado

Jorge UGONZÁLEZ

Profesor de Teoría Económica

Ángel Luis

DE VAL TENA

Profesor Titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social

Carmen VALOR MARTÍNEZ

Profesora Colaboradora Asistente de Marketing

Manuel VARGAS VARGAS

Profesor Titular de Economía Aplicada

Mayra VIEIRA CANO

Profesora de Economía Financiera

Salvador

VILATA MENADAS

Magistrado

Nuria VILLAR FERNÁNDEZ

Profesora de Organización de Empresas

Pilar YUBERO HERMOSA

Profesora de Economía Financiera y Contabilidad

José Manuel YUSTE

MORENO

Magistrado

Carmen María

ZAMARRA ÁLVAREZ

Magistrada

José ZARZUELO DESCALZO

Magistrado Suplente

MECANISMO DE TIPOS DE CAMBIO

MECANISMO DE TIPOS DE CAMBIO

Exchange rate mechanism

I. ANTECEDENTES DE LA UNIÓN MONETARIA EUROPEA • II. CARACTERÍSTICAS DEL MECANISMO DE TIPOS DE CAMBIO DEL SISTEMA MONETARIO EUROPEO • III. DEL SISTEMA MONETARIO EUROPEO A LA UEM 1. Fijación de los tipos de cambio 2. Intervenciones automáticas e ilimitadas

I. ANTECEDENTES DE LA UNIÓN MONETARIA EUROPEA

En el año 1969, el informe Barre (ela- borado por el entonces Vicepresidente de la Comisión Europea) proponía una mayor coordinación de las políticas eco- nómicas y una intensificación de la coo- peración monetaria en el ámbito de la Comunidad Económica Europea. En la Cumbre de La Haya de diciembre de 1969, los Jefes de Estado y de Gobierno decidieron hacer del establecimiento de la Unión Económica y Monetaria (UEM), un objetivo prioritario de la integración europea. Se constituyó un grupo de alto nivel, bajo la presidencia de Werner (Pri- mer ministro de Luxemburgo), para ana- lizar los medios necesarios para alcanzar este objetivo antes de 1980. El informe Werner preveía el establecimiento de una UEM con el objetivo final de lograr la liberalización total de los movimientos de capitales y la fijación irrevocable de las paridades, o incluso la sustitución de las monedas nacionales por una moneda única. El informe también recomendaba reforzar la coordinación de las políticas económicas y definir orientaciones para las políticas presupuestarias nacionales.

En marzo de 1971, los seis países que entonces integraban la Comunidad Eco- nómica Europea llegaron a un acuerdo

sobre el establecimiento de una UEM en tres etapas. La primera etapa consistía en la reducción de los márgenes de fluctua- ción monetaria. Pero el hundimiento del sistema de Bretton Woods y la decisión de los Estados Unidos de dejar flotar li- bremente el dólar en agosto de 1971 provocaron una gran inestabilidad en los mercados de cambios, lo que afectó pro- fundamente a las paridades entre las mo- nedas europeas. En consecuencia, el pro- yecto de unión económica y monetaria sufrió un bloqueo importante.

En marzo de 1972 los Seis intentaron

reactivar la dinámica de la integración monetaria, creando el mecanismo deno- minado de "la serpiente en el túnel" que era un mecanismo de fluctuación concer- tada de las monedas ("serpiente moneta- ria") dentro de unos márgenes estableci- dos respecto del dólar (túnel). Pero múl- tiples motivos (crisis del petróleo, debili- dad del dólar y divergencias entre las po- líticas económicas, entre otros) hicieron que la mayor parte de sus miembros abandonasen progresivamente el meca- nismo de la «serpiente monetaria», que quedó reducido finalmente a Alemania, los países del Benelux y Dinamarca. El esfuerzo de fluctuación conjunta no tuvo éxito y el mecanismo de la serpiente mo- netaria estuvo vigente únicamente entre 1973 y 1978.

II. CARACTERÍSTICAS DEL MECANISMO DE TIPOS DE CAMBIO DEL SISTEMA MONETARIO EUROPEO

El nuevo impulso de la Unión Mone- taria se debió a Roy Jenkins (entonces Presidente de la Comisión Europea), a partir de 1977, que subrayó las ventajas de un sistema que se configuraría como una nueva serpiente monetaria.

Los esfuerzos de creación de una zo- na de estabilidad monetaria se reanuda-

MECANISMO DE TIPOS DE CAMBIO

ron formalmente en marzo de 1979, gra- cias al apoyo de Francia y Alemania, esta- bleciéndose definitivamente el Sistema Monetario Europeo (SME), basado en el concepto de tipos de cambio fijos, pero ajustables. Las monedas de todos los Es- tados miembros, a excepción del Reino Unido, se adhirieron al mecanismo de cambio.

El objetivo del SME era estabilizar las paridades de los tipos de cambio entre las monedas para garantizar el funciona- miento correcto del mercado interior.

Los tipos de cambio se basan en ti- pos pivote definidos en función del ecu (unidad de cuenta del SME que repre- senta la media ponderada de las mone- das participantes). Las paridades bilatera- les se calculan a partir de los tipos pivote expresados en ecus, y las monedas de- ben fluctuar dentro de una banda de +/- 2,25% en torno a estos tipos bilaterales (a excepción de la lira italiana, a la que se concedió una banda de +/- 6%).

En diez años, el SME permitió redu- cir la variabilidad de los tipos de cambio. La flexibilidad del sistema, unida a una voluntad política de hacer converger las economías permitió una estabilidad du- radera de las monedas. Cabía la posibili- dad de revaluación o devaluación, pero siempre que no se diesen devaluaciones competitivas.

III. DEL SISTEMA MONETARIO EUROPEO A LA UEM

Con la adopción del Programa para la culminación del mercado único en 1985, cada vez resultaba más evidente que el potencial del mercado interior no podría aprovecharse plenamente mien- tras subsistieran los costes de transac- ción asociados a la conversión de las mo- nedas y la incertidumbre derivada de las fluctuaciones de cambio, por pequeñas que éstas fuesen. El Acta Única europea

supuso el empuje decisivo para la mone- da única.

En junio de 1988 se creó un comité para el estudio de la Unión económica y monetaria, presidido por Delors (enton- ces Presidente de la Comisión Europea). El informe proponía la realización de la UEM en tres etapas y subrayaba la necesi- dad de una mayor coordinación de las políticas económicas, de establecer nor- mas relativas a la magnitud y la financia- ción de los déficits presupuestarios na- cionales y de crear una nueva institución, independiente, a quien se confiaría la po- lítica monetaria de la Unión: el Banco Central Europeo.

Tras completar las fases previstas y una vez que el euro comenzó su andadu- ra, había que considerar la posibilidad de que no todas las monedas cumpliesen los criterios de Maastricht y quedasen fuera de la Unión Monetaria. Se hizo ne- cesario, a partir del 1 de enero de 1999, crear un nuevo mecanismo de tipos de cambio.

Las características principales de este nuevo mecanismo de tipos de cambio (NMTC), también denominado MTC II, son las siguientes:

1. Fijación de los tipos de cambio

Se decidió que los tipos de cambio

centrales y las bandas de fluctuación ten- drían como referencia el euro (que susti- tuye al ecu a una tasa 1:1). Para cada mo- neda se define un tipo de cambio frente al euro y una banda de fluctuación de +/- 15%.

A iniciativa de un Estado miembro participante, es posible reforzar la coope- ración en materia de cambio. Previa soli- citud del Estado en cuestión, pueden es- tablecerse márgenes de fluctuación más estrechos que el normal (15%).

MECANISMO DE TRANSMISIÓN (POLÍTICA MONETARIA)

2. Intervenciones automáticas e ilimi- tadas

Cuando un país necesita financiación a muy corto plazo se pueden realizar in- tervenciones para apoyar a una moneda (comprando o vendiendo) para mante- ner su tipo de cambio dentro de los már- genes establecidos de fluctuación. Estas intervenciones son coordinadas por el Banco Central Europeo y el banco cen- tral del país.

El Consejo General del Banco Cen- tral Europeo supervisa el funcionamiento

del MTC II y garantiza la coordinación de

la política monetaria y cambiaria, así co-

mo la gestión del mecanismo de inter- vención y de financiación.

Forman parte de este mecanismo los

países que no tienen el euro como mo- neda y que así lo han decidido, volunta- riamente. No obstante, ha de tenerse presente que uno de los criterios de con- vergencia para entrar a formar parte del área euro es participar en el MTC sin su- frir tensiones cambiarias, al menos du- rante los dos años previos el examen pa-

ra la adopción de la moneda común.

Las monedas que forman parte del MTC son la danesa, estonia, lituana y le- tona.

El gran logro de este mecanismo es que contribuye a asegurar que los Esta- dos miembros que no forman parte del

área euro asumen políticas de estabilidad

y convergencia entre el conjunto de miembros de la Unión Europea.

PATRICIA ARGEREY VILAR

MECANISMO DE TRANSMISIÓN (POLÍTICA MONETARIA)

Transmission mechanism (Monetary policy)

I. CONCEPTO • II. MECANISMO DE TRANSMISIÓN DE LA POLÍTICA MONETARIA 1. Mecanismo de transmisión sobre la renta • 2. Canales de transmisión • III. EVIDENCIA EMPÍRICA

I. CONCEPTO

Con carácter general, el mecanismo de transmisión de una política económi- ca se refiere al conjunto de canales a tra- vés de los cuales una determinada medi- da adoptada por las autoridades genera el efecto esperado sobre las variables fi- nales. Es decir:

INSTRUMENTO MECANISMO DE TRANSMISIÓN OBJETIVOS

Con carácter más específico, el análi- sis del mecanismo de transmisión se ha desarrollado principalmente para el caso de la política monetaria, y recogería to- dos los efectos que se derivan de una va- riación en el tipo de interés (decisión de las autoridades) y que generan un cam- bio en la tasa de inflación y de la renta (variables finales u objetivos del banco

central).

CAMBIO TIPO DE INTERÉS ME- CANISMO TRANSMISIÓN INFLACIÓN Y RENTA

II. MECANISMO DE TRANSMISIÓN DE LA POLÍTICA MONETARIA

La política monetaria influye en los niveles de actividad (a corto plazo) y en

MECANISMO DE TRANSMISIÓN (POLÍTICA MONETARIA)

la tasa de inflación (a corto y a largo pla- zo) de dos formas principales:

- Si el banco central tiene suficiente credibilidad en sus objetivos de polí- tica monetaria (por ejemplo, como consecuencia de sus características institucionales de independencia, claridad en la definición de objeti- vos, transparencia y rendición de cuentas, o por su propia trayectoria pasada) puede influir en las expecta- tivas de inflación a largo plazo de los agentes. Las expectativas dependen menos de la inflación pasada o actual y más del objetivo establecido por el banco central, lo que de hecho gene-

ra una base estable para la propia ta- sa de inflación.

- Los cambios en el tipo de interés de intervención influyen en la renta (al menos a corto plazo) y en la evolu- ción de la inflación. El conjunto de efectos que se derivan de una varia- ción del tipo de intervención de las autoridades y que acaban influyendo en los objetivos finales de la política monetaria se llama mecanismo de transmisión. En el Gráfico 1 se recoge un esque- ma de los principales canales que forman el mecanismo de transmisión de la políti- ca monetaria:

el mecanismo de transmisión de la políti- ca monetaria: 1. Mecanismo de transmisión sobre la renta

1. Mecanismo de transmisión sobre la renta

Suponiendo que la política que desa- rrolla el banco central es una subida del tipo de interés oficial o de intervención (es decir, de las operaciones de mercado abierto mediante las que provee de liqui- dez a corto plazo al sistema bancario), las

distintas partes del mecanismo de trans- misión sobre la renta serían las siguien- tes:

a) Canal del tipo de interés

Al subir el coste con que las entida- des de crédito obtienen fondos del ban- co central, se eleva el tipo de interés in- terbancario y estas subidas se trasladarán

MECANISMO DE TRANSMISIÓN (POLÍTICA MONETARIA)

a los demandantes finales de crédito: fa- milias y empresas. Como consecuencia se reduce el atractivo de endeudarse pa- ra invertir y consumir y aumentará el ahorro, reduciéndose el gasto corriente.

b) Canal del precio de los activos

Uno de los determinantes del gasto privado es la riqueza de las familias. Co- mo la subida de tipos también puede afectar a las cotizaciones bursátiles, redu- ciéndolas, disminuirá la riqueza de los agentes y se reforzará la reducción inicial del gasto.

c) Canal del crédito (cantidad)

Tras la subida de tipos se restringirá la oferta de crédito bancario: no sólo es más caro, sino también menos accesible. Esto se debe a dos tipos de razones. Por un lado, la política monetaria restrictiva reduce la liquidez de la que disponen los bancos, y eso limita su capacidad para conceder créditos. Pero es que, además, la subida de tipos aumenta el riesgo de que algunos prestatarios (altamente en- deudados ahora) no puedan devolver las deudas, con lo que se restringirá su capa- cidad para acceder a la financiación de sus planes de gasto, incluso aunque es- tén dispuestos a pagar un tipo de interés mayor. Este efecto se ve reforzado por el hecho de que la caída en el precio de otros activos, como las acciones, dismi- nuye también el valor de las posibles ga- rantías de los créditos. La importancia de este canal depende de la estructura ban- caria del país y de la importancia que tenga este tipo de financiación para las empresas (inversión) y las familias (con- sumo duradero)

d) Canal del tipo de cambio

Si el tipo de cambio es flexible y su- poniendo todo lo demás constante, la subida de tipos aumentará la entrada de capitales y apreciará la moneda nacional.

Pero esto a su vez, limitará la competitivi- dad internacional de la economía, lo que tiene un efecto negativo sobre la deman- da externa.

2. Canales de transmisión

En cuanto a la influencia sobre la in- flación, el mecanismo de transmisión transcurre a través de los tres canales si- guientes:

a) Canal de la demanda

La subida de tipos de interés reduce la demanda agregada, la renta y el em- pleo, lo que hará que disminuya el creci- miento de los salarios y que las empresas ajusten sus márgenes, con lo que la tasa de inflación disminuirá. Este efecto de- pende del grado de competencia y otras características de los mercados de traba- jo y de bienes.

b) Canal de las expectativas y la nego-

ciación salarial

Si los agentes interpretan la subida del tipo de interés como una señal de que el banco central actuará para limitar las tasas de inflación, moderarán sus ex- pectativas futuras de precios y negocia- rán menores crecimientos salariales. De esta forma podrían evitarse, por ejemplo, los "efectos de segunda ronda" que sue- len seguir a aumentos en los precios del petróleo.

c) Canal del tipo de cambio

La inflación relevante para los consu- midores es una media ponderada entre la inflación de los productos producidos internamente y la de los productos im- portados (la importancia de éstos últi- mos depende del grado de apertura de la economía). Al subir el tipo de interés la moneda se aprecia, por lo que:

MECANISMO DE TRANSMISIÓN (POLÍTICA MONETARIA)

- Se reduce el precio de los bienes fi- nales importados, lo que se refleja en la tasa de inflación total.

- Si las importaciones son bienes in- termedios, se reducirán los precios de los demás productos que los utili- zan.

La importancia de este efecto es me- nor en un área monetaria grande y relati- vamente cerrada y mayor en países pe- queños y muy abiertos con un tipo de cambio flexible.

III. EVIDENCIA EMPÍRICA

Para conocer la importancia de estos mecanismos, el Banco Central Europeo

llevó a cabo un ejercicio de simulación utilizando tres modelos alternativos del funcionamiento de la unión monetaria

(1: Área Wide Model, del propio BCE; 2:

agregación de los modelos nacionales de los distintos bancos centrales; 3: modelo NIGEM, del Nacional Institute of Econo- mic and Social Research, Reino Unido). Con los tres modelos se simuló una subi- da de un punto porcentual en el tipo de interés durante dos años, y las cifras que se recogen en la Tabla 1 son la variación porcentual del PIB y el índice de precios

respecto a la que habría habido sin esta medida.

Tabla 1: Efectos de una subida de 1 p.p. en el tipo de interés

Variable

Modelo

Año 1

Año 2

Año 3

Año 4

PIB real

Modelo 1

-0.34

-0.71

-0.71

-0.63

Modelo 2

-0.22

-0.38

-0.29

-0.14

Modelo 3

-0.34

-0.47

-0.37

-0.28

Inflación

Modelo 1

-0.15

-0.30

-0.38

-0.49

Modelo 2

-0.09

-0.21

-0.31

-0.40

Modelo 3

-0.06

-0.10

-0.19

-0.31

Fuente: Banco Central Europeo

 

Los resultados principales son lo si- guientes:

- Los tres modelos predicen un efecto negativo sobre la renta, pero es tran- sitorio.

- Estos efectos son inciertos en cuanto a la magnitud (como se observa en las diferencias entre las predicciones de cada uno de los modelos alterna- tivos) y se producen con retardos considerables.

- El componente de la demanda agre- gada que más se modifica al aplicar una política monetaria restrictiva es

la inversión, incrementándose su im- portancia con el tiempo. Esto puede afectar en el medio plazo a la capaci- dad productiva (y la renta potencial) haciendo más persistentes sus efec- tos.

- El canal del tipo de cambio es menos importante en el conjunto de la UEM, ya que la mayor parte del co- mercio es interior a la zona euro.

- Aunque la oferta de crédito bancario se reduce, el efecto del canal del cré- dito es poco importante.

- Los tres modelos predicen un efecto negativo sobre los precios.

MEDIA

- A diferencia del caso de la renta, los efectos son más lentos, pero más du- raderos. La política monetaria puede afectar de forma permanente a la ta- sa de inflación.

JORGE UGONZÁLEZ

Véase también: "Política monetaria".

MECENAZGO

Véase: "Acción social de la empresa".

MEDIA

Average

I. MEDIDAS CENTRALES 1. Media aritmética 2. Media geométrica 3. Media armónica • II. RELACIÓN ENTRE LAS TRES MEDIAS DESCRITAS • III. RELACIÓN MEDIA ARITMÉTICA, MODA Y MEDIANA

I. MEDIDAS CENTRALES

Cuando se estudia una característica determinada en un conjunto de indivi- duos, la información que obtenemos de la realidad, normalmente referida a una muestra de la población, se nos presenta en forma de tabla, lo que supone, ya, una síntesis de la información. Pero aún se suele necesitar mayor concreción, una reducción a un solo dato que permita la comparativa de distribuciones distintas. Estas medidas caracterizan a la distribu- ción de frecuencias, y pueden hacer refe- rencia a varios aspectos: posición, disper- sión, forma, etcétera. Estas medidas sin- tetizadoras deben ser únicas para cada distribución y en su cálculo, que debe

ser siempre posible, utilizarse todos los datos de la distribución. Suponen por tanto una manera de caracterizar dicha distribución.

Las medidas de posición pueden ser centrales o no centrales. Entre las medi- das de posición centrales destacamos por su uso e importancia la media arit- mética, la media geométrica, la media ar- mónica, la moda y la mediana. Nos cen- traremos en las tres primeras.

Supongamos un estudio de una po- blación a través de una muestra de n in- dividuos, donde se ha observado la varia- ble X, recogiéndose la información en la tabla siguiente:

Variable X

Frecuencia absoluta

n

i

x

1

n

1

x

2

n

2

x

i

n

i

x

n-1

n

n-1

x

n

n

n

TOTALES

N

1. Media aritmética

Definición: Es el cociente entre la su- ma de todos los términos de una variable y el número total de ellos, se denota por , y vale:

la su- ma de todos los términos de una variable y el número total de ellos,

MEDIA

M EDIA Se suele calcular multiplicando cada valor diferente por su frecuencia absolu- ta, de tal

Se suele calcular multiplicando cada valor diferente por su frecuencia absolu- ta, de tal forma que se simplifique su cál- culo:

absolu- ta, de tal forma que se simplifique su cál- culo: Si se tratara de una

Si se tratara de una variable continua, o discreta agrupada en intervalos, x i sería

la marca de clase del intervalo corres- pondiente, es decir el valor central del mismo.

EJEMPLO: Dada la distribución si- guiente que representa el beneficio en miles de euros obtenido por 10 empre- sas. Calcúlese en beneficio medio de las cuatro (media aritmética).

Beneficio: [L i-1 , L i )

Marca de clase (x i )

Nº de empresas (n i )

[30, 50)

40

4

[50, 70)

60

2

[70, 90)

80

3

[100, 110)

100

1

60 2 [70, 90) 80 3 [100, 110) 100 1 PROPIEDADES: - La suma total de

PROPIEDADES:

- La suma total de las desviaciones de

los valores respecto a ella es cero. Por es-

to se considera el centro de gravedad. En efecto,

Por es- to se considera el centro de gravedad. En efecto, - Es el valor que

- Es el valor que hace mínimo la me-

dia de las desviaciones al cuadrado de los

valores de la variable (Teorema de Kö- nig). Esto es, considerando la expresión:

MEDIA

M EDIA Se hace mínimo cuando k coincide con la media aritmética. - Queda afectada por

Se hace mínimo cuando k coincide con la media aritmética.

- Queda afectada por los cambios de

origen, es decir, si a todos los valores de la distribución les sumamos una constan- te k, la media aritmética de la distribu- ción formada con los nuevos términos será igual a la original más dicha constan- te k. Esto es:

Sea (x i , n i ) una distribución de fre-

Esto es: Sea (x i , n i ) una distribución de fre- cuencias con media

cuencias con media aritmética y k una constante, si construimos una nueva dis- tribución de la forma (x´ i , n i ), mediante la transformación:

i = x i + k

la media aritmética de la misma será:

i = x i + k la media aritmética de la misma será: ´ = +

´ =

= x i + k la media aritmética de la misma será: ´ = + k

+ k

- Queda afectada por los cambios de

escala, es decir, si a todos los valores de la distribución lo multiplicamos por una constante k, la media aritmética de la dis- tribución formada con los nuevos térmi-

nos será igual a la original multiplicada dicha constante k. Esto es:

Sea (x i , n i ) una distribución de fre-

y k una

constante, si construimos una nueva dis- tribución de la forma (x´ i , n i ), mediante

cuencias con media aritmética

i , n i ), mediante cuencias con media aritmética la transformación: x´ i = x

la transformación:

i = x i *k

la media aritmética de la misma será:

i = x i *k la media aritmética de la misma será: ´= *k - De

´=

= x i *k la media aritmética de la misma será: ´= *k - De estas

*k

- De estas dos últimas propiedades se deduce que:

Dada dos distribuciones (x i , n i ), con

, tales

entonces

distribuciones (x i , n i ), con , tales entonces y media que , e

y

distribuciones (x i , n i ), con , tales entonces y media que , e

media

que

, e (y i , n i ), con media

=

a*

x i

+

b,

.
.

- La media aritmética de las medias

aritméticas de los subconjuntos disjuntos que pueden formar a partir de un con- junto original es igual a la media aritméti-

ca de la distribución original.

Esto es, dado una distribución (x i , n i ) con N términos, podemos, por ejemplo, tomar dos subconjuntos disjuntos de for- ma que el primero comprenda los h pri- meros términos, desde i =1 hasta h, y el segundo los restantes, desde i = h + 1 hasta n. Tenemos que

segundo los restantes, desde i = h + 1 hasta n. Tenemos que VENTAJAS MÉTICA: DE

VENTAJAS

MÉTICA:

DE

LA

MEDIA

ARIT-

Utiliza todos los valores de la varia- ble, es única y siempre calculable.

MEDIA

Fácil de calcular, interpretar y de comparar.

Es poco sensible a las diferencias muestrales.

MEDIA

ARITMÉTICA:

INCONVENIENTES

DE

LA

Los valores anormalmente extremos pueden distorsionar el valor de la media aritmética.

2. Media geométrica

Dada una distribución de frecuencias (x i , n i ). La media geométrica, que se de- nota por G, es la raíz N-ésima del pro- ducto de los N valores de dicha distribu- ción, esto es:

ducto de los N valores de dicha distribu- ción, esto es: Se emplea normalmente para el

Se emplea normalmente para el cál- culo de promedios de porcentajes, nú-

meros índices, tasas, tipos de interés, , y, en general, cuando la variable presente variaciones acumulativas.

PROPIEDADES

- El logaritmo de la media geométrica

es la media aritmética de los logaritmos de los valores de la variable, es decir:

de los logaritmos de los valores de la variable, es decir: - Siempre es menor que

- Siempre es menor que la media aritmética.

VENTAJAS

Intervienen todos los términos.

Menos sensible a valores extremos.

INCONVENIENTES

Cálculo complicado

Interpretación más dificultosa que la media aritmética.

No siempre es posible determinarla, si x i toma el valor cero entonces G se anula, también puede haber proble- mas de determinación de G cuando

x i cuando toma valores negativos.

EJEMPLO: Dada la distribución si- guiente de tasas de crecimiento de la

economía de un país referida a los últi-

mos 10 años, obtener la media geométri-

ca (tasa anual de crecimiento).

Tasas en % (X)

Tasas en tanto por uno (X)

Años (n i )

1

0,01

3

3

0,03

4

5

0,05

2

7

0,07

1

MEDIA

M EDIA 3. Media armónica Dada una distribución de frecuencias (x i , n i ).

3. Media armónica

Dada una distribución de frecuencias (x i , n i ). La media armónica es la inversa

de la media aritmética de los inversos de los términos de una sucesión, se denota por H.

de los términos de una sucesión, se denota por H. Se emplea normalmente para el cál-

Se emplea normalmente para el cál- culo de promedios de velocidades, ren-

, cuando la variable viene expresada en unidades que son el cociente de dos magnitudes simples.

dimientos,

general,

tiempos,

y,

en

VENTAJA

Intervienen todos los términos.

INCONVENIENTES

Cálculo complicado.

Si la variable toma el valor cero no está determinada, y cuando se apro- xima a valores muy pequeños puede distorsionarse su valor.

EJEMPLO: Dada la distribución si- guiente referida al número de ordenado- res por cada 1000 habitantes en miles, de 15 países, obtener el promedio (media armónica).

Nº de ordenadores/ 1000 habitantes

Nº de países

1

4

2

6

4

3

Nº de ordenadores/ 1000 habitantes

Nº de países

5

2

ordenadores/ 1000 habitantes Nº de países 5 2 II. RELACIÓN ENTRE LAS TRES MEDIAS DESCRITAS Dada

II. RELACIÓN ENTRE LAS TRES MEDIAS DESCRITAS

Dada una distribución de frecuencia (x i , n i ) se cumple siempre que:

H G

(x i , n i ) se cumple siempre que: H G III. RELACIÓN MEDIA ARITMÉTICA,

III. RELACIÓN MEDIA ARITMÉTICA, MODA Y MEDIANA

En distribuciones campaniformes, se cumple que:

• Distribuciones simétricas:

se cumple que: • Distribuciones simétricas: • Distribuciones asimétricas positiva o a la derecha: ©

• Distribuciones asimétricas positiva

o a la derecha:

MEDIA MÓVIL

M EDIA MÓVIL - Distribuciones asimétricas negativa o a la izquierda: M .ª L ETICIA M

- Distribuciones asimétricas negativa

o a la izquierda:

- Distribuciones asimétricas negativa o a la izquierda: M .ª L ETICIA M ESEGUER S ANTAMARÍA

MLETICIA MESEGUER SANTAMARÍA JOSÉ MONDÉJAR JIMÉNEZ MANUEL VARGAS VARGAS

MEDIA MÓVIL

Moving average

I. CONCEPTO • II. EL PERIODO DE TIEMPO DE UNA MEDIA MÓVIL • III. LOS TIPOS DE MEDIAS MÓVILES • IV. LA OPERATIVA CON MEDIAS MÓVILES 1. La operativa con una media móvil 2. La operativa con dos medias móviles 3. La operativa con tres medias móviles • V. LAS MEDIAS MÓVILES COMO SOPORTES Y RESISTENCIAS • VI. LAS MEDIAS MÓVILES SOBRE OTROS INDICADORES

I.

CONCEPTO

Las medias móviles son indicadores que allanan o suavizan, en mayor o me- nor medida, la evolución de las cotizacio- nes, de tal forma que eliminan determi- nadas fluctuaciones, sean a corto, medio

o largo plazo.

Los mercados y los valores se mue- ven con elevada volatilidad, con subidas

y bajadas constantes, pero tras las cuales

existe una tendencia que subyace. Las medias móviles permiten suavizar esa vo- latilidad y observar la verdadera tenden-

cia de los mercados y los valores.

Una media móvil se representa me- diante una línea que se va calculando, co- mo una media o valor medio de un de-

terminado conjunto de precios o cotiza- ciones; y es móvil puesto que cambia o se va desplazando con los datos que se añaden correspondientes a cada jornada

bursátil. Las medias móviles se represen-

tan siempre sobre el gráfico de precios.

Por otro lado, las medias móviles son un indicador seguidor de la tendencia, es decir las medias móviles no se anticipan al mercado sino que confirman la ten- dencia del mismo y cambian de direc- ción cuando ya lo han hecho las cotiza- ciones, con menor o mayor retraso en función del período escogido para la me- dia. Como tales, son de gran utilidad cuando los precios están en tendencia, pero no en movimientos laterales, salvo que tengan gran amplitud.

Se pueden construir medias móviles para cualquier período de tiempo, sean minutos (en un gráfico intradiario), días, semanas, meses, semestres y años. A me- dida que el período utilizado para el cál- culo es menor, más se acerca o sigue la media móvil a los precios e, inversamen- te, cuanto mayor sea la media móvil em- pleada con mayor retardo se produce la reacción de la misma y más tardías serán las señales que genere.

Por tanto, una media móvil de 15 días es un indicador que elimina las fluc- tuaciones en los precios producidas en ese período de tiempo. Mientras que una media móvil de 70 días elimina las fluc-

tuaciones o variaciones que se producen en la evolución de los precios, mercados, índices, etc. en ese período de 70 días, de tal forma, que permite observar mejor

la tendencia a medio plazo. Y una media móvil de 200 días, por tanto, elimina las variaciones que se producen en los pre- cios en este período de 200 días, de tal forma que permite observar la tendencia a largo plazo.

Igualmente, se pueden incorporar las medias móviles sobre gráficos intradia-

MEDIA MÓVIL

rios, semanales, mensuales, etc., como puede observarse en el siguiente gráfico en el que se utilizan las medias móviles de 15, 70 y 200 semanas, en la cual ob- servamos, en un período de tiempo más amplio y con una vocación de inversión a más largo plazo las tendencias menores y mayores del valor.

II. EL PERIODO DE TIEMPO DE UNA MEDIA MÓVIL

El período a utilizar para una media móvil dependerá del horizonte de inver- sión del operador, inversor o gestor. Es decir, un inversor a corto plazo, un espe- culador o un operador de trading utiliza-

rá medias móviles de pocos días, como máximo de 30 días. Mientras que una persona que no está interesada tanto en los movimientos a corto plazo de los va- lores y que quiera aprovecharse de los movimientos a medio plazo elegirá una media móvil entre 50 y 70 días. Final- mente, un operador bursátil interesado, únicamente, en las tendencias a largo

plazo elegirá una media con un período superior a 150 días, al no interesarle los movimientos a corto y medio plazo.

En todo caso la experiencia determi- nará que media móvil es más adecuada para un mercado o valor, en función del perfil del inversor u operador bursátil.

INVERSOR, OPERADOR

MEDIA MÓVIL DIARIA ADECUADA

Corto plazo

Máximo 30 días

Medio

50-100 días

Largo plazo

150-200 días

Las medias móviles se calculan igual- mente en gráficos semanales y mensua- les, pero equivalentes períodos a los dia- rios utilizados en estos gráficos, identifi-

carían a períodos superiores y, por tanto, más útiles para inversores y operadores a medio y largo plazo.

INVERSOR, OPERADOR

MEDIA MÓVIL SEMANAL ADECUADA

Medio plazo

Máximo 50 semanas

Largo plazo

50-150 semanas

Muy largo plazo

150-200 semanas

Las señales de compra o de venta se producen antes en las medias móviles más cortas que en las más largas. Por tan- to, hay que tener en cuenta que una me- dia móvil corta para un operador a me- dio y largo plazo le producirá muchas se- ñales falsas, ya que una media móvil a corto plazo sigue a los precios muy cerca.

III. LOS TIPOS DE MEDIAS MÓVILES

En general las medias móviles se construyen a partir de los datos de cierre de la sesión, si bien pueden construirse medias móviles a partir de los siguientes datos del precio de las sesiones:

- Medias móviles a partir de los pre- cios de cierre: para su construcción se toman únicamente los precios de

MEDIA MÓVIL

cierre de la sesión sea diario, sema- nal, mensual, etc.

- Medias móviles a partir de los pre- cios máximos: se tienen en cuenta los precios máximos de cada sesión para su construcción.

- Medias móviles a partir de los pre- cios mínimos: se tienen en cuenta los precios mínimos de cada sesión para su construcción.

- Medias móviles a partir de los pre- cios medios: la media toma como va- lor de referencia una media aritméti- ca entre el precio máximo y mínimo de cada sesión.

Y a partir de estos datos se pueden construir alguna de las siguientes modali- dades de medias móviles:

- Las medias móviles simples.

- Las medias móviles ponderadas.

- Las medias móviles exponenciales o ponderadas exponencialmente.

- Las medias móviles triangulares.

- Las medias móviles ajustadas al volu- men.

- Las medias móviles variables.

- Las medias móviles de series tempo- rales.

Si bien, las medias móviles más utili- zadas son las simples, las ponderadas y las exponenciales.

Las medias móviles simples son una media aritmética de un conjunto de valo- res, en las cuales la ponderación es igual para todas las sesiones. Se construyen sumando las cotizaciones o precios de cierre correspondientes a los últimos "n" valores de la media móvil y dividiendo entre este valor. Es decir una media mó- vil de 15 días es una media aritmética

que se calcula sumando las cotizaciones

de los últimos 15 días y dividiendo entre

15. Los valores sucesivos de la media mó-

vil se calculan agregando una nueva coti- zación y eliminando la cotización de la

última fecha.

 

MEDIA MÓVIL DE 5 DÍAS

DÍA

PRECIO

VALOR MEDIA MÓVIL

1

10

-

2

10,2

-

3

10,4

-

4

10,1

-

5

9,8

-

Suma (1 a 5)

50,5

MM1: 50,5/5 = 10,1

6

9,4

-

Suma (2 a 6)

49,9

MM2: 49,9/5 = 9,98

Las medias móviles ponderadas son medias móviles en las que se ponderan los datos más recientes, es decir, se da

más importancia a las cotizaciones de los últimos días que a las de los primeros días, de tal forma que la media móvil

MEDIA MÓVIL

ponderada, con respecto a una simple, se acercará o seguirá más de cerca a las cotizaciones. Se calcula multiplicando el período más antiguo por uno, el penúltimo por dos y así hasta el más reciente, por ejem- plo, en una media móvil de 30 días se

multiplica el último período por 30. La suma del resultado de ese producto se divide entre la suma de las ponderacio- nes. El valor de la media móvil de la se- sión siguiente se calcula agregando el nuevo precio y eliminando el último, uti- lizando de nuevo la ponderación de 1 a 5.

 

CUADRO 1: MEDIA MÓVIL DE 5 DÍAS

 

DÍA

PONDERACIÓN

PRECIO

RESULTADO

 

1 1

20

20

 

2 2

21

42

 

3 3

23

69

 

4 4

22

88

 

5 5

24

120

Suma ponderaciones = 15

Suma resultado = 339

El valor de la media móvil para esa sesión es 339/15 = 22,6

Las medias móviles exponenciales son medias móviles ponderadas expo- nencialmente que dan más peso a los da-

tos más recientes que a los lejanos y que,

a diferencia de las medias móviles pon-

deradas, toman en consideración la serie histórica de la cotización. La forma más

sencilla de calcularla consiste en estimar-

la en función del valor de la media expo-

nencial de la sesión previa. Concreta- mente, se calcula aplicando un porcenta- je al precio de cierre hoy (por ejemplo un 10%) y se agrega al resultado de mul- tiplicar la media móvil exponencial del día anterior por la diferencia entre el 100% y es e porcentaje (es decir, por el

90%).

Las medias móviles triangulares son aquellas que dan mayor peso a los datos intermedios.

Las medias móviles ajustadas al volu- men son medias móviles que no sólo tie- nen en cuenta la evolución de los pre- cios sino que también tiene en conside-

ración el volumen negociado, dándose mayor peso a aquellos precios en los que se ha negociado más volumen.

Las medias móviles variables son me- dias móviles exponenciales ajustadas a la volatilidad de los precios.

Las medias móviles de series tempo- rales son medias calculadas usando técni- cas de regresión lineal.

IV. LA OPERATIVA CON MEDIAS MÓVILES

Como se indicó anteriormente, las medias móviles son indicadores que si- guen la tendencia y, por tanto, informan de la tendencia que subyace en los valo- res y mercados. Como tales, la operativa con estos indicadores -independiente de su tipo- se puede realizar de dos formas, principalmente:

- Operativa con una media móvil.

- Operativa con dos medias móviles.

MEDIA MÓVIL

- Operativa con tres medias móviles.

1. La operativa con una media móvil

Cuando se pretenda operar con una

única media móvil, la primera decisión que ha de tomarse es la elección de la media móvil que se va a utilizar y ésta de- penderá del tipo de tendencia que quie-

ra identificar o se determinará en función

del perfil del inversor y de la estrategia

de inversión. Por lo general, es adecuada una media móvil de 15 o 30 días para un inversor a corto plazo, una media móvil de 70 días para un inversor a medio pla-

b) Mientras los precios o cotizaciones

se muevan o se encuentren por de-

bajo de la media móvil el valor o

mercado estará en tendencia bajista

y,

por tanto, se debe estar "vendido"

o

evitar tomar posiciones en ellos

(salvo con ventas a crédito) hasta que cambie su situación o produzca

la señal contraria.

Además de lo expuesto hasta el mo- mento, hay que considerar los siguientes aspectos en la operativa con medias mó- viles:

y de 200 días para un inversor a largo plazo (las más utilizadas).

zo

-

Una vez elegida la media móvil las se- ñales de compra o de venta se producen cuando los precios o cotizaciones cruzan

-

al

alza o la baja la media móvil, respecti-

vamente:

 

a) La señal de compra se produce cuan- do los precios cruzan al alza la media móvil y se mantienen sobre ella.

b) La señal de venta utilizando una me- dia móvil se genera cuando los pre- cios cruzan a la baja la media móvil y se mantienen por debajo de ella.

-

Puede resultar conveniente utilizar también con estos indicadores unos fil- tros de confirmación, tales como una

-

cantidad, un porcentaje, un periodo bre-

ve de tiempo, bandas o envolturas, etc.

Una vez producida la señal de com- pra o de venta, el valor se encuentra en

tendencia alcista o bajista -a corto, medio

o largo plazo- si atiende a la siguiente evolución:

El corte de los precios sobre la me-

dia móvil puede advertir de que se

ha

producido un cambio de tenden-

cia.

Cuanto más corta sea una media mó-

vil más señales de compra y de venta

producirá, no definiendo en nume- rosas ocasiones tendencias claras, o

sólo a muy corto plazo. En conse- cuencia, también se producirán más señales falsas.

Cuanto más larga sea una media mó-

vil más retrasada será la señal de

compra y venta; o de cambio de ten-

dencia. Si bien, más significativo va

ser el cruce de las cotizaciones sobre

la media móvil.

Si el corte de los precios a la baja o al alza se produce cuando la media mó-

vil

se encuentra todavía ascendiendo

o

descendiendo, respectivamente,

puede proporcionar una primera se-

ñal, pero deberíamos esperar a que

la

media móvil se aplanara o cambia-

de dirección, ya que puede tratar-

se

de una señal falsa.

a) Mientras los precios o cotizaciones se muevan o se encuentren por enci- ma de la media móvil el valor o mer- cado estará en tendencia alcista y, por tanto, se debe estar "comprado" hasta el momento en que se produz- ca la señal de venta.

2. La operativa con dos medias móvi- les

La utilización de dos medias móviles

para determinar las señales de compra o

de venta permite tener una visión más completa de la evolución de un mercado

MEDIA MÓVIL

M EDIA MÓVIL © CISS 6943

MEDIA MÓVIL

M EDIA MÓVIL 6944 © CISS
M EDIA MÓVIL 6944 © CISS
M EDIA MÓVIL 6944 © CISS
M EDIA MÓVIL 6944 © CISS
M EDIA MÓVIL 6944 © CISS
M EDIA MÓVIL 6944 © CISS
M EDIA MÓVIL 6944 © CISS

MEDIA MÓVIL

sea a corto, medio o a largo plazo. Este método retrasa tales señales de compra

o de venta aunque produce menos seña- les falsas.

Al igual que en la operativa con una media móvil, la primera decisión que ha de tomarse es la elección de las medias móviles que se van a utilizar para el análi- sis de los valores y éstas dependerán del

tipo de tendencia que se pretenda identi- ficar o del horizonte temporal con que se

quiera trabajar. Por lo general, son ade- cuadas medias móviles de 15 y 30 días para un operador bursátil a corto plazo, de 30 y 70 días para un operador a me- dio plazo y de 70 y 200 días para un ope- rador a largo plazo (éstas también son las combinaciones más comúnmente utiliza- das).

INVERSOR, OPERADOR

CRUCE DE MEDIAS MÓVILES

Corto plazo

Cruce de 5 y 15

Cruce de 15 y 30

Medio plazo

Cruce de 30 y 70

Largo plazo

Cruce de 70 y 200

Una vez elegidas las media móviles, las señales de compra o de venta se pro- ducen cuando la media móvil corta cruza

al alza o a la baja la media móvil larga, es

decir:

a) La señal de compra se produce cuan- do la media móvil corta cruza al alza la media móvil larga (a este cruce se suele denominar "cruz de oro"). Esta situación supone que la cotización ha cruzado al alza, previamente, las medias móviles y se mueve por enci- ma de ellas.

b) La señal de venta se produce cuando la media móvil corta cruza a la baja la media móvil larga. Esta situación su- pone que la cotización ha cruzado a la baja previamente las medias móvi- les y se mueve por debajo ellas.

Una vez producida la señal de com- pra o de venta, el valor se encuentra en

tendencia alcista o bajista -a corto, medio

o largo plazo-, si atiende a la siguiente

evolución:

a) Mientras los precios o cotizaciones se muevan por encima de las medias

móviles el valor o mercado estará en tendencia alcista.

b) Mientras los precios o cotizaciones se muevan por debajo de las medias móviles el valor o mercado estará en tendencia bajista.

3. La operativa con tres medias móvi- les

La utilización de tres medias móviles permite tener una visión completa de la situación a corto, medio y a largo plazo

de un mercado o de un valor bursátil. Si bien, en términos generales, es equiva- lente a la operativa o análisis con dos me- dias móviles.

Al igual que en los casos anteriores, la primera decisión que ha de tomarse es la elección de las medias móviles que se van a utilizar para el análisis. Por lo gene-

ral, son utilizadas las medias móviles de

15 y 30 días como indicador a corto pla- zo, la de 70 días como indicador de la

evolución a medio plazo y la de 200 días como indicador a largo plazo.

MEDIA MÓVIL

INVERSOR, OPERADOR

CRUCE DE MEDIAS MÓVILES

Corto plazo

Cruce de 5 y 15

Cruce de 15 y 30

Medio plazo

Cruce de 30 y 70

Largo plazo

Cruce de 70 y 200

Una vez elegidas las medias móviles, las señales de compra o de venta se pro- ducen cuando las medias móviles más cortas cruzan, al alza o a la baja, las me- dias móviles más largas, a saber:

a) La señal de compra a corto-medio plazo se produce cuando la media más corta (15-30 días) cruza al alza la media móvil a medio plazo (70 días) advirtiendo del cambio de tendencia al alza a corto-medio plazo. Poste- riormente, si los precios siguen al al- za se producirá el corte de la media móvil intermedia con la media larga (200 días), proporcionando la señal de compra a medio-largo plazo, puesto que advierte del cambio de tendencia al alza a medio-largo pla- zo. Esta última situación supone que los precios han cruzado previamente todas las medias móviles al alza y se encuentran por encima de ellas. En este contexto, el valor está en ten- dencia alcista.

b) La señal de venta a corto-medio pla- zo se produce cuando la media más corta (15-30 días) cruza a la baja la media móvil a medio plazo (70 días), advirtiendo de un cambio de tenden- cia a la baja a corto-medio plazo. Pos- teriormente, si los precios siguen ba- jando se producirá el corte de la me- dia móvil intermedia con la larga (200 días), indicando la señal de ven- ta a medio-largo plazo, implicando una cambio de tendencia a la baja a medio-largo plazo. Esta situación su-

pone que los precios han cruzado previamente las medias móviles a la baja y se mueven por debajo de ellas. En este contexto, el valor está en tendencia bajista.

V. LAS MEDIAS MÓVILES COMO SOPORTES Y RESISTENCIAS

Las medias móviles funcionan correc- tamente como niveles dinámicos de so- porte y de resistencia. Es decir, en una tendencia alcista las medias móviles sue- len funcionar como zona móvil de sopor- te y en una tendencia bajista como áreas móviles de resistencia, de tal forma que:

a) En una tendencia alcista los precios se mueven por encima de las medias móviles, por tanto, estas funciona- rán, a corto, medio o largo plazo, co- mo soporte de los precios al igual que una línea de tendencia.

b) En una tendencia bajista los precios o cotizaciones se mueven por debajo de las medias móviles, actuando és- tas como líneas de resistencia, a cor- to, medio o largo plazo, al igual que una línea de tendencia bajista.

VI. LAS MEDIAS MÓVILES SOBRE OTROS INDICADORES

Adicionalmente a las medias móviles construidas sobre el grafico de precios pueden incorporarse en otros gráficos que representen el volumen o bien indi- cadores técnicos, con el fin equivalente

MEDIADOR DE SEGUROS

al tratado anteriormente, es decir, anali- zar el movimiento o tendencia que sub- yace en la evolución de los mismos; asi- mismo las medias móviles han permitido la creación de indicadores propios a par- tir de ellas:

- Medias móviles sobre el grafico de volumen: consiste en incorporar una media móvil de "n" sesiones con el fin de detectar u observar con mayor facilidad las variaciones al alza y a la baja del volumen.

- Media móvil sobre el Índice de Fuer- za Relativa: al igual que en el caso an- terior consiste en incorporarla sobre el índice de fuerza relativa.

- El oscilador de medias móviles (MACD): es un indicador técnico muy utilizado en los mercados que se construye a partir de 2 medias ex- ponenciales.

JOSÉ LUIS MATEU GORDON

Véase también: "Análisis técnico"; "Cambio de ten- dencia"; "Chart"; "MACD"; "Resistencia"; "Sopor- te" y "Tendencia".

MEDIACIÓN (GESTIÓN DE CONFLICTO)

Véase: "Gestión del conflicto en los equipos de trabajo".

MEDIACIÓN ENTRE PARTES

Mediation between parties

En una operación de compraventa de empresas, suelen producirse situacio- nes complejas, no necesariamente mone-

tarias, que podrían hacer inviable la ope- ración, a pesar de que a priori la transmi- sión tiene sentido económico.

Se trata de situaciones, muchas veces emocionales, que hacen que comprador

y vendedor no se pongan de acuerdo en

los términos de la operación. En estas si- tuaciones, es útil que haya abogados o fi- nancieros que actúen por cuenta de las partes y que traten de llegar a acuerdos que permitan una aproximación con la que finalmente se pueda cerrar la opera-

ción.

En general, es mucho más fácil nego- ciar entre profesionales jurídicos o finan-

cieros que entre los propietarios, ya que

éstos suelen anteponer circunstancias no económicas a lo que es verdaderamente importante, es decir, el precio de la tran- sacción y la continuidad de la empresa.

Determinadas personas aducen que pagar a abogados, auditores, economis- tas, etc., es un gasto que pueden evitar, pero no es cierto, ya que la riqueza de matices que tiene una compraventa de empresas, hace que la experiencia en "cerrar" operaciones de este tipo sea pri- mordial, y el propietario de una empresa sólo tiene una experiencia, la de su em- presa, y no por que la haya vendido an- tes.

En general, los gastos de mediación suelen estar entre el 2% y el 4% de la transacción, y normalmente son a cargo del vendedor.

MIGUEL CÓRDOBA BUENO

MEDIADOR DE SEGUROS

Insurance broker

MEDIADOR DE SEGUROS

I. CONCEPTO • II. OBLIGACIONES • III. CLASIFICACIÓN

I. CONCEPTO

Persona física o jurídica que tiene co- mo actividad la presentación, propuesta o realización de trabajos previos a la cele- bración de un contrato de seguro o rea- seguro, la celebración de éstos o la asis- tencia, gestión y ejecución de dichos contratos.

Un mediador de seguros y reasegu- ros no puede:

- Asumir directa o indirectamente co- bertura de riesgos.

- Realizar actividades de mediación pa- ra las sociedades, mutuas y coopera- tivas a prima variable.

- Realizar actividades de mediación a favor de entidades que no cumplan los requisitos legalmente exigidos para operar en España.

- Utilizar una denominación social, o en su publicidad expresiones, que estén reservadas a las entidades ase- guradoras y reaseguradoras.

- Imponer la celebración de un contra- to de seguro.

- Añadir recargos a los recibos de pri- ma emitidos por las entidades asegu- radoras.

- Celebrar en nombre de sus clientes contratos de seguro sin su consenti- miento.

II. OBLIGACIONES

El mediador de seguros tiene las si- guientes obligaciones:

- Ofrecer información veraz y suficien- te, en la promoción, oferta y suscrip- ción de los contratos de seguro.

- Es considerado, en todo caso, depo- sitario de las cantidades recibidas por sus clientes en concepto de pa- go de primas de seguro, así como de las cantidades entregadas por la ase- guradora en concepto de indemniza- ciones.

- Deberán, antes de iniciar su activi- dad, de inscribirse en el Registro es- pecial administrativo de mediadores de seguros y corredores de reasegu- ros, al que hace referencia el artículo 52 de la Ley 26/2006, de 17 de julio, de Mediación de Seguros y Reasegu- ros Privados.

III.

CLASIFICACIÓN

Los mediadores de seguros se clasifi- can en:

- Agentes de seguros. Personas físicas o jurídicas que, mediante la celebra- ción de un contrato de agencia con una o varias entidades aseguradoras, se comprometen frente a éstas a rea- lizar las actividades referidas ante- riormente. Existen dos tipos de agentes de seguros: los agentes de seguros exclusivos (la firma del con- trato de agencia se realiza en exclusi- va con una única entidad asegurado- ra), y los agentes de seguros vincula- dos (el agente tiene firmados varios contratos de agencia con distintas aseguradoras).

- Corredores de seguros. Personas físi- cas o jurídicas que, realizan la activi- dad mercantil de mediación de segu- ros privados sin mantener vincula- ción contractual que suponga una afección con entidades asegurado- ras, ofreciendo asesoramiento inde- pendiente profesional e imparcial a quienes demandan la cobertura de los riesgos a los que encuentran ex- puestos. Los corredores están obliga- dos durante la vigencia del contrato

MEDIADORES DE OPERACIONES EN DIVISAS

de seguro en que hayan intervenido,

a

facilitar al tomador, al asegurado y

al

beneficiario la información que re-

clamen y en caso de siniestro, a pres- tarles asistencia y asesoramiento.

FRANCISCO JAVIER GRAN RICO

Véase también: "Seguro".

MEDIADOR

FINANCIERO

Financial broker

Un mediador financiero es una enti- dad que actúa de canalizador del ahorro hacia la inversión. En términos generales, un banco o una caja de ahorros también sería un mediador financiero; no obstan- te, este apelativo se reserva para determi- nados intermediarios financieros no ban- carios.

Los mediadores financieros suelen buscar un nicho de negocio en el cual se especializan y debido a su pequeña es- tructura son capaces de competir con éxito con los grandes operadores como los bancos multinacionales. Entre ellos, destacan los gestores de carteras, las en- tidades de financiación hipotecaria no bancarias o simplemente las pequeñas boutiques financieras que se limitan a dar asesoramiento, informando, por ejemplo, a sus clientes de cuáles son los fondos de inversión que dan más renta- bilidad o cuáles son las hipotecas más ba- ratas. En estos casos, los mediadores no cobran de sus clientes, sino que reciben una comisión de las gestoras de fondos o de los bancos hipotecarios.

En general, todos los mediadores de- ben registrarse en los diferentes registros oficiales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), estando

prohibido expresamente el ejercicio de

esta actividad profesional sin estar incor-

porado a un registro oficial. De hecho, la CNMV alerta periódicamente de determi- nados establecimientos, tanto en España como en otros países, que están tratando de captar negocio en España, y no están inscritos en ningún registro.

MIGUEL CÓRDOBA BUENO

MEDIADORES DE OPERACIONES EN DIVISAS

Currency and foreign transactions bro- kers

Las operaciones de cambio de mone- da extranjera, cualquiera que sea su de- nominación, son libres, sin más límites que los establecidos en la legislación de control de cambios. No obstante, la acti- vidad profesional consistente en la reali- zación de cambio de moneda extranjera, cualquiera que sea su denominación, en establecimientos abiertos al público (los llamadazos Establecimientos de cambio de moneda), queda sujeta a las autoriza- ciones y régimen establecidos.

Dicha actividad de cambio de mone- da comprende la compra o venta de bi- lletes extranjeros y cheques de viajero, así como la gestión de transferencias re- cibidas del exterior o enviadas al exte- rior, a través de las entidades de crédito.

Igualmente, la actividad de cambio de moneda extranjera también la pueden realizar las entidades de crédito.

IGNACIO