Sunteți pe pagina 1din 67

El Manual del Catequista

El Manual del Catequista La Diócesis de Springfield-Cape Girardeau La Oficina de Educación Religiosa

La Diócesis de Springfield-Cape Girardeau La Oficina de Educación Religiosa

Reconocimientos

Este Manual del Catequista fue escrito y producido por la Oficina de Educación Religiosa de la Diócesis de Springfield-Cape Girardeau en el 2009.

El Reverendísimo James V. Johnston, Jr., D.D., J.C.L. Sra. Karen M. Pesek, Directora Sra. Rosie Francka, Asistente

Los Contribuyentes y Asesores:

Gene Aug, Director de Propiedades y Desarrollo Milagros Calvetti, Directora del Ministerio Hispano Leon Witt, Supervisor de Escuelas Católicas Christa Dohmen, Asistente Administrativo Amy Pesek, Asistente Administrativo June Cole, Directora de Educación Religiosa, Salem Antonia Grojean, Directora de Educación Religiosa, Sikeston Sor Mary Sheila Higdon, OSU, Asociada Pastoral, Piedmont, Van Buren, Williamsville Brenda Kuhn, Directora de Educación Religiosa, St. Mary Cathedral Debbie Randell, Directora de Educación Religiosa, St. Elizabeth Ann Seton, Springfield Sabrina Schmidt, Directora de Educación Religiosa, St. Agnes Cathedral Patty Wheeler, Coordinadora de Escuela Religiosa Parroquial, St. Mary, Joplin Guillermo Cordero, Traductor La Comisión Diocesana de Catequesis:

Jim Dobbs, Director de Educación Religiosa, Kimberling City Mary Elick, Formación Adulta de la Fe, St. Mary, Joplin Antonia Grojean, Directora de Educación Religiosa, Sikeston Sor Mary Sheila Higdon, Orden de Sta.Ursula, Adjunta Pastoral, Piedmont, Van Buren, Williamsville Padre Bill Hodgson, Carthage Padre Rahab Isidor, Billings Sor Mary Jane Jansen, SSND, Adjunta Pastoral, Oran Paula Kamler, Coordinadora de Educación Religiosa, Webb City Sor M. Socorro Lozoya, MCM, Directora de Educación Religiosa, Monett Jan McEvoy, maestro, St. Joseph School; Coordinador de Escuela Religiosa Parroquial, St. Agnes Cathedral Gloria Wilson, Directora, Poplar Bluff

LA DIÓCESIS DE SPRINGFIELD-CAPE GIRARDEAU 17 de octubre de 2009 La Fiesta de San Ignacio

LA DIÓCESIS DE SPRINGFIELD-CAPE GIRARDEAU

17 de octubre de 2009 La Fiesta de San Ignacio de Antioquía

Queridos Amigos en Cristo:

Oficina

Del Obispo

Que la paz del Señor este con ustedes. Que apropiado que les escriba en esta fiesta de San Ignacio de Antioquía. San Ignacio fue un obispo y un mártir que murió alrededor del año 107. Fue convertido al cristianismo y eventualmente se convirtió en el Obispo de Antioquía. En su camino de Antioquía a Roma él escribió una serie de cartas las cuales se han hecho famosas. En estas cartas él exhortó a las Iglesias en Asia Menor a permanecer fieles a Dios y proporcionó explicaciones sólidas de la fe. Fue muerto por leones en el Coliseo Romano porque no negaría a Cristo. Ignacio fue un hombre santo profundamente amado por los fieles cristianos. Él hizo su misión el defender la “ortodoxia” (la enseñanza correcta) y la “orto praxis” (la práctica correcta) entre los primeros cristianos.

Este Manual del Catequista es proporcionado a ustedes con profunda gratitud para el servicio de la catequesis que ustedes dan a la Iglesia del sur de Missouri. Es mi esperanza sincera que ustedes lo encontrarán útil para su trabajo esencial en comunicar nuestra fe católica.

Los exhorto a estudiar este manual cuidadosamente. Reflexionen sobre la naturaleza y las tareas de la catequesis y el papel vital que ustedes ocupan en este proceso. Tomen el tiempo necesario para prepararse adecuadamente para este ministerio y sigan creciendo en su propia fe y en las habilidades necesarias para catequizar a otros.

Encomiendo la implementación de este Manual del Catequista al liderazgo de la Sra. Karen Pesek, Directora de Educación Religiosa de la Diócesis y pido a cada pastor, director y coordinador de educación religiosa hacer de su contenido una realidad en cada parroquia.

Que Dios bendiga a ustedes y a todos cuyas vidas ustedes tocarán.

Sinceramente suyo en Cristo,

cuyas vidas ustedes tocarán. Sinceramente suyo en Cristo, El Reverendísimo James V. Johnston, Jr., D.D., J.C.L.

El Reverendísimo James V. Johnston, Jr., D.D., J.C.L. Obispo de Springfield-Cape Girardeau

601 South Jefferson Avenue Springfield, Missouri 65806-3143 417-866-0841 FAX 417-866-1140 www.dioscg.org

Página

CONTENIDO

5 Abreviaturas

7 ¿Qué es la Catequesis?

9 Las Tareas de la Catequesis

10 Las Metas del Programa Catequístico Parroquial

11 La Vocación del Catequista

13 El Papel y los Deberes del Catequista

17 El Papel de los Padres

19 La Certificación del Catequista

20 *Las Políticas y Procedimientos Parroquiales La Liturgia, Plan de Clase

21 Las Cancelaciones, Los Catequistas Sustitutos, La Asistencia,

Las Boletas de Calificaciones, Las

Emergencias

23 Las Políticas Diocesanas de Evaluación del Catequista, El Medio

Ambiente Seguro, La Supervisión

24 La Disciplina

25 El Respeto por la Privacidad, Manteniendo la Confidencialidad de los Estudiantes

26 Los Viajes de Estudio, La Suspensión

27 El Seguro, Los Libros de Texto

28 La Sexualidad Humana

Apéndice:

Plan de Clase Lista de Alumnos Boleta de Calificaciones Formato de Asistencia El Reporte de Incidentes Las Buenas Noticias La Evaluación del Catequista La Política y los Formatos Diocesanos de Mala Conducta Sexual La Política y los Formatos de Seguridad del Conductor y del Vehículo Los Lineamientos para la Educación en la Sexualidad Humana * Calendario Anual de la Catequesis Parroquial *Lista de Catequistas y Personal de la Escuela Religiosa Parroquial * Lista de Recursos Materiales de la Escuela Religiosa Parroquial y Cómo Solicitar Recursos

*Específico para cada parroquia

ABREVIATURAS

CCC

El Catecismo de la Iglesia Católica

CD

Christus Dominus: Decreto Concerniente a la Oficina Pastoral de Obispos en lo Iglesia

CGTM

Llamado y Dotado para el Tercer Milenio: Las Reflexiones de los Obispos Católicos Estadunidenses en el Trigésimo Aniversario del "Decreto en el Apostolado del Laicado" y el Decimoquinto Aniversario del " Llamado y Dotado"

CIC

El Código de Derecho Canónico

CT

Catechesi Tradendae: Sobre la Catequesis en Nuestro Tiempo

DV

Dei Verbum: La Constitución Dogmática de la Revelación Divina

EN

Evangelii Nuntiandi: Sobre la Evangelización en el Mundo Moderno

GC

La Guía para Catequistas

GDC

El Directorio General para la Catequesis (1997)

GIRM

La Instrucción General del Misal Romano

GS

Gaudium et Spes: La Constitución Pastoral de la Iglesia en el Mundo Moderno

LG

Lumen Gentium: La Constitución Dogmática de la Iglesia

NDC

El Directorio Nacional para la Catequesis (2005)

OHWB

Nuestros Corazones Ardían Dentro de Nosotros: Un Plan Pastoral para la Formación

Adulta

 

De la Fe en Los Estados Unidos de América

RCIA

El Rito de Iniciación Cristiana de Adultos

RM

Redemptoris Missio: Sobre la Validez Permanente del Mandato Misional de la Iglesia

SC

Sacrosanctum Concilium: La Constitución de la Liturgia Sagrada

La Iglesia existe para predicar el Evangelio. (GDC 46 citando EN 14)

¡Bienvenido! Nos agrada mucho que usted haya respondido al llamado de su parroquia para servir como un catequista. Las personas que se ofrecen ser catequistas en los programas catequísticos parroquiales asumen grandes responsabilidades. Usted es llamado a transmitir la Palabra de Dios a aquellos a quienes usted enseña, a través de sus lecciones y la manera en que usted vive su cristianismo católico en su vida diaria.

Los padres confían que los catequistas les ayudarán responsablemente a nutrir el crecimiento de la fe en sus niños. Los catequistas son responsables de proveer un medio ambiente que nutre la vida de la fe del aprendiz, y que provee un medio ambiente seguro. Este manual provee información que permitirá a los catequistas entender su papel, realizar sus deberes, y ministrar eficazmente.

provee información que permitirá a los catequistas entender su papel, realizar sus deberes, y ministrar eficazmente.

¿QUÉ ES LA CATEQUESIS?

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. (Mt 28:19-20).

La iglesia Católica ha publicado muchos documentos que describen el ministerio de la catequesis. Los siguientes documentos proveen una base para el ministerio de la catequesis para la diócesis y las parroquias en nuestro país y alrededor del mundo:

El Directorio General para la Catequesis (GDC) El Directorio Nacional para la Catequesis (NDC) El Catecismo de la Iglesia Católica (CCA) Catechesi Tradendae: Sobre la Catequesis en Nuestro Tiempo (CT), una carta encíclica del papa Juan Pablo II (CT), una carta encíclica del papa Juan Pablo II

Nuestros Corazones Ardían Dentro de Nosotros: Un Plan Pastoral para la Formación Adulta de la Fe en los Estados Unidos (OHWB).Tiempo (CT), una carta encíclica del papa Juan Pablo II El ministerio de la catequesis debe

El ministerio de la catequesis debe ser visto primero a la luz de la misión que Jesús dio a los Apóstoles después de Su Resurrección.

Hay un enlace entre la evangelización y la catequesis. La catequesis es un momento esencial en el proceso de la evangelización. (GDC 63 citando CT 18) La evangelización es: La proclamación de Cristo y su Evangelio (Griego: evangelion) por la palabra y el testimonio de la vida, en el cumplimiento del mandato de Cristo. (El glosario, CCA) La catequesis es una acción indispensable de la Iglesia. Cada medio que la Iglesia utiliza en su misión global para ir y hacer discípulos tiene un aspecto catequístico.

La palabra catequesis proviene de una palabra griega que significa hacer eco. El Catecismo Católico para Adultos de los Estados Unidos da la siguiente definición:

El acto de dar a otro la Palabra de Dios con la intención de informar a la comunidad de fe y a los candidatos para la iniciación en la Iglesia acerca de las enseñanzas de Cristo, transmitido por los Apóstoles a la Iglesia. También implica el esfuerzo de toda la vida de forjar a personas como testigos de Cristo y abrir sus corazones a la transformación espiritual dada por el Espíritu Santo.

El Catecismo de la Iglesia Católica describe a la catequesis de la siguiente manera:

La catequesis busca poner a ‘personas… en comunión… con Jesucristo: Sólo Él puede conducirnos al amor del Padre en el Espíritu Santo y nos puede hacer participar en la vida de la Santa Trinidad. (CCA 426 citando CT 5)

En la catequesis 'Cristo, el Verbo Encarnado y el Hijo de

.es enseñado - todo lo demás

es enseñado con referencia a Él - y es solamente Cristo quien Cada catequista: "Mi enseñanza no es mía, sino de Él quien me envió. (CCA 427 citando CT 6; Jn 7:16)

En 1999 los Obispos de los Estados Unidos publicaron un plan para la catequesis de adultos en un documento titulado Nuestros Corazones Ardían Dentro de Nosotros: Un Plan Pastoral para la Formación Adulta de la Fe en los Estados Unidos. En ello, los obispos explican la importancia de la formación de la fe en adultos:

Además, la formación de la fe adulta deberá servir como punto de referencia para la catequesis de

grupos de otras

primeros años. Así, toda la catequesis está orientada a una profundización de la fe en Cristo

durante toda la

La madurez de la fe es la intención de toda la catequesis desde los

." (OHWB 41)

Los obispos tienen instrucciones específicas acerca de la catequesis:

Los obispos deberán esmerarse en que la instrucción catequística la cual está dirigida a hacer la fe, iluminada por la enseñanza, una fuerza vital, explícita y efectiva en las vidas de hombres y sea dada con cautela diligente a niños, adolescentes, jóvenes y adultos. En esta instrucción una disposición adecuada debería ser observada así como también un método apropiado para la materia que está siendo tratada y acorde al carácter, la habilidad, la edad, y las circunstancias de la vida de los estudiantes. Finalmente, deberán asegurar que esta instrucción sea basada en la Sagrada Escritura, la tradición, la liturgia, el magisterio y la vida de la Iglesia.

Además, deberán ocuparse de que los catequistas sean apropiadamente adiestrados para su función a fin de que estén plenamente familiarizados con la doctrina de la Iglesia y tengan un conocimiento teórico y práctico de las leyes de la psicología y de métodos pedagógicos. (CD 14)

Por consiguiente, el propósito primario de la catequesis es ayudar a la persona a enamorarse de Cristo y Su mensaje, seguir creciendo en el conocimiento y el entendimiento de la fe, y voluntariamente ser un discípulo comprometido de Cristo.

¿Cambia este análisis de la catequesis mi entendimiento delo que hago y cómo soy preparado como un catequista?

Si es así, ¿cómo?

LAS TAREAS DE LA CATEQUESIS

¡No tengan miedo! ¡Enorgullézcanse de su fe! Conozcan su fe. Vivan su fe. Amen su fe. - el papa Juan Pablo II

Jesús formó a sus discípulos dándoles a conocer las diversas dimensiones del Reino de Dios. Él instruyó a sus discípulos. Él rezó con ellos. Él les mostró cómo vivir y Él les dio Su misión. Su ejemplo hoy es la inspiración más fructífera para la catequesis efectiva porque es integral a la formación en la fe cristiana.

La fe debe ser conocida, celebrada, vivida, y expresada en la oración. La catequesis encierra seis tareas fundamentales, cada una de las cuales está relacionada con un aspecto de la fe en Cristo. Todos los esfuerzos en la evangelización y la catequesis deberán incorporar estas tareas:

1. La catequesis promueve el conocimiento de la fe.

2. La catequesis promueve el conocimiento del significado de la Liturgia y los Sacramentos.

3. La catequesis promueve la formación moral en Jesucristo.

4. La catequesis enseña al cristiano cómo rezar con Cristo.

5. La catequesis prepara al cristiano para vivir en comunidad y participar activamente en la vida y la misión de la Iglesia.

6. La catequesis promueve un espíritu misional que prepara a los fieles a estar presentes como cristianos en la sociedad.

Todas estas tareas son necesarias para lograr el desarrollo completo de la fe cristiana. Cada tarea, desde su propia perspectiva, realiza el objetivo de la catequesis, y todas las tareas son interdependientes. Para lograr estas tareas, la catequesis depende de la transmisión del mensaje del Evangelio y la experiencia de la vida cristiana”. (NDC 20)

¿Cómo logra nuestro programa parroquial de educación religiosa estas tareas? Haga una lista de ejemplos específicos de cada tarea. ¿Necesitan hacerse algunos cambios a nuestro programa catequístico parroquial? Traten el qué y el cómo.

LAS METAS DEL PROGRAMA CATEQUÍSTICO PARROQUIAL

¿Pero cómo le pueden llamar a Él en quien no han creído? ¿Y cómo pueden creer en Él en quién no han escuchado? ¿Y cómo pueden escuchar sin alguien que predique? ¿Y cómo pueden predicar las personas a menos que sean enviadas? Como está escrito: "¡Qué hermosos son los pies de aquellos que traen (las) buenas noticias!" (Rom 10:14-15)

Los programas catequísticos funcionan a partir de un conjunto de metas claras que ayudan a todos los involucrados saber lo que el programa se está esforzando para lograr de una manera más específica. Las metas provienen de la declaración misional parroquial, la hacen más concreta y demuestran cómo está siendo implementada la declaración misional. Se espera que cada programa catequístico parroquial en la diócesis tenga las siguientes metas:

Meta 1. Proveer un programa de instrucción religiosa formal para todos los integrantes de la parroquia.

Meta 2. Apoyar a los padres en su papel como catequistas primarios de sus hijos.

Meta 3. Ofrecer preparación sacramental para adultos, jóvenes y niños conforme estén listos para celebrar los sacramentos del Bautismo, la Reconciliación, la Eucaristía y la Confirmación.

Meta 4. Ayudar a la congregación parroquial a descubrir las verdades de la Sagrada Escritura

y la Tradición dadas a conocer a través de la Iglesia Católica.

Meta 5. Construir una identidad católica fuerte entre todos los integrantes de la parroquia.

Meta 6. Dar a la congregación parroquial una experiencia de la Iglesia como comunidad arraigada en la Comunión.

Meta 7. Hacer más honda la vida de oración del aprendiz.

Meta 8. Motivar a toda la congregación parroquial a vivir vidas enraizadas en la caridad y

la justicia basadas en las enseñanzas morales de la iglesia.

Meta 9. Exponer al aprendiz a la riqueza litúrgica y sacramental que es parte de la tradición católica.

de la iglesia. Meta 9 . Exponer al aprendiz a la riqueza litúrgica y sacramental que

LA VOCACIÓN DEL CATEQUISTA

La fe es el resultado de la iniciativa de la gracia de Dios y la cooperación de la libertad humana. Los catequistas deberán humildemente reconocer, con San Pablo, " Yo planté, Apolo irrigó, pero Dios causó el crecimiento". (1Cor 3:6) (NDC 54 B8)

Los catequistas están respondiendo al llamado, no sólo ofreciéndose como voluntarios - un llamado para ayudar a otros a crecer más en la comunión y la intimidad con Jesucristo.

"Es importante que el catequista reconozca el significado sobrenatural y eclesiástico de este llamado, a fin de poder responder, como el Hijo de Dios," Mirad, vengo a hacer su voluntad " (Heb10:7), o como el profeta, "Heme aquí, envíeme (Es 6:8). " (GC 2)

"El trabajo apostólico del catequista proviene del Sacramento del Bautismo a través del cual todos los creyentes vienen a participar en el ministerio profético de Cristo y la misión evangelizadora de la Iglesia. Es fortalecido por el Sacramento de la Confirmación. El llamado para el ministerio de catequista es una vocación, un llamado interior, y la voz del Espíritu Santo.

Los catequistas deben ser católicos en ejercicio que participan plenamente de la vida y culto comunal de la Iglesia y que han sido preparados para su apostolado por el entrenamiento catequístico apropiado.

Como todos los fieles, los catequistas son llamados a la santidad. La vida espiritual de un catequista debería ser caracterizada por:

Un amor a Dios - Padre, Hijo, y Espíritu Santo-, a la Iglesia de Cristo, a nuestro Santo Padre - Padre, Hijo, y Espíritu Santo-, a la Iglesia de Cristo, a nuestro Santo Padre y a las personas santas de Dios

Una coherencia y una autenticidad de la vida (una vida de oración, experiencia de Dios y fidelidad a una autenticidad de la vida (una vida de oración, experiencia de Dios y fidelidad a la acción del Espíritu Santo) que es caracterizado por la práctica fiel de la fe en un espíritu de fe, caridad, esperanza, valentía, y alegría

La oración personal y la dedicación a la misión evangelizadora de la Iglesia y la dedicación a la misión evangelizadora de la Iglesia

Un fervor misional mediante el cual están completamente convencidos de la verdad de la fe católica y entusiásticamente lo proclama completamente convencidos de la verdad de la fe católica y entusiásticamente lo proclama

La participación activa en su comunidad parroquial, especialmente asistiendo a la Eucaristía Dominical en su comunidad parroquial, especialmente asistiendo a la Eucaristía Dominical

Una devoción a María, la primera discípula y modelo de catequistas, y a la Eucaristía más sagrada , , la primera discípula y modelo de catequistas, y a la Eucaristía más sagrada, la fuente de nutrición para catequistas (Cf. GC 7-10)

Cristo invita a todos los catequistas a seguirle como un maestro de la fe y un testigo a la verdad de la fe. (NDC 54 B8)

El trabajo de catequistas involucra a todo su ser. Antes de que prediquen la palabra, deben hacerla propia y vivir de acuerdo con ella. Lo que los catequistas enseñan no debería ser una ciencia puramente humana o la suma de sus opiniones personales sino la fe de la Iglesia, la cual es la misma en todo el mundo, y la que ellos mismos viven y cuyos testigos son. (GC 8)

mundo, y la que ellos mismos viven y cuyos testigos son. (GC 8) ¿Soy llamado por

¿Soy llamado por Dios para el ministerio de catequesis?

EL PAPEL Y LOS DEBERES DEL CATEQUISTA

EL PAPEL Y LOS DEBERES DEL CATEQUISTA El catequista es esencialmente un el misterio de [Quien]

El catequista es esencialmente un el misterio de

[Quien] facilita la comunicación entre la gente y (GDC 156)

Los catequistas tratan de adquirir el conocimiento, las destrezas, y las habilidades necesarias para comunicar el mensaje del Evangelio eficazmente (por ejemplo, un entendimiento bien fundado de la doctrina y el culto Católicos, familiaridad con la Sagrada Escritura, habilidades de comunicación). Lo siguiente no debería desalentar a los catequistas, pero debería ser visto como un ideal hacia el cual deberían esforzarse por alcanzar en su ministerio.

El Papel del Catequista:

Un catequista es llamado a…

Ser testigo de la fe católica y un modelo de las actitudes y las acciones de un discípulo de Cristo.El Papel del Catequista : Un catequista es llamado a… Estar dispuesto a compartir su historia

Estar dispuesto a compartir su historia de fe con otros cuando sea apropiado.de las actitudes y las acciones de un discípulo de Cristo. Ser un católico en ejercicio

Ser un católico en ejercicio que acepta las enseñanzas de la Iglesia y sigue sus leyes.compartir su historia de fe con otros cuando sea apropiado. Ser una persona de oración. Compartir

Ser una persona de oración.que acepta las enseñanzas de la Iglesia y sigue sus leyes. Compartir el amor de Cristo

Compartir el amor de Cristo con los estudiantes a través de la franqueza, el escuchar, el respeto y el perdón. La catequesis no es simplemente el dar del catequista, sino que también es el recibir - la catequesis es un intercambio entre el que da y el que recibe.la Iglesia y sigue sus leyes. Ser una persona de oración. Ser testigo de la Buena

Ser testigo de la Buena Nueva de Cristo en sus acciones.- la catequesis es un intercambio entre el que da y el que recibe. Ayudar a

Ayudar a otros a responder con fe a la gracia de Diosla catequesis es un intercambio entre el que da y el que recibe. Ser testigo de

Seguir creciendo en su propio entendimiento del llamado de Cristo y las enseñanzas de la Iglesia.Continuamente evaluar su desempeño como catequista e intentar mejorar. Seguir las políticas y los procedimientos

Continuamente evaluar su desempeño como catequista e intentar mejorar.del llamado de Cristo y las enseñanzas de la Iglesia. Seguir las políticas y los procedimientos

Seguir las políticas y los procedimientos asentados en este manual.evaluar su desempeño como catequista e intentar mejorar. Comunicar las enseñanzas auténticas de la Iglesia

Comunicar las enseñanzas auténticas de la Iglesia Católica.políticas y los procedimientos asentados en este manual. Rezar y celebrar la liturgia con los que

Rezar y celebrar la liturgia con los que están siendo catequizados.las enseñanzas auténticas de la Iglesia Católica. Desafiar a los estudiantes a que vivan vidas de

Desafiar a los estudiantes a que vivan vidas de justicia y amor basado en la Sagrada Escritura y las enseñanzas morales de la Iglesia Católica.celebrar la liturgia con los que están siendo catequizados. Fomentar la comunidad entre los estudiantes en

Fomentar la comunidad entre los estudiantes en el aula.Escritura y las enseñanzas morales de la Iglesia Católica. Mantener la confidencialidad profesional apropiada respecto

Mantener la confidencialidad profesional apropiada respecto a los estudiantes y sus familias.Fomentar la comunidad entre los estudiantes en el aula. Los catequistas deben poder ser, al mismo

Los catequistas deben poder ser, al mismo tiempo, maestros, educadores y testigos de la fe. (GDC 237)

La catequesis implica instrucción en las enseñanzas y las tradiciones de la Iglesia. Sin embargo, la catequesis es mucha más que meramente un traslado de información. Cada catequista debe entender que para poder cumplir con su papel tendrá que ponerle atención tanto a la manera en que enseña así como a lo que enseña.

poder cumplir con su papel tendrá que ponerle atención tanto a la manera en que enseña

Los deberes del catequista:

Cuando una persona acepta el papel de catequista en el programa de educación religiosa parroquial se presume que la persona está dispuesta a completar las siguientes tareas y responsabilidades. Los catequistas que tienen preguntas acerca de cualquiera de los siguientes deberes deberán tratarlas con el director, el coordinador o el pastor.

Cada catequista

Asistirá a reuniones y a las sesiones de entrenamiento programadas por el director, el coordinador o el pastor.

Estará presente para cada sesión catequística con por lo menos 15 minutos de anticipación a la hora programada de inicio y permanecerá al menos 15 minutos después de que la sesión se termine.

Dedicará una cantidad apropiada de tiempo a la planeación antes de cada clase.

Seguirá el formato provisto en el libro de texto o aquel designado por el Director o el Coordinador para cada sesión, y usará recursos catequísticos aprobados por el pastor y o la diócesis.

Supervisará a los que estén en la clase que está enseñando, asegurándose de proveer un medio ambiente catequístico seguro.

Usará el tiempo durante la clase para formar y dar a saber la fe de aquellos a su cuidado.

Trabajará para completar los requisitos para la certificación del catequista y para mantener la certificación actual.

Mantendrá la disciplina en el aula siguiendo las políticas esbozadas en este manual.

Proveerá una variedad de experiencias de oración para los estudiantes en la clase. Enseñará el poder de la oración rezando con ellos y para ellos.

Seguirá las políticas parroquiales y diocesanas respecto a la catequesis y los ambientes seguros.

Creará un medio ambiente positivo, cristiano, y conducente al aprendizaje en el aula.

Los catequistas sólo serán efectivos en la medida en que se encomienden al Espíritu Santo, entren en comunión con Él y permitan convertirse en Sus instrumentos. (NDC 73)

Los beneficios que pueden ser proporcionados por la Parroquia:

Orientación y entrenamiento Los suministros y textos catequísticos El apoyo al catequista respecto al manejo del aula y de la disciplina El reembolso para los gastos aprobados El cuidado de los hijos de la catequista según sea necesario. Las retribuciones necesarias para talleres y capacitaciones aprobados

Debido a la importancia del ministerio y las responsabilidades inherentes al mismo, la parroquia sólo utilizará a los catequistas que sean mayores de 21 años y estén completamente iniciados en la Iglesia. Los jóvenes responsables menores de 21 años pueden funcionar como asistentes del aula.

¿Cómo me hace sentir el leer acerca de estos papeles y deberes del catequista? ¿Estoy preparado para la responsabilidad?

me hace sentir el leer acerca de estos papeles y deberes del catequista? ¿Estoy preparado para

EL PAPEL DE LOS PADRES

EL PAPEL DE LOS PADRES Creyendo que las familias son de fundamental importancia como centros de

Creyendo que las familias son de fundamental importancia como centros de fe viva y radiante, el Segundo Concilio Vaticano llama a la familia la Iglesia doméstica (LG 11). Los padres son los catequistas primarios; tienen la primera responsabilidad de educar a sus hijos en la fe. Catequizan primordialmente por el ejemplo que dan con sus vidas cristianas y su amor por la fe. El papel de la parroquia es ayudar a los padres a nutrir la fe de sus hijos.

Un padre al que le gustaría que su hijo asistiera al

1.

Deberá ser un miembro matriculado de la parroquia, o si es de otra parroquia, estar autorizado por ambos pastores para participar en el programa de educación religiosa.

2.

Es responsable de proveer a la parroquia la información respecto al bautismo del hijo y otros sacramentos, si es aplicable.

3.

Participa en la Eucaristía dominical con su hijo o hija cada semana.

4.

Se hace responsable de su papel como catequista primario.

5.

Colabora con los catequistas en el programa compartiendo la fe con su hijo en casa y asegurándose que su hijo haga cualquier seguimiento requerido a las lecciones enseñadas en la clase.

6.

Le enseña a su hijo las oraciones tradicionales de la Iglesia en casa.

7.

Mantiene una línea abierta de comunicación con el catequista de su hijo.

8.

Se asegura que su hijo llegará a la clase a tiempo y será recogido a tiempo.

9.

Cuando el niño es llevado a la clase, se asegura de que su hijo entra al edificio donde las clases se celebran y va al aula.

10.

Trae a su hijo nutrido, descansado, apropiadamente vestido y listo para participar en la clase. Se asegura que su hijo ha ido al baño, si fuese necesario, antes de la clase.

11.

Asiste a reuniones de padres de familia cuándo se requiera.

12. Es solidario con el catequista especialmente en el área de disciplina.

13. Informa al coordinador del programa de cualquier necesidad especial del hijo, y colabora con la parroquia para adecuar el alojamiento. Por ejemplo, el padre deberá proveer bocadillos apropiados para un hijo que tiene alergias o diabetes. Si un hijo tiene problemas de aprendizaje o una discapacidad, es esencial que el padre y el catequista trabajen juntos para proveer el mejor entorno de aprendizaje posible para el estudiante.

que el padre y el catequista trabajen juntos para proveer el mejor entorno de aprendizaje posible

LA CERTIFICACIÓN DEL CATEQUISTA

[La catequesis] necesita considerar como su tarea primaria la preparación y la formación de catequistas en las riquezas profundas de la fe. (GDC 33)

"El propósito de la formación es hacer al catequista capaz de comunicar el mensaje del Evangelio en nombre de la Iglesia". (GDC 235, 236) Para poder llevar a cabo este llamado para catequistas adiestrados, la diócesis provee un programa de certificación del catequista. Es la responsabilidad de cada catequista comprometerse con este entrenamiento ofrecido por la diócesis. Los catequistas que desean continuar el ministerio de la catequesis deben esforzarse para alcanzar la certificación de la diócesis.

Un programa de certificación del catequista es provisto para todos los catequistas en la diócesis a través de la Oficina de Educación Religiosa y el Supervisor de Escuelas. En las escuelas acreditadas, estos estándares son los requisitos para cumplir con la certificación del maestro de religión.

Este programa es estipulado como un medio de permitir a todos los catequistas en la Diócesis de

Springfield-Cape Girardeau calificar para el ministerio catequístico. La certificación del catequista asegura

a la comunidad católica que una persona ha participado en una mínima cantidad de experiencias

aprobadas de educación y formación. Siguiendo este programa, el maestro en la escuela católica cumple con las tareas señaladas en el Manual de la Escuela Católica.

Los catequistas de la parroquia y los maestros de escuela católica han de completar al menos el nivel

básico de preparación en un plazo de cinco años a partir del inicio de su ministerio voluntario o su empleo,

y renovar su certificación según se requiera. Vaya al sitio web de la diócesis para obtener los formatos de solicitud y los procedimientos: www.dioscg.org

¿He empezado el programa de certificación diocesano? ¿Qué necesito hacer para obtener la certificación o continuar mi proceso de formación?

La catequesis a lo largo de la vida es absolutamente necesaria para la formación cristiana de los fieles. (NDC 3)

La catequesis a lo largo de la vida es absolutamente necesaria para la formación cristiana de

LAS POLÍTICAS Y PROCEDIMIENTOS DE EDUCACIÓN RELIGIOSA PARROQUIAL

LA LITURGIA

Para proveer a los estudiantes de una experiencia catequística bien estructurada, se les ofrece una oportunidad para participar como un grupo en una liturgia eucarística al menos una vez al año. A los catequistas se les puede pedir que ayuden en el proceso de planificar la liturgia. Algunos estudiantes pueden participar en la planeación también. Los lineamientos para la planeación de las liturgias con niños están disponibles con el administrador pastoral, el pastor, el director o el coordinador del programa catequístico.

Es esencial que todos los catequistas aprovechen esta oportunidad para profundizar la experiencia de la liturgia de las personas jóvenes. El intercambio de ideas de las lecturas dominicales, las estaciones de año de la Iglesia, los días de precepto, los días festivos santos, los rituales, las prácticas y los símbolos litúrgicos pueden ayudar mucho a los niños a entender su patrimonio católico.

LA PLANEACIÓN

Por la importancia que tiene la planeación y la organización para enseñar eficazmente, se espera que cada catequista dedique suficiente tiempo cada semana a la planeación de su clase. Un plan de clase debe estar elaborado para cada lección (vea Apéndice). El director o coordinador de educación religiosa puede revisar el plan de clase periódicamente.

No hay duda que usted tendrá que ajustar cada plan de clase durante el curso de la lección. Pero el tener un plan le da un sentido del flujo global de las cosas, le ayuda a administrar su tiempo y le mantiene enfocado en sus objetivos. Hay planes prediseñados en su texto, pero el tener su propia planeación de clase le ayuda a hacer suya la lección, ya que los editores no conocen a sus estudiantes o la cultura en la cual usted vive.

Un maestro no puede hacer que suceda el aprendizaje, pero puede establecer las condiciones bajo las cuales el aprendizaje tiene mejor probabilidad de ocurrir. Entender qué motiva a sus estudiantes es un ingrediente esencial para un aprendizaje activo y lleno de fe. Cada catequista debe estar motivado por el amor a Dios y el amor a los aprendices.

La planeación es importante no sólo para la sesión individual de clase sino también para el año entero. Un calendario para planear el año catequístico puede encontrarse en el Apéndice.

LA CANCELACIÓN DE CLASES

Por clima inclemente u otras condiciones, las clases pueden ser canceladas de vez en cuando. Por favor siga las instrucciones dadas por el director, el coordinador y el pastor.

LOS CATEQUISTAS SUSTITUTOS

Los catequistas que tienen que faltar a una sesión de clase deben llamar al director o coordinador con suficiente anticipación a fin de que un sustituto pueda ser contactado. Es la responsabilidad del catequista tener un plan de clase disponible para uso del sustituto. Un plan de clase de emergencia para cada catequista, que podría ser usado en cualquier momento, deberá estar archivado con el coordinador parroquial.

LA ASISTENCIA

Cada catequista debe tomar asistencia al principio de cada clase y enviar un informe al director o coordinador. Vea el formato en el Apéndice.

LAS BOLETAS DE CALIFICACIONES

Para darles a los estudiantes una retroalimentación formal sobre su comportamiento en la clase y su participación y su cooperación en el proceso catequístico, se recomienda que cada catequista envíe a los estudiantes y a los padres una boleta de calificaciones dos veces al año. Una copia deberá ser dada al director o coordinador antes de ser enviada. Un ejemplar de muestra de la boleta de calificaciones puede encontrarse en el Apéndice.

Los comentarios que el catequista escriba en la boleta de calificaciones deben ser específicos, orientados al comportamiento y verificables. En otras palabras, deben describir el comportamiento del estudiante que el catequista ha presenciado. Un ejemplo podría ser, "Kevin ha llegado tarde a la clase 10 veces". Los catequistas deben evitar rumores y comentarios sentenciosos, tales como, "Sean es perezoso”. Los comentarios positivos son mucho más constructivos, tales como, "Bernadette está atenta y participa bien".

LOS PROCEDIMIENTOS DE EMERGENCIA

Estos procedimientos deberán estar a la vista en cada aula y al menos un ensayo deberá ser programado durante la clase. LA EVACUACIÓN POR INCENDIO: Los catequistas son responsables de evacuar a los niños en su clase por su seguridad en caso de incendio. El deber primario de los catequistas es la evacuación y la seguridad de los niños, no el extinguir el fuego. En caso de incendio deberán seguirse los pasos a continuación:

Si un incendio es descubierto, los catequistas deberán activar la alarma contra incendios en el edificio, si eso es posible, sin poner en peligro a los niños.

Los alumnos de cada clase deberán seguir su ruta de evacuación designada y concentrarse en su respectivo punto de reunión externo. Los catequistas deben dirigir de manera calmada y ordenada a los alumnos de su clase, llevando consigo su lista de alumnos. (Esta deberá estar fácilmente disponible durante la clase) Los catequistas deben tomar lista al llegar a su punto de reunión. Los estudiantes deben permanecer en el punto de reunión hasta que el catequista les permita retirarse.

LAS TORMENTAS Y LOS TERREMOTOS: En caso de clima severo inminente, el director o coordinador recomendará a los alumnos de las clases si hay necesidad de refugiarse. Los catequistas dirigirán a los alumnos de sus clases al área designada para refugio durante tormentas y se cubrirán o, si eso no es posible, los alejarán de las ventanas y se asegurarán de que todos se refugien debajo de escritorios o mesas (agazapados y cubiertos). Si es posible, los catequistas cerrarán las cortinas o las persianas en todas las ventanas. Nuevamente, el catequista deberá llevar consigo la lista de alumnos y tomar asistencia en el punto de reunión y al regresar a la clase. En áreas de terremotos, estén preparados para las emergencias

y sepan cómo responder.

Se recomienda que las parroquias establezcan procedimientos claros para emergencias, y que los catequistas estén plenamente familiarizados con estos procedimientos. Los ensayos periódicos son recomendados.

LESIÓNES: Si uno de los estudiantes se lesiona, el catequista debe informarle al director o coordinador y aplicarle los primeros auxilios según sea apropiado. Los botiquines de primeros auxilios están disponibles en cada edificio. Guantes son provistos en los botiquines de primeros auxilios a fin de que el catequista pueda evitar el contacto con sangre. El director o coordinador enviará a un proveedor de primeros auxilios

a brindar auxilio, si hay uno disponible, y le informará al padre del estudiante. Si la lesión es seria, el

director o coordinador contactará los servicios de emergencia apropiados o transportará al lesionado al doctor o al hospital. En caso de herida, debe tenerse cuidado para evitar el contacto con sangre o fluidos corporales. Guantes de hule y desinfectante son provistos en los botiquines de primeros auxilios.

Cada catequista deberá tener un teléfono celular o un teléfono parroquial fácilmente disponible para las emergencias. El número del director o coordinador deberá estar previamente programado y el director o coordinador deberá estar inmediatamente accesible en caso de emergencia. Una palabra o frase de

“código” deberá estar establecida a principios de año en caso de emergencia. Por ejemplo, si un intruso o un adulto que no tiene custodia de un niño a su cargo entra al edificio, usted puede llamar al director o coordinador y decir la palabra o frase clave, tal como "¿Está la Hermana Rita en el edificio?" Llame al 911 o

a su número de emergencia local para las emergencias médicas.

Los accidentes y las lesiones deben ser reportados al director o coordinador del programa y debidamente documentados usando el formato en el Apéndice.

LA EVALUACIÓN DEL CATEQUISTA

El director o coordinador del programa es responsable de la supervisión de cada catequista. Durante el año cada catequista será observado por el director o coordinador y recibirá retroalimentación de su progreso. El Formato de Evaluación del Catequista se usará para informar al catequista de los resultados de su evaluación.

LAS POLÍTICAS Y PROCEDIMIENTOS DIOCESANOS

su evaluación . LAS POLÍTICAS Y PROCEDIMIENTOS DIOCESANOS EL MEDIO AMBIENTE SEGURO Todo el personal que

EL MEDIO AMBIENTE SEGURO

Todo el personal que trabaja con niños en el programa catequístico parroquial será filtrado a través de un proceso diocesano de detección de historial de antecedentes, recibirá el entrenamiento apropiado, y acatará el código de conducta de la diócesis. Vea la política de mala conducta sexual en la diócesis para más información en el Apéndice.

LA SUPERVISIÓN

Los catequistas son responsables de la supervisión y la seguridad de los estudiantes a su cargo. Los catequistas deben estar presentes en todo momento cuando la clase está en sesión. Un catequista que está enseñando a sus alumnos puede dejar su aula solo en caso de emergencia. Los catequistas deben tener cuidado de mantener todo el equipo en buen estado de funcionamiento, mantener el aula libre de peligros y monitorear todas las actividades estudiantiles. Los estudiantes no tienen permiso de vagar por los pasillos ni quedarse desatendidos. Los catequistas que descubren a un adulto en el edificio, que no debería estar allí, deben pedirle a la persona que se reporte a la oficina del director o coordinador inmediatamente. Dependiendo del tamaño de la parroquia, gafetes con los nombres de los catequistas pueden ser útiles para la identificación y la seguridad.

LA DISCIPLINA

Como se mencionó anteriormente, los catequistas son responsables de la seguridad y el bienestar de los estudiantes en su clase. También, son responsables de crear un medio ambiente positivo, cristiano y conducente al aprendizaje en el aula. Para que esto ocurra el catequista debe establecerse como líder en el aula y fijar las expectativas de comportamiento. El catequista debe poner a la vista las reglas que rigen en el aula y darle una copia al director o coordinador. Puede ser de ayuda involucrar a los estudiantes en la creación de dichas reglas. Las siguientes políticas proveerán una guía en éste área crucial.

Todo el mundo involucrado en el programa es desafiado por las palabras y el ejemplo de Jesús para respetar el derecho de cada persona para ser tratado no sólo con dignidad y respeto sino también con amor. Para tener previsto un programa seguro y bien ordenado, en el cual estudiantes y catequistas puedan aprender y seguir el llamado de Jesús a amar, algunas reglas de comportamiento son necesarias. Cada catequista elaborará algunas reglas específicas, las cuales los estudiantes en su aula deberán seguir. Los catequistas que trabajan con alumnos adultos deberán ser adiestrados en técnicas de manejo de grupos pequeños y métodos de aprendizaje para adultos. Las siguientes reglas se aplican a todo el mundo:

1. El respeto deberá ser mostrado a todos los catequistas y otros adultos en papeles de liderazgo.

2. Los estudiantes deberán mostrar que poseen valores cristianos en la manera en que se visten, hablan y se comportan.

3. Los estudiantes deberán evitar el comportamiento que altere el entorno de aprendizaje o aquel que sea irrespetuoso o peligroso para los demás.

4. Si no hay un adulto en el aula por cualquier razón, los estudiantes deben permanecer en sus asientos.

5. El comportamiento que podría ser interpretado como hostigamiento sexual debe ser evitado por los catequistas y los estudiantes.

Sí, la disciplina es esencial, pero no significa quietud, orden y control absolutos. La meta del catequista es lograr que los estudiantes aprendan autocontrol a fin de que puedan ser accesibles para conocer, amar y servir a Dios y para practicar las virtudes de fe, esperanza y caridad.

Una forma simple para pensar acerca de la disciplina es tener F-A-I-T-H.

F - Estar Fortificado (estar preparado)

A - Estar Atento

I - Ser Interesante

T - Ser Fiable

H - Ser Humano (reír, amar, tratar de identificarse con los aprendices y ser comprensivo) (Cfr. El Nuevo Manual del Catequista, D Riley y P Rau)

El proceso para el manejo del comportamiento impropio:

Los catequistas manejarán los problemas de indisciplina de una manera positiva.Rau) El proceso para el manejo del comportamiento impropio: Inicialmente, los catequistas manejarán cualesquier

Inicialmente, los catequistas manejarán cualesquier problemas de indisciplina en su aula.el manejo del comportamiento impropio: Los catequistas manejarán los problemas de indisciplina de una manera positiva.

Los estudiantes cuyo comportamiento se convierte en un problema continuo en el aula pueden ser enviados al coordinador u otro adulto a cargo de la supervisión más allá del aula.En cualquier momento en que un estudiante es enviado fuera de clase por razones de

En cualquier momento en que un estudiante es enviado fuera de clase por razones de indisciplina, sus padres serán contactados por teléfono, en persona o por escrito. otro adulto a cargo de la supervisión más allá del aula. Si el comportamiento del estudiante
enviado fuera de clase por razones de indisciplina, sus padres serán contactados por teléfono, en persona

Si el comportamiento del estudiante continúa siendo un problema el estudiante será removido de la clase y el padre será contactado nuevamente. Para regresar al aula, el estudiante y el padre se reunirán con el catequista y el director o coordinador (y el pastor, en algunos casos) para resolver los asuntos.

Cualquier forma de tratamiento abusivo o castigo corporal a un estudiante por catequistas está estrictamente prohibida. Los catequistas nunca deben maltratar a un niño oralmente o tocar a un niño de manera que podría ser interpretado como punitivo. Si un catequista golpea o hiere un niño o si hay un altercado serio entre el catequista y un estudiante o entre estudiantes, el incidente debe ser reportado al director o coordinador o pastor. (Vea Apéndice)

EL RESPETO A LA PRIVACIDAD

Los catequistas deben respetar el derecho de los estudiantes a la privacidad y deben evitar compartir casualmente información personal o evaluaciones acerca de los estudiantes. Debe tenerse un cuidado especial para no informar a otros catequistas acerca de problemas de comportamiento estudiantil a menos que sea importante para el crecimiento del estudiante y para la efectividad del catequista. Cualquier información compartida deberá ser objetiva por naturaleza, constructiva y relevante para el programa. Ninguna información acerca de estudiantes deberá ser compartida con alguien fuera del programa excepto por aquellos que son responsables del cuidado del estudiante.

EL RESGUARDO DE LAS CONFIDENCIAS DE LOS ESTUDIANTES

A menudo los estudiantes compartirán sus problemas personales con catequistas. Esto puede ser muy benéfico. Sin embargo, los catequistas deben concientizar a los estudiantes de que hay un punto en el cual el catequista debe compartir información con el padre del estudiante o con el pastor o el director o el coordinador. Un breve comentario como, " Mantendré su confidencia a menos que la vida, la salud o la seguridad de usted mismo o de otros estén comprometidos," puede ayudar a los estudiantes a entender que los catequistas son responsables de hacer circular tal información.

Si, en el transcurso del trabajo en clase o del programa de retiro, un catequista requiere que los estudiantes escriban publicaciones y las entreguen, el catequista es responsable de leerlas de manera confidencial. Y nuevamente, si hay cualquier información que comprometa la vida, la salud o la seguridad de uno de los estudiantes, el catequista debe reportar esa información al director o al coordinador o al pastor o al administrador pastoral o al padre del estudiante.

LOS VIAJES DE ESTUDIO

Los catequistas que desean llevar a los alumnos de su clase a un viaje de estudio o a alguna otra actividad fuera de la rutina común deben solicitar el permiso por escrito para la actividad con un mínimo de dos semanas de anticipación. Si el pastor, el administrador pastoral, el director o el coordinador del programa conceden el permiso, la actividad puede ser organizada bajo las siguientes condiciones:

La actividad o el viaje deben tener un propósito catequístico o educativo. El evento debe tener una distancia y actividades razonables. El catequista es responsable de informar a los padres y obtener los permisos por escrito y por adelantado de los padres de todos los estudiantes. El viaje de estudio o el evento especial debe limitarse al plan previamente acordado. Al menos un adulto de compañía por cada diez alumnos mayores al cuarto grado, y un adulto por cada cinco alumnos de cuarto grado o más jóvenes debe acompañar el grupo. Debe haber un mínimo de dos adultos en el viaje. Todos los adultos de compañía y todos los conductores deberán ser investigados y aprobados según las políticas diocesanas. Los conductores deben ser mayores de 21 años de edad. Una copia de la licencia de conducir de cada conductor debe ser obtenida. Los conductores de vehículos deben llenar el Formato para Conductores Adultos. Deben mostrar evidencia de tener un seguro de responsabilidad civil y deben estar enterados de que su seguro es primario. También deben estar enterados de la ruta a seguir. Los conductores no pueden usar teléfonos celulares mientras el vehículo esté en movimiento.

Ningún viaje de estudio o evento especial es considerado patrocinado por la diócesis a menos que el permiso del director o del coordinador o el pastor o el administrador pastoral es concedido por adelantado. (Vea Apéndice)

LA SUSPENSIÓN

La diócesis se reserva el derecho de suspender y o no renovar la posición de ministerio del voluntario de cualquier catequista que no esté realizando exitosamente sus deberes o que no cumple con las responsabilidades esbozadas en este manual. Cualquier catequista que es acusado de una delito grave o quién es descubierto haber cometido un delito grave será suspendido hasta que el asunto haya sido investigada. El comportamiento dentro o fuera del programa que es perjudicial para la reputación del programa, o perjudicial para la seguridad de otros, o no está de acuerdo con las enseñanzas morales de la Iglesia, puede ser el fundamento para la suspensión o la expulsión del catequista.

EL SEGURO

La diócesis provee un seguro limitado de responsabilidad civil para todos los catequistas voluntarios y los asalariados.

GUÍA CATEQUÍSTICA DIOCESANA DEL CURRICULUM Y LOS TEXTOS

GUÍA CATEQUÍSTICA DIOCESANA DEL CURRICULUM Y LOS TEXTOS La catequesis siempre tomará su contenido de la

La catequesis siempre tomará su contenido de la fuente viva de la Palabra de Dios transmitida en la Tradición y las Sagradas Escrituras, porque " la Tradición Sagrada y la Sagrada Escritura hacen un solo depósito sagrado de la Palabra de Dios, el cual es confiado a la Iglesia”. (DV 10) (NDC 18 citando CT 27)

Los catequistas deben hacer propias las palabras de Cristo: "Mi enseñanza no es mía, sino del que me

envió," (Jn 7:16) y se confiesan con San Pablo, " puse en tus 15:3) (NDC 29E)

lo que también recibí”. (1 Cor

El currículum catequístico debe comunicar clara y completamente, según la edad de la persona que está siendo catequizada, la Sagrada Escritura y la Tradición de la Iglesia Católica. Cada catequista deberá tener una copia de la Nueva Biblia Americana y el CCC.

Enfatice la importancia de la obra de Dios enseñando a estudiantes cómo usar la Biblia para buscar capítulos y versos. El aprender de memoria versos de la Sagrada Escritura les ayuda a catequizarse de por vida. Usted puede hacer un concurso de "versos de memoria."

Las series del libro de texto hoy son revisadas por el Comité Ad-Hoc para Supervisar el Uso del Catecismo de la Conferencia de Obispos Católicos Estadunidenses. Porque el Comité revisa los libros de texto desde el punto de vista de contenido doctrinal, las parroquias deben referirse a las recomendaciones de la Oficina de Educación Religiosa Diocesana para los textos catequísticos que no sólo son doctrinalmente exactos, sino también son evaluados por la pedagogía y la facilidad de uso por los catequistas voluntarios y los maestros de escuelas católicas. Vea el sitio Web del Diocesano para una lista de estos libros de texto. Vaya al sitio Web www.dioscg.org y dé un clic sobre el enlace de Educación Religiosa, o llame al Centro Católico para más información. Se puede confiar que las series aprobadas tienen una presentación completa de las enseñanzas de la Iglesia apropiada para los alumnos en la Diócesis de Springfield-Cape Girardeau, y por consiguiente son aprobadas para su uso en parroquias.

El libro de texto escogido por la parroquia debe ser usado por el catequista como el recurso primario para planear y enseñar. Los catequistas no deben sustituir otros materiales o hacer caso omiso del texto como un recurso a menos que el permiso haya sido concedido por el director o el coordinador del programa.

LOS LINEAMIENTOS DE SEXUALIDAD HUMANA

Los Lineamientos Diocesanos para la Educación en Sexualidad Humana de 1991 están disponibles en la Oficina de Educación Religiosa o en el sitio Web diocesano.

La Diócesis de Springfield-Cape Girardeau La Oficina de Educación Religiosa 601 S Jefferson Avenue Springfield, Missouri 65806

417-866-0841

PLAN DE CLASE

Catequista

Grado

Fecha

Capítulo

Título del texto

 

Tema de la unidad

Tema del capítulo

Páginas (Texto estudiantil)

Páginas (Manual del maestro)

Visión general y propósito

Lo que será aprendido y por qué es útil.

Las metas del aprendizaje (Las expectativas estudiantiles)

Procedimiento

Materiales Necesarios

La experiencia humana relacionada con la lección (Compartir) Enseñar (Mensaje o doctrina) La conexión de
La experiencia humana
relacionada con la lección
(Compartir)
Enseñar
(Mensaje o doctrina)
La conexión de vida
(Aplica/Evalúa/Responde)

La evaluación de la lección del catequista (¿Qué sucedió bien? ¿Qué deberá hacerse diferente la próxima vez?)

LISTA DE ASISTENCIA

Catequista: Grado Días Nombre 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11.
Catequista:
Grado
Días
Nombre
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.

BOLETA DE CALIFICACIONES

Fecha:

Nombre del alumno:

Catequista:

Número telefónico del catequista:

Escala de evaluación:

+ Sobresaliente

Bueno

N Necesita mejorar

Grado:

Participa voluntariamente y apropiadamente en la oración y el diálogo.

Escucha con atención a los demás.

Demuestra valores cristianos con compañeros de clase y maestros.

Muestra interés en aprender acerca de nuestra fe

Asistencia:

Días presente

Días ausente

Los comentarios del catequista

Firma del catequista:

Retardos

FORMATO DE ASISTENCIA

Catequista

Fecha

Grado

El número de estudiantes matriculados en la clase

El número de estudiantes presentes

El número de estudiantes ausentes

El número de estudiantes tardíos

Los nombres de estudiantes ausentes:

Los nombres de estudiantes tardíos:

Firma

REPORTE DE INCIDENTES

(Para lesiones, medidas disciplinarias, o daños a la propiedad)

Nombre del catequista

Fecha

Nombre(s) de(los) estudiante(s) involucrado(s) en el incidente

Fecha y hora del suceso

Lugar del incidente

Descripción del incidente

Respuesta o acción tomada por el Director o Coordinador

Firma:

(Catequista)

Firma:

(Director o Coordinador)

Remitir una copia de este reporte al pastor o administrador pastoral y conservar una copia en la oficina catequística.

¡¡Buenas Noticias!!

¡¡Buenas Noticias!!

Para:

Para:

Solo una nota rápida para hacerte saber

Solo una nota rápida para hacerte saber

que feliz estoy de que:

que feliz estoy de que:

Maestro

Maestro

Fecha

Fecha

¡¡Buenas Noticias!!

¡¡Buenas Noticias!!

Para:

Para:

Solo una nota rápida para hacerte saber

Solo una nota rápida para hacerte saber

que feliz estoy de que:

que feliz estoy de que:

Maestro

Maestro

Fecha

Fecha

FORMATO DE EVALUACIÓN DEL CATEQUISTA

Nombre del catequista:

Grado de enseñanza:

Fecha de la observación:

El catequista consistentemente:

Sigue los procedimientos en el Manual del Catequista:

S

Comunica las enseñanzas auténticas de la Iglesia Católica:

N

S

N

Mantiene la confidencialidad profesional apropiada respecto a los estudiantes y sus familias: S N

Practica su fe y mantiene una buena reputación con la Iglesia:

S

N

Enseña eficazmente, usando una variedad de métodos según las necesidades de

los estudiantes:

S

N

Llega 15 minutos antes de la clase y permanece hasta que el último estudiante es recogido: S N

Tiene un plan de clase de emergencia archivado con el director o coordinador:

S

N

Exhibe una actitud positiva al trabajar con los estudiantes, los padres, otros catequistas y

el personal parroquial: S

N

Busca formas de crecer en el conocimiento de la Teología, la Sagrada Escritura y los métodos catequísticos trabajando activamente para lograr y mantener su certificación de catequista: S N

Comentarios:

Supervisor

Fecha

Firma del catequista

Fecha

POLÍTICA CONTRA LA CONDUCTA SEXUAL INAPROPIADA

Diócesis de Springfield-Cape Girardeau

Diócesis de Springfield-Cape Girardeau Política contra la Conducta Sexual Inapropiada

I. Definiciones

Índice

II. Antecedentes y Verificación de Referencia.

III. Presentar una queja o acusación de conducta sexual inapropiada ante la Diócesis

IV. Fomentar la curación y la reconciliación

V. Comité de Revisión de la Conducta Sexual Inapropiada

VI. Investigación de incidentes reportados

VII. Contrato de Confidencialidad

VIII. Acusación falsa y demanda injustificada

IX. Distribución de la política

X. Políticas específicamente concernientes al abuso sexual de menores

XI. Normas de Conducta

Anexo A.

Acuse de recibo y Cuestionario de antecedentes relativo a conducta sexual inapropiada

Anexo B.

Formulario de la Policía Estatal de Caminos de Missouri y del Departamento de Servicio Social de Missouri para comprobar los antecedentes

Anexo C.

Formulario de reporte sobre la sospecha de conducta sexual inapropiada de personal de la Diócesis

Anexo D.

Lista de comprobación administrativa para empleados

Anexo E.

Lista de comprobación administrativa para voluntarios

Anexo F.

Formulario de acuse de recibo de la queja de acusación de conducta sexual inapropiada

Diócesis de Springfield-Cape Girardeau Política contra la Conducta Sexual Inapropiada

Introducción

La Iglesia proclama que la revelación de Dios es guía esencial para comprender la sexualidad humana lo cual está relacionado con lo más recóndito del ser humano y es parte del propósito de Dios sobre el amor. El Papa Juan Paulo II predica que la sexualidad humana “sólo se hace de una forma completamente humana siempre y cuando sea parte integral del amor por el cual el hombre y la mujer se comprometen totalmente uno al otro hasta la muerte” (Sobre la familia, #11)

No todas las personas en la sociedad comparten este punto de vista sobre la sexualidad humana. Inclusive algunos que sí aceptan esta manera de pensar cometen pecado en contra de ella. La revelación de Dios y las enseñanzas de la Iglesia ayudan a formar un adecuado entendimiento y respeto de la sexualidad humana.

En 1993, la Diócesis de Springfield-Cape Girardeau implementó para todo el personal de la propia diócesis la Política contra la conducta sexual inapropiada. Las políticas que se estipulan en la presente son una corrección de dicha Política que fue posterior al Estatuto para la protección de niños y jóvenes que en el 2002 implementaron los obispos estadounidenses.

Estas políticas actualizadas en contra de la conducta sexual inapropiada tienen como fundamento las creencias católicas. Proporcionan claridad para el personal de la diócesis en lo tocante a la conducta que va en contra de la prudencia y práctica de la castidad. Estas políticas son para el beneficio propio y de otros sobre la sexualidad humana sana.

I. Definiciones. Para efectos de esta política:

A. "Diócesis" o "diocesano" significa la Diócesis of Springfield-Cape Girardeau como persona jurídica, lo que incluye a sus parroquias, escuelas y otras instituciones.

B. “Personal Diocesano” significa clérigos, coordinadores de vida parroquial, religiosos, seminaristas, empleados y voluntarios diocesanos que apoyen o trabajen frecuentemente en organizaciones señaladas como entidades diocesanas.

C. "Conducta Sexual Inapropiada" significa toda conducta sexual del personal diocesano que sea:

1. contraria a las instrucciones morales, doctrinas y ley canónica de la Iglesia Católica; y/o

2. ilícita según las leyes del Estado de Missouri (consulte en la presente la subsección G). (Cabe observar que “conducta sexual inapropiada” incluye “abuso sexual” tal como se define en la subsección D que aquí se estipula; pero es más amplio ya que también se refiere a conductas relacionadas con adultos y menores).

D.

“Abuso Sexual” se refiere a toda conducta sexual entre personal diocesano y un menor que sea:

1. contraria a las instrucciones morales, doctrinas y leyes canónicas de la Iglesia Católica (cf. abuso sexual tal como lo define la subsección F estipulada en la presente); o

2. ilícita según las leyes del Estado de Missouri (consulte la subsección G).

E. Menores” se definen como niños y adolescentes menores de 18 años.

F. Definición de Abuso Sexual según la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos. El abuso sexual de un menor también incluye acoso sexual o explotación sexual de un menor, así como toda conducta en la que el adulto utilice al menor como objeto de satisfacción sexual. La infracción en cuestión relacionada con obligaciones que deriven de los mandamientos divinos respecto de la interacción sexual humana que nos expresa el sexto de los Diez mandamientos. Por lo tanto, la norma que se debe tomar en cuenta para evaluar acusaciones de abuso sexual de un menor es sobre si dicha conducta o interacción con el menor reúne los requisitos como una objetiva y externa violación grave del sexto mandamiento. No es necesario que sea un acto sexual completo el delito canónico en contra del sexto de los Diez mandamientos, tampoco que sea objetivamente grave ya que lo que si es necesario es que sea por medio de la fuerza, contacto físico o con perceptibles consecuencia perjudiciales. (Consulte Canon 1395.2 y el Preámbulo de las Normas Esenciales para que las Políticas Diocesanas se encarguen de acusaciones a Sacerdotes y Diáconos de abuso sexual de menores).

En caso de duda sobre si un acto específico reúne los requisitos para ser una objetiva y externa violación grave, se debe consultar los escritos de teólogos morales reconocidos así como las opiniones de expertos reconocidos (Canonical Delicts, p.6). Finalmente, es responsabilidad del Obispo, aconsejado por el Comité de Revisión, decidir sobre la gravedad del acto imputado. (Consulte el pie de página dos, Normas Esenciales para que las Políticas Diocesanas se encarguen de acusaciones a Sacerdotes y Diáconos de abuso sexual de menores)

G. Definiciones de Conducta Sexual Inapropiada de conformidad con la Ley del Estado. Se pretende que esta política incluya de manera enunciativa más no limitativa los incidentes de conducta sexual inapropiada que sean violación de leyes civiles o penales. Quien comete la violación de una ley penal puede ser condenado a prisión y/o multa monetaria. También puede ser el fundamento para una demanda civil por daños monetarios.

Periódicamente se modifica la ley mediante promulgaciones de reformas de los estatutos e interpretaciones judiciales. No es posible exponer todas las leyes en este documento, pero se brindará asistencia al personal que tenga dudas o busque saber más sobre la ley.

El Código Penal de Missouri define varios tipos de conducta que viola esta política. Las primeras áreas preocupantes son:

1.

Abuso Infantil. Sección 210.110, RSMo. 2000, define que comete “abuso” el responsable del cuidado, custodia o control de una persona menor de 18 años cuando le ocasiona lesión física, abuso sexual o abuso emocional (que no sea accidental).

2. Otros Delitos Sexuales. capítulo 566 RSMo. también incluye, entre otras actividades delictivas, las siguientes:

"Sexo pervertido” lo que incluye todo acto que involucre a los genitales de una persona y la boca, lengua, mano o ano de la otra. Toda persona que tenga Sexo Pervertido con una persona que tenga o sea menor de 16 años es culpable de este delito; el grado del delito dependerá en la edad de la persona.

"Contacto Sexual” significa tocar los genitales o ano de una persona o el pecho de una mujer con la finalidad de excitar o satisfacer el deseo sexual de una persona. Es culpable del delito toda persona que someta a otra a un Contacto Sexual mediante coacción contundente, así como toda persona que someta a Contacto Sexual a un incapacitado o a alguien que tenga o sea menor de 13 años. “Incapacitado” significa aquel estado mental o físico, temporal o permanente, en el que la persona está inconsciente, no puede evaluar la naturaleza de su conducta, o no puede comunicar que no quiere realizar una actividad. Se considera que una persona no está “incapacitada” en relación a un acto que le han hecho si pierde la conciencia, no puede valorar la naturaleza de su condición o no puede comunicar que no quiere realizar una actividad después de haber consentido el acto.

Capitulo 566 RSMo. también incluye otros delitos ampliamente conocidos como violación y sodomía; obviamente esta política también es aplicable a dichas conductas.

II. Antecedentes y Verificación de Referencia.

A. Cuestionarios de Antecedentes. Todo el personal diocesano debe llenar un cuestionario de antecedentes relativo a conducta sexual inapropiada, una copia de la misma se encuentra adjunta a esta política como Anexo A. Los clérigos y coordinadores de vida parroquial deben enviar los formularios llenos al Canciller. El demás personal debe enviar los formularios llenos a su supervisor inmediato, o al de la oficina o institución, o bien a la persona que le contrató.

La orden religiosa o diócesis deben informar a la Diócesis de Springfield-Cape Girardeau cuando se entere de cualquier acusación de conducta física o sexual inapropiada de sacerdotes de otras diócesis, sacerdotes religiosos, diáconos, hermanas y hermanos que trabajen en la Diócesis. Por su parte la Diócesis de Springfield-Cape Girardeau informará por escrito al superior de dicho personal de toda acusación de conducta física o sexual inapropiada.

B. Empleados Asalariados. Para evaluar los antecedentes de los empleados asalariados, el Centro Católico, parroquias y otras instituciones de la Diócesis usarán los recursos de dependencias de protección y otras dependencias de la comunidad. Cada antecedente y verificación de referencia debe tener al menos contacto con la División de Servicios Familiares de Missouri y la Policía Estatal de Caminos de Missouri. El formulario del Estado de Missouri que se puede utilizar para esta finalidad se encuentra anexo a esta política como anexo B.

C. Voluntarios. En lo relativo a los antecedentes y verificación de referencias de los voluntarios que tienen contacto cotidiano con menores, consulte la Sección X.B en la presente.

D. Candidatos para Ordenación. Además, la Diócesis utilizará técnicas adecuadas para la investigación de antecedentes y evaluación para decidir la aptitud de los candidatos para Ordenación.

III. Presentar una queja o acusación de conducta sexual inapropiada ante la Diócesis

La Diócesis apoya y alienta que se reporte todo incidente de conducta sexual inapropiada,

a pesar de la identidad del presunto responsable.

La Diócesis reconoce que informar sobre una acusación de conducta sexual inapropiada

a los funcionarios de la iglesia puede ser una decisión difícil. Para hacer que éste proceso sea lo más seguro y confortable posible, la Diócesis tiene varios métodos para entablar dicha queja.

Toda persona que afirme la existencia de conducta sexual inapropiada cometida por personal diocesano, podrá presentar una queja al contactar a cualquiera de las siguientes personas ya sea por escrito, teléfono o en persona. Por favor haga la indicación que la correspondencia es “Personal y Confidencial”.

A.

El Obispo de la Diócesis de Springfield - Cape Girardeau, 601 S. Jefferson Avenue, Springfield, MO 65806, (417) 866-0841;

B.

El Canciller de la Diócesis de Springfield - Cape Girardeau, 601 S. Jefferson Avenue, Springfield, MO 65806, (417) 866-0841;

C.

Todo pastor o coordinador de vida parroquial de una parroquia de la Diócesis; (al momento en que reciba la queja, se deberá notificar al Canciller).

D.

Los Coordinadores de Asistencia que sean laicos y que no sean empleados de la Diócesis. (Los nombres de los Coordinadores de Asistencia se encuentran disponibles en el Centro Católico, (417) 866-0841 y también se encuentra la lista en el sitio de Internet diocesano www.dioscg.org, así como en el Directorio Oficial Católico y en el directorio diocesano).

La Diócesis tendrá disponibles los procedimientos impresos en formularios y por medio de anuncios públicos periódicos para reportar acusaciones de conducta sexual

inapropiada, de esta manera las personas afectadas podrán inmediatamente presentar la queja y recibir la asistencia que esta política provee.

Nada de lo previsto en esta sección debe interpretarse como que excluye o prohíbe que se reporten a las autoridades civiles correspondientes los incidentes de abuso sexual; además de conformidad con la Sección X.C de esta política, se alienta y constituye una obligación hacer el reporte a las autoridades civiles.

IV. Fomentar la curación y la reconciliación

La Diócesis apoyará a las víctimas y a sus familias, asimismo, les demostrará un sincero compromiso para con su bienestar espiritual y emocional. La primera obligación de la Iglesia con respecto a las víctimas es la curación y reconciliación.

V. Comité de Revisión de la Conducta Sexual Inapropiada

A. Autorización del Comité. El Estatuto para la protección de niños y jóvenes que en el 2002 implementaron los obispos estadounidenses, exige que exista un Comité de Revisión en cada diócesis para que funcione “como un órgano consultivo confidencial del obispo” (Artículo 2). En esta Diócesis, el Comité de Revisión aconsejará al obispo y administradores diocesanos respecto de delitos imputados que violan la Política Diocesana en contra de la Conducta Sexual Inapropiada, la cual es aplicable a todo el personal diocesano e inclusive a los clérigos.

B. Integración del Comité. El Comité de Revisión de la Conducta Sexual Inapropiada se encontrará integrado por al menos cinco personas nombradas por el Obispo, la mayoría de los cuales serán laicos que no sean empleados de la Diócesis. Al menos un miembro será sacerdote, y al menos un miembro tendrá experiencia específica en el tratamiento en casos de abuso sexual de menores. Se nombrarán a los miembros por un período de cinco años y se podrá prorrogar dicho término.

C. Responsabilidades del Comité. Las funciones del Comité de Revisión serán las siguientes:

1.

Aconsejar al Obispo y administradores diocesanos en la evaluación de acusaciones de conducta sexual inapropiada relacionada con menores y las correspondientes acciones disciplinarias;

2.

Aconsejar al Obispo, cuando se acuse a un clérigo de una conducta sexual inapropiada en contra de un menor, respecto de si es apropiado enviar la acusación a la Congregación de la Doctrina de la Fe. Dicha acción inmediatamente ubica la acusación en el tribunal eclesiástico que declara la inocencia o culpabilidad;

3.

Aconsejar a administradores diocesanos, cuando se impute una conducta sexual inapropiada a personal diocesano (por ejemplo maestros, director de la juventud, catequistas, etc.) respecto de la inocencia o culpabilidad, así como la acción disciplinaria correspondiente de conformidad con la Política Diocesana contra la Conducta Sexual Inapropiada;

4.

Revisar periódicamente la Política Diocesana contra la Conducta Sexual Inapropiada.

D. Confidencialidad. El trabajo del Comité de Revisión es confidencial cuando ayude al Obispo y administradores diocesanos a tomar la acción correspondiente por la acusación de conducta sexual inapropiada de personal diocesano. Cuando se considere que es convincente una acusación por conducta sexual inapropiada en contra de un menor, dicha acusación se hará pública de acuerdo con el compromiso de transparencia y sinceridad de la diócesis.

VI. Investigación de incidentes reportados

Se investigará inmediatamente cada incidente reportado, con el cuidado de no interferir con ninguna investigación civil o penal, y con el más alto nivel de cuidado cristiano, preocupación y confidencialidad para con la presunta víctima, la familia de la presunta víctima, la persona que reportó el incidente y el acusado.

A. Ninguna investigación deberá empezar sino hasta que las autoridades locales hayan sido notificadas y sea una certeza que la acción del Comité de Revisión del Obispo no interferirá con la investigación de la seguridad pública.

B. Cuando haya suficientes pruebas de que un clérigo abusó sexualmente de un menor, se notificará a la Congregación para la Doctrina de la Fe y el Obispo relevará inmediatamente al presunto responsable de cualquier ministerio eclesiástico o función en espera del resultado del procedimiento. Se le podrá pedir al presunto responsable que se someta a una apropiada evaluación médica y psicológica, siempre y cuando esto no interfiera con la investigación del tribunal eclesiástico correspondiente o de las autoridades civiles.

C. Cuando haya suficientes pruebas de que alguien del personal no-clérigo de la Diócesis abusó sexualmente de un menor, se relevará al presunto responsable de todas las obligaciones que tenga en la Diócesis, parroquia, oficina o institución y se le dará un permiso administrativo en espera del resultado de la investigación interna y cualquier investigación externa.

D. Se alentará a la presunta víctima y al acusado para que busquen la asistencia de un consejero civil y canónico. Cuando exista una acusación, se deberá entrevistar a la persona acusada. Se debe informar al acusado de que cualquier cosa que diga podrá ser usada en su contra en un procedimiento penal o en una demanda civil. Se le debe proporcionar al acusado una lista de las acusaciones y se le debe permitir que haga preguntas para aclarar las cosas y que responda a las acusaciones.

E. Cuando corresponda hacer investigaciones, las mismas solo contendrán entrevistas (las que podrán ser grabadas o escritas a mano) con la presunta víctima, el acusado y testigos. Se les permitirán tanto a la presunta víctima como al acusado ver y responder por escrito a todas las pruebas del caso.

F. El Comité de Revisión del Obispo y el correspondiente supervisor diocesano conservarán registro apropiado de cada incidente reportado, de cada investigación y del resultado de los mismos.

G. Se debe entregar la notificación del incidente a los aseguradores de conformidad con los términos de las pólizas de seguro correspondientes.

H. Cualquier contacto con los medios de comunicación o preguntas respecto del incidente de conducta sexual inapropiada se deben dirigir al Director de Comunicaciones diocesano.

VII. Contrato de Confidencialidad.

La Diócesis no celebrará contratos de confidencialidad a menos que sean por razones graves e importantes expresadas por la víctima y se declaren las mismas en el texto de contrato.

VIII. Acusación falsa y demanda injustificada.

Siempre existe la posibilidad de que haya falsas acusaciones o demandas injustificadas entabladas por cualquier motivo. Es importante que todo el personal diocesano sepa que tanto las leyes civiles como canónicas prevén sanciones por el delito de falsedad en las que las personas se convierten en víctimas de denuncias falsas, difamación o calumnia.

Las acusaciones falsas tratan injustamente al acusado. Cuando se demuestre que una acusación es infundada, se deberá brindar apoyo compasivo al acusado y reconocer que el acusado soportó sufrimiento y humillación debido a esta injusticia. Se le debe proporcionar a la persona que fue falsamente acusada asistencia tanto de la Diócesis como de la comunidad local a la que pertenece. Se deben tomar todas las medidas posibles para restaurar el buen nombre de la persona acusada.

IX. Distribución de la Política.

A. Al personal diocesano. El administrador correspondiente debe distribuir esta política (por ejemplo canciller, pastor, coordinador de vida parroquial, director, director del campus) a todo el personal mencionado en la Sección I.B. Dicho personal debe firmar acuse de recibo, reconocer y aceptar esta política. Se encuentra adjunta a la presente una copia del recibo obligatorio. (Consulte el Anexo A).

Los sacerdotes, diáconos y coordinadores de vida parroquial deben enviar este formulario al Canciller. Todo el demás personal debe enviar este formulario a su supervisor inmediato o jefe de oficina o institución, o a la persona que le contrató.

B. Al público. Se publicará en el sitio de Internet Diocesano el contenido de esta política y los procedimientos para reportar acusaciones de conducta sexual inapropiada. En el periódico diocesano, en el boletín de todas las parroquias de la Diócesis y en las publicaciones de todas las escuelas de la Diócesis se publicará periódicamente información relacionada con los procedimientos para reportar acusaciones.

X.

Políticas específicamente concernientes al abuso sexual de menores

A. Educación. La Diócesis determinará los programas de “ambiente saludable” que traten los temas de conducta sexual inapropiada, obligaciones de presentar reportes y límites apropiados. La Diócesis cooperará con los padres, autoridades civiles, docentes y organizaciones de la comunidad para proporcionar educación y capacitación a los niños, jóvenes, padres, ministros, docentes y otros sobre la manera de crear y mantener un ambiente saludable para los niños. La Diócesis pondrá en claro a todos los miembros de la comunidad las normas de conducta que debe seguir respecto del abuso sexual el personal diocesano que tenga un puesto de confianza. (Consulte la Sección XI, Normas de Conducta).

Es obligatorio que todo el personal diocesano asista al Programa de Capacitación de Ambiente Saludable Diocesano. “Personal Diocesano” significa clérigo, coordinadores de vida parroquial, religiosos, seminaristas y todos los empleados diocesanos. Además, es obligatorio que todos los voluntarios que tengan contacto cotidiano con menores asistan por lo menos una vez al Programa de Ambiente Saludable Diocesano.

Se invita a todos y es bienvenido todo aquel que asista a los programas de ambiente saludable que se lleven en la Diócesis.

B. Antecedentes y Verificación de Referencia para los que tengan contacto con menores. La Sección II.B de esta política es sobre los antecedentes y verificación de referencia para todos los empleados asalariados de la Diócesis ya sea que dichos empleados tengan o no contacto cotidiano con menores. También son obligatorios los antecedentes y verificación de referencia similar para todo el personal diocesano (consulte la definición en la Sección I.B de esta política), incluyendo a voluntarios, que tengan contacto cotidiano con menores. Específicamente, el Centro Católico, parroquias y otras instituciones de la Diócesis usarán los recursos de dependencias de protección y otras dependencias de la comunidad para evaluar los antecedentes del personal diocesano que tengan contacto cotidiano con menores. Cada revisión de antecedentes y verificación de referencia debe tener al menos contacto con la División de Servicios Familiares de Missouri y la Policía Estatal de Caminos de Missouri. El formulario del Estado de Missouri que se puede utilizar para esta finalidad se encuentra anexo a esta política como anexo B.

C. Hacer el reporte a las Autoridades Civiles. La Diócesis reportará las acusaciones de abuso sexual de un menor a las autoridades civiles y cooperará completamente con las investigaciones de conformidad con las leyes del Estado de Missouri.

1. Quién debe presentar el reporte. En general, tiene la obligación de presentar el reporte cualquier persona que tenga la responsabilidad del

cuidado de menores. Lo que incluye, pero no se limita a maestros, directores, otros funcionarios escolares, ministros juveniles, trabajadores de guarderías, trabajadores de cuidado infantil o trabajadores sociales (asimismo el personal de atención médica, profesionales de servicios de salud y otros). Igualmente, es obligatorio que miembros del clérigo hagan el reporte, salvo que al hacerlo violen un privilegio de comunicación que

se les haya confiado en su cargo profesional de consejeros espirituales, confesores o personas que brindan consuelo. En beneficio de la protección de nuestros niños, la Diócesis también alienta totalmente a aquellos individuos que no están obligados a hacer reportes de conformidad con la ley de Missouri para que reporten casos en los que se sospechen la existencia de abuso de menores.

2. En qué casos se debe hacer el reporte. Una persona está obligada a hacer el reporte cuando tenga causa justificada para sospechar que un menor haya sido o pueda ser sometido a abuso o negligencia o se de cuenta que se somete a un menor a condiciones o circunstancias que razonablemente puedan resultar en abuso o negligencia (cabe observar que la obligación de reportar el abuso de menor y negligencia es más amplio que el tema de conducta sexual inapropiada).

3. A quién se dirige el reporte.

a. A las autoridades públicas. Un miembro del equipo como maestro, empleado de guarderías o trabajador social debe hacer el reporte a la persona que se encuentra inmediatamente a cargo (por ejemplo el director, pastor o director de agencia) cuando dicho miembro se entere del abuso o negligencia mientras está en su cargo dentro del equipo o en su puesto profesional. Entonces la persona a cargo es responsable de hacer un reporte interno mayor de conformidad con estos procedimientos que a final de cuentas es obligatorio presentarlo ante la División de Servicios Familiares de Missouri si las circunstancias así lo indican. Cualquier otra persona que esté obligada a hacer el reporte (incluyendo maestro, trabajador social, etc., que se entere del abuso o negligencia cuando está fuera de su cargo dentro del equipo o en su puesto profesional) debe reportarlo directamente a la División de Servicios Familiares de Missouri. Se pueden hacer los reportes a la División de Servicios Familiares de Missouri por teléfono 1-800-392-3738.

b. A la Diócesis. El personal diocesano debe reportar toda violación a esta política ante la Diócesis para que se de una acción interna y seguimiento. Después del reporte verbal ante el supervisor diocesano correspondiente (por ejemplo el Superintendente Diocesano de las escuelas) debe hacerse inmediatamente un reporte por escrito con copia para el Canciller o persona que éste designe. El formulario de reporte diocesano se encuentra adjunto a esta política como Anexo C.

4. Cuándo se debe presentar el reporte. La persona que legalmente es responsable de hacer el reporte debe presentarlo inmediatamente ante la División de Servicios Familiares en cuanto reciba el reporte de abuso de menor u otra información relacionada con abuso de menor y que le de una causa justificada para sospechar que un menor ha sido o está sometido a abuso o negligencia. El reporte se debe hacer dentro de un periodo de veinticuatro horas.

5. Negligencia para hacer el Reporte. Se le podrá imponer libertad condicional, multa y/o prisión a quien tenga la obligación legal de informar y no reporte la sospecha de abuso de menores.

D.

Acciones en las que se determina la culpabilidad.

1. A todo personal que no sea clérigo de la Diócesis y que admita, no impugne o bien que sea declarado culpable de un incidente de abuso sexual, inmediatamente se le despedirá del puesto y ya no tendrá las responsabilidades que tenía dentro de la Diócesis.

2. Una vez que el clérigo admita haber cometido el abuso sexual o que posteriormente a la investigación correspondiente se pruebe que cometió la misma de conformidad con la ley canónica (consulte las Normas Esenciales para que las Políticas Diocesanas se encarguen de acusaciones a Sacerdotes y Diáconos de abuso sexual de menores) se hará lo siguiente:

a. Se retirará permanentemente al sacerdote o diácono culpable del ministerio por tan sólo un acto de abuso sexual de un menor. Se le ofrecerá al sacerdote o diácono culpable asistencia profesional para su propia curación y bienestar y con la finalidad de que sirva como prevención.

b. En cada caso, se debe cumplir con el procedimiento previsto en la

ley canónica, así mismo, se debe tomar en cuenta las distintas disposiciones de la ley canónica (cf. Delitos canónicos relacionados con Conducta sexual inapropiada y expulsión del Estado Clerical, 1995; cf Carta de la Congregación de la Doctrina de la Fe, 18 de mayo 2001). Estas disposiciones también contemplan la posibilidad que el sacerdote o diácono solicite se dispense la obligación del sacramento de la ordenación y la pérdida del estado clerical, o bien una solicitud del Obispo para expulsarlo de estado clerical aún sin el consentimiento del sacerdote o diácono. Para propósitos del procedimiento legal, se recomendará al acusado que busque la asistencia de la asesoría civil y canónica. Cuando sea necesario, la Diócesis proveerá al sacerdote o diácono la asesoría canónica.

c. Si la sanción de expulsión del estado clerical no se ha efectuado (por ejemplo debido a la edad avanzada o por padecimiento), el culpable tendrá que llevar una vida de oración y penitencia. No podrá celebrar misas públicas, administrar los sacramentos, portar vestimenta clerical, o presentarse públicamente como sacerdote.

3. A ningún sacerdote o diácono se le transferirá de residencia a otra diócesis

cuando haya tenido en su contra una acusación verosímil de abuso sexual.

E. Fomentar la curación y reconciliación. La Diócesis contactará a toda persona que siendo menor fue víctima de abuso sexual de alguien que actuaba a nombre de la iglesia, ya sea que el abuso haya sido reciente o que haya ocurrido hace muchos años. Este contacto contendrá disposiciones de asesoría, asistencia espiritual, grupos de apoyo así como otros servicios sociales que se hayan acordado entre la víctima y la Diócesis. La Diócesis y las parroquias de las comunidades locales en colaboración con agencias de servicio social y otras iglesias fomentarán y alentarán grupos de apoyo para víctimas y sobrevivientes así como para otros afectados por el abuso.

La Diócesis responderá inmediatamente a cualquier acusación cuando haya razón para creer que existió un abuso sexual de un menor. El Coordinador de Asistencia ayudará en el cuidado pastoral inmediato de las personas que aleguen que un clérigo u otro personal diocesano abusó sexualmente de ellos siendo menores.

A través del contacto pastoral a las víctimas y sus familiares, el obispo ofrecerá reunirse con ellos. Este contacto pastoral del obispo también se dirigirá a la fe de la comunidad en la cual ocurrió el abuso sexual.

XI. Normas de Conducta

A. Personal Diocesano en general. Todo el personal diocesano que trabaje en las instituciones de la Diócesis de Springfield-Cape Girardeau es llamado por Dios a edificar el cuerpo de Cristo en la santidad y el amor. Sus palabras, actos y conducta entre ellos y para los que y con los que trabajan deben reflejar el mensaje del evangelio de dignidad, respeto y obediencia a los mandamientos de la Iglesia.

B. Prevención a través de un comportamiento adecuado con lo menores. Todo el personal diocesano debe ser prudente cuando se relacione con los niños y adolescentes. Todo el personal diocesano debe estar conciente de la conducta que pudiera poner a un niño o adolescente en peligro, o que se encuentre abierta a malas interpretaciones, o que pueda llevar a una conducta sexual inapropiada. Siempre se deben evitar las situaciones que les permita la oportunidad de una conducta sexual inapropiada o inclusive la percepción de la oportunidad de una conducta sexual inapropiada. Estas situaciones son: pasar la noche con un niño o adolescente en el mismo alojamiento, tener a un menor como única compañía en un viaje, o buscar constantemente la compañía de un niño o adolescente en particular.

El Personal Diocesano que trabaje con o tenga un cargo de supervisión de menores, también deberán seguir las siguientes normas de conducta:

1. Jamás debe tocar a un niño o adolescente de forma inapropiada.

2. Siempre debe evitar comentarios y lenguaje sexualmente provocador.

3. Se debe evitar estar a solas con menores, salvo que sea en una situación profesional. Cuando se encuentre a solas con un menor, el área debe poder ser vista por otros.

4. Es una práctica sana que haya dos adultos en el lugar donde estén los jóvenes.

5. No se deben conducir a solas con un menor, salvo que sea por emergencia.

6. Se debe evitar toda conducta que pueda interpretarse como indicador de una potencial conducta sexual (por ejemplo actividades que tengan que ver con el contacto físico como la lucha, hacer cosquillas y otros jugueteos físicos)

Política implementada en 1993, revisada en el 2003, 2005, 2007

ANEXO A

Diócesis de Springfield-Cape Girardeau Política contra la Conducta Sexual Inapropiada

Acuse de Recibo

Por medio de la presente reconozco que recibí una copia de la Política de la Diócesis de

Springfield-Cape Girardeau contra la Conducta Sexual Inapropiada asimismo que la leí, entendí

su alcance y estoy de acuerdo en conducirme de conformidad con dicha política.

Fecha:

Firmado:

Cuestionario de Antecedentes relativo a Conducta Sexual Inapropiada

1. ¿Alguna vez ha abusado sexualmente a un menor de edad?

2. ¿Se le ha declarado culpable de un delito de abuso sexual, abuso físico, acoso sexual o de explotación?

○ Sí

○ No

3. ¿Se ha entablado alguna vez una acusación o demanda civil o penal en contra de usted relativa a conducta sexual inapropiada, abuso sexual, acoso sexual o de explotación o abuso físico?

○ Sí

○ No

4. ¿Alguna vez renunció o hizo que se terminará su trabajo debido a acusaciones de conducta sexual inapropiada, abuso sexual o abuso físico cometido por usted o relativo a una demanda civil o penal entablada en contra de usted por conducta sexual inapropiada o abuso sexual o físico?

○ Sí

○ No

5. ¿Alguna vez ha recibido tratamiento médico, físico o psicológico debido al abuso físico o sexual que usted le hizo a otros?

○ Sí

○ No

“El suscrito certifico que los hechos declarados en este cuestionario son fieles y completos según

mi leal saber y entender, además estoy consciente que la declaración falsa de hechos es causal de

despido. Autorizo a que se investiguen las declaraciones contenidas en la presente y libero de toda responsabilidad a las partes por el daño que pudiera surgir por la información que se les proporcione a ustedes”.

A los

Firma

días del mes de

ANEXO B

Ubicación Principal:

Ciudad de Ubicación:

Marque las casillas que le correspondan:

Empleado: Sí No

Voluntariado: Sí No

Sí □ No □ Voluntariado: Sí □ No □ Diócesis de Springfield-Cape Girardeau Antecedentes El
Sí □ No □ Voluntariado: Sí □ No □ Diócesis de Springfield-Cape Girardeau Antecedentes El

Diócesis de Springfield-Cape Girardeau Antecedentes El permiso de detección Para Empleados y Voluntarios

Documento de Divulgación y Publicación

En relación con mi trabajo / voluntariado, o solicitud de empleo con la Diócesis Católica Romana de Springfield-Cape Girardeau (Diócesis), entiendo que se requiere una verificación de antecedentes y que ciertos registros pueden ser solicitados por el AMERICANCHECKED, Inc., y un informe de la investigación es preparado. Este informe puede incluir la información obtenida de la investigación de una base de datos nacional penal, que incluye los antecedentes penales en los tribunales, los archivos de la libertad condicional, prisión, libertad bajo palabra y la liberación, y el informe de varios estados de los delincuentes violentos y sexuales, traza del número de seguro social, filtro policial de seguridad de personas con orden de aprehensión, una verificación de arresto y revisión de los registros del tribunal local del condado y otros informes de detección criminal.

Yo autorizo a AMERICANCHECKED, Inc., para llevar a cabo dicha investigación y preparar un informe acerca de mí y de divulgar el mismo a la Diócesis para su uso en determinar mi idoneidad como empleado / voluntario. Si se me acepta como empleado / voluntario, esta autorización se mantendrá en archivo y servirá como una autorización en curso para la obtención de los informes que se consideren necesarios. Usted puede ver la política vigente de AmericanChecked en www.americanchecked.com

Esta divulgación es válida para todas las agencias federales, estatales, del condado y locales, las autoridades, los patrones anteriores, los servicios militares y las instituciones educativas.

Al firmar abajo, certifico que he leído y entiendo completamente esta divulgación y autorización, que antes de firmar se me dio la oportunidad de hacer preguntas y esas preguntas fueron contestadas a mi satisfacción, y que ejecuté esta divulgación y autorización de manera voluntaria y con el conocimiento de que la información proporcionada podría afectar mi idoneidad como empleado / voluntario.

Fecha de hoy

Firma

Escriba su nombre completo

Con el propósito de recopilar esta información, yo estoy de acuerdo en proporcionar la siguiente información que puede ser requerida por las agencias policiales y otras entidades con fines de identificación positiva al revisar los registros. Dicha información es confidencial y no será utilizada para ningún otro propósito.

Escriba otros apellidos que ha utilizado en los últimos 7 años

Dirección actual

 

¿Por cuánto tiempo?

 

Ciudad

Estado

Código Postal

Escriba los nombres de todas las ciudades y todos los estados en donde ha vivido en los últimos 7 años

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Número de Seguro Social

Fecha de Nacimiento

No. De licencia de Conducir:

Estado de emisión:

Solicitantes de California, Minnesota y Oklahoma solamente: solicito una copia gratuita de cualquier informe de consumidor de mí ordenado por terceros.

Aviso a todos los solicitantes Usted tiene el derecho de recibir, previa solicitud por escrito en un plazo razonable, (que no exceda de 30 días) una información completa y precisa de la naturaleza y el

alcance de la investigación solicitada. Usted tiene el derecho de hacer una petición al AMERICANCHECKED, Inc., con la identificación apropiada, para pedir la naturaleza y el contenido de toda la información en sus archivos sobre usted en el momento de su solicitud, incluyendo las fuentes de información y de los destinatarios de cualesquier informes sobre usted que AMERICANCHECKED, Inc., ha proporcionado en los dos años anteriores a su solicitud. AMERICANCHECKED, Inc., puede ser contactado por

ANEXO C

DIÓCESIS DE SPRINGFIELD-CAPE GIRARDEAU REPORTE SOBRE LA SOSPECHA DE CONDUCTA SEXUAL INAPROPIADA DE PERSONAL DE LA DIÓCESIS

Persona que hace el reporte:

(Nombre)

(Domicilio)

(Ciudad/Estado/Código Postal)

(Teléfono)

Fecha del Reporte:

Persona de quien se sospecha que tiene la conducta inapropiada:

(Nombre)

(Parroquia/ Escuela/ Instituto Diocesano)

(Domicilio)

(Ciudad/Estado/ Código Postal)

(Teléfono)

Otra persona(s) involucrada:

(Nombre)

(Edad)

(Sexo)

(Domicilio)

(Ciudad/Estado/ Código Postal)

(Teléfono)

Describa el incidente del que se sospecha que es una conducta sexual inapropiada, indique la fecha, hora y lugar:

Indique quiénes son los testigos del incidente y proporcione sus nombres, domicilios, teléfonos, en caso de haberlos:

Indique otra información que pueda ser útil para la investigación:

ANEXO D

LISTA DE COMPROBACIÓN ADMINISTRATIVA PARA EMPLEADOS

AMBIENTE SALUDABLE PARA NIÑOS Y JÓVENES y POLÍTICA CONTRA LA CONDUCTA SEXUAL INAPROPIADA

CUANDO SE CONTRATEN NUEVOS EMPLEADOS:

Consulte la Política contra la conducta sexual inapropiada que comienza en la página 83 en las Políticas Diocesanas, libro de Guías y Procedimientos.

El empleado debe firmar una copia del Anexo A (el conjunto de Acuse de recibo y Cuestionario relativo a conducta inapropiada) e indicar que ha leído la Política de la conducta sexual inapropiada, entendió el alcance y esta de acuerdo en conducirse de conformidad con la política.

El empleado debe llenar una copia del Anexo B (Solicitud de Antecedentes penales, abuso de menores y de negligencia); el patrón debe indicar el nombre de la búsqueda (en la esquina superior derecha) y enviar este formulario a la Policía de Caminos de Missouri. La Policía de Caminos de Missouri envía una copia a la Sección de Servicios Familiares. Cada agencia debe regresar el reporte al patrón.

El patrón debe guardar una copia del Anexo A y el Anexo B de manera permanente en un archivo. Guía para archivar:

En el caso de empleados, archive los dos formularios en el archivo personal.

El patrón debe informar al empleado que debe asistir a la siguiente formación sobre el Ambiente Saludable para los niños que se ofrezca en su área. El patrón debe tener un mecanismo en efecto para asegurar que todos los empleados asistan a la sesión de formación.

Lista de comprobación para los empleados:

(Para apoyar a los administradores en sus responsabilidades para que los empleados cumplan con la Política contra la Conducta Sexual Inapropiada).

ANEXO E

LISTA DE COMPROBACIÓN ADMINISTRATIVA PARA VOLUNTARIOS

AMBIENTE SALUDABLE PARA NIÑOS Y JÓVENES y POLÍTICA CONTRA LA CONDUCTA SEXUAL INAPROPIADA

PARA NUEVOS VOLUNTARIOS QUE COTIDIANAMENTE TRABAJAN CON NIÑOS:

Consulte la Política contra la conducta sexual inapropiada que comienza en la página 83 en las Políticas Diocesanas, libro de Guías y Procedimientos

El voluntario debe firmar una copia del Anexo A (el conjunto de Acuse de recibo y Cuestionario relativo a conducta inapropiada) e indicar que ha leído la Política de la conducta sexual inapropiada, entendió el alcance y está de acuerdo en conducirse de conformidad con la política.

El voluntario debe llenar una copia del Anexo B (Solicitud de Antecedentes penales, abuso de menores y de negligencia); la institución debe indicar el nombre de la búsqueda (en la esquina superior derecha) y enviar este formulario a la Policía de Caminos de Missouri. La Policía de Caminos de Missouri envía una copia a la Sección de Servicios Familiares. Cada agencia debe regresar el reporte a la institución.

La institución debe guardar una copia del Anexo A y el Anexo B de manera permanente en un archivo. Guía para archivar:

En el caso de voluntarios, archive los dos formularios en un archivo organizado de manera alfabética que debe empezar por el apellido.

La institución debe informar al voluntario que debe asistir a la siguiente formación sobre el Ambiente Saludable para los niños que se ofrezca en su área. La institución debe tener un mecanismo en efecto para asegurar que todos los voluntarios que cotidianamente trabajen con niños asistan a la sesión de formación.

Lista de comprobación para los voluntarios:

(Para apoyar a los administradores en sus responsabilidades para que los voluntarios cumplan con la Política contra la Conducta Sexual Inapropiada).

ANEXO F Formulario de acuse de recibo de la queja de acusación de conducta sexual inapropiada

Diócesis de Springfield-Cape Girardeau

Fecha:

Tiempo en que comienza:

sea procedente):

Quien recibió la queja:

Manera en que se recibió la queja (subraye una): Teléfono, por correo de los Estado Unidos, correo electrónico, otro

Tiempo en que termina (siempre y cuando

Demandante:

Nombre:

Domicilio:

Número telefónico:

Fecha de nacimiento:

Apellido de soltera u otros nombres que utilice (en caso de que sea procedente)

¿El demandante es la víctima? (subraye una): Sí

No

En caso de ser negativo, indique a quién está representado el demandante

Nombre de la víctima:

Fecha de nacimiento o edad actual

Domicilio de la víctima:

¿La víctima está dispuesta a

que se le contacte (subraye una) : Sí

¿Dónde y cuándo el demandante se dio cuenta de la supuesta conducta sexual inapropiada?

No

¿Se dio a conocer previamente esta queja a alguien más? (subraye una): Sí En caso de ser afirmativo, a quién y cuándo:

Naturaleza de la supuesta conducta sexual inapropiada- indique detalles que sean de utilidad

No

En contra de quién es esta acusación (subraye uno): Clérigo Nombre del acusado:

Empleado

Voluntario frecuente

Otro

Cargo:

¿Cuándo supuestamente ocurrió el hecho? (fecha o marco de tiempo):

¿Dónde supuestamente ocurrió el hecho?:

Indique la relación entre la víctima y el acusado al momento de la supuesta conducta sexual inapropiada:

¿Se le aconsejó al demandante sobre el derecho de llamar a las dependencias de protección? (subraye

uno): Sí

¿Se le informó al demandante sobre el nombre del Coordinador de Asistencia a Víctimas? (subraye uno) Sí No

¿Se le aconsejó al demandante sobre los servicios sociales de la iglesia que están a sus disposición? (subraye uno) Sí No

Qué espera de ésta queja:

No

LAS POLÍTICAS DE SEGURIDAD DEL CONDUCTOR Y DEL VEHÍCULO

Definiciones:

escuela, o por la diócesis cuyos deberes primordialmente o regularmente requieren la conducción de autobuses escolares,

camionetas y automóviles de la parroquia o de la diócesis.

La palabra "Empleados" como es usada en esta política significa aquellas personas pagadas por la parroquia, por la

El "Transporte Escolar" es cualquier vehículo de motor, ya sea propiedad pública o privada, usado para transportar a los estudiantes a la escuela y desde la misma o para transportar a alumnos debidamente acompañados por adultos a o desde cualquier lugar dentro del estado para propósitos educativos.

1. Los aspirantes a un empleo completarán una solicitud estándar antes de ser contratados. Esta forma incluirá un historial completo de conducción vehicular del solicitante.

2. Un chequeo del historial de manejo vehicular será efectuado a todos los prospectos de empleo antes de ser contratados. Nadie será contratado como un conductor que tiene cualquiera de las siguientes infracciones o antecedentes en los últimos tres años:

a. Conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas

b. Atropellar y huir

c. No reportar un accidente

d. Cometer homicidio por negligencia como resultado del uso de un vehículo de motor

e. Conducir un vehículo durante un período de suspensión o de revocación de licencia de conducir.

f. Usar un vehículo de motor para cometer un delito grave.

g. Conducir un vehículo de motor sin la autorización del dueño (el hurto mayor)

h. Permitir a una persona sin licencia conducir un vehículo de motor.

i. Conducir con negligencia

j. Conducir en una carrera de velocidad (la carrera de aceleración entre dos carros)

k. Cualquier combinación de accidentes culpables e infracciones en movimiento que totalizan tres

3. Los empleados actuales que cometan cualquiera de las infracciones anteriormente mencionadas o sean encontrados culpables de los delitos anteriores serán inmediatamente cesados como conductores.

4. Los empleados que causen un accidente o que estén involucrados en más de un accidente culpable en un año, o quiénes cometen dos o más infracciones de tránsito en movimiento dentro de un año serán requeridos para asistir a un curso de manejo defensivo como una condición para seguir laborando como conductor. Este curso debe ser completado en 90 días a partir de la fecha del accidente. La documentación probatoria de asistencia del empleado a dicho curso debe ser proporcionada al patrón.

5. Las parroquias y las escuelas requerirán que los empleados cumplan con todas las leyes del estado concernientes a las licencias de conductores. Un expediente será abierto y llevado para cada autobús, camioneta, o conductor de vehículo de la parroquia o la diócesis para evidenciar el cumplimiento con todas las leyes y reglamentos estatales y federales. La inspección de estos expedientes se convertirá en una parte estándar de cada revisión hecha por los inspectores de la compañía de seguros de la diócesis y de informes internos de revisión.

6. En general, los padres o los tutores legales de personas menores de 21 años de edad tienen la responsabilidad primaria de proporcionar el transporte de estos menores de edad a las actividades patrocinadas por la escuela, la parroquia o la diócesis. Por consiguiente, si la diócesis, la parroquia o la escuela no proporcionan el transporte para un evento patrocinado, la iglesia y el organismo involucrado no se harán responsables del transporte proporcionado por los padres o tutores legales.

Cuando la diócesis, la parroquia o la escuela si proporcionan el transporte para un evento patrocinado (sea por vehículo de alquiler, por vehículo propiedad de la iglesia o vehículo privado de voluntario) el consentimiento por escrito de los padres o los tutores legales debe ser obtenido por la organización de la iglesia involucrada y guardado en el archivo.

7. El personal de la escuela no tiene autoridad para permitir que personas menores de 21 años sirvan como conductores de vehículos para cualquier actividad patrocinada por la escuela ya sea durante o después del horario escolar. Las actividades patrocinadas por la escuela incluyen, pero no se limitan a, los viajes de estudio, las prácticas y juegos deportivos, los eventos académicos y otras ocasiones donde la asistencia o la participación es obligatoria.

8. Las agencias o las organizaciones parroquiales o diocesanas no permitirán a menores de 21 años de edad servir como conductores de vehículos para cualquier actividad patrocinada donde el transporte es proporcionado por la agencia o la organización.

9. Todos los conductores voluntarios de vehículos primero firmarán un acuerdo de las políticas y procedimientos a seguir al conducir en nombre de la parroquia, la diócesis, o la escuela. Estos acuerdos deben ser revisados, acción tomada según sea necesario y deben guardarse en archivo. Si el personal de la parroquia, la diócesis o la escuela (aparte de aquellos definidos como empleados al principio de esta política) conducen un vehículo para un evento patrocinado, será mutuamente entendido que están actuando sólo como conductores voluntarios.

10. El número de pasajeros que un vehículo lleve no excederá el número de cinturones de seguridad disponibles. Todos los pasajeros ocuparán un asiento (ninguno de pie). Los cinturones de seguridad serán usados en todos los vehículos que son equipados con ellos.

11. El uso de camionetas de 10 a 15 pasajeros para transportar a los menores o a los adultos a eventos patrocinados por la parroquia o la escuela está totalmente prohibido.

RECOMENDACIONES

1. Un programa de mantenimiento preventivo debe ser utilizado para los vehículos propiedad de la parroquia o la diócesis.

2. Las inspecciones periódicas formales deben ser realizadas a cada vehículo y un registro conservado de cada inspección.

3. Si bien la ley de un estado no requiere una licencia de conducir especial para conductores voluntarios, se recomienda especialmente que, antes de permitir a los voluntarios operar un vehículo para eventos patrocinados, sean revisados los historiales de manejo vehicular de los voluntarios para eliminar a cualquiera cuyo historial lo haría un riesgo para la seguridad de los pasajeros.

LA DIÓCESIS DE SPRINGFIELD-CAPE GIRARDEAU

ACUERDO DE CONDUCTOR VOLUNTARIO DE VEHICULO

El siguiente acuerdo de transporte es hecho por y entre

de

y

(Ciudad), Missouri.

Por nuestras firmas está convenido que:

( Transportador),

1. Todos los vehículos usados para el transporte de individuos serán diseñados para el transporte cerrado de pasajeros, estarán matriculados según la ley de Missouri, y exhibirán una calcomanía actualizada de inspección estatal de seguridad.

2. El transportador avala que tiene una licencia de conducir válida del estado de Missouri; que el número de la licencia de conducir proporcionado en este Acuerdo es para esa licencia; que él o ella no tiene ninguna otra licencia de conducir y nunca se le ha cancelado tal licencia por el estado de Missouri o cualquier otro estado de la entidad.

3. El uso de camionetas de 10 a 15 pasajeros para transportar a los menores o a los adultos a eventos patrocinados por la parroquia o la escuela está totalmente prohibido. En todos los casos el número de ocupantes en vehículos de pasajeros no será más que el número de cinturones de seguridad disponibles.

4. Ninguna persona menor de 21 años de edad le será permitido operar el vehículo.

5. El transportador acuerda acatar las Políticas de Seguridad Vehicular y del Conductor de la Diócesis y avala que él o ella tiene como mínimo al menos el seguro de responsabilidad civil del vehículo requerido por el estado de Missouri.

6. Al cumplimiento con los requerimientos anteriormente citados y en consideración del hecho que el Transportador ofrece voluntariamente su tiempo sin remuneración, la Diócesis de Springfield-Cape Girardeau proveerá cobertura excedente de seguro de responsabilidad civil mientras el Transportador esté operando vehículos en cumplimiento con el propósito y los términos de este Acuerdo.

7. Al firmar este acuerdo, el transportador autoriza a la diócesis, a la parroquia, o a la escuela a verificar con todas las agencias estatales disponibles la validez de la licencia del transportador y el historial de manejo vehicular del transportador. El transportador está de acuerdo en cooperar con tal investigación y proveer cualquier información necesaria para permitir que se haga un chequeo de su licencia.

EN TESTIMONIO DE LO CUAL, las partes han ejecutado y han entregado este Acuerdo a partir del día y el año asentado en el reverso.

EL ACUERDO DE CONDUCTOR VOLUNTARIO DE VEHICULO (Continuado)

(Por favor use letra de imprenta)

Nombre del conductor

Domicilio

Fecha de nacimiento

Número de licencia de conducir

Año/Marca/Modelo del vehículo

Número de matrícula

Estado expedidor

Nombre de la compañía de seguros

Fecha de vencimiento de número de póliza

¿Está usted actualmente asegurado con al menos el mínimo de seguro de responsabilidad civil requerido por el

estado de Missouri?

□ Sí

□ No

¿Ha cometido algunas infracciones de tránsito en movimiento en los últimos cinco años? □ Sí Si la respuesta es “Sí”, cuántas

□ No

Por favor proporcione cualquier información que usted crea necesaria.

Por favor este consciente de que como conductor voluntario, su seguro provee la cobertura primaria en caso de un accidente. Hay una póliza que ofrece protección adicional de responsabilidad civil si una reclamación al seguro excede los límites de su póliza.

Gracias por ayudarnos con nuestras necesidades de transporte.

Fecha

Firma del conductor voluntario

Firma del representante de Escuela/Parroquia/Diócesis

NOMBRE DE LA PARROQUIA

BITÁCORA DE CONDUCTOR PARA (El vehículo)

Año

Marca

Modelo

Número de

matrícula

Devolver a

al

final del viaje.

Número de teléfono:

Expedido a:

Fecha:

Para viaje a:

Hora

de salida:

Hora

de regreso:

Millas al final del viaje:

 

Millas al inicio del viaje:

Millas totales del viaje:

Artículos a revisar antes del viaje:

Comentarios:

Nivel del aceite

□ BIEN

□ NO

Nivel del anticongelante

BIEN

□ NO

Llanta de refección y gato

BIEN

□ NO

Luces direccionales y luces en general

□ BIEN

□ NO

Llantas (presión, desgaste)

□ BIEN

□ NO

Condición del interior

□ BIEN □ NO

Condición de bandas y mangueras

BIEN

□ NO

Otros comentarios acerca del vehículo antes del viaje:

Comentarios acerca del vehículo después del viaje:

Conductor: Si su revisión del vehículo antes del viaje revela un problema serio, por favor notifíquelo inmediatamente a la persona a la que lo va a devolver nombrada arriba. ¡Gracias por su ayuda!

En caso de emergencia llamar: al #

LINEAMIENTOS

PARA

LA EDUCACION

EN

LA SEXUALIDAD HUMANA

Agosto, 1991

La Diócesis de Springfield-Cape Girardeau 601 South Jefferson Avenue Springfield MO 65806-3107

POLÍTICAS

CADA PARROQUIA Y MISIÓN DENTRO DE LA DIÓCESIS DE SPRINGFIELD-CAPE GIRARDEAU ES RESPONSABLE DE DESARROLLAR Y MANTENER UN PROGRAMA INTEGRAL DE FORMACIÓN CRISTIANA PARA TODOS SUS MIEMBROS. EL PROGRAMA, REVISADO ANUALMENTE, DEBE BUSCAR SERVIR LAS NECESIDADES DE TODOS LOS PARROQUIANOS A LO LARGO DE LAS DIFERENTES ETAPAS DE LA VIDA. DENTRO DE UN PROGRAMA AMPLIO DE FORMACIÓN CRISTIANA, EL TEMA DE LA SEXUALIDAD HUMANA DEBE SER ABORDADO DE ACUERDO CON LOS SIGUIENTES LINEAMIENTOS:

LINEAMIENTOS

1. LA EDUCACIÓN EN SEXUALIDAD HUMANA NECESITA SER UNA PARTE INTEGRAL DEL PROGRAMA PARROQUIAL DE FORMACIÓN. ESTA EDUCACIÓN DEBE SER APROPIADA A LAS EDADES Y ETAPAS DE LA VIDA.

La sexualidad es un parte integral del ser humano. Es importante que reconozcamos el impacto que esto tiene sobre nosotros al madurar y crecer de manera holística, atendiendo las necesidades del cuerpo, de la mente y del espíritu.

2. POR SU EJEMPLO Y TESTIMONIO, TODOS LOS PARROQUIANOS IMPACTAN LA FORMACIÓN CRISTIANA DE TODA LA COMUNIDAD. LA PARROQUIA NECESITA AYUDAR A LOS PADRES A CUMPLIR CON SUS RESPONSABILIDADES COMO EDUCADORES PRIMARIOS DE SUS HIJOS. ESTO ES VERDAD CON RESPECTO A LA EDUCACIÓN Y LA FORMACIÓN EN LA SEXUALIDAD HUMANA ASÍ COMO LO ES EN LA PREPARACIÓN SACRAMENTAL.

A través del Bautismo somos llamados a aceptar la responsabilidad por el prójimo. Conforme crecen nuestras comunidades en la fe, nos hacemos más conscientes del impacto educativo que tenemos sobre los demás. Como cristianos somos llamados a monitorear nuestras palabras y acciones para que nuestro testimonio pueda reflejar una actitud positiva y cristiana hacia la sexualidad humana.

3.

MIENTRAS QUE LOS PADRES SON LOS EDUCADORES PRIMARIOS DE SUS HIJOS, LAS ESCUELAS CATÓLICAS Y LAS ESCUELAS PARROQUIALES DE RELIGIÓN PROPORCIONAN UNA AYUDA ESENCIAL Y ESPECÍFICA EN AQUELLAS RESPONSABILIDADES EDUCATIVAS.

Las escuelas católicas y las escuelas de religión hacen posible el desarrollo secuencial y apropiado a la edad dentro de los agrupamientos de semejantes. Estos agrupamientos proporcionan una plataforma para compartir y dialogar así como un modelo para los líderes adultos. La educación sexual incluye no solo la información científica y biológica importante, sino también incorpora los valores religiosos correspondientes y la formación moral. La participación y el apoyo continuos de los padres es esencial si se han de alcanzar las metas de tales programas.

4. LA EDUCACIÓN Y FORMACIÓN DE LA SEXUALIDAD ES UN PROCESO A LO LARGO DE TODA LA VIDA. POR CONSIGUIENTE, NECESITA SER UNA PARTE DE LOS PROGRAMAS CONTINUOS DE FORMACIÓN Y EDUCACIÓN ADULTA DE CADA PARROQUIA. TODAS LAS ACTIVIDADES Y PUBLICACIONES DE UNA PARROQUIA DEBEN REFLEJAR UNA ACTITUD CRISTIANA HACIA LA SEXUALIDAD HUMANA.

Nuestro entendimiento y apreciación de la sexualidad humana son impactados por nuestras experiencias en las diversas edades y etapas de la vida. Es imperativo para la Iglesia influir positivamente en este desarrollo ayudando a los que están viviendo esas edades y etapas.

Los adultos jóvenes, aquellos que se están preparando para el matrimonio, los padres prospectos, los adultos mayores, aquellos que se acercan a la mitad de la vida, y los adultos de la tercera edad tienen necesidades específicas en la educación y formación de la sexualidad. Los programas deben ser diseñados para satisfacer estas necesidades. Nuestras reuniones como Iglesia, nuestras comunicaciones impresas, nuestras conversaciones y nuestro humor necesitan reflejar nuestra creencia que la sexualidad humana es integra y santa.

OBJETIVOS SELECTOS

Esta es una lista representativa, no completa, de objetivos para las diferentes edades y etapas de la vida. Las parroquias y las instituciones adaptarán y ampliarán esta lista según sea apropiado. Se supone que cada nivel construye y crece en base a los objetivos del nivel anterior. Los recursos materiales pueden ofrecer objetivos más detallados.

A. OBJETIVOS PARA NIÑOS RECIEN NACIDOS A CINCO AÑOS DE EDAD

- experimentar el ser especial y valioso, a través de la calidez y la aceptación recibidas directamente de los adultos, especialmente en el contexto de la familia.

- experimentar la bondad del cuerpo humano, a través de una respuesta positiva al tacto, el lenguaje y la naturalidad de las funciones corporales y la curiosidad acerca de los órganos sexuales

- experimentar relaciones masculinas y femeninas saludables entre los adultos importantes

- experimentar el recibir de adultos información correcta respecto al embarazo, el nacimiento y el amamantamiento según sea apropiado a la edad e interés

- experimentar el estar libre del estereotipado sexual

- ser proporcionada la información y un ambiente en el cual el comportamiento sexual inapropiado, p. ej. el abuso, pueda ser abordado

- experimentar la disponibilidad constante de un adulto importante

B. OBJETIVOS PARA EDADES DE 6 A 9 AÑOS

- experimentar a la familia como personas que se aman y se cuidan, que protegen y cuidan a los niños

- experimentar a cada familia como única

- aprender que las familias en diferentes momentos necesitan apoyo y recuperación

- experimentar el matrimonio como una manera especial de amar, que los niños son creados por ese amor

- recibir información adecuada de manera directa con terminología apropiada respecto a cuestiones de naturaleza sexual que surgen de la curiosidad

- experimentar directamente la calidez y la cercanía con adultos de ambos sexos

C.

OBJETIVOS PARA EDADES DE 10 A 12 AÑOS

- experimentar a personas de confianza que están confortables con su propia sexualidad y capaces de presentar información biológica con los correspondientes valores y moral Cristianos

- tener la seguridad y la confirmación acerca de la normalidad de los cambios corporales propios del desarrollo sexual y poder apreciar los diferentes ritmos de maduración física y sexual de nuestros semejantes

- tener oportunidades de criticar el entendimiento mercantil de la sexualidad, empezar a aplicar principios Cristianos a esta crítica

- tener oportunidades para relaciones sanas con ambos sexos en escenarios grupales, estar libre de presión de ser atractivo o atractiva al sexo opuesto.

- experimentar el papel y la importancia de compromiso en las relaciones, ver la extensión de ello al compromiso y la fidelidad en el matrimonio, como es entendido por la Iglesia

- tener la confirmación de la bondad de las relaciones de unión con seres del mismo sexo y ser ayudado a hacer la distinción entre esto y la homosexualidad

D. OBJETIVOS PARA EDADES DE 12 A 14 AÑOS

- experimentar el apoyo y la comprensión en este periodo de cambio emocional y físico; recibir ayuda para aceptar la sensibilidad, los cambios de ánimo, la ira, el aburrimiento y el entusiasmo

- recibir cada vez más información directa acerca del desarrollo sexual humano, incluyendo el sistema reproductivo masculino y femenino, la pubertad, las características sexuales secundarias, los cambios químicos, la menstruación, la atracción física y sus respuestas, los sueños eróticos, las relaciones sexuales

- entender los principios católicos cristianos para todas las relaciones humana, aplicar estos a las citas y a la interacción entre los sexos

- recibir información basada en valores acerca del respeto por la vida, el aborto, el embarazo en la adolescencia, las enfermedades sexualmente transmitidas; saber las causas y consecuencias del comportamiento

- entender y vivir el valor Cristiano de que el coito es la expresión de un compromiso total, permanente y apropiado solamente para las personas que están casadas

- recibir ayuda en su comunicación con sus padres, interiorizar normas y valores, aprender maneras de tomar decisiones y tener experiencia en esto

E.

OBJETIVOS PARA EDADES DE 15 A 17 AÑOS

- ejercer un rango más grande de toma de decisiones con respecto a si mismo y a las relaciones, con reflexión sobre las consecuencias y maneras Cristianas maduras de tomar decisiones

- apreciar al matrimonio como un sacramento para toda la vida, como un auto entrega amoroso, un compromiso y una responsabilidad

- entender que las citas son una oportunidad para el crecimiento personal y la auto comprensión así como el crecimiento en las relaciones con otros

- entender las implicaciones de las citas exclusivas y la intensidad y el desarrollo de las reacciones sexuales y la responsabilidad moral en tales situaciones

- entender las consecuencias de las expresiones inapropiadas de sexualidad y ser guiados por este entendimiento al escoger opciones

- entender que la sexualidad Cristiana madura, en cualquier etapa de la vida, exige un compromiso con la vida propia y las vidas de otros

F.

OBJETIVOS PARA ADULTOS JÓVENES DE 18 AÑOS EN ADELANTE

- continuar el desarrollo de la identidad sexual y la autoconciencia

- estudiar las características masculinas y femeninas únicas

- explorar los estereotipos sexuales y las maneras en que somos impactados por ellos

- fomentar la igualdad sexual en el hogar, la iglesia y el lugar de trabajo

- continuar la formación del entendimiento Cristiano de las relaciones amorosas íntimas

- desarrollar un apreciación por el papel que la castidad juega en la vida de cada adulto responsable y amoroso independientemente de las vocaciones escogidas

- examinar la relación entre sexo e intimidad, especialmente las cualidades de la intimidad sana

- explorar las cuestiones concernientes a vivir una vida de soltería

- reflexionar acerca de las razones para escoger al matrimonio como un compromiso de vida

- desarrollar una apreciación cada vez más profunda por el matrimonio como un sacramento

- explorar las cualidades del matrimonio exitoso y los retos comunes a los primeros años del matrimonio

- desarrollar un entendimiento de los métodos de planificación familiar y la posición de la iglesia en el área de la procreación y la crianza responsables

- explorar las ramificaciones personales, morales, sociales y eclesiales de la cohabitación

- explorar los resultados personales y sociales del ejercicio irresponsable del sexo: el abuso sexual, las enfermedades de transmisión sexual, los embarazos no deseados, el aborto

G. OBJETIVOS PARA ADULTOS MAYORES

- explorar maneras en las cuales la intimidad sexual marital puede seguir creciendo y madurando “después de que se termina la luna de miel”

- explorar el impacto de la sexualidad en la vida de hombres y mujeres a lo largo del ciclo de vida aprendiendo a: reenfocar los deseos sexuales después de la pérdida de un cónyuge; manejar la menopausia, etcétera.

- explorar los efectos de los cambios sexuales que resultan de las experiencias tales como la mastectomía, la histerectomía y la impotencia

- explorar el dolor personal y cultural que trae la infertilidad y las maneras en las cuales la comunidad parroquial puede responder a los afectados.