Sunteți pe pagina 1din 14

CCLLAASSIIFFIICCAACCIIÓÓNN,, EETTIIQQUUEETTAADDOO YY EEMMBBAALLAAJJEE DDEE SSUUSSTTAANNCCIIAASS PPEELLIIGGRROOSSAASS

EN LA UNIÓN EUROPEA (I)

RICARDO FERNÁNDEZ GARCÍA Doctor en Ciencias Químicas Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales

38.

No se puede entender el mundo actual sin la industria química. Desde su desa- rrollo a principios del siglo XX, ha sido el motor de la innovación y el progreso. Sin sus aportaciones, nuestra esperanza de vida apenas superaría los 40 años.

ÍNDICE

11

--

IINNTTRROODDUUCCCCIIÓÓNN

22

--

NNOORRMMAATTIIVVAA SSOOBBRREE SSUUSSTTAANNCCIIAASS YY PPRREEPPAARRAADDOOSS

33

--

CCLLAASSIIFFIICCAACCIIÓÓNN DDEE LLOOSS PPEELLIIGGRROOSS

 

3.1.- Diferencia entre peligro y riesgo 3.2.- Tipos de peligro

44

--

CCOONNDDIICCIIOONNEESS DDEE EENNVVAASSAADDOO

55

--

CCOONNDDIICCIIOONNEESS DDEE EETTIIQQUUEETTAADDOO

66

--

FFIICCHHAASS DDEE SSEEGGUURRIIDDAADD DDEELL PPRROODDUUCCTTOO

 

6.1.- Implicaciones de la normativa 6.2.- Implicaciones en otras normativas 6.3.- ¿Existe la necesidad de modificar las fichas de seguridad de acuerdo con el REACH?

77

--

IINNTTRROODDUUCCCCIIÓÓNN AALL SSIISSTTEEMMAA GGLLOOBBAALLMMEENNTTEE AARRMMOONNIIZZAADDOO DDEE CCLLAASSIIFFIICCAACCIIÓÓNN YY EETTIIQQUUEETTAADDOO DDEE PPRROODDUUCCTTOOSS QQUUÍÍMMIICCOOSS ((GGHHSS))

7.1.- Su origen y funcionamiento 7.2.- Objetivos del GHS 7.3.- El GHS y la Unión Europea 7.4.- Pictogramas de peligro

88

99

--

--

1100

-- CCOONNFFIIEERREENN PPEELLIIGGRROOSSIIDDAADD AA UUNNAA SSUUSSTTAANNCCIIAA OO PPRREEPPAARRAADDOO

AANNEEXXOO 11

CCAARRAACCTTEERRÍÍSSTTIICCAASS QQUUEE

AANNEEXXOO 22

GGUUÍÍAA PPAARRAA LLAA EELLAABBOORRAACCIIÓÓNN

-- DDEE FFIICCHHAASS DDEE DDAATTOOSS DDEE SSEEGGUURRIIDDAADD

--

BBIIBBLLIIOOGGRRAAFFÍÍAA

39.

ENERO - MARZO 2008

PREVENCIÓN Nº 183

1.- INTRODUCCIÓN

El desarrollo tecnológico de la humanidad durante el siglo XX no puede compararse con el de nin- gún periodo histórico anterior. Pero los inventos no se constru- yen sin los materiales y herra- mientas apropiados; y los avan- ces en la tecnología química han sido en buena manera los respon- sables de proporcionarlos.

No se puede entender el mun- do actual sin la industria química. Desde su desarrollo a principios del siglo XX, ha sido el motor de la innovación y del progreso. Sus avances han sido esenciales en el área de la salud (crea los medica- mentos, antibióticos o vacunas, crea los jabones y productos de higiene, y potabiliza el agua que consumimos), o en la alimenta- ción (proporciona los fertilizantes que multiplican el rendimiento de las cosechas, los fitosanitarios que las protegen de las plagas, insectos y agentes nocivos, o los aditivos que garantizan que los alimentos conserven sus condi- ciones nutritivas y de salubridad). Sin las aportaciones de la quími- ca, nuestra esperanza de vida apenas superaría los 40 años.

Sin embargo, en la sociedad, existe inquietud ante la falta de conocimiento sobre los efectos de numerosas sustancias y prepara- dos sobre la salud humana y sobre el medio ambiente. La sociedad tiene la impresión de que transcurre demasiado tiempo hasta que las medidas legislativas dan resultados. Sólo así se entien- de la preocupación, aunque aún no se ha determinado la relación causa - efecto, por la que algunas sustancias químicas puedan estar relacionadas con el aumento de cánceres y alergias.

40.

relacionadas con el aumento de cánceres y alergias. 40. Para hacer frente a este peli- gro

Para hacer frente a este peli- gro se han elaborado reglamen- tos o leyes para garantizar la seguridad de su uso, transporte y eliminación. Centrándonos en la Unión Europea, el sistema dise- ñado por la Directiva 67/548/CE ha sido incapaz de identificar los riesgos presentados por numero- sos productos químicos y ha sido lento a la hora de actuar cuando se detectaron ciertos riesgos. Ésta distinguía entre las “sustan- cias existentes”, es decir todas las sustancias químicas declaradas que se encontraban en el merca- do antes de 1981 y recogidas en el inventario EINECS (European Inventory of Existing Commercial Substances), y las “sustancias nuevas”, es decir las comerciali- zadas después de esa fecha que

En la sociedad, existe inquietud ante la falta de conocimiento sobre los efec- tos de numerosas sustan- cias y preparados sobre la salud humana y el medio ambiente.

se recogen en el inventario ELINCS (European List of Notified Chemical Substances, no recogi- das en el EINECS).

Con el fin de mejorar la protec- ción de la salud humana y del medio ambiente pero mantenien- do al mismo tiempo la competitivi- dad y reforzando el espíritu de innovación de su industria quími- ca, la Unión Europea adoptó el Reglamento / Directiva REACH, que entró en vigor el 1 de Junio de 2007, si bien hay un calendario escalonado de implementación para buena parte de sus disposi- ciones. Para más información sobre este reglamento, ver los números 179 y 180 de esta revis- ta donde se incluye el artículo “REACH, la nueva normativa de la Unión Europea en materia de sus- tancias y preparados químicos”.

Pero en el REACH no se inclu- ye norma alguna de clasificación, etiquetado y embalaje de sustan- cias peligrosas, por lo que conti- núan siendo aplicables estas par- tes de la Directiva 67/548/CEE. En este artículo se estudia la ges- tión de estos ámbitos.

CCLLAASSIIFFIICCAACCIIÓÓNN,, EETTIIQQUUEETTAADDOO YY EEMMBBAALLAAJJEE DDEE SSUUSSTTAANNCCIIAASS PPEELLIIGGRROOSSAASS EN LA UNIÓN EUROPEA (I)

L A U N I Ó N E U R O P E A ( I

2.- NORMATIVA SOBRE SUSTANCIAS Y PREPARADOS

Como se ha indicado, la nor- mativa sobre sustancias y prepa- rados se recoge en el Reglamen- to / Directiva nombrado que inclu- ye dos documentos:

Reglamento (CE) nº 1907/ 2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos (REACH), por el que se crea la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos, se modi- fica la Directiva 1999/45/CE y se derogan el Reglamento (CEE) 793/93 del Consejo y el Reglamento (CE) 1488/94 de la Comisión así como la Directiva 76/769/CEE del Consejo y las Directivas 91/155/CEE, 93/67/ CEE, 93/105/CE y 2000/21/CE de la Comisión.to / Directiva nombrado que inclu- ye dos documentos: Directiva 2006/121/CE del Parlamento Europeo y del

Directiva 2006/121/CE del93/67/ CEE, 93/105/CE y 2000/21/CE de la Comisión. Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de

Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, por la que se modifica la Directiva 67/548/CEE del Consejo, relativa a la aproxima- ción de las disposiciones lega-

les, reglamentarias y adminis- trativas en materia de clasifica- ción, embalaje y etiquetado de las sustancias peligrosas, para adaptarla al Reglamento (CE) 1907/2006, relativo al registro, la evaluación, la autorización y

la restricción de las sustancias y

preparados químicos (REACH),

y por el que se crea la Agencia Europea de Sustancias y Pre- parados Químicos.

Al ser un reglamento europeo,

La Unión Europea se dotó del Reglamento / Direc- tiva REACH en el que se recoge la normativa relativa al registro, la evaluación, la autorización y la restric- ción de las sustancias y preparados químicos.

del

Parlamento Europeo y del Consejo, de 31 de mayo de 1999, sobre la aproximación de las disposiciones legales, regla- mentarias y administrativas de los Estados miembros relativas a la clasificación, el envasado y el etiquetado de preparados peligrosos.

el envasado y el etiquetado de preparados peligrosos. Directiva 1999/45/CE Estas Directivas, como así debe de

Directiva

1999/45/CE

Estas Directivas, como así debe de ser, han sido transpues- tas a nuestro acervo legislativo mediante:

Real Decreto 363/1995, desido transpues- tas a nuestro acervo legislativo mediante: 10 de Marzo de 1995 por el que

10 de Marzo de 1995 por el que se aprueba el Reglamento sobre notificación de sustancias nuevas, y clasificación, envasa- do y etiquetado de sustancias peligrosas.

Real Decreto 255/2003, de

que se

aprueba el Reglamento sobre

28

Decreto 255/2003, de que se aprueba el Reglamento sobre 28 de febrero, por el máximo rango

de febrero, por el

máximo rango de la legislación

comunitaria, obliga directamente

a los ciudadanos sin necesidad

de, como ocurre con las Direc- tivas, ser transpuestas o incorpo- radas a la legislación nacional.

Cubre, entre otras, las catego-

rías de peligrosidad de las sustan- cias y preparados peligrosos; su etiquetado, y establece un siste- ma de información constituido por

la ficha de datos de seguridad,

destinado fundamentalmente al usuario profesional, que contribu- ye a fomentar la protección del medio ambiente, la salud y la seguridad en el trabajo.

del medio ambiente, la salud y la seguridad en el trabajo. Pero cuando buscamos cómo clasificar

Pero cuando buscamos cómo clasificar la peligrosi- dad o las normas de etique- tado y embalaje de sustan- cias peligrosas, éstas no se encuentran en el REACH. Por ello continúan siendo aplicables, con sus posterio- res modificaciones y adapta- ciones al progreso técnico, las partes pertinentes de la:

67/548/CEE

del Consejo de 27 de junio de 1967 relativa a la apro- ximación de las disposicio- nes legales, reglamenta- rias y administrativas en materia de clasificación, embalaje y etiquetado de las sustancias peligrosas.

rias y administrativas en materia de clasificación, embalaje y etiquetado de las sustancias peligrosas. Directiva 41.

Directiva

41.

ENERO - MARZO 2008

PREVENCIÓN Nº 183

clasificación, envasado y etique- tado de preparados peligrosos.

La razón por la que el REACH no incluye normas de clasifica- ción, etiquetado y embalaje de sustancias peligrosas es porque la Unión Europea esperaba asu- mir el denominado Sistema Mun- dialmente Armonizado de Clasifi- cación y Etiquetado de Productos Químicos (Globally Harmonized System of Classification and Labelling of Chemicals, GHS en idioma inglés o SGA en castella- no) esponsorizado por la ONU, lo cual no ha podido ser posible por un problema de plazos ya que este sistema armonizado no vio su versión definitiva hasta julio de 2007 mientras que el REACH se aprobó en diciembre de 2006.

El GHS es una norma técnica no vinculante, con alcance inter- nacional, resultado del trabajo me- diante consenso y cooperación voluntaria, realizada entre nume- rosas organizaciones, que se ocupa de la clasificación de las sustancias químicas por tipos de riesgo y que propone armonizar los elementos de comunicación del

Por razones de plazos, la Unión Europea no ha podi- do incorporar el GHS al REACH, ya que aquél se aprobó en junio de 2007, mientras que el REACH en diciembre de 2006.

riesgo, incluidas las etiquetas y las fichas de datos de seguridad.

Como veremos más adelante, el principal avance del GHS es que además de mantener la exis- tente armonización en lo referente a la clasificación y comunicación de los peligros, la amplía y coordi- na con ámbitos tan relevantes como la seguridad en el lugar de trabajo, la protección de los con- sumidores, la información en la respuesta del personal de emer- gencias y la gestión de los peli- gros asociados al transporte de mercancías peligrosas.

Finalmente señalar que en muchas ocasiones existe la nece- sidad de un doble etiquetado, uno que cumpla con el REACH y otro

de un doble etiquetado, uno que cumpla con el REACH y otro 42. diferente que cumpla

42.

diferente que cumpla con la legis- lación para el transporte. Esto incorpora un ingrediente más de complicación dado que, con fre- cuencia nos encontramos que una sustancia o preparado está calificado como peligroso pero no lo está para el transporte, o vice- versa la sustancia o preparado no es peligroso pero sí lo es para el transporte.

En la figura 1 se muestra la clasificación de los peligros reco- gida en el ADR.

3.- CLASIFICACIÓN DE LOS PELIGROS

3.1.- DIFERENCIA ENTRE PELIGRO Y RIESGO

Todo sistema de evaluación de riesgos se inicia con una evalua- ción de los peligros que entrañan las sustancias o productos quími- cos de que se trate.

Su grado de peligrosidad dependerá de sus propiedades intrínsecas, es decir, de su capaci- dad para interferir en procesos biológicos normales, y de su capa- cidad de arder, explotar, corroer…, las cuales se basan principalmen- te en un examen de los estudios científicos disponibles.

El concepto de riesgo o la pro- babilidad de efectos nocivos sur- gen cuando se compara el tiempo de exposición con los peligros asociados a esta sustancia. El planteamiento básico en la eva- luación de riesgos se define me- diante la fórmula:

Peligro x Exposición = Riesgo

De este modo, si se reduce al mínimo el peligro o la exposición,

CCLLAASSIIFFIICCAACCIIÓÓNN,, EETTIIQQUUEETTAADDOO YY EEMMBBAALLAAJJEE DDEE SSUUSSTTAANNCCIIAASS PPEELLIIGGRROOSSAASS EN LA UNIÓN EUROPEA (I)

L A U N I Ó N E U R O P E A ( I
     

Subdivisión de las mercancías peligrosas según el ADR de 2007

Subdivisión de peligros según las directivas 67/548/CEE o 99/45/CE

Subdivisión de peligros según el GHS

Clase 1.- Materias y objetos explosivos Materias y objetos explosivos

1.- Propiedades

1.- Peligros físicos

 

fisicoquímicas

Explosivos  fisicoquímicas

Clase 2.- Gases Gases

ExplosivoComburente

ComburenteExplosivo

Gas inflamableAerosol inflamable

Aerosol inflamableGas inflamable

Clase 3.- Líquidos inflamables Líquidos inflamables

ExtremadamenteClase 3.- Líquidos inflamables

 

inflamable

Gas comburente  inflamable

Clase 4.1.- Materias sólidas infla- mables, materias autorreactivas y materias explosivas desensibiliza- das sólidas Materias sólidas infla- mables, materias autorreactivas y materias explosivas desensibiliza- das sólidas

Fácilmente inflamableMaterias sólidas infla- mables, materias autorreactivas y materias explosivas desensibiliza- das sólidas Gas a presión

Gas a presiónsólidas infla- mables, materias autorreactivas y materias explosivas desensibiliza- das sólidas Fácilmente inflamable

Líquido inflamabledas sólidas Fácilmente inflamable Gas a presión 2.- Propiedades Sólido inflamable   toxicológicas

2.- Propiedades

Sólido inflamable2.- Propiedades

 

toxicológicas

Sustancias que reaccionan espontáneamente  toxicológicas

Clase 4.2.- Materias que pueden experimentar inflamación espontánea Materias que pueden experimentar inflamación espontánea

Muy tóxicosClase 4.2.- Materias que pueden experimentar inflamación espontánea (autorreactivas)

(autorreactivas)

TóxicoLíquidos pirofóricos

Líquidos pirofóricosTóxico

NocivoSólidos pirofóricos

Sólidos pirofóricosNocivo

 

Corrosivo  Sustancias que experimentan calentamiento

Sustancias que experimentan calentamiento  Corrosivo

Clase 4.3.- Materias que al contacto con el agua desprenden gases inflamables Materias que al contacto con el agua desprenden gases inflamables

IrritanteClase 4.3.- Materias que al contacto con el agua desprenden gases inflamables espontáneo

espontáneo

Sustancias que, en contacto con el agua,desprenden gases inflamables Irritante espontáneo Sensibilizante desprenden gases inflamables  

Sensibilizantedesprenden gases inflamables

desprenden gases inflamables

 

Líquidos comburentes 

Clase 5.1.- Materias comburentes Materias comburentes

 

3.- Efectos específicos para la salud

Sólidos comburentes3.- Efectos específicos para la salud

Clase 5.2.- Peróxidos orgánicos Peróxidos orgánicos

CarcinogénicosClase 5.2.- Peróxidos orgánicos P eróxidos orgánicos

Peróxidos orgánicos eróxidos orgánicos

Clase 6.1.- Materias tóxicas Materias tóxicas

MutagénicosTóxicos para la reproducción

Tóxicos para la reproducciónMutagénicos

Sustancias corrosivas para los metalesClase 6.1.- Materias tóxicas Mutagénicos Tóxicos para la reproducción

Clase 6.2.- Materias infecciosas Materias infecciosas

2.- Peligros para la salud y el medio ambiente

 

Tóxicos agudos 

Clase 7.- Materias radiactivas Materias radiactivas

4.- Efectos sobre el medio ambiente

Corrosión/irritación cutáneaClase 7.- Materias radiactivas 4.- Efectos sobre el medio ambiente

Clase 8.- Materias corrosivas Materias corrosivas

Clase 8.- Materias corrosivas P eligrosos para el medio ambiente Lesiones oculares graves/irritación ocular

Peligrosos para el medio ambiente

Lesiones oculares graves/irritación ocularClase 8.- Materias corrosivas P eligrosos para el medio ambiente

Sensibilización respiratoria o cutáneaambiente Lesiones oculares graves/irritación ocular Clase 9.- Materias y objetos peligrosos diversos  

Clase 9.- Materias y objetos peligrosos diversos Materias y objetos peligrosos diversos

 

Mutagenicidad en células germinalesClase 9.- Materias y objetos peligrosos diversos  

Carcinogenicidaddiversos   Mutagenicidad en células germinales   Tóxicos para la reproducción Toxicidad sistémica

 

Tóxicos para la reproducción 

Toxicidad sistémica para órganos diana / Exposición única Exposición única

Toxicidad sistémica para órganos diana ante exposiciones repetidas exposiciones repetidas

Peligros para el medio ambiente acuático eligros para el medio ambiente acuático

Figura 1.- Comparativa de las divisiones de peligros según diferentes normas.

43.

ENERO - MARZO 2008

PREVENCIÓN Nº 183

se minimiza el riesgo o la probabi- lidad de un efecto nocivo.

Recordemos siempre que me- diante el GHS o las directivas 67/548/CEE o 1999/45/CE siem- pre estamos identificando peli- gros, nunca riesgos. Estos están- dares no pretenden armonizar ni los procedimientos de evaluación de riesgos ni su gestión (tales como establecer un límite admisi- ble de exposición laboral), ya que esto requiere, además de una cla- sificación, de un estudio de la exposición y de otros aspectos que caen fuera de su ámbito.

3.2.- TIPOS DE PELIGRO

En el anexo 1 se detallan las características que confieren la peligrosidad a una sustancia o a un preparado de acuerdo con las Directivas 67/548/CEE y 1999/45/ CE. En la figura 1 se muestra ta- bulada la clasificación de los peli- gros para diferentes estándares.

4.- CONDICIONES DE ENVASADO

Las sustancias y preparados peligrosos sólo podrán comerciali- zarse si sus envases están dise- ñados y fabricados de forma que no sean posibles pérdidas de con- tenido, no sean atacables por el contenido, ni puedan formar con este último combinaciones peli- grosas. Habrán de ser fuertes y sólidos para impedir pérdidas y responder de manera fiable a las exigencias de mantenimiento, por ejemplo que pueda cerrarse el envase varias veces sin pérdida de su contenido.

Además de ir etiquetados de forma adecuada, deberán llevar una indicación de peligro detecta-

44.

El GHS es una norma técnica no vinculante, con alcance internacional, que se ocupa de la clasificación de las sustancias químicas por tipos de riesgo y que propone armonizar los elemen- tos de comunicación del riesgo, incluidas las etiquetas y las fichas de datos de seguridad.

ble al tacto, cualquiera que sea su capacidad, conforme a las especi- ficaciones de la norma UNE-EN- ISO 11683:1998.

5.- CONDICIONES DE ETIQUETADO

Las sustancias y preparados peligrosos sólo podrán ser comer- cializados cuando el etiquetado de sus envases, ostente de ma- nera legible e indeleble al menos en la lengua oficial del Estado, los apartados que a continuación se indican:

a. El nombre comercial de la

sustancia.

b. La firma o nombre y apelli-

dos así como la dirección com- pleta, incluido el número de teléfono, del responsable de la

comercialización.

c. Los símbolos y las indicacio- nes de peligro. Éstos deberán ir impresos en negro sobre un fondo amarillo anaranjado.

d. Se incluirán las frases tipo

que indican los riesgos específi- cos derivados de los peligros de la sustancia (frases R).

e. Se incluirán las frases tipo

que indican los consejos de pru- dencia en relación con el uso de la sustancia (frases S).

No será necesario indicar las frases R y S cuando el contenido

del envase no exceda de los 125 mililitros. Esta norma se aplicará también a las sustancias nocivas, de igual contenido, cuando no se vendan al por menor al público en general, con excepción de los preparados peligrosos clasifica- dos como inflamables o peligro- sos para el medio ambiente, y que no tengan asignado el símbolo N para los que será necesario con- signar la frase de peligro (frase R) pero no la recomendación de seguridad (frase S).

No se permitirán indicaciones como «no tóxico», «inocuo» o cualquier otra indicación tendente a demostrar el carácter no peli- groso de una sustancia o prepara- do, o que pueda dar lugar a una infravaloración del peligro que presente.

6.- FICHAS DE SEGURIDAD DEL PRODUCTO

La ficha de seguridad surge de la necesidad de disponer de un sistema de información dirigido principalmente a los usuarios pro- fesionales que les permita tomar las medidas necesarias para la protección de la salud y de la seguridad en el lugar del trabajo así como la protección del medio ambiente.

La ficha de datos de seguridad permite que cualquier usuario establezca, de una forma cualita-

CCLLAASSIIFFIICCAACCIIÓÓNN,, EETTIIQQUUEETTAADDOO YY EEMMBBAALLAAJJEE DDEE SSUUSSTTAANNCCIIAASS PPEELLIIGGRROOSSAASS EN LA UNIÓN EUROPEA (I)

L A U N I Ó N E U R O P E A ( I

tiva, sus propios criterios respecto

a

la peligrosidad de una sustancia

o

producto a partir de algunos de

sus datos fisicoquímicos, toxicoló- gicos y ecotoxicológicos que son de fácil entendimiento. En la figu- ra 2 se citan algunos de estos datos.

Esta ficha de datos de seguri- dad deberá redactarse con arre- glo al artículo 31 y al anexo 2 del REACH, al menos, en la lengua

oficial del Estado e incluirá obli- gatoriamente los epígrafes que se recogen en la figura 3. En el anexo 2 se muestra una guía para la elaboración de cualquier ficha de datos de seguridad.

6.1.- IMPLICACIONES DE LA NORMATIVA

Veamos algunas de ellas:

IMPLICACIONES DE LA NORMATIVA Veamos algunas de ellas: El responsable de la comer- cialización de una

El responsable de la comer-

cialización de una sustancia o preparado peligroso deberá dis- poner de una ficha de datos de seguridad en el momento de la comercialización.

Los importadores o distribui-

dores que efectúen un reenva- sado, reempaquetado o reeti- quetado de una sustancia o preparado deben disponer tam- bién de la oportuna ficha de seguridad de producto.

tam- bién de la oportuna ficha de seguridad de producto. Datos fisicoquímicos   pH Efectos sobre

Datos fisicoquímicos

 

pH

Efectos sobre la piel y los ojos

Corrosividad

Efectos sobre la piel y los ojos

Punto/intervalo de ebullición y fusión

Estado físico, sólido, líquido o gaseoso del producto en función de la temperatura de trabajo

Punto de inflamación o destello

Grado de inflamabilidad

Límites de inflamabilidad

Intervalo de concentraciones vapor/aire para los que existe riesgo de inflamación

Autoinflamabilidad

Peligro de inflamación espontánea

Presión de vapor

En función de la temperatura, facilidad de evaporación y por tanto riesgo de inflamabilidad y/o de inhalación del producto

Densidad relativa respecto al agua

Posibilidad de utilizar el agua como agente extintor

Solubilidad

Efectos sobre el medio ambiente acuático

Inflamabilidad

Elección de extintores

Reactividad

Elección del almacenamiento

Datos toxicológicos

 

DL50 y CL50 en animales

Riesgo de alterar la salud

Datos ecotoxicológicos

 

DBO (Demanda bioquímica de O 2 )

Conocimiento sobre el grado de biodegradabilidad del producto

CL50 96-h (para peces)

Toxicidad aguda en peces

Valores de referencia

 

Límites de exposición (INSHT, TLV, etc).

Evaluación de la exposición

Figura 2.- Datos de fácil comprensión útiles para que cada usuario establezca su escala de peligrosidad y la forma de actuar sobre el riesgo.

45.

ENERO - MARZO 2008

PREVENCIÓN Nº 183

La responsabilidad respec-ENERO - MARZO 2008 PREVENCIÓN Nº 183 to del contenido de una ficha de datos de

to del contenido de una ficha de datos de seguridad, es del suministrador del producto peli- groso, aunque éste no sea el autor de la misma. Por ello el suministrador debe asegurarse de que la persona que la pre- para está capacitada para hacerla, y que posee los cono- cimientos y experiencia para hacerla.

Es obligatorio entregar de forma gratuita, y preferente- mente de forma electrónica una ficha de datos de seguridad:y que posee los cono- cimientos y experiencia para hacerla. al destinatario, que sea un usuario

mente de forma electrónica una ficha de datos de seguridad: al destinatario, que sea un usuario

al destinatario, que sea un

usuario profesional, nunca más tarde de la primera en- trega de la sustancia.

al Ministerio de Sanidad y Consumo, que la mantendrá a disposición de las Comuni- dades Autónomas que lo soli- citen.nunca más tarde de la primera en- trega de la sustancia. siempre que se produzcan revisiones

siempre que se produzcan revisiones originadas por la aparición de nuevos conoci- mientos significativos relati- vos a la seguridad y a la pro- tección de la salud y el medio ambiente, la nueva versión fechada, se proporcionará de forma gratuita a todos losde las Comuni- dades Autónomas que lo soli- citen. destinatarios anteriores que hubieran recibido la sustancia

destinatarios anteriores que hubieran recibido la sustancia en los doce meses preceden- tes.

No será obligatorio propor- cionar la ficha de datos de seguridad en el caso de que las sustancias peligrosas que se comercialicen vayan acompa- ñadas de la información sufi- ciente con la que el usuario pueda tomar las medidas nece- sarias en relación con la protec- ción de la salud y la seguridad. Sin embargo, se deberá facilitar la ficha de datos de seguridad si el usuario profesional así lo soli- cita.

de seguridad si el usuario profesional así lo soli- cita.     Capítulos según el SGA
   

Capítulos según el SGA y REACH

Capítulos según directivas anteriores (67/548/CEE o 1999/45/CE)

1.

Identificación del producto

1.

Identificación del producto

2.

Identificación del peligro o peligros

2.

Composición / información sobre los componentes

3.

Composición / información sobre los componentes

3.

Identificación del peligro o peligros

4.

Primeros auxilios

4.

Primeros auxilios

5.

Medidas de lucha contra incendios

5.

Medidas de lucha contra incendios

6.

Medidas que deben tomarse en caso de derrame accidental

6.

Medidas que deben tomarse en caso de derrame accidental

7.

Manipulación y almacenamiento

7.

Manipulación y almacenamiento

8.

Control de exposición/protección individual

8.

Control de exposición/protección individual

9.

Propiedades físicas y químicas

9.

Propiedades físicas y químicas

10. Estabilidad y reactividad

10. Estabilidad y reactividad

11. Información toxicológica

11. Información toxicológica

12. Información ecotoxicológica

12. Información ecotoxicológica

13. Información relativa a la eliminación de los productos

13. Información relativa a la eliminación de los productos

14. Información relativa al transporte

14. Información relativa al transporte

15. Información sobre la reglamentación

15. Información sobre la reglamentación

16. Otras informaciones

16. Otras informaciones (incluir un correo electrónico)

Figura 3.- Capítulos o epígrafes de una ficha de seguridad según el REACH, el SGA y las directivas anteriores (67/548/CEE o 99/45/CE).

46.

CCLLAASSIIFFIICCAACCIIÓÓNN,, EETTIIQQUUEETTAADDOO YY EEMMBBAALLAAJJEE DDEE SSUUSSTTAANNCCIIAASS PPEELLIIGGRROOSSAASS EN LA UNIÓN EUROPEA (I)

L A U N I Ó N E U R O P E A ( I

A las sustancias y prepara- dos que no estén clasificados como peligrosos, en principio, no se les obliga a tener ficha de datos de seguridad, salvo que puedan presentar un peligro específico, en cuyo caso les será de aplicación la reglamen- tación relativa a etiquetado y envasado y deberán disponer de su ficha de datos de seguri- dad.

y deberán disponer de su ficha de datos de seguri- dad. 6.2.- IMPLICACIONES EN OTRAS NORMATIVAS

6.2.- IMPLICACIONES EN OTRAS NORMATIVAS

La Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales también recoge la necesidad de la ficha de datos de seguridad en sus artícu- los 18 y 41.

De acuerdo con el artículo 18, la ficha de datos de seguridad debe permitir al empresario deter- minar si hay presente en el lugar de trabajo algún agente químico peligroso, y evaluar los eventua- les riesgos que suponga el uso de dichos agentes para la salud y la seguridad de los trabajadores de forma que el empresario de la firma destinataria pueda adoptar las medidas adecuadas para que los trabajadores reciban todas las informaciones necesarias en rela- ción con los riesgos para la segu- ridad y la salud de los trabajado-

El GHS ofrece la ventaja de recoger criterios armo- nizados de clasificación y comunicación de peligros para distintos destinatarios como consumidores, trabaja- dores y personal de emer- gencias, así como para el transporte.

y personal de emer- gencias, así como para el tr ans porte. res en el trabajo,

res en el trabajo, estableciendo las medidas y actividades de pro- tección y prevención aplicables a los riesgos señalados así como las medidas a tomar en caso de emergencia.

El artículo 41 señala que los fabricantes, importadores y sumi- nistradores de productos y sus- tancias químicas deberán sumi- nistrar la información que indique la forma correcta de utilización por los trabajadores, las medidas preventivas adicionales que de- ban tomarse y los riesgos labora- les que conlleven tanto su uso normal, como su manipulación o empleo inadecuado. Están igual- mente obligados a envasar y eti- quetar los mismos de forma que se permita su conservación y manipulación en condiciones de seguridad y se identifique clara- mente su contenido y los riesgos para la seguridad o la salud de los trabajadores que su almacena- miento o utilización comporten.

Respecto al Ministerio de Sa- nidad, y en especial a la Dirección General de Salud Pública, de acuerdo con la Ley 14/86 General de Sanidad, establece mediante

las fichas de datos de seguridad, un sistema de información sanita- ria y toxicológica que permita ob- tener la información indispensable para adoptar las medidas necesa- rias previstas para la prevención y el tratamiento de intoxicaciones o accidentes e identificar los ries- gos para la salud humana deriva- da de la exposición a estas sus- tancias o preparados químicos. Este sistema estará coordinado de forma que la información reco- gida se facilitará, entre otros a la Consejería de Sanidad de las Co- munidades autónomas, servicios de urgencia de la red hospitalaria, unidades de toxicología clínica y atención primaria, servicios de información toxicológica telefóni- ca u otras sociedades científicas.

6.3.- ¿EXISTE LA NECESIDAD DE MODIFICAR LAS FICHAS DE SEGURIDAD DE ACUERDO CON EL REACH?

Si leyésemos al pie de la letra el reglamento REACH las fichas de seguridad debían de haberse modificado de acuerdo con el reglamento el primer día de junio de 2007.

47.

ENERO - MARZO 2008

PREVENCIÓN Nº 183

ENERO - MARZO 2008 PREVENCIÓN Nº 183 Como muestra la figura 3, si observamos los cambios

Como muestra la figura 3, si observamos los cambios funda- mentales entre lo recogido en el reglamento REACH y en las

directivas anteriores (67/548/CEE

o 99/45/CE relativas a la aproxi-

mación de las disposiciones lega- les, reglamentarias y administrati- vas en materia de clasificación, embalaje y etiquetado de las sus-

tancias / preparados peligrosos) así como sus posteriores modifi- caciones y adaptaciones al pro- greso técnico, vemos que los cambios básicamente consisten en:

Intercambiar el punto 2 portécnico, vemos que los cambios básicamente consisten en: el punto 3. Incluir un correo electrónico de

el punto 3.

Incluir un correo electrónicoconsisten en: Intercambiar el punto 2 por el punto 3. de contacto. Ante la levedad de

de contacto.

Ante la levedad de estos cam-

bios, y dado que lo importante es

el contenido y no la forma, en la

reunión de marzo de 2007 del grupo de trabajo de la Comisión para la preparación práctica del REACH (Commission Working Group on the Practical Prepa- rations for REACH, CWG) se acordó aceptar las fichas existen-

48.

tes (siempre que cumplan las directivas anteriores) hasta que haya que efectuar algún cambio significativo en ellas.

Esta modificación tendrá lugar,

a

más tardar, cuando se presente

la

inscripción en el registro ya que

se consideran cambios significati- vos:

la ficha de

seguridad del número de regis- tro.

vos: la ficha de seguridad del número de regis- tro. La inclusión en La clasificación del

La inclusión

en

La clasificación del productode seguridad del número de regis- tro. La inclusión en según el GHS. La inclusión de

según el GHS.

inclusión en La clasificación del producto según el GHS. La inclusión de los escena- rios de

La inclusión de los escena-

rios de exposición.

Cualquier otra nueva infor-

mación que surja de los estu- dios del REACH.

nueva infor- mación que surja de los estu- dios del REACH. Peligro x Exposición = Riesgo

Peligro x Exposición = Riesgo. Si se reduce al míni- mo el peligro o la exposi- ción, se minimiza el riesgo o la probabilidad de sufrir un efecto nocivo.

7.- INTRODUCCIÓN AL SISTEMA GLOBALMENTE ARMONIZADO DE CLASI- FICACIÓN Y ETIQUETADO DE PRODUCTOS QUÍMICOS (GHS)

El Sistema Mundialmente Armonizado de Clasificación y Eti- quetado de Productos Químicos (Globally Harmonized System of Classification and Labelling of Chemicals, GHS en idioma inglés) está esponsorizado por la ONU. Estamos ante una norma técnica no vinculante, con alcan- ce internacional, resultado del tra- bajo mediante consenso y coope- ración voluntaria realizado entre numerosas organizaciones, que se ocupa de la clasificación de las sustancias químicas por tipos de riesgo, y que propone armonizar los elementos de comunicación del riesgo, incluidas las etiquetas

y fichas de datos de seguridad (FDS). Sus objetivos son:

Asegurar que la información sobre los riesgos físicos y la toxicidad de los productos quí- micos está disponible con el fin de mejorar la protección de la salud humana y el medio ambiente durante la manipula- ción, transporte y uso de estas sustancias químicas.y fichas de datos de seguridad (FDS). Sus objetivos son: Proporcionar una base para la armonización

Proporcionar una base paración, transporte y uso de estas sustancias químicas. la armonización de las normas y reglamentos sobre

la armonización de las normas y reglamentos sobre los produc- tos químicos en el ámbito nacio- nal, regional y mundial con el fin de facilitar el comercio.

El principal avance del GHS es que además de lograr la ya exis-

tente armonización en lo referente

a la clasificación y comunicación

de los peligros, consigue a escala

CCLLAASSIIFFIICCAACCIIÓÓNN,, EETTIIQQUUEETTAADDOO YY EEMMBBAALLAAJJEE DDEE SSUUSSTTAANNCCIIAASS PPEELLIIGGRROOSSAASS EN LA UNIÓN EUROPEA (I)

L A U N I Ó N E U R O P E A ( I

internacional una armonización en áreas como la seguridad en el lugar de trabajo, la protección de los consumidores, la respuesta del personal de emergencias, o la gestión de los peligros en el trans- porte de mercancías peligrosas.

7.1.- SU ORIGEN Y FUNCIONAMIENTO

Tiene su origen en la Confe- rencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo y Medio Am- biente (UNCED), celebrada en

Brasil en 1992, siguiendo una ini- ciativa de la OIT. En esta reunión

se adoptaron los criterios y objeti-

vos a cumplir para el desarrollo de un sistema global de armoniza- ción de criterios de clasificación y etiquetado, junto a las fichas de datos de seguridad.

El primer paso consistió en

examinar los sistemas existentes,

y determinar el alcance de la

tarea de armonización. Se tomó como punto de partida:

Reglamentación vigente en los Estados Unidos y Canadá, relativa a los lugares de trabajo, a los consumidores y a los pla- guicidas.la tarea de armonización. Se tomó como punto de partida: Unión Europea sobre clasificación y etiquetado

Unión

Europea sobre clasificación y etiquetado de sustancias y pre- parados peligrosos.

y etiquetado de sustancias y pre- parados peligrosos. Directivas de la las Naciones Unidas sobre el

Directivas

de

la

las

Naciones Unidas sobre el trans- porte de mercancías peligrosas.

Unidas sobre el trans- porte de mercancías peligrosas. Recomendaciones de Con el objetivo de facilitar y

Recomendaciones

de

Con el objetivo de facilitar y obtener cuanto antes un sistema adecuado, se estableció dentro del Grupo de Coordinación una división del trabajo. Así:

del Grupo de Coordinación una división del trabajo. Así: La Organización Internacio- En el etiquetado no

La Organización Internacio-

En el etiquetado no se permitirán indicaciones como «no tóxico», «ino- cuo» o cualquier otra ten- dente a demostrar el ca- rácter no peligroso de una sustancia o preparado, o que pueda dar lugar a una infravaloración del peligro.

nal del Trabajo (OIT) estudió los instrumentos de comunicación de peligros.

La Organización de Coope- ración y Desarrollo Económico (OCDE) estudió los criterios de clasificación de las sustancias y mezclas peligrosas para la salud y para el medio ambiente.estudió los instrumentos de comunicación de peligros. El Subcomité de expertos en el transporte de mercancías

El Subcomité de expertosy mezclas peligrosas para la salud y para el medio ambiente. en el transporte de mercancías

en el transporte de mercancías peligrosas (UN / SCETDG) es- tudió los criterios de clasifica- ción para peligros físicos.

Entre

sus

hitos

principales

tenemos:

Con el fin de implementar el

SGA (Sistema Global Armoni- zado), el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) reconfiguró el Co- mité de Expertos en Transporte de Mercancías Peligrosas me- diante la resolución 1999/65 de 26 de octubre de 1999.

me- diante la resolución 1999/65 de 26 de octubre de 1999. Este proceso culminó con la

Este proceso culminó con la

presentación y aprobación de la primera edición del GHS, desti- nado a servir como la base ini- cial para la implantación mun- dial del sistema. Fue aprobado por el Comité de Expertos del Consejo Económico y Social de

el Comité de Expertos del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas en su pri-

las Naciones Unidas en su pri- mer período de sesiones (diciembre de 2002) y publicado en el año 2003.

El Plan de Aplicación de lade sesiones (diciembre de 2002) y publicado en el año 2003. Cumbre Mundial sobre el Desarrollo

Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (CMDS), adoptado en Johannesburgo en 2002, alienta a los países a que apliquen el GHS lo antes posi-

ble con el fin de que el sistema sea plenamente operativo para

2008.

La primera edición revisadael fin de que el sistema sea plenamente operativo para 2008. (GHS rev. 1) se publicó

(GHS rev. 1) se publicó en el año 2005 y en ella se incluyeron las enmiendas a la primera edi- ción aprobadas por la Comisión de Expertos en su segundo período de sesiones (diciembre de 2004).

En su tercer período de se-

siones (diciembre de 2006), el Comité de Expertos aprobó un conjunto de enmiendas a la pri- mera edición revisada del GHS que se incluyen en la segunda edición revisada del GHS publi- cada en julio de 2007.

edición revisada del GHS publi- cada en julio de 2007. Corresponde al recién crea- do Subcomité

Corresponde al recién crea-

do Subcomité de Expertos de las Naciones Unidas sobre el Sistema Globalmente Armoni- zado de Clasificación y Etique- tado de los Productos Químicos (SCESGA-ONU) la responsabi- lidad de mantener actualizado este sistema y de favorecer su implantación a escala mundial.

sistema y de favorecer su implantación a escala mundial. 7.2.- OBJETIVOS DEL GHS El objetivo principal

7.2.- OBJETIVOS DEL GHS

El objetivo principal del SGA es normalizar y armonizar las declaraciones de los peligros, los símbolos y frases de advertencia, para formar un sistema integral de comunicación de peligros.

49.

ENERO - MARZO 2008

PREVENCIÓN Nº 183

Y lo hace mediante el concep- to de “Building Block Approach”, es decir, dando libertad a los gobiernos para implementar los bloques del SGA que se ajusten a sus sistemas, aunque una vez elegidos los bloques, éstos deben cumplir con todos los requisitos del SGA.

Sus objetivos son:

Incrementar la protección decumplir con todos los requisitos del SGA. Sus objetivos son: las personas y del medio am-

las personas y del medio am- biente al facilitar un sistema entendible en el ámbito interna- cional para la comunicación del peligro.

Proporcionar una base reco-ámbito interna- cional para la comunicación del peligro. nocida internacionalmente so- bre la que los países

nocida internacionalmente so- bre la que los países sin capaci- dad propia de establecimiento de un sistema puedan actuar.

de

realizar ensayos y evaluaciones de los productos químicos.

realizar ensayos y evaluaciones de los productos químicos. Reducir la necesidad Facilitar el comercio interna- cional

Reducir

la

necesidad

Facilitar el comercio interna-

cional de los productos quími- cos, ya que éstos han sido eva-

de los productos quími- cos, ya que éstos han sido eva- La ficha de seguridad surge

La ficha de seguridad surge ante la necesidad de disponer de un sistema de información dirigido a usuarios profesionales que les permita tomar medidas para la protección de la salud y de la seguridad en el lugar del trabajo así como para la protección del medio ambiente.

luados e identificados siguiendo una norma internacional.

Al igual que la normativa ante- rior, no pretende armonizar ni los procedimientos de evaluación de riesgos ni su gestión (tales como establecer un límite admisible de exposición laboral), ya que esto requiere habitualmente de un estudio de los riesgos.

En cuanto al sector del trans- porte, la aplicación del GHS debe- ría ser similar a la aplicación de los requisitos exigibles actual-

mente a dicho sector.

En resumen:

Los recipientes que conten-exigibles actual- mente a dicho sector. En resumen: gan mercancías peligrosas se marcarán con pictogramas que

gan mercancías peligrosas se marcarán con pictogramas que proporcionen información acer- ca de la toxicidad aguda, los peligros físicos y los peligros para el medio ambiente.

No se espera que los ele-los peligros físicos y los peligros para el medio ambiente. mentos del GHS relativos a las

mentos del GHS relativos a las palabras de advertencia e indi- caciones de peligro sean adop- tados por el sector del transpor- te, lo cual mantendrá la duali- dad del etiquetado: etiquetado como sustancia o preparado y etiquetado para el transporte.

En el lugar de trabajo sí se prevé que se adopten todos los elementos del GHS, incluidas las etiquetas y las fichas de datos de seguridad.

incluidas las etiquetas y las fichas de datos de seguridad. En el sector del consumo, el

En el sector del consumo, el

etiquetado debe ser el elemento primordial en la aplicación del GHS.

debe ser el elemento primordial en la aplicación del GHS. Explosivo Inflamable Compuestos oxidantes Efecto
Explosivo Inflamable Compuestos oxidantes Efecto tóxico agudo Corrosivos En caso de efecto tóxico diferente
Explosivo Inflamable Compuestos oxidantes Efecto tóxico agudo Corrosivos En caso de efecto tóxico diferente
Explosivo Inflamable Compuestos oxidantes Efecto tóxico agudo Corrosivos En caso de efecto tóxico diferente

Explosivo

Inflamable

Compuestos oxidantes

Explosivo Inflamable Compuestos oxidantes Efecto tóxico agudo Corrosivos En caso de efecto tóxico diferente
Explosivo Inflamable Compuestos oxidantes Efecto tóxico agudo Corrosivos En caso de efecto tóxico diferente
Explosivo Inflamable Compuestos oxidantes Efecto tóxico agudo Corrosivos En caso de efecto tóxico diferente

Efecto tóxico agudo

Corrosivos

En caso de efecto tóxico diferente a agudo

Corrosivos En caso de efecto tóxico diferente a agudo Productos irritantes, dañinos o sensibilizantes P
Corrosivos En caso de efecto tóxico diferente a agudo Productos irritantes, dañinos o sensibilizantes P
Corrosivos En caso de efecto tóxico diferente a agudo Productos irritantes, dañinos o sensibilizantes P

Productos irritantes, dañinos o sensibilizantes

Peligroso para el medio ambiente

Gas comprimido

Figura 4.- Pictogramas del sistema GHS.

50.

CCLLAASSIIFFIICCAACCIIÓÓNN,, EETTIIQQUUEETTAADDOO YY EEMMBBAALLAAJJEE DDEE SSUUSSTTAANNCCIIAASS PPEELLIIGGRROOSSAASS EN LA UNIÓN EUROPEA (I)

L A U N I Ó N E U R O P E A ( I

Señal GHS

 

Señal según reglamentación actual

 
Reemplaza a Para productos irritantes, dañinos o sensibilizantes

Reemplaza a

Reemplaza a Para productos irritantes, dañinos o sensibilizantes

Para productos irritantes, dañinos o sensibilizantes

Reemplaza a En caso de efecto tóxico diferente a agudo

Reemplaza a

Reemplaza a En caso de efecto tóxico diferente a agudo

En caso de efecto tóxico diferente a agudo

Reemplaza a No reglamentado Para gases bajo presión. Esta señal era usada para el transporte

Reemplaza a

No reglamentado

Para gases bajo presión. Esta señal era usada para el transporte de mercancías peligrosas.

Figura 5.- Principales modificaciones de los pictogramas.

7.3.- EL GHS Y LA UNIÓN

EUROPEA

Uno de los objetivos de la Comisión Europea es proponer la inclusión del sistema GHS o SGA en la legislación comunitaria tan pronto como sea posible.

Por razones de plazos, como se ha indicado, el GHS no se recoge de una manera explícita en el REACH, si bien se ve clara- mente “su sombra” cuando se observa, por ejemplo, el conteni- do de las fichas de seguridad.

Es de señalar que la Comisión Europea presentó el 27 de junio de 2007 la propuesta para la adopción del GHS, que se ha empezado a tratar ya en el Grupo de Armonización Técnica bajo presidencia portuguesa. Se es- pera que el acuerdo en primera lectura, ya que se tramitará mediante el procedimiento de codecisión, se podría alcanzar durante la Presidencia eslovena, es decir, en la primera mitad de 2008. Cuando se escribe este artículo no hay información dispo-

nible sobre cuándo el Parlamento Europeo puede tratar este asunto.

Unión

Europea establece un periodo

transitorio en dos fases:

La

propuesta

de

la

Fase I: Hasta 3 años des-un periodo transitorio en dos fases: La propuesta de la pués de su entrada en vigor.

pués de su entrada en vigor.

Mantiene el sistema actual obligatorio.

su entrada en vigor. Mantiene el sistema actual obligatorio. Establece la posibilidad de acogerse de forma

Establece la posibilidad de acogerse de forma voluntaria al GHS.su entrada en vigor. Mantiene el sistema actual obligatorio. Fase II: Hasta 4 ó 5 años

Fase II: Hasta 4 ó 5 añosla posibilidad de acogerse de forma voluntaria al GHS. después de la Fase I. El SGA

después de la Fase I.

El SGA se convierte en obligatorio para sustancias y en voluntario para mezclas.

en obligatorio para sustancias y en voluntario para mezclas. Es de señalar que el sistema de

Es de señalar que el sistema de clasificación y etiquetado reco- gido en la Directiva 67/548/CEE y en el GHS, son conceptualmente similares, puesto que cubren la clasificación, el envasado y la comunicación de peligros median- te el etiquetado y las fichas de datos de seguridad.

El GHS ofrece, además, la ventaja de recoger criterios armo- nizados de clasificación y comuni- cación de peligros para distintos destinatarios como consumido- res, trabajadores y personal de emergencias, así como para el

transporte.

7.4.- PICTOGRAMAS DE PELIGRO

Un pictograma es una compo-

sición gráfica que consta de un símbolo y de otros elementos grá- ficos, tales como un borde, un dibujo o un color de fondo, y que

sirve para comunicar una informa- ción específica. En la figura 4 se muestran los pictogramas pro- puestos por el sistema GHS y en la figura 5 las principales modifi- caciones.

DADA SU EXTENSIÓN, ESTE ARTÍCULO TENDRÁ CONTINUA- CIÓN EN EL SIGUIENTE NÚMERO DE NUESTRA REVISTA, EN EL QUE SE DESARROLLARÁN EL RESTO DE LOS APARTADOS QUE COMPO- NEN EL ÍNDICE.

51.