Sunteți pe pagina 1din 13

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA METROPOLITANA ASIGNATURA DE SONIDO

Introducción

Acústica

Prof. Antonio Domínguez

La acústica es la ciencia que estudia los diversos aspectos relativos al sonido, particularmente los fenómenos de generación, propagación y recepción de las ondas sonoras en diversos medios, así como su transducción, su percepción y sus variadas aplicaciones tecnológicas. La acústica tiene un carácter fuertemente multidisciplinario, abarcando temas que van desde la física pura hasta la biología y las ciencias sociales. Para empezar, necesitamos conocer un concepto general importante del comportamiento físico del sonido y otras ondas.

El Movimiento Ondulatorio

Proceso en el que se propaga energía de un lugar a otro sin transferencia de materia, mediante ondas mecánicas o electromagnéticas. En cualquier punto de la trayectoria de propagación se produce un desplazamiento periódico, u oscilación, alrededor de una posición de equilibrio. Puede ser una oscilación de moléculas de aire, como en el caso del sonido que viaja por la atmósfera, de moléculas de agua (como en las olas que se forman en la superficie del mar) o de porciones de una cuerda o un resorte. En todos estos casos, las partículas oscilan en torno a su posición de equilibrio y sólo la energía avanza de forma continua. Estas ondas se denominan mecánicas porque la energía se transmite a través de un medio material, sin ningún movimiento global del propio medio. Las únicas ondas que no requieren un medio material para su propagación son las ondas electromagnéticas; en ese caso las oscilaciones corresponden a variaciones en la intensidad de campos magnéticos y eléctricos.

1.

El Sonido

El sonido es la sensación que se produce a través del oído en el cerebro y la causa física que lo determina. Esta causa física son las vibraciones en un medio elástico (generalmente el aire) que se producen por el desplazamiento de las moléculas de aire debido a la acción de una presión externa. Analicemos el ejemplo de un tubo largo con un pistón en uno de sus extremos. En el estado inicial, (a), el aire se encuentra en equilibrio. La densidad y la presión son constantes en toda la extensión del tubo. En (b) el pistón empuja el aire circundante perturbando el equilibrio, pero debido a la inercia, no es posible mover instantáneamente toda la columna de aire, por lo cual el aire próximo al pistón se comprime. El aire comprimido ejerce mayor presión sobre el aire que lo rodea a menor presión, por lo que tiende a comprimirlo, y a su vez, a descomprimirlo. El resultado, ilustrado en (c), es que la perturbación se ha desplazado. Este proceso se repite en forma continua, como se muestra en (d) y (e). La perturbación se aleja, así, de la fuente (el pistón).

La perturbación se aleja, así, de la fuente (el pistón). (a) El aire en reposo (moléculas

(a)

El aire en reposo (moléculas repartidas uniformemente).

(b)

Ante una perturbación el aire se concentra cerca del pistón (aumenta la presión).

(c),

(d), (e) La perturbación se propaga alejándose de la fuente.

Cada molécula transmite la vibración a las moléculas que están a su lado provocando un movimiento en cadena que se transmite en forma de variaciones de presión sonora, lo que se representa como una onda.

un movimiento en cadena que se transmite en forma de variaciones de presión sonora, lo que

Ondas Sonoras

Las ondas son una perturbación periódica del medio en que se mueven. En las ondas longitudinales, el medio se desplaza en la dirección de propagación. En el caso del sonido, el aire se comprime y expande en la misma dirección en que avanza el sonido. En las ondas transversales, el medio se desplaza en ángulo recto a la dirección de propagación. Por ejemplo, las ondas en un estanque avanzan horizontalmente, pero las moléculas de agua se desplazan verticalmente.

Los terremotos generan ondas de los dos tipos, que avanzan a distintas velocidades y con distintas trayectorias. Estas diferencias permiten determinar el epicentro del sismo. Las partículas atómicas y la luz pueden describirse mediante ondas de probabilidad, que en ciertos aspectos se comportan como las ondas de un estanque.

Elementos de una onda.

a) Cresta: Es la parte más elevada de una onda.

b) Valle: Es la parte más baja de la onda.

c) Longitud de onda: (λ) Es la distancia comprendida entre dos crestas o dos valles.

d) Amplitud: (A) es el desplazamiento desde un punto de equilibrio hasta la cresta o el valle.

desde un punto de equilibrio hasta la cresta o el valle. Magnitudes Físicas del Sonido Amplitud

Magnitudes Físicas del Sonido

Amplitud:

La amplitud es el grado de movimiento de las moléculas de aire en una onda. Esta corresponde, en términos musicales, a lo que llamamos “intensidad". Cuanto más grande es la amplitud de la onda, más intensamente golpean las moléculas en el tímpano y más fuerte es el sonido percibido. Se mide en decibeles (dB).

La amplitud mínima para que un sonido sea percibido por una persona se llama “umbral de audición” (0 dB). Cuando la amplitud aumenta, llega un momento en que produce molestias en el tímpano, a eso se le llama “umbral del dolor” (120 dB).

tímpano, a eso se le llama “umbral del dolor” (120 dB). Frecuencia: La frecuencia es el

Frecuencia:

La frecuencia es el número de oscilaciones completas que una onda efectúa en el intervalo de tiempo de 1 segundo. También llamada “ciclos por segundo”, se mide en “Hertz” (Hz), en honor al famoso físico austriaco. Cuanto mayor es la frecuencia, más agudo es el sonido. Si se producen muchas oscilaciones en un segundo estaremos hablando de frecuencias altas, si, por el contrario, son pocas, hablamos de frecuencias bajas.

en un segundo estaremos hablando de frecuencias altas, si, por el contrario, son pocas, hablamos de

Fase:

La fase de una onda expresa su posición relativa con respecto a otra onda. La fase, representada por la letra griega Fi (φ), puede medirse como un tiempo, una distancia, o un ángulo (en grados 0º a 360º). Cuando esa distancia, tiempo o ángulo es cero, se dice que las ondas están en fase. Por el contrario, cuando las ondas no están en fase, se dice que están desfasadas. Es lo que se conoce como desfase y puede producir distorsión en el sonido e, incluso, anularlo. Dos ondas idénticas desfasadas en 180º (es decir, en contrafase) se cancelan.

desfasadas en 180º (es decir, en contrafase) se cancelan. 2. Propagación del sonido Una fuente sonora

2. Propagación del sonido

Una fuente sonora origina una perturbación mecánica en el medio. Esta perturbación hace vibrar las moléculas existentes alrededor de la fuente. Éstas a su vez, hacen vibrar a sus vecinas, y así sucesivamente, hasta la atenuación total debido a la absorción energética del medio en el que se propaga. El sonido se propaga por el medio debido a esta vibración molecular que se transmite de molécula a molécula produciéndose un transporte de energía pero no de materia.

La propagación está ligada a diferentes fenómenos:

Transmisión: Paso de un cuerpo a otro.

• Reflexión: Incidencia sobre una superficie reflectante.

Difracción: Encuentro con un obstáculo.

Difusión: Incidencia sobre una superficie difusora.

Interferencia: Variaciones regulares de intensidad que se manifiestan en un punto en el que interfieren dos o más ondas sonoras, producidas por dos o más fuentes.

Resonancia: Aumento de la amplitud de las vibraciones, cuando las características del medio o de un objeto están ligadas a la frecuencia del sonido.

Reflexión y Transmisión

Cuando una onda acústica incide sobre una superficie plana que separa dos medios, se producen dos ondas, una onda reflejada y otra de onda transmitida. Cuando la inclinación de la onda incidente es superior a un cierto ángulo (ángulo crítico), sólo se produce una onda reflejada. Cuánta energía pasa a formar parte de la onda reflejada y cuánta pasa ser parte de la onda transmitida, depende de la relación de impedancias acústicas entre el primer y el segundo medio. La impedancia es la oposición que hace el medio al avance de la onda, algo así como la "dureza" del medio. Cuando se pasa del medio aéreo al acuático, casi toda la energía se refleja, debido a que las impedancias son muy diferentes. En cambio, entre una capa de aire frío y otra de aire caliente, casi toda la energía de la onda acústica pasa a formar parte de la onda transmitida, ya que la impedancia acústica es parecida.

transmitida, ya que la impedancia acústica es parecida. Difracción El sonido se propaga en línea recta,

Difracción

El sonido se propaga en línea recta, como la luz, pero tiene la propiedad de bordear obstáculos mediante un fenómeno conocido como “difracción”. Este fenómeno permite crear una fuente sonora ficticia en el borde de un obstáculo. Por ejemplo un sonido generado al pie de una pared elevada puede ser oído del otro lado. Esto se debe a que al llegar al borde superior de la pared, una parte del sonido (que viaja en línea recta) se pierde en el aire, pero las variaciones de presión sonora en el borde superior de la pared también hacen las veces de una fuente sonora localizada en lo alto de la pared que irradia una fracción de la energía sonora en todas las direcciones (incluso hacia abajo).

en lo alto de la pared que irradia una fracción de la energía sonora en todas

Difusión

Propiedad de las superficies de un recinto, capaces de distribuir el sonido en todas direcciones. Según las teorías (y afirmaciones) clásicas, la difusión es el efecto de redistribuir espacialmente la energía acústica que incide sobre una superficie denominada “difusor”.

Interferencia

Fenómeno que se produce cuando dos o más ondas se superponen o entrecruzan. Cuando las ondas interfieren entre sí, la amplitud (intensidad) de la onda resultante depende de las frecuencias, fases relativas (posiciones relativas de crestas y valles) y amplitudes de las ondas iniciales; por ejemplo, la interferencia constructiva se produce en los puntos en que dos ondas de la misma frecuencia que se solapan o entrecruzan están en fase; es decir, cuando las crestas y los valles de ambas ondas coinciden. En ese caso, las dos ondas se refuerzan mutuamente y forman una onda cuya amplitud es igual a la suma de las amplitudes individuales de las ondas originales. La interferencia destructiva se produce cuando dos ondas de la misma frecuencia están completamente desfasadas una respecto a la otra; es decir, cuando la cresta de una onda coincide con el valle de otra. En este caso, las dos ondas se cancelan mutuamente. Cuando las ondas que se cruzan o solapan tienen frecuencias diferentes o no están exactamente en fase ni desfasadas, el esquema de interferencia puede ser más complejo.

La interferencia puede producirse con toda clase de ondas. Las ondas de radio interfieren entre sí cuando rebotan en los edificios de las ciudades, con lo que la señal se distorsiona. Cuando se construye una sala de conciertos hay que tener en cuenta la interferencia entre ondas de sonido, para que una interferencia destructiva no haga que en algunas zonas de la sala no puedan oírse los sonidos emitidos desde el escenario. Arrojando objetos al agua estancada se puede observar la interferencia de ondas de agua, que es constructiva en algunos puntos y destructiva en otros.

Resonancia

Se refiere a la capacidad de vibrar que tiene un objeto. Todos los cuerpos o materias físicas vibran a una frecuencia determinada, la que se denomina "frecuencia de resonancia o frecuencia natural": una pared, un edifico, una copa, el cuerpo humano y sus órganos, un bolígrafo, un puente, etc. La resonancia es la manera en la que una onda, audible o no, hace que las cosas vibren en mayor proporción de lo normal (con mayor amplitud). Esto se debe a que se produce una interferencia constructiva entre la onda generada y la frecuencia de resonancia.

El ejemplo más conocido de resonancia es el de romper una copa con la voz. Un cantante puede hacer coincidir una nota musical con la frecuencia de resonancia del cristal. Esta depende del grueso del cristal, pero una vez que la ejecuta, habrá una interferencia constructiva, la copa

comenzará a vibrar cada vez con mayor amplitud y sólo es cuestión de tiempo para que ésta se rompa. Otro ejemplo clásico de resonancia es el que habla del ejército de Napoleón al cruzar un puente. Toda la tropa lo cruzaba al mismo paso y hacían coincidir el ritmo de los pasos con la frecuencia de resonancia del puente. A cada paso ejercían presión al puente y provocaban un movimiento, cada vez con más desplazamiento. El puente no oponía ninguna resistencia a esta presión, dado que la frecuencia de los pasos coincidía con la frecuencia de resonancia del puente y a cada paso la energía se multiplicaba y había más movimiento, hasta que el puente cedió y se derrumbó. Algo parecido pasaría si estuviéramos dando impulso todo el tiempo a un columpio, ya que llegaría un momento que daría la vuelta.

Velocidad de Propagación:

El sonido es una vibración, como tal, se puede dar en cualquier medio material, sólido, líquido o gaseoso como el aire. En cada medio, se propaga a una velocidad diferente, principalmente en función de la densidad. Mientras más denso es el medio, mayor será la velocidad de propagación del sonido. En el vacío el sonido no se propaga, al no existir moléculas que puedan vibrar y transmitir la energía. En el aire, el sonido se propaga a una velocidad aproximada de 343 m/s (metros por segundo). Esta velocidad puede variar con la densidad del aire, afectada por factores como la temperatura o la humedad relativa. En cualquier caso, para distancias de decenas de metros las variaciones son mínimas. En el agua, un valor típico de velocidad del sonido son 1500 m/s (el agua es más densa que el aire). En el agua, la densidad varía mucho en función de factores como la profundidad, la temperatura o la salinidad y hay que tenerlos en cuenta. La propagación del sonido en el agua, es el fundamento de los SISTEMAS DE SONAR utilizados en barcos y submarinos para detectar obstáculos u objetivos, y para el envío de datos codificados. Para aplicaciones de sonar las frecuencias que se utilizan corresponden a los ultrasonidos. En materiales metálicos, el sonido se propaga a velocidades superiores a las anteriores, por ejemplo, en el acero el sonido se propaga a una velocidad cercana a 5000 m/s. En materiales sólidos se utiliza el sonido y las propiedades de reflexión para detectar fallas estructurales y grietas, sin necesidad de tener acceso a toda la estructura. Por ejemplo en una viga, bastará con acceder a una de sus terminaciones para poder conocer su estado, empleando ultrasonidos.

Tabla de velocidades propagación:

MEDIO

VELOCIDAD

Aire a 0°C

331

m/s

Aire a 30°C

348

m/s

Agua

1.437

m/s

Madera de roble

1.381

m/s

Atenuación del Sonido

La atenuación se produce cuando la energía radiada durante la vibración no es restituida y por lo tanto absorbida por el medio. La amplitud del movimiento disminuye y finalmente se anula. Una onda acústica implica el movimiento de partículas, las cuales rozan entre sí. Este roce consume parte de la energía, que se convierte en calor, disminuyendo la energía acústica total. La pérdida de energía, o absorción, depende de cada frecuencia, siendo generalmente mayor a frecuencias altas que a frecuencias bajas. Cuando el frente de onda es esférico, en la mayoría de los casos, el nivel de presión sonora (N.P.S) cae 6 dB por cada vez que se duplica la distancia. Estas se llaman pérdidas por divergencia esférica (o atenuación por distancia). Si, por ejemplo, se mide el nivel de presión sonora NPS que produce una excavadora a cinco metros y este es de 100 dB, podremos decir que a 20 m el NPS será de 88 dB, y a 40 m serán 82 dB. Cuando el frente de onda es plano, no hay pérdidas por divergencia. Un ejemplo de este tipo de propagación se da en la propagación del sonido por el interior de una tubería.

Absorción Acústica

Es una propiedad que presentan todos los materiales, los que absorben parte de la energía acústica que incide sobre ellos en forma de ondas de presión sonora, transformándola en otras formas de energía (generalmente en energía calórica).

El siguiente gráfico ilustra estos conceptos, parte de la energía incidente (Ei) es reflejada (Er), otra parte es absorbida por el material (Ea) y otra parte es transmitida (Et), cumpliéndose siempre que Ei=Er+Ea+Et.

es transmitida (Et), cumpliéndose siempre que Ei=Er+Ea+Et. La mayor parte de los materiales identificados como

La mayor parte de los materiales identificados como "materiales absorbentes acústicos” deben esta propiedad al aire ocluido en su interior en forma de pequeñas celdas. La energía acústica es convertida en energía calórica como consecuencia del roce. La ventaja de este tipo de materiales es que combinan buenas propiedades, como los absorbentes acústicos de peso

reducido debido a que, en su mayor parte, están formados por aire. Ejemplos de este tipo de materiales son las lanas de roca y de vidrio ampliamente empleadas en la construcción. El aislamiento acústico de un material presenta una fuerte dependencia de su masa ya que cuanto más pesado es un material, una mayor fracción de la energía sonora incidente es reflejada quedándose en el recinto. Los materiales presentan distintas características en cuanto a la disipación de la energía que los atraviesa, resultando generalmente, que los mejores materiales para el aislamiento acústico son aquellos que combinan una elevada masa con una elevada capacidad de disipación de energía.

Los fabricantes de materiales absorbentes facilitan a sus clientes el coeficiente de absorción en función de la frecuencia de la onda sonora incidente, los valores usuales del coeficiente de absorción están en el orden de 0.9 a 0.95 para frecuencias medias y altas. Esto quiere decir que más del 90 % de la energía acústica incidente es disipada por el material en este rango de frecuencias.

3. Efectos de sonido

Definiciones:

a) Campo Sonoro: Campo creado por una fuente sonora. Éste incluye tanto los sonidos que provienen directamente de la fuente como los numerosos sonidos indirectos reflejados por las paredes, techos e inmobiliarios de una sala.

b) Campo libre: Campo sonoro donde no existen paredes, sólo sonido directo.

c) Campo cerrado: Campo sonoro donde existen paredes, parte de la energía se absorbe y el resto es reflejada. En cualquier parte del campo, el sonido reflejado se suma al directo, y la energía sonora es mayor a la que existiría en un campo libre en las mismas condiciones.

d) Campo difuso: Campo sonoro en el que todos los puntos de las sala tienen en mismo N.P.S. (Nivel de Presión Sonora), independiente de la distancia de la fuente.

Efecto Doppler

El efecto Doppler es así conocido por Christian Doppler, quien primero tuvo la idea en 1842. Determinó que las ondas de sonido tendrían una frecuencia más alta si la fuente del sonido se mueve en dirección al receptor y una frecuencia más baja si la fuente del sonido se aleja del receptor. La frecuencia de la fuente sonora no cambia, pero cuando la fuente se acerca hacia el observador de enfrente, más frentes de ondas se acumulan entre ellos. La longitud de onda se acorta. Aunque la velocidad del sonido no cambia, la frecuencia del sonido detectado por el oído aumenta.

En cambio, cuando la fuente se aleja del receptor (de la persona que está detrás), la longitud de onda aumenta y la frecuencia detectada es menor. El efecto Doppler también se presenta si la fuente se encuentra estacionaria, y el receptor se encuentra en movimiento.

estacionaria, y el receptor se encuentra en movimiento. Un ejemplo típico de esto es el tren.

Un ejemplo típico de esto es el tren. Cuando un tren se acerca, el sonido del silbato tiene un tono más alto que lo normal. Es posible oír como el tono cambia mientras el tren pasa. Lo mismo ocurre con las sirenas de los autos de policía y con los motores de autos de carrera.

Una manera de visualizar el efecto Doppler es pensar en las ondas como pulsaciones que se emiten a intervalos regulares. Imagina que caminas hacia adelante. Cada vez que das un paso, emites una pulsación. Cada pulsación frente a ti estará un paso más cercano, mientras que cada pulsación detrás de ti estará un paso más alejada. Un paso que te aleja. Las pulsaciones frente a ti son de mayor frecuencia y las pulsaciones detrás de ti tienen menor frecuencia.

Efecto Eco

Todos hemos experimentado el eco en zonas de montañas donde decimos una palabra y pasado un tiempo escuchamos su retorno. A veces es muy rápido y a veces tarda más tiempo. Y esto se debe a que es nuestra propia energía sonora la que se encuentra con un obstáculo y vuelve hacia nosotros. Se produce una reflexión sonora que depende de la distancia a la que se encuentra el objeto que nos la devuelve. Cuanto menor sea la distancia, menos tarda, pero hasta un límite de proximidad, en que nosotros ya no podemos identificarla como un sonido distinto, sino como uno solo.

Nuestro sistema auditivo no puede distinguir dos sonidos distintos si la diferencia entre uno y otro no supera los 40 milisegundos. Si escuchamos el sonido original y el reflejado antes de 40 milisegundos, lo percibimos como reverberación, en cambio si supera este límite temporal, nuestro cerebro interpreta que hay dos sonidos. Para ser más estrictos, diríamos que el oído puede distinguir separadamente sensaciones que estén por encima del tiempo de persistencia acústica, que es 0,1 s para sonidos musicales y 0,067 s para sonidos secos (la palabra o un

aplauso). Por tanto, si el oído capta un sonido directo y después de los tiempos de persistencia especificados capta el sonido reflejado, se apreciará el efecto del eco.

capta el sonido reflejado, se apreciará el efecto del eco. Efecto de Reverberación Cuando estamos en

Efecto de Reverberación

Cuando estamos en un campo cerrado, el sonido directo viaja una distancia mucho menor

hasta chocar con las paredes, por lo tanto, se refleja antes que en la montaña, y por esa misma razón, también pierde menos energía y menos cantidad de frecuencias. Además, no sólo hay una pared enfrente como había antes una montaña, ahora hay paredes, techo y suelo en todas direcciones, por lo que las reflexiones del sonido, o sonido reflejado, será mucho más abundante.

Y como la distancia que el sonido recorre entre reflexión y reflexión es relativamente pequeña

(comparada con los miles de metros que hay entre una montaña y otra), la energía tarda bastante más tiempo en extinguirse. También tarda más porque las paredes tienen superficies más planas,

y más aún, si los materiales con los que choca el sonido son duros y no porosos como azulejos,

mármol, granito o cristal (absorción acústica baja). Con todos estos factores tenemos una cantidad enorme de reflexiones, que recorren la habitación en todas las direcciones y sentidos, que se reflejan miles de veces antes de extinguirse y que se mezclan en una amalgama donde se hace

imposible distinguirlas una de la otra. De esta forma se produce la reverberación, y como es lógico, su duración antes de extinguirse depende de muchos datos: el tamaño y la forma de la sala, la cantidad de paredes paralelas y de los materiales de construcción. El tiempo de reverberación es

el tiempo que tarda la reverberación en “desaparecer”. Técnicamente, “desaparecer” es el tiempo

que le toma al campo sonoro perder 60 dB comparado con el N.P.S. del sonido directo. Para

hacernos una idea: una habitación normal puede tener un tiempo de reverberación de 0,5 segundos o menos, mientras que en una iglesia puede ser de 3 segundos o más.

Para formar el efecto de reverberación, el sonido directo necesita primero alcanzar la pared más cercana, poco tiempo después, el sonido reflejado alcanzará otra pared, el suelo o el techo, para volver a reflejarse. Al principio, estas superficies producirán una serie de reflexiones que pronto se convertirán en miles, pero antes, en los primeros milisegundos, las reflexiones son tan pocas que nuestro oído sí puede percibirlas como sonidos independientes. Esas 1eras reflexiones, que todavía no son tan abundantes o densas como para ser sonido reverberante, se denominan “early reflections” (reflexiones tempranas) y nuestro oído las analiza con sabiduría para deducir nuestra posición y el tamaño de la sala. Podemos deducir fácilmente si estamos en una sala grande, ya que estas reflexiones tempranas tardarán más tiempo en llegar a nuestros oídos que si estamos en una sala pequeña, simplemente porque al recorrer mayor distancia, llegarán más tarde. La cantidad de reflexiones tempranas se denomina densidad (density) y es un dato muy importante, ya que expresa la complejidad de la sala: una habitación cuadrada con paredes paralelas producirá pocas reflexiones, mientras que una sala con paredes curvas, con columnas y ángulos producirá mayor cantidad de reflexiones.

El conjunto de reflexiones posteriores (2das, 3ras reflexiones, etc.) se denomina sonido reverberante, y el tiempo que tardan en extinguirse depende de los materiales que conforman la sala (absorción acústica). Además, el material que el sonido encuentre en las paredes hará que una sala refleje frecuencias agudas mejor que en otra, y produzca una reverberación con un sonido totalmente distinto. Lo que más influye en el sonido de la reverberación son los materiales donde se refleja el sonido, que absorberán algunas frecuencias más que otras, haciendo que en cada reflexión el sonido cambie un poco. Las frecuencias agudas son las que se extinguen antes, cambiando sustancialmente el carácter de la reverberación.

Los lugares con mejor reverberación son los que están específicamente diseñados para sonar bien, normalmente teatros y salas de conciertos proporcionan una buena mezcla entre el sonido directo y el sonido reverberante, donde se puede entender y disfrutar el sonido directo, y en donde la reverberación lo refuerza, haciendo que suene más grande y espacioso. Lugares como las iglesias pueden tener demasiada reverberación, por lo que comprometen la inteligibilidad de la palabra, de todas formas hay tipos de música que usan esta reverberación tan larga a su favor, como el canto gregoriano, la música para órgano y coros religiosos.

que usan esta reverberación tan larga a su favor, como el canto gregoriano, la música para