Sunteți pe pagina 1din 2

ActasActasActasActasActas

dedededede

DermatologíaDermatologíaDermatologíaDermatologíaDermatología

Mario Magaña García

&

DermatopatologíaDermatopatologíaDermatopatologíaDermatopatologíaDermatopatología

Volumen 9, Números 1-4, Enero-Diciembre de 2009, p. 26-27

¿Quién fue Mortiz Kaposi?

Mario Magaña García*

Historia y filosofía

* Hospital General de México/Facultad de Medicina, UNAM.

Kaposi nació en Kaposvár, Hungría, el 23 de oc- tubre de 1837. Procedía de una familia pobre que pertenecía a una pequeña comunidad judía local. Su verdadero apellido era Kohn, que cambió por el de Kaposi, en referencia al lugar donde nació, al adoptar el catolicismo. Se acercó a Hebra, entonces el gran maestro de la escuela europea en el Hospi- tal General de Viena (el segundo hospital más grande del mundo), Austria. Realizó estudios secundarios en Pressburg, Bra- tislava. En 1856 comenzó los de medicina en la Universidad de Viena, donde obtuvo el grado en 1861. Estuvo después durante dos años en la Clí- nica para sifilíticos Carl Ludwig Sigmund. Fue con- tratado como ayudante de Hebra y trabajó con éste entre 1862 y 1867. Fue habilitado como Privatdo- zent de dermatología en 1866. Mientras tanto pre- paró la tesis Dermatologie und Syphilis para obte- ner el título de doctor, lo que sucedió en 1866. Más tarde decidió cambiar la sifilografía por la derma- tología. Respecto al tratamiento de esa enfermedad fue bastante conservador. Solía administrar poma- das mercuriales que se frotaban en determinadas zonas del cuerpo. Uno de sus mejores trabajos es el que lleva por título Idiopatische multiples Pigmentsarcoma der Haut (Sarcoma idiomático múltiple pigmentado de piel). Describe cinco pacientes que había visto en- tre 1868 y 1871. Todos eran varones y sobrepasa- ban los cuarenta años. El examen postmortem de uno de los enfermos mostraba diseminación de las lesiones en órganos internos. La histopatología de los nódulos “mostraba pequeñas células redondas en focos de la dermis, focos hemorrágicos peque- ños dentro de las lesiones y abundancia de pig- mento”. En el trabajo menciona también un caso visto por Theodor Billroth: se trataba de un mucha- cho de diez años de edad con lesiones similares, inicialmente en la pierna, pero que proliferaron rá- pidamente y el paciente murió en un año. Kaposi pensó que la enfermedad estaba generalizada des- de el principio para diferenciarla de metástasis en piel de otros tumores. Después propuso sustituir el término “pigmentado” por “hemorrágico”.

26

ACTASACTASACTASACTASACTAS DEDEDEDEDE

2 6 ACTASACTASACTASACTASACTAS DEDEDEDEDE Figura 1. Mortiz Kaposi. Con el tiempo Kaposi llegó a ser

Figura 1. Mortiz Kaposi.

Con el tiempo Kaposi llegó a ser un clínico ex- perimentado. Describió otras enfermedades como el xeroderma pigmentosum, el eczema herpético, el lupus eritematoso diseminado, la dermatitis ca- pillaris capillitii, y la erupción variceliforme, entre otras. Publicó más de cien trabajos y completó el segundo volumen del manual Enfermedades de la piel de Hebra, cuyo primer volumen había apare- cido 16 años antes. Escribió en varias revistas. Su Pathologie un Therapie Hautkrakheiten in Vor- lesungen apareció en 1880 y pronto se tradujo a varios idiomas. Estuvo vigente durante varios años. También publicó un atlas en tres volúmenes entre 1898 y 1900 que contiene una de las más amplias colecciones de iconografía dermatológica:

Handatlas der Hautkrankheiten: für Studirende und Ärzte. En 1876 fue contratado como profesor aso- ciado. Cuatro años después moría Hebra y Ka- posi ocupó su puesto. Ahora él era el maestro y los estudiantes seguían acudiendo a Viena para estudiar dermatología. Durante esos años esta disciplina vivía una etapa de extraordinario de- sarrollo en varios países. La especialidad fue to- mando fuerza e independencia, aparecieron re-

DERMATOLOGÍADERMATOLOGÍADERMATOLOGÍADERMATOLOGÍADERMATOLOGÍA

&

DERMATOPATOLOGÍADERMATOPATOLOGÍADERMATOPATOLOGÍADERMATOPATOLOGÍADERMATOPATOLOGÍA

2009; 9(1-4): 26-27

¿Quién fue Mortiz Kaposi?

vistas dedicadas a ella, se hicieron frecuentes los congresos sobre la misma. Kaposi formó a una generación de dermatólogos que después fueron destacados profesores en otros países. En 1900 sus discípulos le organizaron un ho- menaje para conmemorar el 25 aniversario de su nombramiento como catedrático o profesor de dermatología; las contribuciones se reunie- ron en un volumen extraordinario de la revista Archiv fur Dermatologie und Syphilis. Con la edad se hizo un poco más dogmático; por ejemplo se negó a aceptar que la causa del lu- pus vulgar era el bacilo de la tuberculosis. En lo que se refiere a la terapéutica de las enfer- medades de la piel era partidario, como Hebra, de tratamientos tópicos. Desdeñaba las medidas die- téticas que entonces eran habituales en Francia e Inglaterra porque consideraban que las enfermeda-

des de la piel o las afecciones cutáneas eran mani- festaciones de desórdenes internos. En total publicó libros y numerosos artículos. Su nombre ha destacado en décadas recientes por su descripción del “sarcoma de Kaposi”, que había observado en cinco ancianos pacientes del sexo masculino y que inicialmente llamado “sarcoma pigmentado múltiple idiopático”. Más de un siglo después, la aparición de esta enfermedad en hombres homosexuales de ciuda- des como Nueva York y San Francisco fue uno de los primeros indicios de que una nueva enfermedad, ahora llamada SIDA había aparecido. El sarcoma de Kaposi es una hiperplasia vascular multicéntrica causada por un herpesvirus, el 8 o KSHV, descu- bierto en 1993. El sarcoma de Kaposi es el cáncer más comúnmente comunicado en algunas partes del África subsahariana.

ACTASACTASACTASACTASACTAS DEDEDEDEDE

DERMATOLOGÍADERMATOLOGÍADERMATOLOGÍADERMATOLOGÍADERMATOLOGÍA

&

DERMATOPATOLOGÍADERMATOPATOLOGÍADERMATOPATOLOGÍADERMATOPATOLOGÍADERMATOPATOLOGÍA

2009; 9(1-4): 26-27

27