Sunteți pe pagina 1din 110
CIteM 31-octubre-2012 Precio al público $80.00 Año 54 322 Septiembre-octubre 2012 Coloquio Stephen CoVEY el
CIteM 31-octubre-2012 Precio al público $80.00 Año 54 322 Septiembre-octubre 2012 Coloquio Stephen CoVEY el
CIteM 31-octubre-2012 Precio al público $80.00
CIteM
31-octubre-2012
Precio al público $80.00
CIteM 31-octubre-2012 Precio al público $80.00 Año 54 322 Septiembre-octubre 2012 Coloquio Stephen CoVEY el hoMbre
CIteM 31-octubre-2012 Precio al público $80.00 Año 54 322 Septiembre-octubre 2012 Coloquio Stephen CoVEY el hoMbre
Año 54 322 Septiembre-octubre 2012
Año 54
322
Septiembre-octubre 2012

Coloquio

Stephen

CoVEY

el hoMbre que noS enSeñÓ a Ser efICaCeS y CÓMo lo logrÓ

loS DereChoS xxxxxxx huManoS evoluCIonan

Editorial

Editorial Covey, merCados emergentes y dereChos humanos Para Stephen Covey la clave de la eficacia, más

Covey,

merCados emergentes y dereChos humanos

Editorial Covey, merCados emergentes y dereChos humanos Para Stephen Covey la clave de la eficacia, más

Para Stephen Covey la clave de la eficacia, más que en actuar y administrar nuestro tiempo de acuerdo a prioridades, está en organizar la vida basándonos en principios, en leyes naturales con validez universal, que hemos de convertir en hábitos.

Enseñar a aplicar esos principios a los problemas de la empresa y de la vida diaria, fue quizá el núcleo de las enseñanzas de este escritor y teórico de la empresa quien logró una influencia inusual al asesorar a 36 jefes de Estado, innumerables empresas, escuelas y entidades de gobierno.

En su larga carrera como profesor, escritor, asesor y conferenciante, Covey se apegó a vivir los principios que pregonaba, a esos «hábitos de la gente altamente eficaz». En su artículo, Carlos Ruiz nos da una pista significativa del autor a quien dedicamos la portada de este ejemplar: su coherencia.

También hablamos de dos regiones del mundo, que contra la imagen genera - lizada, ofrecen muchas oportunidades de negocio. Los autores invitan a verlas con ojos distintos y explorarlas: África, que a pesar de los innegables problemas, es uno de los bloques con mayor desarrollo en los últimos años y Sudámerica, que gracias a la Alianza del Pacífico, de la que México forma parte, puede convertirse en un potente motor económico.

La sección Coloquio, ofrece distintas reflexiones sobre un tema muy recurrente hoy en los medios de comunicación y en nuestras conversaciones, pero que desde el punto de vista histórico, es un logro muy joven. Hace 64 años que la ONU proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. ¿Qué tanto ha avanzado la humanidad en ese renglón? ¿Por qué, si parecen tan evidentes, tuvieron que transcurrir 20 siglos de nuestra era, para que se proclamaran,

al menos en el papel, como inherentes al ser humano y de validez universal?

Otro enfoque habla del derecho a ser laico y de la sutil, pero determinante,

frontera entre laicismo y laicidad. Si en teoría se respetan los derechos humanos

y la democracia se considera un logro irreversible, en muchos de los países

más desarrollados hay una lucha sorda por imponer una única cosmovisión

«neutral y racional» descalificando cualquier otra posición y cortando de cuajo

el derecho a un auténtico debate democrático.

Por último Las manías de Zagal ofrece una primicia: un capítulo de la novela Imperio, que la editorial Planeta acaba de lanzar. ¿Qué pensaba Maximiliano de Habsburgo cuando lo iban a fusilar? ¿cómo transcurrieron sus últimos días enfermo y confinado en una fétida celda del convento de las Capuchinas?

en una fétida celda del convento de las Capuchinas? pmontelongo@ipade.mx presidente del consejo de dirección

pmontelongo@ipade.mx

presidente del consejo de dirección

Agustín Llamas Mendoza

consejeros

Ricardo del Valle del Peral, Raúl Espinoza Aguilera, Miguel León Garza, José Mantecón, Patricia Montelongo, José Manuel Núñez Pliego, José Luis Ortiz Garza, J. Heberto Ruz, Carlos Sánchez Ilundáin, Patricia Torres Maya, Héctor Zagal Arreguín

dirección general

Patricia Montelongo

dirección comercial

Israel Reyna Abud israelreyna@ipade.mx

coordinación editorial

Andrea Moreno Herrero andreamoreno@ipade.mx

redacción

Alejandrina Lincoln Strange Ochoa

diseño y arte final

Mónica Edith Manzano Islas Quetzal Romero Villanueva

publicidad

Daniela Flores Basurto danielaflores@ipade.mx

relaciones públicas

Cindy Lucio Ramos cindylucio@ipade.mx

administración y suscripciones

Ercilia Petzold Rodríguez Brenda Vázquez suscripciones@istmo.com.mx

Franqueo pagado, publicación periódica. Permiso PP09-0080. Características 229651212. Autorizado por SEPOMEX. Certificado de licitud de título 1723; de contenido 997. Reserva de título No. 294-79. Expediente: 1/432”79”/1062, 13-VI-89.

ISSN-1405-60ZX

Expediente: 1/432”79”/1062, 13-VI-89. ISSN-1405-60ZX Imprenta Ajusco, SA de CV dirigir correspondencia y valores

Imprenta Ajusco, SA de CV

dirigir correspondencia y valores a:

Revista istmo Algeciras 66 esq. Málaga. Col. Insurgentes Mixcoac. México, DF CP 03920

Tel: 9116.6190

istmo@ipade.mx

www.istmo.mx

Fax: 9116.6193

Las opiniones expresadas en los artículos reflejan únicamente el pensamiento de sus autores. Ilustraciones, fotos y textos son exclusivos de la revista. Prohibida su reproducción total o parcial.

de la revista. Prohibida su reproducción total o parcial. Circulación certificada. Registro No. 140/06 Editada por:

Circulación certificada. Registro No. 140/06

Editada por: CENTROS CULTURALES DE MÉXICO, A.C.

Septiembre-octubre 2012 Año 54, No. 322

certificada. Registro No. 140/06 Editada por: CENTROS CULTURALES DE MÉXICO, A.C. Septiembre-octubre 2012 Año 54, No.

Contenido

Contenido PORTADA: MóNICA MANZANO 322 Septiembre-octubre 2012 ALTA DIRECCIÓN Covey y oportunidades de nuevos mercados 15

PORTADA: MóNICA MANZANO

Contenido PORTADA: MóNICA MANZANO 322 Septiembre-octubre 2012 ALTA DIRECCIÓN Covey y oportunidades de nuevos mercados 15

322

Septiembre-octubre 2012

ALTA DIRECCIÓN Covey y oportunidades de nuevos mercados

15

Stephen Covey El hombre que nos enseñó a ser eficaces y cómo lo logró

Carlos Ruiz González

El profesor, conferencista y escritor, Stephen Richards Covey, fue innovador al afirmar que el carácter personal es el que realmente marca la diferencia. Defendió y promovió el equilibrio de todos los ámbitos y afirmó que la calidad es aplicable a la persona misma.

24

África. ¿Oportunidad y reto de la empresa mexicana?

Sebastián Lobato O. y Marc-Henry Rouvroy

Los autores proponen una nueva mirada al continente africano, un mosaico de 50 países que ha registrado un elevado desarrollo económico en los últimos años. Señalan que México comparte más valores de los que imaginamos y puede ser un atractivo mercado para empresas nacionales.

32

América del sur, ¿milagro o espejismo?

Marc-Henry Rouvroy y Sebastián Lobato O.

¿Será el mercado sudamericano sólo un mercado-nicho, un trampolín para mercados más importantes y sofisticados o bien un mercado prioritario? El sur del continente refleja estabilidad política y progreso económico y social y la Alianza para el Pacífico puede convertirse en un impulso radical.

46

Dilemas éticos empresariales

53
53

COLOQUIO Derechos humanos ante realidades posmodernas

Cultura y derechos humanos

Adán Aguilar Esquivel

La identidad dota de significado a los derechos humanos, por ello, cuando una persona comprende su cultura, reconoce los valores que son esenciales para su comunidad.

60

El debate democrático, derecho de todos

Francisco José Contreras

Laicidad y laicismo son términos similares pero con distintos significados en el espacio público. Laicismo designa una versión sectaria y desnaturalizada de la laicidad, que encubre un rechazo a las religiones, una efectiva «confesionalidad inversa».

64

Viejas y nuevas generaciones de derechos humanos

Enrique Abad Martínez

Constantemente surgen nuevos derechos humanos, se habla ya de una cuarta generación. Esta inflación los pone en peligro y dificulta su defensa. Es preciso identificar, entre las exigencias de la sociedad, las condiciones que requieren protección del Estado. efectiva «confesionalidad inversa». 64 Viejas y nuevas generaciones de derechos humanos Enrique Abad Martínez

MISCELÁNEA

76

Cerebro derecho vs cerebro izquierdo ¿Mito o realidad?

Antonio Lara Barragán Gómez

Hoy la neurociencia proporciona información detallada sobre cómo funciona el cerebro. El autor desenmascara algunas interpretaciones defectuosas que surgen durante la construcción de estas explicaciones y, con frecuencia, generan ideas falsas: los neuromitos.

86

El papel arde a 451° Fahrenheit

Víctor Isolino Doval

El mundo actual es internet; la fiebre por la eficacia e inmediatez abrevió los años de estudio y redujo el pensamiento a resúmenes y más resúmenes. Ray Bradbury profetizó nuestra proclividad a la ignorancia a través de Fahrenheit 451.

90

La conquista, Hernán Cortés y los diablos del pasado

Jorge Quesada Pérez

Guerrero, evangelizador, jugador empedernido y hasta empresario, ¿quién fue Hernán Cortés? Las voces de distintos cronistas nos acercan a una imagen más íntegra de este personaje, crucial en la historia de México.

de este personaje, crucial en la historia de México. INQUIETUDES DE… 100 Roberto Rivadeneyra El anillo

INQUIETUDES DE…

100 Roberto Rivadeneyra

El anillo de Tolkien, inspiración platónica

101 Héctor Velázquez Fernández

El bosón de Higgs: ¿La partícula de Dios?

LAS MANÍAS DE ZAGAL

108 La esperanza de Maximiliano

Zagal comparte un extracto de su nueva novela Imperio que describe los últimos días de Maximiliano de Habsburgo.

EL BUEN VICIO

110

CUENTOS El día que me volví invisible. Cuentos de viejos y otros fantasmas, Silvia Castillejos Peral REFLEXIóN La sombra del futuro. Reflexiones sobre la transición mexicana, Roger Bartra ESTUDIO Escribir ficción, Edith Wharton NOVELA HHhH, Laurent Binet BIOGRAFÍA Memorias de Joseph Grimaldi, Charles Dickens ANÁLISIS Problemas de la poética de Dostoievski, Mijaíl M. Bajtín ANÁLISIS Historia y trauma. La locura de las guerras, Françoise Davoine y Jean-Max Gaudillière ENSAYO La mexicanidad: fiesta y rito, Leonardo Da Jandra NOVELA Sin retorno, George Pelecanos ANÁLISIS Peor que la guerra, Daniel Jonah Goldhagen MEMORABLE Mientras agonizo, William Faulkner

George Pelecanos ANÁLISIS Peor que la guerra, Daniel Jonah Goldhagen MEMORABLE Mientras agonizo, William Faulkner

Lo que tú opinas

Lo que tú opinas Tus comentarios son muy importantes, ¡escríbenos! istmo@ipade.mx Algunas opiniones se extraen de
Lo que tú opinas Tus comentarios son muy importantes, ¡escríbenos! istmo@ipade.mx Algunas opiniones se extraen de

Tus comentarios son muy importantes, ¡escríbenos! istmo@ipade.mx

Algunas opiniones se extraen de la página web istmo.mx y se adaptan al formato impreso.

UN TEMA COMPLEJOde la página web istmo.mx y se adaptan al formato impreso. Felicidades a Sergio Aguilar-Álvarez por

Felicidades a Sergio Aguilar-Álvarez por su artículo «6 mitos del autocono- cimiento» (istmo 321), es muy interesante, pero creo que autoconocerse es bastante difícil porque el individuo no está determinado y cada experiencia lo puede cambiar. Así, el autoconocimiento es un proceso que no termina hasta la muerte del individuo. Felicidades de nuevo,

Julieta sánchez

del individuo. Felicidades de nuevo, J ulieta s ánchez ACIERTO DEL AUTOR Me parece una descripción
del individuo. Felicidades de nuevo, J ulieta s ánchez ACIERTO DEL AUTOR Me parece una descripción
del individuo. Felicidades de nuevo, J ulieta s ánchez ACIERTO DEL AUTOR Me parece una descripción
del individuo. Felicidades de nuevo, J ulieta s ánchez ACIERTO DEL AUTOR Me parece una descripción
del individuo. Felicidades de nuevo, J ulieta s ánchez ACIERTO DEL AUTOR Me parece una descripción

ACIERTO DEL AUTOR

Me parece una descripción muy atinada la que hace Lizbeth Toscana en su artículo «Qué aporta cada generación a la empresa» (istmo 310). Su reflexión sobre este tema acuciante y a veces olvidado es muy interesante.

inés

tema acuciante y a veces olvidado es muy interesante. i nés ABRIRSE AL MUNDO Este artículo

ABRIRSE AL MUNDO

Este artículo («Negocios y movimientos migratorios. El caso de las pelu- querías Marco Aldany» de José Pin Arboledas. istmo 301) muestra que es una buena oportunidad, para quienes somos peluqueros, abrir puertas en otros países mejorando la calidad de servicio, técnicas profesionales y, sobre todo, calidad de vida.

10

técnicas profesionales y, sobre todo, calidad de vida. 10 .mx 322 J ohn F. R íos

.mx

profesionales y, sobre todo, calidad de vida. 10 .mx 322 J ohn F. R íos s

322

J ohn F. R íos s ie RR a

calidad de vida. 10 .mx 322 J ohn F. R íos s ie RR a UN

UN TEXTO «SUMAMENTE CREATIVO»calidad de vida. 10 .mx 322 J ohn F. R íos s ie RR a He

He puesto en práctica las ideas que plasma el doctor Llano en su artícu-

lo «Autocreación del empleo» (istmo

320) sin saber que eran suyas, y me ha dado resultado.

Considero que este texto es suma- mente creativo y resuelve un problema nacional.

socoRRo QuiJano

UN POCO DE INTROSPECCIÓNcreativo y resuelve un problema nacional. s ocoRRo Q uiJano Es una propuesta que invita al

Es una propuesta que invita al trabajo

interior (comentario a la reseña del libro

Alquimia emocional, en la sección de «El buen vicio». istmo 260). Al darme cuenta

de

esos patrones que han determinado

mi

hacer y sentir, mi ahora se transforma.

MaRcial alFonso

hacer y sentir, mi ahora se transforma. M aRcial a lFonso SPIDERMAN: TEMA SUGERENTE Muy buen

SPIDERMAN:

TEMA SUGERENTE

Muy buen artículo del doctor Zagal («Spiderman el siniestro o el síndrome del héroe». istmo 262), interesante ma- nera de ver las cosas.

alez anon

EL ARTE DE LA DIRECCIÓN Dirigir personas. Disciplina muy requerida, necesaria y poco desarrollada en

EL ARTE DE LA DIRECCIÓN

Dirigir personas. Disciplina muy requerida, necesaria y poco desarrollada en el sector de la administración público federal (el lector se refiere al artículo «Dirigir personas ¡Alguien tiene que hacerlo!». istmo 321). Por esta razón las preguntas a las que se hace referencia en el texto se presentan una y otra vez, dando como consecuencia resultados negativos; sin contar que el personal en puestos de dirección no da importancia al tema. El resumen del libro despierta ampliamente el interés en el texto y muestra que es una herramienta fundamental para el logro de objetivos. Agradezco la información. Saludos,

aRtuRo Bazán zaMudio

la información. Saludos, a RtuRo B azán z aMudio A DIFUNDIR CONCEPTOS Considero que es una

A DIFUNDIR CONCEPTOS

Considero que es una idea muy valiosa la del doctor Lla- no («Autocreación del empleo». istmo 320), y que todos debemos, por lo menos, intentar ponerla en práctica y difundirla para que sea más productiva: «Empléate a fondo. Empléate tú mismo».

salvadoR Quesada M.

práctica y difundirla para que sea más productiva: «Empléate a fondo. Empléate tú mismo». s alvadoR
práctica y difundirla para que sea más productiva: «Empléate a fondo. Empléate tú mismo». s alvadoR
práctica y difundirla para que sea más productiva: «Empléate a fondo. Empléate tú mismo». s alvadoR
práctica y difundirla para que sea más productiva: «Empléate a fondo. Empléate tú mismo». s alvadoR
práctica y difundirla para que sea más productiva: «Empléate a fondo. Empléate tú mismo». s alvadoR
práctica y difundirla para que sea más productiva: «Empléate a fondo. Empléate tú mismo». s alvadoR
práctica y difundirla para que sea más productiva: «Empléate a fondo. Empléate tú mismo». s alvadoR
práctica y difundirla para que sea más productiva: «Empléate a fondo. Empléate tú mismo». s alvadoR
práctica y difundirla para que sea más productiva: «Empléate a fondo. Empléate tú mismo». s alvadoR
práctica y difundirla para que sea más productiva: «Empléate a fondo. Empléate tú mismo». s alvadoR

Lo que tú opinas

Lo que tú opinas «Y ¿AL QUE NO QUIERE?» Me parece muy interesante el artículo «Dirigir

«Y ¿AL QUE NO QUIERE?»Lo que tú opinas Me parece muy interesante el artículo «Dirigir personas ¡Alguien tiene que hacerlo!»

Me parece muy interesante el artículo «Dirigir personas ¡Alguien tiene que hacerlo!» (istmo 321). Es verdad que en ocasiones como jefes no somos los mejores y nuestras actitudes provocan la reacción del empleado. Sin embargo, no veo el tema de cuando realmente el empleado es un problema. Al que no sabe se le enseña, al que no puede se le ayuda, y ¿al que no quiere?

MaRco

RESPUESTA

La propuesta de Gabriel Ginebra, autor del libro reseñado, es reubicar a la persona… Primero habrá que valorar si el trabajador presenta esta actitud porque no sabe, no puede, tiene problemas personales o se trata de un malentendido. Cito unas líneas del libro: «Si no encontramos una explica-

ción convincente, la solución directiva eficaz será eliminar

o reubicar. [

tampoco es justo retener a un empleado cuando no está en el sitio en que debe estar». Antes de tomar esta decisión se deben descartar otros diagnósticos de jefes o personas distintas y habérsele advertido a la persona, formado, dado recursos, etcétera. Saludos,

Aunque despedir sea una decisión extrema,

]

andRea MoReno

EQUIDAD DE GÉNEROdespedir sea una decisión extrema, ] a ndRea M oReno «El IPADE impulsa a la mujer

«El IPADE impulsa a la mujer directiva, factor de cambio social» (istmo Edición especial 4) es un artículo muy interesante y ¡muy necesario! Nos encontramos con un cambio social importante e identificar una sana partici- pación tanto de hombres como mujeres nos puede dar más y mejores elementos de orientación para enfrentar nuestra nueva realidad. ¡Felicidades!

silvia Ruiz velasco tapia

FE DE ERRATAS

En la edición 320, en la sección de Dilemas éticos empresa- riales (pp 36 y 37) equivocamos la autoría de los asesores. Las primeras respuestas pertenecen a Armando Reygadas, mientras que las segundas son de Rodrigo Villaurrutia.

12

mientras que las segundas son de Rodrigo Villaurrutia. 12 .mx 322 En Twitter @ivanruri @revistaistmo, altamente

.mx

que las segundas son de Rodrigo Villaurrutia. 12 .mx 322 En Twitter @ivanruri @revistaistmo, altamente

322

En Twitter

segundas son de Rodrigo Villaurrutia. 12 .mx 322 En Twitter @ivanruri @revistaistmo, altamente recomendable el libro
@ivanruri @revistaistmo, altamente recomendable el libro del Dr. Rosell, un reportaje sería excelente!!! @sigmundglz
@ivanruri
@revistaistmo, altamente recomendable el libro
del Dr. Rosell, un reportaje sería excelente!!!
@sigmundglz
“En la empresa, decidir con criterio de escasez,
no con escasez de criterio” cc @revistaistmo
@eugeniogomez
Me ha dado gusto abrir la @revistaistmo y en-
contrarme con un excelente artículo de @Mar-
taSalazar Compren la revista y léanlo.
@roy_camposr
@revistaistmo Excelente artículo publicado
por profesora del IPADE-CIMAD sobre mu-
jer en la alta dirección.
http://www.elfinancierocr.com/ef_archi-
vo/2012/abril/22/negocios3070647.html
@DanielMunoz_
Acelerar el crecimiento económico con jóve-
nes Emprendedores de Alto Impacto! Marca
una gran diferencia @revistaistmo

Conversación:

@abrahamguyeda Necesitamos ciudades más Humanas pero ¿Cómo hacemos de ese espacio que compar- timos día a día un lugar de paz? @jaliscomova- mos @revistaistmo

@soyelfedex @abrahamguyeda @jaliscomovamos @revistaist- mo el primer gran paso es cambiar nuestras cos- tumbres personales. Cambio yo, cambia el mundo.

@martinescalante @soyelfedex @revistaistmo @abrahamguyeda @jaliscomovamos when you change the way you look at things, things you look at, change.

@LlanosA2

@revistaistmo Es necesario mediante la Ley, libe- rar al pueblo del yugo de los partidos, realmente que los candidatos salgan de la ciudadanía.

Alta dirección

En portada

Alta dirección En portada Covey y oportunidAdEs dE nuEvos mErcAdos En esta sección: Ante el reciente

Covey

y oportunidAdEs dE nuEvos mErcAdos

En esta sección:

Ante el reciente fallecimiento de Stephen Covey resulta oportuno este escrito de Carlos Ruiz , para recordar al menos una parte de su legado. Carlos Ruiz, para recordar al menos una parte de su legado.

¿Son África y América del Sur un nicho para el empresario mexicano? Sebastián Lobato y Marc-Henry Rouvroy analizan las circunstancias de ambas regiones que podrían ser favorables Sebastián Lobato y Marc-Henry Rouvroy analizan las circunstancias de ambas regiones que podrían ser favorables para los mercados mexicanos.

doctor en Filosofía (universidad de navarra), doctor en Administración (HEc, Francia), mBA (ipAdE) e ingeniero

doctor en Filosofía (universidad de navarra), doctor en Administración (HEc, Francia), mBA (ipAdE) e ingeniero civil (uiA). profesor del Área de política de Empresa (Estrategia y dirección) y director del programa de Alta dirección (Ad-2) en el ipAdE

director del programa de Alta dirección (Ad-2) en el ipAdE stEpHEn Covey el hombre que nos

stEpHEn

Covey

el hombre que nos enseñó a ser eficaces y cómo lo logró

Entre sus asesorados se incluyen innumerables empresas de las más grandes del mundo, un sinnúmero de escuelas, entidades de gobierno y más de 36 cabezas de Estado. mientras otros autores investigaban sobre cómo desarrollar mejores organizaciones, covey se desmarcó al afirmar que el carácter personal, los propósitos firmes y la autodisciplina son los que realmente hacen la diferencia.

carlos ruiz González

E l 16 de julio de este año falleció Stephen R. (Richards) Covey (1932-2012), profesor y conocido autor de libros de negocios. Sin duda, su libro más famoso es Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, 1 un auténtico bestseller del mundo de los negocios, aunque hay que mencionar que Covey lo

escribió pensando en mejorar la vida, no sólo de ejecutivos y directores, sino de todas las personas que lo leyeran.

322

pensando en mejorar la vida, no sólo de ejecutivos y directores, sino de todas las personas

.mx

pensando en mejorar la vida, no sólo de ejecutivos y directores, sino de todas las personas

15

Alta dirección

Covey nació el 24 de octubre de 1932 (falleció a los 79 años) en Salt Lake City, en el estado norteamericano de Utah. Estudió Administración de Empresas en la Universidad de Utah, obtuvo un MBA de la Harvard Business School y un doctorado en Historia y Doctrina de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, de la Universidad Brigham Young, en donde hizo carrera como profesor, en la escuela de nego- cios. Además, recibió el grado de doctor Honoris Causa por 11 universidades. Falleció en el Centro Médico Regio- nal, en Boise, Idaho debido a complica- ciones tras haber sufrido un accidente en bicicleta, en abril de 2012; se lastimó la cabeza, se rompió varias costillas

y un pulmón colapsó parcialmente,

nunca se recuperó del todo. Covey era devoto practicante de la religión mormona y de joven participó

en misiones en Inglaterra e Irlanda. A

lo largo de su vida, casi todas las ma-

ñanas se levantaba temprano, buscaba un lugar donde pudiera estar solo, y meditaba, leía las escrituras y hacía

oración, era lo que él llamaba su victoria privada diaria y la identificaba como guía, fuente de seguridad, sabiduría

y poder. Decía a sus hijos: Si pasan dia-

riamente 20 minutos con el Salvador en privado, pasarán la eternidad en su pre- sencia. Le sobrevive su esposa Sandra, con quien estuvo casado 55 años y con quien procreó una familia extensa: 9 hijos, 52 nietos y 6 bisnietos.

LA HISTORIA DE LOS 7 HÁBITOS

Al iniciar su doctorado, en 1969, Co- vey enfocó su tesis en la literatura es- tadounidense, relacionada con el éxito personal, desde 1776, hasta la fecha en que la escribió. Esta investigación pro- dujo un documento que fue el «caldo de cultivo» de donde más tarde saldría el libro de los 7 hábitos. Stephen Covey afirmó al comentar acerca de su famoso libro, que la idea de los 7 hábitos le llegó a raíz de haber

16

que la idea de los 7 hábitos le llegó a raíz de haber 16 .mx 322

.mx

la idea de los 7 hábitos le llegó a raíz de haber 16 .mx 322 conocido

322

conocido los libros de un gran gurú del management: Peter Drucker, quien afir- maba que la eficacia es un hábito. 2 Para la creación de su texto, Covey siempre habló de diversas «fuentes», incluyendo a las principales religiones,

a la Filosofía y a la Psicología clásicas; algunos críticos afirman que sus creen- cias mormonas tuvieron fuerte influen- cia en toda su obra.

A lo largo de su vida, casi todas las mañanas se levantaba temprano, meditaba, leía las escrituras y hacía oración,

hacerlo fue su victoria privada diaria.

El doctor Carlos Llano comentó acer- ca de este libro: «A lo largo de su obra, se detectan en Covey diversos hábitos requeridos por la eficacia de la acción, los cuales, (…) coinciden curiosamente con virtudes humanas puestas en relieve tanto en la antropología griega como en la ética del cristianismo: la integridad, humildad, fidelidad, temperamento (sic), valor y justicia, como atributos que son la esencia misma de la vida del hombre». 3 Este libro de Covey tuvo un éxito enorme, vendió más de 30 millones de ejemplares, se tradujo a 40 idiomas y dio lugar a numerosos cursos, videos

y seminarios. (Otros tres libros suyos

rebasaron la cifra de un millón de ejem- plares vendidos). Durante la administración del presi- dente Clinton, en una reunión familiar en casa de Covey, varios de los asisten-

tes criticaron las políticas del entonces

Presidente y le preguntaron a Covey

qué pensaba (buscando sin duda que

criticara a Clinton), él prefirió no hacer-

lo: no quisiera criticarlo porqué quizá tenga

la oportunidad de influir en él, y no quisiera ser un hipócrita si me necesita. Dos meses después, celebrando la Navidad con su familia, le llegó una llamada, era el presidente Bill Clinton, que le dijo: «Acabo de leer el libro de los 7 hábitos dos veces, quiero integrarlo a

mi presidencia». Tres días después Co-

vey voló a Camp David (la residencia

de descanso del presidente de los Esta-

dos Unidos) a reunirse con Clinton y

su

esposa Hillary. Covey siempre actuó

de

acuerdo con los principios de sus

libros; «quizá por ello era tan convin- cente como profesor» afirman sus hijos. Según Covey sus 7 hábitos son eso:

hábitos (es decir costumbres, actos reflejos) que están presentes en personas eficaces. Para Covey se trata de principios uni- versales, que hasta podrían considerarse leyes, como la ley de la gravedad. Para hablar de esos principios usaba una di- námica especial en sus conferencias, le pedía a la audiencia que cerrara los ojos

y señalara con su mano derecha hacía

dónde creían que estaba el norte, después

les indicaba que abrieran los ojos, había

manos señalando en distintas direccio-

nes, Covey entonces sacaba una brújula

y mostraba hacia dónde estaba el norte;

no es cuestión de opiniones; ni de votación,

es una verdad natural, para él, así son las verdades en que se basan los hábitos de la gente eficaz. El libro se mantuvo varios años en la lista de los diez libros de negocios más leídos, y se intensificó la demanda por tener al profesor Covey como consultor. Entre sus discípulos se incluyen 75%

de las 500 empresas más grandes del

mundo (según la lista de Fortune) y un sinnúmero de escuelas y entidades de gobierno, más de 36 cabezas de Estado, incluyendo los presidentes y gabinetes

de Colombia y Corea del Sur. Ya men-

cionamos a Bill Clinton, también George

esquema 1 LoS 7 HábitoS InterdependencIa Buscar comprender primero y después ser comprendido Sinergizar Victoria
esquema 1
LoS 7 HábitoS
InterdependencIa
Buscar comprender
primero y después
ser comprendido
Sinergizar
Victoria
pública
6
5
Piense
El diagrama que se
muestra (de los 7 hábitos)
es una representación
visual de cómo están
relacionados entre sí (su
«interdependencia») y
nos muestra la relación
secuencial entre los hábitos
y también su sinergia.
en ganar/
ganar
4
7
IndependencIa
Afilar la
3
sierra,
renovarse
Primero
lo primero
1
Victoria
2
privada
Sea
Comience con
un fin en mente
proactivo
dependencIa

Bush (padre e hijo), Nelson Mandela, Oprah Winfrey, Álvaro Uribe y Mar- garet Thatcher, el obispo sudafricano Desmond Tutu, Mikhail Gorbachev y Vicente Fox. El psiquiatra vienés, Viktor Frankl, autor de El hombre en busca de sentido era su muy admirado amigo.

LOS 7 HÁBITOS

Presentamos una muy breve reseña de los célebres 7 hábitos que le dieron la fama mundial y un diagrama (esquema 1), de cómo se relacionan entre sí, su interdependencia, la relación secuencial y su sinergia. Los primeros tres hábitos nos lle- van, de ser dependientes a ser inde- pendientes, a tener «imperio» (mando) sobre nosotros mismos. Son: victoria privada (Independence or Self-Mastery), es decir, independencia o dominio maestro de uno mismo.

Hábito 1: (Be Proactive) Sea proac- tivo; la proactividad nos da liber-

Asesoró a más de 36 jefes de estado,

75% de las 500 empresas más grandes del mundo (Fortune) y un sinnúmero de escuelas y entidades de gobierno.

tad para escoger nuestra respuesta a los estímulos del medio ambien- te, incluyendo adelantarnos a esos acontecimientos (precisamente en esta parte cita la obra de Viktor Frankl). Ser proactivo (tomar la iniciativa) es el factor más impor- tante para ser eficaz, Covey resalta también la importancia de tomar responsabilidad de nuestras elec- ciones y de sus consecuencias, de las acciones que siguen a nuestras decisiones.

• Hábito 2: (Begin with the End in Mind) Comience con un fin en mente. Covey indica que hay que

auto-descubrir y clarificar nues- tros valores y objetivos en la vida, elaborando una «visión» que con- tenga las características ideales para cada rol que desempeñamos (padre, esposo, hijo, empresario, amigo, voluntario, etcétera) y su- giere además poner nuestra mi- sión personal por escrito.

• Hábito 3: (Put First Things First) Primero lo primero. Hay que prio- rizar, planear y ejecutar nuestras tareas o quehaceres basados más en lo «importante» que en lo «ur- gente». También, sugiere Covey, que evaluemos si nuestras acciones

322

más en lo «importante» que en lo «ur- gente». También, sugiere Covey, que evaluemos si nuestras

.mx

más en lo «importante» que en lo «ur- gente». También, sugiere Covey, que evaluemos si nuestras

17

Alta dirección

esquema 2 ¿CóMo eLegiR qué HaCeR? urgente no urgente ¿Cómo elegir qué hacer? Evidentemente lo
esquema 2
¿CóMo eLegiR qué HaCeR?
urgente
no urgente
¿Cómo elegir qué
hacer? Evidentemente
lo que hay que
hacer al último es lo
no importante-no
urgente y lo que hay
que hacer primero
es lo importante y
urgente pero, ¿qué
hacer primero entre
lo importante y no
urgente y lo urgente
pero no importante?
Para Covey es claro,
primero lo importante-
no urgente, así
evitaremos que se
vuelva importante y
urgente y lo haremos
mejor, dosificando
nuestros esfuerzos.
tiempo gastado en:
tiempo gastado en:
proyectos de última hora, crisis,
simulacros de incendio
desarrollo personal, construcción
de relaciones, visualizar el futuro,
ejercicio físico, recreación
resultados:
estrés, cansancio,
resultados:
apagafuegos
felicidad
Cuadrante
Cuadrante
I
II
Cuadrante
Cuadrante
tiempo gastado en:
tiempo gastado en:
III
IV
interrupciones, llamadas
imprevistas, presiones
distracciones, tiempo
desperdiciado, actividades
placenteras
resultados:
enfoque a corto plazo, objetivos
y planes sin sentido
resultados:
despidos, irresponsabilidad total
Importante Importanteno

están en concordancia con nuestros valores y nos llevan a los objetivos que definimos en el hábito 2. Clasi- fica las actividades que realizamos, de acuerdo a su importancia o no importancia y a su urgencia o falta de ella (ver esquema 2).

Los siguientes tres hábitos tienen que ver precisamente con lo que Covey define como interdependencia (trabajar con otros, ya no dependiendo de ellos, sino «sumando». victoria pública (Inter- dependence), es decir, interdependencia.

• Hábito 4: (Think Win-Win) Piense en ganar/ganar (beneficio mutuo). Covey recomienda buscar genuina- mente soluciones o arreglos que be- neficien a ambas partes, afirma que siempre es mejor entender y buscar «ganar» para ambos, lo que, en el largo plazo, siempre será mejor so- lución que aquella donde sólo una de las partes se salió con la suya.

18

donde sólo una de las partes se salió con la suya. 18 .mx 322 Carlos Llano

.mx

donde sólo una de las partes se salió con la suya. 18 .mx 322 Carlos Llano

322

Carlos Llano opinaba que:

«se detectan en covey diversos hábitos requeridos por la eficacia de la acción que coinciden curiosamente con virtudes humanas puestas en relieve tanto en la antropología griega como en la ética del cristianismo».

• Hábito 5: (Seek First to Unders- tand, Then to be Understood) Buscar comprender primero y después ser comprendido es la esencia del respeto a los demás. Se trata de ser «empático» (una de las característi- cas que menciona el doctor Carlos Llano en el capítulo «El liderazgo anamórfico, la otra versión del li- derazgo», del libro El nuevo empre- sario en México, 4 es «ponerse en los zapatos del otro» entenderlo muy bien, escucharlo con mente abierta, ser empático, eso siempre crea un ambiente de cuidado, respeto y so- lución positiva de problemas.

• Hábito 6: (Synergize) Sinergizar es resultado de cultivar la habilidad y tener la actitud de valorar la diver- sidad de saber trabajar bien en equi- po, es lograr una buena combina- ción (sinérgica) de las competencias individuales de los integrantes del equipo, volviéndolas competencias

Alta dirección

del equipo. Así se logran resultados que de manera individual no se lo-

grarían. Se trata de alcanzar resulta- dos (muy buenos resultados) alen- tando contribuciones significativas

a

través de un liderazgo inspirador

y

de apoyo.

El último hábito se refiere a la auto-

renovación. Renovación, mantenerse «afilado».

• Hábito 7: (Sharpen the saw) Afilar la sierra, renovarse. Es lo que nos per- mite establecer un balance entre to- das las dimensiones de nuestro ser, a fin de ser efectivos en los diferen- tes papeles (roles) que desempeña- mos en nuestras vidas (en los ám- bitos: físico, familiar, profesional,

espiritual, etcétera). Equilibrar y re- novar nuestras capacidades, usan- do energía propia y apoyándonos en nuestra salud, para crear un esti- lo de vida sustentable a largo plazo

y eficaz. Cuidando hacer ejercicio

(para la renovación física) la ora- ción (meditación, y hasta menciona el yoga) y las buenas lecturas para la renovación mental y finalmen- te el «servir» a la sociedad (como llaman los norteamericanos al he- cho de involucrarse en una orga- nización no lucrativa (por ejemplo, Cruz Roja, Scouts, AA, dispensario parroquial, etcétera) para renovarse espiritualmente y contribuir a la so- ciedad (dejando algo, una parte de un legado, mencionaba Covey).

OTRAS OBRAS DE COVEY

Nuestro autor escribió otros libros, qui- zá no tan enormemente exitosos, pero también muy interesantes, entre los principales están:

• First Things First, Primero lo prime- ro. ¿Se ha puesto a pensar sobre lo que realmente es importante en su vida? (las 3 o 4 cosas que más le importan), ahora bien, honesta-

20

3 o 4 cosas que más le importan), ahora bien, honesta- 20 .mx 322 La tesis

.mx

o 4 cosas que más le importan), ahora bien, honesta- 20 .mx 322 La tesis doctoral

322

cosas que más le importan), ahora bien, honesta- 20 .mx 322 La tesis doctoral de Covey

La tesis doctoral de Covey sobre la literatura estadounidense relacionada con el

éxito personal, fue

el «caldo de cultivo» de donde más tarde saldría el libro de los 7 hábitos.

mente: ¿Le esta dando a estas cosas el tiempo y la importancia que se merecen? Covey afirma que, si es usted es un profesional «workahó- lico» muy probablemente la res- puesta sea no, quizá trata, pero no lo logra. Para Covey el problema no es hacer más en menos tiempo, sino «determinar» lo que hay que hacer; este libro ayuda a identifi- carlo, y ya conociéndolo como dar- le la importancia que se merece. • Principle-Centered Leadership, Lide- razgo centrado en principios. Casi to- dos tratamos de organizar nuestra vida (y administrar nuestro tiem- po) basados en listas de priorida- des, para Covey se trata de un error,

si realmente queremos ser eficaces hay que organizar nuestra vida basados en principios es decir en normas y leyes (naturales) que tie- nen validez universal (recordemos el ejemplo de la brújula: ¿Hacia adonde está el norte?). Para nuestro autor el liderazgo es la capacidad de resolver problemas basados en estos principios. Covey invita a los lectores de este libro a centrar su vida y su liderazgo en principios que perduran en el tiempo.

• The Seven Habits of Highly Effecti- ve Families, Los siete principios de las familias muy efectivas. En este libro Covey presenta los conceptos de su libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, como una guía para resolver los problemas (grandes y pequeños; mundanos y extraordinarios) que enfrentan las familias. Covey era un hombre que tenía un gran cariño a su familia y, coherente con su dis- curso, le dedicaba mucho tiempo. La obra presenta anécdotas acerca de situaciones ordinarias y tam- bién sugerencias muy útiles para ir modificando comportamientos «re- flejos». Toca, entre otros temas, los siguientes: cómo llevar reuniones familiares, la importancia de cum- plir lo comprometido, cómo equi- librar las necesidades individuales y las familiares y cómo pasar de la dependencia a la interdependencia.

• (The 8th Habit). El 8º hábito. De la eficacia a la grandeza. Vivimos en un mundo lleno de cambios (nuevos métodos, nuevas tecnologías) y seguimos considerando a los tra- bajadores como un «factor» de pro- ducción, como un insumo más, (es decir una materia prima). Conside- rándolos así no se logrará sacar (y aprovechar) lo mejor del individuo. Ante ello, Covey propone en este libro que cada trabajador identifi- que sus principales competencias y

Alta dirección

aprenda a utilizarlas en su propio beneficio (y también en beneficio de la organización). El 8º hábito se refiere a escuchar esa «voz interna» propia (y hacer, también, que cada quien identifique la suya) para poder sacar provecho de lo que es propio de cada persona, de modo que pueda ser valorada por sus propias (y valiosas) capacidades.

INNOVADOR QUE PARTÍA DE LO ESENCIAL

En 1989, cuando apareció su libro de Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, el res- to de los autores de management estaban ocupados en cómo desarrollar mejores organizaciones, Covey se desmarcó y fue innovador al afirmar que el carácter personal, el tener propósitos firmes y la autodisciplina (el poder mandarse a sí mismo que comentara tantas veces Carlos

Llano) era lo que realmente importaba; lo que hacía la diferencia. Se trata de un mensaje, afirma la re- vista The Economist al reportar su falleci- miento, que es aún muy relevante (como recientemente los repugnantes hábitos de algunos banqueros «altamente inefi- caces» dejaron claro). Finalmente Covey afirmó que los empleados no son meras piezas (o incluso «obstrucciones») en una maquinaria movida por premios y casti- gos, sino individuos, personas, y que son ellos quienes hacen la diferencia, como afirmó en su libro El 8º hábito. Otra de sus más insistentes ense- ñanzas (que no sólo escribió, sino que vivió) era que las personas deben equi- librar su vida (incluyendo todos los ámbitos: Dios, familia, amigos y socie- dad) con su trabajo, Covey siempre se dio tiempo de convivir gustosamente con su familia.

Hay personas que hacen la diferen- cia, Stephen Covey fue una de ellas, con palabras sencillas basadas en principios universales, fue capaz de mostrar cómo sí es posible para las personas aplicar la calidad a ellas mismas, a su carácter, y hacerse reingeniería a sí mismas, buscan- do una vida equilibrada, más plena, más eficaz, más lograda.

vida equilibrada, más plena, más eficaz, más lograda. 1 Editorial Paidós Ibérica, ISBN 978-8449304323. En

1 Editorial Paidós Ibérica, ISBN 978-8449304323. En inglés The Seven Habits of Highly Effective People, Free Press, Estados Unidos de América, (1990), ISBN 978-0671663988

2 Uno de los mejores libros de Peter Drucker se titula precisamente El ejecutivo eficaz, Editorial Elipse, España, ISBN 9788493664909. En inglés The Effective Executive, Harperbusiness, EUA, escrito en 1966, ISBN 978-0887306129

3 En El nuevo empresario en México, Fondo de Cul- tura Económica, México, 1994, p 265., ISBN 968-

16-4507-3

4 carlos llano, op. cit, p 246,

10 frases de Stephen Covey PaRa RefLexionaR, aPLiCaR y CoMPaRtiR 1 6 8 Tienes que
10
frases de Stephen Covey
PaRa RefLexionaR, aPLiCaR y CoMPaRtiR
1
6
8
Tienes que decidir cuál
es tu máxima prioridad
y tener el coraje de decir
«no» a otras cosas.
Los líderes no nacen ni se
hacen, sino que se hacen
a sí mismos: el liderazgo
es la consecuencia de las
elecciones.
tomar la iniciativa no significa
ser insistente, molesto o
agresivo. significa reconocer
nuestra responsabilidad de
hacer que las cosas sucedan.
2
4
7
9
no somos seres humanos
teniendo una experiencia
espiritual, somos seres
espirituales teniendo una
experiencia humana.
La persona que no lee no
es mejor que la persona
analfabeta.
si nuestros sentimientos
controlan nuestras acciones,
es porque hemos abdicado
nuestra responsabilidad y les
hemos otorgado el poder para
hacerlo.
si dos personas tienen la
misma opinión, una de ellas
es innecesaria.
5
3
10
Lo mismo que el cuerpo, la
televisión es buen siervo pero
mal amo.
El enfoque proactivo de un
error consiste en reconocerlo
instantáneamente, corregirlo
y aprender de él.
Si seguimos haciendo lo que estamos
haciendo, seguiremos consiguiendo lo
que estamos consiguiendo.

Alta dirección

Alta dirección ÁfriCA ¿oportunidad y reto de la empresa mexicana? El continente puede convertirse en un

ÁfriCA

¿oportunidad y reto de la empresa mexicana?

El continente puede convertirse en un importante referente en distintos ámbitos para la empresa. Aunque es un hecho que su inestabilidad política, pobreza y corrupción representan grandes riesgos, también es verdad que esa percepción de inseguridad generalizada es mayor a los factores reales. vale la pena aventurarse a explorar su mercado.

sebastián Lobato o. y marc-Henry rouvroy

E s sorprendente cómo perma- necen los paradigmas en la sociedad actual. Pese a los recursos tecnológicos de co-

municación ahora disponibles, que nos permiten conocer casi al instante los sucesos que ocurren al otro lado del mundo, todavía pensamos sobre em- presas, sociedades, países o regiones con marcos de referencia aprendidos hace años (si no es que décadas). Uno de los estereotipos más arrai- gados (y que no pueden estar más lejos de la realidad) es el que ha lastrado al África poscolonial por décadas como un continente trágico. Un ejemplo vivo en nuestro país se refleja en una encuesta realizada en 2007 por el profesor Emilio Calderón Mora, de la Facultad de Economía y Administración de la Benemérita Uni- versidad Autónoma de Puebla, como parte de las actividades de La Segunda Semana de África en México («¿Es Áfri- ca un nicho de negocios para el empre- sario Mexicano?»); esa encuesta indicó que el primer pensamiento acerca de ese continente va desde conceptos muy

24

acerca de ese continente va desde conceptos muy 24 .mx 322 negativos como enfer- medades, guerra,

.mx

acerca de ese continente va desde conceptos muy 24 .mx 322 negativos como enfer- medades, guerra,

322

negativos como enfer- medades, guerra, hambre y miseria hasta algunos lúdicos o exóticos como futbolistas o animales, pero nadie expresó conceptos como negocio, mercado o empre- sa pese a que el propósito esencial de dicho evento era establecer meca- nismos que promuevan eficientemente el acercamiento de las empresas mexi- canas al continente africano. 1 No estamos solos en esta miopía:

en 2001, una revista cuyos estándares de investigación y redacción son muy rigurosos, como es el caso de The Econo- mist, describió a la región como el conti- nente sin esperanza (hopeless continent). Aunque les honra haberlo reconocido públicamente, como un exceso de en- tonces, en un trabajo de 2012, reivindi- cativo de The Economist Intelligence Unit, acerca de las oportunidades de negocio en África. 2 La verdad es que, pese a sus muy numerosas e innegables áreas de opor- tunidad en los ámbitos sociales, políti- cos, económicos, África es uno de los

bloques que mayor desarrollo ha tenido en los últimos años. Es verdad que se ha visto bene- ficiada por el boom de consumo de commodities en el mundo que se desató en los primeros años del si- glo, como disparador del crecimiento económico, pero también es cierto que ahí han trabajado mucho para facilitar las condiciones de un mejor futuro.

Artículo elaborado por miembros fundadores del foro méxico-ipAdE WorldLink en exclusiva para la revista istmo. El Foro es una asociación de egre- sados del ipAdE que promueve la investigación, reflexión y el desarrollo de oportunidades para la expansión internacional, en mercados no conven- cionales, para las empresas mexicanas.

Sebastián Lobato ocampo presidente fundador del Foro méxico-ipAdE World Link (miWL). Licenciado en contaduría pública (uiA). cursó el programa d1 (ipAdE) y es egresado del programa de dirección General pdG en el iEsE. profesor invitado del área de Entorno Económico del ipAdE.

Marc-Henry rouvroy vicepresidente fundador del Foro miWL. Graduado en Economics & Finance (Free university of Brussels) y del mEdE (ipAdE). Especialista en marketing y en desarrollo de mercados y negocios. participó en la prospección y desarrollo de mercados internacionales, para empresas como Grupo modelo, AB-inBEv y Heineken. es de nacionalidad belga, pero nació en África.

Un trabajo de investigación que ex- puso muy bien las características y fun- damentos de este desarrollo, se publicó en 2005 bajo el título de The Africa You Never See y tuvo tal impacto que moti- vó una carta de felicitación enviada por Kofi Annan. 3 Carol Pineau, pe- riodista y autora de dicho artícu- lo señalaba la paradoja que África entrega el más ele- v a d o

retorno a la inversión extranjera directa y sin embargo es de las que menos inver- sión recibe entre las regiones económi- cas del globo. Afortunadamente, eso va cambiando en forma progresiva. La misma periodista produjo y dirigió por ese tiempo, un documental cinemato- gráfico (ganador de diversos galardo- nes como el BBC Documentary of the Year 2006 y el CINE Golden Eagle Award), que ilustra cómo el progreso económico del continente surge cuando hay faci- lidades para la inversión, generación de empleo y el desarrollo de espíritu empresarial. Las ayudas internaciona- les son necesarias, pero la disposición de hacer negocios con África aporta a sus habitantes, no sólo la posibilidad de mejorar su estándar de vida, sino lo que es mucho más importante, hacerlo con dignidad. 4 El documental aborda la tesis del desarrollo económico y social africano a través del relato de 10 inspirado- ras historias reales de lucha constante ante numerosas adversidades, muchas propias sólo de ese continente, pero tam- bién de triunfos y logros satisfactorios de hombres y mujeres de nego-

cios. Se desarrollan en cerca de una de- cena de países: Senegal, Uganda, Ghana, Zambia, Botswana, Nigeria, República Democrática del Congo y otros; lo que refleja que el movimiento no se localiza sólo en unos pocos puntos de la región. Erradicar los mitos no es sencillo. Carol Pineau lo vivió en carne propia, cuando estaba integrando el equipo de rodaje del documental, uno de los ca- marógrafos le soltó inopinadamente:

«África y negocios, ¿no son términos contradictorios?»; si bien, fue una expre- sión de broma, claramente ilustra la cla- se de paradigmas de los que hablamos. 5 Gracias a un verdadero ánimo em- prendedor, en diversos focos geográficos y sociales del continente se han puesto las bases para conseguir una verdadera transformación hacia el progreso y las mejoras sociales y políticas, intentando aplicar soluciones africanas a los proble- mas africanos. 6 No es fácil definir a África con po- cas palabras: un mosaico de más de 50 países, integrado por diversas razas, re- ligiones y culturas, establecidos en una superficie que supone la quinta parte del territorio total del planeta, con una población de alrededor de 1, 000.0 M de habitantes (15% de la población actual en la Tierra).

La verdad es que, pese a sus muy numerosas e innegables áreas de oportunidad en los ámbitos sociales, políticos, económicos, África es

uno de los bloques que mayor desarrollo ha tenido en los últimos años.

322

políticos, económicos, África es uno de los bloques que mayor desarrollo ha tenido en los últimos

.mx

políticos, económicos, África es uno de los bloques que mayor desarrollo ha tenido en los últimos

25

Alta dirección

Gráfica 1 evoLuCión deL Pib deL Continente afRiCano % 8 7 6 5 4 3
Gráfica 1
evoLuCión deL Pib deL Continente afRiCano
%
8
7
6
5
4
3
2
1
0
2000
2002
2004
2006
2008
2010
2012
-1
African GDP growth
World GDP growth

Fuente: Crédit Suisse

Entrando en los terrenos de los he- chos constatables y cifras duras, pode- mos debatir los argumentos acerca de las oportunidades que África representa para empresarios y comerciantes del planeta.

SITUACIÓN

MACROECONÓMICA

FAVORABLE

Con una década de crecimiento econó- mico real muy por encima del promedio global, los logros del continente africano desconciertan a los escépticos. Como prácticamente todas las eco- nomías del globo, sufrió el tsunami económico-financiero provocado por la declaración de quiebra de Lehman Brothers en el verano de 2008; el impacto en el desarrollo económico africano estu- vo lejos de ser devastador (como sí lo ha sido en Europa, por ejemplo) ya que si bien, su PIB se resintió notablemente, se ha mantenido a distancia más que pru- dente respecto a una recesión y, vamos, ni siquiera ha registrado un crecimiento negativo puntual. Ver gráfica 1. Parece evidente que la evolución económica del continente sigue un pa-

26

que la evolución económica del continente sigue un pa- 26 .mx 322 trón de recuperación con

.mx

la evolución económica del continente sigue un pa- 26 .mx 322 trón de recuperación con figura

322

trón de recuperación con figura de «V» ya que los pronósticos, de los especia- listas, para los próximos años conti- núan reflejando cifras muy optimistas. Todo ello no sólo se debe a expectativas positivas del desempeño de los commo- dities sino al florecimiento empresarial en la región. De hecho, el crecimiento económico se espera a tasas altas y en una forma extendida (a lo largo y ancho del con- tinente, particularmente en el África subsahariana), ver figura 1. Es importante hacer notar que no sólo el crecimiento económico es ele- vado y extenso sino también variado; el este de África refleja la mayor ve- locidad de crecimiento esperado. 7 Lo sustentan diversas razones: en Kenia, donde hasta 65% de la economía se basa en el sector servicios, 8 el dinamis- mo se apoyará en ese sector económico y en las reformas anunciadas por el go- bierno; en tanto que la vecina Uganda tomará ventaja de los recientes descu- brimientos petrolíferos para ingresar al club de exportadores de este impor- tante recurso. 9

Por otro lado, es sintomático que las calificaciones de riesgo que las tres grandes agencias otorgan a países del continente vayan a la alza, aunque en términos generales sigan siendo moderadas. Por ejemplo, en el caso de Moody’s, 10 califica a siete países (Marruecos, Túnez, Egipto, Angola, Namibia, Botswana y Sudáfrica), de los cuales cuatro alcanzan el grado de inversión; Botswana el más elevado (A2 y con perspectiva estable). El intercambio comercial es otro aspecto útil para analizar con detalle. El socio comercial más relevante para África, en calidad de bloque, es la UE- 27; desde 2004, con excepción de 2009 (por la crisis), el comercio Extra UE- 27 con África ha aumentado en forma notable, con importaciones (sobre todo productos energéticos) cuyo monto es consistentemente más alto que el de las exportaciones hacia África (espe- cialmente maquinaria y equipo de transporte). A título de país individual, China es el primer socio comercial de África ($90,000.0M USD en 2009) seguido por EUA ($86,000.0M USD). Brasil conside- ra el continente africano como un mer- cado cada vez más importante para sus productos de exportación y prestación de servicios; de 2003 a 2010, el comercio con África se ha quintuplicado, al pasar de $5,000.0M USD en 2003 a $26,300.0M USD siete años después. 11 Finalmente, para concluir con los aspectos macroeconómicos más rele- vantes, debemos hablar de la situación respecto de la inversión en los nego- cios africanos. En lo que concierne a la inversión extranjera directa, como se mencionó, pese a que África ha regis- trado los más altos retornos a la IED (Inversión Extranjera Directa) en el mundo, es una de las regiones con más bajos índices de IED, esencialmente por la aversión al riesgo percibido sobre el entorno socio-político del continente. No obstante, en la pasada década se registró un incremento sustancial

figura 1

ReaL gdP gRowtH 2012 foReCaStS (Pronóstico del crecimiento del Producto interno Bruto real para 2012)

Real GPD growth 2012 forecasts (%)

Gambia Mauritania Níger Malí Senegal Chad Eritrea Burkina Guinea- Faso Guinea Bissau Benín Sierra Leona
Gambia
Mauritania
Níger
Malí
Senegal
Chad
Eritrea
Burkina
Guinea-
Faso
Guinea
Bissau
Benín
Sierra Leona
Costa Ghana
Negeria
Etiopia
República
de
Liberia
Centroafricana
Marfil
Camerún
Togo
Guinea Ecuatorial
Uganda
Gabon
República
Kenia
Congo
Santo Tomé y Príncipe
Democrática
Ruanda
del Congo
Seychelles
Burundi
Tanzania
Comoras
Malaui
Angola
Zambia
arriba de 9%
7% al 9%
5% al 7%
3% al 5%
-1% al 3 %
Zimbabue Mozambique
Namibia
Botsuana
Madagascar
Suazilandia
Lesoto
Sudáfrica

Mauricio

Fuente: Economist Intelligence Unit

No es fácil definir a África con pocas palabras: un mosaico de más de 50 países, integrado por diversas razas, religiones y culturas, establecidos en una

superficie que supone la quinta parte del territorio total del planeta, con una población de alrededor de mil millones de habitantes (15% de la población actual en la tierra).

en los montos de capital invertidos por empresas internacionales en África. La inversión procedente de la OCDE cre- ció casi 10 veces en este período hasta alcanzar $88.000,0M USD. A juzgar por los datos de 10 bancos centrales de

países africanos, los flujos de la OCDE representan 83% de las transacciones entre 2005 y 2010. 12 Estados Unidos sigue siendo el ma- yor inversionista en África pero 75% de la inversión proviene de compañías

petroleras que se concentran en cin- co países (Guinea Ecuatorial, Nigeria,

Sudáfrica, Angola y Mauritania). China

e India representan cerca de 3% del IDE

en los 10 países africanos receptores principales de inversiones. La inver- sión extranjera directa en África en 2008 y 2009 equivale, respectivamente, a 2 y 3% de los flujos mundiales de IDE, frente a 1% que representaba en 2000. 13

El sector privado de la India ha inver- tido cerca de $16,000.0M USD en África desde 2005, apostando por un continente de alrededor de mil millones de consumi- dores similares a los de la India. Tradicionalmente, la mayor parte de la IED en África ha ido al sector de

recursos naturales (minería y explota-

ción petrolífera), pero en los últimos años los sectores servicios y de manu- factura han sido destino preferente y últimamente, el sector de Telecomuni- caciones cobra mucha fuerza. 14 China e India son los países que se muestran más activos en la inversión

a largo plazo en el continente. Además

del evidente interés en asegurar recur- sos naturales para los próximos lustros,

apuntan a participar con la expectativa de conseguir alta cuota en un crecien- te mercado con sólido apetito para el

consumo. Una estadística interesante y útil, que complementa a la IED, es la inver- sión bruta de los negocios en el con- tinente. Se trata del desembolso total que hacen las empresas en activos fijos:

fábricas, maquinaria, equipo, construc- ciones, así como inventarios de mate- rias primas y todo aquello que provea las bases para producción futura; con- sidera a la inversión que reemplaza a activos totalmente depreciados. En la lista de países con mayor in- versión (medida como proporción del PIB), de los primeros 10, cinco perte- necen a África, lo que da mayor pers- pectiva a la dinámica económica del continente con ratios que van de 39

a 49%; para efectos de comparación,

China, a la cabeza de la clasificación,

322

con ratios que van de 39 a 49%; para efectos de comparación, China, a la cabeza

.mx

con ratios que van de 39 a 49%; para efectos de comparación, China, a la cabeza

27

Alta dirección

Gráfica 2

inveRSión extRanjeRa diReCta

Foreign Direct Investment (US$bn)

50

40

30

20

10

10

0

Investment (US$bn) 50 40 30 20 10 0 2004 2005 2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207

2004

2005

(US$bn) 50 40 30 20 10 0 2004 2005 2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008
(US$bn) 50 40 30 20 10 0 2004 2005 2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008

2006

Fuente: Economist Intelligence Unit

10 0 2004 2005 2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008 África subsahariana 50 40 30
10 0 2004 2005 2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008 África subsahariana 50 40 30
10 0 2004 2005 2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008 África subsahariana 50 40 30
10 0 2004 2005 2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008 África subsahariana 50 40 30
10 0 2004 2005 2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008 África subsahariana 50 40 30
207 2008 África subsahariana
207
2008
África subsahariana
2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008 África subsahariana 50 40 30 20 10 0 2009
2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008 África subsahariana 50 40 30 20 10 0 2009
2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008 África subsahariana 50 40 30 20 10 0 2009
2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008 África subsahariana 50 40 30 20 10 0 2009
2006 Fuente: Economist Intelligence Unit 207 2008 África subsahariana 50 40 30 20 10 0 2009

50

40

30

20

10

0

2009 2010 África del norte
2009
2010
África del norte

se estima que invirtió en 2011 más de 54% de su PIB. 15

SECTORES QUE ACTÚAN COMO PALANCAS DEL CRECIMIENTO

Se registra la presencia de numerosos factores que empujan el crecimiento económico acelerado de África, como por ejemplo, robustos precios de commo- dities, sectores económicos que reflejan sólidos fundamentos de negocio, deuda declinante, crecientes flujos de capital (como se describe en la sección previa), así como una creativa, cada vez más educada y profesionalizada gestión de los negocios. 16 Entre los sectores que destacan, se encuentra el de las energías; África se ha convertido en un importante pro- veedor de gas y petróleo en el mundo; con reservas que alcanzan los 120 mil millones de barriles, es decir, 9.5% de las reservas mundiales, es la tercera región en riquezas petroleras. Además, detenta 8.2% de las reservas totales de gas del planeta. Esta aportación tiende a subir, acentuando la presencia del

28

aportación tiende a subir, acentuando la presencia del 28 .mx 322 continente en el sector y

.mx

tiende a subir, acentuando la presencia del 28 .mx 322 continente en el sector y de

322

continente en el sector y de hecho, se espera que pronto aporte más petróleo a EUA que Medio Oriente; 17 las reser- vas probadas de gas y petróleo africano aumentaron 15% estos últimos 10 años, frente a un incremento de 8% en el resto del mundo en el mismo período. 18 También en el renglón de recursos naturales (que en África parecen inago- tables) se encuentran diversos mine- rales: 90% de las reservas globales de platino, 60% de las de diamantes, 50% de las de cobalto… etcétera, se localizan ahí, lo que supone una oportunidad para las empresas de la industria ex- tractiva, que no sean de gran escala ya que la contribución de África al negocio de los gigantes del sector es aún mar- ginal: en 2009, sólo 6% de las rentas de las empresas más grandes del sector minero global (BHP Biliton, Vale, Rio Tinto y Xstrata) se registraron con ori- gen en el continente. De 1999 a 2004, la tasa de crecimien- to en telefonía celular fue de sólo 58% anual (la siguiente región con mayor crecimiento en este segmento, palidece

con un «escaso» 35%). Las empresas del sector de telefonía celular en África re- gistraron a unos 90 millones de nuevos abonados en 2010, o sea el equivalente de la población alemana. Aún así, exis-

te ahí un mercado «no conectado» de unos 600 millones de personas, pero se espera que el sector alcance una tasa de penetración de 75% para 2014.

Las líneas fijas de telefonía son prác- ticamente inexistentes por lo que la

demanda de comunicaciones y medios para gestionar los florecientes negocios

(por ejemplo, acceder en tiempo real a

precios de mercado), han reforzado este crecimiento. No obstante, las redes de telefonía están creciendo, en el período 2009-10 tres nuevos cables submarinos han sido desplegados (Teams, Seacom y Eassy) lo que refleja los esfuerzos para comunicar el continente. 19 Otros sectores atractivos son el fi- nanciero y el agrícola. En África, con 80% de la población sin cuenta ban- caria, los instituciones financieras de- sarrolladas al amparo de estas nece- sidades, se benefician del crecimiento ayudando a las personas sin acceso a sus prestaciones a acceder al siste- ma financiero, gracias al desarrollo de servicios innovadores como el banco móvil (apoyado por la telefonía celu- lar; por ejemplo M-Pesa, negocio de transferencia electrónica de dinero, ya cuenta con 12 M de abonados). África tiene la oportunidad de convertirse en el granero del mundo. Aunque el continente posee más de 25% de las tierras de cultivo del globo, genera sólo 10% de la producción agrí- cola mundial, situación debida en gran parte a recursos técnicos inapropiados, aunque esto puede cambiar pronto gra- cias a los numerosos emprendedores que están iniciando negocios en este sector, accediendo a tecnificación en las explotaciones.

ENTORNO POLÍTICO Y SOCIAL

Desde mediados de la década de 1980, los procesos de privatización han sido el

tema central en la agenda del desarrollo para la mayoría de los países africanos. La actividad empresarial florece por to- dos los rincones africanos; incluso en países poco proclives a promoverlos como Somalia, donde estuvieron sin un gobierno central por espacio de una década (por ejemplo, ahí las tarifas de telefonía celular son muy económicas gracias a la falta de un gobierno central que las regule). El factor demográfico es clave:

hay toda una generación de jóvenes con mejores niveles educativos acce- diendo al mercado de trabajo, con una proporción a la alza de la población económicamente activa por lo que el crecimiento económico despega a toda velocidad. El último factor importante es la de- mocratización. África finalmente está alcanzando madurez política; tres dé- cadas después de la liberación colonial, ninguno de los gobiernos continentales había conseguido ser reemplazado por medio de las urnas, pero desde que Benín lo consiguió en 1991, esto ha ocu- rrido más de 30 veces.

La periodista Carol Pineau señala la paradoja de que África entrega el más elevado retorno a la inversión extranjera directa y es de las regiones que menos inversión recibe.

Afortunadamente, eso va cambiando en forma progresiva.

CLIMA DE NEGOCIOS

La mayoría de negocios africanos sufre por la pobre infraestructura; sin embar- go, esto parece despertar la creatividad y el ingenio empresarial. El profesor Lluis Renart, del IESE, pudo atestiguar cómo una humilde empresa de alquiler de ve- hículos en Kenia, en realidad conectaba la demanda con una lista de propietarios de vehículos particulares que ganaban dinero extra alquilándolos a turistas u hombres de negocio. Otro ejemplo dramático es del em- presario de telefonía celular en Con- go, que inició el negocio en medio de la guerra civil y al no recibir equipos del exterior, levantó una antena celu- lar soldada con pedacería de hierro y otros metales… esa antena continua operando. Es un hecho que hay grandes ries- gos (inestabilidad política, pobreza, corrupción… etcétera) y eso no debe menospreciarse al decidir acometer ese mercado, pero también es verdad que la percepción generalizada del riesgo es mucho mayor que los factores rea-

Puerto elizabeth, Sudáfrica
Puerto elizabeth, Sudáfrica

322

que la percepción generalizada del riesgo es mucho mayor que los factores rea- Puerto elizabeth, Sudáfrica

.mx

que la percepción generalizada del riesgo es mucho mayor que los factores rea- Puerto elizabeth, Sudáfrica

29

Alta dirección

les. África es un mercado (una suma de ellos) que vale mucho la pena ex- plorar… las recompensas pueden ser enormes. Moverse con éxito en África re-

quiere paciencia (el concepto africano del tiempo es diferente de la nuestra

a tal punto que en un país como la

República Democrática del Congo, la palabra «lobi» significa a la vez

«hoy» y «mañana»), hands-on mana- gement aunque sin llegar al extremo de empresas chinas o hindúes que no

confían para nada en los africanos y,

lo más importante, empatía hacía afri-

canos y autoridades locales. El verda- dero reto para las empresas extranjeras es adaptarse a África, no a la inversa:

las que no han asimilado esta regla básica han fracasado rotundamente, contribuyendo negativamente a la re- putación de África. La mayoría de las empresas mexi- canas tienen sin lugar a duda las habi- lidades competitivas para los merca- dos africanos ya que son armadas para operar en los mercados de exportación «desregulados» de América Central y del Sur. México comparte además más valores comunes de lo que se imagi- na con África, tanto al nivel de las in- fluencias europeas como de los idiomas (francés, inglés, portugués) y la religión (católica). La precariedad en la cual vive todavía una franja importante de la población africana es una noción esencial que brasileños, hindúes y, en una menor medida los chinos, han asi- milado y que explica su impresionante éxito en África. A imagen de España (cuyas expor- taciones aumentaron 12% en 2010), el enfoque de México sobre los mercados del norte de África debe adaptarse a los códigos que prevalecen allí. Cabe también mencionar que tanto la expe- riencia como el impresionante desarro- llo del IESE en África y los estrechos lazos que lo unen al IPADE podrían

ser beneficiosos para los empresarios mexicanos.

30

ser beneficiosos para los empresarios mexicanos. 30 .mx 322 México y África comparten más valores comunes

.mx

ser beneficiosos para los empresarios mexicanos. 30 .mx 322 México y África comparten más valores comunes

322

ser beneficiosos para los empresarios mexicanos. 30 .mx 322 México y África comparten más valores comunes

México y África comparten más valores comunes de lo que se imaginan:

las influencias europeas, los idiomas y la religión.

Los diferentes ángulos de ataque de un mercado tan vasto como África deben obviamente ser escogidos con cuidado. Sin embargo, nos parece que, en una primera etapa, la UE 27, por sus lazos históricos con África, sea la base ideal para cruzar el Rubicón. Podemos lógicamente preguntar- nos si no es hora de que los sectores públicos y privados mexicanos se enfo- quen sobre África cuyas sinergias con México nos parecen más evidentes que aquellas con otros mercados emergen- tes, más lejanos pero más de moda.

otros mercados emergen- tes, más lejanos pero más de moda. 1 e milio a. c alDerón

1 emilio a. calDerón mora. ¿Es África un ni- cho de negocios para el empresario Mexicano? Facultad de Economía y Administración; Be- nemérita Universidad Autónoma de Puebla, Puebla, México (XII Congreso Internacional de ALADAA. 2007)

2 «Africa: open for business. The potential, cha- llenges and risks». Special Report from The Economist (2012)

3 carol Pineau. «The Africa You Never See». The Washington Post (Sunday, April 17, 2005; Page

B02)

4 «Africa Open For Business». Documentary di- rected and produced by Carol Pineau (2005)

5 «The Africa You Never See». Carol Pineau. The Washington Post (Sunday, April 17, 2005; Page

B02)

6 Carol Pineau Africa: open for business official website - http://www.africaopenforbusiness. com/ - (2012)

7 «Africa: open for business. The potential, cha- llenges and risks». Special Report from The Economist (2012)

8 CIA World Factbook website - https://www.

cia.gov/library/publications/the-world-fact-

book/ (2012)

9 «Africa: open for business. The potential, cha- llenges and risks». Special Report from The Economist (2012)

10 The Guardian Data Blog website - http://

www.guardian.co.uk/news/datablog/2010/

apr/30/credit-ratings-country-fitch-moodys-

standard (Junio 2012)

11 Nota técnica «Perspectivas de crecimiento en África». IPADE - EE 11 N 01 (Noviembre, 2011)

12 Ibid

13 Ibid

14 Ibid

15 CIA World Factbook website - https://www.

cia.gov/library/publications/the-world-fact-

book/ (2012)

16 «Africa: open for business. The potential, cha- llenges and risks». Special Report from The Economist (2012)

17 Africa Open For Business official website - http://www.africaopenforbusiness.com/ Ca- rol Pineau (2012)

18 Nota técnica «Perspectivas de crecimiento en África». IPADE - EE 11 N 01 (Noviembre, 2011)

19 «Africa: open for business. The potential, cha- llenges and risks». Special Report from The Economist (2012)

Alta dirección

Alta dirección AMériCA deL Sur, ¿miLAGro o EspEjismo? América del sur, conocida hasta hace poco por

AMériCA deL Sur,

¿miLAGro o EspEjismo?

América del sur, conocida hasta hace poco por sus dictaduras e inestabilidad ha cambiado. Hay numerosos regímenes democráticos y una mejor situación gracias a tres factores: estabilidad política, progreso económico-social y resistencia a los choques externos. La Alianza para el pacífico, de la que méxico forma parte, puede convertirse en el principal motor económico de la región.

marc-Henry rouvroy y sebastián Lobato o.

32

de la región. marc-Henry rouvroy y sebastián Lobato o. 32 .mx 322 L as cifras de

.mx

la región. marc-Henry rouvroy y sebastián Lobato o. 32 .mx 322 L as cifras de crecimiento

322

L as cifras de crecimiento de la mayoría de los países de América del Sur, durante los últimos 10 años suscitan la admiración de los analistas, sobre todo cuando se las compara con las de los Estados

Unidos y la UE-27. Según los analistas, la región ha sido capaz de demostrar que es posible mantener políticas macroeconómicas fuertes y continuar creciendo; es uno de los mercados que mejor resistió la crisis mun- dial gracias a una buena gestión macroeconómica, reducción de la vulnerabilidad financiera y mejor equidad a través de nuevas políticas sociales. Al contrario de lo que su- cede en la UE-27, la flexi- bilidad de los tipos de

Artículo elaborado por miem- bros fundadores del foro mé- xico-ipAdE WorldLink en exclusiva para la revista istmo. El Foro es una asociación de egresados del ipAdE que pro- mueve la investigación, reflexión y el desarrollo de oportunidades para la expansión internacional, en mercados no convencionales, para las empresas mexicanas.

Marc-Henry rouvroy vicepresidente fundador del Foro miWL. Graduado en Economics & Finance (Free university of Brussels) y del mEdE (ipAdE). Especialista en marketing y en desarrollo de mercados y negocios. participó en la prospección y desarrollo de mercados internacionales, para empresas como Grupo modelo, AB-inBEv y Heineken. es de nacionalidad belga, pero nació en África.

Sebastián Lobato ocampo presidente fundador del Foro méxico-ipAdE World Link (miWL). Licenciado en contaduría pública (uiA). cursó el programa d1 (ipAdE) y es egresado del programa de dirección General pdG en el iEsE. profesor invitado del área de Entorno Económico del ipAdE.

cambio en la región debería favorecer un dinamismo relativo de las econo- mías individuales de la región y atraer

a los inversores, siempre y cuando haya

ortodoxia fiscal. Este mercado es tam- bién susceptible de rebotar más rápida- mente que otras economías regionales por el bajo nivel del endeudamiento de

sus países y sobre todo por sus inmen- sas reservas naturales.

ASPECTOS GENERALES DE AMÉRICA DEL SUR

Un subcontinente en apariencia homo- géneo por su cultura, sus dos idiomas (español y portugués) y su religión (ca- tólica), un mercado de 400 millones de consumidores, con 78% de su población viviendo en ciudades (la segunda mayor concentración urbana del mundo des- pués de Norteamérica con 81%). Mosaico de dialectos (aproxima- damente 600 lenguas nacidas de 118 familias lingüísticas) que propicia una serie de reivindicaciones históricas ha- cia mayor autonomía cultural de las comunidades indias (simbolizadas por las elecciones a la presidencia de Evo Morales en Bolivia y de Ollanta Hu- mala en Perú). También las influencias afro-sudamericanas (con Susana Baca, actual ministro de la cultura en Perú fundadora del movimiento musical ne- grocontinuo) son cada vez más fuertes. Dos tendencias políticas enfrentán-

dose (revolucionarias y conformistas- oportunistas), una religión católica cuya supremacía empieza a ser cuestionada por el auge de las religiones protestan- tes (el pentecostismo), particularmente en Brasil donde el catolicismo pasó de 89% en 1989 a 64% en 2007 y se extiende rápidamente en otros países como Perú

y Colombia; el subdesarrollo es el factor

explicativo de esta recomposición.

Hay que reconocer una sorprenden-

te falta de solidaridad entre países her-

manos (obvia durante la guerra de las

Malvinas). El escritor mexicano Jorge Volpi en su libro El insomnio de Bolívar destaca la percepción simplificadora y estandarizada de América Latina en el siglo XXI y castiga la retórica «boliva- riana» que ignora todo de su vecino. Según él, América Latina se está con- virtiendo en una abstracción para las nuevas generaciones. Entre sus atractivos naturales tene- mos la cascada más alta del mundo (el Salto del Ángel), el caudal de agua dul- ce más importante (el río Amazonas), la cordillera más larga (los Andes), el desierto más árido (Atacama), el ferro- carril más elevado (Ticlio), la capital más alta (La Paz), el lago comercial- mente navegable más alto (Titicaca)

y la ciudad más austral (Puerto Toro).

Lo integra un número relativamen- te limitado de 13 países, incluyendo la Guayana Francesa, el más grande territorio continental de la UE-27 en Sudamérica (y también sede de la

base espacial europea de Kurú). Las naciones más destacadas son Brasil, Argentina, Colombia, Chile y Perú que representan más de 85% del PIB del subcontinente.

AMÉRICA DEL SUR VS EL MUNDO

El impacto en términos macro de Améri- ca del Sur en el contexto de la economía mundial es muy relativo. Ver tabla 1. Luego, como se nota en la tabla 2, Brasil es el único país sudamericano en el ranking de los 30 primeros actores del comercio mundial (Fuente: OMC). América del Sur ya no llama más la atención de la potencia hegemónica de los Estados Unidos que, hasta hace poco, consideraban como su patio trasero. La verdad es que un mayor número de países asiáticos encabezados por China están muy por delante de Améri- ca del Sur en la carrera por el crecimien- to económico entre países emergentes. Tampoco es prioritario en la agenda de las grandes potencias, como si una

Tabla 1

aMéRiCa deL SuR en eL Contexto eConóMiCo MundiaL

macro

% (vs mundo)

Población 2011

5.8

PIB 2011 (USD corrientes)

5.9

% Comercio mundial 2010 (*)

3.8

Producción cosechas 2010

3.2

Producción carne (vacuno + porcino + avícola)

12.2

Fuentes: ciA; Fmi; omc; usc (united states census) (*): mercancías + servicios comerciales (transportes + viajes + otros servicios comerciales).

322

states census) (*): mercancías + servicios comerciales (transportes + viajes + otros servicios comerciales). 322 .mx

.mx

states census) (*): mercancías + servicios comerciales (transportes + viajes + otros servicios comerciales). 322 .mx

33

Alta dirección

Tabla 2

PRinCiPaLeS aCtoReS en eL CoMeRCio MundiaL

 

países exportadores

países Importadores

ranking

país

% (vs mundo)

ranking

país

% (vs mundo)

1

China

10.4

1

USA

12.8

2

USA

8.4

2

China

9.1

3

Alemania

8.3

3

Alemania

6.9

9

Bélgica

2.7

9

   

12

   

12

Bélgica

2.5

15

México

2.0

15

   

16

   

16

México

2.0

20

Brasil

1.3

20

   

22

   

22

Brasil

1.2

30

República Checa

0.9

30

República Checa

0.8

región democrática, pacífica, desnu- clearizada (todos los Estados latinoa- mericanos han ratificado el tratado de Tlatelolco de 1967 y renunciaron al arma nuclear) y ampliamente desarma- da (los gastos militares de la región son bajos en relación con los Estados asiáti- cos o ciertos países europeos) interesa menos y tiene menos influencia que una región o Estados con características diametralmente opuestas. Si la situación de América del Sur jamás fue mejor desde 1930, los exper- tos lo atribuyen a la conjunción de tres elementos: estabilidad política, pro- greso económico-social y resistencia a los choques externos. Progresos con- siderables se han realizado en América Latina estos últimos años, cabe moderar el entusiasmo de expertos como Hasan Tuluy (VP Banco Mundial paraAmérica Latina y Caribe) que, en una entrevista el 14 de mayo pasado con The Associated Press aseguró que «Europa podía tomar algunas lecciones de la experiencia lati-

34

podía tomar algunas lecciones de la experiencia lati- 34 .mx 322 noamericana que ha demostrado que

.mx

tomar algunas lecciones de la experiencia lati- 34 .mx 322 noamericana que ha demostrado que es

322

noamericana que ha demostrado que es posible tener políticas macroeconómicas fuertes y estrictas y políticas de distribu- ción y continuar creciendo». Es verdad que la mayoría de los «indicadores macroeconómicos» sud- americanos demuestran vigor, pero no cuantifican la otra noción importante de «Felicidad Interior Bruta (FIB)». En el ranking del primer World Happin- ness Report 2012 mandato por la ONU, que analiza el estado de felicidad en el mundo, 13 de los 20 primeros países son europeos. Venezuela, primer país sudamericano, aparece en el lugar 19, México en el 24, Brasil en el 25, Argen- tina en el 39, Colombia en el 41, Chile en el 43 y Perú en el 77. Como sólo se puede comparar lo que es comparable, nos parece un tan- to presuntuoso comparar dos bloques económicos con niveles de desarrollo tan diferentes. Creemos que es esen- cial aislar los elementos coyunturales y estructurales.

¿CRECIMIENTO ESTRUCTURAL O COYUNTURAL?

Hasta finales de la década de 1980, Amé- rica del Sur era más conocida por sus dictaduras y su inestabilidad crónica que por su respeto de las constituciones. Jamás hubo tantos regímenes democrá- ticos en una región que privilegió tanto tiempo la violencia política para asegu- rar el cambio o para impedirlo. Esta estabilidad política se acompa- ñó, al principio del siglo XXI, de pro- gresos excepcionales en el campo eco- nómico y social. Entre 2003 y 2009, los Estados de la región gozaron de una fase de prosperidad con tasas de crecimiento con 5% por término medio y hasta el 8-9% en países que sacaron provecho de la demanda asiática y de la subida de precios de las materias primas. Pero, al mismo tiempo, con más de 33% de la población viviendo bajo del umbral de la pobreza, América del Sur es la región menos igualitaria del mun- do, lejos delante de África y Asia. Chile,

con 15%, es una excepción, cuya razón esencial puede ser que es el país más abierto al comercio internacional. América del Sur sigue prisionero de su imagen de exportador de commodities al mantener su modelo de industriali- zación dirigido a satisfacer su mercado interno dotándose de industrias muy protegidas y poco competitivas. Si bien, desde la década de 1970, el comercio

internacional, encabezado por los países asiáticos que implementaron políticas de promoción de exportaciones indus- triales, se ha convertido en el principal motor del crecimiento mundial, Améri- ca del Sur jamás puso en duda su mo- delo de «industrialización substitutiva», cuya productividad sigue retrocedien- do inexorablemente y probablemente

a mayor velocidad desde las recientes

medidas hiper proteccionistas tomadas por Brasil y el Argentina. La actual prosperidad debida a la demanda china de commodities no ha impulsado la diversificación de su co- mercio exterior hacia productos de me- dia o alta tecnología. De modo que, 70% de las exportaciones de Brasil a China, su primer mercado de exportación, con-

siste en productos agrícolas o minerales. No es una preocupación para el gigante brasileño que disfruta de una economía más diversificada pero podría serlo en otros países sudamericanos que corren

el riesgo de la mono-exportación y de la

extrema volatilidad de los precios inter- nacionales de las materias primas. Entre 1860 y 1930, América del Sur, que era un paraíso para el dinero y los hombres, atrajo a millones de in- migrantes, sobre todo europeos: Ar-

gentina acogió 3.5 millones y Brasil 5.6 millones por citar sólo estos destinos.

Sin embargo, desde finales del siglo XX, son millones los sudamericanos que han emigrado a los países industriali- zados; en algunos componen 10% de

la población activa y con transferencias

financieras procedentes de esos trabaja-

dores emigrados que representan hasta 15 % del PIB nacional

una región democrática, pacífica, desnuclearizada y ampliamente desarmada interesa menos y tiene menos influencia que

otras regiones con características diametralmente opuestas.

Si América del Sur (también fue el caso de África), mostró capacidad de resistencia y de reacción frente a un choque externo de tal amplitud como la crisis de los subprimes, es esencialmente por el poco desarrollo de su sistema bancario y los bajos niveles de aho- rro e inversión doméstica que hicieron que, tanto los hogares como las empre- sas sudamericanas, estuviesen menos expuestas que los norteamericanos y europeos a los efectos de una crisis esencialmente financiera. El sistema bancario sudamericano no está adaptado a las realidades del entorno mundial actual porque el cré- dito al sector privado ha sido siempre caro y escaso. En 2011 el crédito interior (en porcentaje del PIB, Fuente: Banco Mundial) otorgado al sector privado fue sólo de 16.6% en Argentina, 61.4% en Brasil, 26.4% en Perú, 45.3% en Co- lombia y 89.3% en Chile contra 127.4% en China, 131.9% en Tailandia, 50.6% en India, 50.1% en Turquía y 68.9% en Sudáfrica. Las tasas de interés media sobre los préstamos a las empresas eran de 14.1%

en Argentina, 43.9 % en Brasil, 18.7 % en Perú, 11.2 % en Colombia, 9.0% en Chile contra 6.6% en China, 6.9% en Tailandia, 10.2% en India y 9.0% en Sudáfrica. Por otro lado, el bajo nivel de aho- rro e inversión doméstica (que, según

el Banco Mundial, representó en 2010

un escaso 22% del PIB en América Latina contra 52% en China, 34% en India o 31% en Tailandia) es un freno para entrar en una auténtica senda de desarrollo. Lo peor es que esa falta de ahorro interno no se produce por falta de recursos sino que el excedente de dinero se coloca en el extranjero (según la revista Time, en 2011, 21.5 mil millones de USD volaron fuera de Argentina). Esa falta de confianza de los sud- americanos en sus propios países

(particularmente en sus sistemas judi- ciales) es una de las principales fallas que impiden que las economías de la región encaucen el auténtico camino del desarrollo. Le falta también a América del Sur resolver la cuádruple paradoja de su agricultura: el crecimiento más alto del mundo desde hace 25 años en su producción de cereales, su SAU (Superficie Agrícola Útil) entre la más vasta en el mundo, su población que no puede sobrevivir sin importaciones y, finalmente, la negación por sus su - cesivos gobiernos de los campesinos

a favor de grandes complejos agroin-

dustriales privados o públicos (a me- nudo encuadrados por las grandes multinacionales norteamericanas que continúan desempeñando un papel histórico en el desarrollo de la agricul- tura sudamericana).

El bajo nivel educativo, las fuertes desigualdades (en vivienda, seguridad

y

justicia), el bajo nivel en investigación

e

innovación reduciendo la competiti-

vidad y, sobre todo, la falta de sinergias entre países hermanos sudamericanos son otros retos estructurales que la re-

gión tendrá que afrontar en un contexto de globalización acelerada.

322

son otros retos estructurales que la re- gión tendrá que afrontar en un contexto de globalización

.mx

son otros retos estructurales que la re- gión tendrá que afrontar en un contexto de globalización

35

Alta dirección

figura 1

aLianza deL PaCífiCo

PotenCiaL MotoR eConóMiCo

figura 1 aLianza deL PaCífiCo PotenCiaL MotoR eConóMiCo Bloque comercial conformado por Chile, Colombia, Perú y

Bloque comercial conformado por Chile, Colombia, Perú y México

comercial conformado por Chile, Colombia, Perú y México La falta de confianza de los sudamericanos en

La falta de confianza de los sudamericanos en sus propios países (sobre todo en sus sistemas

36

judiciales) es una de las principales fallas que impiden que las economías encaucen el auténtico camino del desarrollo.

UNIÓN DE NACIONES SURAMERICANAS: UNASUR

Partiendo de la premisa de que el cre- cimiento sostenible es imposible sin justicia social, creemos que los países emergentes se verán tarde o tempra- no obligados a adaptar su modelo de desarrollo en favor de consolidar esa justicia social.

Al observar detenidamente los tra- tados que han marcado la construcción europea, vemos que el objetivo de cohe- sión social es prioritario, que las herra- mientas utilizadas para alcanzarlo son cada vez más perfeccionadas y que se han implementado como resultado de la ampliación de la UE para dar cabida a los intereses de los nuevos países miembros.

dar cabida a los intereses de los nuevos países miembros. .mx 322 En esta perspectiva nació

.mx

cabida a los intereses de los nuevos países miembros. .mx 322 En esta perspectiva nació en

322

En esta perspectiva nació en 2008 el ambicioso proyecto de creación de la Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR cuyos objetivos fueron:

una moneda y una ciudadanía común, una sede basada en Quito (Ecuador), un Parlamento en Cochabamba (Bo- livia) y un Banco del Sur en Caracas (Venezuela). Respecto al debate sobre la impo- sibilidad de crear una unión económi- ca y monetaria sin una previa unión política creemos que la necesidad no conoce la ley al constatar que la UE, hoy la primera economía mundial, na- ció en 1950 de la CECA (Comunidad Económica del Carbón y del Acero) entre Francia, Alemania Federal, Italia, Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo. La «política tradicional» dejó paso a la Realpolitik donde el verdadero poder político es fiscal.

ALIANZA DEL PACÍFICO, POTENCIAL MOTOR ECONÓMICO

Consideramos que México no debería integrarse a la UNASUR, buscando me- jor los beneficios de los actuales acuer- dos comerciales con cada país. Sus raíces no están ni en América del Sur ni en América del Norte (a pesar de que una buena parte del territorio de EUA fue parte de México hace unos 160 años y que, en 2010, 10.3% de su población es de origen mexicana). Para Christian Deblocq, profesor en la Universidad de Quebec y espe- cialista en cuestiones de integración económica, el acuerdo de librecambio entre Estados Unidos, México y Cana- dá (TLCAN) envejeció y decepcionó:

18 años después de su entrada en vi- gor, el balance es muy desigual. Cuando entró en vigor, el 1° de ene- ro de 1994, el TLCAN fue presentado como el acuerdo más grande de este tipo en el mundo, pero también como la alternativa al modelo comunitario europeo, recuerda Deblocq, antes de añadir:

Alta dirección

38

entre 1860 y 1930, América del Sur, atrajo a millones de inmigrantes europeos; desde finales

del siglo XX, millones de sudamericanos emigran a los países industrializados; en algunos componen 10% de la población

activa.

Tuvo su tiempo de gloria hasta 2000. Pero después, los problemas se multi- plicaron y es claro que no se va hacia más integración. Debía inicialmente ser un escaparate demostrando el de- sarrollo de la democracia por el libre- cambio pero fue el inicio de una carrera de acuerdos bilaterales (2500 hasta la fecha), al buscar cada uno su mercado preferente. Esta estrategia de banali- zación de los acuerdos bilaterales, que pasó de moda el TLCAN, fue iniciada por los Estados Unidos y su «nueva diplomacia comercial». A expensas del multilateralismo. Es un simple con- trato entre países vecinos, no una ver- dadera integración, no hay voluntad de construir instituciones comunes, tampoco de repartir soberanías. Un mexicano no puede viajar a Canadá sin visado y Canadá se interroga la utilidad de su relación con México pre- guntándose si volver a una buena vieja relación bilateral con su viejo amigo americano no sería preferible.

Para él, hubo inicialmente un mal- entendido (o un engaño):

«Vendimos el TLCAN en Canadá y en México como un trampolín hacia el resto del mundo, como una posibilidad de servirse de los Estados Unidos para acceder a otros mercados mundiales».

De hecho, añade, estos dos países quedaron «atrapados» por el mercado americano. Las cifras son elocuentes:

«Aunque la tendencia está en la baja, los Estados Unidos representan toda- vía entre 75 a 80% de las exportacio-

nes canadienses y mexicanas. Canadá es el primer proveedor de petróleo de USA; México, el segundo. Lo más asombroso, es que Canadá y México solo importan de los Estados Unidos 50% de sus importaciones totales, el resto viene cada vez más del exterior, de China por supuesto, pero no solo de ahí».

En otras palabras, ambos socios de los Estados Unidos permanecen encadenados en término de sus expor- taciones pero cuentan cada vez menos con él para sus importaciones. Christian Deblocq también pone el énfasis en una tendencia de fondo:

Desde los principios de 2000, las em- presas americanas se alejaron de las Américas en provecho de Asia. En los años 80, procuraron crear cadenas de valores regionales, en América del Norte y Central. Pero esta construc- ción era frágil y estas cadenas se des- plazaron hacia el continente asiático.

De tal manera que creemos que la vocación de México es ser la poten- cia regional de Centroamérica (ocho países, 27% de la población y 25% del PIB de América Latina en 2010). Su- mando a Cuba y la República Domi- nicana representaría 31% de la pobla- ción y 27.3% del PIB) sacando a la vez provecho de la fuerte rivalidad entre Brasil y Argentina y de lo mejor de dos mundos (anglosajón y latino). Esta reflexión coincide con el tratado de libre comercio celebrado a fines de 2011 entre México y las cinco principales economías de Centroamérica (Costa

y las cinco principales economías de Centroamérica (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Hon- duras y Nicara-

Rica, El Salvador, Guatemala, Hon- duras y Nicara- gua). La Alianza del Pacífico –constitui-

da el 5 de junio de 2012 por iniciativa de Colombia, Mé- xico, Perú y Chile cuenta con 215 millo- nes de habitantes, 40% del PIB de Amé- rica Latina y 55% de las exportaciones de la región al resto del mundo– aspira a convertirse en el mecanismo de integra- ción más dinámico de América Latina y en el principal motor económico de la región en su apertura hacia la cuenca de Asia Pacífico. Ver figura 1. Si bien este joven bloque comercial es solamente el noveno en el mundo, representa una oportunidad muy gran- de para México de consolidar la inter- nacionalización real de sus exportacio- nes y negocios globales, mucho más allá del TLCAN. Sólo para perspectiva, es un mercado de mucho menor escala que el Mercosur (en población y PIB) prácticamente duplica las exportacio- nes de esa región. Al integrarse por países que comparten muchos intereses económicos, es mucho más probable su éxito que en el asimétrico TLCAN. Es interesante anotar que una de las primeras decisiones de la Alianza del Pacífico fue de abrir una oficina con- junta de los cuatro países en Turquía.

¡HAY QUE ACTUAR, Y RÁPIDO!

¿Será el mercado sudamericano sólo un mercado-nicho, un trampolín para mercados más importantes y sofistica- dos (USA, UE-27 o los mercados asiá- ticos) o bien un mercado prioritario? Tantas cuestiones a las cuales no pueden aportar respuestas sencillas. Una sola certeza sin embargo: ¡hay que actuar, y rápido!

a las cuales no pueden aportar respuestas sencillas. Una sola certeza sin embargo: ¡hay que actuar,

.mx

a las cuales no pueden aportar respuestas sencillas. Una sola certeza sin embargo: ¡hay que actuar,

322

reporteeSPeCiaLpUBlicitario

Seguridad

empresarial

3 expertos analizan alternativas de protección

La inseguridad es un tema frecuente. Lo escuchamos, leemos, vemos y desgracia- damente, padecemos. Este panorama nos obliga a buscar alternativas que protejan nuestro patrimonio empresarial para evitar cuantiosas pérdidas. Hoy no se pueden escatimar esfuerzos para resguardar los bienes y reducir los múltiples riesgos. Los negocios que desean continuar su crecimiento, deben preve- nir y protegerse. Vale la pena analizar cómo afronta este problema tu organización. Este Reporte Especial Publicitario presenta tres entrevistas con directores de em- presas de resguardo y protección de activos físicos, tecnológicos e informáticos, comprometidas con un servicio de calidad que garantiza a sus clientes una excelen- te defensa. No basta con “armar hasta los dientes” a los encargados de seguridad o establecer un régimen extremo de vigilancia. Ante la inseguridad, lo más efectivo es una estra- tegia implementada con ayuda de los profesionales en el ramo.

reporteeSPeCiaLpUBlicitario

CLOud

COMPUTING

NueVO MOdeLO de NegOCiOS

entrevista con JOSé FONSeCa director corporativo de desarrollo y de negocios en KiO NetwOrKS.

¿Qué es Cloud Computing? Conocido también como “La nube”, es una de las tecnologías empresariales estratégicas de los últimos años que abre la puerta a un mundo de aplica- ciones y servicios de Tecnologías de la Información. Brinda varios recur- sos a las empresas, desde almace- namiento y aplicaciones de negocio hasta infraestructura.

sus aplicaciones van a cargo del proveedor y además contribuye al uso eficiente de energía.

y

realizamos el primer Kloud Camp en México, que reunió a expertos en TI para platicar sobre esta tecnolo- gía desde un punto de vista objetivo.

¿Qué retos implica adoptar Cloud? El desafío principal es superar la idea de que se puede perder el control de

¿Qué es Kloud Camp? Es el evento informativo sobre Cloud Computing más importante de Mé-

la

información, los recursos y las apli-

xico, en el que expertos nacionales e internacionales abordan con profun- didad el tema y resuelven dudas de

caciones y generar una “dependen-

 

cia” hacia el proveedor. Otro punto es

¿Cuáles son sus beneficios? Principalmente la capacidad de ac- ceder a recursos empresariales en cualquier momento y lugar, pues sólo requiere conexión a internet, imple- mentación más rápida y menos ries- gosa; evita adquirir hardware inne- cesario e integra los servicios Cloud a la tecnología existente. Las actuali- zaciones automáticas de tecnología

el

manejo de datos. ¿Cómo garantizar

los asistentes.

su seguridad al estar en “La nube”?

¿Cómo va México en la adopción de este sistema? Estamos en los primeros pasos. Las empresas conocen el sistema, pero tienen temores y dudas. En KIO Networks percibimos esta necesi- dad de información y hace un año

¿Cuándo se llevará a cabo el próximo Kloud Camp? El miércoles 12 de septiembre en el Hotel Camino Real Polanco. Partici- parán expertos de EMC, IDC, KIO Networks y SuEmpresa.com, quie- nes desarrollarán las mejores reco- mendaciones para migrar a Cloud.

para más información de Kloud Camp by KIO Networks, visita www.kloudcamp.com

reporteeSPeCiaLpUBlicitario

Seguridad

y fusión de intereses

entrevista con adrián doMíngUez, director general de SeCuritaS

adrián domínguez es un tapatío de 42 años con más de 15 de experiencia en el área de seguridad. licenciado en administración de empresas de la Udeg, ha participado en distintos programas de perfeccionamiento directivo del ipade en la ciudad de México y guadalajara.

Éste es su primer año como director general de Securitas, tras desempeñar puestos como gerente de Unidad de negocio, director regional y subdirector general en los 10 años previos a su nombramiento. en entrevista comenta su visión sobre la seguridad privada en México y los retos próximos de su empresa.

¿Nos puedes contar sobre los inicios de Securitas?

Es una empresa sueca que nace en 1934, en Estocolmo, Suecia y en 1985 empieza su expansión en Europa me- diante dos formas de crecimiento: orgánico y por ad-

quisiciones. Dicha expansión se basa en el desarrollo de un modelo de negocio al que llamamos “la caja de he- rramientas”. En ella fundamentamos todo lo referente a nuestro negocio. Cuenta con indicadores financieros, de industria, análisis de riesgos, fundamentos de seguridad

y todo lo relevante en cuanto a cómo debe operar cada oficina de Securitas en cualquier lugar del mundo.

¿Cómo llega Securitas a México?

En realidad, Pinkerton es quien llega a México en 1993. Pinkerton es una empresa legendaria de seguridad e in- vestigaciones en USA que, entre otras cosas, se encargó de escoltar al presidente Abraham Lincoln de Illinois a Washington para empezar su primer mandato en 1860 debido a una amenaza sobre su vida. Así de remota es su historia. Pinkerton tenía una pequeña presencia en Mé- xico; Securitas adquiere a Pinkerton en 1999 en EUA y es así como entramos al mercado mexicano. Los primeros años, Securitas se concreta en mantener

unos cuantos clientes claves para la división norteamericana

y hasta 2004-2005 consolida sus operaciones y crecimiento

orgánico que culmina en 2007, cuando empieza a adquirir empresas en el país. Vale la pena mencionar que una estra- tegia clave fue incorporar mejores perfiles para uno de los puestos medulares: Gerente de Unidad de Negocio (GUN).

¿Cómo funciona Securitas en México?

Igual que en cualquier país del mundo donde tiene pre- sencia. Nuestro modelo de negocio está diseñado para que la base de gestión se desarrolle con recursos locales. El Gerente de Unidad de Negocio, tiene a su cargo entre 250 y 270 guardias, y maneja una oficina que se encar- ga de reclutar, entrenar y uniformar a los guardias. Se apoya en una estructura de supervisión para atender a sus distintos clientes y otra de soporte para facturación y cobranza. Facultar a cada GUN para que tome decisiones localmente y dé respuesta inmediata a lo que el cliente solicita, lo convierte en un modelo ágil y el cliente recibe el beneficio local con un respaldo global. Este modelo, enfocado 85% a la operación, funciona en todos los paí- ses donde Securitas se desempeña.

¿Qué distingue a Securitas de otras empresas del ramo?

Primero que nada, nuestra “caja de herramientas”, base de todo lo que hacemos; y desde luego, nuestros valores:

Integridad, Eficacia y Servicio. Y nuestra gente, nuestros

procesos de reclutamiento, supervisores, oficiales… día con día dispuestos a servir a nuestros clientes. Además, nuestras líneas de especialización por segmento

o por industria nos facilitan entender mejor a los clientes. En Norteamérica tenemos divisiones verticales de Manu- factura, Health Care, Gobierno y muchas más, que nos dan

la fortaleza para desarrollar los procesos y estructuras que

se adecuan mejor a las necesidades de cada sector.

¿Qué retos enfrenta Securitas ante el ambiente de inseguridad que vive el país?

Dos retos principales: uno en el proceso de recluta- miento y selección y otro en cómo colaboramos con nuestros clientes.

1. Seleccionamos a los mejores candidatos y nos abo- camos a la mejora constante de ese factor clave de nuestro negocio: el reclutamiento y la selección.

2. Nos esforzamos por ser un aliado estratégico de nuestros clientes, para diseñar y establecer en con- junto iniciativas de prevención, robusteciendo nues- tros dispositivos de seguridad y dando el apoyo ne- cesario para que se cumplan en la operación.

Además, cuidamos especialmente la supervisión, con entrenamiento y desarrollo para el gerente y su equipo de supervisores. Creemos que ahí está la clave de lo que sucede día a día en nuestros servicios.

¿Qué es un caso de éxito para Securitas?

Es una relación donde se cruzan los objetivos estraté- gicos de los clientes con los nuestros. Es decir, donde logramos formar parte de su cultura y de su forma de operar a través de nuestra interacción diaria con sus procesos clave, y generar el valor esperado por cada par- te dejando que el cliente se enfoque en su core business. Operamos mucho en el concepto del Security Chief y el Account Manager. Son jugadores clave en nuestro esquema pues representan a Securitas ante el cliente pero forman parte de su estructura operativa, lo que significa que el cliente confía en ellos al punto de per- mitirles representarlo en reuniones internas de media- na importancia, cuando se revisan impactos potencia- les por crecimiento, o por peak season de embarque. Tenemos ese esquema con gran número de clientes. En el otro escenario, el cliente debe tener su propia estructura y a menudo una persona de nivel que pueda representarlo y tomar decisiones. Desde luego, en las reuniones criticas, el cliente no endosa o traslada esta responsabilidad. Este modelo crea sinergias fuertes pues el interés de uno lo es del otro. Nuestros Security Chiefs y Ac- count Managers llevan la operación basados en los objetivos y la cultura del cliente, pero con el apoyo de los valores y fortalezas de Securitas. Esto no está exento de retos. Se necesita el compromi- so de la alta dirección de ambas empresas para lograr, gradual pero rápidamente, que los procesos reinen por encima de cualquier cosa y podamos concentrarnos en generar valor hacia el cliente y sustentar nuestra pre- sencia al frente de su seguridad.

¿Cuáles son tus retos para lo que resta de este año y el próximo?

Queremos consolidarnos como la opción mas seria de la seguridad privada en el país. Nos identifican en los segmentos transnacionales, pero hay otros que aún no saben quiénes somos ni qué podemos hacer por ellos.

reporteeSPeCiaLpUBlicitario

SECURITAS
SECURITAS

adrián domínguez

Integridad, eficacia y servicio, nos distinguen de otras empresas del ramo

En la parte estratégica, nos enfocaremos en afinar aún más los procesos de selección con la última tecnología accesible, además de seguir formando los mandos me- dios (gerentes y supervisores) para entender mejor al cliente en un ambiente que cambia constantemente y unas condiciones de país cada vez más retadoras. Operativamente me gustaría seguir desarrollando el aspecto tecnológico de nuestros procesos básicos. Mucho del futuro de la seguridad en el mundo pasa por la tec- nología aunque claramente la entrega de lo básico será siempre lo primero. En la parte directiva, tenemos un grupo fuerte con ex- pertise en seguridad y con bases académicas sólidas, eje- cutivos que han cursado AD1, AD2 y MEDEX en el IPADE y maestrías en universidades reconocidas en México y el extranjero.

CONTACTO

grupo Securitas México general antonio de león no. 56 col. san Miguel chapultepec del. Miguel Hidalgo, México, dF cp 11850 tel. 01800 822 6200 email: ventas@securitas.com.mx www.securitas.com / www.securitas.com.mx

reporteeSPeCiaLpUBlicitario

plan INTeGral

de Seguridad

eN MI eMPreSa

BenjaMín Barona cogHlan

director general de CONtrOL

BenjaMín Barona cogHlan director general de CONtrOL Todo empresario se hace una pregunta obligada: ¿Qué puedo

Todo empresario se hace una pregunta obligada:

¿Qué puedo hacer para proteger la integridad de mis colaboradores, resguardar y preservar mi pa- trimonio y la rentabilidad de mi inversión? Todos lo sabemos, la inseguridad y la delincuencia ya no son noticia, nos asombran cada vez menos. In- fortunadamente se han convertido en algo cotidiano, y pareciera que nos vamos acostumbrando a esa injusta convivencia. En verdad vivimos bajo un enrarecido cli-

ma político –y post electoral–, un creciente ambiente hostil, cada vez más violento, que favorece la escalada de la delincuencia e incrementa el riesgo para el sector empresarial y la sociedad en su conjunto. No es sólo una percepción, sino una fatal realidad que duele. Gana los principales encabezados en medios de co-

municación nacional e interna- cional y nos entristece ocupar los primeros lugares, por ejemplo, en materia de secuestros. Sabemos que la corrupción ha permeado la estructura política y

gubernamental y el crimen orga- nizado se ha infiltrado y coludido con algunas autori- dades y cuerpos policiales. México es, por desgracia, uno de los países más afectados del continente ame- ricano y del mundo. Se incrementan los factores delincuenciales: narco- tráfico, narcomenudeo, delincuencia doméstica, trata de personas, robo de vehículos, asalto a mano arma- da, extorsión… Nos sentimos –y vivimos– una encru- cijada muy difícil y no sabemos cómo actuar, cómo “cobijarnos” para sentirnos más seguros, menos ex- puestos, cómo alejarnos del peligro y de los riesgos. Estamos sumergidos en un dilema al ya no saber qué medidas o qué estrategias adoptar.

Mi posición al frente de una empresa de seguridad privada me

permite afirmar que se puede hacer mucho bien al utilizar méto- dos profesionales de Evaluación y Gestión de Riesgos. El enfoque profesional y los trabajos realizados en conjunto con muchos de

nuestros clientes permiten a los directivos, tomar mejores decisio- nes y estrategias que lleven su negocio a “puerto seguro”.

Al evaluar cada organización ayudamos al director a elegir

entre sólo conocer y asumir los riesgos o transferirlos e inter- venirlos, siempre alineados a la rentabilidad de cada negocio y fundamentados en la visión y misión de las empresas.

El enfoque, primordialmente preventivo, se encamina a defi- nir un “Plan Integral de Seguridad” donde se plasme la estruc-

tura ideal del área, los procedimientos y políticas, los planes de formación y sensibilización, los protocolos de reacción y gestión de crisis. También los presupues-

tos de inversión en equipos de seguridad como sistemas de CCTV, alarma, control de accesos, servicios de rastreo, localización y recuperación de vehículos de transpor- tación mediante tecnología GPS, segu- ridad perimetral, adopción de mejores prácticas de gobierno corporativo, siste-

mas de control interno, protección de la información, detección oportuna de fraudes.

En CONTROL, nuestra filosofía es convertirnos en el aliado

estratégico de nuestros clientes, al brindarles asesoría que per-

mita diseñar “el traje a la medida” a los requerimientos de su entorno para minimizar los riesgos y el impacto en nuestras organizaciones en todos los sentidos.

en CONTrOl, nuestra filosofía es convertirnos en el aliado estratégico de nuestros clientes

CONTACTO

calzada san esteban no. 73 col. lázaro cárdenas cp. 53560 naucalpan, estado de México tels. 2451 4800 / 5357 0337 Fax. 2451 4828 info@seguridadcontrol.com.mx / www.seguridadcontrol.com.mx

reporteeSPeCiaLpUBlicitario

Alta dirección

Dilemas éticos empresariales

Alta dirección Dilemas éticos empresariales dilema Esta sección presenta casos empresariales buscando fomentar y afinar
Alta dirección Dilemas éticos empresariales dilema Esta sección presenta casos empresariales buscando fomentar y afinar
dilema
dilema

Esta sección presenta casos empresariales buscando fomentar y afinar el razonamiento ético en los lectores. A cada caso sigue la respuesta de dos o tres asesores que conocen y manejan los principios éticos y se mueven en el ámbito empresarial.

46

principios éticos y se mueven en el ámbito empresarial. 46 .mx 322 NO ESTÁ EN MÍ

.mx

éticos y se mueven en el ámbito empresarial. 46 .mx 322 NO ESTÁ EN MÍ IMPEDIRLO

322

NO ESTÁ EN MÍ IMPEDIRLO

Hace varios años creamos, en el norte del país, una empresa de artes gráficas digitales que, afortuna- damente, ha prosperado gracias, sobre todo, a dos clientes en Estados Unidos para quienes maquilamos muchos trabajos. Sin embargo, parece que están cre-

ciendo más los jugadores que el sector, cada día com- petimos por la maquila con más empresas de India, Tailandia, China, Corea del Sur e incluso Argentina

y

Brasil. Acabamos de recibir un trabajo que es todo un reto

y

que requiere muchas horas y una jugosa facturación,

pero se trata de una serie de juegos con un contenido claramente violento y de discriminación hacia perso- nas de diversos orígenes, provenientes de países po- bres e ignorantes. Si rechazamos ese trabajo es muy probable que perdamos al cliente; además sé que si nosotros no lo hacemos, lo hará cualquier otro, no po- demos impedirlo. ¿Qué puedo hacer?

Si tienes un dilema ético empresarial escríbenos a: istmo@ipade.mx

los asesores sugieren

dilema

plantea disyun-

tivamente optar entre resultados de índole econó- mica y material, y valores de orden superior que entrañan bienes intrínse- cos, como lo son el respeto a la digni- dad de la persona y evitar el fomento de la violencia. La decisión que se tome sentará un precedente ante el mercado potencial de clientes y al interior de la propia organización, lo que en situaciones posteriores, en caso de acceder, pue- de implicar no saber cómo rehusarse a aceptar otros trabajos que compro- meten esos mismos valores u otros incluso más importantes. ¿Cuál sería, por ejemplo, la justifi- cación para rechazar a un cliente que solicitara maquilar un producto de con- tenidos pornográficos? Ciertamente

un producto de con- tenidos pornográficos? Ciertamente Este negarse a participar no evitará que el potencial
un producto de con- tenidos pornográficos? Ciertamente Este negarse a participar no evitará que el potencial

Este

negarse a participar no evitará que el potencial cliente saque al mercado su producto, pues siempre habrá com- petidores que no tendrán escrúpulos para aceptar este tipo de trabajos, pero al menos no se habrá contribuido a la mala acción de otros. Para no salirse de competencia, la empresa deberá ser más pro activa en la consecución de nuevos clientes, y cuidar la propia repu- tación irá facilitando atraer a un amplio sector del mercado que preferirá acu- dir a un proveedor que se esmera en ser congruente con sus principios, pues verá en ello un reflejo de lo que pue- de esperar en otros aspectos, como la justicia en los precios, el cumplimiento de plazos pactados, la calidad del pro- ducto, etcétera.

Tomás Viracocha

Consultor de ética empresarial

Si algo es objetivamente malo no puede hacerse. Ni con el fin de obtener algo bueno ni con la excusa de

que si yo no lo hago otro lo hará. El mal moral no es algo exterior, sino que afecta al sujeto que lo realiza y lo transforma. Es aquello de que el que miente se con- vierte en mentiroso y el que roba, en ladrón. Ese deterioro es justamente el que tenemos obligación de evitar. Por esto, si el contenido de estos juegos es «claramente violento» y discriminatorio, y además induce a estas actitu- des, creo que no debería participarse en ese proyecto. Por otro lado, casi todos los juegos de mesa tienen contenidos de esa índole, pensemos por ejemplo en el ajedrez o en las damas. Hay piezas más valiosas que otras, y el juego consiste en acorralar y derrotar al enemigo y obligarlo a rendirse. Creo que debería intentarse una revisión de los conte- nidos objetivos de esos juegos y de la posibilidad de influir en ellos de algu- na manera, poniendo algunos valores positivos o resaltando que «el que la hace, la paga», y que «el hacer el mal no produce dividendos», etcétera, que compensaran los otros efectos negativos. Pero insisto, si el mal es claro y objetivo, y no hay manera de evitarlo o contra- rrestarlo, lo mejor es evitar participar en esos proyectos. Pensemos por ejemplo, cómo vería que mis hijos o hermanos menores jugaran a esos juegos

que mis hijos o hermanos menores jugaran a esos juegos a rmando r eygadas abogado especialista
que mis hijos o hermanos menores jugaran a esos juegos a rmando r eygadas abogado especialista

armando reygadas

abogado especialista en ética de empresa

Estimado empresario, partes de una premisa de la cual ya

estás convencido y «no po- demos impedirlo». Ello plan- tea diversos escenarios. Déjame ir un paso para atrás y luego volvemos

a los escenarios. La operación que realizas en tus

proyectos no es moralmente indistinta, me expli- co, tu empresa tiene ciertos valores (que aunque no sean explícitos) siempre están presentes. Las empresas son lo que los hábitos y valores de la Alta dirección tienen. Los colaboradores de tu empresa saben lo que

es importante para ti y para la Alta dirección, co- nocen los valores que son relevantes. Por ejemplo,

si para ti es muy importante la no discriminación,

lo has dicho y has actuado en este sentido, todos

en la empresa se alinean a este valor. Si ahora aceptas este trabajo, se percibirá en seguida una incongruencia y sabrán que lo que has dicho no es tan importante como el dinero que obtendrás. Si

no es un valor que hayas predicado el proyecto no tendrá tanto impacto en la cultura organizacional. Mi sugerencia es: revisa si este proyecto va a favor o en contra de los valores que son impor- tantes para la empresa. Si van en contra, rechaza

el proyecto, pues habrá una afectación a la cultura

laboral que te saldrá más caro en el futuro. Si «no puedes evitar» aceptar este proyecto, mi recomendación sería tratar de disminuir los efec- tos nocivos de este producto en la medida de lo posible. Y un último apunte, el que tu conciencia te esté planteando este dilema indica algo de los

valores que tienes y de lo que es importante para

ti, y por tanto, para tu empresa.

lo que es importante para ti, y por tanto, para tu empresa. r odrigo V illaurruTia
lo que es importante para ti, y por tanto, para tu empresa. r odrigo V illaurruTia

rodrigo VillaurruTia

Profesor de ética de la empresa

sección patrocinada por

322 .mx 47
322 .mx
47
Sobreme S a La revista istmo recomienda algunos de los restaurantes más exclusivos del país,

Sobreme S a

La revista istmo recomienda algunos de los restaurantes

más exclusivos del país, para halagar al paladar, cerrar

negocios y disfrutar la sobremesa.

al paladar, cerrar negocios y disfrutar la sobremesa. savannah Centro Comercial Parque Duraznos Bosque de Duraznos
al paladar, cerrar negocios y disfrutar la sobremesa. savannah Centro Comercial Parque Duraznos Bosque de Duraznos
al paladar, cerrar negocios y disfrutar la sobremesa. savannah Centro Comercial Parque Duraznos Bosque de Duraznos
al paladar, cerrar negocios y disfrutar la sobremesa. savannah Centro Comercial Parque Duraznos Bosque de Duraznos

savannah

Centro Comercial Parque Duraznos Bosque de Duraznos 39 Bosques de las Lomas (55) 5442 8235 • (55) 5442 8238

www.savannah.mx

de las Lomas (55) 5442 8235 • (55) 5442 8238 www.savannah.mx Jaso Newton 88. Polanco (55)
de las Lomas (55) 5442 8235 • (55) 5442 8238 www.savannah.mx Jaso Newton 88. Polanco (55)
de las Lomas (55) 5442 8235 • (55) 5442 8238 www.savannah.mx Jaso Newton 88. Polanco (55)

Jaso

Newton 88. Polanco (55) 5545 7476

de las Lomas (55) 5442 8235 • (55) 5442 8238 www.savannah.mx Jaso Newton 88. Polanco (55)

www.jaso.com.mx

de las Lomas (55) 5442 8235 • (55) 5442 8238 www.savannah.mx Jaso Newton 88. Polanco (55)
nick san Miguel de Cervantes Saavedra 303 Ampliación Granada. Plaza Carso (55) 5616 4410 •

nick san

nick san Miguel de Cervantes Saavedra 303 Ampliación Granada. Plaza Carso (55) 5616 4410 • (55)

Miguel de Cervantes Saavedra 303 Ampliación Granada. Plaza Carso (55) 5616 4410 • (55) 5616 4434

Granada. Plaza Carso (55) 5616 4410 • (55) 5616 4434 www.nicksan.com.mx astrid y Gastón Tennyson 117
Granada. Plaza Carso (55) 5616 4410 • (55) 5616 4434 www.nicksan.com.mx astrid y Gastón Tennyson 117
Granada. Plaza Carso (55) 5616 4410 • (55) 5616 4434 www.nicksan.com.mx astrid y Gastón Tennyson 117

www.nicksan.com.mx

Carso (55) 5616 4410 • (55) 5616 4434 www.nicksan.com.mx astrid y Gastón Tennyson 117 esquina Mazaryk.

astrid y Gastón

4410 • (55) 5616 4434 www.nicksan.com.mx astrid y Gastón Tennyson 117 esquina Mazaryk. Polanco (55) 5282

Tennyson 117 esquina Mazaryk. Polanco (55) 5282 2666 • (55) 5282 2481

esquina Mazaryk. Polanco (55) 5282 2666 • (55) 5282 2481 www.astridygaston.com Mairena Torre Arcos. Bosques de
esquina Mazaryk. Polanco (55) 5282 2666 • (55) 5282 2481 www.astridygaston.com Mairena Torre Arcos. Bosques de
esquina Mazaryk. Polanco (55) 5282 2666 • (55) 5282 2481 www.astridygaston.com Mairena Torre Arcos. Bosques de

www.astridygaston.com

(55) 5282 2666 • (55) 5282 2481 www.astridygaston.com Mairena Torre Arcos. Bosques de las Lomas (55)

Mairena

Torre Arcos. Bosques de las Lomas (55) 9135 0010 • (55) 9135 0011

www.mairena.com.mx

2481 www.astridygaston.com Mairena Torre Arcos. Bosques de las Lomas (55) 9135 0010 • (55) 9135 0011

52

Coloquio

52 Coloquio DerechOs humanOs Ante ReAlidAdes posmodeRnAs La evolución hace más complejas a las sociedades y

DerechOs

humanOs

52 Coloquio DerechOs humanOs Ante ReAlidAdes posmodeRnAs La evolución hace más complejas a las sociedades y

Ante ReAlidAdes posmodeRnAs

52 Coloquio DerechOs humanOs Ante ReAlidAdes posmodeRnAs La evolución hace más complejas a las sociedades y

La evolución hace más complejas a las sociedades y dificulta la protección de los derechos humanos, sobre todo, cuando surgen nuevos derechos o hay confusión sobre qué es un derecho y qué no lo es. Otro problema innegable brota cuando se intenta jerarquizarlos: en caso de contraposición, ¿qué derecho es más importante que otro?

brota cuando se intenta jerarquizarlos: en caso de contraposición, ¿qué derecho es más importante que otro?

.mx

brota cuando se intenta jerarquizarlos: en caso de contraposición, ¿qué derecho es más importante que otro?

322

CUltURA

licenciado en Filosofía por la Universidad panamericana. profesor del departamento de Humanidades en la misma institución. Fue colaborador de la Comisión nacional de los derechos Humanos y es miembro de distintas asociaciones civiles. músico y melómano.

de distintas asociaciones civiles. músico y melómano. y Derechos Humanos los derechos no se refieren a

y Derechos Humanos

los derechos no se refieren a «hombres sin rostro», sino a personas concretas, insertas en una cultura. los derechos culturales, esenciales para la dignidad humana, deben interpretarse según los principios de universalidad, indivisibilidad e interdependencia.

Adán Aguilar esquivel

L os tiempos actuales son un campo fértil para repensar los Derechos Humanos. Desde la llamada «primavera árabe» y otras plataformas civiles –los indignados, #Occupy Wallstreet, #YoSoy132– hasta las leyes que

pretenden regular los contenidos en internet –ACTA, SOPA–, derechos como la libertad de expresión, la representación polí- tica, la seguridad e integridad física, han sido protagonistas en la reflexión sobre las garantías centrales de las personas. Los Derechos Humanos representan la necesidad que tenemos todos de reconocer condiciones básicas de respeto en la convivencia. Necesidad tan elemental que toda ofensa a nuestros derechos nos parece evidente. Si mi vecino se es- taciona frente a la salida de mi casa, si un grupo de personas limitan mi movilidad en la calle, si se me niega un servicio público a causa de mi manera de vestir o de hablar, si una autoridad me extorsiona… en cualquier situación en la que se afectan mis garantías subsiste un impulso para pedir respeto. Sin embargo, aunque percibimos con claridad una afrenta de este tipo, es importante hacer notar que, como sujetos de derechos, no conocemos las condiciones que se requieren para que nuestros derechos posean una identidad clara. En otras palabras, es difícil conocer qué derecho es más importante que otro, cuáles son aquellos derechos que de- ben reconocerse sin importar condiciones cambiantes, qué significa que la ley reconozca sólo ciertos derechos y dé por supuestos otros tantos.

PARA RECUPERAR DERECHOS FUNDAMENTALES: CULTURA

Aquello que permite conocer la identidad de nuestros dere- chos, su origen e importancia, está en el reconocimiento de la cultura: ella habla del ser humano desde todas sus pers- pectivas, y desde ahí podemos comenzar a buscar la unidad y radicalidad que hace falta en las reflexiones acerca de los Derechos Humanos. Si pensamos en la situación de un migrante, un analfabeta o un indígena, reconoceremos que existe un denominador común: hace falta –o no se conoce– un marco cultural que pueda dotar de orden y significado el ejercicio de los dere- chos de las personas. Cuando se carece de nación, como un «ilegal» latinoamerica- no en Estados Unidos o un migrante árabe en tierras europeas, es imposible reclamar derechos al amparo de un sistema legal. Cuando no se tiene acceso a la información, como cualquier persona incapaz de leer o de disponer de información fiable, es muy difícil conocer qué puede exigir como derecho. Cuando la comunidad no es reconocida por una colecti- vidad mayor y una ola globalizadora amenaza su identidad –pensemos en cualquier etnia indígena de nuestro país– es complicado prevalecer como miembro de una cultura con- creta y pugnar por el respeto de la misma. Por problemático que resulte, es una realidad que el mundo está configurado como un espacio multicultural, con

322

problemático que resulte, es una realidad que el mundo está configurado como un espacio multicultural, con

.mx

problemático que resulte, es una realidad que el mundo está configurado como un espacio multicultural, con

53

Coloquio

54

es difícil conocer qué derecho es más importante que otro, cuáles deben reconocerse sin importar condiciones cambiantes, qué

significa que la ley reconozca sólo algunos y dé por supuestos otros tantos.

una gran «población flotante» que no pertenece a algún país, con millones de personas con educación deficiente.

Y si consideramos extremista hablar

de estos tres grupos, pensemos en la discriminación por razón de sexo, pre-

sente en cualquier ambiente laboral, en

la delgada línea que separa a un estado

sanamente laico de un gobierno «lai- cista» que es intolerante a cualquier

manifestación religiosa, en el clasismo que impide el disfrute de servicios a causa del nivel socioeconómico o las preferencias de cualquier tipo. Todos son problemas que vivi- mos día a día y atañen directamente

al respeto de los Derechos Humanos

–entendiendo el apellido «humanos» como referencia a su universalidad, es

decir, derechos de todas las personas. Por todo ello hoy, frente a movi- mientos que cruzan fronteras y situa- ciones que ponen en la mira de la sospecha nuestras nociones de ciudadanía, libertad o vida humana, los derechos cultura- les pueden ofrecer una vía de reformulación y recuperación de los derechos fundamentales.

su origen y progresiva cobertura de las garantías de las personas: 1

• La primera generación se corres-

ponde con los derechos civiles y po- líticos, que se concretan en la Revo-

lución Francesa. Lo que pensadores como Fray Francisco de Vitoria, Fray Bartolomé de las Casas o Im- manuel Kant consideraban como

aquellas condiciones que el Estado

o el gobierno debía respetar con re-

lación al trato de los individuos. Las llamadas «libertades fundamenta- les» y derechos de representación e identidad política se encuentran en esta generación.

• La segunda generación agrupa a

los derechos económicos, sociales

y culturales, emanados de la Revo-

lución Industrial y reconocidos por primera vez en un sistema jurídico en la Constitución Mexicana de 1917. Los derechos a un salario justo, a jor- nadas laborales bien remuneradas, a la libertad de aso- ciación y a la libertad de tomar parte en la vida cultural, forman parte de esta segunda etapa y dependen de una participación activa del Estado. Mientras que en los de primera generación el gobierno se limita a respetar el ejercicio de los derechos, en los de segunda generación la actuación del gobierno es necesaria para permitir el disfrute de los derechos, que dependen de que existan condiciones económicas y políticas suficientes para lle- var a cabo estas tareas.

NO PODEMOS HABLAR A UN HOMBRE SIN ROSTRO

Globalización y multiculturalidad, identidad político-social y personal, todos son grandes retos que las teorías actuales de Derechos Humanos deben resolver. La cultura de las comu- nidades y las naciones representa una base desde la cual se puede dotar de unidad y sentido a la defensa de las garantías fundamentales. Esto es así porque en la cultura el ser humano comprende su papel dentro de la sociedad: lo que significa ser mexicano o sudafricano, queretano o tamaulipeco, ciudadano, mujer u hombre, profesionista, judío o ateo, aficionado a algún equi- po deportivo, vecino, padre, hijo, etcétera. Si desligamos la identidad cultural del ejercicio de derechos, tendríamos que pensar en un «hombre sin rostro», una humanidad que, por

el ánimo de la universalidad de los derechos, y careciendo

de identidad concreta, acabe por ser definida a partir de las necesidades políticas y sociales de momentos históricos.

• La tercera generación, nacida por la realidad global de nuestro tiempo, se caracteriza por agrupar derechos re- ferentes a las comunidades que integran un país o a los derechos de solidaridad que involucran a todas las na- ciones. Se refieren a garantías que pretenden tres tipos de bienes: la paz, el desarrollo y el cuidado del medio ambiente, aunque se podrían añadir muchos más a pro- pósito de las necesidades de grupos de cualquier tipo, lo que genera desorden y confusión al hablar de tantos intereses que exigen derechos concretos. Los derechos nacidos de la multiculturalidad se integran en esta ge- neración.

Esta clasificación, aunque ampliamente usada, presenta un problema importante. Es necesario decir que los Derechos Humanos, por ser tales, deberían pertenecer todos a la pri-

TRES GENERACIONES DE DERECHOS

Cuando se reduce la cultura a un elemento secundario en la definición de derechos, los criterios para su categorización son variados. De acuerdo con la tradicional clasificación de los Derechos Humanos, existen tres generaciones de acuerdo con

De acuerdo con la tradicional clasificación de los Derechos Humanos, existen tres generaciones de acuerdo con

.mx

De acuerdo con la tradicional clasificación de los Derechos Humanos, existen tres generaciones de acuerdo con

322

mera generación, en tanto que éstos subsisten por sí mismos y no necesitan de la

mera generación, en tanto que éstos subsisten por sí mismos

y no necesitan de la agencia del gobierno.

La forma en la que estos derechos fundamentales se implementan en la sociedad depende específicamente de la cultura de cada comunidad: no es lo mismo defender la libertad de expresión de un periodista que la de un militar en guerra. Pero esta implementación concreta no niega su carácter universal y esencial, dado que todo ser humano nace y se desarrolla en una cultura concreta y a partir de ella se construyen las estructuras necesarias para la protección de derechos. La universalidad está en el contenido de los derechos, no en su concreción dentro de la sociedad.

LA BASE COMÚN CULTURAL LOS DOTA DE SIGNIFICADO

Cuando se jerarquizan los derechos, aquellos en rangos me- nores necesitarán una justificación para ser defendidos y ejercidos, como sucede con las dos generaciones restantes. Los derechos de segunda generación dependen de la acción del gobierno, de políticas diseñadas para «implementar» garan-

tías, cuyo éxito se da si tal orden político posee los recursos necesarios, y de esta manera los derechos se reducen a metas de eficacia. Los derechos de tercera generación se someten común- mente a reconocer a grupos y minorías, aunque dichas co- munidades representen un interés tan humano –y por tanto, universal– como el respeto al medio ambiente, a las costumbres

y

tradiciones, a la lengua, es decir, a realidades culturales. Si los derechos se limitan por las condiciones económicas

o

políticas, se corre el grave riesgo de dañar la dignidad de las

personas. Pensemos, por ejemplo, en el caso de los 33 mineros chilenos rescatados en octubre de 2010 después de 69 días de encierro bajo tierra: si el proceso de rescate de los trabajadores hubiera sido sujeto al escrutinio de la burocracia o de los recur- sos económicos, difícilmente se les podría haber rescatado con vida. Culturalmente, el pueblo chileno mostró que tiene en alta estima el principio de la solidaridad y el de la defensa de la vida, esto permitió el rescate de los mineros superando obstáculos de orden económico o logístico. El problema no es el hecho de defender un derecho sobre otro, sino de jerarquizarlos e ignorar una base común cultural desde la cual dotarles de significado. Si hablamos de Derechos Humanos, es preciso decir que todos los son:

desde la libertad de expresión hasta el reconocimiento de la identidad de un pueblo, desde el derecho a un servicio de salud integral hasta el cuidado de los recursos naturales. Clasificar implica jerarquizar, y toda jerarquía lleva a un tratamiento parcial de los derechos fundamentales, a justificar la importancia de los derechos –cuando entran en conflicto unos con otros– desde la defensa que se haga a favor de unos o el ataque en contra de otros.

que se haga a favor de unos o el ataque en contra de otros. Los derechos

Los derechos nacidos de la multiculturalidad se refieren a garantías que pretenden tres tipos de bienes: la paz, el desarrollo y el cuidado del medio ambiente, aunque

se podrían añadir muchos más a propósito de las necesidades de grupos de cualquier tipo.

La abolición de la esclavitud fue compleja entre otras cosas a causa de un conflicto de derechos, donde la libertad fundamental de individuos concretos se oponía al desarrollo económico de particulares, empresas y gobiernos. En la actualidad, todo lo que parezca esclavitud –trata de personas, explotación laboral– está claramente penado, y este avance lo tenemos gracias a que ya no cuestionamos la libertad de las personas ni consideramos que sea defendible el hecho de vender y usar a alguien como una propiedad o herramienta. Esto forma parte de nuestra cultura.

DERECHOS CULTURALES:

IDENTIDAD Y TRANSVERSALIDAD

En la declaración de Friburgo, del 7 de mayo de 2007, se hicieron explícitos los derechos que ya se mencionaban en numerosos instrumentos internacionales. Aquí se establece que estos derechos «son esenciales para la dignidad humana; por ello forman parte integrante de los Derechos Humanos

322

derechos «son esenciales para la dignidad humana; por ello forman parte integrante de los Derechos Humanos

.mxestos derechos «son esenciales para la dignidad humana; por ello forman parte integrante de los Derechos

derechos «son esenciales para la dignidad humana; por ello forman parte integrante de los Derechos Humanos

55

Coloquio

56

dañados en su proceso educativo por hablar un idioma distinto del oficial. Por otra parte, las universidades estatales llevan a cabo diversos programas académicos a partir de los cuales los estudiantes recuperan el conocimiento de sus raíces y lo profesionalizan de manera académica. Numerosos proyectos musicales se llevan a cabo con niños mixe de la sierra oaxa- queña. Los estudiantes de Yucatán realizan sus actividades de servicio social con comunidades mayas. La Universidad Autónoma de la Ciudad de México ofrece licenciaturas a miembros de comunidades de campesinos o comerciantes para que los jóvenes puedan comprender y dar a conocer su identidad cultural. A pesar de estos interesantes programas, las comunidades indígenas, campesinas y gremiales tienen mucho todavía por

desarrollar en el ámbito de los derechos culturales. El cons- tante dilema entre el respeto a los «usos y costumbres» y el ánimo de inclusión en el mismo marco educativo y legal parece irresoluble.

A esto hay que añadir las limitantes políticas y económicas que resultan de considerar estos derechos como se- cundarios, como condicionados a la satisfacción de otros anteriores. Aquí salta a la vista el problema mencionado de jerarquizar los Derechos Humanos. Se considera que es más importante el conocimiento y respeto a la ley que la alfabetización. ¿Y si una persona no sabe leer, cómo puede conocer la ley?

si desligamos la identidad cultural del ejercicio de derechos, tendríamos que pensar en un «hombre sin

rostro», una humanidad que, al carecer de identidad concreta, la definirían las necesidades políticas y sociales de momentos históricos.

y deben interpretarse según los principios de universalidad,

indivisibilidad e interdependencia». 2 Estos principios deben observarse en los derechos

específicos promovidos para garantizar que las personas

y las comunidades tengan acceso a la cultura y puedan

participar en aquella que sea de su elección. Así pues, los derechos culturales son fundamentalmente Derechos Humanos para asegurar el disfrute de la cultura y de sus componentes en condiciones de igualdad, dignidad huma-

na y no discriminación. La declaración los agrupa en derechos referentes al patri- monio cultural, acceso a la cultura y a la información, acceso

a la educación, respeto de la identidad cultural o lingüística

y cooperación para las políticas culturales entre las comuni- dades y las naciones. En principio, las acciones que se llevan a cabo para pro-

mover los derechos clasificados entre la segunda y tercera generación, pueden ser muy concretas. En nuestro país, los libros de texto de educación primaria ya han sido traduci- dos al náhuatl, maya y otras lenguas indígenas para que los alumnos puedan ser educados en su cultura y no se vean

NO HAY DERECHOS MÁS IMPORTANTES QUE OTROS

Lo mismo ocurre si se ponen los derechos culturales por encima de todos los demás: no podemos promover el acceso libre a los conciertos de la orquesta estatal por encima de la necesidad de que las familias posean una vivienda digna o de las campañas en contra de la discriminación por razón de sexo. Los derechos culturales deben ser entendidos como fun- damentales, no por un orden jerárquico superior, sino por tener una función de identidad y transversalidad. Cuando una persona comprende su cultura, conoce aquello que debe cambiar y aquellos valores que son esenciales. Esto se consigue con una educación integral –prevista como derecho cultural– y también con el acceso al disfrute de las artes, el conocimiento de la historia, la participación en la vida po- lítica, etcétera. ¿Son estos derechos culturales, son más importantes que otros? No, sino que permiten trabajar de manera transversal, horizontal, dentro de los tipos de derechos existentes: libertades sociales, derechos civiles, derechos de

horizontal, dentro de los tipos de derechos existentes: libertades sociales, derechos civiles, derechos de .mx 322

.mx

horizontal, dentro de los tipos de derechos existentes: libertades sociales, derechos civiles, derechos de .mx 322

322

Coloquio

58

si hablamos de Derechos humanos, es preciso decirque todos lo son:

desde la libertad de expresión hasta el reconocimiento de la identidad de un pueblo, desde el

derecho a un servicio de salud integral hasta el cuidado de los recursos naturales.

comunidades particulares, derechos económicos, etcétera. Pensemos en el caso de la sociedad

sueca: la figura del «Ombudsman», de un defensor de los derechos de los gobernados frente a la autoridad, posee una injerencia activa en las de- cisiones del país, gracias a que los ciu- dadanos le otorgan capacidades para denunciar faltas a los derechos. Esto implica un marco cultural en el que el ciudadano es suficientemente capaz para tomar decisiones en comunidad,

y es altamente consciente de que debe

hacerlo.

buscamos en la defensa de nuestros derechos, y cómo éstas necesidades pueden comunicarse a los diferentes órdenes de gobierno. La verdadera política no es otra que la responsa- bilidad personal de cada ciudadano. La cultura es un espacio de autoco- nocimiento que sustenta esta respon- sabilidad social. Daniel Baremboim, pianista y di- rector orquestal, encabeza un proyec- to musical en el que reúne a músicos israelíes y palestinos en una misma orquesta. La Wester-Eastern Divan Orquestra se presenta alrededor del mundo para mostrar cómo los inte- reses culturales de dos comunidades en conflicto pueden convivir y pro- mover la paz. Los músicos de esta orquesta se reúnen porque conocen que, a pesar de las diferencias políti- cas que los separan, hay una realidad

más fuerte que los une, un derecho humano que se concreta en una ma- nifestación artística. La cultura ofrece elementos que pueden, como en este caso, superar conflictos para hablar de las exigencias más universales, como repudiar la guerra y relacionarse en armonía. Los derechos culturales y la reflexión cultural de las ga- rantías deben ser recuperados en estos tiempos de sobrada información, difícil formación, desdibujada identidad y multiplicidad de criterios de humanidad. La cultura crea los elementos semiológicos para la praxis de todos los Derechos Humanos. De esta manera, si se garantiza una formación cultural integral, reflexiva y comprometida, los derechos fundamen- tales de las personas podrán ser ejercidos y protegidos desde el dinamismo propio del ser humano, cara a su dignidad e identidad. Los derechos no pueden hablar de un «hombre sin

rostro», sino de personas concretas, insertas en la cultura.

RESPONSABILIDAD Y COMUNIDAD PARA EL EJERCICIO DE DERECHOS

¿Cómo hacer que la reflexión cultural articule los Derechos Humanos? Éste es el gran reto al que los tiempos ac- tuales nos invitan. Y la solución sólo puede venir de la propia comunidad,

de las personas en relación. Si espera- mos a que el orden político –estatal, nacional, internacional– lo resuelva, corremos el riesgo de que nos sea impuesta, como ya se dijo, una jerarquización de los derechos y su consecuente reduccionismo. Quienes conocen de primera mano la cultura de las per- sonas son las personas mismas, las comunidades concretas que a su vez conforman el entramado de relaciones que es la sociedad. Escuelas, colonias, clubes o asociaciones civiles, todas son comunidades que construyen e interpretan la cultura de las personas que las integran. La educación, derecho universal, se concreta en planes de estudio específicos según los intereses culturales de un cole- gio o una universidad. Así, hay escuelas donde se imparten clases de cocina, religión, finanzas personales, o cualquier otra disciplina que responda a las necesidades culturales de la comunidad que está siendo educada, aunque los planes de estudio estatales no las incluyan. Ésta es una forma natural de comprender el papel de la cultura en la vivencia de los derechos fundamentales. Todos tenemos la posibilidad de conocer nuestra cultura

y traducir los Derechos Humanos a partir de ella. Todos

formamos parte de una familia en los que se promueven valores específicos. Todos somos parte de una ciudad en la que reconocemos costumbres que deben ser cambiadas. Así, siguiendo las nociones de identidad y transversa- lidad, podemos asociarnos para reconocer qué somos, qué

lidad, podemos asociarnos para reconocer qué somos, qué 1 A guilAr C uevAs , M AgdAlenA

1 AguilAr CuevAs, MAgdAlenA, «Las tres generaciones de los derechos hu- manos» en Derechos Humanos, órgano informativo de la comisión de Derechos Humanos del Estado de México, Núm- 30. Marzo-Abril , 1998. Págs. 93-99.

2 Declaración de Friburgo sobre Derechos Culturales, Artículo 1. Versión digital disponible en http://www.culturalrights.net/descargas/drets_

culturals239.pdf

, Artículo 1. Versión digital disponible en http://www. culturalrights.net/descargas/drets_ culturals239.pdf .mx 322

.mx

, Artículo 1. Versión digital disponible en http://www. culturalrights.net/descargas/drets_ culturals239.pdf .mx 322

322

Coloquio

Coloquio el Debate DemOcráticO Derecho de todos la interpretación distorsionada del concepto de «laicidad» impide a

el Debate DemOcráticO

Derecho de todos

la interpretación distorsionada del concepto de «laicidad» impide a los cristianos entrar al juego democrático, en condiciones de igualdad con el resto de la sociedad.

Francisco José Contreras*

B uena parte de la polémica acerca del lugar de la religión en

el espacio público gira en torno al concepto de laicidad. Los

católicos no debemos temer una laicidad rectamente entendi-

da; en realidad, la laicidad es una de las grandes aportaciones

del cristianismo a la cultura occidental. Como han recordado Jürgen

Habermas o Philippe Nemo, Israel surge en la Historia como una ex- cepción dualista en un mundo de «monarquías sagradas» teocráticas y reyes divinizados.

En Israel –y, después, en la cristiandad– el poder es desacralizado:

sólo Dios es Dios; el Estado no es divino; el Estado es falible (y, por tanto, su autoridad debe ser sometida a control y limitación). A diferencia del Islam –donde lo religioso es inseparable de lo político– el cristianismo reconoce la autonomía de lo temporal: «al César, lo que es del César». El corolario de este reconocimiento es la relativización del poder, su sometimiento a un constante escrutinio moral: precisamente porque no es sagrado, el Estado puede incurrir en desafuero, y el cristiano se reserva la facultad de enjuiciar moralmente su actuación desde criterios de justicia superiores. Ciertamente, el cristianismo no siempre permaneció fiel a esta doctrina de la dualidad de órdenes y la libertad de crítica: tras el giro constantiniano, la Iglesia entró en una estrecha simbiosis con el poder político. Pero a partir de finales del siglo XIX se recuperó paulatinamen-

te

el dualismo de los orígenes, culminando en la doctrina del Vaticano

II

sobre la libertad religiosa (Dignitatis Humanae) y la plena aceptación

de la democracia y la laicidad en el magisterio pontificio más reciente. En su importante alocución a la Curia del 22 de diciembre de 2005, Benedicto XVI vino a reconocer que, al renunciar al concepto de Estado

confesional y volver a la idea de una «Iglesia libre en un Estado libre»,

el Vaticano II recuperó la perspectiva genuinamente cristiana sobre los

60

asuntos políticos. .mx 322
asuntos políticos.
.mx
322
cristiana sobre los 60 asuntos políticos. .mx 322 *este texto fue publicado en las Actas del
cristiana sobre los 60 asuntos políticos. .mx 322 *este texto fue publicado en las Actas del
cristiana sobre los 60 asuntos políticos. .mx 322 *este texto fue publicado en las Actas del
cristiana sobre los 60 asuntos políticos. .mx 322 *este texto fue publicado en las Actas del

*este texto fue publicado en las Actas del Xiii Congreso Católicos y Vida pública, madrid, no- viembre 2011.

doctor en derecho y catedrático de Filosofía del derecho en la Universidad de sevilla. Coautor del libro Nueva izquierda y Cristianismo. Ha impartido numerosas conferencias y seminarios, así como cursos de doctorado en distintas universidades.

así como cursos de doctorado en distintas universidades. SUTIL FRONTERA ENTRE LAICISMO Y LAICIDAD Se da

SUTIL FRONTERA ENTRE LAICISMO Y LAICIDAD

Se da la paradoja histórica, sin embargo, de que, justo cuando la Iglesia acepta incorporarse al juego democrático «sin privi- legios» (es decir, asumiendo que sólo podrá esperar ver refle- jadas en la legislación sus propuestas morales en la medida en que consiga convencer de ellas a los votantes), se desarrolla en la cultura secular una interpretación distorsionada de la laicidad que cierra el paso a dicha incorporación.

Se ha acuñado la expresión «laicismo» para designar a esta versión sectaria y desnaturalizada de la laicidad. En el Estado laicista, la «neutralidad» oficial encubre una situación de efectiva «confesionalidad inversa»: el poder asume de hecho la cosmovisión materialista-atea, recela de la religión como una amenaza al sistema y trata a los creyentes como ciudadanos de segunda, impidiéndoles jugar el juego demo- crático en pie de igualdad con los demás. Como indica Martin Rhonheimer, el laicismo viene a ser una especie de paternalismo, que intenta proteger al ciudadano de toda influencia religiosa, porque estima que tal influjo es irracional y corrosivo de la libertad. Ciertamente, la frontera entre laicidad y laicismo es sutil, y a menudo pasan por laicos planteamientos que en realidad son laicistas. Es el caso, a mi parecer, de la llamada doctrina de las razones públicas, muy influyente en la filosofía política actual; su formulación más conocida se debe a John Rawls. El punto de partida es lo que Rawls llama «pluralismo razonable»: la razón humana es incapaz de obtener conclu- siones inequívocas sobre las preguntas más importantes (¿cómo empezó todo?, ¿qué es el hombre?, ¿qué ocurre tras la muerte?, ¿cómo deberíamos vivir?); por tanto, una socie- dad libre se caracterizará por el pluralismo cosmovisional, la diversidad de creencias: la gente habrá llegado a conclu- siones distintas sobre dichas preguntas (habrá materialistas, agnósticos, creyentes en diversas religiones, etcétera). Dichas sociedades, sin embargo, necesitan leyes y reglas del juego; la dificultad estriba en poner de acuerdo sobre lo penúltimo (lo jurídico-político) a personas que discrepan sobre lo último (lo metafísico). Para esto, según Rawls, es imprescindible que las reglas del juego sean cosmovisio- nalmente neutrales: que no se inspiren en ninguna de las concepciones del mundo (el materialismo, el cristianismo, etcétera) que compiten en la sociedad. Y, en los debates sobre leyes y políticas estatales, será obligado emplear sólo razo- nes públicas, es decir, argumentos que no apelen a ninguna cosmovisión concreta, y que por tanto resulten asumibles por cualquier persona razonable, cualesquiera que sean sus creencias metafísicas.

cualesquiera que sean sus creencias metafísicas. Los esfuerzos del cristiano por poner entre paréntesis sus
cualesquiera que sean sus creencias metafísicas. Los esfuerzos del cristiano por poner entre paréntesis sus
cualesquiera que sean sus creencias metafísicas. Los esfuerzos del cristiano por poner entre paréntesis sus
cualesquiera que sean sus creencias metafísicas. Los esfuerzos del cristiano por poner entre paréntesis sus
cualesquiera que sean sus creencias metafísicas. Los esfuerzos del cristiano por poner entre paréntesis sus
cualesquiera que sean sus creencias metafísicas. Los esfuerzos del cristiano por poner entre paréntesis sus
cualesquiera que sean sus creencias metafísicas. Los esfuerzos del cristiano por poner entre paréntesis sus
cualesquiera que sean sus creencias metafísicas. Los esfuerzos del cristiano por poner entre paréntesis sus

Los esfuerzos del cristiano por poner entre paréntesis sus creencias

religiosas y argumentar en términos laicos no son tomados en serio.

322

por poner entre paréntesis sus creencias religiosas y argumentar en términos laicos no son tomados en

.mx

por poner entre paréntesis sus creencias religiosas y argumentar en términos laicos no son tomados en

61

Coloquio

62

se ha acuñado la expresión

«laicismo» para designar a esta versión sectaria y desnaturalizada de la laicidad.

LEY NATURAL ¿CREENCIA PRIVADA O SECTARIA?

¿Qué actitud podemos adop- tar los católicos frente a esta

doctrina? En principio, una actitud positiva. La Iglesia considera que la mayor par- te de su doctrina moral se basa, precisamente, en «razones públicas» que cualquiera puede entender, crea en Dios o no. El cristianismo ha confiado siempre en la capacidad de la razón humana para alcanzar la verdad moral, al margen de cualquier Revelación divina. En la Carta a los Romanos, San Pablo arguye que los paganos, pese a no conocer la Revelación, «tienen escrita la ley [moral] en sus corazones» (Rom. 2, 15). Por eso Santo Tomás pudo después asumir la ética aris- totélica, añadiéndole un suplemento trascendente, pero conservando gran parte de su estructura. En definitiva, el cristianismo considera haber descubierto su propia versión

de la doctrina de las razones públicas muchos siglos antes que Rawls: es la idea de la ley natural, la verdad moral racio- nal, válida no sólo para los que tienen fe, sino para todos los que son capaces de pensar. Como indicara el entonces cardenal Ratzinger, en su debate con Habermas: «el Derecho natural ha constituido siempre la figura de pensamiento con la que la Iglesia en su diálogo con la sociedad secular ha apelado a la razón común

y ha buscado las bases para un entendimiento acerca de

principios éticos en una sociedad pluralista». ¿Coincide pues la «laicidad rawlsiana» con lo que tra- dicionalmente se ha llamado «ley natural»? No. El propio

Rawls deja claro que, en su opinión, la doctrina de la ley natural es una más entre esas visiones del mundo omni- comprensivas que deben ser dejadas de lado cuando se argumenta en el espacio público. O sea: quien se refiere a

la ley natural está invocando «convicciones privadas», que

no debería intentar imponer a los demás. La creencia en la posibilidad de alcanzar racionalmente la verdad moral objetiva es considerada ahora como una creencia «privada», «sectaria», no utilizable en el espacio público…

individuo humano desde la concepción; la dignidad humana no puede depen- der del tamaño, grado de desarrollo o estado de salud

del sujeto, etcétera), su in- terlocutor laicista intentará taparle la boca alegando que todo eso no es más que la racionalización impostada de una creencia religiosa previa. Si defiende el matrimonio como unión vitalicia del hom- bre y la mujer, le dirán también que está intentando impo- nerles la visión de la familia propia de su iglesia. De nada servirá que demuestre que la institución matrimonial es muy anterior al cristianismo, que se basa en el hecho biológico (no religioso) de que sólo la asociación entre hombre y mujer es fecunda, etcétera. La pretensión cristiana de dialogar con el mundo in- creyente utilizando el lenguaje común de «la razón» y «la naturaleza» parece, por tanto, cada vez más utópica. No pa- rece haber un marco de referencia común. Los esfuerzos del cristiano por poner entre paréntesis sus creencias religiosas y argumentar en términos laicos no son tomados en serio. Las apelaciones a la «naturaleza humana» levantan sospechas en una cultura en la que, más bien, se afirma cada vez más el dogma de que nada es «natural» y todo es relativo; todo es cultural, convencional, construido.

NO EXISTE LA COSMOVISIÓN NEUTRAL

Esta hipersensibilidad laicista para sospechar motivaciones religiosas de fondo en cualquier tesis moral o jurídica adu- cida por un católico contrasta con una irritante ceguera a la hora de reconocer las motivaciones metafísicas de las tesis que ellos mismos defienden. Por ejemplo: Rawls, el teórico de las «razones públicas», sostiene que la solución «cosmo- visionalmente neutral» al dilema del aborto es el derecho al aborto libre en el primer trimestre de embarazo. Está convencido de que sólo se puede disentir de esta solución desde posturas religiosas. Pero Rawls, como los demás laicistas, no es consciente de hasta qué punto su propio pro-abortismo, lejos de ser cosmo- visionalmente neutral, está probablemente condicionado por creencias metafísicas. Rawls era ateo: creía que la humanidad no es más que una especie animal dotada de un cerebro particularmente complejo, producto del azar evolutivo. Si el hombre es sólo un animal más, no se ve por qué todos los individuos de la especie tendrían que ser sagrados: ¿por qué no eliminarlos cuando todavía son muy pequeños y su llegada al mundo puede representar un engorro? Si el ateo insiste en sospechar un condicionamiento reli- gioso en la oposición del cristiano al aborto… exactamente

NADA ES «NATURAL», TODO ES RELATIVO, CONVENCIONAL

Un católico enfrenta esta dificultad cada vez que intenta terciar en el debate social: aunque utilice argumentos rigurosamente laicos, aunque no invoque en ningún momento a Dios, sus tesis serán tachadas sistemáticamente de «confesionales» y caerá sobre él el estigma de «intentar imponer sus creencias

a los demás». Si defiende la vida del no nacido recurriendo a argumen- tos no religiosos (la ciencia demuestra que existe un nuevo

defiende la vida del no nacido recurriendo a argumen - tos no religiosos (la ciencia demuestra

.mx

defiende la vida del no nacido recurriendo a argumen - tos no religiosos (la ciencia demuestra

322

con el mismo derecho podemos los cristianos sospechar un condicionamiento «religioso» (metafísico) en la defensa laicista del mismo. La clave estriba aquí en comprender que todos –tanto los cristianos como los ateos– tenemos ciertas creencias metafísicas: nosotros creemos que el mundo viene de una Inteligencia eterna y buena; ellos creen que el mundo viene de la nada y volverá a la nada. Y si las posiciones morales de los cristianos están quizás condicionadas por nuestras creencias metafísicas, las de los ateos no lo están menos.

LAICISMO SO CAPA DE LAICIDAD

La doctrina de las razones públicas, por tanto –al menos, en la versión que tiene carta de naturaleza en la sociedad actual– es engañosa e impone el laicismo so capa de laicidad. Su presunta «imparcialidad» es tramposa y asimétrica: en realidad, prima a las opiniones basadas en la cosmovisión atea y penaliza a las basadas en una cosmovisión religiosa. No digo que todos los laicistas pretendan deliberada- mente «jugar sucio». Muchos se consideran sinceramente «neutrales». No son conscientes de cómo sus posiciones

morales y políticas están condicionadas por sus creencias ateas. Y es que ellos creen no tener creencias. El ateo típico considera la inexistencia de Dios, la ausencia de cualquier propósito o plan en la creación, la aniquilación de la conciencia en la muerte física, etcétera, no como opi- niones filosóficas suyas, sino como la expresión del «sentido común» neutral, universal, accesible a todos (salvo a esos pintorescos creyentes religiosos, instalados todavía en el pensamiento mágico). El ateo medio cree no creer nada: está convencido de que él no cree, sino que sabe. En la medida en que considera sus tesis materialistas como conocimientos (y no como creencias), no se siente obligado a hacer abs- tracción de ellas cuando participa en debates morales o jurídicos-políticos. Los católicos deberíamos, pues, recusar estas falsas neu- tralidades y reclamar sin ambages nuestro derecho a ser laicos: nuestro derecho a participar en el debate democráti- co, en estricto pie de igualdad con los ciudadanos de otras

convicciones.

a participar en el debate democráti- co, en estricto pie de igualdad con los ciudadanos de

ANUNCIO

Coloquio

Coloquio Viejas y nueVas geneRACiones de Derechos humanos en diciembre se cumplirán 64 años de que

Viejas y nueVas geneRACiones

de Derechos humanos

en diciembre se cumplirán 64 años de que la Asamblea general de las naciones Unidas aprobó en parís la declaración Universal de derechos Humanos. Ahora nos preguntamos, ¿en qué medida ha influido en el mundo?, ¿ha mejorado la situación de las personas?, ¿se respetan más los derechos Humanos?

64

enrique Abad martínez

más los derechos Humanos? 64 enrique Abad martínez S i nos fijamos en lo que falta

S i nos fijamos en lo que falta por

conseguir, hay motivos para la

DE SÚBDITOS A PERSONAS

Conviene revisar la evolución del movimiento internacional de los Derechos Humanos desde aquel 1948, y qué papel ha tenido la ONU. En cuanto al con- cepto, definición y conte- nido, tres hitos marcaron el rumbo de la protec- ción internacional de los Derechos Humanos en el siglo XX. En primer lugar la adop- ción de la propia Declaración Uni- versal en París en 1948, primera internacionalización de los Derechos Humanos. Antes, se les consideraba un asunto interno de los Estados. Des- pués de la Segunda Guerra Mundial, al constatar los crímenes nazis, se empieza a considerar que por encima de la soberanía de los Estados debe prevalecer el respeto a la dignidad y los derechos de hombres y mujeres. La gran novedad y el mérito de la Declaración de 1948 radica en reconocer «los derechos iguales e inalienables de to- dos los miembros de la familia humana» (Preámbulo), con in- dependencia de su «origen nacional o social» (art. 2), de modo que su protección compete a toda la comunidad internacional.

insatisfacción. Pero, al mirar

atrás, se advierten tres aspectos

que inclinan un tanto la balanza del lado positivo: en primer lugar, se habla de los Derechos Humanos, y todo el mundo –o casi todo– sabe que los tiene y más o menos en qué consisten. En segundo lugar, son un baremo para juzgar la actuación de los go- biernos: actualmente, al margen de excepciones, puede considerarse el grado de respeto a los Derechos Humanos como un criterio de legitimidad del poder. Y por último, y en un orden más jurídico, existen, ya sea en el ámbito de la ONU o en organizaciones internacionales, ins- tancias, comités, comisiones o incluso auténticos tribunales, a los que se puede acudir en espera de una satisfacción si se considera que ha sido violado alguno de estos derechos. Lamentablemente, estos tres aspectos positivos no están exentos de abundantes excepciones que en determinados casos prácticamente los anulan.

positivos no están exentos de abundantes excepciones que en determinados casos prácticamente los anulan. .mx 322

.mx