Sunteți pe pagina 1din 43
2014 “ AÑO DE LA PROMOCIÓN DE LA INDUSTRIA RESPONSABLE Y DEL COMPROMISO CLIMÁTICO” FACULTAD
2014 “ AÑO DE LA PROMOCIÓN DE LA INDUSTRIA RESPONSABLE Y DEL COMPROMISO CLIMÁTICO” FACULTAD

2014

AÑO DE LA PROMOCIÓN DE LA INDUSTRIA

RESPONSABLE Y DEL COMPROMISO CLIMÁTICO”

FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS, EMPRESARIALES Y PEDAGÓGICAS

CARRERA DE DERECHO

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO PENAL III

EL POSITIVISMO EN EL DERECHO PENAL

DOCENTE

ALUMNOS

CICLO

: Dr. Ayar Felipe Chaparro Guerra

: Rosa Isabel Cuayla Malcohaccha

: V

SECCIÓN : A”

MOQUEGUA-PERÚ

2014

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

DEDICATORIA

A Dios, porque comprendo que somos

una obra magistral surgida de su

majestuosidad.

A mis padres, maestros y profesores

quienes me permiten crecer como persona.

DERECHO PENAL III

1

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

INDICE

DEDICATORIA

1

INTRODUCCION

3

EL POSITIVISMO EN EL DERECHO PENAL

 

4

I. NOCION GENERAL

 

4

II. CONCEPTO DE POSITIVISMO

 

5

III. CONTEXTO DE SURGIMIENTO Y EVOLUCION

 

6

IV. ESCUELA POSITIVISTA

 

8

V. LA FASE ANTROPOLÓGICA DE LA ESCUELA POSITIVA

 

9

VI. LA PELIGROSIDAD CRIMINAL COMO VÉRTICE DE LA JUSTICIA SEGÚN LA ESCUELA POSITIVA

11

VII. ACTIVIDAD JUDICIAL A LA LUZ DE LA ESCUELA POSITIVA

 

13

VIII. LA DEFENSA SOCIAL CONTRA LA DELINCUENCIA

14

IX. CONCEPTO DEL POSITIVISMO EN EL DERECHO PENAL

15

X. CARACTERISTICAS

 

15

XI. POSTULADOS

16

XII. PRINCIPALES RESPRESENTATES

 

19

XIII. DIFERENCIAS CON LA ESCUELA CLASICA

 

20

XIV. PRESUPUESTOS DE LA ESCUELA POSITIVA

21

XV. ESCUELA

POSITIVA

DE

LA

CIENCIA

CRIMINAL

O

POSITIVISMO

CRIMINOLÓGICO

23

XVI. FACTORES DE APARICIÓN DE ESCUELA POSITIVA DE LA CIENCIA

CRIMINAL O POSITIVISMO CRIMINOLÓGICO

25

XVII. CONCEPTO DE ESCUELA POSITIVISTA

25

XVIII. DENOMINACIÓN

26

XIX. JUICIO CRITICO

26

XX. LOMBROSO, CESARE EZEQUIEL

27

XXI. FERRI, ENRICO

33

XXII. GAROFALO, RAFAEL

36

CONCLUSIONES

41

BIBLIOGRAFIA

42

DERECHO PENAL III

2

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

INTRODUCCION

El presente trabajo tiene por objetivo reseñar los principales postulados filosóficos del positivismo, su concepto de ciencia (ciencia causalexplicativa, normativa y aplicativa), su relación con el Derecho y la llamada “Escuela Clásica” del Derecho Penal, los contextos históricos y socio-políticos de surgimiento, como asimismo exponer de modo sucinto y sintético las contribuciones (en el ámbito penal y criminológico) más importantes de César Lombroso, Enrique Ferri y Rafael Garófalo, exponentes más conspicuos de la “Escuela Positivista”, en permanente lucha y antagonismo ideológico con aquella intentando, a su vez, una crítica (“positiva” y “negativa”) de estos movimientos.

Todo ello servirá para entender las concretas políticas criminales a que cada escuela dio lugar, el modo de aplicarse (agencias y agentes) y los efectos que tuvieron tanto en la sociedad en que surgieron como en la postmodernidad.

Es preciso señalar que las distintas ideas analizadas están expresadas de modo esquemático, exigencia pedagógica fundamental que, al menos, pretenderá dar orden a la exposición, aunque se debe admitir que ello muchas veces puede conducir a simplismos no expresados por el autor a quien se interpreta. Son los riesgos de la claridad y de la ordenación lineal de pensamientos. Bien dijo Ortega y Gasset que lo real rebasa siempre el concepto que intenta contenerlo y los romanos advertían de lo peligroso de las definiciones (omnia definitio periculosa est).

DERECHO PENAL III

3

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

EL POSITIVISMO EN EL DERECHO PENAL

I. NOCION GENERAL

El positivismo puede definirse como la corriente filosófica que postula el progreso indefinido de la humanidad a través de los avances de la ciencia (la que se transforma casi en una religión) y del método empírico, único válido y legítimo para conocer. Necesaria consecuencia de este pensamiento es el rechazo de toda especulación metafísica, ya que hay que atenerse a lo positivamente dado, a lo que surja de la experiencia, de los hechos. Fuera de ella sólo cabe esperar superchería y pérdidas de tiempo que impiden el progreso del hombre. Dice Nicolás Abbagnano que “con el positivismo, la ciencia se exalta, se considera como única manifestación legítima de lo infinito y, por ello, se llena de significación religiosa, pretendiendo suplantar a las religiones tradicionales”. Este pensamiento se evidencia de modo formal con Isidoro Augusto María Francisco Comte (1798-1857), considerado el padre de la Sociología, quien subraya la necesidad de la proliferación del “espíritu positivo”. En efecto, este pensador sostiene que la humanidad avanza por tres estadios, a saber, el teológico (o ficticio) el metafísico (o abstracto) y el positivo (o científico). En la etapa teológica el hombre da a los problemas una respuesta sobrenatural, divina, sin fundamentos. Este estadio es provisorio y preparatorio. Dentro de esta etapa distingue tres sub-etapas: el fetichismo (concesión de carácter divino a cosas o animales), el politeísmo (creencia en varios dioses) y el monoteísmo (creencia en un solo Dios). Todo ello implica un avance, pero no suficiente. Y es así como surge otro estadio, el metafísico, donde si bien no existe conocimiento verdadero sino la imaginación, el hombre trata de encontrar respuestas ya no en lo sobrenatural sino en las cosas mismas. Se buscan nociones absolutas y abstractas del origen y destino del universo. Pero, en verdad, el salto cualitativo sucede con la tercera

DERECHO PENAL III

4

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

etapa: la etapa positiva donde hay que atenerse a lo dado por la experiencia, captado científicamente por el método inductivo. Sintetiza Julián Marías diciendo que “el estado positivo o real es el definitivo. En él la imaginación queda subordinada a la observación. La mente humana se atiene a las cosas. El positivismo busca solo hechos y sus leyes. No causas ni principios de las esencias o sustancias. Todo esto

es inaccesible. El positivismo se atiene a lo positivo, a lo que está puesto

o dado: es la filosofía del dato”.

Conviene por su parte advertir que la ley de los tres estados “no es precisamente una comprobación histórica, sino una anticipación teórica”. Comte ve en la ciencia la salvación de la humanidad, único instrumento capaz de lograr el progreso indefinido a través de la captación neutral de lo empírico, lo que lograría la objetividad. Su influencia ha sido enorme y llega, aunque muy cuestionada, hasta nuestros días.

II. CONCEPTO DE POSITIVISMO

Así las cosas ciencia para el positivismo implica la necesidad de un objeto de la realidad al que se le aplica el método experimental y del que se deducen leyes o principios de validez y aplicación universal. De allí que cuando no se contara con alguno de estos elementos no existe ciencia. El método experimental, propio de las ciencias naturales, se utilizó en las denominadas ciencias sociales. Por eso se concibió, en un primer momento, a la Sociología como “Física Social”. Esta filosofía positivista, que no sólo era sostenida por Augusto Comte (en Francia) sino también John Stuart Mill (1806-1873) en Inglaterra, como por Ernest Laas (1837-1885) y Fiedrich Jodl (1848-1914) en Alemania, por nombrar algunos pensadores, mantiene la idea de que el comportamiento humano puede ser estudiado por tres clases de ciencia,

a saber, las causal explicativas, las normativas y las aplicativas.

Las ciencias causal explicativas de la conducta humana son las que se ocupan del origen y desarrollo del comportamiento. Por ejemplo la Sociología y la Psicología. La ciencias normativas se preocupan de los

DERECHO PENAL III

5

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

comportamientos que han sido plasmados en normas o reglas de conducta. No va más allá de lo meramente normológico. Por ejemplo la Moral y el Derecho. Por último, las ciencias aplicativas no explican las causas de los fenómenos ni analizan lo normado sino dan respuestas prácticas a los problemas que se plantean. Ejemplos de estas ciencias lo constituirían la Economía y la Administración empresarial. Esta clasificación de las ciencias, trasladada al campo del

comportamiento humano delictual, conlleva la necesaria conclusión de que las ciencias causal-explicativas del delito se encargarían de explicar

el fenómeno delictivo en su origen y desarrollo, las ciencias normativas

asignarían a determinadas conductas una sanción y las aplicativas

analizarían el contexto y las circunstancias donde el delito se produce.

Y teniendo en cuenta estos criterios es como la Criminología es

considerada ciencia causal explicativa del delito, el Derecho Penal y

Procesal Penal ciencia normativa y la Criminalística ciencia aplicativa. Sobre esta base es fácil entender entonces el primer concepto de Criminología como la ciencia causal-explicativa del delito. Vale decir que surge el paradigma etiológico, y la Criminología como una simple etiología delictual. Este es el concepto que manejará el positivismo en Criminología y que

es necesario tener siempre presente para comprender sus postulados.

III. CONTEXTO DE SURGIMIENTO Y EVOLUCION

Es menester señalar que el positivismo se gesta en un contexto de liberalismo político-económico, propio del siglo XIX, donde son bienvenidas las ideas de progreso, de bienestar, de goce de derechos y libertades del hombre. La idea de ciencia aportada por el positivismo sirvió de esperanza para el modelo liberal. De vital trascendencia para afirmar estas ideas fue (sin imaginarlo) Charles Darwin (1809-1882) quien en su obra principal, “El origen de las especies”, publicada por primera vez en el año 1859, provoca un verdadero cambio de paradigma científico. En efecto, Darwin sostiene que el hombre no es creación de Dios, producto de su omnipotencia y

DERECHO PENAL III

6

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

amor, sino de una evolución biológica, que se encarga de detallar cuidadosamente. Sostiene la existencia de leyes biológicas que hacen que sólo las especies más adaptables pudiesen sobrevivir. Esta idea la retomará Herbert Spencer (1820-1903) quien partiendo de la base de que la sociedad es comparable a un organismo vivo (organicismo social) sostiene que sólo el exitoso, el poderoso, el inteligente tendrán derecho a la sobrevivencia. Este “darwinismo social” será ampliamente receptado, no sólo en ámbitos científicos (por ejemplo los sociólogos norteamericanos William G. Summer 1840-1910- y Lester F. Ward 1840-1913-), sino también en los discursos pseudocientíficos y racistas. Así, por ejemplo, Joseph Arthur, conde de Gobineau (1816-1882) escribirá en 1855 “Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas” exaltando el predominio de los arios. Luego su yerno, Houston Stewart Chamberlain (1855-1927) seguirá sus pasos con “Fundamentos del siglo XIX”. Todo ello se populizará en la época (baste recordar a Galton, Ploetz, Lorenz, etc), inspirando “científicamente” las ideas del autor de Mein Kampf (“Mi lucha”), Adolfo Hitler (1889-1945) y la matanza de 6.000.000 de judíos. Y lo que quizás es alarmante es que contribuirán a sostener en el inconsciente colectivo ideas que se canalizarán en prejuicios, estereotipos y estigmas.

El origen de la Escuela Positiva de la ciencia criminal o Escuela Positiva arranca en el siglo XIX en la obra El Hombre Delincuente de Ezequiel Cesar Lombroso, como reacción hacia la Escuela Clásica (la denominación de "clásica" lo puso Enrico Ferri en forma peyorativa para referirse a "lo viejo", a "lo caduco", "lo antiguo").

En esta obra Lombroso formula la tesis del delincuente nato, naciendo así la Antropología criminal. El IUS PUNIENDI pertenece al Estado a título de defensa social. Los positivistas parten de la concepción determinista del hombre. Rechazaban el libre albedrío y la responsabilidad moral. El hombre es responsable por el solo hecho de vivir en sociedad (responsabilidad social o legal). El fundamento de la pena no se halla en la culpabilidad, sino en la temibilidad o peligrosidad.

DERECHO PENAL III

7

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

El delito no interesa por sí mismo, sino como síntoma de la peligrosidad del delincuente (Concepción sintomática). El medio social determina la comisión de delito, por lo tanto, el delincuente no es responsable de sus actos, el responsable para que un hombre cometa de lito es el medio social. Por eso tampoco acepta los tipos de delincuentes.

Utiliza el MÉTODO. Inductivo-experimental, que lo caracteriza. La Escuela Positiva, aplica el método inductivo-experimental al estudio del delito y del delincuente. Uno de sus representantes como Enrico Ferri hace uso de este método inductivoexperimental en el estudio del delito y del delincuente y dio un impulso a la Sociología criminal. Otro de sus representantes como Rafael Garofalo dedujo las consecuencias de las nuevas ideas para el Derecho penal.

IV. ESCUELA POSITIVISTA

La Escuela Positivista (o Positiva) del Derecho Penal es una reacción a la Escuela Clásica y, sobretodo, a sus excesos formalistas, como el abuso de la dogmática, el olvido del hombre delincuente y la creencia de haber agotado la problemática jurídico penal.

Entre los principales representantes encontramos a César Lombroso (1836-1909), Rafael Garófalo (1851-1934) y Enrique Ferri (1856-1929). Estos fueron los tres evangelistas de la nueva Scuola, a quienes se sumaron autores como Eugenio Florián (1869-1945), F. Grispigni (1884- 1955), F. Publia, A. De Marisco en Italia, P. García Dorado y Montero (1861-1919), C.B. De Quirós y Pérez (1873-1959) y Luis Jiménez de Asúa (1889.1970) en la fase inicial de su producción científica, en España; J.P. Ramos (1878-1959), José Ingenieros (1877-1925), O. González Roura, E. Gómez, en la Argentina, etc.

Reemplazo del derecho natural y sus apriorismos por el saber obtenido empíricamente.

DERECHO PENAL III

8

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

A diferencia de la Escuela Clásica que ponía todas sus esperanzas en la razón, los positivistas entronizaban la experiencia como único modo de conocer. De ahí que no hayan aceptado el derecho natural

y sus apriorismos, sino sólo lo proveniente del saber empírico. Esto conllevó a que en lugar de estudiar el delito, se concentren en el delincuente, cambiando de lo abstracto a lo concreto.

Método inductivo. Como consecuencia de lo anterior no podían partir de la existencia de apriorismos para construir una teoría, sino de los resultados del método inductivo. Afirmaban de que no existe un decreto divino que dictamine lo que es verdadero y lo que es falso; que ello se encuentra en la realidad social, y que a ella hay que analizar a los fines de formular leyes, comprenderla y en cierto modo preverla.

V. LA FASE ANTROPOLÓGICA DE LA ESCUELA POSITIVA

A raíz del desenvolvimiento tenido en la humanidad con motivo de la Escuela Clásica, se ha establecido que las corrientes que sostuvieron las teorías nacidas en esta escuela dieron cauce a que se programaran con posterioridad nuevas ideas en torno a la aplicación de la justicia, presupuestadas en varios niveles y que al pretender llevar adelante las actividades que sin discusión tuvieron que llegar a determinar la necesidad de incrementar actividades distintas a las tradicionales y que formalizan necesariamente el advenimiento de la Criminología. Estos factores que se originan en una gama múltiple de conceptos en torno al delito, al delincuente y a la pena, traen como corolario al incesante necesidad de estudiar el presupuesto penal en torno a las ciencias de la Criminológica, advertencia la anterior que establece como antecedente criminológico, debe establecerse como fundo sus principales conceptos la Escuela Positiva. Las ideas de la Escuela Clásica, determinadas en capitulo anterior, establecen cierta conceptuación que determina la persecución al delincuente por parte del Estado en condiciones tales de objetividad que

DERECHO PENAL III

9

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

precisamente con base en la actividad delictiva podíamos encontrar el firme reflejo de una persecución al sujeto delincuente en relación directa al delito cometido, considerando desde diversos conceptos; precisamente cuando la evolución clasista determinada con la obra de Francisco Carrara, se lleva a delante surgen las nuevas ideas que podemos decir que originan en el derecho penal un vuelco fenomenal, determinando la presencia de una etapa cambiante a grado extremo al determinar la posibilidad del estudio subjetivo del crimen, subjetividad que lógicamente subsiste en la persona del sujeto responsable del crimen, por lo que se precisa realmente de una nueva fase en la actividad de él contra el crimen y resulta ser una nueva fase de carácter antropológico. Al efecto encontramos determinados el primer paso que resulta el trascendental, a Cesar Lombroso, medico de las cárceles en Turín-Italia, que determina pretendiendo crear nuevas ideas que debe enfocarse el problema penal a través del estudio al sujeto delincuente, y así hace nacer la obra en 1876 titulada “El hombre delincuente” iniciado en forma escasa y luego programado en forma abundante. Con base a estos criterios determina Lombroso la absoluta necesidad del estudio al hombre delincuente, que las medidas que deban aplicarse, necesariamente deben conjugarse partiendo precisamente de ese estudio. Por ende la determinación de ver al delincuente y no al delito para poder estar en posibilidad de un eficaz combate a la delincuencia, encontramos en Lombroso la necesidad de ver que las ideas de represión delictiva tienen una etapa cambiante que debe ser considerada como etapa necesaria y consiguientemente como la determinación más eficaz a seguir para investigar fundamentalmente el grado de peligrosidad del sujeto y crear la posibilidad de que con vista a esta condición se determine una mayor actividad eficaz del Estado sobre la delincuencia. Así se determina como viendo al hombre delincuente, determina el Estado necesariamente una fase antropológica en la persecución al crimen.

DERECHO PENAL III

10

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

VI. LA PELIGROSIDAD CRIMINAL COMO VÉRTICE DE LA JUSTICIA SEGÚN LA ESCUELA POSITIVA

La programación de las diversas ideas en torno a los análisis sobre la conducta del sujeto delincuente, nos trae a la vista la posibilidad de encontrar como el punto de partida de la investigación criminal, y el que el objeto que se persigue no es sino a través del pormenorizado estudio del sujeto y determinando con ello que ese estudio del sujeto tiene bases suficientes para determinar que su grado de peligrosidad debe tener relación directa con el nivel de persecución que el Estado se proponga, por ende en estas condiciones el estudio al sujeto delincuente a través de la Escuela Positiva lleva fundadamente a establecer la idea de investigar el porqué de la actividad del sujeto delincuente y como consecuencia su índice de peligrosidad. Ese factor puede nacer merced a un número no presupuestado en forma deliberada de condiciones que en un momento pueden existir en el sujeto y que lo hayan orillado al crimen; otros factores determinan en consecuencia que el sujeto lleva adelante su crimen por motivaciones diversas y que la actividad del Estado en tono represivo debe estar orientada sobre la posibilidad del encuentro con el grave problema del delincuente, contemplado sobre otros datos que merced a la actividad estatal persecutoria deben desaparecer. Considerando lo anterior establecemos como la fase antropológica del crimen que contempla la Escuela Positiva está basada en un principio en que subsiste en el criminal un grado de peligrosidad ocasionando por los móviles que orillan al crimen, por ende toda la actividad del Estado en contra del delincuente deben tener esa fase antropológica, desde la conceptuación del crimen hasta las medidas a determinar en contra del sujeto delincuente. Del maestro Raúl Carrancá, tomamos un esquema de las direcciones fundamentales de la escuela positiva determinándolas de la siguiente forma:

DERECHO PENAL III

11

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

El verdadero vértice de la justicia penal es el delincuente, autor de la infracción, pues esta no es otra cosa que un síntoma revelador de su “estado peligroso”.

La sanción penal, para que derive del principio de la defensa social, debe estar proporcionada y ajusta al “estado peligroso” y no a la gravedad objetiva de la infracción.

Todo infractor, responsable moralmente o no, tiene responsabilidad legal si cae bajo el campo de la ley penal.

La pena tiene una eficacia muy restringida; importa mas la prevención que la represión de los delitos, y, por tanto, las medidas de seguridad importan mas que las penas mismas.

El juez tiene facultad para establecer la sanción en forma indeterminada.

El régimen penitenciario tiene por objeto la reeducación de los infractores readaptables a la vida social y la segregación de los incorregibles; por tanto el régimen celular absoluto y las penas cortas de privación de libertad son contraproducentes; la pena es, pues, defensa y reeducación. Así encontramos como partiendo de estas bases sólidas, la Escuela Positiva tiende a determinar una actitud defensista en el ámbito social, al considerar al sujeto peligroso hace que la actividad estatal adopte condiciones diversas para establecer el camino a seguir en contra del sujeto y tendiente desde luego a su rehabilitación, con vista a que deja de subsistir el estado peligroso que represento el sujeto en el momento del crimen, para lo cual al actividad del Estado debe tener una autentica orientación sobre condiciones específicamente determinadas a cada sujeto y que corresponde en conceptuaciones bastantes diversificadas, que van desde las primeras investigaciones del crimen hasta el cumplimiento de las penas impuestas, llevando de por medio uno de los factores más importantes, el de la educación judicial que va a determinar a final de cuentas, cual es y cómo ha de cumplirse la sanción impuesta al sujeto delincuente.

DERECHO PENAL III

12

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

VII. ACTIVIDAD JUDICIAL A LA LUZ DE LA ESCUELA POSITIVA

Indudablemente que un punto que resulta ser el más importante en la condición positivista en la actividad judicial, puesto que precisamente dependiendo del juez estamos encontrando la fundada actuación en torno a estas corrientes doctrinarias que vienen a motivar la eficacia del sistema creado a través de estos conceptos. Teniendo en cuanta que en la Escuela Clásica la condición que se le da al juez estableciendo la necesidad de no darle incremento suficiente partiendo de la base de que en tal virtud la sociedad correría de grave riesgo de estar a expensas de una persona, condición necesariamente distinta a la que campea la Escuela Positivista, ya que la fundamental tesis de que el juez tiene facultades decisorias bastantes, hacen nacer ciertos conceptos en torno a su actuación. La desconfianza al juez nacida básicamente, se transforma totalmente con el advenimiento de la tesis positivistas dándole el arbitrio judicial suficiente para determinar la sanción a imponer, basada preferentemente en el análisis sobre su grado de peligrosidad, lo que viene a dar como resultado el concepto de que fundamental medida subsista a través de la conducta del juez, consiguientemente las ideas sobre los nuevos métodos para juzgar al sujeto tienen una etapa positiva. Sin embargo las ideas sobre la actuación judicial, a pesar de la gran importancia que revisen desde el desenvolvimiento positivista hasta nuestros días, no generan del todos la actividad en torno a la delincuencia en el sentir de estas corrientes doctrinarias, puesto que si bien es importante la actividad del juez, no solo de el depende el desenvolvimiento total de las corrientes positivas. Conocidos estos factores tendremos que analizar que subsisten otros de carácter importante fundamentalmente el de la consideración sobre llamada pena de fin, que no es sino la aplicación de métodos eficaces al sujeto delincuente para lograr su reeducación determinando en consecuencias el establecimiento de los regímenes penitenciarios, sobre los cuales existe una gama múltiple de conceptos en torno a su eficacia, circunstancias las anteriores que determina como tutela penal ha ido

DERECHO PENAL III

13

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

paulatinamente adentrándose en la conciencia de los hombre para hacernos pensar que la grave problemática del crimen siempre tiene un algo más a estudiar que debe compenetrar sobre existencia de los factores que dan cauce a la criminalidad cada día en aumento. Este prepuesto determina que las condiciones establecidas en el derecho penal van teniendo, como lo han tenido, un sistema cambiante que llega necesariamente al establecimiento de los cauces sobre los cuales se estudia la criminología y conceptúan necesariamente que estamos escapando a los principales conceptos del derecho penal para adentrarnos en una etapa humanística fortalecida a los cauces de la nueva ciencia criminológica, que no son sino el resultado del establecimiento de las corrientes que propician la necesidad del estudio al sujeto criminal en forma cada vez más pormenorizada.

VIII. LA DEFENSA SOCIAL CONTRA LA DELINCUENCIA

De lo anterior encontramos como en general la actividad estatal viene a formar parte de una actividad conocida a través de la defensa social, esta escuela defensista no determina sino el Estado en su actitud justificativa determina que actúa no en defensa de una clase determina sino de la sociedad en si establecimiento como ante el acoso de la delincuencia debe actuar tratando de hacer que la grave problemática del crimen pueda causar cada vez menos daños a la sociedad a la sociedad, hace la persecución al sujeto desde que comete su delito hasta tratar de reincorporarlo a la sociedad como elemento útil de la misma, no refleja sino una actitud defensista por parte del Estado, pero esta actitud no puede ser contemplada con total eficacia si nosotros no entendemos que debe estar contemplada con total eficacia si nosotros no entendemos que debe estar presupuesta bajo ideas que establezcan que los móviles conceptuales por los cuales Estado actúa, deben ser vistos y determinados bajo planos y conceptos tan específicamente establecidos que cada uno de ellos puede ser llevado a la práctica sin riesgo de que aplicación pueda dejar de beneficiar en algún momento.

DERECHO PENAL III

14

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

IX.

CONCEPTO DEL POSITIVISMO EN EL DERECHO PENAL

La escuela positiva nace en el siglo XIX. Su creador fue Ezequiel Cesare Lombroso como una reacción contra la Escuela Clásica. Cuerpo orgánico de concepciones que estudian al delincuente, al delito y su sanción, primero en su génesis natural, y después en sus efectos jurídicos, para adaptar jurídicamente a las varias causas que lo producen los diversos remedios, que por consiguientes serán eficaces. (Ferri)

“La escuela criminal positiva no consiste únicamente, en el estudio antropológico del criminal, pues constituye una renovación completa, un cambio radical de método científico en el estudio de la patología social criminal, y de los que hay de más eficaz entre los remedios sociales y jurídicos que nos ofrece.

La ciencia de los delitos y de las penas era una exposición doctrinal de silogismos, dados a luz por la fuerza exclusiva de la fantasía lógica; nuestra escuela ha hecho de ello una ciencia de observación positiva, que, fundándose en la antropología, la psicología y la estadística criminal, y así de como el derecho penal y los estudios penitenciarios, llega a ser la ciencia sintética que yo mismo la llamo sociología criminal, y así esta ciencia, aplicando el método positivo al estudio del delito, del delincuente y del medio, no hace otra cosa que llevar a la ciencia criminal clásica el soplo vivificador de las ultimas e irrefragables conquistas hechas por la ciencia del hombre y de la sociedad, renovada por las doctrinas evolucionistas”(Ferri) El principal medio de difusión de esta escuela fue la revista Archivi di psichiatria, scienze penali e antropologia criminale.

X.

CARACTERISTICAS

La Escuela Positiva se caracteriza por su método científico.

El delito es un hecho de la naturaleza y debe estudiarse como un ente real, actual y existente.

DERECHO PENAL III

15

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

Su determinismo, es totalmente determinista esta escuela.

Sustituye la responsabilidad moral por la responsabilidad social, puesto que el hombre vive en sociedad y será responsablemente social mientras viva en sociedad.

El hecho de que si no hay responsabilidad moral, no quiere decir que se pueden quedar excluido del derecho.

El concepto de Pena se sustituye por el de sanción.

La sanción va de acuerdo a la peligrosidad del criminal.

Estas deben durar mientras dure la peligrosidad del delincuente, y por eso son de duración indeterminada.

La ley penal no restablece el orden jurídico, sino que tiene por misión la de combatir la criminalidad considerada como fenómeno social.

El derecho a imponer sanciones pertenece al Estado a título de defensa social.

Más importante que las penas son los substitutivos penales.

Se acepta "tipos" criminales.

La legislación penal debe estar basada en los estudios antropológicos y sociológicos.

El método es inductivo - experimental.

XI.

POSTULADOS

El Derecho. Para la escuela positiva, el Derecho es un producto social lo mismo que otras manifestaciones de la vida humana asociada. Esta concepción, adecuada al método empleado, no permite dar al Derecho un contenido distinto del que resulta de las fuentes legislativas, y hace innecesaria la investigación de su origen primero.

El Derecho Penal. Es también un producto social, obra de los hombres. La ley penal tiene su origen en la necesidad evidente de la vida asociada, y representa el poder soberano que el Estado ejercita, como derecho y deber impuesto por aquella necesidad. La razón de la justicia penal es la defensa social, entendida como

DERECHO PENAL III

16

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

defensa del Estado en su ordenamiento jurídico-positivo, esto es:

la defensa de las condiciones fundamentales para la vida de los ciudadanos ordenados y constituidos en comunidad.

El delito. De lo que se acaba de apuntar, resulta que, para la escuela positiva, el delito es tanto un fenómeno jurídico como un ente fáctico. Debe contemplarse en ambos aspectos, pues uno y otro, si no se integran, resultan insuficientes.

La sanción. Tiene por fin asegurar la defensa social, y ha de cumplir una función preventiva. No debe ser sólo proporcionada a la gravedad del delito, como propugnaban los clásicos, sino que ha de adaptarse también, y en primer término, a la peligrosidad del delincuente, empleando incluso la segregación por tiempo indeterminado, esto es: hasta que el reo aparezca readaptado a la vida libre. De la misma manera añade FERRI que el enfermo entra en el hospital, no por un tiempo fijado de antemano, lo que sería absurdo, sino hasta que se readapte a la vida ordinaria.

El método. La escuela positiva aplica a la investigación de la criminalidad el método inductivo-experimental. Como ya hemos dicho, se emplea en nuestro campo primero por LOMBROSO y después por FERRI. Lo que justifica su aplicación a la Ciencia penal, según FERRI, es la idea de que todas las ciencias tienen una misma naturaleza y un idéntico objeto: el estudio de la naturaleza y el descubrimiento de sus leyes, para beneficio de la humanidad.

Ius puniendi. El derecho a imponer sanciones pertenece al Estado a título de defensa social.

Método. El método es inductivo experimental. La escuela Positiva se caracteriza por su método científico.

Delito. El delito es un hecho de la naturaleza y debe estudiarse como un ente real, actual y existente.

Delincuente. El delincuente es aquella persona que comete delitos por influencias del medio en que vive. Busca la

DERECHO PENAL III

17

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

readaptación

del

delincuente.

Y

para

estos

establece

los

Determinismo. La voluntad del hombre no juega ningún papel en sus actos. El hombre no tiene libre albedrío. El ser humano está determinado a cometer delitos.

La responsabilidad penal. Sustituye la responsabilidad moral por la responsabilidad social, puesto que el hombre vive en sociedad y será responsablemente social mientras viva en sociedad. El hecho de que si no hay responsabilidad moral, no quiere decir que se pueden quedar excluido del derecho.

La Pena. El concepto de Pena se sustituye por el de sanción. La sanción va de acuerdo a la peligrosidad del criminal. Las sanciones deben durar mientras dure la peligrosidad del delincuente, y por eso son de duración indeterminada.

Proporcionalidad de la pena. Busca la proporcionalidad de la pena, no se debe castigar conforme a lo que dicen los Códigos, sino que tiene que haber Sustitutivos Penales. P.ej., menor que comete asesinato no se lo puede sancionar con 30 años de reclusión (CP, 252) antes debe estudiar sus antecedentes, las causa porque cometió tal acto, las atenuantes, etc., Antes se debe buscar su readaptación.

Substitutivos penales. Más importante que las penas son los substitutivos penales.

Tipos de delincuentes. Acepta "tipos" criminales.

Legislación penal. La legislación penal debe estar basada en los estudios antropológicos y sociológicos.

La ley penal. La ley penal no restablece el orden jurídico, sino que tiene por misión la de combatir la criminalidad considerada como fenómeno social.

DERECHO PENAL III

18

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

XII. PRINCIPALES RESPRESENTATES

La creación de la escuela positiva se debe a CÉSAR LOMBROSO. La desarrollan RAFAEL GAROFALO y ENRIQUE FERRI. El pensamiento de estos tres autores conforma los postulados fundamentales de la escuela.

La aportación de CÉSAR LOMBROSO Las aportaciones más. destacadas de CÉSAR LOMBROSO a la génesis de la escuela positiva son la aplicación del método inductivo experimental al estudio de la delincuencia y su concepción del criminal nato. Aparte de ellas, la verdadera significación de LOMBROSO está en la historia de la Criminología, disciplina de la que puede considerarse fundador.

La aportación de RAFAEL GARÓFALO

Entre los discípulos que la creciente fama de C. LOMBROSO agrupa en torno a su cátedra, figura RAFAEL GAROFALO quien aporta a la escuela su profundo conocimiento del Derecho, que sirve para plasmar en fórmulas jurídicas, asequibles a teóricos y prácticos, las nuevas ideas. Este conocimiento jurídico faltaba, en el período de iniciación de la tendencia positiva, no sólo a LOMBROSO sino también a FERRI que, aunque más tarde realizara una grandiosa elaboración jurídica, era entonces mero filósofo del Derecho.

La aportación de ENRIQUE FERRI

Otro de los discípulos de la cátedra de LOMBROSO es ENRIQUE FERRI, llegado a ella en el mismo año que GAROFALO. Ha sido, como dice GRISPIGNI, el sistematizador, animador, defensor, divulgador y realizador de la escuela. La primera aportación que hace al patrimonio ideológico del positivismo criminológico es su conocida tesis sobre la negación del libre albedrío. La expone en su libro “La teoría de la imputabilidad y la negación del libre albedrío”,

DERECHO PENAL III

19

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

enfrentándose así a los clásicos en uno de sus más firmes postulados. Su significación fue tanta que el propio F. CARRARA la refutó personalmente en una Apostilla, añadida a la recensión que de la obra hizo LOMBROSO en el Archivio Giuridico.

XIII. DIFERENCIAS CON LA ESCUELA CLASICA

Para la escuela positiva la pena debe ser útil. La escuela clásica no habla de utilidad.

La escuela positiva busca la readaptación del criminal, La escuela clásica solo ve el delito, y sanciona, no ven al delincuente.

La escuela positiva busca e investiga las causas del delito. La escuela clásica no busca las causas del delito, ya que el delincuente actúa en base a su libre albedrío.

La escuela positiva algunas veces no sanciona al delincuente, solo le aplica medidas de seguridad; la escuela clásica siempre sanciona al delincuente ya que no ve las causas que llevaron al delincuente a cometer actos delictivos.

al delincuente ya que no ve las causas que llevaron al delincuente a cometer actos delictivos.

DERECHO PENAL III

20

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

XIV. PRESUPUESTOS DE LA ESCUELA POSITIVA

Francis Joseph GALL con Las Funciones Del Cerebro (Les Fonctions Du Cerveau, 1882) funda la frenología que es el estudio de la mente y el carácter, por la forma del cráneo. Indica que: las causas de la criminalidad están en laforma del cráneo. Dice que el subdesarrollo intelectual es causa de delito. Los cráneos de los criminales tenían particularidades, y estas fueron halladas por el neurólogo y patólogo BROCA. El medico de prisión escocés THOMSOM en 1870 publicó en el Journal Of Mental Science el resultado de sus observaciones sobre más de 5 mil presos. La tesis de la locura moral (SCHWACHSINN) fue publicada por PRICHARD en 1835. NICHOLSON entre 1873 y 1875 publico sus trabajos sobre la vida psíquica del criminal y su tendencia a la locura, imbecilidad y ausencia de sensibilidad. Otros que proporcionaron fundamento para la doctrina de LOMBROSO fueron obras de P. J. CABANIS, Ph. PINEL, ESQUIROL, GRIESINGER, J. J. MOREAU de TOUR MOREL.

1.- La Fisiognomía

Versa sobre la apariencia externa del individuo. Estable que los rasgos congénitos podían significar criminalidad. Esta teoría hace que se juzgue con más severidad. En Italia ya corría el siguiente dicho: “Te veo, te miro, y te voy a juzgar”. En La Biblia se hace referencia que los feos son los que mas cometen delitos. Juan Bautista de la Porta, en De humana physiognomia, (De la fisonomía humana, 1586) describe la "phisiognomía," esto es, el descubrimiento del carácter y personalidad de una persona estudiando su apariencia exterior del cráneo. Muestra la similitud entre la cara de un toro y de un humano, y acompañando por comparaciones textuales sacan a relucir el temperamento de ambos. La fisiognomía empírica se anticipa a la Antropología criminal de Cesare Lombroso

DERECHO PENAL III

21

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

Más tarde Juan Caspar Lavater define a la fisiognomía como la ciencia que descubre el carácter a través de los rasgos. En Ensayo sobre la Fisonomía para promover el amor hacia la Humanidad (Essai sur la physiognomonie destiné à faire connoître l'homme et à le faire aimer, 1775) establece que aspectos fisiognómicos y frenológicos podrían ser causa congénita del crimen. Lambert Adolphe Jacques Quetelet y Andre-Michael Guerry, son precursores del Positivismo Sociológico y del Método Estadístico. Ambos pertenecen a la escuela cartográfica, llamada también física social, o escuela moral. Esta escuela es la avanzada del positivismo. Por eso se puede decir que es un presupuesto de la escuela positiva. Para la Escuela Cartográfica, el delito es un fenómeno social regular y constante, regido por leyes naturales. No es un acontecimiento individual. No interesa averiguar las causas del delito, sino observar su frecuencia. El delito es un fenómeno normal, inevitable, constante, regular y necesario. El único método adecuado para la investigación del crimen como fenómeno social y magnitud es el Método Estadístico.

2.- Franz Joseph Gall y La Frenología

Francis Joseph GALL con Las Funciones Del Cerebro (Les Fonctions Du Cerveau, 1882) funda la frenología en 1839 aunque con el nombre de Craneología que es el estudio de la mente y el carácter, por la forma del cráneo.

Indica que:

Las causas de la criminalidad están en la forma del cráneo. El Dr. Gall visitó las cárceles donde evidentemente los condenados a muerte tenían deformaciones craneanas.

DERECHO PENAL III

22

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

Dibuja un mapa cerebral donde establece 38 zonas. En alguna de estas zonas esta la causa de la criminalidad.

Dice que en la ZONA 7 esta la causa de la criminalidad.

Establece tipos y subtipos de cráneos.

Dice que el subdesarrollo intelectual es causa de delito.

Afirma que:

en la parte frontal del cerebro esta la rudeza,

en la parte parietal están los sentidos;

en la parte temporal están las cualidades intelectuales.

XV. ESCUELA POSITIVA DE LA CIENCIA CRIMINAL O POSITIVISMO CRIMINOLÓGICO

El origen de la Escuela Positiva de la ciencia criminal o Escuela Positiva arranca en el siglo XIX en la obra El Hombre Delincuente (L´uomo delincuente) de Ezequiel Cesar Lombroso, como reacción hacia la Escuela Clásica (la denominación de “clásica” lo puso Enrico Ferri en forma peyorativa para referirse a “lo viejo”, a “lo caduco”, “lo antiguo”). En esta obra Lombroso formula la tesis del delincuente nato, naciendo así la Antropología criminal. El IUS PUNIENDI pertenece al Estado a titulo de defensa social. Los positivistas parten de la concepción determinista del hombre. Rechazaban el libre albedrío 57 y la responsabilidad moral. El hombre es responsable por el solo hecho de vivir en sociedad (responsabilidad social o legal). El fundamento de la pena no se halla en la culpabilidad, sino en la temibilidad o peligrosidad. El delito no interesa por sí mismo, sino como síntoma de la peligrosidad del delincuente (Concepción sintomática 58 ). El medio social determina la comisión de delito, por lo tanto, el delincuente no es responsable de sus actos, el responsable para que un hombre cometa delito es el medio social. Por eso tampoco acepta los tipos de delincuentes

DERECHO PENAL III

23

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

Utiliza el MÉTODO. Inductivo-experimental, que lo caracteriza. La Escuela Positiva, aplica el método inductivo-experimental al estudio del delito y del delincuente. Uno de sus representantes como Enrico Ferri hace uso de este método inductivoexperimental en el estudio del delito y del delincuente y dio un impulso a la Sociología criminal. Otro de sus representantes como Rafael Garofalo dedujo las consecuencias de las nuevas ideas para el Derecho penal. El DELITO es un hecho de la naturaleza y debe estudiarse como un ente real, actual y existente. El DELINCUENTE es aquella persona que comete delitos por influencias del medio en que vive. Busca su readaptación. A través de los Sustitutivos Penales. Los Sustitutivos Penales para Ferri son las medidas de orden económico, político, administrativo, educativo, familiar, etc., distintas de la pena que debe adoptar el Estado, actuando sobre las causas de delincuencia para hacerlas disminuir. Actualmente se define a los sustitutivos penales como medios de prevención social, se basan sobre el mismo fundamento que la Política criminal y constituyen uno de sus medios de acción. Sustituye el concepto de PENA por el de sanción. La sanción es indeterminada y proporcional al delito (no se debe castigar conforme a lo que dicen los Códigos, sino que tiene que haber Sustitutivos Penales), el delincuente debe estar en la cárcel hasta su rehabilitación. La legislación penal debe estar basada en los estudios antropológicos y sociológicos. La ley penal no restablece el orden jurídico, sino que tiene por misión la de combatir la criminalidad considerada como fenómeno social. La pena no tiene otro fin que la defensa social, es decir, fines preventivos, de prevención general y de prevención especial. Pero los positivistas ponían el acento en esta última, pues al admitir la existencia del delincuente nato no creían en la eficacia intimidante de la pena. Mediante la pena se trata de conseguir la readaptación social del delincuente, por medio de su segregación por tiempo indeterminado. Así el aforismo de Enrico Ferri decía:”un enfermo está en el hospital hasta

DERECHO PENAL III

24

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

sanarse”. La sanción no se impone porque se delinque sino para que no se delinca.

XVI. FACTORES DE APARICIÓN DE ESCUELA POSITIVA DE LA CIENCIA CRIMINAL O POSITIVISMO CRIMINOLÓGICO

Descrédito de los principios de la Escuela Clásica como:

Exceso de formalismo por el uso del método Lógico Abstracto.

Creer que se había agotado la construcción del Derecho Penal.

No estudia al delincuente.

Se comprueba la ineficacia de las concepciones clásicas para la disminución de la criminalidad.

Difusión de la filosofía positivista: la observación es fuente del saber, no la especulación, aquella es aplicada al estudio psicobiológico del hombre.

Se capta al mundo desde el punto de vista causal.

El Estado al proteger demasiado al individuo desprotege a la colectividad.

XVII. CONCEPTO DE ESCUELA POSITIVISTA

Cuerpo orgánico de concepciones que estudian al delincuente, al delito y su sanción, primero en su génesis natural, y después en sus efectos jurídicos, para adaptar jurídicamente a las varias causas que lo produzcan los diversos remedios, que por consiguientes serán eficaces. “La Escuela Positiva Penal es la dirección del pensamiento que quiere comprender y en consecuencia ordenar la vida jurídica de acuerdo a las leyes naturales, biológicas y sociológicas del individuo y de la sociedad.” (Edmundo MEZGER). Se caracteriza por considerar primero al delincuente y sólo luego al delito. Es una reacción contra la Escuela Clásica que estudió solo el delito dejando de lado a la persona que comete un delito.

DERECHO PENAL III

25

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

"La escuela criminal positiva no consiste únicamente, en el estudio antropológico del criminal, pues constituye una renovación completa, un cambio radical de método científico en el estudio de la patología social- criminal, y de los que hay de mas eficaz entre los remedios sociales y jurídico que nos ofrece. La ciencia de los delitos y de las penas era una exposición doctrinal de silogismos, dados a luz por la fuerza exclusiva de la fantasía lógica; nuestra escuela ha hecho de ello una ciencia de observación positiva, que, fundándose en la antropología, la psicología y la estadística criminal, y así de como el derecho penal y los estudios penitenciarios, llega ha ser la ciencia sintética que yo mismo la llamo Sociología Criminal, y así esta ciencia, aplicando el método positivo al estudio del delito, del delincuente y del medio, no hace otra cosa que llevar a la ciencia criminal clásica el soplo vivificador de las ultimas e irrefragables conquistas hechas por la ciencia del hombre y de la sociedad, renovada por las doctrinas evolucionistas". (Enrico FERRI) Esta escuela es caracterizado por considerar primero al delincuente y sólo luego al delito. Es una reacción contra la Escuela Clásica. El positivismo criminológico es madre del Derecho Penal positivo.

XVIII.

DENOMINACIÓN

Se llama Escuela Positiva De La Ciencia Criminal o Positivismo Criminológico porque aplica los métodos de la Observación y Experimentación al campo de los fenómenos delictivos traducida en el método particular Inductivo Experimental.

XIX.

JUICIO CRITICO

Ventajas

- Amplía el campo de acción del Derecho Penal. Crea las Medidas de Seguridad, la Criminología.

- Estudia al delincuente.

- Exige el establecimiento de manicomios, colonias agrícolas, y la intemporalidad de las penas.

DERECHO PENAL III

26

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

- Defensa del resarcimiento por el daño causado o compensación económica del daño civil.

- Readaptación del delincuente.

- Busca las causas por las cuales se cometen delitos.

- Establece los Sustitutivos Penales (Ferri). Busca la proporcionalidad de la pena, no se debe castigar conforme a lo que dicen los Códigos, sino que tiene que haber Sustitutivos Penales, es decir si un joven comete un delito grave, como ser un asesinato, no se lo debe castigar con la pena que establece el Código penal (252, pena de 30 años), antes se debe estudiar sus antecedentes, las atenuantes, etc., siempre se debe buscar su readaptación.

Desventajas

- Paraliza el Derecho Penal porque mezcla la Criminología con el Derecho Penal. Ciencia causal explicativa, aquella, y ciencia normativa esta.

- La negación del libre albedrío lleva a desconocer la voluntad humana, deja al hombre a merced de influencias externas y lo incapacita para modificar su entorno.

- Su tipología no tiene base real.

- El delincuente no es un anormal, porque si lo fuera los narcotraficantes serían anormales. Actualmente el narcotráfico es una empresa.

XX. LOMBROSO, CESARE EZEQUIEL

Principal expositor de la Escuela Positiva italiana. Utiliza con el método experimental inductivo mediante la observación. En su enfoque antropobiológico establece que: los delincuentes con delitos graves se asemejan ya que tienen taras genéticas como:

protuberancia en la frente y en el cráneo, pómulos salientes y ojos

DERECHO PENAL III

27

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

achinados. El criminal nace con diferencias del sujeto “normal” por causas genético hereditarias. Rompimiento de los frenos inhibitorios. Los individuos determinados 59 para el delito sobrepasan los frenos inhibitorios que tienen las personas normales. Establece una tipologíano obstante que la Escuela Positiva no la acepta tipologíasde delincuentes: Atávico o nato, Epiléptico, Habitual, Loco, Loco-moral, Ocasional, Pasional y Profesional

Biografía Cesare Lombroso nace en Verona, de padres judíos. A los 15 años ya publica dos ensayos. Su madre trata de influenciarlo para que estudie leyes, pero prefiere medicina y egresa con méritos a los 23 años. En la Universidad de Turín dicta cátedra en un solo paralelo, porque sus ideas no eran bien recibidas ni aceptadas, además de enseñar trabaja en un hospital donde empieza a desarrollar su teoría.

Método Empieza su investigación con el método experimental inductivo mediante la observación. Fruto de la aportación de este método es su otra contribución: la imagen del criminal nato. Nace ésta como resultado de su proyecto de establecer relaciones entre el hombre histórico, el salvaje, el alienado, el normal y el delincuente. Examinando el cráneo de un reincidente de hurto encuentra una serie de anomalías atávicas, sobre todo una foseta occipital mediana y una hipertrofia del vermis, análoga a la que se halla en los vertebrados inferiores. Con este descubrimiento le parece resuelto el problema de la naturaleza y origen del criminal, y formula su conclusión: los caracteres del hombre primitivo y de los animales inferiores se reproducen en nuestros tiempos. El delincuente es un salvaje resucitado por un fenómeno de atavismo, en el seno de las sociedades civilizadas. El delincuente

DERECHO PENAL III

28

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

es un ser humano con anormalidad somática y psíquica predeterminado a cometer un delito por atavismo, epilepsia, locura moral, demencia. El delincuente por parecerse al hombre primitivo, no diferencia entre un acto antijurídico y uno permitido por el ordenamiento jurídico positivo. El delito está en la forma del cráneo, lo que va contra la fundamentación clásica de la responsabilidad criminal: la imputabilidad moral.

Enfoque antropobiológico Como Cesare Lombroso trabaja en un hospital empieza a estudia el cráneo de un delincuente salteador de caminos llamado Videla. En ese cráneo encuentra ciertas protuberancias que él considera como causas de delincuencia. Establece:

Los delincuentes con delitos graves se asemejan. Que los delincuentes con delitos graves tenían alguna semejanza. Tenían semejanzas en cuanto al mal atávico, de donde se origina su teoría del criminal nato.

Los delincuentes con delitos graves en común tienen taras genéticas. Como ser:

- protuberancia en la frente y en el cráneo.

- pómulos salientes y,

- ojos achinados.

El criminal nace con diferencias del sujeto “normal”. Es diferente a las personas normales por causas genético hereditarias.

Rompimiento de los frenos inhibitorios. Los individuos determinados para el delito sobrepasan los frenos inhibitorios que tienen las personas normales.

DERECHO PENAL III

29

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

Tipología

Delincuente Nato O Atávico

Persona que esta determinada a cometer delitos por

causas hereditarias. Se basa en que la constitución

biológica de ciertas personas les lleva inexorablemente a

la delincuencia. Es imputable.

Presenta rasgos como ser:

- protuberancia en la frente,

- pómulos y mentón salientes,

- labios partidos y algunas veces microcefalia.

La crítica a Cessare Lombroso le hace notar que no hay

criminal nato, por ejemplo los rasgos rudos y fuertes un

campesino no pueden hacer pensar que es de por sí un

criminal, mas al contrario, hay personas con rasgos finos

que son criminales mas avezados

Delincuente Epiléptico

Individuo que sufre de epilepsia y comete a causa de esta

enfermedad un delito. Es inimputable.

Generalmente comete delitos violentos. Otra característica

de estos delincuentes es: siempre utilizan armas blancas

para cometer delitos violentos por ejemplo para

diferenciarlos de un impostor que quiere escudarse en su

epilepsia en un delito violento, se debe ver si el cuchillo

ingresó varias veces y en un mismo ángulo, ya que es la

característica de estos delincuentes si acuchillan lo hacen

en el mismo lugar y en el mismo ángulo.

Delincuente Habitual

DERECHO PENAL III

30

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

Es la persona que observa un género de vida delictiva al extremo de llegar a constituir un tipo permanente de personalidad criminal. Es imputable.

Puede ser delincuente profesional, pero por lo menos una parte considerable de su actividad es de carácter criminoso.

Delincuente Loco

Es aquel en que el delito es la manifestación o revelación de una anomalía mental, de su individualidad psíquica anormal. El delito en éstos no es más que un episodio en su anomalía mental, es considerado criminalmente inimputable.

En esta clase de delincuentes se considera al:

- alienado (enfermo mental o loco: Ver enfermedad mental,

- al alcohólico,

- al histérico (ataca más a mujeres).

Delincuente Loco-Moral

Estado psicopatológico que impide o perturba la normal valoración de la conducta desde el punto de vista moral, pero dejando subsistente la capacidad cognoscitiva y volitiva. Es imputable

Delincuente Ocasional

Persona, casi siempre normal, aunque de escasa energía volitiva, que delinque por sugestión del ambiente o por motivo pasajero sentimental o externo. Es imputable.

Se trata de un delincuente primario, poco o nada peligroso, generalmente exento de defectos psicológicos, pero susceptible de convertirse en habituales.

DERECHO PENAL III

31

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

No tiene frenos inhibitorios. Esta clase de delincuentes no puede refrenar sus impulsos, ante la ocasión reacciona por impulso.

Dentro de este tipo de delincuente están el seudocriminal (Es ocasional, no es un criminal, las circunstancias hacen que cometa el delito) y el criminaloide (Persona que está empezando a delinquir por sugestión del ambiente).

Delincuente Pasional

Aquel en que el delito prorrumpe tempestuosamente, como un huracán psíquico, anulando la voluntad e impidiendo la sana y normal recepción de los acontecimientos.

Para su imputabilidad o inimputabilidad requiere en todo caso un atento análisis psicológico.

El Delincuente Profesional

Es el que participa regularmente y como medio normal de vida, en una cultura criminal perfeccionada y dotada de un cuerpo de aptitudes y conocimientos especializados. Es imputable.

El delincuente profesional de diferencia:

- del delincuente habitual, porque éste comete delitos de manera regular pero no posee una destreza perfeccionada y especializada; y,

- del delincuente ocasional porque éste no se lanza al delito de manera regular ni posee una aptitud especializada sino que comete algún delito cuando se presenta la ocasión.

DERECHO PENAL III

32

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

XXI. Ferri, Enrico

Ferri yuxtapone dos aspectos para formar su Teoría Ecléctica De La Criminalidad: un aspecto endógeno y un aspecto exógeno. En el aspecto endógeno toma la Antropología, el atavismo y la Teoría del Criminal nato de Lombroso. Y en el aspecto exógeno toma el medio ambiente como base para explicar cómo es que este aspecto influye en el individuo para que caiga en el delito o se vuelva delincuente.

Biografía Ferri, Enrico, (25 febrero 1856 San Benedetto Po, Mantua, Lombardía 185612 abril 1929), jurista parlamentario socialista italiano, criminólogo, disertante y profesor de Derecho Penal. Continuó el estudio científico del delito que había empezado Cesare Lombroso, aunque dando énfasis a los factores sociales y económicos. Se le considera “padre” de la Escuela Positiva de la Ciencia Criminal. Defendió la prevención del crimen contra los sistemas penales que enfatizaban sólo la acción punitiva. Elegido al parlamento italiano en 1886 como un radical pero en 1893 se pasó al Partido Socialista italiano volviéndose miembro prominente de la “intransigente ala revolucionaria” hablando contra la participación de los socialistas en los gobiernos burgueses en los congresos de la Segunda Internacional en 1900 y 1904. Luchó por que Italia tuviera un código penal de corte positivista, y en 1921 presenta el proyecto realizado por una comisión presidida por el mismo Ferri, aunque la situación política dificultó la aprobación del proyecto, el partido fascista llegó al poder y se formó una nueva comisión de la que formó parte Ferri cambiando así su posición (socialista a fascista) y arruinando su fama, que nadie perdono al caer el fascismo.

DERECHO PENAL III

33

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

El Código Italiano que Ferri compuso fue rechazado por el régimen fascista. Un otro nuevo código fue aprobado en 1930. El Código Penal de Argentina de 1921 fue basado en sus ideas.

Delito: Para Ferri el delito es el resultado de factores sociales que lo determinan a infringir lo jurídicamente establecido, por eso Ferri basa el delito en la responsabilidad social y no en la responsabilidad moral como la Escuela Clásica. Para Ferri el hombre es responsable sólo por el hecho de vivir en sociedad.

Responsabilidad criminal: Ferri asienta el delito en la responsabilidad social y no en la responsabilidad moral como la Escuela Clásica. El hombre es responsable sólo por el hecho de vivir en sociedad. Enrico Ferri a los 26 años publica Negación Del Libre Albedrío en el cual se opone a la Escuela Clásica diciendo que el hombre es libre solamente dentro un marco de normas jurídicas establecidas por el Estado. Niega el libre albedrío.

Delincuente: En el delincuente actúa poderosamente el factor social, por más que individualmente sea considerado como producto de fuerzas interiores (voluntad, carácter, inteligencia, sentimientos, etc.) recibe de la sociedad un conjunto de modos de obrar que determina sus actos futuros. Crea la Teoría de la Peligrosidad. Ésta se determina atendiendo a la cualidad más o menos antisocial del delincuente y no a la del acto ejecutado. Aconseja implantar otra clase de penas: las Medidas de Seguridad. Dice “Las cárceles no readaptan”. Es el primero es exigir la inimputabilidad de los alienados.

Método

DERECHO PENAL III

34

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

Utiliza el método experimental- inductivo y la Estadística para llegar a establecer las causas del delito. Para fundamentar su teoría se basa en hechos. Para Ferri la causa de la criminalidad es la injusticia social. Se deben buscar las causas por las cuales se cometen delitos. Explica la etiología del delito por medio de su Teoría de los Motivos Determinantes del Crimen. Los motivos están en 3 factores: El Factor Antropológico (constitución orgánica, psíquica y biosociales del delincuente), el Factor Cosmotelúrico (el clima, naturaleza del suelo, la estación) y el Factor Social o Mesológico (densidad de población, migración campo ciudad, alcoholismo, socialización imperfecta, moral, la familia, costumbres).

Tipología

Delincuente Nato

A causa del atavismo determinado individuo tiene

tendencia a cometer delitos. En Ferri el atavismo y la

tendencia son factores que determinan a un individuo como delincuente. Atavismo. (del latín. atavus, abuelo + -ismo). Fenómeno de herencia discontinua que se manifiesta por la reaparición de los caracteres de antepasados remotos y no inmediatos.

Es la reaparición de determinados caracteres procedentes

de un antepasado y que no se habían manifestado en las generaciones intermedias. Se debe a una casual recombinación de genes o a condiciones ambientales excepcionalmente favorables para su expresión en el embrión.

Delincuente Loco Dentro este tipo esta el enfermo mental. Es inimputable.

Delincuente habitual

O condicional o delincuente por falta de restricciones

(Pinatel). Hace del delito su forma de vida basándose en

habilidad y fuerza, por ejemplo el carterista.

DERECHO PENAL III

35

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

Este tipo de criminalidad ya va contra la Escuela Clásica. Ferri y Cesare Lombroso ya estudian al delincuente. La Criminología actual hace eso, estudiar al delincuente, las causas del delito, etc., esto hace para fundamentar la profilaxis criminal o la Política Criminal.

Delincuente Ocasional Ve la ocasión para delinquir en que no hay nadie que lo detenga o lo restrinja. Dentro esta esfera está quien comete un accidente de tránsito con muerte (homicidio involuntario).

Delincuente pasional Es el que comete el delito por pasión, por amor, por celos, por sentimiento.

XXII. GAROFALO, RAFAEL

Biografía Rafael Garófalo (1852-1934) nace en Nápoles, Italia, en 1851. Abogado y criminólogo italiano. Estudió en la Universidad de Nápoles, en donde enseñó más adelante Derecho y Derecho procesal penal. Luego de Enrico Ferri, es considerado el seguidor más importante de Cessare Lombroso. Su contribución importante fue la formulación de una teoría del "crimen natural". Esta teoría establece dos tipos de delitos: los violentos y los delitos contra la propiedad.

Denominación Acuña por primera vez el término de Criminología. Plasma las ideas de Cesare Ezequiel Lombroso en fórmulas jurídicas.

El Delito Es la violación de los sentimientos de piedad y probidad en la medida media en que son poseídos por una sociedad determinada.

DERECHO PENAL III

36

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

Los sentimientos pueden ser:

fundamentales como: el de piedad y de probidad; Cuando se ataca la vida o la integridad corporal se está violando el sentimiento de piedad, y cuando se desconoce la propiedad el de probidad.

secundarios como el patriotismo, la religión, el honor, el pudor.

Teoría De Criminalidad

La Teoría de Criminalidad de Garófalo va contra la corriente de la época: la Escuela positiva y además discrepa con el pensamiento ortodoxo de la Escuela Clásica.

La Teoría Criminal de Garófalo dice que es fundamental la herencia endógena psíquica (instintos) ya que la mayoría de los delincuentes tienen una variación psíquica.

También habla de la anomalía moral, que hace que el delincuente sea un ser inferior, no un ser normal. Esta anomalía es congénita, no es adquirido.

Garófalo toma el atavismo de Lombroso como una variación psíquica y endógena.

Fundamentalmente, aunque su criminal también puede tener rasgos atávicos de características faciales. Considera al delincuente como un anormal psíquico.

Garófalo reconoce poca influencia a los factores ambientales y centra su atención en los instintos personales. Por eso la eliminación de las causas sociales sólo les va a traer beneficios limitados.

No acepta el determinismo

El Delincuente Es un anormal psíquico. Es causado por una anomalía moral congénita. El medio tiene poca influencia sobre el delincuente.

DERECHO PENAL III

37

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

Garófalo reconoce poca influencia a los factores ambientales y centra su atención en los instintos personales. Por eso la eliminación de las causas sociales sólo le va a traer beneficios limitados.

Teoría De La Temibilidad Establece su Teoría de la Temibilidad para sancionar al autor de un delito. La temibilidad es la perversidad constante y activa que hay que temer de parte del delincuente. Arturo Rocco critica esta teoría, dice que la temibilidad no es característica del autor sino mas bien es repercusión social de esa característica.

Tesis De La Peligrosidad Mas tarde se abandona esta teoría y se la reemplaza por la Tesis de la Peligrosidad como base de la responsabilidad criminal. Por ejemplo si alguien da un abortivo a una mujer no embarazada, no se debe sancionar el daño objetivo, en realidad no lo hay, sino la peligrosidad subjetiva que emana de la personalidad del autor.

Principios

La Prevención Especial como fin de la pena.

La Teoría de la Defensa Social como base del derecho de castigar.

Métodos de graduación de la pena.

Tipología

Para que exista un delincuente nato establece cuatro tipos:

El asesino. Criminal nato que no tiene sentimientos de altruismo y de probidad, por lo que puede cometer delito cuando se le presente la oportunidad.

DERECHO PENAL III

38

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

El delincuente violento. Le falta sentimiento de piedad, por lo que comete delitos violentos.

El ladrón. Son los que atentan contra la probidad. Este sentimiento no tiene raíces profundas en estos individuos. Le falta el sentimiento altruista y está influenciado por el medio ambiente.

El delincuente lascivo. No encaja en las anteriores, podría ser delincuente sensual.

Teoría De La Pena La pena debe estar de acuerdo a la personalidad del delincuente y no del delito. Defiende la pena de muerte. La cárcel no intimida a los asesinos, quizá allí cuenten con mayores facilidades que en la vida libre, pero sí los intimida la pena de muerte, a la cual debe serles aplicada. A la pena de muerte, lo llama “darwinismo natural”, es decir propugna la aplicación de las leyes naturales de selección de la especie humana. Afirma que si un hombre no puede vivir en sociedad, en una sociedad que le da normas y por lo tanto las viola, entonces el hombre debe ser muerto. Los asesinos deben ser castigados con la pena de muerte. Garófalo va contra la teoría retributiva. Sostiene que el delito debe ser castigado, no por retribución, sino porque se ha roto una norma fundamentalrespeto a la vidacomo lo es en el asesinato.

Objeto De La Pena La pena tiene por objeto de defender a la sociedad de los inadaptados y los socialmente peligrosos, en casos graves, a los primeros se les debe aplicar la pena capital y a los segundos abandonarlos en una isla.

Clases De Penas

- Pena de muerte para los asesinos.

DERECHO PENAL III

39

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

- Cadena perpetúa para los delincuentes violentos.

- Trabajo en colonias agrícolas de ultramar para los ladrones.

DERECHO PENAL III

40

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

CONCLUSIONES

Sólo resta por agregar que tanto los cultores de la Escuela Clásica como los de la Positivista tenían por objetivos ocuparse y preocuparse por el hombre, por su situación en el drama penal.

Así, la Escuela Clásica tenía como meta crear un sistema de razonamiento que hiciera previsible y más seguro la aplicación de la norma jurídico-penal. El error metódico fue el exceso de dogmática y llegar a crear un razonamiento logicista, sin correspondencia con la realidad social, unidimensionalizado en lo normológico (como la teoría pura del derecho de Hans Kelsen) olvidado al hombre concreto, de carne y hueso, que sufre y padece con independencia de un esquema teórico que se concibe de antemano y que se le aplica irremediablemente; lo que si realizo la Escuela Positiva.

Por su parte el positivismo tenía por objetivo analizar los fenómenos desde una estricta óptica científica, basada en hechos. Y de lo empírico no surgía nada que apoye los apriorismos de los clásicos, por lo que desdeñaron toda idea metafísica o principista.

El positivismo reacciono frente a los excesos del dogmatismo, centrando su atención en el hombre concreto. De allí se impuso el necesario cambio de método racional-deductivo a empírico- inductivo.

DERECHO PENAL III

41

“UNIVERSIDAD PRIVADA “JOSE CARLOS MARIATEGUI”

DERECHO

BIBLIOGRAFIA

MICHELLI, Gian Antonio, Curso de Derecho procesal civil, Ediciones Jurídicas Europa-América, Buenos Aires, 1970, tomo l

ABBAGNANO, Nicolás; Historia de la Filosofía, tomo III, traducido por Juan Sterlich y J. Perez Ballestar, Barcelona, Hora, 1994, 4ta. edición

ELBERT, Carlos Alberto; Manual básico de criminología, Buenos Aires, Eudeba, 1998

FONTÁN BALESTRA, Carlos; Derecho Penal. Introducción y parte general, Buenos Aires, Abeledo Perrot, 1998, 16ta. edición

GARCÍA PABLOS DE MOLINA, Antonio; Criminología. Una introducción a sus fundamentos teóricos para juristas, Valencia, Tirant lo Blanch, 1996, 3era. edición

GARCÍA PABLOS DE MOLINA, Antonio; Tratado de Criminología, Valencia, Tirant lo Blanch, 1999, 2da. edición

HIRSCHBERGER, Johannes; Historia de la Filosofía, tomo II, traducido por Luis Martínez Gómez, Barcelona, Herder, 1997, 14ta. edición

MARÍAS, Julián; Historia de la Filosofía, Madrid, Alianza, 1999

MOLINA ARRUBLA, Carlos Mario; Introducción a la Criminología, Santa Fe de Bogotá, Leyer, 1999, 3era. edición

VELÁSQUEZ VELÁSQUEZ, Fernando; Derecho Penal. Parte general, Santa Fe de Bogotá, Temis, 1997, 3era. edición

ZAFFARONI, Eugenio Raúl; Manual de derecho Penal. Parte General, Buenos Aires, Ediar, 1998, 6ta. Edición

ZAFFARONI, Eugenio Raúl; Criminolgía. Aproximación desde un margen, Bogotá, Temis, 1988

DERECHO PENAL III

42