Sunteți pe pagina 1din 1

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación

Universidad Nacional Politécnica de la Fuerza Armada

U.N.E.F.A

Núcleo Táchira Ext. San Cristóbal.

Electromagnetismo.

La Física es la más fundamental y amplia de las ciencias, ya que su objeto de estudio abarca desde el origen y la formación del universo, hasta la materia-energía en sus partículas últimas. Así entonces a la física se le asigna el estudio de fenómenos que presenta la materia que modifican de forma pasajera el aspecto y las propiedades de los cuerpos pero sin afectar de forma sustancial a su naturaleza. Desde la antigüedad se sabe que ciertos minerales poseen la propiedad magnética, denominada magnetismo; la magnética y todas las otras sustancias que presentan la expresada propiedad se denomina imanes naturales. En principio se creyó que los fenómenos magnéticos no tenían ninguna relación con los fenómenos eléctricos. Sin embargo a comienzos del siglo XIX, el físico Danés Hans Chistian Oersted (1777-1851) observo que un conductor por el que circula una corriente ejerce una fuerza sobre un imán colocado en sus proximidades. En 1820 Oersted llevo a cabo este sencillo experimento que hizo patente que los fenómenos eléctricos y magnéticos no constituyen como hasta ahora se había creído dos esferas de fenómenos separados, dispuso una aguja incrementada paralelamente a un hilo conductor demostrando entonces; al hacer circular una corriente continua por el hilo, la aguja giraba orientándose perpendicularmente a este, lo cual supuso el nacimiento del electromagnetismo. En la actualidad se sabe que cualquier fenómeno de atracción o repulsión magnética no es otra cosa que una fuerza de acción a distancia ejercida por una carga en movimiento sobre otra carga que también se encuentra en movimiento. Por ello una corriente eléctrica, al ser una carga en movimiento, ejerce una acción magnética sobre cualquier otra carga en movimiento. Así entonces el electromagnetismo que surge de la relación entre ellas, estudia los campos electromagnéticos y los campos eléctricos, sus interacciones con la materia, y en general la electricidad y el magnetismo y las partículas que generan flujo de carga eléctrica, su formulación consiste en cuatro ecuaciones diferenciales vectoriales. De esta manera el físico Escocés James Clerk Maxwell (1831-1879) concluyo también luego de estudiar los fenómenos eléctricos y magnéticos que son productos de una misma interacción electromagnética, llevándolo a formular las ecuaciones antes citadas, donde describe el comportamiento del campo electromagnético. La inducción electromagnética es la producción de corrientes eléctricas por campos magnéticos variables con el tiempo. Este fenómeno es justamente el contrario al que descubrió Oersted, ya que es la existencia de un campo magnético lo que nos producirá corrientes eléctricas. Además, la corriente eléctrica incrementa en aumentar la rapidez con la que se producen las variaciones de flujo magnético. Basado en el principio de conservación de la energía, Michael Faraday pensaba que si una corriente eléctrica era capaz de generar un campo magnético, entonces un campo magnético debía también producir una corriente eléctrica. En 1831 Faraday llevó a cabo una serie de experimentos que le permitieron descubrir el fenómeno de inducción electromagnética. Descubrió que, moviendo un imán a través de un circuito cerrado de alambre conductor, se generaba una corriente eléctrica, llamada corriente inducida. Además, esta corriente también aparecía al mover el alambre sobre el mismo imán quieto. Faraday explicó el origen de esta corriente en términos del número de líneas de campo atravesados por el circuito de alambre conductor, que fue posteriormente expresado matemáticamente en la hoy llamada Ley de Faraday, una de las cuatro ecuaciones fundamentales del electromagnetismo. La existencia del campo magnético terrestre es la causa de una aguja imantada se orienta hacia, aproximadamente el norte geográfico de la tierra. La intensidad de ese campo no es constante, sino que es función del tiempo y del lugar. El campo magnético terrestre ha estudiado mediante satélites y se ha comprobado que el origen del electromagnetismo parece ser corrientes interiores de la tierra, debidas a movimientos convectivos de materia ionizada, que imantan por inducción el núcleo de hierro fundido del planeta. Nélida Pernía C.I.-23547953