Sunteți pe pagina 1din 5

Martes, 09 de Febrero de 2010 09:37

Es una herramienta que permite sintetizar la información de un texto. Debe ser breve, concisa y concreta.

Reglas para elaborarla

Supresión: eliminar la información irrelevante. Generalización: buscar reunir enunciados en categorías con el propósito de sinterizar. Construcción: sustituir elementos del texto por otros que incorporen una misma idea, y agregar información nueva.

¿Cómo hacer una ficha de lectura?

Elementos de la ficha de lectura

Encabezamiento:

En este apartado consta de los siguientes datos:

- Nombre del estudiante

- Materia en la que se asignó el texto

- Profesor de la asignatura

- Fecha de entrega

Tipo de texto:

El estudiante debe identificar el tipo de texto del que va a extraer la información para la ficha. Ej: capítulo de libro, artículo, columna periodística, reseña, ensayo, otro, etc.

Referencia bibliográfica:

Referenciar según normas APA o ICONTEC.

Léxico y conceptos Clave:

Términos y definiciones que son sumamente relevantes en el texto y que pueden resultar desconocidas para el lector. Se anotan tanto las palabras desconocidas (con su respectivo significado), como las definiciones presentadas por el autor en el texto.

Idea o planteamiento central o global del texto:

Se debe redactar a manera de proposición la idea central del texto. Es importante resaltar que en ocasiones esta idea puede estar explícita en el texto, y en otros casos ser desarrollada a lo largo del mismo.

Ideas claves del texto:

Son elementos sumamente importantes del texto. Son las ideas principales que sostienen los autores. En la ficha pueden ser expresadas en palabras propias o ser una copia literal del texto.

Preguntas que suscita el texto:

Aquí se consignan las dudas o inquietudes que le surgen al lector al leer el texto y que no estén resueltas en el mismo.

Propósito del autor:

Es la intención comunicativa del texto. Hace referencia a cómo el autor argumenta, critica y expone sus ideas, y con qué propósito lo hace.

Aportes que hace el texto:

Se mencionan los conocimientos y la información que fue nueva para el lector.

Polémicas:

Se considera polémica a las discrepancias que tiene el autor con un tema en específico. Estas pueden estar implícitas.

Intertextualidad:

En este aspecto se mencionan los textos o referencias consultadas o conocidas por el lector y relacionadas con el texto, para volverlo más entendible.

Referencias a otros autores y a otros textos:

Son las referencias usadas por el autor que se mencionan en el texto.

Toma de posición:

Tomar una postura crítica frente al texto leído. Comentario biográfico y bibliográfico del autor del texto. Sirve para orientarnos a cerca de la trayectoria y la vida del autor.

Ejemplo de elaboración de una ficha de lectura

Texto base:

Piratería Christine Schweider Sasha Costanza Chock

Al menos desde el siglo XV, la propaganda estatal y la corporativa han empleado el

término

recientemente, la aplicación de este término se ha extendido a la reproducción y

distribución

afán de lucro. La campaña propagandística relacionada con la “piratería” en línea ha sido muy

exitosa. Sin embargo, rara vez el análisis público incluye la valoración de la

representa para el

en manos de empresas multinacionales privadas. En nuestra definición de “piratería”, comenzaremos haciendo un recorrido a través de la historia legal y popular del término, desde el

“pirata” marítimo, que

“piratas” digitales, que se dedican a la

de

del término por parte de la industria como herramienta fundamental en sus esfuerzos por penalizar el intercambio libre de información. Primero nos concentraremos en el concepto de “piratería” empleado en discusiones de materiales audiovisuales, software y otras formas de información digital. No obstante, queremos destacar desde el principio las conexiones entre la

lucha por la penalización de la invasión de la

digital y las acciones relacionadas que tienen lugar en otros sectores. La expansión mundial del sistema de la “propiedad intelectual” (en especial las patentes) tiene un significativo impacto en el acceso al conocimiento esencial de la medicina, la biotecnología, la agricultura, la ciencia,

“piratería”

para referirse a la apropiación y reventa de la

propiedad privada.

Más

de bienes intangibles, independientemente de que los “piratas” tengan o noa la apropiación y reventa de la propiedad privada. Más conocimiento y lacreatividad amenaza que la

conocimiento

de que los “piratas” tengan o no conocimiento y lacreatividad amenaza que la limitación del área

y lacreatividad

los “piratas” tengan o no conocimiento y lacreatividad amenaza que la limitación del área pública del

amenaza que

la limitación del área pública del conocimiento

asoló
asoló

a los monopolios de comercio marítimo, hasta los actuales

duplicación , la distribución derecho de autor
duplicación
, la
distribución
derecho de autor

o el empleo desautorizados

o protegidos por el

. Luego analizaremos el uso actual

materiales patentados

“propiedad intelectual”

en la arena del contenido

etcétera. Por último, concluiremos resaltando algunos proyectos y vías alternativas utilizados por los activistas de la sociedad civil para salvaguardar el valor social del conocimiento.

El término moderno “piratería” fue utilizado por primera vez en el siglo XV. Se apli

inicialmente a individuos

transportadas por embarcaciones de compañías del Estado o respaldadas por este. Aunque puede parecer que el uso actual del término es lo suficientemente diferente como para garantizar

apartarlo totalmente de su sentido marítimo, existen varios

persisten. El antiguo concepto de piratería marítima fue, en parte, una idea desarrollada y promovida por poderosas empresas privadas que buscaban la protección legal del Estado para legitimar sus propios intereses materiales y los monopolios comerciales. Por consiguiente, incluso durante el apogeo del saqueo en alta mar, el uso del término dependía completamente de la posición que se tuviera. Por ejemplo, fue muy importante la distinción legal británica entre “corsarios”, que eran barcos o individuos reconocidos o patrocinados por un Estado europeo cualquiera otro; y los “piratas”, que no pertenecían a ningún Estado. El concepto de piratería se arraigó de forma tan intensa en el supuesto de un derecho a la dominación comercial, que a menudo las naves europeas consideraron legítima su propia depredación de los comerciantes locales. En otros términos, la única diferencia entre “pirata” y “corsario” era que este último poseía una carta del gobierno que lo autorizaba a saquear.

apátridas
apátridas

que se apoderaban en alta mar de las mercancías

vestigios
vestigios

de este uso inicial que aún

En la actualidad, la batalla contra la “piratería” se lleva a cabo en el reino del conocimiento comercializado, y en la ley y la retórica del uso, la distribución y la producción ilegítimos de

bienes que giran en torno a

como las marcas de fábrica, las patentes, y el derecho de autor. Los antecedentes de estas políticas provienen de los siglos XVI y XVII, cuando las leyes venecianas e inglesas concedieron los monopolios de la impresión a editoriales específicas, y establecieron el control directo del Estado (es decir, la censura). Durante el siglo XIX, el término “piratería” se aplicó cada vez más a las editoriales que hacían copias de libros para vender sin permiso del autor o sin pagar comisiones por derecho de autor al autor original. Muchos de los debates en esta época giraban en torno a la reproducción no autorizada de trabajos en el extranjero, donde las leyes

cada vez más proteccionistas que rigen los intangibles, tales

políticas
políticas
proteccionistas que rigen los intangibles, tales políticas locales no tenían jurisdicción. ¿Cuál será el futuro

locales no tenían jurisdicción.

¿Cuál será el futuro del conocimiento? El conocimiento, a diferencia de la mano de obra o la tierra, puede reproducirse infinitamente. Las leyes basadas en el principio de la escasez son absurdas en este contexto. La “tragedia del área pública”, un argumento empleado para justificar la delimitación de la tierra para garantizar el aumento de la producción, no se aplica al conocimiento. La privatización del conocimiento restringe la innovación y la productividad. Cuando los intereses corporativos patrocinados por el estado continúan ampliando los términos de la propiedad sobre la creatividad humana, lo hacen a expensas del dominio público; entonces, ¿quién es el ladrón en la batalla por los

límites de las áreas públicas del conocimiento? Esta batalla se está llevando a cabo en las instituciones políticas locales, nacionales, regionales e internacionales, y es un debate que ninguno de nosotros

puede permitirse el lujo de ignorar.

Palabras Conceptos Clave
Palabras
Conceptos Clave

desconocidas

REFERENCIA:

González, B. (2004). ¿Cómo elaborar una ficha de lectura? Bogotá: Universidad Sergio Arboleda.