Sunteți pe pagina 1din 8
reviin TODOROV, T. MUAIL BAJTIN. EL PRINCIPIO DIALOGICO, Du Seuil, Paris, 1981 Cap. 2. “Epistemologia de les Ciencias Humanas” (sitesi) ‘Traduecién del francés de Norma Piccinini. Ato 1985. Sostiese Bajtin que en ef Renacimiento se propaga un uso escenisdo del lenguaje, que se manifesta sobve todo en Ia novela y que comesponde a la concepeidn galleana del munda por oposicién ala de Ptolomeo. Para Baitin, la explicacién de tse fendmeno reside en que Ia evolucin de las artes y de las ciencas est ligada a la evolucion de la ideologia. Exise por lo tanto, entre las ciencias naturales y las ciencias hhumanas, un paraelismo hist6rico que se explica por su raiz, comin en lo ieokigica y o social. Pero al lado de esta primer2 ‘esis de Baxtin, que se sostiene sobre [a unidad y homogeneidad del campo. del conocimiento, existe un principio de difeenciacion que separa ciencias humanas y Ciencias naturales, Bajtin descubre este principio casi, por un azar al estudiar el rol del discurso en las istinias actividades ¢humanas este roles esencial en las ciencias humans pero nulo ce as ciencing naturales. "Todo el aparato metodoligica de las cents mateméiicas y naturales esté orientade hacia a capracién ‘le wn objeto ‘conficada® que no se revela en el discurao y que no comunica nada de si mismo. Agui el conocimien'o ro esté ligedo a a recepeiin y ala interpretacién del disenrzot y signor que vienen del objeto.) Em des ciencias humanas surgen ls problemas especificos de ta bicacion, trarmision © inerpretacn de los discursos del otro fe, las fuentes en la historia). En ewanto a las isciplinas filelégicas, el hombre (*parlante") y su dizcurzo son de manera fundamental el objeto del Conacimiento {. ..) En ef doounio de ta podtica, de ta historia de fa leratura y en general de la historia de las ‘deologics, nngin otro dcercamiento es pasible (J: yes ecesario no solamente hablar agui del disctirso sino hablar con el dscurso, para eaptar el sentido ideotégico ‘accesible slo a wna caplacién dialdgica que incluye 1a evalacin y a respuesta. (I) [Bajin distingue dos puntos donde se crstliza la diferencia centre ciencias humands y ciencias naturales: en el objeto y en ‘el metado (desde el punta de vista de sujeto que conoce). a) Diferenciaen elobieto| El objeto de Int ciencias humanas es un 1exio, en el sentido Amplio dela materia significant “Nosotvos nos inleresamas en Ia especifcidad de las iencias humanas dirigidas hacia los pensamientos, los sentidos, las significaciones, que vienen de otro y que se realizan y ofrecen al sabiotnicamente bojo la especie de tn texto () Bl texto es esa realidad inmediara soto en ia ‘cual pueden estas disciplinas este pensamierio ‘constnurse, li donde no hay texto, no hay objeio de investigacidn y de pensomiento"(2) Por lo tanto no & simplemente el hombxe el objeto de las cencias humanas, sino el hombre en tanlo que productor de “Las clencias humanas ton lz cevcios del hombre en su cespecifcided y no de una cosa sin voz y de un fenémeno Dretural, El hombre en su especifieidad hnmana se expresa 7 siempre, es decir, crea wn texto (ounque sea porencial) “ll: donde el hombre sea estudiado fuera del texto © ‘ndependientemente de él, no se trata de cienctas humanas anaromia y fisiologia humana, e)"(2) Esta idea, esia dislinein, estaba ya presente en a primera publicacién tbriea. de VoloshinowBajtin: "Los euerpos fsicos y quimicos existen igualmente fuera de la sociedad humana, mientras que los produetos de ta creaciin ideolégica no se desavrollan mas que en ella y por ella"(3) Baja ha tecurrido a formulaciones diferentes para definic la fdentidad de objeto de las ciencias humanas, En los escritos de Jos s80s 20 se srve de una antigua distinein en Ja materia 1a ide San Agustin entre cosas ¥ signos (.. .) Deseribe el signo Como aquello que envia de una cosa 8 ofr, en oposicién a las {osas que son en si mismas intransitivas. A su Vez, los signos Tgustiniana en “ya existentes" -y en se dividen de maners ‘expresamente creado" {Lae ciencias humanas son pues subdivisiones de la semistica ‘Al mismo tiempo, Voloshinow/Bajtin parecen considerar como lrcambables las dos nociones © “conjunto de signos" € ideologia.(...) TET acto. Iumano es wn texto potencial, Ciencia det cexpirine El esprit (el mio como el de otro) no puede ser “dado como cosa sino sélo a través de una expresion de Signes, una realizacién por texos(..) que valen por si Imismas x por los otvos"{sujetos cognoscentes) (2) En un texto Fechado aproximadamente en 194, pero que Bajtia retomara en 974, se encuentra otra tentativa de definicién de fas cigneias humanas: la division no es ms entre cosas y signos sino entre cosas y personas, 8 ‘Conocimientos de lar cosas y conacimiento de ta persona. Es necesavio caracterizarlo como extrem: la Cora pura y muerta, que no es mds que exterioridad que tho existe més que por "el off0" y que este cro (el sujet ognoteente) puede revelar enferamente por wh acto Tnilateral. El. otro exiremo es el conocimiento de la persona en presencia de [a persona misma, el dslogo, la Tnerrogacion, la silica; dos limites del pensamiento y de Taprictiea o dos tipos de relaciones (la cosa. la persona) a ‘Se podria decir que en ciencias naturales se busea conocer un ‘objeto y queen ciencias humanas un sujto, “Las eiencias exaclas son sna forma monotégica del ‘saber: el imtelecto contempla una cosa y habla de ella “fod no hay mas que wn solo sueto, el suelo cognoscente fo que contempla) y parlante (erunciante). Enfrente de {ate sujet, una cosa sin voz. Pero no se puede percibir Y titudior el sweto en si mismo como si fuera wna cota ‘porque deja de ser sujeto sino tiene vox: en consecuencio Bn conscimiento no puede ser mas que dialégica™ (2) Esa insistencia sobre la persona no debe ser entenderse como tuna defengh de la individualidad psicoldgica (nada estaria més iljado del pensamiento de Bajtin). Se trata més que nada de Fnsiatirsobee el earécterdnico, no repetible, de los hechos que forman el objeto de las ciencias humanas "La perzonelizacion no es de ninguna manera subjetiva. El limite equi no es el yo, sino este yo en una interrelacion con los. ores es deci, yo y 170, 0 yi («.)” 2) Sorprende la ausencia de la palabra “histbrico": este término parece no haber sido abordado por Bajtin (...) Las ciencias humanas y los estudios literarios en particular, fsuften de un complejo de inferiorided al enfientarse con las aT TVA TTT UTD TTT TTA SF FTIT PPP PP PPPPPSPPOSSHSTSSSIETEL itncias naturales y quervian sobrepasarlas, Pero lo hacen al ecco de saritica, su especificidad, olvidando que "su objeto” Po ¢3jusiamente un abjeto sino otro sujete, Esta veneracion de la *verdadera ciencia” puede tomar muchas formas, Desde sus Drimeros esertos, Bajtin demosié que existe una tendencia & wir ef verdadero objeto de ls cieneias humanas por unt fealidad que serin mis iamediata, mis tangible ( - ), reduciendo el texto a su mateialidad (emptisme objetivo) tos extados psiquicos (que lo preceden o que le siguen) de los ‘ue producen o reciben el texto (emprismo subjetivo) ty Para los estudios Titerarias, son los formalistas rusos los que itusiran los dos tipos de empicisme. El empitismo objetivo Feducen el texto & sus estructuras lingUisticas y luego, si es posible, 2 Is materia fnica; © renuncian a la bisqueda de “intenciones” porque no son ditectamente observables, Baitin ‘pond’ su propia acid ala de los formalistas ‘Noyotras insstinas sin cesor en el aspecto semdntico » sobre el aspecto expresivo,e¢ decir intencional -que som es fuerzas que estraifican y diferencian la lengua literaria’comiins mas que detenemos en las marcas lingsisticas (eoloraciones lexicales, armionias serintiea) eles jergas profesionateey otras marcas que on, por dat leces depésitosesclerosades del proceso intencionel y los signos de una interpreteciin de formas. lingsticas comunes dejacas de lado por el trabajo vive dela inencidn, Estas marcas “exteriores. observables ¢ sdensfieables en el plano linguistic, no pueden ser aprehendides sin tener en evema la intencidn ue la nim) Esta exigencia de asir el lenguaje no en las formas producidas sino a través de las fuerzas productoras (Humboldt decia “energeia non ergon”) encuena su corelato del lado del Fecepior en Io insistencia con que es utlizado' el termine “horizonte"."| . ES necesario una vee més subvayer que por “lengiaje social” entendemos no las diferencias dalecoldgicar sino el conjunto concreto y vivo de marcas de diferenciacion social, dadas a través de desplazamientos semimicos elecciones iésicas. Es un horizonte sociolingiiatico conereto que se diferencia en el interior de tos lites de a lengua absivaciamente unficada Por lo tame, este horizonte verbal no se presta a wia defincion lingitsicn ‘igurosa. pero esié cargado de posibidades para una Independencia dialeetual ulterior: ¢5 un dialecto potencia, lenin de un dateco no formado todavia (1) enipirismo objetivo ex por Ta tanto wna de las formar ET formalism en lox estudio lteratios; la otra es el emprisino subjelive, perceptiole a uavés de conceptos como “automatizscién", “forma sensible” 0 “palpable” listanciamiento (.) Los formalistas han otacado a aquellos que buscan et ‘alma y el temperameno en fa obra literaria. pero ellos -mismios reconocieron en ésta la eapacidad psicofisiolgica de producirexeitaciones."(1) Las dos formas de empirismo provienen de la ies aristoslica de que es posible, y ain nevesario, separa el estudio de la obra el de los paricipantes en el acto de camunicacion que es le literatura (el autor y et lect). Por lo tanto, si se procede asi, se retiene solo una parte de un proceso que no es inteligibie sino ensu toalidad “En sumo, esos dos puns de vista pecan del mismo defecto, ells tratan de encontrar el todo en 1a parte presenta la estructura de fa pare. obsractamente aisloda Pom eos lugar de les ucira del todo. En realidad, rer eristicg"en a rotaliad no reside en ta cosa mi eel iriqtone del creador ronado aisladamente i en el del eentempladar: fo artistic englaba lor tres aspects jos Eruna forma particular de la relacién entre el creador Y ercontemplador, fjada en fa obra de arte.” (3) [Es una variate del abjeivismo, todavia mas abstracta, que Se Exeama, segin Bajtin, en [05 estudios estructrales més “Tee el esiracturalisoro no hay mds que wn solo svjeto, el obia mismo. Se transforman las cosas en nociones { de tina ebstraceidn variable) [pero] el sujeto ro puede janrés events une nocion (él habla y se responde asi misivo) el certo es personal: hay siempre en él una pregunta, Wi omado, wna respuesta anticipada: en él hay siempre dos tjetos fel minimum dialdgico)” (2) ‘Una nota precisa sus diferencias con los estructuralisas Mai posicidn frente a estructuralisme. Contra el encierro erat texto (.) Una formalzocién y wna Gespersonalizacién como consecuencia: todas las etactones tienen wn cardeier légico (en el sentido amplio Ze ta palabra). Mientras que yo olgo por rodos todos soces, yrelaciones dialagicas ene las voces." (2) Este reproche dirigido contra Tos estudios estructurales se « Jascribe en suma en una querella entre Ios subjetvitas y Tos bjetivisias (ceemos escuchar = Kierkegaard cnitigand ¢ 1) Feige "el sujeto no poede janis devenir ura nocién?. Batn sersede ta subjetividad, no 1a de la persona coghoscente, 0 como se hace habituslmente, sino la de [a “ease” concer, O Como lo dice en otra nota de Tos dios anos desu vids “ras ciencias del esprit: su objeto no es wno sino dos ‘espns (estudiado y “estudiante") que no se deben Jusionar en un esprit tvico. Su verdadero objet ¢s la {intervalacian y la iteraceién de los espirtus” (2) ») Diferencia de métode No sorprendera que a la diferencia de objeto le corresponda tina diferencia de método, a tal punto que Bajtin prefers Fatlar de "comprensibn’ més que de “conocimiento", En esto petmanece fel ala taicién inaugurada por Dilthey, Rickert y Fiex Weber A partir de sus escritox de juveniud, Bait veenbaticndo a la epistemologia y a la estética de fa empatia, eseibe la comprensién como una trasposicién que mantiene Separadas dos conciencias aut6nomas. “Cod En sus escritos posteriores pondré el acento particularmente en Teedustidad irveductible del locutor y del receptor: La primera Caracterstca de la comprensién es que tiende 2 tomar 1a form ‘Se una téplica, susitada por el propésito inicial (el objeto & conocer) "Tan comprensién verdadera es activa y representa desde et ‘vemos el embriéa de una respuesta. Slo Ia comprension activa puede apropiarse del tema (del sentido de lo enuciado) (--») ‘Toda comprensin es dialégica, La comprensién se apone ¢ le tnunciado, como una réplica se opone a otra cn cl sentido de ca isioge, La comprension va a Ta bisqueda de un ‘ontradiseurso para el discurso del locator." (4) No hay aqui, en efecto, ninguna diferencia entre el discurso a Donocer y el discurso cognascente: los dos son consustenciales (lo cual no ocurse en las cieneias de la naturaleza), s Soe PABRRIRIRAVR’ SSSSSESSGG6 Cot rr eee Oe oboe ‘ensamientos sobre lor pansamients, experiencias de esyriencias, discursas ‘sobre los discursas, fextos sspayaddos sobre fos texios. Esta es fo particularidad de rnuestras disciplinas (umanay} en relacién a las eiencias nauuraies (9° 2) Se puede distinguir eieramente, ateniéndonos a Ia logics, et lengoaje y el metalenguaje, el texio y el metatexto, Peo, para Bajtin, 1a telacidn metatextual no esti especificada, el mietatesto es de hecho un interexto el enunciado que describe 8 otro enunciado entea con él en una selacindialépiea, “El estenograma (sic) de las cieneias bumanas. Es siempre ef estenograma de un diélogo de une especie particular: la correlacion compleja del texto (objeto de ertudio y reflesién) y del conterto. que lo encuadra (pregunta objects et) como su marco creado, y dande se realiza el pensamiento cognosctiva y evaluador del sabio. Se tata fel encuentro de dos textos: del texto dado y del que se ex1é ereando como reaccién al primero y por contecuencia,del encuentro de dos sujetos, de dos autores.” (2) “La comprensién como forma de relacién con otros textos {y coma reinterpretacton en xn nuevo contexto (el mio, “de mi tiempo, ef de fuuro) (..) La verdadera comprension en leratura yen tos extudios lterarios es siempre Iistéricay personal (..) ¢Hay un equivaleme ain ‘omtesta sn eiencias naturales? EI conterta ef siempre celgo personal fun didloge inpnito sin primera ni lime alabre), mieniras que en eienciar naturales se tata dew Sistema objetivo desprovisos de sujetas)" (2) O mis brevemente “EL metalenguje no. ex simplemente 1» cédliga: se telaciona siempre dieiégicamente con el lenguaie que describe y analiza." 2) Como consécuencia de esta liferenia fundamental, los {mines mismos de ciencia y conocimienta 0 guardan el ‘mismo sentido seg se los apliqueen no o en otto domino “La imerpretacion de estuctras. simbslcas debe profundicar en a nnd de ls sentidessiblcos por 20.10 puede ser cenifiea (.) pero e profundamente eognitiva." (2) Introduce dos términos diferentes para defi el eal en nay ‘eo caso: parm las cienciss naturales cuenta sobre’ todo fe exactin "Lo exact presupone la concidencia de la cosa con ella misma. El fimite de Ia exctiud es lo idenificacion (ana). Para ias Ciencias humanas la profinddad es la esencial En las ciencias humanas)"el sijelo cognoscente no se Forma una preguoa, wm inerrogante a si mismo, ni iene ‘Frente asi una cosa muert: €l pregunta al mismo gue vo a ser conovido, El criterio no ex la exactitnd, sino la profundidad de ta penetracén. El objeto de tas cienies dumanas es el ser expresivo y parlane, Este ser mo éoincide jamais corsige mismo, por estas inagorable en su sonido en su signfcacion (.)"(2) «)Lingbistica y yanslinguistce EE! objeto comin a todas las ciencias humans es ei texto Como estas ciencias son miltiples, no pueden ser sometidas al imperio de una de ellas. Come la epistemologia de las ciencias lo afirma desde hace mucho tiempo, uns cieneia se determina ho por un objeto rea, sino por un objeto de conocimiento, que if surge de Ia adopei6n de una perspectiva en cada ease diferente Para un mismo objeto, "El objeto reales el hombre social que habla y se expresa ‘por distntos medios. Et lenguaje, el discurso es casi la totalidad de la vida humana. Pero no pensemor que esa realidad totaly de miltiples facetas pueda ser el objeto de 1a sola eiencio: la linguistca (..)"(2) De todas las perspectivas posibies para enearar el objeto tinico, Bajtin toma dos a linguisticay ota ciencia que en sus ltimos esertos llama "metalinguistca" y que yo traduciria por translinglistica. El término usado actualmente que mejor se asecuoria al de anslinguistia, seria el de “pragmitica”: se ‘uede deci sin exageracin que Bajtin es el fundador moderno se esta disciplina, Linguistica y translinguistca representan dos puntos de vista diferentes sobee el mismo objet: el lenguaje (...) Para Bajtin 5 imposible construir una cieneia det discurso (Podtiea) sobre 1a base de la ciencia dela lengua (Linguistica), El objeto deta translingUisica no es Ia lengua sino el diseurso, representado por los enunciados individuales, (En los escrito: ‘mis. antiguos, iscursoy enunciado no eatin bien dlferenciados). Es claro que el discurso es el producto de una “puesta en accién" (ealizacidn) donde la materia lingoistica e= s6lo un ingrediente; el otro ingrediente esti dado por cl contexto histérico, social, cultural, ete, que en cada caso 5 Liico, Luego, et contexto es Unico por definicién (,..)y esto le permite oponer las unidadas de Ia lengua a las instancias del discurso, como lo que es reiterable Irene slo que es Unico, a “EI enunciado como un tede no veiterable, histéricomente nico e individual (.) no repredueible (aunque citable) » n (los emunciados) estan relacionados ene xi por relaciones dialégicas."2) wo ‘Se presenta ahora una nueva dificultad epistemolégica si fos ‘emunciados son tinicos gpueden ser objeto de una ciencia? Fue por esa razén que Saussure elimind ef habla del objeto de la lingiistica. ‘Pero la translinguistica supera su estatuto de ciencia de lo particular porque estudia loz aspectos generales (la forma y las funciones) de los enunciados. (Si tomamos los ‘enunciados en lo que tienen de especficesy tnieos pasamos al Aambito de la historia literaria). La trarslinguistica estudia las leyes de funeionamiento de las enunciagos.. «” Siendo el enunciado un "todo no_reiterable, nico, ¢ individual", cuando se repite una flase que se acaba de Dpronunciar, a pesar de todas las identidades apazentes, la segunda tiene un estatuto parecido al de la cita. Esa diferencia entre Lengua y Discurso determina ta paredoja de la traduccién’ "Todo sistema de signos, es decir, toda lengua, cualquiera sea la dimensién de ta colecivided que la adople, puede ser en principio desefrada y traducida a otro sisiema de signos; por consiguiente hay una légica general de lor sistemas de signos, una lengua de lenguas, potencial y sunificada (que, por supuesto, nunca podré transformarse en wna lengua particular y conereta, una lengua entre les ‘otras lenguas) Pero el texto, a diferencia de la lengua, no ‘puede ser traducido absolucmente, porque no hay texto de texto, potencialy unificado” La evideneia det carécter no reiterable dl hecho textual, mite los problemas de epistemologia general” abordados anteriormente. Bajtin se pregunta ahora si la unicided es AARALALAAAAALAIAAAAPAGLIAAAAAMADAARE Ct eww ee eee elle eS 6S G05055555000 carocteritics exclusiva del objeto de las ciencias humanas o la preseitan también los objetos de las ciencias naturales: qué 053 tan dniea, por ejemplo, como la fuella digital. Acn mas, tanto Iz nuella como el libto se pueden reproducis, un libro existe en muchos ejemplares, i impresign se puede rultiplicar al infnito..peto esto, reducienda al texto s6lo a su aspecto ‘material y descartando la intervencién de un sujet: ‘Unicided natural (por ejemplo, fa buella digital) y no reiterabilidod semistica del testo: wma. reprodvectin ‘meccinica es posible para el testo; pero ta reproduceiin or un sujeto (vuelta al texto, reve Lectura, nueva unidzaciin, eit) es un acontecimiento nuevo mo reiterable 0 fa vida de wn texto, micvo eslabon en a