Sunteți pe pagina 1din 6

Pamplona University Engineering Journal (2015)

HO S TE D BY

Pamplona University Engineering Journal (2015) HO S TE D BY Pamplona University Pamplona University Engineering Journal

Pamplona University

Pamplona University Engineering Journal

www.unipamplona.edu.co

University Engineering Journal www.unipamplona.edu.co Propiedades de los Fluidos Coeficiente de Compresibilidad/
University Engineering Journal www.unipamplona.edu.co Propiedades de los Fluidos Coeficiente de Compresibilidad/

Propiedades de los Fluidos

Coeficiente de Compresibilidad/ Coeficiente de Expansión Volumétrica/ Tensión Superficial/ Efecto de Capilaridad

Jorge Durán a , Rafael Balta b

a, b, c Facultad de Ingenierías y Arquitectura, Ingeniería Industrial, Pamplona, Colombia

Recibido 12 de Marzo de 2015; Revisado 19 Marzo de 2015

KEYWORDS

Coeficiente;

Compresibilidad/

Expansión

volumétrica;

Tensión;

Fluido;

Temperatura;

Presión

KEYWORDS Coeficiente; Compresibilidad/ Expansión volumétrica; Tensión; Fluido; Temperatura; Presión
Tensión; Fluido; Temperatura; Presión Resumen Los fluidos, como todos los materiales, tienen

Resumen

Los fluidos, como todos los materiales, tienen propiedades físicas que permiten caracterizar y cuantificar su comportamiento así como distinguirlos de otros. Algunas de estas propiedades son exclusivas de los fluidos y otras son típicas de todas las sustancias. Características como el coeficiente de compresibilidad, coeficiente de expansión volumétrica, tensión superficial y el efecto de capilaridad. Sin embargo, la masa específica, el peso específico y la densidad son atributos de cualquier materia. Se considera que las propiedades son intensivas o extensivas. Las propiedades intensivas son independientes de la masa de un sistema, como la temperatura, la presión y la densidad. Las propiedades extensivas son aquellas cuyos valores dependen del tamaño, o extensión, del sistema. El número de propiedades necesario para identificar el estado de un sistema se expresa por medio del postulado del estado: El estado de un sistema compresible simple queda por completo especificado por dos propiedades intensivas independientes.[1]

por dos propiedades intensivas independientes. ” [ 1 ] 1. Introducción Un fluido [ 2 ]

1.

Introducción

Un fluido [2] es una sustancia que se deforma continuamente cuando se le somete a un esfuerzo cortante, sin importar lo pequeño que sea dicho esfuerzo, así, un fluido es incapaz de resistir fuerzas o esfuerzos de cizalla sin desplazarse, mientras que un sólido sí puede hacerlo. El término fluido incluye a gases y líquidos, hay fluidos que fluyen tan lentamente que se pueden considerar sólidos (vidrio de las ventanas o el asfalto). Un líquido está sometido a fuerzas intermoleculares que lo mantienen

unido de tal forma que su volumen es definido pero su forma no. Un gas, por otra parte, consta de partículas en movimiento que chocan unas con otras y tratan de dispersarse de tal modo que un gas no tiene forma ni volumen definidos y llenará completamente cualquier recipiente en el cual se coloque.

Parte de la física que se ocupa de la acción de los fluidos en reposo o en movimiento, así como de las aplicaciones y mecanismos de ingeniería que utilizan fluidos. La mecánica de

fluidos es fundamental en campos tan diversos como la aeronáutica, la ingeniería química, civil e industrial, la meteorología, las construcciones navales y la oceanografía. La mecánica de fluidos puede subdividirse en dos campos principales: la estática de fluidos, o hidrostática, que se ocupa de los fluidos en reposo, y la dinámica de fluidos, que trata de los fluidos en movimiento. El término de hidrodinámica se aplica al flujo de líquidos o al flujo de los gases a baja velocidad, en el que puede considerarse que el gas es esencialmente incompresible. La aerodinámica, o dinámica de gases, se ocupa del comportamiento de los gases cuando los cambios de velocidad y presión son lo suficientemente grandes para que sea necesario incluir los efectos de la compresibilidad. Entre [3] las aplicaciones de la mecánica de fluidos están la propulsión a chorro, las turbinas, los compresores y las bombas. La hidráulica estudia la utilización en ingeniería de la presión del agua o del aceite.

2. Coeficiente de Compresibilidad

El interés por los flujos compresibles comenzó con el desarrollo de las turbinas de vapor por el inventor británico Charles Algernon Parsons y el ingeniero sueco Carl Gustaf Patrik de Laval durante la década de 1880. En esos mecanismos se descubrió por primera vez el flujo rápido de vapor a través de tubos, y la necesidad de un diseño eficiente de turbinas llevó a una mejora del análisis de los flujos compresibles. Pero los avances modernos tuvieron que esperar al estímulo que supuso el desarrollo de la turbina de combustión y la propulsión a chorro en la década de 1930. El interés por los flujos de alta velocidad sobre superficies surgió de forma temprana en los estudios de balística, donde se necesitaba comprender el movimiento de los proyectiles. Los avances más importantes comenzaron hacia el final del siglo XIX, con Prandtl y sus discípulos, entre otros, y crecieron con la introducción de los aviones de alta velocidad y los cohetes en la II Guerra Mundial.

Se define módulo compresibilidad al cociente entre la variación de presión y la deformación unitaria de volumen.

B

= -

p

v

vo

aumento de presión hidroestática

deformació n unitaria de volumen

El signo (-) de este módulo se debe a que un aumento de presión (+), produce una disminución de volumen y viceversa. El coeficiente de compresibilidad es la inversa del módulo de compresibilidad:

K =

1 = -

B

v

vo p

= -

1

p

v

v

o

El coeficiente de compresibilidad K puede definirse como la variación unitaria del volumen

(

) por unidad de incremento de presión (

v

v

o

p)

K

=

-

v

v

o

=

v

p

p

.

v

o

v k.p.vo

El volumen o densidad de un fluido cambia relativamente teniendo en cuenta algún cambio específico en su temperatura o su presión. Dependiendo de si se calientan o se despresurizan, los fluidos suelen expandirse y se contraen cuando se enfrían o presurizan. Pero la cantidad del cambio de volumen es diferente para fluidos diferentes y se necesita definir las propiedades que relacionan los cambios en el volumen con los cambios en la presión y en la temperatura. Dos de esas propiedades son el módulo de elasticidad de volumen Ҡ y el coeficiente de expansión volumétrica β.

Generalmente se hace uso de la ley de estados correspondientes y se representa el factor de compresibilidad generalizado en coordenadas reducidas. El diagrama provee de una ecuación de estado en el sentido de que determina las propiedades térmicas de los gases.

3. Coeficiente de Expansión Volumétrica Es aquella en que predomina la variación en tres dimensiones,

3. Coeficiente de Expansión Volumétrica

Es aquella en que predomina la variación en tres dimensiones, o sea, la variación del volumen del cuerpo. Para estudiar este tipo de dilatación, podemos imaginar un cubo metálico de volumen inicial V0 y la temperatura inicial θ0. Si lo calentamos hasta la temperatura final, su volumen pasará a tener un valor final igual a V.

final, su volumen pasará a tener un valor final igual a V. La dilatación volumétrica ocurrió

La dilatación volumétrica ocurrió de forma análoga a la de la dilatación lineal; por tanto podemos obtener las siguientes ecuaciones:

lineal; por tanto podemos obtener las siguientes ecuaciones: La densidad de un fluido depende con mayor

La densidad de un fluido depende con mayor fuerza de la temperatura que de la presión, y la variación de la densidad con la temperatura causan numerosos fenómenos naturales, como los vientos, las corrientes en los océanos, el ascenso de columnas de humo de las chimeneas, el manejo de globos de aire caliente, la transferencia de calor por convección natural, e inclusive, el ascenso del aire caliente, y de allí la frase “el aire caliente sube”.

Cuando la temperatura de una sustancia se incrementa, es porque las moléculas tienen movimiento más rápido y tienden a moverse separadamente. Todas las formas de los materiales sólidos, líquidos y gases se expanden cuando se calientan y se contraen cuando se enfrían esta propiedad se conoce como expansión térmica. Ahora bien, cuando este fenómeno físico tiene lugar sobre un cuerpo con masa y densidad, su volumen tiende a contraerse o expandirse.

Es en este contexto donde se origina la expansión volumétrica, toda vez que hay una modificación del volumen por factores de temperatura. La mayoría de los líquidos siguen un patrón bastante predecible de aumento gradual del volumen. Todo esto se genera a partir de un aumento de la temperatura, y disminución del volumen, en respuesta a una disminución de la temperatura. En efecto, el coeficiente de expansión de volumen de un líquido generalmente tiende a ser mayor que el de un sólido.

generalmente tiende a ser mayor que el de un sólido. 4.Tensión Superficial Se llama tensión superficial

4.Tensión Superficial

Se llama tensión superficial a la fuerza que actúa por unidad de longitud de una película elástica que se extiende (como la que forma una burbuja de jabón, una gota de agua o un globo hinchado). Alternativamente, la tensión superficial, se puede definir como la proporción de aumento de la energía superficial con el área y, en este caso, se medirá en unidades de energía/superficie (J/m2 = N/m). Se suele representar con la letra γ (gamma). Termodinámicamente la tensión superficial es un “fenómeno de superficie” y se relaciona con la tendencia de un líquido a disminuir dicha superficie hasta que su energía de

superficie potencial es mínima (condición necesaria para que el equilibrio sea estable).

Como la esfera presenta un área mínima para un volumen dado, por la acción de la tensión superficial, la tendencia de una porción de un líquido [4] lleva a formar una esfera (por ejemplo, gotas de agua) o a que se produzca una superficie curva o menisco cuando está en contacto un líquido con un recipiente. La tensión superficial es responsable de fenómenos como la resistencia que presenta un líquido a la penetración de su superficie, de la tendencia a la forma esférica de las gotas de un líquido, del ascenso de los líquidos en los tubos capilares y de la flotación de objetos u organismos en la superficie de los líquidos.

de objetos u organismos en la superficie de los líquidos. Desde un punto de vista macroscópico

Desde un punto de vista macroscópico puede observarse la tendencia espontánea de todo sistema a minimizar su área superficial. Por ejemplo:

Un líquido (en ausencia de otras fuerzas)

tiende a adoptar forma esférica porque es la

forma 3-D que asegura una menor relación área/volumen.

Dos gotas iguales de líquido se unen para formar una mayor reduciendo la superficie, sin variar la masa ni, por tanto, el volumen total. Por ejemplo, sean dos gotas de radio r1, volumen, V1, área, A1, y masa, m1, como se indica en la figura. Estas gotas tienden a unirse formando una de mayor radio, r2, cuyos valores de masa y volumen serán el doble de cada una de las gotas anteriores, sin embargo el área será sólo 1,59 veces la primera, de acuerdo con un cálculo elemental.

1,59 veces la primera, de acuerdo con un cálculo elemental. 5. Efecto de Capilaridad C ˆ
1,59 veces la primera, de acuerdo con un cálculo elemental. 5. Efecto de Capilaridad C ˆ
1,59 veces la primera, de acuerdo con un cálculo elemental. 5. Efecto de Capilaridad C ˆ

5. Efecto de Capilaridad

C ˆ C ˆ h r
C
ˆ
C
ˆ
h
r

Cuando la superficie de un líquido dentro de un tubo capilar (tubo delgado) es cóncava hacia arriba, al tensión superficial en la pared del tubo tiene una componente hacia arriba; en consecuencia, el líquido ascenderá por el tubo hasta que la fuerza ascendente neta que actúa sobre el líquido debido a la tensión superficial quede equilibrada por el peso del propio líquido. Esta elevación se denomina acción capilar o simplemente capilaridad y el tubo se

denomina tubo capilar. Los vasos sanguíneos más pequeños son también capilares.

Supongamos que el líquido se ha elevado por un tubo delgado de radio r, abierto en su parte superior, hasta una altura h. El líquido contenido en el tubo se encuentra sometido a la presión atmosférica por su parte superior que está abierta. La fuerza que mantiene al líquido en esa posición es la componente vertical de la tensión superficial:

F v = f . Cos

Pero la fuerza

F de la tensión superficial es:

F

= .2.r

donde:

2.r = longitud de la superficie de contacto

Y por lo tanto:

Fv 2r cosc

Si despreciamos la pequeña curvatura de la superficie, el volumen del líquido dentro del tubo, para una altura h, es:

V = .r 2 .h

El peso será:

p = m .g =

v .

.g

p volumen = ..r 2 .h .g

Igualando ambas fuerzas:

Fv

Pv

Tenemos:

.h .g Igualando ambas fuerzas:  F v   P v Tenemos: La capilaridad es

La capilaridad es la responsable de la elevación del líquido que moja un papel secante, de la elevación del combustible en una mecha de una lámpara de aceite, de la de la retención de agua en el suelo dentro de pequeños huecos que

existan entre las partículas del mismo (sino la superficie siempre estaría seca), de que la savia de las plantas asciendan por las raíces hasta las hojas y de que la humedad del suelo suba por las paredes de una casa si éstas no han sido bien impermeabilizadas.

El fenómeno del efecto de capilaridad se puede explicar en forma microscópica cuando se consideran las fuerzas de cohesión (las fuerzas entre las moléculas semejantes, como agua y agua) y las fuerzas de adhesión (las fuerzas entre las moléculas diferentes, como agua y vidrio). Las moléculas del líquido en la interfaz sólido-líquido están sometidas tanto a fuerzas de cohesión, por parte de las otras moléculas del líquido, como a fuerzas de adhesión, por parte de las moléculas del sólido. Las magnitudes relativas de estas fuerzas determinan si un líquido moja o no una superficie sólida. Es obvio que las moléculas de agua son atraídas con mayor intensidad hacia las moléculas de vidrio que como lo son hacia las otras moléculas de agua y, en consecuencia, el agua tiende a ascender a lo largo de la superficie del vidrio. Para el mercurio ocurre lo opuesto, lo cual causa que

la superficie del líquido cercana a la pared del

vidrio se deprima.

6.

Conclusiones

Un fluido es una sustancia que escurre o se deforma continuamente, cuando esta sometido

a un esfuerzo de corte tangencial en reposo

solo soporta esfuerzos normales. La mecánica de los fluidos estudia el comportamiento de estos como un medio continuó, sin considerar lo que ocurre a nivel de sus moléculas. Se definen como propiedades intensivas a las que no dependen de la cantidad de materia comprometida, y extensivas a las que dependen. Para cuantificar el comportamiento de los fluidos se utilizan ciertas magnitudes de referencia para las dimensiones básicas. Para ello se utiliza él Sistema Internacional de Medidas, el cual se basa en el sistema MKS. Las unidades básicas son: el metro, el segundo, el kilogramo y el grado kelvin. La

unidad de fuerza es el newton. Los fluidos tienen dos propiedades mecánicas: masa específica y peso específico. La propiedad más importante para los fluidos es la viscosidad, adema tiene otras propiedades como: la compresibilidad, calor específico y tensión superficial.

La estática de fluidos postula dos principios fundamentales mediante los cuales describe las características de los fluidos sometidos a diversos fenómenos como la presión atmosférica o la sumersión en líquido y los efectos colaterales que se producen al realizarlos.

Cuando los sólidos y los líquidos se ven sometidos a un incremento de la presión exterior, se contraen ligeramente y, cuando están sometidos a un incremento de la temperatura, se dilatan en alguna medida, siempre pequeña, por lo que se puede decir que su densidad es prácticamente independiente de la presión y de la temperatura (en la mayoría de los casos). En cambio, la densidad de los gases depende fuertemente de la presión y de la temperatura. Por lo tanto, hay que especificar ambas cuando se dan valores de densidades de gases.

Bibliografía

[1] Yunus Cengel/John Cimbala, Mecánica de fluidos fundamentos y aplicaciones; primera edición, México, Editorial McGraw-Hill Interamericana, 2006, pág 36 - 54, serie 0-07- 247236-7; ISBN 970-10-5612-4

[5] Gareth Williams, FUNDAMENTOS BASICOS DE MECANICA DE FLUIDOS,

Tercera Edición Editorial Mc Graw Hill Interamericana, México 1996

[8] ing.unne.edu.ar/pub/fisica1/libro/U10.doc