Sunteți pe pagina 1din 2

D

EMPRENDEDORES

EMPRENDEDORES

Por NANcy DíAz cAbAñAs

El exprimidor

El mexicano Arturo Galván, creador de la firma de servicios digitales de marketing, ventas y entretenimiento Naranya, ha sabido sacarles el jugo a miles de consumidores móviles en Latinoamérica con productos novedosos.

¿Cómo se adelantó tantos años a esta movida móvil? Hace 10 años no existían siquiera los smartphones. Pero ya se hablaba de cómo los teléfonos celulares iban a

evolucionar hacia una plataforma in- teractiva de gran poder. Nos anticipa- mos a la tendencia. Sabíamos que esa era la ruta; nos preparamos, y ahora dominamos el camino. De acuerdo con cifras de las firmas de investigación Strategy Analysis y

la International Telecommunication

Union, al cierre de la primera mitad de 2012, existían más de 6.000 millones de suscripciones a teléfonos celulares, de las cuales el 32 por ciento repre- sentan smartphones, y aún se espera que esta proporción crezca significati- vamente en los próximos años. Hace 10 años empezamos con los teléfonos de rango medio y los conte- nidos basados en SMS. El primer servi- cio que lanzamos fue en el programa del reality show Gran Hermano, que permitía votar vía teléfono celular. Fui- mos los primeros en traer el concepto de votación interactiva a México.

¿Y el financiamiento? Somos tres hermanos que teníamos fe; juntamos nuestros ahorros y

nos asociamos. Para fortalecernos llamamos a un inversionista amigo

y logramos juntar US$ 5 millones. Nos lanzamos al mercado. Con

Diversa, divertida, dife-

rente. Así ha sido Naranya

desde su fundación, y ese es también el secreto de su éxito. El mexicano Arturo Galván, fundador y CEO de la compañía desde 2002, tiene una gran habilidad: pensar en formato de diseño. Cuando decidió reunirse con el grupo inversor que lo ayudaría a concretar su entonces incomprensible negocio —por vanguardista—, explicó su idea a través de bocetos. En un pizarrón diagramó cómo se integraría Naranya, con varias unidades de negocios —una de marketing, otra de en- tretenimiento, una tercera de conocimiento—; pero también estaba la unidad de ven- tas y todo lo que vendría con los nuevos desarrollos tecnológicos que se anticipaban para la telefonía móvil. Cuando terminó la explicación, la imagen habló por sí sola. Era el prototipo de una naranja. “Una gran naranja, con gajos; y cada uno representaba una unidad de negocios. Me gustó la idea, y así quedó”, cuenta Galván. Naranya está hoy presente en casi todos los teléfonos de los consumidores latinoamericanos con alguno de sus productos: entretenimiento, ventas, aplicaciones, marketing.

Visionario

Galván tiene otra habilidad: es un gran visionario tecnológico, y se ha anticipado a va- rias tendencias que terminaron transformando la industria. Fue director de Tecnología del periódico Reforma —el diario de mayor circulación en México—, tiempo durante el cual lanzó el portal de la marca y marcó con ello la expansión del grupo. También fundó Infosel, la primera firma de servicios de información financiera en tiempo real. Infosel fue adquirida por la española Terra, de Telefónica. Allí fue responsable de su salida a la Bolsa. Por su liderazgo en la industria, el Wall Street Journal lo nombró el “Apóstol de Internet en América latina” en el año 2000, mientras que Bill Gates lo reconoció en dos ocasiones con el premio “Microsoft Award of Excellence”. Con WOBI habla sobre el futuro de su compañía y sus ideas innovadoras.

¿Cuál diría es el valor de cada “gajo” de Naranya? Nuestras unidades de negocios: Contenidos y Entretenimiento Móvil, que ofre- ce juegos, noticias, horóscopos, deportes y otros formatos digitales; Comercio Electrónico, con su tienda online de venta de aplicaciones (es la más grande de Latinoamérica en teléfonos de rango medio); Unidad de Pagos Móviles; Publicidad Móvil, lanzada en 2012, y Marketing Móvil, que nos permite crear planes de lealtad y armar bases de datos de clientes.

70. febrero-marzo 2013

vación. En el mundo se innova sin parar, y uno no puede detenerse o se perderá el mercado. A nosotros se nos abrieron las puertas de la más grande televisora de México 10 años atrás, no porque conociéramos gente, sino porque nuestro proyecto era innovador.

estos recursos desarrollamos la plataforma de mensajes SMS con la cual empezamos en Gran Hermano.

¿Podría compartir las lecciones aprendidas en este tiempo? La primera: el desafío de enfoque. Es muy fácil perder la dirección. Uno quiere hacer de todo, llegar a todos. Pero hay que tener la inteligencia y humildad de aceptar cuándo se puede, y cuándo no, entrar en otra área. La segunda: cuidar el aspecto financiero, porque estos recursos son limitados y, si se acaba el dinero, se acaba el proyecto. La última:

aprender a enten- der la inno-

Se han expandido por Latinoamérica y más… En 2010, después de ocho años de concentrarnos en México, decidimos explo- rar el resto de los mercados de la región. Nos extendimos a los territorios más grandes y con características similares a las de nuestro país. Nos establecimos en Brasil, la Argentina, Colombia, Perú, Ecuador y Panamá. Este año planeamos ingre- sar en los Estados Unidos, Centroamérica y al Caribe. Pronto llegaremos también a Asia y África y nos veremos en países como China e Indonesia. z

© WobI

Nancy Díaz Cabañas integra el equipo de conteni- dos de WOBI.

La pulpa más jugosa

el equipo de conteni- dos de WOBI. La pulpa más jugosa Arturo GAlván brinda apoyo a

Arturo GAlván brinda apoyo a quienes, como él, tienen grandes ideas y quieren impulsar emprendimientos innovadores. En 2012, diseñó y presentó el Naranya Innovation Fund —un fondo para invertir en start-ups en etapa prematura—, el cual allanará el camino a sus primeros emprendedores incubados durante el primer trimestre de este 2013. “Queremos ser un facilitador del desarrollo de la industria”, dice el cEo de Naranya.

“No sóLo briNdarEmos fiNaNciamiENto, tambiéN coNstruirEmos uNa rEd dE mENtorEs EspEciaLizados EN tEcNoLogÍa, markEtiNg, rEcursos humaNos y otras árEas.”

El Naranya Innovation Fund posee una cartera inicial de Us$ 3 millones, y brindará entre Us$ 25.000 y Us$ 30.000 por empresa.

wobi.com/magazinewobi.com/magazine

71.71.