Sunteți pe pagina 1din 2
Fecha de Emisión 04/06/2015 Pais: Chile Fecha: 2012-06-21 Medio: La Hora Sección: PAÍS Página(s): 11

Fecha de Emisión

04/06/2015

Pais:

Chile

Fecha:

2012-06-21

Medio:

La Hora

Sección: PAÍS

Página(s):11

ESTOS PRODUCTOS SON GRITO Y PLATA EN ÉPOCA INVERNAL

Sopaipillas, las mejores aliadas contra la lluvia y el frío

Poco importa su nulo prestigio entre los nutricionistas. Con las primeras gotas, los chilenos buscan algún corriendo para saborearlas. La Hora hizo su propia Ruta de la Sopaipilla y acá están los resultados.

por Cristian González Farfán

EL REY DE LA SOPAIPILLA Y SUS FIELES VASALLOS

Portugal con Marcoleta.

Hace dos siglos que Chile tiene una vida republicana consolidada, pero los reyes igual pululan por todos lados. Del completo, de la paila marina, del mote con huesillos. Y hasta del metro cuadrado.

Claro que el apodo de Héctor Hernández proviene de los estudiantes de Arquitectura de la Universidad de Chile que gozan del sabor de sus productos.

Diez años lleva Hernández en Portugal con Marcoleta, al frente de la ex Posta Central. Otros 15 años los pasó en Alameda con Santa Rosa. Ha sabido ganarse un nombre “porque hay que hacerlas con buenos ingredientes. Yo las hago con manteca y harina; en las fábricas les echan grasa”.

Fríe unas mil sopaipillas diarias ($150 c/u), las que son el deleite en época de lluvia y frío. En el verano, vende mote con huesillos.

Hernández cuenta con una asistente (su cuñada) que se encarga de manipular el dinero y “así yo me preocupo del alimento. No todos los carritos lo hacen, por eso tengo buen público”.

El “rey” está hasta las 16 horas de lunes a viernes. “Acá nunca paro; en invierno es una locura”, dice. “Hay que ir cambiando el aceite. Si hasta los médicos de la Posta vienen y nunca se han enfermado”, ríe Hernández mientras atiende en su llamativo carro con motivos patrióticos.

LLEVAR Y FREÍR

Fábrica de Masas Torito. Franklin 1164. Tel: 5442358. Sopaipillas a $35 c/u.

Situado en el Barrio Franklin, Masas Torito goza de alto prestigio entre los carritos de sopaipillas. Es uno de los principales abastecedores de masas crudas de la capital, con diez años de experiencia.

Según el fundador del local, Luis Medina, la clave pasa por echar “cinco kilos de grasa por quintal de harina. Así quedan esponjosas”.

Medina vende sopaipillas de cóctel, pero la tradicional concentra la mayoría de los pedidos. Y dispara contra quienes

critican la sopaipilla porque no sería un producto saludable. “Imagino que la gente no se comerá diez sopaipillas diarias. Es un producto chileno, no hay por qué eliminarlas, siempre habrá obesos. Sería lo mismo que eliminar el mote con huesillos porque le echan azúcar”.

EL SELLO MAPUCHE DE JACINTA

El Palacio de Jacinta. Avenida Las Condes 9399. Tel: 2200794. Sopaipilla mapuche, integral y tradicional: $100.

Jacinta Millao llegó hace 24 años a Santiago desde Nueva Imperial. Siempre le gustó la cocina y vendía sopaipillas en micros y parroquias.

Hasta que encontró un lugar fijo y lo bautizó como su “palacio”. Así se llama el local donde ofrece cinco tipos de sopaipillas: pasadas, tradicional, cóctel, integral y mapuche.

“Yo vuelco toda la esencia del sur a mis sopaipillas”, explica doña Jacinta. La sopaipilla mapuche “es cocida al agua, no lleva materia grasa y se sirve con merkén o salsa verde”. Para este We Tripantu o Año Nuevo mapuche, tiene varios pedidos.

“El sabor es neutro y se puede usar salsa picante y dulce. Algunas las bañamos con chocolate”. Millao cuenta que los clientes “cuando se van de vacaciones al sur, vuelven más convencidos de probarlas”.

PASADAS CON CHANCACA EN BELLAVISTA

CocinArte Café. Bellavista 0393. Tel: 99972213. Cuatro sopaipillas pasadas por $1.000.

Muy cerca de los canales de televisión, CocinArte Café destaca por su deliciosa pastelería pero, durante los días lluviosos, las sopaipillas pasadas pasan al primer lugar de las preferencias.

Ariel Loayza, creador de esta picada adornada con cuadros de su padre pintor, dice que el espacio no le alcanza para freír, por lo cual se dedicó a las sopaipillas pasadas, cuya receta incluye “manteca, harina, zapallo, caldo, chancaca, clavo de olor y cáscara de naranja”.

Como buen cocinero, Loayza cree que “cuando la sopaipilla se consume en cantidades racionales, no hace mal”.

CAROLA CORREA Y SU OPCIÓN SALUDABLE

Receta disponible en www.carolacorrea.cl.

La conocida chef Carola Correa considera que “todo lo frito es una bomba”. Como su preocupación es la alimentación saludable, inventó una receta para hacer sopaipillas al horno. “Al freírla, la sopaipilla es una esponja de aceite”, explica.

Ella recomienda hacerlas un poco más pequeñas, para “no repetirse tanto y así engañamos un poco al cerebro”. Correa asegura que el sabor de las sopaipillas al horno no tiene nada que envidiarle a las fritas y “además es un producto sano, no te va a doler la guata”.

“Comer sano no significa dejar de comer cosas ricas”, aclara la cocinera que cree importante tomar conciencia sobre “los niveles de obesidad de nuestros niños”.

No obstante, Correa cree que quienes venden en carritos están en su derecho, “claro que si vendieran sopaipillas al horno, les iría económicamente igual de bien”.