Sunteți pe pagina 1din 251
Programa coordinado de estudios ecológicos en la Sonda de_campeche

Programa coordinado de estudios ecológicos en la Sonda de_campeche

Informe de los trabajos realizados para el control del pozo lxtoc 1, el combate del derrame de petróleo y determinación de sus efectos sobre el ambiente marino

Programa coordinado de estudios ecológicos en la Sonda de Campeche

1980

CONTENIDO

Página

l.

SUMARIO

1

n.

INFORME GENERAL

15

l.

El Accidente del Pozo Ixtoc 1.

17

2.

Operaciones para reducir el flujo del Pozo lxtoc 1.

25

3.

Los pozos de alivio y taponamiento del Pozo lxtoc l.

31

4. La Operación Sombrero.

57

 

s.

El Derrame.

69"

6.

Contención del Derrame. Recuperación y Dispersión del Aceite.

93

7.

Marco de Referencia Ambiental.

113

8.

Estudios Ambientales para Determinar los Posibles Efectos del Derrame.

131

9.

Resultados de los Estudios Ecológicos.

151

III.

BIBLIOGRAFIA

239

i

PROLOGO

El Programa Coordinado de Estudios Ecológicos en la Sonda de Campeche, aunando los esfuerzos de la Secretaría de Marina, del Departamento de Pesca y de Petróleos Mexica- nos, presenta este Informe sobre los trabajos realizados para el control del Pozo Ixtoc 1, sobre el combate del derrame de petróleo y la determinación de sus efectos sobre el anibien- te marino. Se pretende, en forma sucinta, someter a la consideración de los lectores una gran cantidad de experiencias e informaciones que fueron el resultado de este aconteci- miento, que tuvo gran difusión e interés, tanto en el ámbito nacional como en el mundial.

La presente publicación se divide en dos partes principales: la primera titulada "Suma- rio", en donde con sólo 15 minutos de lectura se puede obtener una imagen general de todas las actividades desarrolladas y de los principales conocimientos adquiridos. La segunda parte es el propio cuerpo del informe que, dividido en nueve capítulos, presenta en forma más explícita la información acumulada.

Este Informe no es más que una presentación intermedia de los trabajos que se propo- ne realizar el Programa Coordinado de Estudios Ecológicos en la Sonda de Campedie, porque su programa de estudios y actividades se extenderá por lo menos dos años más.

El "Programa" desea dejar constancia de su agradecimiento a todas las entidades guber- namentales y de educación superior del país que han participado en forma importante en los estudios de impacto sobre el ambiente, al Consejo Nacional de Ciencias y Tecnología, al Instituto Mexicano del Petróleo, al Instituto Nacional de Pesca, al Centro de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, al Instituto Politécnico Nacional, a la Universidad de Sonora, a la Universidad Autónoma Metropolitana, a la Dirección de Estudios del Territorio Nacional, a la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos y a la Secretaría de Salubri~ dad y Asistencia. También expresa su gratitud a científicos y técnicos mexicanos que en innumerables ocasiones con patriotismo, responsabilidad y sacrificio, salieron adelante en las tareas que el accidente del Pozo Ixtoc 1 demandó.

ili

4

CAPITULO 1

sumario

El Accidente del Pozo Ixtoc l.

1. Con el fin de determinar la existencia de hidrocarburos en rocas carbonatadas del Paleo- ceno, del Cretácico, y del Jurásico, se perforó el Pozo Ixtoc 1 en el Suroeste del Golfo de México, en la Sonda de Campeche, a 94 kilómetros al NW de Ciudad del Carmen, Camp.

2. Su perforación se inició el lo. de diciembre de 1978 y el 3 de junio de 1979, al perfo- rar a 3,62 7 metros que fue la profundidad total alcanzada, comenzaron a salir aceite y gas a presión formando una cortina densa que imposibilitó continuar laborando por haberse presentado un incendio. Los 71 trabajadores que operaban la plataforma pu- dieron ser evacuados sin haber ocurrido desgracias personales.

3. El primer intento para controlar el Pozo Ixtoc 1 consistió en cerrar las válvulas preven- tores, lo que se logró el día 24 de junio, cesando el flujo del pozo y apagándose el incendio durante 3 horas. Sin embargo, al manifestarse nuevamente flujo franco con aceite y gas en la superficie del mar, se determinó que existía una rotura de grandes dimensiones bajo los preventores y que solamente podría ser controlado a través de pozos direccionales de alivio.

4 . Este fue el comienzo de una lucha que se prolongó por casi 10 meses, para controlar el accidente de mayor magnitud en la historia de la perforación petrolera mar adentro y la mayor alarma por la posible afectación del medio marino de que se tenga memoria, derivada de un derrame de petróleo.

Operaciones para Reducir el Flujo del Pozo Ixtoc 1.

5. Para reducir el flujo de gas y aceite del pozo descontrolado, en tanto terminaban los trabajos de los pozos direccionales, se le inyectaron fluídos, obturantes, lodos de per- foración, bolas de neopreno, de plomo y balines de fierro. Con dichas actividades, se logró disminuir el flujo del pozo en forma paulatina desde 30 mil hasta 10 mil barri- les por día.

El 1 7 de noviemhre se suspendieron estas operaciones para no interferir con la inyec- ción de fluídos desde el pozo de alivio l".xtoc lB.

Los Pozos de Alivio y El Taponamiento del Pozo lxtoc 1.

6. Para el taponamiento del Pozo Ixtoc 1, Petróleos Mexicanos decidió la perforación de 2 pozos de alivio que denominó Ixtoc lA e Ixtoc lB.

3

7. El Pozo lxtoc lA se perforó utilizando la plataforma autoelevable "Azteca" que se instaló a 7 36 metros al Norte del Pozo Ixtoc 1. Su perforación se inició el 12 de junio de 1979, y llegó a su objetivo el día 5 de febrero de 1980.

8. El Pozo Ixtoc 18 se perforó utilizando la plataforma autoelevable lnter-Ocean 11, que se instaló a 847 metros al Sur del Pozo lxtoc 1. Su perforación principió el 2 de julio de 1979 y llegó a su objetivo el 20 de noviembre de 1979, fecha en que se inició la inyec- ción de fluídos.

9. El 9 de marzo de 1980, se logró extinguir la pequeña flama que era la última evidencia del descontrol del Pozo Ixtoc 1. Para el 17 de marzo ya no hubo manifestaciones de flujo en la superficie del mar, el Pozo lxtoc 1 estaba controlado dinámicamente. El 23 de marzo se inyectó el primer tapón de obturamiento y después de 5 más, el Pozo lxtoc 1 quedó totalmente taponado la mañana del 25 de marzo de 1980.

Operación Sombrero.

10. Dentro de los esfuerzos que se realizaron para la contención del derrame de aceite, se instaló un sistema recolector fijo consistente en un embudo invertido sumergido en el mar que se localizó arriba del cabezal de válvulas del pozo descontrolado.

11. Geométricamente, la campana recolectora era un embudo de base octagonal de 12 metros de distancia entre caras opuestas, por 6 metros de altura y con un peso de 365 toneladas, incluyendo el brazo de soporte.

12. Este sistema recolector estuvo en operación durante 40 días y recuperó y quemó aceite con buenos resultados. Los hidrocarburos que recuperó este sistema fueron enviados a una instalación de separación y quemado, montada sobre otra plataforma.

1

fi

El Derrame.

13. El derrame de petróleo crudo ocasionado por el accidente del Pozo lxtoc 1 en la Sonda de Campeche, tuvo una duración de 281 días, del 3 de junio de 1979 al 9 de marzo de 1980, aunque los uabajos de taponamiento de dicho pozo se declararon oficial- mente terminados el día 25 de marzo.

14. De acuerdo con las cifras estimadas por Petróleos Mexicanos , durante el período antes señalado del Pozo lxtoc 1, fluyeron 3,100,000 barriles de petróleo ~e los cuales, des- contados los hidrocarburos quemados, lo evaporado y lo recolectado de la superficie del mar, se estima que quedó a la deriva un volumen total de 1,023,000 barriles de pe- tróleo.

4

15. El volumen de hidrocarburos que quedó libre en el mar y que representa un promedio de 3,641 barriles diarios, no fue derramado uniformemente, sino que tuvo un má- ximo durante los primeros días del derrame, estimado en aproximadamente 30 mil barriles de petróleo por día. Este volumen fue decreciendo en la medida que progre- saron los trabajos de obturación del pozo. El período de derrame máximo ocurrió durante los meses de junio y julio de 1979; desde agosto hasta fines de noviembre, el flujo disminuyó a 10,000 barriles por día, y de esta fecha al 23 de marzo de 1980 el derrame fue mínimo con un promedio diario de 1,610 barriles.

16. El petróleo crudo, al contacto con el agua de mar, produce emulsiones estables que alteran radicalmente sus propiedades originales. Las variaciones más importantes se presentan en la densidad y en la viscosidad. La densidad original del " Crudo Ixtoc" de 0.879 subió a valores cercanos a la unidad 0.997 g/ cm 3 , y la viscosidad que en el crudo original es de 92 segundos Saybolt Universal a 25°C., en la emulsión subió al orden de 2 mil segundos Saybolt Furol a la temperatura de 25°C.

Cont.cnción del Derrame. Recuperación y Dispersión del Aceite.

17. El trabajo de recolección de petróleo de la superficie del mar, pudo integrarse aproxi- madamente 15 días después de iniciado el derrame y durante el período de junio a septiembre, reportó una recuperación volumétrica total de 330 mil barriles de emul- sión agua-aceite que, aunque variable en contenido de agua, al ser procesado repre- sentó una cantidad neta de 105 ,000 barriles de hidrocarburos.

18. En el área del pozo, a partir del 20 de septiembre de 1979, las operaciones de recu- peración tuvieron que suspenderse como resultado del mal tiempo provocado por las tormentas y los nortes ocurridos en esa temporada. El mal tiempo ocasionó marejadas que hicieron imposibles las labores de recolección además de sumamente peligrosas para el personal y destructivas para el equipo.

19. El área de derrame del Pozo Ixtoc 1 fue campo de prueba de los equipos más avanzados para recolección de petróleo en mar abierto. El equipo utilizado tenía una capacidad de

recuperación que excedía

en mucho al volumen total del derrame . Debido a las difi-

cultades que presenta esta labor en mar abierto, 33% del aceite derramado quedó a la deriva en el mar.

20. Los trabajos de contención del derrame del Pozo Ixtoc 1 representan la primera oca- sión en que en un derrame de petróleo en mar abierto, ya sea por un pozo petrolero descontrolado o por el hundimiento de un buque tanque, se tiene éxito en trabajos de recuperación de aceite, recogiéndose un volumen importante.

21. Del petróleo que quedó libre en el mar, una pequeña proporción fue dispersada median- te substancias químicas tensoactivas no tóxicas aplicadas desde aviones y barcos espe- ciales y la mayor cantidad, por las acciones de la propia naturaleza tales como el efecto

.

5

de los vientos y los movimientos de las masas de agua. El aceite disperso estuvo sujeto

a procesos de degradación acelerada. Una parte de petr6leo se evapor6, otra se oxidó

química o fotoquímicamente y

por miqoorganismos existentes en el fitoplancton.

finalmente, una gran proporción fue metabolizada

22. El aceite que no se dispersó, se desplazó en el sentido de las corrientes superficiales. las cuales tuvieron como direcciones dominantes la Oeste y la Oeste-Suroeste, a par- tir del Pozo Ixtoc, formando bandas o listones de longitudes y anchos muy variables,

y formas caprichosas. En los primeros días del derrame, las manchas llegaron a tener longitudes de hasta 15 km con ancho de hasta 2 km.

En los días de máxima concentración de aceite en la superficie del mar, se estimó que el área cubierta por las manchas de petróleo era menor de la mitad de uno por ciento de la superficie del mar afectada por el derrame, es decir, del Golfo de Campeche y del área comprendida entre el Pozo lxtoc y las costas mexicanas de los Estados de Tabasco y Veracruz.

23. Las manchas, en su desplazamiento sobre la superficie del mar, perdían continuamente fracciones de hidrocarburos, lo cual se manifestó por la reducción, de un día a otro, de sus dimensiones y la formación de iridiscencias a su alrededor.

Sin embargo, como la acción de la naturaleza no fue suficiente para evitar la arribazón de algunas manchas al litoral, durante los meses de julio, agosto y septiembre, se hizo necesario realizar un intenso trabajo de dispersión química utilizando aviones, con lo cual se logró que los impactos sobre las costas se redujeran considerablemente. Inva- riablemente, las arribazones a las playas consistieton de residuos asfálticos muy degrada- dos e inertes y que mediante bioensayos se pudo probar que carecían de toxicidad hacia la biota litoral. Los huracanes Federico y Henri que afectaron el área durante los meses de agosto y septiembre, generaron vientos y corrientes superficiales que favore- cieron algunas arribazones en las costas de Tabasco, Campeche y Yucatán, fuera del patrón normal de las corrientes hacia Veracruz.

24. Las arribazones de aceite a las costas causaron contaminación en las playas y en algunos estuarios como la Laguna de la Mancha en Veracruz y las Lagunas del Carmen y Mecoa- cán en Tabasco. Se realizaron trabajos de limpieza en las playas, en las lagunas y es- tuarios, eliminándose en unos cuantos días las inconveniencias creadas al turismo y cualquier posible daño permanente a las actividades pesqueras ribereñas y del sistema lagunar. Los volúmenes de petróleo que penetraron en las lagunas fueron pequeños, por ejemplo en la Laguna de la Mancha la limpieza fue realizada por una cuadrilla de 10 hombres en el curso de una semana. Durante el huracán Henri arribaron a la Laguna del Carmen fragmentos de petróleo que se depositaron en las playas del poblado de Santana, manchando algunas redes de los pescadores locales.

25. Inspecciones de los sistemas lagunar y costero de todo el Golfo de México con asisten- cia de delegaciones de ecólogos de organismos internacionales como el Programa de las

6

1

Naciones Unidas para el Mejoramiento del Ambiente y de diversas Universidades y grupos de investigación, han revelado que en junio de 1980 las condiciones de las playas y las actividades pesqueras, tanto litoral como ribereña, son similares a las exis- tentes antes de que se iniciara el derrame del Pozo lxtoc 1.

26. Los perjuicios registrados por el derrame del Pozo Ixtoc 1 pueden resumirse en el ensuciamiento de playas con material asfáltico (residuos de petróleo) arrojado por el mar a las playas turísticas del litoral del Golfo de México, que requirieron de traba- jos de limpieza hasta por 3 ó 4 ocasiones sucesivas, así como el pago o reposición de redes de algunos pescadores de las zonas de Alvarado y de la Laguna del Carmen.

27. En materia de tecnología, de confinación y recuperación de aceite en mar abierto, se considera que las operaciones realizadas en el área del Pozo lxtoc 1 representan una contribución muy importante. Se pusieron en evidencia muchos falsos conceptos e ineficiencias operativas de sistemas y equipos en los que se confiaba como herramienta fundamental para la protección de las costas de algunos países que desarrollan labores petroleras mar adentro.

28. Los primeros resultados positivos de recolección de aceite se obtuvieron mediante los equipos recolectores (Oil Mop, Framo y Vikoma) montados a bordo de pesados chala- nes (barcos) anclados, que garantizaban poco bamboleo en la base y atenuación del oleaje. Las barreras de contención se desplegaron apoyándolas, en un extremo, en algunos de los pesados chalanes que integraban la formación y, por el otro, unidas a una boya sujeta por una pesada ancla de 5 toneladas.

Los trabajos determinaron que la borda de los chalanes de recolección debe ser tangen- cial a la corriente marina superficial. Si la colocación es perpendicular a la corriente, el oleaje produce un efecto de reflexión del aceite.

Finalmente se desarrolló un sistema de colocación de las barreras amarrándolas a sota- vento de los chalanes y formando un remanso donde el oleaje era mínimo y la acumula- ción de aceite óptima.

29. Una de las experiencias adquiridas durante estos trabajos fue conocer la resistencia de las barreras flotantes. Puede reportarse que todas las barreras de tipo liviano y semi- pesado que habían dado resultado en aguas tranquilas, como en lagunas costeras o dentro de puertos, al operar en mar abierto se rompieron en unas cuantas horas; las únicas barreras que soportaron períodos mayores de una semana fueron las robustas y pesadas barreras para mar abierto.

Las maniobras para desplegar y recobrar las barreras flotantes, fueron sumamente len- 'r tas y laboriosas, ya que debido al peso de las barreras apropiadas para mar abierto se hizo indispensable el uso de grúas, tanto en los chalanes donde estaba el equipo recolector como en los barcos de servicio. En el reporte se muestran gráficas de las for- maciones que se intentaron durante los 4 meses que duraron los trabajos de recolección.

·7

30. Uno de los mayores problemas para recolectar aceite, era la variabilidad de la corriente superficial del mar, porque obligaba a lentas maniobras de relocalización de la forma- ción de recolección. En promedio, la corriente tenía como tendencia principal la di- rección Oeste-Suroeste a partir del pozo, sin embargo, con frecuencia variaba hacia el Noreste o hacia el Sur. Durante la época de huracanes, algunos días se vio ir en direc- ción Este franco.

31. En cuanto a la velocidad de la corriente superficial en el área del Pozo lxtoc 1, deter- minaciones hechas a lo largo de los trabajos, revelaron que variaban de entre 0.4 y 2.0 nudos (1 nudo equivale a 1.85 km/h). La velocidad promedio fue de 0.8 nudos.

32. Una conclusión a la que se llegó a lo largo de los trabajos fue que no existen equipos recuperadores (skimmers) capaces de operar en oleajes superiores a 5 pies; las altas eficiencias de recuperación que llegaron a reportar volúmenes de hasta 10 mil barri- les de emulsión agua-aceite, en un día de trabajo, fueron en un mar en calma con oleaje c!e 3 pies y aprovechando el efecto de remanso por asotaventamiento de las barreras que se explica en el párrafo 28 .

Estudios Ambientales para Determinar los Posibles Efectos del Derrame.

33. Como resultado de la preocupación creada a nivel nacional por los posibles efectos del derrame de petróleo en el medio marino, se decidió integrar un comité o programa in- terinstitucional que se avocara a la observación cualitativa y a la evaluación cuantita- tiva de tales posibles efectos.

A fines de junio de 1979, la Secretaría de Marina, Petróleos Mexicanos y el Departa-

mento de Pesca integraron el "Programa Coordinado de Estudios Ecológicos en la Sonda de Campeche" , el cual formuló un plan de trabajo compuesto de 17 diferentes actividades de estudio y vigilancia, que comprende, entre otros, el monitoreo de las características físicas y químicas del agua del mar en la sup"erficie y a diferentes profun- didades y el estudio de muestras de plancton y sedimentos que fueron recogidas pe-

riódicamente en cruceros con una trayectoria preestablecida, para lo cual se definieron 55 estaciones de muestreo.

Resultados de los Estudios Ecológicos.

34. Para estudiar los posibles efectos del Pozo lxtoc 1, a partir de la creación del Programa Coordinado de Estudios Ecológicos en la Sonda de Campeche y hasta mayo de 1980, se han realizado 7 cruceros utilizando el barco oceanográfico "Onjuku" del Departamento de Pesca y el "Dragaminas 20" de la Secretaría de Marina. En el curso de estos cruceros

se recogieron más de tres mil muestras de agua de mar para la determinación de sus

parámetros físicos y químicos tales como temperatura, salinidad, oxígeno disuelto y contenido de hidrocarburos, de fosfatos y de nitratos; además, en algunas muestras se determinó el contenido de sustancias activas al azul de metileno (SAAM), con el obje- to de valorar la presencia de los agentes tenso-activos que contenían los dispersantes empleados en el combate de derrame.

8

·•

En los cruceros se recogieron además 2 ,300 muestras destinadas a la evaluación de la estructura de las comunidades de fitoplancton y a la medición de la productividad pri-

maria del medio marino , así como

220 muestras para evaluación de zooplancton.

35 . Los analísis químicos de agua de mar, comparados con los datos de que se disponía sobre estudios realizados antes del accidente del Pozo lxtoc 1 y que se consideraban corno marco de referencia, revelaron que los valores encontrados eran normales dentro del marco de ciertas variaciones estacionales que se sabe existen.

36. En cuanto a la cuantificación de hidrocarburos en muestras de agua de mar, tanto en la superficie como a diversas profundidades, en el cuerpo del reporte se incluyen los re- sultados obtenidos. La conclusión hasta la fecha, es que en la gran mayoría de las muestras no se rebasaron los niveles de concentración de hidrocarburos disueltos , en el agua marina, considerados como normales.

En un estudio de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, sobre conta- minación del mar por petróleo, publicado en 1975 , se estima que anualmente entran a los mares del mundo 6.1 millones de toneladas métricas de petróleo; equivalentes a 120 mil barriles diarios. Este petróleo proviene de diferentes fuentes, las principales son las actividades del hombre relacionadas con la producción y transporte de petró- leo en el mar, las descargas a través de los ríos que desembocan al mar y que han arras- trado hidrocarburos existentes en tierra, la precipitación de hidrocarburos presentes en la atmósfera que son absorbidos y arrastrados por las lluvias y finalmente , por aflora- ciones submarinas o chapopoteras naturales; en dicho estudio se destaca que la aporta- ción de chapopoteras submarinas representa el 9.8 por ciento.

También de acuerdo con el estudio mencionado, las aguas superficiales o cercanas a la superficie de los mares abiertos, contienen de 1 a 10 partes por billón (ppb) de hidra- carburos (1 parte por billón representa una concentración de una milésima de miligra- mo por litro). Las aguas cercanas a puertos, a áreas industrializadas y de afloramientos naturales , contienen valores de hasta 200 ppb . Determinacione s anteriores al accidente del Pozo lxtoc 1 revelaron que en el Golfo de México es normal encontrar concentra- ciones de hasta 42 ppb y en la zona del Caribe de 50 ppb.

Como resultado de la intensa vigilancia aérea del mar durante los trabajos del Pozo Ixtoc 1, se detectaron numerosas manchas de petróleo, principalmente en la Sonda de Campeche, que no tenían relación con el citado pozo, porque se observaban a distancias considerables y en coordenadas opuestas al sentido de las corrientes marinas. Estas manchas se interpretaron como manifestaciones de chapopoteras que siempre han existido.

37. A juzgar por los resultados, la mayor parte del petróleo derramado fue degradado por

la propia naturaleza, aún en los primeros días del derrame , en que el

lxtoc 1 tuvo su máximo . Con la salvedad de alguna muestra que se puso en contacto con un fragment-0 de petróleo flotando en la superficie, en el resto de las muestras no

flujo del Pozo

.9

se lograron cuantificar cantidades de hidrocarburos disueltos superiores a 60 partes por billón.

38.

En cuanto a la valoración de sustancias activas al azul de metileno, que es una manera indirecta de determinar la presencia de agentes tensoactivos, los resultados fueron ne- gativos, lo que reveló que los dispersantes usados fueron diluídos o biodegradados en forma tal que no se detectaron, por lo que se concluyó que su aplicación no represen- tó un elemento lesivo a la vida marina.

39.

Por lo que se refiere a los estudios sobre fitoplancton, los resultados obtenidos hasta la fecha no han revelado alteraciones en cuanto a las especies, que las que normalmente son encontradas en la región y época del año. En cuanto a productividad primaria, la evaluación de la actividad fotosintética, basada en la generación de oxígeno, reveló condiciones normales de actividad orgánica. En las observaciones realizadas durante los meses de enero y febrero de 1980, se pudo determinar cualitativamente en el medio marino, un gran florecimiento de fitoplancton.

40.

Con relación a los estudios sobre zooplancton, se utilizaron como patrón de referencia 28 especies (taxa) por ser las más abundantes en las comunidades zooplanctónicas, tales como los copépodos, lo quetognatos, los decápodos, los sergéstidos, los sifonó- foros y los stomatópodos entre otros. En el reporte se muestran tablas con los valores de densidad y frecuencia encontrados.

Los resultados de la evaluación de biomasa de zooplancton realizada hasta junio de 1980, no muestra diferencias significativas con respecto a los estudios efectuados por Bogdonov en 1965 y en 1967, y por Silvia Flores en 1978.

41.

Los estudios sobre sedimentos, no revelaron alteraciones nj en la integración, ni en los contenidos de hidrocarburos en la materia orgánica normal de las comunidades de la biota.

42 .

Desde el inicio del derrame del Pozo Ixtoc 1 hasta la fecha del

presente informe, no se

encontraron aves marinas, ni peces muertos flotando sobre la superficie del mar atri- buibles al derrame del petróleo.

El hecho de que el necton hasta ahora no ha sido afectado por el aceite del Ixtoc 1, coincide con numerosos informes anteriores sobre los efectos de algunos derrames de petróleo en el mar, que concluyen que los peces no dan muestras de ser dañados por el petróleo como lo cita el informe de la Academia Nacional de Ciencias de los E.U.A.

43 .

Los resultados de un estudio que se contrató con el Centro de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México, dirigido a la cuanti- ficación de hidrocarburos en tejidos de algunas especies de moluscos y de camarones, revelaron que hasta junio de 1980 no se habían detectado modificaciones en el con- tenido total de dichos hidrocarburos.

10

coinciden con las de informaciones conocidas

como el antes citado estudio de la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos, en donde se reporta que no hay evidencias de una acumulación progresiva de hidrocarburos en los tejidos de individuos de la biota marina expuestos a la presencia de hidrocarburos, ni tampoco existe acumulación progresiva en los individuos de la cadena alimentaria como ocurre con algunos contaminantes como el mercurio y posi- blemente algunos insecticidas.

Los resultados antes mencionados

44. En los trabajos para la protección de medio ambiente se tomaron en consideración los posibles efectos del petróleo derramado sobre aves marinas y sobre otras especies, como las tortugas, que tienen sus habitat en las playas y en algunos arrecifes. Se tuvo particular interés en vigilar las aves existentes en los arrecifes conocidos como Cayo Arcas, en donde, no obstante su cercanía al lxtoc 1, nunca se tuvieron arribazones de petróleo fresco o de bolas de asfalto.

En la playa de Rancho Nuevo, localizada 50 kilómetros al norte de Tampico y donde

si se presentaron arribazones de bolas de asfalto durante los meses de agosto y septiem-

bre que coincidieron con la época en que ocurre anualmente el nacimiento de una especie de tortugas conocidas como "tortugas loras" (lepidocbelys kempi), personal del Departamento de Pesca y de Pemex, realizó una operación de recolección de todas las crías, a medida que fueron naciendo, para transportarlas en canastas utilizando he- licópteros hacia mar adentro, al lugar más adecuado indicado por los biólogos, con el objeto de evitar que alguna cría pudiera ser atrapada por fragmentos de asfalto en la playa o su zona de contramarea. Desde un principio se tuvo la precaución de hacer la limpieza de asfalto que arribó a esta playa. En la operación de las "tortugas loras" se contabilizó un manejo de poco más de 60,000 crías.

45. De acuerdo con la opinión de algunos biólogos, en varias playas en donde se manife~­ taron arribazones de residuos de petróleo, los cangrejos y otros pequeños crustáceos que ahí tienen su habitat normal se vieron afectados. No obstante lo anterior, las últimas observaciones realizadas en esas playas revelan que su estado actual respecto

a la fauna, es similar a las condiciones existentes antes de que ocurriera el derrame del Pozo lxtoc l.

46. A fin de determinar el nivel de toxicidad hacia la biota marina, del petróleo derramado, se realizaron bioensayos tanto en centros de investigación nacionales como extranjeros. Se utilizaron muestras de aceite de la superficie del mar tanto en la vecindad del Pozo Ixtoc 1 como intemperizado, las cuales se diluyeron en agua. En los bioensayos se pu- sieron varios niveles de concentración en presencia de algunos organismos típicos, in- cluyendo fitoplancton, pasto marino, huevecillos y larvas de peces (corvina), zooplanc- ton, invertebrados (cangrejos, almejas y camarones) y vertebrados (trucha pinta del mar).

1-1

Los resultados relevantes de los bioensayos son los siguientes:

a) El crudo del Pozo Ixtoc 1 intemperizado, en las condiciones y concentraciones en que se probó, no afectó la velocidad fotosintética del fitoplancton, al compararse con los resultados obtenidos'en muestras de control sin aceite.

b) Sobre el paso marino (Ha/ophila enge/mannii) se reflejó un efecto de leve incremento en la fijación de carbono14 en comparación con una muestra libre de crudo, ya que la cantidad de carbono en microorganismos libres por hora, por miligramo de pasto subió

a 19 ± 2 contra 18 ± 1 en la muestra testigo.

c) Con relación a la toxicidad del crudo del Pozo Ixtoc 1 sobre los huevos y larvas de cor- vina, 1 por ciento de crudo del Pozo lxtoc 1 intemperizado se mezcló por agitación durante dos horas, con agua de mar, previa filtración, esta agua se mezcló con agua de mar en concentraciones de cero a 100 por ciento en donde se colocaron 50 hueveci- llos de corvina de un día de edad en cada mezcla, sin agitación y durante 24 horas, después de las cuales se contó el número de larvas vivas que se habían obtenido. La toxicidad límite expresada como DL-50 (dósis letal al 50 por ciento de los individuos) fue de 20 a 24 partes por millón, equivalentes a 20,000 - 24,000 partes por billón, valor muy superior a los que se pudieron detectar en las muestras de hidrocarburos en el agua de mar recogidas por los cruceros, por lo que se concluyó que no es de esperar- se una afectación al nacimiento y supervivencia de larvas de corvina como resultado del derrame.

d) Con relación a los bioensayos sobre zooplancton , las pruebas sobre anfípodos y copé- podos revelaron que en agua que contenía crudo intemperizado del Pozo lxtoc 1 hasta con un nivel de 13 .5 ppm, la supervivencia, después de 7 días de exposición es igual

o superior que en el agua de mar sin petróleo, por lo que se concluyó que no hay nin- guna evidencia de que el derrame de petróleo haya perjudicado al zooplancton exis- tente en el Golfo de México.

e) Las pruebas de toxicidad sobre invertebrados se realizaron sobre cangrejo topo, almejas

y camarón café, en presencia de aguas aceitosas conteniendo hasta 25 ppm y los resul-

tados mostraron que no hubo mortalidad de esos invertebrados por efecto del crudo del Pozo Ixtoc 1 hasta dichas concentraciones. En todos los casos nunca se pudo al- canzar el valor de la DL-50. En el Centro de Investigaciones Pesqueras de Ciudad del Carmen, en varias pruebas de bioensayos se tuvieron camarones adultos con concentra- ciones muy altas de petróleo, observándose una supervivencia prácticamente indefini- da, así como la ingestión de pequeñas cantidades de petróleo por algunos individuos, sin efectos letales.

f) Los efectos de la presencia de crudo del Pozo Ixtoc 1 en agua de mar en concentra- ciones de hasta 27 ppm, sobre la trucha pinta de mar y con 67 horas de exposición, fueron nulos ya que no murió ningún pez.

12

r

47. Una referencia de gran significación para determinar los efectos del derrame del Pozo lxtoc 1, es sin duda el nivel de captura en la actividad pesquera, tanto en la Sonda de Campeche, como en general en el Golfo de México. Las cifras preliminares del año 1979 muestran que la captura pesquera en el Golfo de México tuvo un crecimiento de 5.9 por ciento. En lo relativo a la captura del camarón, ésta resultó alta con respecto

a los años precedentes. En la captura de pulpo sólo en la Sonda de Campeche, se obtu- vo una producción récord que representó más del 50 por ciento de la captura máxima

a nivel nacional que se tenía registrada. En el cuerpo del reporte se incluyen tablas de estadísticas relativas a la explotación pesquera mexicana de 1970 hasta 1979.

13

r , ¡. ., .¡.

r

, ¡.

.,

.¡.

r , ¡. ., .¡.

-

CAPITULO 11

informe general

El accidente del pozo lxtoc 1

La parte de la plataforma continental del Golfo de México, conocida como Sonda de Campeche y rica en recursos pesqueros y petroleros, se encuentra ubicada al Oeste de la Península de Yucatán, en el Suroeste del Golfo. En esta Sonda, a 94 kilómetros al NW de Ciudad del Carmen, Camp., se localizó el Pozo lxtoc 1, con una latitud de 19° 21' 29" N

y longitud de 92° 19' 36" W. El objetivo de su perforación fue determinar la existencia de

hidrocarburos en rocas carbonatadas del Paleoceno, del Cretácico y del Jurásico. Se perforó

con la plataforma semisumergible Sedeo 135, contratada por Petróleos Mexicanos a la Compañía Permargo, siendo el tirante de agua de 50.5 metros y el espacio entre la mesa rotaría y el fondo marino de 8 3.7 metros.

La perforación del pozo se inició el primero de diciembre de 1978 mostrándose en la Fig. No. 1-1 las tuberías de revestimiento (T.R.) cementadas y la columna geológica atra- vesada. Al estar perforando con barrena de 6" a 3,627 metros, profundidad total alcanzada, se tuvo pérdida total de circulación del lodo de perforación en rocas carbonatadas, porosas

y fracturadas, habiéndose intentado, sin éxito, restablecer la circulación bajando la densidad del lodo de 1.14 a 1.12 g/cml y agregándole materiales obturantes fibrosos y granulares hasta una concentración de 15 kg/m3. Después de haber observado el pozo durante 6 horas

sin que éste manifestara flujo, se decidió sacar la sarta de perforación, eliminar la barrena y lastrabarrenas, y regresar al fondo con tubería de perforación franca para colocar tapones

diesel - bentonita-cemento y obturar la zona de

pérdida.

A las 22:00 horas del 2 de junio principió a sacarse la tubería y a las 2:45 horas del de junio se notó que el pozo empezaba a fluir, estando en ese momento la parte superior de los lastrabarrenas de 4 3/4" apoyados en la mesa rotaría por medio de cuñas, con el colla- rín de seguridad instalado y la última parada (tres tramos) de tubería de perforación que se acababa de desenroscar, suspendida del elevador. Comenzó a salir aceite y gas a presión, formándose una cortina densa que imposibilitó a la cuadrilla de perforación en servicio con- tinuar laborando en el piso de trabajo, por lo que se dió la orden de abandonar la plataforma.

Al estar bajando el primer bote salvavidas se inició el incendio en la torre de perfora- ción a la altura del changuero y se estima que el tiempo transcurrido desde que se detectó el flujo al momento en que se originó el incendio fue de 10 a 15 minutos.

Afortunadamente, la plataforma pudo ser evacuada por los 71 trabajadores que la ocu - paban y no hubo desgracias personales, cosa que es poco común en accidentes de este tipo, que por lo general, cobran muchas vidas y dejan gran número de lesionados.

La torre, la tubería estibada en la misma y parte del equipo de perforación, se derrum- baron sobre el conjunto de preventores, inclinándolo de 10° a 12° en dirección S 78° W. La

19

o

1000

2000

3000

4000

FIG. I-1

IXTOC 1

TUBERIAS CEMENTADAS Y COLUMNA GEOLOCICA

E.M .R. 83.70m. S.F.M.

MESA ROTARIA 83.70 m.- FONDO MARINO 183.2m. 300m. COPLE OV " 13 3 /8" «
MESA ROTARIA
83.70 m.- FONDO MARINO
183.2m.
300m.
COPLE
OV
"
13 3 /8"
« 455.2 m.
T.R.20" l•' 486.5m.
MIO.
SUP.-
540 m .
925/o m.
:~
·
:
1285.0
m.
. ·.
·':.
::.
:~
COPLE " DV" 9 5/8 "
'
1403.7. m .
.
T .R . 13 318"
1474 .6m
MIO. MEO.- 2025m,
BOCA DEL LINEA 7"
2710m.
·::
MIO.
INF.- 2800m.
T.R . 9 5/8" DESPRENDIDA OE 3027 A 3031 m .
:-:
OLIG. SUP.- 3085 m.
OLIG . MEO.- 3 170 m.
EO.
SUP . - 3235 m .
EO. MEO .-
3270m.
3360
m.
EO.
INF.-3350m .
T .R . 9 518"
-
3530
m.
PALEO. SUP. -
3510 m.
LINER DE ,
oe 2 710 A 3 59 5 m .
P.T. 3627 m.
BRECHAS.- 3620m.

------------------------------------------------------------------------------~

20

5 m . P.T. 3627 m. BRECHAS.- 3620m. ------------------------------------------------------------------------------~ 20

plataforma se retiró del sitio y una revisión de la misma indicó que estaba demasiado dañada para ser útil, por lo que posteriormente se hundió a propósito en altamar.

Se verificó, mediante buzos y cámaras de televisión submarinas, que el conjunto de preventores podía ser usado para controlar el pozo, para lo cual, se conectaron las líneas necesarias para operarlos, así como una manguera de 3 1/8" -serie 10 ,000 por donde se proyectó bombear los fluídos de control. El 24 de junio, y antes de iniciar la inyección de fluídos, todo el flujo del pozo era por dentro del conjunto de preventores y no había eviden- cia de éste por fuera del cabezal. La Fig. No. 1-2 muestra el aparejo submarino del pozo con la manguera especial para la inyección de fluídos y obturantes señalada como componente No. 2.

Ese mismo día se cerraron los arietes de 5" de la válvula superior, los de 3 112'', y los de corte (ciegos), cesando el flujo del pozo y apagándose el incendio. Durante 3 horas se bombearon por la manguera de 3 1/8", agua de mar, lodo de perforación, bolas selladoras de neopreno, pedacería de hule y gelatina. Al terminar esta operación, se manifestó flujo franco de aceite y gas en la superficie del mar, suspendiéndose el bombeo de fluídos por considerarse que había una rotura de grandes proporciones abajo de los preventores. En vista de lo anterior, se decidió la perforación de dos pozos direccionales de alivio para bom- bear a través de ellos los fluídos de control. El objetivo inicial del primer pozo direccional fue localizar a profundidad la tubería del pozo descontrolado y que esta información sir- viera para afinar la trayectoria del segundo pozo de alivio, con objeto de llegar al yacimiento productor lo más cerca posible del fondo del lxtoc 1.

Este fue el comienzo de una lucha que se prolongó por casi 10 meses, para controlar el accidente de mayor magnitud en la historia de la perforación petrolera mar adentro y la mayor alarma de que se tenga memoria por la posible afectación del medio marino, deriva- da de un derrame.

Este informe, ha sido elaborado con el objeto de recopilar las informaciones más sobre- salientes, en los aspectos petrolero y ambiental y representa un resumen de las experiencias de Petróleos Mexicanos para obturar el Pozo lxtoc 1 y para controlar el derrame, así como de los trabajos del programa interinstitucional "Programa Coordinado de Estudios Ecológi- cos en la Sonda de Campeche", creado para determinar los posibles efectos que el derrame de petróleo pudiera provocar en el medio marino.

11

FIG. I ·2

APAREJO SUBMARINO DEL POZO IXTOC 1

FIG. I ·2 APAREJO SUBMARINO DEL POZO IXTOC 1 :? - _ 16 1 PREVENTOR ANULAR
FIG. I ·2 APAREJO SUBMARINO DEL POZO IXTOC 1 :? - _ 16 1 PREVENTOR ANULAR

:? -

FIG. I ·2 APAREJO SUBMARINO DEL POZO IXTOC 1 :? - _ 16 1 PREVENTOR ANULAR

_

FIG. I ·2 APAREJO SUBMARINO DEL POZO IXTOC 1 :? - _ 16 1 PREVENTOR ANULAR
FIG. I ·2 APAREJO SUBMARINO DEL POZO IXTOC 1 :? - _ 16 1 PREVENTOR ANULAR
FIG. I ·2 APAREJO SUBMARINO DEL POZO IXTOC 1 :? - _ 16 1 PREVENTOR ANULAR

16

FIG. I ·2 APAREJO SUBMARINO DEL POZO IXTOC 1 :? - _ 16 1 PREVENTOR ANULAR

1 PREVENTOR ANULAR " HYDRIL"

2 MANGUERA DE 11 / 8" 10,000P.S.I.

3 LINEA A SUPERFICIE

4 CONECTOR HIORAULICO REGAN

5 ARIETES DE CORTE

6 GRAMPA No. 5

7 1/2GRAMPASNo.5ANILLOBX - 154

8 1/2UNION

9 1/2 UNION MACHO DE GOLPE 3" 15,000 P.S.I.

HEMBRADEGOLPE3" 15,000P.S. I.

10 ARIETE DE 3 1/2"

11 112 GRAMPAS No. 5 ANILLO BX- 154

12 ARIETE OE 5"

13 VALVULAS CAMERON 31/8" 10,000 P.S.I.

14 ARIETE DE 5"

15 CONECTOR HIDRAULICO REGAN

16 TEMPLETE

17 LECHO MARINO

El accidente del Pozo lxtoc 1

Operaciones para reducir el flujo del pozo lxtoc 1

Del 29 de junio al 4 de julio, se hicieron preparativos para inyectar fluídos y obtu- rantes desde el chalán-grúa "L.C. Meaders", utilizando las líneas que operan los prevento- res y la manguera de 3 1/8" -serie 10,000 que se instalaron para el primer intento de control.

Del 5 al 11 de julio se bombeó lodo de perforación con densidad de 1.92 g/cm 3 , junto. con bolas de golf, bolas de neopreno de 7/8", diversos tipos de obturantes fibrosos y granu- lares, y agua de mar, sin que se notara disminución en la magnitud del flujo del pozo; sin embargo, al bombear balines de acero de 2" sí se observó una disminución en la intensidad de la flama en un 25%. La operación se suspendió por taparse y reventarse la manguera de 3 1/8", cambiándose ésta por otra igual y para facilitar la labor de los buzos, se abrió el pre- ventor con arietes de corte, no habiendo notado éstos cambio alguno en el flujo abajo del conjunto de preventores . Se intentó cerrar nuevamente los arietes de corte, sin éxito, por dañarse la manguera de 1" que cerraba el preventor. La fuerza de flujo inferior no permitió a los buzos instalar otra manguera de 1".

Del 12 al 29 de julio, se cambió la manguera de 3 118" - serie 10,000 quedando insta- lada como se muestra en la Fig. No . Il-1.

de julio al 22 de agosto, se bombearon 27 ,600 balines de fierro con diáme-

tros de 2.5 y 2.7 pulgadas, 80,210 bolas de plomo con diámetro de 2.5 pulgadas, 610 cometas (núcleo de bola de plomo de 2.5 pulgadas o taquete de madera, y cauda de lona),

y 500 balines de fierro de 2.8 pulgadas. Al llevarse bombeados 1,700 balines, un buzo

reportó ia existencia de estos en el fondo del mar, alrededor del Ixtoc 1, aumentando

la cantidad conforme se inyectaban al pozo ; finalmente la operación tuvo que suspen-

derse por taparse la manguera de 3 1/8" serie 10,000.

Del 30

A partir del 8 de agosto, desde la plataforma autoelevable Azteca, utilizando un teodo- lito, se tomaron lecturas de la altura del borbollón de agua, así como la altura y extensión de la flama, y para el 22 de agosto, se estimó que el flujo del pozo había disminuído en un 62 por ciento.

Los días 5, 11 y 12 de agosto, por la manguera de 3 118", se tomaron muestras de los fluídos que expulsaba el pozo, obteniéndose 76 por ciento de aceite, 24 por ciento de agua emulsionada con salinidad de 175 partes por mil (ºloo) y relación gas líquidos de 190 m 3 /m 3 . Para el 18 de agosto , los análisis arrojaron los siguientes promedios: 55 por ciento de aceite, 25 por ciento de agua con salinidad de 175 °100 , 20 por ciento de emulsión y una relación gas-líquido de 73 m3 /m 3 .

27

FIG. II-t

APAREJO SUBMARINO DEL POZO IXTOC l CON MANGUERA ESPECIAL PARA INYECCION DE OBTURANTES

14

l CON MANGUERA ESPECIAL PARA INYECCION DE OBTURANTES 14 2: -· -1---- 13 - 3 1

2: -·

CON MANGUERA ESPECIAL PARA INYECCION DE OBTURANTES 14 2: -· -1---- 13 - 3 1 PREVENTOR
CON MANGUERA ESPECIAL PARA INYECCION DE OBTURANTES 14 2: -· -1---- 13 - 3 1 PREVENTOR
CON MANGUERA ESPECIAL PARA INYECCION DE OBTURANTES 14 2: -· -1---- 13 - 3 1 PREVENTOR
CON MANGUERA ESPECIAL PARA INYECCION DE OBTURANTES 14 2: -· -1---- 13 - 3 1 PREVENTOR
-1----

-1----

-1----

13 -

3

1

PREVENTOR ANULAR "HYORIL"

2

MANGUERA OE 31/8"

10,000 P.S.I .

3

MANGUERA DE 3 va" 10,000 P.S.I

4

CONECTOR HIDRAULICO REGAN

5

ARIETES DE CORTE

 

6

CODO DE 450

7

ARIETE OE 31/2"

8

AR I ETE

DE 5"

9

AR IETE DE 5"

 

10 VALVULAS CAMERON 3 1/8" 10,000 P.S.I.

11 BRIDA CIEGA CON TEST IGO DE 2 7/8" DE D lAMETRO POR 2 1/2" DE LONGITUD

12 CONECTOR HIORAULICO AEGAN

13 TEMPLETE

14 LECHO MARINO

28

El 24 de agosto se intentó cerrar el preventor con arietes de corte, utilizando los agu- jeros de purga de 1/8" en la parte superior del mismo, sin lograrlo . El 25 de agosto se deci- dió cambiar el centro de operaciones del " L.C. Meaders" al barco con posicionador dinámi- co " Artic Sea[" cuyo acondicionamiento se llevó a cabo del 26 de agosto al 12 de septiembre; se intentó también abrir la válvula Cameron "AF" de 3 1/8" (Fig. No. 11-1 No. 10 inferior), sin éxito.

Las operaciones se suspendieron del 13 de septiembre al 18 de octubre, los primeros 12 días por malas condiciones meteorológicas provocadas por el huracán Henri, y el resto del tiempo para no interferir con la "Operación Sombrero" que se describe adelante. Durante esta última operación, se limpió el fondo marino a fin de que la chatarra no obtruyera. En esta maniobra se movió el cabezal de preventores, lo que provocó que cambiara la posición de la fuga de hidrocarburos en la cabeza del pozo; por ello, cuando del 19 de octubre al 4 de noviembre se realizaron nuevas maniobras con buzos para conectar otra manguera de 3 1/8" -serie 10,000 las condiciones de flujo del pozo obligaron a que esta conexión se hiciera del lado opuesto al conjunto de preventores (Fig. No. Il-1 parte No. 3). También se logró conectar una nueva manguera de 1 pulgada para accionar al cierre los arietes de corte.

Al cerrar los arietes de corte, la presión en la superficie aumentó de 21 a 42 kg/cm2 y al bombear nuevamente bolas de plomo de 2 .5 pulgadas, se incrementó ésta hasta 84 kg/cm 2 , notándose una disminución apreciable en el flujo del pozo; pero al intentar incre- mentarla súbitamente se abatía a 42 kg/cm 2 , regresando las condiciones de flujo a su valor original. Durante esta operación los buzos recuperaron del fondo marino algunas bolas de plomo deformadas.

También se bombearon bolas de acero de 2 pulgadas las que, al no deformarse, no podían salir expulsadas a través de la rotura de la tubería de revestimiento (T.R.) y por consiguiente se acumulaban dentro del conjunto de preventores obturando la manguera. Esta situación sólo se podía remediar abriendo los arietes de corte.

Del 5 al 17 de noviembre se bombearon 33,200 bolas de plomo de 2.5 pulgadas, 1,800 bolas de acero de 2 pulgadas, 100 bolas de acero de 1 pulgada, 70 cometas y diferentes tipos de obturantes.

Todas estas operaciones se suspendieron en forma definitiva a las 24 horas del 17 de noviembre, para no obstaculizar las operaciones de inyección de fluídos desde el pozo de alivio Ixtoc 1 B.

29

.,,

.,,

Los pozos de alivio y taponamiento del pozo lxtoc 1

e:.·
e:.·

e:.·

e:.·
e:.·
e:.·

Perforación de los Pozos Direccionales de Control.

Cuando un pozo se descontrola y no se pueden utilizar sus conexiones superficiales, su control normalmente se lleva a cabo mediante la perforación de pozos direccionales y cuando se usa esta técnica, los equipos de perforación que se utilizan se instalan a una dis- tancia prudente del pozo descontrolado. Los pozos se orientan para que su extremo infe- rior llegue a la zona productora, lo más cerca posible al pozo sin control, estableciendo circulación a través de éste, con fluídos de la densidad necesaria para contrarrestar la pre- sión de fondo del yacimiento afectado.

Ya estando el pozo bajo control, si es posible, se rehabilitan las instalaciones superfi- ciales, en caso contrario, se instala un equipo sobre el pozo para introducir una tubería que permita su taponamiento para control definitivo o su reacondicionamiento según se desee.

Petróleos Mexicanos decidió la perforación de dos pozos de alivio direccionales (Fig. 111-1), que denominó lxtoc lA e Ixtoc lB, para perforarlos instaló las plataformas auto- elevables Azteca e lnterocean Il.

En vista de que durante la perforación del Pozo Ixtoc 1 no se midieron desviaciones orientadas, no se sabía con la precisión debida la localización del pozo en el estrato pro- ductor. Sin embargo, las desviaciones no orientadas que sí se tomaron, permitieron calcular que el fondo del pozo se encontraba dentro de un radio de 40 metros de la proyección ver-

tical de su localización en el fondo marino. Por lo tanto, la trayectoria del Pozo Ixtoc 1 se

encontraba dentro de este "cono de incertidumbre" (Fig

111-2).

Se programó que el pozo direccional Ixtoc lA tuviera como primer objetivo localizar

y 2,700 metros, y

que la información obtenida sirviera para ajustar la trayectoria del Pozo Ixtoc 1B, para que

este se aproximara más a la posición de fondo real del pozo descontrolado. El Pozo Ixtoc lA se perforaría después paralelo al Pozo Ixtoc 1, con objeto de que llegara al estrato pro- ductor precisamente a un lado del pozo descontrolado.

la tubería del Pozo Ixtoc 1, a una profundidad vertical de entre 2 ,500

Por ser la trayectoria del pozo 1B (Fig. 111-3) más sencilla que la trayectoria del Pozo lA, se estimó que aquél llegaría al objetivo antes que éste y se calculó que si bien era pro- bable que el Pozo 1B no llegara lo suficientemente cerca del pozo descontrolado como para controlarlo, sí serviría para reducir considerablemente la magnitud del derrame de petróleo en el mar.

Para localizar a profundidad la tubería del Pozo Ixtoc 1 se programaron los registros Magrange 11 y Ulsel.

33

Perforación de pozos direccionales de alivio para el Pozo lxtoc 1 .
Perforación de pozos direccionales
de alivio para el Pozo lxtoc 1 .

"

Perforación de pozos direccionales de alivio para el Pozo lxtoc 1

,

-

J 'l

'HG. Ut- 1

X = 583065.69

y = 2146776.82

1

-

A

'HG. Ut- 1 X = 583065.69 y = 2146776.82 1 - A X • 592156.00 y

X • 592156.00

y = 21'6054.00

111 POSICION V RUM80 EN LA SUPERFICIE CON RESPECTO

A IXTOC 1 EN LA SUPERFICIE .

121 POSICION Y RUMBO EN EL FONDO CON RESPECTO A LA SUPERFICIE OEL cor.RESPONDIENTE POZO DE ALIVIO.

CORTE DEL CONO DE 114CERTIDUMBRE EN EL FONDO DEL POZO IXTOC 1

X • 583773.11

y

214'033.2

 

111

847.37 m. S88º 35' 36" E

 
 

(21

832.2

m.

S 87 11 43' 17" W

Posiciones en ta Superficie y en el Fondo de tos Pozos l xtoc 1- A y 1- B con respecto a lxt oc 1

36

'

t

o FIG. 111-2 200 <( (,) 400 ~ a: w > 600 o <( o
o
FIG. 111-2
200
<(
(,)
400
~
a:
w
>
600
o
<(
o
o
800
z
:'.)
(1)
u.
o
1000
(2)
tt:
o
(3)
(4)
TRAYECTORIA ORIGINAL
PRIMERA CORRECCION
SEGUNDA CORRECCION
TERCERA Y DEFINITIVACORRECCION
1200
1400
1600
~
~
1800
"
'
2000
'
TRAYECTORIAS
'
VERTICALES
'
2200
' ' 12), '
2400
~
2600
1 ·~
,, \
1
\.'
2800
1
1•
\1 31
3000
1!
3200
11(4)
! /
CONO DE
3400
INCERTIDUMBRE
DEL POZ O
I XTOC 1
j
11
J
~
3600
L_j
3800
4000
4200

o

200

400

600

800

1000 .

DESPLAZAMIENTO HORIZONTAL

TRAYECTORIA EN EL PLANO VERTICAL DEL POZO IXTOC 1-A

e(

(

)

¡:::

a:

w

>

e

e(

e

e

z

::>

u.

o

a:

Q.

o

400

800

1200

1600

12000

2400

2800

3200

3600

4000

FIG. 111-3

1 1 1 1 1 1
1
1
1
1
1
1

,--,

L.

_J

1

1

1

1

1

1

1 CONO DE
1 INCERTIDUMBRE DEL POZO 1XTOC-1

o

200

400

600

800

1000

DESPLAZAMIENTO HORIZONTAL

TRAYECTORIA EN El PLANO VERTICAL DEL POZO IX·TOC 1-8

·~

El funcionamiento del registro Magrange II (magnetic range) está basado en la medi- ción de las perturbaciones magnéticas originadas por la presencia de materiales ferrosos tales como tuberías de revestimiento o de perforación. Consta esencialmente de dos pares de sen- sores magnéticos colocados en un instrumento de fondo, que se hace descender al pozo de alivio por medio de un cable hasta el fondo del agujero. La medición se realiza de abajo hacia arriba en agujero descubierto, repitiéndose varias veces para asegurar confiabilidad en

la información obtenida. De los cuatro sensores magnéticos, dos de ellos, colocados axial-

mente al pozo de alivio, determinan la distancia a la que se encuentra el pozo fuera de con- trol, y los otros dos, colocados radialmente al eje del mismo pozo de alivio, determinan el

rumbo. Las intensidades magnéticas obtenidas se envían a la superficie por medio del cable, donde son procesadas por una computadora, que elabora una gráfica de profundidad contra intensidad de campo magnético. Del análisis de estas gráficas se obtienen el rumbo y

la distancia. El alcance de este dispositivo es de unos 33 m ( 100 pies) con una exactitud de

más o menos 5%.

El funcionamiento del registro Ulsel (ultralong spaced electrodelog) se basa en el prin- cipio de que la tubería de revestimento del pozo fuera de control, afecta la resistividad obtenida con una sonda de registro de resistividades, siempre y cuando la distancia entre pozos, a una cierta profundidad , sea menor que una distancia crítica de 50 a 70 pies. Esta sonda es similar a la que se emplea en forma convencional en la toma de registros eléctricos, sólo que el espaciamiento entre electrodos es mucho mayor, con el fin de investigar con mayor alcance la resistividad de un intervalo determinado. De esta forma, cualquier anoma- lía conductiva o resistiva dentro de esta distancia crítica, ocasionará una respuesta anormal en la resistividad medida. En consecuencia, cualquier tipo de tubería dará lugar a un valor de resistividad medido, menor que el esperado. Para reconocer el efecto que la tubería del pozo objetivo tendría en el registro Ulsel, éste se compara con un registro teórico obtenido a partir de un modelo en el que no se tiene el efecto de la tubería . Este modelo se obtiene a partir de un registro de resistividad convencional tomado en el pozo de alivio o en un pozo vecino. Para estimar la distancia entre el pozo de alivio y el pozo objetivo se emplea el cociente entre las resistividades obtenidas con el registro Ulsel teórico (a partir del modelo)

y el Ulsel real. Esta comparación se efectúa con unas gráficas de interpretación elaboradas en una computadora para cada pozo en particular.

Para controlar las trayectorias de los pozos direccionales, Petróleos Mexicanos contra- tó los servicios de la Compañía Eastman Whipstock, especialista en las técnicas de pozos direccionales.

Perforación del Pozo Direccional Ixtoc lA.

La plataforma autoelevable Azteca se instaló a 736 metros al N 10º 56' 16.7" E del Pozo Ixtoc 1 (Fig. No. 111- 1) en un tirante de agua de 51 metros y con un espacio entre la

rotaría y el fondo marino de 79.5 metros , iniciándose la perforación el 12 de junio de

mesa

1979, la cual llegó a su objetivo con éxito encontrando la formación y el fondo del Pozo Ixtoc 1 el día 5 de febrero de 1980, fecha en la cual el Pozo Ixtoc lB , más adelante se

39

IXTOC lA 40 t
IXTOC lA 40 t

IXTOC lA

40

t

PLATAFORMAS AUTOELEVABLES

41

Equipo para bombear fluidos a los pozos lxtoc 1A y 1B 42
Equipo para bombear fluidos a los pozos lxtoc 1A y 1B 42
Equipo para bombear fluidos a los pozos lxtoc 1A y 1B 42

Equipo para bombear fluidos a los pozos lxtoc 1A y 1B

42

describe, ya se tenía terminado y trabajando en operación de inyección de fluídos obtu- rantes y de agua. La Fig. No. III - 4 muestra en forma esquemática las características del Pozo lxtoc 1A. La Fig. llI 7 muestra la trayectoria horizontal del pozo.

Perforación del Pozo Direccional lxtoc lB.

La plataforma autoelevable lnterocean 11 se instaló a 847 metros a1 S 88° 35' 376" E del Pozo Ixtoc 1 (Fig. No. Ill-1), en un tirante de agua de 51 metros y con un espacio entre la mesa rotaría y el fondo .marino de 79. 7 metros, su perforación comenzó el 2 de julio de 1979. Se perforó verticalmente hasta 1,550 metros. A partir de ahí se incrementó el ángulo vertical a razón de 2° por cada 30 merros, hasta alcanzar un ángulo máximo de 28° 30', manteniéndose aproximadamente este ángulo hasta 3,189 metros. Se continuó perforando el pozo direccional hasta 3,695 metros (PM) y a partir de los 3,290 metros, se empezó a disminuir el ángulo en razón de 1.5° por cada 30 metros, efectuando un registro Magrange

en el intervalo 3,672-3 ,189 metros (PM)

7". Se continuó perforando con barrena de 6" hasta 3 ,809 metros, que fue la profundidad total medida, siendo la profundidad vertical verdadera de 3 ,626 metros. El fondo del pozo se encontró a 832.2 metros al S 87° 43' 17" W de su punto de origen en el fondo marino, habiendo indicado la interpretación del registro Magrange que el fondo del Pozo Ixtoc 1 y los cálculos de la perforación direccional quedó a 14.09 metros al N 68° 20' 58" E del fondo del Pozo Ixtoc 1B (Fig. No. III-5). Este pozo llegó a su objetivo el 20 de noviembre de 1979, y se inició la inyección de fluí dos a la formación productora a través de él, ese mismo día.

e introduciendo a continuación una T.R. corta de

La Fig. No. Ill-9 muestra las tuberías cementadas y la columna geológica del Pozo Ixtoc lB y las Figs. Nos. lll - 3 y 111-6, su trayectoria en el plano vertical , mientras que la Fig. No. Ill-10 ilustra la trayectoria del pozo en el plano horizontal.

Instalaciones y Equipo de Apoyo Usados para Inyectar Fluídos desde los Pozos Direccionales lxtoc lA y lB.

Mientras se perforaban los pozos direccionales, se hicieron los preparativos para alma- cenar y bombear los fluí dos que se estimó se requerían para controlar el Pozo lxtoc l.

Azteca se ancló una

boya para que los barcos con bombas se conectaran a ella. De esta manera las embarcacio- nes no tenían porqué acercarse a la plataforma autoelevable , situación que se antojaba peli-

sa, especialmente con malas condiciones meteorológicas. De cada boya se tendieron 2 man

10,000 y éstas se conectaron al conjunto de preventores por

gueras

medio de tubos verticales que se engramparon al tubo conductor de 30". La Fig. No . IIl - 11 muestra un esquema de la instalación.

Cerc a de cada una de las plataformas autoelevables Interoce an 11 y

Coflexip de 4 " -serie

Para bombear fluí dos por el Pozo Ixtoc 1B se asignaron embarcaciones capaces de

43

~

~

U.I

e

<

Q

a:

w

>

~

(J

¡:

o::

'MOi

>

Q

<(

e

o

z

;:)

u.

o

q;

A.

o

1000

2000

3000

4000

l'tG. llt- 4

e o z ;:) u. o q; A. o 1000 2000 3000 4000 l'tG. llt- 4
e o z ;:) u. o q; A. o 1000 2000 3000 4000 l'tG. llt- 4

:•

,

;:) u. o q; A. o 1000 2000 3000 4000 l'tG. llt- 4 :• , ••

••

1

~

o 1000 2000 3000 4000 l'tG. llt- 4 :• , •• 1 • ~ ' MESA

'

MESA ROTARIA 79.5 m $ . F',M.

,:.0

T.R, 30

00 MARINO

CIMA CtMe.NTO 10?m ,

Cll\IA C""Ml!NTO 2'l$l m.

A 168.6 M

AGUJERO 36'" Cla.YI CEMENTO 310 m ,

T. R. 20" A 6$2.8 m.

AGUJ!R02e'º

MIO SUI'.

540m.

C04'LE J ~t rn.

CIMA CEME NT O 1000 m

: . : ~
:
.
:
~

A<lUJERO 17 112''

~:

·-

,.

'. .

•,

·'
·'

·-

·.·

·.

.,

l'AOl'~OIO.AC> TOTA~ l6l$ m .

T ,f\ , 13 318 " A 14S3 m . 4P,M. 1468.ltl

MIO. MEO. -

20:2$ m,

MIO, INI'. -

OL.I Cl . SUl>. -

OLIO

ME O. -

2800 M.

308$ "' ·

3 l70 m.

- OLIO ME O. - 2800 M. 308$ "' · 3 l70 m. 80CA f A,

80CA

f A,

U Nli R 7~ A3 148

5

M . iP , M :tla''-" l

$1

eo. $UP. - ma rn. 1!0, ME'O. - 3270 M.

liO. INF. -

3350t11.

PA~l!O. SUi'. - J510m. 8AEQIAS - 3620 m.

9

m- A ;n ,46 m. IP.i.l ~37

AGUJERO 12 1/ 4"

m . 9 m- A ;n ,46 m. IP.i.l ~37 AGUJERO 12 1/ 4" TU8E RIAS

TU8E RIAS CEMU'1TADA& Y COl UMNA <1E.Ol

OGtCA DEL POZO tXfOC 1-A

~ "" 10 9 1 i METROS o • 7 6 5 4 3 2

~ ""

10

9

1

i

METROS

o

• 7 6 5 4 3 2 1 1 ' 1 1 1 t 1
7
6
5
4
3
2
1
1
'
1
1
1
t
1
1
POSICION DE
IXTOC 1-A
A3626 m. DE
PROFUNDIDAD VERTICAL
LOCALIZACION
DEL IXTOC 1
DESDE EL POZO 1-8
2
(COORDENADAS
DE FONDOI
COORDENADAS
X =582 961.18
X =682 961 .59
111
-~
\
y = 2145 984.32
y
= 2 145 982.82
"' \!$\º
13
~'"" \1 ~
~'"'·
\ta
LOCALIZACION
DEL IXTOC 1
DESDE EL POZO 1-A
+
••
(COORDENADAS
DE FONDO\
X =682 949.69
y =2145 987.82
5
POSICION DE
IXTOC 1-8
A 3620 m. DE
PROFUNDIDAD VERTICAL
COORDENADAS
6
X
= 582 964.19
y
= 2145 989.52
7
8

Fig. 111- 5 Posiciones de Fondo de lxtoc 1-A y 1-B

31:

m

-4

21

2

FIG. 111-6

IXTOC 1-B

IXTOC 1

IXTOC 1-A

o

400

800

1200

1600

2000

2400

2800

3200

3600

4000

, I I / / / / / / / / / / / 832.
,
I
I
/
/
/
/
/
/
/
/
/
/
/
832. 16 m.
778.03 m.

200

400

-

600

800

700

500

300

100

o

TRAYECTORIAS EN EL PLANO VERTICAL DE LOS POZOS IXTOC 1, IXTOC 1-A E IXTOC 1-B

m. 200 400 - 600 800 700 500 300 100 o TRAYECTORIAS EN EL PLANO VERTICAL

FIG. 111-7

METROS

200

100

o

w

FIG. 111-7 METROS 200 100 o w (1) (2) (3) (4) TRAYECTORIA ORIGINAL PRIMERACORRECCION SEGUNDA CORRECCION

(1)

(2)

(3)

(4)

TRAYECTORIA ORIGINAL PRIMERACORRECCION SEGUNDA CORRECCION

TERCERA Y DEFINITIVA CORREC·r/

CION / I I I I I I' 1 1 1 2 1 1 1
CION
/
I
I
I
I
I
I'
1
1
1
2
1
1
1
1
1
1
I
I
4
/.,
;
VENTANA
.,:/;
i'~
-'\.11
3
• ••
1

s

100

200

300

400

500

600

700

800

900

s::

m

-1

:XI

o

(/)

l!3

a:

w

~

762

764

766

768

770

772

774

776

778

780

782

784

786

788

790

792

794

796

798

800

802

127

125

123

121

119

FIG. 111-8

117

115

113

111

109

107

105

103

METROS

101

99

• / . / . I . I
/
.
/
.
I
.
I

POSICION DE FONDO

1- A

I 1-B . I '\ IXTOC 1 DESDE \ . EL 1-A A 3390 m.
I
1-B
.
I
'\
IXTOC 1 DESDE
\ .
EL 1-A A 3390 m. PV

1-B

POSICION

DE FONDO

J / / ,, / / 1 . / l . / \ / .
J
/
/
,,
/
/
1
.
/
l
.
/
\
/
.
.
I
\
I
\
.
\
.
'
1
N
\
\
.
I
\
I
.
\ ,_,,,,·
/
s

DETALLE DE LA VENTANA DE LA FIG. 111-7

\ / . . I \ I \ . \ . ' 1 N \ \

-

~

s

<

a::

UI

e

~

a:

w

>

.J

~

t:

w

>

~ o

z

::;:,.

u.

o

a:

a.

o

1000

2000

3000

.J ~ t: w > ~ o z ::;:,. u. o a: a. o 1000 2000

fl.G. Ul- 9

~ o z ::;:,. u. o a: a. o 1000 2000 3000 fl.G. Ul- 9 ·,'·

·,'·

z ::;:,. u. o a: a. o 1000 2000 3000 fl.G. Ul- 9 ·,'· ::;;J :·:

::;;J:·:

·::·.

:; :

:·:·

T .fl , 31>

A

158 m.

AGUJERO Jtl

T.R , 20'' A fi.46

6

r'l'I•

,

··:

••

:"•'

-·

• •

.r.(lUJERO 25-

-· :~; ·-· ·-· ··. l'.A. 13 318" A 1454 "'· AG\JJE RO 18 1/2"
:~;
·-· ·-·
··.
l'.A. 13 318" A 1454 "'·
AG\JJE RO 18 1/2"
Pl'IOFUNOIOAO TOTA
3695.26 m.

MESA ROT AA IA 19.S "I. $ f' ,M,

·FONOO

AA U~O

C lMA CEMENTO 190 rn.

C1MA CEMENTO 245 ' '"

MIO. SUP, S40i'i1.

COl'LE Hl'CI m.

C IMA ESTIJ.'IAO.r.

DE CE.M~TO 1114 m.

MIO. MEO. - 2025 M.

MIO l~F.-

2800 .rn.

BOCA L IN EA '1" A 2M 3 m .IP.M.3o9S.4)

T.R. 9 ~/8 A 3Cl36 on U'.~l 3 f -89 1

AG UJ ERO 1 2 114 ~

'. AGVJéRO 8 JJ8

INER r' A 3512 m. CP

M.

~

}

OUG. SUP. - 900S m.

OLIO. "''º· - 31'0m.

EO.

&O.

Sl.JI'. -

MEO . - 3170 m.

323:5 in .

3Jl)O.m.

EO. INf', -

P A, L l!!O. SVP. - 3510 rn.

BflECHAS - 3$20.rn.

AGUJERO &-

TI.IBERIA$ CEMENTADAS V COLUMNA GiEOLOGICA OEL POZO IXl OC l- B

49

N 100 50 o w POSICION FINAL DE FONDO DEL IXTOC 1-8 50 1 100
N
100
50
o
w
POSICION FINAL
DE FONDO
DEL IXTOC 1-8
50
1
100
s
1000
900
800
700
600
500
400
300
200
100
o

TRAYECTORIA EN EL PLANO HORIZONTAL DEL POZO IXTOC 1-B

.,,

C>

1

o

900 800 700 600 500 400 300 200 100 o TRAYECTORIA EN EL PLANO HORIZONTAL DEL
900 800 700 600 500 400 300 200 100 o TRAYECTORIA EN EL PLANO HORIZONTAL DEL
900 800 700 600 500 400 300 200 100 o TRAYECTORIA EN EL PLANO HORIZONTAL DEL
900 800 700 600 500 400 300 200 100 o TRAYECTORIA EN EL PLANO HORIZONTAL DEL

FIG. 111-11

\ / LINEA PARA EL 'STANOPIPE' U DE CEMENTACION DEL EQUIPO HALLIBURTON DE 0 .5
\
/
LINEA PARA
EL 'STANOPIPE'
U DE CEMENTACION DEL
EQUIPO HALLIBURTON
DE 0 .5 Bls./min .

TEXAS DECK

CERRADO

135/a 0 ·10000

ANULAR

TU BERIA

TUBERIA

CIEGO

A TUBERIA DE PERFORACION

r-

50 '"" · LECHO MARINO
50
'"" ·
LECHO MARINO

BOMBA EQUIPO

( 15 Bis /min 1

MANGUERAS COFLEXIP 4" O.O.

EQUIPO HOWCO 6 HT ·400

( 25 81•./mon.)

INSTALACIONES EMPLEADAS PARA BOMBEAR FLUIDOS DESDE LOS POZOS IXTOC 1-A Y 1·8

bombear a un ritmo de 100 bls/min., y con capacidad de almacenamiento de 14,000 pies cúbicos de cemento, 14,000 barriles de lodo, 18,740 barriles de salmuera, 6,000 pies cú- bicos de gelatina WG- 8, 80,000 galones de ácido clorhídrico al 30 por ciento y 1,100 barriles de diesel.

Para bombear fluídos por el Pozo lxtoc lA, se asignaron también embarcaciones ca- paces de bombear a un ritmo de 100 bls/min, y con capacidad de almacenamiento de 14,000 pies cúbicos de cemento, 21,500 barriles de lodo, 31,500 barriles de salmuera, 5 ,430 pies cúbicos de gelatina WG-8, 13 ,000 galones de ácido clorhídrico al 30 por ciento, 1,100 barriles de diesel y 16,000 pies cúbicos de bentonita.

Inyección de Fluídos y Control Dinámico del Pozo lxtoc 1.

El 20 de noviembre de 1979 se inició la inyección de fluídos por el pozo direccional lxtoc lB, primero inyectando agua de mar con una salinidad de 25 ºloo y con un gasto total de 55 barriles por minuto. Aunque se llegó a elevar el régimen de bombeo del agua de mar hasta 100 bls/min., no fue posible sostener este gasto debido a las fuertes marejadas, típicas en el Golfo de Campeche entre los meses de noviembre a febrero. Pronto se puso en evidencia que los líquidos inyectados fluían sólo en parte hacia el pozo descontrolado; sin embargo, su efecto se notó rápidamente, ya que la reducción de los hidrocarburos que sa- lían a la superficie del mar fue considerable. El 23 de noviembre, las muestras tomadas del Pozo Ixtoc 1 promediaron 33 por ciento de aceite y 66 por ciento de agua con salini- dad de 42 O/oo.

Como el Pozo Ixtoc 1B había penetrado al yacimiento productor hasta la zona de gran porosidad en donde había gran pérdida de los fluídos de control, se decidió inyectar primero gelatina para reducir la permeabilidad hacia donde no se deseaba inyectar, y después ácido clorhídrico para abrir nuevos canales hacia el pozo descontrolado. Esto se hizo periódica- mente , pero con poca fortuna, de tal modo que se puede afirmar que la inyección de fluí - dos por este pozo no pudo controlar al Pozo lxtoc 1, aunque sí logró disminuir notable- mente el derrame de petróleo en el mar.

Ya se ha mencionado que el Pozo Ixtoc lA llegó a la cima del yacimiento productor, el 5 de febrero de 1980, sin haber penetrado a la zona de gran pérdida de la formación , pero certificándose que había comunicación con el lxtoc 1.

El día 6 de febrero se intentó matar al pozo descontrolado , inyectando simultáneamen- te por los pozos lA y lB , lodo bentonítico con densidades de 1.23, 1.15 y 1.80 g/cm 3 , y salmuera de 1.23 g/cm3, sin haberse obtenido el éxito. En febrero 16 se realizó un segun- do intento, inyectando simultáneamente por los pozos lA y lB, lodo bentonítico en forma sucesiva, con densidades de 1.20, 1.25, 1.30 y 1.70 g/ cm3 también con resultados negativos.

Los días lo, 14, 15 y 16 de marzo se inyectaron : salmuera de 1.19 g/ cm 3 y lodo bento- nítico de 1.20 , 1.21 y 1.25 g/cm 3 con éxito parcial ; durante esos días se supo que la batalla

52

se estaba ganando, porque para el primero de marzo el pozo fluía sólo 5 por ciento de aceite con 95 por ciento de agua, con salinidad de 45 °100, el 10 de marzo, el pozo descontrolado ya solamente fluía con 3.5 por ciento de aceite.

El 9 de marzo se extinguió la flama por falta de combustible y para el 17 de marzo ya

no había manifestaciones de flujo en la superficie del mar. El Pozo Ixtoc 1 estaba controla-

do dinámicamente.

Operaciones Finales de Taponamiento.

El 20 de marzo se colocó y ancló la barcaza perforadora Río Pánuco, propiedad de Petróleos Mexicanos, sobre el conjunto de preventores del Pozo lxtoc 1, cuyo flujo ya era nulo, gracias a que el empuje del yacimiento se contrarrestaba mediante el bombeo de agua de mar desde los Pozos Ixtoc lA y lB .

Se intentó meter por la boca del Pozo lxtoc 1 una sarta de tubería de perforación de 3 1/2" y después tubería de perforación de 2 7/8", pero no logró pasar de los 59.75 metros. Por lo tanto se decidió recuperar el conjunto de preventores. Se retiró el "Río Pánuco" y se conectó una manguera al conector hidráulico Regan (Fig. No. 1-2, parte No. 15), operán- dose para abrirlo. Con el barco-grúa Sarita se tensionó el conjunto de preventores con 75 toneladas, recuperándolo (Fig. 111-12). Ya en la superficie se vio que el conector hidráulico Regan no había abierto, y que también se había recuperado los cabezales de 13 3/8" y 20". Se observó que la tubería de revestimiento de 9 518 pulgadas se había desprendido de su colgador, y que las de 13 3/8" y de 20" se habían degollado en la base de sus respectivos cabezales (Fig. No. IIl- 3).

El día 23 de marzo de 1980, la barcaza perforadora "Río Pánuco" se instaló nueva- mente sobre la boca del Pozo Ixtoc 1 e introdujo sin obstáculo alguno, una sarta de tubería de perforación de 3 1/2" hasta 2,705 metros de profundidad; en estas circunstancias se in- yectó el primer tapón de obturamiento constituído por 50 barriles de lechada diesel-cemen- to con densidad de 1.40 g/cm3. A continuación se inyectó a 2,591 metros un segundo tapón con 40 barriles de lechada de cemento con densidad de 1.80 g/cm3. Se colocó un tercer tapón a 2,332 metros con 120 barriles de lechada de cemento de fraguado acelerado, con densidad de 1.80 g/cm3 y después de esperar el tiempo de fraguado se hizo una prueba de solidez, tocando con barrena de 6 1/2 pulgadas la cima de este tapón a 2,048 metros y apoyando además una carga de 10 toneladas, con resultados satisfactorios.

A 2 ,048 metros se colocó un cuarto tapón con 500 sacos de cemento y densidad de la

lechada de 1.90 g/cm 3 . Con tubería franca se colocó a 1,304 metros un quinto tapón con 500 sacos de cemento, con una densidad de la lechada de 1.90 g/cm3. Un sexto y último

tapón se puso a 59 3 metros de profundidad con 500 sacos de cemento, con densidad de la lechada de 1.90 glcm 3 ; hasta que el pozo quedó totalmente lleno de cemento, lo que se verificó por la aparición de cemento en el fondo marino.

S3

FIG. 111-12 Conjunto de preventores recupera- do del Pozo lxtoc 1. (Obsérvese que el conjunto
FIG. 111-12
Conjunto de preventores recupera-
do del Pozo lxtoc 1. (Obsérvese que
el conjunto de preventores está
doblado).
A) Conexión usada para bombear
esferas, teniendo los arietes
cerrados.
B) Conexión usada para intentar
matar el pozo y para inyectar
esferas, teniendo los arietes de
corte abiertos.

54

I \"' •' . I J ' ,, \ \ ••• -
I
\"' •' .
I
J
'
,,
\
\
•••
-

Fig. 111-13

Vista interior de los cabezales 20" y 13" 3/8

SS

El Pozo Ixtoc 1 fue oficialmente declarado taponado a las 8: 30 horas del día 25 de marzo de 1980.

El Pozo Ixtoc lA suspendió el bombeo el 25 de marzo, habiendo inyectado 2,446,833

barriles de fluídos. Des~ués de desplazar hacia el fondo un tapón de díesel-bentonita, se colocó un tapón a 3,412 metros, con 11 toneladas de cemento tixotrópico(dens.1.85g/cm3). quedando ubicada la cima del mismo a 3,126 metros y probada con 15 toneladas de peso y

140 kg/cm 2 de presión.

Se colocaron además cinco tapones con 25 toneladas de cemento tipo "H" cada uno a: 3,123, 2,556, 1,990, 1,424 y 858 metros de profundidad.

Finalmente, después de recuperar sus tuberías se le colocó un tapón de 6.25 toneladas de cemento hasta que el cemento salió al fondo marino. El Pozo lxtoc lA se reportó tapona- do el 5 de abril de 1980.

El Pozo lxtoc 1B suspendió el bombeo el 26 de marzo y después de haber inyectado al yacimiento productor 6,901,280 barriles de fluídos se taponó y recuperó sus tuberías al igual que el Ixtoc lA, reportándose taponado el día 6 de abril de 1980.

y recuperó sus tuberías al igual que el Ixtoc lA, reportándose taponado el día 6 de

1

·~

1

S6

La operación sombrero

1

Dentro de los esfuerzos que se realizaron para la contención del derrame de aceite, se instaló un sistema recolector fijo consistente en un embudo invertido sumergido en el mar que se localizó arriba del cabezal de válvulas del pozo descontrolado. Este sistema recolec- tor, que el público denominó como "Operación Sombrero", fue montado sobre una plata- forma similar a las de perforación, pero especialmente diseñada para este propósito.

Los hidrocarburos que recuperó este sistema fueron enviados a una instalación de separación y quemado, montada sobre otra plataforma.

Geométricamente, la campana recolectora era un embudo de base octagonal de 12 metros de distancia entre caras opuestas, por 6 metros de altura y con un peso de 365 toneladas, incluyendo el brazo de soporte.

Con este dispositivo se esperaba recuperar hasta un 70 por ciento del flujo del pozo y su funcionamiento , que inicialmente se programó para el 15 de septiembre de 1979, fue po- sible hasta mediados del mes de octubre debido a fallas estructurales ocurridas durante su primer intento de instalación, ocasionadas por la acción destructiva del oleaje.

Este sistema recolector estuvo en operación durante 40 días y recuperó y quemó aceite con buenos resultados. En los primeros diez días, la cantidad de agua de mar que se levantó junto con los hidrocarburos fue muy alta y al regresarse al mar retornaba parte del aceite recogido; sin embargo, mediante ajustes operativos y el uso de desemulsionantes pudo lle- garse a trabajar satisfactoriamente.

Hacia fines de noviembre, la campana recolectora tuvo que ser retirada del servicio para hacerle una serie de reparaciones a graves daños estructurales que le ocasionaron las fuerzas destructivas del mar. Cuando nuevamente estuvo reparada, a principios de febrero, ya no se consideró necesaria su reutilización porque el flujo del pozo ya se había reducido muy considerablemente gracias a los efectos de los trabajos de obturación y control reali- zados desde dos pozos de alivio que se decidió perforar desde el inicio del accidente.

La Fig. IV-1 muestra un diagrama general del sistema de la "Operación Sombrero". En su descripción se consideran dos partes fundamentales:

a) Plataformas para la sustentación del equipo.

b) Equipo para la recolección y manejo de los fluídos.

S9

DIAGRAMA GENERAL DEL SISTEMA PARA LA RECUPERACION DE ACEITE DEL POZO IXTOC t 1. CAMPANA
DIAGRAMA GENERAL DEL SISTEMA PARA LA RECUPERACION DE ACEITE DEL POZO IXTOC t 1. CAMPANA

DIAGRAMA GENERAL DEL SISTEMA PARA LA RECUPERACION DE ACEITE DEL POZO IXTOC t

1. CAMPANA RECOLECTORA 2, DESCARGA AL MAR

3. LINEAS RECOLECTORAS DE 24" Y 30"

4. SEPARADOR CICLONICO, GAS LIQUIDO 5 . TANQUE OESHIDRATADOR 6 . LINEA DE CONDUCCION 7.PUENTE
4. SEPARADOR CICLONICO, GAS LIQUIDO
5 . TANQUE OESHIDRATADOR
6 . LINEA DE CONDUCCION
7.PUENTE
8.HELIPUERTO
9
.
SEPARADOR HORIZONTAL AGUA · ACEITE
/
4
10. TANQUE OE BALANCE
11.
QUEMADORES
1< j"
17[wuzsJQ/s;;zsjsAA "7\ {\ D
{\ lV\Vsif<¡'
·7
-
~
~-- ~-
,
4
/1
PL ATAFORMA DE 8 COLUMNAS
O DE QUEMADOR
PL ATAFORMA DE 4 COLU MNAS
ff POZO DESCONTROLADO
.,
O
DE SEPA RAC ION

FIG. IV-1

'CY

8 COLUMNAS O DE QUEMADOR PL ATAFORMA DE 4 COLU MNAS ff POZO DESCONTROLADO ., O

V-.

Plataformas para la Sustentación del Equipo:

El sistema de sustentación quedó integrado por dos plataformas fabricadas con seccio- nes tubulares de acero y soportadas, una por cuatro columnas y otra por ocho, ambas cimen- tadas con pilotes hincados a 70 metros de profundidad. La plataforma de cuatro columnas denominada de separación, tenía una cubierta de 18 x 19 metros con un peso aproximado de 830 toneladas. La plataforma de ocho columnas, denominada de quemadores, tenía dos cubiertas; siendo la principal de 17 x 38 metros y la inferior de 16 x 40 metros, con un peso aproximado de 1,190 toneladas.

Entre las dos plataformas se instaló un puente de enlace con una longitud de 106 me- tros y un peso aproximado de 150 toneladas. Este puente sirvió de soporte para las tuberías que manejarían los fluídos recolectados y los productos químicos. Además, se instaló en uno de sus extremos un helipuerto.

Para la campana colectora se diseñó un soporte de estructura triangular de secciones tubulares fijado a la plataforma de cuatro columnas, la cual tenía bisagras para girar y posi- cionar a la campana cundo se requiriese colocarla en la dirección de la salida del flujo del pozo. En las Figs. No. IV- 2 y IV-3 se presenta un diagrama en planta de la instalación del soporte de la campana colectora, así como una fotografía de la campana al ser transportada para su instalación en la plataforma de sustentación.

Sistema para la Recolección y Manejo de los Fluídos

El equipo utilizado para la recolección y manejo de los fluídos fue principalmente la campana recolectora. En la parte superior de la campana se conectaron dos salidas, una ter- minal en una válvula de 24 pulgadas con descarga al mar, y la otra a una línea de 30 pulga- das con derivación de 24 pulgadas; estas líneas se utilizaron para conducir los fluídos reco- lectados desde la campana hasta un separador ciclónico. (Figs. No. IV-4 y IV-5).

En la plataforma de cuatro columnas o de separación, se instaló un separador cicló- nico con una altura total de 32 metros, un tanque deshidratador con capacidad de 3,600 barriles y dos bombas de contraincendio.

En la plataforma de ocho columnas o de quemadores, se instalaron: un separador hori- zontal agua- aceite, cuatro quemadores de aceite automáticos con encendido a control remoto, controles hidráulicos de las válvulas del sistema, bombas para enviar el aceite a quemadores, dos tanques de 3 50 barriles para aceite y agua, recipientes para productos químicos, equipo de protección y servicios auxiliares.

El sistema se diseñó para manejar un flujo máximo de 30,000 barriles de aceite por día, 30 millones de pies cúbicos de gas diarios y 850,000 barriles de agua y aceite por día.

61

FIG. IV-2

SUBESTRUCTURA

FIG. IV-2 SUBESTRUCTURA LOCAUZACION DEFINITIVA DEL SOPORTE Y LA CAMPANA SOPORTE OE LA CAMPANA ~ Y.

LOCAUZACION DEFINITIVA DEL SOPORTE Y LA CAMPANA

LOCAUZACION DEFINITIVA DEL SOPORTE Y LA CAMPANA SOPORTE OE LA CAMPANA ~ Y. / / I

SOPORTE OE LA CAMPANA

~ Y.

/

/

I

GIRO

H / / ~ ,.,., / -
H
/
/
~
,.,.,
/
-

POZO

DESCONTROLADO

DIAGRAMA EN PLANTA DE LA INSTALACION CEL SOPORTE DE LA CAMPANA RECOLECTORA

62

FIG. IV-3

Campana suspendida de su soporte, siendo trans- portada a su sitio de instalación .

.

63

FIG. IV-4 Parte superior de la campana, mostrando válvula y tuberías conductoras 64 ! n

FIG. IV-4

Parte superior de la campana, mostrando válvula y tuberías conductoras

64

!

n

. '

3

~

3 ~ l GAS A QUEMADOR 4 / GAS 1. CAMPANA RECOLECTORA 2 . LINEAS RECOLECTORAS
3 ~ l GAS A QUEMADOR 4 / GAS 1. CAMPANA RECOLECTORA 2 . LINEAS RECOLECTORAS
l GAS A QUEMADOR 4 / GAS
l
GAS A QUEMADOR
4
/
GAS

1. CAMPANA RECOLECTORA

2

. LINEAS RECOLECTORAS

3

. SEPARADOR CICLONICO

4

. LINEA OE DESFOGUE

5.

TANQUE DESHIORATAOOR

6.

SEPARADOR HORIZONTAL AGUA·ACEITE

7. TANQUE DE BALANCE

8 . ACEITE A QUEMADORES

5 6
5
6

7

7. TANQUE DE BALANCE 8 . ACEITE A QUEMADORES 5 6 7 AGUA AGUA AGUA -,
7. TANQUE DE BALANCE 8 . ACEITE A QUEMADORES 5 6 7 AGUA AGUA AGUA -,
7. TANQUE DE BALANCE 8 . ACEITE A QUEMADORES 5 6 7 AGUA AGUA AGUA -,

AGUA

7. TANQUE DE BALANCE 8 . ACEITE A QUEMADORES 5 6 7 AGUA AGUA AGUA -,

AGUA

AGUA

-, ::::

\~

ACEITE A

EMBARQUE

DIAGRAMA DE FLUJO DEL PROCESO PARA LA RECOLECCION Y MANEJO DE LOS FLUIDOS DEL POZO IXTOC t

FIG. IV-5

En la Fig. No. IV-5, se presenta el diagrama de flujo del proceso y una fotografía-Fíg. IV-6 para la recolección y manejo de los fluídos procedentes del Pozo Ixtoc l. Una vez re- colectados los fluídos por la campana, fluían al separador ciclónico donde se separaban los líquidos del gas. El gas fue quemado en la parte superior del separador en tanto que los lí- quidos pasaron al tanque deshidratador donde se eliminó el agua, regresándola ál mar por la parte inferior y el aceite aún emulsionado con agua continuaba al separador horizontal don- de se separaba finalmente el agua remanente del aceite; éste, era pasado a un tanque deba- lance desde donde se bombeaba hacia los quemadores.

Inicialmente se programó que los quemadores únicamente entrarían en operación, si por alguna causa el aceite no se pudiera enviar a chalanes, ya que la plataforma de ocho columnas contaba con sistemas de carga. En previsión de que los pozos de alivio no tuvieran éxito y de que el descontrol del Pozo Ixtoc 1 se prolongara por mucho tiempo, se instaló una tubería de 14 pulgadas de diámetro desde la plataforma de quemadores a las instalacio- nes de la plataforma Akal F que se encontraba a 11 kilómetros de distancia.

El diseño del sistema recolector "Sombrero" contempló desde un principio, la recu- peración de las subestructuras y de la superestructura una vez que se controlara el Pozo Ixtoc l. Actualmente, la plataforma de ocho columnas se destina al uso de plataforma de perforación, y la de cuatro columnas se tiene destinada al uso de unidad habitacional; la campana recolectora ha quedado en inventario.

Operación de Recolección del Derrame.

Con el sistema descrito , se estimaba recuperar hasta un 70 por ciento del aceite que fluyera del pozo. Al ponerse en operación el sistema, lo cual aconteció en el mes de octu bre de 1979, se presentaron problemas debido a que no había un eficiente rompimiento de la emulsión agua-aceite, lo que ocasionaba que los quemadores del aceite se apagaran en forma frecuente, situación que se logró aliviar mediante el empleo de reactivos químicos desemulsificantes. El Instituto Mexicano del Petróleo proporcionó dos desemulsificantes diferentes (RD-7 y RD-37) que se utilizaron con bastante éxito.

Esta operación significó un gran esfuerzo, ya que se tenían que concentrar hasta 780,000 bls/día de una agua aceitosa que contenía hasta 99 por ciento de agua, la cual se trataba inicialmente con 6 a 7 partes por millón (ppm) del desemulsionante. Al llegar al separador ciclónico se separaba y quemaba el gas, y los líquidos entraban al tanque deshi - dratador, donde se separaban 680,000 barriles de agua con sólo 300 ppm de aceite y la cual se trataba con 15 ppm de dispersantes, para ser retornada al mar.

por día ,

los cuales contenían 7 6 por ciento de agua . Esta emulsión se trataba de 15 ppm de otro de- semulsificante y así llegaba al separador, donde se drenaba al mar alrededor de 15 ,000 barri- les de agua por día, quedando 5,000 barriles diarios de una emulsión con 3 a 1O por ciento de agua, que se quemaron.

El aceite emulsionado separado representaba un volumen de 20 ,000 barriles

66

FIG. IV-6

Sistema para la recolección y manejo de los fluidos del Pozo lxtoc 1.

67

FIG. IV-6A 68

FIG. IV-6A

68

El derramé

De acuerdo con la cifra estimada por Pemex durante el período de 281 días, compren- dido del 3 junio de 1979 al 9 de marzo de 1980, en que el Pozo Ixtoc 1 estuvo fuera de control, fluyeron 3.100,000 barriles de petróleo, de los cuales, después de descontar los hidrocarburos quemados, los evaporados y los recolectados, se estima que quedaron a la deriva 1.023,000.

El flujo del pozo no fue uniforme todo el tiempo del derrame, sino que tuvo un máxi- mo durante los primeros días correspondientes a los meses de junio y julio de 1979, y a medida que fueron progresando los trabajos, primero de obturación y luego de tapona- miento del pozo, fue decreciendo en forma progresiva.

Aunque se hicieron diferentes mediciones del derrame, debido a la dificultades que llevan implícitas las labores en la mar , la proporción exacta del petróleo que quedó a la deriva sólo se pudo cuantificar en forma aproximada. Estas estimaciones se calcularon tomando como referencia la composición original del crudo, su relación agua- aceite y la composición de los hidrocarburos que se pudieron re coger emulsionados con agua, en la vecindad del pozo y a diferentes distancias en su desplazamiento sobre la superficie del mar. Así, se establecieron los siguientes destinos de los hidrocarburos:

 

%

BARRILES_

Hidrocarburos quemados dos

y

evapora-

58,1

1.802,000

Hidrocarburos recuperados de la super- perficie del mar

3 .4

105,000

H idrocarburos recuperados por el som- brero

5.5

170,000

H idrocarburos que quedaron a la de. riva

33.0

1.023,000

 

Total:

100.0

3.100,000

Las cifras anteriores representan los estimados globales del destino del petróleo y no el promedio real de un d ía en parti cular. El destino diario fue bastante variable porque no sólo

71

estuvo afectado por el flujo del pozo y por las condiciones climatológicas, sino también por

la disponibilidad de nuevos recursos corno el sistema de recolección del " sombrero".

En cuanto a los volúmenes periódicos de producción del pozo según el avance de los trabajos, desde el 3 de jtmio de 1979 hasta el 23 de marzo de 1980, se estimaron por Petró- leos Mexicanos de la manera siguiente :

PERIODO

BAAAILES/DIA

ACUMULATIVO

BLS/DIA

Año 1979:

Junio 3 - Julio 13

30,000

1.230,000

Julio 14 -

Agosto 14

20,000

1.870,000

Agosto 15 - Noviembre 27

Año 1980:

Noviembre 26 D iciembre 31

10,000

2 ,000

2.910,000

2.980 ,000

Enero 1o. - Marzo 23

1,440

3.100,000

pozo todavía no estaba tapona -

do, ya no se considera derrame de aceite, porque la presencia de hidrocarburos en la super-

ficie del mar era mínima. El volumen de hidrocarburos que quedó libre en la mar represen - tó un promedio de 3,641 barriles por día.

A partir del día lo. de marzo de 1980, aún cuando el

El petróleo crudo, al con tacto con el agua de mar produce emulsiones estables que alteran

radicalmente sus propiedades originales. Las variaciones más importantes son en la densidad

y en la viscosidad. La densidad del crudo Ixtoc virgen, que pudo determinarse en 0.879 gra- mos por centímetro cúbico, subió a valores cercanos a la unidad, ya que en las emulsiones fluctuaron de 0.987 a 0 .997 g/cm 3 . La viscosidad, que en el crudo original es de 92 segun- dos Saybolt Universal a 25°C, en la emulsión subió a cerca de 2,000 segundos Saybolt Furo] a la temperatura de 25°C.

El petróleo del Pozo lxtoc 1 que quedó a la deriva (Fig. No. V - 1) correspondía a un aceite

privado de las fracciones ligeras de hidrocarburos, prácticamente de toda la gasolina y la kerosina, y buena parte del diese!, debido a que pasó primero por un contacto turbulento con agua de mar y después sufrió un calentamiento y exposición al fuego en el borbollón, el cual inicialmente tuvo 50 metros de diámetro y que fue decreciendo hasta un mínimo de 15 a 20 metros. Esto se pone de manifiesto en los análisis que más adelante se muestran.

72

FIG. V-1

Petróleo a la deriva sobre la superficie del mar

1

Fig. V-1 (continuación)

74

\

1

Parte del perróleo que quedó expuesto en la superficie del mar se dispersó en forma arti- ficial mediante el uso de sustancias químicas biodegradables y no tóxicas, finamente ato- mizadas desde aviones y barcos especiales provistos de toberas de aspersión. Otra mayor proporción del aceite se dispersó por las acciones de la propia naturaleza tales como el efecto de los vientos y del oleaje.

El aceite disperso estuvo sujeto a procesos de degradación acelerada. Una parte del petróleo se evaporó, otra se oxidó química o fotoquímicamente y, finalmente una gran pro- porción fue metabolizada por microorganismos existentes en el fitoplancton.

El aceite que no se dispersó, se desplazó sobre la superficie del mar siguiendo la resul- tante de los vectores corriente marina superficial y dirección de los vientos , formando ban- das y listones de longitudes y anchos variables y de formas caprichosas.

En los primeros días del derrame, las manchas llegaron a tener longitudes máximas de 15 kilómetros con ancho de hasta 2 kilómetros. A medida que se integró el frente de con- tención y de recuperación del aceite y que pudo reducirse el flujo del pozo descontrolado, el tamaño de las manchas se redujo, aunque su avance hacia las costas progresaba a lo largo de un corredor bien definido por las corrientes. Se pudo demostrar que las manchas no avan- zaban como una masa compacta y contínua, sino como una sucesión de listones que, desde las observaciones aéreas a veces daban el aspecto de una telaraña.

En un mar tropical como es la Sonda de Campeche y la parte del Golfo de México, en donde ocurrió el derrame, con temperatura de aguas del orden de 25°C , con alto nivel de radiación solar y con alta actividad biológica, el petróleo es un material de rápida rrans- formación cuando se encuentra a la deriva.

Las manchas sobre la superficie del mar, cuyo desplazamiento se vigilaba día tras día, se vieron decrecer en su masa dejando cantidades importantes de iridiscencias, sobre todo durante los primeros días de su intemperización.

Después de varios días de intemperismo, los hidrocarburos residuales consistían fun - damentalmente de asfaltos que formaban fragmentos más o menos esféricos (tar- balls) Fig . No. V-2 y algunos llegaron hasta las costas de Tabasco, Veracruz y Tamaulipas. Al llegar a la zona de contramareas, dichas bolas asfálticas se mezclaban con materiales sóli- dos de mayor densidad tales como arena o fragmentos de concha, con lo cual se precipita- ban al fondo y en algunas hondonadas de las playas llegaron a formar tapetes asfálticos (tar-mats) que proseguían lentamente su biodegradación, o bien eran arrojados a la playa en forma de plastas lenticulares, normalmente pequeñas. Algunas grandes, llegaron a tener diámetros de 20 centímetros y espesores de 1 a 2 centímetros, como la que se muestra en la fotografía.

Se llegaron a recoger varias opiniones de oceanógrafos en el sentido de que el petróleo emulsionado alcanzaba densidades un poco superiores a la del agua y podía avanzar en forma de estratos extensos y en forma sub- superficial. La experiencia reveló que esta

7S

FIG. V-2

Bolas asfálticas mezcladas con materiales sólidos.

~

.

-

.

!

e '•

•.

'· '~. - -!' ·.
'~.
-
-!'
·.

16

opm10n estaba equivocada, porque nunca se pudieron encontrar, en mar abierto, tales formaciones. Algunos buzos que estuvieron tratando de encontrar dichas formaciones sólo pudieron reportar cerca de las playas acumulaciones de bolas asfálticas a medias aguas, pero ya se explicó que en las contramareas había un incremento de su densidad por la adherencia de materiales sólidos.

Otro de los planteamientos que quedaron en evidencia durante el derrame, es el relativo a que el petróleo sobre la superficie del mar puede formar capas continuas de gran extensión, capaces de impedir el contacto de la superficie del agua con el aire y servir de medio reflec- tor de la luz que alteraría profundamente el contenido de oxígeno para la actividad fotosin- tética del plancton. Las investigaciones revelaron que esto era imposible debido a la acción del oleaje y que aún en las áreas cercanas al lxtoc 1, en los días de mayor intensidad del derrame, las manchas tendían a fragmentarse rápidamente formando listones y telarañas, pero con un gran porcentaje de superficie de agua de mar cubierta sólo por una delgada capa de hidrocar- buros de unas cuantas micras de espesor que permitía el contacto con la atmósfera y el paso de la luz solar.

Mediante vigilancia aérea para conocer día a día la magnitud del derrame, se pudo de- terminar que en el peor momento del accidente, durante el mes de junio y mediados de julio, el área cubierta por las manchas de petróleo era menor de la mitad de uno por ciento de la superficie del mar afectada por el derrame, es decir del Golfo de Campeche y del área comprendida entre el Pozo Ixtoc 1 y las costas de los Estados de Tabasco y Veracruz. Afortunadamente la idea de un mar cubierto de petróleo con olas de aceite que en forma irremisible llegarían a las costas como marea negra, nunca llegó a ser más que una fantasía de algunos reporteros.

Se anexan mapas de observaciones aéreas de manchas de petróleo en diversas épocas del

derrame (Figs. No. V- 3, V-4 y V-5).

Debido a la necesidad de correlacionar cualquier posible impacto ambiental con el derrame del Pozo lxtoc 1, se hizo la caracterización del crudo virgen de dicho pozo, para lo cual se utilizaron muestras obtenidas de la cabeza del mismo. El Instituto Mexicano del Petróleo implantó una metodología de análisis que permitió conocer con todo detalle las características químicas del crudo y su cromatograma típico, lo que en lenguaje común se denomina como las huellas digitales de un aceite.

A continuación se indican los principales valores analíticos obtenidos del crudo virgen

Ixtoc 1:

11

00

00 '" y"\ \ ><. \ \ \ \ \ \ T / \ t '/
'" y"\ \ ><. \ \ \ \ \ \ T / \ t '/
'" y"\
\
><. \ \ \
\
\
\
T
/
\
t
'/ --
,
f
\
-1

NAUTLA

1

1

I~

~

/ \ t '/ -- , f \ -1 NAUTLA • 1 1 I~ ~ Radial

Radial

Aereap11erto

de Rtfe renci a

VERA CRUZ

VUELO

DE

OBSERVACION

SEMANAL

/26-:31/79

ACUMULADO

Fecho

JUL

FIG. V-3

'y"

'y"

~ \. \

,\ \-v

- "

~

!
!

\

\

~-,~,

-

< ,--'

--4

,

-

, L.-1-

'

-

,

'

\

"-.y~' 'f-_, -.:?,.'.J<l~C

"\

'

/

\

~ ERA
~
ERA

'\

\

0i
0i

A

,

l

1

1

1

1

l

11

11

1

O

50

IOOKm.

L CATEMACO

COATZACOALCOS

\

MINATITLAN

V. HERMOSA

V

::1

't;

.,

~

--------.,,

~ 'x

\. \

\ >\

\ \

t

VUELO DE ~BSERVACION

Fecha

:

AG0/29/79

1 I FIG. V-4 1 T '-1 I - ,_ ' 'y ', Y, '
1
I
FIG. V-4
1
T
'-1
I
-
,_
' 'y ', Y,
'
>< \ \ \
\ \
f
J 1
1Y,
8
-
'\.
/'\
,
""""'
~ Aereopuuto
Rodiol

de Referenc ia

~ Ru"'bo de vuelo

o 01scripc1Ón

,

1 Rumbo de lo moncllo

~ IA4 ' IZ~ V. HERMOSA
~
IA4
'
IZ~
V. HERMOSA

C. del CARMEN l

O

01scripc1Ón , 1 Rumbo de lo moncllo ~ IA4 ' IZ~ V. HERMOSA C. del CARMEN

1 1 11

l 1 11

50

1

1

IOOK111

:

: , , \ \ ) VUELO DE OBSERVACION o e T I Fe e h

,

,

\ \ ) VUELO DE OBSERVACION o e T I Fe e h a :
\ \
)
VUELO
DE
OBSERVACION
o e T I
Fe e h a
:
2_/.J
!i_
FIG. V-5
!~
'
~
.'
NAUTLA
/.,/ -·- --r--~
~
\
/
,.~
,
¡ ""
!\\.
~
1
'
,,~
/~
-
1-
,,,
'
• 'v"" .
VE~RUZ '
'
'
"
,
/
~
/
'
'
-
-
~
!•
/
~¿:?
C. 01 CARMEN
I
• 1
1
1
PARAISO
1
1
1
1
.- -, --, --.----.----.
1
1
o
50
IOOKm
MINATITLAN
V . HERMOSA
~
~

""4

Propiedades Físicas:

Peso específico a 20°/4°C

ºA.P.1.

0.8791

28.9

Viscosidad Segundos Saybolt Universal a 15.6°C.

129

Punto de escurrimiento, °C

-12

Poder Calorífico Bruto, BTU/lb 16,179

Cenizas, % peso

0.1

Destilación Hempel, °C Te,!.Tlperatura Inicial Ebullición

46.0

5% Vol.

114

10% Vol.

142

20% Vol.

192

30% Vol.

243

40% Vol.

288

50% Vol.

324

60% Vol.

339

Recuperado 3 Vol.

61.5

Composición Química Elemental:

Carbono, % peso

86.2

Hidrógeno,% peso

10.9

Azufre,% peso

1.7

Nitrógeno, ppm (peso)

1,222

Oxígeno, % peso

0.1

Níquel, ppm (peso)

8

Vanadio, ppm (peso)

44

Dada la complejidad de un crudo desde el punto de vista de su composición, resultaría casi imposible, mediante las técnicas analíticas más sofisticadas de que se dispone en la actualidad, llegar a un análisis que permitiera conocer cada uno de los hidrocarburos en forma individual ; sin embargo, en el Instituto Mexicano del Petróleo se logró desarrollar la marcha analítica aquí indicada que permitió separar a los hidrocarburos en cuatro grupos principales. Posteriormente estas fracciones se analizaron mediante técnicas diversas, tales como la cromatografía de gas y la espectrometría de masa, que permitieron conocer algunos hidrocarburos en forma individual y otros por grupos de familia, como se describe adelante .

Las cuatro fracciones antes citadas se cuantificaron con los siguientes resultados:

HIDROCARBUROS

CONCENTRACION

!º/oPESO)

Saturados

43.7

Aromáticos

31.7

Polares

21.8

Asfaltenos

2.8

81

MARCHA ANALITICA DEL CRUDO DEL POZO IXTOC 1

Porofinos