Sunteți pe pagina 1din 17

Universidad Católica de Santiago de Guayaquil

UNIDAD 2

ÉTICA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS PROFESIONES

VILLAMAR, M. APUNTES PERSONALES

INTRODUCCIÓN

PROFESIONES VILLAMAR, M. APUNTES PERSONALES INTRODUCCIÓN Diariamente se critica sobre la inmoralidad de algunos
PROFESIONES VILLAMAR, M. APUNTES PERSONALES INTRODUCCIÓN Diariamente se critica sobre la inmoralidad de algunos

Diariamente se critica sobre la inmoralidad de algunos políticos, periodistas, empresarios, maestros, médicos y otros. Esto nos puede hacer pensar que es imposible comportarse de forma éticamente correcta dentro del ejercicio profesional; que no es compatible el éxito profesional o empresarial dentro del comportamiento ético, que la vida profesional se asienta sobre la inmoralidad constante. Aunque todos sentimos la necesidad de que no sea así, contribuimos muy poco para lograr credibilidad a nivel personal o corporativo.

Si queremos una sociedad moral es imprescindible que todos, individualmente o dentro de las organizaciones, contribuyamos. Estamos a tiempo de asumir esa responsabilidad.

Nos permitimos formular una crítica constructiva a la actitud que se viene imponiendo en algunas universidades. En lugar de impartir la formación ética con la jerarquía que ella merece, Ética Profesional o está ausente del programa de estudios o sólo se ofrece como rama optativa, siendo excepcional que ella constituya un soporte de la educación sistemática del futuro profesional. Esto nos permite resaltar que la Universidad Católica sí cumple con esta responsabilidad social.

Esta unidad de estudio, como lo hemos venido sosteniendo, no pretende dar recetas elaboradas, los temas recogerán planteamientos formulados por expertos a fin de aplicarlos a nuestra realidad y, a partir de ello, reformular nuestra actitud personal para constituirnos en profesionales socialmente responsables.

83

Sistema de Educación a Distancia

MAPA CONCEPTUAL

Sistema de Educación a Distancia MAPA CONCEPTUAL ÉTICA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS PROFESIONES se inicia
ÉTICA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS PROFESIONES se inicia en la Persona Humana con Responsabilidad
ÉTICA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL EN
LAS PROFESIONES
se inicia en la
Persona
Humana
con
Responsabilidad
Social
en la
en la
Familia
Sociedad Civil
contribuirá en
El ejercicio ético de la profesión

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

El ejercicio ético de la profesión OBJETIVOS ESPECÍFICOS: Asociar los planteamientos de la ética civil a

Asociar los planteamientos de la ética civil a la ética profesional.

Justificar racionalmente las decisiones morales que se deben tomar frente a las situaciones que la vida plantea en el campo de la responsabilidad profesional.

84

Universidad Católica de Santiago de Guayaquil

DESARROLLO DEL CONTENIDO

Católica de Santiago de Guayaquil DESARROLLO DEL CONTENIDO TEMA 5 DIMENSIÓN HUMANA Y FUNCIONAL DE LAS

TEMA 5 DIMENSIÓN HUMANA Y FUNCIONAL DE LAS PROFESIONES

VILLAMAR, M. APUNTES PERSONALES

1. Introducción

Aquí no se pretende establecer definiciones cerradas al tema de ética y profesión, más bien se proponen lineamientos generales recogidos de los expertos ante la necesidad de reconocer el papel fundamental del profesional y de las diferentes profesiones.

Tampoco se establecerá qué profesión es más importante, sino más bien la importancia de todas ellas en relación al desarrollo de nuestra sociedad, ya que todas ellas de una u otra forma contribuyen a la convivencia como fundamento de la vida humana.

2.

Objetivos específicos

 

Definir la importancia de la ética profesional como instrumento para una sociedad civil organizada.

Proponer aplicaciones de la ética civil a la ética profesional

3.

Desarrollo del tema

5.1

Definiciones, función e importancia de las profesiones

Al referirnos a la profesión podríamos decir que es una ocupación cuya práctica influye directamente en el bienestar humano y requiere el dominio de una parte compleja del conocimiento y habilidades especializadas, que asume una educación regular y una experiencia práctica. En este contexto, un profesional es una persona que está autorizada para practicar los conocimientos dentro de los requisitos de la ley.

No debemos olvidar que toda profesión no es sólo un modo de ganarse la vida y realizarse personalmente. Esta es sólo su dimensión individual. Las profesiones también tienen un fin social y éste consiste en servir adecuadamente en cada una de las necesidades que la sociedad debe satisfacer para posibilitar el bien común.

La formación profesional requiere de un alto grado de conocimientos que la persona adquiere para poner al servicio de la sociedad y de un interés particular que se debe reflejar en su desempeño diario.

85

Sistema de Educación a Distancia

El profesional en su diario vivir no solo confronta problemas con relación a su trabajo, sino también con las personas que lo rodean: esto hace que muchas veces cometa errores sin darse cuenta de que está pisando la línea de la moralidad.

Nuestra vida se rige por diferentes pasos que hacen de cada uno lo que será en un futuro, entiéndase, pasar por las distintas etapas de conocimientos: escuela primaria, secundaria y en último grado, la universitaria.

Hay varios aspectos que debemos tomar en cuenta al hablar de profesión:

La Formación Profesional: es lo que se va aprendiendo en los centros de estudio y durante todo el desempeño de determinada actividad que se realice en la sociedad y que va formando al profesional.

El Carácter Profesional: se adquiere en el ejercicio de la profesión y va a establecer la diferencia entre la perfección y la mediocridad.

La Vocación: son las destrezas y/o habilidades que la persona tiene hacia determinada profesión, que pueden ser innatas o adquiridas. Esto es importante, pero no determinante al momento de verlo desde el punto de vista de la ética. De cualquier modo, tener habilidades, aptitudes e intereses innatos, compatibles con nuestra profesión, siempre favorece.

Ética profesional

La ética profesional se ubica en el campo de la ética aplicada y se podría definir como una reflexión sistemática sobre las normas morales que regulan el comportamiento en la actividad profesional. A veces se la conoce como deontología de las profesiones.

Todas las actividades que tienen que ver con la productividad del ser humano son utilizadas en cada profesión para mantener el prestigio social y el poder económico, ofreciendo un trabajo o servicio que debe ser de calidad. Para garantizar dicha calidad, aparte de los conocimientos que se certifican mediante un título profesional, hay la necesidad de unas normas morales para cada actividad profesional, normas que deben ser aceptadas por todos los integrantes de la profesión y que, en algunos casos, se exigen mediante juramento. Así aparecen los denominados códigos de ética profesional en los que se propone una conciencia de responsabilidad en el cumplimiento de las tareas específicas.

En la actualidad, podríamos señalar que todas las profesiones o grupos de profesiones afines están de acuerdo con la necesidad de contar con un código de moral profesional que equivale a la ordenación sistemática de los principios o normas morales establecidos por un gremio profesional, con el objeto de orientar y controlar la conducta de sus miembros en relación con otros semejantes o con las personas a las que presta sus servicios, de esta manera se garantiza la honorabilidad de la profesión.

86

Universidad Católica de Santiago de Guayaquil

Es importante la conciencia de la responsabilidad social que tiene el profesional en el

servicio al cliente, el compromiso público de observar las normas morales para el logro

de

un ejercicio profesional ético en el que debe existir la solidaridad entre los miembros

de

la misma profesión.

Es necesario aclarar que el comportamiento ético no es un asunto exclusivo de los profesionales. Concierne, sin duda, a toda actuación humana; pero compromete con mayor énfasis a quienes han tenido el privilegio de una formación de nivel superior a costa de toda la sociedad que ha debido contribuir a ella y que espera, justificadamente, una actuación correcta de quienes han disfrutado de esa preferencia selectiva.

A primera vista pensamos que las actuaciones anti-éticas de los profesionales afectan

sólo a las víctimas que las sufren, pero no es así.

Nos permitimos señalar que actuar sin apego a las normas mínimas disminuye la honra y la autoestima de quienes las cometen; dañan notoriamente el prestigio de la respectiva profesión, cuya defensa constituye el primer objetivo de los Colegios Profesionales. Además, erosionan la confianza pública, que es el cimiento necesario para el ejercicio

de

toda profesión y, por último, también destruyen la esperanza de un correcto servicio

al

que la sociedad tiene derecho por haber contribuido a formar a esos profesionales.

La fiscalización del correcto ejercicio de las profesiones universitarias no sólo es posible, sino que constituye una necesidad imperiosa para la adecuada satisfacción de las necesidades sociales.

Si se justifican las sanciones que se imponen a la infracción de las reglas del tránsito,

aun cuando ellas no ocasionan daños a terceros, con mucho mayor razón se debe castigar las transgresiones a la ética profesional; toda vez que ellas ponen en peligro la

vida, la salud, los derechos de las personas, su seguridad moral y material, la confianza pública y valores inestimables cuya protección incumbe al Estado.

Parece imperativo frenar la corrupción que se ha venido deslizando sutilmente hasta alcanzar esferas que, hasta ayer, parecían incorruptibles; es preciso comenzar por erradicarla del estamento profesional que sirve de soporte a toda la actividad productiva.

Históricamente, desde el nacimiento de los Colegios Profesionales en la Europa medieval, el control ético se ha reservado a estos organismos, por estimarse que ellos son los más interesados en proteger el prestigio de la profesión y los más idóneos para discernir cuándo se infringen las normas éticas adoptadas por ellos mismos, así como para determinar el grado de la sanción que debe imponerse al infractor.

De esta manera, el estado delega, por ministerio de la ley, ciertas potestades administrativas a entidades o corporaciones de derecho público -como son los Colegios- atribuyéndoles las facultades de llevar el registro de los profesionales, certificar su condición, regular su organización interna así como el ejercicio de la profesión respectiva, vigilar la observancia del código de ética en dicho ejercicio y juzgar las conductas transgresoras de sus normas, pudiendo aplicar en tales casos las correspondientes sanciones.

87

Sistema de Educación a Distancia

5.2 Ética profesional en el contexto de una ética civil

Para Adela Cortina “no es posible una ética empresarial sin una ética cívica”, 26 para lo cual nos permitiremos recordar que en temas anteriores ya tomamos como referente la ética civil como propuesta de la autora. Nuestra sociedad debe fundamentar la

moralidad en unos mínimos de justicia compartidos, porque somos iguales y eso nos permite hacer uso de nuestra libertad para generar proyectos de vida que enriquezcan a

la obligación legal hecha para todos.

La autora señala que “Los valores de libertad, igualdad y solidaridad, concretados en los derechos humanos, el valor de la tolerancia activa, así como la imposibilidad de proponer a otros el propio ideal de vida si no es a través del diálogo y el testimonio, componen por el momento el caudal de la ética cívica en las sociedades con democracia liberal.” 27 . Advierte que de ninguna manera se podría interpretar que todos debemos estar obligatoriamente de acuerdo en esos valores o derechos, pero sí debemos comprometernos a defenderlos siempre y cuando no afecten a otros.

Las profesiones deben valorar y respetar a los usuarios del servicio no sólo con los mínimos comunes, sino también con los valores que resulten de las distintas actividades del ejercicio profesional.

Tomando la propuesta de la autora la “ética de la empresa tiene por valores irrenunciables la calidad en los productos y en la gestión, la honradez en el servicio, el mutuo respeto en las relaciones internas y externas a la empresa, la cooperación por la que conjuntamente aspiramos a la calidad, la solidaridad al alza, que consiste en explotar al máximo las propias capacidades de modo que el conjunto de personas pueda beneficiarse de ellas, la creatividad, la iniciativa, el espíritu de riesgo.” 28

No queremos descuidar la idea de que al referirnos a la ética profesional solo estamos definiendo valores o actitudes dentro de las empresas o en los negocios; la responsabilidad del profesional en la sociedad civil también es individual, pero ya en temas anteriores resaltamos el valor de la persona humana, y una persona con valores morales será sin duda un profesional éticamente responsable para con la sociedad en la que realiza su profesión.

La falta de credibilidad en las organizaciones o negocios se da, según expertos, por los escándalos del tipo del Watergate que aún tiene notoriedad. De alguna manera, este hecho repercute en la falta de credibilidad en las empresas u organizaciones. Está comprobado que la confianza, personal o corporativa, se ha convertido en un valor profesional de extrema necesidad.

La confianza se adquiere a costa de perseverancia, no se hace de la noche a la mañana, hay que construirlo con las acciones ejecutadas de manera constante. Si se quiere éxito

y apropiación de mercado se debe tomar decisiones con vista al futuro, el beneficio a corto plazo se detiene ahí.

26 CORTINA, ADELA.; Ética de la Empresa; Trotta S.A.,Madrid, 2003 p 42

27 Idem p 42

28 Idem p 43

88

Universidad Católica de Santiago de Guayaquil

Esto observamos que sucede con frecuencia; ya no podemos contratar un servicio o adquirir algo sin tener que preocuparnos, generalmente desconfiamos de todo y de todos. Y es más aún, no tenemos la confianza de que podemos utilizar esos servicios o ese profesional, como ya afirmamos, también repercute en el prestigio y las ganancias del profesional o negocio que no ha garantizado su credibilidad.

Cortina hace referencia a la responsabilidad moral de la empresa con la sociedad, es decir, con los consumidores, accionistas, empleados y proveedores, y es fundamental recalcar que debe ser un compromiso de todos quienes forman parte de ella, por lo que se requiere de la responsabilidad personal y que ésta se consolide con los valores morales de la organización.

Las organizaciones deben implementar una cultura corporativa considerando los valores fundamentales de la sociedad, no solo porque en ella se desarrolla gran parte de la existencia de muchas personas, sino que contribuyen a la formación personal de sus miembros y por supuesto que se proyecta en la comunidad. Recordemos que la cultura propia de la empresa permite diferenciarla frente a los competidores.

Todo ello requiere una clara concepción del papel del directivo, que se identifica con la corporación y tiene capacidad para integrar hombres que respeten y practiquen valores morales comunes.

El gerente o directivo debe recordar que una cultura empresarial, representa una ética de la empresa, da confianza en la comunidad a la que sirve y por ende es rentable.

4. Orientaciones específicas para el estudio

Realice el estudio y análisis de los contenidos relacionándolos con la realidad.

Busque otras fuentes de información que estén a su alcance y profundice las ideas señaladas en el tema.

Le sugerimos elabore un mapa conceptual o cualquier otro esquema de resumen que le permita concretar las ideas principales.

89

Sistema de Educación a Distancia

5.

ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE

 
 

AUTOEVALUACIÓN

 

A.

Responda Verdadero (V) o Falso (F) según corresponda:

1.

Profesión es el conjunto de principios que orientan la conducta humana.

(

)

2.

Vocación se refiere a las destrezas que poseemos para determinada profesión.

(

)

3.

El comportamiento ético concierne exclusivamente al profesional.

 

(

)

4.

El control ético debe estar reservado solo al Colegio de Profesionales.

(

)

5.

La moral autónoma también fundamenta las obligaciones profesionales.

(

)

6.

La Ética civil no tiene relación con la Ética Profesional.

 

(

)

7.

Los valores morales deben ser parte de la cultura organizacional.

(

)

8.

Confianza y credibilidad son factores de éxito empresarial.

(

)

9.

La aplicación de la ética no es rentable para los negocios.

(

)

10.

Las profesiones tienen un fin social.

 

(

)

B.

Complete los espacios dentro del paréntesis con las palabras que correspondan para que las ideas sean correctas:

1.

La …¿…?

profesional se va adquiriendo en los centros de estudios (

 

)

2.

A la Ética Profesional se la ubica en el campo de la Ética…¿…?

(

)

3.

El…¿…?

Profesional

hace la diferencia entre la perfección y la mediocridad

 
 

(

)

4.

Los profesionales deben respetar los…¿…?

y valores comunes.

(

)

5.

La …¿…?

es una actitud que se logra a través de tiempo y esfuerzo (

)

90

Universidad Católica de Santiago de Guayaquil

SOLUCIONARIO

A.

1.

F

2.

V

3.

F

4.

F

5.

V

6.

F

7.

V

8.

V

9.

F

10.

V

B.

1.

( Formación )

2.

( Aplicada )

3.

( Carácter )

4.

( mínimos )

5.

( confianza )

91

Sistema de Educación a Distancia

TEMA 6 LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS PROFESIONES

VILLAMAR, M. APUNTES PERSONALES

1. Introducción

La ética debe constituirse para cada uno de nosotros en una forma de vida: a cada momento debemos tomar decisiones y la libertad para hacerlo debe estar guiada por la conciencia moral que nos permite realizar los actos con responsabilidad social.

Hay personas con sensibilidad social y otras en las que los intereses particulares están por encima del bien común. Esto nos deja una sensación de necesidad de armonizar racionalmente la preocupación moral por los desprotegidos y el trabajo o responsabilidades de los profesionales.

La actitud de los profesionales de todas las ramas hacia la ética debe ser positiva en el convencimiento de que la ética en las organizaciones produce beneficios y no que es un hecho de fuera, que pretende que se cumplan las obligaciones legales o moralizarnos.

En este tema reflexionaremos principalmente en la responsabilidad que como personas debemos asumir en la sociedad. Esto nos llevará a describir los elementos básicos que se deben tener en cuenta en el momento de asumir nuestra profesión y responder con el ejercicio profesional a la sociedad.

2.

Objetivos específicos

 

Explicar los aspectos de la responsabilidad social en las organizaciones y lugares de trabajo.

Determinar con claridad en qué consiste la responsabilidad social que nos toca asumir en el ejercicio profesional.

3.

Desarrollo del tema

6.1

Ética profesional y responsabilidad social

De lo analizado en temas anteriores debemos subrayar que es imprescindible una persona humana formada con valores mínimos para que se constituya en un agente moral autónomo, que su convivencia en la comunidad sea un referente válido. De ahí que la formación del profesional debe ir enfocada a un quehacer responsable para la sociedad en que vive, esto es, la obligación de las personas y organizaciones de comportarse en forma moral y ética, como seres humanos que forman parte de una sociedad.

92

Universidad Católica de Santiago de Guayaquil

Este concepto plantea que sus miembros deben asegurarse de que sus marcos de referencia éticos abarquen a la profesión como un todo. Los profesionales deben comprometer también a las organizaciones o lugares de trabajo con acciones congruentes en la continua búsqueda de una mayor productividad con el objeto de establecer la responsabilidad social.

La actividad específica de cada profesión gira en torno a una serie de bienes de interés social. Estos bienes son realidades que necesita el ser humano para vivir. Se denominan bienes porque le reportan un beneficio. Por eso, toda actividad profesional posee un significado moral: es buena o mala según beneficie o perjudique la vida de las personas.

El número de trabajadores independientes es cada vez más reducido, e incluso estos tienden a organizarse como microempresas o empresas familiares, muchas instituciones del Estado se organizan como empresas y grandes sectores de producción o de servicios estables se convierten en empresas privadas.

De ahí el interés de contar con un cuadro referencial de principios éticos que ilumine el comportamiento de todos los integrantes de la organización, en especial el de los profesionales. El perfil profesional del ejecutivo coincide en buena medida con el del empresario: lo definiríamos como un sujeto capaz de colocarse metas y alcanzarlas, de planear procesos de producción, de mejorar los resultados, de desarrollar una empresa.

Cualquier profesional que se vincula a una organización, debe tener muy clara la ley fundamental de toda empresa. La identificación del “buen” profesional con su empresa es una identificación con los intereses del capital en la empresa.

Pero debemos considerar también que la empresa es una institución “social”, su misión no es “ganar dinero”, sino prestar un servicio. Alcanzar un determinado nivel de utilidades es un requisito en orden a poder continuar desarrollando su objetivo de servicio social en la línea que la define como empresa. La perspectiva ética no perjudica el funcionamiento de la empresa y no tiene por qué verse como enemiga de su estructura.

La conciencia de que la empresa cumple una función social ayudará a mejorar la calidad de los productos o de los servicios, a su vez, redundará en una mayor competitividad en el mercado y, por lo tanto, en mejores beneficios económicos: todo ello permitirá mejorar o ampliar la producción y, por ende, el servicio social.

Otro de los ámbitos de exigencia ética para el profesional lo constituye la sociedad, como beneficiaria de los productos o servicios que ofrece.

Desde una ética orientada por el respeto a la dignidad de las personas, por la distribución equitativa de los bienes entre todos los miembros de la sociedad, por la calidad de vida incluso en situaciones de escasez de recursos, no se puede aceptar la política productivista de la empresa en función de un mercado consumista sin límites. La empresa debe manifestar su preocupación por el bienestar general de la sociedad en que se encuentra a través de la calidad y la conveniencia de sus productos o servicios.

93

Sistema de Educación a Distancia

El profesional moralmente responsable, cuando deba evaluar o planificar las líneas y los niveles de producción de la empresa, tendrá como criterio no la invasión de un mercado artificial o la creación de nuevas necesidades, sino la satisfacción de necesidades reales de la población comenzando por las necesidades vitales insatisfechas.

La ética nos enseña que toda persona, profesional o no, tiene una razón autónoma, la cual le confiere una dignidad. El ser humano no es un instrumento o una máquina que los demás pueden manipular. Cada persona responsable de sus actos, debe dar razón de ellos en todo momento. Quien actúa sometiéndose siempre a lo que los demás requieren de él, carece de responsabilidad moral. Nos quejamos de nuestro atraso y de la dependencia internacional que no nos deja salir del subdesarrollo. Pero tal vez existe una causa más profunda que facilita esta situación: nuestra falta de personalidad moral.

La ética profesional debe preocuparse más de estructurar en los futuros profesionales el cuadro de valores que orientará su vida en toda situación, que de analizar casos particulares, muchas veces hipotéticos, que en nada contribuyen a la maduración de la conciencia moral responsable. La casuística real la resuelve cada persona cuando posee una buena estructura moral.

6. 2 Responsabilidad Social en las organizaciones y lugares de trabajo

El tema de la responsabilidad es demasiado amplio, sobre todo si desearamos basarnos en la obligatoriedad de cumplir con los deberes y las normas, como único beneficio de lo moral.

La responsabilidad, asumida desde la ética del deber ser, tendría que contemplar ideas sustanciales que determinen lo que se debe hacer con los clientes, con los empleados, con los directivos y todos los involucrados en el ámbito de la profesión en la que desarrollemos nuestra actividad.

De hecho, podríamos

socialmente responsables:

establecer algunas ideas que orienten las prácticas profesionales

La gente hace su mejor esfuerzo para participar en el trabajo, el respeto por sus contribuciones y un buen equilibrio de vida laboral y familiar.

Las profesiones funcionan mejor en el largo plazo cuando están ubicadas en comunidades saludables con una calidad de vida elevada.

Los profesionales obtienen beneficios y eficiencia en el desempeño cuando respetan su ambiente natural en todas sus operaciones.

Las organizaciones deben ser administradas y dirigidas en busca del éxito a largo plazo.

La reputación de una profesión debe ser protegida para asegurar el apoyo de los ciudadanos.

Todo gerente debe actuar como ejemplo de conducta ética y establecer un estilo ético en su área de responsabilidad.

94

Universidad Católica de Santiago de Guayaquil

Los delatores son las personas que denuncian las acciones no éticas de otras en las organizaciones con el fin de preservar estándares éticos y protegerse a sí mismos y a los demás.

La responsabilidad social corporativa es la obligación que tiene una organización para actuar en formas que sirvan tanto a sus intereses propios como a los intereses de los ciudadanos afectados por su actividad.

Son muchos los campos de acción en los cuales las firmas de negocios y otras organizaciones pueden seguir el camino de la responsabilidad social. Entre éstos se incluye la preocupación por la ecología y la calidad ambiental, la veracidad en el otorgamiento de préstamos y la protección al consumidor, el apoyo a la educación, el servicio a las necesidades de la comunidad, las prácticas de empleo, las prácticas de apoyo a la diversidad, las relaciones laborales progresistas, la asistencia al empleado y la filantropía corporativa general, entre otras responsabilidades.

Estrategias de responsabilidad social

Se relaciona a diferentes grados de compromiso de las organizaciones hacia los cuatro criterios de responsabilidad social, 29 desde actuar como obstruccionista, en un extremo, hasta mostrar un mayor compromiso hacia la ciudadanía.

La estrategia obstruccionista refleja principalmente prioridades económicas o intereses particulares; hay resistencia a las demandas sociales que se encuentran fuera de los propios intereses.

Una estrategia defensiva intenta proteger a la organización realizando lo mínimo legalmente necesario para satisfacer las expectativas, se ajusta tan sólo a requerimientos legales.

Los profesionales u organizaciones que siguen una estrategia adaptativa aceptan sus responsabilidades sociales. Tratan de satisfacer criterios económicos, legales y éticos a veces sólo debido a presiones externas.

La estrategia proactiva está diseñada para satisfacer todos los criterios del desempeño social, emprende acciones preventivas con el fin de evitar los impactos sociales adversos de los profesionales e incluso se adelanta o asume el liderazgo para identificar y responder a las cuestiones sociales emergentes.

6.3 Conciencia pública y reglamentaciones estatales

Los profesionales de distintas ramas y los ejecutivos de negocios se quejan a menudo de que muchas leyes y reglamentaciones son demasiado complicadas; los propietarios de pequeñas empresas manifiestan su preocupación porque las reglamentaciones aumenten sus costos al crear la necesidad de un mayor papeleo y empleo de personal para cumplir con ellas y por desviar la atención gerencial de las cuestiones importantes de productividad, sobre todo si el ambiente legal es complejo y cambia frecuentemente.

29 Cfr. SCHERMERHORN, John R, Jr., Administración, Limusa Wiley, México, 2003, p 128

95

Sistema de Educación a Distancia

Recordemos que la moral no viene de fuera, es importante distinguirla del derecho ya que en sociedades democráticas las leyes no siempre garantizan la equidad: “hecha la ley, hecha la trampa”.

La legislación es un mínimo indispensable, lo importante es conseguir profesionales convencidos de que la obligación moral vale la pena.

Siguiendo el ejemplo de otras comunidades desarrolladas en el aspecto de los negocios, las reglamentaciones para los profesionales o para las organizaciones deberían ser enfocadas en cuatro áreas de responsabilidad: La salud y seguridad ocupacional, prácticas de trabajo justas, la protección al consumidor y la protección ambiental.

Las demandas sociales se dirigen hacia la necesidad de que los profesionales tomen decisiones que reflejen su comportamiento ético, considerando el logro de los objetivos individuales o de la organización sobre la base de los referentes mínimos establecidos en la ley, sin que se afecte la calidad de vida de la gente, es decir, con responsabilidad social.

En algunas comunidades u organizaciones para evitar las complicaciones asociadas con demasiados controles gubernamentales han formado equipos para vigilar el cumplimiento; estas personas o equipos tienen el propósito de cortar a tiempo todo aquello que pueda generar problemas.

La conciencia pública en los negocios es de vital importancia, pues si se actúa sin ética el público o la prensa se encargará de desprestigiarlo y terminará por exigir más regulaciones estatales.

El papel de los entes gubernamentales debe consistir en establecer estándares mínimos de moralidad en el ejercicio de los profesionales o de los negocios y aplicar las sanciones si atenta contra ellos.

Para el profesional será imprescindible conocer las reglamentaciones estatales y ajustarse a ellas, en apego a la responsabilidad.

4.

Orientaciones específicas para el estudio

 
 

Los contenidos de este tema, como memoria.

los anteriores, no deben aprenderse de

Lea y subraye las ideas principales. Elabore un resumen tomando como referencia el texto guía

Para una mejor aplicabilidad de las ideas sugerimos contrastarlas con la realidad más próxima a usted.

96

Universidad Católica de Santiago de Guayaquil

5.

ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE

 
 

AUTOEVALUACIÓN

 

1.

A la izquierda formando una columna hay varias palabras que están identificadas con letras mayúsculas. A la derecha, identificadas con números, hay definiciones. Escriba dentro del paréntesis la letra que identifica la palabra a la cual corresponden las definiciones:

A)

Estrategia adaptativa

1) Resistencia a las demandas sociales

 

(

)

B)

Estrategia defensiva

2) Satisface los criterios del desempeño social

(

)

C)

Estrategia proactiva

3) Acciones que aceptan sus responsabilidades

(

)

D)

Estrategia obstruccionista

4) Normas que representan una idea de justicia

(

)

 

5) Se ajusta tan solo a los requerimientos legales (

)

2.

Complete los espacios dentro del paréntesis con las palabras que correspondan para que las ideas sean correctas:

a.

La empresa es una institución …¿…?

,

su misión es prestar servicios.

 
 

(

)

b.

La perspectiva Ética no…¿…?

el

funcionamiento de la organización.

 
 

(

)

c.

El apoyo a la educación forma parte de la

¿…?

social

de las profesiones. (

)

d.

Todo directivo debe actuar como ejemplo de conducta …¿…?

 
 

(

)

e.

La responsabilidad social incluye la preocupación por la

¿…?

 

(

)

 

97

Sistema de Educación a Distancia

SOLUCIONARIO

1.

1)

D

2)

C

3)

A

4)

5)

B

2.

a.

(social )

b.

(perjudica)

c.

(responsabilidad)

d.

(ética)

e.

(ecología)

98

Universidad Católica de Santiago de Guayaquil

ACTIVIDADES DE INDAGACIÓN Y REFLEXIÓN

de Guayaquil ACTIVIDADES DE INDAGACIÓN Y REFLEXIÓN Es muy importante que usted realice estas actividades para

Es muy importante que usted realice estas actividades para profundizar los niveles de comprensión, así como para asociar y aplicar los conocimientos de los temas tratados.

Le sugiero compartir con otras personas su experiencia, de esta manera le resultará más interesante.

Enumere algunas conductas humanas que contrarían la responsabilidad social de los profesionales con relación al respeto de la dignidad de las personas.

Seleccione una de las estrategias de responsabilidad social que utilizaría para hacer efectivo un trabajo responsable dentro de una institución u organización laboral.

Explique brevemente lo que interpreta en el siguiente párrafo:

La responsabilidad social corporativa es la obligación que tiene una organización para actuar en formas que sirvan tanto a sus intereses propios como a los intereses de los ciudadanos afectados por su actividad.

99