Sunteți pe pagina 1din 3

ñEl-asFá¡oEsri-

& cSf'-\

dc rrrr¡lr¿staciom

IqilErr9E-

ñtñ{ñ

&iG,

a[

.r.ur¿m scora añs

oún'ai*-ióo con lo§

y

hc

esado

olñi.b<

.oeq={Enearc los ¿sun-

a.:. rcbción ¡ le forme en

F.- l¡:

f,Er cstí r¡ba;ando continu¿-

e¡d tncr rh¿s del error de sus

¡_1¡

luz dc Dios- (Seleaed

I-cÉr

:üESE$ i- 1, ¡;g. tt¡.

- Flr

&.:.

;k

-*i"

- lE

- - úü

lo,

&i&¡lcs.

G- & g'hite fue una.acriva

y proiÍfica

escrirora.

Me-

lr Yoz'y zu pluma deciaró ei

que Dios le había impanido,

Ge6czr a Ia iglesia, para ciar direc-

a ss dirigenres y para ciar esd-

iuii reprensión y fonaleza in-

EI campo de sus escritos

lecü¡ra para el lunes

fue i:sto, ahrcando lá s¿lud, la educ¿-

hs publicaciones, el minisrerio

y

Ia 5ión, evmgelización, como umbién el ali- mento espi.fural. Lsn¡vo en conacro

T"l""o

d.e

con los dirigentes de

Ia iglesia

Dios, pero tam6ién pasó m",r"ho

trempo aconsejando individualmente a

miembros de la iglesia. -,

Como sucedió ion los escritores bí-

blicos, el Señor no le dictó

,r, ,rr.o."-

jes. La palabra de Dios se filt .b, a través de un vaso humano. Como los profetas bíblicos, muchas veces udlizó material preparado por otros. Ni el

crédito. ni las palabrareran importantes,

el inensaje: ¡y éste právenía de

Dios!

sino

. Así,t Elena G.' de 'White o.r" presenunre moderna de aquel intré-

-

pido cuerpo:de-hombres y mujeres

erigidos anriguamente por Dios para

der:lanr su voluntad. Cómo ellos, ieci- -

bió d Bpíriru divino; como ellos, sin-

tió -d

P:{:e'

en mis huesos", y no

;

'

.,.-ú

ntgual¡span@id.rrr ."

.

.

.

:'

t ¿Poderros

accpar solamcate tos mcnsajes

proleucos qr¡e prcvtenca Cc sucños y visionesl

menul" e¡ vcz

es la diferencia?

dc la'insDincioa verbal,;. ¿Cul1

3. Explique la siguiente cia dc Elena'G. de

Vhite: "Los escritores de la Bibli¿ áren los '

escribientes de Dios, no su pluara,'.

¿Q¡:é. propógito riene la profccíe hoy dh

-.4.

para la iglesia en

1)

general? 2) yarz lo, c".y.n=

' tes en parricular? --

5. Elena G. de \lhitc rehuso ll¿marse

pro-

fetisa" lSignifica que no lo era?

a integddad del don de profecía

En et don profético tenemos u firme fundamento.para

"ncsha f9 y la revelación

aG voluntad

np$:es vidas.

de Dios par?

f,

I don proférico és uno de los do-

fy oes más profundos dados por

f,|ir e h famüa humana. El prottr4 es

pcrsona elegida.por Dios para lo-

- E

rerr?

L

con aurendcidad y autoridad

sdunEad y los propósíros divinós

proceso de la revelación

¡¡rfrrnrc d

¡brc¡amnl y la inspiració¡' divina.

ll¡oryc
¡¡lp<

la misión del profeta tiene

frcerasr. uno de los aspectos

Gerbárd F. Hasel

es decano del

Teológico

Adaentista de h

Unioersidad

Andrerts, Be¡rien

Spings,

lÍicbigai,

Estados Unidos.

- -rEilT*^

sEMAM oE onAcroN.rse2

sobresalientes .es el elemento

predicd-

vo. -D9 modo que los profeus son

tanto los que proclaman los mensajes divinos. como los que predicen ios

acontecunrentos que ocurrirán en el fururo cercano, en el fururo más dis- tante y en el futuro remoro. Las profe- cías predicdvas y su cumplimiento his- tórico son panes esenciales de la reve-

lación de Dios en la Biblia. En este

sentido El puede dirigir por médio de su rnstn¡menro inspirado la propia si- tuación del profeta, trátese áel fururo

cercano o lejano. . El asunro de la profecía predicdva' demuesrra, más allá de toda sombra de duda, que el Señor es todopoderoso y que dene, en última insrancia, el con-

trol de la his¡oria. El Creador del mundo (Gén. 1: 1-3; Juan 1: 1-3, 14;

Heb. 1: 1-3) es también el Señor de Ia

historia (Dan. 2: l-45;7: l-27; 12: t-

3). El profeta Isaías desmca este hecho

de la siguienre manera: "Acordaos de

las . cosas pasadas desde los tiempos

anüguos; porque yo soy Dios, y no

jo

quiero.

y haré todo lo que

.permanecerá,

Yo

hablé, y lo haré venir;

he pensado, y también Io haré,i

lo

:-

- . su gracia-Dios irefirió hablar y

. declarar'el fin desde Jl priocipio,.p"r"

que sus següidores pudiiran sibbr-qué

- ocurriría. El mismo, Señor que en el comienzo puso en marcha la historia es

el que la conoce y controla,

esú dirigiendo' su'plan de salvación hacia Ia meta final, consisrente en un nuevo cielo y una nueva derra (caps.

y el que

65: 17 ; 66: 22, 231' 2 Ped. 3: 13; Apoc.

2l: l).

Algunas personas pueden tener la

impresión de que el elemento predicti-

vo de-la Biblia.es.pequeño o limitado,

comparándolo con el contenido rotal

de las Escriruras. Pero una investi

nvo que

ción acerca del

que no es este

ca oue del tot

hay otro Dios, y nada hay semejante a

mí, que anuncio lo por venir desde el

principio, y desde la andgüedad lo que

aún no era hecho; que digo: Mi conie-

l

i

I

t !'

{

I

i

::::

de

f

:.:.

rdírl del

El

"''I#;:ffij:;ffi:ü.fu

asunto

la

confiabilidad El profeta Ahías predijo-que

fi:.tíiii',,,1fi?j{:*r.

*.ni.,

'ii^i,

tj.,r¿

iZr

h"bi"

sido

ü;;

á.*

diez

P-t:.nrl:i1d'.P%Pi::_:1'll',:g$

1

*',j:r,t'rl

**'r*:,'l§ff:-

en

di'üeisas

i

;

-

ca es un asunto imponante. I]e¡nues

'

de los atenados contra la vida del

sidente de los Esndos Unidos y

Pt.,

.l

?apa, se publicaron.diversos de ciertos individuos

acerca

ésos eventos. Lo.

informes

que habian

.' 'predicho

.'

'

'tables lucesos.

despué.s

'

.,

.

'

'

*unciado

fecías mesiánicas.aparecen

la prueba

15-19). En los días de Jero- épocas y. por medio de

un'

ü.

En'r-ealidad,

distintos profe-. -

-exuaída ,

de

.=- -

-- I

;;;- prófecí" anticipó qr.

*.i,.'de

D"uid,li¡á"do]oii"r,

de las Escriruras- á" q.t9- Jesús

rir.i*it*o

.oot*cer a. loi judíos de q:.

o el

{ue,

iluminaría el altar que esaba e.,

i1;1-¡Z).

Únos rr.r.i.nro,

h;bá

f"of.Ur"áo

4.y.li,

te¡.

,

Betel Nazaret era.el'Mesías predicho,

"ño,

.t

-:

.

Cristo, fue uá poderoso medio

empláaron

p"r"

curioio-del i;;;

se

de lbs

lamen-

Le.ho es que s5¿5'lpre'licciones"

dieron a coáoc.r

ü;;;;t;7i";t;umplió"lapala-.

ü;r'J;l;i;;í,il;

los discípulós y apóstolel'-i--'r-

.l

:-

Las,profecías de laBj-

An-

,"rón áe Dios,i 12

Solamente

"r,

toi

era'la verdad. El apóstol .- --t.

-

blia no funcionan de esta manera'

insrancia'la pr.-'': Pablo,."con gran vehemencia iefurab^

por no*br. a

.,-*-'

'

ft

I

t|,

.

-

públicam*t

1

los judios, .demosran-.

§rr

tl

,.

áo poi

C{iqo" (Hech: 18:

lT_E:.d1tT^.queJesús

28).

I

;r.,1.,

' trd, tr-"o, profecía ábria"i.i

.n.-ó"**os en el

Antiguo

¡"É.

Testamen- -- - las anre,.

'

tes de los acontecimientos que ocurrie-

'ron

o que.han de ocurilr,.las.predic-

ciones dirir,"s fy9r9n comunicadas "

lor profetas y

da¡

cuidadosament.::flt^:T.,

t"1.::

11

exPr.esa con clandad

señal de un verdadero profeta: "Si.el

il"::':*t'ñ::.',:!T'fi"i',f'"1ll,1J

ciere,.es palabra

1:,.,_J:l?l?.,:.'-r:1

la

hablÓ

et

tat

temor de é1" (D-e¡rt,

hablado; con Presunción

-' profeta; no tengas

¡iü].-¡iÜU*,i¿¿¿n*

p

ro"a

múcho

;;íJ;*tli.r

,i^".

""i;J

.i¿óo

que d. u- tiri"-

anres

qoi.r, 4.-r

'

Isaías'menciona a -iro,

cretaría la reconsrn¡cción de Jerusalén

ii*.

2B;.4St,t-7),

;;;-;l;tl=Y::l;:t'-É'

++r

aconrecT".rio il;ñ.-.".-y-of":-a

.-A;'á¿

[ü;-r'¡;;tá

-1;liii;fi11ikffi:1::'t.rdiT*;i --

Mesías. Génesis-3:_lsp.{94-rc9q:gy-et.

ia

simiáié-dl-H

mujei

que

le

""b.rr.

k"¡"t

Í:

j

I

La profecía referenle a que el reino

de las^diez tribus sería arr¿ncado .r." brr.rr" rieria" y esparcido

"de

zz,

;]á;;líp[J"*á

"más

H''i'l,i:.r;,5',:HflliJ'.'"# y,ii*l$':'fl#"ili;,1"1'ii,o*:

:T:'i'H:.i.ln

.

L¿

Biblia

es

un recepeácul.o

p.a.ulotan,*-;

de

lan

las

arn-.

pre-.

7,

plio.de información acerca

üicciones proféticas y su

,

Iji*:,;:*m*l*:

"#,"do,fi*ffi1.,:,'}il;.l,,Í:h:":,:'".:Hm:.iñ".T3}x

z3).

Ejemplos

seinejantes

í

,

Á".fr",

po-

*a

.j.iplos que encon-

nacerí"in

unpueblo-específico:3elén

Efr".¿,

"o;;.;'U-''*F,

Judá

de

(v oo.eo el o.'o Belén,

E;='Eé

fit,

cuniplimien- ''il;;;-lrros

ilf.",ffi"Í

-

:

;?.1,:'ffi["¿ü;-::ii:8"iff

mx*:u:i:

.ireg",ía.laTierraPromeddaalades-ffi;;"ñ;;r"'|'.Ji

ion.,po.,,.dio

"'yl"'**-

eod.',ciadeAbrahá1t.*9"p.{-_á;.;'.;i;,io,p,of

s.pariarcá.(Gén

n,luegoselarepitióac|.m1.mo(§e'.i,jnii;.,1;

meram€nte

a

esl

^12:;il;;;-.,,*o{.^t"t'i'.oá"(1Rey.'

-;§"*.z,zsl,d.*oáoi-

.- :ts:t+;15;15:7;lsí17:8IaIsaac^,, i.oln,r{esusanticípacionesy,*i

(Gén

26l.,2-4), .lJacorr (uen' zó: tr'

de Eeipto.

moriíar¡na muene

^ ,.r"i fallaron [os- 21: 45;232 !a; - ffi;Fq".].sG

susdrudva

iil,-i'" vr"irér 1r*o. 3., 8, t7; e , 6-e¡. I'il.;.;,?r;';: R:;:'rc'ro¡. 2) Las

Para el.tiempo ."T9o Josue f.tu19, oreülciones se'cumplieron en todos

el Señorhabíá-cumplido su¡redic1.:

acerca

de la Tierra

Prome¡ida,

de mo-

il :---" dái.i,.p*to

^,,o "s¡l¡

i""'ti.1r'".Ii:F,,.r_*il:;';'nff;

áo

oo.

inoá,

eir el

re$stro

bíbli.o',e

claramerile: "No faltó p"i"b'a

r----

-

p'do :3:::

por p,rnro; de al

como Siervo suinenre. Da-

ni'el 9: 24-27. revela con inequívoc.a

*"oi*J

el tiempo de la prirnera veni-

muchas prorecías

:odos ros

norrnenor enconuó ;;-il-c;" ,

T,*.:,Xl,r1H,.Tü iiTr?:i,,'T,.ü

:1.'XT.'THil;l;:';;¿ñ"-

ciones

Je

cumplieron

o'

#JL""*ii

ii

'iÍ#;:'añadir

-iiu3lfff:*"T*,

-*rl

detalles de las

'

-'

.

,

de ródas las buenas promesas que n./. r, 15;-13:24;14:18;17:6,'15),

Jenova naDla

Jehová

había h.echo,a

ncs'u

Ia

a ¡¿

Lép4

casa

dc

Israel;

^r¡eL"

z1:45)'

l1l¡--

oí*

ouas

(.rps.

(caPs'

(f niy.

irr.go'd.

luego

de unos

*

*o,

po.os

Pocos

¿

enos

"ños

"¿"t

18:1; z2:"t), ocras

9:24;923s,3.6;

qiip.'1re',

10: z), o siglosi.tp"et

pero

cuando-

)i.»,23).

á*p[.ior,,'siempre fue con

mismas;:fu;ltil y

en cristo-

Cristo.

La

La

-, todo se cumplió" $os'

" - cuando

J

":

dicción señaló

"r, verdad se cumolieron

"n

verdad se cumplieron en

fut destruida

i.ll.r"deloquet.-nr¿onri¿-."rJo.t

lrr.

fi:r;,

t" venida

del

Mesías;

su

nac¡-

[i*"a;,r¿"i-.úr"r, ,"ff-

aun su

::::::: :,:#;;":;,

$4:i"f#::;i'dsl"'"'ion'

ff:1i:'3:"'l5rTTl;1',:Íffi,';

i;'p;J¿i"".r'¿"t

Tesamenro. De modo que

:it#ñt;l*::J::-.&*f'::

r-^:-.1---

quien todo

^.,io-

el

fi

t^án et <isterna

sistema

'cuáplimiento'

que su reconstructor

perdería al.mayor v al menor

ñi¡o. (ros. 6:

;i;"d

cumplió

.o*ó

"ñ.,

(1

?6i

de sus :;il-;;

iü.ü.,'¿.-q*-

l#ffi, :11f::tir*i""'*

así

que

El es el

-il;;;;-;,í

h hirtori",

s.#'¿iTJJp";1"

profecías - mesiánicas

- ---.

Las

1*

:--

- -- --^-^r-

prgfe¡ías

;J

mesiánicas

.l A"ds;

d;lil;-r.-p-i"i"^".

16:34),

exacHmente

oredicha.

q,re el hiio de Da-

Rey-

y que se,puede tener con- |i-pi#J,ito_ J;

re-r.l"c,orr.

. Antiguo

i -Ñ;rátt-p;.f.tirá

i "i

i

a*itia

h"bía sido

i

,

|.

t

.

[;"d&1en el'irono v que cons-

el

rcmplo

(2 Sam. 7z

12,73),-si

Hffi""H,ii:iirti;;,'1rá'ir\1.-2"

su

ffi;

iújo s"loo,ooti.iliio;

q*

il¡i"'ái.t

t"üpliij-J

a,

o;,'1."p.

se enuela- Escrin¡ias-en

--

'"oifi.i"l

es

T";;;.*" d*.d"

.r,.o.ir.r, su

áo¡. i"r-pÁ.r*

p'l!in"s. La primera

fue El

el salvador y elRedentor Prome-

'

-

i*¡=

:--,,

I

t#-

5

quien y medianre quien Dios

mismo.

JesuÉiisro es el-garante de io.srr" .e-

oenclon.

rido, -eñ'-qui

recontilia ai mundo consigo

t/

AI mirar

hacia atrás, a lo largo de los

cómo Dios rá[zó su

sus profecías pre-

r, pl.n de srlu.-

siglos, y ver

volunrad, cumplió

dicdvas y concretó

ción, tenemos la ceneza de que las

- profecías que aún esún por iuiriplirse,

cienamenre se cumplirán. EI sueio de Daniel 2 revelala üesión de los cua-

. tro imperios mundiales, J ,ifrA" ¿.

los cuales es seguido

reinos- divididós, d.

por un período de

h;.r.o y barro.

Cuando observam-os el deullado cum-

,piimienro 'de histórico, esramos seguros

el reino represenrado

pi. l,

s

.que

. piedra,

que destruirá todos los pó,i

terrenales, se establecerá como

de Dios que perdurará a lo iargo de la

il reino

etemidad-(vers. 34, 35, 44, '+S¡. Ese

reino es de ererna y.de

origen divino, de dur¿ción

extensión universal. Da

lugar al.cataclísmico fin de rodo reino

mundanal, "pero él permanecerá para

srempre" (vers. 44).

La visión se amplía y complementa

.Lavisión de Daniel 7 anplíay'com-

piementa el sueño de Daniel 2, Lacien- do hincapié en un juicio investigador plevio al advenimienro como prepara- ción para enrregar el reino dá Dios a los. sanros (cap. 7:21., 22, Za-27). En

Daniel 8 aparece otra visión, la que

desarroila algunos aspecros de la anie-

rior. Señala con precisión el elemenro

dempo del juicio previo al adveni- -

mienro, y revela aspecros adicionales de

la purificación del Sanruario celes¡ial.

La visión de Daniei 1l y 12 se exdende

desde el período del Imperio persa

hasn el tiempo de angusiia, cuando

Ivfiguel se levanrará para rescarar a su

fiel puebio remanenre (cap. 12: 1) y la muerte será vencida medianre la resu-

rrección. (vers. 2, 3). El admirable

cumplimienro de algunas porciones de

esos sueños y visiones, constiruyen la garanría de que los aspecros que áún perrnanecen sin cumplir ocurrirán sin

lugar a dudas.

La Biblia habla claramenre acerca de

profecías condicionales. Las bendicio- nes promeddas a Israel esraban condi-

cionadas a Ia obediencia (Lev. 26: l-33;

HEVISTA ADVENTISTA, SEMANA DE ORACION 19S2

Deur. -28: l-37), .ntr.rroní, con la

naruraleza condicionai del

pacto de

. Dios con su pueblo. Las profÉcías con-

cernientes'a la destrucción de una na_

ción, pueden quedar sin efec¡o si esa

. naclon se.arreprente genuinamente ile.

su peiado (]er. 18: 7, B); a la inversa,

el pueblo al gue llegaríá las bendicio-

_ nes de Dios, no las recibiría

si

hiciere

Io malo delante de mis

' do mi voz". (vers. 10¡.' :

ojos, no oyeg-.

,'-.- -

:

.,.! .

,

.

Si bien el elemento condicionel de la

profecía debe ser ciridadosamenre ana-

. hzado, está cla¡amente en contra del

ingenuo intento de sugerir que todas

las profecías de Ia Bibliá son londicio-

' nales. No hubo nada de condicíonal en

Ias profecías riresiánicas. No hay nada

de condicional en los lineamienás his-

tóricos de Daniel 2, 7, B, 9, ll

y 12,

con su secuencia de sucesivos imierios

mundiale-s y'los acontecimientoi

que

conducen al "tiempo del fin,, (cap.

8: 17; ef. 8: 19, 26 11: 40; 12 t, 4,i,

13), cuando el reino elemo que nunca

será desrruido (caps. 2: 34, 3i, 44, 45;

7:

14, 18, 27; 12: l-3) sea anunciado.

'Los

esrudiosos de Ia Palabra de Dios

-con su rico tesoro de profecías pre-

dictivas y su cumplimienro- ,. ri.rrr.r,

seguros de la exacdrud de la reveiación

suminis¡ra. su

con respecto a ia

veracidad y -exactirud

divina.

propio

testimonio .inspiración

.La

del áon profé- 1

iico. AI mirar hacia atrás podemos ier '

cómo Díos e;',:cutó sus prediéciones .

na de ánimo

- seguridad. del

y nos da una andóipada

cumplimiento - de- los ' '

acontec[nl€ntos. que rodavía deben

.

o:ur.nr, hasta que

ria de un nuevo cielo -y *.

tierra,' en la presencia di Dios y.,de .

panicipemos en glo-

n.i.u" ,

'

nuestro Señor y Salvador. :

E" el don profético rénemós un

,:,j,.

,,

:

fir- -'-'

me fundamento para nuesrra fe.y una

revelación de la volunrad divini

para

nuestras vidas en tanto le ,.-iáor, ,

pues El es la esperanza del mundo. Las

declaraciones

de los profetas proveen

*ía

y .

ia verdad divina que .onfon",

'da poder para vivir hoy una vída cris-

tiana dinámica. Medianre el don pro- fético podemos rener la seguridaá de'

un fururo que se extenderá poi toda la l

erernidad.

, t_

Preguntasparaconsiderar -

¡

|

-.,

_

l. ¿Cuál es el propósiro de la profecía pre-

dicriva? ,.

,.2

La lectura de

hoy menciona muchas pre.

Testamenro. ¿Recuerda

dicciones_ del Antiguo

algunas del Nuevo Tesramento?

3. ¿Predijo Elena G. de §lhire algunos acon-

'

tecimien¡os? Si es así, dé algunos

4

¿Cómo

podemos s¿beicules profecÍas son

condicionales?

5.

nados

¿Qué perionaies bíbl.icos fueron mencio- por nombre muchos años an¡es de su.

nacimiento?