Sunteți pe pagina 1din 31

1

Los orígenes de Israel en Canaán: Un examen de las teorías más


recientes

John J. Bimson

Themelios 15.1 (octubre 1989): 4-15.

Dr. Bimson enseña el Antiguo Testamento en el Trinity College,


Bristol.
Introducción

"Sólo ha habido dos vistas importantes de la conquista de Palestina por


Israel antiguo", escribió GE Mendenhall en 1962, en un artículo en el que
ofreció un tercero. 1Desde entonces han proliferado las hipótesis, y la
cuestión de los orígenes de Israel se ha convertido en una muy complejo.
El propósito de este artículo es doble: proporcionar una cuenta de la
evolución y la posición actual de las principales teorías sobre la oferta, y
para evaluar sus méritos relativos. Hay, por supuesto, más teorías que
pueden ser discutidos, incluso en este artículo demasiado largo, pero la
mayoría de los omitidos son variantes de las que se incluyen, de manera
que muchos de mis comentarios serán aplicables más allá del alcance de
esta discusión.

Las teorías expuestas aquí se dividen en dos grupos principales: aquellos


que asumen que Israel entró en la tierra de Canaán desde el exterior, y los
que (actualmente la mayoría) que asumen que Israel estaba en gran
medida indígenas a Canaán. Los de la última categoría todos los post fecha
de 1960. Voy a dar una breve reseña de cada uno antes de ofrecer una
evaluación de la misma.

1. Las hipótesis en la que Israel entra en Canaán desde el exterior

la. A la conquista del siglo 13

Empezamos con la opinión de la mayoría de los que se adhiere


estrechamente a la tradición bíblica: que las tribus israelitas entraron en
Canaán por la fuerza, que actúan más o menos en el concierto. Hay, por
supuesto, una serie de variantes en este punto de vista en cuanto a
la fecha de la entrada de Israel en la tierra. La alternativa más notable a la
vista aquí descrita es que el éxodo y la conquista se produjo en el siglo 15
antes de Cristo, como se deduce de una lectura simple de 1 Reyes 6:1.
Aunque este sigue siendo favorecido por una serie de estudiosos de
América evangélica, 2y por el autor, 3no ha tenido influencia en las últimas
décadas y no serán tratados en detalle aquí. Veremos más adelante, sin
embargo, que merece una atención renovada.

La mayoría de los estudiosos que desean conservar la imagen bíblica de


una conquista más o menos unificado y violento desde hace tiempo a favor
de la teoría de que este evento ocurrió en el siglo 13 antes de Cristo. Su
forma clásica fue tomando forma en las manos de la llamada Escuela de
Baltimore, que consiste principalmente de WF Albright y sus discípulos J.
Bright y GE Wright. Propias excavaciones Albright en la década de 1920 y
2

1930 en Beitin y Tell Beit Mirsim (que él cree que los sitios de Bet-bíblica y
Debir respectivamente) descubrió niveles de destrucción que él asociaba
con las tradiciones de la conquista. La fecha al final de la LBA (finales de la
Edad del Bronce), en la segunda mitad del siglo 13 aC, parece ser indicado
por la evidencia de cerámica. 4Excavaciones británico (1932-8) en el sitio
de Laquis (Tell ed-Duweir ), bajo la dirección de JL Starkey, también se
produce una capa de destrucción, que Albright fecha c. 1230/1220
BC 5(aunque Olga Tufnell, una de las excavadoras británico, ha preferido
una fecha en el siglo 12 6AC). Y. Yadin 's excavaciones en Hazor (1955-8)
también produjo evidencia de una destrucción violenta, en este caso
claramente fechado en c. 1220 aC, lo que añade una gran ciudad, cuarto
en la lista. 7Por lo tanto Bright fue capaz de escribir en Historia de la A
de lsrael: "... puede ser considerado como seguro que una irrupción
violenta en la tierra tuvo lugar a finales del siglo XIII!"8

Estos niveles de destrucción eran simplemente parte de una red


impresionante de evidencias que parecen apuntar a un ajuste del siglo 13
para el éxodo y la conquista. Con la conquista determinó en torno al 1220
aC, el éxodo se habría producido (de acuerdo con Nu. 14:33, etc.)
Cuarenta años antes, hacia 1260 aC. Esto la coloca en el reinado del faraón
Ramsés II, en consonancia con la referencia en Éxodo 1:11 a los israelitas
esclavizados la construcción de la tienda de las ciudades de Pitón y
Ramsés. Las excavaciones en el sitio probable de Ramsés no revelaron
evidencia de ocupación durante la XVIII Dinastía de Egipto, excluyendo una
fecha anterior al siglo 13 AC, para el éxodo. 9N. Glueck superficie de las
encuestas de Transjordania, llevada a cabo principalmente en la década de
1930, llevó a la conclusión de que la región carecía de una población
asentada entre los siglos 19 y 13 antes de Cristo, que descartó una fecha
antes del siglo 13 para los eventos de los Números 20:14 -- 21 y 21:21-
24:25.10

Este escenario del siglo 13 ha sido adoptado por varios estudiosos


evangélicos. Entre los evangélicos ingleses KA Kitchen ha sido su principal
exponente. 11Algunos evangélicos también han adoptado, 12aunque otros
han frustrado a un tratamiento no-literal de 1 6:1 Reyes (comentado más
adelante) y han continuado para argumentar a favor de un siglo-15a
fecha.13

[P.5]

Problemas y la metodología

La 13 ª fecha del siglo no ha estado exenta de problemas. Para establecer


contra Debir, Bethel, Laquis y Hazor, con sus niveles de destrucción claro,
están los casos problemáticos de Jericó, Hai y Gabaón.

Desde las excavaciones de Kathleen Kenyon en Jericó (1952-8) que ha sido


ampliamente aceptado que ningún rastro de la ciudad atacada por Josué se
encuentran. Propio punto de vista de Kenyon fue que, tras la destrucción
de MBA (Edad del Bronce Medio) Jericó, alrededor de 1560 aC, el montículo
era una ciudad desierta hasta LBA comenzó a crecer alrededor de 1400 aC.
Esta ocupación duró sólo cerca de un siglo, y fue seguido por otro largo
período de abandono. 14No se encontraron pruebas que podrían apoyar la
existencia de una ciudad en la segunda mitad del siglo 13 antes de Cristo.
El sitio de AI (Khirbet et-Tell, o, simplemente, et-Tell) es otro ejemplo
3

desfile del fracaso de las excavaciones para apoyar a la tradición bíblica.


Aquí la diferencia en la ocupación dura por lo menos mil años, c. 2200-
1200 antes de Cristo. Una vez más, no hay ciudad de las fuerzas de Josué
al ataque en el siglo 13 tardío. Este problema ya fue conocido después de
las excavaciones por Mme. J. Marquet-Krause, en 1933-5, 15y se espera
que las excavaciones de 1964-72 renovada, dirigida por JA Callaway,
podría producir algún tipo de solución, ya sea por el descubrimiento de
pruebas descuidado hasta ahora desde la dicen sí, o por encontrar un sitio
alternativo para la ciudad bíblica cerca. Estas esperanzas no llegaron a
nada, el vacío en et-Tell fue confirmada y la búsqueda de un
emplazamiento alternativo resultaron infructuosos. 16JB Pritchard
excavaciones (1956-62) en El-Jib, el sitio de Gabaón, producido ningún
material de LBA, salvo algunos entierros de el siglo 14 AC, lo Pritchard a la
conclusión de que ninguna ciudad ha existido allí durante la LBA. 17Ya en
1965 Pritchard señaló que los problemas encontrados en Jericó, Ai y
Gabaón (irónicamente, las tres ciudades a las que Josué 2-9 dar extendido
tratamiento) sugieren que hemos llegado a un punto muerto sobre la
cuestión de apoyo a la visión tradicional de la conquista con apuntalar
arqueológicos.18

Los partidarios de la conquista del siglo 13 no han aceptado el veredicto,


haciendo hincapié en los elementos positivos y ofrecer explicaciones para
los hallazgos negativos de Jericó, Hai y Gabaón. Por ejemplo, Bright ha
subrayado que la extensa erosión hace que la situación poco clara en
Jericó; 19Wright y Yadin, siguiendo la misma línea, ha explicado la falta de
fortificaciones LBA allí en cuanto a la reutilización de las paredes MBA -
Wright aunque admitió que existe no era la más mínima prueba que apoye
esta teoría. 20Albright explicó el problema de la AI por lo que sugiere que la
narrativa de Josué 8 originalmente se refería a la toma de Bethel 21(aunque
no presenta similitudes con la cuenta de la captura de Bethel en JDG. 1,
más allá de la hecho de que en ambos casos, los israelitas tomar una
ciudad cananea!). Él supuso que había sido un asentamiento muy pequeño
en Gabaón en el tiempo de Josué, lo que explica la virtual ausencia de
material de LBA de allí, y sugirió que Josué 10:2 (que habla de Gabaón
como una ciudad importante en este período) es un error escribas brillo.22

Existen deficiencias patentes en las explicaciones, especialmente en los dos


últimos, donde la tradición bíblica tiene que ser adaptado en cierta medida,
antes de que la evidencia arqueológica puede decirse que el apoyo (y en el
caso de Gabaón tiene que ser una hipótesis adicional de que algunas
evidencias arqueológicas se ha perdido). Las críticas formuladas
recientemente en la metodología de la escuela de Baltimore, que se trata
de incoherencias, los argumentos circulares y sobreinterpretadas de las
pruebas, 23se han justificado más de las veces.

Los eruditos evangélicos que han adoptado el escenario de la Escuela de


Baltimore han tratado de ser más rigor científico en la defensa de sus
puntos débiles. Cocina ha hecho hincapié en que las pruebas de la
ocupación puede ser desgastado durante los períodos de abandono, o
simplemente se perdió por la excavadora cuando (como suele ser el caso)
áreas limitadas de un montículo se exploran. Se ilustra estos puntos con
ejemplos de la arqueología de Egipto, en la que la excavación no ha
presentado restos de los sitios que son conocidos, sobre la base de datos
textuales, que han sido ocupadas en el momento pertinente. Por lo tanto
se ha sugerido que el siglo 13 aC Jericó ha sido totalmente erosionados,
4

que los entierros LBA en Gabaón puede indicar una ocupación que ha sido
percibido por la excavadora, y que el sitio de la LBA de influenza aviar que
aún espera el descubrimiento. 24De hecho, en repetidas ocasiones Cocina
destacó que "la ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia",es
decir, que la falta de ocupación no se puede suponer simplemente porque
no se encuentra ningún rastro de él. ¿Es este enfoque sobre terreno más
firme que la de la escuela de Baltimore?

La cocina es sin duda correcto para advertir contra los argumentos del
silencio. Sin embargo, debemos preguntarnos cómo es profundo el silencio
es permitir que se convierta antes de que algún anuncio tiene que ser
tomado de ella. Para las castañas antigua de Jericó, Hai y Gabaón, también
debemos añadir Hebrón, Arad y Sefat / Horma, donde las diferencias son
igualmente problemáticas. 25Tiene las pruebas han erosionado o perdido en
cada uno de estos seis casos? Tal vez lo ha hecho, pero que el argumento
se amplió para incluir más sitios que inevitablemente se vuelve menos
convincente. También se ha observado que la cocina no siempre se aplican
a su propio dictamen. 26Se ha utilizado la falta de pruebas-de fecha
adecuada para la actividad en el sitio de Ramsés, y para la ocupación en
Transjordania, a fin de argumentar en contra de salir con el éxodo antes
del 13 siglo antes de Cristo. 27Esta línea de argumentación ha demostrado
claramente imprudente en el caso de Transjordania, donde las encuestas
más recientes y las excavaciones han volcado teoría Glueck de una brecha
en la ocupación, 28y sin embargo, puede resultar errónea en el caso de
Ramsés también. 29Eso, sin embargo , no es mi punto principal aquí, el
punto es que "la ausencia de pruebas" no se ha permitido ninguna
importancia en el caso de Jericó, Hai y Gabaón, pero ha sido tratado como
"evidencia de ausencia en los otros casos mencionados anteriormente.

Esto plantea serias cuestiones metodológicas, especialmente cuando se


coloca junto con el tratamiento de cocina de 1 Reyes 6:1. Se destaca
acertadamente que los estados cronológico del Antiguo Testamento deben
ser tratados de acuerdo con "principios de la Antigua Oriental, pero esto no
en última instancia, ayudar a su sugerencia de que la cifra de 480 años en
que los resultados verso de un total de figuras seleccionadas que
realmente representa períodos que se superpongan. 30Como he señalado
en otra parte, un paralelo egipcio presunta en que los llamamientos de
cocina en realidad no ilustrar el proceso que éste plantea, y 1 Reyes 6:1
mismo no hay ningún indicio de que la cifra es el resultado de un total de
períodos de inferior duración. 31Por otra parte, el siglo 15 - Fecha de
producción por este versículo es apoyada por la cifra de 300 años en
Jueces 11:26, y de prescindir de este hecho por el tratamiento de la última
cifra de la misma manera que 32no es nada convincente. Lo que ha ocurrido
es que la cocina y otros han encontrado que la evidencia arqueológica para
una fecha del siglo 13 tan convincente que han tratado de reinterpretar 1
Reyes 6:1 y Jueces 11:26, a la luz de ella. Pero en

[p. 6]

al mismo tiempo que han empleado la evidencia arqueológica de manera


incompatible en apoyo de la fecha del siglo 13. En otras palabras, el
argumento de evangélicos estándar para la fecha del siglo 13 no ha sido
menos viciado con la circularidad de la metodología de la escuela de
Baltimore.
5

Para ser justos, sin embargo, debe mencionarse que la cocina se ha


ofrecido prueba en favor de la fecha del siglo 13, es decir, el paralelismo
claramente atestiguada entre la forma de la alianza del Sinaí y textos de
los tratados de finales del segundo milenio antes de Cristo. 33Pero esto solo
no es un contrapeso suficiente a los problemas que enfrenta la fecha del
siglo 13. 34Estas han multiplicado recientemente, como veremos a
continuación.

Otras dificultades planteadas por la arqueología reciente

Tres acontecimientos recientes ahora hacen una defensa de una conquista


del siglo 13 antes de Cristo extremadamente difícil. Uno se refiere a la
naturaleza de la temprana Edad de Hierro (Hierro I) los asentamientos que
surgieron después del colapso de las ciudades LBA. Partidarios de la
conquista del siglo 13 han interpretado estos como el trabajo de los
israelitas recién llegados, pero actualmente se reconoce sus restos que
atestiguan una considerable continuidad con la cultura material de la LBA.
Si (como es casi seguro), estos asentamientos son en realidad la labor de
los israelitas, no parece probable que estuvieran recién llegados en el siglo
13 a. de JC. Esta cuestión se explica más adelante en la consideración de
la teoría de la infiltración de los orígenes de Israel.

El segundo acontecimiento ha sido la creciente conciencia de que muy


pocas ciudades de la LBA tenido murallas. A la luz de un estudio exhaustivo
de las pruebas por R. Gonen, ahora está claro que "sólo un puñado de
asentamientos estaban rodeados por un muro durante todo el período, o
incluso durante parte de ella». 35La teoría de que los habitantes LBA
reutilizados las defensas de edad MBA es refutada en un número de casos
por el hecho de que las casas se construyeron a través de LBA de los
restos de las paredes de MBA. La tradición bíblica de que los israelitas se
enfrentan las ciudades que fueron "fortificadas y muy grandes", "grandes y
fortificadas hasta el cielo" (Nu. 13:28; DT. 1:28; ver Jos 2:15; 6:1 , 5;
7:5; 8:29; 10:20; 14:12; etc. para obtener referencias adicionales a las
paredes y puertas) simplemente no encaja con la imagen de la
relativamente pequeña, las ciudades amuralladas que ha surgido en el
siglo 13 a. C. . Poco antes de su muerte en 1985, Yadin tratado de
incorporar este descubrimiento en su (esencialmente Albrightian), la
defensa de la conquista bíblica. En común con otros partidarios de la fecha
del siglo 13, Yadin habían asumido previamente que la cultura de la LBA
Canaán se basó en los estados-ciudad fortificada. Obligado por las pruebas
Gonen de abandonar este punto de vista, posteriormente sugirió que la
debilidad de las ciudades amuralladas de Canaán prestó credibilidad a la
imagen del Antiguo Testamento de una rápida conquista de la tierra:
«descomposición Canaán de la Edad del Bronce ... fue presa relativamente
fácil para las tribus muy motivados y atrevido penetrar en el país
». 36Como una forma de salvar el escenario de la conquista 13 de este siglo
no es probable que sea agradable para los estudiosos evangélicos, ya que
soporta uno de los aspectos de la tradición bíblica por la entrega de otro ,
es decir, que los israelitas encontraron pueblos con muros y puertas.

El tercer descubrimiento se refiere a las ciudades que anteriormente


parecían aportar pruebas de una "irrupción violenta en la tierra" alrededor
de 1230/1220 BC. Estudio comparativo BG Wood fondo de la cerámica de
6

una amplia gama de sitios revela que la destrucción de Betel, Debir, Hazor
y Laquis requieren redating en diferentes grados. 37No todos caen al mismo
tiempo, pero tienen que ser distribuidos entre los no menos detres olas de
destrucción que abarca aproximadamente un siglo. La primera ola se
produjo a finales de la subdivisión de la LBA conocido como LB IIB1, y
ahora deberá ser de fecha c. 1210 aC. De los lugares mencionados en la
Biblia como de Israel, que sólo incluía Hazor. La segunda ola se produjo c.
1170/1160 aC, al final de LB 11B2 (la fase final de la LBA). Esto incluyó
Tell Beit Mirsim (Albright candidato a Debir) y Beitin (tradicionalmente
Bethel). Sin embargo, ahora es muy amplio acuerdo en que el verdadero
lugar para Debir es Khirbet Rabûd, 38que no fue destruida en cualquiera de
las tres oleadas de destrucción. El número de lugares bíblicos que
participan en esta segunda ola lo tanto, no más de un (Bet), e incluso
probablemente tendría que ser excluidos, como ahora hay graves
problemas involucrados en la localización de Bethel en Beitin.39La tercera
oleada de destrucción se redujo a principios de la la Edad de Hierro, al final
de Iron IA1, c. 1125 BC. De los lugares de Israel se dice que ha tomado,
esto incluía sólo Laquis.

Es evidente, por tanto, que la conquista o de Israel de Canaán no es estar


vinculada con esta destrucción (para lo que hay, en todo caso, las
explicaciones alternativas), o se trataba de un asunto largo y prolongado,
que abarca aproximadamente un siglo. El último punto de vista en realidad
ha sido propuesto por el Sr. D. Ussishkin, la excavadora actual de
Laquis. 40Una vez más, este último planteamiento del problema no es
probable que recurrir a los estudiosos evangélicos, como lo hace entrega
de los aspectos importantes de la tradición bíblica.

A la luz de estas serias dificultades, es muy poco probable que la teoría de


una conquista del siglo 13 pueden ser rescatados. Desde la teoría durante
mucho tiempo fue el favorito de la defensa de la historicidad de las
tradiciones bíblicas entre los evangélicos, su desaparición, una vez
aceptada, requerirá un ejercicio de replanteamiento importante.
Volveremos sobre esto en la sección final de este artículo.

La libra de la teoría de la infiltración

De que las tribus de Israel constituyente entró en Canaán, de otra parte es


una presuposición compartida por la infiltración y la conquista de las
teorías de los orígenes de Israel. En sus formas clásicas ambas teorías se
han centrado también en el siglo 13 aC como el momento de la entrada de
Israel tuvo lugar. 41Pero se diferencian en dos aspectos importantes.

Si bien la teoría de la 13 ª conquista del siglo, al menos en su forma más


generalizada, plantea un movimiento más o menos unidos por todos o la
mayoría de las tribus de Israel, se prevé en la teoría de la infiltración de
grupos con orígenes diversos la solución en diferentes momentos en
diferentes áreas. Sólo después de la solución de estos grupos dispares que
se funden en la entidad de Israel. En segundo lugar, mientras que la teoría
de la conquista implica el derrocamiento violento de las ciudades de
Cananea como un paso inicial de los recién llegados, la relega a la teoría de
la infiltración de los enfrentamientos con los cananeos a una etapa
posterior del proceso de formación de Israel. En opinión de A. Alt, que dio
7

origen a la teoría en 1925, 42la primera fase fue totalmente pacífica. Se


trataba de pastores seminómadas, que pasó sus inviernos en los límites del
desierto más allá de Canaán, poco a poco hacer la transición a una
existencia agrícolas se asentaron en las colinas en las que estaban
acostumbrados a pastar sus rebaños cada verano. Las tierras altas
centrales de Canaán eran poco pobladas, por lo que su solución participan
poco o ningún conflicto con los habitantes actuales de

[p. 7]

la tierra. Sólo cuando estos colonos se había convertido en algo


establecido, unida y más numerosos, lo que intento de arrebatar la nueva
tierra de los cananeos de las llanuras y valles. Así comenzó la fase de
expansión territorial, que implicaba un conflicto armado extensa, pero este
no llegó hasta los primeros días de la monarquía.

Alt teoría inicial fue apoyada y desarrollada por M. Noth, quien utilizó la
literatura - los enfoques críticos al texto en un intento de reconstruir el
complejo proceso de asentamiento de la tribu. 43Weippert M. Más
recientemente ha defendido la teoría y ofrece algunas mejoras de la
misma, 44y JM reconstrucción de Miller de la ocupación de la tierra se
inclina en gran medida en el Alt - modelo del Norte. 45Entre los arqueólogos
israelíes, el Aharoni Y. tarde era un defensor acérrimo de la teoría, 46y es
actualmente apoyada por M. Kochavi, A. y otros Zertal .47

Supuestos y metodología

Aunque la teoría de la infiltración hace uso de determinadas tradiciones


bíblicas, se rechaza claramente la situación general de los orígenes de
Israel en el Pentateuco y el libro de Josué. Sustituye a una Sudáfrica unida,
la conquista militar de un proceso pacífico y poco a poco. Toda teoría que
propone una imagen muy diferente de la que la Biblia debe proporcionar
una explicación plausible de cómo surgió la imagen bíblica. ¿Tiene la teoría
de la infiltración de tener éxito en este sentido?

Las historias de Josué 2 a 9 de la destrucción de ciudades cananeas por los


israelitas se explican por el Alt y el Norte como etiologías popular
(identificados como tales por la fórmula «a este día, por ejemplo, Jos 8:28-
29). El propósito de estas historias fue para explicar los fenómenos
contemporáneos en términos de acontecimientos pasados.
Específicamente, las descripciones de la conquista explicar la existencia en
la tierra de las antiguas ciudades en ruinas. Estas etiologías fueron
originalmente Benjamín tradiciones, más tarde recibió una cacerola-
colorantes israelita a través de la función de Gilgal (en Benjamín) como el
santuario central de una anfictionía de las doce tribus. Las historias de la
guerra de Josué 10:1-15 y 11:1-15 se consideran como pertenecientes
originalmente a las tribus de Benjamín y Neftalí, respectivamente, del
mismo modo la adquisición de su "sabor a todo Israel a través de la
formación de la anfictionía se centró en un santuario central. Del mismo
modo Josué, cuyo papel histórico fue supuestamente limitado a las
tradiciones de Josué 17:14-18 y 24:1-28, adquirió la condición de líder de
8

todo Israel.48

Esta reconstrucción de la formación de la tradición, obviamente depende


mucho de la teoría (desarrollada principalmente por el norte) de una tribu
de doce anfictionado israelita, y esto ha sido objeto de fuertes críticas en
los últimos años. 49Sin ella, el "tradiciones todo Israel" (y, En efecto, el
hecho de la unidad de Israel), son difíciles de explicar si las tribus tenían
diversos orígenes.50

En segundo lugar, Alt y el Norte han sido acusados de suponer demasiado


fácilmente que una narración no es histórico, simplemente porque contiene
un elemento etiológico. Bright sostenido hace mucho tiempo que la forma
literaria por sí solos no pueden determinar la historicidad o no de una
historia. 51BS Childs, C. Westermann y otras abogan por una definición más
estricta de la etiología que el Alt y el Norte opera con, y Childs ha
demostrado que los elementos etiológicos son secundarios en los relatos de
conquista. 52A la luz de tales objeciones, incluso Weippert admite:
"Cualquier solución de los problemas planteados por el Alt y el Norte, luego
sólo sería posible sobre la base de la evidencia externa." 53Es decir, se
admite que la arqueología puede teóricamente arbitraje en materia de la
historicidad. Del Norte se fue, de hecho, más dispuestos a escuchar a las
evidencias arqueológicas que sus críticos a veces han permitido. A pesar de
que inicialmente la historia de la destrucción de Hazor en Josué 11:1-15
como etiología, revisó su dictamen a la luz de las excavaciones Yadin y
admitió que algunos de recuerdo histórico detrás de ella. 54Sin embargo,
desde la evidencia arqueológica ha sido en general ambiguos en el mejor
de Weippert afirma que en última instancia, la cuestión de la naturaleza de
la llegada de Israel en Canaán, "aún depende de la evaluación del carácter
literario de los textos». 55Sin embargo, (e implícitamente del Norte) ha
hecho una concesión metodológico importante, porque si otro marco
cronológico se podría encontrar para la conquista, en la que se destruyeron
las ciudades pertinentes, la explicación etiológica de las narraciones de
suponer que ser abandonada.

El optimismo no es recomendable, sin embargo, para el uso Weippert de la


evidencia arqueológica es subjetivo e inconsistente. Así, se complace en
señalar que et-Tell es "definitivamente a ser identificado con
Ai, 56rechazando la identificación de El-Jib Gabaón sobre la base de que" ...
de los resultados de las excavaciones Pritchard ... no está de acuerdo con
la historia de la ciudad de Gabaón, ya que esto puede deducirse de las
fuentes escritas 57"- una referencia a la falta de ocupación LBA allí. Esta
afirmación es realmente sorprendente, porque el caso de la identificación
de El-Jib Gabaón es en realidad mucho más fuerte (que incluye evidencia
de las inscripciones) que para la identificación de Et-Tell con la IA. ¿Qué
hay detrás Weippert incoherencia es el hecho de que la diferencia en la
ocupación en et-Tell está en consonancia con el carácter etiológico supone
de Josué 8:1-19, mientras que la brecha de El-Jib es inconveniente porque
Weippert quiere hacer uso histórico de la tradición en Josué 9, la narrativa
del Tratado de Israel con los gabaonitas en que los puntos de capítulo, en
su opinión, "las relaciones pacíficas entre las ciudades de los cananeos y
los grupos de" israelita ", que entró en 58enfoque del país». A más riguroso
de la demanda Josué 9, o bien que se desprenderá de importancia
histórica, o que et-Tell ser rechazada por el sitio de Ai, ya que los
resultados de las excavaciones "no está de acuerdo con la historia de la
9

ciudad ... ya que esto puede deducirse de las fuentes escritas '!

En este caso (como, por desgracia, en otros) los presupuestos de la teoría


de la infiltración se consideran primordiales. Oportunidad de las pruebas
externas en la práctica tiene poca o ninguna influencia de 'la evaluación del
carácter literario de los textos; que la evaluación y la evaluación de las
pruebas externas, sí son realmente determinada de antemano por la
teoría.

La arqueología y la naturaleza de la solución de los israelitas

En la década de 1950, durante un estudio del sur de la Alta Galilea, Y.


Aharoni descubierto "muchos pequeños asentamientos de la Edad de
Hierro en las proximidades ... a veces sólo uno o dos kilómetros de
distancia. 59La densidad de los asentamientos de la edad de hierro en esta
región supera al de cualquier más tarde período. Sobre la base de un
conjunto de cerámica desenterrados durante una excavación preventiva en
Khirbet et-Tuleil (Horvat Harashim), Aharoni asignado estos asentamientos
a principios de la Edad del Hierro y de fecha a los siglos 13 y 12 antes de
Cristo. Dijo: "No hay duda, en mi opinión, que esta ola de liquidación
desde el comienzo de la Edad del Hierro es Israel ..."60

[p. 8]

Estudios posteriores realizados en otras partes de la región montañosa de


una nueva generación de arqueólogos israelíes han producido resultados
similares. Ahora se reconoce ampliamente que la primera Edad de Hierro
se observó una proliferación de pequeños asentamientos en las regiones
del altiplano. El número total descubierto ahora supera los 300. Decenas
más se producen en la meseta de Transjordania.

La mayoría de estos sitios son los pueblos de sólo 1.2 hectáreas, aunque
algunos son mucho más grandes. La mayoría son sin muro, aunque
algunos (por ejemplo, Gilo, al sur de Jerusalén, y varios sitios de la Alta
Galilea) había fortificaciones. La mayoría de los primeros pueblos de la
Edad de Hierro eran nuevas fundaciones, por ejemplo, en el centro del país
97 de 114 sitios de Hierro I no mostraban rastros de la ocupación de
Bronce tardía. 61La cultura material de los pueblos que de hierro es
uniformemente pobre. Muestran una variedad limitada de tipos de
cerámica, de una economía de subsistencia.

Debido a que las tierras altas centrales de la región inicialmente colonizada


por las tribus de Israel, y porque los asentamientos de las tierras altas
mostrar la continuidad cultural con el período de Hierro II, que es el tiempo
de la monarquía israelita, la mayoría de los arqueólogos están de acuerdo
con Aharoni que los asentamientos de Hierro I debería estar asociada con
los israelitas. Por esta razón, los asentamientos de hierro que
recientemente han asumido una posición de centro-etapa en el debate
sobre la naturaleza de la emergencia de Israel en Canaán. Hay
(previsiblemente) las principales diferencias sido de la opinión sobre la
interpretación de estos asentamientos.
10

Aharoni sostiene firmemente la opinión de que los asentamientos de


Galilea es anterior a la caída de Hazor y por ello apoya la teoría de la
infiltración, mostró, en su opinión, que la conquista de las ciudades
cananea había sido precedida por un tiempo de solución pacífica. Yadin
opuesto sistemáticamente a él, 62y estudios recientes han demostrado de
forma concluyente que Aharoni estaba mal, la destrucción de LBA Hazor
precedido por algunas décadas antes del Hierro I pueblos. 63Sin embargo,
estos estudios no se puede decir que han reivindicado la teoría de la
conquista, ya que (como hemos ha visto más arriba) que ya no parece
probable que la caída del LBA Hazor puede estar asociada con la conquista.

Otro aspecto de los asentamientos de Hierro I, que ha surgido a través de


las investigaciones más recientes es el alto grado a la que su cultura
material se encuentra en continuidad con el de la LBA anterior, a pesar de
su pobreza relativa. De hecho, la continuidad con el LBA se ha observado
en todos los aspectos individuales de la cultura de Hierro I: de cerámica,
hachas, dagas, cuchillos, prendas de vestir-Pins, tradiciones artísticas,
objetos de culto, los guiones y la arquitectura. 64También es evidente
(como se verá más abajo) que la gente que de hierro estaban
familiarizados con los aspectos de la vida sedentaria y la agricultura. Estos
hechos son difíciles de conciliar con la idea de que eran pastores nómadas
de los límites del desierto. (Como se señaló anteriormente, que son
igualmente difíciles de conciliar con la idea de que los colonos israelitas
recién llegados.)

La evidencia indica que los colonos de hierro que eran personas que habían
tenido un contacto prolongado con la cultura urbana de la LBA de Canaán,
no las personas que inicialmente habían resuelto bien lejos de las
ciudades-estado y más tarde sólo había relaciones hostiles con ellos. En
resumen, la evaluación más reciente de los colonos de hierro que no se
sienta cómoda con la teoría de la infiltración, especialmente formulado por
Norte.

Es oportuno mencionar aquí otra objeción que se ha planteado a la teoría:


que depende de una visión anticuada del nomadismo. 65Norte caracteriza a
los antepasados de Israel como "la tierra semi-nómadas hambrientos
anhelo" después de "una vida más estable en el campo agrícola
codiciado. 66Estudios recientes del nomadismo han dejado claro que los
pastores nómadas del antiguo Oriente Próximo no eran «hambrientos de
tierras, ni viven aislados u hostiles a la sociedad establecida. Su relación
con la cultura urbana en general se estrecha y simbiótica, las relaciones
económicas y sociales entre las poblaciones seminómadas y sedentarios
eran recíprocos, el nomadismo pastoral, como complemento de una
economía agrícola a maximizar el potencial de los recursos de la tierra.67

Estos hallazgos no descarto totalmente la teoría de la infiltración, a pesar


de que requieren la modificación drástica. Esto ha sido reconocido por sus
más recientes, que han comenzado el proceso de modificación. 68El
investigador que ha llevado más lejos este es V. Fritz, que se ha propuesto
lo que él llama una "hipótesis de la simbiosis. 69Esto tiene en cuenta los
últimos estudios de nomadismo, y de la continuidad entre la cultura
material de LBA y el de la de Hierro I colonos. Considerando Norte
favorecieron el siglo 13 aC como el momento en que los antepasados de
Israel entraron en la tierra, Fritz empuja a su llegada de nuevo a los 14 o
incluso el siglo 15 antes de Cristo. 70Esto permite durante un largo período
11

de contacto entre los antepasados de Israel y de la sociedad cananea de la


LBA antes de los grupos seminómadas eventualmente se convirtió en
sedentarios al comienzo del Hierro I. Sólo entonces se convierten en
"visible" arqueológicamente, ya semi-nómadas dejan pocos rastros de su
existencia. Su sedentarización, de acuerdo a Fritz, fue una respuesta a las
condiciones económicas que afectaron a cambiar el conjunto de la sociedad
cananea, al final de la LBA.

Si bien la hipótesis simbiosis de Fritz guarda la teoría de la infiltración con


respecto a las pruebas arqueológicas y estudios de nomadismo, no, por
supuesto, evitar los problemas planteados más arriba con respecto a las
tradiciones bíblicas.

2. Las hipótesis en la que Israel es indígena a Canaán

2 bis. La teoría de Revuelta Campesina

GE Mendenhall intento de construir una tercera alternativa a la conquista


militar y las teorías de la infiltración pacífica de salir de un sentimiento de
frustración con las metodologías actuales. El hecho de que tales cuentas
irreconciliables de los orígenes de Israel podría ser desarrollado a partir de
la misma evidencia lo llevó a cuestionar los supuestos fundamentales que
subyacen a los dos. Enumeró estos supuestos como sigue: "a. Que las
Doce Tribus entraron a Palestina de otra área justo antes o
simultáneamente con la "conquista". b. Que las tribus de Israel eran ...
"semi-nómadas" que se apoderaron de las tierras y se asentaron en ella
durante y después de la conquista. c. Que la solidaridad de las Doce Tribus
fue un "étnica", y que el parentesco era la base del contraste entre
israelitas y cananeos. "71

Después de desacreditar ampliamente conceptos erróneos sobre semi-


nómadas y su relación con los agricultores sedentarios (como se mencionó
anteriormente), y la creencia de que la organización tribal indicó un
(semi-) origen nómada, Mendenhall examinó la relación entre los términos
"hebreo" y Apiru ( el segundo se produce sobre todo en las "cartas de
Amarna, la correspondencia entre la ciudad cananea-los gobernantes del
Estado y sus señores de Egipto en el siglo 14

[p.9]

A. C.). Al asumir estos términos como sinónimos, y su definición en el


sentido de alguien que "ha renunciado a cualquier obligación de la sociedad
en la que antes tenían algunos de los que ... y tiene a su vez, se privó de
su protección, 72Mendenhall produjo una radical nueva visión de los
orígenes de Israel: "Porque si los primeros israelitas fueron llamados"
hebreos ", podían ser considerados tan sólo desde el punto de vista de
algunos existentes, políticos legítimos la sociedad de la que se habían
retirado. 73"Los israelitas pronto fueron, pues, considerarse como el
campesinado indígena de Canaán retirarse del régimen opresivo de la
ciudad-estado del sistema. No hubo desplazamiento radical de la población,
no hubo genocidio, no hubo gran escala la expulsión de la población, sólo
12

de los administradores de reales (de necesidad!).74

Mendenhall, no, sin embargo, rechazamos totalmente la historicidad del


Éxodo tradiciones del Sinaí. De hecho, juegan un papel vital en su
hipótesis. En vista de Mendenhall, la fe yahvista, y el concepto de una
comunidad en relación con el Señor por el pacto, se llevó a Canaán por un
grupo de ex-esclavos cautivos de trabajo que habían huido de la opresión
en Egipto. Cuando este grupo llegó a Canaán, la lealtad y las obligaciones
de la comunidad del pacto resultado «atractiva para todas las personas que
sufren bajo el peso de la sujeción a un monopolio del poder ...', que por lo
tanto se identificaron con los antiguos esclavos y rápidamente creció su
comunidad. 75Sin embargo, el núcleo original de Israel fue "sólo un
pequeño grupo", "no hubo invasión estadísticamente importante de
Palestina".76

Al igual que las teorías que se pretende sustituir, Mendenhall supone que
los orígenes de Israel se debe buscarse a finales del siglo 13 antes de
Cristo. Las razones para la fijación de esta fecha no son del todo claras, y
Mendenhall parece haber heredado algo sin sentido crítico de la viejas
teorías.

Tesis de Mendenhall tenía inicialmente una fría recepción. Su enfoque


sociológico desconocido lo hace menos atractivo que las teorías de más
edad, que aún conserva su popularidad. (La fascinación actual de los
estudiosos de la Biblia de las cuestiones sociológicas fue relativamente
poco desarrollado en 1962.) Además, la tesis fue declarado sin rodeos y
con documentación insuficiente, lo que dejaba abierta a la crítica. Por
ejemplo, Mendenhall había asumido, más que argumentó que "hebreo" era
sinónimo de 'Apiru, que este último tuvo el significado que se le atribuyen,
y que la inestabilidad política del período de Amarna proporcionado un
modelo para lo que sucedió en Canaán en el siglo 13 a. de JC. Los críticos
han formulado objeciones a todos estos puntos, y por lo menos una década
después de la tesis de su publicación Mendenhall fue ampliamente
rechazada, a menudo después de la breve discusión solamente. 77Una
excepción notable fue proporcionada por la segunda edición de Una
Historia de Bright de Israel, ,78que hizo importantes concesiones en
dirección de Mendenhall. Sin embargo, durante la década de 1970, como
una crítica a la metodología de la escuela de Baltimore montado, la tesis de
Mendenhall recibido una creciente atención en el debate
académico.79También atrajo a los defensores que le dieron una base mucho
más fuerte que Mendenhall había logrado para que en su artículo original.

El autor de la propuesta nueva más importante de la teoría es NK


Gottwald, que ha desarrollado a lo largo de líneas distintivas. 80Él se aparta
de Mendenhall al rechazar el pacto mosaico y su ideología religiosa como
un factor significativo en la aparición de Israel de la sociedad cananea, y,
de hecho, ha expresado serias dudas sobre el valor histórico del Éxodo
tradiciones del Sinaí. 81Además, si bien Mendenhall muestra la polarización
de la sociedad cananea y la aparición de Israel como ocurre prácticamente
en una noche, Gottwald se extiende el proceso, que complementa el
modelo de «rebelión campesina" con uno de los "sociales revolución ", el
último« flujo y reflujo de más de dos siglos ". 82En tercer lugar, Gottwald se
refiere a la de Hierro I, los asentamientos en la región montañosa como la
labor de los grupos rebeldes de retirar a las regiones de menor
resistencia; 83Mendenhall, por otra parte, cree que los rebeldes se retiró
13

"no física y geográficamente, sino también política y subjetiva" de los


regímenes existentes.84

Evaluación

Como se señaló anteriormente, ha sido fácil para los críticos a encontrar


defectos en la declaración original de Mendenhall de la teoría de la revuelta
campesina. Las defensas y las modificaciones producidas por nuevos
autores, como Gottwald y ML Chaney 85han eliminado algunas de sus
deficiencias graves, por lo que las críticas que podrían formularse con
respecto a Mendenhall no se aplican a las versiones más recientes de la
teoría. En aras de la economía, voy a mencionar sólo los puntos débiles
que las principales versiones tienen en común.

La objeción planteada anteriormente a la teoría de la infiltración, que no


tienen en cuenta las tradiciones bíblicas, es aplicable también a la teoría de
la revuelta campesina. Mendenhall ofrece la mejor explicación de cómo
surgió la tradición bíblica, ya que es capaz de señalar a un grupo que en
realidad salió de Egipto, convertido en una comunidad de la alianza en el
Sinaí y, posteriormente, migran a Canaán. En su opinión, los grupos más
grandes que más tarde se unió a estos recién llegados se identificaron de
manera plenamente con la liberación de Egipto de que "los acontecimientos
originales históricos a los que todos los grupos identificaron a sí mismos
priman sobre el tiempo y excluidos de las tradiciones histórico detallado de
determinados grupos que se unieron más tarde ». 86Debe seguir siendo una
cuestión de opinión si el origen cananeo de Israel podría haber sido
totalmente eclipsado por la idea de que es ajeno a la tierra, pero parece
muy poco probable. Debemos recordar que esta idea se encuentra no sólo
en la tradición del Éxodo, pero también en las historias de los patriarcas.87

Gottwald ha tratado de descubrir las pistas dentro de la tradición bíblica,


que indican que los orígenes de Israel eran al menos en parte indígenas, y
se hace un uso ingenioso de fragmentos, como Josué 6:25 y 9:3-15. 88Pero
este tipo de pruebas no puede soportar la de peso que se trata de colocar
en ella. Todo lo que se demuestra es que, una vez que había llegado a la
tierra, Israel asimilados grupos cananeo. Puede, en efecto, han absorbido
los grupos más cananea que las tradiciones implica. Pero que todavía está
muy lejos de decir que Israel estaba en la esencia autóctona y se originó
en una revuelta campesina.89

Las tradiciones relativas a ciudades conquistadas, se han explicado como el


resultado de la victoria de los rebeldes de la ciudad-los gobernantes del
Estado. Por ejemplo, Joshua 12 es visto como una lista de los reyes, cuyas
explotaciones se logró que les fueron arrebatados. 90Pero la teoría no tiene
en cuenta adecuadamente las narraciones en las que se destruyeron
ciudades enteras. Evidentemente, habría estado en contra de los intereses
propios de los rebeldes de destruir sus hogares una vez que se había
liberado de la ciudad-los gobernantes del Estado.91

Un hecho que es extremadamente perjudicial para la teoría es que no hay


ningún pedazo de evidencia externa de que una revuelta de campesinos
14

[p.10]

tuvo lugar en el siglo 13 a. de JC. No hay textos como las cartas de


Amarna del siglo anterior, que se refieren a cualquier evento de tal, y
ninguno está atestiguada arqueológicamente. De hecho, la arqueología de
l3 siglo Canaán no admite la distinción entre el campesinado y la
aristocracia urbana, que los partidarios de la teoría presupone. 92El colapso
de las ciudades de LBA y el crecimiento de los pueblos de Hierro I, han sido
interpretados como evidencia de la revuelta, pero este punto de vista se
enfrenta a varios problemas graves.

En primer lugar, LE Stager ha señalado que las cifras de población


deducirse de LBA y patrones de asentamiento de hierro que parecen decir
en contra de la teoría: "Dada la baja total de la población del Bronce Tardío
en Canaán, parece poco probable que los campesinos, aunque todos ellos
habían "rebelado", podría haber sido lo suficientemente grande como para
dar cuenta de la Edad de Hierro I total de población de la aldea ...'.93En
segundo lugar, si el Hierro I altiplano sociedades nacieron fuera del
conflicto, es sorprendente que muchos de ellos no fortificada. Esto implica
que las condiciones imperantes eran pacíficas y que nadie impugnó la
ocupación de las tierras altas. 94En tercer lugar, si los pueblos que de hierro
marca un intento de romper con la ciudad-estado del sistema, todas deben
estar a cierta distancia de los centros de sobrevivientes de poder. De
hecho, este no es el caso. Izbet Sartah estaba cerca de la llanura
costera, 95y un número de sitios (Gilo, Tell et-Ful y Mevasseret
Yerushalayim) agrupado cerca de Jerusalén, que, según la tradición bíblica,
se mantuvo fuera de las manos israelita hasta la época de David (es
decir, el inicio de hierro IIA). En cuarto lugar, como veremos más adelante,
hay fuertes razones para creer que los aldeanos que habían Hierro
nómadas sido antes pastoral más que los agricultores de las llanuras y
valles.

En resumen, la evidencia arqueológica sugiere que la teoría de los


campesinos, la revuelta no es un relato preciso de los procesos que
estaban teniendo lugar en Canaán al final de la LBA y el comienzo de la
Edad de Hierro. De hecho, una de las más fuertes críticas recibidas por los
defensores de la teoría es que ignoran o aplicó erróneamente las pruebas
arqueológicas.96

2 ter. Otras teorías, en la que Israel es indígena a Canaán

Mientras que la teoría de Mendenhall, incluso en su versión modificada por


los demás, no ha ganado el apoyo de la mayoría, sus críticas a los
supuestos tradicionales (especialmente los relativos al nomadismo) han
demostrado ser muy influyente. La teoría de la revuelta campesina ha dado
lugar a varios otros puntos de vista en la que Israel se originó en la tierra
de Canaán, de modo que ahora hay un consenso general de que Israel era
autóctono.97

Una objeción que se puede hacer a todos estos puntos de vista es que
comparten con la teoría de la revuelta campesina a las mismas dificultades
con respecto a las tradiciones bíblicas. Para evitar ser repetitivos, no se
señaló en cada uno de los siguientes casos. También tienen otra dificultad
15

importante en común, que se debatirá después de las diversas opiniones se


han esbozado.

2bi. Ver Finkelstein de los orígenes nómadas de Israel

I. Finkelstein ha desarrollado recientemente una teoría, 98sobre la base de


los estudios arqueológicos del proceso de solución de Hierro I, que
comparte ciertas características con la hipótesis de la simbiosis de Fritz
'discutido anteriormente. Finkelstein está de acuerdo con Fritz que los
colonos de hierro que antes eran pastores nómadas que habían tenido
contacto prolongado con LBA de la cultura cananea. Sin embargo, mientras
que Fritz conserva la idea de que estos semi-nómadas originalmente había
entrado en la tierra de otros lugares, Finkelstein rechaza. Él admite que
Israel pronto podría haber tenido orígenes diversos, y reconoce que es
probable que haya un núcleo histórico de la tradición de un éxodo de
Egipto, pero cree que la gran mayoría de los colonos de Hierro I eran
indígenas.

Su argumento en favor de su estado de semi-nómadas antes del comienzo


de la Edad de Hierro es mucho más rigurosa desarrollados que Fritz y vale
la pena resumir brevemente. Esencialmente Finkelstein hace cuatro puntos
a favor de ver los asentamientos de Hierro I, como prueba de un proceso
de sedentarización.

I. Los primeros pueblos de Hierro I, se establecieron en la cordillera central


y en los valles interandinos pequeñas - las mejores zonas para el pastoreo
y la agricultura de secano. La agricultura Orchard sólo llegó más tarde con
la solución de las laderas occidentales de la región montañosa de Efraín.
Este patrón de asentamiento indica que los colonos tenían una pastoral
más que un medio urbano o rural.

II. El diseño de muchos sitios que Hierro - normalmente una planta elíptica
en la que las viviendas rodean un espacio central - se asemeja a la
disposición de las tiendas de campaña duwwar de los grupos nómadas, y
ser visto como un desarrollo de ellos.

III. El uso extensivo de los silos de almacenamiento subterráneo de los


aldeanos que Hierro es una característica de las sociedades nómadas de
establecerse, debido a la necesidad más urgente de estas sociedades es el
espacio de almacenamiento para el ensilaje.

IV. broadroom casas simples y columnas, cuatro casas de habitación son la


evolución de la tienda de campaña al estilo beduino, por lo que indican los
antecedentes nómadas del Hierro I colonos.

Estos argumentos no son todos de igual valor, y los dos últimos están
especialmente abiertos a las críticas. 99Sin embargo, Finkelstein ha logrado
en gran medida el fortalecimiento del caso para ver los asentamientos de
Hierro I, como prueba de la sedentarización de los pastores nómadas.
También ha hecho una contribución importante mediante la presentación
de evidencia arqueológica de la existencia de una importante población de
pastores nómadas en el LBA de Palestina. Los grupos nómadas son
16

notoriamente difíciles de detectar arqueológicamente, pero Finkelstein


argumenta que los santuarios y cementerios lejos de los centros de
población asentada en punto a la existencia de tales grupos durante la
LBA, y provisionalmente los identifica con la shasu / Sutu en los textos
LBA.100

Al igual que Fritz, Finkelstein explica los puntos de continuidad entre la


cultura material de LB y de Hierro I, en términos de un estrecho contacto
entre estos pastores nómadas y de la sociedad cananea durante el
LBA. 101También como Fritz, que interpreta la sedentarización de los
pastores nómadas en el inicio de Hierro I como una respuesta a las
condiciones económicas cambiado que asistieron a la caída de la ciudad
LBA-estados. Él se aparta de Fritz, sin embargo, en el argumento de que la
semi-nómadas eran grupos de indígenas a Canaán.

Finkelstein sugiere que su origen debe buscarse en el deterioro de los


sistemas rurales y urbanos de Palestina en el

[p.11]

finales de la Edad del Bronce Medio, es decir, en el siglo 16 antes de Cristo.


Como asentamientos permanentes fueron destruidas o abandonadas, una
gran proporción de la población sedentaria se convirtió en nómada, y así
continuó hasta que el proceso se invirtió a comienzos de la Edad del Hierro.
Si bien la prueba de esta tesis es deficiente, que se explica lo que se
convirtió en parte de la población de Palestina en el LBA, la población
sedentaria se redujo drásticamente al final de la MBA, pero volvió a
aumentar al inicio de Hierro I, y la sugerencia de que la «falta «proporción
vivido como semi-nómadas, escasamente sancionada por la evidencia
arqueológica, que da sentido a esta situación. 102No es, sin embargo, la
única explicación posible, como se señala más adelante.

Aunque Finkelstein utiliza el término "israelita" para describir los colonos


de Hierro I, señala que, al hacerlo, está utilizando simplemente como
«untérmino técnico para la" gente región montañosa en un proceso de
establecerse ". 103De hecho, no creer que no había tal cosa como la
identidad de Israel como en la fase de sedentarización: la formación de 'El
de la identidad israelita era un proceso largo, complicado y complejo que,
en nuestra opinión, sólo se completó a principios de la
monarquía. 104"Vamos a véase más adelante que esta evaluación es
inaceptable, incluso si se ignoran las acciones Finkeistein por las
tradiciones bíblicas como fuente histórica.

2 B II. La teoría de Callaway, de las poblaciones desplazadas de la


planicie costera

El Callaway JA tarde 105ha esgrimido argumentos en contra de semi-


nómadas de origen para los colonos de Hierro I, y prefieren ver como los
aldeanos desplazados cananea de la planicie costera y la Sefela.

Refiriéndose a la utilización de cisternas de los hogares en los sitios de


tierras altas como Tell es-Nasbeh y Khirbet et-Tell (hasta tres a cada casa
17

de este último), señala que su ubicación debajo de las paredes y pisos


sugiere que fueron excavadas antes las casas fueron construidas, lo cual
sugiere que los colonos que ya poseen un conocimiento práctico de las
cisternas de los hogares, y la tecnología para crearlos, cuando llegaron a
las tierras altas. También señala a la capacidad de los colonos de Hierro I
para crear terrazas agrícolas, haciendo posible el cultivo de las laderas con
fuerte pendiente. Se considera que esta capacidad como un requisito
previo para la colonización de las tierras altas, y la evidencia de un fondo
agrícola para los colonos. También argumenta que los restos materiales de
los pueblos del punto I de hierro con un fondo cultural en la Sefela y la
llanura costera. Cerámicos y artefactos de metal y objetos inscritos se citan
en apoyo de estos vínculos culturales. En vista de Callaway, el Hierro I
colonos en las colinas eran refugiados de la presión demográfica y los
conflictos en la llanura costera y Sefela, causada por la llegada de los
filisteos y de otros Pueblos del Mar ". Estos colonos del altiplano finalmente
como Israel, de modo que los orígenes de Israel en última instancia, debe
buscarse en los pueblos cananeos de las llanuras y tierras bajas. Ver
Callaway, por lo tanto tiene algo en común con la teoría de la revuelta
campesina, en que los colonos de hierro que son presentados por ambas
teorías como refugiados de los distritos de tierras bajas. Pero mientras que
la teoría de la revuelta campesina representa como escapar de la
explotación económica opresiva, Callaway vería como refugiados de los
recién llegados agresivo.

Dejando aparte el hecho de que la teoría de Callaway se mete en muchas


de las mismas dificultades que la teoría de la revuelta campesina, no ha
logrado establecer un fondo agrícola para el Hierro I colonos. Él no ha
presentado ninguna prueba que no puede explicarse en términos de
contacto durante un largo período entre la semi-nómadas y los cananeos
reiterada de la LBA. Cisterna tecnología podría haber sido adquirido a
través de ese contacto, cisternas (incluso impermeabilizado con yeso) se
utilizados en, por ejemplo, Hazor y Taanach en el LBA. Los artefactos y
objetos inscritos que Callaway cita como prueba de las raíces culturales en
las tierras bajas pueden indicar contacto permanente con los
sobrevivientes de las ciudades de la llanura costera (a través de un
comercio limitado o la trashumancia) después de la semi-nómadas había
empezado a asentarse. Las implicaciones de la tecnología de construcción
de terrazas para el origen de los colonos de las tierras altas son en el
mejor seguro. Callaway supone que los colonos trajeron con ellos la
tecnología ya hecho, 106pero DC Hopkins, en un importante estudio de la
agricultura del altiplano, tiene una opinión diferente. Él argumenta que las
técnicas de terrazas no eran un requisito previo esencial para el cultivo en
las tierras altas, y que es "mucho más contundente para asumir que las
técnicas fueron desarrolladas por los colonos en su intento de hacer frente
a las exigencias de su entorno de las tierras altas.107

La economía de los pueblos de Hierro I en Khirbet et-Tell y Khirbet


Raddana, a la que se refiere principalmente Callaway, no ayuda a su caso.
Los recintos de los animales y establos nacional indican claramente la
importancia de los ovinos y caprinos en que la economía, mientras que las
áreas disponibles para el cultivo eran muy limitadas. Callaway admite, y
estima que quizás "a la mitad de la subsistencia de la familia provienen de
sus animales. 108Sin querer minimizar la importancia de la agricultura de
secano en la economía, debemos cuestionar la insistencia de Callaway, que
estos pueblos fueron establecidos a partir el inicio en una base de
18

subsistencia de la agricultura y ganadería principalmente pequeñas en


segundo lugar. 109En resumen, su opinión de que los colonos eran
originalmente los agricultores en lugar de pastores es una suposición, no
es una conclusión que nos impone la evidencia.

Por último, si los aldeanos me Hierro eran refugiados de la llanura costera


y la Sefela, hacia el interior bajo la presión de la invasión filistea de esas
regiones, es de esperar que tengan principalmente colonizado las tierras
altas de Judá, inmediatamente al este. De hecho, sin embargo, a principios
de asentamientos de la Edad de Hierro fueron muy escasos en esa zona,
sólo diez son conocidos, en comparación con 115 en Ephraim noventa y
cinco, en Manasés (es decir, entre Jerusalén y el valle de Jezreel). 110En
resumen, la teoría de Callaway, representa el sólo una pequeña parte de
los datos arqueológicos (que es igual de bien en cuenta en otras formas), y
se contradice con la mayor parte de ella.

2biii. Israel Lemche evolutiva "de

En el contexto de una crítica importante de la teoría de la revuelta


campesina, NP Lemche ha presentado su propio punto de vista alternativo
de origen israelita. Rechazando comienzos revolucionarios de Israel, que
prefiere hablar de un "Israel evolutivo".111

Lemche es aún más radical que Mendenhall y Gottwald en romper con las
tradiciones bíblicas. Se considera que las tradiciones de la historia
temprana de Israel de ser tan tarde en origen como para ser inútiles para
la reconstrucción histórica: "... Propongo que se niegan a ser dirigidos por
el relato bíblico y en lugar de considerarlo, al igual que otros materiales
legendarios, como fundamentalmente ahistórica, es decir, como una fuente
que sólo excepcionalmente puede ser verificado por otros datos. Su
reconstrucción alternativos

[p.12]

ción se basa totalmente en lo que podemos deducir de los materiales


arqueológicos del desarrollo social, económico, cultural y política en
Palestina, hacia el final del segundo milenio. 112Lemche no desea, sin
embargo, para limitar sus investigaciones a finales del siglo 13 BC, para el
Estado israelita pudo haber sido formada "como resultado de un desarrollo
que en realidad puede haber cubierto la totalidad de la Edad del Bronce (o,
para el caso, un plazo más largo de tiempo). 113Después de examinar las
condiciones y instituciones de la LBA, y examinar las posibles razones de la
decadencia económica y cultural que marcó el final del período, Lemche
ofrece una "hipótesis de trabajo ', que pueden resumirse como sigue:

Desde por lo menos desde la primera mitad del siglo 14 aC las tierras altas
centrales fueron la morada de los Apiru, a quien define como «un elemento
para-social ... [compuesto] de no fugitivo ex-campesinos libres o
copyholders de la pequeña ciudad-estado en las llanuras y los valles
de114los agricultores de Palestina '. En otras palabras, que una vez había
sido resuelto. Estos grupos son acreditados por la correspondencia de
Amarna, pero no de otra manera en función de la evidencia arqueológica
19

para ese período, porque no eran sedentarios en esa época, vivían como
"grupos ilegales de los piratas". 115Sin embargo, cuando aparecen nuevos
asentamientos en las tierras altas más de un siglo más tarde, al comienzo
de la Edad del Hierro, son pruebas de las nuevas estructuras políticas que
están surgiendo entre los mismos grupos. Los asentamientos de hierro que
dan fe de una vuelta por los grupos a un estilo de vida establecido,
agrícola, y el comienzo de la (re) proceso de tribalización. Israel fue el
producto final de ese proceso.

Ver Lemche tiene mucho en común con Finkelstein. Ambos ven a Israel en
desarrollo de los grupos no sedentarios en las tierras altas, y ambos creen
que los grupos anteriormente había sido resuelto. Sin embargo, es obvio
que tienen puntos de vista diferentes sobre los orígenes y estilos de vida
de esos grupos. Lemche también ofrece una explicación diferente de su
sedentarización. Él cree que su regreso a una existencia de la agricultura
no era posible antes de finales del siglo 13 antes de Cristo, porque la
agricultura no podría llevarse a cabo en las tierras altas, sin técnicas de
terrazas y el agua alineados cisternas, ninguno de los cuales, de acuerdo
con Lemche, se desarrolló hasta que tiempo. 116Este argumento es
totalmente falaz, ya que (en común con el argumento de Callaway, se
discutió anteriormente) hace suposiciones erróneas sobre estas dos
innovaciones tecnológicas. Sin embargo, las principales debilidades de
vista Lemche, será discutida más adelante, después de haber esbozado
una teoría más de orígenes indígenas.

2biv. La síntesis de Coote y Whitelam

La reconstrucción presentado por el Sr. RB Coote y KW Whitelam es más


compleja y matizada que la de cualquiera Finkelstein o Lemche. Sin
embargo, tiene algunos rasgos en común con ambos.

Como Lemche, Coote y Whitelam rechazan explícitamente las narraciones


bíblicas como fuente para la reconstrucción de la historia temprana de
Israel. En cambio, la tarea del historiador es "para explicar el registro
arqueológico en el contexto de la historia y la antropología
comparativa.117Revisan una impresionante gama de pruebas en un intento
de cumplir esta tarea, y son dignos de encomio para la producción de una
nueva síntesis difícil, sólo una pequeña parte de los cuales pueden ser
comentados aquí - que lleva más directamente sobre la naturaleza de los
orígenes de Israel.118

Después de examinar la naturaleza y la ubicación de los asentamientos de


Hierro I, concluyen que la evidencia arqueológica no es compatible con la
conquista, la infiltración o las teorías de la revuelta. Más bien, el origen de
esos asentamientos es que se establezcan en el contexto de una
declinación económica que se produjo al final de la LBA, probablemente
como resultado de una ruptura del comercio interregional en el que la
economía urbana de Canaán dependía en última instancia. Este colapso
económico urbano desencadenó una serie de procesos.

En los centros urbanos de las tierras bajas disminuyó en la prosperidad


material, se produjo un cambio de solución entre los grupos rurales,
incluidos los agricultores, los pastores nómadas, e incluso los bandidos,
20

todos los cuales dependen económicamente de las ciudades de las tierras


bajas hasta cierto punto. El desarrollo de la agricultura en las tierras altas,
que no ha sido económicamente viable durante el LBA, ahora se convirtió
en una opción atractiva para estos grupos. Los asentamientos se fundaron
sobre la base de una mezcla de agricultura y el pastoreo. Posteriormente la
"solución a las aldeas en el interior del país se le dio forma incipiente
política y étnica en el pueblo libremente federadas que se hacen llamar a
Israel".119

Así, en la reconstrucción ofrecida por Coote y Whitelam los antepasados de


Israel no eran exclusivamente los campesinos, los bandidos o los pastores
nómadas, sino una mezcla de los tres, lanzado por el efecto sísmico de la
disminución en el comercio interregional. El atractivo de la síntesis de tan
amplio es que evita las deficiencias de los enfoques más estrechos. Parece
ser capaz de adaptarse a prácticamente todos los datos disponibles
(excepto, por supuesto, de las tradiciones bíblicas, que son explícitamente
rechazadas por razones metodológicas). Veremos ahora, sin embargo, que
hay al menos una pieza de evidencia que trastorna los cuatro de las teorías
revisadas en esta sección.

La mayor crítica de las teorías anteriores

Los cuatro de las teorías expuestas, ya sea explícita o implícitamente, dar


una fecha relativamente tardía a la formación de una entidad llamada
Israel. Israel ni siquiera comenzar a tomar forma hasta que un grupo o
grupos se embarcó en el proceso de asentamiento en las tierras altas,
como se evidencia por la arqueología. En otras palabras, no había "Israel"
antes del inicio de Hierro I, y no tal vez por algún tiempo después.

Es bien sabido que la primera referencia a Israel fuera de la Biblia viene del
siglo 13 a. de JC. Esto ocurre en la última estrofa de un himno que celebra
las victorias del faraón Merenptah (o Merenptah), inscrito en lo que se
conoce como la "estela de Israel, que data de quinto año de Merenptah, es
decir 1207 aC en la cronología de baja ahora prefiere para 19 dinastía de
Egipto. Es la datación relativa de esta referencia a Israel y los primeros
asentamientos de Hierro I, que adolece de lo anterior teorías de los
orígenes de Israel.

Hasta hace poco el comienzo de la Edad de Hierro ha sido muy poco


definida. Como familia ha sido asignado una fecha de alrededor de 1200
AC, en reconocimiento de que esto es sólo una mano, número redondo, y
que algunos de los asentamientos de hierro que pueden haber aparecido
antes y otras después. Por lo tanto Lemche, hablando de la aparición de
Hierro I pueblos, es capaz de decir: «La fecha de toda esta actividad tal
vez cae hacia el final del siglo 13, muchas son en cualquier caso, desde el
principio del siglo 12. 120Coote y Whitelam observación: «Israel se originó
durante los trimestres tercero y cuarto del siglo XIII

[p.13]

con el cambio de uso de suelo y patrones de asentamiento de los


palestinos y el margen de las tierras altas de secano. 121Finkelstein también
21

asigna al principio de sedentarización en el altiplano en el siglo 13 a. de JC,


aunque admite que los datos de este son «pocos y poco
convincentes. 122Sin embargo, ha surgido del reciente estudio BG Wood,
magistral de la Plancha / LBA I La transición de que el comienzo de Hierro
I, en realidad debe constar la fecha cerca de 1170 aC, y no de manera
imprecisa a alrededor de 1200 aC, como se suponía anteriormente. 123Esto
significa que tenemos pruebas irrefutables de la existencia de Israel,
algunos 30-40 años antes de los primeros asentamientos de Hierro I, que
supuestamente marca el comienzo de la formación de Israel. Coote y
Whitelam pueden estar esperando a la cabeza como una crítica cuando
sugieren que la inscripción Merenptah »no puede referirse a ... a cualquier
grupo social ancestrales directamente a Israel monárquico ". 124Esta
declaración es claramente fantástico defensa especial. La evidencia de la
Estela de Merenptah no pueden ser eliminados simplemente porque no
encaja en una teoría particular de origen israelita, en cambio, la teoría
debe ser adaptado para ajustarse a la evidencia.125

En resumen, se desprende de inscripción Merenptah que los orígenes de


Israel debe ser tratado antes del comienzo de Hierro I. Otras pruebas
dentro de la OT se apunta a la misma conclusión. Cocina repetidamente ha
presentado los argumentos que demuestran que la forma de la alianza del
Sinaí que volver al segundo milenio antes de Cristo, 126y varios
investigadores han abogado por la pre-monárquica origen de gran parte la
poesía hebrea temprana, demostración efectiva de la gran antigüedad de
las tradiciones históricas que que representa. 127Las tradiciones de la
historia temprana de Israel no pueden ser caballerosamente relegado a
una fecha de finales del exilio o en la forma en que Lemche, Coote y
Whitelam y otros han señalado.

Conclusión: el alcance de una visión alternativa de

Tanto las pruebas internas y externas requiere que tratemos a un mayor


respeto a las tradiciones de Israel respecto de sus orígenes y la historia
temprana. Esto a su vez requiere que busquemos un contexto histórico,
arqueológico y cultural en el que las tradiciones sobre el éxodo, la
peregrinación por el desierto y la conquista puede retener su integridad.
Muchos estudiosos evangélicos han creído por mucho tiempo que el siglo
13 antes de Cristo, proporciona ese contexto. Como hemos señalado
anteriormente en este artículo, ahora parece muy poco probable que lo
haga. ¿Existe una alternativa?

He argumentado en detalle en otro lugar 128para un retorno a la fecha 15o


siglo implica cronología interna del AT (1 Rey. 6:1; JDG. 11:26). Algunas
de las razones para rechazar esta fecha (como la supuesta diferencia en la
ocupación en Transjordania) han desaparecido y otros no son tan fuertes
como a veces se supone. Una dificultad importante para la 15a fecha de
siglo ha sido la aparente ausencia de pruebas de una conquista violenta a
finales de ese siglo. En respuesta, he tratado de mostrar que la prueba que
falta es probablemente facilitada por la caída de ciudades fortificadas de
Canaán en la clausura del MBA. 129Este evento ha sido tradicionalmente
fechada entre 1550 y 1500 aC y atribuido a las campañas de Egipto.
Argumentos en contra de la opinión tradicional están surgiendo ahora, los
préstamos credibilidad a mi sugerencia de que estas ciudades eran en
22

realidad destruyó cerca de un centenar de años más tarde, y que sus


destructores fueron los israelitas entrante. 130Será un buen tiempo antes de
que se dispone de pruebas suficientes para un veredicto final (en la medida
en veredictos finales son cada vez había llegado en estos asuntos), pero
este enfoque en la actualidad parece ser prometedora.

Varios de los argumentos esgrimidos por los defensores de puntos de vista


alternativos en realidad se complementan esta teoría. Como se señaló más
arriba, Finkelstein llama la atención sobre el colapso de la cultura urbana
de Canaán al final del MBA, y la evidencia de un importante semi-nómadas
de la población durante la LBA. Sugiere que el cambio debe explicarse en
términos de la nomadización de un gran proporción de la población que
anteriormente urbanas. Una hipótesis alternativa sería que los invasores
sacrificados o repartido una gran parte de la población urbana de MBA, y
posteriormente vivió en la tierra como semi-nómadas. Por diversas razones
políticas y económicas, la solución puede no haber sido una opción
atractiva para los recién llegados, hasta que, es decir, el socio-tez
económica del país se ha cambiado una vez más por la caída de la ciudad
de Canaán resto de los Estados-al final de la de la LBA. Que estoy
sugiriendo, por supuesto, que los invasores eran los israelitas, que luego
llegó a Canaán como tienda de habitantes y se mantuvo como durante un
periodo incierto después de entrar en la tierra. 131Este punto de vista les
permite ser una parte bien establecida de la escena cananea en el
momento de Merenptah, aunque no arqueológico "visible" hasta su
sedentarización unas décadas más tarde, a principios de Hierro I.

Obviamente, mucho más tendría que decir para completar y defender esta
imagen, y este no es el lugar para hacerlo. Simplemente estoy tratando de
demostrar que las tradiciones bíblicas no son incompatibles con algunas de
las nuevas interpretaciones de la historia arqueológica de Canaán, social y
económico.

Si los intelectuales más evangélico se encuentra este enfoque sigue siendo


atractivo a la vista. Lo cierto es que un replanteamiento importante es
necesaria entre los defensores de las tradiciones bíblicas sobre los orígenes
de Israel. La síntesis de edad de la escuela de Baltimore no puede ser
mantenida viva por juguetear con algunos detalles. La necesidad real es la
síntesis completamente nueva que tenga en cuenta el mejor de los
recientes análisis de la evidencia arqueológica y otros, mientras que refutar
lo peor.

Referencias

1
GE Mendenhall, "La conquista hebrea de Palestina ', BA XXV / 3 (1962),
pp. 66-87.

2
Por ejemplo, LT Wood, 'La fecha del Éxodo », en J. Barton Payne
(ed.), Nuevas perspectivas sobre el Antiguo Testamento (Waco: Word
Books, 1970), pp. 67-86; BK Waltke, 'Prueba de los artefactos palestinos
Apoyo a la fecha temprana para el Éxodo », Bibliotheca Sacra 129 (1972),
pp. 33-47; CF Aling, Egipto y la historia bíblica desde épocas más
tempranas hasta el año 1000 aC (Rapids Grand: Baker Book House, 1981),
pp. 77-96; CH Dyer, 'La fecha de la Reexamined Éxodo », Bibliotheca
23

Sacra 140 (1983), pp. 225-243; EH Merrill, reino de sacerdotes (Grand


Rapids: Baker Book House, 1987), pp. 57-75. Hay que decir que algunos
de estos baluartes de la fecha 15a siglo han sido seriamente deficiente
(véase Bimson, como en la siguiente nota, pp. 114-119, 250, y mi opinión
de Merrill en la próxima cristiana Arena).

3
JJ Bimson, Redating el éxodo y la conquista (Sheffield: Almond
Press, 21981).

4
Para referencias detalladas, véase ibíd., Pp. 44-46.

5
Ibid.

6
O. Tufnell, 'Laquis », en D. Winton Thomas (ed.), Arqueología y Estudios
del Antiguo Testamento (Oxford: OUP, 1967), p.302. Ver (Tufnell ha sido
reivindicado por las excavaciones más recientes, véase D. Ussishkin citado
en A. 40.)

7
Ver convenientemente Y. Yadin, "Azor", en ibid., P. 260.

8
J. Bright, A History of Israel (Londres: SCM, 1960), p. 120.

9
GE Wright, Biblical Archaeology (Londres: Duckworth, 21962), p. 60. El
hecho de que un sitio diferente es actualmente la preferida de Ramsés no
ha cambiado esta conclusión, véase la cocina, citado en la nota 27.

10
Ver convenientemente N. Glueck, El otro lado del Jordán (Cambridge, MA:
Escuelas Americanas de Investigación Oriental, 1940), pp. 114, 125-147.

11
Por ejemplo, KA Kitchen y TC Mitchell, "Cronología del Antiguo
Testamento", en JD Douglas (ed.), New Bible Dictionary (London: Tyndale
Press, 1962), pp. 214-216; reverendo. ed. (Leicester: IVP, 1982), pp. 191-
192; Cocina KA, Antiguo Oriente y el Antiguo Testamento (Londres:
Tyndale Press, 1966), pp. 57-75, La Biblia en el Mundial (Exeter:
Paternoster Press, 1977), pp. 75-91.

12
Por ejemplo, RK Harrison, Introducción al Antiguo Testamento (Londres:
Tyndale Press, 1970), pp. 174-176, 315-325.

13
Por ejemplo, las obras citadas en la nota 2.

14
KM Kenyon, Digging up Jericho (Londres: Ernest Benn, 1957), pp. 256-
263; Kenyon, posteriormente modificada ligeramente las
fechas: Arqueología en Tierra Santa (Londres: Ernest Benn, 41979), p. 208.
Para el tratamiento más reciente de los materiales pertinentes Jericó véase
P. Bienkowski, Jericó, en la Edad del Bronce (Warminister: Aris and Phillips,
1986).

15
J. Marquet-Krause, Les fouilles de 'Ay (et-Tell), 1933-35 (París,
Bibliothèque Archéologique et Historique, 1949).

16
Por ejemplo. JA Callaway, "Nueva evidencia sobre la conquista de Ai
24

', JBL 87 (1968), pp. 312-320.

17
JB Pritchard, "Cultura y la Historia", en JP Hyatt (ed.), La Biblia en
Modern Becas () Nashville: Abingdon, 1965, p. 319.

18
Ibid.

19
Bright, Historia (Londres: SCM Press, 31981), p. 130.

20
Wright, Arqueología Bíblica, p. 80; Yadin, "es el relato bíblico de la
conquista israelita de Canaán, históricamente confiables?, BAR VI1I / 2
(1982), p. 22.

21
WF Albright, "El Memorial de excavación Kyle en Bethel", BASOR
56 (1934), pp. 3, 11.

22
Albright, el período bíblico de Abraham a Esdras (Nueva York: Harper
Torchbooks, 4l963), p. 30.

23
JM Miller, "La arqueología y la conquista israelita de Canaán: Algunas
observaciones metodológicas", PEQ 109 (1977), pp.87-93; EF Campbell y
JM Miller, 'WF Albrigbt Histórico y la Reconstrucción, BA 42 / 1 (1979) , pp.
37-46; JM Miller, 'historia del Antiguo Testamento y Arqueología ", BA 50 /
1 (1987), pp. 57-58.

24
Cocina, Antiguo Oriente, pp. 63-65.

25
Ver Bimson, Redating, pp. 188-191.

26
CH Dyer, 'La fecha de la Reexamined Éxodo', p. 229.

27
Cocina, Antiguo Oriente, pp. 59-62; Cocina y Mitchell, "Cronología del
Antiguo Testamento, Nuevo Diccionario Bíblico 2, p. 191.

28
Ver Bimson, Redating, pp. 61-68; RG Boling, La Comunidad Bíblica
temprana en Transjordania (Sheffield: Almond Press, 1988), pp. 11-35.

29
Detalles en Bimson, 'Éxodo y Conquista: ¿Mito o realidad? ", Revista del
Foro antigua cronología 2 (1988), p. 29.

30
Cocina, Antiguo Oriente, pp. 73-74.

31
Bimson, Redating, pp. 82-83; "los datos arqueológicos y la datación de
los Patriarcas, en AR Millard y DJ Wiseman (eds.), Ensayos sobre los
relatos de los patriarcas (Leicester: IVP, 1980), pp. 82-83.

32
Cocina, Antiguo Oriente, p. 74.

33
Por ejemplo, ibíd., Pp. 90-102; la Biblia en el Mundial, pp.79-85; «El
ascenso y caída de la Alianza, de Derecho y Tratados, Tyndale Boletín 40
(1989), pp. 118-135.

34
Pruebas de cocina teóricamente se puede conciliar con una fecha 15o
25

siglo del éxodo al asumir la actividad literaria en los textos existentes en el


siglo 13 antes de Cristo. Esa editorial trabajo continuado, por ejemplo, en
Deuteronomio, después del tiempo de Moisés es evidente por el DT. 1:1 y
2:12; 34:1-12.

35
R. Gonen, 'Urban Canaán, en el último período de Bronce', BASOR 253
(1984), p. 69.

36
Yadin, "Arqueología Bíblica de hoy: el aspecto arqueológico», en J.
Aviram et al., Biblical Archaeology Today (Jerusalén: Israel Exploration
Society), pp. 23-24.

37
El BG de madera, cerámica palestina de la Edad de Bronce: Una
investigación de la Fase IIB LB terminal (tesis doctoral, Universidad de
Toronto, 1985), pp. 369-599; 'pruebas palestino por la conquista de un
siglo XIII: una evaluación arqueológica' , ponencia presentada en el
simposio ¿Quién fue el Faraón del Éxodo? celebrada en Memphis, TN, Abril
23-25, 1987, de próxima publicación. Las fechas absolutas dependerá de la
cronología adoptada por Egipto. He utilizado la cronología de baja
actualmente por un considerable número de los egiptólogos, ver KA
Kitchen, "Los fundamentos de la Cronología de Egipto en relación con la
Edad de Bronce", en P. Åström (ed.), Alta, Media o Baja? (Gotemburgo:
Paul Aströms Förlag, 1987), PT. 1, pp. 37-55.

38
M. Kochavi, 'Khirbet Rabud = Debir, TelAviv 1 (1974), pp. 2-33.

39
D. Livingston, "Situación de Betel y Ai Reconsidered", Westminster
Theological Journal 33 / 1 (1970), pp. 20-44; "tradicional de la web de Bet
Interrogado, WTJ 34 / 1 (1971), pp. 39-50.

40
D. Ussishkin, 'Lajish - clave para la conquista israelita de
Canaán, BAR XIII / 1 (1987), pp. 35-39.

41
M. Noth, la historia de Israel (Londres: Negro, 21960) p. 81.

42
A. Alt, Die Landnahme der Israeliten en Palästina (Leipzig:
Reformationsprogramm der Universität Leipzig, 1925). La traducción de
Inglés en Alt, Ensayos sobre la historia del Antiguo Testamento y la
religión(Oxford: Blackwell, 1966), pp. 135-169.

43
Véase M. Weippert, La solución de las tribus de Israel en
Palestina (Londres: SCM Press, 1971), pp. 25-46.

44
Weippert, op. Cit.; 'El israelita "Conquest" y las pruebas de Transjordania,
en FM Cross (ed.), Jornadas Celebrando el 75 aniversario de la fundación
de la Escuela Americana de Investigación Oriental (1900-1975)(Cambridge
MA: ASOR, 1979), pp. 15-34.

45
JM Miller, "La ocupación israelita de Canaán, en JH Hayes y JM Miller
(eds.), Historia de Israel y Judea (Londres: SCM, 1977), pp. 279-284.

46
Para su declaración final de esta Sede Aharoni, La Arqueología de la
Tierra de Israel (Londres: SCM, 1982), pp. 177-180.
26

47
M. Kochavi, "La Solución de Israel en Canaán, a la luz de los estudios
arqueológicos, en Aviram, Arqueología Bíblica Hoy, pp.54-60; A. Zertal, La
Solución israelita en el monte de Manasés, tesis doctoral, Tel Aviv
Universidad, 1986 (en hebreo con Inglés resumen).

48
Vea el resumen de la Weippert, liquidación, pp. 37-41.

49
Por ejemplo, CHJ De Geus, Las tribus de Israel (Amsterdam: Van
Gorcum, 1976), pp. 193-209; ADH Mayes, Israel en el período de los
Jueces (Londres: SCM, 1974), pp. 15-83, y más brevemente en "El período
de los jueces y el surgimiento de la monarquía", en Hayes y Miller, israelita
e Historia de Judea, pp. 299-308; R. de Vaux, La historia temprana de
Israel (Londres: Darton, Longman & Todd, 1978), vol. 2, pp. 695-715; NK
Gottwald, Las Tribus de Yahvé: una sociología de la religión de Israel
Liberada (Londres: SCM, 1980), pp. 345-357.

50
Varios estudiosos han sugerido que la unidad tribal fue un logro de David,
pero este punto de vista plantea sus propios problemas, ver GW
Ramsey, The Quest for the Israel histórico (Londres: SCM, 1982), pp. 88-
90, y las referencias suministrado allí. Cf. PC Craigie, 'La Conquista y la
temprana poesía hebrea, Tyndale Boletín 20 (1969), pp. 76-94, por la
evidencia de la unidad en el período de la conquista.

51
J. Bright, lsrael temprano en la historia reciente de escritura (Londres:
SCM, 1956), pp. 90-91.

52
B. S Childs, "Un estudio de la fórmula" hasta la fecha "", JBL 82 (1963),
pp. 279-292; "El nuevo cuento etiológico a examinar ', VT 24 (1974),
pp.387-397; C. Westermann," der Arten Erzählung in der Génesis ",
enForschung Am Alten Testamento: Gesammelte Studien (Munich: Chr. .
Kaiser Verlag, 1964), pp. 40-44.

53
Weippert, "(Canaán, conquista y colonización de", en K. Crim (ed.), BID
Tomo Suplemento Nashville: Abingdon, 1976), p. 128.

54
Weippert, liquidación, pp. 36-37.

55
Weippert, "Canaán, conquista y colonización de, p. 128.

56
Weippert, liquidación, pp. 24-25.

57
Ibid., P. 13, n. 30.

58
Ibid., P. 18.

59
Y. Aharoni, "Problemas de la conquista israelita en la luz de los
descubrimientos arqueológicos, la antigüedad y supervivencia 2 (1957), p.
146.

60
Ibid., P. 149.

61
LE Stager, "La Arqueología de la Familia en el antiguo Israel, BASOR 260
27

(1985), p. 3.

62
El debate está documentado por Yadin, "La transición de un semi-nómada
a una sociedad sedentaria en el siglo XII aC, en la Cruz, Jornadas, pp. 57-
68.

63
Finkelstein, La Arqueología del asentamiento israelita (Jerusalén: Israel
Exploration Society, 1988), pp. 97-101, 315-3 17.

64
Pritchard, "Cultura y la Historia", pp. 320-321; A. Mazar, 'israelita de
Solución a la luz de las excavaciones ", en Aviram, Biblical Archaeology
Hoy, pp. 61-71; V. Fritz, "Conquest o solución?", BA 50 / 2 (1987), pp. 96-
97.

65
Miller, en Hayes y Miller, israelita e Historia de Judea, p. 270.

66
Del Norte, Historia, p. 69.

67
Véase especialmente Gottwald, las Tribus de Yahvé (ver n. 49), pp. 437-
448; ML Chaney, "la antigua Palestina Movimientos campesinos y la
formación de premonárquico Israel», en DN Freedman y DF Graf
(eds.),Palestina in Transition: The Emergence of Ancient Israel (Sheffield:
Almond Press, 1983), pp . 42-43.

68
Por ejemplo, Weippert, 'El israelita "Conquest" y las pruebas de
Transjordania "(ver n. 44).

69
Fritz, "Conquest o solución?", P. 98.

70
Fritz, "El israelita" conquista "a la luz de las recientes excavaciones en
Khirbet-Meshâsh, BASOR 241 (1981), p. 71.

71
Mendenhall, "La conquista hebrea de Palestina ', p. 67.

72
Ibid., P. 71.

73
Ibid.

74
Ibid., P. 73.

75
Ibid., P. 74.

76
Ibid., Pp. 73, 79.

77
Por ejemplo, R. de Vaux, La historia temprana de Israel, vol. 2, pp. 485-
487. (Sin embargo, tenga en cuenta que de Vaux le permite revuelta social
a desempeñar un papel en su propia reconstrucción de la solución de las
tribus del norte, ibid., Pp. 677-678).

78
Bright, Historia (Londres: SCM, 21972), pp. 133-139, la teoría de
Mendenhall es adoptado aún más confidencialmente en Historia (Londres:
SCM, 3l98I), pp. 137-143.
28

79
Véase por ejemplo, los papeles de AJ Hauser y TL Thompson, con
respuestas de Mendenhall y Gottwald, en JSOT 7 (1978), pp.2-52, y la
bibliografía citada, también los ensayos de Freedman y Graf, de Palestina
en transición, todos los que fueron escritos durante la década de 1970.

80
En particular, en las tribus de Yahvé (ver n. 49), sino también en varios
ensayos, algunos de los cuales se mencionan a continuación.

81
Gottwald, "La Solución de Israel como un movimiento social
revolucionario", en Aviram, Biblical Archaeology Hoy, p. 35.

82
Ibid., Pp. 37-38.

83
Gottwald, la «hipótesis de los orígenes revolucionarios del antiguo
Israel», JSOT 7 (1978), pp. 44, 50.

84
Mendenhall, "hebreo Conquista ', p. 73. Mendenhall ha sugerido que los
asentamientos de hierro que fueron obra de los recién llegados desde el
norte (por ejemplo, Mendenhall, "La historia con guión de Israel", en
Freedman y Graf, de Palestina en transición, pp. 97, 99), a fin de que las
pruebas carece por completo y que actualmente no tiene seguidores.

85
ML Chaney, "Ancient palestino Peasant Movements", en Freedman y
Graf, de Palestina en transición, pp. 39-90.

86
Mendenhall, "hebreo Conquista ', p. 74.

87
Cf. Ramsey, Quest, p. 94.

88
Gottwald, la «hipótesis de los orígenes revolucionarios del antiguo
Israel», pp. 41-42; Tribus de Yahvé, pp.215-216.

89
Cf. Hauser, «la conquista de Palestina por Israel: de los campesinos"
Rebelión? ", (1978 JSOT 7), p. 10, un punto que se encuentra, a pesar de
la respuesta Gottwald (nota anterior).

90
Gottwald, la «hipótesis de los orígenes revolucionarios del antiguo
Israel», p. 41.

91
Cf. EF Campbell, "Moisés y las Fundaciones de Israel», Interpretación 29
(1975), p. 152.

92
TL Thompson, "Notas sobre la Historia (Hauser]" La conquista de
Palestina por Israel: de los campesinos rebelión? ", JSOT 7 (1978), pp. 24-
25; Finkelstein, Arqueología de la Colonia israelita, p. 311.

93
LE Stager, en respuesta a Gottwald, en Aviram, Biblical Archaeology
Hoy, p. 84.

94
JA Callaway, ibid, pág. 75; RB Coote y KW Whitelam, The Emergence of
Early Israel in Historical Perspective (Sheffield: Almond Press, 1987), p.
135; Finkelstein, Arqueología de la Colonia israelita, p. 313.
29

95
Cf. Coote y Whitelam, Emergence of Early Israel, p. 127.

96
Finkelstein, Arqueología de la Colonia israelita, p. 308.

97
Además de los estudiosos cuyas opiniones se discuten a continuación,
véase G. W. Ahlström, ¿Quiénes eran los israelitas? (Winona Lake:
Eisenbrauns, 1986).

98
Desarrollado y defendido más plenamente en Finkelstein, Arqueología de
la Colonia israelita.

99
Véase la reseña del libro de Finkelstein por D. facilidad, BAR XIV / 5
(1988), p. 10.

100
Finkelstein, Arqueología de la Colonia israelita, pp. 343-345.

101
Ibid., P. 344, aunque en gran medida Finkelstein minimiza el alcance de
esta continuidad (ibid . cf., P. 312).

102
Ibid., Pp. 339-348.

103
Ibid., P. 28.

104
Ibid., P. 27.

105
JA Callaway, "una nueva perspectiva en la solución Hill Country de
Canaán en la Edad de Hierro I», en JN Tubb (comp.), de Palestina en la
Edad del Bronce y de Hierro. " Documentos en honor de Olga
Tufnell(Londres: Instituto de Arqueología, 1985), pp. 31-49; también (en
forma ligeramente diferente) en Aviram, Biblical Archaeology Today, pp.
72-77.

106
Un punto de vista también en poder de GW Ahlström, '¿De dónde los
israelitas en vivo? ", JNES 41 (1982), pp. 133-138.

107
DC Hopkins, The Highlands de Canaán (Sheffield: Almond Press, 1985),
pp. 179-184; cf. Finkelstein, Arqueología de la Colonia israelita, p. 309.

108
Callaway en Aviram, Biblical Archaeology Hoy, p. 75.

109
Ibid., P. 73.

110
Finkelstein, Arqueología de la Colonia israelita, p. 311.

111
NP Lemche, Early Israel (= VTSupp. 37) (Leiden: EJ Brill, 1985), pp.
411-435; Lemche también presenta su teoría en una forma más popular en
su antiguo Israel: una nueva historia de la Sociedad Israelita(Sheffield:
JSOT Press, 1988), pp. 85-90, 100-102.

112
Early Israel, pp. 415-416.

113
Ibid., P. 416.
30

114
Ibid., P. 427.

115
Ibid., P. 428.

116
Ibid., P. 428-429.

117
KW Whitelam, "Recrear la historia de Israel ', JSOT 35 (1986), p. 60.

118
Coote y Whitelam, The Emergence of Early Israel, pp. 117-138.

119
Ibid., P. 136.

120
Lemche, Early Israel, p. 393.

121
Coote y Whitelam, The Emergence of Early Israel, p. 117.

122
Finkelstein, Arqueología de la Colonia israelita, p. 321.

123
BG madera, cerámica palestina de la Edad de Bronce (arriba, n. 37), pp.
549-599. Esta fecha se basa en la cronología baja para Egipto, que ha sido
empleada en este artículo (ver n. 37). Un mayor Cronología plantearía esta
fecha, sino que también plantearía la fecha de referencia Merenptah a
Israel, por lo que su relación data seguiría siendo el mismo. Véase también
D. Ussishkin, 'Nivel VII y VI en Tel Laquis y el final de la Edad del Bronce
en Canaán, en el Festschrift Tufnell (seen. 105), pp. 225-226, para el 1150
aC como la fecha propuesta para el inicio de Hierro I.

124
Coote y Whitelam, The Emergence of Early Israel, p. 179, n. 3.

125
La pretensión de Ahlstrom (¿Quiénes eran los israelitas?, P. 40), que la
estela Merenptah podría referirse a un territorio llamado Israel, va en
contra de la inscripción en sí, que define a Israel por medio de los
determinantes de las personas extranjeras.

126
Ver las obras citadas en la nota 33.

127
Por ejemplo, Craigie, 'La Conquista y la temprana poesía hebrea "(ver
n.50); DN Freedman," Early Israel Poesía y reconstrucciones históricas ",
en la Cruz, Jornadas, pp. 89-96; B. Halpern, la emergencia de Israel en
Canaán (Chico: Scholars Press, 1983), pp. 32-43, 117-133, 146-163.

128
Bimson, Redating.

129
Ibid., Pp. 106-223.

130
Resumió recientemente en Bimson, 'Éxodo y Conquista: ¿Mito o
Realidad "(ver n. 29), pp. 34-36.

131
Cf. Jos 3:14; 7:21-24, 22:4-8, etc.; En el modo de Israel de la vida en
el período de los jueces, véase Halpern, la emergencia de Israel, pp. 210-
211.

Trad. automáticamente al español por google


31

http://www.biblicalstudies.org.uk/article_canaan_bimson.html