Sunteți pe pagina 1din 82

ejército

REVISTA ILUSTRADADE LAS ARMASY SERVICIOS ÑUM. 32 f SEPTIEMBRE• 1942

SUMARIO

Defensa de los frentes del mar.

Coro

nel

González Pons.

La

Infantería.

Teniente

mendáriz.

CoronQi Ar

El

boxeo como deporte militar de com

bate.

Comandante

Cervera Cencio.

Artillería de asalto. Capitán Ediandi. Las “Reflexiones Militares”, de Santa

Cruz

de Marcenado.

Papeles olvidados del Gran Sitio de

Gibraltar.

Teniente

Coronel Vigón.

Capitán Martínez.

Defensa antiaérea.

Lorenzo.

Bombardeos aéreós.

Loscertales.

Teniente

Coronel

Cosas de antaño.

General

Bermúdez

de

Castro.

La

‘Prensa, arma de guerra.

Teniente

Coronel

Díaz de Villegas.

Morteros de 81.’ Preparación del tiro.—

Teniente

Coronel Rodríguez

Cano.

Equilibradores

Ordinas.

de cuna.

Comandante

Ideas,

reflexiones.

EL

CRITERIO

Uno

de los problemas

más interesantes de la guerra mo

derna

es el de la organización y dirección de la lucha en los

frentes

del mar.

En la actual contienda, fuerzas importantes se trasladan

de continuo por el aire y por el mar para combatir en luga

res alejados de sus bases de partida; las batallas se denomi nan ya del Atlántico, del Mediterráneo y del Pacífico, nom

bres que por sí solos expresan la extensión mundial de la

guerra y la importancia de la lucha por el predominio sobre

las

en la guerra de hoy conceptos nuevos de lucha

integral,

entre

tos: “Brilla como ha dicho nuestro Caudillo, en ocasión

de enjuiciar la actual contienda.— la acción de conjunto en los movimientos y en la coordinación de los medios, de tal modo que no sabemos a quién admirar más: si a los que

rutas del mar.

Aparecen

que hacen desaparecer las

ideas de predominio

las actuaciones características de los diversos Ejérci

asaltan

las líneas fortificadas

más potentes que la Historia

registra,

o a los que coordinan la acción del Aire, del Mar

y

de la Tierra para

la Victoria.”

En

la defensa de losfrentes del mar se hace más estrecha

la

colaboración de los Ejércitos por la necesidad de coordinar

su epleomediante.una.serie

que

de esa coordinación, es fundamental para la conducción de

de acciones y de reacciones

se complementan.

La unidad de mando, como garantía

la

batalla. Por esto, y del empleo simultáneo y conjunto de

los

diversos Ejércitos, ha nacido el nombre genérico que los

ha fundido

bajo el de Fuerzas Armadas, en un concepto

integral

poder

que representa el poder naval,

terrestre de la Nación en armas.

el poder aéreo y el

EL

PODER

MARITIMO

El

poder marítimo

de un país depende esencialmente de

puede

engrcindecerse un pueblo, o conservar su grandeza, si su

su

situación

geográfica en el mundo.

Difícilmente

posición

geográfica no le proporciona

un poder

marítimo

decisivo

sobre alguna

de las grandes rutas

intercontinen

tales.

No

es sólo la posición geográfica, sino también la conf iga

ración de losfrentes del mar. En este aspecto puede afirmarse que la configuración geofísica de un país determina sus po

sibilidades

El poder naval, el aéreo y el terrestre hacen efectivo aquel poderío y garantizan su desarrollo y conservación. Pero es, sobre todo, el afán de la raza por imponer sus derechos al dominio, del espacio indispensable para su desarrollo vital

en relación con su poderío marítimo.

el

histórica de aquel derecho, el espíritu imperial que abre a los pueblos el camino de su grandeza sobre las rutas

del mar.

que constituye,

.

con su fe en el porvenir,

y en la justicia

EL

PODER

NAVAL

Las flotas de guerra y de comercio, con sus bases navales

y la libertad de acción sobre las grandes rutas interconti

.!

H

T

F1UiilMT1!S!MELHAJIL

1

nentales,

constituyen,

en pazy

en guerra, el poder naval de

tiro muy precisas, capaces de hundir en pocos minutos a

una

náción.

sus rivales. Y en esto precisamente descansa el principal

Las

bases son el complemento indispensable

de las flo

principio de. la táctica naval: procurar siempre la concen

tas.

Cadenas de bases jalonan

los caminos de ur

Imperio

tración defuegos para obtener inicialrnente la rápida inuti

y

expresan siempre un propósito de dominio marítimo

cla

lización

de alguna

Unidad

de línea del adversario.

ramente

definido: dominio de rutas intercontinentales

sobre

Los

cruceros de batalla, con mayor velocidad que los bar

pasos

obligados en la comunicación

de mares y océanos;

cos de línea, gracias a su más débil coraza, son el comple

de la Flota, adversaria. Pero la experiencia de la batalla de

jalonamiento

de las rutas cuyo dominio permite defender o

mento de los acorazados en la batalla naval, porque consti

alcanzar emporios coloniales; frentes del mar que permiten

tu yen una masa de fuego móiiil y muy potente que permite

 

defender

potencias

las bases y los litorales contra las agresiones de rivales. La situación y. calidad de las bases, sus

obtener grandes concentraciones de fuego sobre una parte

cualidades estratégicas para la dispersión y concentración

Jutlandia, y actualmente el rápido hundimientó del “Hood”,

de

los medios, es lo que mejor define, con la calidad y canti

dan

la preferencia al acorazado.

dad

de las flotas,

lo que es y significa

el poder naval.

El

crucero acorazado pesado constituye

un

refuerzo 4e

Las

bases navales, con sus arsenales y frentes

marítimos

fuego

en la batalla, y es el encargado del apoyo de acciones

organizados, constituyen el fundamento estratégico del em

combinadas con el Ejército de tierra, cuando el dominio de los mares está asegurado contra la actuación de la Flota

pleo de las Flotas de guerra. En la defensa de esos frentes participan todas las fuerzas armadas, y de esas bases parten

principal

adversaria.

La

artillería principal

de estos cru

 

las

expediciones ultramarinas que permiten conservar o con

el espacio vital indispensable a la expansión de la raza.

Flotas de guerra se organizan a base de los grandes

acorazados modernos,

capaces, con los porta

quistar

Las

poderosos

avions

de hacer efectivo el dominio de los mares;

son-los

ceros es de 20 a 30 centímetros de calibre.

artillera, efectúan la exploración y toma de contacto; la

-

Los cruceros ligeros, de gran velocidad y escasa potencia

y

protección de convoyes en rutas dominadas, y actúan eficaz-

mente por golpes de mano sobre líneas de navegación y ços

que

luchan por

el predominio

en misiones

esencialmente

ofensivas,

acorazados del adversario. Solamente en caso de sobra de medios se emplearán los barcos de línea, que constituyen el

objetivo es la destrucción de los

cuyo principal

fundamento

del dominio,

en misiones

de apoyo de opera

armadas.

Sin

ciones

embargo, elforzamiento de pasos obligados, cuando el éxito

de su intento tenga carácter trascendental para la solución de

la guerra, podrá ser también misión principal de las Flotas. La artillería primaria o principal de un acorazado mo

derno se compone de ocho a diez piezas de calibre único en

cada Unidad. Todos los calibres de esas piezas oscilan entre los 35 y los 40 centímetros, a emplear con proyectiles de alto explosivo o gran fuerza de penetración, que representan el transporte, a velocidades superiores a los 8oo metros por segundo, de masas que varian con aquellos calibres de los

combinadas

con las demás fuerzas

tas

del adversario.

Los

destructores constituyen

la escolta indispensable

de

los

ración próxima; vigilan y actúan sobre los submarinos; atacan, sobre todo de noche y por escuadrillas, a los grandes barcos de la Flota adversaria, y colaboran con los cruceros ligeros en la persecución después de una batalla naval vic

toriosa.

acorazados, cruceros y portaaviones;

realizan la explo

les hace im

Su gran velocidad y potencia ofensiva

en todas las operaciones ñavales.

prescindibles

Los

submarinos

desempeñan

misiones que requieren di

versos tipos: de gran radio de acción y poder ofensivo para

la’ actuación lejana;

de tipo medio para el ataque, en rutas

próximas,

a convoyes y defensa de litorales, y, por último,

los de pequeño tamaño para golpes de mano en el interior de las bases eenmigas, y probablemente para su empleo en la base naval. Estos últimos tipos, aun desconocidos,

600 a los i.ooo

kilogramos de peso, y alcance de 30 y hasta

‘debe suponerse son transportados a bordo de otros barcos,

50

kilómetros.

En

incluso de submarinos de gran radio de acción, puesto que

los acorazados, el enorme peso que representa esa ar

han

por

actuado a grandes distancias de sus bases. Por eso es

tillería

y sus municiones;

la de calibre medio y la anti

lo que suponemos han de poder emplearse en la batalla

aérea, que alcanzan entre todas el ¡8 por roo del total; el

naval, a la que no pueden concurrir los que se trasladen con

de las corazas verticales, ya en algunos modelos de 40 cen

sus

propios medios a velocidades pequeñas.

tímetros

de espesor, y de las horizontales, sencillas o dobles,

Los

submarinos

de mediano radio de acción actúan con

y

superiores a una mitad de aquel espesor, con un peso en

tra

los convoyes enlazados,

orientados y dirigidos desde el

total

del 32 por

¡00;

y

el de las máquinas,

que llega al

aire.

Para esta misión

se émplean escuadrillas de subma

18 por roo, no impide que éstas sean tan poderosas que les.

rinos,

y se simultanea su acción con la de aviones de gran

permiten

una

velocidad de 50 kilómetros por hora, como

término

medio.

radio. La combinación submarinos y aviones permite es- parar y dispersar los convoyes y sus escoltas; después, la

que un

Un

barco de línea no es otra cosa, en síntesis,

persecución y destrucción de los. 1.arcos mercantes.

fuerte

acorazado y móvil dotado de una masa de artillería

La

lancha rápida torpedera es, por su velocidad

a pesar

capaz de efectuar concentraciones de fuego por salvas cen tradas rápidamente mediante el empleo de direcciones de

de su escaso radio de acción, un enemigo temible incluso para los destructores, a los que supera en velocidad. Son

- indispensables

para

la defensa activa de las bases navales

y para impedir el paso de los Estrechos, siempre que en el

interior de éstos dispongan de refugios bien protegidos:

mantiehen la vigilancia antisubmarina y. de los campos de minas y son el complemento indispensable en toda defensa

activa

a

la creación o anulación de los campos de minas.

titu yen una defensa pasiva que, como todas las de esta clase

requieren su conjugación con la defensa activa por el fuego

su destrucción o

de

¿icción, con poderosa coraza, constituye ,el medio de trans

de los frentes del mar. barco,minador y el rastreador de minas se destinan

Estos cons

radio

El

y por medio de barcos rápidos que impidan rastreo.

El

portaaviones,

barco

de gran

velocidad y

porte

de la aviación naval, complemento indispensable para

la

vales importantes.

actuación de las Flotas y para todas las operaciones na

EL

PODER

AEREO

Si la Flota üérea puede enfrentarse con una Flotc naval

adversaria, no protegida por la suya, probablemente resul

- fará vencedora. Por lo menos, así lo hace creer el hundimiehto

Wales” y

“Repulse”. Estos éxitos no son de carácter definitivo: debemos espe rar el resultado de las grandes batallas navales, que proba blemente habrán de desarrollarse durante la actual con tienda mundial, en las que todo parece como si la solución

de

los

acorazados

“Bismarck;”,

“Prince

Of

y el dominio del aíre durante la batalla. Tan fundamental

este dominio, que llega a considerarse necesario para victoria.

sobre la del adversario, y será

muy

mas.

sucesiva de bases aéreas, para asegurar el éxito en las gran dés empresas navales. Confiar en los portaaviones para obtener el dominio del aire, es muy arriesgado, porque la

Por eso se impone el metodismo del avance y çreación

es

la

La

poder

Aviación

embarcada

ha de ser muy

potente,

para

obtener el predominio

difícil

lograrlo sin disponer de bases terrestres próxi

potencia

y el radio de acción de sus medios aéreos es limi

tado y, probablemente,

Con

sólo esa Aviación,

mutuamente

de

equivalente entre las grandes Flotas. lo más probable es que se anulen

sin que ninguna

al equilibrarse sus pérdidas,

sobre el

Sería un grave error considerar que una Flota naval no precisa el concurso de los portaaviones porque las bases aéreas terrestres puedan apoyarlas en los mares próximos.

las dos en presencia

de la batalla.

logre obtener el dominio

cielo

La acción aérea del enemigo’ será tan rápida, que difícil

mente

que,

podrá .evitarse con la Aviación

para

terrestré;

aparte de

ejercer una protección eficaz durante las opera

ciones’ navales, se produciría un desgaste excesivo al vérse

obligada

a mantener en vuelo gran cantidad de aviones para

poder

combatir en todo momento. El portaaviones ocupa ac

tualmente

las

vez con mayor frecuencia, la combinación de uno o dos aco

razados con un portaaviones para efectuar operaciones ofen

sivas

Lo indudable es qué en todas las grandes batallas el pre

en la composición de

Flotas, como lo demuestra el hecho de etnplearse, cada

un papel casi predominante

en mares alejados de las bases aéreas terrestres.

dominio, del aire es esencial para el triunfo, y que la idea

definitiva estuviese pendiente precisamente del dominio en la lucha entre los medios navales y aéreos.

estratégica

está totalmente

subordinada

hoy a conseguir

previamente

la seguridad de obtenerlo.

Lo que sí podemos establecer ahora es que la velocidad de los barcos de guerra y su defensa antiaérea, incluso con

En

la defensa de losfrentes

del mar es mayor, si cabe, la

tando

con el auxilio

de los barcos rápidos,

especialmente

importancia

del dominio aéreo, hasta el punto de no podér

* armadas para la lucha contra la Aviación,

no son suficiente

garantía contra los ataques de aviones’ torpederos, lanzados en cantidad suficiente y con propósito decidido de alcanzar

sus

Por eso, cuando ‘las Flotas navales tienen que operar fuera del radio de acción de sus bases aéreas terrestres, deben ir acompañadas de portaaviones para disponer de una protección aérea que permita la exploración, el enlace

objetivos.

ESQUEMA

núm.

i.—Despliegue

teórico

primaria

en una base naval.

de la artillería

4

8

B.

B. intermedias

primarias

52 B.

ligeras

de

3 piezas

=

12

piezas.

de

3

piezas

=

24

de4 piezas

=

48

 

Total.

84

piezas.

Base

cohcebirse ninguna acción naval contra ellos, y menos la óperación de desembarco, sin tener la seguridad de obtenerlo.

La

vulnerabilidad

aérea de, los transportes y barcos,auxi

liares hace muy dfícil y peligrosa su aproximación a costas sobre ‘lasque el adversario posea ese dominio: la Flota se expondría a bajas muy importantes para obtener ,efectos

muy

de desembarco, las fuerzas desembarcadas serían aplastadas

el bombardeo; y en caso

limitados, si sólo se propone

probablemente

por la Aviación

antes de conse

base de operaciones. Los abas

adversaria,

guir

tecimientos y servicios serían punto menos que imposible en

esas circunstancias, y muy difícil’lograr la superioridad de

establecer una amplia

,fuegos

que semejantes operaciones requieren.

En ‘la defensa de los frentes del mar es imprescindible’

establecer las bases aéreas con despliegue que permita

su concentra

ción en tiempo y en espacio para obtener el dominio del aire.

de resolver cuando aquellos frentes

Este

corresponden a territorios amplios, o cuando se trate de pasos

la dis

persión

de los medios, quedando garantizada

es fácil

problema

obligados

en los que la Aviación

puede actuar desde bases

situadas

en el interior de las dos costas; pero es problema

difícil de resolver cuando se trata de la defensa de bases nava les creadas en islas pequeñas y alejadas, o en terri

torios

su

radio de acción, que alcanza hoy, con carga eficaz, distan cias superiores á 3.000 kilómetros. En,lo que a la posibilidad del apoyo de operaciones combinadas se refiere, ese radio permite realizarlas prácticamente casi sin limitación, en

se escalonen las bases. lo que se refiere a la acción aérea, combinada con los

submarinos, en la destrucción de convoyes, el ataque sobre las rutas del mar más alejadas se hace posible, porque el avión permite el aprovisionamiento de aquéllos a grandes distancias.

de pequeña extensión. acción aérea ha extendido tan considerablemente

La

cuanto

Por

La

exploración, la vigilancia

inmediata,

la acción anti

submarina

‘en la defensa de los frentes

del mar, se realiza

La

artillería

que

montada

sobre ferrocarril

se consigue

con grandes

exige

puntales

una

perfecta

clavados

hoy casi exclusivamente por medio de la Aviación; garan tiza además contra los ataques por sorpresa, siempre que la

situación de las bases de partida del adversario no le permi

tan

la aproximación

y ataque durante la noche.

avión explorador de alta mar, con gran radio de acción

y

y constituye un elemento indispensable de observación y coordinación de los medios navales, tanto de superficie como submarinos, y la garantía de que los medios terrestres po drán actuar a tiempo sin necesidad de tener que mantenerse desplegados sobre los frentes del mar.

El

poderoso armamento

defensivo,

goza de gran

autonomía

Lasfortalezas volantes, con capacidad para llevar cinco

proyectiles de I.ooo kilogramos de peso, que pueden alcan

a los 500 metros por

segundo, son enemigos temibles para los acorazados y los

- portaaviones; pero son los torpederos aéreos el peor de sus adversarios, porque, pilotados por hombres decididos al sa crificio, será muy difícil evitar los torpedos lanzados al

zar el blanco con velocidades próximas

agua a pocos cientos de metros del objetivo.

El ataque dila Aviacion, bien que proceda de porta aviones o de bases, no pue de contrarrestarse más que con el empleo de la aviación de caza, en cantidad sufi ciente para obtener la supe rioridad sobre la adversaria

e interceptar el camino a la

de

bombardeo.

La

coordinación

de

los

medios

aéreos con

los

te

rrestres para

oponerse a las

acciones naval y aérea del

adversario es de importancia

capital.

de

El

arma aérea ha

combatir principalmente

para

obtener el dominio;

ha

de

cooperar

en

la

batalla

con sus aviones torpederos y de gran bombardeo; ha de mantener también constante exploración y vigilancia, y debe crear campos de minas donde no sea posible situar las ancladas. Se dibuja per

fectamente

que las dos pri

meras

acciones son princi

pales.

Ambas

concentración

y

requieren

mandos se

debiendo quedar la de cooperación di

rectamente subordinada al

mando de conjunto delfrente

defensivo. La lucha por el dominio del espacio aéreo debe ser independiente cuando a la vez tenga que atender a otros frentes.

parados,

aviación

EL

PODER

TERRESTRE

Las

Ejército

fuerzas

arrnadas

del

de tierra son un ele

mento

básico en la defensa

terrestres se

en dos grandes elementos de

defensiva y elemen

representan y la liber

estabilidad

en

el

en

el

fuego,

defrentes del mar.

Los

medios

distribuyen

agrupaciones:

reacción

terreno.

tos

la garantía de permanencia

tad

de reacción ofensiva.

Las zonas fortificadas

de los elementos fijos

de acción de los móviles,

tanto de la agrupación defen

siva como de la ofensiva. Las dos agrupaciones deben estar bajo un solo mando, con medios propios de vigilancia aérea que le permitan ob tener una información segura por losmedios más rápidos.

de la acción defensiva terrestre son la

Artillería de costa y el despliegue de los medios de observa ción, con y sin visibilidad Pueden considerarse también

como elementos fijos las tropas desplegadas en las zonas de resistencia organizadas. Elementos móviles de reacción defensiva terrestre son los

mismos; pero que no se instalan para poder desplegarlos en los lugares donde se efectúe el ataque principal y puedan así actuar

por sorpresa. medios de reacción ofensiva son esencialmente móviles

y deben ser motorizados. Desde el momento en que al ene migo no le será casi posible realizar sus ataques en todo el

Los

elementos fijos

Los

ESQUEMA

núm.

2.—Despliegue

teórico

de la artillería

primaria

eñ un Estrecho.

6

B.

primarias

de

3 piezas

=

i8

piezas.

52

B. intermedias

de

3

piezas =

36

i8

B.

ligeras

de

4

piezas =

72

- —

 

Total.

126

Longitud

total

del eje: zoo krns.

-1-

 

+

+

Radio

alcance

Primario.

+

-1-

35 kms.

ner concentraciones de fuego de masa suficientes para poder neutralizar la principal ventaja del enemigo: concentra

ción

de costa debe

rectificación

en la eficacia del sistema, dando lugar a dudas que

no deben producirse en asunto de tanta importancia para la defensa nacional. No siendo posible ni necesario establecer un plan de arti llado que comprenda todos los frentes del mar, éstos deben clasificarse por zonas, comenzando por diferenciar los que deben organizarse con carácter prohibitivo (como son las

de fuegos netamente definido, porque la costosa y conduce a veces a la descon

obedecer a un plan

rápid.

de sus medios para obtener la sorpresa y la su de fuegos.

perioridad

El

fianza

despliegue e instalación de la Artillería

es muy

bases navales principales y el paso de los Estrechos), de los que sólo requieran una defensa que aleje relativamente una acción naval que trate de destruir poblaciones y éentros in dustriales de importancia. En las zonas indicadas como

principales

ser neutralizada por una, acción de flanqueo fijo, como ocu rrirá probablemente en caso de despliegue en proximidades

debe impedirse que la Artillería

de costa pueda

de una frontera con país

ción dé la costa facilite fondeaderos apropiados a esa acción

de flanqueo

adversario, o cuando la conf igura

desde el mar.

En

todo caso, la oposición al flan queamiento la propor

ciona mejor, una masa móvil de artillería capaz de efectuar contra batería eficaz e impedir el estacionamiento de los bar cos en los lugares previstos.

Eje

bajo el fuego de 2 B.

B.

35 kms.

49

4

68. i6

—‘

Total.

loo

frente simultáneamente, la defensa debe mantener, por lo menos, la mitad de sus medios en reserva•para lanzárlos

a la contraofensiva inmediata, antes de que el adversario consiga establecerse sólidamente al amparo de su poder

naval y aéreo. Constituyen los medios móviles ofensivos las

fuerzas

del Ejército de tierra, a base de la Infantería,

apo

yada por Artillería de campaña y antiaérea, y con fuerte proporción de elementos acorazados. Sus misiones princi

‘pales serán vigilar y anular la acción de los paracaidistas

y lanzarse a la contraofensiva inmediata.

Las zonas fortificadas deben establecer un sistema que comience en las orillas accesibles del mar y no termine

profundidad,

desde

mediata,

hasta

comprender,

en

los principales

com

partimientos

La

del terreno, en forma

que sea posible ejercer

en forma

violenta in

ellos la acción contraofensiva,

hacia el que sea ocupado por el enemigo.

cantidad de elementos fortificados

debe responder es

trictamente a la importancia de cada parte, con arreglo a una idea de maniobra, en la que se destaque netamente dóri

de

del

toda acción defensiva, sobre todo en la de losfrentes del mar.

Por

establecer una zona de resistencia a’ base de un sistema de

eso habrá que contentarse én la mayoría de los casos con

habrá de realizarse probablemente el esfuerzo principal

adversario. Esto es difícil

de discernir con claridad en

fuegos

cruzados, mcís o menos densos y profundos, con arre

glo a la importancia de cada lugar. En todo caso, compren

deremos que hay suficiente prof un4idad

garantice

de las reserva.çmóviles. En los demás lugares, de escaso in terés, hahrá que limitarse a instalar una zona’ de vigilancia que impida la sorpresa.

una resistencia en tiempo que permita

en la zona cuando

la llegada

El

elemento principal

el artillado.

Un frente

de la defensa de losfrentes

marítimo

del mar

es

mismos principios de aplicación a los terrestres, que permi ten dispersar el material sin perder la posibilidad de obte

debe artillarse bajo los

El

empleo de esa masa móvil requiere la previa construc

ción

de caminos y emplazamientos

diversos que permitan

su

actuación,

sin que haya sido posible al adversario descubrirla

mediante

la información,

como ocurriría si

se estableciese

un

apoyo fijo

de artillería. Esa masa móvil deberá organi

zarse

con gran propbrción de material antiaéreo, como ga

rantía

de que su actuación no pueda

ser neutralizada desde

el

tración de sus fuegos es diferente según se trate de bases o de Estrechos. En la defensa de’aquéllas la dispersión debe ser mínima, para que los’sectores de tiro se superpongan al máximum posible y cubran la totalidad del sector exterior, cuyo radio ‘ha de ser, por lo menos, de 50 kilómetros para obtener la debida protección contra el bombardeo naval. En la defensa o prohibición de paso por los Estrechos, la dispersión se aumenta al combinar los emplazamientos

aire.

La

cuestión de la dispersión del material y de la concen

entre las dos orillas, cuando la anchura permita

gación de fuegos, y aumenta también la dificultad del

mando

de conjunto. En todo caso, el despliegue debe ser

anplio y de la mayor longitud posible para que ‘la Flota

que trate deforzar el paso esté el mayor tiempo posible some

la confu

tida

a concentraciones de fuego de densidad destructora su

ficiente.

Estas

concentraciones deberán cubrir

todo el eje

principal

del Estrecho.

El despliegue éomprenderá las agrupaciones de artillería

primaria, las de artillería intermedia y ligera y la artillería

adecuadas. no es su medida,

especialmente

Lo

antiaérea, en proporciones

un calibre primario

que distingue

sino el alcance y la potencia de perforación y destrucción de sus proyectiles, en función de su masa, de su velocidad ini

cial

y remanente, y de la rasancia de sus trayectorias.

A las grandes distancias, el tiro desde los barcos es muy

La

artillería primaria de costa, invulnerable prácticamente para la de los barcos’a distancias mayores de ¡8 a 20 kiló metros, debe óbtener sobre aquéllos impactos que incidan bajo ángulos inferiores a los 20 grados para poder perforar

impreciso

y sólo eficaz contra objétiuos muy

amplios.

los blindajes verticales de los acorazados. Para perforar las cubiertas es necesario el empleo de proyectiles de 1.000 kilo gramos, que alcancen el blanco bajo ángulos mayores de 30 grados y a velocidad remanente de, por lo menos, 500 me

tros

Basta el empleo de proyectiles de

alto explosivo, incluso a las mayores distancias de tiro, y

por segundo. Pero no es necesaria la perforación para

un acorazado.

inutilizar

de aquí la gran ventaja de’las Baterías primarias de costa en ‘su combate contra acorazados.’

de combate entre los barcos de l(nea y la

artillería primaria de costa depende esencialmente de la

visibilidad, que será siempre favorable a los primerós, por

La

distancia

estar

en su mano la hora de iniciar

la lucha.

En

la batalla de los Dardanelos, la ayuda de los cañones

de los barcos fué extraordinaria en favor de las tropas des

embarcadas; muy apreciable contra los fuertes y Baterías fijas, e ineficaz contra los cañones y obuses de la artillería móvil qise actuaba desde posiciones ocultas: no pudo impe

si bien hay que tener en

dir

la reacción de esta artillería,

que se careció prácticamente

cuenta

ción aérea.

de apropiada

observa

A

las piezas primarias fijas

les conviene, para su sega-

ridad, disponer de cúpulas

acorazadas; sin embargo, como

éstas no resisten sin averiarse en su funcionamiento el im pacto directo de cañón o de la bomba pesada, habida cuenta de su elevado coste y dificultad de instalacón, se estiman improcedentes en la mayoría de los casos. La casamata de hormigón armado es inadecuada para piezas de longitud superior a cinco metros. Aun con esta dimensión es necesa rio que la pieza pueda girar para disparar en todos lqs sec

tores de tiro, y los apoyos de la masa cubridora producirán

porque

sectores

muertos, que a toda costa deben suprimirse,

el ideal dé esta artillería, incluso la de calibres medios y pe

queños, es poder disparar en los 360 grados. Aun está por resolver la cuestión de la defensa aérea de esta artillería: los emplazamientos en caverna limitan el

rías de costa,’ la ventaja es a favor de éstas, por la mejor observación dél tiro; por su estabilidad, diseminación y se guridad, y, sobre todo, porque la coñcentración del fuego

será siempre más peligrosa para los barcos y más difícil de obtener por ellos, ante la dificultad de conseguir una buena observación, si no disfrutan de constante supremacía del aire. La eficacia delfuego de los barcos contra las Baterías de costa requiere el combate a distancias medias, en tanto que el ‘de la costa contra ellos puede ser a distancias grandes.

 

En

realidad,

la artillería fija

de costa no podrá casi

- nunca

-evitaran

bombardeo lejano o prohibir

en- absoluto

él

forzamiento

de un Estrecho,

a menos

de ser numárica

mente

muy potente. Su acción debe reí orzarse con el apoyo

de

artillería

m6iil

y con

los medios navales y a’reos,

lo

que

requiere

su

conjugación

con

estos medios activos

y

con

los pasivos

que

representan

los

campos

de

minas,

minas a la deriva y estaciones de torpedos; éstas cuando se trate de pasos obligados de anchura apropiada. No está claramente determinada la clasificación de los materiales de costa que puede considerarse como primaria. Sin embargo, atendiendo a la velocidad inicial, al alcance

y a la potencia, puede considerarse que lo son el L. 28-45

alemán con-proyectil de 300 kilos, velocidad inicial de 870 metros y 34 kilómetros de alcance; el cañón francés C. ‘24 sobre ferrocarril, que alcanza 56 kilómetros, con proyectil de 163 kilogramos y velocidad inicial de 1.065 metros; el norteamericano C. 356-50, con proyectil de 635 kilogramos, velocidad de 850 metros y alcance de 48 kilómetros, y, natu

sector de tiro y ofrecen la facilidad de corregir el tiro sobre ellas y obtener su destrucción mediante un solo impacto horizontal. En realidad, la garantía en la defensa antiaé rea de la Artillería de costa no puede obtenerse más que por medio de una gran densidad de piezas y ametralladoras

ralmente, todos los de calibre 38 (entre los que descuella un modelo alemárí de 72 kilómetros de alcance), y los que reba sen ese diámetro. El máximo calibre de cañón primario es, hasta ahora, el C. 406-50 norteamericano, de alcance 57 ki •lómetros, proyectil de 1.067 kilogramos y velocidad inicial

antiaéreas, y, sobre todo, por la reacción inmediata de la

de

823 metros.

-

aviación

propia

de caza.

La artillería intermedia de costa, que es la de calibres

Las

Baterías

primarias

deben constar, de tres -piezas,

mejor

de cuatro, para obtener la salva, único medio de cen

 

trar

un blanco en movimiento.

Buena prueba de esta nece

sidad la proporciona la acumulación de cinco y hasta de

seis

razados.

piezas primarias

en las torres superpuestas de los aco

La instalación en alto de las Baterías primarias es’acon

sejable, porque así domiñan mejór.para

Es esencial que la Art illéría de costa no quede, en un día a

ocasión trascendente, privada de aquélla y a mérced de una

avería

la

desventaja

no

pensa

tuados

cuando

cadas que impidan

la-puntería directa.

de su dirección de tiro. La altura de emplazamiento

de quedar al descubierto en esa situación se corn

del tiro de los barcos si

a nióel más bajo,-y la de corregir el tiro desde ellos

detrás y delante del emplazamiento

existan barran-

principal

la observación. condición dé los emplzamientos

de Artille

interesa por el aumento de alcance, que es peqüeño;

con creces con la dificultad

La

ría de costa es que dispongan de buenos observatorios, y que

la silueta de sus piezas se proyecte sobre terrenos de mayor cota. La desenfilada debe ser compatible con el tiro directo

a distancias cortas o

no debe rehuir el .duelo con los

grandes navíos de’línea; por el contrario, debe actuar antes que ellos para poder concentrar sus fuegos con tiempo para mantenerlos alejados. -Los proyectiles de alto explosivo le

permiten

y nula cuando sea necesario disparar con ángulos de depresión.

La

artillería primaria

actuar en esa forma.

-

Este modo de proceder se justifica porque la inutilización rápida de un acorazado es muy desmoralizadora para la Flota atacante, y eso, que solamente puede lograrse mediante la concentración de salvas, dada la gran capacidad dé resis

tencia de aquellos barcos, hay que tratar de conseguirlo cuan to antes. La concentración de muchos disparos por minuto sobre una sola Unidad naval’ es de mayor eficacia que el

duelo

aislado de Batería

contra acorazado.

En

la lucha de un acorazado contra las Baterías prima-

ESQUEMA

núm.

3.— Despliegue teórico

de la artillería

primaria

en

un

Estrecho.

-

6

B.

primarias, de 3 piezas =

18 piezas.

¡2

8. intermedias

de 3

piezas =

36

i8

13.

ligeras

de 4 piezas =

12

Total.

126piezas.

Radio alcance Primario:’35Tkms.

1-

2

Eje

bajo

el fuego

-

‘de 2

B.

35 kms.

4B.39

 

6B.26

 

Total.

¡po kms.

Longitud

total -del eje: ¡oo kms.

comprendidos entre 20 y 30 centímetros, con potencia suf i

flanqueo

de los accesos de las lanchas a as playas. Moder

ciente para perforar corazas de cruceros, desde los 18 a 20

namente

se construyen con dispositiuo que les permite el tiro

kilómetros de distancia, e incluso la de los acorazados, a

antiaéreo.

o

menos

dos de

aquéllas. Las piezas ligeras de costa son las de calibres io a 15 centímetros. Su misión es contra barcos ligeros, batir

espacios muertos, protección de campos minados y para el

de

los io

kilómetros,

se conjugan

de una

con las Baterías

primarias

en la proporción

de éstas por

Un

fortificaciones ale

detalle de

las

manas

de

la

costa

atlántica.

Refugio

para

submarinos.

8

Esta

artillería no debe superponer

su fuego al de la arti

llería

reservándose para el combate próximo y, sobre todo, para la prohibición de desembarcos y tiro contra la Aviación. Su mejor empleó es por sorpresa, y su proporción muy va-

alcance,

primaria

y

media,

aunque

lo permita

su

riable;

que jorman

llería contra las piezas de costa, no situadas bajo cúpulas o desenfiladas, así como la necesidad de disponer de piezas

antiaéreas

que en todo despliegue de artillería de costa se cuente coñ

pero dado el gran número de barcos ligeros rápidos

parte de las Flotas y la eficaz acción de su arti

de calibre entre io

y

55 centímetros, aconsejan

un número de Baterías ligeras igual a la suma de las pri

marias

y de calibre intermedio.

Si

se admite que la destrucción o, por lo menos, la inutili

zación

rápida

de un acorazado requiere la concentración de

las salvas de dos Baterías primarias,

este número da el mí

nimo

defuego que es preciso obtener en cada sector de prohi

bición.

Teóricamente, si se trata de una base naval (es

quema núm. i), serían suficient’es dos sectores para cubrirla

a 50 kilómetros contra la acción naval enemiga que intente la

0 destrucciónde sus

iñstalaciones; pero si el despliegue co

rresponde

a la prohibición

de paso de un Estrecho, habrá

que

para

instalar varias agrupaciones de dos Baterías primarias

la destrucción de los acorazados que inten

garantizar

ten

en

deberá ser, en este caso,

cantidad suficiente para que en toda la longitud del paso

forzarlo. La artillería primaria

de dos Baterías

primarias, por lo menos. Teóricamente, también son ‘nece

se pueda

obtener la concentración delfuego

sarias seis Baterías primarias, conjugadas en las dos ori llas o desplegadas en una sola, para batir longitud de roo ki lómetros de recorrido y para obtener en los extremos del eje

concentración de dos; la de cuatro en casi todo el canal, y

en el centro de éste la de las séis Baterías. Como quiera que

los acorazados tardan dos horas en recorrer esa longitud, es

la

tiempo

más que sobrado para la prohibición

(esquema nú

mero 2).

El esquema teórico número 3 demuestra que es más

favorable

El

el despliegue sobre una sola orilla, cuando la an

no sólo por mayor potencia,

sino por

mayor facilidad

empleo de la artillería de campaña, comprendido en

ella los cañones anticarro, constituye la garantía contra los desem barcos en el momento de saltar a tierra la Infantería adversaria. Piezas sueltas, Secciones y Baterías de todos los calibres cruzarán sus fuegos en forma que hagan

imposible

los barcos de transporte de las tropas de desembarco.

chura

sea pequeña,

en el mando.

él

acercamiento de las lanchas de motor y de

Y si éstas logran saltar a tierra, deberán quedar bajo el

fuego de destrucción de las masas móviles de artillería y .de

las armas automáticas situadas en la zona de resistencia

próxima a las playas. La garantía de la actuación de esta

artillería

móvil, ya lo hemos dicho, depende de su protección

antiaérea.

Para

la acción antilancha

deben emplearse calibres pe

queños,

de tipo rápido,

entre los que son de mayor.eficacia

las piezas anticarro de la Infantería y los de la Artillería

antiaérea

ligera.

posibilidades

Las

de despliegue de la Artillería anti

aérea en losfrentes del mar influye án la elección de.los asen tamientos de las Baterías de costa, porque se debe tener en

cuenta

gurada su superioridad aérea. Entonces comenzará su ata

que

actuación de su poclér aéreo,

que tendrá por misión principal

para que obtenga

que el enemigo no intentará el ataque sin tener ase

neutralizar,

y si puede des

a la costa con una intensa

truir,

La

la Artillería

de costa.

defensa antiaérea exige profundidad

eficacia, porque la Aviación

enemiga tendrá muchos cami

nos para llegar a alcanzar sus objetivos, y no se limitará

a

venir

de frente

sobre la costa, a menos que la propia

no le

cierre

los demás. Estos caminos son los estratégicos; los tác

ticos, que son las partes de aquéllos inmediatos a los objeti vos, no serán su continuación, en cuanto al rumbq, porque éste, al llegar a las proximidades de las zonas . dé lanza miento, tendrá que tener en cuenta la luz que favórezca el bombardeo y, a la vez, perjudique a la reacción de.la arti

llería antiaérea, que será la encargada de la deferisá cuando

las

sean impotentes para interceptar a los bombarderos ene migos.

formaciones propias de la caza-combate y persecución

-

.

Los

Grupos A. -A. deben situarse de modo que batan los

accesos probables, ten iendó en cuenta que los modernos apa ratos de escucha A. A. permiten descubrir a los aviones, con buena visibilidad, hasta 30 kilómetros antes de encon trarse sobre la vertical.

En

la determinación del número de Baterías y de Grupos

debe calcularse a base de poder obtener una barrera conti

que cubra el despliegue de la artillería primaria,

nua

lo menos en las direcciones probables del ataque, y cúya den

por

sidad, guarde relación con la importancia de las Baterías a

incluso contando con

de

dirección de tiro que permita disparar con ángulos de 8o gra dos y proyectiles de espoleta apropiada, el número de Bate rías A. A. será el de una por cada una de las primarias y de las intermedias, siempre que las agrupaciones estén si

tuadas en espacio

neamente, por la acción coniunta de las Baterías A. A. afectas a cada Batería. La proporción de Baterías de 20 mi límetros para la defensa contra aviones en picado debe ser, por lo menos, igual; es decir, Batería A. A. por Batería de costa, siempre que la agrup.ación de éstas permita super

poner

a

cubrir.

Y cuando esto no sea posible,

la

colaboración de la Artillería

ligera de costa, provista

que permita cubrirlas, eficaz y simultá

el fuego

de aquéllas para

cubrir simultáneamente

Baterías de cada una. Complemento del despliegue.de la artillería en un frente

del mar es el de los çrganos de observación diurna y nocturna.

Lo

las

más importante es asegurar la observación a través de las

nieblas naturales y artificiales. Esto se consigue con apara

tos

a

base

de ondas

hertzianas

y de rayos infrarrojos.

Las primeras

tienen una gran

aplicación conjugando sus

estaciones

en las orillas

de los Estrechos. Estos

aparatos

permiten

obtener,

sobre

una

pantalla,

la silueta

de

los

barcos ocultos por la bruma o determinan su situación porque su- masa impide la propagación de las ondas eléc

fricas.

)ermiten,

tringido, la observación durante la noche. Los focos sirven

para cegar a lós bárcos enemigos, situándolos

un

despliegue táctico, bajo normas semejantes a los

Se destinan elementos a la

La

iluminación mediante proyectores, proyectiles, bombas

de iluminación

con radio de acción res

y. focos

también

entre

El

verdadero

que

ellos y las costas. reparto de los medios de observación constituye

el de artillería.

determinan

exploración

y a la observación del tiro, y se mantiene

siem

pre.una

parte del material en -reserva. En principio,

cada

Batería

debe poseer süs medios propios de observación

diurna, y nocturna pero los proyectores deben colaborar todos en la iluminación general del sector en que se en cuentren.

de

- Es

algo parecido

a

lo que ocurre con la

artillería

apoyo, directo, cuya acción se conjuga, en ciertas circuns

tancias,

con la de conjunto en manos del Jefe

de la gran

Unidad.

Todos

los elementos de exploración sin visibilidad

cons

tituyen un escalón de conjunto, y los aparatos de observa

ción, excepto los de ondas o rayos, que han de estar próxi mos al nivel del mar, se instalarán en cota alta y lo más

avanzados

que sea posible.

La

superposición de medios es indispensable para asegu

rar la observación sin visibilidad. Al despliegue de explo ración deben surnarse los elementos de Batería y de Grupo

y reforzar’el conjunto, en caso de ataque, mediante el empleo de proyectiles de iluminación y las reservas de material móvil.

proyectores deben tener. mando a distancia y

emplazamientos, así como observatoriospropios. Los apara tos más importantes deben situarse en emplazamientos blin

dados y en lugares separados de las Baterías .y de sus pues tos de mando y observación, para que éstos no sufran los efectos del füego que’ se dirige contra aquéllós.

Los

varios

El

Jefe de la observación sin

visibilidad

debe enlazarse

personalmente

superior de la Artillería

y poseer medios propios de enlace y transmisiones.

con el/jefe

de costa

TÑFANTE1A ¡

-

fi

r

Arma principal. Todas ¡as

el

En el ataque rompe sus

sfltimas reSistencias, y en su defensa fracasan los asal’os enemigos. La ¡nf sntería soporta la carga

prinii/,al

Por ello ¡e pertenece la más alta gloria. La fuerza

principal de la Infanterla está en su espirite de ataque. Este espíritu alienta en la confianza de sus propias fuer sas. Su lucha debe ser dominada con la voluntad de “1Adclante, siempre hacia el enemigo!”

“La

¡nf anioría es el

strab 4rmas dependen de asalto destruye al enemigo

ella.

Con el fuego y

del combate y sufre el mayor sacrificio.

(Reglamento

alemán.)

Del soldado de asalto de ¡nf anteria se exige todo lo más grande que el hombre puede dar. Por eso son

de

CON

especial importancia

EL

VALOR

lah

DE

SU

palabras

que

EJERCITO,

dicen:

UN

‘PUEBLO

PROSPERA

O PERECE,

Y

CON

SU INFANTERIA,

UN EJERCITO

VIVE

O

MUERE.

 

EN

el

todas épocas

se midió la superioridad

del Ejército

por

valor

de su Infantería,

por

ser ella la que

rpresenta

el

factor

moral

esencial

de la victoria,

la que

prepara

y

eje

cuta

el

choque

final

y

la

que asalta

y

toma

posesión

del

terreno

del adversario.

Por

todo

ello, los distintos

Ejércitos

la

proclaman

en sus

Reglaxlentos,como

 

el Arma

principal.

‘o

Teniente Coronel

ARMENDARIZ

Del Regimiento2$

No

obstante,

todas

las Armas

deben

ser solidarias

y coope

rar

en la lucha

para

asegurar

el triunfo

desaste

 

pósible;

pero

todas

ellas,

como

dice el

con el menor Reglamento

táctico,

tienen

que

‘obrar

en

beneficio

de

la

Infantería,

que

es,

en

definitiva,

torioso

quien

del combate.

tiene

que Por lo tanto,

decidir

el resultado

debe siempre

final

darse

y

la im

vic

portancia que merecen a la moral, instrucción y armamento

de la Infantería; cuando surgen perfeccionamientos

en

los

elementos

que

la integran,

es cuando

el Arte

de

la Gurra

se perfecciona

y prospera.

En

la guerra

actual

puede

obser

varse

cómo

la

Infanterí

a conserva

su papel

primordial.

 

Por

eso,

los alemanes

se han

preocupado

siempre

tanto

de ella,

hasta

el extremo

de

considerarla

como

el alma

de su pode

roso

Ejército.

Siendo,

por

consiguiente,

la

Infanterí

a el Arma

principal,

de su preparación

en

la

paz

tienen

que

depender,

en gran

parte,

los éxitos

de la guerra.

 

La

lucha

de

la

Infantería

es

muy

variada

y

com

prende

los

temas

más

diversos.

Tiene

por

misión

avan

zar,

atacar,

vencer

y

destruir

al

enemigo,

ocupar

el

te—

rreno,

mantenerse

en

él,

enlazarse

con

otras

Unidades,

informar

al

Mando

de

cuantas

noticias

de

interés

pueda

adquirir,

etc.

Misiones

que

por

su

variedad

exigen

de

la

Infantería

especial

instrucción,

p4rticular

organizacióñ

y

diverso

armamento.

De

los

factores

que

intervienen

en

la

lucha,

el elemento

esencial

y

que

sirve

de fundamento

al

éxito

es el soldado.

La

temible;

armamento,

fuerza

nerviosa

pero

tiene

cuya

del

hombre

es

el arma

más

gran

atención

importancia

y cuidado

la

fuerza

debe

ser

decisiva

material,

y

el

objeto

pre

ferente.

 

Los

progresos

de las

arsas,

y especialmente

la

dotación

que

de ellas

se hace

hoy

en día

al-infante,

influyen

podero

samente

en las

consecuencias

del combate,

hasta

el extremo

de

que

solamente

puede

combatirse

hoy

oponiendo

a

los

modernos

armamentos

otros

equivalentes.

 

La

maniobra,

cuando

puede

efectuarse,

 

es

factor

deci

sivo

pero

el

movimiento,

la

mayoría

de

las

veces,

en el combate; no es pesible

sin

la

destrucción

o neutralización

del

enemigo

por

medio

del

fuego,

factor

de rearación.

La

potencia

de

fuego

reside

en

las

armas;

y

la

de choque,

en

los hombres,

aun

cuando

ambas

están

ligadas

 

íntimamente

en

el

combate.

La

marcha

debe

ser

preparada

y protegida

por

las

armas,

y

por

medio

de

ellas

se llega

al

asalto

que,

en

definitiva,

constituye

el objeto

final

y más

importante

del

tombate.

 
 

El

armamento

debe

ser

objeto

de

preferente

atención.

La

guerra

actual

exige

una

variedad

de armamento

muy su

perior al de las anteriores,

observándose,

en primer

lugar,

la

necesidad

de que la Infantería

lleve

consigo

armas

mediante

las cuales

se baste a sí misma

y pueda

independizarse

de las

Armas

la necesidad de la cooperación

hermanas

durante

el combate;

pues

si bien

ellas

para

de todas

es verdad

asegurar.

el

triunfo,

muchas

veces

se verá

la Infantería

en la necesidad

de

resolver

los problemas

del combate

por

sí sola;

y

en

este

caso,

como

decimos,

necesita

contar

con

armamento

capaz

de

ayudarla

a resolver

la cuestión

de manera

rápida

y ven

tajosa.

Por

esta

razón,

el Ejército

alemán,

modelo

siempre

en

cuestiones

castrenses,

ha dotado

al Regimiento

de Infan

tería

con

las

ametralladoras

ligeras

y pesadas,

lanzaminas,

morteros,

etc.,

y- además

con

una

Compañía

de

cañones

(13.8

Compañía),

compuesta

de

tres

Secóiones

ligeras

de

a.

dos

cañones

de calibre

7,5 cm.

cada

una,

y

de

una

Sección

pesada

con

dos cañones

de ca-

.

-

tadas

sobre

dispositivo

especial,

y con

ametralladoras

anti

aéreas.

Para

la transmisión

de noticias,

además de los elementos

y medios

alemán

aprppiadqs

cuenta

para

ello, el Regimiento

montada

con una

Sección

para

de Infantería

su seguridad,

exploración

y agentes

de enlace.

Y

con

objetó

de

que

los

Regimientos

de Infantería

sean

aptos

para

ejecutar

ligeros

trabajos

de

su

de

zapadores

fin,

zapadores,

cuentan

también

con utensilios

también

y herramientas

del

Mando

dependientes

con

una

Sección

para

necesarias

del

Regimiento.

 

Como

se ve, el moderno

Regimiento

de Infantería

alemán,

por

su variedad

de

armamento

y por

la

diversidad

de ele-

mentos

con que

cuenta,

constituye

por

sí solo una

Agrupa

ción.

nos

Su jefe tiene

para

colocar

durante

el centró

el combate

de gravedad

los elementos de sus armas

necesa

pesa

y con arreglo

das

de fuego

en los lugares

precisos

a las nece

sidades

del

desarrollo

del

combate.

Existe,

en consecuencia,

la necesidad

de que

la Infantería

cuente

con elementos

propios

y de los cuales pueda

disponer

sin

limitación

alguna,

en

su beneficio

y

en

la

medida

que

sólo

su jefe

es capaz

de juzgar/

 

Fusileros.

,

pesar

de

la

diversidad

 

de

armas

con

que

cuenta,

o debe

contar,

un Regimiento

de Infantería,

la Com

pañía

de

fusiles

és

la

medula

del

mismo,

toda

vez

que

el

tirador

-

de esta

Compañía

esel

soldado

de asalto.

A la Com

pañía

de fusiles,

por

cónsiguiente,

corresponde

el principal

papel

en el combate.

Su misión

es avanzar

hacia

el enemigo,

y

protegido

por

el fuego

‘de las

armas

pesadas,

romper

su

resistencia.

La

intervención

personal

de

cada

uno

de - sus

soldados

es decisiva

para

el resultado

final

y victorioso

de

la

lucha.

Cuando

los fusileros

llegan

tan

cerca

del

eoemigo

qu&su

protección

 

con

las

armas

pesadas

no

es

ya

posible

sin perjudicar

a

la

parte

avanzada

propia,

entonces

tienen

que

continuar

el

combate

con

us

propias

armas

(fusiles,

granadás

de mano,

pistolas,

machetes,

etc.), llegar

al cuerpo

a

cuerpo

y posesionarse

del

terreno

que

ocupa.

Porque

aun

cuando

la

Artillería

pesada,

con sus certeros

disparos,

haya

esmbrado

la

muerte

en las filas

contrarias;

la. Aviación,

óon

continuas pasadas, desorganicé y merme sus columnas; los

ronipan el

Carros de combate, con su decidida intérvención,

frente

enemigo

y penetren

en sus líneas,

la verdadera

victo-

libre

i

cm.;

y otra

Compañía

de

antitanques

 

(la

14.8),

constituIda

por

cuatro

Secciones

de

-

:‘

—.

-

a

tres

cañones

antitanque

cada

una.

Para

la

lucha

contra

objetivos

ocultos,

tiene

los mor

 

teros

de

8

cm.,

que

forman,

dentro

de

la

Compañía

de

ametralladoras,

una

Sección

es

pecial,