Sunteți pe pagina 1din 21
een ORGANO DE EXPRESION. ¥ ORGANIZACION. DE LA COORDINADORA NACIONAL DE EXNORMALISTAS RURALES (C.N-E.R.). eee | EDITORIAL “...Marx era, ante todo, un — revolucionario. Cooperar,. de es- te o del otro modo, al derroca-— miento de la sociedad capitalis- tay de las instituciones pol{ti eas creadas por ella, contribufr @ la emencipacién del proletaria do moderno, a quien é1 habfa in- fundido por primera vez le con-- ciencia de su propia situacién y ySe sus necesidades, la concien— cia de les condiciones de su e-- " Mancipacién: tal era la verdade- ra misién de su vida". (F.Engels. Discurso ante la - tumba de Marx). Carlos Marx, fallecido el 14 de marzo de 1883, fué el gran in vestigador cient{fico, el genio Fevolucionario que darfa el pro- letariado, en compafifa de Engels, el emma todopoderosa, ia teorfa evolucionaria para su emancipa~ cién: el marxisno. Para ello, Marx hubo de some- ter a la erftica m&s severa a — los pensadores més avanzados de su tiempo, entre ellos figuraron el idealista y de pensamiento — Gialéctico Hegel, ¢1 materialis- ta mecanicista Feuerbach, en el campo de la filosof{a; a los re- presentantes de avanzada de la e conomfa politica clfsica burgue— Sa, Adam Smith y David Ricardo;- 2 las representantes del socia-— iismo utépico, quienes a base de propagandizecién crefan poder ob tener una sociedad sociclista, y cuyos m&ximos exponentes eran — Saint Simon y Roberto Owen. De — esta erftica tuvo necimiento el marxismo como la ciencia de le — Yevolucién; como 1a tnica teorfa cient{fica capaz de interoretar de un modo materialista a la so- ciedad, y en varticular a la ca~ pitelista; la Gnica teorfa cien- t4fica que ve a los obreros como la clase cavaz de dar al traste con la burguesf{a, y vor consi- — gaiente lograr su liberacién, a~ si-como la de la sociedad en ge- neral. El marxismo tuvo que abrirse paso entre corrientes ideolégi—— cas que por sus concepcionés e-— rroneas son adversas a la revolu ~ ¢i6n, como es el ejemplo preciso del anarquismo; no poces veces ~ tuvo que combatir a arrogentes — personajes reformadores del so-— cialismo, due pomvosamente pre~- sentaban todo un sistema, filosé— fico, como es é1 caso de Bugen — Dihring, que por aparever des--~ pués dela merte de Marx, Engels tuvo owe “morder esta amarga men Zana, manzane oue, una vez mordi da, no habia m4s remedio que co- nérsela entera", Por su fundementacién cient{— Hse el ‘marxisno' es invencible, guesia lo sabe, sabe que — a “imposible derrotarlo, vero — también sabe que puede detener — el proceso revolucionario, conte n€Flo haciendo uso de los elemen tos desclasados que. traicionan — los principios de 1a lucha prole taria, haciendo llegar su ideolg gia al seho del moviniento; des virtuendo 1e.teorfa revoluciona- via, supliéndola por el opoytu— nismo vil. "...e1 oportunismo es un feng meno politico que pretende fre—— one-8. rv odesviar el proceso revolu-— cionario y se manifiesta a tra vés de las siguientes caracteris. tices: pretende convertir al var tido en un refornista social; -- niega la posibilidad de fundar - el socialismo cientffico, renun- cia 2 la idea y a la lucha de le revolucién socialista; depone 16 aétodos revolucionarios de lucha; niega las transformaciones vio-- lentas y la necesidad de organi- zarse clandestinamente; se 2dap- ta al necionalismo burgués; por todo y sobre todo niega 1a lucha de clase! (Gonelusiones del II Congreso de la CNER). Del oportunismo, corriente a comodaticia de la polf{tica e i-- deologfa proletaries a las nece- sidades e intereses de le burgue sfa, por sus caracterfsticas, -— puede decirse que existe de dere cha y de “izquierda". Bl opotunismo de derecha sur- ge al seno del movimiento obrero y sus caracter{sticas peculiares son la remneia a las formas re volucionarias de lucha, con una actuacién conciliatoria con la-- durguesfa, todo esto lleva de —- trasfondo le negacién a la lucha por la revolucién y el socialis mo. El oportunismo de derecha naw en las épocas de desarrollo “pa~ effico" dek capitalismo y toma -- raigambre principalmente entre - los funcionarios sindiceles (bu- rocracia obrera), que teniendo u na forma de vida cémoda, renun—— cian a la lucha proletaria para hacer causa comin con le burgue- sfa en defensa del sistema de ex plotacién eapitalista. Renyncia_ ala revolucién mani festando una fe ciega por las re formas y las contiendas electora les, consideréndolas como las t- nicas formes posibles de lucha. En el perfodo que va desde — 1871 hasta 1914, perfodo de rela tiva "calma" capitalista, se in- cubs un gran movimiento ovortu-— nista cuyas rafces parten del -- bernsteinianismo, cue negeba le miseria creciehte, la proletari- gacién y la polerizscién de las contredicciones capitalistas; re nunciaba por completo a la dicta dura del proletariado; negeba la lucha de clases en una sociedad “democrética", como consideraba @ la sociedad burguesa. Esta co- rriente oportunista tuvo gran in fluencia dentro de la II Interne cional, lo que trajo como conse= cuencia la bancerrota ideolégica de la misma. Ejemvlos claros de oportunis- mo de derecha lo constituyen tan bién el tredeunionismo, lassa lleanismo y el economismo. El oportunismo de “izquierde", aparentemente es radicalmente o~ puesto al de derecha, pugne por los métodos superrevolucionarios y m4s resueltos; rechaza cual-— quier relacién por mfinima que — sea con organizaciones reformis— tas; detesta la lucha por reivin dicaciones parciales de los tre~ bajadores. Sin embargo, aunaue a la vista resulta antagénico al - de derecha, ambos son reflejo d@ estado de 4nimo de la pequefia —~ bvurguesfa. Mientras el oportunis mo de derecha defiende el status quo que le da bienestar, el opor tunista de “izquierda", trastor- nado por la niseria y los sufri- mientos, en su desesveracién es t& dispuesto a todo, con tal de §alir de la vida de desgracias-— que lleva. Cualouiera de estas~ actitudes : de conciliacién como 1a de los primeros o de aventure rismo como la delos segundos, frenan el preceso revolucionario y desvian el justo camino del mo yimiento proletario. Entre estos ovortunistas que tanto deben al. anarquismo y que vinden culto al dogmatismo tene- mos como principales corrientes internacionales al trotskismo, — al maofsmo y al hoxhismo. Estes gorrientes oportunistas nacieron en el marxismo de la é00ca del - imperialismo y la revolucién pro letaria, es decir, en la época del leninismo. Bl trotskismo ya ha sido de~- rrotedo ideolégicamente y la his torie ha ayudado a echar abajo - sus. posiciones erroneas y cavity lacionistas, con estor no quere-— mos decir que no sea‘un peligro latente al seno del movimiento - reyolucionario, pues con.su fre= seologia seudorevolucionaria lo~" gra atraer a sus filas a trabaja dores que vor no conocerlos caen en la red del engaiio, Beta corriente, es el reflejo de_su creador, Leén Trotsky, -—~ quienjen,el,movimiento reyolucio nario ruso siempre fué un ¢en-—— trista y vacilente. Sn 1913, Le~ nin.se expresa asf de 61: Lo Wmico que tiene son mm Gerizas, desplazemientos de los,— liberales a los marxistas y vice versa, palabras fragmentarias y- frases sonores tomadas de aqui y de alla". La base ideolégica del trots— kismo fué la "teorfa de la revo- 2ygi6n permanente", una adopeiéa poco afortunada (para la clase — trabajadora) de la revolucién va manente de Marx, y cuyas caract ristices son: falta de fe en le Clase obrera en cuanto a su cave cided de hacerse llegar eliados; neger él papel revolucionerio -. que puede jugar el campesinado,- catelogéndolo ‘de. reeccionario; ~ intenta.scelerar 1a revolucién,— buscando. de una forma eventurera hacerle dar pasos agigantados; - la negeci64 de la posibilidad de construfr el socialismo en un sé lo vais; ror lo oue pugnabe por hacer, extensiva la revolucién ha cis otros paises, negando con e— llo.la,coexistencia pacffica en- tre los vafses con, diferente sis tema social. %n°1933°funderon la IV Inter~ naciomal,cuyos objetivos centra Les*éran“la lucha contra ‘el co: nismo'y por el derrocamiento de. régimen Socialista de la URSS; - después de la Segunda Guerra Mun diel y hasta nuestros dfas, rea~ firman swenticomunismo y su hos tilided hacia 16s vafses socia-— Listas. 0+ x ‘Al jguel aye sus hermanos de- causa,los maofstas, vredican une politica qventurere de conflic-- tos militeres, preconizando alex nos de ellos yma “guerra preven~ tive" gue acabe,con el imperia— Lisno. _Estos son. elgunos Ge los ras~ gos de los sucesores de Trotsky, que con un lenguaje superrevolu- cionsrio, esconden su traicién a la causa del proletariado y cole borancon el imperialismo en su = lucha contre la revolucién socia lista. Ala merte de Stalin, en los Congreso’ hizo un ball paises socialistes se genergiun movimiento de ace m del trabajo politica We” art. comnsntay ae CUS, sree mB pe- eMode staliniste:éa aa ae las arbitreriedades y errores po “LLtiass*de Stalin y quienes le ~ wedeaban, producto todo esto del culto a ka personalidad y loa né todos incorrectos de direccién-= del partido. La gran.mayoria de los partidos compnistas y, obre-- ros de todos los-naises del mun- do aprobaron esta ‘reSolucién. El Partido Comunista Chino —- (Pech) y el Partido del frabejo de albania (PTA), a la cabeza -- éel primero Mao Tse-tung y del - segundo Enver Hoxha, fueron los inicos que dieron fallo desfavo~, rable 2 estos cambios. Pero no ~ es casual este actitud, es sabis do que precisamente en estos dos pafses se han practicado los mé- todos nocivos de direcci6n del - , pertido, asf como el culto e le personalidad, por lo que no re-- sulte fortuita su hostilidad --- pues al aprobar los resolutivos estarfan eprobando tembién su -~ degplazemiento de la direceién - del partido. Conjuntamente el PCCh y el — PIA arremetieron contra la URSS y dem4s vaises de democracia po~ pular acus4ndolos de desviacién de los princivios leninistas y a culléndoles el mote de revisionis tag modernos; desde aquellos - -— tiempos 12 URSS. es pare ellos un vafs socielimperialista y el reé to de los paiseS socislistas sim ples satélites. El amasieto oportanista PCCh- PPA duré mientras los chinos da~ ban © conocer\ebiertamente sus ~ pretensiones chovinistas de gran votencia y descaradamente se de- clereron ‘partidarios de aliar -~ con'el imperialisgo.yenqui. En tancés, cuando no betesiteron de le direcci6én albanaxctmo. aliados, los mandaron por ek, , Salt ne? del - desprecio. Para Hoxha, mientram-guré le lune de miel, la direcciéniphine era el paladin en la lucha éqn— tra el revisionismo moderno y ‘ie la restauracién del marxismo-le~ ~ ninismo; rotas las relaciones, - tonces fue cuando dejaron ver “su verdadera catedure antimer-— xista y reaccionaria". De esta forma el mao{smo y el hoxhismo tomaron diferente cami- no en 12 appliasbrecha oportunis ta, los ovigerod con sus.aspira- ciones imperiales sentedes en — "La teorfa de los tres mundos",— en, su polftica guerrerista y en le abierta y sante alianza con 4 “imperialism nortermericano y to das:las fuerzas reeccionarias-— elimundo, de las due. son ejempb régimen racista de Pretoria y ae didtadura militarschilenas —— *, tientrds que los segundss més —~ “nodestos" y 4s." pu: en sus pretensiones, oportunistas, se — "conformanteén vanaglorigree de ser el nico vafs socielista del mundo; igugtontentone en 1d).airec cién dek PtA,erigiree como fs nico bastién de.lucha contra el revisionisms; soviético y social- imperialista, desde donde oueden escupir calumnia tras celumnia - contra los paises socialistas. Bl hoxhismo como la forma nés “velade", asi como el maofsmo y @ trotekiemo dentro del oportunis- mo de “izquierde", al igual que oo é oportunisno de derecha, ha-- en causa comin con el imperia- *lismo vara socavar los cimien-- tos de construccién revoluciona ria en los paises socialistas, y coadyuvar a desorientar a la clase obrera de los paises capi talistas en su lucha por le re— volucién socialista y la implen taci6n de la dictadura del pro- letariado. Hoy como siempre son vélidas las palabras del inmortal Lenin; "Neda hay més inportante que la unié6n de todos los marxistas conscientes de la profundidad - de la crisis y de la necesidaa - de combatirla para defender-las bases teéricas del marxistiowy -- sus principios fundamentales, —— desvirtuados por todos lados con la difusién’de.la influencia -- burguesa sobre los-diferentes —~ “compafieros de ruta" del marxis- mo", Hagemos de sus palebres una - promesa polf{tica a cumplir. “CON LA UNIDAD PROLETARIA, POR LA AURORA SOCIALISTA". Consejo de Redaccién. FORMACION IDEOLOGICA | CARLOS MARX (BREVE ESBOZO BIOGRAFICO CON UNA EXPOSICION DEL MARXISMO). Carlos Marx nacié el 5 de ma yo de 1818 en Tréveris (ciudad de la Prusia renena). Su padre era un abogado judfo, se convir $16 al protestantismo en 1824.- Su familia era acomodade y cul- ta, aunque no revolucionaria. - Después de curser en Tréveris - los estudios de bachillerato, ~ Marx se matriculé en le Univer~ sided, primero en la de Bonn y luego en le de Berlin, sigviendo le carrere de Derecho, mas estu diando sobre todo Historia y Fi losoffa. Terninados sus estudios universitarios, en 1841, presen +6 una tesis sobre le filosoffa de Epicuro. Sus ideas eran toda via entonces la de un ideclista Hegeliano, En Berlin se acercé al efrenlo de los "hegelienos - de izouierda" (Bruno Bauer y o# tros), que intentaban sacar de le filosoffa de Hegel conclusig nes ateas y"revolucionaries. Después de cursar sus estu-—- dios universitarios, Marx se - ~ treslad6 a Bonn, con la inten--- cién de hacerse catedrético. Pe ro la polftica reaccionaria del Gobierno -que en 1832 habla des pojado de la cdtedra a Ludwig Fe uerbach, negaridole mevanente la entrada en las aules en 1836, y que en 1341 retiré al joven pro- fesor Bruno Bauer el derecho a + ensefiar desde la cétedra de Bonn le obligé a renunciar e le carre ra académica. En esta 6poca, las ideas de los hegelienos de iz—-~ quierda hacfan répidos vrogresos en Alemania. Fue Iudwig Feuer--~ bach quien, sobre todo a vartir de 1836, se entreg6 a le critica de 1a teologfa, comenzendo a o-~ Yienterse hacia el materialiemo, que en 1841 (La esencie del cris tianismo) triunfa resueltamente en sus dactrinas; en 1843 ven la luz sus Principios de la filoso= f4a del corvenir. “Hay que haber vivido la influencia libersdora" de estos libros, escribe Engels afios més tarde refiriéndose a e~ sas obras de Feuerbech. "lioso~-— vos" (es decir, los hegelianos ae izquierda, entre ellos Marx) - "al ounto todos nos hicimos fe- uerbachianos", Por aquel enton-— ces, los burgueses radicales re- nanos, que tenfan ciertos puntos— de contacto con los hegelisnos ~ de izquierda, fundaron en Colo-- nig un periédico de ovosicién, - la Gaceta del Kin (que comenzS a publicarse el] de enero de 1842). Sus principales coleboradores e- ran Marx y Bruno Beuer; en octu- bre de 1842, Marx fue nombrado - redactor jefe del periédico y se tresladé de Bonn e Colonia. Bajo la direccién de Marx, la tenden- cig denocr&tica revolucionaria ~ del veriédico fue acentudndose, y el Gobierno lo sometié srimero 4 una doble y luego a una triple censura, pera acabar ordenande su total supresién a partir.del 1 de enero Ge 1843, Marx viose o bligado a ebandonar antes de esa fecha su puesto de redactor jéfe, vero la sevaradijén mo logré sal var el pertédico, aue dej6 de pu» blicarse en marzo de 1343. Entze los articulos m&s importantes pu blicados por, Marx en la Guceta = del Rin, Engels mencione; ademas de los que citamos, ms’ abajo, el que se refiere a le situacién de los campesinos viticultores "del velle del Hésela, videdes period{sticas’le habfan - vevelado que né disponfa de los negesarios conocimientos Ge Eco- nomfa Polftica, se eplicé ardoro semente al estudio de esta cien- mo Les attic . cia. En 1843, Marx se casé en Kreuz nach con Jenny von Westphalen, a- miga suya de la infancia, con --~ quien se hebfa prometido ya de es tudiante. Pertenecfa su mujer a u na reaccionaria y aristocrética - familia prusisna. Su hermano me-~ yor fue ministro de Gobernecién ~ en Prasia durante una de las épo- cas més reaccionarias, de 1850 2 1858. En el otofio de 1343, Marx - se trasladé a Parfs, con el prop sito de editer ellf, desde el ex- tranjero, une revista de tipo re- dical en colaboracién con Arnoldo Ruge (1802-1380; hegeliano de iz- quierda, encarcelado de 1825 a ~ 1830, emigrado después de 1943, y bismarckiano después de 1866-1870) De esta revista, titulada Anales franco-alemanes, solo llegé # ver la luz el primer cuaderno. La pu- blicacién hubo de interrunpirse a consecuencia de les dificultades con oue tropezaba su difusién -— clandestina en Alemania y de las @iscrepancias surgidas entre Marx y Ruge. Los articulos de Marx en los Anales nos mestran ya el re~ volucionario que vroclama la "cri tice despiada da de todo lo exis- tente", y en especial, la "crfti- ca de las armas", apelando a las mesas _y al proletariadp. Bn septiembre de 1844 pasé u— hos éfas et Paris Federico Engels, que fue es Partir.de este momento el emigo més {Intimo de Marx. Am— bos tomaron’conjuntamente parte - activisima en la viday. febril por aquel entonces, de 108 grupos re~ volucionsrios de Parts (especial importancie revest{a le doctrina de Proudhonj a le que Marx ,some-- +16 a una erftica demoledora en — de la Filosoffe,~ suobra Miseri publicada en TSe7 )"y, én lucha e~ nérgice contra las diversas doc~ trinas del socielismo pequefiobur gués, construyeron le teorfa y-- la téctica del socialismo prole- tarie revolucionario o commnismo _ (marxismo). Véense les obras de Marx correspondientes a esta épo ca, 1844-1848, m&s abajo, en la Bibliograffa. En 1845, a peti--- cién del Gobierno prusiano, Marx fue expulsedo de Parfs como revo lucionario peligroso, y fijé su residencie en Bruselas. En la -- primavera de 1347, Marx y Engels se afilisron a una sociedad se-- creta de oropegenda, Le Liga de los Comanistas, tomaron parte —— desbacada en el II Congreso de - @icha organizecién (celebrado en Londres, en noviembre de 1847) y redactaron, vor encargo del mis— mo, el famoso Menifiesto del Par tido Comunista, que vid la luz — en febrero de 1848. Esta obra ex pone, con una claridad y una bri llantez geniales, la nueva con-- cepeién del mundo; el materialis mo consecuente aplicado también al campg de 1a vida social, la — dialéctica como le m4s completa y profunda doctrine del deserro~ ito, la teorfa de la lucha de = cleses y del papel revolucions-- rio histérico mundial del prole- teriade como creador de una so-~ ciedad nueva, cominista. Al estaller la revolucién de febrero de 1843, Marx fue exoul- sado de Bélgice y se trasladé ~ muevamente a Parfs, desde donde, después de la revolucién de mar zo, pas6 a Alemania, establecién dose en Colonia. Del lde junio & 1848 al 19 de mayo de 1849 se va vlicé en esta ciudad 1a Nueva Ga ceta del Rin, que tenfa a Marx @ redactor jefe. El curso de los a contecimientos revoluciénaries — ge 1848 y 1849 vino a.confirmar de un modo brillante la nugve+- teorfa, ‘como hab{an de confirmar la también en lo éitcesivo todos los movimientos pfoletarios y de moerfticos de fodos los pafses = del mundo., Trdunfante 1a egntra- rrevolucién, Marx hubo de gompa- recer ante los tribunsles y, si bien resulté absuelto (el 9 de - febrero de 1349), posteriomente fue expulsadd de Alemania (el 16 de mayo de 1849). Vivié en Paris durante algin tiempo, pero, ex— pulsado nuevamente de este cavi- tal después de la manifestacién del 13 de junio de 1849, fue a - instalarse s Londres, donde pasé ya el resto de su vide. Las condiciones de la vida en la emigracién eran extraorqina—~ riamente penosas, como lo prueba especialmente la correspondencie entre Marx y Engels (oaitade en 1913). La miseria llegé a desar de un modo verdaderamente asfi-- xiante sobre Marx y su familia;- ano ser por la constante y al-~ tmuista ayuda de Engels, Marx no solo no hubiera podido llevar a término El Capital, sino qye he- °* prfan sucumbido fatalmente bajo el peso de lq miseria. Ademés, - las doctrinas y corrientes ‘del - socialismo pequefioburgués y no -- proletario en general, predomi~~ nantes en aquella Spoca, obliga- ban a Marx a mantener una luche ineesante y despiadada, y a vece a defenderse contra los ataques personales m4é rabiosos y més ab surdos (Herr Vogt). Avarténdose de los cfrculos de emigrados y ~ concentrando sus fuerzas en el - estudio de la Bconomfa Politica, Marx desarrollé6 su teorfa mate- rialista en una serie de traba—~ jos histéricos. Sus obras Contri wucién a a erftica de 1a Boono- ae Politica (1859) y EL Capital (.T, 1867) significaron una re volucién én’ esta ciencia (véese nés abajo la doctrina de Marx). La €poca de 1a aninacién.de los novinientos democréticos, a fines de la década det 50 y en=- la década del 60, llamé de nuevo a Warx al trabajo vréctico. El - 28 de septiembre de se funs a6 en Londres la famosa I Inter«' nacional, La Asociacién Interna~ cional de lop Trabajadares. Alma’ de esta orgenizaciénm era Marxy ~ que fue el eutor de su primer —- Hanifiesto y de un gran mimero - de acuerdos, declaraciones y.lla mamientos. Con sus esfuerzos oor unificar el movimiento obrero de los diferentes oafses y por trae @ los cauces de una actuacién co min las diverses fornas del so-- cialismo no vroletario, premar-- xista (Mazzini, Proudhon, Baku-- nin, el tradeunionismo liberal -~ inglés, las oscilaciones dere-—~ chistas de Lassalle en Alemania, etc.), Marx, a la.par que comba~ tfa las teorfas de todas estas - sectes y escuelites, fue forjan- do la t&tica comin de la lucha proletaria de 1a clase obrera en los distintos pafses. Después de 1a cafd@a de la Comuna de Paris - (1871) -oue Marx (en La Guerra - Givil en Francia 1871) analizé - de un modo tan profundo, tan cer tero y tan brillente,, con tan‘—— gran espfritu préctico y revolu- cionario- y al producirse la es~ cisién provocada por los bekuni- nistas, la Internacional no p0-~ afa subsistir en Europa. Después del Congreso de La Haya (1872), Marx consiguié que el Consejo Ge neral de la Internacional se --~ trasladase a Nueva York. ba In-- ternacional habfa cumplido su —— misién histérica y cedié el cam 90 a una 6poca de desarrollo iz comparablemente més amplio del - movimiento obrero%de todos los - paises del mundo, 6poca en aue este movimiento habfa de desnle- garse en amplitud, engendrando - partidos obreros socielistas de masas dentro de cada Estado na-~ eionsi. La intensa lebor en le Internacy nal. y los estudios’ teéricos, to- d@avia nés intensos, quebraron de. finitivemente la salud de, Marx. Este prosiguié su obra de trans- formacién de 1a Economfa Polf{ti- ca y se consagré a terminar El - Gapitel, reuniendo con este obje to una infinidad de mevos docu- mentos y poniéndose a estudier ~ varios idiomas (entre ellos el ~ ruso), vero la enfermédad le imp aié dar cima a El Cepital. El 2 de diciembre de 1881 m- yié su -mijer. El 14 de marzo de 1883, Marx se dormfa dulcemente pare siempre en su sillén. Yace enterrado, junto.a su mjer, en el cementerio de Highgate de Lon dres. Varios hijos de Marr murie ron en le infencia, en Londres,- cuando la familia atrevesaba ex- traordinaries dificultades econd micas. Tres ée sus hijas contre- jeron matrimonio con socialistas de Inglaterra y Francia: Bleono- ra Bveling, Leura Lagargue y Jen ny, Longuet. El hijo de esta wlti ma es miembro del Partido Socia- liste Prencés. Vv. I. Lenin, Escrito en julio-noviembre de -- 1914. SECCION NACIONAL VANGUARDIA REVOLUCIONARIA: INSTRUMENTO SERVIL DEL PRI-GOBIERNO. Los resultados de la "res--— puesta maestra a los maestros — de iéxico" est& pesando sobre ~ los charros de Vanguardia Revo~ lucionaria del SNTZ, quienes no hen podido cumplir cabalmenté — con los planes de apoyo a la — campafia electoral de Carlos Sa~ linas de Gortari. El esquema de educacién b&si ca y particularmente la plaza - de 3/4 resulté ser (asf como lo nanifestamos los miembros del — movimiento democrético al seno Gel magisterio) todo un engafio. Los maestros que no quisieron a cepter la redlidad de la alta = traicién que la direccién cha~- rra tramaba hacig.las bases y — gue se decidiéron por tomar los 3/4 de tiempo (los que reunie—— ron el perfil), se vieron burla dos con el misero aumento econd nico que obtuvieron por ello, y ain m&s, en muchos lugares la-~ USED 0 SCEP quizo hacer obliga~ torie una hora adicional de dic tado de clases, o en su defecto realizar jornada sabatina de —- cinco horas. ;Hasta allé llegé el colmo del descarot Los maestros de base, engafia dos, impugnaron esta actitud, a lo que los charros respondieron que se estaba negociando un nug, vo aumento de reconsideracién,— erguyendo ademés que afin falta~ ba lo correspondiente a 3 h.s.m, como si fuera gran cose su equi, valente econémico. Esta es la = defensa que pueden hacer 4 esta’ de todas, manifestando que la pla za de 3/4 de tiempo fue una deci- sién individuel de cada trabaja-- dor vor lo aue no hay validez de reclamo alguno. ,Cual es pues el papel del sindicato, si no es el de velar por los intereses de los compafieros? Guando se verificaba el engefio vino el auge dela conformacién ~ de las Brigadas de Bducacién Polit tica y promocién Social, llamadas comunmente brigadas de promocién al voto, pilares de 1a alianza -- entre el CEN del SNTE y el candi- dato prifsta para el apoyo a su - campafia electoral. Estas brigadas asegurarén al - partido oficial, asegin Jonguitud Barrios- 8 millones de votos y 16 millones potenciales. Estas cifres jactanciosas est4n auy lejos de - la realidad, porque si bien es -- cierto que el nimero de miembros del sindicato sobrepasa ¢1 millén, también es cierto que en Oaxaca y Chiapas no tienen concenso mayori. terio, en otrés estados como hi-- algo y Guerrero existe alto nfime ro de maestros disidentes, sin -— contar los estados en donde sin - recomocerse disidencie oficialmen te, se niegan a cumplir las deci- siones del centro. La situecién econémica por le que atravieza el megisterio auna- da al m&4s reciente engafio de la - respuesta meestra, ha coadyuvado a que por lo menos se abstenga de participar en la contienda elect rel que no sienten suya, pues en traicién, cuando no la m&s vil vez de beneficios han recibido -~ + 10 golpes de la perte oficial y sh dical, y cuando las bases han — realizado esta tares, muchas ée las veces lo hacen sin conoci-—— miento de causa y a base de ome~ nazes por perte de los represen- tantes sindiceles. Pare asegurar los 8 millones de votos que se vociferan, nece= siten participar en la cempafia - 800 mil maestros, los que se ene cargerfan de conseguir 10 votos cada uno. Esto resulta por demés utépico cuando se sabe que en ~ los estsdos de casi nule tradi-- cién de lucha democrética exis-~ ten delegaciones completas cu—~ yos miembros no han movido un -- solo dedo en favor de la campa— fia, y en muchas otres avenas si es presentada una brigada con—~ formade por los wiembros del Co- mité y colaboredores m&s cerca—— nos. Las brigadas de promocién - 1 voto no han funcionado como ~ era de esverarse, esa es la rea~ idea de los hechos. Pero esto no es pera preocu-= var e Jonguitud Barrios, quien - sebe que para las caupafias vrifg tas lo que cuenta es.la capaci~— dad de hacer acarreos, y es pre~ cisemente lo que mejor les sale 2 los venguerdistas, y que inclu 80, le salen m&s baratos que pa gar 5 mil pesos yun kilo de fri jol (precio que pagé el PRI en = la Leguna) nor 1a esistencia a = wn mitin, ye que para juntar una multitud, baste con permitirles a sus incondicioneles la ausen-~ cia. de sus centros de trabajo y taparles todo tipo de maneobreos y holgazenerfas. Adem4s jamés — han parado mientes en los gastos econémicos, despilferrando asf = los miles ée millones de vesos ~ il que reciben como cuotas sindica-~ les. Ante Selinas de Gortari se co prometieron a reelizar 30 “even-— tos" estetales y 4 nacionales de las dimensiones del efectuado en el estadio Cuauhtémoc de Puebla,— el oue tuvo una carga econémica - de m&s de 1 500 millones de pesos. Pero estos sacrificios serén - compenssdos con creces, el 1fder vitclicio de Vanguaraia Revolucio narie hizo saber el 15 de enero = pasedo las oretensiones a cambio del epoyo decidido a la campafia,~ 58 muestos de eleccién populer. - Tal _es_el reconocimiento de parte de Selines de Gorteri, cue ya apa recieron los nombres de Jonguitud Barrios y Jaimes Aguilar en les - listas del PRI para candidatos a senadores. No .resultarfa neda sorprenden- te tempoco, que. al asumir Salinas la presidencia,,; figurare Jongui-~ tud en el ejecutivo como secreta— rio.de educecién piblica. Serfa — pers 61 hacerse realidad el més = fioredo suefio de su vida. Entonces Vanguardia tendrfe a su 1fder en el Gobierno Federel y la disidencie tendrfa née cerca ~ le represién vor embos lados, el oficial.y el charril. ;MUBRA VANGUARDIA‘ REVOLUCIONARTA, INSTRUMENTO SERVIL DEL PRI-COBIER, NOs ;RSPUDIO TOTAL A LA PARSA ELECTO~ BALL SECCION INTERNACIONAL CANILO TORRES: WL, CURA GUBRRILLERO. El 3 de febrero de 1929 nace en Bogoté, capital de la Remibli ca de Colombia, Jorge Camilo To- rres Restrepo, hijo del pediatra Gslixto Torres e Isebel Restrevo Pue un sacerdote que alzé en emacs; un Cura que incité a la ~ clase m4s desprotegida a la lu— cha prolongeda para toner el po- der, con la consigna de "libera~ cién o muerte"; fue un represen tante de le alta clese socisl —- que sintié en el fondo los pro-~ blemas del pueblo colombiano; —~ fue un capellen, que sintié re-~ pugnancie de pertenecer 2 la es~ tmeture formal de la institu-— cidn eclesifstica; fue un secer aote que repetfa muy frecuente-— mente: "con o sin Cemilo haremos le revolucién"; fue un cura que manifestebe: "si siy auténtico - seguidor de Cristo, es imposible no ser revolucionario como lo -~ fue 61"; fue un religioso lzado en ermas que renuncié 2 la rique ze material. Camilo inicié un movimiento - que en cuatro meses movilizé a - m&s de medio millén de colombia- nos, constituyendo de esta mane~ re, el movimiento polftico que — m&s se ha integrado en Colombia en los fitimos tiempos. Ello org voc$ miedo a los representantes de la oligsroufe colombiana e in tenteron sobormerlo: el jefe de le Alianze Nacional Populer ---~ (ANAPO) dictador Rojas Pinilla,~ le manda ofrecer el Palecio Car denalicio o una embajada en Pa-~ ris o Londres a cambio de que se zrenuncie a favor de les eleccig i2 nes, La respuesta de este sacer~ dote consecuente en la lucha es la siguiente: "Como no voy e varticiper en — las elecciones, tengo que exrli-- ear el pueblo los motivos que me Lieven a esta decisién: —— Como es imposible ganerle a ~~ los que controlen le maquimaria ¢ lectoral y todos los factores de poder, los grupos de oposicién ~~ que llegan al parlamento no vo--— drén nunea hacer transformaciones. revolucionarias; por el contrario su presencia en el parlanento fa~ cilite que la oligerqufa diga que en Colombia hay democracia voraue hay onosicién, — No me parece buena educecién — revolucionaria decirle con pala-— bras al oueblo que desconfié de - ls oligarquia y decirle con los - hechos que le entregué al cictoma algo de lo mds precioso que tiene un hombre, como es su opinién po~ litica. ~- En el caso de que sucediera e? milagro de la oligarqufa se equi- vocara contendo los votos y 1a o- vosicién pusiers la wayorfa, sabe mos que, como en la Argentina, -~ con el triunfo éel peronismo, 1a oligaraufa puede anuler las ele ciones y dar un golve de Estado Una oligarquia que no le ha tem-— blado 1a mano vera mater jefes re volucionarios, para lanzer el pa~ fs a la violencia y para respal—- Gar gobiernos militares, creo yo que no va @ ontrogar el voder por el simple hecho de una mayoria o- posicionista en la votacién, mayo ria que como ya lo hemos demos-- trado, es moralmente imposible - que pueda resultar. -- El apareto electorel esté en manos de la oligarquie y por eso "el que escruta elige", el que — cuente los votos determina la ~~ victoria."Las elecciones se havy cen m&s en las oficinas del go-- biermo oligérquico, que en las - mesas de votacién", "Personalmente yo soy partide vio de la abstencién activa, be= ligerante y revolucionaria", A medida que avanzaba eu com Promiso en le lucha, Camilo se - vid obligado a pedir su reduccifi @l estado laicel, siéndole conce dido el 26 de junio de 1965, las motiveciones que 1é orillaron a tal determinacién las apreciare~ mos en €l siguiente vensamiento: "Encontré el cristienismo co- mo una forma de vivir el amor al préjimo, el emor 5 los semejen— tes, Al ver la importancia que - tiene esto, resolv{ dedicarme cl enor el préjimo de tiempo comple to, y por eso me hice sacerdote. Cuendo vi que la caridad, el a— mor, para ser sSincero y verdade- Yo era necesario que fuera efi-~ caz, entonces vi que era necese~ rio unirlo a le ciencia y por e- 80 me hice sociélogo. Pero al es tudiar la sociologia, me di cuen ta que para darles de comer a -= las mayorfes, no besteba con 1a beneficiencia del paternalismo,— sino que habfa que organizar e nuestra sociedad en una forma di ferente. Por todos los medios —~ traté de que esto lo hicieran le laicos catélicos, pera que reali, zaran esa transformacién estruc— tural en Colombia, en beneficio de sus hermanos. Sin embargo vi ~ que o no se querfa hscer, o no se podie hacer, y después de haber ~ enssyado por muchos medios, de re currir a los vol{ticos de la opo= sicién, me resolvf yo mismo plan- tearle al pueblo directamente. — Plantearle una solucién y esa so- lucién he sido acogida por diver 808. motives! Le jerarqufa catélica ce ocupd en la defensa de sus intereses ~ — puestos en peligro por la ecciér de Camilo*Torres. En los Witimos diesen que 61 dejaba el ministe~ xio sacerdotal, ella lograba que el, papa escogiera a Colombia para sede del Congreso Bucarf{stico In- ternacional,’ cuyo lema fue: "La - eucaristfa vineulo de amor-y pers grino de la paz y, ebogado de los pueblos pobres". Pablo VI asistié el Congreso y predicé dutante ~~ treinta y seis hores la no violen cia. Los obispos del Continente — se reunieron en Medellin. para "a- nelizar a fondo la realided leti- noemericana" y en sefial de comora miso aprobaron sbundentes documen tos, en el vunto preciso. de com promiso con los pobres. Les discursos de Camilo. nronun eiados en cada plaza, estan pre— sentados con sencillez, vara ejem- plificar presentaremos fragmentos de algumos de ellos: vie armada. "El pueblo no cree en las el ciones. Bl pueblo sabe que las -. vies legales est4n agotadas. El - pueblo sabe que no queda sino la via armada. #1 pueblo esté deses- verado y resuelto a.jugarse le vi da para que la préxime generacién de colombianos no sea de esclevos. Pare. que los hijos de los que aho va quieren dar vida, tengen edu- cecién, techo, comida, vestido y sobre todo dignidad. Para que 1e colombienos puedan tener una pa~ tria propia, independiente del - poderfo norteamericano. Iglesia. “La iglesia’es una de les més retrasadas del mundo, una de las causes de tel situacién radica - en el hecho de que la iglesio—— tenga poder temporal, tanto ecom némico como politico. Es muy di- ficil ser cristiano de verdad, ~ cuando se tiene riquezas. La iglesia es en Colombia, —~ por tener’poder politico, poder econémico, es instrumento o ¢ém plice de la Clase econémica. Hoy dfa desgreciadamente le i glesia de Cristo, del, hijo del - earpintero como lo dice, San Lu-~ cas, de ese cue no tenfa ni una viedra en que reclinar, su cabeza, desgraciadamente esta iglesia se presenta como una iglesia prosti tufda por los ricos. Porque lo = m&s grave de la iglesia colombia: na no es tanto que haya secerdo- tes que empléan su ministerio pa ra aumentar sus bienes econémica no es tanto eso, sino lo m4s gra ve es que hay bienes econémicos ingentes en manos de las comuni- dades religiosas y en manos de ~ esta institucién y, por lo tanto, no se permite ascender por jerar qufa eclesidstica sino a aque-—~ lias personas que vallan 2 conse var y preservar esos bienes econ némicos, es decir, a aquellas -~ personas que tengan mentalidad - capitalista. Nosotros vemos que esos jerareas gue ihanéjan la i-- glesia tienen una mentalidad to~ talmente conformista y son suje— tos de la oligarqufa y por és0 -— + Me el.poder gracias a entendemos aue él cri ha sido falseado y que se. presen ta ante los ojos del pueblo, co- mo lo dicen los marxistas, como el opio del pueblo. 5 Todo lo cue edormece concien~ cias, adormece la actividad de — los obreros y de los campesinos, porque dice: ustedes estén tran- quilos, sufran en esta vide las injusticias y los bajos selarios que. tendrén su prenio'en el cie- lo. Nosotros no podemos permitir que algo tan sagrado como 1a re~ ligién siga siendo; instrumento ~ de explotacién de las clases oli ghrquices. Verdadero cristiano. "El cristiand como tal, y si quiere serlo redimente y no solo. de palabra, debe ‘participer acti vamente en los cambios. La fe pe Siva no basta para ecercarse a - dios: es imprescindible la cari dad, y la caridad significa,“con’ cretamente, vivir al, sentiniento de ‘la freternided hynanay Ese — Sentimiento se manifiesta hoy eri os movimientos revolucionarios de los pueblos, en la necesidad de‘unir 2 los pefses aébiles y o ° p¥inidos para acabar con la ex-— lotacién y en todo eso, nuestra posicién esté cleramente-se este lado y no de lado de lossexplota @rés.’ El catélico que no es ré- ,¥@lucionario y no esté con-los =