Sunteți pe pagina 1din 10

CAMPAMENTO “CONEXIÓN 2015”

Tema: ¿QUÉ ES LO QUE LE AGRADA A DIOS?Fecha: 28/03/2015 Hora: 9:30 am

Aspectos a Considerar

Lo que agrada y no le agrada a Dios.

Música

Vicios: fumar, tomar drogas, alcohol.

Todo lo que está fuera del cuerpo.

Pecados fuera del cuerpo.

FOCO:

¿A dónde quiero llegar? Al punto el cual los asistentes puedan tener una convicción interna en el corazón de querer agradar a Dios.

¿Qué es agrado o agradar? Complacencia: causar a otra persona satisfacción o placer agradable; deleitarse, sentir satisfacción. Gusto: parece bien algo Placer: gusto, satisfacción, sensación agradable, diversión, entretenimiento. Deleite: placer, satisfacción, gozo.

¿Qué necesito para agradar a Dios?; ¿Cómo puedo agradar a Dios?

1)

Conocerlo

¿Conoces a Dios?, ¿Sabes qué le agrada y qué le desagrada a Dios?, ¿conoces sus gustos, lo que le causa placer y deleite?

6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. 7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. Juan 14:6

3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Juan 17:3

El deseo más grande de Dios es que lo conozcamos profundamente (tan de cerca) y que podamos llegar a ser uno con él(Conexión)

Jesús orando por sus discípulos dice:

Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros (El Padre y Jesús). Juan 17:11 20 Mas no ruego solamente por éstos (discípulos), sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos (discípulos), 21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. 22 La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. 23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. Juan 17:21-23

Objetivo de Dios es que:

Podamos conocerlo a tal grado (dimensión y profundidad) que seamos semejantes a Él.

El resultado será que pensemos, actuemos, hablemos como Dios lo hace.

¿Qué le agrada y qué le desagrada a Dios?

A Dios NO le agrada:

16 Seis cosas aborrece Jehová,

Y aun siete abomina (despreciar) su alma:

17 (1) Los ojos altivos (orgullo), (2) la lengua mentirosa (mentira),

(3)Las manos derramadoras de sangre inocente (Homicidio, odio, ofensa),

18 (4) El corazón que maquina pensamientos inicuos (pensamientos íntimos),

(5) Los pies presurosos para correr al mal (Actitudes, hábitos, costumbres),

19 (6) El testigo falso que habla mentiras (Hipocresía),

(7) Y el que siembra discordia entre hermanos. Proverbios 6:16-19

En resumen a Dios le desagrada la maldad. Lo cual implica pensamientos, motivaciones, intenciones y actitudes; que se ven reflejados en el carácter como una proyección del corazón.

Existen dos maneras de vivir:

1) Carne

2) Espíritu

1) De acuerdo a la carne

Tres enemigos: El diablo, el mundo y la carne. Carne: da origen al pecado a través de nuestro ser interior (hombre viejo) Concupiscencia: deseo o inclinación hacia el pecado, desobediencia, hacer el mal.

7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Gálatas 6:7

Produce:

a) Muerte Espiritual (Separación de Dios):

13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis… Romanos 8:13.

b) Corrupción (deformación, pudrirse, degeneración):

8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupciónGálatas 6:8

c) No agrada a Dios

8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Romanos 8:8

d) No heredará el Reino de Dios

Como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas (obras de la carne) no heredarán el reino de Dios. Gálatas 5:21.

¿Qué debo hacer para desagradar a Dios? VIVIR SEGÚN LA CARNE

¿Cuáles son las obras de la carne?

19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Gálatas 5:19-21; (17 obras).

TENTACIONES DE LA JUVENTUD

15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el

amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del

mundo. 17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. 1 Juan 2:15-17

Generalmente cuando se advierte a la juventud sobre las tentaciones del mundo, piensan que se les está obligando a vivir una vida sin libertades, y no es así. No se trata de impedir que el joven se divierta, sino que busque divertirse sin caer en trampas que dañen su futuro, y le lleven a la esclavitud del pecado y del fracaso.

El joven cristiano debe ser una persona alegre, divertida y saludable.

Consejos para la juventud

9 Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios.

10 Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la

adolescencia y la juventud son vanidad. Eclesiastés 11:9-10.

1 Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento; Eclesiastés 12:1.

El joven debe alegrarse sin olvidar que sobre todo cuanto piense, diga y haga, está la mirada de Dios, quien con amor desea su bienestar y prosperidad en todo.

Aunque todos estamos continuamente expuestos a la tentación, y no importando la edad el caer en esas tentaciones causa un dolor muy duro, es mucho más doloroso ver a la juventud ser engañada y seducida, básicamente por tres tipos de tentaciones que les ofrece una vida placentera pero que al final los atrapa y destruye su futuro.

(1) Los deseos de la carne, (2) los deseos de los ojos, y (3) la vanagloria de la vida.

1)

1 Juan 2:15-17

LOS DESEOS DE LA CARNE, (2) LOS DESEOS DE LOS OJOS

33 Nadie pone en oculto la luz encendida, ni debajo del almud, sino en el candelero,

para que los que entran vean la luz. 34 La lámpara del cuerpo es el ojo; cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también

tu cuerpo está en tinieblas. 35 Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas.

36 Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas, será

todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor. Lucas 11:33-36

MÚSICA:

Batalla entre si deben o no escuchar música secular después de entregar su vida a Jesús. Luchan con renunciar a seguir escuchando a los que por mucho tiempo fueron sus artistas

y grupos favoritos. Desean hacer la voluntad de Dios.

Música secular: toda la música que no tiene contenido o mensaje cristiano, música producida por personas que no reconocen a Jesús como el Señor de su vida. No toda la música secular es mala, perversa o perjudicial. Pero la mayor parte de la música secular contiene elementos que no nos ayudan en nuestro caminar con Cristo.

¿Por qué escucho la música que escucho?

1) Porque te gusta y te produce una sensación agradable.

Si esta es tu respuesta, probablemente piensas que tienes una razón válida para escuchar

música secular. Pero el hecho de que algo te guste no significa que necesariamente te beneficia. La música ejerce siempre una influencia sobre el que la escucha, ya que es la expresión del corazón del compositor y del ejecutante, y por lo tanto, transmite la actitud y el espíritu

(influencia) que hay dentro de ellos y los gobierna. La música es tan poderosa que puede sanar o herir, edificar o destruir, instruir o engañar, y quizás lo más importante, liberar o atar.

Si usas una droga, quizás te guste y te produzca una sensación emocionante por algún

tiempo, pero por supuesto sabes que no te hace bien y que tarde o temprano te destruirá. Así como las drogas, existe música que tiene una influencia espiritual destructiva, y te seduce poco a poco, sutilmente, hasta que estás cautivo en sus redes y no puedes romper su influencia.

2) Porque es lo que está de moda y es lo que escuchan tus amigos a los que deseas agradar, aunque a ti en lo personal no te guste. La presión de grupo puede ser muy fuerte y movernos a hacer cosas que no nos gustan con tal de obtener la aprobación de los amigos. En este caso, debes recordar que tu vida es mucho más valiosa que la opinión de los demás, y que no vale la pena exponerte al peligro de la contaminación espiritual sólo por agradarles.

3) Porque es una forma en la que puedes demostrar tu rechazo hacia la autoridad.

Escuchar música puede ser una forma en la que tratas de demostrar tu independencia.

Si este es tu caso, te pido que examines con cuidado las letras de las canciones que

escuchas, cuyos temas predominantes son el desafío a la autoridad y el desprecio hacia Dios y sus valores de integridad y pureza.

Muchos grupos seculares invocan abiertamente a demonios y espíritus de tinieblas para que actúen a través de su música en la vida de sus seguidores. Considéralo bien; no sea que en tu afán por ser libre termines controlado por una fuerza que únicamente busca tu destrucción.

¿De qué depende el efecto que produce la música? ¿De los ritmos o estilos? Sí, en parte, ya que los estilos con ritmos muy predominantes sobre la armonía y melodía, y con demasiada repetición e intensidad, pueden producir ansiedad o euforia, y los estilos más tranquilos, con ritmos suaves y predominio de la melodía nos conducen al relajamiento, aunque en sus expresiones desbalanceadas, aun estos estilos pueden producir efectos negativos como la depresión.

Pero en realidad, el efecto más profundo y transformador de la música lo produce su contenido espiritual. Cuando escuchas música, las ondas sonoras entran por tus oídos, y la vibración que producen es interpretada por tu cerebro. Pero junto con las ondas sonoras, penetra también a tu alma una influencia espiritual. Tú puedes ser profundamente liberado o terriblemente esclavizado al abrirte a la música, dependiendo de cuál es el espíritu que la ha inspirado. Debes distinguir entre el talento musical y la condición espiritual del artista y no permitir que tu vida se llene de la basura que sale de su interior. Habiendo hoy en día tanta música cristiana para todos los gustos y con excelente producción, la excusa de buscar la calidad en lo secular ya no es válida.

Dios te ama muchísimo y te valora tanto que entregó la vida de su propio hijo por ti, pero al mismo tiempo te respeta tanto que nunca te obligará a hacer algo que no escojas hacer. Sólo recuerda que nadie más que tú es responsable de las decisiones que tomes y de las consecuencias que éstas produzcan.

LAS DROGAS, TABACO Y ALCOHOL:

"no os embriaguéis con vino en lo cual hay disolución, antes bien sed llenos del Espíritu". Efesios 5:18 Tentación desde muy temprana edad. Las presiones del grupo, obligan a ceder por temor a ser aislados.

El tabaquismo representa un paso muy importante de entrada al consumo de drogas.

Nadie necesita fumar para tener una identidad.

Estrategia para tratar de llamar la atención. Las adicciones abrazan tan fuerte que es muy difícil a quien entra en ellas poder salir después. Los centros de “diversión” juvenil, como discotecas, y otros, son propicios para hacer caer en las adicciones a la juventud.

Si estás iniciando amistad con alguien que está atrapado en dichos hábitos, debes saber

que si te descuidas caerás en las mismas actitudes o acciones.

SEXUALIDAD Los impulsos sexuales por naturaleza misma son, más fuertes en la juventud, este factor es frecuentemente utilizado por Satanás para destruir sus vidas.

Existen en nuestro medio, varias formas de incitación al sexo, la más fuerte es la publicidad

y la presión del grupo.

(3) LA VANAGLORIA DE LA VIDA

EL EGOCENTRISMO:

La exagerada exaltación de la propia persona, hasta considerarse centro del universo. Algunos lo llaman “egolatría”, el culto, adoración o amor excesivo de sí mismo. Hay una etapa en la vida del joven y la señorita, en la que se sienten que son absolutos, únicos, que todo lo pueden, que no necesitan a nadie más. Esto les lleva a lo siguiente:

a).- La Arrogancia: Que se manifiesta con la presunción, es común ver la actitud de "yo soy el mejor. b).- Falta de respeto hacia los demás. c).- La falta de responsabilidad. d).- La falta de honestidad: Resulta muy fácil engañar y mentir. e).- La Rebeldía: se rebelan a todo lo que significa autoridad.

2)

De acuerdo al ESPÍRITU

Produce: vida y Paz.

12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la

carne; 13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; más si por el Espíritu hacéis morir las

obras de la carne, viviréis. 14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Romanos 8:12-14.

5 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del

Espíritu, en las cosas del Espíritu. 6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. 7 Por cuanto los designios de la carne son enemistad

contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Romanos 8:5-8

Las obras de la carne y el fruto del Espíritu

16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17 Porque el

deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. 18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. 19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 22 Mas el fruto del Espíritu es

amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. 24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. 25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. 26 No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros. Gálatas 5:16-26

8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; más el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. Gálatas 6:8

APLICACIÓN:

¿Qué quiero que mis oyentes hagan como resultado de mi mensaje?

Que los asistentes conozcan a Dios, busquen ser temerosos de Él. Lo cual producirá en ellos la sabiduría que les dará la capacidad de tomar buenas decisiones en el lugar y tiempo correcto, provocando como resultado que abandonen todo lo que le desagrada a Dios, teniendo una vida santa, pura, limpia e íntegra.

15 Todas las cosas son puras para los puros, más para los corrompidos e incrédulos nada

les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas. 16 Profesan conocer

a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra. Tito 1:15-16.

El mundo peca, vive como le da la gana, porque no conoce a Dios.

Sólo aquel que conoce a Dios, puede tener temor de Él, reverencia, respeto y deseos de agradarlo.

Cuando conocemos a Dios, Su temor entra en nuestro corazón haciendo que nos esforcemos por agradarlo y cumplir su voluntad.

12 Yo, la sabiduría, habito con la cordura,

Y hallo la ciencia de los consejos.

13 El temor de Jehová es aborrecer el mal;

La soberbia y la arrogancia, el mal camino,

Y la boca perversa, aborrezco.

14 Conmigo está el consejo y el buen juicio;

Yo soy la inteligencia; mío es el poder.

Proverbios 8:13

EL TEMOR DE DIOS (dota de sabiduría, permite alcanzar madurez):

a) Querer hacer feliz a Dios.

b) Deseo ardiente de querer complacerlo en todo.

c) Haciendo todo lo posible por no desagradarlo.

d) Odio hacia el mal.

“Nuestro temor, nuestra dedicación o deseos de agradarlo complacen el corazón de Dios”.

La falta de temor de Dios nos lleva a llamar las cosas buenas como malas y las malas como buenas.

Tomar lo santo de manera irreverente, profanando la pureza y santidad de Dios.

Adaptarse al mundo.

Haciendo nuestra propia voluntad, siguiendo nuestro propio consejo.

El temor de Dios nos hace vivir de:

Egocentrismo a Cristo-centrismo

Conveniencia a Convicción Casualidad a Compromiso

“El temor de Dios dota de sabiduría y permite alcanzar la madurez en Cristo”.

SABIDURÍA:

Es la virtud del carácter de Dios que consiste en conocer la naturaleza intrínseca (buena o mala) de las cosas visibles e invisibles, y tratar con ellas correctamente y a tiempo.

9 Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; más si lo dejares, él te desechará para siempre. 1 Crónicas 28:9

Escudriñar: Indagar meticulosamente algo. Requiere revisar cosas que otros ignoran o tiran a la basura. Rebuscar en la basura.

Dios mira el corazón:

Corazón: Es el asiento moral del hombre

a) Motivos: aquello que causa que hagamos algo.

b) Intenciones: es el propósito al hacer algo o conseguir un objetivo.

c) Deseos: es sentir una atracción por algo hasta el punto de querer poseerlo o alcanzarlo.

d) Pensamientos íntimos: Lo que pensamos en lo más interno y refleja lo que hay en nuestro corazón.

“Dios ve las intenciones, el propósito por el cual hacemos lo que hacemos, y los deseos que impulsan a conseguir los objetivos”.

5 Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios. 1 Corintios 4:5.

Carácter (Fruto): suma de los pensamientos, intensiones y motivaciones y Actitudes.

a) Pensamientos (Semillas):

El razonamiento es una herramienta que ordena nuestras ideas.

b) Intensiones y Motivaciones (Raíces): Fundamento que sostiene.

c) Actitudes (Ramas): Disposición del ánimo, forma de actuar, comportamiento al hacer las cosas.

17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. 18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. 19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. 20 Así que, por sus frutos los conoceréis. Mateo 7:17-20.

43 No es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buen fruto. 44 Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues no se cosechan higos de los espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas. 45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. Lucas 6:43-45

“Dios conoce nuestro corazón, escudriña nuestra mente y prueba nuestro corazón”

9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 10 Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. Jeremías 17:9-10.

21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace

la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Mateo 7:21

46 ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? Lucas 6:46

La verdad os hará libres

31

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en

mi

palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad

os

hará libres

34

Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado,

esclavo es del pecado. 35 Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. 36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. Juan 8:31

44 Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El

ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de

mentira. 45 Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis. Juan 8:44

CONCLUSIÓN:

22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los

que de corazón limpio invocan al Señor. 2 Timoteo 2:22

16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te

salvarás a ti mismo y a los que te oyeren. 1 Timoteo 4:16

Dios nos advierte que huyamos de las pasiones juveniles, que tengamos cuidado de nosotros mismos y que con la ayuda del Espíritu Santo podamos seguir la justicia, la fe, el amor y la paz. Para de esta manera poder restaurar la imagen de Dios en nuestra vida y dar testimonio de salvación y libertad a los que están a nuestro alrededor.

Dios busca personas que anhelen agradarle con todo su corazón; que con sus palabras y actitudes reflejen la intensa búsqueda de hacer de sus vidas una serie continua de experiencias agradables, placenteras y de deleite para Dios.

Solamente la verdad que es Jesus puede hacernos verdaderamente libres.

Necesitamos ser libres de la esclavitud del pecado y el amor al mundo; lo cual solamente se logra rindiendo nuestra vida por completo a Jesús.

ORACIÓN DE SALVACIÓN:

Padre Celestial:

Yo reconozco que soy un pecador y que mi pecado me separa de ti.

Hoy creo con mi corazón y confieso con mi boca que:

Jesús es el Hijo de Dios

Que Él murió por mí en la cruz

Y que Dios el Padre lo resucitó de entre los muertos.

Te pido perdón y me arrepiento de todos mis pecados. Renuncio a todo pacto con el mundo, con la carne y con el diablo y hago un nuevo pacto contigo Jesús, para amarte y servirte cada día de mi vida.

Jesús entra a mi corazón y cambia mi vida. Si hoy muriera, al abrir mis ojos, sé que estaré en tus brazos. Amen.

12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. 1 Timoteo 4:12