Sunteți pe pagina 1din 5

Ambicio di oro di la La ambición de oro de

jezuiti los jesuitas


Ramón Llul evanta 80 yari esis triesma foye A los ochenta años, Ramón Llul había ido por
predikante la katolika religio inter la tercera vez a predicar la religión católica
Mahomedani. En tunis, la populo iracigita pro entre los sectarios de Mahoma. El pueblo de
sua vorti, stonagis lu e pensante ke lu mortis Túnez, irritado por sus palabras, le lapidó y
on abandonis il en la plajo. Ma, Genovana dejóle por muerto en la playa. Pero fué
navo prenis lu ed adportis lu aden Mayorka. recogido por un navío genovés, que le llevó a
Tale lu mortis en sua Kataluniana lando ed Mallorca. De manera que murió en su tierra
en sua Franciskana konvento. catalana y en su convento franciscano.
Kande on donis ad il la religiala helpili Cuando hubo recibido todos los auxilios
konfeso, komunio ed extrema unciono, la religiosos: confesión, comunión y
frati cirkumis lu quale se lu esus santa; li extremaunción, los hermanos rodeáronle
vartis respektoze e kun avideso por audar la como a un santo; esperaban, respetuosos y
merveloza ed edifikiva vorti ekironta sua ávidos, para saber qué maravillosas palabras
eloquenta labii. de edificación saldirán de sus elocuentes
labios.
Ma lu, klocinte la okuli, tacis. Ed omna Pero él, cerrando los ojos, se callaba. Y una
asistanti sentis kreskanta nequieteso pri lia inquietud creciente iba deslizándose en las
esperi e mem kelka ek li pregis la Sinioro ke esperanzas de los asistentes hasta el punto
Lu donez al frato Ramon la necesa farco por que algunos rogaban al Señor para que
ke lu povus legacar a li kelka precoza vorti. concediese al hermano Ramón la fuerza
suficiente para legarles algunas palabras
preciosas.

Mientras tanto, Llul veía toda su vida y


Dume, Llull vidis omna sua vivo e trovis en ol
encontraba en ella pocas cosas aprobables. Y
poka kozi aprobinda. E lu pensis: La homi
se decía:
kredas ke dum mea yuneso me esis granda
--La gente cree que durante mi juventud fuí
pekero e ke la deala graco permisis a me
un gran pecador y que la gracia divina me
vidar mea eroro. Ve! Kad me ne irabus de
sacó del error. ¡Ay! ¿No habré corrido de un
eroro a eroro?
error a otro?
Por haber visto devorado por los gusanos y
Pro vidir la beleso di mortintino devorita da
la podredumbre la belleza de una muerta huí
la vermi e la putrajo, me fugis ol e la vivanti.
de su hermosura y de los vivos. Me refugié
Me refujis en l'amoro di religio qua duros plu
en el amor de una religión qua durará más
kam homino; ma, qua same kam homino,
que una mujer; morirá y se pudrirá. Mi única
mortos e putreskos.
nobleza consiste en que, para conquistar
para mi Dios los corazones y las
Mea nura nobleso esas ke, por konquestar
inteligencias, he querido usar las palabras en
por mea Deo la kordii e la intelekti, me volis
vez de las armas. Pero comprendo que es
uzar la vorti vice la armi. Ma, me koncias ke
una locura querer conquistar las almas para
es foleso pretendar la konquesto de anmi
una forma de verdad tan imperfecta y
aden vereso tante neperfekta e motebla
perecedera como ésta, que ya en este
quale ica, qua ja nun en ca instanto, la
momento los ojos valerosos y penetrantes la
kurajoz e sagaca okuli vidas fugar e
ven huir y dispersarse como las demás
dispersar su same kam l'altra mentiaji.
mentiras.
Esas tro severa ta qua afirmas ke Moizes, Es demasiado duro quien dice que Moisés,
Jesus e Mahoma esas tri tromperi. La vera Jesús y Mahoma son tres impostores. El
Kristo dicis: "Felicega esez la pacemi." La Cristo verdadero dijo: "Bienaventurados los
trompo esas dicar ke la sama homo qua pacíficos." La impostura está en decir que el
pronuncis tala frazo lansis anke ica fola e mismo hombre que pronunció y
kontre-dicanta: "Me venis adportar a vi, ne contradictoria: "He venido a traeros la
la paco, ma la milito". guerra, no la paz."

E quanta neverajin es en la Eklezio qua anke Y cuántas imposturas hay en la Iglesia, qua
mortor pro ke ol uzas la forco! "Ta qua perecerá porque esa de la fuerza. "El que a
ocidas per fero, anke per ta sama brakio." O hierro mata, a hierro muere." La que mata
plu bone; nun ja mortinta, restas ad ol nula por medio del brazo secular, perecerá por
spirito, ma nur la materiala abjekteso. obra y gracia de este mismo brazo. O más
Eklezio, tu es kadavro tante malodoranta bien, muerta ya, no le queda espíritu sino
kam la cetera rejii qua apartenas ad ica bajeza material. Iglesia, eres un cadáver tan
mondo. Tu ne plus apartenas a Jesus, ma maloliente como los demás reinos que son
ho, povo dil yarcenti, al princo di ca mondo e de este mundo. Ya no perteneces a Jesús,
dil tenebri. sino, ¡oh, poder de los siglos!, al príncipe de
este mundo y de las tinieblas.
Moizes e Mahoma, du militisti, esas forsan du "Moisés y Mahoma, dos guerreros, son
tromperi quale la Papi, instiganta ad seguramente dos impostores como los
kruco-milito e kreinta la homo-brulado. Papas, animadores de cruzadas y creadores
de hogueras. La verdad humana sólo puede
La homala vereson nur on povas trovar en la hallarse en la paz, también humana."
paco anke homala.

Lu esis enabismita en ta pensi kande lu audis En estos pensamientos estaba cuando oyó
voco -- ta dil prioro -- qua dicis: una voz -- la del prior -- que decía:
--Hermanos míos, nuestro crecido número
--Frati mea, nia granda nombro fatigas fatigo sin duda al hermano Ramón.
nedubiteble la frato Ramón. Forirez do, e Esperando todos sus palabras nos
lasez me sola kun il. Me vartos silencoze e exponemos a no oír ninguna. Retiraos, pues,
mea pregi forsan tenerigos nia Sinioro. Se y dejadme solo con él. Esperaré en silencio y
me recevas ul trezoro, me transmisos ol ad mis ruegos ablandarán quizá al Señor. Si
vi fidele e mizerikordioze. recojo aquí algún santo tesoro, os lo
transmitiré fiel y piadosamente.
En la labii di Ramón Llull videsis bitra rideto En los labios de Ramón Llull se dibujó una
audinte tala diskurso. Lu konocis la pasioni amarga sonrisa al oír este discurso. Conocía
dil prioro e savis per quanta avideso lu las pasiones del prior y sabía qué avidez le
deziris ta konfidencala dialogo. hacia descar el coloquio a solas.
Unesme, lu intencis vartar la morto kun okuli Al principio pensó en aguardar la muerte con
e labii klozita. Ma, pos kelk instanti la malico los ojos y los labios cerrados. Pero, pasados
igis lu facar la kontreajo. Lu apertis lente sua algunos instantes, la malicia le dictó lo
palpebri quale se lu vekeskis. E lu regardis la contrario. Abrió lentamente sus parpados
prioro di qua la vizajo expektema similis ta di como si despertara. Y miró al prior, cuya faz
kaptonta bestio. Lore lu parolis: expectante parecía de animal de presa.
Entonces habló:
--Danko, frato, pro rertirir(?) sola kun me --Gracias, hermano, por haberos quedado
por recevar mea lasta sospiro. conmigo para recibir mi último suspiro.
--Deo ne permisos ke to eventez sen ke vu --Dios no permitirá que esto suceda sin que
lasos a me kelka paroli utila por nia santa hayáis dejado algunas palabras útiles para
religio. nuestra santa religión.
--La utila vortin, frato, ne audesas per la --Las palabras útiles, hermano, no se oyen
oreli, ma li acensas de nia propra kordio. con las orejas, sino que suben de nuestro
proprio corazón.
--Me ja nun recevas duopla trezoro: --Estoy recogiendo ya un doble tesoro: una
profunda vereso e precoza exemplo pri verdad profunda y un precioso ejemplo de
humileso. humildad.
Esis pauzo. La mortonto ridetanta regardis la Hubo un silencio. El moribundo miraba
prioro qua, versimile, sentis su embarasita. sonriente al superior, que parecía sentirse
Fine ica dicis: molesto. Por fin, éste murmuró:
-- On dicas ke ante longa tempo vu sucesis -- Cuentan que hace mucho tiempo
fabrikar oro. lograsteis fabricar oro.
--Tre poka, respondis Llulli. --Muy poco -- contestó Ramón Llull.

-- Si hubieseis continuado, esto oro habría


-- Se vu durabus, ica oro povabus utilesar ye
podido servir en provecho de nuestra santa
profito di nia santa religio. Quanta anmin tu
religión. ¡Cuántas almas habríaís podido
povabus arachar a Mahoma ed a Satano,
arrancar a Mahoma y a Satanás con el
mediace ica oro. Se me savus fabrikar oro,
concurso de este oro! ... Si yo supiese
me durus ed ampligus vua admirinda verko,
fabricar oro, continuaría, ampliándola,
vua pacala kruco-milito...
vuesta admirable obra, vuestra pacífica
cruzada...

-- Esas nul altro tante ruinigiva -- dicis la


-- Nada hay tan ruinoso -- dijo el moribundo
mortonto -- kam fabrikar oro.
-- como fabricar oro.
-- Forsan to esas vera nur pri l'unesma quan -- Sin duda es cierto para con el primero que
on fabrikas, ma pose... se fabrica, pero luego...
-- On sucesas nur per la unesma. -- Sólo se obtiene éxito con el primero.
La vizajo, quaze di kaptema bestio, dil prioro La faz del animal de presa del prior se
kontraktis sud ed aspektis teroriganta. contrajo, tomó un aspecto terrible. Furioso y
Furioza, timanta ke l'altri audus lu, klamis temiendo ser oído desde fuera, gritó en voz
per nelauta voco: baja:
-- Quale tu audacas mentiar an la solio dil -- ¿Cómo te atreves a mentir en el umbral
morto? Quale tu audacas, trovante tu en la de la muerte? ¿Cómo te atreves,
pordo dil morto, neglijar tua vovo pri encontrándote en las puertas de la muerte,
obediemeso? Parolez, me imperias lo a tu. faltar a tu voto de obediencia? Habla; te lo
ordeno.
-- Tu kredas ke me mentias -- dicis tenere -- Crees que miento -- dijo dulcemente
Ramon Llull -- e tu esas justa. Omna vereso Ramón Llull -- y tienes razón. Toda verdad
ne kompleta darfas kalifikesar kom mentio, incompleta puedo calificarse como mentira,
men la tre obskura e ne perfekta vereso incluso la muy oscura e imperfecta verdad
quan tu predikas. Ma, quale me varsos en tu qua tú predicas. Pero, ¿cómo podré vaciar en
ica oceano qua nomesas kompleta vereso? E ti esta océano que se llama verdad
quale povos recevar ol ta ruptita recipiento completa? ¿Y cómo podrá acogerlo esta
quan tu esas? recipiente roto que eres tú?
-- Tu trompas tu stranje pri me -- replikis la -- Os engañáis extrañamente con respecto a
prioro per dolca voco -- . Me esas digna esar mí -- replicó el prior con voz melosa--. Soy
la dicipulo dil granda Ramon Llull. Me digno de ser el discípulo del gran Ramón
exploris multe ye mea parto e me trovis ulo. Llull. He investigado mucho por cuenta mía y
he encontrado algo.
-- Quon tu trovis? -- ¿Qué has encontrado?

-- Me sucesis atingar la Blanka Stono, la


-- He realizado la Piedra Blanca, la Piedra de
Stono di Luno. Dicez a me quale, departante
Luna. Dime, ¿cómo partiando de ahí podré
de ibe, me povos atingar la Reda Stono, oro
alcanzar la Piedra Roja, oro y sol?
e suno?
-- La stono di luno -- dicis Ramon Llull --
-- La piedra de luna -- dijo Ramón Llull -- es
esas la inteligenteso. Ica es kolda e ne
la inteligencia. Esta es fría e insuficiente
suficanta til kande lu brulas e divenas
mientras no arde hasta convertirse en amor.
amoro.
-- Me ne demandas a tu simboli, ma -- No te pido símbolos, sino una realidad
materiala realajo. material.
Ramon Llull recitis, mokeme, un dil profunda Ramón Llull recitó, burlón, uno de los
axiomi dil alkemisti: axiomas favoritos de los alquimistas:
-- Se tu ne deprenas del korpo sua stando -- Si no le quitas al cuerpo su estado
materiala e se tu ne transformas aden korpi material y si no transformas en cuerpos las
la nealterebla substanci, tu ne atingos to substancias inalterables, no alcanzarás la
quon tu deziras. que esperas.
-- Me itere dicas ke... -- Te reptito que...
Ma la mortonto duris: Pero el moribundo continuó:
Lo cual quiere decir que si no purificas tu
Ta signifikas ke se tu ne purigas tua ago til
acción hasta hacerla espiritual y si no
ke ol esez spiritala e se tu ne kurajigas tua
valorizas tu espiritu y tu amor hasta
spirito e tua amo til ke li divenez ago...
convertirlos en acción...
-- Oro, oro. Donez a me la moyeno fabrikar -- Oro, oro. Dame el medio de fabricar oro.
oro. Per mea salvo me juras ke ca oro Por me salvación te juro que esto oro se
konvertesos en ago religiala e karitatoza; me convertirá en acción religiosa y caritativa; te
juras ke... juro que...
-- Proximeskez, do, ed audez se tu povas. -- Aproxímate, pues, y oye, si puedes.
La prioro, genuflexante, proximigis sua orelo El prior, arrondillándose, acercó su oreja a
a la saja labii, qui prononcis ica vorti: los doctos labios, los cuales pronunciaron
estas palabras:
-- La verko esas en tu. Do, sempre tu havas -- La obra está en ti. De manera que la
ol, irgube tu esez. Ma tu ne havas ol utila se tienes siempre, hállate donde te halles. Pero
tu ne savas vidar; e nur savas vidar ta qua no la tienes útilmente si no sabes ver y sólo
savas konciar. Me konfesas a tu la tota sab ver aquel que sabe sentir. Te confieso
vereso. Ma nur tu povas audar ol en tu ipsa, toda la verdad, pero sólo puedes oír la en ti
ne exter tu. Se on separus ol tote de tu, tu mismo, no fuera de ti. Si se la separase
mortus eterne; ma, se tu vidus ol klare en enteramente de ti, morirías eternamente:
tu, tu eniros la profunda vivo. Prioro, nur de mas si la vieras claramente en ti entrarías en
tu devas ekirar la oro, nam nur tu es l'unika la vida profunda. Prior, de ti sólo debe venir
mineyo acesebla a tua esforco. Prioro, tu nur el oro, pues tú eres la única mina abordable
darfas deprenar la oro de tu ipsa; tu nur para tu esfuerzo. Prior, sólo puedes tomar el
darfas recevar ol de tu. oro en ti mismo; no puedes recibirle más que
de ti.
-- Lasez tala preliminari, estimata frato. Me -- Deja estos preliminares, hermano querido.
konocas memore la "Sep chapitri da Me sé de memoria los "Siete capítulos de
Hermes". Dicez balde to quon me ignoras. Hermes". Di en seguida lo que ignoro.
-- Tu ignoras nulo. O plu bone, tu nur -- No ignoras nada. O, mejor dicho,
ignoras ke tu savas omno. Tu regardas la solamente ignoras que lo sabes todo. Miras
katedralo per okuli tante trompiva, ke tu la catedral con ojos tan engañadores que la
nomas ol trono e portiko. llamas solio y pórtico.
La prioro staceskis minacoza. Rideto aparis El prior se levantó, amenazador. Una sonrisa
en la labii di Ramon Llull, dum ke en sua dibujóse en los labios de Ramón Llull
okuli desaparis febla lumo. mientras en sus ojos agonizaba una débil
luz.
La lumo extingis su, ma la rideto duris. La La luz se extinguió, pero la sonrisa persistió.
prioro lore pozis sua netranquila manuo an la El prior entonces puso su inquieta mano ante
labii dil monako Ramon. Ne plus ekiris tra oli los labios de fray Ramón. Ya no se escapaba
ula respirado. de ellos ningún soplo.
-- Desestiminda! -- lu dicis--. Tu forportis --¡Miserable! -- masculló --. Te has llevado
kun tu tua sekretajo. Ed iracigita e tu secreto.
despitanta, lu vangofrapis la kadavro.
Y con un gesto de cólera y despecho,
abofeteó al cadáver.