Sunteți pe pagina 1din 189

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

En primer lugar, tengo que agradecer a Dios por mí regalar con el trabajo que soñé cuando era un niño. Nada de esto sería posible sin sus muchas bendiciones, Señor. Por supuesto, habría tenido un tiempo mucho más difícil escribir sobre el romance si no fuera por mi marido, Matthew, quien ha sido el amor de mi vida desde que tenía dieciséis años. Hablando de la escritura, más sincero agradecimiento a mi maravillosa editora, Erika Tsang, por su trabajo en esta novela y los muchos otros antes que ella. No he hecho que sea fácil a Erika a veces, pero ella salió adelante con determinación Por lo vampírico y no podía pedir un mejor editor. Gracias también a mi agente fabuloso, Nancy Yost, por demasiadas cosas agregadas a la lista aquí, ya mis queridos amigos Melissa Marr y Ilona Andrews, que son realmente el viento bajo mis alas.

Sería negligente si no me tomo el tiempo para agradecer a Tom Egner para otra cubierta que chisporrotea, así como Pamela Spengler-Jaffee, Jessie Edwards, Liate Stehlik, Shawn Nicholls, y el resto del enorme equipo de Avon Books para todos de su arduo trabajo. Yo también estaría imperdonablemente negligente si no hubiera dado un sincero agradecimiento a los lectores, revisores y autores de blogs que han dado mis libros una oportunidad. Ustedes pueden hacer muchas otras cosas con su tiempo, y yo aprecio que hayan elegido para gastarlo en una de mis historias.

Por último, pero no menos importante, quiero dar las gracias a mi familia. No digo esto a menudo lo suficiente como para que me pusieran por escrito. Yo los amo a todos ustedes, y me gusta, sería una persona mucho menor sin ustedes en mi vida.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 1

Cientos de velas brillaban desde los candelabros góticos del salón de baile, echando luz ámbar suave sobre los invitados de abajo. La falta de iluminación moderna no fue porque esta casa solía ser una fortaleza medieval. El dueño era un vampiro pirómano, así que era bastante aficionado al fuego.

Me senté en una de las vigas de las esquinas del techo, tomé un breve descanso de las actividades encubiertas de mi noche. Unos pisos más abajo, todos los invitados llevaban máscaras y disfraces, pero incluso sin ver colmillos o brillantes ojos verdes, era fácil determinar quién era humano y quién no. Los vampiros tenían una gracia inherente, por lo que sus movimientos parecen tan sutiles como torrentes de agua sobre piedras. Sus homólogos, los mortales, vamos a decir que carecían de finura. No es que fuera su culpa. A diferencia de los vampiros, los humanos no tienen control sobrenatural sobre todos los músculos de su cuerpo.

Hasta hace unas semanas, yo tampoco hubiera cambiado a un vampiro Y hubiera tenido algunos efectos secundarios inesperados, además de las cosas, ahora Yo bebo sangre. Antes, yo tampoco tenía mi nueva capacidad de retener brevemente las corrientes eléctricas y habían aumentado vertiginosamente a través de mí ya que si tocaba una línea eléctrica, caída desde que tenía trece años.

Las velas en los candelabros de pronto ardieron más brillantes, coincidiendo con un hombre caminando hasta el balcón que daba al salón de baile. Si eso no fuera suficiente para anunciar su presencia, su aura se encendió, también, el envío corrientes invisibles ondulantes a través de la habitación. Cuando me golpearon, me sentí como ser engullida por un campo eléctrico, lo que, teniendo en cuenta, mi propia tensión interna, era irónica. Sólo un puñado de vampiros Máster en el mundo podría manifestar un aura lo suficientemente grande como para abarcar el salón de baile gigante. Vlad era tan poderoso, que proclamaba su identidad más claramente como si le hubieran puesto un gafete de neón.

Es por eso que su disfraz era inútil. Debajo de la máscara que le había hecha famoso por la película V de Vendetta que fue una mandíbula sombría.

Tropezamos, con altos pómulos, cejas y ojos alados Como de cobre bruñido anillado con una esmeralda. Su esmoquin negro elegantemente cubría a Vlad con cuerpo delgado y musculoso, casi atravesando a los espectadores haciendo fantasear sobre lo que había debajo de eso.

Cuando él levantó una mano para silenciar a los músicos, la luz de las velas se reflejaba en su anillo de bodas, por lo que las bandas de torsión de oro destellaron brevemente.

El desenmascaramiento es en una hora, Vlad anunció, su voz culta matizada con un acento eslavo. Luego sonrió, irradiaba encanto y un reto al mismo tiempo. Hasta entonces, disfruten del misterio de no saber quién está a su lado, si ustedes no lo han adivinado.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Risas y aplausos saludaron a la luz de sus declaraciones, pero se alarmó. Si el desenmascaramiento fuera a una hora de distancia, estaba casi fuera de tiempo.

Un movimiento rápido de la mano de Vlad tenía a los músicos tocando de nuevo, y

la pista de baile se llenó una vez más con, parejas bailando el vals disfrazadas. No les ahorraré una mirada cuando salté sobre una viga del techo cercano, equilibrándome al instante en el tablón angosto de madera. Podría haber usados reflejos como estos cuando yo era un artista de circo, por no hablar de cuando yo estaba tratando de entrar en el equipo olímpico de gimnasia. Agilidad sobrenatural

era otra ventaja de convertirse en un vampiro.

Una vez que había corrido de nuevo a la red de tubos de órgano que se había subido hasta alcanzar el techo, me deslicé hacia abajo, aterrizando en el espacio de utilidad entre las paredes. La música de las tuberías se hizo casi ensordecedora, pero era el punto. Ni siquiera los vampiros con sus sentidos híper-elevado me podrían oír por encima de la música. Me arrastré alrededor hasta que llegué a un filtro de aire acondicionado, para retirarlo antes de apretarme en el conducto de aire estrecho. Lo bueno es que yo llevaba un traje ajustado. Si hubiera vestido como María Antonieta, nunca habría pasado a través.

Por último, salí fuera del conducto en un armario. Una vez allí, sustituí el filtro, sacudí el polvo de mi traje negro, y me dirigí al salón de baile para reanudar mi espionaje. Yo no había hecho diez pies dentro antes y aterrizó una mano en mi espalda.

Aquí está, dijo una voz con acento húngaro pesada.

Me volví. El vampiro detrás de mí llevaba una versión mucho más lujosa de la marca del traje púrpura del Joker, y se había cubierto lo que se podía ver de su piel naturalmente pálida con maquillaje teatral blanco. Su máscara llegaba a su labio inferior, y la sonrisa torcida grabada en su labio superior hizo a su rostro ver como si estuviera atrapado en una sonrisa perpetuamente mala.

Mi máscara no cubría mi boca, por lo que el vampiro podía verla cuando sonreí.

Aquí estoy, estuve de acuerdo. Yo había estado segura de haber conocido del Joker anteriormente porque había estado en mi lista de objetivos de esta noche, pero él también había estado con otra mujer. Eso significaba que no podía desplegar mi arma secreta, ya que requiere un contacto más estrecho que lo que hubo antes. Ella no estaba con él ahora, por lo que se apoderó de mí la oportunidad.

Espero que estés aquí para pedirme de bailar, le dije, inclinando mi cabeza tentadoramente. Al menos, esperaba que se viera de esa manera. Mi casco que imitaba cuernos me hizo sentir como un conejo con dos, orejas tiesas extendidas.

Pero, por supuesto, dijo, uniendo su brazo con el mío.

Mi traje de cuerpo completo impedía sentir la electricidad que corre por mí. Si no

fuera por el traje, hubiera conocido mi verdadera identidad en el momento que me

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

hubiera tocado. Es por eso que había elegido para asistir un traje de Maléfica, con un casco puntiagudo molesto o no. El caucho actual repele y me cubría de pies a cabeza, dejando sólo la cara al descubierto. La máscara se hizo cargo de las corrientes que irradian de eso y mi olor sería desconocido para nadie que no me había visto antes, que era la mayor parte de la gente de aquí.

La mayoría y yo sabíamos el nombre real del Joker, pero esto me convenía y me condujo a la pista de baile, yo no podía dejar de mirar hacia el balcón. El lugar donde Vlad había estado ahora estaba vacío. Bueno. El único vampiro que estaba preocupado esta noche era él.

Una vez que estuvimos entre los otros bailarines, el Joker me tomó en sus brazos,

sus ojos azules se dilatan con un brillo inhumano verde mientras se deslizaban

sobre mi cuerpo. El traje me quedaba como un guante, dejando algunas de mis curvas a la imaginación, pero parecía que estaba imaginando mucho de todos modos. Explícitamente.

Suprimí un estremecimiento, contenta por la goma de la cabeza a los pies también silenciaba el aroma de disgusto que tuvo que venir de mí. Atuendo de seda y tela del Joker no actuó como una barrera olfativa. El olor de la lujuria que emana de él prácticamente tapaba mi nariz, y yo ni siquiera respiraba más. Ya que necesitaba información de él, me sonrió cuando empezamos a bailar. Yo aprendí a bailar el vals hace exactamente un día, pero que resulté ser bastante práctica. El Joker me giró a través de pasos que fácilmente mantenía. Él me abrazó más cerca que con la danza formal dictada, sin embargo, y no me pareció que fuera un accidente cuando su mano rozó mi culo.

Una vez más, miré hacia el balcón. ¡Gracias a Dios que todavía estaba vacío!

¿Cuándo vas a decirme tu nombre, mi atractiva extraña?, Preguntó el Joker,

su mano todavía se arrastra bajo en mi cadera. Le puedo decir que ha sido recién hecha. ¿A quién perteneces?

No me sorprendió que me había catalogado como un bebé vampiro. Mi traje podría sostener mis corrientes eléctricas y olor, pero no podía contener mi aura, y como todos los nuevos vampiros, era débil. La lista de invitados de Vlad contenía desde el más malo y más grande de la sociedad de los no- muertos de Europa del Este, por lo que en circunstancias normales, yo sólo iba a estar aquí como el siervo de un vampiros más fuerte. Estar dada de baja como insignificante me convenía. Sin saber a lo que yo estaba destinada el Joker no sabía nada de mis capacidades, y yo no estaba a punto de darle ninguna pista en cuanto a

mi verdadera identidad.

Utilicé los próximos pasos de la danza para sacar su mano de mi culo. Entonces sonreí con lo que esperaba fuera un encanto misterioso. Paciencia. Te diré que lo verás en el desenmascaramiento.

¿Paciencia? Repitió con más que un toque de desprecio. Adivinando de intento de ser misteriosa y seductora que había fracasado.

A decir verdad, yo no tengo mucha experiencia con el coqueteo. Había empezado a electrocutar gente a los trece años, lo que me puso firmemente en la columna sin

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

fecha” por los próximos doce años. Los vampiros incluso no eran inmunes a los peligros del contacto con migo de piel a piel, y ahí es cuando ni siquiera estaba tratando de hacerle daño. Ya que necesitaba al Joker de permanecer cerca los siguientes minutos, que tuve que mantener mi acto, y mis pobres habilidades de seducción falsa o no. Pronto, me escabullí los dedos desmontables de mi guante derecho, le toqué mientras sostiene en mí las corrientes, y así descubrir su secreto más oscuro.

Un detector de mentiras no tenía nada que hacer contra mi capacidad de descubrir

los peores pecados de la gente a través de un solo toque. Había odiado mis habilidades psicométricas hasta hace poco, cuando se habían convertido en una herramienta necesaria para mantenerme a mí y la gente que amaba con vida.

El Joker sonrió, pareciendo mirar más allá de mis habilidades menos que un suave

coqueteo. O, me di cuenta de que él nos bailó hacia uno de cortinas, alcobas solitarias del salón de baile, tenía otra cosa en mente.

La paciencia es una virtud y no me gustan las virtudes, murmuró, usando su

cuerpo para obligarme a una alcoba. Además, no me importa cuál es tu nombre

o a quien perteneces. Todo lo que quiero saber es el grado de tensión que

tienes.

Whoa. ¡Hablando acerca de tirarse demasiado fuerte! Yo no lo creo, mi impaciente amigo, le dije, riendo como si le hubiera dicho una broma. Tal vez más tarde, pero ahora, vamos a volver a la danza.

Vamos no, interrumpió, tirando de mí contra él. Entonces su mano se posó en

mi

culo como si hubiera rogado que me azote. Di un grito ahogado, tan horrorizado

de

lo que iba a suceder, me quedé helada. La cabeza del Joker comenzó a bajar,

sus labios a punto llegar.

Gritó mientras las llamas se alzaron a su rostro. Sus manos volaron para batir en el fuego en un intento instintivo de sofocarlo. Las llamas sólo se propagaban, brillando más antes de que pudiera terminar gritando: ¡Alto!

Me asomé desde las cortinas para ver a Vlad abriéndose paso a través de los invitados, que dejaron de bailar para mirar hacia los gritos de un hombre ardiendo. La máscara de Vlad estaba apagada y su largo cabello oscuro colgaba en sus rápidas zancadas. Sus manos estaban cubiertas en llamas, pero a diferencia del Joker golpeando frenéticamente su propio rostro, las llamas no queman a Vlad. El mismo poder que le permitió manifestar y controlar el fuego también lo mantuvo a salvo de sus efectos mortales.

¿Alto? La voz de Vlad azotó el aire, haciendo parar a los vampiros que habían avanzado hacia el Joker para alejarse una vez que se dieron cuenta de que había causado el fuego. ¿Por qué iban a hacer eso?

Incluso si los presentes no se habían dado cuenta, yo no dejaría que un hombre se quemara hasta la muerte sólo para mantener la pretensión.

Salí del lugar. Debido a que no sabían que yo soy tu esposa.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 2

Tomé de mi máscara y bajé mi cara encuadrando mi casco. Mi cabello negro derramado alrededor de mis hombros, pero que no era mi rasgo más distintivo. La cicatriz que iba desde el lado derecho de mi cara todo el camino hasta mi mano estaba a la vista.

Jadeos sonaban y casi me compadecían los otros hombres con los que había bailado. Probablemente esperaban ser los siguientes en estallar en llamas. Los vampiros eran notoriamente territoriales sobre lo que consideraban suyo. Añadir en Vlad ser un conquistador de siglos de antigüedad que se había ganado el apodo de el Empalador” cuando era humano, y que tenía algo mucho más aterrador que la versión de ficción de Bram Stoker (escritor de Drácula).

atmósfera ominosa en el salón de baile.

Cierren

las

puertas.

Nadie

se

va,

Vlad

declaró,

añadiendo

a

la

Una ráfaga de actividad significó que su gente se apresuraba a obedecer. Di lo que quieras sobre Castillo de Drácula, ya sea que si los vieran o no, los guardias de Vlad estaban por todas partes.

Deja el ardor, has dado tu punto, Lo intenté de nuevo.

Vlad miró al hombre gritando sin remordimiento. Si él valoraba su vida, él no debería haber ignorado tu negativa. Incluso si él no sabía que eras mi esposa, sabía que eras mi invitada.

¿Mencioné que Vlad tendía tenía el lado brutal de arcaico? Para él, la quemar al Joker hasta la muerte por su contundente vengan” fue una respuesta perfectamente adecuada. Un hombre moderno hubiera considerado el asunto cerrado después de un golpe en la cara.

Me acerqué a Vlad, deslizando mis brazos alrededor de su cuello a pesar de que sus manos todavía están iluminadas con las llamas. Sus sentimientos eran encerrados, manteniéndome y a todos los demás vampiros que habían de aprovechar sus emociones como usualmente podía. Sin embargo, tenía que ser en plena ebullición. De lo contrario, no habría volado la tapa de tal manera espectacularmente violenta.

Por otra parte, él no me había querido ir de incógnito esta noche en primer lugar. Tuve que discutir durante días para conseguir que él esté de acuerdo. Ahora esto. El rogar no salvaría al Joker y única palabra que Vlad odiaba más que Drácula era “por favor. En cambio, me puse de puntillas, mi boca rozando su oreja mientras le susurré en ella.

No lo he tocado para averiguar lo que necesitamos saber, por lo que no puedes matarlo. Sabes lo difícil que es para mí conseguir la información a través de sus huesos.

No dijo nada y su cuerpo

se

seguía

sintiendo

como

una

estatua

en

su

rigidez. Luego, las

llamas

en

sus

manos

desaparecieron

cuando

él

los

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

terminó pasando por mi pelo, tirando de él liberando del rodete que en su mayoría se habían deshecho de todos modos.

Hazlo.

Era una recortada palabra, pero su tono ya no era mordaz. Las llamas en la cara del Joker se extinguieron tan bruscamente como si hubiera estado atacándolo con una manguera de bomberos.

Esperé hasta que la cara del Joker volvió a la normalidad, y manchada hollín su piel. Sanidad sobrenatural era una de las ventajas de ser un vampiro. De lo contrario, necesitaría usar una máscara para el resto de su vida.

No te muevas mientras mi esposa te toca, Vlad ordenó. No necesitaba añadir una amenaza. Su tono fue amenazaba suficiente.

¿Su esposa? Repitió el Joker, consternado. Debe de haberse perdido mientras

él estaba tratando de apagar su cara anteriormente. Luego miró a su lado, como si recordara que había tocado mi culo hacía sólo unos minutos.

Me quedo con eso, dijo Vlad con frialdad, y le arrancó la mano del Joker con un sencillo, brutal giro.

Hice una mueca. Así que había visto eso, también. Tenía que actuar con rapidez, antes de que Vlad tirase algo que no volvería a crecer. Me acerqué al Joker, quien agarró su nuevo muñón mientras gruñía con dureza. Él no gritó, sin embargo. La pérdida de una mano no debe haber dolido tanto cuando consiguió su rostro incendiado.

Necesito tocar Khal Drogo, también, dijo, refiriéndose a la vampiro que había

venido disfrazados como el señor de la guerra de Juego de Tronos. No tengo necesidad de ser cautelosa atrapando una sensación de alguien ahora. Le di una mirada frustrada en el silencio, multitud de disfraces. Esto fue exactamente como yo no había querido esta noche que fuera.

¿Qué esperabas? susurró mi voz interior odiada. Todo lo que haces termina en fracaso.

Traté de ignorar mi desagradable crítica interna de los cientos de personas que me miraban, cuando yo toqué el Joker con mi mano desnuda derecha. Tiró a las corrientes que fluían hacia él por lo que no me molesté en contener mi tensión. ¿Por qué perder la fuerza? Ahora todo el mundo sabía quién era yo, así que sabía lo que podía hacer. El enemigo más antiguo de Vlad, Mihaly Szilagyi, se había asegurado de eso.

Tan pronto como lo toqué, imágenes incoloras inundaron mi mente, cambiando suavemente del salón de baile en una casa de campo y yo en el Joker.

Le di una patada la puerta de madera, teniendo en la habitación individual con una sola mirada. Dos paletas yacían en el piso más cercano al hogar, las mantas delgadas estaban deshilachadas de su uso frecuente. Algo burbujeaba en una olla de barro sobre el fuego y una pila de madera parecía que se había dejado

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

caer precipitadamente. Sonreí. La pequeña casa de campo parecía estar vacía, pero no lo estaba.

No

pasó mucho tiempo para encontrar la trampilla debajo de la mesa individual en

la

habitación. Los gritos se iniciaron antes de abrirse, haciéndome sonreír más

ampliamente. Me gustó cuando gritaban. Me gustó cuando luchaban, también. Las

dos chicas que me sacaron del espacio de rastreo eran demasiado jóvenes y flacas

y que aguantaban mucho en una pelea, pero quedarían y era lo que pude

conseguir

Su mano se había vuelto a encender en el momento en que salí de su memoria. Me

quedé mirando mientras Luché contra la urgencia de vomitar o rasgar mi piel fuera, lo que me hizo sentir más limpia más rápido. Revivir peores pecados de la gente, como si yo fuera lo que comete con frecuencia y me disgustó. A veces, como ésta vez, era peor. Cuando mis habilidades psíquicas se desarrollaron, toda la

oscuridad que experimenté me llevó a un intento de suicidio. Ahora, me he centrado hasta canalizar mi ira y repugnancia en emociones más útiles.

Rasga su ropa, dije.

Los guardias de Vlad se apresuraron a obedecer. Como yo era su esposa, iban a hacer todo lo que yo les dijera a menos Vlad diera una contraorden, y él sabía por qué necesitaba la piel desnuda y lo que iba a hacer a continuación.

Cuando el Joker sólo llevaba su máscara quemada, pasé la mano derecha por

encima de él, empezando por los hombros. Yo no revivir su peor pecado de nuevo;

por suerte, que sólo pasó la primera vez que toqué alguien. Sin embargo, senderos

de esencia estallaron bajo mis dedos, marcando las huellas invisibles de gente que

quedaba impregnado con emocionales en su piel. Muchos eran de ex víctimas

de sus tendencias violentas, aunque algunas eran cariñosas, que me recordaba

que incluso los monstruos tenían a las personas que los amaban. Después de que

me

había tocado sus hombros, el cuello, los brazos y las piernas, se me cayó

mi

mano. Que había sentido decenas de senderos esencia del Joker, pero ninguno

de ellos había sido familiar.

No puedo encontrar ningún rastro de Szilagyi, dije finalmente.

El Joker se hundió con alivio. Estaba a punto de decirle a Vlad que lo quemara

hasta la muerte de todos modos, después de lo que había visto de su peor pecado,

pero antes de que pudiera decir nada, el Joker explotó.

Salté lejos de los restos ardientes del vampiro. Cuando miré a Vlad, él seguía sonriendo de una manera amistosa. Si me hubiera tomado antes, me hubiera conducido a una rápida retirada. Vlad nunca fue más peligroso que cuando él mostró su relajada, sonrisa cordial. Su objetivo era mi manera siguiente y me puse rígida. Sí, todavía estaba cabreado. Su sonrisa, más el hecho de que él no había esperado para detonar el Joker antes de que yo estuviera fuera de la ruta de la salpicadura y me dijo eso.

Obtendrás una gran cantidad de negaciones de asistencia en tu siguiente invitación, le dije, rozando los bits humeantes de mí traje.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Su sonrisa sólo se ensanchó. Esta no es la primera vez que lo he hecho y donde menos personas dejaron de llegar.

No, no lo era. La mayor parte de lo que la historia había registrado sobre Vlad Dracul Basarab, también conocido como Drácula o Vlad Tepesh, que significa el Empaladorfue malo, pero hay cosas que no lo eran, cuando en una cena infame con los cientos catorce que mató de sus nobles en algún momento entre el plato principal y postre. Al igual que el Joker, los huéspedes se habían tenido que ir, también.

Yo no sé si el vampiro con temas como Khal Drogo lo hizo, pero yo estaba a punto de descubrirlos. Tres de los guardias de Vlad lo empujaron delante de mí, no dejándolo ir porque estaba luchando muy duro. Después de lo que había pasado con el último chico que me tocó, yo no podía culparlo. Al menos yo no tenía necesidad de ordenar que sea desnudado. Su parte superior del cuerpo estaba sobre todo desnuda de todos modos.

No hice caso de sus protestas cuando puse mi mano derecha en el brazo carnoso. Como es habitual, las imágenes incoloras a partir de su peor pecado me alcanzaron, lo que demuestra una vez más que no había nada malo con ese aspecto de mis capacidades. Una vez más estaba mentalmente de vuelta en el presente, empecé a buscar, ya que tenía al Joker, cuyos restos aún estaban humeantes en el suelo de mármol del lugar.

Esta vez, reconocí a uno de los senderos de esencias que marcan el cuerpo del vampiro. Eché un vistazo a Vlad y le di un único guiño sombrío. Y el del disfraz de Khal Drogo traspuso una nueva sonrisa en Vlad le aterraba, porque empezó a chisporrotear y cavó en una negación.

Yo lo conocí hace mucho tiempo, antes de que todo el mundo creyera que lo habían matado. No lo he visto en siglos, ¡lo prometo!

Mentiras. El hilo de esencia que había sentido no había sido demasiado tiempo atrás. Casi había saltado hacia mí desde su vitalidad. Me alejé, pero no para evitar otra zona de explosión. Para evitar ser empujada como Samir, el nuevo jefe de los guardias de Vlad, de inmediato comenzó a arrastrar el vampiro a distancia. Vlad no mataría al Khal Drogo disfrazado por conspirar con su enemigo más peligroso. No, él sufriría un destino mucho peor.

¿Quién más?

El tono glaciar de Vlad cortar a través del destello de simpatía que sentía por el vampiro siendo remolcado lejos a las mazmorra. De hecho, tenía más trabajo que hacer.

Después me fui psíquicamente hasta cuatro vampiros más para ver si estaban en connivencia con Szilagyi (no lo estaban), era el momento de llamar a una noche. O por la mañana, cuando el amanecer estaba sólo a un par de horas de distancia. Una vez que el sol se levantara, estaría fuera de servicio si quería o no. Los vampiros no se queman en la luz del sol como la leyenda afirma, pero los nuevos vampiros como yo se desmayaban al amanecer y se quedaban fuera hasta casi el anochecer. Eso le

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

dio a Vlad un montón de tiempo para ver si nuestro invitado sabía la ubicación de Szilagyi. Eso esperaba, pero lo dudaba. El enemigo más antiguo de Vlad no le había dicho a ninguno de sus conspiradores, donde estaba, por lo menos al del disfraz de Khal Drogo que no resultó ser la excepción, estábamos de regreso en el punto de partida.

Estaba harta de cero, de ahí hablé a Vlad para dejarme hacer alguno espionaje psíquico esta noche. Si hubiera tenido el resto de mis capacidades, como ver el futuro o el seguimiento de una persona siguiendo su rastro con su esencia de vuelta a su lugar, podríamos haber encontrado a Szilagyi ya. Pero al convertir en un vampiro había causado que perdiera eso, y nadie sabía si su pérdida era permanente. Ahora mismo, mis habilidades psíquicas se limitaron a revivir los peores pecados de la gente y el reconocimiento de los senderos de esencias. Sonaba exótico, pero el primero era sólo bueno para darme pesadillas y el segundo sería que no nos llevaba al vampiro que había probado ser casi imposible de matar. Averiguar quién era Szilagyi cuando sólo mostró hasta qué punto su alcance había crecido, y wow, tenía a ese hombre y se había ocultado en los trescientos años que había estado fingiendo estar muerto.

¿Alguien más?, Le pregunté, limpiando mi mano derecha contra mi pierna. No

importa cuántas veces lo hice, él todavía se sentía como las abominaciones que había visto y estaban pegados a mí.

La mirada de Vlad barrió a la multitud. Nada más que expresiones en blanco me devolvió la mirada. Si alguien se acobardaba o mostraba temor, estarían garantizando a sí mismo estar una vez bajo mi mano.

No, que vas a hacer, dijo finalmente. Ordena a nuestros huéspedes restantes buenas noches, Leila. Yo te acompañaré a nuestra habitación.

Me molestó con su tono desdeñoso. Sí, tenía planes macabros para el resto de la noche, y no, no se unió a en los interrogatorios, ¿pero él me enviaba a la cama como a una niña?

Me voy a quedar, le dije, mi frente arqueándose en desafío.

Por un segundo, sus escudos agrietados, me quemaban con sus emociones antes de esa pared invisible me golpeara de nuevo. Yo no era el único vampiro que había hecho que diera un paso atrás después de ser golpeada con la vorágine de furia. En el exterior, Vlad parecía la viva imagen del auto-control, pero por dentro, era el monte Vesubio justo antes de que estallara.

Por otra parte, estoy cansada, murmuré. Obviamente, estábamos destinados

para una pelea, y yo no quiero tener que salir con Vlad en frente de cientos de extranjeros.

Vlad me agarró del brazo y empezó a impulsarse fuera del salón de baile. Nuestros huéspedes nos dieron un gran rodeo, sin duda espera tener su atención dirigida lejos de ellos. No me molesté en hacer una oferta cualquiera de buenas noches. Después de que Vlad cerró la puerta de salón detrás de nosotros, habría sido redundante de todos modos.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 3

¿Qué demonios estabas pensando? Vlad exigió tan pronto como entramos en la intimidad de nuestro dormitorio.

¿Cuándo?, Le pregunté, negándome a dar marcha atrás ahora que estábamos

solos. Jugar a muertos trabajaba cuando se enfrenta a un loco enojado, pero Vlad

era más como un dragón. Y me defendió de quién consiguió su culo quemado mientras me escapé.

Su mirada se volvió esmeralda, ya que pasó por encima de mí. Cuando te dejaste estar a solas con otro vampiro.

¿Ya había tostado al Joker; no iba a tocarme el culo por ahora? Yo le tenía que retener hasta que pudiera sacarme mi guante y tocarlo. No pensé que habría de llegar tan fuerte con cientos de personas sólo a distancia de ancho de una cortina

Vlad me agarró por los hombros, tenía las manos tan caliente que casi esperaba que mi traje se fundiera por debajo de ellas.

¿Crees que estoy enojado porque le tientas? Risa rallando fuera de él. Quizá por eso lo maté, pero no es por eso que estoy furioso ahora.

Entonces, ¿por qué?, Le ordenaste?

respondí. ¿Por qué

no

me

fui cuando me

¡Debido a que podría haberte matado!Si nuestro dormitorio recientemente no

había sido insonorizado, todos en el salón de baile hubieran oído su bramido. Estuve de acuerdo en que pruebes tus trucos esta noche porque me prometiste nunca estar a solas con nadie, sin embargo fui detrás de una cortina con un vampiro te dije era lo suficientemente despiadado para estar en liga con Szilagyi. ¡Tienes suerte de que sólo trató de follarte en vez de apuñalarte a través del corazón con plata!

Yo estuve a solas con él durante diez segundos, le espeté.

Podría matarte una docena de veces en diez segundos, Vlad replicó, su voz

más baja ahora. Todas las diferentes formas en que podría morir corrió por mi mente cuando vi que estaba en esa alcoba con él. La única razón por la que no exploto inmediatamente fue porque estabas demasiado cerca.

Algo de mi ira se agotó mientras miraba fijamente a los ojos. Eran verdes con furia, sí, pero algo más acechaba en ellos. Una emoción que rara vez se vio en Vlad. Miedo.

Había pensado honestamente que mi vida había estado en peligro. Oh, Vlad sabía que yo he luchado si el Joker había hecho un movimiento letal, pero también sabía

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

que el horrible dolor de perder a alguien a quien amaba. La culpabilidad de Vlad sobre el suicidio de su ex esposa fue el pecado que vi cuando lo toqué. Además, él tenía un punto. No debí dejar que el Joker me llevase en un rincón apartado. Yo había estado en el disfraz, sino un disfraz no fuera infalible a los enemigos de Vlad que había intentado a matarme antes. Uno de ellos incluso había tenido éxito. Vlad me cambio en vampiro después de que me había desangrado en sus brazos era la única razón por la que todavía estaba aquí, discutiendo con él.

Debería haber tenido más cuidado, reconocí, dejando escapar un suspiro. Queriendo coger Szilagyi más temprano que tarde me hizo descuidada. Aparte del infierno que me ha hecho pasar, mi hermana y su padre tiene que permanecer en la clandestinidad hasta que esto termine. Podríamos tener todo el tiempo del mundo para tomar Szilagyi abajo, pero son humanos, por lo que no lo hacen.

No me importa, dijo con brutal honestidad. Si así lo desean, puedo reemplazar cada minuto con su familia perdiendo el tiempo en la clandestinidad, pero no puedo reemplazarte.

Vlad dice algo dulce y exasperante a la vez. Sí, si mi familia bebió lo suficiente de su sangre, podría añadir décadas a su tiempo a su vida. Mi hermana Gretchen podría querer que, si nuestra búsqueda de Szilagyi tomara mucho tiempo, pero mi padre no lo haría. Ni siquiera me había hablado desde que se enteró de que yo ya no era humana.

Esperemos que no lo necesitásemos, pero de cualquier manera, la próxima vez, voy a ser más cuidadosa. Prometido. Yo le rocé la cara, mi luz tocó como una pluma en comparación con el agarre que aún tenía sobre mis hombros. Te lo dije antes, no me perderás.

Tienes razón, no lo haré, murmuró, con la boca cortando el resto de lo que iba a decir.

Yo no tengo tiempo para ser sorprendido por su abrupto cambio de estado de ánimo. Vlad me apoyó contra la pared más cercana, arrancando sus escudos emocionales junto con la parte delantera de mi traje. Rasgó, la lujuria y el amor atravesaron mi subconsciente, mezclándose con mis sentimientos hasta que no pude decirle que era mío y que yo eran suya. No es que importara. Lo amaba con la misma intensidad enloquecida, él me anhelaba más que la sangre ahora que necesitaba para sobrevivir, y nadie me enloquecía más que Vlad. Teníamos eso en común, también.

Su transición fue latigazo de la furia a la pasión podría haberme asustado hace meses, pero ahora, yo podía sentir todas las cosas que no se permitía decir. Necesitaba que me toque, me gusto, para aliviar el temor odiado que había sentido cuando pensaba que estaba en peligro. Sus acciones pueden parecer más brutales que sensuales, pero si yo lo empujaba lejos, me tenía que dejar. Sin embargo, con cada emoción que bullía a través mío, de que estaba conmigo no lo instaba. En cambio, me atrevía a responder con la misma intensidad desenfrenada, y para liberar a mis inhibiciones la forma en que había liberado su corazón previamente intocable.

Tomó mi pelo y el usó esos filamentos largos y oscuros para tirarme más cerca. Su

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

boca era dura pero sensual como herido y atormentado por mí, hasta que ni siquiera los gemidos podrían salir más allá de mis labios. Me besó como si quisiera castigarme con placer, y cuando arrancó su esmoquin abriéndolo para dejar su carne desnuda y tocar la mía, me estremecí. Los peligrosos poderes de Vlad tenían sus propios beneficios inesperados, como hacer que su cuerpo se sienta como acero fundido cuando sus habilidades, o el deseo, se encendieron a la vida.

Mis manos dejaron el pelo para alejar las piezas restantes de su camisa. Su caliente, carne musculosa chamuscó mis pechos mientras me aplastó cerca. Un gruñido de carnalidad oscuro lo dejó cuando mi mano bajó por su estómago tenso y en sus pantalones. Envolvió mis piernas alrededor de su cintura, usando su cuerpo para fijarme en la pared mientras desgarraba la mitad inferior de mi traje.

Mis colmillos anotaron su lengua, aromatizante, nuestro beso con el sabor cobrizo de su sangre.

Me chupó su lengua, mientras que me frotaba contra la dura longitud que sobresalía lo largo de mi muslo. Su agarre se apretó, y cuando tomó mis caderas con fuerza contra él, me arqueó hacia arriba estaba ciego, con necesidad flagrante

Su primer impulso me hizo llorar a cabo con una quemadura entusiasta dentro. Las sensaciones eran tan intensas; Me provocó algo llamado dolor y arañé su espalda por más. El resto de los gritos que hice eran de puro éxtasis, y que se prolongó hasta la madrugada que robó mi conciencia poniéndome a distancia.

El dormitorio tenía las cortinas abiertas cuando me desperté, mostrando los tonos rosados del cielo rumano de la tarde. Al menos no era todo el camino oscuro todavía. Mi progreso luchando contra los efectos anestésicos del sol estaba mejorando.

El lado de la cama donde dormía Vlad estaba vacío, por supuesto. Se había controlado por el sol hace siglos. Por lo general, él hizo un punto para estar en la habitación cuando me despertaba, pero no hoy. Con un nuevo prisionero en las mazmorras, no podía decir que me sorprendió. Vlad podría dudar de que el vampiro disfrazado de Drogo Khal supiera dónde estaba Szilagyi, pero aún así lo había quemado a una pulgada de su vida para averiguarlo. La debida diligencia, como una vez lo había llamado él.

Una taza cubierta estaba en la mesita de noche más cercana a mí, el cálido y rico aroma, de la sangre emana de ella. Me obligué a comprender poco a poco en lugar de arrebatar para arriba cuando yo quisiera. Por un lado, yo estaba tratando de hacerme con el control total sobre mi hambre, por lo que no caí sobre él como un animal que sería lo contrario a mi propósito. Por otro lado rompo la taza en mil pedazos si no la trato con la máxima delicadeza y quería beber la sangre. No lo hice.

Después de que terminé mi desayuno líquido, algo brillante me llamó la atención sobre la mesita de noche. Cierto, mi anillo de boda. Me había quitado la noche anterior porque la banda ancha de oro con su dragón enjoyado me habría marginado inmediatamente como Leila Dalton Dracul. Este fue el anillo que Vlad había usado cuando era príncipe de Valaquia, que ahora se llama Rumanía. Yo pensé que era la cosa más romántica que había hecho por redimensionar la antigua

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

reliquia real para ser mi anillo de bodas, pero cuando me acerqué a poner de nuevo en mi mano, me puse rígida.

Me pasé la mano derecha sobre el anillo donde la joya formaba el pequeño dragón cortando los dedos, sin embargo, nada cambió. El anillo se sentía como frío, metal sin vida, y que no debería tener. Tres de los cuatro príncipes de Valaquia que había pertenecido a habían sido asesinados mientras lo usaban, por lo que el anillo debió haber palpitado con huellas de esencia, sin embargo, yo no sentía nada. Era como si la antigua reliquia estuviera muerta.

Sólo una cosa podría hacer que un objeto se sienta de esa manera después de que lo toqué con mi mano derecha. Yo ya estaba segura, pero me acerqué a la chimenea y metí mi mano en un registro brillante de todos modos. El fuego me acarició la piel en lugar de quemarla, la forma en que lo haría sólo a otro vampiro en el mundo.

El choque dio paso a la ira, entonces la ira a la furia. En algún momento desde que salí de la sala de baile de anoche, Vlad debe haberme revestido con una dosis masiva de su aura. No me había dado cuenta de lo que hace que, por supuesto, al igual que yo no había notado cuando lo hizo la primera vez. En aquel entonces, había estado centrado en una montaña explotando a mí alrededor. Esta vez, la pasión había reclamado toda mi atención.

No pudo haber sido accidental. No con el control increíble que Vlad tenía sobre su poder. No había hecho el amor conmigo hasta el amanecer simplemente porque había sido abrumado por el deseo. ¡Él también había hecho que me distraiga!

Ese conocimiento secó mis cálidos recuerdos de la noche anterior tan a fondo como el anillo se sintió limpió de las esencias de sus antiguos portadores. Como los dos sabíamos, el recubrimiento en su aura no sólo haría que me hiciera a prueba de fuego; también me haría psíquica a prueba. Ahora no podía hacer nada para ayudar a localizar a Szilagyi o sus asociados. Con un movimiento imperioso, Vlad había hecho una bola mágica más sobrenaturalmente intuitiva que yo.

¡Maldito seas!Grité, por la traición haciendo mi eco de voz en todo el dormitorio. ¿Por qué?

¿Sabes por qué? dijo su voz tranquila detrás de mí.

Me giré, viendo Vlad en el último rincón de la habitación. Se quedó tan quieto que casi se mezcló en los muebles de altura junto a él. Por un momento, me pregunté si él había estado allí todo el tiempo, entonces me di cuenta de la puerta de la habitación se había cerrado lentamente detrás de él.

A pesar de tu promesa, que no serás más cuidadosa la próxima vez, continuó,

su cobre bruñida mirada inquebrantable. En muchos sentidos, eres sabia más allá de tus años, pero tu impaciencia te hace imprudente. Ya moriste una vez cuando un enemigo usa su imprudencia y el exceso de confianza en tus habilidades en contra de ti. No voy a permitir que lo mismo suceda de nuevo.

Me acerqué a él, la ira, causando chispas que disparaban de mi mano derecha. No importa lo que pasó, nada parecía ser capaz de sofocar esa capacidad.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

¡Sé que me equivoqué anoche, pero no se puede simplemente decidir despojarme de mis poderes psíquicos, Vlad! Ellos han salvado mi vida y la tuya antes, además de en el siglo XXI, el marido ya no es sinónimo de maestro.

Cuando yo casi le había llegado, tomó mis manos, las corrientes que eran tan peligrosos para todos los demás absorbiendo sin causar daño en su piel. Al ser a prueba de fuego tenía más de una ventaja.

Soy muy consciente de que no soy tu maestro. Si uno de mi pueblo me desobedeciendo de la manera que lo hiciste, pasarían un mes en el aprendizaje para arrepentirte.

La ira dio paso a la incredulidad. ¿Está amenazando con empalarme?

Él me tiró más cerca, su mano de hierro en el marcado contraste con el roce de sus labios contra mi frente.

Por el contrario, te estoy recordando que nunca va a suceder. Traté de arrancarte a distancia y la otra mano arrebatada, apretando en mi cabello hasta que no podía apartar la mirada de su mirada penetrante sin descanso.

Yo nunca te haría daño, pero hasta que hayas aprendido a utilizar tus habilidades sabiamente, voy a seguir despojándote de ellos tan rápido como regresen.

No tienes derecho.

Algo más que la ira se agudizó mis palabras. En el fondo, yo también tenía miedo. ¿No veía que estaba paralizando nuestro matrimonio? Ya teníamos diferentes orígenes y una diferencia de edad de seiscientos años a superar; ¿cómo pensaba él que lo haríamos si seguía insistiendo en que mi opinión no importaba sobre mi propia vida? Yo podría haberme puesto en peligro hipotético anoche, pero con todos sus enemigos, Vlad me ponerse en peligro real cada vez que salía de la casa, sin embargo, no me ve esperando que se convierta en un recluso. Y, por supuesto, como un antiguo príncipe Vlad fue utilizado, obedecido, pero pensé que había aprendido cómo comprometerse en nuestra relación.

Tú me diste la razón, sopló contra mis labios, cuando me hiciste admitir que yo te amo.

Ante esas palabras, me acordé de lo que Maximus había dicho la última vez que lo vi. Me encanta Vlad y moriría con gusto para él. Pero cada vez que él ama algo, termina por destruirlo. No puede evitarlo. Es sólo su naturaleza.

Al mismo tiempo, odiaba a mi voz interior con él te dije que nunca funcionaría entre las dos!

Vlad me soltó, saliendo de la habitación sin decir nada más. Lo dejé ir, luchando por obtener el control sobre mis emociones salvajemente batientes. Yo quería ir tras él, pero él había dejado claro que no iba a cambiar de opinión y él ni siquiera estaba cerca de decir lo siento, así que ¿cuál era el punto?

Cuando se fue, me quedé mirando el anillo de bodas en la mano,negándome a creer

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

que había cometido un error. A pesar de su acto indignante, todavía me encantó Vlad y me encantó. No hace mucho tiempo, eso era todo lo que quería en la vida. Ahora que lo tenía, que necesitaba para hacer que funcione sin renunciar a mi voluntad, identidad o habilidades.

No sería fácil. Vlad había sobrevivido durante cientos de años por ser despiadado y calculador. No es de extrañar que tratara a nuestro matrimonio como una guerra que tenía que ganar. Supongo que debería haber esperado lo que había hecho, no es que tenía la intención de presentarse a ella. Mis habilidades eran parte de mí, y Vlad no podía simplemente decidir o arrancar las partes de mí que no le gustaban. Yo no podía hacer lo mismo con él, que era la razón por tanto tendría que comprometer si queríamos que nuestro matrimonio dure.

Aun así, ¿cómo mostrar al mayor fanático del control del mundo que el secreto de un amor duradero significaba ceder el control? Yo no sé, pero tengo la intención de averiguarlo.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 4

Me senté junto a Vlad en su avión privado de lujo. En lugar de tocar su mano para asegurarme de que no lo hiciera por accidente y provocar un cortocircuito del sistema eléctrico del avión, llevaba guantes de goma especiales. No nos habíamos tocado en absoluto desde su truco dominante hace tres días.

Lección y Compromiso Uno: Tiré a poner en accionar su miembro y luego me negué. Toda mujer lo sabía, y ahora, también lo hacía el vampiro sentado a

mi

lado.

Si

su nueva abstinencia le molestaba, no lo demostró. De hecho, él podría jugar

con mis emociones más que yo con la suya. Yo había ido a la cama las últimas tres noches en el pijama más feo que pude encontrar; Vlad caminó desnudo a la ducha, y con el tamaño de su habitación, ese paseo era más largo que la pista de un modelo. Me dio un montón de tiempo para ver el vapor que se levanta de su dura, carne caliente y como las gotas se aferran a él y se evaporaban, además de ver cómo su pelo parecía más salvaje y más oscuro cuando estaba mojado, y no me refiero a la forma en que había de mirarme mientras se deslizaba en la cama. Si mi pijama feo eran una proclama de "no se puede tocar esto", era mi reto, una mirada sensual prácticamente gritó "sabes que quiero tocar eso".

Sí, lo hizo, pero yo tenía que centrarme en el cuadro. Si Vlad pensaba unos días saltear con su piel brillante cuando estaba mojado, destacando aquellos rasgados músculos, los tendones y los huecos mientras que el vapor me recordaba lo

sea, ¡céntrate! con la suerte

caliente que se sentía muy dentro

suficiente para hacer que me olvide de lo que había hecho, estaba equivocado. La abstinencia no era más que el primer paso en mi plan.

maldita

Lección. Compromiso.

Dos

mayormente para el bien de nuestro matrimonio. Yo no sabía lo que pasaría

gustaba

eran

los

involucrados.

Vlad

haciendo

algo

que

no

le

todavía, pero me gustaría averiguarlo.

Espero que sea pronto, porque la Lección Uno aspiraba.

En rumano, los pilotos anunciaron que estábamos a punto de aterrizar. Miré por la ventana, viendo su oscuridad abajo. ¿No se llamaba París la ciudad de las luces?

¿Por qué el repentino viaje a París?, Le pregunté en un tono casual, como si

yo

no hubiera estado preguntando esto durante las últimas horas.

No es París, es Payns, dijo, pronunciando la palabra con más claridad que

tenía la primera vez que me dijo que íbamos a Francia. Estoy buscando a alguien

y creo que aquí es donde está.

¿Szilagyi?, Le adiviné aunque la lógica me dijo que no podía ser.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Una girada de ojos precedió a su respuesta. Si pensara que él estuviera aquí, ¿te hubiera traído?

No, por supuesto que no. Si él pensaba que yo era demasiado imprudente para buscar personas como Szilagyi entre sus aliados autoproclamados, Vlad ciertamente no me lleva a su enfrentamiento tan esperado contra su enemigo. Ahogué un bufido. Es como si se hubiera olvidado de las veces que había salvado mi propio trasero a través de mis habilidades, a partir de la forma en que nos conocimos.

Después de un aterrizaje brusco, el avión se deslizaba hasta detenerse. Cuando se abrió la puerta, me sorprendí al ver que estábamos en un pequeño claro en medio de un campo. Payns no debe tener un aeropuerto, pero estaba allí en alguna otra cosa que podrían haber aterrizado. Cuando los pilotos inmediatamente cambiaron las luces del avión fuera, entendí. Vlad no quería que nadie, incluso una torre de control local, pudiera tenerlo a su visita de esta noche.

Quédense aquí Vlad dijo a los pilotos mientras bajaba los escalones en la

puerta del avión. Seguí detrás de él, no hablé hasta que estábamos demasiado lejos para que los pilotos oyeran.

¿A quién estás tratando de encontrar?

Vlad no parecía en mi dirección, ni vaciló sus largas zancadas, pero alcancé a ver una sonrisa rápida y dura. Maximus.

¿Maximus? Repetí, con incredulidad elevando mi voz una octava.

¿Por qué? Y ¿por qué aquí? Añadí en un tono más suave, mirando a las tierras de cultivo que nos rodeaban.

Ahora Vlad dio una vuelta hacia mí, su sonrisa quedó hastiada. Esto es de dónde está. Ha sido expulsado de mi línea y la mayoría de sus amigos no hablarán con él por temor a enojarme. Cuando las personas no tienen otro lugar a donde ir, por lo general van a su casa.

Él no había contestado a mi primera pregunta. Con Vlad, eso no fue un descuido. Me estremecí. Maximus había sido su amigo más antiguo, sin embargo, hace unos meses, que había traicionado a Vlad por mentir repetidamente. Peor aún, lo había hecho por mí. La única razón por la que Maximus no era un montón de huesos era porque había extraído una promesa de Vlad de no matarlo, entonces utiliza la libertad de Maximus como "el precio de la novia".

Si Vlad lo estaba buscando, todavía pensaba que tenían asuntos pendientes, y que no augura nada bueno. Mi única esperanza era que Maximus no estuviera en ninguna parte cerca de este pueblo rural de Francia.

¿Qué estás haciendo aquí? Una voz áspera exigió.

¡Ja! mi voz interior se burló. ¡Pierdes de nuevo!

Me di la vuelta, para ver a un hombre alto y musculoso al lado del río que corría a

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

lo

largo del borde de los cultivos. El cabello rubio de Maximus era más corto, pero

el

resto

de su cuerpo

se veía

igual. La desconfianza en su mirada

gris

era

ciertamente familiar. Me la había dado a mí la última vez que lo vi, cuando

predijo sobre mi matrimonio.

Yo tenía un deseo insaciable de nabos, Vlad respondió burlonamente. Así que vine al campo que estábamos. Luego su voz se endureció. Vine a verte, por supuesto.

Maximus se miró y dejó escapar una breve carcajada. Supongo que si estuvieras aquí para matarme, ya estaría en el fuego.

Sí,

ser testigo de que puedo mantenerla.

Vlad casi ronroneó. Pero yo hice

una promesa. Ella está aquí para

Algo del frío dejó mi cuerpo. Vlad era conocido por mantener su palabra, pero yo no podía imaginar por qué él querría buscar a Maximus. Apenas había sido capaz de mantenerse de matarlo la última vez que lo vio. Por otra parte, podría haber sido porque Maximus le había dicho que habíamos tenido sexo. Nosotros no lo tuvimos, pero Vlad no había lo sabía. Lo que había hecho que Maximus me diga que pensaba que Vlad había estado detrás de un atentado contra mi vida, y por lo tanto no debería decirle que había sobrevivido a la explosión de la línea de gas.

Ya

sabes. Esa vieja rencilla.

 

Supongo

que

debería

invitarte dentro, entonces, dijo Máximo,

barriendo su mano hacia una estructura destartalada cerca de la orilla del río. Yo diría que es un granero de piedra, excepto que olía a pescado viejo en lugar de

heno.

Mantuve mi nariz sin arrugarla por pura voluntad. ¿Usted vive aquí?,

Le pregunté con cuidado.

Maximus me lanzó una sonrisa sardónica. No es tan bonito como lo que estamos acostumbrados, lo sé.

Mi barbilla se levantó. Yo vivía en una vieja RV (casa rodante) con un compañero

Carnie durante años, ¿recuerdas? Vlad es el multimillonario, no yo.

Vlad dejó escapar un ruido burlón. Esta choza y tu RV son palacios en comparación con algunos de los lugares que he vivido, por lo que si hemos terminado con el concurso de meadas de pobreza, tengo asuntos que tratar.

Maximus abrió la puerta y entramos. En el interior, que era un poco menos que decrépita, aunque el suelo tenía mancha suciedad a través de la piedra cerca de la parte delantera. El agua era visible a través de la parte posterior, pero que parecía ser deliberada, como si una parte de la casa había sido construida en la parte superior del río. Tal vez esto solía ser la casa del cuidador de un antiguo molino de agua. Ya que parecía tan viejo como Maximus, era posible.

No me extraña que no estés respondiendo a mensajes de teléfonos o correos electrónicos, comentó Vlad. Dudo que haya servicio aquí.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Maximus se encogió de hombros. Puede ser. No he traído nada electrónico, así que no sé.

El interior de la habitación había una mesa, pero sólo había una silla. Los dos hombres me parecían esperar a tomarlo. Me quedé de pie, todavía devanándome los sesos para averiguar por qué estábamos aquí.

Vlad no perdió el tiempo en revelarlo. Quiero que te infiltres en la operación de Szilagyi para espiar para mí.

No sé quién parecía más sorprendido, yo o Máximo. ¿Él? ¿Por qué? Farfullé.

Su mirada fríamente evaluaba a Vlad nunca dejó al vampiro rubio frente a él. Szilagyi ha logrado mantenerse un paso por delante de mí, porque me sigue sorprendiendo. Nunca esperé él éxito de fingir su propia muerte, y mucho menos esperar 300 años para su venganza, sin embargo, aquí estamos. Francamente, me ha burlado porque está usando mi conocimiento de él contra mí.

Un músculo tembló en la mandíbula de Maximus. ¿Y piensas que no puede hacer lo mismo él con conmigo?

Vlad sonrió con la misma amabilidad que normalmente significaba que alguien estaba a punto de morir. Todo el mundo sabe que yo nunca perdonaría a alguien que me traicionó, y cada vez que he sacado a alguien fuera de mi vida, ha sido permanente. Entonces, ¿quién iba a creer que le ofrecería el perdón y la reincorporación al hombre que me mintió al intentar seducir a mi esposa? Un elegante resoplido. Nadie, y menos aún el enemigo que me conoce tan bien, que ha sido capaz de predecir la mayoría de mis acciones antes de este punto.

Tuve que admitir que me costó mucho creerlo. La arrogancia de Vlad fue de la mano con sus acciones de ejemplo de ello, la cepa actual en nuestro matrimonio, pero en la oferta de este a Maximus, Vlad fue a asesinar su propio ego. Tenía razón: Szilagyi nunca sospecharía de él. Lo sabía Vlad demasiado bien.

Mis esperanzas comenzaron a levantar. Tal vez, Vlad estaba más cerca de aprender a comprometer de lo que me di cuenta. Esta fue prácticamente lo de completar el Paso Dos, en realidad.

¿Cómo va Maximus a encontrar a Szilagyi? Desde luego que no

hemos sido capaces de encontrarlo. Además, incluso si lo hace, ¿por qué dejar que

Szilagyi y Maximus estén lo suficientemente cerca como para aprender algo útil, incluso si él no sospecha de que es un traidor?

Pero aun así

Todos mis enemigos están a favor de Szilagyi, dijo Vlad brevemente. Habrá un montón de gente para que Maximus exprese su interés, y uno de ellos se lo va a transmitir a Szilagyi. Desde que recientemente perdió a sus dos mejores espías, él estará dispuesto a contratar a alguien que conozca mis operaciones, así como Maximus.

Bien, es cierto, pero que dejó la otra cosa que nadie parecía querer hablar.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Si se queda atrapado, Szilagyi lo matará.

Vlad miró a la estructura en ruinas que nos rodea. Y lo trágico que sería para Maximus para dejar todo esto atrás.

Esto no es todo lo que tengo, dijo Máximo, su expresión cambiaba del choque

a la defensiva.

Sí, pero no tocas el resto de ella, ¿verdad?, Fue la respuesta inmediata de

Vlad. En tu lugar, te estás castigando a ti mismo por estar en la misma pila

de rocas te fuiste a la guerra para evitarlo cuando eras humano. Te estoy ofreciendo una mejor manera de expiar tu traición.

¿Por qué? La palabra era tan suave, casi no lo escuché. Se puede encontrar

otra manera de derrotar a Szilagyi. ¿Por qué realmente me estas ofreciendo está?

Vlad no dijo nada durante un largo rato. Por fin, él se encogió de hombros.

Debido a mi promesa a Leila, no puedo matarte, así que puede ser que también consiga un cierto uso de ti por estar vivo.

Suspiré en la evaluación despiadada. Maximus no compartía mi consternación. En cambio, su boca se torció en una sombra de una sonrisa.

Ahora creo que tu oferta es real.

¿Y has de aceptarlo?, Preguntó Vlad, su mirada esmeralda nunca dejaba

a su antiguo amigo.

Maximus dejó que se deslicen la contracción en una sonrisa que parecía anticipatoria y aliviada al mismo tiempo.

Oh, sí.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 5

Gretchen deslizó su plato con un gemido. Pero las criaturas que sólo beben sangre, puede cocinar a la gente, dijo a Vlad. Es culpa de ellos me haya aumentado cinco libras desde que estoy aquí.

Nine, respondió suavemente.

Los ojos de Gretchen se estrecharon. Lees la mente, murmuró.

Suprimí mi sonrisa. Vlad no lo hizo. Él esbozó una sonrisa maliciosa a Gretchen.

Bien. Así es como yo te conocí.

¿Cómo está papá?, Le pregunté para cambiar de tema.

Mi hermana le dio una mirada furiosa final a Vlad antes de contestar. Su rodilla lo ha estado molestando, pero él se niega a permitir que nadie se la mire. Dice que va a esperar a que estemos en casa y él pueda ver a su médico, es estúpido, ¿verdad?

Ella levantó la voz hasta que estaba gritando las últimas palabras. Me estremecí, tanto en el asalto a mi audiencia sobrenaturalmente muy sensible y la razón detrás de ella. Gretchen se había quedado sin vernos cuando llegamos a la encantadora casa de la Toscana donde Vlad los había escondido, pero mi padre se quedó en su habitación. No se unió a nosotros para la cena, ya sea, sin embargo, él estaba escuchando. Gretchen no necesitaba súper sentidos para saber eso y yo tampoco

Vlad me llamó con la mirada. Negué con la cabeza. No, yo no quiero que se cure por la fuerza las rodillas de mi padre, al igual que me negué a usar mis nuevos poderes fascinantes para hacerle olvidar lo mucho que odiaba mi giro a un vampiro. Hugh Dalton tendría que ponerse de acuerdo con sí mismo. Si eso

también. No sería la primera vez que mi

significaba no hablarnos por un rato padre y yo habíamos estado alejados.

¿Cuánto tiempo más tenemos que ocultarnos aquí?, Preguntó Gretchen, es renunciar a mi padre que salió y respondió a su burla. Este lugar es mejor que Rumania, pero un día, me gustaría dejar de jugar al escondite y seguir adelante con mi vida.

Me estremecí al oír su voz para dar mi culpa por sus circunstancias. Lo sé, y lo siento. Estamos trabajando en ello.

Ella dejó escapar un suspiro y luego dio a Vlad una mirada especulativa. Es Szilagyi, ¿no es así? No está muerto después de todo.

¿Por qué dices eso?, Preguntó Vlad, su tono peligrosamente sedoso. No se

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

lo había dicho. ¿Tenía uno de sus colaboradores flojos los labios?

Ella resopló. Usted es Drácula, para que todos sepan sus enemigos no viven mucho tiempo, pero mi papá y yo todavía estamos encerrados, así que el que está tirando de la cadena debe ser el rey de los tipos duros. La única persona que conozco que se ajusta a esa descripción es el mismo vampiro viejo que no pudo matar antes.

Las fosas nasales de Vlad se encendieron mientras yo miraba a mi hermana con incredulidad. En primer lugar el llamarlo Drácula, después de conocer a Szilagyi y el éxito en fingir su muerte dos veces. Las nueve libras que Gretchen habían ganado provenían de sus nuevas bolas de latón.

Tienes razón, dijo Vlad, las palabras apenas eran un silbido. Es por eso que permanecen ocultos es su única esperanza. Si he tenido problemas para matar Szilagyi, ¿Cuáles crees que son sus posibilidades de supervivencia sin mi protección?

Cero, dijo con un suspiro. Entonces su boca se curvó cuando ella me miró.

Supongo que es una buena cosa que ya estés muerta, hermanita. Eres más difícil

de matar por segunda vez, ¿verdad?

Claro, dije, mi voz con la captura de los sentimientos de Vlad se estrelló brevemente a través de sus escudos, abrasadores a mi subconsciente con ecos de rabia y una emoción más fuerte y más oscura. Decir que no le gustaba recordar cómo me había muerto era un eufemismo.

Para puntuar esto, Vlad se puso de pie. Estoy seguro de que te va a gustar estar a solas con tu hermana antes de salir en la mañana. Gretchen

una breve inclinación de cabeza y dijo buenas noches.

Me quedé mirando a Vlad cuando salía. Una parte de mí quería ir tras él, pero yo no había visto a mi hermana en semanas y no sabía cuándo podría pasar tiempo con ella de nuevo. Nuestro viaje a Payns nos dio la oportunidad de pasar por la Toscana, pero no he podido visitarla a menudo. Teníamos que asegurarnos que Szilagyi no consiguiera una pista de la ubicación de mi familia, además, con su guerra de calentamiento, Vlad preferiría que nunca salieran de la espléndida fortaleza que llamaba hogar.

Además, cuando Vlad estaba en un mal estado de ánimo, a veces era mejor que lo dejara solo. Al menos por un rato.

Forcé

ponernos al día sobre el postre. Creo que huelo algo, brûlées crème casero en la

cocina de leña

vuelta a Gretchen. Vamos a terminar

una sonrisa cuando me

di

la

Casa toscana de Vlad era pequeña en comparación con su castillo rumano, pero todavía tenía seis dormitorios y ala para siervos. Después de un par de horas en la charla, Gretchen se fue a la cama porque no podía contener sus bostezos. A diferencia de mí, ella no estaba acostumbrada a estar despierta toda la noche. Era fácil de averiguar cuál de las habitaciones restantes era de Vlad. Incluso si no podía decirlo por el olor, podía sentirlo. Su aura llenó la casa, el poder que

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

emanaba ominoso en su potencia aun cuando también se sentía relajado.

Al igual que un dragón dormido, pensé, él espiaba a través de la puerta entreabierta al final del pasillo. Vlad estaba en una silla, con las piernas estiradas hacia fuera en una otomana cerca. Él no se movió cuando entré en la habitación. Debe de haberse quedado dormido mientras utiliza su tablet. Todavía estaba abierta en su regazo, con las manos apoyadas en el teclado magnético como si se hubiera quedado en el medio de la escritura de algo.

Me quedé mirándolo en silencio. Con el sol dejándome inconsciente desde el amanecer hasta el anochecer, que no le había visto dormir desde que me había vuelto un vampiro. Incluso antes de eso, había sido una rareza. ¿Fue mi visión nueva y super afilada, era un poco diferente con sus rasgos relajados en un sueño. Claro, esas cejas aladas eran tan prominentes, pero sus labios entreabiertos en lugar de cerrados en una media sonrisa sardónica que solía llevar. Rastrojo Oscuro se aferró a la mitad inferior de su rostro, pero su mandíbula no se encuentra en sus líneas normales, inflexibles. Párpados cerrados ocultaban la mirada penetrante que tantas veces clavó a los demás y por unos momentos, los cambios me dejaron imaginar que yo pudiera ver indicios de la inocencia que Vlad debe haber tenido, erase una vez cuando era humano.

Me acerqué, preguntaba lo que había sido antes de las brutalidades que su vida le habían endurecido en el complejo y letal de hombre, del que me había enamorado. ¿Tenía recuerdos felices de su infancia? O habían circunstancias políticas peligrosas cuando había nacido que se la robo a él? ¿Cuando era niño, había estado miedo en la oscuridad? Me incliné hacia abajo, con ganas de tocarlo, pero no quería que se despierte aún.

Las llamas estallaron en mí. Grité, levantando los brazos en defensa instintiva antes

de recordar que yo estaba actualmente a prueba de fuego. En el instante siguiente,

fui presa en un apretón duro en el pecho de Vlad casi obtuve moretones en la mejilla de la fuerza con que me tiró a él. Peor aún, las emociones que desgarraron a través de mi subconsciente eran tan frenéticos, que no podía decir si estaba alarmado, enfurecido, o una combinación de ambos en plena ebullición.

¡Szilagyi debe habernos encontrado a nosotros! Me preparé para el siguiente ataque, preguntándome por qué Vlad no se movía. ¿Estaba herido? Traté de empujarlo para mirar, pero él no se movió. Entonces el agua nos golpeó, empapando la ropa y llenándome de pánico fresco.

Vlad, ¿qué pasó?, Casi grité.

Los gritos de los guardias se hicieron eco de mi urgencia. Así fue cuando de repente, me dejó ir, ladrando una orden en rumano que hizo que los guardias corrieran por el pasillo y patinar en una parada.

Fue entonces cuando me di cuenta de lo que estábamos siendo empapados por

Vlad, me

di cuenta al mirar alrededor de la habitación. Nadie estaba aquí con nosotros y

rociadores de techo, activados por el fuego que debe haber venido de

nadie estaba atacando desde fuera. Entonces ¿por qué tenía que desatar una bola

de fuego que redujo el área donde había estado sentado a ruinas humeantes?

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

¡Gretchen, Leila!Abajo se escuchó a mi padre, pidiendo por respuestas confusas de los guardias. ¿Estás bien?

Estoy bien, fue la respuesta de Gretchen, seguido por una visión de mi padre

a través de la puerta entreabierta. Él estaba tratando de asumir su manera más allá de los cinco guardias vampiros que parecían tan perplejos como yo lo estaba sobre lo que acababa de suceder.

Estoy bien, también, le dije, no agregando nada. Pero todavía somos no muertos sólo porque estaba demasiado conmocionada para recordar a mi papá que era la primera vez que había hablado conmigo desde que se enteró de que me había convertido en un vampiro.

Vlad dijo algo en rumano que libremente he traducido como volver a las estacionesantes de cerrar la puerta de la habitación a todo el mundo en el pasillo. Una puerta se cerró sobre sus emociones, también, cortando el géiser que había estallado de él casi tan violentamente como esas llamas.

Los aspersores, sin embargo, nos mantuvieron rociado con agua. Me limpié un

poco la

tan tranquilo

cara antes de preguntar

¿Qué

pasó?

En

un tono

como pude.

Vlad se

volvió

hacia

mí.

Su

expresión

estaba

cerrada,

pero

sus

características se agudizaron con tanta tensión, no podía creer que me había imaginado que él miró como inocente minutos antes.

Mal sueño, dijo.

¿Has freído todo en un radio de tres metros debido a un sueño? Sólo los

sonidos de un latido del corazón cerca, indicaron la persistente presencia de mi

padre en el pasillo me impedía levantar mi voz ante la incredulidad.

Su respuesta llegó a través de los dientes apretados. Sí.

Eché un vistazo a la alfombra en ruinas, una silla y un ordenador portátil antes de volver mi mirada hacia él. ¿Esto, te, sucede mucho?

No.

Otra respuesta de una sola palabra, como si su tono no fuera ya transmitiendo que

no quería hablar de ello. Bueno, si das a tu esposa una flamante mirada; ella no va

a cambiar de tema.

¿Cuál era el sueño?, Insistí.

Su boca se torció en una sonrisa que era parte molesta, y parte difícil. ¿Estás segura de que quieres saberlo?

Te dije antes, tus secretos no me asustan, le contesté, sosteniendo su mirada.

Además, no estoy cansada ya y claramente, tú tampoco.

Esta vez, su sonrisa se mostró en las sombras de la oscuridad que todavía no me advierten de distancia. Pandora debe haber sentido de la misma manera cuando

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

ella no podía dejar de abrir esa caja infame.

No aquí. Hemos dado a mi gente lo suficiente como para preguntarse acerca de lo que es.

Me atrajo hacia él. En dos zancadas, estábamos en la ventana, y entonces él estaba volando a través de él cielo.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 6

Toscana era precioso por la noche. Por supuesto, yo no lo había visto durante el día, pero el silencio que cubrió sobre el campo del viejo mundo era pintoresco me hizo volar sobre ciudades como Casole d'Elsa y Cetona sintiéndose romántico a pesar de las circunstancias.

lleva debajo de un

árbol retorcido que podría haber sido tan viejo como él, a juzgar por su altura y circunferencia.

Finalmente, Vlad nos dejó en el borde de un viñedo,

y

me

Vlad me dejó por ese tronco grueso y caminó unos pocos metros de distancia. Yo no había dicho nada. Él me había traído hasta aquí, así que él me diría lo que le estaba molestando cuando estuviese listo.

He estado encarcelado dos veces en mi vida, comenzó, sus palabras nítidas

desmintiendo la oleada de sentimientos mientras dejaba caer sus paredes y me

dejó de nuevo conocer sus sentimientos. Una vez, cuando era un niño cuando

mi padre me cambio por la seguridad política, y de nuevo dos décadas más

tarde, cuando Mihaly Szilagyi obligó al rey de Hungría y me encarceló después de

que perdí mi trono.

Lo sé, dije, recordando la única vez que había hablado de su cautiverio en su

infancia. Ese hombre no habría sobrevivido a años de palizas y violación cuando era

un niño porque el puro odio le impedía romperse

Él me lanzó una mirada, como si supiera lo que había estado pensando. La segunda vez fue peor, aunque yo sólo estaba muerto de hambre en lugar de torturado y violado. ¿Sabes por qué era más insoportable?

No, le susurré. ¿Cómo podría haber algo peor que eso?

Su

mirada llena de un conocimiento tremendo mientras sus iris cambiaron de

cobre a verde brillante.

Porque el amor corta más profundo que la hoja más aguda, lisiando y dejando

más huesos rotos, y dejando cicatrices que nunca se desvanecerán. Szilagyi usó la

vida de mi hijo sobre mí todo el tiempo que estuve cautivo, y fui incapaz de proteger a mi hijo era el peor tormento que nada de mis captores anteriores habían hecho. Después de que mi esposa se suicidó, juré que nunca amaría a otra mujer. Cuando Szilagyi había asesinado a mi hijo, yo no quería preocupar por nadie más, nunca. El amor me había roto, así que lo reemplace con la venganza, la crueldad, y la determinación de no estar a merced de ninguna persona, ya sea enemigo, amante o amigo. Es por eso que he protegido a mi pueblo en su conjunto, sin embargo, me niego a valorar a una persona más que a otra, y también por qué he tenido pocas amantes y aún menos amigos. Desde hace más de 500 años, Estructuré mi vida para mantener mi promesa de no dejar que nadie

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

toque mi corazón otra vez.

No podía dejar Que una lágrima se deslizara por mi mejilla mientras sus emociones cambiaron a un amargo recuerdo de algo más profundo, y al mismo

sonrió con fugaz,

tiempo, aún más feroz. Vlad tocó diversión hastiada.

la

pista de

mi lágrima

y

Demasiado tarde para llorar por mi voto perdido, Leila. Tú eres la que me obligó a romperlo.

No me siento así, dije en voz baja, volviendo la cabeza para besarle la palma.

No puedo serlo. No cuando Te quiero más que a nada, también.

Me acarició la cara, y luego dejó caer su mano. Hace mucho tiempo, solía soñar que estaba de vuelta en la cárcel. Mi rabia por mi impotencia a veces causa que me despierte con mis manos con fuego. Esos sueños se fueron con el tiempo, pero otros nunca lo hicieron. Es lo mismo que yo soñé antes: Estoy por el río,

sosteniendo el cadáver de mi esposa y gritando

Cerré los ojos. Él me preguntó si yo realmente quería saber lo que había soñado y le dije que sí. ¿Cómo me hubiera imaginado que me haría daño, también? Vlad no tenía que decirme lo mucho que había amado a su ex esposa. Lo sentí cuando viví ese día por el río la primera vez que lo toqué. Su sentimiento de culpa por su suicidio fue el pecado que me mantuvo más cerca de su piel.

sólo que esta vez, cuando le aparté el pelo, yo no vi el rostro de Clara,

Vlad pasó, su tono áspero con los ojos abiertos. Vi la tuya.

Yo respiré en shock. Su sonrisa era una barra sombría mientras su mirada se quemó en la mía.

Pensar que te había perdido fue por qué casi explotó el dormitorio. Sé que es

una reacción exagerada por asfixiar tus habilidades. Esta mal de Mi parte, pero no puedo decir que lo sienta. Estoy en guerra con un enemigo que es inteligente, poderoso y despiadado, pero Szilagyi no necesita que me derribara para ganar. U No eres sólo mi debilidad, Leila. Vlad me atrajo a su lado, con una

mano deslizándose a lo largo de mi mandíbula mientras la otra acariciaba mi espalda. Tú eres mi destrucción, porque si yo fuera a perderte, sería acabar conmigo.

Me besó entonces, profundo y apasionado, mientras que sus emociones se arremolinaban con igual intensidad a través mío. Reafirmaron que no estaba arrepentido de lo que había hecho, de hecho, Lo haría de nuevo, pero también me susurró algo más en medio de la determinación violenta que dijo que haría lo que fuera para protegerme.

Perdóname.

Me sentí ahogada por los sentimientos que él continuó vertiendo en mí mientras su boca me devastó de diferentes maneras. Las sensaciones eran abrumadoras, sin embargo, envolví mis brazos alrededor de él y lo atraje hacia mí. Él pensó que yo era su destrucción, pero estaba equivocado. Vlad era el fuego que, inevitablemente,

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

me consumía, y aunque yo sabía, yo no estaba retrocediendo. En cambio, me

había convertido en el ave fénix que se mantuvo renaciendo de las cenizas porque

lo quiero, y no podía, dejarlo ir.

Rompí nuestro beso para susurrar dos palabras que significaban más que terminar nuestra abstinencia de una semana. También significó que le ayudaría a tratar de luchar contra Szilagyi a través de mis habilidades, cuando finalmente regresaran. En su lugar, me gustaría pelear con él conmigo fuera de la batalla, la que Vlad armaría con el conocimiento de que estaba a salvo. Tal vez esa era la pena para él más que todas mis habilidades psíquicas combinadas.

Estás perdonadome.

No esperaba que mi voto fuera probado tan pronto, pero sólo un mes más tarde, recibí un texto de Vlad desde un teléfono quemador con los números 1088 que

componen la totalidad del mensaje. Eso significaba que era de Maximus, y que había dejado un mensaje escrito a mano para Vlad que contiene información importante en una de sus tres ubicaciones preestablecidas. Sólo transmitir la información a través de texto, correo electrónico o una llamada telefónica habría sido mucho más rápido, pero también aquellos dejan un rastro permanente que Szilagyi puede encontrar. Aunque el texto de Maximus hubiera sido interceptado

y

leído por otra persona, sólo Vlad sabía el significado de los números 1088:

el

año que Maximus nació, tan específica como una firma.

Por supuesto, recuperar personalmente lo que Maximus dejó para él también era mucho más peligroso. Vlad no estaba tomando guardaespaldas, por la misma razón por la que insistió en recuperar el mensaje por sí mismo: Él No quería que nadie supiese que Maximus estaba espiando para él. No pensé que estaría dispuesto a traicionar Maximus a Vlad, pero todavía me preocupa que Vlad pudiera estar caminando en una emboscada. ¿Qué pasa si Maximus se puso en contacto con Szilagyi, y luego era seguido cuando hizo el mensaje? ¿Qué pasa si Szilagyi había descubierto a Maximus y le había obligado a llevar a Vlad a una trampa?

Traté de ignorar los escenarios ominosos mi mente no dejaba de dar con lo que le pedí, ¿Cuánto tiempo se te va? En un tono tan neutro como no pude ignorarlo.

Tal vez un par de días, quizás una semana, contestó. Su vaguedad sólo

inflama mis pensamientos mórbidos.

A menos que la información de Maximus le permitiera atacar a Szilagyi. Entonces,

él no va a volver hasta que uno de ellos esté muerto.

Toqué su brazo, deseando poder sentir algo aparte de la suave tela gruesa, de su chaqueta, pero mis habilidades todavía estaban enterradas bajo capas que sabía cuánto sentía el aura de Vlad.

Ten cuidado.

Su sonrisa me recordó que yo estaba atada a uno de los vampiros más poderosos

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

del mundo como si fuera un niño a punto de cruzar la calle. Yo le enseñé una sonrisa triste.

No puedo evitarlo, le dije, deslizando mis brazos alrededor de su cuello.

Te amo, por eso me preocupó.

Brazos duros me rodearon y se inclinó hasta que su boca era una marca de terciopelo contra mi oído.

Entiendo completamente, que es por eso que estoy limpiando todo el personal no

esencial de la casa. No voy a correr el riesgo de otro lobo con piel de cordero a tu alrededor, y si alguien aquí te da una sensación incómoda, los echadas en la cárcel. Voy a arreglarlo cuando vuelva.

La risa ahogada en la garganta. Y yo pensaba que estaba siendo paranoica. Si Vlad

realmente pensó que alguna de las personas en esta casa era una amenaza, ya estarían decorando un poste de madera.

Mazmorra. Lo tengo. Genial, si lo hacía sentir mejor

con,

delicioso fuego lento. Cuando me dejó ir, una sonrisa de complicidad curvó sus

labios.

Su boca reclamó

la

mía

en

un

beso

que

inundó

todo

mi cuerpo

Eso debería asegurarte

habitual arrogancia, pero esto ayudará a que el tiempo pase más agradable.

de

que

no

me

vas

a

perder,

dijo

con

su

Todavía estaba sacudiendo mi cabeza cuando se dio la vuelta para hacer frente a las puertas de entrada. Ellos abrieron, revelando un vampiro de cuatro pies de alto, de pelo negro y patillas tupidas.

¡Marty! dije, sorprendida y encantada.

Mi

mejor amigo me sonrió. Ven aquí, chica.

Salí de entre las armas de Vlad para lanzarme en Marty cuando lo alcancé. Él me devolvió el abrazo, apoyandose en la tensión que absorbió porque yo no llevaba los guantes. Yo rara vez lo hice cuando estaba con Vlad. Hice una nota mental para volver a ponérmelos ahora que Vlad iba a salir y le di una palmadita final a Marty con mi mano izquierda.

Estoy tan contenta de verte, pero ¿qué haces aquí?

Me estaba dando dolor no verte mientras yo estaba en Europa, Respondió con reprimenda fingida.

Por supuesto que no, le dije, pero por dentro, yo estaba comprandolo. La

única vez que a Marty le gustó viajar fue cuando él estaba haciendo el circuito de

carnaval. Además, él odiaba Europa. Él me dijo eso hace años que no entendía por qué tantas personas fueron allí a ver un montón de "cosas viejas". La ironía de ciento treinta y tantos años de edad el vampiro haciendo esa declaración se perdió en él, pero me había divertido en extremo.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Dejé que la razón de su visita fuera porque yo sólo había tenido momentos malos con Vlad. Además, me interrogaría Marty tan pronto como él entrase por la puerta. Yo esperaría hasta después de la cena.

Vlad ya estaba detrás de mí cuando me di la vuelta. Intercambió educando salo algo enérgico con Marty y luego deslizó algo en mi bolsillo.

No siempre tendré mi móvil normal en mí, pero en caso de emergencia, presiona el botón rojo en esto. Está programado para un móvil que siempre llevaré.

Está bien. Le di un beso final y me detuve antes de decirle que tenga cuidado

de nuevo. Ya sabes dónde encontrarme, bromeé. Entonces me puse sería. No me has dicho que no vas a ninguna parte, eso es un gran progreso, pero por lo

que sé, no lo haré. Así que no te preocupes por mí. Haz lo que tienes que hacer.

Sentí el roce caliente de su mano en mi cara, luego se fue sin mirar atrás. Me dije que era mi imaginación que las puertas parecían cerrarse de forma definitiva ante el siniestro detrás de él.

Él va a estar bien, mentalmente me aseguré a mí misma. Incluso si esto era una trampa, si Vlad alcanzaba a ver a Szilagyi, podría quemarlo en cenizas antes a Szilagyi incluso si tuviera la oportunidad de gritar.

Me volví a Marty, dándole una sonrisa que se sintió obligada a pesar de lo feliz que estaba de verlo.

¿Tienes hambre? Lo estoy, y Vlad tiene un montón de donantes de sangre humana viviendo aquí para ayudar con eso, así que vamos a ir abajo y decir hola a mis amigos con pulso.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 7

Los próximos días pasé una onda de que me dormí más que la mitad de ellos. Por mucho que yo quisiera, todavía no podía despertar mucho antes del anochecer. Además, pronto se hizo evidente que algo estaba molestando a Marty. Trató de hacer pasar que estaba jovial normal, pero por debajo de todas sus sonrisas, bromas y genuina felicidad de verme, me quedé con la captura de atisbos de algo más.

Molestia, que yo había esperado. Vlad debe de haber insistido en que Marty viniera aquí a jugar a la niñera, y nadie le gustaba recibir órdenes, especialmente por alguien que una vez le había torturado. Sin embargo, no sentí ninguna molestia de Marty durante los escasos momentos que bajaba la guardia. En cambio, era una

extraña

tristeza.

Yo estaba decidida a averiguar por qué.

En la cuarta noche, Marty y yo estábamos caminando alrededor del exterior del castillo de Vlad, disfrutando de la frescura de la mañana antes de un amanecer de verano. Estábamos bien a la vista de los guardias en la pared y torres rodeadas, pero dos más nos siguieron a pie, aunque Dorian y Alexandru se quedaron a una distancia cortés atrás.

Si Szilagyi no andaba suelto, estaría terminando la temporada de carnaval en este momento, le dije, pensando en lo diferente que mi vida fue comparada con hace un año. Como si nunca hubiera conocído a Vlad, y yo hubiera estado en los carnavales con Marty, ocultando mis capacidades y la identidad detrás de mi nombre artístico, La Fantástica Frankie.

Nada cambió en la expresión de Marty, pero su olor agrió como dije No es gran cosa, en un tono lleno de falsa simpatía.

Me detuve tan de repente que los guardias nos miraron alarmados.

Háblame de eso, le dije a Marty. Algo grande ha estado comiendo en ti, y no es sólo porque Vlad debe de haber insistido en que me hagas de niñera mis disculpas por eso. A veces, se le olvida de que él no es un señor de la guerra medieval más.

Marty resopló. Vlad siempre será un señor de la guerra medieval. Eres el único que le mantiene olvidando eso a él.

No cambies el tema, le dije, aunque él probablemente tenía razón. ¿Qué estás pasando, y si dices nada una vez más, te voy a electrocutar.

Marty se me quedó mirando, sin hablar durante tanto tiempo, yo estaba a punto de demostrarle que hablaba en serio. Finalmente, habló.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Estoy fuera del circuito, dijo, con un encogimiento de hombros pareciendo añadir, mierda sucede, ¿qué vas a hacer?

La culpa me pinchó. Lo siento, tienes que perder en esta temporada, pero

Szilagyi andaba en pos de ti antes. Una vez que Lo tengamos

No es Szilagyi, me interrumpió. Es Vlad, y no es sólo por esta temporada. Estoy fuera del circuito de carnaval para siempre.

¿Qué?

Su sonrisa era torcida. Vlad sabe que tu piensas en mí como un segundo padre,

y él lo sabe Szilagyi no será su único enemigo que trata para usarme a causa de ti.

Ya que no hay manera de protegerme cada carnaval, me ordenó que dejara de hacerlo. Dijo que había el doble de lo que yo solía ganar y me dará otro trabajo-

Él no puede esperar que dejes, le susurré, aturdida.

La sonrisa de Marty se desvaneció. Él puede y lo hizo. Él sabe que yo no estoy en posición de rechazar. Si lo hiciera, él me corta el contacto contigo, lo que me haría más daño, y peor que dejar el circuito desde que te quiero como mi propia hija. Además, entonces él estaría enojado, y yo ya experimenté lo que Vlad hace a la gente cuando él no está loco.

Pero ser un carnie es más que un trabajo, ¡es tu vida!, Le dije, como si yo le estuviera diciendo algo que no sabía.

Te lo dije, chica, dijo a la ligera. Eres la única que sigue en negación acerca de con quién Te has casado.

Estaba a punto de decir que Vlad no tenía idea de que se había casado si pensaba que dejaría que se salga con esto cuando las sirenas comenzaron a todo volumen desde el castillo. Antes de que pudiera reaccionar, Marty me tiró por encima del hombro, corriendo hacia la casa con guardias de Vlad corriendo delante de él como dos apoyos con colmillos.

Esas alarmas me impidieron argumentar sobre Marty que me había arrojado por encima del hombro como si fuera un saco de patatas. Gracias a mi viaje a la sala de comunicaciones hace un par de meses, yo sabía lo que significaban. La rejilla de seguridad invisible que se extendía como una enorme burbuja alrededor del castillo

y los terrenos habían sido violados.

¡Ataque aéreo entrante!, Uno de los guardias de llamadas en un fuerte acento Inglés.

¿Ataque aéreo? Szilagyi había puesto sus manos sobre los misiles? Me empujé lejos de Marty, aterrizada y de pie en el gran pasillo, sólo para ser barrida por más guardias, ya que me empujaron a la escalera detrás del jardín interior.

Madame, necesitamos que bajé, dijo Samir. Entonces la cabeza de pelo

negro de los guardias de Vlad y murmuraron algo del cableado oculto allí.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

de

continuación, Samir y el resto de ellos casi me empujaban hacia abajo por las escaleras.

Otro

chorro

de

rumano

llegó

a

través

del

mismo

dispositivo,

Espera, ¿dónde está Marty? Grité, al no verlo a través del mar de los guardias que me habían rodeado.

que más

comunicaciones de los cables de los guardias y múltiples pasos en la

escalera de piedra ahogarán su voz.

¡Vamos, me pondré al día!Escuché

a Marty gritar antes

de

¡Para las mazmorras!, Dijo Samir, lanzándome una mirada de disculpa mientras añadía, que es la parte subterránea más profunda del castillo, por lo que la roca circundante le protegerá.

¿De verdad crees que yo escogería ahora ser presumida sobre mi alojamiento? ¿Va a ser lo suficientemente grande para todo el mundo?

Samir no era el único que me miró como si estuviera loca. Nos quedamos aquí para pelear, el rubio llamado Christian dijo.

Puedo poner el freno a eso, pero tenía tanto efecto como un cuchillo para tratar de detener el río revuelto que estaba flotando. ¡No estaré acurrucada debajo, mientras que el resto de ustedes arriesgan sus vidas!

Mantuvieron propulsándome por el pasillo estrecho, como si yo no hubiera hablado, moviéndose tan rápido que apenas vi a otros saludar a través de las dos primeras puertas de seguridad que llevaban al calabozo. Cuando llegamos a la tercera planta, me rompí mis guantes. Luz inundó mi mano derecha, echando un resplandor brillante en el túnel sin iluminar.

¡Alto!Exigí.

Corrieron aún más rápido, anunciando a través de la puerta de metal de varios pies de espesor que era la entrada a la mazmorra. La frustración hizo que mi mano chispeara. Vlad. Les debe de haber amenazado con algo horrible si no me llevaban a un lugar seguro en caso de una emergencia. O yo les haría doler que no pudiera hacer que cambien de táctica. Ellos no me dejarían pelear, pero tal vez podría proteger algunos de ellos de otra manera.

Saqué mi mano derecha apretada a mi cuerpo y puse todo el comando que pude reunir en mi voz. Traigan a todos los humanos de la casa conmigo aquí abajo. Ellos no pueden ayudar en la lucha y que podrían, estar en el camino si se quedan allí.

Tráiganlos, dijo Samir, a uno de los guardias corriendo por la puerta de la

mazmorra. Suspiré con alivio, luego casi me ahoga en el olor que parecía disparar hasta mi nariz. Me había olvidado de cómo este lugar apestaba, como si la atmósfera de la mazmorra opresiva, con grilletes y otros dispositivos

horripilantes no fueran lo suficientemente desagradables.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Samir ladró más órdenes a los guardias, quienes arrastraron medio, a medio para llevarme más allá del monolito de piedra que marcó la primera sección de las mazmorras. Luego me llevaron más allá de los diversos dispositivos de extracción de información, en la segunda, más grande de las secciones antes de llegara a la tercera, donde el techo descendía abruptamente y las paredes se contrajeron hasta el pasadizo Que era tan fuerte como la estrecha escalera que conduce aquí.

También estaba tan oscuro que tuve que entrecerrar los ojos a pesar de mi visión

sobrenatural mejorada. Las células se alineaban en las frías paredes de piedra, su altura gastabaun exceso de cuatro pies, restringiendo a sus ocupantes de mala suerte a un paso permanente. La última vez que había estado aquí, Maximus

cárcel, y él había estado en una de las celdas de

tamaño regular al final de esta fila. Esta vez, las celdas en a mi alrededor no

había sido el único preso de la

estaban vacías.

Ya que estábamos ahora al final de la mazmorra, los guardias finalmente se detuvieron de dar empujones llevándome. Cuando mis ojos se acostumbraron, vi a Shrapnel, el ex tercero al mando de Vlad, en la celda a mi izquierda. Había estado aquí desde que fue arrestado por haber traicionado a Vlad con un asociado de Szilagyi, por no hablar de la parte en la que me llevó a un precipicio y estuvo tratando de matarme. Cadenas de plata gruesas colgadas de las muñecas y los tobillos, y su longitud asegurándolo en el suelo de piedra con una gran pinza. Le miré a los ojos oscuros y sentí un destello de compasión mientras me miraba desde la celda a través del pasillo. Era el único ocupando una en esta sección de las mazmorras, y en ella estaba la mujer de Shrapnel que había traicionado a Vlad. Dudaba de que fuera un accidente que la celda fuera colocada de modo que tenía una vista sin restricciones de ella.

Algo de hollín manchado contra las barras, entonces gruñidos surgieron de una boca llena de una bola como mordaza con pinchos de plata. Si yo no supiera quién tenía que ser, no la habría reconocido, era la ex novia de Vlad, Cynthiana. Se veía aún más terrible que la última vez que la había visto, y Vlad había incendiado por información de ella en aquel entonces.

El largo cabello castaño de Cynthiana, lustroso había desaparecido, reemplazado por un cráneo calvo que era como el hollín cubriendo el resto de ella. Ella no podía hablar más allá de la mordaza horrible que le impedía pronunciar hechizos como el que me había matado, pero su mirada transmite su odio. Ella era muy pequeña en comparación con su amante, muy musculoso, pero Cynthiana tenía más grilletes que Shrapnel. Cada parte de ella fue atada con cadena de plata, dejando sólo sus dedos libres. Incluso en su estado lamentable, no se acobardó. Dos dedos medios se dispararon a mí, ya que nos miramos la una a la otra.

Alexandru comenzó a reprender a Cynthiana, como si eso fuera a hacer algún bien. De todos los crímenes que había provocado la ex novia de Vlad en la peor parte de su calabozo, la cobardía no había estado entre ellos. Ella lo miró, torciendo sus dedos de tal manera que la traducción era clara como ¡la mierda en tu culo!

Si la situación no hubiera sido tan nefasta, puede ser que haya hecho una nota mental de cómo se hizo eso. En su lugar, estar en lo más profundo, y más oscuro y por lo tanto más segura región de la mazmorra sólo destacó el hecho de que algo terrible iba a suceder.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Alexandru, Petre, Dorian, quédense aquí, dijo Samir, dejando el pasillo de las celdas a la carrera. ¡Protejati o cu vietile voastre!

Yo sabía lo que significaba esa última frase porque había oído a Vlad decirlo muchas veces. Protejan a ella con sus vidas. Mi instinto era torcido. Yo podría estar a salvo con los guardias y la media milla de roca entre mí y el ataque inminente, pero ¿qué pasa con Marty y todos los demás? La única persona que podría limitar los efectos del fuego de un ataque aéreo no estaba en casa en ese momento.

De pronto, recordé el teléfono que Vlad me había dejado. Si esto no cuenta como una emergencia, nada lo hizo. Metí mis guantes a pesar de todo el teléfono se encajonaba en la goma gruesa, luego de presionar el botón rojo en la parte frontal de la misma. Brillaba, y yo ni siquiera había oído un llamado antes de que Vlad respondiera.

Leila.

Estamos siendo atacados, comencé.

Lo sé, mi pueblo llama, interrumpió él. Estoy en camino, pero estoy lejos.

He convocado a mis aliados más cercanos para ayudar, pero necesito que te quedes

abajo hasta que yo llegue. ¿Lo entiendes?

Sí, le dije a regañadientes.

Jugar a la princesa acobardada iba en contra de todo instinto que tenía, sin embargo, yo no podía distraer a la gente de Vlad, obligándoles a arrastrarme hacia abajo aquí si trataba de unirme a ellos en la lucha, y me arrastren. Ya Lo habían demostrado.

Bien. Alivio superó las palabras antes de que su tono se endureciera en implacables palabras mortales de nuevo. No es ninguna coincidencia que Szilagyi está atacando ahora, así que recuerda lo que te dije cuando me fui.

Eché un vistazo a Alexandru, Dorian, y Petre. Los tres estaban en la entrada de la tercera sección de la mazmorra, sus posturas se inclinan a tope, como si esperaran que Szilagyi saltara de un rincón oscuro. Parecían guardias leales, feroces que se suponía debían ser, pero yo tampoco creo en las coincidencias. Alguien había avisado a Szilagyi De la ausencia de Vlad, y por todo lo que sabía, que fue uno de los hombres aquí abajo conmigo.

Lo tengo, le dije, sosteniendo el teléfono en el hueco de mi hombro mientras yo miraba a mi mano derecha, mi arma más efectiva.

Te amo.

Gruñó justo antes de escuchar un clic, luego solo botón rojo del teléfono dejó de brillar intensamente. Había colgado, probablemente para hacer más llamadas reuniendo a sus aliados. Puse el teléfono en mis jeans y miré a mi mano izquierda, también. Podría necesitar toda la tensión que podía transmitir, incluso aquí, donde se suponía que debía estar a salvo.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

De esta manera, Escuché a Samir Que grito, y luego una estampida de ecos sonaba en la parte frontal de la mazmorra. De la multitud de los latidos del corazón, Samir había seguido a través de mí a fin de llevar a los habitantes humanos del castillo Hasta aquí abajo.

Yo era amiga de algunos de ellos, así que después de una breve discusión con mis guardias, estuvieron de acuerdo en dejar que me fuera a la sección frontal de la mazmorra para verlos. También quería comprobar si Marty había bajado con ellos. Había prometido estar justo detrás de mí.

Llegué a la segunda sección de la mazmorra cuando el suelo de repente se sacudió con tal fuerza, que golpeó mis pies. Entonces las paredes temblaban tan violentamente que grandes grietas aparecieron en la piedra. Agarré un objeto una versión más cercana robusta y modernizada de una antigua cremallera y caí de nuevo al suelo y me lanzó como a un barco que se lanza a alta mar.

Alexandru y Petre corrieron, pero el siguiente temblor violento ellos cayeron en sus rodillas, también. Entonces un estruendo resonó a través de la mazmorra, enviando una nube de polvo y piedra corriendo en nuestra sección. En medio de los gritos, escuché una erupción de palabras en rumano de un dispositivo de comunicación de los guardias. La mayor parte era demasiado rápida para traducir, pero entendí tres palabras escalofriantes.

Explosión. Bases. Colapso.

Szilagyi no había lanzado un ataque desde arriba. De alguna manera, él había volado las bases sobre las que el castillo descansaba.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 8

Los tres nos escalonamos a la sección frontal de la mazmorra, el suelo moviéndose

y rodamos todo el tiempo. Una vez que llegamos a ella, miré a mí alrededor con

incredulidad. Una enorme piedra en el centro de la habitación había caído, aplastando a varias personas por debajo de él. Algunos todavía estaban vivos, pero atrapados por la formación rocosa.

¡Ayúdenme!, Les dije, corriendo hacia la piedra oblonga. Mientras la mazmorra continuó estremeciéndose como si fuera una muerte con estertores Alexandru, Dorian me ayudaron con el monolito para que Petre y Samir pudieran dar un tirón a los sobrevivientes. Mi amiga Sandra era una de ellas, y me vio alivio que sólo la parte baja de una pierna había sido aplastada. La sangre de vampiro la sanaría, ya que sanaba las Lesiones de los otros pueblos que vivían.

¡Un tremendo boom! sonó, seguido de los gritos más terribles que había oído nunca. Ni siquiera la distancia entre la mazmorra silenciaba los sonidos del castillo los silenciaba, que helaban mi sangre y me llenaron de un pánico instintivo. ¿Qué estaba ocurriendo?

¡Napalm! (gasolina gelatinosa es un combustible que produce una combustión

más duradera que la de la gasolina simple) llegó a través de los dispositivos de los guardias, seguido por los sonidos que se estrellaban más y horribles gritos, de

tono alto. ¡Están siendo tiradas por helicópteros!

Esa transmisión se interrumpió con brusquedad, aterrador, pero más gritos llegaron

a través de las líneas. Escuché la palabra “atrapados” en varias ocasiones, y una

imagen repugnante comenzó a formarse en mi mente. Szilagyi se las había arreglado para hacer estallar los cimientos de la casa, causando que grandes partes de la casa se colapsen. Entonces, él había dejado caer el napalm sobre los sobrevivientes atrapados, grabando la muerte antes de que pudieran liberarse de los escombros.

¡Bloquea la puerta y quédate aquí!Samir gritó, empujándose más allá de las

personas aterrorizadas todavía tratando de salir de los calabozos. Cerró la puerta detrás de él, el chirrido mecánico al instante indicaba que se había sellado.

Me quedé mirando la puerta en estado de shock. Samir no acaba de bloquear a las personas que trataban de llegar a la única zona segura en la casa y Alexandru, Petre, y Dorian se apresuraron a levantar el monolito de piedra delante de la puerta, casi aplastando a algunas personas que no se movían lo suficientemente rápido fuera de su camino.

Me sacudí de mi parálisis temporal. No puedes bloquear a esa gente. ¡Van a quemarse!

Para confirmar mi punto, los gritos se filtraron a través de la puerta de metal de gran espesor. Una mirada alrededor mostró que sólo la mitad de los residentes

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

humanos de la casa habían dejado en la cárcel. El resto estaban del otro lado de la puerta, e incluso si la casa colapsaba y no los mataban, el humo venenoso lo haría. Además, los vampiros que se habían liberado de los escombros lo necesitaban para poder evadir el fuego sin piedad, pero ahora que no podían venir aquí, tampoco.

Tenemos que sacar ese bloque y abrir la puerta, les dije con más fuerza, en dirección hacia el monolito de piedra.

Dorian me tiró hacia atrás con tanta fuerza, que me rompió el brazo. El Napalm

no puede pasar a través de la piedra, pero si se quita la barrera y abre la puerta,

podría inundar esta zona y matarnos. Tenemos que esperar. La ayuda que está en

camino.

Mi brazo ya había sanado en el momento en que dejó de hablar, y si mi corazón

aún funcionara, habría martillado. Otro estremecimiento sacudió el calabozo, seguido por más ruidos que se estrellaban por encima de nosotros. Lo miré a los ojos azules de Dorian y vi que realmente dejaría a todos en el otro lado de esa puerta muriendo, todos por obedecer órdenes. Sí, la ayuda estaba en camino, pero por el momento la gente de Vlad que llegaron, y la mayoría de las personas de la casa serían aplastadas o quemados vivos.

No

podría vivir conmigo misma si dejo que eso suceda. Marty estaba allá arriba, por

no

hablar de todos los guardias que estaban luchando por sus vidas y las nuestras.

Sí, podríamos estar en peligro si quitamos esa barrera y abrimos la puerta, pero

esas personas morirían si no lo hiciéramos. Con una selección de esa manera, no había otra opción.

Además, pensé, preparándome a mí misma por lo que vino después, la piedra no era la única cosa que era inmune al fuego. Gracias a Vlad que me ahogara en su aura, en este momento, así que era yo.

Dorian, me dijo en una voz aún más fuerte. Lo siento.

Entonces le puse mi mano derecha sobre él y lo ataque con suficiente voltaje para enviarlo a estrellarse contra la pared detrás de nosotros. Alexandru se dirigió hacia mí, pero se detuvo cuando sostuve la misma mano, en una línea ahora blanca deslumbrante colgando de ella.

Si usted me hiere, yo lo haré, le dije, chasqueando el látigo eléctrico que

había formado. Lo dije en serio, también. Incontables vidas penden de un hilo, entre ellos mi mejor amigo.

Alexandru debe haber tenido la sensación de que yo daba un farol. Él asintió con la cabeza e hizo un gesto a la enorme roca en frente de mí.

Va a ir más rápido si lo hacemos los dos. 3

Le señalé hacia adelante, manteniendo un ojo cauteloso hacia fuera para cualquier, movimientos engañoso repentino cuando nos estrechamos en los extremo de la roca. Luego con nuestra fuerza sobrenatural combinada, me sentí como si me hubiera perdido un bazo por un momento y rodamos el monolito a un lado para revelar la puerta.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Ábrela, Pedí. Cuando él dudó, le espeté, Samir no nos bloqueó sin llaves, así que ¡ábrelo!

No lo hagas, Dorian jadeó, arrastrándose hacia nosotros. Samir te va a matar por desobedecer, y si no lo hace, Vlad lo hará.

Alexandru miró a mi látigo que brilla intensamente, a Dorian, y luego se dejó caer de rodillas. No puedo, susurró.

Mi látigo brillaba más que los sonidos detrás de la puerta se hicieron más desesperados. ¡Sí, Vlad les había ordenado mantenerme a salvo, pero no querría que decenas de sus personas fueran quemadas vivas cuando todo lo que se necesitaba para salvarlos era abrir una maldita puerta!

Vuelve, grité tan fuerte como pude. ¡Nadie toca la puerta, está a punto de

estallar!Luego, con una breve oración de que no iba a matar a la gente en el otro lado, me trajo el látigo eléctrico chisporroteando debajo sobre la puerta de metal.

Un trozo voló cerca de la cerradura, la tensión electrizante el metal de alta conductividad. Me trajo el látigo de nuevo, canalizando más energía en ello. Toda la puerta quedó impregnada con un resplandor blanco misterioso antes de que la otra pieza se precipitase fuera.

¡No! Gritó Dorian.

Una ráfaga de viento me advirtió de su carga. Me giré justo a tiempo, lo que le hizo estrellarse contra la puerta en vez de en mí. Electricidad todavía corría por el metal, por lo que todo su cuerpo se estremecía con la tensión que absorbí. Aprovechando mi oportunidad, yo le tiré con mi mano izquierda y luego le di una patada fuera de mi camino antes de apuntar otro tiro en la puerta.

Ese último látigo chisporroteo cortado las esclusas, causando que la puerta abierta y ceder. Pena me inundó cuando vi dos de los donantes de sangre humana de Vlad atrapados al otro lado de la puerta, sus cuerpos aún convulsionándose de toda la electricidad que habían absorbido. No he tenido la oportunidad de comprobar los pulsos ante la puerta arrojó todo el camino abierto de la avalancha de gente casi pisoteándose entre sí para entrar. En el instante siguiente, una tremenda explosión sacudió el calabozo, golpeando para salir.

Cuando reaccioné momentos más tarde, apenas podía ver a través de la sangre, hollín y polvo de piedra en mis ojos. Entonces pude ver con deslumbrante claridad aterradora porque la mazmorra de tono negro se iluminó de pronto por

innumerables rayos de la luz de la luna

y llamas.

El lado de la montaña donde se encuentran las secciones segunda y tercera de la mazmorra habían desaparecido. Un enorme agujero fue lo único que quedaba, y los restos en llamas de la casa comenzaron a llover en frente de ella. Yo no podía creer lo que estaba viendo, pero eso no impidió los gemidos, y ruidos rompiendo, y gritos que venían de todos lados y por encima de mí. Szilagyi no sólo estaba destruyendo la casa; tiraba abajo toda la montaña, tal como él había planeado

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

hacer hace meses cuando tendió una trampa a Vlad. Yo no sé cómo se las había arreglado para lograr su ataque increíblemente exitoso, pero no importaba.

Los aliados de Vlad llegarían demasiado tarde. Lo mismo sucedería con él. Todos íbamos a morir.

Yo lo sabía, sin embargo, me levanté a mi misma de entre los escombros de todos modos. Vlad había pasado cientos de años endureciendo su corazón, para nunca experimentar la pérdida de nuevo, y me metí con fuerza en sus barreras para hacerle admitir que me amaba. Aunque no tenía sentido, me gustaría luchar hasta el amargo final. Yo lo que debía.

Además, pensé, obligándome a través del mar de gente todavía que se vierta en el calabozo a pesar de que más de la mitad de ella fue destruida, que se lo debiera a Szilagyi, también. Él no sólo había atacado a Vlad; ¡esto era mi casa, mis amigos, y mi pueblo, también!

Si Szilagyi había venido con su pueblo para admirar la destrucción que había forjado, tenía la intención de hacer que fuera la última visión que viera.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo9

Tardé varios minutos en llegar desde la escalera a la planta principal de la casa. Entre luchando a mi manera a través de la inundación de pánico de la gente, yo también tuve que limpiar piezas pesadas de escombros. La segunda puerta de metal se había sacudido a la derecha de su marco, obligando a los de la escalera a subir sobre ella hasta que me apoyé contra la pared para hacer más espacio. La tercera puerta estaba por ningún lado, probablemente debido a que la sección se había derrumbado por completo, dejando al descubierto una profunda grieta en la puerta que solía ser.

Terminé dando marcha atrás para llevar a la segunda puerta de la grieta, colocándola sobre el espacio abierto para permitir que el grupo de humanos traumatizados por el otro lado puedan utilizarlo como un puente improvisado. El calabozo podría ser soplado medio en pedazos, pero aún así era más seguro que el resto de la casa. Los dejé con garantías de que la ayuda estaba en camino, y luego seguí subiendo.

Una vez que llegué al sótano, tuve que subir a través de un agujero carbonizado en el techo para llegar a la planta principal de la casa. El pasillo por delante se había derrumbado por completo, y traté de no preguntarme si alguna de las partes del cuerpo que vislumbré en los escombros pertenecía a Marty. Cuando me arrastré hasta el montón de escombros y el piso principal estuvo a la vista, mi mente se congeló por un segundo. Esta ruina en llamas no podía ser el magnífico gran salón que tanto me había deslumbrado la primera vez que lo vi.

Los techos con frescos habían desaparecido, reemplazado por enormes agujeros que revelaron el cielo. El napalm siguió comiendo a través de montones de escombros que eran todo lo que quedaba de los pisos superiores. Lo que no estaba siendo destruido por el fuego se estaba derrumbando como la casa continuó siendo un panqueque por su propio peso. Cuando la pila de escombros a mi lado empezó a deslizarse de manera ominosa, corrí a través de lo que parecía un túnel carbonizado, el dolor y la ira acelerando mis pasos. La última vez que había visto a Marty, había estado en la sala principal. Ahora, todo lo que quedaba aquí era la destrucción y la muerte.

Por favor, que esté vivo, me encontré rezando.

Limpié

fantasía cubierto. En el exterior, se reveló el daño completo del ataque de Szilagyi.

el túnel

y

me encontré

de

pie

en

lo

que

solía

ser

el pórtico

de

Más de la mitad de la casa se había derrumbado, reduciéndola a apenas más de un piso en el norte y este terminaba antes de que el lado sur se levantara en aparente desafío contra el asalto que aún hacía estragos. Tres de las cuatro torres imponentes habían sido nivelados, dejando sólo los hoyos donde el humo negro se arrojó hacia el cielo antes del amanecer y del aligeramiento. El túnel había corrido a través resultando ser la gran puerta de entrada, que ahora parecía un gigante y había perforado un flamante puño a través de los escombros. Chimeneas de piedra

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

sobresalían como centinelas solitarios en medio de los restos ennegrecidos donde el napalm había comido a través de toda la madera, hormigón y yeso de la casa derrumbada. La puerta de piedra estaba casi intacta, pero las torres tripuladas se habían reducido a ruinas desmoronadas. De las de artillería y antiaéreos armas pesadas ahora estaban como juguetes rotos en el suelo quemado, Szilagyi debe haberse asegurado de tomar las torres a por primera vez en su asalto.

Con sus armas más eficaces de cada comisión, los guardias sobrevivientes fueron reducidos a tirar trozos de las ruinas de piedra a los helicópteros que sobrevolaban como demonios mecánicos sobre la casa, la pulverización de fuego sobre sus restos. Mientras observaba, a uno de ellos logró golpear a un helicóptero, provocando que cayeran en la línea de los árboles cercanos. Júbilo salvaje me llenó cuando vi humo negro ondulando arriba de los motones en el lugar del accidente.

Ahora sabía lo que tenía que hacer para ayudar. Empecé a correr hacia la parte de la casa donde el mayor número de supervivientes se habían reunido, probablemente porque tenía una gran pila de estatuas de piedra que se había liberado cuando la casa se derrumbó. Luego, una explosión repentina detrás de mí me hizo caer hacia adelante. Aterricé de bruces en un montón de objetos de metal quemado que vagamente reconocí como proveniente de la Sala de Armas.

Grité sacudiendo la cabeza en alto. Un helicóptero de ataque rugió sobre mí. Líneas de fuego mortales de color naranja en el grupo de guardias por delante. Corrieron, pero no fue lo suficientemente rápido. Al menos cuatro de ellos fueron recubiertas con ese horrible fuego aferrándose que se los comió a través de lo que tocaba como un monstruo voraz. Antes de que me pusiera en mis pies, sus cuerpos ennegrecidos ya muertos se rompen sobre las piedras que habían tratado de utilizar como armas.

Rabia me invade con nuevas fuerzas. Corrí hacia un montón de grandes piezas de piedra, pero antes de llegar allí, otro helicóptero se abalanzó, posicionándose entre mí y lo único que podía utilizar para bajarlo.

A pesar del humo y vidrio grueso que cubre la cabina del piloto, pude ver que sus ojos brillaban, verdes de un vampiro. Entonces los cilindros largos del helicóptero señalaron su carga mortal hacia mí. Me preparé y fuego estalló en mí con la fuerza de un maremoto. La velocidad pura me derribó, haciéndome estallar, y rompiendo en sonidos que unieron el rugido de las llamas, pero el único dolor que sentí fue el aterrizaje en algo duro como el suelo que se derrumbó por debajo de mí. Cuando abrí los ojos, estaba mirando para arriba en un agujero brillante, el napalm todavía se aferraba y quemando todo lo que tocaba.

Excepto a mí. Me lavé los restos humeantes de la caída y escombros y me levanté. Mis pantalones vaqueros y top estaban rotos, pero no quemados. El aura de Vlad me protegió al igual que hizo con él. Incluso mi pelo batido alrededor en sus ondas largas, negras habituales, ni un solo extremo chamuscado. El aura de Vlad seguía intacta, pero yo no sabía por cuánto tiempo. Había desaparecido la última vez que había estado expuesta a repetidas, llamas de alta intensidad.

Salté fuera del agujero, y señalé con gravedad que los tres helicópteros de asalto restantes estaban persiguiendo a los guardias sobrevivientes. Corrí hacia la pila de piedra caída, la elección de la más grande, la pieza más robusta, que pasó a

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

ser una estatua de una gárgola. Los pilotos no me vieron cuando corrí hacia donde se cernían porque ninguno de sus helicópteros me señaló. ¿Por qué sería? Ellos pensaron que habían eliminado el peligro en este extremo de las ruinas del castillo.

Planté mis pies y usé toda la fuerza sobrenatural que tuve que tirar la gárgola de piedra gruñendo en la parte trasera del helicóptero más cercano. Se estrelló contra los rotores principales, haciendo que el helicóptero violentamente girara a la derecha, luego a rodar y chocar con una explosión que me dio satisfacción en el lado este en ruinas de la casa.

Eso llamó la atención de los dos helicópteros restantes. Ellos dieron la vuelta, disparando arcos de fuego en mi dirección. Me tiré debajo de la pila más cercana de piedra, que utilizaba como una barrera contra lo peor de las llamas. Mi cuerpo se sentía como si estuviera en un horno de microondas por el calor, pero el aura de Vlad llevó a cabo su mantenimiento contra el fuego abrasador de la carne justo al lado de mí. Cuando la explosión de color naranja se detuvo, yo ya estaba levantándome con un gran trozo de piedra.

El cambio abrupto del helicóptero hacia la derecha no era suficiente. El pilar que tiré atravesó la cabina del piloto, se estrelló contra el piloto haciendo que el helicóptero cayera como una piedra. Yo no tuve tiempo para huir del fuego criticó mientras el helicóptero explotó. En lugar de tener miedo de que el aura de Vlad se disolviera, por unos momentos, me encontré saboreando las llamas, ya que saltaban sobre mí.

¡Eso es por todos los que ustedes asesinaron hoy! Pensé, llena de satisfacción vengativa en la destrucción del helicóptero. Entonces empecé a buscar otro pedazo de piedra. Sólo un helicóptero permaneció más y tenía que detenerlo antes que nadie más muriera.

Cuando el último helicóptero volvió de nuevo a mí alrededor, tuve un gran trozo de roca listo para tirar. Antes de que pudiera tirarlo, varios petardos estallaron y algo duro se estrelló contra mí. De alguna manera, yo estaba mirando al cielo en lugar de en mi objetivo final.

Leila! Gritó alguien. Más petardos sonaron, cortando la voz de esa persona. Traté de levantarme pero no pude. Fue entonces cuando finalmente miré hacia abajo.

Por lo menos yo no estaba con dolor, fue mi primer pensamiento, estúpido, como si eso me hiciera menos acribillada a balazos. El piloto debe haber cambiado sus armas cuando vio que el fuego no funcionaba en mí.

Hablé demasiado pronto, mi voz interior odiada burlándose cuando el dolor rugió a través de mí con tal intensidad, que era como si estuviera tratando de compensar esos primeros segundos de agonía libre. Oí el helicóptero acercándose, intenté de nuevo levantarme, y me ametralló inmediatamente con una andanada de balas frescas. Ahora ni siquiera podía volver la cabeza, así que cuando el helicóptero se cernía justo encima de mí, yo estaba completamente incapaz de salvarme.

Algo grande lo retiró. Yo

no podía ver, mi visión era borrosa y teñida de color

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

rojo. Como si el tiempo normal hubiera sido reemplazado en cámara lenta, vi la mancha oscura caer hacia mí. Esto es todo, pensé, la parte macabra de mi mente preguntándose cuál sería el instrumento de mi muerte. ¿Un misil? ¿Una bomba

de napalm? El fuego podría no quemarme, pero la explosión resultante me soplaría

al reino de los muertos

Lo dejé caer a mi lado y me cogió en sus brazos. Leila, dijo una voz familiar.

Aún más sorprendente fue la siguiente voz que oí, también conocida y despreciada.

¡Aléjate de ella, Máximo! Szilagyi ordenó.

Mi

visión se aclaró lo suficiente para ver al peor enemigo de Vlad caminando hacia

nosotros. Gris todavía se aferraba a sus sienes antes de rayar por el pelo oscuro.

Su fuerte mandíbula y la musculación de un atleta también se añaden a su aire de comando experimentado. Yo lo había descrito de aspecto distinguido cuando lo vi en una visión psíquica, y Mihaly Szilagyi todavía caído en esa factura.

Por supuesto, también era la persona más malvada que jamás había conocido, en

persona o a través de mis capacidades.

Maximus, ayúdame, le susurré. ¿Cómo había llegado hasta allí, no tenía

ni idea, pero él tenía que salir. Quizás Maximus había sido uno de los aliados

cercanos que Vlad había enviado a ayudar.

Te lo dije, ella vale más viva, respondió Maximus, su áspera voz quebrada por el dolor que luchó para nublar mi mente con agonía y sin sentido.

Szilagyi me sonrió con expectativa helada. No estoy de acuerdo.

La realización me golpeó, tan devastadora a mis emociones como las balas de plata

que habían entrado en mi cuerpo. Maximus no había sido enviado por Vlad para ayudarnos. ¡Había venido con Szilagyi para destruirnos! Si pudiera me hubiera

movido, y me habría empujado lejos de él, pero todo el ardor de la plata dentro de

mí me robaron la fuerza.

Matar a su esposa fue casi terminar con Vlad la última vez que lo hice, Szilagyi continuó. Quizás esta vez, la culpa será suficiente para finalmente aplastarlo.

¿Qué? Yo con voz áspera, inmóvil para responder. Tú no mataste a Clara. Ella se suicidó.

Szilagyi se acercaba, hasta que sólo unos pocos metros nos separaban. Clara no saltó a su muerte. La empujé de ese techo, y luego borré la memoria de todos de

mi presencia después. Esta vez, sin embargo, Vlad sabrá exactamente quién

mató a su esposa, y por qué.

Los gruesos brazos de Maximus apretaron alrededor de mí. No seas tonto,

dijo en un tono plano. Lo más cerca que nunca has estado al derrotar a Vlad

fue cuando tuviste a Leila como rehén, y eso fue antes de que él se casara con ella.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Mátala ahora; le molestará durante unos meses. Llévala contigo, y Vlad será tan decidido a recuperarla, que va a cometer un error- imprudente y letal

No pude escaparme de su agarre, pero mi mano derecha había estado arrastrándose hacia Maximus todo el tiempo que hablaba. Cuando llegó a su muslo, Canalicé toda mi tensión restante en él. Con un crujido satisfactorio, que fue volado fuera de mi línea de visión, esperando que fuera en pedazos.

Entonces me armé una sonrisa en Szilagyi. No importa lo que hagas, nunca ganarás contra Vlad.

Szilagyi se agachó hasta que su mirada marrón oscura estaba casi al nivel de la mía. Realmente voy a disfrutar matándote, dijo, con un tono tan agradable que desmentía las palabras siniestras. Pero siempre puedo hacer esto más adelante. Por ahora, voy a ver si Maximus tiene razón y tú eres la gota que termina rompiendo la espalda de Vlad.

Yo no quiero morir, pero yo no quiero ser la causa de la muerte de Vlad, tampoco. Además, con el dolor cada vez mayor hasta que se sentía como si estuviera siendo bombardeada con napalm en el interior, yo no podría durar el tiempo suficiente para que Szilagyi pudiera matarme, más adelante.

No me toques. Veré cómo funciona, le dije, dejando escapar una risa áspera.

Szilagyi miró más allá de mí, donde por desgracia, pude oír a Maximus gimiendo. Maldita Sea. Yo no lo había matado.

Yo no tengo que hacer nada más que esperar, dijo, sonando tan seguro de que me las arreglaré con otra carcajada jadeante. ¿No sabía que los aliados de Vlad estarían aquí en cualquier momento?

Un resplandor de luz golpeó mis ojos cuando los primeros rayos del amanecer tocaron el arruinado, castillo. Antes de que pudiera terminar mi pensamiento, yo ya estaba inconsciente.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo

10

Mi voz interior odiosa me despertó antes que el resto mi lo hiciera. Su susurro

burlón de ¿Qué es esto? ¿La cuarta vez? Actuó como un despertador para mi subconsciente. Si nunca me desperté como cautiva de alguien más, sería

demasiado pronto.

Entonces, como las otras veces, empecé a evaluar mi situación mientras pretende seguir estando inconsciente. No más dolor agudo, por lo que alguien había sacado

la plata fuera de mí. Brazos completamente inmóviles, comprobado. Las piernas

inmóviles, comprobado. Mano derecha encerrada en algo correoso, comprobado. Sin mordaza, sin embargo, y la falta de balanceo o vibración significaba que no estaba en un barco, coche, tren o avión. Si eso era bueno o malo, yo pronto pensaba descubrirlo.

que le dije, esta es la mejor manera de impedir el uso de sus habilidades para enlazar a Vlad, Maximus estaba diciendo. Incluso si se las arregló para

conseguir su mano libre, se había topado con un borrón y cuenta nueva en lugar

de un mapa de esencia.

Cuando abrí los ojos, lo primero que vi fue a Maximus de pie en el otro extremo de

la habitación. Szilagyi estaba con él, mirando intrigado por lo que Maximus

había propuesto. Un trípode de una cámara a un par de metros de mí, y en un rincón, un vampiro rubio se inclinó sobre una mesa como si no tuviera ningún

interés en nada, excepto su contenido. La habitación en sí no me dijo nada útil.

en

Las paredes, el suelo y el techo eran de piedra, así que estaban bajo tierra

alguna parte. Si me hubiera quedado fuera hasta el anochecer, como solía hacer, ni

siquiera podríamos estar en el mismo continente.

Luché contra la desesperación que intentó envenenar a mis emociones. Una de las ventajas de ser repetidamente cautiva fue el conocimiento de que siempre había una manera de salir de una situación difícil. Sólo había que seguir buscando hasta que la encontrara.

Entonces el vampiro rubio platino se movió lo suficiente para revelar los objetos de

su mesa, y mi estómago se sentía como si tratase de meterse en mi columna para

ocultarse. ¿La peor parte de ser repetidamente cautiva? Era saber de primera

mano cómo era de insoportable la tortura.

Debo haber hecho un ruido, o tal vez mi olor cambiado con temor, porque Maximus y Szilagyi dejaron de hablar para mirarme.

Hola, Leila, dijo Szilagyi. Las dos palabras las ronroneó con amenaza exuberante. ¿Qué piensa de mi ahora?

Mendicidad sería inútil. Así sería hacer amenazas o tratar de negociar. Usted capturó a la mujer de su peor enemigo y la puso con cadenas en una habitación subterránea con una mesa llena de instrumentos afilados porque no le importa

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

nada de lo que tenía que decir.

Creo que poniendo una taza de sangre está probablemente fuera de la cuestión,

se establece.

Ser un listillo era la única opción que me quedaba. Además, tal vez un poco falsa valentía me ayudaría a soportar lo que estaba a punto de suceder. Finge hasta que lo hagan, como decía el refrán.

Szilagyi sonrió con lo que parecía genuina diversión. Estoy empezando a ver por qué Vlad y Maximus han caído por ti.

Me sonrojo si no fuera un muerto viviente, murmuré. ¿Para qué era ese cuchillo curvo con el bucle parcial en el mango?

Szilagyi lo estaba viendo y su sonrisa se ensanchó. Tenía la intención de dejar que Harold le torturase de la forma en que normalmente lo hace, pero Maximus sólo dijo lo que realmente falló en mis redes las otras veces que te he capturado. Sabía que podía enlazar a Vlad a través de huellas y ña esencia de los objetos o de otras personas, pero no sabía que también podrías enlazar a él a través de las huellas que dejó en tu piel.

Levanté una mirada llena de odio hacia Maximus. A pesar de lo que había hecho, Vlad le había dado una segunda oportunidad y yo había confiado en él de nuevo, también. ¿No había fin a sus puñaladas por la espalda?

Sus ojos grises no vacilaron. Yo no tengo una elección, Leila.

Sí, la tienes, escupí. Podrías morir con un poco de dignidad, como tengo la intención de hacer.

Oh, no vas a morir, dijo Szilagyi, sonando un poco decepcionado esta vez.

Yo

he estado de acuerdo con Maximus de guardarte, y si tiene razón podrá acabar

con el Imperio de Vlad. Nunca se diga que yo no recompenso la lealtad de mi pueblo.

¿Es por lo qué lo hiciste?, Le pregunté a Maximus. Todavía estás aferrado a

la fantasía de

que

si Vlad

estaba fuera de

la foto, ¿estaría contigo?

Algo así. Entonces sus rasgos duros se endurecieron. No te apliques todo el crédito. Yo fui leal a Vlad durante más de quinientos años, pero él me echó de su línea después de un error. Me hubiera matado a mí, también, si no fuera por la promesa a la que usted lo ha forzado a él. En un mes, Szilagyi me trató mejor que Vlad en siglos.

Gracias, dijo Szilagyi ligeramente.

Amargura hizo vibrar mi voz. Yo lamento haber detenido a Vlad de que te mate,

y espero que consigas la misma recompensa que Shrapnel y Cynthiana

consiguieron por su lealtad. ¿O no sabe Szilagyi que ellos exploraron en él calabozo

allí bajo?

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

¿De quién crees que fue la idea? Szilagyi intervino, en la gestión de sonar

ofendido. Cynthiana sabía lo que pasaría si Vlad no la tomaba, por lo que ella quería una póliza de seguro que duplique su venganza. Ella es la única que tenía que poner la metralla alrededor de los cimientos de la casa y en la mazmorra, entonces ambos deberían, admitir quedar bajo tortura. Estuve de acuerdo de no explotar las cargas a menos que fueran capturados, y después de semanas de no saber de ella, se hizo evidente. Derribar la casa de Vlad me sirve de poco lo contrario. Yo no podía hacerlo mientras él estaba allí porque devolvía el fuego de vuelta a mi pueblo, y yo esperaba que viajará con él. Una sonrisa burlona. ¡Qué feliz me puso el estar equivocado!

Y hubiera estado viajando con Vlad, si no hubiera sido tan decidido a mantener mi seguridad si me había dejado atrás. Más ironía si me hubiera quedado en la sección más segura de la mazmorra como él me había dicho y yo hubiera salido volado en pedazos junto con metralla y Cynthiana. Parecía que esta vez, jugando a lo seguro había sido la opción más peligrosa a seguir.

Cynthiana. Perra Maldita sabía que si Vlad la capturó, su única salida sería la muerte. Si ella hubiera adivinado que su plan se traduciría en mi captura, ella habría estado riendo en lugar de dar un tirón para salir fuera la última vez que la

vi.

Maximus se encogió de hombros. Tú me odias ahora, pero con el tiempo, te darás cuenta de que yo te voy a tratar mejor que lo que Vlad hubiera hecho, una vez que este negocio esté acabado.

Sí, de vuelta a los negocios, dijo Szilagyi, su mirada rastrilla sobre mí con frialdad palpable. Con toda la esencia y huellas de Vlad debe haber dejado en usted, su piel es tan peligrosa como su mano derecha. Harold, cuida de los dos, ¿verdad?

El vampiro rubio se acercó a mí, sosteniendo el cuchillo que había estado preguntando. Ahora, con certeza repugnante, yo sabía lo que era. Una hoja desolladora. Tiré de mis limitaciones, pero, por supuesto, que no se movió. Quería decirle Szilagyi que mis habilidades no funcionaron porque habían sido sofocadas por el aura de Vlad, pero su expresión Me dijo que no importaría. Él no estaba haciendo esto para precaucione. Quería hacerme daño.

Y encender la cámara, añadió Szilagyi, el gusto en su tono martilleo casa que nada de lo que dijera iba a parar esto. No queremos que Vlad se pierda un solo momento.

Horas más tarde, después de que me dejaron para comenzar la cadena de suministros para sus recuerdos espantosos, me quedé con mi brazo derecho. La cicatriz que se había extendido desde los dedos hasta mi frente se había ido.

Nunca pensé que iba a perder el recordatorio tangible de cuando me derribó la línea de tensión una docena de años atrás, pero lo hizo. Ahora, yo sin cicatrices, reluciente piel pálida sería para siempre un recuerdo de otro evento que altera mi

vida.

Que había experimentado muchas cosas horribles a través de mis habilidades, por

era diferente. No era el dolor que

no hablar de ser torturada una vez antes. Esto

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

me hizo sentir destrozada por dentro. Estar rodando llena de plata había lastimado peor, pero cuando no te tienes a ti mismo nunca más, ¿de que se supone que debes depender?

Yo una vez le había dicho a Vlad que todo el mundo tiene sus pecados cerca de su

piel. El pasado de una persona estaba allí, también, la esencia traza recuerdos y los graba que nunca se desvanecen con el tiempo. Cuando él me había pelado, Szilagyi no sólo rebana cada huella que Vlad había dejado en mí; él también había quitado los últimos eslabones que tuve a mi madre, a mi hermana cuando éramos

cada momento de mi vida que había sido lo suficientemente importante

niñas

como para dejar una huella ahora se habían ido, dejándome en lo que parecía el cuerpo de un desconocido.

Eso es lo que yo no podía hacer frente. Que no podía manejar el cautiverio, el dolor, el miedo, la incertidumbre, pero mi cuerpo estaba ahora siendo un tapiz de Szilagyi de venganza, cada centímetro de piel nueva un recordatorio, u a burla de lo que me había hecho a mí. Ellos me habían dejado desnuda a excepción de mis limitaciones, pero en lugar de sentirme expuesta, cada vez que me miraba, me sentí como si estuviera viendo una repetición del video del desollado de Szilagyi había hecho con tanta alegre malevolencia. Ellos habían tomado ese video y se empaquetaron mi vieja piel y la gracia de mi brazo como último golpe.

Szilagyi lo había arrancado él mismo, maravillándose sobre cómo se desató la electricidad durante varios minutos después. Entonces su alegría no tenía límites cuando el brazo que volvió a crecer sólo tenía la misma cantidad de tensión que el resto de mi cuerpo. Él no tenía la intención, pero con un tirón salvaje, Szilagyi había arrancado mi arma más peligrosa de mí, y con ella, mi esperanza de escapar.

Incluso cuando Vlad había sofocado mi aura, mi mano derecha había todavía permanecido letalmente cargada. Ahora, yo no podía liberarme de la sobrecarga por la mano hasta que la electricidad atravesara mis ataduras, ni podía usar esa misma mano para manifestar un látigo que corte a cualquier persona que trató de detenerme de escapar. Incluso después de que el aura de Vlad se desvaneció, probablemente no sería capaz de discernir impresiones psíquicas, tampoco. No sería mía nunca más. Fue otra de las obras de Szilagyi.

Yo grité cuando cortaron mi carne, a pesar de mis mejores intentos para no hacerlo. También lancé amenazas a Maximus, Harold, y Szilagyi a pesar de que sólo había divertido a dos de cada tres de ellos. Yo había tratado de decirle a Vlad no se perdiera de la manera que querían que lo hiciera cuando viera el vídeo, pero Szilagyi me había silenciado al empujar un puñado de mi piel en mi boca. Ahora que estaba sola y que habían llevado la cámara con ellos, finalmente me he permitido hacer la única cosa que no había hecho durante la experiencia de aplastamiento de alma insoportable.

Lloré.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 11

Mi celda no tenía ventanas, por lo que mido el tiempo por mi ciclo de la

conciencia frente a la inconsciencia. Cuando abruptamente me desmayo, eso significaba amanecer. Cuando desperté, al anochecer. A partir de eso, yo sabía que cinco días habían pasado desde el ataque del castillo. Por extraño que parezca, mis carceleros me habían dejado sola durante ese tiempo. Para evitar ahogarme en la desesperación por Vlad, mis circunstancias, y preguntándome si Marty había logrado salir con vida, me ocupé de hacer dos cosas: probar mis esposas y

escuchar.

El primero resultó ser un fracaso. No es de extrañar, Szilagyi era un profesional en saber cómo frenar a un vampiro. Las pinzas gruesas en mis brazos, los codos y las muñecas se incrustaban sólidamente en la pared de roca detrás de mí que el muro tenía que haber sido reforzado. La abrazadera alrededor de mi cintura significaba que no podía escabullirme hacia abajo para obtener cualquier tracción, y mis piernas estaban enganchadas a la pared en no menos de cuatro lugares.

En fin, podría darme un muy buen caso de quemaduras por retorcerme repetidamente, pero no podía liberarme. Yo podría, sin embargo, decir algunas cosas sobre lo que me rodea al escuchar.

En primer lugar, a pesar de que sus guardias hablaban rumano cuando hablaban

entre ellos, Szilagyi sólo les habló en el Viejo Novgorod, una antigua lengua, muerta que yo no podía entender una palabra. En segundo lugar, yo dudaba de que allí donde estábamos fuera su refugio principal. Szilagyi acababa de regresar después de haber desaparecido durante tres días, y que era demasiado largo para

ser su base, cuando se está jugando un ganador se lleva todo el partido con Vlad

el Empalador.

Tres, lo que sea que este lugar era, sin duda era subterráneo. La falta de fondo natural o sonidos urbanos confirmó que Szilagyi tenía una inclinación por las guaridas subterráneas, considerando que su último escondite había estado por debajo del castillo en que Vlad había vivido cuando era humano. Éste no tenía tantas personas, por lo que debe ser más pequeño. Era posible que los guardias que Szilagyi había traído con él eran muy tranquilos, pero a partir del número de latidos que conté, no había suficientes seres humanos para alimentar a más de una docena de vampiros.

Desde luego, no le estaba quitando ese suministro. No me había dado una gota de sangre, ya que mis dolores de hambre cada vez eran más fuertes. No es que me esperaba algo diferente. El hambre fue una de las primeras cosas que se le hace a un cautivo. Supuse que debería estar feliz de que no habían ido por la otra manera segura de debilitarme o una intoxicación de plata a un no-muerto en cautiverio. Quizás desollar y desmembrar me había sido lo suficientementemente brutal para el primer intento de Szilagyi a obligar a Vlad a hacer un movimiento imprudente.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Como puede observar, la noche siguiente, le había dado demasiado crédito por pensar eso.

a

Szilagyi

Gritos me despertaron. De cuan plomizo todo mi cuerpo se sentía, había resucitado antes de lo que debía. Tal vez todavía estaba incluso soleado fuera. Antes de que pudiera celebrar esa pequeña victoria, cogí algo de la acalorada discusión entre Máximo y Szilagyi.

No voy a dejar que hagas eso a ella. Eso es ir demasiado lejos, dijo Máximo, que sonaba furioso.

necesitará algo más drástico para ser eficaz Szilagyi baja a donde yo no podía oír.

Cogí antes la voz de

¡Piensa en otra cosa!, Fue la respuesta de Maximus

que gritó.

Hielo floreció desde mi estómago a mis miembros de plomo. Maximus había dado a Szilagyi la idea de mi piel. Si estaba consternado por lo que Szilagyi quería hacer ahora, debe ser verdaderamente horrendo.

oírlo

claramente porque estaban justo fuera de mi celda ahora. Valoro tu lugar en mi

Cuidado, Maximus, dijo

Szilagyi.

No

gritaba,

pero

podía

operación, pero yo soy el que toma las decisiones. No tú.

Maximus no dijo nada, al parecer, no está dispuesto a poner en peligro su posición por más argumentos. Las esposas que me ataban a la pared se sentían como si se apretaran más a pesar de que era sólo mi imaginación. Mi corazón no se venció, pero se sentía como si estuviera siendo exprimido del pánico Traté de luchar. Si pudiera, yo estaría sudando. ¿Qué era lo que Szilagyi iba a hacerme esta vez?

Entonces que sea yo, dijo Máximo, ahora hablando en voz tan baja que apenas podía oír a través de la gruesa pared. Si usted va para provocar un efecto máximo de rabia, es mejor así de todos modos.

¿Cómo? Szilagyi sonaba dudoso.

Las siguientes palabras de Maximus llegaron en rodajas a través de mis emociones como si fueran navajas. Debido a que hace seis semanas, Vlad me envió para espiar. No creía que sospechara, porque él me había echado de su línea, sino que formase parte de ustedes. Vlad pensó que yo quería estar de regreso en su gracia, pero lo único que quiero es a Leila. Es por eso que no estaba mintiendo cuando me uní a ti, y poder enfurecer a Vlad para mandar a su peor enemigo a la mierda a su esposa, pero no va a conducirlo a la locura como que llegue a ver al hombre que lo traicionó dos veces que lo haga.

Aspiré una bocanada horrorizado. ¿Ellos discutían sobre quién iba a violarme? Comencé tirando de mis limitaciones por todo lo que valía la pena. Maximus siguió hablando, sonando divertido ahora.

Usted nunca tiene que dudar de mi lealtad después de esto. Vlad sería inventar

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

nuevas maneras para él torturarme, así que voy a necesitarlo muerto ahora incluso más de lo que lo hará. Además, las mujeres pueden perdonar muchas cosas, pero Leila me odiaría para siempre si voy junto con usted a violarla. Si soy yo Bueno, vamos a decir que no creo que le importe por completo.

¡Te voy a matar!, Grité.

La sangre empezó a gotear de las restricciones de metal cuando abrí mi piel más rápido de lo que podía sanar tratando de liberarme de las abrazaderas. Estalló la

derecha

se estremeció, pero aún no se manifestó ni una chispa. Nunca había necesitado mis habilidades tanto como ahora, y en su lugar, yo estaba completamente indefensa.

risa de Szilagyi y

cubrió mi pavor con un destello

de rabia. Mi mano

Por otra parte, podría necesitar un poco de calentamiento, murmuró

Maximus, abriendo la puerta de piedra. Tráeme un poco de lubricante.

No tenemos aquí, Szilagyi dijo mientras seguía a Maximus en la habitación.

Tenía el trípode de la cámara, y la visión que se estrelló de lo que iba a suceder iba a ser grabado en vídeo y enviado a Vlad.

¿Doce hombres, sin mujeres, y no se les permite salir? Resopló Maximus fue desdeñoso. Alguien tiene lubricante.

Szilagyi se encogió de hombros, desapareciendo brevemente para gritar algo en

el Viejo Novgorod a sus guardias. Por el momento un guardia avergonzado regresó

con una botella pequeña, causando a Maximus arquear una ceja al saber que

Szilagyi estaba preparando la cámara.

Y yo estaba en un frenesí de encontrar alguna manera, de todos modos, para

parar esto.

Te equivocas, te odiaré siempre si haces esto, yo dije con voz áspera.

¿Tú pusiste a Szilagyi que tenías.

conmigo? Estás a punto de destruir cualquier posibilidad

Él ya no tenía ninguna posibilidad, pero tal vez si creía eso

Maximus se acercó y la pared tiraba en mi espalda de cómo apreté contra ella en un vano intento de alejarme. No me había sentido desnuda antes en mi piel nueva, pero lo hice ahora. Oh, lo hice ahora.

Mejor yo que él, Leila, dijo, lanzando un tipo de vista lo siento, hermano

en Szilagyi, que gruñó. Voy a ser amable, mientras saca toda su ira contra Vlad

en ti.

Claro dijo Szilagyi en un tono casual.

El

odio me hinchó hasta que yo estaba temblando. ¡Tienes razón, Vlad inventará

nuevas formas de torturarte, y eso será sólo después de que haya terminado de hacerte más lamentable sus vidas en la tierra!

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Szilagyi rió. Oh, ella tiene espíritu. Voy a disfrutar viendo esto.

Te vas, dijo Máximo, sin quitarme los ojos de encima. He esperado mucho tiempo para estar con ella. No me importa la cámara, pero yo no voy a tener audiencia.

Szilagyi suspiró. Muy bien. Como ya he dicho, siempre recompenso la lealtad entre mi gente, pero no te tomes demasiado tiempo. Quiero el vídeo en camino hacia Vlad al amanecer.

Maximus soltó una risa baja que me tenía tirando de mis limitaciones hasta que sentí que mis huesos se desencajaban. No te preocupes, lo tendrás mucho antes.

Me das asco, escupí entre mis colmillos corté mi labio de lo duro que estaba apretando mi mandíbula.

Oh, antes de irte, que alguien me traiga un poco de cinta adhesiva, también,

Maximus añadió, mirando a la sangre que goteaba hacia fuera de mi labio. Algo me dice que es mordedora.

Con otra risa, Szilagyi se fue. Maximus se acercó a la cámara y echó un botón. La luz todavía brillaba verde, indicando que se estaba filmando.

Miré en su dirección hacia él y le dije: No les des lo que quieren, Vlad. Tienes que ser más frío de lo que nunca has estado. Sabiendo que no te rompes es cómo voy a salir de esto.

Vamos a necesitar editar eso, ¿no?, Dijo Szilagyi, volviendo con la cinta adhesiva.

Aparté la vista de la cámara, parpadeando duro con furia mezclada con desesperación amarga dentro de mí. Por supuesto que ellos tomarían eso. No había nada que pudiera hacer excepto soportar lo que quisieran hacer conmigo. Con ampollas y claridad, entendí cómo su ex había causado indefensión a Vlad despertar y una rabia ardiente durante décadas. Quería matar a todo el mundo aquí, pero yo no podía ni hacer que dejen de reírse de mí.

Szilagyi dio a Maximus un guiño final cuando él le entregó la cinta adhesiva y luego cerró la puerta de piedra. Maximus comenzó a quitarse la ropa. Cerré los ojos, con la promesa de que, al igual que antes, cuando ellos me despellejaron que

yo no iba a llorar delante de ellos. Yo no podía impedir lo que iba a suceder, pero

al menos, hasta que esté sola otra

puedo mantenerme sin descomponerme

vez. Durante días, me sentí como si esto no fuera mi cuerpo. Ahora, me di cuenta de que como arma la esencia llena o en blanco, era débil.

Y cada pedacito de mi piel me arrastró cuando sentí a Maximus caminar hacia mí.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 12

El sonido de la cinta que se rompió en varias tiras me hizo estremecer. Yo no quiero mirar a Maximus, pero no ver lo que estaba pasando me hizo sentir aún más indefensa. Si alguien me hubiera dicho hace una semana que Maximus sería responsable de ser desollada viva y violada, hubiera llamado a esa persona un mentiroso. ¿Cómo si no hubiera percibido lo cruel que era durante el tiempo que pasamos juntos? ¿Cómo había confiado en él?

Yo sabía lo que era, mi voz interior, el odioso susurró con su veneno habitual. ¡Haz revivido los peores pecados de todas las personas debería haber sabido esto!

Tal vez debería reconocerlo con tristeza. En cambio, había elegido creerle cuando dijo que su peor pecado también había sido su epifanía que le hizo cambiar de vida. Más Que tonta yo.

A partir de los sonidos, que Maximus mantuvo arrancando nuevos trozos de cinta, pero no había puesto ninguna sobre mi boca todavía. Estaba lo suficientemente cerca; Podía sentir que su aura colmara la distancia escasa entre nosotros, haciendo que mi piel se pusiera de gallina aún más. Con lo mucho que estaba arrancando, tenía que estar haciendo una mordaza de bola con la cinta, ¿o algo peor? No puede evitar, abrí mi ojos.

Su mano tapó mi boca antes de que pudiera caer abierta en incredulidad. Como temía, Maximus estaba completamente desnudo. Lo que no esperaba era la cinta adhesiva que pegaba su pene contra el abdomen inferior.

No pelees conmigo, Leila, que va sólo lo hace peor, dijo en un tono severo, luego de las palabras le mordí.

No estaba segura de lo que estaba pasando, pero no lo dudé. El acto vicioso libera sólo la parte más pequeña de mi rabia, pero le dejé arrebatar de nuevo la mano mientras una gran parte de ella todavía estaba en mi boca. Yo se la escupí a él, observando con satisfacción que el pedazo lo golpeó en el pecho.

Se apoderó de mi cuero cabelludo y metió una larga tira a través de mi boca.

Yo te iba a desencadenar por lo que sería más cómodo, pero ahora sólo voy a liberarte una pierna, y gruñó en mi cara. Esto es tú culpa, Leila. Yo no quería de esta manera.

¡Así que lo siento violarme no es romántico para ti! Me he enredado de nuevo, excepto que yo sólo podía gruñir. Además, una temerosa esperanza comenzaba a crecer. ¿Por qué Maximus pegó sus genitales? Habla eso acerca de sus intenciones.

Con la espalda aún a la cámara, Maximus dio a conocer las abrazaderas en la pierna derecha. Luego, sosteniendo la botella de lubricante como si fuera un trofeo, se untó un poco sobre su palma antes de llegar entre mis piernas.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Lo

negarle el acceso y usar él mis rodillas a la fuerza para abrir mis piernas. Lo que sentí más que vi, fue Que había asegurado un pedazo de cinta a través de parte más íntima, y luego dejo caer la botella y agarró mi muslo llevándolo hasta mi cintura.

patadas en un vano intento de

que

la cámara hubiera visto

era

darle

He querido esto por tanto tiempo, dijo, enterrando su cara en mi cuello y arqueándose contra mí con un fuerte gemido.

Mis ojos se cerraron para mantener mis lágrimas a raya, pero esta vez, eran de esperanza confusa. Maximus colocó sus caderas en la mía en un mimo

gráfico de la penetración, pero la cinta que cubre a los dos lo hizo imposible. Todo

lo que hizo fue avergonzarme al extremo, y teniendo en cuenta lo que había

hecho a través de la última semana, y era lo mejor que me había atrevido a esperar.

Están escuchando, Maximus susurró tan bajo que apenas lo podía oír a pesar

de que sus labios se presionaron a mi oído.

Gruñí en el próximo arco con fuerza contra mi centro, volviendo la cabeza como si no pudiera soportar la idea de enfrentarme a la cámara. En realidad, yo estaba tratando de presionar mi oído más cerca de la boca de Maximus.

Te lo juro, yo no sabía lo que Szilagyi iba a hacer hoy. Susurró con angustia cuando Maximus gimió de nuevo y agarró mi cadera en la lujuria fingida. En el momento en que voló el castillo, no podía detener el ataque. Sólo podía verlo destruir todo.

Yo quería creer, ¿pero si esto era otra mentira? Si Maximus realmente se había

puesto del lado de Szilagyi por las razones que le había dado, él sabía que no me podía violar sin ganar mi odio, aunque imperecedero cómo podía racionalizar que yo le perdone por haber matado a Vlad, no tenía ni idea. Una vez más, tiré de mis limitaciones hasta que sentí la mancha de sangre de mi piel.

En un tono de voz normal, dijo Máximo, ¡Basta, Leila! Sólo estás haciendote

daño a ti. En ese susurro demasiado suave, dijo: Lo estás haciendo mal. No puedes liberarte de esa manera, pero si utilizas la fuerza suficiente, puedes romper tus huesos y luego deslizarlos brazos de una de las restricciones. Una vez que tus manos estén libres, puedes desbloquear el resto de ellas.

Me puse rígida, finalmente pude dejarme esperando que Maximus estuviera todavía

de nuestro lado. A diferencia de fingir una violación, así que no le hubiera gustado, no tenía ningún motivo ulterior para decirme cómo liberarme a menos que él realmente estuviera haciendo todo lo posible por Vlad y yo, incluso en estas terribles circunstancias.

Mi emoción y gratitud se volvió vergüenza más grave en la forma rítmica que

comenzó a moverse. Entonces él gimió guturalmente y su mano libre apretó su camino a mi pecho, a mi culo y espalda de nuevo. Instintivamente, me tiró con fuerza contra mis limitaciones, pero él me aplastó contra la pared antes

de besar mi cuello con un hambre que no se sentía bastante fingida.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Ahora no, gruñó bajo. Más tarde, cuando Vlad venga tendrás que estar libre para protegerte de los guardias. Están ordenados a matar a la primera señal de ataque.

un

emoción. ¿Maximus había dicho a Vlad dónde estábamos?

Me

quedé

inmóvil

por

segundo,

espero

dar

paso

a

una

oleada

de

Mi cabeza empezó a golpear contra la pared de piedra mientras se movía más rápido, sus gemidos sonando más urgentes.

Lo siento, susurró entrecortadamente. Si yo no hago que parezca real,

Szilagyi se embrutecerá contigo más tarde. No puedo dejar que eso suceda, por tu bien y por el de Vlad.

Alivio y gratitud se mezclan con la vergüenza y la incomodidad, la formación de un brebaje tóxico emocional. Si mis brazos estuvieran libres, le habría abrazado Maximus por arriesgar su vida para salvarme de un destino tan horrible. Al mismo tiempo, yo no podía dejar de golear en vano intentos de alejarme de él. Agarró mi muslo libre bastante difícilmente para hacerme daño, pero me di cuenta de que la forma en que se había colocado mi extremidad también mantuvo la cámara desde un ángulo de visión que se revela todo esto era un acto sexual.

Luego se hicieron añicos mis nuevas esperanzas susurrando: Estoy siendo observado muy de cerca para llegar a Vlad para decirle dónde estamos. Es necesario vincularte a él y hacerle saber que estás por debajo de la antigua estación de tren de Sujumi en Abjasia.

Volví la cabeza para darle una mirada aturdida. ¿Se olvida algo importante, ¿como? mis capacidades fueron ahogadas, incluso antes de que él se asegurarse de que yo no lo hiciera.

¿No te siente incluso un poco bien, nena?, Dijo suficientemente alto para

nuestros espías, y luego comenzó a moverse más rápido. Esto podría no ser real, pero era tan gráfico e íntimo que no podía siquiera mirarlo más. Si yo todavía fuera

humano, mi zona pélvica necesitaría una bolsa de hielo después de ser golpeada en varias ocasiones por un cierto objeto contundente, pegado con cinta adhesiva o no.

Szilagyi no lo sabe, pero él cortó el aura de Vlad cuando él tomó tu piel.

Un susurro que me parecía chamuscar cuando me di cuenta de sus implicaciones. Y no es necesario tocar nada para enlazar a Vlad. Tu puedes alcanzarlo a través de tus sueños. Se burló de mí cuando me tuvo prisionero.

No podía dejar que una lágrima se deslicé más allá de mis párpados fuertemente apretados. Yo había pensado que Maximus había hablado a Szilagyi de mí para que deje de usar mis habilidades. En cambio, lo había hecho para reactivarlos. Tal vez, yo no necesito nada más de lo que ya tenía para salvarme.

A pesar de que esa esperanza se levantó mi voz interior y trató de anularla. No has sido capaz de enlazar a nadie desde que te convertiste en un vampiro, y Vlad no puede oír tus pensamientos más, así que ¿cómo vas a decirle dónde te encuentras, incluso si enlazas con él?

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Empujé esa pequeña voz desagradable hacia abajo. Hace veinte minutos, yo había pensado que era impotente. En este momento, Maximus me había recordado que yo no lo era, a la vez que arriesga su vida con el fin de no violarme. Yo no necesito explicar cómo de cabreado Szilagyi estaría si se entera de que su nuevo video fue sólo de clasificación R en lugar de X, e incluso si Vlad sabía que, aún podría matarlo por lo que Maximus estaba haciéndome.

Empujé ese pensamiento espalda.

Me enlazo a Vlad e iba a encontrar una manera de hacer que me escuchase, y punto. Maximus me había dado mi ubicación. Todo lo que tenía que hacer era transmitirla. Tenía que ser posible. Vlad me había dicho que Mencheres, el vampiro que Vlad refiere a menudo como su padre "honoris causa", podía hablar directamente en las mentes de otros vampiros, y Mencheres no tenía la conexión padre / hijos con Vlad que lo haga.

Maximus dejó escapar un sonido agudo, medio gemido, medio grito, mientras se estremecía contra mí. Algo húmedo golpeó mi cara interna del muslo, y debajo de su nuevo gemido, oí una estafa de la cinta. Entonces sentí la punzada que se había arrancado de mi propia carne delicada. No tener ningún pelo vuelve a crecer en mi nueva piel todavía era pronto pero una buena cosa.

Cuando Maximus se alejó, dejando que la cámara consigue su primera vista sin obstáculos de nosotros, él era sin cintas y erguido mientras que yo tenía semen recubrimiento el interior de mis muslos y montículo pubiano. Martin Scorsese no podría haber dirigido una escena más convincente.

Yo sabía por qué Maximus se había ido con el "método" de enfoque, pues menos, habría despertado demasiadas sospechas, todavía traumatizantes. Yo quería bañarme con agua hirviendo, sin embargo, yo no podía ni limpiar las manchas Ni de lejos.

Lo siento, tenía que ser de esta manera, bebé. La próxima vez, será mejor, dijo Máximo, mientras rasga la cinta de mi boca y la añade a la pila que había ocultado en su puño.

La próxima vez. ¿Lo que tenga que repetir este truco para asegurar que Szilagyi tenía bastantes vídeos de esta inmundicia para enviar a Vlad? No pude reprimir un estremecimiento rebelado ante la idea.

Yo iba a encontrar una manera de llegar a Vlad. Tenía que hacerlo. Además, la desesperación podría haberme hecho ajena a ella antes, pero ahora, me di cuenta de una cosa muy importante acerca de la cámara en la esquina de mi celda.

Tenía un cable que se conecta a un enchufe eléctrico.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 13

Se sentía como que me rompía la cabeza tratando de vincular mentalmente a Vlad en los próximos dos días. Hasta el momento, podría haber ponchado en mi progreso con eso, pero yo tenía un gran avance en otra área: el dominio del sol.

El amanecer todavía me golpeaba como una piedra en la cabeza, pero me despertaba más temprano cada día que pasa. Mi fuerza de voluntad fue creciendo de la fealdad de mis circunstancias, pero mientras tanto, mi cuerpo estaba terriblemente débil. Recuperar la piel me había hecho perder la mayor parte de la sangre que había tenido en mí en mi captura y no se había dado nada desde entonces. Antes, yo había escuchado latidos de un corazón aquí en un esfuerzo por averiguar cuántas personas había en este escondite. Ahora, tuve que luchar para no escucharlos, ya que aumentaron mi hambre hasta el punto en que apenas podía concentrarse lo suficiente para intentar ligarme a Vlad.

Necesito sangre, me murmuré a Maximus durante su visita fuertemente custodiado el segundo día después de mi no-violación. Él no había traído la cámara del trípode con él para que se repita, gracias a Dios, pero en cambio, llegó con un cubo y una toallita. Fue más allá humillante tenerlo dándome un baño de esponja con cuatro guardias viendo, pero al menos sus comentarios negociar sobre mi anatomía les impidió concentrarse en la boca, por lo que no vieron mi mensaje sin palabras. Maximus hizo, un único guiño dijo que iba a hacer lo mejor que pudiera.

Tal vez la alimentación me ayudaría a empujarme más allá de las barreras de mis capacidades. Mi vínculo con Vlad tenía que estar allí todavía. No solo habíamos intercambiado sangre; que me había convertido en un vampiro, por lo que cada célula de mi cuerpo debe tener una conexión intrínseca con él. Sólo necesitaba reactivar esas conexiones y seguirla hasta su origen.

He intentado durante el resto de la noche. Al amanecer, finalmente me golpeó como de costumbre dejándome nocaut, cuando todavía estaba tratando.

El Castillo de Vlad estaba quemando. Ese no fue el único cambio desde la última vez que lo había visto. Las secciones donde se había derrumbado habían sido limpiadas, revelando espacios de cráteres que descendían hasta el sótano en algunos lugares. Enormes pilas de escombros estaban alineadas fuera lo que quedaba de las paredes de piedra. Las grúas y excavadoras fueron aminorando esos montones pero levantando cargas en contenedores de acero cercanas. El castillo parecía casi desierto antes, pero ahora estaba repleto de personas que participaban en la actividad de limpieza.

Los extremos norte y este de la casa parecían un soufflé caído con la forma cóncava que tenían. El lado oeste había quedado mejor, pero se había reducido a una sola historia. En comparación, al lado sur que se alzaba sobre las ruinas, las cuatro historias intactas y la torreta en relieve desafiante contra el claro cielo de la tarde.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Ahí es donde estaba Vlad, con las manos cruzadas a la espalda mientras miraba hacia abajo en el progreso. Mencheres también estaba allí, sentado en un sofá junto a una mesa de ordenador. El sofá lo reconocí; el área de la computadora era nueva. Incluso si no me acuerdo de lo que la habitación había parecido antes, la mesa de metal no encajaba con los muebles suntuosos que, como la torreta y el resto del ala sur, habían sobrevivido de alguna manera aldoble ataque de Szilagyi.

Yo no sé si esto era real o un sueño. Eso no me impidió mirar a Vlad con un hambre que eclipsó y me devastó ahora. Yo traté de no pensar en lo mucho que lo había echado de menos, pero al ver destruida la defensa emocional que había acumulado. Me dolía tocarlo, pero no pude. Las otras veces que había vinculado a Vlad en mi sueño, había tenido una versión fantasmal de un cuerpo. Esta vez, yo no tenía nada. Tal vez yo realmente estaba soñando.

Si es así, yo soñé verlo más despeinado de lo que lo había visto nunca. Su pelo oscuro estaba enmarañado y su ropa estaba manchada de tanto hollín, polvo y sangre, no podía decir cuál era su color real. Una gruesa capa de pelo ensombrecido en su mandíbula, que lo hace más barba que rastrojo sensual, y sus zapatos tenían trozos de carne chamuscada pegada a ellos. A pesar de esto, su postura era majestuosamente erguida, como si estuviera vestido con impecables trajes reales en lugar de su atuendo sucio.

Ven, dijo Vlad en rumano.

Marty entró en la habitación, provocando una ola de alegría en mi. ¡Había sobrevivido al ataque! ¡Gracias A Dios! Luego, con la misma rapidez, mi alegría fue reemplazada con preocupación.

Marty parecía casi tan malo como Vlad. A

Sus patillas se habían ido y que sólo tenía unos pocos mechones de pelo negro que quedaban en su cabeza. Su rostro también estaba cubierto de sangre, y me tomó un momento darme cuenta el por qué.

Esto fue enviado a uno de sus empleados, al igual que el último vídeo, dijo

Marty, su voz ronca se enganchaba en las siguientes palabras. Lo vi en el camino hacia aquí. Es, definitivamente de ella.

Vlad le tendió la mano, pero el resto de su cuerpo quedó en esa perfecta, quietud escultural. Miré el sobre y las lágrimas escarlata rayando las mejillas de Marty, a continuación, un escalofrío de temor pasó por mí. No. No dejes que vea la cinta.

Usted no quiera verlo, Marty dijo con voz áspera, confirmando mis sospechas.

Ojalá no lo hubiera hecho. Ella todavía está viva al final. Eso es todo lo que necesita saber

Dámelo. Cuando gruñó las palabras que me hicieron retroceder ante la violencia en plena ebullición.

Mencheres no esperaba la respuesta de Marty. Una fuerza invisible tiró el sobre de

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

la mano de Marty y flotó por encima de Vlad. Entonces el poder de Mencheres

propulsa a Marty fuera de la habitación. Una vez que el sobre lo tocó Vlad fue con una falta de definición de movimiento, rayando a la mesa del ordenador. Luego puso el DVD en la computadora portátil y dio el clic en el play. Ahora estaba orando que esto fuera sólo un sueño. Por si acaso no lo era, empecé a gritarle con mis pensamientos.

¡No Lo Veas, Vlad! ¡Escucha mi voz en su lugar. Yo sé dónde estoy, y todo lo que necesitas hacer es escuchar lo que puedo decirte!

Fuego surgió de sus manos cuando la pantalla llena de la imagen de mí, desnuda y luchando tan ferozmente en contra de mis limitaciones que la sangre corría debajo de mis pinzas. Luego se mostró el culo desnudo de Maximus mientras caminaba hacia mí con una botella de lubricante y varias tiras de cinta adhesiva. Yo estaba tan molesta que Vlad estaba viendo esto; que tomó un momento para darse cuenta de que la grabación no tenía sonido, lo cual me sorprendió hasta que recordé Maximus chasqueó un botón antes de que él se quitarse la ropa. Inteligente, el sonido podría haber sido aislado y amplificado hasta que se podía oír lo que había estado susurrandome, y yo no tenía ninguna duda de que Szilagyi había visto esto antes de enviarlo a Vlad.

No es de extrañar Szilagyi no había sospechado nada, pensé, una sensación de mareo, mientras veía a Maximus comenzar el mimo de mi violación. Maximus debe

haber sido un director en su vida anterior, porque él tenía un extraño sentido de ángulos de la cámara. Ni una vez me vislumbro la cinta que me había aplicado a mí

ni a sí mismo mientras se mecía y empujaba contra mí como si estuviera fuera de

control con la lujuria. Traté de concentrarme en Vlad en lugar de las imágenes

gráficas, deseando escuchar las palabras Seguí mentalmente rugiendo hacia él.

¡No es real, no es real, deja de verla! ¡Escúchame, estoy aquí y sé donde estoy!

O yo realmente estaba soñando o no estaba recibiendome, ya que ni una vez

Vlad apartó los ojos de la pantalla. El vídeo termina con Maximus dejándome esposada a la pared con su semen. Vlad no se movió y nada cambió en su expresión de granito, pero las llamas en sus manos crecieron hasta que abarcaban todo su cuerpo. Pronto, yo no lo podía ver debajo de las capas de rojo, naranja y azul, y cuando el fuego seguía saliendo de él como el agua que brota de un géiser, Mencheres dijo:

Vlad.

Un muro de llamas arrojadas al vampiro egipcio a través del cuarto. Mencheres no trató de hablar con Vlad nuevamente. Corrió, gritando en rumano y en Inglés para que todos los demás salieran.

En los próximos minutos, miré con incredulidad agonizante como la gente que había estado trabajando para reparar la casa corrieron del infierno furia alimentada que siguió derramándose fuera de Vlad hasta cubrir cada centímetro del castillo. Los que no se mueven lo suficientemente rápido fueron arrojados a la seguridad por la telequinesis de Mencheres, hasta parecía que la casa se precipitaba personas fuera de ella mientras se retorcía en su agonía. Incluso el ataque de napalm no había sido tan destructivo. En una muestra escandalosa de la energía, el fuego de

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Vlad se queme, que no quedaba nada excepto él en medio de un mar de llamas, piedra arrugada, y las brasas arremolinadas.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Capítulo 14

A pesar de los halagos repetidos de Maximus, Szilagyi se negó a levantar la prohibición de mi hambre. Después de que el "sueño" que yo sospeché que era una visión psíquica, haría cualquier cosa para fortalecer lo suficiente como para hacer que Vlad me oyese la próxima vez que tuviese la oportunidad de enlazar con él. Cualquier cosa.

Szilagyi había logrado su objetivo de impulsar a Vlad en una rabia psicótica, desde que se quemó la casa en la que había vivido durante siglos, por no hablar de casi matado a docenas de su propio pueblo en el proceso. Yo no sabía lo que Vlad haría a continuación, y eso me aterraba. Desde mi sueño, no había sido capaz de llegar a él de nuevo. Ningún gran tramo de averiguar por qué. Vincular a la gente tomaba mucho de mí, y por el hambre continua agotaba mis fuerzas, era como un coche que había quedado sin gasolina.

Por eso, cuando me enteré de que Maximus negoció una visita no grabada en vídeo "conyugal", yo sabía lo que realmente debe De ser una máscarada para que me colase un poco de sangre. Odiaba la idea de repetir el asalto falso, pero esto era lo único que Szilagyi había acordado, por lo que era nuestra única oportunidad. Todavía no estaba seguro de cómo Maximus lo haría. Ocultar un tubo de sangre en sus pantalones y pretender que el bulto estaba en él a la espera de la segunda ronda.

Si usted no quiere ser filmado ese tiempo, se sale de aquí y la puerta se queda

abierta y tripulado por un guardia, Escuché la orden de Szilagyi, y mi espíritu se

hundió. ¿Y ahora qué? No es que no confíe en ti, Maximus,

Szilagyi continuó en un tono más amable, pero las mujeres pueden ser muy persuasivas, especialmente cuando estás enamorado de una de ellas.

Aww, yo sabía que eras un romántico de corazón, Maximus respondió con

ligereza, a continuación, los dos compartieron una risa como si no estuvieron discutiendo una violación inminente. Bueno, yo no estaba realmente a punto de ser violada, pero Szilagyi no sabía eso. La ira en mi impotencia quemó a través de mí otra vez, alimentando mi determinación para obtener la sangre de cualquier forma que pudiera. Con él, yo estaría siendo un pequeño trofeo y la tortura de Szilagyi

por mucho más tiempo.

¿Se necesita un rollo entero de eso? Preguntó Szilagyi, su tono burlándose ahora. ¿Es tan malo de una mordedora?

Algo despacio golpeó justo en la puerta. Solo esto, dijo Máximo. No me importa que las picaduras, pero que podía hacer sin todos me putean.

Una carcajada fue la respuesta de Szilagyi, y unos momentos más tarde, la puerta de piedra se abrió y Maximus entró. Aparté los ojos, ya que, según lo ordenado, estaba desnudo. Entonces miré hacia él con un sentimiento de aprensión.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Estaba totalmente desnudo y sólo la celebración de dos pequeños trozos de cinta adhesiva. Ninguno de los dos sería suficiente para cubrir sus activos necesarios, dejar sólo la mía, también.

Lo sé, me odiarás por siempre por esto, dijo Máximo, caminando y pulsando uno de los trozos de cinta a mi boca. Pero no sabes cuánto tiempo pasa en realidad. Mil años más tarde, tengo una idea, y quedarme seguro, Leila, la cosa cambia.

Sobre sus anchos hombros, vi al guardia inclinarse para ver lo que estaba sucediendo. Maximus debe haberlo percibido, también, porque se dio la vuelta, manteniendo el otro trozo de cinta oculta detrás de él.

Szilagyi dijo al hombre de la puerta. Él no dijo: que vengan dentro a supervisar, y si quería una audiencia, les hubiera invitado a todos, dijo Máximo, su tono más duro que el granito.

El guardia murmuró una disculpa y se fue, aunque la puerta se quedó abierta.

Mantuve mis ojos pegados a ese espacio cuando Maximus puso la pieza restante único de cinta adhesiva en mí. Sin mirar a él cuando hizo que creara una falsa sensación de distancia, como si pudiera separar mi mente de mi cuerpo. Yo no podría, por supuesto, y el olor determinado con gravedad que emana de Maximus me recordó que no estaba actuando por su propia voluntad, tampoco. Los dos estábamos forzados a esta horrible situación, y ¿para qué? ¡Szilagyi Maldita sea! Él había asegurado de que Maximus no podía ocultar nada de sangre en él, por lo que ahora tendríamos que pasar por este vergonzoso ardid para nada.

Cuando las manos de Maximus se trasladaron desde mi lugar más íntimo a mis hombros y tocó su frente con la mía, un suspiro lento parecía deslizarse de mi alma. Ninguno de nosotros quería estar aquí, pero justo en este momento, me

extrañamente segura. Durante los siguientes minutos, sabía que

sentí

nadie me haría daño porque Maximus no quiso dejarlos. Cuando podría ser torturada en cualquier momento, la garantía de seguridad, por breve que sea, era preciosa, y la tenía a causa de él.

Como si sintiera mi necesidad en medio de mi temor sobre lo que iba a ocurrir a continuación, acarició mi cabeza y mi cara con la luz, consolando a toques.

Está bien, murmuró, su mirada gris transmitía todo el apoyo y el aliento que no podía decir en voz alta con nuestros múltiples espías. Luego, en un tono de voz normal, dijo, He querido esto por días, Leila.

Mis restricciones crujieron cuando me esforcé en contra de ellas, a pesar de que era más para los efectos de sonido que repulsión cuando la longitud de su cuerpo estaba contra el mío. No empezó de inmediato a actuar Szilagyi y todos los demás pensaban que estaba aquí para hacerlo. En cambio, con una rápida mirada por encima del hombro, ocupó sus caderas de la mía y luego me abrazó a mí tanto como a mis muchas esposas permitiría.

No te preocupes, susurró. Te voy a dar lo que necesitas.

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

Entonces empezó a imitar lo que el único trozo de cinta le impidió hacer realmente. Torpeza se apoderó de mí, sin embargo, no era tan extrema como la última vez. La supervivencia en mí ya estaba corriendo a través de la lista de todas las maneras en que esto podría ser peor. Además, Maximus estaba atrapado fingiendo esto porque parecería raro si él dijo que no estaba de humor después de que había obtenido luz verde de Szilagyi, y con la puerta abierta, cualquiera podría espiar para asegurarse de que estaba aquí por sus intenciones declaradas.

Hizo lo que pudo para que sea más fácil para mí, sin embargo. Al igual que mantener las manos en las caderas o los hombros en lugar de dejarlos vagar como lo había hecho la última vez que nos habían filmado. En la forma más extraña, me recordó meses atrás, cuando Vlad y yo rompiéramos y yo hiciera el intentado con Maximus para crear senderos de esencia con el pretexto de hacerlo con él. Entonces, como ahora, su toque no provocó ningún deseo como Vlad siempre lo hizo, en su agarre sobre mis hombros era casi calmante, un recordatorio de que estábamos juntos en esto. Yo no quiero estar con él de esta manera y yo estaba segura de que preferiría estar en cualquier otro lugar que en la falsa violación a mí, pero todo lo que Maximus estaba haciendo era un testimonio de su lealtad y valentía. En medio de mis brutales y peligrosas circunstancias, de tener un amigo como él, que era un regalo del cielo.

Maximus hizo una pausa en sus movimientos, mirando sobre su hombro una vez más para asegurarse de que nadie estaba mirando a escondidas. Luego sacó la cinta de mi boca que cubría mis labios.

Me puse rígida en la confusión. ¿Nadie nos está mirando, así que por qué estaba haciendo esto? Me tensé cuando su boca se abrió y se inclinaba para formar un sello, pero justo cuando se estaba preguntando qué demonios estaba pensando, líquido caliente se precipitó en mi garganta.

Era sangre. Sangre gloriosa. Dulce. Alivio me hizo colgarme en mis limitaciones. Había encontrado una manera de llegar a mí, incluso cuando se había visto obligado a desnudarse.

Entonces el hambre se hizo cargo y me tragué la ambrosía carmesí tan rápido, me hubiera ahogado si todavía respiraba. La pequeña parte de mí que todavía era humana encontró el método en la naturaleza a prueba de todo, la alimentación de él era repugnante, pero para el vampiro muerto de hambre en mí no era más que eso. No me había dado cuenta de lo profundo de mi privación hasta que la sangre calmaba todo mi cuerpo para quemarse la forma en que tenía en la primera semana me habían cambiado otra vez. Sin ser consciente, Rechiné mi boca contra Maximus, desesperada por obtener más de lo que destruye el dolor, la ambrosía. Cuando otro chorro de sangre me llenó, el frenesí de la alimentación se hizo cargo y nada más importaba.

No me importaba que el hombre desnudo presionado a mi lado no era mi marido. No tuvimos la preocupación por cómo me esforcé en contra de mis limitaciones para acercarme a él, y la última cosa en mi mente era cómo iba a explicar nada de esto a Vlad si alguna vez lo volvía a ver.

Después

de

todo

se

había

terminado

y

Maximus

se

había

ido,

mis

Bound by flames Night Prince Series Jeanine Frost

emociones estaban tan alteradas que me alegré de que había dispuesto para

su "visita" cerca del amanecer así que no podía tratar de vincular a Vlad hasta

el siguiente anochecer. Por un lado, estaba más allá que agradecida a Maximus. Si

se hubiera quedado atrapado dándome a mí furtivamente sangre, y menos aún atrapados en el acto de no violarme, estaría muerto. Él lo sabía y lo hacía, pero él continuó ayudándome aunque si tuve éxito y Vlad conseguía rescatarme, lo primero

que iba a hacer era matar a Máximo. Yo probablemente ni siquiera tendría tiempo para decirle a Vlad que el video había sido una farsa antes de que él le mandara al otro mundo. Además, incluso si Vlad sabía que la cinta no era real, podría matar a Maximus de todos modos. Había matado al Joker por mucho, mucho menos que lo que Maximus me había hecho.

Por otra parte, después de lo que había sucedido durante mi frenesí, estaba tan disgustada conmigo misma que casi me hubiera gustado que me había metido la piel de nuevo en su lugar. Debido a las cerca de tres pintas de sangre que Maximus había logrado colarse para mí, mi mente se sentía clara, mi cuerpo se sentía rejuvenecido, y mi atención se centró de nuevo. No es de extrañar que el hambre sólo fuera superado por el envenenamiento de plata como la forma más efectiva de mantener a un vampiro cautivo débil y dócil. Sin embargo, eso también significaba que tenía un claro recuerdo de todo lo que

había hecho mientras agarrada por esa insaciable hambre sin conciencia. Si Vlad

Maximus podría no ser el único que mate.

nunca se enteraba

A pesar de mi culpa y dudas, en cuanto me desperté a la noche siguiente, Canalicé

toda mi nueva energía en mi intento de vincularme a Vlad. Nunca necesitaba saber

lo que había pasado conmigo y Maximus antes, y después de lo que había hecho para conseguir la sangre, yo no estaba a punto de perderlo. Cuando más de la

mitad de la noche pasó, pero no pasó nada, mi frustración creció. ¿Por qué yo podía alcanzarlo en mi sueño mientras estaba hambrienta y débil, sin embargo,

no ser capaz de conectarme a él mientras estaba despierta y fuerte?

¡Debido a que la vinculación a él antes, era sólo un sueño! mi voz interior se burló.

Mi

mandíbula apretada. No me importa si me hizo oficialmente una esquizofrénica;

un

día iba a matar a esa perra.

Me obligué a volver mi enojo para concentrarme de nuevo, en busca de las huellas

de esencias internas que tenían que estar allí. Más que pasaba el tiempo, y todo lo

que ocurrió fue que oí a Szilagyi diciendo a Maximus que necesitaba que lo acompañara en una misión de reconocimiento” en los próximos días. Que alimentaron mi desesperación. No Maximus significaba no más sangre, más que pensé que la única razón que los guardias no habían aprovechado de mi estado de inconsciencia cada mañana era porque sabían que Maximus mataría si intentaban algo. Si él no estaba allí y pensaban que a Szilagyi no le importaría

Mientras los minutos seguían deslizándose pero sin ningún progreso, empecé

a desesperar de que mi