Sunteți pe pagina 1din 72
Tema 1. Los bienes de la Administración: Régimen básico Régimen específico de derecho administrativo y

Tema 1. Los bienes de la Administración: Régimen básico

Régimen específico de derecho administrativo y exorbitante respecto del derecho privado, es decir, es un régimen que en ciertos aspectos excede del derecho privado.

1. La Administración y los bienes. Hacienda, patrimonio y demanio

Se define el patrimonio de los entes públicos como el conjunto de sus bienes y derechos, cualquiera que sea su naturaleza y el título de su adquisición. Seguidamente, excluye de ese concepto el dinero, los valores, los créditos, los demás recursos financieros de su hacienda y los que constituye su tesorería, es decir, lo que se entiende por su patrimonio financiero o hacendístico, que aunque sin duda, dada su afectación a fines públicos, reúne caracteres demaniales y tiene un régimen normativo propio. (Art. 3 LPAP)

Todos los bienes que son titularidad de una administración se llaman bienes públicos. Se distinguen entre los bienes de dominio público y bienes patrimoniales: (arts. 4 al 8 LPAP)

- Los bienes de dominio público o demaniales, son propiedad del ente público pero que están afectados al uso general, a un servicio público o aquellos a los que una ley otorgue ese carácter; o en todo caso, los del art. 132.2 de la CE. Los bienes de dominio público también se denominan bienes demaniales, el demanio al conjunto de todos los bienes de dominio público, y demanialidad a la cualidad que ostentan.

Afectados = destinados

Clases de bienes de dominio público destinados a uso general:

Art.74.1 TRRL del 86 1º. Son bienes de uso público local los caminos y carreteras, plazas, calles, paseos, parques, aguas, fuentes, canales, puentes y demás obras públicas de aprovechamiento o utilización generales cuya conservación y policía sean de la competencia de la Entidad local. 2º. Son bienes de servicio público los destinados al cumplimiento de fines públicos de responsabilidad de las Entidades locales, tales como Casas Consistoriales, Palacios Provinciales y, en general, edificios que sean sede de las mismas, mataderos, mercados, lonjas, hospitales, hospicios, museos, así como los montes catalogados de propiedad provincial.

Art. 3.1 del RBEL del 1372/86 Son bienes de uso público local los caminos, plazas, calles, paseos, parques, aguas de fuentes y estanques, puentes y demás obras públicas de aprovechamiento o utilización generales cuya conservación y policía sean de la competencia de la entidad local.

Art. 339 CC 1º.Los destinados al uso público, como los caminos, canales, ríos, torrentes, puertos y puentes construidos por el Estado, las riberas, playas, radas y otros análogos. 2º. Los que pertenecen privativamente al Estado, sin ser de uso común, y están destinados a algún servicio público o al fomento de la riqueza nacional, como las murallas, fortalezas y demás obras de defensa del territorio, y las minas, mientras que no se otorgue su concesión.

Art. 4 RBEL Son bienes de servicio público los destinados directamente al cumplimiento de fines

Art. 4 RBEL Son bienes de servicio público los destinados directamente al cumplimiento de fines públicos de responsabilidad de las Entidades locales, tales como Casas consistoriales, Palacios provinciales y, en general, edificios que sean de las mismas, mataderos, mercados, lonjas, hospitales, hospicios, museos, montes catalogados, escuelas, cementerios, elementos de transporte, piscinas y campos de deporte, y, en general, cualesquiera otros bienes directamente destinados a la prestación de servicios públicos o administrativos.

Art. 5 LPAP 1º.Son bienes y derechos de dominio público los que, siendo de titularidad pública, se encuentren afectados al uso general o al servicio público, así como aquellos a los que una ley otorgue expresamente el carácter de demaniales. 2º. Son bienes de dominio público estatal, en todo caso, los mencionados en el artículo 132.2 de la Constitución. 3º. Los inmuebles de titularidad de la Administración General del Estado o de los organismos públicos vinculados a ella o dependientes de la misma en que se alojen servicios, oficinas o dependencias de sus órganos o de los órganos constitucionales del Estado se considerarán, en todo caso, bienes de dominio público.

Pueden ser naturales o necesarios como las aguas, playas, montes, etc.; o artificiales como el colegio, facultad, etc. Estos bienes se rigen por las leyes especiales (Ej. Ley de aguas), en su defecto por la LPAP y sus normas de desarrollo, y supletoriamente por el Dº. Administrativo y en su defecto por el derecho privado.

- Los bienes patrimoniales o de domino privado se definen negativamente. Son aquellos otros en los que no concurre la circunstancia de su afectación a un uso o a un servicio público o la riqueza nacional; por lo tanto, son bienes y derechos de dominio privado o patrimonial los que, siendo de titularidad de las Administraciones públicas, no tengan el carácter de demaniales. se rigen por la LPAP y sus normas de desarrollo y supletoriamente por el derecho administrativo o derecho privado.

Por qué la administración tiene esto bienes patrimoniales y cuales serían:

Serían bienes muebles, Edificios no destinados a prestar servicios sino estar arrendados, fincas rústicas no destinadas a la prestación de un servicio o uso público. No todos los bienes muebles son patrimoniales hay una serie de excepciones como obras de arte, buques, aeronaves, etc. Que finalidad pueden tener, satisfacer el interés general (Ej. Arrendamiento de edificio público para obtener ingresos y ofrecer servicios); Se pueden destinar a satisfacer las políticas de vivienda, construcción de viviendas de protección oficial, etc.

A la hora de definir no olvidarse de que ambos son bienes de titularidad pública.

1. El régimen jurídico básico de los bienes de la Administración.

Es el conjunto de reglas de derecho administrativo que se aplican a todos los bienes, tanto públicos como patrimoniales, de la AP.

Tienen un régimen exorbitante respecto del derecho privado.

un régimen exorbitante respecto del derecho privado. Además los bienes de dominio público disfrutan de un

Además los bienes de dominio público disfrutan de un plus de exorbitancia en su protección y están sujetos a reglas más minuciosas sobre su utilización y aprovechamiento.

Privilegios en menos: limitaciones

Privilegios en más: inembargabilidad o imprescriptibilidad

Autotutela, no tiene que acudir a los tribunales, desahucio administrativo puede recuperar un bien mediante acto administrativo.

Constitución Española

El 132 CE reserva de materia de ley, se regularan en una ley.

Diferencia: Patrimonio del Estado propiedad de la administración del estado y Patrimonio nacional Están destinado al uso de la corana siendo propiedad del Estado; se regulan por sus normas específicas, como la Ley 1982 (no la estudiaremos).

Inalienabilidad no pueden enajenarse.

Imprescriptibilidad no se puede adquirir su posesión por usucapión, prescripción, etc.

Tienen carácter de dominio público.

128.1.18 CE Las bases del régimen jurídico de las Administraciones públicas y del régimen estatutario de sus funcionarios que, en todo caso, garantizarán a los administrados un tratamiento común ante ellas; el procedimiento administrativo común, sin perjuicio de las especialidades derivadas de la organización propia de las Comunidades Autónomas; legislación sobre expropiación forzosa; legislación básica sobre contratos y concesiones administrativas y el sistema de responsabilidad de todas las Administraciones públicas.

Regulación de los bienes de la Administración del Estado

Las dos normas fundamentales que regulan los bienes de la Administración del Estado son las siguientes:

- Ley 33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas:

Tiene por objeto establecer las bases del régimen patrimonial de las Administraciones Públicas y regula la administración, defensa y conservación del Patrimonio del Estado (art.1)

Ámbito de aplicación de la Ley (art.2): El régimen jurídico patrimonial de la Administración General del Estado y de los organismos públicos vinculados a ella o dependientes de la misma se regirá por esta Ley y se aplicarán a las Comunidades Autónomas, entidades que integran la Administración local y entidades de derecho público vinculadas o dependientes de ellas los artículos o partes de los mismos enumerados en la Disposición Final de la Ley.

- organismos públicos Entes que se crean por una administración del Estado pero tienen personalidad jurídica propia.

La disposición General segunda establece si se aplica a la administración del estado o es básico y se aplica a las demás entidades.

Lay Ley 33/2003 ha derogado la Ley 89/1962, de 24 de diciembre, de bases del

patrimonio del Estado y su Texto Articulado aprobado por Decreto 1022/1964, de 15 de abril;

patrimonio del Estado y su Texto Articulado aprobado por Decreto 1022/1964, de 15 de abril; esta Ley apenas se refería a los bienes de dominio público, se limitaba a los bienes que siendo propiedad del Estado no estuvieran afectos al uso general o a los servicios públicos (art.1). Su reglamento de ejecución fue aprobado por Decreto 3588/1964, de 5 de noviembre.

- Real Decreto 1373/2009, de 28 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento

General de la Ley 33/2003, de 3 noviembre del Patrimonio de las Administraciones

Públicas.

Este Reglamento tiene por objeto el desarrollo de la Ley 33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas (art.1).

Ámbito de aplicación del Reglamento (art.2): Se aplicará al régimen jurídico patrimonial de la Administración General del Estado y de sus organismos públicos y se aplicarán a las Comunidades Autónomas, entidades que integran la Administración local y entidades de derecho público vinculadas o dependientes de ellas los artículos o partes de los mismos enumerados en la Disposición Final única del Reglamento.

El Real Decreto 1373/2009 ha derogado, entre otras normas, el Decreto 3588/1964, de 5 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento para la aplicación de la Ley de Patrimonio del Estado.

Junto a ello, ha de señalarse que el Patrimonio Nacional se regula por la Ley 23/1982, de 16 de junio, del Patrimonio Nacional y su Reglamento aprobado por el Real Decreto 496/1987, de 18 de marzo.

El reglamento se aplica en su totalidad al Estado, pero se aplican una serie de artículos a las CCAA y Entidades locales.

Regulación de los bienes de las Comunidades Autónomas

En relación con las Comunidades Autónomas, debe partirse de lo previsto en sus Estatutos de Autonomía y, además de la legislación básica y de aplicación general aprobada por el Estado, han de tenerse en cuenta sus Leyes de Patrimonio y Reglamento de desarrollo.

En el caso de la Comunidad Autónoma de Extremadura:

- Ley Orgánica 1/2011, de 28 de enero, de reforma del Estatuto de Autonomía de la

Comunidad Autónoma de Extremadura.

- Ley 2/2008, de 16 de junio, de Patrimonio de la Comunidad Autónoma de

Extremadura (ha derogado la Ley 2/1992, de 9 de julio, del Patrimonio de la

Comunidad Autónoma de Extremadura)

- Decreto 118/2009, de 29 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento General

del Inventario de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

- Decreto 70/2010, de 12 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento General

Procedimientos en materia de Patrimonio de la Comunidad Autónoma de

Extremadura.

Regulación de los bienes de las Entidades locales

En cuanto a las Entidades locales, hay que tener presentes las siguientes normas:

o La normativa estatal

a) La legislación básica de Administración local (la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora

a) La legislación básica de Administración local (la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local y artículos básicos del Real Decreto Legislativo 781/1986, de 18 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de Régimen Local).

b) Otra normativa estatal en materia de régimen local:

- Preceptos no básicos del Real Decreto Legislativo 781/1986, de 18 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de Régimen Local.

- Reglamentos estatales de régimen local: entre ellos, el Real Decreto 1372/1986,

de 13 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Bienes de las Entidades

Locales (RBEL).

a)

Legislación estatal sectorial (legislación básica y de aplicación general en materia de bienes). Ley de 2003 y reglamento de 2009 relativas a los bienes

o

La normativa autonómica:

Partiendo de lo previsto en cada Estatuto de Autonomía, debe tenerse en cuenta la legislación autonómica local general y la legislación autonómica sectorial en materia de bienes que han aprobado varias Comunidades Autónomas.

o La normativa de las Entidades Locales y, en particular, la reguladora de sus bienes como las Ordenanzas que se refieran a los mismos.

Regulación de los bienes Entidades Locales. Solo pueden aprobar normas reglamentarias, las más importantes las Ordenanzas.

Para determinar el orden de prioridad entre estas normas en Comunidades Autónomas como la de Extremadura que ha asumido competencias en materia de régimen local y de los bienes de titularidad pública en el marco de la legislación básica del Estado y que todavía no ha aprobado legislación general reguladora de la Administración local y los bienes de las Entidades locales, puede aplicarse lo previsto en el art. 1.2 RBEL que dispone que el régimen de bienes de las Entidades locales se regirá:

a) Por la legislación básica del Estado en materia de régimen local.

b) Por la legislación básica del Estado reguladora del régimen jurídico de los bienes de las Administraciones Públicas. (ley 2003 artículos básicos, real decreto 2009).

c) Por la legislación que en el ámbito de sus competencias dicten las Comunidades Autónomas. (En Extremadura no hay leyes de regulación sobre Administraciones de Las entidades locales y sobre los bienes).

d) En defecto de la legislación a que se refieren los apartados anteriores, por la legislación estatal no básica en materia de régimen local y bienes públicos. (reglamento de entidades locales 781/1986 y los artículos no básicos del 2003 y real decreto 2009)

e) Por las Ordenanzas propias de cada Entidad

f) Supletoriamente, por las restantes normas de los ordenamientos jurídicos, administrativo y civil.

A lo anterior, el apartado 3 del art.1 del RBEL añade que, en todo caso, se aplicará el

Derecho estatal de conformidad con el art. 149.3 CE.

Regulación de las “Propiedades especiales”

149.3 CE. Regulación de las “Propiedades especiales” A la normativa anterior hay que añadir las regulaciones

A la normativa anterior hay que añadir las regulaciones concretas de las llamadas “propiedades especiales”, como por ejemplo, la Ley de Aguas, la Ley de Costas, la Ley minas, la Ley del Sector de Hidrocarburos o la Ley de Montes.

1. Adquisición de bienes por la Administración.

Modos de adquisición de bienes y derechos por la administración. (art.15 LPAP)

Cuando la Administración adquiere un bien se entiende que son bienes patrimoniales salvo que una disposición legal diga lo contrario y sin perjuicio de que posteriormente sean de dominio público (afectación al uso general o al servicio público). No es una lista cerrada, se pueden adquirir de otros modos siempre que estén recogidos en el ordenamiento jurídico.

Por cualquiera de los modos previstos en el OJ y en particular:

a) Por atribución de la ley

Una norma con rango de ley establece que determinados bienes forman parte del patrimonio de la Administración pública (Ej. Leyes singulares expropiatorias; calificaciones por ley de géneros completos de propiedad como de dominio público ley de aguas 1985); otros bienes que puede adquirir por atribución de la LPAP (art.17 y18) son, los inmuebles vacantes (pertenecen a la Administración General del Estado los inmuebles que carecieren de dueño conocido); Los saldos y depósitos abonados corresponden a la Administración General del Estado, en un plazo de 20 años.

b) A título oneroso, con ejercicio o no de la potestad expropiatoria

Adquisición a título oneroso, pagar o que haya una contraprestación a cambio del bien.

Si es con ejercicio de la potestad expropiatoria, nos referimos al procedimiento de expropiación forzosa, regulada en la LEF. (Pago del justiprecio).

Si no es con ejercicio de la potestad expropiatoria, a través de cualquier negocio jurídico, que será generalmente con la celebración de contratos.

- Con carácter voluntario: mediante contratos privados o administrativos. La administración adquiere bienes mediante un contrato de suministros.

- Con carácter obligatorio: en los casos que la administración sea beneficiaria mediante la expropiación.

a) A título gratuito, por herencia, legado o donación

La administración solo podrá aceptar las herencias, legados o donaciones que estén sometidos a condición o modo onerosos o que lleven aparejados gastos si el valor del gravamen no excede del valor de lo que se adquiere y si excede solo se podrá aceptar cuando existan razones de interés público justificadas y se justifique así en un expediente. La administración tendrá que hacer un expediente donde manifieste que el gravamen no es excesivo.

La aceptación de herencias por el Estado se hará siempre a beneficio de inventario (no se produce una confusión de patrimonios, y la responsabilidad queda limitada

hasta donde llegue la herencia para pagar las deudas que hubiere).

donde llegue la herencia para pagar las deudas que hubiere). El Estado es heredero cuando el

El Estado es heredero cuando el causante muere sin testamento o intestado y en defecto de parientes que puedan ser herederos legales. Cuando una persona fallece sin testamento se llama “sucesión ab intestato”.

b) Por prescripción

Las administraciones pueden adquirir los bienes por prescripción con arreglo al CC. Es una forma de adquisición de la propiedad de un bien o cosa por la posesión continuada e ininterrumpida de la misma durante un plazo fijado por la ley.

c) Por ocupación

Las administraciones pueden adquirir bienes muebles por ocupación con arreglo al CC

y a las leyes especiales. Consiste en adquirir bienes muebles que carecen de dueño (Ej. Hallazgo, tesoro oculto).

Adquisición por resolución judicial o administrativa

Son casos de adjudicación de bienes en pago de deudas como consecuencia de procedimientos de ejecución judiciales o administrativos. Ej. Resolución que ponga fin

a un procedimiento de apremio.

1. Enajenación de bienes por la Administración.

Los bienes de dominio público son inalienables, es decir, no pueden ser enajenados, porque para poder ser enajenados tendrán que desafectarse para pasar a ser patrimoniales.

Los bienes patrimoniales pueden ser enajenados. La enajenación de los bienes patrimoniales dice la ley que se podrá realizar cuando no sean necesarios para los intereses generales y como regla general se llevará a cabo:

Por cualquier negocio jurídico traslativo de carácter oneroso. Traslado de la propiedad a cambio de contraprestación (Ej. Compraventa).

A título gratuito solo en los casos en que se acuerde la cesión de su propiedad o uso.

Enajenación de bienes de CCAA y entidades locales, hay que ver que establecen sus normas.

Art. 109.2 RBEL

Art. 145 LPAP AGE. Cesión: la ley patrimonio sobre las Administraciones públicas permite la cesión gratuita de la propiedad o del uso de los bines patrimoniales del Estado con fines de utilidad pública o interés social a favor de CCAA, entidades locales, fundaciones públicas o asociaciones declaradas de utilidad y en casos en los que se efectúe en el marco de operaciones de mantenimiento de la paz, cooperación policial, ayuda humanitaria o para la realización de fines propios de estas actuaciones se podrá realizar la cesión a favor de Estado extranjeros y de organización

internacionales.

internacionales. Limitaciones de los destinatarios. Se cede cuando se transmite la propiedad. Permuta, se puede enajenar

Limitaciones de los destinatarios. Se cede cuando se transmite la propiedad.

Permuta, se puede enajenar un bien patrimonial a cambio de otro. Art. 153 LPAP AGE

Permite a la administración permutar bienes, pero tiene que haber razones justificadas de interés público, tiene que haber tasación de bienes, no diferencia superior al 50%. Si excede se tendrá que hacer a título oneroso, como una venta y pago en especie.

5. El contencioso de la adquisición y transmisión de bienes por la Administración.

Art. 110- 110.1 - 110.3 LPAP

En los conflictos que se suscitan por la adquisición y transmisión de bienes de la Administración pública hay que tener en cuenta si se celebra un contrato de carácter privado o carácter administrativo para determinar el régimen jurídico que se les aplica y la jurisdicción competente para conocer de los litigios que se planten.

La discusión entre dos tipos de contratos está en la ley 30/2007 de contratos del sector público que también determina el régimen jurídico que se les aplica y la jurisdicción competente para conocer de los litigios que se susciten en relación con los mismo (art.18-21)

Artículo 110. Régimen jurídico de los negocios patrimoniales.

1. Los contratos, convenios y demás negocios jurídicos sobre bienes y derechos

patrimoniales se regirán, en cuanto a su preparación y adjudicación, por esta Ley y sus disposiciones de desarrollo y, en lo no previsto en estas normas, por la legislación de contratos de las Administraciones públicas. Sus efectos y extinción se regirán por esta Ley y las normas de derecho privado.

2. En las entidades públicas empresariales y en los organismos públicos Puertos del

Estado y Autoridades Portuarias, la preparación y adjudicación de estos negocios, así como la competencia para adoptar los correspondientes actos, se regirán, en primer término, por lo establecido en sus normas de creación o en sus estatutos, con aplicación, en todo caso, de las previsiones recogidas en el artículo 147 de esta Ley.

3. El orden jurisdiccional civil será el competente para resolver las controversias que

surjan sobre estos contratos entre las partes. No obstante, se considerarán actos jurídicos separables los que se dicten en relación con su preparación y adjudicación y, en consecuencia, podrán ser impugnados ante el orden jurisdiccional contencioso- administrativo de acuerdo con su normativa reguladora.

Hay 2 tipos de contratos:

Privados:

Privados: Preparación: se fijan las condiciones en las que se va firmar el contrato, justificar el

Preparación: se fijan las condiciones en las que se va firmar el contrato, justificar el contrato, el objeto del mismo, etc.

Adjudicación, adjudicar el contrato contratista.

a quien reúna los requisitos, el

Efectos, se rige por el derecho administrativo,

Extinción

Administrativos: se rigen por la LCSP + nº de desarrollo y por las normas de derecho administrativo y en su efecto por derecho privado.

1º. Preparación; 2º Adjudicación; 3º Efectos; 4º Extinción.

Art. 120 LPAP: Adquisición de bienes muebles:

- 120.1: La adquisición de bienes muebles por la AGE o sus OOAA se regirá por la legislación que regula la contratación de las Administraciones públicas.

1. La protección de los bienes públicos: inventario, inscripción registral, facultad de investigación, deslinde, desahucio, potestad de recuperación de oficio.

Las Administraciones Públicas están obligadas a proteger y defender su patrimonio (art. 28 LPAP). El régimen exorbitante de protección de los bienes públicos que incluye:

- Reglas de naturaleza interna y organizativa

Inventarios patrimoniales, los inventarios son relaciones (listas) de beneficios y derechos que la administración hace para su conocimiento interno. La LPAP establece la obligación para las administraciones de inventariar los beneficios y derechos de su patrimonio, incluyendo las menciones necesarias para su identificación, para reflejar su situación jurídica y el destino o uso al que estén siendo dedicados. También es importante que la Administración actualice el inventario para mostrar los cambios que se van produciendo.

- Facultades y prerrogativas de autotutela:

Inscripción registral: la ley dice que las Administraciones Públicas están obligadas a inscribir en los correspondientes registros los bienes y derechos demaniales y patrimoniales de su dominio que sean susceptibles de inscripción, y los actos y contratos referidos a ellos que puedan tener acceso a los registro. El registro más importante es el de la propiedad, hay también registros administrativos como el Catálogo de montes de utilidad pública.

Facultad de investigación: la ley dice que las Administraciones Públicas tienen la facultad de investigar la situación de bienes y derechos cuando se presuma que forman parte de su patrimonio para determinar su titularidad si esta no les consta de modo cierto. Ej. Si el bien no está inscrito llevará a cabo esta facultad.

Lo que estable la LPAP sobre el procedimiento solo se aplicará a la AGE. Si fuese una CCAA, en el caso de Extremadura en la ley de 2009.

Para poder llevar a cabo esta facultad tiene que realizar un procedimiento que se iniciará

Para poder llevar a cabo esta facultad tiene que realizar un procedimiento que se iniciará de oficio pero puede hacerse por iniciativa propia de la Administraciones Públicas o por denuncia de particulares. Se tramitará un expediente y deberá de haber trámite de información pública (puede alegar cualquier persona tenga carácter de interesado o no) y un periodo de prueba, para intentar acreditar que el bien es de titularidad de la administración. Ej. Prueba documental, testigos, prueba pericial.

Si se considera que está suficientemente acreditada la titularidad de la Administración Pública se declara así en la resolución que ponga fin al procedimiento y se procederá a la tasación del bien, la inclusión en el inventario que proceda y se incluirá también a los registros que pueda tener acceso.

La peculiaridad de la facultad de investigación está en que a las personas que promuevan su ejercicio denunciando la existencia de bienes y derechos que puedan ser titularidad pública se les abonará como premio, la indemnización de los gastos, el 10% del importe de los bienes y derechos, siempre que el procedimiento concluya con la incorporación de los mismos al Estado en el caso que sea un bien de titularidad del Estado.

Deslinde: por lo general el derecho de deslinde es la facultad de todo propietario de precisar los límites de sus fincas frente a terceros procediendo a hacerlos visibles por medio de hitos o mojones en una operación que se llama amojonamiento. En el caso del Derecho Privado es al juez civil al que corresponde deslindar las propiedades vecinas tanto en los casos en los que no haya acuerdo entre los propietarios como en aquellos en los que si haya acuerdo.

En cambio, si se trata de la Administración Pública la ley LPAP le reconoce la potestad de deslindar directamente los bienes de su patrimonio, frente otros pertenecientes a terceros cuando los límites entre ellos sean imprecisos o existan indicios de usurpación, marginando al juez civil, y con reglas propias los inmuebles de su patrimonio. Se trata de un privilegio de la Administración. Se da un despojo.

Para llevar a cabo el deslinde la Administración Pública tiene que llevar a cabo un procedimiento que es el siguiente:

o

Se iniciará de oficio: por iniciativa propia de la Administración o a petición de los colindantes.

o

Trámite de información pública, exigiendo la notificación a los interesados.

o

Se dictará una resolución aprobando o no el deslinde y cuando esta resolución sea firme será cuando se proceda al amojonamiento del terreno.

Reintegro posesorio. Potestad de recuperación posesoria. Interdictum propirium. Con esta facultad la administración puede recuperar por sí misma la posesión indebidamente perdida sobre los bienes y derechos de su patrimonio. Se diferencia del desahucio en que éste es indebidamente perdido, con la ocupación sin título.

Si se trata de bienes de dominio público, la potestad se puede ejercitar en cualquier momento y si se trata de bienes patrimoniales el inicio del procedimiento de recuperación debe notificarse antes de que transcurra 1 año desde que se produjera la usurpación, pasado ese plazo, deberán ejercitarse

las acciones correspondientes ante la jurisdicción civil.

las acciones correspondientes ante la jurisdicción civil. Para poder recuperar el bien la administración tiene que

Para poder recuperar el bien la administración tiene que dar comienzo a un procedimiento (LPAP, estos procedimientos solo se aplican a la Administración del Estado) del cual expone que “El procedimiento será de oficio, también podrá ser por iniciativa propia de la Administración Pública, y por denuncia de particulares” y el RD 2009 introduce por comunicación de otro órgano, que puede ser órgano de la AGE o de otras Administraciones Públicas.

También dicho procedimiento tiene una fase declarativa en la que se comprobará el hecho de la usurpación posesoria, se notificará al ocupante el inicio del procedimiento y se le dará audiencia y se formulará un requerimiento al ocupante para que cese en su actuación concediéndole un plazo no superior a 8 días para ello; si se resiste al desalojo se adoptaran las medidas necesarias para la recuperación del bien, se iniciara la fase ejecutiva. Medidas: se pueden poner multas coercitivas de hasta un 5% del valor del bien, y el ocupante deberá pagar cada 8 días siempre que no desaloje el bien; Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Desahucio administrativo:

En virtud de la potestad del desahucio las Administraciones Públicas pueden recuperar en vía administrativa y sin necesidad de acudir al juez civil la posesión de sus bienes cuando desaparezca el título, las condiciones o las circunstancias que legitimaban su posesión por 3º (esta es la diferencia con el reintegro posesorio). En el desahucio hay un título que legitima la ocupación, si este título desaparece y no abandona el bien se iniciara el desahucio. (Concesión, arrendamiento).

Fases del proceso:

1. Procedimiento declarativo en el que la Administración Pública dé extinción o caducidad del título que permitía la ocupación. Esta declaración será una resolución que será el resultado de un procedimiento contradictorio (que el interesado intervenga en el mismo, dar audiencia a las partes).

2. Esa resolución se le notificará al interesado y se le formulará un requerimiento para que proceda al desalojo voluntario del bien concediéndole también un plazo no superior a 8 días y si no se cumple con el requerimiento se ejercita la ejecución del desahucio, el lanzamiento (obligación de desalojar el bien). Medidas con las multas coercitivas y los cuerpos y fuerzas del Estado.

Control judicial de los actos de autotutela de los bienes públicos. Todas estas prerrogativas se tramitan con procedimientos que se concretan en actos administrativos y estos actos administrativos pueden ser recurridos en vía administrativa o ante la jurisdicción contencioso-administrativa, dependiendo del acto administrativo del que se trate.

Si se plantea algún problema en cuanto a la titularidad del bien, o la vigencia de un contrato de arrendamiento privado, la administración y la jurisdicción contenciosa administrativa no son competentes para decidir esas cuestiones, que deberán plantearse ante la jurisdicción civil. EJ. Sentencia del 2010 en Extremadura.

1.

Inembargabilidad.

1. Inembargabilidad. Se discute si se aplica solo a los bienes de dominio público o también

Se discute si se aplica solo a los bienes de dominio público o también a los patrimoniales.

En la inembargabilidad se prohíbe dictar mandamiento de ejecución o providencia de embargo contra los bienes a los que se reconozca este privilegio.

Los bienes de dominio público son inembargables según el art. 132 de la CE y arts. 6 y 30.1 de la LPAP.

En cuanto a los bienes patrimoniales la legislación declaró su inembargabilidad. Art.18 Ley del Estado de 1964, no se podían embargar los bienes de la administración ni demaniales ni patrimoniales (derogado); Leyes de Presupuesto o Patrimonio Autonómicas; Legislación local Art. 154 Ley de Haciendas Locales de 1988. La doctrina criticó este privilegio porque era contrario a la tutela judicial efectiva, que está en el art.24 de la CE.

El Tribunal Constitucional en las primeras sentencias se pronunció a favor del privilegio. Pero en la STC 166/1998 declara la inconstitucionalidad del privilegio de los bienes patrimoniales de las sentencias locales.

La LPAP rechaza tácitamente la inembargabilidad de los bienes patrimoniales y mantiene la de algunos (art. 30.3).

La LPCAE también rechaza la inembargabilidad de los bienes patrimoniales y mantiene la de algunos (art.13.3)

TR Ley Hacienda Locales de 2004: rechaza la inembargabilidad de los bienes patrimoniales y mantiene la de algunos (art. 173.2)

Tema 2.- Teoría del dominio público

1. Concepto de dominio público

Los bienes de dominio público son propiedad del ente público pero que están afectados al uso general, a un servicio público o aquellos a los que una ley otorgue ese carácter.

a) Origen del concepto de dominio público

Tiene su origen en Francia tras la Revolución Francesa, se pasa de un Estado absoluto a un Estado de Derecho.

Posteriormente se extiende a las naciones continuadoras del sistema francés como España (la distinción de dos clases de bienes de la Administración Pública y la teoría del dominio público, entra en nuestro derecho con la aprobación del Código Civil en 1889). En el derecho Romano aparece la primera distinción de los bienes públicos.

b) Elementos de la definición de dominio público

b) Elementos de la definición de dominio público Son bienes de titularidad pública, de las Administraciones

Son bienes de titularidad pública, de las Administraciones Públicas. Destinados a un uso público.

El criterio de la afectación

Están sometidos a un régimen jurídico especial, en la regulación de los usos y protección de los bienes de dominio público.

a) Naturaleza jurídica y titularidad del dominio público

Las administraciones que pueden ser titulares de bienes de dominio público son:

- Las administraciones territoriales:

AGE

Administración de las CCAA

Los entes que integran la administración local

- Las administraciones institucionales son creadas por las administraciones territoriales que tienen un fin concreto que es de su competencia. Los ponemos como administración porque tienen personalidad jurídica propia. Pueden ser:

Personas jurídico públicas: son los organismos públicos, y dentro de estos

encontramos:

Las agencias estatales

Entidades públicas empresariales

Organismos autónomos

Fundaciones

Pueden tener una personalidad de carácter privado. Sociedades Estatales y mercantiles.

- Las administraciones corporativas

Grupo de personas que se unen para la defensa de interés común, que desempeñan

una misma profesión. Se llaman sectoriales de base privada, porque son personas privadas, particulares que defienden sus propios intereses. Son administraciones porque se crean normalmente por leyes que les atribuyen además de funciones de carácter privado, funciones de carácter público y además las Administraciones pueden delegarle algunas funciones. No pueden ser bienes de dominio público.

algunas funciones. No pueden ser bienes de dominio público. Ej. Colegio de abogados, Cámara de comercio,

Ej. Colegio de abogados, Cámara de comercio, cámaras agrarias.

Naturaleza jurídica de los bienes de dominio Público

Desde su origen se han elaborado dos teorías sobre la naturaleza jurídica de los bienes de dominio público:

- Una teoría en la que dice que el dominio público supone una relación de propiedad. La Administración Pública es propietaria de los bienes de dominio público.

- La otra teoría en la que dice que el dominio público no equivale a una relación de propiedad. Es un título de atribución de potestades administrativas. La Administración Pública es titular de competencias administrativas en relación con estos bienes.

En Francia, Proudhom y Dugrut /Jeze son unos autores franceses que históricamente consideraban que el dominio público no era susceptible de una relación de propiedad porque la administración no tenía facultades o potestades respecto de los bienes de dominio público que tiene un propietario respecto de sus bienes. (Respecto de la segunda teoría).

Sentencias de la jurisprudencia francesa, y el autor Haureou, los cuales decían que si podía justificarse que existiera una relación propiedad de la Administración respecto de esos bienes, porque la administración podía ejercitar algunas de las facultades que son las de un propietario.

Actualmente en Francia, se piensa que la Administración Pública es la propietaria de los bienes patrimoniales, es decir, hay un derecho real sobre los bienes patrimoniales. El problema está en los bienes de dominio público.

Hasta los años 70 la mayoría de la doctrina española creía que existía una relación de propiedad de la Administración Pública con los bienes de dominio público.

Pero a partir de los 70 dice que los bienes de dominio público no equivalen a una relación de propiedad. Es solamente un título de competencias de potestades administrativas.

Actualmente en España la mayoritaria es la segunda teoría.

a) El criterio de la afectación

a) El criterio de la afectación Es el elemento esencial en la definición de los bienes

Es el elemento esencial en la definición de los bienes de dominio público. Son bienes que están afectados (o destinados) a un fin de interés público (uso general, servicio público, fomento de la riqueza nacional o a la corona).

- Afectación (Bienes de dominio público):

Se vincula un bien a un fin de interés público. Con eso el bien adquiere la condición jurídica de bien de dominio público. El bien se integra en el demanio (conjunto de bienes de dominio público).

- Desafectación (Bienes patrimoniales):

Se desvincula el bien del fin de interés público o al fin que se estaba destinando. El bien se convierte en patrimonial (o en ciertos casos, muy excepcionales, previstos en la legislación pasa a manos privadas).

a) Inicio de la demanialidad. Afectación

Se produce de distinta manera o forma dependiendo del tipo de bien de que se trate.

Bien de dominio público natural o necesario, hay dos elementos:

1. Precepto de carácter general que establezca esa condición para todo un género de bienes.

2. Que en el bien se den las condiciones físicas que permitan considerarlo incluido en aquel.

No es necesaria ninguna actividad administrativa de carácter constitutivo. Solo con que se de estos dos elementos el bien es de carácter de domino público, no se necesita resolución de la administración.

Por ejemplo, una ley establece las características que tiene que tener un bien de dominio público y un bien cumple esas características entonces pasa a ser un bien de dominio público (art 134 CE). Ley de Aguas.

Los bienes de dominio público natural Ej. Montes, playas, ríos, etc.

Bien de dominio público artificial, solo los construidos por el hombre y hay dos

formas:

Aquí si se necesita la actuación de la administración.

1. Afectación expresa: se llevaría a cabo por un acto administrativo que declare que un bien es afectado a un fin de interés general y se convierte en bien de dominio público. Se dicta acto o resolución.

en bien de dominio público. Se dicta acto o resolución. 2. Afectación implícita o presunta: es

2. Afectación implícita o presunta: es la que resulta o deriva de otro acto o situación de hecho. Por ejemplo el art.66 LPAP. Implícita de una actuación administrativa que no tiene como objetivo principal la afectación pero que la produce. Ej. Cuando se aprueba un plan de ordenación urbana, ese acto incluirá bienes que queden afectados. Presunta resulta de un comportamiento de la Administración, o determinados hechos. Ej. adquisición por usucapión, que estaba destinado a dominio público lo adquiere como domino público. Cuando se use de forma notoria un bien queda afectado a la administración de forma presunta.

a) Cese de la demanialidad. Desafectación

Se produce de por distintas formas dependiendo del tipo de bien del que se trate.

Bien de dominio público natural o necesario:

- Derogación o modificación de la norma calificadora: Ej. si se modifica la ley de aguas y se elimina los ríos, éstos dejan de ser de dominio público. Si una ley deja de decir que determinados bienes son de dominio público y se derogan dejan de ser de domino público.

- Degradación o desnaturalización: alteración de los caracteres físicos que definen el género al que el bien pertenezca. Ejemplo: un río se seca y deja de tener agua por lo que el bien pierde esa característica y queda desafectado. En caso de que un río se seque pertenecerá a los dueños de los predios ribereños.

Bien de dominio público o artificial:

- Desafectación expresa por un acto administrativo que lo declare.

- En ciertos casos excepcionales: desafectación implícita. Previstos en las normas. Ejemplo art 73 a 79 LPAP.

a) Mutaciones demaniales

Cambio de titularidad o destino de un bien de dominio público. Se diferencia con la desafectación en que se cambia la titularidad o destino del bien pero este sigue siendo de dominio público. Los dos supuestos de mutación serían:

- Cambio de destino del bien pero que no afecten a la titularidad del bien ni a su condición de dominio público. Ejemplo: un hospital que es un bien de dominio público pero pasa a ser un colegio cambiando su destino.

- Cambio de titularidad aunque el bien siga siendo un bien de dominio público. Ejemplo: un Real Decreto que le transfería bienes del Estado a la CCAA para facilitar el ejercicio de las competencias.

a la CCAA para facilitar el ejercicio de las competencias. 1. LA NATURALEZA PECULIAR DE LOS

1. LA NATURALEZA PECULIAR DE LOS BIENES COMUNALES

Los bienes comunales son una figura plural, que incluyen una amplia gama de bienes.

Características comunes:

 

-

Comunidad de aprovechamiento y disfrute. Siempre existe la comunidad independientemente de quien tenga la titularidad, que esta pertenece siempre a un comunero.

-

Título de comunero: vecino de algún lugar. Es la persona que puede disfrutar de los bienes. Se llama vecino de algún lugar, este puede ser un municipio, provincia o incluso pueden ser núcleos de población no constituidos formalmente como entidades locales (barrios, aldeas…)

-

Ejemplo de comunidad germánica o en mano común: hay cuotas y partes indivisibles, es decir no se pueden dividir. Se les aplica las reglas de indivisibilidad e inalienabilidad.

-

Figura exclusiva del derecho administrativo: el art.132 de la CE los menciona expresamente junto con los bienes de dominio público. Regulados por norma común.

Clases:

 

1.

Bienes comunales típicos. Regulación en la legislación local. Son de titularidad de los entes locales y lo utilizan los vecinos. (Ley de bases del 85, texto refundido del 86 y reglamento de bienes del 86).

La ley los define en función de su aprovechamiento y disfrute (art 79.3 LBRL y art 2.3 RBEL). No se refiere para definirlos a su titularidad.

Existió una disputa ya que la legislación local vigente califica los bienes comunales como de dominio público (art.80.1 LBRL y 2.3 RBEL) mientras que la legislación anterior los califica como patrimoniales (art.183 y 187 ley de régimen Local de 1955).

- Por ello la doctrina ha discutido que tipo de bienes son:

- Por ello la doctrina ha discutido que tipo de bienes son: Algunos autores consideran que

Algunos autores consideran que no encajan en ninguna de las formulas jurídicas patrimoniales públicas convencionales (STC de 2 de febrero de 1982 que ha señalado que tienen una naturaleza jurídica peculiar), por eso la constitución se refiere a ellos.

Otros autores consideran que se integran dentro del dominio público (la SSTS 11 de noviembre de 1986 y 14/11/1995, han admitido su carácter demanial).

La doctrina ha propuesto 3 teorías sobre la titularidad de estos bienes:

- Pertenecen al común de los vecinos

- Hay una titularidad compartida en el Municipio y los vecinos

- Pertenecen a las Entidades Locales

Aprovechamiento y disfrute

- Aprovechamiento vecinal

A. ordinario (art.75.1 y 2 TRRL) el aprovechamiento y disfrute corresponde a

los vecinos de un lugar, y existe un orden de prioridad entre las distintas modalidades de aprovechamientos. Ej. Ganado, pesca, leña, agricultura, etc.

A. especiales. Por ejemplo, bienes comunales destinados a finalidades

especificas (art.106 RBEL) o adjudicaciones de parcelas a vecinos braceros (82 TRRL)

- Aprovechamiento no vecinal

Subasta en los aprovechamientos (art. 75.3 TRRL) cuando no sea posible por el art. 75.1 y 75.2

Afectación y desafectación

AFECTACIÓN: hay dos tipos:

- Expresa: por un procedimiento normal que terminará con el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros de la corporación local.

mayoría absoluta de los miembros de la corporación local. - Tácita o presunta: en los casos

- Tácita o presunta: en los casos en los que una corporación local adquiere por usucapión la propiedad de un bien que estaba destinado a un uso comunal o por ejemplo cuando un bien patrimonial haya sido objeto de aprovechamiento comunal durante un periodo de 25 años.

DESAFECTACIÓN: requisitos y procedimiento del art.78 TRRL y otras formas. Serían 3:

- Que el bien no haya sido objeto de disfrute comunal durante más de 10 años.

- Que la entidad local adopte el acuerdo de desafectación previa información pública y con el voto de la mayoría absoluta de los miembros de la corporación.

- Se requiere la aprobación posterior de la CCAA.

1. Bienes comunales atípicos. Regulación en las leyes especiales (por ejemplo, ley sobre Montes Vecinales en Mano Común de 11 de noviembre de 1980) o aplicación de la costumbre (no tiene regulación legal por eso se aplica la costumbre). Se aprovechan por los vecinos de un determinado lugar. Son tierras de titularidad de los vecinos. Comunidad germánica.

Tema 3.- Utilización y protección del dominio público

1. Utilización de los bienes de dominio público. Clases de utilización de los bienes de dominio público.

Se pueden utilizar los bienes de dominio público tanto por los particulares como por la Administración Pública aunque a veces sea de uso exclusivo por los particulares o por la Administración Pública o por ambos.

a) Utilización por los particulares.

El uso por los particulares de los bienes de dominio público:

- Bienes destinados al uso general:

- Bienes destinados al uso general: Uso común general : es el que corresponde por igual

Uso común general: es el que corresponde por igual y de forma indistinta a todos los ciudadanos, sin que el uso por una persona impida el de los demás interesados, se realiza de forma anónima y sin necesidad de título habilitante y se aplican los principios de libertad, igualdad y gratuidad. Ejemplo: parque, calle, plaza, playa y uso común general es pasear, bañarse, tumbarse en la playa…

Uso común especial: implica un aprovechamiento especial del dominio público que sin impedir el uso común general supone la concurrencia de que se den circunstancias como la peligrosidad o intensidad de la misma, la preferencia en caso de escasez, la obtención de una rentabilidad singular u otras semejantes. Se exige un título habilitante y en relación con el título habilitante la ley LPAP dice que este título será la autorización y si el uso excede de 4 años una concesión. Hay leyes especiales que han cambiado esto por una declaración responsable.

Uso privado. El uso privativo determina la ocupación de un bien de dominio público de forma que se limita o excluye la utilización del mismo por otros interesados.

- Estacionamiento: requiere un título habilitante y la LPAP dice: si se ocupa el bien de dominio público con instalaciones desmontables o bienes muebles, el titulo sería la autorización, y si excede de 4 años sería una concesión. Ejemplo: una terraza de un bar.

- Ocupación: si el bien se ocupa con obras o instalaciones fijas el título que se exige sería la concesión. Ejemplo: mercadillo, feria…

- Bienes destinados a un servicio público:

Utilización como usuarios del servicio:

La utilización por los particulares que se beneficien de las prestaciones del servicio al que los bienes están destinados y que es compatible con la utilización directa por los órganos de la Administración Pública. Ejemplo: las instalaciones de la universidad, un centro de salud…

Ocupaciones de particulares de edificios administrativos: Ocupación de espacios por terceros en edificios

Ocupaciones de particulares de edificios administrativos:

Ocupación de espacios por terceros en edificios administrativos, que se admitirá con carácter excepcional, cuando sirva para dar soporte a servicios dirigidos al personal destinado en ellos o al público visitante o para la explotación marginal de espacios que no sean necesarios para los servicios administrativos. Ejemplo: cajeros automáticos, cafetería de la facultad…

Autorizaciones especiales de uso:

Aparece en el art.90 de la LPAP. Ejemplo: autorizaciones especiales para utilizar un bien administrativo por un periodo de 30 días. Por ejemplo, un edificio para celebrar un congreso durante 30 días.

a) EL TÍTULO JURÍDICO HABILITANTE PARA OCUPAR O USAR LOS BIENES DE DOMINIO PÚBLICO.

Título habilitante, legítima para ocupar un bien de dominio público, puede ser:

Autorización: es una resolución de la administración que legitima la ocupación o el uso de los bienes de dominio público. El régimen básico de las autorizaciones está regulado en el art.92 y los siguientes de la LPAP. La ventaja es la seguridad jurídica. La desventaja es la lentitud de la Administración Pública en el procedimiento y que puede ser obstáculo para los empresarios. (Título habilitante)

Concesión: es una resolución de la Administración Pública que legitima la ocupación o el uso de los bienes de dominio público. El régimen básico de las concesiones está regulado en el art.92 y siguientes de la LPAP. La ventaja es la seguridad jurídica. La desventaja es la lentitud de la Administración Pública en el procedimiento y que puede ser un obstáculo para los empresarios. (Título habilitante)

Declaración responsable: son documentos suscritos por un interesado en el que este manifiesta bajo su responsabilidad que cumple con los requisitos establecidos en la normativa vigente para acceder al reconocimiento de un derecho o facultad para su ejercicio, de que dispone de la documentación que así lo acredita y que se compromete a mantener su cumplimiento durante el periodo de tiempo que dure la ocupación.

La diferencia con la concesión y con la autorización es que existe una resolución previa de la Administración Pública, para la declaración responsable no existe esa resolución sino que solo un documento público.

La ventaja de la declaración responsable es la rapidez puesto que no hay que esperar

a que la Administración Pública resuelva. La desventaja es que realiza una actividad bajo responsabilidad del sujeto. Inseguridad. (Sin título habilitante)

del sujeto. Inseguridad. (Sin título habilitante) Precario : se utiliza para referirnos a situaciones de hecho

Precario: se utiliza para referirnos a situaciones de hecho toleradas o consentidas por la Administración Pública y nos referimos a situaciones en las que un sujeto ocupa un bien de dominio público sin un título expreso que le ampare o le habilite para ello, pero contando en algunas ocasiones con el reconocimiento y la tolerancia tácita de la Administración Pública titular del bien de dominio público. (Sin título habilitante).

a) Utilización por la Administración.

Por la Administración:

Bienes destinados al uso general:

Reservas demaniales: Institución por la que la Administración se atribuye el uso exclusivo de un bien de dominio público, destinado al uso general, para la realización de fines de su competencia con exclusión de los particulares. Solo se puede declarar

la reserva cuando existan razones de interés general o utilidad pública que lo justifique

y se limitará al tiempo que sea necesario para el cumplimiento de los fines que la

justificaron. Sería una utilización privativa por la Administración Pública. Aparece en el

art 104 de la LPAP y en las leyes especiales. Art 47 de la ley de costas 22/1998.

Bienes destinados a un servicio público:

Estos bienes pueden utilizarse por la Administración Pública y que en algunos casos la utilización es exclusiva, mientras que en otros es una utilización compatible con el uso de estos bienes por los particulares. Ej. La facultad.

1. Protección del dominio público.

El dominio público está protegido frente a los ataques y usurpaciones legítimos de terceros.

a) Protección penal

Se aplica a los bienes de dominio público de la misma forma que a los bienes privados. Las normas (normas del código penal) que definen los tipos penales que defienden la propiedad privada, se aplican también a los bienes de dominio público sin perjuicio de que puedan darse tipos o circunstancias de agravación o de la previsión de penas muy graves para alguno de ellos. La pena puede ser por bienes de la Administración Pública. Por ejemplo: el robo.

b) Protección civil

También pueden protegerse a través de las normas civiles que protegen los bienes privados y

También pueden protegerse a través de las normas civiles que protegen los bienes privados y se podrán utilizar las acciones posesorias declarativas y reivindicatorias que están dirigidas a proteger los bienes privados y los bienes de dominio público.

c)

Protección administrativa

Reglas:

1.

2.

3.

Imprescriptibilidad: supone que frente a la posibilidad de la adquisición de bienes privados ajenos, los bienes de dominio público no pierden esa condición ni la Administración Pública su titularidad cualquiera que sea el tiempo de posesión por los particulares. Esta regla solo se aplica a los bienes de dominio público.

Inalienabilidad: no se pueden enajenar los bienes de dominio público porque son inalienables ya que la Administración Pública no puede disponer libremente de ellos. Si se infringe esta regla el contrato sería nulo de pleno derecho.

Inembargabilidad. Los bienes de dominio público son inembargables.

FACULTADES Y PRERROGATIVAS DE AUTOTUTELA

Deslinde

Desahucio, para recuperar la posesión de los bienes

Reintegro posesorio.

POTESTAD SANCIONADORA

El ordenamiento jurídico reconoce a la Administración Pública una potestad sancionadora directa para proteger los bienes de dominio público y se regula de forma genérica en el titulo IX en la LPAP y esta regulación actúa como supletoria de la establecida en las leyes especiales que regulan los bienes de dominio público.

TEMA 5.- EL EMPLEO PÚBLICO

TEMA 5.- EL EMPLEO PÚBLICO 1. CONCEPTO DE EMPLEO PÚBLICO Y FUNCIÓN PÚBLICA En las Administraciones

1. CONCEPTO DE EMPLEO PÚBLICO Y FUNCIÓN PÚBLICA

En las Administraciones Públicas trabaja un conjunto muy numeroso de personas

físicas. Dentro de este grupo pueden distinguirse:

físicas. Dentro de este grupo pueden distinguirse: Personas elegidas por los ciudadanos o designados por órganos

Personas elegidas por los ciudadanos o designados por órganos con representatividad democrática para dirigir la política del país o para ejercer funciones públicas. Ej. Presidente del Gobierno y ministros, Presidentes autonómicos, Diputados y Senadores, Alcaldes y concejales etc.

Personas que forman parte de órganos administrativos en representación de intereses sociales o a título de expertos. Ej. En el ámbito de la universidad el consejo de estudiantes, el consejo de departamento, Junta de facultad, asociación de padres y alumnos etc.

Personas que colaboran con la Administración Pública como voluntarios o cooperantes. (No tienen carácter de empleados públicos).

Personas que trabajan al servicio de la Administración Pública en ejercicio de su profesión y oficio. Este colectivo conforma el empleo público. Son empleados

públicos, se dan dos grandes grupos:

- Personal laboral vinculado a la Administración Pública mediante contrato de trabajo. Se rige por el derecho laboral.

- Funcionarios: sus relaciones con la Administración Pública se someten a un régimen especial de derecho administrativo. El conjunto del que forman parte se denomina función pública. Relación estatutaria con la

administración.

El régimen de ambos cada vez se asemeja más. No obstante se mantiene un régimen específico de la función pública.

La administración hace sus contrataciones de manera objetiva, eligiendo aquellas personas más acordes y con ciertas limitaciones, sin embargo el empresario privado podrá contratar a quien crea conveniente, por lo tanto la administración pone más trabas a la hora de contratar, teniendo que respetar el principio de igualdad, imparcialidad, eficacia, eficiencia etc. La administración paga con dinero público por lo tanto tendrá que hacer una buena gestión de él. La administración cuenta con este personal para cumplir las finalidades específicas como la prestación de servicios públicos.

1. EVOLUCIÓN HISTORICA Y SISTEMAS DE FUNCIÓN PÚBLICA

En todas las civilizaciones han existido fenómenos burocráticos (la organización de conjuntos de personas al servicio de los poderes públicos). Aquí la burocracia se entiende como personas que han trabajado para la administración. La burocracia moderna con un régimen jurídico específico surge en el S. XIX.

En Europa durante el s. XIX se dan tres modelos diferentes de burocracia pública, (que perduran durante el S.XX) los cuales son:

El modelo prusiano , origen del actual modelo de empleo público alemán. El modelo francés

El modelo prusiano, origen del actual modelo de empleo público alemán.

El modelo francés, referente en otros países como España o Italia. Es un modelo de inspiración y de corte militar, que se crea con Napoleón el cual también crea el orden civil en el S.XIX como un conjunto de cuerpos de funcionarios permanentes que estaban dotados de estatutos singulares. Es ejemplo del sistema cerrado. En Francia, en el sistema se dan tres elementos:

cuerpos, grupo de funcionarios que se rigen por el mismo estatuto y que tienen a su cargo la responsabilidad del funcionamiento de un servicio público, en el cuerpo permanecen en principio toda la vida, ocupando los distintos empleos que el cuerpo tenga reservados. Dentro de él están jerarquizados los funcionarios según su grado o categoría profesional. El estatuto, es el conjunto de normas que regula el régimen que se les aplica. Carrera, los funcionarios al ingresar en el cuerpo tiene distintos empleos organizados jerárquicamente, y se tiene derecho a ir desempeñando empleos superiores, de ahí el derecho hacer carrera.

En un momento determinado se crean los cuerpos para que cada ministerio se ocupe de la prestación de un servicio determinado, por ejemplo en España para poder gestionar los montes se crea el cuerpo de ingeniero de montes, grupo de funcionarios que tienen asignada la gestión o prestación de ese servicio público.

El modelo inglés. (sistema abierto) Los ingleses han instaurado algunas de las peculiaridades más importantes de la función pública moderna. Peculiaridades:

- La selección de los funcionarios se hace para ocupar un puesto de trabajo concreto, no se tiene derecho hacer carrera.

- Las carreras se organizan según las titulaciones generales del sistema educativo y se clasifican los funcionarios en grupos y clases según su titulación.

- Representatividad del funcionario por que los ingleses fueron pioneros en la creación de un movimiento sindical.

- Se crea la figura del funcionario generalista o interdepartamental. Es un funcionario que puede ocupar un puesto en distintos departamento o distintos ministerios.

En España, se dan también algunas influencias de este modelo.

Junto a estos modelos europeos hay que citar el norteamericano.

La evolución histórica del modelo de función pública (de empleo público) español puede dividirse en cuatro grandes fases:

1º.- Fase de creación. Corporativismo de servicio. Tiene lugar en el S. XIX siguiendo el modelo francés con la creación de los cuerpos de funcionarios.

Se habla de cuerpos facultativos o “especiales”, con ámbito y gestión departamental, esto es, que

Se habla de cuerpos facultativos o “especiales”, con ámbito y gestión departamental, esto es, que dependían de un concreto ministerio que tuviera la competencia .Estos cuerpos de funcionarios se regían al igual que en Francia por unos estatutos especiales, estos estatutos eran normas que concretaban sus derechos y obligaciones en función de las peculiaridades del servicio que cada cuerpo tuviera encomendadas. Esto supuso una novedad en España.

Otra de las peculiaridades es que a partir de mediados del S. XIX se aprueban algunos estatutos generales que son: RD de 18 de julio de 1852 (Bravo Murillo); RD de 4 de marzo de 1866 (O´Donnell); Ley de Bases de los Funcionarios del Estado, de 22 de julio de 1918. El reglamento de cuerpos de funcionarios administrativos que prestan servicios en los distintos ministerios civiles.

2ª.-Fase Clasista e interdepartamental. (Clasista por que se introducen elementos del sistema inglés, e interdepartamental hace referencia a que pueden cambiar de departamento ministerial). Se inicia con la aparición de la ley de funcionarios civiles del Estado de 1964 (LFCE). Lo que caracteriza esta fase es que se introducen elementos del modelo inglés en el sistema de función pública español. Los más importantes son:

La creación de la figura del funcionario generalista o interdepartamental.

Se separan las funciones administrativas y facultativas. Facultativas como funciones especiales.

Se centraliza la gestión del sistema de función pública en el ministerio de la presidencia y se crean, para ello, órganos específicos.

Se elimina la jerarquía interna de los cuerpos.

La clasificación de todos los cuerpos en distintos grupos en función del título académico exigido para el ingreso en el cuerpo.

Se rompe la exclusividad del sistema de función pública y se admiten otras formas de vinculación del personal con la Administración como los funcionarios eventuales, como el personal laboral o como los contratados en régimen de derecho administrativo.

3ª.- Fase. Laboralización de la Función Pública. Es la que se produce tras la entrada en vigor de la CE de 1978. En la CE se habla del estatuto de los funcionarios en su artículo 103.3.

Normas aprobadas a partir de 1984, entre las que destaca: La ley 30/1984 de Medidas de Reforma de la Función Pública y las demás introducen algunas novedades que son:

La incorporación en la regulación de la función pública de elementos propios del régimen laboral (Técnica de la clasificación del personal y derechos “sindicales” de los funcionarios). Por ejemplo: derechos sindicales, clasificación de los puestos de trabajo.

La admisión de un régimen paralelo al funcionarial de derecho laboral.

Aprobación por las CCAA de Leyes de Función Pública (desarrollo de las bases estatales).

Hasta el 2007 no se aprueba una norma que contenga la palabra “Estatuto”.

4ª.- Fase. Profundización en la Laboralización.

- Se inicia con la aprobación de la Ley 7/2007, del Estatuto Básico del Empleado Público.

la Ley 7/2007, del Estatuto Básico del Empleado Público. - Dos características fundamentales de la nueva

- Dos características fundamentales de la nueva regulación:

Profundización en la Laboralización

Reducción de los contenidos básicos de la competencia del Estado, permite una mayor regulación propia por las Leyes autonómicas.

El estatuto se aplica al funcionario como al personal laboral. Otra característica del estatuto como una norma básica. En la ley 2007 lo básico es mucho menor.

Cuando el art. 149 CE habla de bases, se refiere a que el Estado dicta de esa materia la legislación y las CCAA pueden aprobar leyes con normas de desarrollo.

El estatuto es todo básico, por lo que tiene que ser desarrollado tanto por el Estado como por las CCAA, antes nunca se había aprobado una ley en la que el Estado tuviera que desarrollar las materias.

LPAP regula el patrimonio de la AGE y hay algunos artículos que son básicos con aplicación general y que se aplican a las CCAA o a la administración local.

1. CONCEPTO Y CLASES DE EMPLEADO PÚBLICO

Concepto de empleados públicos: son personas que desempeñan funciones

retribuidas en la Administración Pública al servicio de los intereses generales (art 8.1 EBEP). El estatuto es una ley básica aprobada por el parlamento.

CLASES DE EMPLEADOS PÚBLICOS

A) Funcionarios de carrera (art 9 EBEP): son aquellos que, en virtud del

nombramiento legal, están vinculados a una Administración Pública por una relación estatutaria regulada por el Derecho Administrativo para el desempeño de servicios profesionales retribuidos de carácter permanente.

En cuanto al nombramiento legal, los funcionarios no se vinculan a la administración

por un contrato sino por un nombramiento, que es un acto unilateral de la administración, que requiere, posteriormente, la toma de posesión por parte del funcionario.

En cuanto a la relación estatutaria regulada por el derecho administrativo, el estatuto

regula el régimen que se les aplica a los funcionario, un conjunto de normas que establece sus derechos, obligaciones, desempeño, etc.

En cuanto a la profesionalidad, sirve para diferenciar de otros funcionarios y los

servicios retribuidos con cargo a los presupuestos. Con la peculiaridad de su

permanencia.

permanencia. Les corresponde de forma exclusiva, el ejercicio de funciones que impliquen la participación directa o

Les corresponde de forma exclusiva, el ejercicio de funciones que impliquen la participación directa o indirecta en el ejercicio de potestades públicas o en la salvaguardia de los intereses generales del Estado y de las Administraciones Públicas.

Se cuestiona que puestos de trabajo se destinan al personal laboral y cual los funcionarios públicos. Ejemplo. Todos los funcionarios públicos que realizarán funciones de inspección, tareas de realizar informes preceptivos, dar fe pública, funciones de soberanía como en la carrera diplomática (fuerzas armadas, fiscales, etc.).

B) Funcionarios interinos (art 10 EBEP): son los que por razones justificadas de

necesidad y urgencia, son nombrados para el desempeño de funciones propias de funcionarios (provisional) de carrera cuando se den alguna de las siguientes circunstancias:

- La existencia de plazas vacantes mientras no se provea por funcionarios de carrera.

- La sustitución transitoria de los titulares.

- La ejecución de programas de carácter temporal

- El exceso o acumulación de tareas por plazo máximo de 6 meses, dentro de un periodo de 12 meses.

Selección: por procedimientos ágiles que respeten los principios de igualdad, mérito,

capacidad y publicidad.

Cese: por las causas del art.63 EBEP (por renuncia, por edad de jubilación, por

muerte, etc.) y cuando finalice la causa que dio lugar a su nombramiento.

Se les aplicará el régimen estatutario de los funcionarios en cuanto sea compatible con

su naturaleza, que es un régimen de derecho administrativo.

No son contratados ni se les aplica el Estatuto de los trabajadores.

A) Personal laboral (art 11 EBEP): es el que en virtud del contrato formalizado

por escrito (relación contractual regulada por el derecho laboral), en cualquiera de las modalidades de contratación personal previstas en las legislación laboral, presta servicios retribuidos a las Administraciones Públicas. Puede ser fijo, por tiempo indefinido o temporal. Se rige por la legislación laboral (Estatuto

de los trabajadores), las demás normas convencionalmente aplicables y los preceptos del EBEP que así lo dispongan.

aplicables y los preceptos del EBEP que así lo dispongan. Las leyes de función pública que

Las leyes de función pública que se dicten establecerán los criterios para la determinación de los puestos de trabajo que pueden ser desempeñados por el personal laboral (mientras que siga en vigor el art 15.1.c de la ley 30/1984). Teniendo en cuenta los criterios del artículo 9.2 de EBEP.

B) Personal eventual (art 12 EBEP): es el que, en virtud del nombramiento y con

carácter no permanente solo realiza funciones expresamente calificadas como de confianza o asesoramiento especial, siendo retribuido con cargo a los créditos presupuestarios consignados para este fin. (provisionalidad).

Nombramiento y cese libres (también cesa cuando cese la autoridad a la que prestan

servicios). Se les aplicará el régimen general de los funcionarios de carrera en los que

sea adecuado a su condición. Con régimen administrativo. Las leyes de función pública que se dicten determinarán los órganos de Gobierno de las Administraciones Públicas que podrán disponer de este personal.

Personal directivo profesional (art 13 EBEP). No se pone dentro porque

realmente la ley no lo establece como empleados públicos. Desarrollará funciones directivas profesionales en las Administraciones Públicas.

Su régimen jurídico específico y los criterios para determinar su condición se establecerán por las leyes de empleo público del Estado y de las CCAA.

4. GESTIÓN DEL SISTEMA DE EMPLEO PÚBLICO (ley del 84)

ORGANOS DE GESTIÓN

Gestionan el sistema del empleo público y son los que tienen dentro de cada organización administrativa la competencia para regular y ordenar el sistema general y para adoptar las decisiones singulares en relación con los empleados públicos. Son diferentes para cada una de las administraciones:

- ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO:

Gobierno: art. 3.1 dirige la política de personal y ejerce la función

ejecutiva y la potestad reglamentaria en materia de función pública de la Administración del Estado. Art.3.2.

Ministerio de política territorial y Administración Pública (secretaría de

territorial y Administración Pública (secretaría de Estado para la función Pública): las competencias

Estado para la función Pública): las competencias generales se atribuyen a un ministerio que son de desarrollo, coordinación, control y ejecución de las políticas de gobierno en materia del personal al servicio de la Administración del Estado.

Ministerio de Economía y Hacienda: este ministerio tiene competencias

sobre los aspectos de la gestión de personal que puedan repercutir sobre el gasto público.

Comisión Interministerial de Retribuciones: es un órgano de

composición paritaria entre representantes del ministerio de economía y hacienda y el ministerio competente en materia de Administración Pública para el ejercicio de competencias conjuntas en materia de relaciones de puestos de trabajo y retribuciones.

Departamentos Ministeriales: cada ministerio tiene competencias

concretas de gestión respecto del personal que se integra en ellos. Por ejemplo, pueden hacer propuestas para que se apruebe un determinado plan de empleo.

- COMUNIDADES AUTÓNOMAS: cada una tiene su propio órgano de gestión que depende de la propia CCAA.

- ENTIDADES LOCALES: se atribuyen al pleno del ayuntamiento o de la diputación las funciones más importantes relativas al personal de la corporación. Se refiere a ello los art.22.i) de la LBRL competencias del pleno y del ayuntamiento; y el 33.2.f) de la LBRL Pleno de las diputaciones provinciales; Las demás facultades y competencias en materia de personal corresponden al alcalde del ayuntamiento o al presidente de la diputación. Art 24 d) y 29 a) del TRRL de 1986.

ÓRGANOS DE COORDINACIÓN Y COOPERACIÓN

Son órganos colegiados con competencias no decisorias, que tienen por misión coordinar en la medida que sea necesario o conveniente la política de personal de las distintas Administraciones Públicas. Hay que tener en cuenta lo que dice el Estatuto básico.

El art.100 del EBEP establece las funciones de los órganos de coordinación y cooperación que son:

CONFERENCIA SECTORIAL DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA: está formada por representantes de las Administraciones del Estado, de las CCAA, de las ciudades de Ceuta y Melilla y de la Administración Local. En el art. 5 de la ley 30/1992 se refiere a las conferencias sectoriales.

COMISIÓN DE COORDINACIÓN DEL EMPLEO PÚBLICO: es el órgano técnico y de trabajo dependiente de la conferencia sectorial de Administración Pública en el que se hace efectiva la coordinación de la

política de personal entre las distintas administraciones.

política de personal entre las distintas administraciones. INSTRUMENTOS DE ORDENACIÓN DE LA GESTIÓN DE RECURSOS HUMANOS

INSTRUMENTOS DE ORDENACIÓN DE LA GESTIÓN DE RECURSOS HUMANOS

Son los instrumentos de los que disponen legalmente los órganos de gobierno y gestión para el cumplimiento de sus tareas.

INSTRUMENTOS DE GESTIÓN DEL SISTEMA DE EMPLEO PÚBLICO

Registro administrativo de personal (art.71 EBEP y 13 ley 30/1984)

Cada administración Pública constituirá un registro en el que se inscriban los datos relativos al personal al que se aplica el EBEP. Estaría incluido todo el personal de la administración, laboral y no laboral.

Mediante convenio de la Conferencia Sectorial se establecerán los contenidos mínimos comunes de los Registros y los criterios que permitan el intercambio homogéneo de la información entre las Administraciones Públicas. Lo que quiere decir es que también las Administraciones Públicas deben tener registros de todo el personal y los datos que afecten a su vida administrativa por ejemplo la fecha de nacimiento y la toma de posesión.

En la ley 30/1984 se inscriben los datos que afecten a la vida administrativa del empleado. Nombramiento y toma de posesión, o el trabajador laboral la fecha de firma del contrato.

¿Por qué se obliga a las administraciones a tenerlos? Para controlar en cada momento en que situación se encuentra los empleados; También sirve para el personal público, para certificar y dar fe de los efectos que le sean relevantes.

Plantillas del personal (art.14 ley 30/1984)

La plantilla de personal se dice que es un concepto que tiene carácter presupuestario. Es el documento en el cual la Administración anota el número de empleados a los cuales está dispuesta a pagar y que necesita. Porque también puede suceder que la Administración necesite más empleados pero al no poder pagarlos no los contrata.

Incluye todos los PT de cada Administración tal y como resultan de los créditos establecidos en los presupuestos. Se fijan anualmente a través del presupuesto y se aplican conjuntamente con él.

Relaciones de puestos de trabajo (art.74 EBEP y 15 de la ley 1984)

Es un documento donde se realiza la ordenación del personal o la ordenación de puestos de trabajo de una Administración. Las Administraciones Públicas estructuran su organización a través de las relaciones de puestos de trabajo u otros instrumentos organizativos similares que comprenderán al menos:

- La denominación de los PT

- Los grupos de clasificación profesional

- Los cuerpos o escales a que estén adscritos

- Los sistemas de provisión

- Las retribuciones complementarias

Diferencias, la fundamental, las plantillas de personal solo incluyen aquellos puestos

que tengan asignación presupuestaria, sin en cambio en las relaciones de puestos de trabajo, algunos no incluyen dotación presupuestario.

de trabajo, algunos no incluyen dotación presupuestario. Su naturaleza jurídica puede ser acto administrativo o

Su naturaleza jurídica puede ser acto administrativo o reglamento. Pero para recurrirla hay que considerarlas como reglamentos, se recurrirían por la jurisdicción contencioso-administrativa, de forma directa o indirecta, recurriendo un acto de aplicación de la norma.

Oferta de empleo público (art.70 EBEP y 18 de la ley 30/1984)

La oferta de empleo público o instrumento similar de gestión de la provisión de las necesidades de personal, incluirán las necesidades de recursos humanos con asignación presupuestaria que deban proveerse mediante la incorporación de personal de nuevo ingreso.

Se aprobará anualmente por los órganos de gobierno de las Administraciones Públicas.

Planes para la ordenación de los recursos humanos de las Administraciones Públicas.

Estos planes que aprueben las Administraciones Públicas podrán incluir, entre otras las siguientes modalidades:

a) Análisis de las disponibilidades y necesidades de personal, tanto desde el punto de vista del número de efectivos como los de los perfiles profesionales o niveles de cualificación de los mismos.

b) Previsiones sobre sistemas de organización del trabajo y modificaciones de estructuras de PT.

c) Medidas de movilidad

d) Medidas de promoción interna y de formación del personal y de movilidad forzosa

e) La previsión de la incorporación de recursos humanos a través de la oferta de empleo público.

TEMA 4. REGULACIÓN DE LAS AGUAS PÚBLICAS TERRESTRES, EL DEMANIO MINERO Y LOS MONTES.

1.- Regulación de las aguas públicas terrestres

Las aguas públicas terrestres o continentales son las procedentes de las lluvias y estancadas, así como las que fluyen (en ríos o arroyos o cauces discontinuos) en el interior del territorio español (península e islas).

Introducción

La primera cuestión que se plantea sobre el régimen jurídico de las aguas es la de su titularidad. Las soluciones pueden ser dos:

- Primer sistema: las aguas siguen el régimen de la propiedad de los predios ribereños (sistema de accesión)

- Segundo sistema: El agua es una propiedad separada de la superficie substante o aledaña.

• Las aguas son cosas comunes o

apropiación por cualquier particular.

son cosas comunes o apropiación por cualquier particular. “res nullius” y por ello susceptibles de •

“res nullius” y por ello susceptibles de

• Las aguas son cosas insuspceptibles de apropiación por estar definidas como

públicas y reservadas a la colectividad. (países áridos, en estos países es

bastante importante la regulación del agua).

Legislación vigente

A) Constitución Española

En el análisis de la regulación de las aguas públicas terrestres, debe partirse de lo dispuesto en la CE. En primer lugar, del art. 132 CE y, en segundo lugar, sobre el reparto competencial entre el Estado y las Comunidades Autónomas en la materia, hay que mencionar lo previsto en los art. 148 y 149 CE (por un lado, los títulos competenciales de los arts. 148.1.10ª y 149.1.22ª y, por otro lado, los títulos a los que se refieren los arts. 148.1.3ª, 9ª,11ª y 19ª y 149.1.23ª,24ª y 25ª que también pueden incidir en las competencias sobre aguas terrestres).

Por otra parte, deben tenerse en cuenta las competencias asumidas en la materia por las Comunidades Autónomas en sus Estatutos de Autonomía y, en su caso, la normativa que hayan aprobado. Se da problemática en el reparto de las competencias de las aguas. Ej. Art. 51 LO 2/2007, de 19 de marzo, de Reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía o art. 75.1 LO 14/2007, de 30 de noviembre, de reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla y León. Extremadura recurrió estas dos sentencias, que fueron declaradas inconstitucionales.

Cuencas hidrográficas

Definición de Cuenca hidrográfica: Superficie de terreno cuya escorrentía superficial fluye en su totalidad a través de una serie de corrientes, ríos y eventualmente, lagos hacia el mar por una única desembocadura, estuario o delta.

El art.14 de la LAg estable el principio de respecto a la unidad de la cuenca hidrográfica, de los sistemas hidráulicos y del ciclo hidrológico.

B) Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el

Texto refundido de la Ley de Aguas (en adelante LAg).

Es el resultado de la refundición del texto de la Ley 29/1985, de 2 agosto, de Aguas y de sus sucesivas reformas. Posteriormente, la LAg se ha modificado en varias ocasiones, algunas de estas modificaciones se han realizado para la incorporación o transposición de Directivas en materia de aguas.

El objeto de la LAg es la regulación del dominio público hidráulico, del uso del agua y del ejercicio de las competencias atribuidas al Estado en las materias relacionadas con dicho dominio así como el establecimiento de las normas básicas de protección de las aguas continentales, costeras y de transición (art. 1 LAg).

En cuanto al contenido de la LAg, pueden destacarse los siguientes aspectos:

1.- Indica cuáles son los bienes que integran el dominio público hidráulico estatal (art.2 LAg):

1.- Indica cuáles son los bienes que integran el dominio público hidráulico estatal (art.2 LAg): a) las aguas continentales, tanto superficiales como subterráneas renovables con independencia del tiempo de renovación; b) los cauces de corrientes naturales, continuas o discontinuas; c) los lechos de los lagos y lagunas y los de los embalses superficiales en cauces públicos; d) los acuíferos, a los efectos de los actos de disposición o de afección de los recursos hidráulicos y e) las aguas procedentes de desalación del agua del mar.

También prevé la LAg algunos supuestos de propiedad privada sobre las aguas continentales: a) los cauces de corrientes no naturales (acequias o acueductos); b) los cauces por los que ocasionalmente discurran aguas pluviales en tanto atraviesen, desde su origen, únicamente fincas de domino particular; c) las charcas situadas en predios de propiedad privada que se destinen al uso exclusivo de esos predios; d) los terrenos que puedan resultar inundados durante las crecidas no ordinarias de los lagos, lagunas, embalses, ríos o arroyos que conservarán la calificación jurídica y la titularidad dominical que tuvieren y e) los lagos, lagunas y charcas, sobre los que existan inscripciones expresadas en el Registro de la Propiedad, que conservarán el carácter dominical que ostentaran en el momento de entrar en vigor la Ley de Aguas de 1985.

2.- Asimismo la LAg regula la llamada Administración pública del agua:

establece los principios rectores de la gestión en materia de agua a los que deberá someterse el ejercicio de las funciones del Estado en la materia (art. 14 LAg) y regula la estructura de los órganos y autoridades de la administración del agua (El Consejo Nacional del Agua, los Organismos de Cuenca y las Comunidades de Usuarios).

La administración publica del agua

El ejercicio de las funciones del Estado en materia de aguas se someterá a los siguientes principios (art.14 LAg):

- Unidad de gestión, tratamiento integral, economía del agua, desconcentración, descentralización, coordinación, eficacia y participación de los usuarios.

- Respeto a la unidad de la cuenca hidrográfica, de los sistemas hidráulicos y del ciclo hidrológico.

- Compatibilidad de la gestión pública del agua con la ordenación del territorio, la conservación y protección del medio ambiente y la restauración de la naturaleza.

Consejo Nacional del agua: Órgano superior de consulta y participación en la materia. Forman parte del mismo: la AGE, las CCAA, los Entes Locales, los Organismos de cuencas, las organizaciones profesionales y económicas más representativas de ámbito estatal relacionadas con los usos del agua, las organizaciones sindicales y empresariales más representativas en el ámbito estatal y las entidades sin fines lucrativos de ámbito estatal cuyo objeto este constituido por la defensa de intereses ambientales.

Organismo de cuenca: Se constituyen en las cuencas hidrográficas que exceden del ámbito territorial de una CCAA. Reciben la denominación de Confederaciones Hidrográficas del río que da nombre a la cuenca.

Comunidades de usuarios: La LAg obliga a los usuarios del agua y otros bienes del

Comunidades de usuarios: La LAg obliga a los usuarios del agua y otros bienes

del

dominio público hidráulico de una misma toma o concesión a constituirse en

CC

de usuarios. Se denominaran comunidades de regantes cuando el destino

dado a las aguas fuese principalmente el riego; en otro caso, recibirán el

calificativo que caracterice el destino del aprovechamiento colectivo.

3.- Se dedica un Título de la LAg (el III) a la planificación hidrológica (este Título ha sido desarrollo por el Real Decreto 907/2007, de 6 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de la Planificación Hidrológica). La LAg establece

los objetivos generales de la planificación hidrológica y regula los instrumentos

a

través de los cuales se realizará la planificación (el Plan Hidrológico Nacional

y

los planes hidrológicos de cuenca).

Planes hidrológicos

Plan hidrológico: Efectos en todo el territorio nacional; se elabora por el MAGRAMA; se regula por ley; ley 10/2001, de 5 de junio, del Plan Hidrológico

Nacional; RD ley 2/2004, de 18 de junio, por el que se modifica la Ley 10/2001

y deroga todos los artículos del trasvase; Ley 11/2005, de 22 junio, por la que se modifica la Ley 10/2001.

Planes Hidrológicos de Cuenca. Intercomunitarias: Se elaboran por el organismo de cuenca; Se aprueban por el Gobierno (RD). Intracomunitarias:

Se elaboran por la Administración hidráulica competente; Se aprueban por el Gobierno (RD).

4.- El Título IV de la LAg se refiere a la utilización del dominio público hidráulico y establece el régimen aplicable a las distintas clases de usos de estos bienes por la Administración y por los particulares. Bañarse en un río, la pesca en un río (referencia al tema 3). El título habilitante, uso especial y privativo, en la ley de aguas se sustituye el requisito de título habilitante por una autorización.

5.- El Título V de la LAg es el dedicado a la protección del dominio público hidráulico y de la calidad de las aguas. Se fijan los objetivos de la protección de las aguas y del dominio público hidráulico y se prevén distintas técnicas para proteger la calidad de las aguas como la autorización de vertidos, la declaración de salinización de los acuíferos subterráneos, la reutilización de las aguas y la creación de Registros de Zonas Protegidas.

Protección del dominio público hidráulico

- La demarcación hidrográfica es la principal unidad a los efectos de la gestión de cuencas y constituye el ámbito espacial al que se aplican las normas de protección de aguas incluidas en la LAg. (art.16bis)

Definición de demarcación hidrográfica: “Zona terrestre y marina compuesta por una o varias cuencas hidrográficas vecinas y las aguas de transición, subterráneas y costeras asociadas a dichas cuencas”.

Objetivos de la protección de las aguas y del dominio público hidráulico (art.92 LAg).

- Concepto de contaminación: Se entiende por contaminación, a los efectos de

esta Ley, la acción y el efecto de introducir materias o formas de energía, o inducir condiciones en el agua que, de modo directo o indirecto impliquen una alteración perjudicial de su calidad en relación con los usos posteriores, con la

salud humana, o con los ecosistemas acuáticos o terrestres directamente asociados a los acuáticos; causen

salud humana, o con los ecosistemas acuáticos o terrestres directamente asociados a los acuáticos; causen daños a los bienes; y deterioren o dificulten el disfrute y los usos del medio ambiente. (Art.93).

Técnicas para proteger la calidad de las aguas:

Autorización de vertidos (canon del vertido).

Declaración de salinización de los acuíferos subterráneos, acuíferos cercanos al mar pueden tener filtraciones del agua del mar y se pueden limitar su extracción.

Reutilización de las aguas

Creación de Registros de Zonas Protegidas

6.- Finalmente, el Título VII de la LAg regula las infracciones y sanciones en esta materia [este Título se desarrolla por el Reglamento del Dominio Público Hidráulico (aprobado por el Real Decreto 849/1986, de 11 de abril)].

2.- Regulación del demanio minero

2.1.- Los recursos mineros en el derecho español. Sistema y legislación vigente

A) Constitución Española

En el análisis de la regulación de los recursos mineros, debe partirse de lo dispuesto en la CE. En primer lugar, del art. 132 CE y, en segundo lugar, sobre el reparto competencial entre el Estado y las Comunidades Autónomas en la materia, hay que mencionar lo previsto en los arts. 148.1.10 y 149.1.25 CE.

148.1.10: Las comunidades Autónomas podrán asumir competencias en las siguientes materias: Los proyectos, construcción y explotación de los aprovechamientos hidráulicos, canales y regadíos de interés de la Comunidad Autónoma; las aguas minerales y termales.

149.1.25: El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias. Bases del régimen minero y energético.

Por otro parte, deben tenerse en cuenta las competencia asumidas en la materia por las Comunidades Autónomas en sus Estatutos de Autonomía y algunos de los Decretos de traspaso de funciones y servicio a las Comunidades Autónomas puesto que, en virtud de los mismos, les corresponden hoy muchas competencias de ejecución de la Ley de Minas; además, deberá tenerse en cuenta la normativa autonómica que se haya aprobado sobre la materia.

B) Ley 22/1973, de 21 de julio, de Minas (en adelante LMi).

Su objeto es establecer el régimen jurídico de la investigación y aprovechamiento de los yacimientos minerales y demás recursos geológicos cualquiera que fueren su origen y estado físico (art. 1 LMI).

Concepto de mina: Yacimiento del suelo o del subsuelo en el que se localizan recursos minerales y que es susceptible de apropiación.

Según lo previsto en el art. 2 LMi, todos los yacimientos de origen natural y demás recursos geológicos existentes en el territorio nacional, mar territorial y

plataforma continental, son bienes de dominio público. El Estado podrá asumir directamente su investigación y

plataforma continental, son bienes de dominio público. El Estado podrá asumir directamente su investigación y aprovechamiento o cederla en la forma y condiciones que establece la Ley y las demás disposiciones vigentes en cada caso. Añade este artículo en su apartado segundo que, en cuanto al dominio de las aguas, se estará a lo dispuesto en el Código Civil y Leyes especiales, sin perjuicio de lo que establece la LMi en relación con su investigación y aprovechamiento (téngase en cuenta, en este sentido, que la Ley de Aguas de 1985 declaró de dominio público prácticamente todas las aguas, incluidas las subterráneas y que el art. 1.5 del Real Decreto Legislativo 1/2001, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley de Aguas, señala que las aguas minerales y termales se regirán por su legislación específica).

C) Ley 54/1980, de 5 de noviembre, de modificación de la LMi.

Esta Ley introduce cambios en la LMi pero debe hacerse una referencia específica a la misma porque no da una nueva redacción a los preceptos afectados por ella.

D) Por el Real Decreto 2857/1978, de 25 de agosto, se aprueba el reglamento

ejecutivo de la LMi con el nombre de Reglamento General para el Régimen de

la Minería.

En cuanto al contenido de la LMi, pueden destacarse los siguientes aspectos:

1.- La LMi clasifica los recursos mineros en cuatro secciones siguiendo un

criterio económico del menor o mayor valor de las sustancias (art.3): Sección

A) rocas. Sección B) aguas y estructuras (ésta comprende tres “subsecciones”,

las aguas minerales y termales, los yacimientos formados como consecuencias de operaciones reguladas en la Ley y las estructuras subterráneas). Sección C) minerales en general y Sección D) minerales energéticos (esta última sección se crea por la Ley 54/1980 de modificación de la LMi).

2.- También se refiere la LMi al régimen de aprovechamiento de los recursos

mineros que varía en función de la sección en que estén incluidos. Así, los arts.

16 a 22 LMi regulan el régimen de aprovechamiento de los recursos de la

Sección A); los arts. 23 a 36 LMi el de los recursos de la Sección B) y los arts.

37 a 81 el de los recursos de la Sección C), éstos preceptos se aplican también

a la Sección D) sin perjuicio de las salvedades que para ésta se establecen en

la Ley 54/1980 de modificación de la LMi.

3.-Otra de las cuestiones que regula la LMi es la relativa a la explotación por el Estado del demanio minero y el establecimiento de reservas que suponen una excepción al sistema general de aprovechamiento por los particulares de los recursos mineros. El art. 7 LMi ha previsto la posibilidad de que el Estado se reserve zonas en el territorio nacional, mar territorial y plataforma continental en las que el aprovechamiento de uno o varios yacimientos minerales y demás recursos geológicos pueda tener especial interés para el desarrollo económico

y social o para la defensa nacional. En las zonas reservadas se podrán

desarrollar actividades de exploración, investigación y explotación (art. 11 LMi).

Definición de cuadrícula minera: se denominará cuadrícula minera al volumen de profundidad indefinida cuya base superficial quede comprendida entre dos paralelos y dos meridianos, cuya separación sea de veinte segundos sexagesimales, que deberán coincidir con grados y minutos enteros y, en su caso, con un número de segundos que necesariamente habrá de ser veinte o cuarenta. Art. 75 LMi.

2.2.- Los hidrocarburos. Legislación vigente

2.2.- Los hidrocarburos. Legislación vigente Los hidrocarburos podrían haber formado otra de las secciones de la

Los hidrocarburos podrían haber formado otra de las secciones de la LMi (la “Sección E”), pero éstos quedan fuera de su regulación (art. 1.2 LMi). Antes de que se aprobara la LMi de 1973, se aplicaba la Ley de Minas de 19 de julio de 1944, esta Ley sí que se refería a los hidrocarburos que estaban incluidos en su Sección B).

Los hidrocarburos son una materia prima muy importante para la industria, son recursos que tienen un especial valor energético, estratégico y económico que determinó que se les aplicara un régimen especial.

Así, el 26 de diciembre de 1958 se aprueba la Ley sobre Régimen Jurídico de la Investigación y Explotación de los Hidrocarburos y posteriormente la Ley de 27 de junio de 1974 sobre Investigación y Explotación de los Hidrocarburos que ha estado en vigor hasta el año 1998 en el que se aprueba la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos (en adelante LH). Esta deroga también la Ley 10/1987, de 15 de junio, de disposiciones básicas para un desarrollo coordinado de actuaciones en materia de combustible gaseoso y la Ley 34/1992, de 22 de diciembre de ordenación del sector petrolero.

Al estudiar la regulación del sector de hidrocarburos debe tenerse en cuenta que, desde los años noventa, se ha llevado a cabo en España un proceso de liberalización del mismo. En su puesta en marcha han influido muchos factores pero el impulso fundamental lo ha dado el Derecho Comunitario que ha impuesto la exigencia de introducir competencia en los mercados energéticos y la adopción de medidas liberalizadoras con la finalidad de lograr un mercado interior de la energía. Para conseguir esos objetivos, las Instituciones comunitarias han tomado distintas medidas y han aprobado diversas normas (Directivas y Reglamentos). Esta regulación ha afectado a la situación del sector en los Estados miembros (también en España) y a su regulación que deberá adecuarse a lo previsto por la normativa comunitaria.

Clases de hidrocarburos (LH):

Productos derivados del petróleo:

- Hidrocarburos líquidos (carburantes y combustibles)

- GLP:

• Envasados

• a granel

Gases combustibles por canalización

- Gas natural

- Gases manufacturados o gases sintéticos:

• Mezclas de gas natural, butano o propano con aire

• Biogás u otro gas obtenido a partir de la biomasa

• Otros tipos de gases manufacturados o mezcla de gas combustible con aire

de gases manufacturados o mezcla de gas combustible con aire Ley 34/1998, de 7 de octubre,

Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos

La LH tiene por objeto renovar, integrar y homogeneizar la distinta normativa legal vigente en materia de hidrocarburos. Lleva a cabo una regulación integral de los hidrocarburos, desde la explotación al consumo pasando por todos los procesos intermedios de transformación, tratamiento y transporte. Regula el régimen jurídico de las actividades relativas a los hidrocarburos líquidos y gaseosos.

La LH limita la actividad del Estado a un papel regulador pero mantiene la titularidad pública del bien. En este sentido, el art. 2.1 dispone “a los efectos del artículo 132.2 de la Constitución tendrán la consideración de bienes de dominio público estatal, los yacimientos de hidrocarburos y almacenamientos subterráneos existentes en el territorio del Estado y en el subsuelo del mar territorial y de los fondos marinos que estén bajo la soberanía del Reino de España conforme a la legislación vigente y a los convenios y tratados internacionales de los que sea parte” y el art. 2.2 reconoce la libre iniciativa empresarial para el ejercicio de las actividades a las que se refieren los Títulos

III y IV de la Ley.

La LH regula tres cuestiones fundamentales:

a) La exploración, investigación y explotación de hidrocarburos:

Estas actividades se regulan por la Ley sobre Investigación y Explotación de los Hidrocarburos de 1974. La LH dedica el Título II a su regulación de la ley del 1998. En él estable el régimen jurídico de la exploración, investigación y explotación de yacimientos de hidrocarburos y almacenamientos subterráneos para hidrocarburos y de las actividades de transporte, almacenamiento y manipulación industrial de los hidrocarburos obtenidos cuando se realicen por los investigadores o explotadores de manera accesoria y mediante instalaciones anexas a las de producción.

b) La ordenación del mercado de productos derivados del petróleo:

La LH regula en su Título III el régimen de las actividades relacionadas con los productos derivados del petróleo y, dentro de estos productos, distingue entre los hidrocarburos líquidos y los gases licuados del petróleo (GLP) (a cada uno de ellos se les aplica un régimen distinto).

c) La ordenación del suministro de gases combustibles por canalización:

La LH dedica su Título IV a la ordenación del suministro de gases combustibles por canalización. Uno de los cambios fundamentales que la LH ha llevado a cabo en relación con el sector del gas ha sido el de la supresión de su calificación como servicio público: las actividades del ciclo del gas pasan a

tener la consideración de actividades de interés general (esta denominación ya se incluía en la Ley de Ordenación del Sector Petrolero de 1992). La LH regula

el llamado sistema de gas natural, que es un sistema de instalaciones que

tiene por objeto suministro de gas a los consumidores.

3.- Regulación de los montes

Legislación vigente

A) Constitución Española

En el análisis de la regulación de los montes, debe partirse de lo dispuesto en

En el análisis de la regulación de los montes, debe partirse de lo dispuesto en la CE. En primer lugar, del art. 45 CE y, en segundo lugar, sobre el reparto competencial entre el Estado y las Comunidades autónomas en la materia, hay que mencionar, por una parte, lo previsto en los arts. 148.1.8 y 149.1.23 CE [también pueden incidir en las competencias sobre los montes otros títulos competenciales (véase, en ese sentido, lo previsto en el art. 149.1.5 y 18)]. Por otra parte, deben tenerse en cuenta las competencias asumidas en la materia por las Comunidades Autónomas en sus Estatutos de Autonomía y, en su caso, la normativa que hayan dictado.

B) La Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

La Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes (en adelante LMo) deroga la anterior Ley de Montes de 8 de junio de 1957 y, poco tiempo después de su promulgación, ha sido reformada de forma parcial por la Ley 10/2006, de 28 de abril, por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

El objeto de la LMo es “garantizar la conservación y protección de los montes españoles, promoviendo su restauración, mejora, sostenibilidad y aprovechamiento racional, apoyándose en la solidaridad colectiva y la cohesión territorial” (art. 1 LMo).

Según lo previsto en su art. 2, la LMo se aplica a todos los montes españoles (el art. 5 LMo recoge el concepto de monte); a los montes vecinales en mano común se les aplica sin perjuicio de los establecido en su legislación especial ( la Ley de 11 de noviembre de 1980); a los terrenos de condición mixta agrosilvopastoral, y en particular a las dehesas, se les aplicará en lo relativo a sus características y aprovechamientos forestales y se considera de aplicación subsidiaria de la legislación específica de espacios naturales protegidos y de vías pecuniarias que atraviesen o linden con montes.

En cuanto al contenido de la LMo, pueden destacarse los siguientes aspectos:

1.- El art. 1 LMo estable cuál es su objeto y, a continuación el art. 3 enumera los principios en los que se inspira y el art. 4 añade que la intervención administrativa sobre los montes se justifica en la función social que desempeñan, independientemente de su titularidad y, por ello, las Administraciones públicas deben velar por su conservación, protección, restauración, mejora y ordenado aprovechamiento.

2.- El art. 5 LMo recoge el concepto legal de monte que no coincide con el coloquial que suele vincularlo a la idea del bosque. Así, según lo previsto en su apartado primero, “a los efectos de esta Ley, se entiende por monte todo terreno en el que vegetan especies forestales arbóreas, arbustivas, de matorral o herbáceas, sea espontáneamente o procedan de siembra o plantación, que cumplan o puedan cumplir funciones ambientales, protectoras, productoras, culturales, paisajísticas o recreativa”.

También tienen la consideración de monte: a) los terrenos yermos, roquedos y arenales; b) las construcciones e infraestructuras destinadas al servicio del monte en el que se ubican; c) los terrenos agrícolas abandonados que cumplan las condiciones y plazos que determine la Comunidad Autónoma y siempre que hayan adquirido signos inequívocos de su estado forestal; d) todo terreno que, sin reunir las características descritas anteriormente, se adscriba a la finalidad de ser repoblado o transformado al uso forestal, de conformidad con la normativa aplicable y e) los enclaves forestales en terrenos agrícolas con la superficie mínima determinada por la Comunidad Autónoma.

No tiene la consideración de monte, según lo dispuesto por el art. 5.2 LMo: a)

No tiene la consideración de monte, según lo dispuesto por el art. 5.2 LMo: a) los terrenos dedicados al cultivo agrícola; b) los terrenos urbanos y aquellos otros que excluya la Comunidad Autónoma en su normativa forestal y urbanística.

3.- También clasifica la Ley los montes en sus arts. 11 y ss.

En primer lugar, la Ley distingue, en función de su titularidad, entre montes públicos y privados. Los montes públicos pertenecen al Estado, a las Comunidades Autónomas, a las Entidades Locales y otra Entidades de Derecho Público y pueden ser, a su vez de dos clases: de dominio público o demaniales y patrimoniales. Los montes privados o de particulares son los que pertenecen a personas físicas o jurídicas de Derecho Privado. También se refiere la LMo a los montes vecinales o en mano común que tienen una naturaleza especial derivada de su propiedad en común.

En segundo lugar, la Ley indica que, por razón de sus especiales características, los montes podrán clasificarse en montes protectores y montes con otras figuras de especial protección (el art. 24 LMo establece las características que deben cumplir los montes, de titularidad pública o privada, para poder ser declarados protectores y el art. 24 bis prevé la posibilidad de que las Comunidades Autónomas establezcan otra figuras de especial protección de los montes de titularidad pública o privada que presenten alguna de las características que en él se enumeran). La clasificación de un monte como protector o la declaración de otras figuras de especial protección conllevan ciertos incentivos económicos (subvención) y algunos beneficios pero también exigencias y obligaciones adicionales.

4.- Otros aspectos regulados por la LMo son: el régimen jurídico de los montes públicos (su régimen de protección y de uso); el régimen de los montes privados y los aprovechamientos forestales.

5.- Para cumplir con las funciones que atribuye el art. 4 LMo a las Administraciones de velar por la conservación, protección, restauración, mejora y ordenado aprovechamiento de los montes, públicos y privados, la Ley regula los instrumentos de información forestal (para realizar se prevé la elaboración de distintos documentos y planes como la Estrategia forestal española, el Plan forestal español y los Planes de ordenación de los recursos forestales) y de ordenación de los montes (la LMo se refiere a la aprobación de las Directrices básicas comunes para la ordenación y el aprovechamiento de montes y las Instrucciones de ordenación y el aprovechamiento de montes y regula como instrumentos principales de gestión forestal los proyectos de ordenación de montes y los planes dasocráticos).

6.- Uno de los aspectos esenciales de la gestión forestal y uno de los objetivos fundamentales de la LMo es la conservación de los montes. La Ley regula en sus arts. 39 a 54 bis distintas medidas protectoras frente a circunstancias peligrosas para la pervivencia del patrimonio forestal como los usos indebidos, la erosión, la desertificación, los incendios o las plagas.

7.- En su Título VII la LMo regula las infracciones y sanciones en esta materia.

C) Derecho Comunitario

Debe también tenerse en cuenta la influencia del Derecho Comunitario sobre el sistema forestal puesto que la protección medioambiental de los montes y su explotación económica es una materia sobre la que se han interesado las Instituciones

comunitarias que han aprobado diversos documentos y Reglamentos que afectan, entre otras cuestiones, a la

comunitarias que han aprobado diversos documentos y Reglamentos que afectan, entre otras cuestiones, a la repoblación agrícola y la protección de los bosques contra la contaminación atmosférica y los incendios forestales.

TEMA 6. EL EMPLEO PÚBLICO (segunda parte)

LA CARRERA PROFESIONAL

Introducción. La carrera administrativa de los funcionarios

El art. 14.c de la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleo Público (EBEP) reconoce el derecho de los empleados públicos a la progresión en la cartera profesional y promoción interna.

Los art. 16 a 18 del EBEP se refieren a la carrera profesional de los funcionarios de carrera y el art. 19 del EBEP a la carrera profesional y promoción del personal laboral.

Carrera profesional de los funcionarios de carrera

El art. 75 del EBEP establece que los funcionarios de carrera se agrupan en cuerpos o escalas (los cuerpos son agrupaciones de funcionarios, creadas por Ley, para permitir un reclutamiento común) especialidades u otros sistemas que incorporen competencias, capacidades y conocimientos comunes acreditados a través de un proceso selectivo.

El art. 76 del EBEP añade que los cuerpos y escalas se clasifican en grupos de acuerdo con la titulación exigida para el acceso a los mismos. (Sobre los grupos de clasificación profesional de los funcionarios de carrera, deben tenerse en cuenta el art 76, la Da 7ª y la DT 3ª del EBEP y el art. 25 de la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma de la Función Pública).

Consecuencias de los grupos de clasificación:

- Las retribuciones básicas serán distintas para cada grupo (pero iguales para todos los cuerpos integrados en ellos).

- A cada grupo se le asigna un conjunto de PT a los que pueden aspirar los funcionarios de los cuerpos que lo integran.

Los Puestos de Trabajo se clasifican en NIVELES (según la importancia de la función que constituye su objeto) (art. 21 Ley 30/1984, derogado por el EBEP)

El nivel permitía alcanzar a cada funcionario su GRADO PERSONAL (categoría profesional de cada funcionario

El nivel permitía alcanzar a cada funcionario su GRADO PERSONAL (categoría profesional de cada funcionario expresada en una escala que coincide con la de los niveles de PT) (art. 21 Ley 30/1984, derogado por el EBEP).

Una vez que el funcionario ingresa en la función pública, adquiere

automáticamente el grado correspondiente al nivel del PT de su primer destino

y después puede adquirir un grado superior. Se le adjudica uno de los puestos

de trabajo ofertados, de acuerdo con sus peticiones y según el orden obtenido

en el proceso selectivo.

El art. 21 de la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma de la Función Pública se refería a la clasificación de los puestos de trabajo en niveles según la importancia de la función que constituyera su objeto, que permitía alcanzar a cada funcionario su grado personal (el grado personal se consideraba la categoría profesional de cada funcionario y se expresaba en una escala que coincidía con la de los puestos de trabajo).

El EBEP deja muy abierto el sistema de estructuración de la Función Pública y de ordenación de los puestos de trabajo pues dicho sistema dependerá de las previsiones de las Leyes de desarrollo del EBEP.

Art. 14. C) EBEP: Derecho de los empleados públicos a la progresión en la carrera profesional y promoción interna

Como se ha indicado, el art. 16 del EBEP reconoce el derecho de los funcionarios de carrera a la promoción profesional y define la carrera profesional como el conjunto ordenado de oportunidades se ascenso y expectativas de progreso profesional conforme a los principios de igualdad, mérito y capacidad. Ese artículo añade que las Leyes de la Función Pública que desarrollen el EBEP regularán la carrera profesional aplicable en cada ámbito que podrá consistir en alguna de las siguientes modalidades:

a) Carrera horizontal: que consiste en la progresión de grado, categoría, escalón u otros conceptos análogos, sin necesidad de cambiar de puesto de trabajo; conforme a lo previsto en los arts. 17. a) y b), y 20 del EBEP.

El art. 17 EBEP señala en su letra a) que se articulará un sistema de grados,

categorías o escalones de ascenso fijándose la remuneración a cada uno de ellos y en su letra b) añade que se valorará la trayectoria y actuación profesional, la calidad de los trabajos realizados, los conocimientos adquiridos

y el resultado de la evaluación del desempeño y podrán incluirse también otros

méritos y aptitudes por razón de la especificidad de la función desarrollada y la

experiencia adquirida.

b) La carrera vertical, que consiste en el ascenso en la escritura de puestos de

b) La carrera vertical, que consiste en el ascenso en la escritura de puestos de

trabajo por los procedimientos de provisión. (Formas o vías de cubrir los puestos de trabajo)

Los procedimientos de provisión de puestos de trabajo se regulan en el art. 78 y ss. Del EBEP, siendo los procedimientos ordinarios el concurso y la libre designación con convocatoria pública.

c) Promoción interna vertical, que consiste en el ascenso desde un cuerpo o

escala de un Subgrupo o Grupo de clasificación profesional a otro superior, según lo previsto en el art. 18 del EBEP.

d) Promoción interna horizontal, que consiste en el ascenso a cuerpos o

escalas del mismo Subgrupo profesional, según lo previsto en el art. 18 del EBEP.

Para c y d para poder cambiar de cuerpo por promoción interna hay que hacer unas pruebas de selección. Hay unas plazas reservadas para la promoción interna.

Carrera profesional y promoción del personal laboral

El art. 19 del EBEP reconoce el derecho del personal laboral a la promoción profesional y establece que la carrera profesional y promoción del personal laboral se hará efectiva a través del procedimiento previsto en el Estatuto de los trabajadores o en los convenios colectivos.

La evaluación del desempeño

El EBEP considera un elemento fundamental de la nueva regulación que establece, la evaluación del desempeño de sus empleados (la valoración de su conducta profesional y el rendimiento o logro de resultados) a la que se refiere el art. 20 y que se tendrá en cuenta en relación con la carrera profesional

horizontal, la formación, la provisión de puestos de trabajo, la percepción de retribuciones complementarias y

horizontal, la formación, la provisión de puestos de trabajo, la percepción de retribuciones complementarias y la continuidad en un puesto de trabajo obtenido por concurso.

SITUACIONES ADMINISTRATIVAS

Situaciones Administrativas de los funcionarios públicos EBEP.

(art. 85 a 91 del

Según lo previsto en el art 85, son las siguientes:

a) Servicio activo

b) B) Servicios especiales

c) C) Servicio en otras Administraciones Públicas

d) D) Excedencia

D1) Excedencia voluntaria por interés particular

D2) Excedencia voluntaria por agrupación familiar

D3) Excedencias por cuidado de familiares

D4) Excedencias por razón de violencia de género

e) Suspensión de funciones

Las leyes de Función Pública podrán regular otras situaciones administrativas de los funcionarios de carrera cuando concurran las circunstancias a que se refiere el art. 85.2 EBEP.

a) Servicio activo (art.86 EBEP):

Situación de quienes presten servicios en su condición de funcionarios públicos y no les corresponda quedar en otra situación. Gozan de todos los derechos inherentes a su condición de funcionarios y quedan sujetos a los deberes y responsabilidades derivados de la misma.

b) Servicios Especiales (art 87 EBEP):

Los funcionarios de carrera serán declarados en situación de servicios especiales en los supuestos del

Los funcionarios de carrera serán declarados en situación de servicios especiales en los supuestos del art 87.1 EBEP:

- Cuando sean designados miembros del gobierno o de los órganos de

gobierno de las CCAA y Ciudades de Ceuta y Melilla, miembros de las Instituciones de la Unión Europea o de las Organizaciones Internacionales, o sean nombrados altos cargos de las citadas Administraciones Públicas o Instituciones.

- Cuando sean autorizados para realizar una misión por periodo determinado

superior a seis meses en Organizaciones Internacionales, Gobiernos o Entidades Públicas extranjeras o en programas de cooperación internacional.

- Cuando sean adscritos a los servicios del Tribunal Constitucional o del Defensor del Pueblo o destinados al Tribunal de Cuentas.

- Cuando accedan a la condición de Diputado o Senador de las Cortes

Generales o miembros de las Asambleas Legislativas de las CCAA si perciben retribuciones periódicas por la realización de la función.

- Cuando de desempeñen cargos electivos retribuidos y de dedicación

exclusiva en las Asambleas de las Ciudades d Ceuta y Melilla y en las Entidades Locales, cuando se desempeñen responsabilidades de órganos superiores y directivos municipales y cuando se desempeñen responsabilidades de miembros de los órganos locales para el conocimiento y la resolución de las reclamaciones económico-administrativas.

- Cuando sean designados para formar parte del Consejo General deL Poder Judicial o de los Consejos de Justicia de las CCAA.

- Cuando sean elegidos o designados para formar parte de los órganos

Constitucionales o de los Órganos Estatutarios de las CCAA u otros cuya elección corresponda al Congreso de los Diputados, Senado o a las Asambleas Legislativas de las CCAA.

- Cuando sean designados como personal eventual por ocupar puestos de

trabajo con funciones expresamente calificadas como de confianza o asesoramiento político y no opten por permanecer en la situación de servicios activos.

- Cuando adquieren la condición de funcionarios al servicio de organizaciones internacionales.

- Cuando sean designados asesores de los grupos parlamentarios de las Cortes Generales o de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas.

- Cuando sean activados como reservistas voluntarios para prestar servicios en

las Fuerzas Armadas.

las Fuerzas Armadas. pues el apartado 4 del art. 87 añade que la declaración de la

pues el apartado 4 del art. 87 añade que la

declaración de la situación de servicios especiales también procederá en los

supuestos que se determinen en las Leyes de Función Pública que se dicten en desarrollo del EBEP.

Esta larga lista queda abierta

Quienes se encuentren en una situación de servicios especiales percibirán las retribuciones del puesto o cargo que desempeñen (sin perjuicio del derecho a percibir los trienios que tengan reconocidos en cada momento).

El tiempo que permanezcan en esta situación se les computará a efectos de ascensos, reconocimiento de trienios, promoción interna y derechos en el régimen de Seguridad Social.

Quienes se encuentren en situación de servicios especiales tendrán derecho, al menos, a reingresar al servicio activo en la misma localidad, en las condiciones y con las retribuciones correspondientes a la categoría, nivel o escalón de la carrera consolidados.

c) Servicio en otras Administraciones Públicas (art 88 EBEP)

Situación de los funcionarios de carrera que, en virtud de los procesos de transferencias o por los procedimientos de provisión de puestos de trabajo, obtengan destino en una Administración Pública distinta.

Los funcionarios transferidos a las CCAA se integran plenamente en la organización de la Función Pública de las mismas, hallándose en la situación de servicio activo en la Función Pública de la CCAA en la que se integran. Los funcionarios transferidos mantienen todos sus derechos en la Administración Pública de origen como si se hallaran en servicio activo.

Los funcionarios de carrera en la situación de servicio en otras Administraciones Públicas que se encuentren en dicha situación por haber obtenido un puesto de trabajo mediante los sistemas de provisión previstos en el EBEP, se rigen por la legislación de la Administración en la que estén destinados de forma efectiva y conservan su condición de funcionario de la Administración de origen y el derecho a participar en las convocatorias para la provisión de puestos de trabajo que se efectúen por esta última. El tiempo de servicio en la Administración Pública en la que estén destinados se les computará como de servicio activo en su cuerpo o escala de origen.

Los funcionarios que reingresen al servicio activo en la Administración de origen, procedentes de la

Los funcionarios que reingresen al servicio activo en la Administración de origen, procedentes de la situación de servicio en otras Administraciones Públicas, obtendrán el reconocimiento profesional de los progresos alcanzados en el sistema de carrera profesional y sus efectos sobre la posición retribuida.

d) Excedencia ( art. 89 EBEP):

La excedencia de los funcionarios de carrera podrá adoptar las siguientes modalidades:

d1) Excedencia voluntaria por interés particular.

d2) Excedencia voluntaria por agrupación familiar.

d3) Excedencia por cuidado de familiares.

d4) Excedencia por razón de violencia de género.

d1) Excedencia voluntaria por interés particular:

Los funcionarios de carrera podrán obtener la excedencia voluntaria por interés particular cuando hayan prestado servicios efectivos en cualquiera de las Administraciones Públicas durante un periodo mínimo de cinco años inmediatamente anteriores ( no obstante, las Leyes de Función Pública que se dicten en desarrollo del EBEP podrán establecer una duración menos del periodo de prestación de servicios exigido para que el funcionario de carrera pueda solicitar la excedencia y se determinarán los periodos mínimos de permanencia en la misma).

La concesión de excedencia voluntaria por interés particular quedará subordinada a las necesidades del servicio y a la ausencia de expediente disciplinario.

Se declarará de oficio esta excedencia cuando finalizada la causa que la determinó el pase a una situación distinta a la de servicio activo, se incumpla la obligación de solicitar el reingreso al servicio activo en el plazo en que se determine reglamentariamente.

En esta situación no se percibirán retribuciones, ni será computable el tiempo que se permanezca en ella a efectos de ascensos, trienios y derechos en el régimen de Seguridad Social.

d2) Excedencia voluntaria por agrupación familiar

Podrá concederse ( sin exigirse periodo mínimo de prestación de servicios) a los funcionarios cuyo

Podrá concederse ( sin exigirse periodo mínimo de prestación de servicios) a los funcionarios cuyo cónyuge resida en otra localidad por haber obtenido y estar desempeñando un puesto de trabajo de carácter definitivo como funcionario de carrera o como laboral fijo en cualquiera de las Administraciones Públicas, Organismos Públicos y Entidades de Derecho público dependientes o vinculadas a ellas, en los Órganos Constitucionales o del Poder Judicial y Órganos similares de las CCAA, así como en la Unión Europea o en Organizaciones Internacionales.

En esta situación no se perciben retribuciones, ni se computa el tiempo que se permanezca en ella a efectos de ascensos, trienios y derechos en el régimen de Seguridad Social.

d3) Excedencia por cuidado de familiares

Los funcionarios de carrera tendrán derecho a un período de excedencia de duración no superior a tres años para atender al cuidado de cada hijo ( por naturaleza, por adopción o por acogimiento permanente o preadoptivo) a contar desde la fecha de nacimiento o, en su caso, de la resolución judicial o administrativa.

También tendrán derecho a un periodo de excedencia de duración no superior a tres años, para atender al cuidado d eun familiar que se encuentre a su cargo ( hasta el segundo grado inclusive de consanguinidad o afinidad) que por razones de edad, accidente , enfermedad o discapacidad no pueda valerse por sí mismo y no desempeñe actividad retribuida.

El periodo de excedencia será único por cada sujeto causante. Cuando un nuevo sujeto causante diera origen a una nueva excedencia, el inicio del periodo de la misma pondrá fin al que se viniera disfrutando.

En el caso de que dos funcionarios generasen el derecho a disfrutarla por el mismo sujeto causante, la Administración podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas relacionadas con el funcionamiento de los servicios.

El tiempo de

trienios, carrera y derechos en el régimen de Seguridad Social.

permanencia en esta situación será computable a efectos de

En el puesto de trabajo desempeñado se reservará, al menos, durante dos

años. Transcurrido este periodo, dicha reserva lo será a un puesto n la misma localidad

años. Transcurrido este periodo, dicha reserva lo será a un puesto n la misma localidad y de igual retribución.

d4) Excedencias por razón de violencia de género

Las funcionarias víctimas de violencia de género, para hacer efectiva su protección o su derecho a la asistencia social integral, tendrán derecho a solicitar la situación de excedencia sin tener que haber prestado un tiempo mínimo de servicios previos y sin que sea exigible el plazo de permanencia en la misma.

Durante los seis primeros meses tendrán derecho a la reserva del puesto de trabajo que desempeñaran, siendo computable dicho periodo a efectos de antigüedad, carrera y derechos del régimen de Seguridad Social.

Cuando las actuaciones judiciales lo exigieran se podrá prorrogar ese periodo por tres meses, con un máximo de dieciocho, con idénticos efectos a los señalados anteriormente, a fin de garantizar la efectividad del derecho de protección de la víctima.

Durante los dos primeros meses de esta excedencia la funcionaria tendrá derecho a percibir las retribuciones íntegras y, en su caso, las prestaciones familiares por hijo a cargo.

e) Suspensión de beneficios ( art 90 EBEP) :

El funcionario declarado en la situación de suspensión quedará privado, durante el tiempo de permanencia en la misma, del ejercicio de sus funciones y de todos los derechos inherentes a la condición.

Cuando exceda de seis meses determinará la pérdida del puesto de trabajo.

La suspensión firme se impondrá en virtud de sentencia dictada en causa criminal o en virtud de sanción disciplinaria. La suspensión firme por sanción disciplinaria no podrá exceder de seis años.

Podrá acordarse la suspensión de funciones con carácter provisional con ocasión de la tramitación de un procedimiento judicial o expediente disciplinario, en los términos establecidos en el EBEP.

Reingreso Al servicio activo ( art 91) :

Reingreso Al servicio activo ( art 91) : Reglamentariamente se regularán los plazos, procedimientos y condiciones,

Reglamentariamente se regularán los plazos, procedimientos y condiciones, según las situaciones administrativas de procedencia, para solicitad el reingreso al servicio activo de los funcionarios de carrera, con respecto al derecho a la reserva dl puesto de trabajo en los casos en que proceda conforme al EBEP.

Situaciones del personal laboral:

El personal laboral se regirá por el ET y por los convenios colectivos que les sean de aplicación.

Los convenios colectivos podrán determinar la aplicación de lo previsto en el EBEP al personal incluido en su ámbito de aplicación en lo que resulte compatible con el estatuto de los trabajadores.

EXTINCIÓN DE LA RELACIÓN FUNCIONARIAL: PÉRDIDA DE LA RELACIÓN DE SERVICIO

El capitulo II del Titulo IV del EBEP regula la pérdida de la relación de servicio y el art. 63 enumera las causas de la pérdida de la condición de funcionario de carrera que son las siguientes:

a) La renuncia a la condición de funcionario, por escrito ( a la que se refiere el

art. 64 del EBEP)

b) La pérdida de la nacionalidad ( a la que se refiere el art 65 del EBEP)

c) La jubilación total del funcionario ( a la que se refiere el art 67 del EBEP)

d) La sanción disciplinaria de separación del servicio firme.

e) La pena principal o accesoria de inhabilitación absoluta o especial para

cargo público firme ( a la que se refiere el art 66 del EBEP)

f) Muerte o defunción.

El art 68 del EBEP se refiere a la rehabilitación de la condición de funcionario y establece que, en los casos de extinción de la relación de servicio por pérdida de la nacionalidad o jubilación por incapacidad permanente, y una vez desaparecida la causa que la motivó, el funcionario podrá solicitar la rehabilitación.

Añade este artículo que, cuando el funcionario hubiera perdido esa condición

por haber sido condenado a la pena de inhabilitación, los órganos de gobierno de las

por haber sido condenado a la pena de inhabilitación, los órganos de gobierno de las Administraciones podrán conceder, con carácter excepcional, la rehabilitación, a petición del interesado, atendiendo a las circunstancias y entidad del delito cometido.

DERECHOS Y DEBERES DE LOS EMPLEADOS PÚBLICOS

Se regulan en el Titulo III del EBEP: Derechos y deberes. Código de conducta de los empleados públicos.

Este título se divide en seis Capítulos.

En los Capítulos I a V se regulan los derechos de los empleados públicos y en el Capítulo VI se contienen los deberes.

Derechos de los empleados públicos

Los artículos 14 y 15 de EBEP, que se encuentran en el Capítulo I del Título III, enumeran los derechos de los empleados públicos, distinguiendo entre los derechos individuales y los derechos individuales ejercidos colectivamente.

Art 14 Derechos individuales

Los empleados públicos tienen los siguientes derechos de carácter individual en correspondencia con la naturaleza jurídica de su relación de servicio:

a) A la inamovilidad en la condición de funcionario de carrera.

b) Al desempeño efectivo de las funciones o tareas propias de su condición

profesional y de acuerdo con la progresión alcanzada en su carrera profesional.

c) Ala progresión en la carrera profesional y promoción interna según principios

constitucionales de igualdad, mérito y capacidad mediante la implantación de sistemas objetivos y transparentes de evaluación.

[ El capítulo II del Título III del EBEP regula el derecho a la carrera profesional y a la promoción interna y la evaluación del desempeño].

d) A percibir las retribuciones y las indemnizaciones por razón del servicio

e) A participar en la consecución de los objetivos atribuidos a la unidad donde preste

e) A participar en la consecución de los objetivos atribuidos a la unidad donde

preste sus servicios y a ser informado por sus superiores de las tareas a desarrollar.

f) A la defensa jurídica y protección de la Administración Pública en los

procedimientos que se sigan ante cualquier orden jurisdiccional como consecuencia del ejercicio legítimo de sus funciones o cargos públicos.

g) A la formación continua y a la actualización permanente de sus

conocimientos y capacidades profesionales, preferentemente en horario laboral.

h) Al respeto de su intimidad, orientación sexual, propia imagen y dignidad en

el trabajo, especialmente frente al acoso sexual y por razón de sexo, moral y

laboral.

i) A la no discriminación por razón de nacimiento, origen racial o étnico,

género, sexo u orientación sexual, religión o convicciones, opinión, discapacidad, edad o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

j) A la adopción de medidas que favorezcan la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

[ El Capítulo V del Título III del EBEP regula el derecho a la jornada de trabajo, permisos y vacaciones].

k) A la libertad de expresión dentro de los límites del ordenamiento jurídico.

l) A recibir protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.

m) A las vacaciones, descansos, permisos y licencias.

[El Capítulo V del Título III del EBEP regula el derecho a la jornada de trabajo, permisos y vacaciones]

n) A la jubilación según los términos y condiciones establecidas en las normas

aplicables.

o) A las prestaciones de la Seguridad Social correspondientes al régimen que

les sea de aplicación.

p) A la libre asociación profesional.

q) A los demás derechos reconocidos por el ordenamiento jurídico.

Art. 15. Derechos individuales ejercidos colectivamente

Los empleados públicos tienen los siguientes derechos individuales que se ejercen de forma colectiva: a)

Los empleados públicos tienen los siguientes derechos individuales que se ejercen de forma colectiva:

a) A la libertad sindical

b) A la negociación colectiva y a la participación en la determinación de las

condiciones de trabajo.

c) Al ejercicio de la huelga, con la garantía del mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad.

d) Al planteamiento de conflictos colectivos de trabajo, de acuerdo con la

legislación aplicable en cada caso.

e) A reunión, en los términos establecidos en el artículo 46 de este Estatuto.

[ El Capítulo IV del Título III del EBEP regula el derecho a la negociación colectiva, representación y participación institucional y el derecho de reunión ].

Deberes de los empleados públicos

El artículo 2 del EBEP establece que:

“ Los empleados públicos deberán desempeñar con diligencia las tareas que

tengan asignadas y velar por los intereses generales con sujeción y observancia de la Constitución y del resto del ordenamiento jurídico, y deberán actuar con arreglo a los siguientes principios: objetividad, integridad,

neutralidad, responsabilidad, imparcialidad, confidencialidad, dedicación al servicio público, transparencia, ejemplaridad, austeridad, accesibilidad,

eficacia, honradez, promoción del entorno cultural y medioambiental, y respeto

a la igualdad entre mujeres y hombres, que inspiran el Código de Conducta de

los empleados públicos configurado por los principios éticos y de conducta regulados en los artículos siguientes.

Los principios y reglas establecidos en este Capítulo informarán la interpretación y aplicación del régimen disciplinario de los empleados públicos”.

El art. 53 del EBEP enumera los principios éticos:

1. Los empleados públicos respetarán la Constitución y el resto de normas que

integran el ordenamiento jurídico.

2. 2. Su actuación perseguirá la satisfacción de los intereses generales de los

ciudadanos y se fundamentará en consideraciones objetivas orientadas hacia la imparcialidad y el interés común, al margen de cualquier otro factor que exprese posiciones personales, familiares, corporativas, clientelares o cualesquiera otras que puedan colisionar con este principio.

3. Ajustará su actuación a los principios de lealtad y buena fe con la Administración

3. Ajustará su actuación a los principios de lealtad y buena fe con la

Administración en la que presten sus servicios, y con sus superiores,

compañeros, subordinados y con los ciudadanos.

4. Su conducta se basará en el respeto de los derechos fundamentales y

libertades públicas, evitando toda actuación que pueda producir discriminación alguna por razón de nacimiento, origen racial o étnico, género, sexo, orientación sexual, religión o convicciones, opinión, discapacidad, edad o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

5. Se abstendrán en aquellos asuntos en los que tengan un interés personal,

así como de toda actividad privada o interés que pueda suponer un riesgo de

plantear conflictos de interés con su puesto público.

6. No contraerán obligaciones económicas ni intervendrán en operaciones

financieras, obligaciones patrimoniales o negocios jurídicos con personas o entidades cuando pueda suponer un conflicto de intereses con las obligaciones de su puesto público.

7. No aceptarán ningún trato de favor o situación que implique privilegio o

ventaja injustificada, por parte de personas físicas o entidades privadas.

8. Actuarán de acuerdo con los principios de eficacia, economía y eficiencia, y

vigilarán la consecución del interés general y el cumplimiento de los objetivos de la organización.

9. No influirán en la agilización o resolución de trámite o procedimiento

administrativo sin justa causa y, en ningún caso, cuando ello comporte un privilegio en beneficio de los titulares de los cargos públicos o su entorno familiar y social inmediato o cuando suponga un menoscabo de los intereses de terceros.

10. Cumplirán con diligencia las tareas que les correspondan o se les

encomienden y, en su caso, resolverán dentro de plazo los procedimientos o expedientes de su competencia.

11. Ejercerán sus atribuciones según el principio de dedicación al servicio

público absteniéndose no solo de conductas contrarias al mismo, sino también de cualesquiera otras que comprometan la neutralidad en el ejercicio de los servicios públicos.

12. Guardarán secreto de las materias clasificadas u otras cuya difusión esté

prohibida legalmente, y mantendrán la debida discreción sobre aquellos asuntos que conozcan por razón de su cargo, sin que puedan hacer uso de la información obtenida para beneficio propio o de terceros, o en perjuicio del interés público.

El art 54 del EBEP enumera los principios de conducta:

1. Tratarán con atención y respeto a los ciudadanos, a sus superiores y a los

restantes empleados públicos.

2. El desempeño de las tareas correspondientes a su puesto de trabajo se realizará bajo la forma diligente y cumpliendo la jornada y el horario

establecidos.

establecidos. 3. Obedecerán las instrucciones y órdenes profesionales de los superiores, salvo que constituyan una

3. Obedecerán las instrucciones y órdenes profesionales de los superiores,

salvo que constituyan una infracción manifiesta del ordenamiento jurídico, en cuyo caso les podrán inmediatamente en conocimiento de los órganos de inspección procedentes.

4. Informarán a los ciudadanos sobre aquellas materias o asuntos que tengan

derecho a conocer, y facilitarán el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento

de sus obligaciones.

5. Administrarán los recursos y bienes públicos con austeridad, y no utilizarán

los mismos en provecho propio o de personas allegadas. Tendrán, asimismo,

el deber de velar por su conservación.

6. Se rechazará cualquier regalo, favor o servicio en condiciones ventajosas

que vayan mas allá de los usos habituales, sociales y de cortesía sin perjuicio de lo establecido en el Código Penal.

7. Garantizarán la constancia y permanencia de los documentos para su

transmisión y entrega a sus posteriores responsables.

8. Mantendrán actualizada su formación y cualificación.

9. Observarán las normas sobre seguridad y salud laboral.

10. Pondrán en conocimiento de sus superiores o de los órganos competentes

las propuestas que consideren adecuadas para mejorar el desarrollo de las funciones de la unidad en la que estén destinados. A estos efectos se podrá prever la creación de la instancia adecuada competente para centralizar la recepción de las propuestas de los empleados públicos o administrativos que sirvan para mejorar la eficacia en el servicio.

11. Garantizarán la atención al ciudadano en la lengua que lo solicite siempre

que sea oficial en el territorio.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS EMPLEADOS PÚBLICOS

Pueden distinguirse tres formas de responsabilidad de los empleados públicos:

la responsabilidad civil, la responsabilidad penal y la responsabilidad disciplinaria.

La responsabilidad penal se exigirá por la realización de conductas tipificadas en el Código Penal como constitutivas de delitos.

La responsabilidad civil puede surgir cuando el empleado público causa una lesión con su actuación a terceros ajenos a la Administración a la que sirve o a la propia Administración. Se regula en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

El concepto de funcionario a efectos de responsabilidad civil y penal es muy amplio porque incluye a los que son funcionarios de carrera en sentido estricto y también a las autoridades y empleados públicos laborales.

La responsabilidad disciplinaria surge cuando el empleado público comete una infracción administrativa en el ejercicio

La responsabilidad disciplinaria surge cuando el empleado público comete una infracción administrativa en el ejercicio de su función o cargo y se exige por la Administración mediante un procedimiento administrativo sancionador ( procedimiento disciplinario).

El EBEP sólo se refiere a este tipo de responsabilidad y regula el régimen disciplinario a que están sujetos los funcionarios públicos y el personal laboral en su Título VII .

El art 94 del EBEP enumera los principios de acuerdo a los cuales se ejercerá la potestad disciplinaria:

a) principio de legalidad y tipicidad de las faltas y sanciones

b) Principio de irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no

favorables y de retroactividad de las favorables al presunto infractor

c) Principio de proporcionalidad

d) Principio de culpabilidad

e) Principio de presunción de inocencia

El art 95 del EBEP establece que las faltas disciplinarias pueden ser muy graves, graves o leves. Pero solo tipifica ( enumera) en su apartado segundo las faltas muy graves. Las faltas graves se establecerán por Ley de las CORTES Generales o de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas o por los convenios colectivos, en el caso del personal laboral atendiendo a las circunstancias que indica el apartado tercero del art 95 y el régimen aplicable a las faltas leves se determinará por las leyes de Función Pública que se dicten en desarrollo del EBEP.

El art 96 del EBEP establece las sanciones que podrán imponerse por la comisión de las faltas:

a) Separación del servicio de los funcionarios

b) Despido disciplinario del personal laboral

c) Suspensión firme de funcionarios o de empleo y sueldo en el caso del

personal laboral

d) Traslado forzoso

e) Demérito ( penalización a efectos de carrera, promoción o movilidad

voluntaria)

f) Apercibimiento

g) Cualquier otra que se establezca por Ley

Faltan páginas

Faltan páginas Oferta de empleo público : (art 70 EBEP y 18 de la Ley 30/1984)

Oferta de empleo público : (art 70 EBEP y 18 de la Ley 30/1984)

La oferta de Empleo Público o instrumento similar de gestión de la provisión de las necesidades de personal, incluirán las necesidades de recursos humanos con asignación presupuestaria que deban proveerse mediante la incorporación de personal de nuevo ingreso. Se aprobará anualmente por los órganos de gobierno de las AP.

Planes para la ordenación de los recursos humanos de las AP: ( ART 69

EBEP):

Estos planes que aprueben las AP podrán incluir, entre otras las siguientes modalidades:

a) Análisis de las disponibilidades y necesidades de personal, tanto desde el

punto de vista del número de efectivos como el de los perfiles profesionales o niveles de cualificación de los mismos.

b) B) Previsiones sobre sistemas de organización del trabajo y modificaciones

de estructuras PT.

c) C) Medidas de movilidad.

d) D) Medidas de promoción interna y de formación del personal inmovilidad forzosa.

y

de

e) La previsión de la incorporación de recursos humanos a través de la oferta

de empleo público.

TEMA 6- EL EMPLEO PÚBLICO II

1- ACCESO AL EMPLEO PÚBLICO

Generalidades:

PÚBLICO II 1- ACCESO AL EMPLEO PÚBLICO Generalidades: La CE reconoce el derecho a los ciudadanos

La CE reconoce el derecho a los ciudadanos a acceder a condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos, con los requisitos que señalen las leyes ( art. 23.2) y, en relación con la función pública, por los criterios de mérito y capacidad ( art. 103.3).

Artículo 55. Principios rectores

1. Todos los ciudadanos tienen derecho al acceso al empleo público de acuerdo con los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, y de acuerdo con lo previsto en el presente Estatuto y en el resto del ordenamiento jurídico.

2. Las Administraciones Públicas, entidades y organismos a que se refiere el artículo 2 del presente Estatuto seleccionará a su personal funcionario y laboral mediante procedimientos en los que se garanticen los principios constitucionales antes expresados, así como los establecidos a continuación:

a) Publicidad de las convocatorias y de sus bases

b) Transparencia

c) Imparcialidad y profesionalidad de los miembros de los órganos de selección

d) Independencia y discrecionalidad técnica en la actuación de los órganos de

selección

e) Adecuación entre el contenido de los procesos selectivos y las funciones o

tareas a desarrollar.

f) Agilidad, sin perjuicio de la objetividad, en los procesos de selección.

Requisitos para el acceso: (art. 56 a 59 EBEP):

• Tener nacionalidad española ( sin perjuicio de lo dispuesto en el art 57 )

• Tener nacionalidad española ( sin perjuicio de lo dispuesto en el art 57 )

• Poseer la capacidad funcional para el desempeño de las tareas (reserva de un porcentaje de plazas a personas con discapacidad. Art 59)

• Tener cumplidos 16 años y no exceder, en su caso, de la edad máxima de jubilación, forzosa.

• No haber sido separado mediante expediente disciplinario del servicio

cualquiera de las AP o de los órganos constitucionales o estatutarios de las CCAA no hallarse en inhabilitación absoluta o especial para empleados o cargos públicos por resolución judicial para el acceso al cuerpo o escala de funcionarios, o para ejercer funciones similares a las que desempeñaba en el caso del personal laboral, en el que hubiese sido separado o inhabilitado.

• Poseer la titulación exigida.

• En las CCAA con dos lenguas oficiales las AP deberán prever la selección de empleados debidamente capacitados para cubrir los puestos de trabajo.

• Podrá exigirse el cumplimiento de otros requisitos específicos que guarden relación objetiva y proporcionada con las funciones asumidas y las áreas a desempeñar.

Artículo 57. Acceso al empleo público de nacionales de otros Estados.

1. Los nacionales de los Estados miembros de la Unión Europea podrán

acceder, como personal funcionario, en igualdad de condiciones que los españoles a los empleados públicos, con excepción de aquellos que directa o indirectamente impliquen una participación en el ejercicio del poder público o en las funciones que tienen por objeto la salvaguardia de los intereses del Estado o de las Administraciones Públicas.

A tal efecto, los órganos de Gobierno de las Administraciones Públicas

determinarán las agrupaciones de funcionarios contempladas en el artículo 76

a

las que no puedan acceder los nacionales de otros estados.

2.

Las previsiones del apartado anterior serán de aplicación, cualquiera que

sea su nacionalidad, al cónyuge de los españoles y de los nacionales de otros Estados miembros de la Unión Europea, siempre que no estén separados de derecho y a sus descendientes y a los de su cónyuge siempre que no estén separados de derecho, sean menores de veintiún años o mayores de dicha edad dependientes.

3. El acceso al empleo público como personal funcionario, se extenderá

igualmente a las personas incluidas en el ámbito de aplicación de los Tratados

Internacionales celebrados por la Unión Europea y ratificados por España en los que sea de

Internacionales celebrados por la Unión Europea y ratificados por España en los que sea de aplicación la libre circulación de trabajadores, en los términos establecidos en el apartado 1 de este artículo.

4. Los extranjeros a los que se refieren los apartados anteriores, así como los extranjeros con residencia legal en España podrán acceder a las Administraciones Públicas, como personal laboral, en igualdad de condiciones que los españoles.

5. Sólo por ley de las Cortes Generales o de las Asambleas Legislativas de las CCAA podrá eximirse del requisito de la nacionalidad por razones de interés general para el acceso a la condición de personal funcionario.

El art. 57 del EBEP enumera lo siguiente:

• Os nacionales de Estados miembros de la UE.

• Los cónyuges de españoles, cualquiera que sea su nacionalidad.

• Los cónyuges de los nacionales de otros Estados miembros de la UE, cualquiera que sea su nacionalidad.

• Sus descendientes con ciertas condiciones.

• Personas incluidas en el ámbito de Tratados Internacionales celebrados por la UE y ratificados por España en los que se aplique la libre circulación de personas.

Podrán acceder como personal funcionario: en igualdad de condiciones que los españoles a los empleados públicos.

TEMA 7. EL ORDEN PÚBLICO.

LAS NOCIONES DE SEGURIDAD PÚBLICA, SEGURIDAD CIUDADANA Y

SEGURIDAD PRIVADA

SEGURIDAD PRIVADA El profesor Aguado i Cudolà ha analizado el alcance de los conceptos de seguridad

El profesor Aguado i Cudolà ha analizado el alcance de los conceptos de seguridad pública, seguridad ciudadana y seguridad privada.

Pone de manifiesto como la Constitución Española de 1978 (en adelante CE)

utiliza las nociones de seguridad ciudadana y seguridad pública en los arts. 104

y 149.1.29.

El art. 104 CE dispone en su apartado primero que “Las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, tendrán como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana”.

El art. 149.1.29 CE establece que el Estado tiene competencia exclusiva en materia de “seguridad pública, sin perjuicio de la posibilidad de creación de policías por las Comunidades Autónomas en la forma que se establezca en los respectivos Estatutos en el marco de lo que disponga una ley orgánica”.

Como explica Aguado, el Tribunal Constitucional (en adelante TC) se ha referido en diversas Sentencias al concepto de seguridad pública:

Así, en las primeras, el TC señaló que la seguridad pública era una noción más precisa que el orden público.

El orden público comprendía, según Hauriou, tres aspectos: la tranquilidad, la seguridad y la salubridad públicas.

El TC, en la STC 33/1982, dice que la noción de seguridad pública, no incluye determinados aspectos que forman parte del orden público. Señala que el concepto de orden público “pueden incluirse cuestiones como referentes a la salubridad… que no entran en el concepto de seguridad, la cual se centra en la actividad dirigida a la protección de personas y bienes (seguridad en sentido estricto) y al mantenimiento de la tranquilidad u orden ciudadano…”.

En posteriores Sentencias, el TC se refiere, de nuevo, al concepto de seguridad pública e introduce nuevas precisiones al mismo (vid. Por ejemplo, SSTC 117/1984, 123/1984, 59/1985, 104/1989).

Aguado cita al Profesor Morell Ocaña que, partiendo de la noción constitucional de seguridad pública, considera que comprende los siguientes ámbitos:

- La seguridad pública e individual (cuya protección se encuentra en la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana).

- La protección de las personas y bienes frente a acontecimientos catastróficos (protección civil).

- La paz pública (que en situaciones normales supone una tarea de simple

vigilancia pero que en casos de anormalidad puede dar lugar a la declaración de los Estados de alarma, excepción y sitio).

Aguado concluye señalando que la seguridad pública es una actividad dirigida

a la protección de personas y bienes y esta protección tiene como finalidad

evitar graves riesgos potenciales de alteración del orden ciudadano y de la tranquilidad pública. Para evitar esos riesgos, se permite tomar una serie de medidas que inciden en el ámbito de los derechos y libertades de los ciudadanos y se permite, incluso el uso de la fuerza por parte de las Fuerzas y

Cuerpos de Seguridad.

Cuerpos de Seguridad. También dice Agudo que, para algunos autores, la noción de seguridad pública y

También dice Agudo que, para algunos autores, la noción de seguridad pública

y seguridad ciudadana son prácticamente equivalentes. Pero otros autores

(entre los que se incluye), consideran que el concepto de seguridad pública

está comprendida la seguridad ciudadana y también la protección civil y la vigilancia de la paz pública.

La CE recoge los conceptos de seguridad ciudadana y seguridad pública pero no se refiere a la seguridad privada. Esto plantea, como ha indicado Aguado, la necesidad de determinar si se trata de dos ámbitos materiales distintos o si la seguridad privada debe entenderse incluida en la seguridad pública.

Señala este Profesor que la jurisprudencia constitucional ha venido considerando que la seguridad privada forma parte de la materia de seguridad pública (STC 154/2005, de 9 de junio). Esto se ha justificado con el argumento de que la seguridad privada es un servicio subordinado respecto al de la seguridad pública. En este sentido, se cita la Exposición de Motivos de la Ley 23/1992, de 30 de julio, de Seguridad Privada que establece que “La proyección de la Administración del Estado sobre la prestación de servicios de seguridad pro empresas privadas y sobre su personal se basa en el hecho de que los servicios que prestan forman parte del núcleo esencial de la

competencia exclusiva en materia de seguridad pública atribuida al Estado por el artículo 149.1.29 de la Constitución, y en la misión que, según el artículo 104 del propio texto fundamental, incumbe a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, de proteger el libre ejercicio de los derechos

y libertades y garantizar la seguridad ciudadana…”.

Esta interpretación jurisprudencial se ha realizado en un marco estatutario en el que las Comunidades Autónomas no habían asumido expresamente competencias en materia de seguridad privada. Por lo que Aguado plantea en qué medida la modificación del bloque de la constitucionalidad, a través de la reforma de los Estatutos de Autonomía puede hacer que varíe esa interpretación ya que algunos de los “nuevos” Estatutos de Autonomía han recogido la expresión “seguridad pública” definiendo o dotando de un contenido

a este ámbito material.

Además de si se trata de una materia competencial distinta de la de seguridad pública, también se plantea, en relación con la seguridad privada, en qué medida constituye una mera participación de los particulares en la prestación de la seguridad pública o un ámbito que, aunque esté relacionado con la seguridad pública, presenta singularidades que permiten un tratamiento normativo diferenciado.

LAS COMPETENCIAS DEL ESTADO Y DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS EN MATERIA DE SEGURIDAD PÚBLICA Y PRIVADA. LA CREACIÓN DE POLICÍAS POR LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Como se ha indicado, el art. 149.1.29 CE establece que el Estado tiene competencia exclusiva en materia de “seguridad pública, sin perjuicio de la posibilidad de creación de policías por las Comunidades Autónomas en la forma en que se establezca en los respectivos Estatutos en el marco de lo que disponga una ley orgánica”.

Por otra parte, el art. 148.1.22 CE dispone que las Comunidades Autónomas podrán asumir competencias en materia de “vigilancia y protección de sus edificios o instalaciones” y “coordinación y demás facultades en relación con

las policías locales en los términos que establezca la ley orgánica”.

locales en los términos que establezca la ley orgánica”. En principio, según lo previsto en estos

En principio, según lo previsto en estos artículos de la CE y en el art. 104, la seguridad pública es competencia exclusiva del Estado y el mantenimiento de

la seguridad ciudadana corresponde al Gobierno de la nación.

Pero también las Comunidades Autónomas pueden colaborar en el mantenimiento de la seguridad y crear cuerpos de policía. Ello dependerá de lo que establezca sus Estatutos de Autonomía.

En un primer momento, los Estatutos de Autonomía vasco y catalán son los únicos que hacen referencia a una policía propia junto con la Ley Orgánica 13/1982, de 10 de agosto, sobre Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra. Estas Comunidades Autónomas crearon sus policías (la Policía Autónoma Vasca, la Policía de la Generalitat-Mossos d’Esquadra y la Policía Foral de Navarra).

Posteriormente, y sobre todo con las últimas reformas de los Estatutos de Autonomía, se han introducido en los de otras Comunidades Autónomas referencias a la creación de policías propias y a la seguridad pública y privada. Además, se ha creado por la Comunidad Autónoma de Canarias una policía propia.

FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD

De conformidad con lo dispuesto en el art. 149.1.29 CE, la LO 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (en adelante LOFCS) establece en su art. 1 que la seguridad pública es competencia exclusiva del Estado y su mantenimiento corresponde al Gobierno de la Nación. Añade este artículo que las Comunidades Autónomas participarán en el mantenimiento de la seguridad pública en los términos que establezcan los respectivos Estatutos y en el marco de esta Ley y que también participarán las Corporaciones Locales en los términos establecidos en la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local y en

el marco de esta Ley.

Dice también el art. 1 LOFCS que el mantenimiento de la seguridad pública se ejercerá por las distintas Administraciones Públicas a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Según el art. 2 de la LOFCS, son Fuerzas y Cuerpos de Seguridad:

a) Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado dependientes del Gobierno

de la Nación.

b) Los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas.

c) Los Cuerpos de Policía dependientes de las Corporaciones Locales.

Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ajustarán su actuación

al principio de cooperación recíproca y su coordinación se efectuará a través

de los órganos que a tal efecto establece la Ley (art. 3 LOFCS).

El art. 5 de la LOFCS enumera los principios básicos de actuación de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad: principios de actuación relativos a la adecuación al ordenamiento jurídico; principios de actuación

relativos a sus relaciones con la comunidad y principios de actuación referidos

a su actividad profesional (al tratamiento de detenidos, la dedicación profesional, el secreto profesional y la responsabilidad).

LAS FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO

LAS FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO Según el art. 9 de la LOFCS, las

Según el art. 9 de la LOFCS, las Fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado ejercen sus funciones en todo el territorio nacional y están integradas por:

- El Cuerpo Nacional de Policía, que es un instituto armado de naturaleza civil, dependiente del Ministro de Interior.

- La Guardia Civil, que es un instituto armado de naturaleza militar,

dependiente del Ministerio del Interior en el desempeño de las funciones que la

Ley le atribuye y del Ministerio de Defensa en el cumplimiento de las misiones

de carácter militar que éste o el Gobierno le encomienden. En tiempo de guerra

y durante el Estado de sitio, dependerá exclusivamente del Ministerio de

Defensa.

El mando superior de estos Cuerpos corresponde al Ministro del Interior del que dependen, a través de la Secretaría de Estado de Seguridad, la Dirección General de la Policía y la Dirección General de la Guardia Civil.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana mediante el desempeño de las siguientes funciones comunes (art. 11 LOFCS):

a. Velar por el cumplimiento de las Leyes y disposiciones generales,

ejecutando las órdenes que reciban de las autoridades, en el ámbito de sus

respectivas competencias.

b. Auxiliar y proteger a las personas y asegurar la conservación y custodia de

los bienes que se encuentren en situación de peligro por cualquier causa.

c. Vigilar y proteger los edificios e instalaciones públicos que lo requieran.

d. Velar por la protección y seguridad de altas personalidades.

e. Mantener y restablecer, en su caso, el orden y la seguridad ciudadana.

f. Prevenir la comisión de actos delictivos.

g. Investigar los delitos para descubrir y detener a los presuntos culpables,

asegurar los instrumentos, efectos y pruebas del delito, poniéndolos a disposición del juez o tribunal competente y elaborar informes técnicos y

periciales procedentes.

h. Captar, recibir y analizar cuantos datos tengan interés para el orden y la

seguridad pública, y estudiar, planificar y ejecutar los métodos y técnicas de

prevención de la delincuencia.

i. Colaborar con los servicios de protección civil en los casos de grave riesgo, catástrofe, o calamidad pública, en los términos que se establezcan en la legislación de protección civil.

El ejercicio de estas funciones se distribuye (como regla general y con las excepciones previstas en el apartado 3 del art. 11) siguiendo criterios de carácter territorial:

• El Cuerpo Nacional de Policía ejercita dichas funciones en las capitales de provincia y en los términos municipales y núcleos urbanos que el Gobierno

determine.

determine. • La Guardia Civil las ejercerá en el resto del territorio nacional y su mar

• La Guardia Civil las ejercerá en el resto del territorio nacional y su mar territorial.

Sin perjuicio de lo anterior, los dos cuerpos deberán actuar fuera de su ámbito territorial por mandato judicial o del Ministerio Fiscal, o en casos excepcionales, cuando la eficacia en su actuación lo requiera.

A lo anterior hay que añadir que se prevén una serie de funciones exclusivas o

específicas del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia civil en el art. 12 LOFCS.

Serán ejercidas por el Cuerpo Nacional de Policía las siguientes competencias:

1. La expedición del Documento Nacional de Identidad y de los pasaportes.

2. El control de entrada y salida del territorio nacional de españoles y

extranjeros.

3. Las previstas en la legislación sobre extranjería, refugio y asilo, extradición,

expulsión, emigración e inmigración.

4. La vigilancia e inspección del cumplimiento de la normativa en materia de

juego.

5. La investigación y persecución de los delitos relacionados con la droga.

6. Colaborar y prestar auxilio a las policías de otros países, conforme a lo

establecido en los Tratados o Acuerdos Internacionales sobre las Leyes, bajo

la

superior dirección del Ministerio del Interior.

7.

El control de las entidades y servicios privados de seguridad, vigilancia e

investigación, de su personal, medios y actuaciones.

8. Aquellas otras que le atribuya la legislación vigente.

Serán ejercidas por la Guardia Civil las siguientes competencias:

1. Las derivadas de la legislación vigente sobre armas y explosivos.

2. El resguardo fiscal del Estado y las actuaciones encaminadas a evitar y

perseguir el contrabando.

3. La vigilancia del tráfico, tránsito y transporte en las vías públicas

interurbanas.

4. La custodia de vías de comunicación terrestre, costas, fronteras, puertos,

aeropuertos y centros e instalaciones que por su interés lo requieran.

5. Velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la

conservación de la naturaleza y medio ambiente, de los recursos hidráulicas, así como de la riqueza cinegética, piscícola, forestal y de cualquier otra índole relacionada con la naturaleza.

6. La conducción interurbana de presos y detenidos.

A la Guardia Civil se refieren los arts. 13 y 15 de la LOFCS y

A la Guardia Civil se refieren los arts. 13 y 15 de la LOFCS y al Cuerpo

Nacional de Policía los arts. 16 a 26 de la LOFCS. Además, deben tenerse en

cuenta otras formas que se refieren a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

También se refiere la LOFCS en sus arts. 29 y ss. a la organización de Unidades de Policía Judicial.

El art. 26 CE establece que la Policía Judicial depende de los Jueces, de los

Tribunales y del Ministerio Fiscal en sus funciones de averiguación del delito y

descubrimiento y aseguramiento del delincuente, en los términos que la ley establezca.

Estas funciones se ejercerán, según lo establecido en la LOFCS, por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a través de las Unidades de Policía Judicial, con carácter permanente, especial y exclusivo.

La Policía Judicial constituye una función especializada (para ocupar puestos en estas Unidades se exige estar en posesión del diploma correspondiente).

El Ministerio del Interior organizará unidades de Policía Judicial atendiendo a

criterios territoriales y de especialización delictual con miembros de los Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía que tengan la formación especializada exigida.

En el cumplimiento de sus funciones dependen orgánicamente del Ministerio del Interior y funcionalmente de los Jueces, los Tribunales, o los Fiscales que estén en conocimiento del asunto objeto de su investigación.

LOS CUERPOS DE POLICÍA DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Como se ha indicado, las Comunidades Autónomas pueden, conforme a lo dispuesto en los arts. 148.1.22 y 149.1.29 CE y 1.2 y 2 LOFCS, participar en el mantenimiento de la seguridad pública y pueden crear cuerpos de policía propios que serán institutos armados de naturaleza civil con estructura y organización jerarquizada.

Como también se ha señalado, habrá que tener en cuenta lo previsto por el Estatuto de Autonomía de cada Comunidad Autónoma.

La LOFCS se refiere a las policías de las Comunidades Autónomas y precisa algunos aspectos relativos al reparto de competencias entre el Estado y las Comunidades Autónomas en materia de seguridad.

Para ello, en los arts. 37 a 39, se tiene en cuenta los distintos modelos de los Estatutos de Autonomía en relación con esta cuestión:

Primer modelo. Comunidades Autónomas en cuyos Estatutos esté previsto que se puedan crear cuerpos de policía para el ejercicio de las funciones de vigilancia y protección a que se refiere el art. 148.1.22 CE y las demás que le atribuye la LOFCS.

Estas Comunidades podrán ejercer, a través de sus cuerpos de policía, las siguientes funciones:

1. Con carácter de propias:

a. Velar por el cumplimiento de las disposiciones y órdenes singulares dictadas por los órganos de la Comunidad Autónoma.

b. La vigencia y protección de personas, órganos, edificios, establecimientos y dependencias de la Comunidad

b. La vigencia y protección de personas, órganos, edificios, establecimientos y

dependencias de la Comunidad Autónoma y de sus entes instrumentales, garantizando el normal funcionamiento de las instalaciones y la seguridad de los usuarios de sus servicios.

c. La inspección de las actividades sometidas a la ordenación o disciplina de la

Comunidad Autónoma, denunciando toda actividad ilícita.

d. El uso de la coacción en orden a la ejecución forzosa de los actos o

disposiciones de la propia Comunidad Autónoma.

2. En la colaboración con las Fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado:

a. Velar por el cumplimiento de las Leyes y demás disposiciones del Estado y

garantizar el funcionamiento de los servicios públicos esenciales.

b. Participar en las funciones de policía judicial.

c. Vigilar los espacios públicos, proteger las manifestaciones y mantener el

orden en grandes concentraciones humanas.

3. De prestación simultánea e indiferenciada con las Fuerzas y Cuerpos de

Seguridad del Estado:

a. La cooperación a la resolución amistosa con los conflictos privados cuando

sean requeridos para ello.

b. La prestación de auxilio en los casos de accidente, catástrofe o calamidad

pública, participando en la forma prevista en las Leyes, en la ejecución de los planes de protección civil.

c. Velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservación

de la naturaleza y medio ambiente, recursos hidráulicos, así como la riqueza

cinegética, piscícola, forestal y de cualquier otra índole relacionada con la

naturaleza.

Segundo modelo. Comunidades Autónomas con competencias en materia de seguridad que no opten por la creación de cuerpos de policía propia.

Podrán solicitar del Gobierno de la Nación, a través del Ministerio del Interior, la adscripción de unidades del Cuerpo Nacional de Policía para el ejercicio de las funciones que establece el art. 148.1.22 CE y la FOFCS. Estas últimas son las siguientes:

a. Velar por el cumplimiento de las disposiciones y órdenes singulares dictadas

por los órganos de la Comunidad Autónoma.

b. La vigilancia y protección de personas, órganos, edificios, establecimientos y

dependencias de la Comunidad Autónoma y de sus entes instrumentales, garantizando el normal funcionamiento de las instalaciones y la seguridad de

los usuarios de sus servicios.

c. La inspección de las actividades sometidas a la ordenación o disciplina de la

Comunidad Autónoma, denunciando toda actividad ilícita.

d. El uso de la coacción en orden a la ejecución forzosa de los actos o

disposiciones de la propia Comunidad Autónoma.

Tercer modelo. Comunidades Autónomas cuyos Estatutos de Autonomía prevean la creación de cuerpos de policía.

Tercer modelo. Comunidades Autónomas cuyos Estatutos de Autonomía prevean la creación de cuerpos de policía.

También podrán ejercer las funciones de vigilancia y control a que se refiere el art. 148.1.22 CE mediante la firma de acuerdos de cooperación específica con el Estado.

Como un “cuarto modelo” o un “modelo especial” podríamos citar el caso de las Comunidades Autónomas del País Vasco, Cataluña y Navarra por las previsiones de las Disposiciones Finales de la LOFCS. La Disposición Final Primera señala que lo dispuesto en la Ley no será de aplicación a la competencia que el Estatuto de Autonomía atribuye a las instituciones del País Vasco en materia de régimen de la policía autónoma, para la protección de personas y bienes y el mantenimiento del orden público dentro del territorio autónomo, que seguirá regulándose por dicho Estatuto en la forma en que se determina por el mismo (sí se aplicarán los artículos de la LOFCS que contienen los principios básicos de actuación y la disposiciones estatutarias comunes). La Disposición Final Segunda indica que la policía autónoma de Cataluña se rige por su Estatuto de Autonomía y normas que lo desarrollen, respecto a las que la LOFCS tendrá carácter supletorio (con la excepción de algunos artículos que serán de aplicación directa) y, en el mismo sentido, la Disposición Final Tercera dice que la Policía Foral de Navarra se regirá por la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra y normas que la desarrollan, respecto a las que la LOFCS tendrá carácter supletorio (con la excepción de algunos artículos que serán de aplicación directa).

LA COLABORACIÓN ENTRE LAS FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO Y LOS CUERPOS DE POLICÍA DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS Y LA COORDINACIÓN ENTRE EL ESTADO Y LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS EN MATERIA DE SEGURIDAD

La LOFCS ha establecido mecanismos de colaboración entre las distintas policías y cuerpos de seguridad que actúan en el territorio español y ha creado una serie de órganos de coordinación entre la Administración del Estado y de las Comunidades Autónomas en materia de seguridad.

Los arts. 45 y 46 se refieren a la colaboración entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas que deberán prestarse mutuo auxilio e información recíproca en el ejercicio de sus respectivas funciones.

Los órganos de coordinación entre la Administración del Estado y de las Comunidades Autónomas en materia de seguridad que menciona y regula la LOFCS son: el Consejo de Política de Seguridad y, dentro de él, un Comité de Expertos (arts. 48 y 49) y las Juntas de Seguridad (art.50).

LOS CUERPOS DE POLICÍA DEPENDIENTES DE LAS CORPORACIONES LOCALES

Como se ha explicado el art. 148.1.22 CE se refiere a las policías locales y los arts. 1.2 y 2 LOFCS, prevén la posibilidad de que las Corporaciones Locales participen en el mantenimiento de la seguridad pública y se creen Cuerpos de Policía dependientes de ellas.

De forma más específica, el art. 51.1 LOFCS establece que los Municipios podrán crear cuerpos

De forma más específica, el art. 51.1 LOFCS establece que los Municipios podrán crear cuerpos de policía propios, de acuerdo con lo previsto en la misma, en la Ley de Bases de Régimen Local y en la legislación autonómica.

Los Cuerpos de Policía Local son institutos armados, de naturaleza civil y organización jerarquizada.

Los Cuerpos de Policía Local deberán ejercer las funciones que se enumeran en el art. 53 LOFCS:

a. Proteger a las autoridades de las Corporaciones Locales y vigilancia o

custodia de sus edificios e instalaciones.

b. Ordenar, señalizar y dirigir el tráfico en el casco urbano, de acuerdo con lo

establecido en las normas de circulación.

c. Instruir atestados por accidentes de circulación dentro del casco urbano.

d. Policía administrativa, en lo relativo a las ordenanzas, bandos y demás

disposiciones municipales dentro del ámbito de su competencia.

e. Participar en las funciones de policía judicial.

f. La prestación de auxilio, en los casos de accidente, catástrofe o calamidad

pública, participando, en la forma prevista en las Leyes, en la ejecución de los

planes de protección civil.

g. Efectuar diligencias de prevención y cuantas actuaciones tiendan a evitar

comisión de actos delictivos en el marco de colaboración establecido en las juntas de seguridad.

h. Vigilar los espacios públicos y colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de

Seguridad del Estado y con la policía de las Comunidades Autónomas la protección de las manifestaciones y el mantenimiento del orden en grandes concentraciones humanas, cuando sean requeridos para ello.

i. Cooperar en la resolución de los conflictos privados cuando sean requeridos para ello.

Las actuaciones que practiquen los Cuerpos de Policía Local en el ejercicio de las funciones de los apartados c y g deberán ser comunicadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado competentes.

Dichos Cuerpos sólo podrán actuar en el ámbito territorial del Municipio respectivo, salvo en situaciones de emergencia y previo requerimiento de las autoridades competentes (art 51.3 LOFCS).

En los Municipios donde no exista Policía Municipal, los cometidos de ésta serán ejercidos por el personal que desempeñe funciones de custodia y vigilancia de bienes, servicios e instalaciones, con la denominación de guardas, vigilantes, agentes, alguaciles o análogos (art. 51.2 LOFCS).

Las Comunidades Autónomas tienen reconocida en el art. 148.1.22 CE la capacidad para asumir competencias en materia de coordinación de las policías locales, en los términos que establezca una ley orgánica y a ello se refiere el art. 39 LOFCS que ha fijado las funciones que corresponden a las Comunidades Autónomas para llevar a cabo esa coordinación.

Además, el art. 54.1 LOFCS ha previsto que en los Municipios que tengan Cuerpo de

Además, el art. 54.1 LOFCS ha previsto que en los Municipios que tengan Cuerpo de Policía propio, podrá constituirse una Junta Local de Seguridad, que será el órgano competente para establecer las formas y procedimientos de colaboración entre los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en su ámbito territorial.