Sunteți pe pagina 1din 20
1. Introducción. E mpezaré este escrito aclarando el título del mismo, para esto habrá que

1. Introducción.

E mpezaré este escrito aclarando el título del mismo, para esto habrá que remontarse muchos años en el pasado y pensar en la evolución del hombre. Cuando el ser humano adopta una

posición erguida, una de sus primeras visiones fue la magnicien- cia del cielo y el resplendor de sus estrellas. De la fascinación de este espectáculo y a base de una observación constante, muy pronto aprende que el movimiento de los astros le proporcionan una exce- lente forma de orientarse, pudiendo de esta forma recorrer grandes distancias y regresar a aquellos lugares que le parecián más seguros y que le proveían de mejores recursos; es decir, la posición de las estrellas en el cielo le proporcionaban un marco de referencia en el cual moverse. Avanzando en la historia vemos que estos conocimien- tos les permitieron fundar ciudades en los lugares más adecuados y conducir grandes rebaños, entre otras muchas cosas. De lo anterior concluyo que la profesión más antigua del mundo es la mecánica celeste, rama de las matemáticas que estudia el movimiento de los astros en el cielo. Estoy conciente de que ésta es una armación po- lémica, mis amigos médicos y lósofos también se adjudican esta primicia; con los astrónomos coincidimos en ser parte del mismo equipo, y siempre está la creencia popular de que la prostitución tie- ne este honor. Espero que algún día pueda conversar con algunos de ustedes a este respecto. A través de la historia de la humanidad, con la participación de varias civilizaciones, principalmente la valiosa aportación de los an- tiguos astrónomos y astrólogos, fueron germinando las semillas del problema central de la mecánica celeste, conocido como el proble- ma de los n –cuerpos . En un escrito tan breve como este, dar una cronología más detallada de los sucesos relevantes es imposible, así que me concentraré en la etapa moderna de este problema, que nace con la publicación del Philosophiae Naturalis Principia Mathemati- ca por Isaac Newton en 1687, donde por primera vez se da una clara formulación del problema en términos de un sistema de ecuaciones diferenciales, teniendo como modelo la ley de atracción de Newton, que establece que la atracción entre dos cuerpos celestes es propor- cional al producto de sus masas y está en razón inversa del cuadrado de su distancia. Aquí aparece una idea sencilla, elegante y genial, considerar a los cuerpos celestes como masas puntuales en el espa-

a los cuerpos celestes como masas puntuales en el espa- cio. Entremos pues a la formulación
a los cuerpos celestes como masas puntuales en el espa- cio. Entremos pues a la formulación
a los cuerpos celestes como masas puntuales en el espa- cio. Entremos pues a la formulación

cio. Entremos pues a la formulación matemática del problema de los

n –cuerpos. Consideremos n –masas puntuales en el espacio cuyas posiciones están dadas por los vectores r i R 3 , i = 1, 2, ··· n , con respecto a un sistema de coordenadas jo, con el origen en el centro de masas, es decir

n i=1 n
n
i=1
n

m i r i

i=1 m i

= 0,

a r = (r 1 , r 2 , ··· r n ) le llamaremos la conguración o forma del sistema. Si suponemos que el valor de la constante de atracción es uno, G = 1 , entonces el movimiento de las n –masas esta determi- nado por las soluciones del sistema de ecuaciones diferenciales de segundo grado dadas por:

m i r¨ i =

de segundo grado dadas por: m i r ¨ i = j = i m i

j

=i

m i m j

3

r ij

(r j r i ),

(1)

donde r ij = |r j r i | , el término cúbico en el denominador de la ecuación (1) viene de multiplicar la magnitud de la fuerza por el vector unitario (r j r i )/|r j r i | para obtener la dirección de la fuerza correspondiente. Una de las grandes di cultades para resolver el sistema anterior es la presencia de colisiones en el modelo, es decir, cuando dos o más partículas llegan a una misma posición al mismo tiempo; para aclarar esto denamos

Δ ij = {(r 1 ,

,r

n ) R 3n | r i = r j },

Δ =

, ,r n ) ∈ R 3 n | r i = r j } ,

i<j

Δ ij ,

y la función potencial U : R 3n \ Δ −→ R dada por U =

, el vector momento es p = Mr donde M es la matriz

diagonal M = diag (m 1 , m 1 , m 1 ,

el sistema (1) puede ser escrito en forma Hamiltoniana, donde el Ha-

miltoniano es una primera integral de movimiento conocida como la energía total del sistema

n , m n , m n ) ; de esta manera

del sistema n , m n , m n ) ; de esta manera j<i m

j<i

m i m j

r ij

,m

H (r, p) =

1

2

p t M 1 p U (r),

(2)

CARTA INFORMATIVA

1

T =

usual del problema de los n –cuerpos esta dada por

2 1 p t M 1 p es la energía cinética del sistema. La formulación

r˙ = M 1 p = H ,

∂p

p˙ = U = H

∂r .

(3)

El lector puede consultar [23] y [14] para mayores detalles. Pa-

ra n = 2 , el problema es integrable, es decir conocemos todas sus soluciones. Esto se debe principalmente a que sólo existe un tipo de colisión, la dada por el choque entre las dos partículas o colisión bi- naria, que se estudia como si se diera un rebote elástico entre ellas. En términos matemáticos decimos que esta singularidad es regula- rizable; su solución puede ser encontrada en casi cualquier libro de mecánica celeste o astronomía y es conocido como el problema de

Kepler. Dependiendo de las condiciones iniciales la solución puede ser una elipse, una parábola o una hipérbola. Entre las soluciones elípticas incluimos a las órbitas circulares y a las soluciones rectilí- neas, estas últimas son las únicas donde puede darse una colisión, lo cual nos ayuda a resolver totalmente este problema. Para n 3 , el problema de los n –cuerpos es un problema abierto, en el sentido de obtener soluciones explícitas, el cual ha sido ataca- do por muchos matemáticos importantes, quienes en su intento por resolverlo han demostrado bellísimos resultados que nos permiten hoy en día tener un mejor entendimiento del problema, aunque aún estemos lejos de comprenderlo en su totalidad. Del estudio del pro- blema de los n –cuerpos han surgido nuevas e importantes teorías matemáticas, vale la pena puntualizar que cada vez que surge una nueva idea en matemáticas, los especialistas tratan de encontrar su aplicación en el problema de los n –cuerpos, en su estudio podemos encontrar aplicaciones de sistemas dinámicos, topología diferencial, topología algebraica, geometría algebraica, geometría simpléctica, teoría de nudos y teoría de modelos matemáticos usando modernas computadoras. Todo esto hace de la mecánica celeste una rama de las matemáticas muy completa e interesante, además, por supuesto, de tener un nombre muy bonito.

A continuación describiré un par de tópicos provenientes direc-

tamente del problema de los n –cuerpos que nos permitirán darnos cuenta de algunas particularidades y problemáticas que éste presen- ta.

2. Sobre las singularidades del problema.

Del teorema de existencia y unicidad de ecuaciones diferenciales, sabemos que por cada punto (r(0), p(0)) (R 3n \ Δ) × R 3n , existe una única solución del sistema (3), denida para todo tiempo t entre cero y β , es decir 0 t<β , donde β es maximal. Denition 2.1. Si β < , decimos que la solución r(t) tiene una singularidad en β . Como es de suponer, las singularidades de la función poten- cial U están relacionadas con las singularidades de las solucio- nes de (3), esta relación se hace clara con el famoso resultado de Painlevé demostrado en 1897 [16] que establece lo siguiente: da- da r(t)=(r 1 (t), r 2 (t), ··· r n (t)) una solución de (3), sea γ(t) = min i =j {|r i (t) r j (t)|} , entonces tenemos Teorema 2.2. (Painlevé.) Si r(t) tiene una singularidad en β enton- ces γ(t) 0 cuando t β . Es importante remarcar que este resultado no implica necesaria- mente que ocurra alguna colisión, podría suceder por ejemplo, que

2 SOCIEDAD MATEMÁTICA MEXICANA

una partícula oscilara entre muchas otras de tal manera que en cada encuentro con otra partícula, su distancia se hiciera más y más pe- queña, pero sin nunca chocar, con lo cual podríamos encontrar una sucesión de tiempos t n , convergiendo a un tiempo nito β , con la propiedad de que U (t n ) → ∞, es decir, la solución debería tener una singularidad al tiempo t = β . Poco tiempo después, Painlevé logró demostrar que en el proble- ma de los tres cuerpos toda singularidad corresponde a una colisión de al menos dos partículas. Sin embargo, las técnicas que él empleó no se pueden generalizar para n 4 , quedando como una conjetura si este resultado es cierto para n 4 . Del teorema de Painlevé deducimos que si una solución r(t) del problema de los n –cuerpos tiene una singularidad en β entonces r(t) Δ cuando t β . Si existe un q Δ tal que r(t) q , entonces la singularidad corresponde a una colisión de al menos un par de partículas, pero a priori la solución r(t) puede oscilar entre varios puntos de Δ , lo que provocaría una singularidad sin colisión. La conjetura de Painlevé permaneció abierta por muchos años du- rante los cuales muchos matemáticos intentaron demostrarla sin éxi- to, obteniendo en su intento resultados muy pobres que no permitían desentrañar el misterio sobre la existencia o no de las singularida- des sin colisión. No fue sino hasta la aparición de las computadoras electrónicas, cuando los investigadores pudieron obtener simulacio- nes más precisas del problema de 3 y 4-cuerpos, que algunos hechos muy característicos de este problema fueron identicados, uno de los más importantes fue la observación de que después de pasar cerca de una colisión triple, dos partículas permanecen cercanas formando una “binaria”, mientras que la tercer partícula sale expulsada a gran velocidad en dirección “contraria” a la binaria. Este resultado ha si- do muy importante para los astrónomos en su estudio de las estrellas binarias, mientras que a los matemáticos los puso a pensar en la po- sibilidad de que, en un problema de varios cuerpos, podría suceder que el sistema dejara de ser acotado en tiempo nito; es decir, que hubiera escape a innito de al menos una partícula en tiempo nito, generando de esta forma una singularidad sin colisión. La idea clave para entender qué sucede cuando las partículas es- tán cerca de colisión triple apareció en 1974, en un bello trabajo de R. McGehee [13], donde se estudia la colisión triple en el proble- ma colineal de 3-cuerpos; es decir, tres partículas moviendose to- do el tiempo en una línea recta. La idea de McGehee viene de la geometría algebraica y él mismo conesa que su inspiración fuerón varias partidas de billar. La idea consiste en lo siguiente: primero se restringen las ecuaciones de movimiento a un nivel jo de ener- gía (recordemos que el sistema es conservativo), en el cual se hace una explosión de la singularidad, es decir, se introducen coordena- das polares en el espacio de conguración y después se descompone la velocidad en una componente radial y otra tangencial, las cuales son multiplicadas por un factor adecuado que hace frenar las partí- culas para que de esta forma, después de una reparametrización del tiempo, las partículas alcancen la colisión triple en tiempo innito. De esta forma McGehee obtiene un campo vectorial analítico deni- do en una variedad con frontera, la cual bautiza como la variedad de colisión; nalmente prueba que esta frontera es independiente del va- lor de energía escogido. La variedad de colisión es cticia en tiempo real, pero en las nuevas coordenadas el ujo se proyecta sobre ella de manera suave o lisa, esto nos permite hacer uso del teorema de ecuaciones diferenciales sobre continuidad con respecto a condicio- nes iniciales, de esta forma podemos analizar las órbitas que van a colisión triple y las que están cerca de ella. Poco tiempo después, utilizando este tipo de ideas, Mather y Mc- Gehee muestran que en el problema colineal de 4-cuerpos, es posi- ble tener escape a innito en tiempo nito [11], sin embargo en este

problema colineal de 4-cuerpos, es posi- ble tener escape a in fi nito en tiempo fi

trabajo siempre aparecen colisiones binarias, las cuales son regulari- zables (es decir, la solución correspondiente puede ser extendida de manera analítica más allá de la singularidad en β ) y aparecen como un simple rebote elástico. Como este es un problema regularizado, no fue aceptado por la comunidad cientíca como un contraejemplo

a la conjetura de Painlevé.

fi ca como un contraejemplo a la conjetura de Painlevé. Figura 1: El ejemplo de J.

Figura 1: El ejemplo de J. Xia.

En 1988 J. Xia da un ingenioso contraejemplo a la conjetura de Painlevé [22], él considera un problema de 5 cuerpos con 4 masas iguales donde un par de masas iguales (m 1 y m 2 ) se mueven en ór- bita elíptica con una excentricidad muy grande en un plano paralelo al plano x y y encima de éste, el otro par de masas iguales (m 3

y m 4 ) se mueven en una órbita similar a la anterior pero en sentido

contrario y en un plano paralelo al x y pero debajo de éste, la quin-

ta partícula de masa m 5 , que es mucho menor que las anteriores, se mueve siempre sobre el eje z de tal forma que el momento angu- lar total es nulo (ver Figura 1). Esta partícula pequeña oscila entre los binarios, pasando cerca de colisión triple cada vez y alejándo- los del origen más y más, obteniendo de esta forma un movimiento no-acotado en tiempo nito. Este ejemplo puede ser extendido pa- ra toda n > 5 . Poco después del ejemplo de Xia, apareció en la literatura otro interesante modelo obtenido por J. Gerver, donde da otro contraejemplo a la conjetura de Painlevé en un problema de 3n

cuerpos en el plano con n sucientemente grande. En este ejemplo, 2n de las partículas están moviéndose en órbitas elípticas cuyos cen- tros de masa están sobre los vértices de un n-polígono regular. Las otras n -partículas de masas iguales pero mucho más pequeñas que las anteriores, se mueven rápidamente de un binario a otro, pasan- do en cada paso cerca de colisión triple y haciendo que el polígono sea más y más grande. Escogiendo el valor adecuado de las masas

y velocidades iniciales, Gerver obtiene una sucesión de tiempos que

convergen a un valor nito y hacen al sistema no acotado, es decir,

da un ejemplo de una singularidad sin colisión para un problema en el plano. Para n = 4 , la conjetura de Painlevé permanece abierta; en 2003, J. Gerver da un posible escenario para la construcción de un contraejemplo en el problema de 4 –cuerpos. Muchos de sus argu- mentos aunque muy ingeniosos, son heurísticos y hasta el momento nadie ha podido hacer una demostración formal de ellos.

3. Sobre las con guraciones centrales.

Las con guraciones centrales en el problema de los n –cuerpos son posiciones particulares de las n partículas donde el vector de

particulares de las n partículas donde el vector de posición de cada partícula r i y

posición de cada partícula r i y el vector de aceleración r¨ i son pro- porcionales, y la constante de proporcionalidad es la misma para los

n –cuerpos.

La formulación matemática de las ecuaciones que nos permi-

ten encontrar las CC es muy sencilla de obtener. Decimos que

r = (r 1 , r 2 , ··· , r n ) es una con guración central si

r¨ i = λr i ,

i = 1, 2, ··· , n.

(4)

Usando las ecuaciones de movimiento (1), tenemos que una con- guración central debe satisfacer

i U = λm i r i

i = 1, 2, ··· , n.

(5)

La historia de las conguraciones centrales, que llamaré por bre- vedad CC, empieza en 1767 cuando Leonhard Euler publica un in-

teresante trabajo sobre el problema de los 3-cuerpos [6]. En esa épo- ca los investigadores estaban muy interesados en el estudio de órbitas periódicas. En su trabajo, Euler encuentra explícitamente una fami- lia completa de ellas, concretamente demuestra que si tres partículas

son colocadas inicialmente en línea recta, de tal forma que la razón

de sus distancias satisfagan una fórmula que solo depende del valor de las masas, y si además, las velocidades iniciales son escogidas adecuadamente, entonces cada partícula se moverá periodicamente sobre una elipse, pero en todo momento las tres partículas se man- tendrán sobre una línea recta, conservando siempre la misma razón entre sus distancias (ver Figura 2).

la misma razón entre sus distancias (ver Figura 2). Figura 2: El ejemplo de Euler. Unos

Figura 2: El ejemplo de Euler.

Unos años después, en 1772, J. L. Lagrange redescubre las ór- bitas de Euler y encuentra una nueva familia de órbitas periódicas, obtenidas al colocar tres masas sobre los vértices de un triángulo equilátero, donde por supuesto, hay que escoger adecuadamente las velocidades iniciales [10]. Aquí nuevamente cada partícula se move- rá sobre una órbita elíptica; en todo momento la conguracion será de triángulo equilátero, el cual podrá variar de tamaño pero nunca de forma (ver Figura 3).

La conguración inicial de la cual parten tanto Euler como La-

grange es una con guración central. Se verica fácilmente que las

CC

son invariantes ante homotécias y rotaciones, es decir, si en una

CC

la posición de las partículas se multiplica por cualquier núme-

ro positivo, la nueva conguración sigue siendo central, y lo mismo ocurre cuando aplicamos una rotación de la misma. Esto nos lleva a contar las CC módulo estos movimientos Euclidianos; de esta forma el número total de CC en el problema de los 3-cuerpos es 5, de las cuales 3 son colineales y corresponden a las posibles permutacio-

nes

de las tres partículas en una recta módulo rotaciones; las otras

dos

corresponden a las posibles orientaciones de un triángulo en un

plano.

Los resultados de Euler y Lagrange se generalizan al problema de

los n –cuerpos, es decir, se demuestra que cada CC da origen a una

órbita periódica. Lo más sorprendente es que estas son las únicas so- luciones del problema de los n –cuerpos que se pueden obtener en

CARTA INFORMATIVA

3

Figura 3: El ejemplo de Lagrange. forma explícita; las cuales son conocidas como soluciones homográ-

Figura 3: El ejemplo de Lagrange.

forma explícita; las cuales son conocidas como soluciones homográ-

cas, más adelante en este trabajo volveremos a ellas. Por este solo

hecho, el estudio de las CC es de primordial importancia en la méca- nica celeste, pero ésta no es la única propiedad interesante que ellas tienen. En 1912, K. Sundman demostró que en el problema de los 3- cuerpos, cuando las partículas chocan simultáneamente (colisión tri- ple) lo hacen acercándose a una conguración central; este resultado también ha sido generalizado y hoy en día sabemos que en el proble- ma de los n–cuerpos, cualquier colisión simultánea de k –partículas con 3 k n , es asintótica a una CC formada por esas k partí- culas. Otra propiedad importante de las CC es que para una familia grande de soluciones en el problema de los n –cuerpos, el escape a in nito es también asintótico a una CC, este resultado obtenido por D. Saari en [19], ha sido explotado intensamente por astrónomos y cosmólogos en sus investigaciones sobre el movimiento de galaxias en el universo. La formulación matemática de las ecuaciones que nos permiten encontrar las CC es muy sencilla de obtener, basta recordar que el vector de posición y el de aceleración deben ser proporcionales. Te- nemos entonces que r = (r 1 , r 2 , ··· , r n ) es una con guración cen- tral si

(6)

Usando las ecuaciones de movimiento (1), tenemos que una con- guración central debe satisfacer

r¨ i = λr i ,

i = 1, 2, ··· , n.

i U = λm i r i

i = 1, 2, ··· , n.

(7)

El sistema de ecuaciones (7) parece muy inofensivo pero es real- mente complicado de resolver, es uno de esos problemas que tienen un planteamiento sencillo, pero que su solución es muy difícil. Una conjetura famosa referente a las CC nos dice que el número total de CC en el problema de los n -cuerpos es nito, esta conjetura fue planteada por Wintner en 1941 [23], y retomada por Smale en el año 2000 [21], como uno de los grandes problemas a resolver en este si- glo. Para n 5 la conjetura continúa siendo un problema abierto, para n = 4 recién en el año 2004 Moeckel y Hampton lograron de- mostrar que el número es nito [9], sin embargo, ellos dan una cota muy grande en su demostración, las evidencias numéricas muestran que para n = 4 , el número total debe ser 50. Cualquier resulta- do, aunque sea parcial sobre estos problemas será bienvenido por la comunidad interesada en mecánica celeste. Debido a que el problema es muy complicado, uno trata de es- tudiar primero algunos casos particulares; así en 1985 A. Albouy

4 SOCIEDAD MATEMÁTICA MEXICANA

demuestra que en el problema de 4-cuerpos con masas iguales, las

CC

planas (no colineales) poseen un eje de simetría que contiene a

dos

de las partículas [1]. Usando este resultado el mismo autor prue-

ba que para 4 masas iguales el número total de CC es 50 [2]. En 2005, en un trabajo conjunto con J. Bernat y J. Llibre [4], nosotros conseguimos obtener todas las conguraciones centrales en el pro- blema de 4-cuerpos con tres masas iguales y poseyendo un eje de simetría. En un principio queríamos demostrar que toda CC con tres de sus masas iguales debería poseer un eje de simetría, sin embar- go después de muchas discusiones entre nosotros, nos dimos cuenta de que esto no es cierto, a partir de aquí con un poco de trabajo lo- gramos construir un contraejemplo. En nuestro resultado, el número máximo de CC sólo se obtiene cuando todas las masas son iguales, recobrando de esta manera el resultado de Albouy. Regresando a las soluciones de Euler y Lagrange discutidas an- teriormente, vemos que éstas son obtenidas a partir de una congu- ración central a la cuál le aplicamos una rotación seguida de una homotecia, es así que logramos que cada partícula se mueva en una

órbita elíptica, conservando siempre su conguración inicial colineal

o de triángulo equilátero. Dada la importancia de este tipo de solu-

ciones vamos a dar su de nición formal:

Denición 3.1. Decimos que una solución r(t) = (r 1 (t), ··· , r n (t)) es homográ ca, si existe una función es- calar ν(t) y una matriz de rotación R(t) tal que, para toda i = 1, 2, ··· , n y para todo tiempo t , se tiene

r i (t) = ν(t)R(t)r

o

i ,

donde q = (r o , r

Existen dos casos límite de soluciones homográcas, cuando R(t) es la matriz identidad y cuando ν(t)=1 . La primeras son llamadas soluciones homotéticas y las segundas equilibrios relativos, caracte- rizadas por

1

o

2

, ··· , r n ) es una CC.

o

r i (t) = R(t)r

o

i

1=1, 2, ··· n.

En estas últimas soluciones el sistema rota alrededor del centro de masa como si se tratara de un cuerpo rígido, las distancias mutuas no cambian cuando t varía, cada partícula se mueve exactamente en una

órbita idéntica, es decir ellas forman una bella coreografía. El nom-

bre de equilibrio relativo viene del hecho de que si a nuestro sistema

de referencia lo hacemos rotar alrededor del centro de masa, enton-

ces en el nuevo sistema, las partículas permanecen en equilibrio o

reposo. En este tipo de soluciones existe un perfecto balance entre la

fuerza de rotación del sistema y la fuerza centrífuga. Este equilibrio solo puede obtenerse en movimientos sobre un plano, las soluciones homográ cas no existen para problemas en el espacio. En 1970, estudiando las propiedades y la estabilidad de las solu- ciones acotadas en el problema de los n –cuerpos, D. Saari estableció su famosa conjetura [18], para comprenderla vamos a establecer una forma de medir el tamaño del sistema, noción que, como es de es- perar, viene de la física y es conocido como momento de inercia

de nido por

I =

n

es conocido como momento de inercia de fi nido por I = n i =1 m

i=1

m i |r i | 2 =

1

de fi nido por I = n i =1 m i | r i | 2

2μ i

=j

m i m j r

2

ij .

Donde μ = m 1 + m 2 + ··· + m n es la masa total del sistema. Ahora si podemos establecer la conjetura de Saari:

“Toda solución plana del problema de los n –cuerpos que tiene momento de inercia constante es un equilibrio relativo”

Es fácil demostrar que si a lo largo de una solución del proble-

ma de los n –cuerpos el momento de inercia permanece constante,

entonces tanto la energía cinética T , como la energía potencial U , también son constantes a lo largo de la solución (2); parecería pués

cinética T , como la energía potencial U , también son constantes a lo largo de

que, con tantas restricciones, la conjetura debería de ser fácil de re- solver, pero que va, esto es una mera ilusión, ya que la conjetura salió airosa ante los embates de varios matemáticos durante el nal del siglo pasado. Por algunos años y dada la di cultad del problema, prácticamente nadie se ocupó de él; sin embargo, con la aparición del sorprendente resultado de Chenciner y Montgomery [5], sobre la existencia de una solución periódica en forma de ocho para el problema de los 3-cuerpos con masas iguales, muchos matemáticos pensaron que esta solución podría ser un contraejemplo a la conje- tura de Saari. Evidencias numéricas muestran que en esta solución el momento de inercia no es constante, aunque está muy próximo de serlo. Hasta el momento no hay ninguna demostración analítica de este hecho. En 2002 C. McCord prueba la conjetura para el problema de los tres cuerpos con masas iguales [12]. En 2003 R. Moeckel con ayuda de una computadora, obtiene una demostración de la conjetura para el problema general de los tres cuerpos [15]. La conjetura permanece abierta para el problema de los n –cuerpos con n 4 . En 2004, en colaboración con F. Diacu y M. Santoprete [7], nosotros probamos la conjetura de Saari para el problema colineal de los n –cuerpos; en [17] los interesados podrán encontrar un artículo de divulgación sobre esta conjetura. Para nalizar este escrito me gustaría mencionar que en el Depar- tamento de Matemáticas de la UAM-Iztapalala, tenemos un grupo de varias personas trabajando en éstos y otros tópicos de mecánica celeste, cualquier interesado es bienvenido a unirse a este grupo de trabajo en la profesión más antigua del mundo.

Bibliografía

1. A. Albouy, Symetrie des congurations centrales de quatre corps , C. R. Acad. Sci. París 320 , 217–220, (1995).

2. A. Albouy , ’ The symmetric central congurations of four equal masses , Contemporary Mathematics 198 , 131–135

(1996).

3. A. Albouy and A. Chenciner, Le problème des n corps et les distances mutuelles, Inventiones Mathematicae 131 , 151-184

(1998).

4. J. Bernat, J. Llibre and E. Pérez-Chavela, On the planar central con gurations of the 4 –body problem with three equal masses , Celestial Mechanics and Dynamical Astronomy (por aparecer),

(2005).

5. A. Chenciner and R. Montgomery, A remarkable periodic so- lution of the three body problem in the case of equal massess , Annals of Mathematics 152 , 881-901 (2000).

6. L. Euler, De motu rectilineo trium corporum se mutuo at- trahentum. Novi Comm. acad. Imp. Petrop. 11 , 144-151,

(1767).

Novi Comm. acad. Imp. Petrop. 11 , 144-151, (1767). 7. F. Diacu, E. Pérez-Chavela and M.

7. F. Diacu, E. Pérez-Chavela and M. Santopetre Saari’s Conjec- ture for the Collinear n -Body Problem. Transactions, AMS. (por aparecer).

8. J. Gerver The existence of pseudocollisions in the plane. Jour- nal of Differential Equations 89 , 1-68, (1991).

9. M. Hampton and R. Moeckel, Finiteness of Rela-

of the Four-Body Problem, preprint

tive Equilibria

http//www.math.umn.edu/rick/research/

10.

J.L. Lagrange, Essais sur le probleme des trois corps , Paris ,

 

(1772).

11.

J.

Mather and R. McGehee, Solutions of the collinear four body

problem which become unbounded in nite time , Lecture Notes in Physics 38 (J. Moser ed.), 573-597, (1975).

12.

C. McCord, Saari’s conjecture for the three-body problem with equal massess. Celestial Mechanics and Dynamical As- tronomy 89 , 99-118 (2004).

13.

R.

McGehee, Triple collision in the collinear three-body pro-

blem . Inventiones Mathematicae 27 , 191-227 (1974).

14.

K.

Meyer and G.R. Hall, Introduction to Hamiltonian Dynami-

cal Systems and the N-Body Problem, Applied Mathematical

Sciences, 90, Springer: New York (1992).

15.

R. Moeckel, A Computer Assisted Proof of Saari’s Con- jecture for the Planar Three-Body Problem, preprint http//www.math.umn.edu/rick/research/

16.

P.

Painlevé, Lecons sur la théorie analytique des équations dif-

férentielles, A. Herman, París, (1897).

17.

E.

Pérez-Chavela, La conjetura de Saari, una nota histórica y

algo más. , Miscelánea Matemática 41 , por aparecer, (2005).

18.

D.

Saari, On bounded solutions of the n-body problem , Periodic

Orbits, Stability and Resonances , G.E.O., Giacaglia (Ed.), D. Riedel, Dordrecht, 76-81 (1970).

19.

D.

Saari, On the role and properties of n -body central congu-

rations , Celestial Mechanics 21 , 9-20 (1981).

20.

C.

Simó, New families of Solutions in N-Body Problems, Con-

gress of Mathematics, Vol. I (Barcelona, 2000), 101–115, Progr. Math., 201, Birkhäuser, Basel (2001).

21.

S.

Smale, Mathematical problems for the next century, in Mat-

hematics: Frontiers and Perspectives, V. Arnold, M. Atiyah,

P.

Lax, and B. Mazur, editors, Amer. Math. Society, 271-294

 

(2000).

22.

J.

Xia, The existence of the non-collision singularities in New-

tonian Systems , Annals of Mathematics 135 , 411-468 (1992).

23.

A. Wintner, The Analytical Foundations of Celestial Mecha- nics, Princeton University Press (1941).

CARTA INFORMATIVA

5

A los que conocíamos la vitalidad y energía de Sevín Reci- llas, su muerte, el

A los que conocíamos la vitalidad y energía de Sevín Reci- llas, su muerte, el pasado 20 de junio, a sus casi 62 años nos parece un acontecimiento no sólo lamentable, sino

también prematuro. Su pérdida es motivo de duelo especial para todos los que alguna vez fuimos sus alumnos o nos consideramos sus allegados académi- cos. La inuencia del legado que Sevín nos dejó, es en la actualidad incalculable. Su partida está tan cerca en el tiempo que no podría- mos juzgar ahora con objetividad su verdadero signi cado para las matemáticas en México. Estas páginas son un intento por sintetizar la obra matemática pu- blicada de Sevín Recillas. Otra parte importantísima de su creación cientíca quedó dispersa en cartas, en conversaciones, en interven-

ciones en seminarios. Este es también mi sincero y sencillo homena-

je

a la persona que inuyó decisivamente en mi formación académica

y

humana.

0. Introducción: super cies de Riemann compactas y variedades Jacobianas

En esta sección establecemos brevemente los conceptos funda- mentales en que está basada toda la obra de Sevín Recillas. El término supercie de Riemann compacta, será libremente in- tercambiado por el de curva algebraica no singular, irreducible y pro- yectiva denida sobre C , o simplemente una curva. Dada una apli- cación holomorfa entre curvas

f : X Y,

el grado n de f se dene como el número de puntos en la preimagen

de un punto general y Y . Este número está bien de nido, los pun- tos y tal que su preimagen consta de menos puntos se llaman valores de ramicación. Existe una manera de contar “multiplicidades” en las preimagenes y de este modo n iguala a la cardinalidad de la prei- magen de cualquier punto. f se llama usualmente cubriente de grado n de Y .

Fijemos Y = P 1 , esto es, Y es la esfera de Riemann C ∪ {∞} , entonces:

1) si X admite una aplicación holomorfa X P 1 de grado 1 , entonces X es isomorfa a P 1 y se llama racional, 2) si X admite f : X P 1 de grado 2 , entonces X se llama hiperelíptica,

6 SOCIEDAD MATEMÁTICA MEXICANA

3) si X trigonal, 4) si X admite f : X → P 1 de
3) si X
trigonal,
4) si X
admite f
:
X → P 1 de grado 3 , entonces X se llama
admite f
:
X → P 1 de grado 4 , entonces X se llama

tetragonal. Una notación clásica para los casos 2)- 4) es decir que X tiene,

respectivamente, un g , g ó g 4 . Estas propiedades son especiales

si consideramos curvas de género alto. Por ejemplo, si g X = 1, 2,

entonces X es siempre hiperelíptica. Si g X = 3 , entonces X es tri- gonal pero en general no es hiperelíptica. La curva general de género 7 no es hiperelíptica, trigonal, ni tetragonal.

Asociada a toda supercie de Riemann X , de género al me-

nos 1 , existe su variedad Jacobiana JX , un toro complejo que se

de

ne como H 0 (X, Ω X ) /H 1 (X, Z), la inclusión H 1 (X, Z)

1

2

1

3

1

1

H 0 (X, Ω X ) es la inducida por la sucesión exacta ([31]):

1

0,1

la dualidad: H 0 (X, Ω X ) H 1 (X, O X ) . La integración sobre una base de H 0 (X, Ω X ) C g de ne una inmersión holomorfa:

y

0 Z →O→O 0,

1

1

a : X JX,

conocida como la aplicación de Abel. JX no es sólo un toro complejo. Usando un argumento clásico sobre “factores de automorfía” es posible construir la llamada fun- ción theta de Riemann. En términos más modernos, esto signica que existe un brado en rectas holomorfo sobre JX que tiene exac- tamente una sección holomorfa no cero, salvo multiplicación por constantes. Es decir, JX es una variedad abeliana principalmente polarizada, de acuerdo a la siguiente:

Denición 0.1: A una pareja (A, L) , con A un toro complejo proyectivo y L un brado en rectas holomorfo amplio sobre A , con h 0 (A, L) = 0 se le llama una variedad abeliana. Si además h 0 (A, L)=1 se llama variedad abeliana principalmente polariza- da, y L se llama polarización principal. La variedad Jacobiana JX tiene la propiedad de parametrizar ha- ces lineales holomorfos de grado cero, módulo isomorsmos. Esta interpretación se deriva una vez más de la sucesión exacta 0.1, to- da vez que H 1 (X, O X ) parametriza a las clases de haces lineales holomorfos y la aplicación:

c 1 : H 1 (X, O X ) H 2 (X, Z) Z,

envía un haz lineal en su grado, es decir, en el número de ceros de una sección holomorfa general.

( X, Z ) Z , envía un haz lineal en su grado, es decir, en

Finalmente, será esencial considerar los espacios de moduli M g y A g . Estas variedades algebraicas parametrizan clases de equivalen- cia de supercies de Riemann compactas de género g y variedades abelianas principalmente polarizadas de dimensión g ([33]). Sus di- mensiones son, respectivamente, 3g 3 y (g+1)g . La asignación:

2

X JX,

de ne un mor smo algebraico:

t : M g → A g .

Tenemos el célebre ([31]):

Teorema de Torelli. La aplicación t es inyectiva. Con estos antecedentes podemos adentrarnos en las contribucio- nes fundamentales de Sevín Recillas a la teoría de curvas y sus jaco- bianas.

1. La construcción de Recillas y la bra de la aplicación de Prym

Dada una aplicación holomorfa f : X Y entre dos super-

cies de Riemann compactas el levantado de haces lineales dene una aplicación:

f : JY

JX.

La imagen f JY JX , de ne un subtoro complejo de JX . Se sigue de un teorema clásico de Poincaré que existe un “comple- mento” para f JY . Esto es, existe P JX , variedad abeliana, tal que:

+ : P × f JY

JX

es sobre y P f JY es nito. Esta P sería la denición más general posible de variedad de Prym asociada a una aplicación f . Sin embargo, los casos realmente importantes ocurren cuando P resulta ser principalmente polarizada (ver denición 0.1). Entre estos casos se encuentra la situación en que f es de grado 2 y no rami cada. Un resultado elemental de la teoría de supercies de Riemann, el teorema de Riemann-Hurwitz, nos indica que en tal caso g X = 2g Y 1 . En este caso, si denotamos por L θ la polari- zación principal de JX , entonces L θ | P = M 2 , donde M es una polarización principal para P ([29], [34]). Un problema esencial aquí es determinar cuándo (P,M ) es iso- morfa a la variedad jacobiana de alguna supercie de Riemann. Es con este problema con que está relacionada la célebre construcción de Recillas. En 1974 ([3]), Sevín Recillas, que llevaba apenas un año de doctorado, demostró el siguiente teorema:

Teorema de Recillas. Sea C una curva trigonal de género g y C

C un cubriente 2:1 no ramicado. Existe una curva X tetragonal

˜

˜

de género g C 1 tal que JX P ( C/C) . Inversamente, la variedad

jacobiana de cualquier curva tetragonal es isomorfa a la variedad

de Prym de un cubriente doble no rami cado de una curva trigonal.

˜

En este enunciado, P ( C/C) denota la variedad de Prym (princi-

˜

palmente polarizada) asociada al cubriente C C . Tan importante

como el teorema es la demostración del mismo, conocida como la construcción de Recillas. La demostración hace uso, fundamentalmente, de dos hechos: el

criterio de Masiewicki, que permite identicar cuándo una curva

˜

˜

( C, ) , con una involución holomorfa, y un morsmo φ : C A ,

A una variedad abeliana principalmente polarizada, determinan un

˜

isomor smo P ( C/) A ; y la existencia de ciertas aplicaciones

denidas entre espacios de Hurwitz ([2]).

aplicaciones de fi nidas entre espacios de Hurwitz ([2]). Los espacios de Hurwitz parametrizan clases de

Los espacios de Hurwitz parametrizan clases de isomorsmos de cubrientes α : C P 1 , con el género de C , el número de valores de ramicación, y el grado de α jos. Una aplicación α de este tipo está determinada por un homomor-

smo de grupos π 1 (P 1 B) S n , con B el conjunto de valores de ramicación de α y S n el grupo de permutaciones de n letras. Recillas combinó este modo de construir cubrientes de P 1 con ciertos homomorsmos naturales de S n S m , para algunos m que dependen de n , y de este modo dedujo la existencia de mor smos dominantes (esto es, de imagen densa) entre diferentes espacios de Hurwitz. Concretamente, en la demostración del teorema, utilizó la exis- tencia de un morsmo dominante

K : H(4, s) H(3, s),

donde H(n, s) denota el espacio de cubrientes de P 1 de grado n con s valores de ramicación. Este morsmo K está determinado por el cociente S 4 S 3 con núcleo el grupo de Klein. Debemos resaltar que la teoría de los espacios de Hurwitz era to- talmente novedosa al principio de la década de los 70. Su utilización por parte de Sevín es una prueba más de la gran actualidad y origi- nalidad de sus trabajos. Un caso de la construcción de Recillas es particularmente impor- tante: el caso g C = 4 , y consecuentemente g X = 3 . Sea R 4 el espacio parametrizando parejas (C, i) , con C una curva de género 4 e i un cubriente doble de C . La variedad de Prym es entonces una variedad abeliana principalmente polarizada de dimensión 3 y obte- nemos una aplicación:

P : R 4 → A 3 .

Una consecuencia del Teorema de Torelli es que el elemento ge- neral de A 3 es una variedad jacobiana de una curva de género 3 . Esta aplicación P , conocida como la aplicación de Prym, es dominante, precisamente por la construcción de Recillas, ya que toda curva de género 4 es trigonal, y toda curva de genéro 3 es tetragonal. Como

y

dim R 4 = dim M 4 = 9

dim A 3 = 3 · 4

2

= 6,

la bra general de P será de dimensión 3. Tiene sentido entonces preguntarse por una descripción de esta bra. En uno de sus trabajos más hermosos ([13]), mezcla de resultados clásicos, técnicas novedosas y cuidadosos cálculos, Sevín demostró que para A ∈ A 3 genérica, A = JX , la bra de la aplicación de

Prym es biracionalmente equivalente a K(X) , la variedad de Kum- mer de JX , que se dene como K(X) := JX/1}.

Estudiar con detalle la bra de esta aplicación, para toda A ∈ A 3 y obtener una descripción biregular de P 1 (A) fue una de las obsesiones matemáticas de Sevín. La tesis doctoral de Laura Hidalgo Solís estuvo dedicada a este tema.

2. Resultados varios sobre curvas espe- ciales

Entre la segunda mitad de la década de los 70 y nales de los 80, Sevín Recillas publicó varios trabajos sobre propiedades de cur- vas especiales, es decir, familias de curvas caracterizadas por ciertas propiedades que de nen cerrados en M g .

CARTA INFORMATIVA

7

Para Sevín las matemáticas estuvieron siempre estrechamente unidas a la amistad. Sus colaboradores y personas a nes académi- camente eran casi siempre sus amigos. Entre los nombres de sus amigos, cercanos también desde el punto de vista profesional, ha- bría que mencionar en primer lugar a G. R. Kempf (una sugerencia de Kempf permitió a Sevín completar la demostración del teorema explicado en la sección anterior). Varios de los trabajos de la época que ahora reseñamos fueron en coatuoría con su amigo el geometra italiano Andrea del Centina. Sólo como una muestra del trabajo de Sevín en esta época señale- mos el trabajo ([9]), donde Recillas y del Centina caracterizan a las curvas elípticas-hiperelípticas. Estas son curvas Y que admiten una aplicación 2:1 :

Y E,

con g E = 1 . Una curva de género 1 se llama elíptica. La caracterización en cuestión es difícil de explicar en este bre- ve espacio, pues implica introducir varios conceptos de la teoría de curvas algebraicas. Basta decir que esta formulada en términos de la existencia de ciertas curvas en JY contenidas en subvariedades con propiedades especiales de tangencias. Una vez más, este resultado está relacionado con una novedosa teoría de aquellos años: la teoría de Brill-Noether.

3. Jacobianas con acciones de grupo y descomposiones asociadas

Este tema fue el último al que se dedicó Sevín, y sin duda uno de los más fructíferos de su carrera. Tiene, además, una dimensión hu- mana particular, pues está vinculado a la amistad que lo unió a los in- tegrantes del grupo de geometría compleja chileno y a los geometras del departamento de Matemáticas de la Universidad de Salamanca, por un lado, y al Prof. Herbert Lange, por otro. La idea de este programa de investigación surgió de conversacio- nes de Sevín con J. L. Verdier. Recuerdo que cuando llegué a Méxi- co, en 1991, había dos documentos que Sevín repetidamente me

8 SOCIEDAD MATEMÁTICA MEXICANA

hacía notar. Uno era un artículo de Narashiman y Seshadri sobre el divisor Theta generalizado, el otro, una carta de Verdier, donde es- bozaba una respuesta al problema de descomposición de Jacobianas con acción de grupo.

El problema es relativamente sencillo de describir. Sea X una su-

per cie de Riemann, g X 3 , tal que el grupo de automorsmos holomorfos de X :

G = Aut(X)

= id.

El conjunto {X ∈ M g | Aut(X) = {id}} es un cerrado.

Todo σ Aut(X) induce un automorsmo σ¯ Aut(X) , de

hecho:

Aut(JX)/1} G.

También tenemos una acción inducida de G en H 0 (X, Ω X )

T 0 JX , el espacio tangente a JX en el punto 0 . Como H 0 (X, Ω

es un espacio vectorial de dimensión g sobre C , la acción de G lo

X 1 )

1

descompone en suma directa de subespacios invariantes:

T 0 JX = V 1

V l .

Surgen entonces varios problemas naturales: determinar cuántos y de qué dimensión son estos subespacios, estudiar si son espacios

tangentes de subvariedades abelianas de JX , las posibles interpre- taciones geométricas de estas subvariedades, y, en particular, deter- minar si son variedades de Prym de algún cubriente.

A la respuesta a estos problemas dedicó Sevín los últimos años

de su vida. Con una mezcla de argumentos geométricos y de teo- ría de representaciones de grupos, y con la colaboración de distintos matemáticos, obtuvo una multitud de resultados en estos temas, de- sarrollando ejemplos y técnicas de cálculo. Entre sus colaboradores de esta etapa se cuentan Rubí Rodríguez, H. Lange, A. Rojas, A. Carocca, A. Sánchez Argáez (que realizó su tesis doctoral en este

tema), J. M. Muñoz Porras y F. Plaza ([17], [21], [23] a la [28]). Una revisión de todos estos trabajos (y de otros todavía que toda- vía no se publican) y una conceptualización generalizadora de ellos es sin duda tarea esencial y todavía por realizar.

vía no se publican) y una conceptualización generalizadora de ellos es sin duda tarea esencial y
S evín nació en la Ciudad de Puebla, procedío de una familia de personas dedicadas

S evín nació en la Ciudad de Puebla, procedío de una familia de personas dedicadas a la ciencia, su madre Paris Pishmish fue destacada investigadora en el Instituto de Astronomía de la

UNAM, Cd. de México, y su padre Félix Recillas es un matemático activo en el Instituto de Matemáticas de la UNAM, Cd. de México. Obtuvo su Licenciatura en Matemáticas en la Facultad de Cien- cias de la UNAM en 1964, la Maestría y el Doctorado en Brandeis University, U. S. A., en 1967 y 1970 respectivamente, este último con una tesis de título “A relation between curves of genus 3 and curves of genus 4” , bajo la dirección de Alan L. Mayer. Su campo de especialidad fue la geometría algebraica, en particu- lar, las curvas algebraicas y las variedades Abelianas Desde su regreso a México a principios de los setentas fue in- vestigador titular en el Instituto de Matemáticas de la UNAM. Su producción cientíca consta de alrededor de 26 títulos y dos libros editados. Sin duda su trabajo más in uyente es “Jacobians of curves with g 4 ’s are the Prym’s of trigonal curves” , ver [3], mismo que surgió de su investigación doctoral. En este trabajo Sevín estudia las varie- dades Jacobianas (originadas desde los trabajos de N. H. Abel, Carl G. Jacobi en integrales) y las variedades de F. Prym (hacia 1911), asociadas a curvas algebraicas. De manera breve, las variedades Abelianas son toros sobre los números complejos que son también variedades proyectivas, esto es, que poseen abundantes funciones meromorfas. Las variedades Jaco- bianas y las de Prym permiten describir minuciosamente las curvas algebraicas, i.e. las super cies de Riemann compactas, mediante el estudio de las integrales de todas sus 1–formas holomorfas y sus fun- ciones meromorfas asociadas. Toda variedad Jacobiana es variedad Abeliana. El lector interesado debe consultar “Sobre la apliación canónica de una curva” , ver [22], trabajo en el que Sevín revisa al- gunos de estos conceptos. Fue uno de los primeros investigadores en retomar con técnicas contemporáneas las variedades de Prym (que David Mumford con- sideró en su trabajo de 1974, ver [34]). Ello le valió numerosas citas internacionales en artículos de investigación y en libros (el conteo actual es de aproximadamente 200 citas). A lo largo de su trayectoria de investigación Sevín continuó traba- jando principalmente sobre esta línea, logrando publicar en muchas revistas prestigiadas a nivel internacional; Crelle’s Journal, Advan- ces in Geometry, Journal of Algebra entre otras. Dos artículos donde él mismo describe panorámicamente su tra- bajo cientíco y la evolución del mismo, son:

“Curvas Algebraicas” , ver [10], para su trabajo hasta nes de los

1

, ver [10], para su trabajo hasta fi nes de los 1 años ochentas emanado de
, ver [10], para su trabajo hasta fi nes de los 1 años ochentas emanado de

años ochentas emanado de sus tesis doctoral,

“Descomposiciones de Jacobianas de curvas algebraicas” , ver [23], para su investigación los años noventa y dos mil, donde se con- sidera la accion de grupos en Jacobianas. (El lector interesado debe estudiar la reseña anterior de Alexis García Zamora.) El libro de Lange y Birkenhake “Complex Abelian Varieties” , ver [30], que es el texto más completo sobre variedades Abelianasdescri- be con precisión la primera etapa del trabajo de Sevín. Otra fuente para aprender sobre su trabajo cientí co y su impacto en el medio matemático mexicano es el artículo de A. I. Ramírez “Geometría” , ver [35]. Sevín realizó estancias largas de investigación en CINVESTAV, en las universidades de Pisa, Florencia, Madrid, Salamanca, París,

Berlín, Santiago de Chile

de viajar, pero no solo en el extranjero, sino también en México, el cual conocía ampliamente, tanto en el aspecto académico como en el aspecto lúdico.

En 1991, formó parte del grupo de investigadores del Instituto de Matemáticas de la UNAM que fundaron la Unidad Morelia. Natural- mente desde esos años, participó como profesor asociado en la Uni- versidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, tanto en licenciatu- ra como en posgrado. Paralelamente desde mediados de los noventa desarrolló también actividad académica en CIMAT. Tanto en Morelia como en Guanajuato, interactuó con otros pro- fesores y estudiantes, andando el tiempo, este trabajo contribuyó al desarrollo de un núcleo de geometría algebraica en esta parte de la República. Muchos geómetras algebraicos destacados a nivel internacional (Herbert Clemens, George Kempf, Jean Louis Verdier, Lê Dung Trang, Herbert Lange, Andrei Tyurin, José M. Muñoz Porras, Ru-

bí Rodríguez

es largo enumerarlos) visitaron México, Morelia y/o

Sin duda fue una persona que gusto

Guanajuato a invitación de Sevín, con lo que él contribuyó decisi- vamente a enriquecer el ambiente cientíco en geometría en nuestro país. Sevín participó regularmente en la organización de congresos in- ternacionales en México. (Por ejemplo en la Unidad Morelia del Instituto de Matemáticas, cuando esta se iniciaba, realizó el “Con- greso Internacional de Geometría Algebraica en Honor de George Kempf” , el “Taller Internacional de Variedades Abelianas y Funcio- nes Theta” , lo que resultó esencial para el trabajo académico ahí). Sevín impulsó siempre la interacción de grupos de investigado- res en geometría algebraica de Alemania, Francia, España, U. S. A., Chile y Cuba entre otros, con el grupo en México. Como ejemplo de ello esta el impulso que dió a los “Congresos Iberoamericanos

CARTA INFORMATIVA

9

de Geometría” , celebrados en Chile 1998, México (CIMAT) 2001 Como un reconocimiento a todo este trabajo, en 2004, la Universidad de Salamanca, España, le dedicó el “III Congreso Iberoamericano de Geometría” con motivo de su 60 aniversario. Dirigió las tesis de licenciatura (en orden cronológico) de; Xa- vier Gómez–Mont, Socorro Soberón, Javier Bracho, Juan Antonio Nido, Guillermo Férnandez (todos ellos en la UNAM), José Anto- nio Hernández (en la Universidad Michoacana) y Lorena Ceballos (licenciatura en la Universidad Autónoma de Zacatecas y maestría en la Universidad Michoacana). Sus alumnos de doctorado fueron; Laura Hidalgo (en la UNAM) y Armando Sánchez (en CIMAT). Muchos de quienes conocimos a Sevín en la Ciudad de México,

en Morelia, en Guanajuato

, admiramos en él su generosidad y la

claridad de sus objetivos cientícos, así como su calidad humana. Particularmente, quienes tuvimos la suerte de trabajar con él en la Unidad Morelia del Instituto de Matemáticas tenemos una deuda con lo que realizó en favor de la Unidad y el impulso que dio al núcleo de investigadores y estudiantes de geometría. Gracias Profesor.

Artículos y libros editados por el Dr. Sevín Recillas Pishmish.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

13.

La variedad de módulos de curvas de género 4 es uniracional, An. Inst. Mat. Univ. Nac. Autónoma México 11 (1971) 63-79.

Maps between Hurwitz spaces, B. Soc. Mat. Mexicana 18 (1973) 59–63.

Jacobians of curves with g 4 ’s are the Prym’s of trigonal curves,

B. Soc. Mat. Mexicana 19 (1974) 9–13.

Mor smos entre espacios de clases de isomor smos de cu- biertas ramicadas de P C , Actas del 9 Colloquio Brasileiro de Matemática, Boletím Sociedade Brasileira de Matemática 4 (1973) 155–161.

La aplicación Prym–canónica de una curva algebraica, Coau- tor J. Bracho An. Inst. Mat. Univ. Nac. Autónoma México 21, 1 (1981) 105–127.

On a gonality problem for unbranched 2–sheeted covers, Coautor A. Del Centina Boll. Unione Mat. Ital., 6, Ser. B 1 (1982) 563–574.

Some projective geometry associated with unramied double covers of genus 4 , Coautor A. Del Centina Ann. Mat. Pura Appl. (4) 133 (1983) 125–140.

Curve of genus 9 with a half–cannonical embedding in P 3 , Atti Accad. Naz. Lincei, VIII, Rend. Cl. Sci. Fis. Natur. 77, no. 3-4 (1984) 99–101.

On a characterization of elliptic-hyperelliptic curves, Coautor

A. Del Centina J. Reine Angew. Math. 380 (1987) 166–170.

Curvas algebraicas Instituto de Matemáticas 1942–1987, Ce- lebración del 45 Aniversario Memoria UNAM (1987) 41–42.

On a property of the Kummer variety and a relation between two moduli spaces of curves, Coautor A. Del Centina Alge- braic Geometry and Complex Analysis (Pátzcuaro 1987) Lec- ture Notes in Math. 1411 (1989) 28–50.

Lüroth hypersurfaces, Memorias XXI Congreso Nacional de la Sociedad Matemática Mexicana, Aportaciones Matemáticas, Comunicaciones 6 (1989) 71–76.

Symmetric Cubic Surfaces and Curves of Genus 3 and 4 B. Unione Mat. Ital. 7-B (1993) 787–819.

1

1

10 SOCIEDAD MATEMÁTICA MEXICANA

14.

On the trigonal construction, Coautores L. Hidalgo–Solís, H. Pla Memorias XXVI Congreso Nacional de la Sociedad Mate- mática Mexicana, Aportaciones Matemáticas, Comunicaciones

14

(1994) 111–122.

15.

La Jacobiana de la extensión de Galois de una curva trigonal, Memorias XXVI Congreso Nacional de la Sociedad Matemáti- ca Mexicana, Aportaciones Matemáticas, Comunicaciones 14 (1994) 159–167.

16.

Taller de Variedades Abelianas y Funciones Theta, Coeditores

R.

Rodríguez, J. M. Muñoz–Porras Taller de Variedades Abe-

lianas y Funciones Theta, Aportaciones Matemáticas, Investi- gación 13 (1998) 155.

17.

Jacobians ans representations of S 3 , Coautora R. Rodríguez Taller de Variedades Abelianas y Funciones Theta, Aportacio- nes Matemáticas, Investigación 13 (1998) 117–140.

18.

A note on the map for genus 3, Coautor A. G. Zamora Ta- ller de Variedades Abelianas y Funciones Theta, Aportaciones Mateáticas, Investigación, 13 (1998) 141–149.

19.

The hyperelliptic ber of the Prym map in genus four, Coau- tora L. Hidalgo–Solís Complex geometry of groups (Olmué), Contemporary Mathematics 240 (1999) 223–229.

20.

The ber of the Prym map in genus four, Coautora L. Hidalgo– Solís Boll. Unione Mat. Ital. (8) 2 (1999) 219–229.

21.

Complex manifolds and hyperbolic geometry, Coeditores C. E. Earle, W. J. Harvey Contemporary Mathematics 311 (2002)

343.

22.

Dihedral Groups acting on Jacobians, Coautores A. Carocca,

R.

Rodríguez Contemporary Mathematics 311 (2002) 41–77.

23.

La aplicación canónica de una curva, Tópicos de Geome-

tría Algebraica, Aportaciones Matemáticas Comunicaciones,

31

(2002) 197–209.

24.

Descomposiciones de Jacobianas de curvas algebraicas, Ma- temáticas en la UNAM, Memorias del 60 Aniversario, Instituto de Matemáticas (2003) 87–95.

25.

Prym varieties of pair of covers, Coautor H. Lange Adv. in Geometry 4 (2004) 373–387.

26.

Poincaré’s reducibility theorem with G–action, Coautor H. Lange Bol. Soc. Mat. Mexicana 10 (2004) 43–48.

27.

Abelian Varieties with group action, Coautor H. Lange J. Reine Angew. Math. 575 (2004) 135–155.

28.

Prym Varieties of pair of covers, Coautor H. Lange Adv. in Geometry 4 (2004) 373–387.

29.

A family of Prym-Tyurin varieties, Coautores H. Lange, A. Ro- jas J. Algebra 289 (2005) 594–613. Obras de otros autores.

30.

Prym Varieties: A Survey , A. Beauville Proccedings of Sym- posia in Pure Mathematics 49 (1989) 607–620.

31.

Complex Abelian Varieties, Ch. Birkenhake, H. Lange Springer Verlag (2004).

32.

P.

Grifths, J. Harris Principles of Algebraic Geometry New

York -Toronto (1978).

33.

D.

Mumford Curves and their jacobians, The University of Mi-

chigan Press (1974).

34.

D. Mumford Geometric Inavriant Theory, Springer Verlag

(1965).

The University of Mi- chigan Press (1974). 34. D. Mumford Geometric Inavriant Theory, Springer Verlag (1965).

35. Prym Varieties, D. Mumford Contributions to Analysis (1974)

325–350.

36. Geometría, A. I. Ramírez Instituto de Matemáticas Memorias del 50 Aniversario, 1942–1992. UNAM (1994) 115–192.

del 50 Aniversario, 1942–1992. UNAM (1994) 115–192. El pasado 13 de Junio, falleció a la edad

El pasado 13 de Junio, falleció a la edad de 58 años, el matemático Jesús Jorge OntiverosAlmada. Primer egresado de la licenciatura en matemáticas de la Universidad de Sonora, obtuvo el grado de maestro en ciencias por el Instituto de Matemáticas de la UNAM en 1972 y realizo estudios de doctorado en Lieja y Madrid en la rama de probabilidad.

El Profesor Ontiveros hasta un año antes de su deceso fue profesor de tiempo completo en el Departamento de Matemáticas de la Universidad de Sonora donde atendía básicamente los cursos de álgebra moderna.

Matemáticas de la Universidad de Sonora donde atendía básicamente los cursos de álgebra moderna. CARTA INFORMATIVA

CARTA INFORMATIVA 11

Comité de publicaciones electrónicas de la SMM E ste comité, coordinado por el Dr. Emilio

Comité de publicaciones electrónicas de la SMM

E ste comité, coordinado por el Dr. Emilio Lluis-Puebla y el Dr. Carlos Rentería, ha continuado su actividad. Se publicó un libro en la Serie Memorias y otro en la Serie Textos. Se

tiene en proceso la publicación de otros dos para la Serie Textos. Se ha decidido crear, dentro de las Publicaciones Electrónicas, la Serie Divulgación, donde ya se tienen los dos primeros libros en proceso de recepción y arbitraje. Las Publicaciones Electrónicas tienen una excelente accesibili- dad, así como un prácticamente costo nulo, lo cual redunda en un servicio de la Sociedad Matemática Mexicana a muchísimos estu- diantes y colegas de México y del extranjero. Este Comité informa la creación de las siguientes dos modalida- des además del acceso libre en línea, de poder copiarse en la compu- tadora o imprimirse en papel para uso personal. A partir de esta fe- cha, el lector podrá adquirir bajo demanda y a un costo muy bajo, las publicaciones en CD (impreso con el título, autor y logotipo de las Publicaciones Electrónicas de la SMM) así como impresas en papel, con portada y contraportada Cabe mencionar que las publicaciones electrónicas tienen el mis- mo proceso de arbitraje estricto que las demás publicaciones de nuestra sociedad. Invitamos a la comunidad matemática a publicar sus libros de texto, de divulgación, memorias o cursos en esta versá- til modalidad. Comité de Difusión y Carta Informativa de la SMM Coordinado por Jesús Muciño, reporta que se publicaron los números correspon- dientes a este periodo, y se ha invitado a que escriban en ella miem- bros de la Sociedad de toda la República.

Comité Editorial de Aportaciones Mate- máticas

Coordinado por Luis Gorostiza y Luz de Teresa. En febrero de 2005 entró como editora ejecutiva Luz de Teresa en sustitución de Martha Takane. Se ha publicado lo siguiente:

De la serie: INVESTIGACIÓN

12 SOCIEDAD MATEMÁTICA MEXICANA

De la serie: INVESTIGACIÓN 12 SOCIEDAD MATEMÁTICA MEXICANA No. 3 Sistemas dinámicos holomorfos en super fi

No. 3 Sistemas dinámicos holomorfos en super cies. 2 a edición. Xavier Gómez-Mont, Laura Ortíz-Bobadilla (2004) 194 p. ISBN: 968-36-0767-5 (Editado en diciembre de 2004). Tiraje: 500 ejemplares Financiado por:

IM, UNAM; PAEP2004, UNAM.

De la serie: TEXTOS

No. 23 Introducción a los grupos topológicos de transformaciones. Sylvia de Neymet U. Con la colaboración de Rolando Jiménez

B.

Nivel avanzado (2005) 126 p. ISBN: 970-32-1070-8 (Editado en mayo de 2005) Tiraje: 500 ejemplares Financiado por:

Depto. de Mat., FC, UNAM; Posgrado en C. Mat., PAEP2005, UNAM;

IM, UNAM;

CONACyT.

No. 12 Introducción a la teoría de redes. 2 a edición. Ma. del Carmen Hernández Ayuso. Nivel medio (2005) 261 p. ISBN: 970-32-1070-8 (Editado en agosto de 2005) Tiraje: 750 ejemplares Financiado por:

Posgrado en C. Mat., PAEP2005, UNAM.

No. 30 The xed point property for continua. Sam B. Nadler, Jr. Nivel avanzado (2005) 126 p. ISBN: en trámite (por editarse en octubre 2005) Tiraje: 500 ejemplares

Sam B. Nadler, Jr. Nivel avanzado (2005) 126 p. ISBN: en trámite (por editarse en octubre

Financiado por:

Posgrado en C. Mat., PAEP2005, UNAM; IM, UNAM.

De la serie: COMUNICACIONES

No. 35 Memorias de la Sociedad Matemática Mexicana. Editado por Marcelo Aguilar, Raúl Quiroga (2004) 179 p. 0 ISSN: 1870 - 2112 (Editado en octubre de 2005). Tiraje: 300 ejemplares + 25 sobretiros de los 16 artículos que integran el libro. Financiado por:

SMM;

CONACyT;

IM, UNAM.

En proceso:

1. Matemáticas y la imaginación. Edward Kasner y James New- man. Traducción: Miguel Lara. (Por concluirse las correciones)

2. Introducción a las integrales de norma. Charles Swartz Traducción del libro “Gauge integrals”:

Fausto Arturo Contreras Rosales. (En arbitraje).

3. Invitación a la teoría de los continuos y sus hiperespacios. Edi- tado por Raúl Escobedo, Sergio Macías y Héctor Méndez. (Se están realizando las correcciones propuestas por los arbitros)

4. Introducción a la teoría de grupos. Felipe Zaldívar. (En arbi- traje)

5. Hyperspaces of sets, Sam B. Nadler. (Reedición, nos cedió los derechos. Se está pasando a L A T E X)

Se continúa la promoción de los libros de Aportaciones:

Descuento del 30X) Se continúa la promoción de los libros de Aportaciones: Anuncios en: - carta informativa SMM,

Anuncios en: - carta informativa SMM, - Boletín del Depto. de Matemáticas, Fac. Ciencias, UNAMpromoción de los libros de Aportaciones: Descuento del 30 Se busca mejorar y uni fi car

Se busca mejorar y uni car el formato de nuestros libros por lo que el Dr. Constancio Hernández está elaborando macros en L A T E X. Próximamente cambiaremos ligeramente el tamaño de los libros para tener un mejor aprovechamiento del papel lo que reducirá un poco los gastos por este concepto. Se decidió que las “Memorias del Congreso de la Sociedad Ma- temática Mexicana” cambien de nombre a “Memorias de la Socie- dad Matemática Mexicana” y con este nombre ya fueron registradas como publicación periódica contando ya con ISSN. Se ha realizado la actualización de las publicaciones en la página web. Se están buscando otros canales de distribución. Hay varias pro- puestas pero la mesa directiva de la sociedad debe concretar las pro- puestas que tienen planteadas. Creemos que para la venta de Aporta- ciones sería de suma utilidad que la SMM contara con la posibilidad de vender aceptando los pagos con tarjetas de créditos. Se han iniciado pláticas con el Fondo de Cultura Económica para la coedición de libros de divulgación. Es posible que Matemáticas y la imaginación se publique de esta manera. Exhibición y venta de publicaciones en otros eventos:

1. XXXVII Congreso Nacional de la Sociedad Matemática Me- xicana. Ensenada, B.C., 10-15 de octubre.

Matemática Me- xicana. Ensenada, B.C., 10-15 de octubre. 2. VI Escuela de Otoño en Biología Matemática.

2. VI Escuela de Otoño en Biología Matemática. Noviembre (con la colaboración del Dr. Faustino Sánchez).

3. Escuela Regional. Hermosillo, Son. Marzo (con la colabora- ción de la Dra. Luz de Teresa).

4. Feria del Libro Cientíco y Técnico. Amoxcalli, Fac. Ciencias, 4-8 de abril.

5. 4 a Feria del libro para la investigación cientíca en la UNAM. Instituto de Biología, 7-9 de junio.

6. Congreso Topología (CITA), Puebla, Pue. 4-7 de julio.

Agradecemos el apoyo otorgado por el Instituto de Matemáticas de la UNAM y, en particular, al personal del Departamento de Pu- blicaciones y al director del Instituto, Dr. José Antonio de la Peña. Debemos destacar también el apoyo del Posgrado en Ciencias Mate- máticas a través del Programa de Apoyo a los Estudios de Posgrado (PAEP) en la publicación de varios de nuestros libros. En 2005, el programa de apoyo a estudiantes de posgrado de la UNAM apoyó con 50,000 pesos a “Aportaciones Matemáticas”. Di- cho apoyo se utilizó para la publicación de tres libros. Asimismo la Facultad de Ciencias de la UNAM aportó 8,000 pe- sos que se utilizaron en la publicación del libro de Sylvia de Neymet.

este año además, el instituto pago el papel para interiores de las memorias del congreso de Ensenada, Comunicaciones 35, $5,025.50 y para el libro de Nadler, Textos 30, $15,070.00

Comité Editorial del Boletín de la SMM

El Boletín de la Sociedad Matemática Mexicana publica artícu- los de investigación original de alta calidad en cualquier área de las matemáticas y sus aplicaciones, así como artículos panorámicos por invitación. Todos los artículos son sometidos a una rigurosa evalua- ción por especialistas. Es la revista de investigación más importante de nuestra Sociedad y se considera en el medio como la carta de pre- sentación de la Sociedad en el mundo entero, ya que está reconocido mundialmente y, en opinión de distinguidos colegas, es la mejor en su especialidad en Latinoamérica. Los editores generales son el Dr. José Carlos Gómez Larrañaga y el Dr. Enrique Ramírez de Arellano y su Consejo Editorial cuenta con 16 distinguidos investigadores dis- tribuidos en distintas áreas de las matemáticas. El Boletín está incluido en el listado del “Science Citation Index” del “Institute for Scientic Information”, es reseñado íntegramente en el “Mathematical Reviews” (MathSciNet) y en el “Zentralblatt fuer Mathematik”, además de aparecer en el Índice de Revistas Me- xicanas de Investigación Cientíca y Tecnológica del CONACYT y otros índices especializados de revistas cientícas (Latinindex, etc.). Sus principales actividades de octubre de 2004 a septiembre de 2005 fueron:

Se publicó el número 2 del volumen 10 y el número 1 del vo- lumen 11, con un total de 230 páginas, correspondientes a la tercera serie, con 17 lumen 11, con un total de 230 páginas, correspondientes a la tercera serie, con 17 artículos de investigación original de au- tores nacionales y extranjeros y se terminó de editar el segundo número del volumen 11 con 12 artículos de investigación.

Se terminó de editar y está por enviarse a prensa un núme- ro especial dedicado al Dr. Francisco González Acuña (FICO) con las memorias de la conferencia ro especial dedicado al Dr. Francisco González Acuña (FICO) con las memorias de la conferencia realizada en ocasión de su sexagésimo aniversario. Este número contiene 34 artículos de investigación original y uno panorámico, con 558 páginas en total. Sus editores fueron Mario Eudave, José Carlos Gómez Larrañaga y John Luecke.

CARTA INFORMATIVA 13

Se han mantenido actualizadas las páginas del Boletín en la red de Internet, incluyendo los resúmenes de los artículos acepta- dos para su publicación. dos para su publicación.

Se han recibido ofertas de dos empresas editoriales internacio- nales de prestigio para tener acceso en línea en la Internet a la colección completa de las tres series del Boletín, que datan desde 1943, y se espera llegar a un acuerdo al respecto próxi- mamente. desde 1943, y se espera llegar a un acuerdo al respecto próxi- mamente.

Comité Matemática y Sector Productivo

Coordinado por Carmen Hernández realizó las siguientes activi- dades: Noviembre de 2004 Del 15 al 18 de Noviembre, se llevó a cabo en las instalaciones de la Facultad de Ciencias de la UNAM, el Taller de Modelación Ma- temática para Estudiantes 2004. Se resolvieron problemas relacio- nados con el quehacer del INEGI, y fueron planteados por quienes serían los usuarios de los modelos. Se propusieron soluciones sobre cuatro problemas de Estadística

y uno de Geografía. Se tuvo una asistencia de aproximadamente 30

estudiantes. Marzo de 2005 Se presentaron dos de los problemas que se resolvieron en el Ta- ller en el Seminario de la Maestría en Estadísticas Ociales que se imparte en el INEGI. Está pendiente la publicación de las Memorias del Taller “Compu- tational Fluid Dynamics” que se han estado integrando este año. Es de resaltar que en la inauguración de este congreso se rmó un convenio de colaboración con el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

Comité de Miscelánea Matemática

Miscelánea matemática es una revista semestral con un tiraje de mil ejemplares dirigida a la comunidad matemática de habla hispana en el continente, muy en particular a los profesores de bachillera- to, licenciatura, y a los estudiantes de las diversas licenciaturas de matemáticas. Cada número tiene un promedio de 100 páginas y es enviado a las principales instituciones matemáticas del país. Su ob- jetivo es difundir con un punto de vista original temas escogidos de matemáticas, aplicaciones, historia y losofía de las mismas. Desde 1999 todos sus artículos son rigurosamente arbitrados y re- señados en el Mathematical Review. Desde febrero de 2003 cuenta con certicado de derechos de autor al uso exclusivo de la revista con ISSN 1665-5478. En lo que va de 2005 se han arbitrado 21 ar- tículos, actualmente hay 10 en proceso; en abril de 2005 se publicó

el número 40 con ocho artículos y recientemente el número 41 con 7

artículos, una reseña de libro y varios testimonios donde se le brinda un homenaje especial al Dr. Juan José Rivaud Morayta, quien fue una persona fundamental para la consolidación de Miscelánea Ma- temática.

En diciembre de 2004 hubo cambio de coordinador del comité editorial, entrando el Dr. Ernesto Pérez Chavela en sustitución del Dr. Ricardo Quintero. Este año por primera vez Miscelánea Matemática tuvo una sesión de pláticas de divulgación durante el Congreso Nacional de la SMM. El comité editorial lo constituyen: Carlos Bosch Giral (Depar- tamento de Matemáticas, ITAM), Ana Meda Guardiola (Facultad de Ciencias, UNAM), Max Neumann Coto (Instituto de Matemáti- cas, UNAM), Ernesto Pérez Chavela (UAM- Iztapalapa), Ana Irene

14 SOCIEDAD MATEMÁTICA MEXICANA

Ramírez Galarza (Facultad de Ciencias, UNAM), Ramón S. Salat Figols (Escuela Superior de Física y Matemáticas, IPN), Jesús A. Riestra Velásquez (Departamento de Matemática Educativa, CIN- VESTAV), Raúl Rueda Díaz del Campo (Instituto de Investigacio- nes en Matemáticas Aplicadas y Sistemas, UNAM), Adolfo Sánchez Valenzuela (CIMAT), Carlos Velarde Velásquez (IIMAS, UNAM), Jorge X. Velasco Hernández (Matemática Aplicada y Computación, IMP), y Rigoberto Vera Mendoza (Departamento de Matemáticas, UMSNH), representando a un buen número de las instituciones ma- temáticas de México.

Comité del Premio Sotero Prieto

Coordinado por Marcelo Aguilar reporta que este año se recibie- ron 22 tesis para el Premio. Las tesis fueron realizadas en universi- dades de diversos estados del país, así como de la Ciudad de México. Como en años anteriores, recibimos trabajos de muy alto nivel. Fue muy difícil para el comité poder escoger a los ganadores del premio

y de las menciones honorícas, ya que todas las tesis tenían aspectos meritorios. Los ganadores del Premio son: Jorge Agustín Albarrán Morales David José Mireles Morales Carlos Ramos Cuevas Los ganadores de Menciones Honorícas son: Carlos García Az- peitia Ana Rechtman Bulajich Ramón Zárate Saiz

Comité de Escuelas de Matemáticas

Coordinado por Rocío Peniche, reporta, referente a cada uno de los Proyectos que le ocupan, lo siguiente:

EL PORTAL DE MATEMATICAS Pedro Flores y su equipo en- tregaron el portal a la SMM quien actualmente lo administra. Soli- citó a la SMM la co-administración con los creadores del mismo, alumnos y profesores de la Universidad de Sonora sin tener aún una respuesta. EMAT Francisco Zepeda informó que se reagruparon las escuelas

y se re-programaron los cursos de capacitación para especialistas de

EMAT en cada uno de los estados participantes. BIBLIOGRAFIA BÁSICA Rocío Peniche presentó a la dirección de la SMM la versión nal de dicho trabajo, con objeto de que el Dr. Díaz Barriga presentara al Dr. Julio Rubio la solicitud de apoyo por parte de la Subsecretaría de Educación Superior; la respuesta ha sido favorable y se apoyará a cinco universidades con el proyecto de Red de Biblioteca. Estas universidades son: la Unison, la UJAT, la UABC, la UADY y la UAQ. VIDEO-CONFERENCIAS Y EDUCACION A DISTANCIA Humberto Madrid habló con varias instituciones para tratar de esta- blecer un programa nacional de videoconferencias sobre matemáti- cas. Aunque se contaba con el interés de algunas instituciones como CINVESTAV (Departamentos de Matemática y Matemática Educa- tiva) y Facultad de Ciencias de la UNAM, en la práctica no se pudo concretar esta actividad. ORGANISMOS EVALUADORES Y ACREDITADORES Sora- ya Gómez Estrada apoyada por la SMM llevó a cabo la promoción del trabajo y reuniones que llevarán a la formación de un organismo acreditador constituido por miembros de la misma. Elaboró una lista de las instituciones interesadas en desarrollar este trabajo. Se insis- tió en el compromiso que la SMM tiene de proponer a evaluadores matemáticos para formar parte de los CIEES. La Subsecretaría de Educación Superior ha otorgado un apoyo a la SMM para llevar a cabo una reunión con el n de avanzar en la realización de este proyecto.

otorgado un apoyo a la SMM para llevar a cabo una reunión con el fi n

PROPUESTA DE UN SISTEMA DE SEGURIDAD PARA AD- MINISTRAR UN CENTRO DE CÓMPUTO CON AMBIENTE WINDOWS Pedro Flores tiene mejorado y ampliado el sistema de seguridad para administrar un centro de cómputo, elaborado en la UNISON y lo mantiene a la disposición de las escuelas de ma- temáticas en provincia. También tienen disponible la versión para Windows-XP. Se está trabajando en el sistema SECPASS de seguri- dad para centros de cómputo con ambiente Windows. MOVILIDAD ACADEMICA Adolfo Sánchez planteó la necesi- dad de formar una red académica fuerte, mediante una mayor comu-

nicación entre todos los departamentos, escuelas e instituciones. En

el XXXVIII Congreso se presentaron diferentes alternativas para e-

xibilizar la normatividad con objeto de que los estudiantes puedan

tomar cursos en las diferentes escuelas. REVISION DE PLANES Y PROGRAMAS DE ESTUDIO Espe- ranza Guzmán ha estado trabajando en una propuesta de los Planes

y Programas de un tronco común en matemáticas.

Comité de Educación

En un proyecto con la Universidad Pedagógica Nacional se ha mantenido y vigorizado la página web dirigida a profesores de pri- maria llamada Mi ayudante. Del proyecto Matemática Aplicada y su Enseñanza se han publi- cado dos libros más junto con el CIMAT y se está en pláticas con la editorial Reverté para la publicación y distribución de más fascícu- los. La semana que entra se llevará a cabo en la Ciudad de México la reunión del International Program Committee del ICME 11. El próximo lunes se rmará un convenio con la Secretaría de Edu- cación del Estado de Sonora y la UNISON para llevar a cabo un diplomado para profesores de primaria en diversos municipios del Estado de Sonora. Sobre este mismo proyecto se tienen pláticas con

de Sonora. Sobre este mismo proyecto se tienen pláticas con la Secretaría de Educación del Estado

la Secretaría de Educación del Estado de Tabasco y la UJAT, así como con la Secretaría de Educación del Estado de Querétaro y la UAQ. Se está apoyando la organización del Psychology of Mathematical Education, North American Chapter (PMENA), que se realizará en octubre de 2006 en la ciudad de Mérida, Yucatán.

Comité de escuelas particulares

Este comité reporta que continúa elaborando un directorio de ins- tituciones particulares.

Reunión Conjunta CMS-SMM

En este congreso se reunieron miembros de la Canadian Mathe- matical Society y de la Sociedad Matemática Mexicana y se acordó

llevar a cabo el primer Joint Meeting en el mes de septiembre de

2006 en la ciudad de Guanajuato, Gto.

Premio Nacional de Ciencias

La Junta Directiva de la Sociedad Matemática Mexicana propuso

a José Antonio de la Peña para el Premio Nacional de Ciencias. Me complace informar que el lunes pasado fue noticado el Dr. De la Peña que es el ganador de este premio. Asamblea de la Sociedad Matemática Mexicana 27 de octubre de

2005 Orden del día 1. Información sobre el añadido que se realizó a

los estatutos de la Sociedad para poder registrarla ante la SEDESOL.

2. Informe de los comités de la Sociedad Matemática Mexicana 3. Informe nanciero 4. Votación 5. Asuntos Generales

CARTA INFORMATIVA 15

Trabajos realizados por el comité de la Olimpiada Mexicana de Ma- temáticas durante el período

Trabajos realizados por el comité de la Olimpiada Mexicana de Ma- temáticas durante el período 2004-2005.

4. Olimpiada Nacional

1. El Comité organizador de la OMM, estuvo integrado por:

Radmila Bulajich Manfrino (presidenta), Anne Alberro Semerena, Ignacio Barradas Bribiesca, Martín Eduardo Frías Armenta, José Antonio Gómez Ortega, Alejandro Illanes Mejía, Jesús Jerónimo Castro, Humberto Montalván Gámez Antonio Olivas Martínez Elena Ruiz Velázquez Carmen Sosa Garza.

2. Actualización de la página de la OMM durante todo el año

http://erdos.fciencias.unam.mx.

3. Se elaboró la forma de registro para crear la base de datos de los participantes a la IMO, la cual también se utilizó para el registro de la 19 a Olimpiada en Campeche.

4. Con base en ella se elaboró el programa para la captura de ca-

li caciones.

5. Elaboración de dos folletos: el folleto de problemas introduc- torios y el folleto de problemas avanzados.

6. Dentro de la serie “Cuadernos de la Olimpiada” apareció el libro titulado “Inequalities”.

7. En Ixtapan de la Sal, Estado de México, se llevó a cabo del 5 al 10 de noviembre de 2004, el 18 a Concurso Nacional de la Olimpiada Mexicana de Matemáticas. Participaron todos los Estados de la República.

8. Los entrenamientos de la preselección se llevaron a cabo mes con mes. El primero tuvo lugar en diciembre de 2004, y el úl- timo durante el mes de agosto de 2005.

9. Se ha apoyado a algunos Estados con cursos para profesores, contándose entre ellos Campeche y Tamaulipas. Esto se realizó con los fondos obtenidos a través del proyecto del Calendario

16 SOCIEDAD MATEMÁTICA MEXICANA

del proyecto del Calendario 16 SOCIEDAD MATEMÁTICA MEXICANA Matemático 2005 auspiciado por la SEP. Convenio refrendado

Matemático 2005 auspiciado por la SEP. Convenio refrendado para el 2006.

10. Durante el mes de marzo se aplicó el Examen de la Olimpia- da de la Cuenca del Pacíco, a todos los alumnos que en ese momento se encontraban en los entrenamientos. Dicho examen

llega por correo. Se aplica y cali ca en México. Los mejores exámenes se enviaron a Corea para ser evaluados por el Comi-

té Coreano. Los alumnos participantes fueron: Pablo Soberón

Bravo de Morelos, con medalla de plata y Héctor Daniel Gar- cía Lara de Chihuahua, con medalla de bronce. Mencionamos

a continuación los alumnos que obtuvieron mención honorí-

ca, ellos son: Paúl Iván Gallegos Bernal y Isaac Buenrostro Morales de Jalisco, Manuel Angel Guevara López de Zacate- cas, Galo Higuera Rojo de Morelos, Iván Joshua Hernández Maynez de Coahuila, Andrés Ruíz Vargas de Yucatán, Mario Alejandro Huicochea Masón del Distrito Federal y Francisco Javier Ibarra Goycoolea de Baja California.

11. Entre el 7 y el 11 de junio, se celebró en El Salvador, la VII Olimpiada Matemática de Centroamérica y el Caribe. La dele- gación mexicana estuvo integrada por los alumnos: Jan Marte Contreras Ortiz, Isaac Buenrostro Morales y Paúl Iván Galle- gos Bernal todos ellos de Jalisco. Los alumnos Isaac y Paúl Iván obtuvieron 2 medallas de oro y Jan Marte una medalla de plata. México ocupó la posición número uno de 12 países participantes.

12. La 46 a Olimpiada Internacional de Matemáticas se llevó a ca- bo en Mérida, Yucatán, del 8 al 19 de julio. La delegación que representó a México estuvo integrada por los alumnos: Isaac Buenrostro Morales de Jalisco, Héctor Daniel García Lara de Chihuahua, Manuel Angel Guevara López de Zacatecas, David Guadalupe Torres Flores de Guanajuato, Pablo Soberón Bravo de Morelos, Iván Joshua Hernández Maynez de Coahuila. Ob- tuvieron 4 medallas de bronce: Isaac, Guevara Manuel Angel, Iván Joshua y Pablo y dos menciones honorícas de Hector Daniel y David Guadalupe. México ocupó el lugar 31 de 91 países participantes.

13. La XX Olimpiada Iberoamericana se llevó a cabo en Cartage- na, Colombia del 25 de septiembre al 1 octubre de 2005. Los alumnos concursaron fueron: Héctor David Guadalupe Torres Flores de Guanajuato, Manuel Angel Guevara López de Za- catecas, Pablo Soberón Bravo de Morelos e Iván Joshua Her- nández Maynez de Coahuila. Obtuvieron dos medallas de oro

catecas, Pablo Soberón Bravo de Morelos e Iván Joshua Her- nández Maynez de Coahuila. Obtuvieron dos

tanto Manuel Angel con un examen perfecto como Iván Jos- hua, una de plata de Pablo y la de bronce de David Guadalupe. Aquí México ocupó el 2 lugar de 22 países participantes.

14. A efecto de resolver el problema nanciero de la Olimpia- da Mexicana de Matemáticas se han hecho gestiones ante el CONACYT, la Secretaría de Educación Pública, la UNAM, la ANUIES, La Red de Consejos Estatales de Ciencia y Tecno- logía. Asimismo con varias empresas de la inicitiava privada solicitando apoyo.

15. Se han hecho gestiones ante la red de Consejos Estatales de Ciencia y Tecnología asi como la ANUIES solicitando el apo- yo para las delegaciones estatales. En algunos casos ya han empezado a apoyar.

5. Olimpiada Internacional de Matemáticas

El evento de mayor relevancia para la Olimpiada Mexicana de Matemáticas fue la 46 a Olimpiada Internacional de Matemáticas, que se llevó a cabo en Mérida, Yucatán, del 8 al 19 de julio. Partici- paron 92 países, 91 de ellos venían con su delegación y un país sólo como observador. Siendo hasta hoy la Olimpiada Internacional con mayor auencia de países. Dada la situación geográca de México contamos con el agrado de recibir a un gran número de países de América Latina que por primera vez participaron en esta Olimpiada. Para poder cubrir los gastos generados en este gran certamen se hicieron gestiones, desde julio de 2004 hasta junio de 2005. Los prin- cipales patrocinadores del evento fueron: Secretaría de Educación Pública, CONACYT, Gobierno del Estado de Yucatán, además de un gran número de Universidades, Centros de Investigación, Conse- jos Estatales de Ciencia y Tecnología como de algunas empresas. Asimismo, se conformó el Comité General presidido por Radmila Bulajich Manfrino y entre los responsables de los distintos subcomi- tés están:

Marcela Santillán Nieto Alejandro Díaz Barriga Alejandro Illánes Mejía Florian Luca Omar Antollín Camarena José Antonio Gómez Ortega Anne Alberro Semerena Kelly Scoggings Martínez Ana Irene Ramírez Galarza Carmen Sosa Garza Javier Paez Cárdenas Francisco Zaragoza Martínez Ignacio Barradas Bribiesca Rita Vázquez Padilla Gabriela Campero Arena Alejandro Lara Rodríguez Yosune Chamizo Alberro Gloria Minauro Sanmiguel.

Rodríguez Yosune Chamizo Alberro Gloria Minauro Sanmiguel. Gracias al apoyo de varias personas de cada uno

Gracias al apoyo de varias personas de cada uno de los subcomi- tés, se hicieron todas las tareas que se requieren para organizar un evento de esta magnitud.

1. Se elaboró la página de la Olimpiada Internacional

(www.imo2005.org)

2. Se elaboró el programa para el registro de los participantes a la IMO.

3. Con base en ella se elaboró el programa para la captura de ca-

li caciones.

4. Durante 2005 México recibió un gran número de problemas provenientes de varias partes del mundo y en junio de 2005, el Comité de Selección de Problemas trabajó para elaborar la “Lista Corta” de la cual se extraen algunos problemas para hacer el examen.

5. También se organizaron paseos y convivencias para los alum- nos.

6. De igual suerte, se elaboraron las memorias del evento.

El Comité General contó además con el invaluable apoyo de cerca de 230 personas, entre ellos los coordinadores, guías y voluntarios. En mi carácter de Presidenta del Comité de la 46 a Olimpiada In- ternacional de Matemáticas, quiero hacer partícipe a todos los inte- grantes de la Comunidad Matemática de las felicitaciones que hemos recibido de varios países y personalidades. Se ha considerado a ésta, una de las Olimpiadas mejor organizadas en varios aspectos, resal- tando el académico. El Comité de Selección de Problemas, integrado por varios pro- fesores mexicanos, algunos de nuestros alumnos exolímpicos y pro- fesores extranjeros, realizo un excelente trabajo dada la magníca selección de problemas que integró la Lista Corta. Por otro lado, la buena conducción de las reuniones que llevó a cabo el Comité Aca- démico para seleccionar los problemas del examen, hizo que este trabajo resultara uido. Uno de los termómetros principales para medir la calidad acadé- mica de una olimpiada es el trabajo que realizan los coordinadores y este fue uno de los más elogiados por los delegados y codelegados. Los guías que acompañaron a sus delegaciones hasta el último día de su estancia en México, cumplieron con creces su difícil papel. Los encargados de montar y atender los salones de juego, trabaja- ron tanto de día como de noche, proporcionándole a los alumnos la oportunidad, tanto de relajarse como de conocerse, en un ambiente agradable y cordial. Los responsables del transporte, que en los días pico difícilmente durmieron, hicieron todos los viajes con el mejor ánimo y humor, pe- se a que, algunos días se hizo el mismo recorrido demasiadas veces al día. Las responsables del Reporte Final que gracias a su dedicación y a pesar del embate de “Emily”, lograron entregarlo a las delegaciones antes de su partida. Cosa pocas veces vista. En resumen, todos los que aceptaron el compromiso de sacar ade- lante este certamen internacional, lo hicieron hasta sus últimas con- secuencias. Gracias a ello, la comunidad matemática mexicana logró proyectar una imagen de excelencia.

CARTA INFORMATIVA 17

Lugar: Instituto Politécnico Nacional, Auditorio Jaime Torres Bodet, Zacatenco. Funcionarios: Dr. Gilberto Calvillo

Lugar: Instituto Politécnico Nacional, Auditorio Jaime Torres Bodet, Zacatenco. Funcionarios: Dr. Gilberto Calvillo Vives, Presidente del INEGI Dr. Alejandro Javier Díaz Barriga Casales, Presidente de la Sociedad Matemática Mexicana.

Casales, Presidente de la Sociedad Matemática Mexicana. En el marco de la inauguración del XXXVIII Congreso

En el marco de la inauguración del XXXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Matemática Mexicana, que se celebró en las instala-

ciones del Instituto Politécnico Nacional, los doctores Gilberto Cal- villo Vives, presidente del INEGI, y Alejandro Javier Díaz Barriga Casales, presidente de la Sociedad Matemática Mexicana, rmaron Convenio de Colaboración entre ambas instituciones. El doctor Calvillo, señaló durante su intervención que el Congre- so es un espacio donde se pueden intercambiar experiencias, ideas, trabajo y conocimientos, que enriquecerá a los estudiantes y acadé- micos que asisten al mismo, para lo cual invitó a los participantes

a reexionar sobre las ventajas y desventajas que ofrece un evento

como dicho Congreso. Indicó también que debe fortalecerse y fomentar la investigación

y que la participación conjunta entre instituciones arroja resultados

positivos que son en bene cio de la comunidad de cada institución. El objetivo del Convenio es realizar acciones conjuntas de capa- citación, investigación y difusión, en materia de información esta- dística y geográca, de acuerdo con los propósitos institucionales de cada parte.

18 SOCIEDAD MATEMÁTICA MEXICANA

Para lo anterior, se apoyará y promoverá la realización de activida- des de investigación relacionadas con información estadística y geo- grá ca; de igual forma, se organizarán y fomentará la participación en cursos, talleres, seminarios, conferencias y mesas redondas sobre dichos temas. Asimismo, se intercambiarán experiencias en áreas de

Asimismo, se intercambiarán experiencias en áreas de interés común y habrá colaboración en la promoción de

interés común y habrá colaboración en la promoción de programas y proyectos de investigación y de programas de estudio, entre otros, en materia estadística y geográca. Se realizará intercambio de material editorial, bibliográco y audiovisual, en las materia señaladas, pro- moviendo entre la comunidad matemática los productos y servicios que presta y genera el INEGI en dichos rubros.

pro- moviendo entre la comunidad matemática los productos y servicios que presta y genera el INEGI
Firma de Convenio durante las Actividades del XXXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Matemática Mexicana.

Firma de Convenio durante las Actividades del XXXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Matemática Mexicana.

Congreso Nacional de la Sociedad Matemática Mexicana. Álgebra Superior Araceli Reyes Copy 2005 Formato 19 X

Álgebra Superior Araceli Reyes Copy 2005 Formato 19 X 24.5 Páginas 375 ISBN: 970-686-410-5

En este libro se abordan los temas introductorios al enfoque moderno del álgebra. Ejemplo de esta innovación es que el concepto de estructura algebraica se incorpora desde un inicio y se desarrolla gradualmente a lo largo del texto, culminando con un capítulo de "Estructuras algebraicas", en el cual sólo se incorpora un resumen. Este enfoque permite al alumno asimilar los conceptos. Por otro lado, se integran dos temas que tradicionalmente se enseñan en los cursos de cálculo diferencial, la localización de raíces de un polinomio con el método de Newton y el desarrollo en series de Taylor aplicado a un polinomio, integrándolo con el tema del método de Horner.

Características

* Cerca de 500 ejercicios y problemas.

* Los polinomios se introducen pensando en la escritura en sistema posicional de los números.

* En la parte de teoría de ecuaciones se incorporan temas de construcción con regla y compás asociados a la resolución de una ecuación de tercer grado.

Contenido 1. Introducción al método axiomático. 2. Conjuntos y funciones. 3. Los números naturales. 4. Los números racionales y reales. 5. Propiedades de las operaciones. 6. Origen de los polinomios. 7. Teoría de ecuaciones. 8. Matrices y sistemas lineales. 9. Determinantes. 10. Geometría. 11. Axiomas y propiedades. 12. Relaciones entre conjuntos finitos. 13. Conteo. 14. Recurrencia.

11. Axiomas y propiedades. 12. Relaciones entre conjuntos finitos. 13. Conteo. 14. Recurrencia. CARTA INFORMATIVA 19

CARTA INFORMATIVA 19