Sunteți pe pagina 1din 1

A DIOS, NUESTRO PADRE CELESTIAL

Tu divina clemencia se ha dignado a sacarnos


Del horror de la noche a la luz del sol claro
Lleno est de tu mano, todo el vasto teatro
El mundo y cuanto existe, es obra de tu mano.
Por ti nacen las flores y reverdece el campo
Los rboles dan fruto y el sol nos da sus rayos.
Al levante en las ramas, los pjaros ufanos
Y en el agua los peces, cantan tu nombre santo.
Dirige oh Dios inmenso y gua nuestros pasos
Para que eternamente tu santa ley sigamos.
Gracias damos rendidas al Dios omnipotente
Que sac de la nada la turba de los seres,
Dios es quien nos da vida, Dios es quien nos mantiene
Quien de su amparo deja, de continuo perece.
En este nuevo da gracias te tributamos,
Por tu santa palabra, que es poder revelado
Y por el sacrificio de tu hijo adorado
Que nos dio salvacin, para la vida eterna
Oh Dios omnipotente y Seor de lo creado.
Mi corazn te alaba, mi alma te bendice
Todo mi ser te adora, por la Divina Gracia
Que tu Espritu Santo, pone en la fe naciente
De aquel hijo creyente, Oh Protector Celeste!
Y a toda hora te alaba, mi lengua balbuciente
Y un corazn tan puro, que te adora por siempre.
Gran Poder de Dios.