Sunteți pe pagina 1din 7

2680

IEEE LATIN AMERICA TRANSACTIONS, VOL. 13, NO. 8, AUG. 2015

A Real-Time Multispectral Computer Vision System for Morpho-Thermal Analysis of Footprint Plantar

C. D. Ferrin and H. Loaiza

1 Abstract— Physical Rehabilitation for the victims of Colombia’s military conflict and other Latin America countries will require new non-invasive tools for rapid assessment. In this respect, technological developments in the area of podiatric assessments are very poor. In many cases podiatrists support morphological and thermal assessment on visual evaluation aimed at determining both, feet condition and related pathologies. In this work, we use computer vision techniques to build a computer- aided system for obtaining morphological and thermal parameters of footprint plantar by means of RGB and infrared images, respectively. In practice, our design shown to be a user-friendly and flexible non-invasive system. In the tests we made our development allows experts and novices obtaining and visualizing such parameters faster than common methods. Both, diabetic patients and controls were analyzed to conclude that fusion of morphological and thermal information is a promising tool for preventing ulceration in diabetic foot.

Keywords—

Podology,

Podoscopies,

Computer Vision, Visualization.

I. INTRODUCCIÓN

Termopedographies,

E L ACESSO a más y mejores herramientas para los procesos de rehabilitación física a las víctimas del post-

conflicto es una de las banderas del actual gobierno Colombiano [1]. La rehabilitación física [2] es un proceso clave en la recuperación de víctimas con problemas del sistema locomotor, y en este sentido no todas las clínicas, ni centros de rehabilitación cuentan con herramientas apropiadas, objetivas y que estén a la altura de tales políticas gubernamentales. Lo anterior se debe a que muchos procedimientos todavía siguen siendo llevados a cabo de forma subjetiva y la tecnología extranjera es muy costosa para economías como la nuestra. Uno de los tantos estudios necesarios en los procesos de rehabilitación conocido como análisis morfo-térmico de la huella plantar no se escapa de la situación mencionada anteriormente. El objetivo primordial de este tipo de estudio es obtener métricas a partir de imágenes de la zona de contacto y la distribución de temperaturas de la huella plantar que informan de la condiciones biomecánica y clínica de los pacientes [3], [4], [5]. Estas métricas colaboran en procesos de diagnóstico y rutas de recuperación por parte del especialista.

C. D. Ferrin Bolaños, Programa de Posgrados en Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Facultad de Ingeniería, Universidad del Valle, Cali, Colombia, carlos.ferrin@correounivalle.edu.co H. Loaiza, Escuela de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Facultad de Ingeniería, Universidad del Valle, Cali, Colombia, humberto.loaiza@correounivalle.edu.co

El análisis morfológico de la huella plantar [4], [5], [6] consiste en que a partir de una imagen representativa de la zona de contacto se establecen algunos puntos característicos ubicados en extremos del contorno de la huella y siguiendo una secuencia de pasos se trazan líneas que permiten establecer estos parámetros. El propósito fundamental es poder categorizar el pie en plano, normal o cavo [4]. Entre los parámetros morfológicos propuestos para tal propósito se encuentra en el Ángulo de Clarke, Índice Hernández-Corvo, Índice de Staheli, Índice de Chippaux [5], [6], [7], [8], [9]. En la Tabla I se resumen estos parámetros. En [4], [10], [11] se puede ver una descripción más detallada de los mismos. Por su parte el análisis térmico del pie consiste en encontrar valores representativos de temperatura de la distribución térmica de la huella plantar de forma estadística [12], en regiones características dentro de la huella [3], [13] y diferencias térmicas puntuales entre el pie izquierdo y derecho [12], [14] bajo la asunción que estos son idénticos. La fusión de la información que provee las Tablas I y II tiene un poder análisis incremental en procesos de evaluación podológica, por ejemplo, en victimas del post-conflicto con problemas de pie diabético. La aparición de úlceras plantares es un gran reto dentro del ámbito clínico y su detección temprana es crucial para tomar medidas temporales en los pacientes. El análisis térmico alerta sobre la susceptibilidad a padecer la condición clínica mostrada en la Tabla II y el morfológico brinda un mapa espacial claro en qué zona del pie dicha condición se podría agudizar. La forma más económica, para llevar a cabo el análisis morfológico, (aun utilizada) en muchos centros deportivos y clínicas a nivel mundial es mediante la impregnación de tinta en la huella plantar y su posterior registro sobre papel. Sin embargo el estudio debe realizarse con mucho cuidado dado que deben identificarse puntos extremos y algunas distancias óptimas para poder calcular los diferentes índices morfológicos (ver Tabla I.). Una persona experta puede tardar alrededor de diez minutos extrayendo los parámetros morfológicos y una persona no experta algo más de una hora

[11].

Una evolución natural al método anterior es tomar una fotografía del papel sobre la que se encuentra ya impregnada la huella y su posterior estudio digital. Un sistema como el concebido anteriormente se reporta en [15] conocido como PODOEST-DINA, el cual constituye un desarrollo a nivel Nacional por parte del Instituto de Investigaciones y Soluciones Biomecánica del Dr. José Acero. Aun cuando el proceso de extracción de parámetros ha sido sistematizado, se necesita que una persona experta opere el sistema. En [10] desarrollan una metodología que permite obtener el índice de Hernández-Corvo de forma asistida, a partir de imágenes

FERRIN AND LOAIZA : A REAL-TIME MULTISPECTRAL COMPUTER VISION

c apturadas con

d etección de pu ntos sigue sie ndo una tarea subjetiva.

un podosco pio, sin emb argo el proc eso de

T ABLA I. RESU MEN DE LOS P ARÁMETROS M ORFOLÓGICO S Y SU RESPECTIVA INTERPRETAC IÓN.

Parámetr o s Pie P lano Pie N o rmal Pie Morfoló gi co Ángulo

Parámetr os

Pie P lano

Pie N ormal

Pie

Morfológi co

Ángulo de Cl larke

Índice de

31

3 1

>

-

≤ 45

>

(º).

Hernández-C orvo, IHC, (%) .

34 - ≤ 59

3 4

>

>

Índice de Sta heli (%).

7 0

<

70 - ≥ 60

<

Cavo

34 - ≤ 59 3 4 > > Índice de St a heli (%). ≥ 7
34 - ≤ 59 3 4 > > Índice de St a heli (%). ≥ 7
≥ 7 0 < 70 - ≥ 60 < C avo   45 59 60 <
≥ 7 0 < 70 - ≥ 60 < C avo   45 59 60 <
≥ 7 0 < 70 - ≥ 60 < C avo   45 59 60 <
 

45

59

60

<

25

  45 59 60 < 25

Índice de Chippaux ( %).

≥ 4 5

< 45

- ≥ 25

TABLA II. RE SUMEN DE LA S PARÁMETRO S TÉRMICOS Y RESPECTIVA INTERPRETAC IÓN.

SU

Parámet

ros

Térmic os

Relació n Clínica

Temperatura Media Estadística d el Pie,

T media , (º

de paciente [ 12].

C).

Inc crementos rep entinos superi ores

a 10 ºC está asociado con

pro blemas de cir culación sang uínea

en cualquier tipo

En pacientes c on pie diabéti co

gra do cero, temp eraturas super iores

a 33 ºC, está

neuropatía diabética [3].

En pacientes c on pie diabéti co gr ado cero, aque llos puntos d onde

la diferencia es superior a 2.2

in dica posible a parición de úl cera

plantar

Temperatura Media del Pie (segú n [3]), MFT, (º C).

asociada con

Imagen de Diferencia T érmica Absoluta, I DT , entre el pie izquie rdo y derecho .

[12], [14].

ºC

Uno de los

sistemas má s utilizados

a

nivel mun dial es

F ootScan TM de

RSCan Int ernational [1 6]. El sistem a está

p rincipalmente

concebido

para

análisi s

dinámico

de la

di stribución d e presionas

plantares

con

la posibilid ad de

o btener algun os parámetro s morfológi cos tales co mo la

del talón y e l antepié, to dos de

lo ngitud del p ie, el ancho

fo rma asistida.

FOOTQUES T [17] permi te obtener de

forma

a utomática el t amaño y tipo de calzado m ediante el uso

de un

e scáner, sin em bargo

ín dices como lo s mencionad os en la Tabla I.

la aplicació n de técnic as de

se gmentación y

de generalizac ión de

necesitándose etapas

con un grup o más

las de entren amiento. Ade más el

ti po de huellas s que trabaja n son ideales , es decir la

huella

si empre aparec e bien defini da en contact o, no contem plando si tuaciones en l a que por eje mplo el medio pié no contac te bien

c on la superfici e de registro.

la

h uella plantar,

[13], [14] esta blecen

a partir de i mágenes infra rrojas, ha sid o muy

clasificación para determi nar el tipo de pie de

fo rma automáti ca, sin embar go el poder

la

esta o pción no inte nta la generac ión de

En

[18]

se

reporta

máquina de aprendizaje n o se estudia,

metodología

p osteriores par a evaluar la g rande imágen es diferentes a

Por su parte , la extracci ón de paráme tros térmicos

de

p oco estudiada . Aun cuando en [3], [12],

los

Tab la II.) a partir termografías, las metodolo gías desarroll adas son manuales y e n el mejor de los casos utili zando softwar e de

Paint (Micros oft),

(ver

procesos de

extracción de

los parámet ros térmicos

pro cesamiento ge nérico de imá genes como

GIM P, o inclusiv e el mismo s oftware de lo s proveedore s de

poco

caso morfológ gico, dado qu e deben obten erse

más

esta dísticas sobr e regiones l as cuales de ben identific arse

cám aras infrarroj as, etc. Este

que para el

proceso pued e tardar un

ade cuadamente.

E n [12], [14]

se reporta un a metodologí a automática

para

anál isis asimétric o de la distr ibución térmi ca de las hu ellas plan tares. Sin du da este traba jo es un refe rente para es te la

pro puesta aquí de scrita, dado q ue la metodo logía desarrol lada

iden tifica adecua damente técni cas de proces amiento imág enes

debe

com plementarse

la huella pl antar en los c asos pie (por eje mplo en pers onas extremidades inferiores).

nivel

avance en l os dispositivo s de

for mación de imá genes y las c apacidades co mputacionale s de

los

los

para

lograr su co metido. Sin e mbargo, esta metodología

con las técni cas necesaria s para analiz ar la

dist ribución de te mperatura en cua ndo solo se d ispone de un con amputación d e uno de sus

E n síntesis aun

cuando la in vestigación y desarrollo a

no

se

ha

mun dial ha perm itido un gran

actuales

co mputadores

p ersonales

log rado

auto matizar y sis tematizar los

pará metros morfo -térmicos de

en e ste trabajo se plantea la sig uiente cuestió n: ¿Cuáles so n los

prot ocolos de ca ptura y las imá genes que per miten hacer

procesamient o de

la huella pla ntar. Por tal r azón

procesos de

técnicas de

extracción de

más objetivo y rápido el aná lisis

mor fo-térmico de la huella plan tar?

II. METO DOLOGÍA

este

trab ajo, para lle var a cabo e l análisis mo rfo-térmico d e la

hue lla plantar.

E n la Fig. 1 s e puede ver l as técnicas p ropuestas, en

la Fig. 1 s e puede ver l as técnicas p r opuestas, en para lleva

para

lleva r a cabo el análi sis morfo-térmic o a partir de imá genes RGB e IR de la huell a plantar. Fuente propia.

Figu ra 1. Diagrama d e bloques simpl ificado de las téc cnicas propuestas

imágenes R GB e

IR r equieren por un lado una z zona de conta ctado fuertem ente

con trastada con r especto al fon do y para est o se obtiene l a así

L as etapas de procesamient o y análisis de

con ocida Podosc opía de la

huella; y po r otro lado

una

dist ribución de

temperaturas

con

adecua da

resolución

(≥

320 x240) la cual

se puede obt ener con ayu da de una im agen

infr arroja en un

esquema de

captura pasiv a [19], [20].

Para

2681

2682

IEEE LATIN AMERICA TRANSACTIONS, VOL. 13, NO. 8, AUG. 2015

to

dos los casos

las capturas

se realizan s iguiendo prot ocolos

met odología: seg mentación ba sada en color [31] (SBC) (1 ), el

bi

omecánicos [ 4], [6] y clíni cos [12].

pro pósito de esta etapa es la d e separar las

huellas del fo ndo,

 

elim inando cualq uier presenci a de falsos po sitivos. Una vez

A

. Podoscopía

seg mentadas las

huellas, se p asa al bloque

de detecció n de

La Podosco pía es una t écnica no in vasiva que p ermite

pies (2), el cual i dentifica el tip o de pie (Izq uierdo o Dere cho)

o

btener una zo na de contact o realzada en el color que provee

y g enera subimá genes que con tienen de for ma separada

cada

u

n sistema de

iluminación c ontrolado, en

este caso m ediante

hue lla. Luego se

pasa a una eta pa de alineam iento rígido

[32],

mparas verde s ubicadas e n los costado s de una sup erficie

[33]

(3)

que

corregirá

la

orientación

de la hu ella.

tr

ansparente (e n

el espectro

visible [21] ) con un índ ice de

Pos teriormente, l a etapa de d etección de b ordes (4) per mite

re

fracción [22]

mayor a la d el ambiente,

ver Fig. 2(a) . En la

obte ner los pixele s

frontera de la huella, esta

F

ig. 2(b) se pu ede ver una v ersión del pro totipo en 3D el cual

un

módulo

clav

e:

obtención

de puntos

información va a (5); este úl timo

in cluye ademá s una plata forma compu tacional tota lmente

iden tifica autom áticamente lo s puntos ne cesarios sobr e la

e

mbebida y e mpotrada

en

el sistema

para la cap tura y

hue lla que permi tirán realizar de forma auto mática el tra zado

p

osterior análi sis de la po doscopía. Y

en la Fig. 2 (c) se

de

las diferente s líneas req uerida antes

de calcular

los

o

bservan cuatr o podoscopí as de pacien tes de prueb a que

pará metros morf ológicos. La

información

generada en

los

c

orresponde a i mágenes RGB

de 8 bits y 6 40x480 de ta maño.

bloq ues 3, 4 y 5

alimenta de

forma distint a los módulo s de

Para este ca so se utilizan

lámparas flu orescentes de

30W,

extr acción de p arámetros m orfológicos

(6). Para m ayor

ti

po cilíndrica s, una super ficie rectang ular (60x50c m) de

info rmación se re comienda el t rabajo publica do en [34].

 

vi

drio crudo d e 19 mm de

espesor. Se

utilizan en to tal dos

 

mparas, una

e n cada uno d e los costados más pequeño s de la

lá mparas, una e n cada uno d e los costados m ás pequeñ o s

su uperficie. Se

u tiliza una cá mara webcam Logitech C92 0 [23]

p

or sus cara cterísticas de

corrección

de distorsi ón de

i

mágenes, y se ubica a una a ltura adecuad a de tal forma que la

i

magen se encu entre enfocad a, bien encua drada y que su

plano

i

magen y la su perficie de ap oyo sean para lelas. Se sugie re que

e

n futuras inv estigaciones

se utilice un

sistema de

control

vi sual [24], [ 25], [26], [ 27] para qu e este proce so de

p osicionamient o y orientaci ón de la cám ara sea realiz ado de

fo rma automáti ca y rápida.

 
 

El pie del

paciente de be limpiarse

con

alcohol

y la

su uperficie de a poyo debe li mpiarse para

cada paciente . Debe

te nerse especia l cuidado con aquellos pac ientes que pre sentan

fu ertes callosid ades u otro t ipo de rugosi dades pronun ciadas

so obre la superf icie de la bóv eda plantar da ado que en es te caso

e s posible no o btener una ad ecuada zona d e contacto.

s posible no o b tener una ad e cuada zona d e contacto. a) b)

a)

posible no o b tener una ad e cuada zona d e contacto. a) b) c)

b)

no o b tener una ad e cuada zona d e contacto. a) b) c) Fi

c)

Fi gura 2. Esque ma de funcionam iento simplifica do de la Podosc opía a),

e mbebido

B eagleBoneBlack

pr ototipo

Fuente

pr opia.

3D

del

sistema

adquisición

co n

sistema

[28] b) y podo scopías de algu nos pacientes c).

B

. Sistema de

Procesamient o y Análisis d e Imágenes R GB

 

En la Fig. 3( a) se puede o bservar de fo rma esquemat ica los

p

arámetros

d e

entrada

que requier e el sistem a de

p

rocesmaiento

y análisis de

imágenes R GB para obte ner

en

e

ste caso los p arámetros m orfológicos. Y

en la Fig.

3(b) se

m

uestra detalla damente las d iferentes etap as de procesa miento

y

análisis, n ecesarios pa ra sistematiz ar el proce so de

e

xtracción de

estos parámet ros. El sistem a puede trab ajar en

m

odo semiaut omático ( est a versión se

publicó en [ 11]) y

fo

rma automáti ca (esta versi ón se publicó en [29]). A continuaci ón se describ e de forma sin tetizada cada una de

lo

s bloques d e la Fig. 3 (b): la podo scopía (Imag en de

E ntrada), el tip o y tamaño d el filtro morfo lógico (en es te caso

se

propone un elemento estr ucturante circ ular de 5x5

y radio

2 ) [30] y el va lor umbral al imentan el pr imer bloque

de esta

(a)

va lor umbral al imentan el pr imer bloque de esta (a) (b) Figu ra 3.

(b)

Figu ra 3. Esquema análi sis de imágenes

de l os diferentes téc nicas utilizadas

Fuen te propia.

de funcionami ento del sistema RGB para el caso morfológico a),

de procesamie nto y y descripción det allada

en la implemen tación del mism o b).

C. Captura de Im agen Infrarro ja de la Huel la Plantar

S e utiliza un e squema pasiv o [20] para c aptura de im agen

infr arroja de la

mue stra en la Fig . 4(a). Para l a captura de l a imagen ant erior

se tam año de captu ra 720x480,

en la

Fig.

con

bóveda plan tar en la di sposición qu e se

utiliza una cá mara FLIR

E320 [35] (v er Fig. 4(b))

un solo cana l y una palet a en

esca la de grises d e 8 bits; pued en verse algu nas capturas

4(c). Y con ayuda de un material opac o en infrarroj o se

FERRIN AND LOAIZA : A REAL-TIME MULTISPECTRAL COMPUTER VISION

2683

e

vita la presen cia de fuente s parásitas pr ovenientes d e otras

alin ear (3) cada

huella, cad a una de fo rma separad a es

p

artes del cuerp o.

regi strada no rígi damente [32]

(4) junto

con un modelo

bin ario

La cámara d ebe ubicarse

a una distan cia adecuada

de tal

(Im agen móvil) d e la huella pla ntar. La trans formación óp tima

fo

rma que el e ncuadre de la imagen se ap roveche al m áximo.

obte nida permite

alinear, no

rígidamente ( 5), el model o de

L

a distancia pr omedio de ca ptura en este t rabajo fue de

1.1 m.

cara cterísticas, el cual permitir á detectar las regiones sob re la

E

n caso de ser necesario deb e moverse el foco de la cá mara a

ima gen de entr ada (6). Fin almente, con

ayuda

de

una

fi

n de obtener

una imagen

nítida. Se sug iere que en

futuras

tem peratura de r eferencia (en

[3]

se

sugi ere que

esta

sea

in vestigaciones

c ontrolado

si milares. La r elación nivel

es diferente para cada im agen, dado q ue este

variar el ran go de tempe raturas

y 255

máxim os de

y

mperatura. C on ayuda de u n perfil de lín ea sobre la pa leta de

el valor mín imo de temp eratura

si empre estaba asociado al n ivel de gris 3 6 y el valor m áximo

d e temperatura

ti po de cámar as tienden a

m edible y ade más no siem pre los nivel es de gris 0

c orresponden

te

g ris se pudo d eterminar que

se desarrol le un esque

fin

a

de

los

tener

imágenes

co n

de gris de la

valo res

mínimos

ma de captur a más

s imagen versu s valor

más

a

condicione

d e temperatura

c onstruye una r elación lineal entre el nivel de gris y el v alor de

te mperatura en la imagen qu e depende del rango dinámi co que

i mponga el dis positivo a cad a imagen en p articular.

con el nive l 250. A part ir de lo ante rior se

articular. con el nive l 250. A part ir de lo ante rior se a) b)

a)

con el nive l 250. A part ir de lo ante rior se a) b) c)

b)

con el nive l 250. A part ir de lo ante rior se a) b) c)

c)

de la captura p asiva de

im agen infrarroja d e la bóveda plant ar a), vista real d el proceso de adq uisición b) y termografías d e algunos pacient es c). Fuente pro pia.

Fi gura 4. Esquem a de funcionami ento simplificado

Debe prepar arse al pacient e con un día d de anticipació n a fin

q

ue se cumpla todos los prot ocolos clínico s necesarios p ara

o

btener una ad ecuada termog rafía del paci ente. En [12]

se

p

uede tener un a descripción más completa del protocolo para

e

ste caso.

D . Sistema de Procesamient o y Análisis d e Imágenes In frarroja

En la Fig. 5 (a) se puede

de ver de for ma esquemát ica los

p

arámetros de

entrada y sali da del sistema de procesam iento y

a

nálisis de imá genes para est e caso. Los p arámetros de e ntrada

d

e arriba hacia abajo en el la do izquierdo

de esta misma figura

so on: la imagen

infrarroja, e l modelo bin ario de la hu ella, el

m

odelo binari o de caract erísticas y

la temperatu ra de

re

ferencia (est a se puede

obtener medi ante procesa miento

di

gital de la im agen de la ter mografía de la

mano).

A continuaci ón se describ e de forma sin tetizada cada una de

lo

s bloques d e la Fig. 5(b ): en la pri mera etapa d e este

al

goritmo se d efine la ROI

(Región de I nterés – Reg ion Of

In terest) (en e ste caso se fi jó un rectán gulo centrado , igual

a ncho y 20% d e la altura de la imagen inf rarroja) y el n úmero

d

e

iteraciones

(de

forma

heurística se

fijó en 300 0) que

ej

ecutará la téc nica de segm entación (1)

mediante niv eles de

c

onjunto [36],

[37] (SBNC ). Las huella s segmentad as son

se paradas med iante un detec ctor de pies ( 2) y el tipo d e cada

u no también es identificado ( Izquierdo o d erecho). Desp ués de

obte nida median te termogra fía de la m ano) se ext raen fina lmente los pa rámetros tér micos (7). Da do que la cá mara FLI R E320 esta blece el ran go de tempe raturas de fo rma

auto mática (indic ado en la im agen), se desa rrolla una téc nica

de

esta

info rmación a pa rtir de la mis

remite al tra bajo

Para mayor i nformación se

ma imagen de forma autom ática

en e l bloque (6). pub licado en [34] .

reconocimien to

óptico

de

caracteres

para

extraer

[34] . reconocimie n to óptico de caracteres p ara extraer (a) (b) Figu ra 5.

(a)

. reconocimie n to óptico de caracteres p ara extraer (a) (b) Figu ra 5. análi

(b)

Figu ra 5.

análi sis de imágenes I R para el caso té rmico a), y descr ipción detallada

difer entes técnicas u tilizadas en la i mplementación prop ia.

Esquema

de funcionami ento del sistema

de procesamie nto y

de los

del mismo b). F uente

III. CASO D E ESTUDIO

Se

realizaron

diferentes

p ruebas

de

validación

con

esp ecialistas. La

herramienta

software (Fi g. 6) desarrol lada

mos tró ser confi able y rápid a en los pro cesos de aná lisis mor fo-térmico d e la huella p lantar. En [1 1], [29], [34 ] se

y en

pue den ver algun as publicacio nes respecto

a lo anterior

2684

[3 8] se puede

h erramienta ha rdware-softwa re desarrollad a en esta prop uesta. En esta opor tunidad se uti lizó la herram ienta para e studiar

del funciona miento genera l de la

ver un vídeo

IEEE LATIN AMERICA TRANSACTIONS, VOL. 13, NO. 8, AUG. 2015

P ara comparar las medias d e las diferenc ias del MFT e entre

el caso de lo s pacientes d iabéticos y lo s no

[12],

amb os pies para

diab éticos se llev a a cabo un te st de hipótesi s estadístico

la

s diferencias

morfo-térmic as entre paci entes diabétic os (un

[40]

de muestras

independient es con ayuda

de la prue ba t-

to

tal de 7) y n o diabéticos ( un total de 10 ). En la Fig.

7(a) se

Stud dent y un niv el de signifi cación de 0 .05. La Tabl a III

m

uestran las p odoscopías de los 7 pacient es diabéticos y en la

mue stra los result ados.

F

ig. 7(b) su cor respondientes termografías .

A

partir de es ta tabla se p uede inferir

que no

se p uede

En la Fig. 8 (a) y (b) se

tienen las co rrespondiente s a los

con siderar que h ayan diferenc ias significati vas de las me dias

p

acientes sin co ndición diabé tica. En la Ta bla IV y en la Fig. 9

de l as diferencias del MFT (p > 0.05) de am bos pies entr e los

de los

se

p acientes y e l estado nut ricional de c ada uno se gún la

recogen las

característic as macroantr opométricas

O

rganización

Mundial

de la Sal ud, OMS

[39],

re

spectivament e. Se puede ve r a partir de l as Fig. 7 y 8

que el protoc olo de

c aptura para po doscopías pe rmite obtener una imagen

fo ndo (lo que

h omogéneo en todos los cas os. Sin embar go no puede

lo mismo de

con un

parte del pie ) muy

decirse

así el siste ma de

no se cons idera como

las termog rafías; aun

p

rocesamiento y análisis tér mico pudo pr ocesar exitos amente

e

stas imágenes.

pudo pr ocesar exitos amente e s tas imágenes . Fi gura 6. Interfaz G ráfica

Fi gura 6. Interfaz Gráfica de Usuar io para análisis m orfo-térmico de la huella

pl antar. 1) Ventana a principal de reg istro e ingreso d e usuario a base de datos

de

podoscopías y t ermografías pers onales, 2) result ado de análisis té rmico y

3)

resultado de an álisis morfológic o. En [38] se p uede ver en deta lle y en

fu ncionamiento de este aplicativo y sus módulos. Fue nte propia.

de este aplicativo y sus módulos. Fue nte propia. a ) Fi gura 7. Podosco pías

a

)

Fi gura 7. Podosco pías a) y termogr afías b) pacientes P1 1 a P7. Fuente pro pia.

b)

con condición d iabética,

De la

Fig. 9

P4 (42

diabética, pre sentan

obesidad res pectivamente . Los resta ntes 5

se puede ob servar que l os pacientes

condición

a ños) y P7 (5 2 años), con

so

obrepeso

y

p

acientes diab éticos prese ntan un est ado nutricion al de

n

ormalidad de acuerdo a la

OMS. Dos de los pacientes (P12 y

P

14) sin con dición diab ética present an obesidad , P11

so obrepeso y los restantes 7 se

dado que ning ún paciente h a sido diagno sticado

c on pie diabéti co grado cero , se utiliza la Temperatura Media

d el Pie, MF T, en esta

su usceptibilidad a neuropatía diabética (ver Fig. 10), y el Índice

la

encuentran e n condición n ormal.

oportunidad

para

eval uar

Ahora bien,

d

e Hernández- Corvo, IHC, p ara determin ar el tipo de p ie, ver

F

ig. 11.

paci entes diabétic os y los no d iabéticos. Sin

de

pres entan diferen cias del MFT de hasta 4 °C .

embargo a p artir

P7

l a

Fig. 10

se

puede obser var que los p acientes P2

y

T ABLA III. RESU LTADOS DE TE ST

DE HIPÓTE SIS ESTADÍSTI CO

PARA DIF ERENCIAS ENT RE MFT DE AM BOS PIES.

DIAB. N O DIAB. RESULTADO S M edia de 0.0272 -0.0584 Di ferencias M FT(°C)

DIAB.

N O DIAB.

RESULTADO S

DIAB. N O DIAB. RESULTADO S M edia de 0.0272 -0.0584 Di ferencias M FT(°C) De
DIAB. N O DIAB. RESULTADO S M edia de 0.0272 -0.0584 Di ferencias M FT(°C) De

M edia

de

0.0272

-0.0584

Di ferencias

M FT(°C)

De sviación Es tándar (°C)

2.2337

0.1672

Va lor del Test Es tadístico

 

0.1225

0.1672 Va lor del Test Es tadístico   0.1225 Gr ados de 15 Li bertad del
0.1672 Va lor del Test Es tadístico   0.1225 Gr ados de 15 Li bertad del
0.1672 Va lor del Test Es tadístico   0.1225 Gr ados de 15 Li bertad del
0.1672 Va lor del Test Es tadístico   0.1225 Gr ados de 15 Li bertad del

Gr ados

de

15

Li bertad

del

Te st

Va lor p

0.9042

E n términos m orfológicos ( ver Fig. 11) e l tipo de pie y la

dife rencia IHC

no es caract erístico del

tipo

de

paci

ente

pud iéndose prese ntar cualquie r condición

en

el tipo

de

pie

inde pendienteme nte de present ar condición d iabética o no.

n te de present a r condición d iabética o no. a) b) Figu ra 8.

a)

b)

Figu ra 8. Podoscopía s a) y termografí as b) pacientes s in condición diab ética,

P8 a P17. Fuente prop ia.

atípico dado q ue su podosc opía

de

con pies, sin em bargo el resul tado

entr egado por la herramienta p ropuesta en e ste trabajo in dica

(Fig .

tend encia a plani tud en los dos

E l paciente P1 2 es un caso

8(a))

visu almente

indi ca

condición

normal

algo

totalmente

alejado

de

esta situació n (Fig. 11).

Se

dete rminó que lo anterior se d ebe a que la p odoscopía no

fue

pro cesadamente

correctamente

por el siste ma debido a

que

este paciente pre senta notable presencia de

callosidades,

algo

que

se pudo evid enciar en la p ráctica, recal cándose enton nces,

en

este punto, la

importancia

de revisar l a rugosidad d e la

bóv eda plantar an tes de tomar l a podoscopía.

S i se fusiona

la informació n morfológic a con la tér mica

para

el caso de lo s pacientes P 2 y P7 (los ca sos con difere ncia

del

MFT entre p ies más sign ificativo) se

podría

analiz ar lo

sigu iente: el pie

derecho, del

paciente P2,

tiene un MF T =

32.5

ºC mientras que el izquier do está por de bajo de los 3 0 ºC,

es

decir que

e

l

primero

es

más susce ptible a pad ecer

neu ropatía diabé tica que el s egundo (ver

Tabla II); el

pie

FERRIN AND LOAIZA : A REAL-TIME MULTISPECTRAL COMPUTER VISION

d erecho del pa ciente P7 tien e un MFT = 33 ºC, mientr as que

el

a proximadame nte 37 ºC,

valor,

son

su usceptibles a l a neuropatía diabética y en

el pie izquie rdo. Por otro l ado, si

e ncuentra en m ayor riesgo es

este caso el que se

izquierdo

está

muy

p or

es

encima

decir

que

del

anterior

los dos

pi es

se

observa la

condición de l tipo de pie

(Fig. 11) se

puede

in

ferir que en

caso que est os pacientes

sean diagnost icados

c on pie diabéti co grado cero la probabilida d de ulceraci ón será

m

ás alta en el

paciente P7

que en P2 (re cuérdese que

P7 se

e

ncuentra en c ondición de o besidad), y en

este caso las

zonas

d

el antepié y

el talón son l as zonas más

vulnerables

por el

m ismo tipo de

pisada (tipo c avo) que tiene n estos pacien tes.

TABLA IV. CA RACTERÍSTICA S MACROANT ROPOMÉTRICA S DE LOS P ACIENTES.

P1 51 54 P2 18 64 P3 18 54 P4 42 65 Paciente E dad

P1

51

54

P2

18

64

P3

18

54

P4

42

65

Paciente

E dad

Mas a

(A ños)

Corpo ral

Masa

Talla ± 0.01 (

m)

Índice de

±

±

1 (K g)

Corpor al

 

0.1 (Kg /m 2 )

Corpo ral Masa Talla ± 0.01 ( m) Índice de ± ± 1 (K g) Corpo
Corpo ral Masa Talla ± 0.01 ( m) Índice de ± ± 1 (K g) Corpo
± 1 (K g) Corpo r al   0.1 (Kg /m 2 ) 1.56 22.2 1.64
± 1 (K g) Corpo r al   0.1 (Kg /m 2 ) 1.56 22.2 1.64

1.56

22.2

1.64

23.8

1.55

22.5

1.57

26.4

1.59

21.4

1.61

23.5

1.60

30.5

1.64

21.6

1.68

22.0

1.42

22.3

1.63

26.3

1.80

30.3

1.78

22.7

1.88

30.0

1.77

20.1

1.69

20.0

1.80

20.0

1.42

20.0

1.66

23.9

1.88

30.5

0.12

3.6

30.0 1.77 20.1 1.69 20.0 1.80 20.0 1.42 20.0 1.66 23.9 1.88 30.5 0.12 3.6
20.0 1.66 23.9 1.88 30.5 0.12 3.6 P5 39 54 P6 31 61 P7 52 78

P5

39

54

P6

31

61

P7

52

78

P8

48

58

P9

19

62

P10

10

45

P11

19

70

P12

51

98

P13

13

72

P14

25

106

P15

29

63

P16

16

57

P17

20

65

Mínimo

10

45

Promedio

32

66

Máximo

52

106

Desviación

15

16

Estándar

52 106 Desviación 15 16 Estándar Fi gura 9. Estado n u tricional de los 17

Fi gura 9. Estado n utricional de los

17 pacientes de e studio. Fuente pr opia.

u tricional de los 17 pacientes de e studio. Fuente pr opia. Figu ra 10. Temperatu

Figu ra 10. Temperatu ra Media del Pie Izquierdo y Dere cho, pacie ntes. Fuente prop ia.

MFT, para l os 17

y Dere cho, pacie ntes. Fuente prop ia. MFT, para l os 17 Figu ra 11.

Figu ra 11.

17 p acientes. Fuente p ropia.

Índice de Hernández-Corv o del Pie Izquier do y Derecho pa ra los

IV. CONC LUSIONES

implementó u n sistema har dware-softwar e de

huella planta r. La herrami enta

dem ostró ser igua l de confiabl e y más rápid a que los mét odos

con vencionales c on la particul aridad de ser menos invasi va y

más

podoscopías

infr arrojas. L a herramient a permitió lle var a cabo un paci entes diabéti cos y diez n o diabéticos.

las imág enes

los

prot ocolos de ca aptura de las

S e concibió e

anál isis morfo-té rmico de la

objetiva,

si empre

y

cua ndo

se

cum plan

y

a

rigor

estudio con siete

Se pudo ver

las

dife rencias térmi cas entre pi es para el c aso de pacie ntes diab éticos y la si militud térmic a entre los pie s de los pacie ntes

no d diabéticos. Ad emás, se pud o observar qu e el tipo de pi e no

está

con trario la fusió n de la inform ación morfol ógica a la tér mica

correlaciona do a la con dición diabét ica y que po r el

per mite ampliar

el poder de

análisis de

la huella pla ntar,

pud iéndose detec tar casos de

alto riesgo

de ulceració n en

paci entes diabétic os en el even tual caso de

diagnóstico d e pie

diab ético grado

cero,

lo

q ue

significa

que el aná lisis

mul tiespectral de

la huella pla ntar, aquí pr opuesto, perm itirá

un a nálisis más in tegral, y en c onsecuencia u n diagnóstico más

acer tado. De esta manera se po drá ofrecer al paciente un m ejor

pro ceso de rehabi litación física y en últimas el acceso a m ás y mej ores herrami entas de estu dio que pro muevan un m ejor cali dad de vida.

S e sugiere q ue en futura s investigaci ones se real icen mej oras a nivel h ardware al p roceso de cap tura de imág enes infr arrojas dado q ue las condic iones son mu y variables de una

ima gen a otra pu diendo aume ntar el error

en el proces o de

med idas de tempe ratura. Tamb ién debe hace rse más flexib le la técn ica de segm entación de l as podoscopí as permitiend o la

2685

2686

c apacidad de a nálisis a zona s de contacto obtenidas co n otros m étodos, como tintas, escán er, baropodog rafía, o imáge nes de h uellas térmica s (no calibrad as) mediante cristal líquido , entre o tros.

AGRAD ECIMIENT OS

la Informació n y la

C omunicación

T alento Digita l. Al Progra ma de Postg rados en Ing eniería

Valle,

brindado a t través del pro grama

Al Minister io de las Tec nologías de

por el apoyo

llevará a cab o.

E léctrica y Ele ctrónica (PPI EE) de la Un iversidad del

p or su gestión a administrativa que permitió que la investi gación

se

REFE RENCIAS

[1 ]

[2 ]

J. Garzón, A.

Coordenadas Bogotá, 2003. B. M. Kelly,

and Practice,” JAMA, vol. 306, no. 2, Jul. 2011.

Parra, and A.

Pineda, “El Po sconflicto en C olombia:

Sede

para

la

Paz,”

P ontificia

Univer sidad

Javeriana

-

“DeLisa’s Physic al Medicine &

Rehabilitation: P rinciples

[3 ] S. Bagavathia ppan, J. Philip,

T. Jayakumar, B . Raj, P. N. S.

Rao, M.

Varalakshmi,

and

V. Moha n, “Correlation

between Plant ar Foot

Temperature

and Diabetic N europathy: A C ase Study by U sing an

Infrared Therm al Imaging Tech nique,” Journal of Diabetes Scie nces and Technology, v ol. 4, no. 6, pp. 13 86–1392, 2010.

[4 ] S. L. Diéguez , A. Jesús, L. S ánchez, M. Luis a, Z. Sánchez, a nd E. J. Martínez-lópe z, “Análisis de lo s diferentes mét odos de evaluaci ón de la huella plantar, ” Retos. Nuevas t endencias en Ed ucación Física, D eporte y Recreación, vo l. 19, pp. 49–53, 2011. [5 ] F. C. Soler, Bi omecánica del Pi e, 1st ed. 2008, p . 288.

[6 ]

ed.

J.

L.

M.

de

la

Fuente,

Pod ología

general

y

Biomecánica,

1st

Barcelona, Esp aña, 2003, p. 313 3.

[7 ] R. Hernánde z Corvo, Mor fología funcion al deportiva:

locomotor, 1st ed. 2000.

Sistema

[8 ] L. Staheli, D. eight hundred

Chew, and M. C orbet, “The longi tudinal arch. A s urvey of

feet in normal c hildren and adul ts.,” The

and eighty-two

journal of bon e and joiun surge ry. American Vol ume, 1987.

[9 ]

C. Dancloff,

parámetros ra diológicos del

Osteoarticular , pp. 151–158, 19 89.

F. Forriol, and

L. G. Pellico, “ Relación entre d iferentes

pie.pdf,” Revist a Española de

Cirugia

[1 0] C. A. Díaz,

A.

Torres, J. I.

Ramírez, L. F.

García, and N.

Álvarez,

“Descripción

de

un sistema pa ra la medición d e las presiones p lantares

por medio del procesamiento d e imágenes. Fase

no. ISSN 1794 –1237, pp. 43–56 6, 2006.

Magdalena, and H . Loaiza, “Deter minación semiau tomática

de parámetro s morfológicos

procesamiento digital de imáge nes,” Revista Sis temas & Telemát ica, vol.

el

I.,” Revista EIA , vol. 6,

[1 1] C. Ferrin, X.

de

la

huella

plantar

medi ante

11, no. 27, pp. 9–26, 2013.

[1 2] L. Vilcahuama n, “EARLY DI AGNOSIS OF D IABETIC FOOT USING

THERMAL I

J. J. Rangel-ma gdaleno,

and P. D. Váz quez-rodríguez, “ Thermal image p rocessing for qua ntitative

determination

Instrumentatio n and Measure ment Technolog y Conference ( I2MTC), 2013 IEEE Int ernational, pp. 1 –5, 2013.

angio somes,”

[1 3] H. Peregrina-b arreto, L. A. Mo rales-hernández,

MAGES,” Univer sité D’Orléans, 2 013.

of

temperatur e

variations

in

plantar

[1 4] C. Liu, F. van der Heijden, M. van Netten, “ Infrared dermal

E. Klein, J. G. va n Baal, S. a. Bus, and J. J.

soles to

predict ulcerat ions: a case study ,” Proceedings o f SPIE, vol. 857 2, pp. 1–

9, Mar. 2013.

-

thermography o n diabetic feet

[1 5] J. Acero, “ PODOEST-DIN A.” http://new.i nstitutoisb.com, Colombia, 201 2.

[1 6] R. [1 7] C.

[1 8] M. Mora, M. Recognition

- Optical 360° f oot scan.” 2014.

Cali

S. Internati onal, “FOOTSCA N.” Belgium, 20 14.

M. Analysi s, “FOOTQUEST

Bellazzi,

Pattern

From

Segmentation to Classification, ” in in Artificial Intelligence in M edicine,

A.

Heidelberg, 20 07, pp. 378–387.

R.

Berlin

Carmen, L. Pa vesi, E. Achu, a nd H. Drut, “A

Approach

to

D iagnose

Abu-Hanna,

and

J.

Foot

P lant

Pathologies :

Hunter ,

Eds.

Springer

IEEE LATIN AMERICA TRANSACTIONS, VOL. 13, NO. 8, AUG. 2015

[19] D. L. Balageas, “ Termografía Infr arroja : una técnic a multifacética p ara la Evaluación No D estructiva ( END ),” in IV confere ncia Panamerica na de END, 2007, p. 14 .

Choi, “Thermogra aphic diagnosis s ystem

and imaging algo rithm by distrib uted thermal data a using single in frared

[20] S. J. Yoon, S. C. Noh, and H. H.

sensor,” Current Applied Physics, vol. 10, no. 2, pp . 487–497, Mar.

2010.

[21] M. Born and E.

Propagation, Inte rference and Dif fraction of Light, 7th ed. 1999, p. [22] E. Hecht, Óptica, 3rd ed. 2001, p. 722.

[23] Logitech, “Tech nical Specificat ions of Logite ch C920,” We bcam

Available: http:// www.logitech.co m/es-

Wolf, Principles

2014. [Online].

of Optics Elect romagnetic Theo ry of

985.

Logitech C920,

roam/product/hd- pro-webcam-c92 0. [Accessed: 15- Aug-2014].

control. II. Adv anced

approaches [Tuto rial],” IEEE Rob otics & Automat ion Magazine, vo l. 14,

[24] F. Chaumette an d S. Hutchinson , “Visual servo

no. 1, pp. 109–11 8, 2007. [25] F. Chaumette a nd S. Hutchins on, “Visual ser vo control. I.

Basic

approaches,” IEE E Robotics &am p;amp; Automati on Magazine, vo l. 13,

no. 4, pp. 82–90, 2006.

[26] D. Kragic and Manipulation.” [27] E. Marchand, F.

for visual servo ing: a

generic software platform with a w ide class of robo t control skills,” IEEE Robotics & Auto mation Magazine, vol. 12, no. 4, p p. 40–52, Dec. 20 05.

2013.

[Online]. Availab le: http://beagleb