Sunteți pe pagina 1din 1

C

6

 

LA VOZ DEL INTERIOR

Cultura

CÓRDOBA. LUNES 13 DE JUNIO DE 2005

DÍA DEL ESCRITOR

Una profesión sin diploma

Los autores cordobeses Sergio Aguirre y Hernán Arias rompen con los mitos asociados a su oficio. Aguirre vive de su escritura. Arias responde que es desocupado cuando le preguntan a qué se dedica.

EMANUEL RODRÍGUEZ

ESPECIAL

Nietzsche decía que “un escri- tor debería ser considerado co- mo un criminal que, sólo en ca- sos rarísimos, merece el perdón o la gracia”. Para Rodolfo Walsh, “un escritor es un ser que ha en- contrado en las letras un código capaz de transmitir una expe- riencia íntima e interna y trans- mitirla a su entorno”. Lo cierto es que hay más definiciones so-

bre lo que es o debería ser un es- critor que escritores en el mun- do, y sin embargo nunca deja de ser difusa la imagen a la que se rinde honores cada 13 de junio. El Día del Escritor conmemo-

ra el nacimiento de Leopoldo Lu-

gones (Villa de María del Río Se- co, el 13 de junio de 1874), pero sirve también para poner en pri- mer plano a una figura impreci- sa, entre el cliché de las revistas escolares que suelen dibujar a un hombre encorvado sobre folios amarillentos, y la súper estrella cultural que marca tendencias de mercado y cuyos manuscritos cotizan en bolsa a precio dólar.

LA VOZ DEL INTERIOR reu-

nió a dos autores cordobeses, Sergio Aguirre y Hernán Arias,

para una charla sobre los ava- tares cotidianos del ejercicio de

la literatura. Aguirre (Córdoba, 1961) ha

publicado hasta la fecha tres no- velas: La venganza de la vaca, Premio Latinoamericano de Li- teratura Infantil y Juvenil Nor- ma–Fundalectura 1998; Los ve- cinos mueren en las novelas

y El misterio de Crantock.

Hernán Arias (San Francisco, 1974) publicó el año pasado su primer libro de cuentos, Los in- vitados, y recientemente su no- vela La sed, que obtuvo el pri- mer en el certamen de novela Daniel Moyano. Café de por medio, el diálogo discurrió entre coincidencias y divergencias. Un agradable mo- mento entre escritores que ante todo privilegian el placer: “No soporto a los escritores amar- gados”, dice Aguirre.

Oficio de palabrero

Para Arias, ser escritor no es una profesión: “No creo que sea un trabajo. Cuando me pregun- tan por mi ocupación respondo que estoy desocupado –afirma–. Hay escritores como Vargas Llo-

sa, que tienen horarios para es- cribir, rutinas de escritor, in-

cluso tienen cara de escritor

mí no me interesa hacer cosas casi obligadamente”. Para Sergio Aguirre, “hay pro-

fesiones que, como no tienen un diploma que certifique que uno

es tal cosa, se nombran en tanto

profesiones a partir de una cues- tión personal: uno se siente es- critor, porque escribe”. Y con- tinúa: “Me parece que esto de lla- marse a uno mismo escritor fun- ciona como una declaración de

identidad, independiente de si uno

es un escritor reconocido o no”.

A

RAIMUNDO VIÑUELAS

uno es un escritor reconocido o no”. A RAIMUNDO VIÑUELAS Sergio Aguirre (en primer plano) y

Sergio Aguirre (en primer plano) y Hernán Arias mantuvieron un diálogo ameno sobre los avatares cotidianos del trabajo literario.

En la cocina de la literatura

La

historia de la literatura está llena de anéc-

nalizada la computadora como medio que otros

dotas sobre costumbres de autores, general- mente en contra de las costumbres de otros au-

escritores que insisten en que no pueden es- cribir si no es a mano”.

tores. “Todo lo que se dice sobre los hábitos de

El autor de Los invitados confiesa no tener

un

escritor siempre está contrariado por los

mayor rutina que la de escribir siempre algo,

hábitos de otro escritor –confirma Aguirre-– entonces me parece que no se puede sancionar nada”. Lo que sí se puede, como mero ejercicio de

“aunque sea un e-mail. Escribo durante el día, hasta que me canso. Jamás me quedo sentado al frente de la computadora a esperar la ins- piración, las musas”.

la curiosidad, es intentar meterse en la cocina

“¡A esas chicas yo estoy harto de esperar-

de

la literatura de Sergio Aguirre, por ejem-

las!”, bromea Aguirre, quien tiene como maña

plo, para enterarse de que le cuesta horrores

escribir de noche, hasta que amanece, acom-

escribir a mano: “La computadora es esencial. Como decía Osvaldo Soriano, tener el texto en

pañado de café, cigarrillos y galletas dulces. “No escribo todos los días, de hecho, no me gus-

un

formato flotante es ideal para escribir. En

ta escribir: no me gusta escribir e-mails, ni no-

mi

caso escribir es corregir y en ese sentido

tas, ni listas de cosas. Cuando escribo me gus-

necesito la PC, como otros necesitan un cua-

ta escribir ficción, lo hago cada dos o tres años

derno de hojas de papel de arroz y una pluma de cisne célibe”. “Me pasa lo mismo –coincide Hernán Arias–.

y sí o sí con una fecha límite impuesta de an- temano. Si no tengo fechas de entrega, direc- tamente no arranco”, cuenta el autor de tres

Me

parece que es una cuestión generacional.

títulos ineludibles para cualquier seguidor del

Por ahí nosotros tenemos mucho más inter-

género de misterio.

Arias opina que “lo hay que pensar es cómo funciona un es- critor en la sociedad”. “¿Cómo es por ejemplo que Cristina Ba- jo es hoy el nombre que cual- quier cordobés dice si le pre- guntan por un escritor cordobés –se pregunta–. Es ‘la’ escritora, porque vende mucho y porque aparece en los medios. Y hay mu- cha gente que no publica o que publica en editoriales muy chi-

quitas, que escribe muy bien, pe- ro socialmente no está recono- cida como escritora”. Antes del reconocimiento so- cial, la primera instancia del ró- tulo de escritor se da en la inti- midad. Aguirre relata que se di- jo a sí mismo que lo era cuando

se dio cuenta de que podía ga-

narse la vida escribiendo. “Cuando después de escribir la primera novela caí en la cuen- ta de que realmente podía vivir de la literatura, sentí que eso me daba una identidad como escri- tor. O sea, cuando me planteé el tema de la escritura como un tra- bajo y no como un hobby”, cuen- ta Aguirre.

¿Leer o escribir?

Aguirre sólo lee cuando no está “en estado de literatura”. “Cuan- do yo estoy escribiendo no me interesa nada más. Paro en las librerías a ver qué libros salie- ron pero no leo nada, voy a las presentaciones de libros por compromiso, pero no me inte- resa nada más que aquello en lo

que estoy trabajando”, asegura. “En ese punto somos bastan- te opuestos –dice Arias–. A mí hay momentos en que me inte- resa más la literatura como lec- tor que como escritor. Porque hay cosas que leí que me deses- tabilizaron más de lo que escribí. Por ejemplo el Ulises”. El autor de La sed va más allá y asegura: “Uno no puede escribir como si Joyce no hu- biera existido, o como si no hu- biera escrito nadie antes”. En ese punto, Hernán es con- cluyente: “Lo peor que hay en la literatura es la ingenuidad: cuan- do yo leo algo que me parece es- crito por una persona ingenua no puedo pasar de la segunda pági- na. Y está lleno de obras inge-

nuas, de tipos que quieren trans- gredir técnicas que nunca su- pieron manejar del todo. Es muy interesante en ese sentido la anéc- dota de Picasso, cuando un críti- co le dijo que su pintura no tenía ningún valor porque le había lle- vado toda la vida aprender a pin- tar como un niño de 12 años. Pi- casso le respondió entonces que a los 12 años él dibujaba como Rafael. Es una buena lección si la aplicamos a la escritura”. Aguirre señala el riesgo de perder del todo la ingenuidad, pe- ro coincide en que no se puede soslayar lo que se ha escrito an- tes: “Si quiero sorprender a un lector de una novela de misterio, no puedo poner a un mayordomo asesino. En el secundario, cuan-

ACTIVIDADES

ACTIVIDADES Radio abierta. Hoy, entre las 15 y las 19, en la recova del Cabildo se

Radio abierta. Hoy, entre las 15 y las 19, en la recova del Cabildo se montará una radio abierta, que contará con la participación de Radio Revés (Escuela de Cien- cias de la Información de la UNC, 88.7 FM) y de Radio Clásica y Mo- derna (90.7 del dial), a cargo de Moisés Zak. Cada una de las emi- soras transmitirá en vivo duran- te dos horas, entrevistando a au- tores locales y promoviendo la participación del público asisten- te. La convocatoria a las entre- vistas es abierta, por lo que to- dos los escritores de Córdoba están invitados a subir y comen- tar sus experiencias con la litera- tura, referirse a sus obras o leer fragmentos. Regalos. Además, la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Córdoba obsequiará alrededor de 300 libros entre el público pre- sente. Libros en la calle. En el Cabil- do Histórico habrá también una muestra de libros en distintos stands. Al mismo tiempo, la zona peatonal del casco céntrico de la ciudad de Córdoba cambiará su fisonomía por un día: las li- brerías tendrán permitido sin costo alguno sacar sus libros a la calle como manera de promo- ver la lectura. Estas actividades son promovidas por la Municipa- lidad de Córdoba, la Sociedad Argentina de Escritores (Sade) filial Córdoba, la Cámara de Li- brerías, Papelerías y Afines del Centro de la República y la Es- cuela de Ciencias de la Informa- ción de la UNC.

Respuestas rápidas a preguntas comunes

–¿Qué libro les hubiera gustado escribir? –Sergio Aguirre: La conjura de los necios, de John Kennedy Toole. –Hernán Arias: Extinción, de Tomas Bernhard. –¿De qué estereotipo de escritor reniegan? –S. A.: Del escritor preocupado. –H. A.: De Mario Vargas Llosa ¿Qué es lo menos encantador de ser escritor? –S. A.: No tener ganas de escribir –H. A.: ¡Dar entrevistas! –¿Y lo más agradable? –S. A.: La felicidad que produce terminar una novela. –H. A.: Que no es un trabajo –¿Por qué motivo escriben? –S. A.: ¡Por dinero! –H. A.: Por placer –Una gran mentira sobre los escritores –S. A.: Que todos los escritores somos interesantes –H. A.: Que los escritores de mayor trascendencia son más cul- tos que los otros.

do empecé a escribir cuentos, se me ocurrió que tenía que escri- bir distinto a todo lo demás. ¡Y no había leído nada! Ahora no me interesa generar cosas nuevas o algo demasiado singular. Privi- legio la eficacia de la historia que estoy contando”. Aguirre confiesa que escribe “un poco en contra de cierta ex- cesiva preocupación por la es- critura, por lo que supuesta- mente debe ser la literatura y lo que establece cánones”. Arias afirma que “siempre que uno es- cribe está reaccionando contra algo”. Y agrega: “No me intere- sa el tipo que escribe una nove- la histórica porque está de mo- da la novela histórica. Las mo- das en la literatura son nefastas”.

ARTES VISUALES

¡Suban las apuestas!

Esta tarde, Vía Margutta y Casa Roldán pondrán a prueba al mercado local con otra subasta en el hotel Holiday Inn.

VERÓNICA MOLAS

resantes pujas por algunos de es- tos lotes. Por ejemplo, más de 100 personas ya hicieron saber su inclinación por el óleo de Ro- berto Viola titulado Adán y Eva, que saldrá a remate con una base de 3.500 pesos. La fórmula que combina obra de calidad y precios bajos vuel-

DE NUESTRA REDACCIÓN

vmolas@lavozdelinterior.com.ar

Las reservas de lugares y las ofertas rebasaron las expectati- vas de los organizadores de la subasta de arte que hoy se rea- liza en Córdoba, organizada por

la galería Vía Margutta y Casa

Roldán de Buenos Aires. Las 390

sillas disponibles ya se agotaron, pero igualmente habrá lugar en

la sala para poder presenciar un

evento que siempre genera bue- na dosis de adrenalina. Sobre to- do por la actuación que tendrán en esta oportunidad los nume- rosos oferentes que tienen al- gunas de las 148 obras que pa- sarán por la tarima a partir de las 19.30, en el hotel Holiday Inn. Si bien se anunció que se re- cibirán ofertas hasta las 18.30 (bajo sobre cerrado), hay razo- nes para pensar que habrá inte-

ve a muchos lotes verdaderas oportunidades de ingresar al mundo del coleccionismo. Es el caso de la obra de Eduardo Ben-

dersky, Rostro, un óleo de 1965 que tiene un piso de sólo dos mil pesos, cuando la obra de este ar- tista en Buenos Aires tiene una cotización bastante superior a ese monto.

En tren de seguir las obras a

las que muchos le echaron un ojo, vale reconocer que los gus- tos de los coleccionistas son tan misteriosos como sus apuestas. Muchos de ellos se hicieron eco de Playa linda 2, una pintura

SUBASTA

SUBASTA Cómo operar . En la página www.viamarguttaarte.com.ar está toda la información y fotos de los
Cómo operar . En la página www.viamarguttaarte.com.ar está toda la información y fotos de los

Cómo operar. En la página www.viamarguttaarte.com.ar está toda la información y fotos de los 148 lotes que se subas- tarán desde hoy a las 19.30 en el hotel Holiday Inn. Por mayor in- formación sobre cómo es la su- basta, se puede llamar al teléfo- no 421-0651, o dirigirse a Sucre 178, sede de la galería Vía Mar- gutta. Hasta una hora antes del remate se recibirán ofertas en sobre cerrado, a través de la pá- gina web y vía telefónica.

de Heriberto Montoya Ortiz. Como siempre, los maestros de la pintura cordobesa (José Malanca, Francisco Vidal, An- tonio Pedone o Egidio Cerrito) tienen sus compradores casi ase- gurados. En el mismo tenor, em- piezan a despertar furor otras firmas más cercanas en el tiem-

HUGO ALLENDE

furor otras firmas más cercanas en el tiem- HUGO ALLENDE Muchos interesados se acercaron a Vía

Muchos interesados se acercaron a Vía Margutta para ver las obras.

po y con una imagen alejada de la pintura clásica, como la de Onofrio Palamara, Manuel Rey- na, José De Monte y Ricardo Su- pisiche. La amplitud de la oferta, en- tre buenos referentes del paisa- jismo cordobés, representantes de la pintura metafísica y mo- derna y otras tendencias menos difundidas por estos lados, se cuelan con deliciosas propues- tas, aisladas, como una seri- grafía de Roberto Aizemberg (4.200 pesos de base) y otra de

Jorge de la Vega en sólo tres mil. La obra más cara que se verá en el Holiday Inn es un óleo so- bre madera de Miguel Carlos Victorica, Interior con perso- naje, que saldrá a subasta con una base de 32 mil pesos. Las motivaciones del colec- cionismo local (y nacional, por- que muchos de los compradores harán sus ofertas por teléfono y correo electrónico) se pondrán en juego esta trade-noche, en una velada que promete mucha ac- ción.

Charla de Nelson de Oliveira

Hoy a las 19, en la Biblioteca Córdoba (27 de Abril 375), el escritor brasileño Nelson de Oliveira disertará sobre “Nueva literatura latinoa- mericana”, junto al escritor Hernán Arias. De Oliveira nació en 1966 en Guaíra, San Pablo, y es una de las voces más repre- sentativas de la narrativa brasileña actual. Publicó Na- quela época tínhamos um gato, Subsolo Infinito, O fil- ho do Crucificado y El Oc- tavo día de la semana, en- tre otros libros. Además, es- tuvo a cargo de las antologías

sobre la generación literaria de los años ’90 en su país: Ma- nuscritos de computadora

y Los Transgresores. En

1995, Nelson de Oliveira re- cibió el Premio Casa de las Américas. El escritor brasileño llega

a Córdoba invitado por el

Consulado de Brasil, la Agen-

cia Córdoba Cultura y Edi- ciones Recovecos.