Sunteți pe pagina 1din 98

DE

CURSO

FORMACIÓN

BRIGADAS

DE

EQUIPOS

Y

SECTOR

DEL

EDUCACIÓN

Social al de

Brigada

Seguridad

Frente

Riesgo

MÓDULO INTERMEDIO
MÓDULO
INTERMEDIO
O R D E L E D U C A C I Ó N Social al

Jaime Saavedra Chanduví Ministro de Educación

Jaime Saavedra Chanduví Ministro de Educación Ministerio de Educación Úrsula Desilú León Chempén Secretaria

Ministerio de Educación

Úrsula Desilú León Chempén Secretaria General

Aurora Rubí Zegarra Huapaya Jefa de la Oficina de Defensa Nacional y de Gestión del Riesgo de Desastres

Elaboración de contenidos Equipo PREVAED – ODENAGED – MINEDU

Revisión pedagógica Álbaro L.Gallegos Blas Berthacelina Lippe Flores Indira J. Alvarez Ascencio Sixto Alejandro Estrada Ochante Marcos Aquino Ocares Nency Virrueta Jimenez

Estrada Ochante Marcos Aquino Ocares Nency Virrueta Jimenez Ministerio de Educación Av. De la Arqueología, cuadra
Estrada Ochante Marcos Aquino Ocares Nency Virrueta Jimenez Ministerio de Educación Av. De la Arqueología, cuadra

Ministerio de Educación Av. De la Arqueología, cuadra 2. San Borja Lima, Perú Teléfono: 615-5800 Teléfono directo ODENAGED: (511) 476-1846 www.minedu.gob.pe

Primera edición

Lima, 2016

Diseño y diagramación Gustavo Díaz Possuoli

Corrección de estilo Sonia Planas Ravenna

© Ministerio de Educación Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción de este libro por cualquier medio, total o parcialmente, sin permiso expreso de los editores.

A D A G D F A R D E I I N R T
A D A G D F A R D E I I N R T
A
D
A
G
D
F
A
R
D
E
I
I
N
R
T
R
U
E
G
A
B
E
L
S
R
I
E
S
G
O
S
O
C
I
A
L

ÍNDICE

Primera unidad

1.

La brigada de seguridad frente al riesgo social ante emergencias y desastres dentro de la organización de las comisiones de gestión del riesgo de desastres de las instituciones educativas

2.

El riesgo social

3.

La vulnerabilidad, principios para superarla

3.1. Principios para lograr que nuestros estudiantes disminuyan su vulnerabilidad

3.2. Menores en condiciones de vulnerabilidad

3.2.1. Niños, niñas y jóvenes trabajadores

3.2.2. Adolescentes en conflicto con la ley penal

3.2.3. Niños, niñas y adolescentes en protección

3.2.4. Jóvenes iletrados

3.2.5. Habitantes de frontera

3.2.6. Población rural dispersa

4.

Factores de riesgo social

4.1.

Factores de riesgo y de protección de la conducta antisocial

4.1.1. Factores de riesgo ambientales y/o contextuales

4.1.2. Factores individuales

4.1.3. Factores de socialización

4.1.3.1. Factores escolares

4.1.3.2. Factores de riesgo de la relación con el grupo

de iguales

4.2.

Factores de riesgo para adolescentes en conflicto con la ley penal

5. Factores protectores

5.1. Protección de los estudiantes frente al riesgo social

5.1.1. Factores personales de protección

5.1.2. Factores familiares de protección

5.1.3. Factores escolares de protección

5.1.4. Factores sociales y comunitarios de protección

Segunda unidad

- Lecturas obligatorias Lectura 1: Protección de los estudiantes frente al riesgo social Lectura 2: Escuela segura frente al riesgo social

- Lectura sugerida Lectura 1: Características de los niños, niñas y adolescentes que trabajan, Perú: Perfil del trabajo infantil al 2013 - Instituto Nacional de Estadística e Informática

Bibliografía

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS CURSO DE BRIGADISTAS DE SEGURIDAD FRENTE A RIESGO SOCIAL ANTE SITUACIONES
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS CURSO DE BRIGADISTAS DE SEGURIDAD FRENTE A RIESGO SOCIAL ANTE SITUACIONES
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS CURSO DE BRIGADISTAS DE SEGURIDAD FRENTE A RIESGO SOCIAL ANTE SITUACIONES

CURSO DE BRIGADISTAS DE SEGURIDAD FRENTE A RIESGO SOCIAL ANTE SITUACIONES DE EMERGENCIA Y DESASTRES

Estimado/a docente

Enelmarcodelprocesodepreparación, respuesta y rehabilitación de la gestión del riesgo de desastres del Sistema Educativo Peruano le presentamos el Módulo intermedio de capacitación para la brigada de seguridad frente al riesgo social ante situaciones de emergencia y desastres.

Este documento de formación destaca la importancia de la Brigada de seguridad frente a riesgo social ante situaciones de emergencia y/o desastres, como un proceso utilizado poner a buen recaudo la salud y vida de estudiantes, docentes, personal administrativo u otros miembros de la comunidad educativa.

El módulo intermedio brinda a la comunidad educativa y – principalmente- a los miembros de la Brigada de docentes de seguridad frente al riesgo social algunas nociones que permiten identificar los indicadores de los factores de riesgo social, sabiendo que son variables que pueden afectar negativamente el desarrollo de nuestros estudiantes. Por otro lado, también se muestran

6
6
A I D R A T U S D I G P E D S
A
I
D
R
A
T
U
S
D
I
G
P
E
D
S
O
R
A
R
G
I
I
E
R
S
G
B
O
S
O
C
I
A
L

los factores protectores que son situaciones personales o ambientales caracterizadas por la ausencia de factores de riesgo.

En la primera unidad de este módulo, describimos la Brigada de seguridad frente al riesgo social ante situaciones de emergencia y desastres, el riesgo social, la vulnerabilidad, principios para superarla, los factores de riesgo social y los factores protectores. En la segunda unidad, encontramos lecturas que permiten fortalecer el conocimiento sobre esta temática.

Está brigada puede estar integrada por docentes, administrativos y/o padres de familia capacitados que de manera voluntaria intervienen con el objetivo de buscar, ubicar y proporcionar ayuda a los miembros de la comunidad educativa que se encuentren en afectados.

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

CUADRO DE CONTENIDOS Y TAREAS DEL MÓDULO

 

PRIMERA UNIDAD

 

CONTENIDOS:

TAREAS PARA EL PARTICIPANTE

1.

La Brigada de seguridad fren- te al riesgo social ante emer- gencias y desastres dentro de la organización de las comisio- nes de gestión del riesgo de desastres de las instituciones educativas

1. Individual

Elabora una propuesta sobre la confor- mación e implementación de la brigada y/o equipo en su institución educativa desde la Comisión de Gestión del Riesgo de Desastres.

2.

El riesgo social

 

a. Producto: Propuesta

b. Presentación: Propuesta para la con- formación e implementación de la brigada en su institución educativa.

3.

La

vulnerabilidad,

principios

para superarla

4.

Factores de riesgo social

c. Forma de presentar: tres páginas, como máximo (letra Arial 11; espacio

5.

Factores protectores

 
 

1.5).

2. Gestión colaborativa

Charla de presentación de la propuesta de conformación e implementación de la brigada y/o equipo para padres, do- centes y/o estudiantes.

a. Producto: Resumen

b. Presentación: Resumen de las opinio- nes de mejora de tu propuesta y se acompaña de fotografías

c. Forma de presentación: dos páginas, como máximo (letra Arial 11; espacio 1.5). Se acompaña con dos fotografías de la charla realizada.

7
7

DE

CURSO

FORMACIÓN

BRIGADAS

DE

EQUIPOS

Y

SECTOR

DEL

EDUCACIÓN

PRIMERA

UNIDAD

MÓDULO

INTERMEDIO

A D A G R F E N D T I A E D R
A
D
A
G
R
F
E
N
D
T
I
A
E
D
R
A
I
R
L
B
U
R
G
I
E
E
S
S
G
O
S
O
C
I
A
L

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

En esta unidad, los docentes en formación para brigadistas de seguridad frente al riesgo social aprenderemos las orientaciones necesarias para desarrollar estrategias ante los riesgos sociales que se presentan en emergencias y/o desastres en las instituciones educativas.

1. LA BRIGADA DE SEGURIDAD FRENTE AL RIESGO SOCIAL ANTE EMERGENCIAS Y DESASTRES DENTRO DE LA ORGANIZACIÓN DE LAS COMISIONES DE GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS

La Brigada de seguridad frente al riesgo social desarrolla sus actividades en coordinación con la Comisión de gestión del riesgo de desastres en el marco de las responsabilidades del Equipo de respuesta.

La actuación y el desarrollo de las actividades de los equipos y brigadas para la respuesta del Sector Educación se desarrollan de acuerdo a

la organización de los equipos de prevención, reducción, respuesta y

rehabilitación de la Comisión de gestión del riesgo de desastre para responder ante una emergencia o desastre.

A continuación, presentamos los equipos de la Comisión de gestión

del riesgo de desastres:

a) Equipo de prevención: desarrolla acciones y procedimientos para generar conocimiento de los peligros, analizar las vulnerabilidades de la institución educativa y establecer los niveles de riesgo que permitan tomar decisiones oportunas a la Comisión de gestión del riesgo de desastres.

9
9

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS b) Equipo de reducción: impulsa y ejecuta acciones que se orientan
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS b) Equipo de reducción: impulsa y ejecuta acciones que se orientan
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS b) Equipo de reducción: impulsa y ejecuta acciones que se orientan

b) Equipo de reducción: impulsa y ejecuta acciones que se orientan a evitar la generación de nuevos riesgos (prevención) y reduce las vulnerabilidades y riesgos existentes (reducción del riesgo). Recibe el apoyo de los estudiantes de cada grado y sección organizados en brigadas, así como de los padres de familia.

c) Equipo de respuesta: desarrolla acciones de capacitación, organización, operación y gestión de recursos para anticiparse y responder adecuadamente en caso de emergencias o desastres y asegurar la continuidad del servicio educativo.

Las brigadas que conforman el Equipo de respuesta son:

Brigada de señalización, evacuación y evaluación

Brigada de docentes en intervención inicial de búsqueda y salvamento

Brigada de primeros auxilios

Brigada de protección y entrega de niñas y niños

Brigada contra incendios

Brigada de seguridad frente a riesgo social

d) Equipo de rehabilitación: desarrolla acciones para el restablecimiento y/o continuidad del servicio educativo asegurando su normal desarrollo en el más breve plazo posible bajo condiciones de seguridad para los estudiantes y docentes.

Este equipo se encuentra conformado por los siguientes equipos:

• Equipo de gestión de espacios alternos y acondicionamiento para el aprendizaje

• Equipo de soporte socioemocional y actividades lúdicas

• Equipo de intervención del currículo por la emergencia

10
10

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

2. EL RIESGO SOCIAL

U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL 2. EL RIESGO SOCIAL En el
U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL 2. EL RIESGO SOCIAL En el
U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL 2. EL RIESGO SOCIAL En el

En el sector educativo el riesgo social es la posibilidad de que la comunidad educativa sea afectada, como consecuencia de su vulnerabilidad, frente a peligros o amenazas socioculturales, socioeconómicas, socioambientales y socioemocionales 1 .

Los factores que componen el riesgo social son la vulnerabilidad social y las múltiples amenazas sociales.

Las amenazas sociales internar y externas que ponen en riesgo social a la comunidad educativa, y principalmente a nuestros estudiantes, fueron desarrolladas en el módulo básico para docentes brigadistas en riesgo social.

1 ODENAGED – MINEDU. Lima, 2016.

11
11

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS La vulnerabilidad social 2 según lo señalado por la Comisión Económica
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS La vulnerabilidad social 2 según lo señalado por la Comisión Económica
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS La vulnerabilidad social 2 según lo señalado por la Comisión Económica

La vulnerabilidad social 2 según lo señalado por la Comisión Económica para América Latina (CEPLAN), es el resultado de la exposición a riesgos, aunado a la incapacidad para enfrentarlos y la inhabilidad para adaptarse activamente. Se relaciona con los grupos socialmente vulnerables, aquellos que son más propensos a enfrentar circunstancias adversas para su inserción social y desarrollo personal, el ejercicio de conductas que entrañan mayor exposición a eventos dañinos o atributos como la condición étnica, edad o sexo, que les confiere riesgos o problemas comunes.

2 CEPAL-ECLAC, Vulnerabilidad Sociodemográfica: viejos y nuevos riesgos para comunidades, hogares y personas. Brasilia, Brasil, ONU, LC/R.2086, 22 de abril, 2002.

12
12

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

Vulnerabilidad social

Amenazas sociales

Condiciones de vulnerabi- lidad de los seres huma- nos, sus medios de vida, estilos de vida, costum- bres, hábitos, cultura, con- dición étnica, etc.

Situaciones que implican o conllevan a riesgo o daños, trastornos y efectos nocivos para la seguridad de uno o más campos de la actividad nacional. Son causadas por opositores o adversarios del Estado, internos o externos. Las amenazas al materializarse se convier- ten en conflicto.

Niveles de riesgo social en estudiantes 3

El peligro social, es un rasgo que se puede medir, siempre y cuando responda a variables tales como: frecuencia, intensidad, impacto, incidencia o recuperación. De acuerdo con Gonzáles (2006), se pueden diferenciar tres niveles de riesgo social.

3 Tesis Doctoral de Juan Manuel Sánchez Ramos “Un recurso de integración social para niños / niñas, adolescentes y familias en situación de riesgo: los centros de día de atención a menores”. Universidad de Granada, España 2011. (pág. 57)

13
13

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS 14 Estudiantes con un nivel de riesgo social alto:  Menores
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS 14 Estudiantes con un nivel de riesgo social alto:  Menores
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS 14 Estudiantes con un nivel de riesgo social alto:  Menores
14
14

Estudiantes con un nivel de riesgo social alto:

Menores que soportan malos tratos físicos y psicológicos.

Menores en situaciones de abandono.

Menores que sufren abuso sexual.

Menores que tiene relación con el sistema penal.

Menores institucionalizados, con pocas o nulas posibilidades de volver a la familia biológica y con problemas de inadaptación.

Menores procedentes de familias con un elevado grado de desestructuración a todos los niveles.

Menores en contacto con las drogas, ya sea porque consumen, o porque trafican con ellas.

Menores vinculados a la prostitución y la pornografía.

Estudiantes con un nivel de riesgo medio:

Menores institucionalizados con posibilidades de volver a la familia biológica Menores procedentes de familias multiproblemáticas donde el nivel de desestructuración no es muy grave Menores con inadaptación social en algunos ámbitos Menores con problemas de salud graves, fundamentalmente de tipo psicológico Menores en acogimiento familiar Menores de la calle con altos niveles de ausentismo y fracaso escolar.

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL Estudiantes con un
S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL Estudiantes con un
S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL Estudiantes con un

Estudiantes con un nivel de riesgo bajo

Menores con problemas de competencia social.

Menores pertenecientes a minorías étnicas o culturales.

Menores con incapacidad escolar y fracaso escolar.

Menores con problemas de salud.

VULNERABILIDAD,

PRINCIPIOS

PARA

SUPERARLA 4

La vulnerabilidad es una situación producto de la desigualdad que, por diversos factores históricos, económicos, culturales, políticos y biológicos (agentes cognitivos, físicos, sensoriales, de la comunicación, emocionales y psicosociales), se presenta en grupos de población, impidiéndoles aprovechar las riquezas del desarrollo humano y, en este caso, las posibilidades de acceder al servicio educativo.

La vulnerabilidad se refiere –específicamente- a poblaciones que presentan las siguientes condiciones, a nivel:

Institucional:

• Poco o nulo acceso a servicios que presta el Estado

las

• Carencia

de

atención

de

las

necesidades

básicas

de

poblaciones

• Dificultades de comunicación y relación de dependencia

• Asentamientos en zonas de difícil acceso y de alto riesgo, rurales dispersas o urbano marginales

4 Lineamientos de política para la atención educativa a poblaciones vulnerables. Ministerio de Educación Nacional. Colombia, 2005.

15
15

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS Ambiental y del entorno: • Ausencia del manejo sostenible del medio
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS Ambiental y del entorno: • Ausencia del manejo sostenible del medio
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS Ambiental y del entorno: • Ausencia del manejo sostenible del medio

Ambiental y del entorno:

• Ausencia del manejo sostenible del medio ambiente, deterioro de ecosistemas por fenómenos de extracción indiscriminada de recursos naturales

• Presencia de condiciones de extrema pobreza

• Para zonas de frontera, factores como la falta de documentación de identidad y el contrabando

Salud:

• Problemas de seguridad alimentaria

• Problemas de desnutrición y anemia

• Altos índices de mortalidad en niños, niñas, mujeres y ancianos

Cultural:

• Situaciones de discriminación o riesgo de extinción no solo en términos biológicos, sino sociales y culturales.

• En el caso de las poblaciones étnicas, la vulnerabilidad está relacionada con las afectaciones a la integridad y a la capacidad de prevenir, transformar condiciones de vida y lograr legitimidad en su interacción con el resto de la sociedad, sin perder su cohesión, autonomía e identidad.

Educativa:

• Bajos índices de escolaridad

• Dificultades frente a los procesos de aprendizaje

16
16

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

3.1 Principios para lograr que nuestros estudiantes disminuyan su vulnerabilidad

Corresponsabilidad: la superación de la situación de vulnerabilidad es una acción que conjuga la responsabilidad de los individuos, las familias, la comunidad, la sociedad y el Estado.

Participación: la acción educativa promueve y reconoce la participación activa de los distintos actores, fortaleciendo la formación de ciudadanos comprometidos con el desarrollo social y humano.

Equidad: la acción educativa otorga igualdad de oportunidades a todos, generando inclusiones y permitiendo superar cualquier tipo de discriminación.

Reconocimiento: la socialización de los esfuerzos de las instituciones o centros educativos y docentes que implementan experiencias significativas debe servir para enriquecer el trabajo de los pares en otras zonas del país.

Multiculturalidad: la escuela y el aula son centros de confluencia pluricultural y multiétnica y los procesos educativos deben fortalecer las culturas que allí se expresan así como promover el respeto por la diferencia.

3.2 Menores en condiciones de vulnerabilidad

La población escolar más vulnerable es aquella que, por determinadas circunstancias, se encuentra expuesta a

17
17

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS la exclusión, la pobreza y los efectos de la inequidad y
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS la exclusión, la pobreza y los efectos de la inequidad y
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS la exclusión, la pobreza y los efectos de la inequidad y

la exclusión, la pobreza y los efectos de la inequidad y la

violencia de todo orden 5 .

Los menores que están expuestos a las diversas amenazas sociales y en condiciones de vulnerabilidad social son:

• Niños, niñas y jóvenes trabajadores

• Adolescentes en conflicto con la ley penal

• Niños, niñas y adolescentes en protección

• Jóvenes iletrados

• Habitantes de frontera

• Población rural dispersa

3.2.1. Niños, niñas y jóvenes trabajadores

El término trabajo infantiles 6 definido como el trabajo

que priva a los niños y niñas de su infancia, su potencial y su dignidad, y que es nocivo para su desarrollo físico y

mental. Se refiere al trabajo que es físico, mental, social

o moralmente perjudicial o dañino para el menor, e interfiere en su escolarización:

- privándole de la oportunidad de ir a la escuela;

- obligándole a abandonar prematuramente las aulas; o

- exigiendo que intente combinar la asistencia a la es- cuela con largas jornadas de trabajo.

5 Adaptado de los Lineamientos de Política para la atención educativa a poblaciones vulnerables. Colombia, 2005.

6 Perú: Perfil del trabajo infantil al 2013. INEI

18
18

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

Aspectos sobre la medición estadística del trabajo infantil 7

El marco de referencia estadístico para la medición del trabajo infantil se estructura alrededor de dos elementos importantes: la edad del niño, y las actividades productivas (producción económica y otras actividades productivas) realizadas por el niño o niña, incluyendo: la edad, la naturaleza, las condiciones en que se realizan, y la duración de la participación del niño o niña. La población objetivo para medir el trabajo infantil (TI) abarca a todas las personas comprendidas en el grupo de edades de 5 a 17 años.

Este grupo incluye a: (i) aquellos niños o niñas ocupados en la producción económica (trabajo) y (ii) niños o niñas en otras actividades productivas (tareas domésticas).

i)

Niños y niñas ocupados en la producción económica (niños y niñas que trabajan).

La actividad económica abarca toda la producción co- mercial y determinados tipos de producción no comer- cial (principalmente, la producción de bienes y servi- cios para uso propio). Incluye formas de trabajo, tanto en la economía formal como informal, dentro y fuera de los entornos familiares; trabajo a cambio (o no) de una remuneración o beneficios (en efectivo o en espe- cie, a tiempo parcial o a tiempo completo); trabajo sin remuneración o como trabajador doméstico fuera del

7 Perú: Perfil del trabajo infantil al 2013. INEI

19
19

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS propio hogar (“en casa de terceros”) para un emplea - dor
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS propio hogar (“en casa de terceros”) para un emplea - dor
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS propio hogar (“en casa de terceros”) para un emplea - dor

propio hogar (“en casa de terceros”) para un emplea- dor (con o sin una remuneración); trabajo en activida- des cerca o fuera del propio hogar [como ayudar en una parcela de alimentos o de jardinería, o el pastoreo de ganado, ir a buscar agua o recoger leña, los cultivos silvestres, bayas, o secado / fuertes cereales, etc.] que tiene un valor económico.

ii) Niños y niñas en otras actividades productivas (tareas domésticas). Incluye a los que realizan servicios do- mésticos no remunerados, es decir, la producción de servicios domésticos y personales por un miembro del hogar para el consumo en el propio hogar. Comúnmen- te se les conoce como «labores domésticas».

3.2.2. Adolescentes en conflicto con la ley penal 8

Según el diccionario de la Real Academia Española, se entiende la adolescencia como aquella edad que sucede a la niñez y que trascurre desde la pubertad hasta el completo desarrollo del organismo 9 . Conforme a nuestro Código de los Niños y Adolescentes, se considera adolescente a todo ser humano, sea varón o mujer, entre los doce y dieciocho años de edad 10 .

8

Plan Nacional de Prevención y Tratamiento del Adolescente en Conflicto con la Ley Penal. Consejo Nacional de Política Criminal. Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Lima, 2014.

9

Real Academia Española (s.f.), Diccionario de la Lengua Española, 22da. Edición. Recuperado de htp://lema.rae.es/ drae/?val=adolescentes.

10

Artículo I Título Preliminar del Código de los Niños y Adolescentes – CNA.

20
20

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

Adolescente en riesgo 11 :

Se considera adolescente en riesgo a todo aquel que se encuentra expuesto a una multiplicidad de variables biopsicosociales (factores de riesgo) que, sumado a procesos históricos, sociales y culturales de una sociedad, pueden afectar su desarrollo integral y aumentar las probabilidades de manifestar una conducta antisocial o en conflicto con la ley penal. Aquí se encuentran incluidos los adolescentes expuestos a diferentes factores de riesgo, así como aquellos que hayan ingresado a un conflicto con la ley penal, indistintamente de haber ingresado o no al proceso del sistema de justicia.

Adolescentes en conflicto con la ley penal 12

Se considera adolescente en conflicto con la ley penal a aquel cuya responsabilidad ha sido determinada como autor o partícipe de un hecho tipificado como delito o falta en la ley penal. El Código de los Niños y Adolescentes le denomina “adolescente infractor”, estableciendo para los mayores de 12 y menores de 14 años, una medida de protección; y para los mayores de 14 y menores de 18 años, una medida socio-educativa 13 .

Responsabilidad penal: es el reproche jurídico que se deriva de la comisión de un hecho tipificado como delito o falta en la ley penal vigente al momento del hecho, el mismo que se materializa con la imposición de una pena. Conforme al Código Penal Peruano, solo son imputables

11

Plan Nacional de Prevención y Tratamiento del Adolescente en Conflicto con la Ley Penal. Consejo Nacional de Política Criminal. Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Lima, 2014.

12

Plan Nacional de Prevención y Tratamiento del Adolescente en Conflicto con la Ley Penal. Consejo Nacional de Política Criminal. Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Lima, 2014.

13

Artículo 184 del Código de los Niños y Adolescentes – CNA.

21
21

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS de este reproche jurídico las personas mayores de 18 años de
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS de este reproche jurídico las personas mayores de 18 años de
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS de este reproche jurídico las personas mayores de 18 años de

de este reproche jurídico las personas mayores de 18 años de edad 14 .

Responsabilidad especial: el adolescente como sujeto de derecho y obligaciones tiene la capacidad de comprender sus actos, y por lo mismo, ser responsable de estos 15 . A diferencia de los adultos que han alcanzado un desarrollo biopsicosocial integral, los adolescentes se encuentran en una etapa de formación, por lo cual su responsabilidad es especial. En este sentido, mientras a los primeros se les aplica una pena como consecuencia de su responsabilidad penal, los segundos reciben una medida de carácter socioeducativo. Conforme al CNA, solo tendrían responsabilidad especial los adolescentes entre 14 y 18 años de edad. Por ello, los aspectos referidos a la edad de imputabilidad penal, así como la utilización de la medida de internamiento y su duración, deberán ceñirse estrictamente a lo previsto en la Convención sobre los Derechos del Niño, así como a las observaciones generales que sobre el particular haya realizado el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas 16 .

Doctrina de Protección Integral: se basa en el principio del “interés superior del niño”. Comprende una nueva visión humanista que reconoce a todas las niñas, niños y adolescentes los derechos humanos reconocidos para los

14

Artículo 20 del Código Penal Peruano

15

Respecto a la responsabilidad del adolescente señala la Defensoría del Pueblo: “Aceptar la responsabilidad de los niños menores de 18 años) ante una infracción de la Ley penal, es un avance respecto a posiciones anteriores, que tradicionalmente lo consideraron irresponsable, pues sólo a partir de tal afirmación se le puede reconocer todas las garantías que debe tener una persona al ser sometida a un proceso judicial”. Informe Defensorial Nº 51:

“Sistema Penal Juvenil en el Perú”, Defensoría del Pueblo. República del Perú, Lima, s/f, pag.21.

16

Entre ellas, la Observación General N° 12 “El derecho del niño a ser escuchado” (2009), la Observación General N° 10 “Los derechos del niño en la justicia de menores” (2007) y la Observación General N° 8 “El derecho del niño a la protección contra los castigos corporales y otras formas de castigo o degradación” (2006).

22
22

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

adultos, además del reconocimiento de derechos propios por su especial condición de personas en formación.

Medidas de protección: Son aquellas medidas tutelares que adopta el Estado a fin de proteger y salvaguardar a aquellas personas en especial estado de vulnerabilidad. Estas les son aplicadas a niñas, niños (menores de doce años) y adolescentes comprendidos entre los doce hasta cumplir los 14 años de edad que cometieron una infracción a la ley penal. Estas pueden ser:

a. cuidado en el propio hogar, para lo cual se orientará

El

a

los padres o responsables para el cumplimiento de

sus obligaciones, contando con apoyo y seguimiento temporal por instituciones de defensa.

b. Participación en un programa oficial o comunitario de defensa con atención educativa de salud y social.

c. Incorporación a una familia sustituta o colocación familiar.

d. Atención integral en un establecimiento de protección especial 17 .

3.2.3 Niños, niñas y adolescentes en protección 18

El concepto de niños, niñas y adolescentes en protección se refiere a aquellos que se encuentran en situación de abandono o amenaza grave contra su vida y su integridad y que requieren el cuidado y la protección necesarios que garanticen el ejercicio de sus derechos.

17

Artículo 242 y siguientes del CNA

18

Niños, niñas y adolescentes en abandono: aportes para un nuevo modelo de atención. Defensoría del Pueblo. Informe N° 153. Lima, Perú.

23
23

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS La legislación peruana no ha definido el concepto o noción de
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS La legislación peruana no ha definido el concepto o noción de
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS La legislación peruana no ha definido el concepto o noción de

La legislación peruana no ha definido el concepto o noción de abandono, sino más bien ha establecido en el artículo 248º del Código del Niño y Adolescente algunas causales que facultan a la autoridad judicial competente a declarar el abandono de los niños, niñas y adolescentes. En esa medida, la Defensoría del Pueblo lo define como: “…el descuido, desatención o desamparo, negligente o no, del niño, niña o adolescente por parte de las personas responsables de su cuidado (madre, padre, tutores, etc.), que tiene como presupuesto indispensable la consiguiente carencia de soporte familiar, sumada a la existencia de situaciones que afectan gravemente, en cada caso concreto, al desarrollo integral de un niño, niña o adolescente y que, a partir de esta situación de desprotección, no permiten el goce y disfrute de sus derechos”.

La finalidad de las medidas de protección no solo debe apuntar a constatar la situación de abandono o vulneración de los derechos fundamentales de las personas menores de edad, sino que debe orientarse a la restitución de los derechos vulnerados gracias a la adopción de medidas que busquen privilegiar que los niños, niñas y adolescentes permanezcan con su familia, por constituir esta su entorno más cercano y ser responsable de su protección.

3.2.4 Jóvenes iletrados

Se considera sujetos de atención educativa a las personas adultas o jóvenes mayores de 13 años, residentes en zonas rurales o urbanas que nunca accedieron al servicio

24
24

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

público educativo formal escolarizado o en su defecto desertaron prematuramente del mismo, no logrando culminar al menos la educación primaria, convirtiéndose en analfabetos absolutos o analfabetos funcionales.

En el primer caso, las personas no tienen ningún

conocimiento ni dominio sobre los procesos de lectura

y escritura, ni sobre las nociones básicas del cálculo

matemático elemental a partir de los números y sus operaciones básicas de suma, resta, multiplicación y división. Estas personas encuentran graves limitaciones para aprender todo aquello que tenga como condición ineludible, la comunicación lingüística y matemática.

En el segundo caso, el analfabeto funcional es quien habiendo recibido las primeras nociones o cursado algunos meses, incluso dos o más años de educación

primaria, presenta serias deficiencias para comprender

y aplicar lo aprendido, por no tener las oportunidades

suficientes de practicar en su vida cotidiana la lectura o la escritura, o las operaciones matemáticas.

En las zonas rurales este fenómeno es más común y convierte en analfabeto funcional o por desuso (pese a saber leer y escribir) a personas que presentan incapacidad para utilizar la lectoescritura con sentido y significado; no entienden instrucciones y se les dificulta diligenciar un formulario, limitando gravemente el desarrollo de procesos cognitivos más elevados y complejos.

La deserción escolar en los primeros grados por razones económicas o académicas, la pobreza crítica y los bajos ingresos de las familias que convierten a los menores en trabajadores: la condición de padres de familia analfabetos

25
25

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS que no le dan importancia al estudio y no envían sus
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS que no le dan importancia al estudio y no envían sus
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS que no le dan importancia al estudio y no envían sus

que no le dan importancia al estudio y no envían sus hijos

a la escuela; la indiferencia de autoridades, la ausencia

de políticas para la debida atención del problema y, finalmente, la violencia y el desplazamientos forzado en buena parte del territorio nacional, son -entre otros- los factores que inciden en esta situación y que se convierten en las principales causas del analfabetismo.

A nivel nacional, de los adultos de 15 a más años, 12,1%

son analfabetos absolutos, y se calcula que más de dos tercios (1´370,000) de los analfabetos absolutos están en el área rural. La tasa de analfabetismo absoluto rural (24,8%) es el doble que la urbana.

En nuestro país, el analfabetismo tiene rostro de mujer. De los 2 millones 87 mil adultos de 15 y más años analfabetos absolutos (que no saben leer y escribir), el 75% (1 millón 570 mil) son mujeres (2001), y entre las mujeres del área rural la tasa de analfabetismo se eleva al 37%, es decir, más del doble de la tasa promedio nacional 19 .

3.2.5. Habitantes de frontera

Quienes habitan las zonas de frontera constituyen una franja poblacional diversa con una particularidad que influye directamente en las nociones de identidad: la constante movilidad fronteriza con el país vecino. Las zonas de frontera tienen una fluida relación económica, social y cultural con los países limítrofes que les otorga un sentido de identidad regional independiente de la línea divisoria entre países.

19 Informe sobre la Educación Peruana – Situación y perspectiva. Ministerio de Educación. Idel Vexler Talledo.

26
26

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

Esta situación se intensifica aún más en el caso de los pueblos indígenas cuya identidad descansa sobre el pilar de la pertenencia a su pueblo y, en segunda instancia, reconocen ser parte de la nacionalidad peruana. Sus lazos de parentesco, así como el concepto de “territorio ancestral” generan fuertes lazos de identidad en primera instancia con su pueblo antes que con su “nación”.

Otrodelosfactoresqueinfluyentambiénenlacondición de vulnerabilidad de las poblaciones de las zonas de frontera es la convergencia de recursos naturales explotables, bosques y selvas nativas y territorios indígenas inmersos en el escenario fronterizo.

3.2.6. Población rural dispersa

La población rural se ubica en centros poblados, comunidades y caseríos. Tiene un alto nivel de dispersión, aislamiento y dificultad para la comunicación. Más de seis y medio millones de personas (89% de la población rural) vive en comunidades de menos de 500 habitantes (INEI –1997). Según el PNUD, al 2000, en el Perú habían 5 mil 826 comunidades campesinas y 1 mil 267 comunidades nativas 20 .

La escuela unidocente y multigrado: la escuela unidocente tiene un solo profesor que atiende diversos grados y es director de la misma; la polidocente multigrado, dos o más docentes, cada uno de los cuales atiende a más de un grado; y en la polidocente completa, en cada grado hay un profesor o más.

20 Estudio sobre la educación para la población rural del Perú.

27
27

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS En el área rural, 9 de cada 10 escuelas son multigrado,
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS En el área rural, 9 de cada 10 escuelas son multigrado,
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS En el área rural, 9 de cada 10 escuelas son multigrado,

En el área rural, 9 de cada 10 escuelas son multigrado, ya sean unidocentes o polidocentes multigrado. Se caracterizan, además, por su aislamiento, diversidad de lenguas y culturas.

El 6,2% de la población escolar nacional de Educación Primaria de menores estudia en centros unidocentes, el 27,2% en polidocentes multigrado, y el 66,6% en polidocentes completos. En los centros educativos unidocentes del área rural se atiende el 98,5% de estudiantes de la primaria rural y el 88,5% en polidocentes

multigrado.Sóloel21,3%delamatrículadelospolidocentes

completos de primaria se encuentra en dicha área. La inmensa mayoría de niños y niñas rurales, que cursan la primaria, asisten a escuelas unidocentes y multigrado 21 .

4. FACTORES DE RIESGO SOCIAL

Englobamos como factores de riesgo social los problemas económicos, culturales, de desestructuración familiar, conductas anómalas y otras circunstancias personales, familiares o del entorno que afectan a los cuidados y a la atención que reciben los niños, niñas y adolescentes 22 .

21 Estudio sobre la educación para la población rural en Perú. Proyecto FAO – UNESCO. Preparado por Eliana Ramírez Arce.

22 Guía Módulo Riesgo Social. Liceo Politécnico Villarrica. http://es.slideshare.net/omarcante/que-es-el-riesgo- social. Descargado 04 de abril de 2016

28
28

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

RIESGO

FACTORES DE RIESGO

“Presencia de uno o más factores (persona- les, familiares y socio culturales) que aumen- tan la probabilidad de que aparezca una de- terminada situación o conducta no deseada; asociada a una proble- mática específica.”

Los factores de riesgo son variables que

pueden afectar negativamente el desarrollo

de

las personas. Se hace referencia a la

presencia de situaciones contextuales

o

personales que, al estar presentes,

incrementan la probabilidad de desarrollar

problemas emocionales, conductuales o

de

salud. Estos problemas promueven la

ocurrencia de desajustes adaptativos que dificultarían el logro del desarrollo esperado

 

para el joven en cuanto a su transición

Adaptado de Casas,F.

1998

niño a adulto responsable y capaz de

contribuir y participar activamente en la sociedad

de

 

Adaptado de Hein, A. 1998

29
29

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS La perspectiva del riesgo social posibilita analizar tanto las características del
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS La perspectiva del riesgo social posibilita analizar tanto las características del
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS La perspectiva del riesgo social posibilita analizar tanto las características del

La perspectiva del riesgo social posibilita analizar tanto las características del entorno inmediato o distante como las características personales que aumentan la probabilidad de que los niños, niñas y adolescentes manifiesten dificultades en su desarrollo. También permite analizar el modo en que diversas variables, (entre ellas la influencia de los pares, las características de la familia, la comunidad y la cultura) interactúan con vulnerabilidades individuales (por ejemplo las características cognitivas, temperamentales), sensibilizando a las personas ante ciertos riesgos.

El desarrollo de los individuos no se da en forma aislada, ya que viven y se relacionan con una compleja red de sistemas

interconectados, como la escuela, la familia, los grupos de pares

y otras instituciones o situaciones que influyen en forma directa

o indirecta en el desarrollo de las personas, y cuyas características pueden convertirse tanto en factores protectores como de riesgo. Es así como actualmente se considera la situación de “estar en riesgo social” como un estado complejo, que es definido por la intervención de múltiples situaciones. Los factores de riesgo pueden ser clasificados en 4 ámbitos de procedencia, de acuerdo

a

un continuo que va desde el nivel individual hasta el nivel social

y

cultural.

4.1. Factores de riesgo y de protección de la conducta antisocial 23

Las conductas antisociales de los escolares generan graves consecuencias a nivel social, familiar, escolar o jurídico, pero sobre todo lo afecta a él mismo; las complejas manifestaciones

23 Conducta antisocial en adolescentes: factores de riesgo y de protección. Universidad Complutense de Madrid – Facultad de psicología – Departamento de personalidad, evaluación y tratamiento psicológico. Ma. Elena de la Peña Fernández. Madrid, 2010.

30
30

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

conductuales a lo largo de la infancia y la adolescencia, especialmente, con aquellas conductas agresivas, violentas y que infringen las normas sociales se quebrantan los derechos de los demás.

Para Berkowitz (1996), un factor de riesgo es una condición que aumenta la probabilidad de la ocurrencia de acciones agresivas aunque no de forma invariable. Loeber (1990), por otra parte, conceptualiza estos factores como eventos que ocurren con anterioridad al inicio del problema y que predicen el resultado posterior, incrementando la probabilidad de su ocurrencia por encima de los índices básicos de la población. Esta perspectiva es la que, a juicio de Berkowitz (1996), debería adoptarse al considerar todas las condiciones que pueden promover la conducta antisocial y delictiva en jóvenes y adolescentes.

Cuando se introduce el concepto de factor de riesgo suelen realizarse una serie de aclaraciones. En primer lugar, se dice que el concepto de factor de riesgo es “probabilístico”, no determinista. El que un individuo presente factores de riesgo no implica que necesariamente vaya a desarrollar conductas problemáticas; significa únicamente que, si lo comparamos con un individuo sin esos factores, tendrá una mayor probabilidad de llegar a implicarse en esas conductas. En relación con esta idea, es necesario matizar que los factores de riesgo no llegan a tener el estatus de “causas”, es decir, son elementos predictores, pero no implican una causación directa y lineal. Por otra parte, es necesario también tener en cuenta que, hoy por hoy, ningún factor de riesgo por sí solo permite predecir adecuadamente la conducta problema. Se tiende a admitir que estos factores actúan en interrelación; las distintas variables interactúan, se modulan y se influyen

31
31

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS entre sí. Precisamente una de las dificultades con las que se
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS entre sí. Precisamente una de las dificultades con las que se
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS entre sí. Precisamente una de las dificultades con las que se

entre sí. Precisamente una de las dificultades con las que se encuentra la investigación sobre este tema hace referencia a cómo se articulan entre sí las distintas variables. Se conocen muchas variables predictoras de la conducta problema y, sin embargo, se sabe relativamente poco acerca de cómo se ordenan y se relacionan esos factores entre sí (Luengo et al.,

2002).

Entonces los diferentes factores de riesgo tienen distintos mecanismos de influencia sobre la conducta. Algunos de ellos quizás ejerzan sus efectos de un modo relativamente directo, sin mediadores: si los amigos refuerzan positivamente las conductas antisociales, el individuo podrá tener más probabilidades de llevarlas a cabo, quizás sin necesidad de ningún otro proceso intermedio. En otros casos, sin embargo, la influencia puede ser indirecta: un clima familiar deteriorado puede no incidir directamente sobre la actividad desviada, pero pueden dar lugar a que el adolescente pase más tiempo fuera de casa y tenga una mayor probabilidad de contactos con amigos problemáticos; este sería el factor con efecto “próximo” o directo sobre la conducta desviada. En otras ocasiones, la influencia de los factores de riesgo puede ser “condicional”, es decir, pueden actuar haciendo que el sujeto sea más vulnerable a otros factores. Una baja asertividad, por ejemplo, podría facilitar la conducta antisocial no porque en sí misma induzca a ella, sino porque la baja asertividad puede hacer al sujeto más vulnerable a la influencia de los amigos.

No se pueden hacer simplificaciones con respecto a los factores específicos que codeterminan la conducta antisocial. Su complejidad, así como los distintos niveles de su influencia (biológicos, psicológicos, sociales y jurídicos), unidos a la heterogeneidad conceptual de los comportamientos antisociales, excluyen respuestas simples. No obstante, se

32
32

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

puede decir mucho sobre las influencias que sitúan a jóvenes

y adolescentes en riesgo de emitir conductas desviadas y de

los posibles mecanismos en los que operan muchas de estas influencias. La cuestión de más interés es conocer quién es más propenso a convertirse en antisocial y cuáles son los factores que conducen a tal situación.

También, pensar en términos de probabilidad sobre las condiciones que pueden potenciar la conducta violenta es útil en muchos ámbitos de la vida, incluyendo las ciencias naturales, la educación y las ciencias sociales. Para tomar una decisión en cualquiera de estas áreas es necesario considerar la probabilidad de que cierto hecho se produzca o no, y en base al conocimiento e información disponibles, estimar la probabilidad (grande, moderada o pequeña) de que el suceso se produzca realmente.

Los factores de riesgo que se exponen permitirán hacer estimaciones razonables o afirmaciones de probabilidad sobre las condiciones que promueven la conducta antisocial. Se identifican los factores que colocan a los individuos bajo riesgo de comportamiento antisocial. Este riesgo hace fundamentalmente referencia al incremento de la probabilidad de la conducta sobre los índices básicos de la población (Kazdin y Buela-Casal, 2002).

Se ha de tener en cuenta que, además de hablar de factores

de riesgo de las conductas antisociales, que hacen referencia

a aquellas características individuales y/o ambientales que

aumentan la probabilidad de la aparición de dichas conductas

o un mantenimiento de las mismas.

Existen los factores de protección, que es una característica individual que inhibe, reduce o atenúa la probabilidad del

33
33

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS ejercicio y mantenimiento de las conductas antisociales. En este sentido, los
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS ejercicio y mantenimiento de las conductas antisociales. En este sentido, los
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS ejercicio y mantenimiento de las conductas antisociales. En este sentido, los

ejercicio y mantenimiento de las conductas antisociales. En este sentido, los factores de riesgo y de protección no son más que los extremos de un continuo y que un mismo factor será protector o de riesgo según el extremo de la escala en que

esté situado. Así, por ejemplo, el rasgo impulsividad puede ser

un factor de riesgo de conductas antisociales cuando tiene un

valor elevado en los individuos, mientras que sería un factor

de protección cuando su valor es muy bajo. La presencia o

ausencia de los mismos no es una garantía de la presencia

o ausencia de conductas antisociales respectivamente.

Asimismo, a mayor número de factores de riesgo habrá mayor probabilidad de que aumente la probabilidad de aparición de conductas antisociales.

Clasificación de los factores de riesgo 24

Los factores de riesgo no son entidades que actúan aisladamente determinando unívocamente unas conductas, sino que al interrelacionarse predicen tendencias generales de actuación.

Factores de

 

riesgo

Clasificación

 

Los medios de comunicación de masas

Ambientales

Diferencias entre zonas, comunidad y barrios

y/o contex-

El desempleo

tuales

La pobreza y/o situación social desfavorecida

Las variaciones étnicas

24 Extraído de “Conducta antisocial en adolescentes: factores de riesgo y de protección”. Universidad Complutense de Madrid – Facultad de psicología – Departamento de personalidad, evaluación y tratamiento psicológico. Ma. Elena de la Peña Fernández. Madrid, 2010.

34
34

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

Factores de

riesgo

Clasificación

Mediadores biológicos y factores bioquímicos

Biológico – evolutivos

Individuales

Psicológicos

De socializa-

ción

Familiares

Escolares

Relación con el grupo de iguales

4.1.1. Factores de riesgo ambientales y/o contextuales

La sociedad constituye el marco general donde cohabitan tanto

los individuos como los grupos. Los medios de comunicación

de masas, las diferencias entre zonas, el desempleo, la pobreza

y una situación social desfavorecida, así como las propias

variaciones étnicas, son claros factores de riesgo que favorecen

el cometer comportamientos desadaptados y antisociales.

a. Medios de comunicación

• La exposición a la violencia televisiva incrementa tanto la agresividad física infantil como la conducta antisocial.

• La observación de violencia televisada es un factor de riesgo para el comportamiento agresivo futuro.

• La observación de imágenes violentas provoca un incremento de la conducta agresiva debido a un proceso de aprendizaje por condicionamiento instrumental vicario.

• La exposición a la violencia incrementaría el nivel de tolerancia y enseñaría a los niños y niñas observadores a

35
35

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS elevar el nivel de conducta antisocial considerada como aceptable. • El
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS elevar el nivel de conducta antisocial considerada como aceptable. • El
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS elevar el nivel de conducta antisocial considerada como aceptable. • El

elevar el nivel de conducta antisocial considerada como aceptable.

• El carácter justificado o injustificado de las escenas violentas observadas determina el comportamiento agresivo final.

• La identificación personal con la agresión y sus consecuencias determina el comportamiento agresivo final.

• La visión de violencia recompensada o castigada y la presencia de armas determinan el comportamiento agresivo final.

• Las actitudes y creencias normativas hacia la agresión interpersonal y violencia televisada, determinan el comportamiento agresivo final.

• La identificación personal con los personajes agresivos, determina el comportamiento agresivo final.

• Las atribuciones y evaluación moral de los perpetradores de la violencia determinan el comportamiento agresivo final.

• La valoración de la agresión observada, como aceptada o censurable, determina el comportamiento agresivo final.

• Las nuevas tecnologías permiten acceder fácilmente a material violento y pornográfico. Esta variante de la conducta de juego excita fisiológicamente al individuo reforzando su conducta futura y predisponiendo para el desarrollo de un amplio abanico de conductas antisociales.

• La observación infantil de violencia televisada predice

36
36

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

más conductas agresivas a los 15 años en varones y adolescentes, que en mujeres o adultos.

• Añade que la agresión futura será más fuerte en aquellos sujetos que previamente eran más agresivos.

• La exposición a violencia ha llegado a relacionarse con la aparición de comportamientos suicidas.

• La visión de escenas violentas incrementa el miedo a ser víctimas y temor a ser agredido en el mundo real, lo que los convierte en claros objetivos de compañeros agresivos.

b. Diferencias entre zonas, comunidades y barrios

• El nivel económico de la comunidad y la subcultura de criminalidad y desorganización comunitaria del barrio, se relacionaban significativamente con la delincuencia registrada oficialmente.

• La delincuencia se relaciona con zonas de no alto nivel en las zonas céntricas deprimidas de las ciudades, zonas multirraciales que suelen ser viviendas privadas en alquiler y complejos urbanísticos de subvención municipal.

• Cuando la pobreza del barrio es extrema, el riesgo de que se produzca violencia urbana es muy alto.

• Los barrios más desfavorecidos están asociados a una mayor presencia de sucesos vitales estresantes y, a su vez, a una mayor presencia de conductas agresivas en los jóvenes.

37
37

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • La desorganización social y los cambios comunitarios son los que
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • La desorganización social y los cambios comunitarios son los que
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • La desorganización social y los cambios comunitarios son los que

• La desorganización social y los cambios comunitarios son los que más contribuyen a incrementar las tasas de violencia dentro de una comunidad.

• Encuentran mayor prevalencia de comportamientos violentos en aquellos adolescentes que crecieron en barrios desorganizados, con alta accesibilidad a drogas, alta violencia, baja vinculación al barrio, disponibilidad de armas.

• Encuentran mayor prevalencia de comportamientos violentos en aquellos adolescentes que estuvieron

expuestos a la violencia o a la delincuencia en sus barrios

o comunidad.

• Encuentra que una baja vinculación al barrio y ser varón como los factores de riesgo más directos de las conductas antisociales futuras.

• El ser testigo de violencia dentro la comunidad influye en el comportamiento agresivo de los niños a través de la imitación y el desarrollo de cogniciones favorables a la violencia a medida que los niños se hacen mayores.

• Las condiciones de una vida estresante derivada de vivir en un barrio desfavorecido, provocan incomodidades para

los niños y muchos problemas a los padres y les dificulta

la tarea de criar a sus hijos de un modo constructivo.

• El grado de cohesión social y los mecanismos de control informal existentes entre los vecinos, mudarse de un barrio desfavorecido a otra zona mejor y las prácticas educativas parentales de carácter autoritario eran factores determinantes para la prevención de la violencia.

38
38

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

c. El desempleo

G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL c. El desempleo • El
G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL c. El desempleo • El
G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL c. El desempleo • El

• El desempleo predispone al incremento de las conductas delictivas en individuos que ya tienen un alto riesgo por su propia conducta y características.

• Los jóvenes desempleados cometieron el triple de delitos mientras estuvieron empleados. Asimismo, el índice de delitos se incrementaba cuando estaban en el paro. Pero este efecto del desempleo solo era evidente cuando el joven tenía un elevado índice anterior de delincuencia.

• Encontraron que el 11-12% de los jóvenes condenados habían estado desempleados durante un periodo de menos de seis meses sin embargo, la prevalencia de delincuentes aumentaba al 19,7% a la misma vez que lo hacía el tiempo de desempleo, siendo en este caso más de seis meses. Por el contrario, solo el 2,2% de los jóvenes empleados habían sido condenados por delito.

d. La pobreza y/o situación social desfavorecida

• La mayoría de los delincuentes proceden de un medio socialmente desfavorecido.

• La desventaja socioeconómica como la pobreza extrema y el hacinamiento se han asociado repetidamente con el incremento del riesgo a exhibir conductas antisociales por parte de los adolescentes.

• Existe una relación significativa entre la emisión de conductas antisociales y las clases sociales más bajas.

• Cuando el efecto de factores asociados a la clase social baja (tamaño familia, hacinamiento) han sido controlados,

39
39

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS se ha visto como la clase social muestra poca o ninguna
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS se ha visto como la clase social muestra poca o ninguna
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS se ha visto como la clase social muestra poca o ninguna

se ha visto como la clase social muestra poca o ninguna relación con la conducta antisocial.

• Los bajos ingresos económicos o el pertenecer a familias que dependían de la beneficencia predecía la violencia posterior y los arrestos por faltas violentas en los jóvenes.

• La presión económica ejerce un efecto indirecto sobre la conducta antisocial, mediado por la depresión de algún progenitor, el conflicto matrimonial y la hostilidad de los progenitores. El estrés familiar estaría mediado por la depresión parental y una deficiente disciplina.

• El alivio de la pobreza aporta beneficios al funcionamiento familiar y reduce la aparición de conducta antisocial.

• Mayor índice de conducta antisocial en familias en que el padre no está en casa, correlacionando con un bajo estatus socioeconómico. La relación se invertía cuando el padre sí estaba en casa.

• Las clases sociales más bajas acumulan más factores de riesgo que hacen que se produzca un incremento de las conductas violentas y agresivas.

• La situación económica y las desigualdades son dos de los factores sociales más importantes vinculados con la violencia por varias razones: por ser un poderoso estresor vital, por correlacionar con otra serie de estresores vitales como pueden ser el desempleo, la enfermedad, la carencia de una vivienda digna, la falta de asistencia sanitaria, factores que se agravan si además viven en vecindarios con un alto grado de delincuencia y porque puede influir a nivel psicológico.

40
40

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

e. Las variaciones étnicas

D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL e. Las variaciones étnicas • Hay diferencias en los
D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL e. Las variaciones étnicas • Hay diferencias en los
D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL e. Las variaciones étnicas • Hay diferencias en los

• Hay diferencias en los índices de conducta antisocial entre personas de diferentes etnias (a favor de las minoritarias). Esto estaría mediado por factores como desempleo, factores familiares, etc.

• El índice de delincuencia de los afroamericanos que vivían en zonas no marginales no difería del de los blancos.

• Encontraron relaciones entre comportamientos violentos y haber sido víctima de discriminación racial, incluyendo haber tenido problemas para encontrar trabajo y casa.

• Los sujetos de raza negra son más arrestados por delitos relacionados con el robo, homicidio involuntario y crímenes violentos, mientras que los blancos son más arrestados por el resto de delitos.

• No encuentran diferencias significativas entre diferentes razas.

• Factores tales como el desempleo, la pobreza, los factores familiares de riesgo, normas culturales legitimadoras hacia la violencia o alguna combinación interfactorial, subyacerían a las diferencias encontradas entre etnias.

• Los grupos minoritarios presentan mayor probabilidad de atraer más la atención de las autoridades oficiales, de recibir una sanción o de tener problemas económicos, motivos por los cuales los datos estadísticos hay que tomarlos con cautela.

41
41

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS 4.1.2. Factores individuales Todo comportamiento humano es, en mayor o menor
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS 4.1.2. Factores individuales Todo comportamiento humano es, en mayor o menor
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS 4.1.2. Factores individuales Todo comportamiento humano es, en mayor o menor

4.1.2. Factores individuales

Todo comportamiento humano es, en mayor o menor medida, producto de la interacción entre determinadas experiencias vitales o variables psicosociales y un conglomerado de factores biológico-genéticos, por tanto, la aparición de la conducta antisocial estará modulada por dicha interacción

a. Hormonas, neurotransmisores y toxinas

• Relación entre la testosterona y la agresión autoinformada en varones

• Relación entre niveles altos de testosterona y comportamiento antisocial en varones

• Los líderes presentan mayores niveles de testosterona, reduciéndose los mismos en caso de rechazo social.

• La presencia excesiva de cortisol puede relacionarse con comportamientos agresivos.

• Bajos niveles de progesterona pueden producir agresión.

• Alteraciones

de

la

serotonina

predicen

una

mayor

conducta agresiva.

contribuye

comportamientos agresivos.

• La

acetilcolina

a

la

producción

de

los

• Niveles altos de noradrenalina y dopamina se asocian a conductas agresivas.

• El consumo de alcohol por parte de los padres predice conductas antisociales en sus hijos, más graves durante el embarazo.

42
42

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

• Existe un vínculo significativo entre el consumo de tabaco durante el embarazo y el trastorno disocial.

b. Factores de riesgo biológico evolutivo

Diferencias asociadas al género

• Los varones se inmiscuyen en situaciones problemáticas, son arrestados y hallados culpables de delitos en mayor proporción que las mujeres.

• Las diferencias en andrógenos en la época del nacimiento tienen un mínimo papel en las diferencias en género en agresividad. Asimismo, no hay resultados concluyentes en cuanto al aumento de testosterona en la pubertad.

• Los varones son más agresivos físicamente que las mujeres en la mayoría de los escenarios naturales; pero no tienen más probabilidades de mostrar su agresividad dentro de la familia.

• La agresividad de los varones juega un papel de dominio y poder.

• Los niños y niñas son más vulnerables a la discordia familiar, comportándose hostilmente y provocando la retracción de las madres.

• Los chicos tienden más a jugar en lugares públicos que las chicas. El concepto de amistad de las mujeres es más emotivo y profundo. El contenido del discurso en las mujeres tiende a crear y mantener relaciones frente al estilo agresivo de los varones.

43
43

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • Los chicos juegan en grupos grandes, mientras que las chicas
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • Los chicos juegan en grupos grandes, mientras que las chicas
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • Los chicos juegan en grupos grandes, mientras que las chicas

• Los chicos juegan en grupos grandes, mientras que las chicas en diadas o triadas.

• El juego de los varones es de mayor contacto físico y rudeza; la percepción social del liderazgo en varones es como agresiva y humillante frente a la percepción como imitable y favorable por parte de las mujeres.

• Hay más peleas en los grupos de chicos que en los de chicas.

• a dominancia y jerarquía; no se ha demostrado claramente si es más fácil entrar en un grupo de varones que de mujeres.

• La crianza por parte de los padres es un factor clave en las diferencias entre los sexos, ya que los padres condenan los actos violentos más severamente cuando son cometidos por las chicas que por los chicos, sin embargo, parecen utilizar más el castigo físico con los varones.

• Las mujeres afirman experimentar más sentimientos negativos antes de implicarse en peleas verbales o físicas.

la

Los

encuentros

sociales

de

los

varones

tienden

• Los varones manifiestan con mayor frecuencia conductas antisociales y de formas más graves que las mujeres, diferencia que se manifiesta desde la infancia y en cualquier contexto.

Diferencias asociadas a la edad

• Las primeras manifestaciones agresivas y violentas tienen su aparición a los dos o tres años de edad.

• Las conductas antisociales de la niñez / adolescencia pueden predisponer a una mayor inadaptación social en la adultez.

44
44

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

• Las carreras delictivas comienzan entre el inicio y la mitad de la adolescencia, caracterizándose por una elevada reincidencia y prontitud en la aparición de conductas antisociales.

• La aparición temprana del comportamiento violento y la delincuencia predice una mayor cronicidad y gravedad del delito violento, pero no está claro cómo esa pronta iniciación determina el posterior aumento de la violencia con el paso de los años.

• La mayor parte de las conductas antisociales graves tienen sus raíces en la infancia temprana, siendo muy pocas personas las que se convierten -por primera vez- en serios antisociales en la edad adulta.

• El inicio temprano no equivale invariablemente a la delincuencia,perosiesciertoqueaumentalaprobabilidad.

c. Factores psicológicos

Hiperactividad, déficit de atención, impulsividad y toma de riesgos

• Los problemas de concentración, hiperactividad, impulsividad y las conductas de riesgo en niños y niñas se han relacionado con una mayor probabilidad de autoinformar violencia como con haber realizado crímenes violentos en edades posteriores.

• La hiperactividad se relaciona con la posibilidad de realizar actos delictivos y antisociales tempranos.

• Estudios longitudinales relacionan variables como la hiperactividad, desánimo y/o baja motivación escolar,

45
45

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS dificultades de concentración, déficits en las relaciones sociales y un bajo
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS dificultades de concentración, déficits en las relaciones sociales y un bajo
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS dificultades de concentración, déficits en las relaciones sociales y un bajo

dificultades de concentración, déficits en las relaciones sociales y un bajo rendimiento con el aumento de la probabilidad de ejercer conductas violentas en la etapa adulta.

• Tanto la presencia de conductas agresivas como problemas de hiperactividad en la infancia contribuían a predecir la conducta antisocial en la adolescencia.

• Los niños y niñas hiperactivos cometen actos antisociales con más frecuencia y variedad frente a los no hiperactivos.

• La presencia de problemas de hiperactividad y los trastornos de conducta en la infancia tienen un fuerte poder predictivo sobre la aparición posterior de trastornos antisociales de la personalidad y problemas de delincuencia en la etapa adulta.

Desórdenes internalizantes: nerviosismo / ansiedad y depresión

• Los individuos que ejercen conductas antisociales suelen manifestar comórbidamente trastornos emocionales.

• El

nerviosismo

y

la

ansiedad

muestran

una

ligera

correlación

negativa

con

la

posibilidad

de

ejercer

conductas antisociales.

• Los individuos con conductas antisociales presentan de manera concomitante la depresión y características como el autoconcepto disminuido.

• Los trastornos emocionales podrían ser considerados como un canalizador hacia la delincuencia, así como también la personalidad antisocial.

46
46

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

• Los factores de riesgo emocionales afectarían más a las niñas que a los niños para el incremento de la conducta antisocial, encontrando también dichas diferencias para los factores de riesgo familiares.

• La depresión presenta una comorbilidad con la agresión en el 50% de los casos, por lo que muchos jóvenes deprimidos expresan su malestar mediante conductas oposicionistas o violentas, tanto verbalmente como hacia uno mismo. Este es el caso de la adicción a las drogas, las conductas de riesgo o el suicidio.

• Aquellos jóvenes que presentaban depresión y trastornos de conducta asociados, tenían mayor riesgo de cometer conductas suicidas, delictivas y presentaban mayor disfunción social en la vida adulta.

• El asociarse con pares desviados conllevaba a un aumento de comportamientos problemáticos y cuyas consecuencias negativas serían las que llevarían a la depresión.

• Los sujetos antisociales presentan más problemas emocionales, exceptuando la ansiedad, pero contrariamente a lo esperado, los antisociales que habían sido arrestados no presentaban mayor depresión que los no arrestados.

• Los individuos con conductas antisociales presentan trastornos o síntomas emocionales concomitantes entre los que aparecería la depresión, características como el autoconcepto disminuido o desconfianza hacia el otro.

47
47

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS Asociación con trastornos mentales Consumo de drogas: 48 las psicopatologías más
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS Asociación con trastornos mentales Consumo de drogas: 48 las psicopatologías más
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS Asociación con trastornos mentales Consumo de drogas: 48 las psicopatologías más

Asociación con trastornos mentales

Consumo de drogas:

48
48

las

psicopatologías más relacionadas con la delincuencia juvenil.

• La conducta antisocial aumenta la probabilidad de consumo de sustancias y viceversa, compartiendo ciertas causas comunes.

• La presencia de conducta antisocial en la infancia y adolescencia aumenta el riesgo de tener problemas con el alcohol y las drogas más adelante.

• El consumo de grandes cantidades de alcohol aumenta la probabilidad de que aparezcan conductas criminales debido a su efecto desinhibidor, estando asociado con una serie de delitos conflictivos y violentos.

• El consumo de drogas hace que aumenten los robos y delitos no violentos encaminados a obtener dinero para su compra, mientras que los traficantes pueden emplear la violencia para proteger su negocio.

• El policonsumo de sustancias y la delincuencia, en general, era evidente en los varones pero no en las mujeres. En los varones, el efecto de la delincuencia sobre el abuso de sustancias fue relativamente bajo pero consistente en el tiempo, mientras que el efecto del uso de sustancias sobre la delincuencia fue mayor pero restringido a aquellos adolescentes de menor edad.

• El

alcoholismo

y

los

problemas

de

drogas

son

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

Iniciación temprana en la violencia y delincuencia

• El comportamiento violento y la delincuencia, los comportamientos deshonestos y agresivos en la escuela, el estar convicto en la adolescencia, son predictores de comportamiento violento y/o delictivo en la etapa adulta.

• La contigüidad entre las manifestaciones violentas en la adolescencia y la etapa adulta se da de forma más consistente en los varones con respecto a las mujeres La temprana aparición de la conducta violenta y delincuencia, predicen comportamientos violentos más serios y una mayor cronicidad de los mismos.

• Los delincuentes infantiles (de inicio temprano), no solo se implicaban en un mayor número de actos antisociales y delictivos, sino también en el consumo de drogas, en relaciones sexuales a edades tempranas y conductas más graves y violentas; además de presentar una mayor persistencia de su comportamiento hacia la adultez, relacionándose con la aparición de una carrera delictiva y criminal más extensa.

Variables de personalidad:

Impulsividad

• La impulsividad (impulsividad propiamente dicha, asunción de riesgos, no-planificación e irreflexión) correlacionaría positivamente con la extraversión y el psicoticismo, así como con la manifestación de conductas delictivas.

49
49
  CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • Hay una estrecha relación entre la impulsividad y
 

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

Hay una estrecha relación entre la impulsividad y la delincuencia.

La delincuencia se asociaba a un débil autocontrol o a una elevada impulsividad, así como a una emotividad negativa.

Hay relación entre la impulsividad de los niños y niñas en

el

jardín de infancia y la predicción de delincuencia a los

13 años.

La

impulsividad se muestra como una variable de suma

importancia en la explicación de la conducta antisocial y potencian los efectos de una serie de factores de riesgo cuando se asocia a ellos, como bajo apoyo parental y apego escolar, pertenencia a grupos desviados; y en el caso de las chicas, déficits socioeconómicos. También encuentran como los varones presentan mayores niveles de impulsividad.

Búsqueda de sensaciones

La

búsqueda de sensaciones se relaciona con la carencia

de acuerdo con las normas sociales, responsabilidad y autocontrol.

La

búsqueda de sensaciones se relaciona con la implicación

en

actividades desviadas o antisociales.

Aquellas personalidades antisociales puntuaban más alto en ausencia de miedo, búsqueda de sensaciones

e

impulsividad, no encontrando diferencias en estas

variables al comparar los adolescentes con los presos,

50
50

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

llegando incluso los adolescentes a puntuar más alto en impulsividad, rasgo propio de esta etapa.

• La “desinhibición” y “búsqueda de experiencias” parecen ser las dimensiones más estrechamente ligadas a la conducta antisocial, sobre todo en muestras de adolescentes.

Empatía

• Estudios con niños, niñas o jóvenes antisociales y delincuentes han mostrado que presentan ciertos déficits a la hora de identificar y comprender los estados internos de los otros (pensamientos, perspectivas, sentimientos).

• Este déficit parece especialmente acusado en la capacidad para “sentir” los afectos de los demás.

• Existe una relación positiva entre empatía y la conducta prosocial. Así pues, la empatía favorecería los actos altruistas y limitaría la conducta antisocial.

• Una de las razones por las que las chicas son menos agresivas que los chicos se debe a sus altos niveles de empatía y las consecuentes capacidades para hacer amigos y amigas, y pertenecer a grupos.

Autoestima

• Una alta autoestima puede llevar al adolescente a responder de forma agresiva ante cualquier situación que considere inaceptable o que amenace su ego.

51
51

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • Existen correlaciones entre bajo autoconcepto o baja autoestima y mayor
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • Existen correlaciones entre bajo autoconcepto o baja autoestima y mayor
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • Existen correlaciones entre bajo autoconcepto o baja autoestima y mayor

• Existen correlaciones entre bajo autoconcepto o baja autoestima y mayor presencia de conductas amenazantes y agresivas.

• Otros han encontrado una relación positiva entre autoimagen negativa y algunos factores de riesgo de la conducta antisocial, como son la depresión, el bajo rendimiento académico, falta de vínculos familiares, pocas habilidades sociales y baja autoeficacia.

Agresividad

• Es apreciable una continuidad entre el comportamiento antisocial y muestras de agresividad temprana con respecto a un posterior ejercicio de delitos más graves y violentos.

• La agresividad infanto-juvenil predice comportamientos antisociales en un futuro. A pesar de que muchos de los chicos que presentan un comportamiento agresivo durante la infancia no llegan a cometer crímenes violentos, lo cierto es que la conducta agresiva temprana y persistente, es una característica individual maleable que predice violencia futura.

Inteligencia:

• Los delincuentes, sobre todo los reincidentes, tienden a tener un coeficiente intelectual (CI) ligeramente inferior a los no delincuentes.

52
52

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

• La relación entre el bajo CI y dificultades de lectura con la manifestación de conductas antisociales se aplica

a variedades de comportamiento antisocial de inicio

temprano y no a las que comienzan en la adolescencia.

• Aunque la relación CI-delincuencia ha resultado muy

firme, puede que las deficiencias cognitivas se asocien a

la hiperactividad o impulsividad y no directamente a las

conductas delictivas.

• Los jóvenes delincuentes presentan una ejecución deficiente en pruebas que exigían habilidades verbales, como fluidez verbal y memoria verbal, poniendo de relieve las alteraciones en el cociente intelectual verbal que presentan los adolescentes infractores.

• Existe una asociación entre déficits verbales a la edad de 11 años y comportamientos antisociales en la adolescencia; presentando, además, déficits espaciales en edades más tempranas.

• Existen mayores deficiencias en las capacidades verbales en aquellos niños y niñas que presentan más conducta antisocial.

Actitudes y creencias

• La deshonestidad, las actitudes y creencias antisociales, las actitudes favorables a la violencia y la hostilidad contra la policía son predictores de la violencia posterior en varones.

• Un amplio rango de procesos cognitivo-sociales están

53
53

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS distorsionados o son deficitarios en los niños y niñas agresivos: atribución
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS distorsionados o son deficitarios en los niños y niñas agresivos: atribución
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS distorsionados o son deficitarios en los niños y niñas agresivos: atribución

distorsionados o son deficitarios en los niños y niñas agresivos: atribución típicamente externa, solución de problemas, evaluación de conductas que favorecen la agresión y una baja valoración de las características típicas de los jóvenes agresivos.

• La percepción de las figuras de autoridad, formales e informales, modula la aparición de conductas delictivas.

La deshonestidad, las actitudes y creencias normativas y las actitudes favorables a la violencia han sido relacionadas como predictores de violencia posterior.

• La conducta desviada se correlaciona con ciertas preferencias de valores, con relevancia personal inmediata (placer, tiempo libre, sexo) y presentan un menor aprecio de los valores con trascendencia social más a largo plazo (solidaridad, justicia) o aquellos ligados a la socialización más convencional (religión, familia, orden, salud).

Recursos personales y valores ético-morales

• La religión y la moral podrían ser entendidos como factores de protección, al constituir un marco de referencia para los jóvenes en el que predominaban los valores prosociales y en el que coexistían grupos de referencia ajenos a la práctica de la conducta desviada.

• En el grupo de adolescentes encuestados que no manifestaban conductas antisociales, había un número mayor de creyentes -tanto practicantes como no practicantes- que en el grupo que manifestaban algún comportamiento antisocial.

54
54

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

• Aquellos que habían cometido actos delictivos puntuaban más bajo en razonamiento moral que los no delincuentes, sin embargo, no había diferencias entre delincuentes violentos y no violentos. El tener un alto razonamiento moral estaría asociado a diversos factores protectores, entre ellos, una buena educación familiar y la importancia otorgada a la religión.

• El uso de sustancias, como otras conductas desviadas, se aprenderían a través de tres ámbitos principales o fuentes primarias: la familia, el colegio y los amigos. Sin embargo, habría otras fuentes de socialización secundarias, entre ellas la religión, que influirían en el proceso de socialización de las fuentes primarias reduciendo su impacto y, por lo tanto, disminuyendo o frenando la manifestación de comportamientos desviados.

• La presencia de emociones negativas o trastornos emocionales serían un factor de riesgo hacia el comportamiento desviado, actuando aquí la religión como un importante neutralizador de dichas emociones.

• El tener creencias religiosas actuaba como un factor protector de la conducta desviada, amortiguando el efecto de los factores de riesgo a los que estaban expuestos.

• La religión protege a los adolescentes de que se involucren en la delincuencia a través de tres vías: 1) la proximidad paternos filial que existe entre familias religiosas, 2) a través de limitar o disminuir la influencia de los pares, 3) a través del contexto de la comunidad.

• Las creencias más convencionales estarían asociadas con menos conductas desviadas, entre ellas, las creencias

55
55

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS políticas, las creencias favorables hacia el matrimonio y las creencias religiosas.
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS políticas, las creencias favorables hacia el matrimonio y las creencias religiosas.
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS políticas, las creencias favorables hacia el matrimonio y las creencias religiosas.

políticas, las creencias favorables hacia el matrimonio y las creencias religiosas.

Los resultados señalaron que, de todos los factores

propuestos, el mejor predictor del uso de pornografía era

la

ausencia de creencias religiosas.

El

realizar o participar en actividades deportivas es una

fuente de comportamientos prosociales que actuarían como inhibidores de la conducta antisocial.

Uno de los factores protectores frente al consumo de

drogas era el participar de forma regular en asociaciones deportivas junto con presentar buenos logros académicos,

el

tipo de educación recibida y el contar con un confidente

dentro de la familia.

El

participar en deportes organizados y actividades físicas

estaba inversamente relacionado con el consumo de sustancias.

Los colegios con un elevado número de estudiantes presentaban más problemas de conductas antisociales

entre el alumnado, disminuyendo estas, si se aumentaba

la

programación de actividades deportivas.

Los deportes de riesgo como forma de canalizar de forma

socializada la alta necesidad de búsqueda de sensaciones

y desinhibición, son factores que aparecen asociados

a la adolescencia y a la manifestación de conductas antisociales.

56
56

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

4.1.3. Factores de socialización

La manifestación de conductas antisociales queda también bajo la acción de una compleja interacción entre las características intrínsecas de los individuos y las influencias provenientes de diversos grupos sociales. Esta afirmación es claramente encuadrable en la teoría del aprendizaje social de Bandura (1969, 1977), que considera el proceso de socialización como una adquisición de conductas y valores determinada, en su mayor parte, por un conglomerado de relaciones sociales en las que el individuo está inmerso.

Las variables sociales más inmediatas o propias del entorno específico de relación interpersonal del adolescente, pueden constituir factores de riesgo; en tanto pueden modular la conducta del individuo por simple imitación u observación de una figura o modelo “inadecuado”, reforzando finalmente aquellas conductas concordantes con las del modelo -claramente inadecuadas- o impidiendo que se lleve a cabo de forma adecuada el proceso de socialización.

4.1.3.1. Factores de riesgo familiares

a. Criminalidad de los padres

• Habría una relación positiva entre los comportamientos desviados paternos, medidos por la presencia de conductas como alcoholismo del padre o el haber estado convicto por embriaguez y/o un crimen grave, y las conductas violentas registradas de sus hijos e hijas.

• Existe relación entre el arresto parental antes del décimo cumpleañosdesushijosohijasyelaumentodeloscrímenes

57
57

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS violentos registrados oficialmente y autoinformados por parte de los jóvenes en
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS violentos registrados oficialmente y autoinformados por parte de los jóvenes en
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS violentos registrados oficialmente y autoinformados por parte de los jóvenes en

violentos registrados oficialmente y autoinformados por parte de los jóvenes en la adolescencia.

b. Maltrato infantil

Los sujetos que habían sufrido abusos sexuales por parte de sus padres tenían una tendencia ligeramente mayor

a

cometer delitos violentos. Los que habían sufrido

abusos físicos tenían una tendencia aumentada a haber sido arrestados por violencia. Finalmente, los que habían sufrido negligencias eran los más proclives a cometer delitos violentos en la adolescencia.

Los malos tratos o desatención son un factor de riesgo de conducta antisocial, siendo así sobre todo, cuando

la

conducta antisocial forma parte de un trastorno de

personalidad más general.

El

maltrato infantil es un factor de riesgo en el posterior

desarrollo de las conductas antisociales.

El

maltrato físico en la infancia, la negligencia emocional y

la

enajenación, predecían problemas de comportamiento

en los primeros años de escuela y conllevarían a una conducta antisocial en la adolescencia.

Existiría una trasferencia intergeneracional en la cual los niños y niñas agredidos presentarían secuelas que incluirían fracaso escolar, mayores conductas de riesgo, embarazos adolescentes y pobreza familiar; estilos que estarían más relacionados con conductas agresivas y crueles hacia los demás, incluidos sus propios hijos e hijas.

58
58

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

• El haber sufrido maltrato en la infancia, era un factor de riesgo para el desarrollo posterior de conductas antisociales, aumentando dicho riesgo si se daba conjuntamente con inestabilidad familiar.

• Existen correlaciones entre la victimización por violencia física parental sufrida por los jóvenes y la violencia activa autoinformada.

• Existen deficiencias neurológicas relacionadas con el maltrato infantil, disfunción en el sistema límbico, deficiencias en la interconexión entre hemisferios o reducción del volumen del hipocampo y la amígdala, que pueden llevar a la aparición de conductas violentas o problemas psiquiátricos en la edad adulta.

c. Pautas educativas inadecuadas

• El fracaso de los padres para crear expectativas claras en el comportamiento de los hijos e hijas, la pobre monitorización y supervisión, así como la disciplina severa e inconsistente, predicen la posterior delincuencia y abuso de sustancias.

• Los niños y niñas con mala pauta de crianza, estilo parental autoritario, pobre supervisión, actitud parental cruel / pasiva / negligente y un desacuerdo de los progenitores acerca de la pauta de crianza, son predictores de violencia posterior medida a través de autoinformes o el registro de crímenes violentos.

• Los jóvenes cuyos padres habían sido estrictos tienen mayor probabilidad de ejercer dichas conductas, exhibiendo mayores conductas violentas.

59
59

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • La calidad de las relaciones de crianza se correlaciona negativamente
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • La calidad de las relaciones de crianza se correlaciona negativamente
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • La calidad de las relaciones de crianza se correlaciona negativamente

• La calidad de las relaciones de crianza se correlaciona negativamente con la agresión y positivamente con un buen nivel de adaptación de los hijos e hijas, popularidad, competencia académica y calidad del grupo de amigos.

• Un estilo de crianza paterno “autorizado”, que da apoyo, controla la conducta de sus hijos e hijas y es flexible en las normas, produce efectos beneficiosos sobre la conducta agresiva. Así, entre todas las posibles combinaciones, aquella que une la falta de afecto y la ausencia de normas es la que produce consecuencias más desastrosas en el proceso de socialización.

• La consistencia de las prácticas educativas parentales así como una buena supervisión adulta, estarían asociados negativamente con la conducta antisocial en adolescentes.

• Un buen funcionamiento familiar asociado a estilos parentales positivos, así como a un apoyo interpersonal dentro de la familia estaría asociado con menos niveles de conducta antisocial en la adolescencia.

• Un estilo parental constructivo caracterizado por calidez emocional y prácticas disciplinarias consistentes, actuaría como un factor protector de la conducta antisocial.

• Un estilo parental coercitivo utilizado durante la niñez y adolescencia aumentaba el riesgo de conducta antisocial para ambos sexos así como el riesgo de depresión en el caso de las niñas.

• Una escasa monitorización y supervisión por parte de los padres evaluada de forma retrospectiva, se relaciona con la conducta antisocial autoinformada en tres muestras

60
60

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

diferentes: delincuentes juveniles, estudiantes, niños y niñas.

d. Interacción madres, padres - hijos e hijas

• Los vínculos afectivos débiles entre el hijo o hija y los padres predicen el desarrollo de comportamientos antisociales.

• Una relación cálida y afectuosa con ambos padres predice un índice de delincuencia juvenil baja.

• Pese a que el apego familiar y la interacción madres, padres-hijos e hijas son considerados factores protectores, no se ha determinado consistentemente cómo ejercen este efecto.

• Las pautas educativas erróneas se relacionan con un aumento del riesgo de cometer crímenes por los hijos e hijas. Sin embargo, el fuerte apego familiar y la interacción madres, padres-hijos e hijas son factores protectores frente al desarrollo de conducta delictiva.

• Tener relaciones positivas con los padres, madres y profesores, así como el establecer compromisos, actúa de factor protector a la hora de mostrar problemas comportamentales.

• Los padres y las madres que informan mantener una buena relación con sus hijos e hijas y pasar mucho tiempo juntos, se asocia con menos comportamientos antisociales, encontrándose también estos resultados a la inversa.

61
61

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS e. Apego familiar • El apego a la familia inhibe el
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS e. Apego familiar • El apego a la familia inhibe el
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS e. Apego familiar • El apego a la familia inhibe el

e.

Apego familiar

• El apego a la familia inhibe el crimen y la delincuencia.

• No hay relación significativa entre la falta de apego familiar y la violencia.

• El apego está mediando en el desarrollo de características tales como la cognición social y la autoestima, al tiempo que también lo hace con la agresión. De esta forma, los adolescentes con bajo apego tienen también bajos niveles de cognición social, autoestima y alta conducta agresiva.

• La cohesión familiar se asociaba con comportamientos antisociales, solo en el caso de las chicas y no para los chicos, lo que podría explicar cómo las chicas tienen una mayor sensibilidad a los estresores familiares y al rol parental en el desarrollo comportamental.

• Los niños, niñas o adolescentes que inician sus primeras conductas antisociales en edades tempranas se caracterizan por mostrar un débil vínculo de apego con sus padres, frente a aquellos que se inician en la adolescencia.

f.

Conflictos maritales

• La inexistencia de una adecuada relación entre el padre y la madre se relaciona con la manifestación de actividades antisociales por parte de los hijos e hijas.

• Los individuos que han sido expuestos a episodios violentos entre sus padres son más violentos en su etapa adulta.

62
62

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

B R I G A D A S D E S E G U R I

Los conflictos familiares vividos a la edad de 10 años, no estaban asociados con la violencia autoinformada a la edad de 18 años. Sin embargo, altos niveles de conflicto familiar a las edades de 14 y 16 años eran predictores de conductas violentas autoinformadas por los jóvenes a la edad de 18 años.

El

ser testigo de violencia del padre hacia la madre era tan

perjudicial para los menores como el recibir la violencia directamente. Estos resultados vienen a confirmar que la exposición a niveles elevados de conflicto familiar/marital incrementa notablemente el riesgo de violencia.

Un alto grado de conflictividad familiar unida a un bajo nivel de comunicación o un estilo educativo permisivo se relacionaba con una mayor probabilidad de que los adolescentes se implicaran en conductas antisociales.

los adolescentes se implicaran en conductas antisociales. Por el contrario, un bajo grado de conflictividad familiar

Por el contrario, un bajo grado de conflictividad familiar

y una alta comunicación entre adolescentes y padres,

se presentaban como factores protectores de dichas conductas.

g. Actitud parental favorable hacia la violencia

• Las actitudes que tienen los padres sobre los problemas de conducta y de salud tales como, abuso de alcohol y drogas en la adolescencia, predicen las conductas de los adolescentes.

• Cuando los niños tenían 10 años, se les preguntaba

a ambos padres una única pregunta acerca del grado

en el que ellos aprobaban la conducta violenta en los

63
63

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS niños o niñas. Los hijos o hijas de los padres que
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS niños o niñas. Los hijos o hijas de los padres que
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS niños o niñas. Los hijos o hijas de los padres que

niños o niñas. Los hijos o hijas de los padres que eran más tolerantes en cuanto a la conducta violenta, tenían una mayor probabilidad de informar comportamientos violentos a los 18 años.

h. Eventos familiares estresantes

Los sucesos vitales estresantes tienen una influencia mínima en el desarrollo de conductas antisociales.

El efecto de los eventos estresantes en la predicción de comportamiento antisocial es “durante” y no “después”.

El número de cambios de residencia vividos en el año anterior por los niños y niñas de 16 años, predecía las conductas violentas autoinformadas a la edad de 18, no siendo predictores significativos los cambios de residencia vividos a los 14 años. Estos hallazgos podrían indicar que estos cambios tienen un efecto a corto plazo en la conducta, interrumpiendo los lazos afectivos con el colegio o el barrio y que estos efectos disminuyen con el tiempo al formarse nuevos vínculos en el nuevo ambiente.

Aquellos sujetos que estuvieron sometidos a estrés durante la etapa escolar, presentaban mayor prevalencia de delincuencia, depresión o consumo de alcohol, siendo esta última menos frecuente. Asimismo, la influencia negativa de los pares sería la variable que mediaría entre el estrés y la comisión de delitos, mientras una baja autoestima mediaría hacia la depresión. El estudio confirma de nuevo que altos niveles de estrés percibido por los adolescentes estaría asociado con mayores signos de violencia futura.

64
64

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

i. Separación de los padres

• En líneas generales, los delincuentes juveniles provienen de hogares desintegrados.

• El provenir de un hogar desintegrado no va a determinar unívocamente la aparición de conductas delictivas.

• La relación entre la ruptura matrimonial y el aumento de la manifestación de comportamientos violentos es durante dicho acontecimiento y no después.

• La separación madres, padres de sus hijos o hijas -antes

en la adolescencia y

de los 10 años- predecía violencia etapa adulta.

• La desintegración del hogar no predice de forma significativa la aparición de conductas antisociales.

• En la predicción de las conductas antisociales es más importante la calidad de las relaciones que la presencia o ausencia de uno de los padres.

• Las familias monoparentales a la edad de 13 años predecían arrestos por violencia a la edad de 18 años.

• Las familias con el padre biológico en casa muestran una menor sintomatología vinculada a conductas antisociales en el padre, madre e hijos. Asimismo, el estatus socioeconómico solía ser más elevado. Estas relaciones se invertían en el caso que el padre estuviese ausente.

• El pertenecer a una familia monoparental estaba asociado a un incremento del comportamiento antisocial.

65
65

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • La separación y divorcio de los padres, junto con el
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • La separación y divorcio de los padres, junto con el
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • La separación y divorcio de los padres, junto con el

• La separación y divorcio de los padres, junto con el hecho de que los padres se volvieran a casar después, fueron factores significativos a largo plazo de un aumento de problemas comportamentales y psicológicas en los hijos e hijas, encontrando diferencias en cuanto al género. Así, las mujeres presentaban más depresión y los varones más problemas de conducta. Sin embargo, resalta que dicha influencia estaría mediada por distintos factores tales como el apoyo social percibido y la cohesión familiar.

• Los hogares monoparentales son la estructura familiar que mayor relación guarda con la agresión, ya que la mayor parte de las veces esta situación se produce por abandono o por divorcio de los padres, quedando el hogar a cargo de la mujer.

j. Padres adolescentes

• La conducta antisocial de muchas jóvenes se asocia con la maternidad adolescente y con relaciones compulsivas con hombres antisociales. Además, hay un alto índice de ruptura de la relación de cohabitación junto con dificultades de crianza y un mayor índice de interrupción de la misma.

• Elpatrónderelaciónentreconductaantisocialypaternidad adolescente, así como las consecuencias derivadas de la misma, es menos consistente en los varones.

• El ser hijo o hija de madre soltera está relacionado con el doble de riesgo de llegar a ser un infractor crónico. El haber nacido de una madre menor de 18 años se asocia a un aumento de más del triple en el riesgo de llegar a ser un infractor crónico.

66
66

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

k. El gran tamaño de la familia

• El formar parte de familias numerosas es un factor de riesgo debido a la influencia por efecto de “contagio” de los hermanos o hermanas delincuentes.

• El riesgo de delincuencia está modulado por el número de hermanos y hermanas delincuentes. Los resultados se atribuyen a factores genéticos.

• Un mayor número de hijos e hijas conllevará un menor grado de supervisión, lo cual incidirá sobre la conducta problema, al igual que un hogar roto donde falta uno de los padres conlleva mayores conflictos.

4.1.3.2. Factores escolares

El colegio es otro órgano de socialización prioritario, entre cuyas funciones no solo se encuentra la formación para un funcionamiento socialmente adaptado sino que facilita las primeras interacciones con los iguales y figuras de autoridad distintas a las familiares y la consecución de sus primeros logros socialmente reconocidos.

El rendimiento académico, el bajo interés en la educación y la baja calidad de la escuela son indicadores de diferentes constructos relacionados con la escolarización. Se han postulado diversos mecanismos a través de los cuales los factores escolares influyen en el comportamiento antisocial y violento.

En líneas generales, los factores escolares se han mostrado consistentemente más protectores que los factores familiares. Así, Crosnoe et al. (2002) encontraron que el apego hacia los profesores, los logros académicos, la orientación hacia la

67
67

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS escuela, la supervisión de los padres, el vínculo con los padres
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS escuela, la supervisión de los padres, el vínculo con los padres
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS escuela, la supervisión de los padres, el vínculo con los padres

escuela, la supervisión de los padres, el vínculo con los padres y la organización familiar, son factores de protección frente al desarrollo de conductas violentas.

a. Fracaso académico

El pobre rendimiento académico se relaciona con el inicio y aumento en la frecuencia y en la gravedad de las conductas antisociales.

Existe una relación inversa entre la habilidad intelectual y

la

delincuencia controlando el estatus socioeconómico.

Aunque haya relación entre el fracaso académico y el riesgo de conductas antisociales, no está claro si es por las bajas capacidades cognitivas o por el fracaso escolar.

El

logro académico actuaría como factor protector de las

conductas antisociales.

La peligrosidad del bajo rendimiento escolar tiene que ver con la percepción de futuro y con la pertenencia a un

grupo, por lo que los sujetos con bajo rendimiento tienen problemas para integrarse dentro de las normas sociales

y

junto con las bajas aspiraciones que presentan, la

posibilidad de que aparezca el comportamiento agresivo o violento se incrementa.

Pese a la relación encontrada entre el fracaso académico y

el

riesgo de emitir conductas antisociales, no queda claro

si

el riesgo principal se deriva de las bajas capacidades

cognitivas (bajo CI) o del propio fracaso escolar.

El

fracaso académico es considerado como un factor de

riesgo en numerosos estudios.

68
68

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

El

protección.

logro

académico

b. Apego escolar

SOCIAL • El protección. logro académico b. Apego escolar actuaría como claro factor de • Hay
SOCIAL • El protección. logro académico b. Apego escolar actuaría como claro factor de • Hay
SOCIAL • El protección. logro académico b. Apego escolar actuaría como claro factor de • Hay

actuaría

como

claro

factor

de

• Hay una serie de factores que incrementan el apego y el vínculo del joven con la escuela, reduciendo la posibilidad de aparición de conductas antisociales. Estas son: buenos modelos de conducta en el profesorado, expectativas de los estudiantes altas con respuestas eficaces, enseñanza interesante y bien organizada, buen uso de las tareas para casa, buenas ocasiones de que los estudiantes asuman responsabilidad, una atmósfera ordenada y un estilo de liderazgo que proporcione dirección y promueva una elevada moral en los estudiantes.

69
69

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • Un bajo nivel de compromiso hacia el colegio a la
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • Un bajo nivel de compromiso hacia el colegio a la
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • Un bajo nivel de compromiso hacia el colegio a la

• Un bajo nivel de compromiso hacia el colegio a la edad de 10 años no predecía violencia posterior, pero a los 14 y 16 años sí lo predecía. De forma similar, bajas aspiraciones educacionales a la edad de 10 años no predecía violencia posterior, sin embargo, bajas aspiraciones educacionales a los 14 y 16 años sí predecían comportamientos violentos a los 18 años; aunque con menos fuerza que el bajo compromiso hacia el colegio.

• Un bajo nivel de apego a la escuela predice un posterior comportamiento violento, y viceversa.

• La evidencia disponible generalmente apoya la hipótesis de que un bajo nivel de vinculación con el colegio predice comportamientos violentos, aun cuando, de alguna manera, estos resultados puedan variar según qué indicadores de compromiso escolar se hayan utilizado.

• Los adolescentes con mayor vínculo hacia la escuela tienen menos posibilidades de ejercer conductas problemáticas.

• Los delincuentes de inicio temprano presentan un menor apego por los maestros y el centro escolar, en comparación con el grupo de inicio en la adolescencia y, en especial, con los no delincuentes.

c. Ausentismo escolar

• Los jóvenes con mayor índice de ausentismo escolar entre los 12 y los 14 años son más propensos a desarrollar conductas violentas en la etapa adulta, así como a estar convictos por delitos violentos.

70
70

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

• La inasistencia a clase sería un factor que contribuiría a facilitar el paso a la delincuencia al proporcionar oportunidades adicionales para la mala conducta Los delincuentes de inicio temprano presentan un menor compromiso con los estudios y con la asistencia al colegio, en comparación con el grupo de inicio en la adolescencia y, en especial, con los no delincuentes.

d. Elevada delincuencia y vandalismo en la escuela

• Los jóvenes con altos índices de delincuencia a los 11 años informaban levemente, aunque significativamente, más comportamiento violento que otros jóvenes en la adolescencia y etapa adulta.

• El vandalismo escolar consiste en agresiones físicas por parte de los estudiantes contra docentes o compañeros; violencia contra objetos y cosas de la escuela; violencia entre los propios escolares.

• Las amenazas, insultos, intimidación, aislamiento o acoso entre los propios escolares se denomina bullying.

• La conducta perturbadora -difícil o desafiante- y el vandalismo, constituyen importantes precursores de actividades antisociales y criminales posteriores. La conducta perturbadora -difícil o desafiante- y el vandalismo, en la etapa escolar, son predictores de posteriores actividades antisociales y criminales.

71
71

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS e. Traslados del colegio • Los jóvenes que habían tenido más
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS e. Traslados del colegio • Los jóvenes que habían tenido más
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS e. Traslados del colegio • Los jóvenes que habían tenido más

e. Traslados del colegio

• Los jóvenes que habían tenido más cambios de colegio eran más violentos a los 18 años frente a aquellos que no se habían cambiado.

f. Aspiraciones o preferencias ocupacionales

• Los investigadores encontraron que los participantes que mostraban preferencias por trabajos de menor estatus tenían una mayor probabilidad de estar registrados por la policía de Dinamarca por faltas violentas entre los 15 y 22 años.

4.1.3.3. Factores de riesgo de la relación con el grupo de iguales

Se trata de la relación existente entre la manifestación de conductas antisociales y la existencia de las mismas en grupos similares (hermanos, compañeros y pandillas). Es indudable que el tener hermanos y/o amigos implicados en estas conductas influirá en la conducta de los sujetos expuestos a las mismas.

a. Hermanos delincuentes

• Formar parte de una familia numerosa podría influir en la presencia de conductas antisociales.

• La delincuencia de los hermanos a los 10 años predice el estar convicto por violencia, pero no la violencia autoinformada en la adolescencia y etapa adulta.

• El riesgo de mayores conductas antisociales estaba asociado al número de hermanos y no de hermanas. Además, se vincula más a los hermanos mayores y a los del mismo sexo.

72
72

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL
S D E S E G U R I D A D FRENTE AL RIESGO SOCIAL

• La relación entre la delincuencia de los hermanos y la

violencia de los sujetos es más fuerte cuando la medida de la delincuencia de los hermanos es más próxima a la medida

de

la violencia del sujeto y más cercano a la adolescencia.

• tener hermanos mayores delincuentes constituía el

El

factor de riesgo de mayor peso del comportamiento antisocial posterior, aunque también, pero con menor peso, el tener amigos delincuentes.

b. Compañeros delincuentes

• Los individuos que cometen actos delictivos tienden

muchas

a tener

amigos

delincuentes

emprendiendo

actividades antisociales junto a ellos.

• Aquellos adolescentes con compañeros desfavorables

hacia las conductas delictivas tienen menos probabilidades

de cometer delitos violentos.

• Tener amigos antisociales se correlaciona positivamente con una mayor probabilidad de ejercer conductas antisociales por parte de los adolescentes, reflejando una falta de habilidades sociales. Sin embargo, las interacciones positivas con los amigos no se correlacionan con el comportamiento antisocial.

Las influencias de los coetáneos son más intensas durante la etapa adolescente.

• grupo de iguales va siendo cada vez más importante a

El

la

hora de desarrollar y establecer sus actitudes y normas

sociales. Esto es así, tanto en lo positivo (red de apoyo social) como en lo negativo, favoreciendo la delincuencia.

73
73
  CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS • El tener amigos con comportamientos desviados se asocia
 

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

El

tener amigos con comportamientos desviados se asocia

positivamente con ejercen crímenes violentos y contra la propiedad, abuso de alcohol y de cannabis, y dependencia

a

la nicotina entre los 14 y los 21 años.

El rechazo temprano de los compañeros influye en la precocidad de la aparición de conductas delictivas, mientras que la asociación con compañeros agresivos es más frecuente en los casos donde se da la aparición más tardía de la delincuencia.

El

relacionarse con pares antisociales tendrían grandes y

persistentes efectos sobre el comportamiento violento posterior.

Los delincuentes infantiles o de inicio temprano tienden a asociarse más con iguales delincuentes que aquellos que comienzan a desviarse en la adolescencia.

c. Las bandas

• Las bandas representan la reunión de individuos agresivos

y dominantes que tienen un papel de control de las

redes sociales en las que operan, agrupando a jóvenes desarraigados que escapan de casa. Algunas operan como negocios prósperos al amparo del tráfico de drogas y la participación intensa en él.

• Las bandas se diferencian de los grupos de adolescentes antisociales en que tienen una identidad y liderazgo claros. El pertenecer a una banda contribuye a la delincuencia más allá de la mera influencia de tener pares delincuentes.

74
74

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

B R I G A D A S D E S E G U R I

El

pertenecer a una banda está asociado con delitos más

serios y violentos en la juventud.

4.2.

Factores de riesgo para adolescentes en conflicto con la ley penal

de riesgo para adolescentes en conflicto con la ley penal La problemática de los adolescentes en

La problemática de los adolescentes en conflicto con la ley penal comprende un conjunto de factores vinculados al desarrollo biopsicosocial de su personalidad. Este proceso, que se inicia desde el nacimiento, condiciona

y posibilita su interacción en un contexto regulado por

normas, costumbres y pautas de comportamiento que son aprendidas, asimiladas y renovadas, y que aseguran

la convivencia social. En este sentido, la transgresión

o el riesgo de transgresión de las reglas que aseguran

la interacción pacífica hacen necesaria la intervención de instancias y/o medidas que permitan estabilizar la situación.

En el siguiente cuadro 25 , el primer nivel de la intervención estatal se produce en un proceso preventivo en el que participan diferentes instancias con la implementación de un conjunto de medidas que permitan estabilizar la situación de riesgo en los diversos ámbitos del desarrollo del adolescente (familia, pares, escuela, comunidad y sociedad/ambiente).

25 Plan nacional de prevención y tratamiento de adolescentes en conflicto con la Ley penal. Aprobado con D.S. N° 014 – 2014 – JUS. Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

75
75
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS   AMBIENTE   FACTOR DE RIESGO     FACTOR DE
CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS  

CURSO DE FORMACIÓN DE BRIGADISTAS

 

AMBIENTE

 

FACTOR DE RIESGO

   

FACTOR DE PROTECCIÓN

Individuo

Actitudes favorables hacia el uso de drogas

Religiosidad

 

Destrezas sociales

 

Experimentación

temprana

con

 

drogas

Creencia

morales

en

principios

Impulsividad y búsqueda de placer

 

Conducta antisocial temprana

 

Enajenación y rebeldía.

 

Familia

• Inadecuada supervisión familiar

Adaptación familiar

 

• Disciplina familiar laxa o errática

Oportunidades

para

la

• Historial

familiar

 

de

interacción social

 

comportamiento antisocial

Recompensas por participar en actividades sociales

• Actitudes favorables de los padres, madres y encargados hacia el uso de drogas

• Actitudes favorables de los padres,

 

madres

y

encargados

hacia

el

comportamiento antisocial

• Falta

de

enseñanza

de

valores

prosociales

 

Pares

• Comportamiento delictivo de los pares

Asociación

con

pares

involucrados

 

en

• Uso de drogas por los pares

 

actividades sociales positivas

• Recompensa de parte de los amigos(as) por comportamiento antisocial

 

• Actitudes favorables de los pares hacia un comportamiento antisocial

• Actitudes favorables de los pares hacia el uso de drogas

76
76

BRIGADAS DE

SEGURIDAD

FRENTE

AL RIESGO

SOCIAL

B R I G A D A S D E S E G U R I
 

Escuela

• Fracaso académico

 

• Oportunidades

para

• Bajo compromiso con la escuela

 

participar

en

acciones

sociales positivas

• Vandalismo escolar

 

• Recompensas

por

 

involucrarse

en

actividades